Muere Eric Hobsbawm

    Comparte

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por NSV Liit el Lun Oct 01, 2012 5:31 pm

    Hoy, 1 de octubre del 2012 ha fallecido el historiador marxista Eric Hobsbawm, uno de los grandes historiadores del siglo XX, también uno de los nuestros (lo que no quiere decir que haya que coincidir al 100% con sus análisis). D.E.P.

    Muere Eric Hobsbawm a los 95 años

    Era considerado uno de los historiadores y pensadores más influyentes. Marxista desde su juventud, sus libros son lectura obligada en la mayoría de universidades

    PÚBLICO Madrid 01/10/2012 12:41 Actualizado: 01/10/2012 13:51


    El historiador británico Eric Hobsbawm ha muerto a los 95 años, según el diario The Guardian, que cita a fuentes de la familia.

    Marxista de toda la vida y considerado uno de los pensadores más influyentes de Europa, su trabajo ha servido de inspiración a multitud de historiadores y políticos. Hobsbawm ha fallecido a primera hora de la mañana en el hospital Royal Free de Londres, donde estaba ingresado aquejado de una neumonía.

    Entre sus más de 20 libros, de obligada lectura en la mayoría de las universidades de todo el mundo, destacan Historia del siglo XX. 1914-1991 o Guerra y paz en el siglo XXI. El intelectual, que aplicó los principios del marxismo para explicar el mundo actual, publicó su último libro en 2011: Cómo cambiar el mundo.

    "Lo echarán de menos sus miles de lectores y estudiantes en todo el mundo"

    Hobsbawm entró en el Partido Comunista Británico en 1936, donde permaneció hasta su disolución en 1991. De hecho, se mantuvo firme aun durante la crisis de 1956, cuando se revelaron los crímenes de Stalin y se aplastó la revuelta húngara contra los soviéticos. Fue muy crítico con el Partido Laborista británico, al que acusó de no saber adaptarse a los nuevos tiempos, y, como apunta The Guardian, aunque se convirtió en una figura clave en la construcción del llamado Nuevo Laborismo también se mostró muy decepcionado con el Gobierno de Tony Blair.

    Nació en una familia judía en Alejandría, Egipto, en 1917. Creció entre Viena y Berlín hasta que en 1933, año en el que Hitler llegó al poder en Alemania, se trasladó a Londres. Estudió en la Escuela de Gramática de Marylebone y en Cambridge, en la Kings College. Se hizo profesor en el año 1947 en la Universidad de Birkbeck, de la que acabó siendo rector. Posteriormente en 1978 ingresó en la British Academy.

    Su familia ha publicado un comunicado en el que destaca que "lo echarán mucho de menos no solo su mujer de los últimos 50 años, Marlene, sus tres hijos, siete nietos y un bisnieto, sino también sus miles de lectores y estudiantes en todo el mundo".

    http://www.publico.es/culturas/443226/muere-eric-hobsbawm-a-los-95-anos


    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por NSV Liit el Lun Oct 01, 2012 5:35 pm


    Muere Eric Hobsbawm, pensador marxista clave del siglo XX
    El historiador británico fallece a los 95 años en Londres tras una larga enfermedad
    Fue autor de 'Historia del siglo XX. 1914-1991' y 'Guerra y paz en el siglo XXI'

    Prólogo de 'Cómo cambiar el mundo', por Eric Hobsbawn
    "En el XIX, Marx ya vaticinó la globalización", por JOSÉ ANDRÉS ROJO
    Consulta toda la información sobre el historiador
    Una mirada diferente


    El historiador marxista Eric Hobsbawm, quizás el intelectual británico más admirado y respetado en el mundo desde hace varias generaciones, ha fallecido en la madrugada del lunes en el Royal Free Hospital de Hampstead, apenas a unos cientos de metros de su casa, a los 95 años de edad. A pesar de que nunca renegó de su ideología comunista, su intelecto, su capacidad para analizar hasta el más mínimo detalle y al mismo tiempo su facilidad para sintetizar la historia le granjearon la admiración lo mismo desde la izquierda que desde la derecha política, especialmente en los últimos años de su vida.

    Autor de una veintena de libros, se especializó en la historia de los siglos XIX y XX. La tetralogía La era de… ha sido considerada su obra cumbre. Una serie que arrancó en 1962 con la publicación de La era de la Revolución: Europa 1789-1848 y que continuó en 1975 con La era del Capital: 1848-1875, en 1987 con La era del Imperio: 1875-1914 y cerró en 1994 con La era de los extremos: el corto siglo XX, 1914-1991.

    Aunque nacido en 1917 en Alejandría (Egipto), en el seno de una familia judía de origen polaco, su padre era británico de segunda generación pero él se crió en Europa central. “Cada historiador tiene su nido, desde el que observa el mundo”, escribió una vez. “El mío está construido, entre otros materiales, de una niñez en la Viena de los años 20, los años del ascenso de Hitler en Berlín, que definieron mis ideas políticas y mi interés por la historia, y de Inglaterra, y especialmente el Cambridge de los años 30, que confirmaron los dos primeros”.
    más información

    "En el XIX, Marx ya vaticinó la globalización", por JOSÉ ANDRÉS ROJO
    Consulta toda la información sobre el historiador

    El joven Eric vivía en Viena cuando su padre murió de forma repentina en 1929 de un infarto y su madre dos años después debido a la tuberculosis. Él y su hermana Nancy se mudaron a Berlín, donde vivía su tío Sidney. De allí, la familia se fue a Londres en 1933 cuando la empresa de Sidney le trasladó a Inglaterra.

    Empezaron entonces esos años de Cambridge, en los que Hobsbawm coincidió con historiadores como Christopher Hill, Rodney Hilton, John Saville y se afilió al Partido Comunista, una militancia en la que compaginó la fidelidad ­–nunca abandonó el partido: fue el partido el que le abandonó a él al disolverse en 1989– con el espíritu crítico, lo que le granjeó el respeto de quienes admiraban su trabajo pero discrepaban de su ideología.

    Al estallar la II Guerra Mundial se ofreció a trabajar para la inteligencia pero la oferta fue declinada precisamente por su militancia política. Acabó ayudando a la construcción de las defensas costeras en East Anglia. Una experiencia que permitió al sólido intelectual entrar en contacto real con la clase obrera. “Esa experiencia en tiempos de guerra me convirtió para siempre a la clase obrera británica. No eran muy inteligentes, excepto los escoceses y los galeses, pero eran muy, muy buena gente”, escribió años después.

    Quizás esa fidelidad frustró sus aspiraciones de entonces de acabar enseñando en Cambridge y acabó dando lecciones en el Birkbeck College de Londres.

    En los años 80 se convirtió en una especia de gurú del Partido Laborista y en especial del que fue su líder desde 1983, Neil Kinnock, que le describiría como “mi marxista favorito” en agradecimiento a la influencia que Hobsbawm acabó teniendo en la reforma del partido y su acercamiento a territorios que luego desembocarían en el Nuevo Laborismo de Tony Blair.

    En los últimos años ha seguido teniendo una gran influencia. Nunca ha dejado de trabajar (deja escrito un último libro que aparecerá el año que viene) y de participar en tertulias intelectuales y mediáticas.

    En una de las últimas entrevistas que concedió a EL PAÍS desglosó algunas de las claves a través de las que narró la historia del último siglo.

    - Weimar y Hitler. "Era inevitable politizarse en aquellos días. Vivía entonces en Alemania, y no podía ser socialdemócrata (eran muy moderados), ni nacionalista (era inglés y judío), ni me interesaba el sionismo".

    - El poder del marxismo. "Los marxistas creían que la clase obrera iba a crecer, cuando lo que ha pasado es que ha decrecido y que países como Estados Unidos o Inglaterra incluso se están desindustrializando".

    - Los fundamentalismos. "Afecta a todas las religiones. En el caso islámico, la revolución que triunfó en Irán tenía una fuerte voluntad de consolidar un Estado, centralizarlo y modernizarlo. Los fundamentalistas judíos son desde 1967 los más acérrimos defensores de Israel y reclaman sus ambiciones imperialistas. Y no hay que olvidar el giro fundamentalista de los católicos con los últimos papas y de las comunidades protestantes en Estados Unidos".

    - El terrorismo islamista. "Su poder militar es mínimo. El atentado en Nueva York no llegó a desestabilizar la ciudad salvo durante unas horas. Hay que subrayar que hay lugares (Afganistán, Pakistán, el Oriente Medio) donde los grupos terroristas juegan políticamente un papel importante, y no se los puede despreciar. Otra cosa es el terrorismo islamista en nuestros países. Responde a una reacción antiimperialista".

    http://cultura.elpais.com/cultura/2012/10/01/actualidad/1349086514_771066.html

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por NSV Liit el Lun Oct 01, 2012 5:37 pm

    Me permito citar al camarada Pedrocasca que menciona en una de sus intervenciones distintas obras de Hobsbawm que tenemos aquí en el foro (cuando tenga tiempo lo amplio y lo complemente con los enlaces):

    pedrocasca escribió:Con el Buscador del Foro se puede acceder a varios temas con textos de Eric Hobsbawm, por ejemplo:

    "Adiós a todo aquello" - texto de Eric Hobsbawm - publicado en la revista colombiana Historia Crítica - año 1992

    "Capitalismo y esclavitud" - libro de Eric Williams - año 1944

    “Formaciones económicas precapitalistas” - libro de Carlos Marx y Eric J. Hobsbawm - en castellano en 1971

    ERIC HOBSBAWM: HISTORIA DEL SIGLO XX 1914-1991

    ¿Adiós al movimiento obrero clásico? - texto de una conferencia pronunciada por Eric J. Hosbsbawn

    "El Manifiesto Comunista" - texto de Eric J. Hobsbawm - tomado de la web Memoria

    textos de Eric Hobsbawm sobre la Revolución industrial (seis escritos en formato doc) - descargables desde Internet (link actualizado)

    "Después del siglo XX: un mundo en transición" - texto de Eric Hobsbawn - publicado en Letras Libres en 2008

    "Dos libros de Eric Hobsbawm: Rebeldes primitivos (año 1983) y Bandidos (año 2001)" - se descargan desde internet

    "Marxismo e Historia Social" - libro de Eric J. Hobsbawm - editado en México en 1983 - Recopilación de textos del autor

    La Revolución Francesa - texto de E. J. Hobsbawm (del libro Las Revoluciones Burguesas) - se puede leer completo en el Foro

    Las Revoluciones - texto de Eric Hobsbawm - tomado de la web argentina WebHistoria - se puede leer completo en el Foro

    Eric Hobsbawm [ Ir a la página: 1, 2 ]

    Como Cambiar el Mundo de Eric J. Hobsbawm

    Eric Hobsbawm - Memorias de la guerra civil española



    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6891
    Reputación : 7310
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por Razion el Lun Oct 01, 2012 6:02 pm

    Hace poco había comenzado con Historia del Siglo XX. Muy interesante.
    Gracias por informar camarada NSV Liit.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    granados
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 721
    Reputación : 757
    Fecha de inscripción : 15/01/2012

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por granados el Lun Oct 01, 2012 8:49 pm

    Tampoco le he leído mucho, es decir integramente,pero Hobsbawn me gustaba más en sus artículos cortos que en sus manuales; a veces se metió en campos que no eran los suyos como la "Crisis del siglo XVII" lo que le valió una critica buenísima y devastadora de la historiadora soviética Lublinskaya-¡ qué buena era esta historiadora modernista rusa¡- en la que demostraba que el bueno de Hobsbawn,naufragaba totalmente,entre otras cosas,¡porque no había leído el análisis de la protoindustria en Engels y Marx que ya habían señalado las causas de la crisis de crecimiento capitalista en el siglo XVII.

    En realidad, yo veo a Hobsbamwn, sobre todo a partir del revisionismo de los 50 y los 60, como un "radical"de izquierdas más que cómo un marxista.Es cierto que Hobsbawn no cayó en el antisovietismo y antimarxismo delirante de otros compañeros como Edward Thompson.

    Es curioso que los marxistas británicos siendo historiadores reputados y por tanto expertos en el escrutinio critico de fuentes, se tragasen como tontainas liberales las mentiras del informe secreto de Kruschev.¿Acaso no se dieron cuenta que era un documento absolutamente espúreo ó que se hicieron los "tontos" porque les interesaba por motivos quizás no tan idealistas?.

    Leyendo el informe de Kruschev contra Stalin,hoy me parece incomprensible que tanta gente en el movimiento comunista se tragase semejante basura,sólo puede explicarse o como psicopatología anticomunista ó como simple traición al ideal, y aún es más dificil de entender en historiadores profesionales como lo eran Hobsbawn,Eduard thompson, Rudé, y todos los vinculados a la escuela("past and Present").
    salud.

    ArgentoRojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1102
    Reputación : 1149
    Fecha de inscripción : 14/05/2011

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por ArgentoRojo el Lun Oct 01, 2012 9:28 pm

    Para mi hacía tiempo que era un socialdemócrata que vendía ser un marxista, por no hablar de las posiciones ridículas en Historia del Siglo XX, un manual realmente muy pobre desde mi punto de vista.

    Muy hábil en su estrategia comercial, Don Eric siempre supo acomodarse a las circunstancias para vender más de uno de sus libritos.

    Otro "comunista" que, análogamente a Carrillo, va a ser llorado por más de un liberaloide.

    surfas
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4265
    Reputación : 4306
    Fecha de inscripción : 15/10/2011

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por surfas el Lun Oct 01, 2012 10:24 pm

    por no hablar de las posiciones ridículas en Historia del Siglo XX, un manual realmente muy pobre desde mi punto de vista.

    Cierto, aclaro que lei solo lo que me interesaba.

    Tendria algunos mejores escritos.

    Chapaev
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2802
    Reputación : 3382
    Fecha de inscripción : 28/04/2010

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por Chapaev el Lun Oct 01, 2012 10:33 pm

    No lo considero malo.

    Es el testimonio de alguien, cuanto menos sincero y con memoria. Eso si, su verguenza como la de Mikhalkov fue negar a Stalin por imperativo ¿imperial?

    Me quedo con que los judios eran rojos e internacionalistas. Eso hizo encajar el holocausto en la lucha de clases.

    Como se suele decir y seria su mejor epitafio: Así se escribe la historia.




    ArgentoRojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1102
    Reputación : 1149
    Fecha de inscripción : 14/05/2011

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por ArgentoRojo el Lun Oct 01, 2012 10:33 pm

    surfas escribió:
    por no hablar de las posiciones ridículas en Historia del Siglo XX, un manual realmente muy pobre desde mi punto de vista.

    Cierto, aclaro que lei solo lo que me interesaba.

    Tendria algunos mejores escritos.

    Me refería de todos modos a la pobreza "ideológica", su blandenguerías. Como libro, como "relato", es muy entretenido. Recuerdo que lo tragué en tres o cuatro días hace 10 o 12 años .

    Posigenisto
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 550
    Reputación : 874
    Fecha de inscripción : 28/12/2011
    Edad : 20
    Localización : México

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por Posigenisto el Mar Oct 02, 2012 3:22 am

    ¡No será olvidado!

    granados
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 721
    Reputación : 757
    Fecha de inscripción : 15/01/2012

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por granados el Mar Oct 02, 2012 8:34 pm

    Coincido con el comentario de Argento rojo, en que Eric era un socialdemócrata clásico.No he leido los periódicos españoles de derechas como ABC ó el MUNDO,pero si leí el PAIS, que le dedica 2 hojas y le califica como un historiador de "izquierdas"(lo cuál hoy en día no significa nada más que ser un perfecto integrado en el sistema).

    Lo peor de Hobsbawm , como lo de tantos historiadores de "izquierdas" es su ceguera y su visión deshonesta y deformada por no decir que falsa del periodo de Stalin, incluido tamabién la China de Mao.

    Chapaev
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2802
    Reputación : 3382
    Fecha de inscripción : 28/04/2010

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por Chapaev el Mar Oct 02, 2012 9:28 pm

    Tampoco debemos entregar sin pelea a buenos compañeros de viaje. No es nueva la táctica del burgues de apropiarse de lo que ya no puede denunciarle.

    este articulo no me parece malo:

    Murio Eric Hobsbawm, el más famoso historiador marxista
    01.10.2012 |

    Tenía 95 años. Venerado por sus colegas y leído en todas las universidades del mundo nunca renegó de su comunismo militante, que lo llevo incluso a justificar a Stalin.

    Mantuvo hasta el final su gran influencia en políticos y eruditos.


    Londres - Eric Hobsbawm, el más famoso historiador marxista, falleció en la madrugada del lunes en el Royal Free Hospital de Hampstead, apenas a unos cientos de metros de su casa. Tenía 95 años. A pesar de que nunca renegó de su ideología comunista, su intelecto, su capacidad para analizar hasta el más mínimo detalle y al mismo tiempo su facilidad para sintetizar la historia le granjearon la admiración lo mismo desde la izquierda que desde la derecha política, especialmente en los últimos años de su vida.

    Durante largo tiempo miembro leal del Partido Comunista, Eric Hobsbawm ha ejercido una enorme influencia durante los años sesenta y setenta, cuando sus ideas proveyeron el fundamento intelectual a la izquierda revolucionaria en Occidente. Pero aunque la potencia de fuego y la destreza analítica de sus muchos libros bellamente escritos ganaron elogios en todo el espectro político, no puede dejarse de reconocer el hecho de que persistió en la defensa del comunismo totalitario mucho después de que dejara de estar de moda o, de hecho, de ser defendible.


    Mientras muchos de sus camaradas abandonaron, por ejemplo, el Partido Comunista en protesta después de la invasión soviética de Hungría en 1956, Hobsbawm no lo hizo. Explicó que "no quería perder esa tierra estrecha y alta", y que no quería traicionar la memoria de "la gente enormemente buena que había dedicado sus vidas a la liberación de la humanidad". Fue sólo poco antes de que el propio PC británico se disolviera en 1991 que rompió su carnet de afiliación.
    Hobsbawm fue uno de los pocos académicos marxistas que todavía hoy argumentaban que el sistema soviético tenía "a veces sorprendentes logros en su haber". Más sorprendentemente, Hobsbawm dio a Stalin el mérito del milagro económico de posguerra en Occidente. El comunismo soviético, según él, "había proporcionado a su antagonista el incentivo -el temor- para reformarse".

    Mediante la popularización de la planificación económica, dijo que inspiró algunos de los procedimientos para la reforma de Occidente, y en una entrevista en televisión, Hobsbawm llegó a preguntarse si, por ese logro, "la pérdida de quince o veinte millones de personas no podría haberse justificado", recordaba hoy The Daily Telegraph.
    Incluso en el siglo XXI, Hobsbawm fue incapaz plenamente de darle la espalda a la ideología que había dado forma a su vida: "El sueño de la Revolución de Octubre todavía existe en algún lugar dentro de mí", escribió en sus memorias.


    Como profesional, combinó el empirismo meticuloso de la tradición histórica inglesa con una total convicción de la validez histórica del materialismo dialéctico de Karl Marx. Cualesquiera que sean sus faltas, sin embargo, no puede dejar de reconocerse la poderosa fuerza de su gran trilogía sobre lo que él llamaba el "largo siglo XIX": La era de la revolución 1789-1848 (1962); La era del capital 1848-1875 (1975); y La era del Imperio 1875-1914 (1987). La secuencia se completó con La era de los extremos 1914-1991 (1994). Los cuatro volúmenes se vendieron muy bien en todas partes, incluso en la Argentina.
    Muchos especialistas consideran la tetralogía el mejor punto de partida para cualquier persona que desee estudiar la historia moderna. Otro tema recurrente en su obra fue el de los bandidos sociales.

    UN CONTINUO
    Hobsbawm vio la historia moderna como un continuo de las luchas obreras contra el capitalismo. Desde la aparición del mercantilismo británico en el siglo XVIII hasta la caída del Imperio Soviético, interpretó los grandes acontecimientos no como episodios únicos y fascinantes por derecho propio (un enfoque que ridiculizó como "de anticuarios y archivistas"), sino como manifestaciones del desarrollo ininterrumpido del capitalismo y de la oposición que ha generado.

    En 1952, como parte de un grupo marxista, Hobsbawm ayudó a fundar Past and Present, una difundida revista histórica que introdujo en Gran Bretaña la noción de "historia popular", una idea que logro imponerse en la historiografía oficial desafiando las nociones "de arriba abajo" de los acontecimientos históricos, es decir, impulsados por las acciones de los "grandes hombres". El impacto en el pensamiento moderno puede medirse por el hecho de que más miembros de su consejo editorial obtuvieron la membresía de la Academia Británica que los de de cualquier otra revista histórica.

    Ciertamente, Hobsbawm fue venerado por sus colegas historiadores por el alcance y la profundidad de su conocimiento, que se extendió mucho más allá de su especialización y cubrió no sólo la historia británica, sino casi todas las del mundo, excepto Africa. Como marxista, sentía una profunda desconfianza sobre el peronismo.

    LA VIDA

    Eric Hobsbawm nació en Alexandria (Egipto) en 1917 -en vísperas de la Revolución Rusa-, de padres judíos, Leopold Percy Obstbaum, comerciante británico, y Nelly Grün, escritora austríaca.
    Eric -cuyo apellido se vio modificado por un error en la partida de nacimiento, creció en Viena (Austria) y Berlín (Alemania), antes de trasladarse a Londres en 1933, el año en que Hitler llegó al poder en Alemania.
    El joven y su hermana Nancy, que habían sido criados en inglés por sus padres, se quedaron huérfanos en la adolescencia y fueron adoptados por sus tíos, con quienes vinieron al Reino Unido.
    A los 14 años se afilió al Partido Comunista en Berlín, afiliación que trasladó a Gran Bretaña. Tras estudiar en la universidad inglesa de Cambridge, en 1947 se convirtió en profesor en la universidad londinense de Birkbeck, con la que colaboró durante años hasta llegar a ser su rector. A lo largo de su carrera, Hobsbawm generó polémica por sus ideas políticas, que a su juicio le impidieron también progresar más rápidamente en el mundo académico.
    Casado dos veces, con Muriel Seaman y Marlene -hoy su viuda-, y padre de tres hijos, Julia, Andy y Joseph, Hobsbawm era, además de admirador de Marx, un apasionado del jazz. Durante años fue el crítico de jazz de la revista progresista New Statesman, bajo el pseudónimo de Francis Newton -en honor al trompetista comunista de Billie Holiday-, y escribió un libro sobre esa música.
    El Gobierno laborista de Tony Blair medió en 1998 para que se le concediera la condecoración real de Compañero de honor por su labor en las humanidades, y también era miembro desde 1978 de la Academia Británica de ciencias sociales.
    Con una figura delgada y desgarbada con gafas, con el pelo gris abundante y una voz convincente (una vez la describió como "acento de Bloomsbury con un borde de Mitteleuropa"), Hobsbawm fue un personaje animado y agradable en los círculos de izquierda. Su casa en Hampstead fue un lugar de encuentro de intelectuales de izquierda de todo el mundo.
    Siguió trabajando hasta bien entrados los años noventa. Las obras recientes incluyen Globalización, Democracia y Terrorismo (2007), El Imperio: América, la guerra y la supremacía mundial, y Cómo Cambiar el Mundo: Historias de Marx y el marxismo (2011). Aquí profetiza, sin explicarlo cabalmente, que "Marx es y será, otra vez y más que nunca, un pensador del siglo XXI".
    Eric Hobsbawm, aquejado desde hace años de leucemia, falleció a primera hora del lunes, donde estaba siendo tratado de una neumonía, según informó su familia.

    http://www.laprensa.com.ar/396973-A-los-95-anos-murio-el-historiador-Eric-Hobsbawm.note.aspx





    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6891
    Reputación : 7310
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por Razion el Miér Oct 03, 2012 4:47 am

    Publico un artículo que tiene ya un tiempo. Debo reconocer que desconocía la obra de Hobsbawm (salvo los libros conocidos, y en particular lo poco que leí de Historia del SXX) y las críticas de izquierda hacia el mismo. El quiebre o decepción ideológica producto de la caída de la URSS es un problema serio, sobre todo en aquellos "que las vivieron todas". Lamentablemente la desilusión es propia de los resabios burgueses que incluso existieron en muchos revolucionarios (o pensadores revolucionarios) que tras la victoria del imperialismo cayeron en el pesimismo.

    Místicos, conversos y renegados
    Por Eduardo Sartelli

    artículo publicado en revista Contraeditorial del 07 de diciembre de 2009

    Ahora resulta que lo que era un enfrentamiento mortal entre dos sistemas sociales distintos es un “conflicto religioso”, es decir, inexplicable en términos humanos.

    Eric Hobsbawm formó parte de una pléyade de grandes historiadores marxistas que alcanzó su mayor brillo durante los años ’50-’70: Edward Thompson, Christopher Hill, Rodney Hilton, George Rudé, en Inglaterra; Eugene Genovese, en Estados Unidos; Pierre Vilar, Albert Soboul, en Francia. La lista podría extenderse e incluir a otros menos “académicos”, como Pierre Brouè o Isaac Deutscher, o menos conocidos, como Ste. Croix, o clásicos del análisis cultural, como Raymond Williams. Podríamos también sumar a “politólogos” como Ralph Milliband o antropólogos, como Maurice Godelier. En todos los casos nos encontraremos con intelectuales notables cuya vinculación con el proceso revolucionario y con la clase obrera, directa o indirectamente, fue indiscutible.

    Junto con los miembros del llamado Grupo de historiadores del Partido Comunista Británico (Thompson, Hill, Hilton), Hobsbawm protagonizó una verdadera revolución en la historiografía, marxista y no marxista, que marcó el futuro de la disciplina. Las bases de la renovación se encontraban en un rescate del concepto de clase social, en particular de la clase obrera, de la lucha de clases como motor de la historia y de la revolución como proceso histórico fundamental. Significó un verdadero reto a la historiografía burguesa que logró instalarse como un canon consagrado, un notable triunfo intelectual y político. Es una pena tener que hablar en tiempo pasado.

    La trayectoria política de Hobsbawm en general siguió un camino distinto al del resto de sus compañeros: se mantuvo fiel al Partido Comunista en los años más duros del estalinismo, incluso cuando se producían sangrías importantes. Cuando ya era muy obvia la bancarrota del socialismo real, se acercó al laborismo y comenzó a desarmar un marxismo, el suyo, hasta entonces considerado el más “ortodoxo” de la renovación de posguerra. Este proceso de derechización creciente, que acompañó al nacimiento del posestructuralismo y el posmodernismo aunque no llegó tan lejos, testimoniado sobre todo en su libro sobre el “corto” siglo XX, lo ha llevado a negar todo aquello que supo defender con tanta inteligencia. Curiosamente, o no tanto, Hobsbawm entró, en ese mismo momento, en el cielo de la consideración burguesa como el marxista “bueno”, “razonable”, adecuado a los nuevos tiempos. Fue así que el peor de sus libros se transformó en best-seller y sus ideas se rebajaron a lo peor de la vulgata anticomunista. Su conferencia en el World Political Forum es un ejemplo de la pobreza intelectual en la que concluyó esta transformación política.


    Un mundo incomprensible

    Ahora resulta que lo que era un enfrentamiento mortal entre dos sistema sociales distintos es un “conflicto religioso”, es decir, inexplicable en términos humanos. Difícil encontrar una abdicación mayor por parte de un científico. Es más: ya no hay economías “capitalistas”, “socialistas”, o “feudales”, es decir, caracterizadas por las relaciones sociales que las organizan, sino “modernas” y, hemos de entender, “atrasadas”. W.W. Rostow, el ideólogo del imperialismo americano autor de un célebre manifiesto anticomunista, campeón de todo aquello que el joven Hobsbawm combatió, no lo hubiera dicho mejor. Peor aún: toda economía debe necesariamente “combinar” lo “público” y lo “privado”, lo que no puede menos que considerarse como una defensa de la eternidad de la propiedad privada, o lo que es lo mismo, del capitalismo. El autor que defendió a las relaciones sociales frente a las ideologías como clave de todo análisis científico, dice que lo que ahora “quebró” no es el capital mismo, sino el “fundamentalismo del mercado”.

    Es sorprendente que el autor de El Capitán Swing, Rebeldes primitivos, Industria e Imperio y tantos otros excelentes libros, venga ahora a coincidir con una descripción de la realidad propia del funcionalismo más mediocre y tan reñido con la evidencia empírica más elemental. Por sólo tomar un ejemplo: si lo que “quebró” es el “fundamentalismo de mercado”, ¿por qué están en crisis no sólo EE.UU. sino también Suecia, Francia, Japón, Corea, y un conjunto enorme de países cuyas políticas económicas no pueden caracterizarse como tales? Si lo que “quebró” es el “fundamentalismo de mercado”, ¿cómo conciliar esa idea con el hecho real de que la crisis actual comenzó en los ’70, en pleno dominio del keynesianismo? A esta altura del partido, seguir sosteniendo que la política de Reagan, Bush o Clinton significó una “retirada” del Estado a favor del “mercado” es, por decirlo suavemente, una ingenuidad. Las cifras del déficit estatal y de los gastos militares están allí para testimoniar lo contrario. Es más: la crisis llegó a pesar de un intervencionismo furioso que no ha hecho otra cosa que potenciarla mientras la patea para adelante. Lo que hubiera tenido una explicación sencilla para el “viejo” Hobsbawm se vuelve un misterio incomprensible para el “nuevo”.

    La falsificación de la historia

    No hay nada peor, para un historiador, que lo acusen de falsear la historia. Uno puede estar equivocado, no saber, pero mentir, nunca. ¿Se puede decir eso de Hobsbawm? Juzgue el lector. Según el historiador británico, los “sistemas socialistas” estaban aislados y cuando fueron expuestos a la competencia, sucumbieron. Sin embargo, tales países jamás estuvieron en nada parecido a una situación de “aislamiento”. Precisamente por eso, por estar sometidos a la ley del valor imperante en el mercado mundial, las economías del “socialismo real” reprodujeron las peores consecuencias del capitalismo. Hacia fines de los ’70, países como Polonia estaban tan endeudados como la Argentina y sus economías tan integradas al mundo como cualquier otro.

    Precisamente, porque se trataba de sistemas sociales distintos, tarde o temprano la contradicción debía resolverse: o el mundo cambiaba o cambiaba el “socialismo real”. Es el dilema en el que estaba metido el estalinismo, es decir, la doctrina del “socialismo en un solo país”, al que Hobsbawm adhirió durante buena parte de su vida. Como Trotsky lo señaló con gran precisión, tal contradicción sólo podía resolverse positivamente con la revolución mundial. Hobsbawm podría hoy haber dado un paso adelante y reconocer una verdad tan simple dicha hace ochenta años. Prefiere distorsionar el proceso histórico real y retroceder a una descripción de la historia propia de los intelectuales de la derecha norteamericana.

    Para hacer la cosa más triste, allí vemos al que supo hablar de clases sociales, contar la historia como un simple acaecer nacional: los “chinos” (no la burocracia china devenida en burguesía china), los “rusos” (no la burguesía rusa escondida detrás de la burocracia rusa), los “vietnamitas” (y no la burocracia vietnamita) no “vieron” mejor salida que el capitalismo “globalizado”. Primero, como si pudiera existir un capitalismo no “globalizado”. Parece mentira tener que explicarle esto a uno de los más lúcidos participantes de la polémica sobre la transición del feudalismo al capitalismo. Segundo, como si no hubiera habido “preavisos”. Es obvio que quien en su momento se mantuvo fiel a la burocracia soviética que invadió Hungría y Checoslovaquia, tal vez sienta ahora necesidad de ignorar semejantes “preavisos”.

    ¿Miente Hobsbawm o simplemente cambió de ideas? Uno se sentiría inclinado a pensar lo primero, habida cuenta de que resulta increíble que quien dijo todo lo contrario antes diga estas cosas ahora. Pero muy probablemente se trate de algo distinto. Mejor para el historiador que educó bien a generaciones de historiadores, porque rescata su honestidad, pero peor para el intelectual que supo construir una imagen científica del mundo: su caso es igual al de tantos otros que saltaron la valla y se cambiaron de bando, los Laclau, por dar un solo ejemplo. Se trata de la confirmación de que el abandono de ciertas posiciones políticas lleva al abandono de la ciencia y a la recaída en la mediocridad intelectual. Como sea, la brecha sólo puede cubrirse con una historia falsa.

    Un intelectual para Carrió

    “La diferencia crucial entre los sistemas económicos no reside en su estructura”, afirma Hobsbawm transformado en predicador de barrio. Y nos aclara: “Sino más bien en sus prioridades sociales y morales”. Fantástico. Como la defensora de la gran burguesía agraria, Hobsbawm cree ahora que entre la estructura de la sociedad y las “prioridades” sociales (y “morales”, vaya tontería) no hay ninguna relación directa. No hace falta aclarar que en esta frase se expresa un brutal retroceso al liberalismo más simplón, sorprendente en uno de los otrora más acérrimos defensores de la primacía de la “base” sobre las “superestructuras”. Ya no se trata de revolución alguna, de transformaciones sociales sustantivas. Habrá que confiar en el misticismo de Sor Elisa...

    Y parece que es así nomás, porque el problema es que el capitalismo salvaje occidental subordinó, junto con los regímenes poscomunistas, toda la economía al crecimiento del PBI, sin preocuparse por las consecuencias sociales. Dicho de otra manera, el mundo vivió presa de una desbordada pasión productiva y no de los intereses de una clase social concreta, la burguesía. Es decir que el desastre social en el que el planeta está metido no es la consecuencia lógica del funcionamiento normal del sistema sino una simple desviación moral. La que se opuso, en nombre de un individualismo reaccionario y antisocial, a la extracción de sangre compulsiva, la profeta de las pampas, no hubiera podido encontrar una compañía mejor.

    El “caso” Hobsbawm es simplemente uno más de la conversión generalizada que se inició en los años ’80, de intelectuales marxistas que se transformaron en los ideólogos consentidos del capitalismo, aportando el prestigio de su pasado combativo. Algunos llegaron hasta el absurdo posmoderno. De tan ridículos resultan inofensivos. Otros, como el que aquí nos ocupa, no llegaron a tanto y resultan, por eso mismo, más peligrosos en tanto su discurso parece más realista. Apenas se rasca la costra, sin embargo, se revela el mismo irracionalismo oscurantista que es la base general de la mediocridad intelectual con la que se pretende justificar lo injustificable.


    *Es licenciado en Historia de la Universidad de Buenos Aires, donde investiga y dicta clases, igual que en la Universidad de La Plata. Ha publicado numerosos artículos en revistas de su especialidad y de divulgación. Es director del Centro de Estudios e Investigaciones en Ciencias Sociales (CEICS) e integrante del comité editorial de Razón y Revolución y El Aromo. Su libro La cajita feliz. Un viaje a través del capitalismo anticipó la actual crisis financiera de EE.UU.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    surfas
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4265
    Reputación : 4306
    Fecha de inscripción : 15/10/2011

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por surfas el Miér Oct 03, 2012 5:11 am

    Bueno, es criticable Hobsbawm, pero las pavadas que dice Sartelli en esa nota son para el campeonato mundial. Como siempre mezclando todo para desembocar en el mesias que hace 80 años no le dimos bola pero tenia tanta razon el buen hombre.....

    ArgentoRojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1102
    Reputación : 1149
    Fecha de inscripción : 14/05/2011

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por ArgentoRojo el Miér Oct 03, 2012 6:01 am

    surfas escribió:Bueno, es criticable Hobsbawm, pero las pavadas que dice Sartelli en esa nota son para el campeonato mundial. Como siempre mezclando todo para desembocar en el mesias que hace 80 años no le dimos bola pero tenia tanta razon el buen hombre.....

    Sartelli a veces tiene una soberbia muy grande... o por lo menos suena así. Además tampoco E.H cayó en "la vulgata anticomunista", paremos la mano. Sí viró hacia el centroizquierda.

    granados
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 721
    Reputación : 757
    Fecha de inscripción : 15/01/2012

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por granados el Miér Oct 03, 2012 8:30 pm

    típico análisis trotskista de Sartelli asi como de algunos "marxólogos":vale de acuerdo los paises del "socialismo real" estaban supeditados a la ley del valor,pero que proyectos prácticos han puesto en marcha los trotskistas y marxólogos para superar ese "incoveniente" aparte de criticar las supuestas traiciones de Stalin.

    julss
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1448
    Reputación : 1742
    Fecha de inscripción : 29/12/2009
    Edad : 23
    Localización : ningun lugar de ninguna parte

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por julss el Sáb Oct 06, 2012 3:45 pm

    la historia ha perdido un amigo, ciertamente.

    Platon
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2355
    Reputación : 3479
    Fecha de inscripción : 06/02/2012

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por Platon el Dom Oct 07, 2012 12:05 am

    Tres formas de ser marxista

    POR horacio tarcus

    La relación de Hobsbawm con el marxismo puede ser pensada en tres planos interconectados. En primer lugar, como él mismo relató en Años interesantes , está su encuentro con la obra de Marx, comenzando por el Manifiesto Comunista , que leyó en el Berlín de su adolescencia, antes del ascenso de Hitler; y continuando, luego de su instalación en Londres en 1933, con la lectura del corpus marxista por parte del joven afiliado comunista que ambicionaba ser historiador. A partir de entonces, su encuentro con Marx iba a ser para toda la vida. Aunque implicó relecturas permanentes.

    En segundo lugar, está el marxismo presente en la obra historiográfica de Hobsbawm: la saga histórica que comienza con Las revoluciones burguesas y culmina en La era de los extremos . Se trata de una lectura sistemática de dos siglos de historia contemporánea desde el prisma de la concepción materialista de la historia. Para Hobsbawm la vitalidad del marxismo residía en su capacidad para seguir informando de modo productivo la labor historiográfica. Tanto es así que desconfió de las recusaciones que desde 1979 se cernían sobre Marx. Se preguntaba si la nueva derecha historiográfica, que llamaba a abandonar conceptos tales como clase social, lucha de clases, modo de producción, revolución social, imperialismo, etc. disponía de sólidos relatos alternativos sobre la larga duración del capitalismo. Si esos conceptos podían resultar insuficientes, constituían una suerte de patrimonio intelectual irrenunciable para comprender la historia presente. Y acaso transformarla… Y aquí conectamos con un tercer plano, menos conocido pero de singular gravitación: su obra específica sobre Marx. Sobre todo la monumental obra colectiva que concibió, planificó y en buena medida escribió: la Historia del marxismo en ocho volúmenes. Propone allí una lectura del marxismo no como una teoría universal y acabada que se expande triunfal por el mundo en busca de realización práctica, sino una muy distinta. El corpus marxiano, abierto, inconcluso, cargado de tensiones habría sido leído en diversos rincones del globo, por los más variados sujetos y cada una de estas posiciones implicaba lecturas que “cerraban” la teoría en un sistema, en una doctrina, conforme sus propias necesidades. No se trataba pues de identificar un marxismo “original” traicionado, sino de pensar los distintos marxismos del siglo XX como adaptaciones históricas del legado. Aunque el propio Marx, de haber renacido en el siglo XX, jamás se hubiera reconocido en ellas.

    Si Hobsbawm había informado su relato histórico con arreglo a la teoría de Marx, simultáneamente puso su agudo escalpelo al servicio de des-sustancializar la teoría marxista, de historizarla. De aquí que en su último libro, Cómo cambiar el mundo , vislumbre la posibilidad, tras el reflujo propio del fin de siglo, de un nuevo careo con Marx, de una nueva lectura crítica y productiva en el presente, alimentada por el fin del “socialismo real” y por el estallido de la nueva crisis mundial del capitalismo.

    Fuente; Ñ

    extremanecesidad
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 293
    Reputación : 432
    Fecha de inscripción : 07/04/2013

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por extremanecesidad el Lun Jul 01, 2013 11:09 am

    Para mí es un autor marxista que con la edad pecó de revisionismo, en el libro Guerra y Paz, hace un excelente análisis de la situación global de una manera objetiva, pero me tocó la vena cuando se refirió al bloque comunista "estados totalitarios del este".

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6891
    Reputación : 7310
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por Razion el Miér Jul 03, 2013 5:48 pm

    Muevo el hilo a Historia Universal.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    camilocienfuegos
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 38
    Reputación : 40
    Fecha de inscripción : 28/11/2010
    Edad : 29
    Localización : Bolivia

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por camilocienfuegos el Vie Ene 03, 2014 9:37 pm

    un buen historiador del siglo XX no se olviden que fue uno de los fundadores de la Historia Social, la cual reivindico el papel del proletariado en la historia de Europa, especialmente en Inglaterra, les recomiendo que lean El surgimiento de la clase obrera en Inglaterra de E. P. Thompson tambien fundador de la historia social, sin duda algunas posiciones de Hobsbawm son reprochables, como también muchas de las de Stalin por no decir todas, o por algo Lenin no confiaba en él para dejar la responsabilidad del partido, no se olviden que Stalin aprovecho la situacion de salud de Lenin para quedarse con el poder, también les recomiendo que lean las tesis sobre el concepto de historia de Walter Benjamin, que sin ser totalmente marxista critico a Stalin su falta de internacionalismo con la firma del tratado germano-soviético, de no agresión, no por nada a Stalin muchos lo consideramos un error para la REVOLUCIÓN COMUNISTA INTERNACIONAL, del cual no nos hemos podido levantar.

    Chapaev
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2802
    Reputación : 3382
    Fecha de inscripción : 28/04/2010

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por Chapaev el Sáb Ene 04, 2014 2:10 pm

    camilocienfuegos escribió:, como también muchas de las de Stalin por no decir todas, o por algo Lenin no confiaba en él para dejar la responsabilidad del partido, no se olviden que Stalin aprovecho la situacion de salud de Lenin para quedarse con el poder, también les recomiendo que lean las tesis sobre el concepto de historia de Walter Benjamin, que sin ser totalmente marxista critico a Stalin su falta de internacionalismo con la firma del tratado germano-soviético, de no agresión, no por nada a Stalin muchos lo consideramos un error para la REVOLUCIÓN COMUNISTA INTERNACIONAL, del cual no nos hemos podido levantar.


    Un tema controvertido compañero.

    Deberias tratarlo en otro hilo.

    Mira primero con el buscador si hubiera ya algo sobre el tema.


    Contenido patrocinado

    Re: Muere Eric Hobsbawm

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:27 am


      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 5:27 am