[PCPE - LA RIOJA] RESPUESTA A UN ARTÍCULO PERIODÍSTICO QUE VINCULABA EL COMUNISMO AL NAZISMO

Comparte
avatar
Joven Guardia
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 767
Reputación : 1248
Fecha de inscripción : 05/04/2010

[PCPE - LA RIOJA] RESPUESTA A UN ARTÍCULO PERIODÍSTICO QUE VINCULABA EL COMUNISMO AL NAZISMO

Mensaje por Joven Guardia el Jue Sep 27, 2012 7:28 pm

PCPE en La Rioja, a través de una carta publicada en diario La Rioja, responde a un periodista que vinculó en una columna de opinión el comunismo a las prácticas e ideología nazi.

El PCPE en La Rioja no va a permitir que la ola de revisionismo histórico que nos invade y que tiende a hacer creer que nazismo y comunismo constituyen ideologías análogas, pase impunemente.

A través de una carta publicada hoy en la prensa regional, una camarada del PCPE en La Rioja da cumplida respuesta a quienes tratan de criminalizar, como paso a la abierta ilegalización, a las organizaciones comunistas.

A continuación, publicamos el contenido íntegro de la carta remitida a diario La Rioja, algo diferente a lo publicado hoy miércoles, y que puede verse en la imagen que adjuntamos.



NAZISMO Y CAPITALISMO: LA MISMA CARA, LA MISMA MONEDA

Resulta repugnante la ola de revisionismo histórico que, sin la más mínima rigurosidad histórica, también ha llegado a estos lares y que equipara burdamente dos ideologías y praxis tan antagónicas como el nazismo y el comunismo.

Repugnante, pero lógico. Y es que cuando el momentáneo éxito del capitalismo se nos presenta en forma de crisis sistémica, en la cual sectores cada vez más amplios de nuestro pueblo son arrojados al basurero del desempleo perpetuo, el desahucio o directamente el hambre, los soldados ideológicos del capital deben pisar el acelerador y seguir vertiendo porquería sobre aquellos que históricamente han demostrado ser los únicos capaces de torcer el brazo y la voluntad de quienes siguen tratando de perpetuar un régimen cuya razón de existencia es el mantener los privilegios de una minoría de holgazanes que a diario se apropian de los frutos que una mayoría laboriosa produce con su trabajo. Toca, en definitiva, llamar a rebato antes de que las protestas se desborden y puedan poner en peligro las estructuras del régimen.

La condena al régimen nazi por parte estos prebostes es sencillamente hipócrita, y se circunscribe exclusivamente al ámbito de su superestructura (racismo, agresividad…) pero no a su base económica (“es la economía, idiota”, que diría el ex presidente norteamericano Clinton). Y no pueden hacerlo, porque sería negarse a sí mismos, pues condenar al nazismo en lo económico supone condenar los principales fundamentos de la economía capitalista. Veámoslo, no recuperando ningún manual de economía política marxista, sino algo tan aséptico como la enciclopedia Salvat. Esto apunta de las medidas económicas aplicadas por el nazismo:

“Protección y fomento del dominio del gran capital” (¿nos suena?), “en el interior de la empresa los derechos de los capitalistas no fueron alterados, mientras que los de los trabajadores fueron mermados” (¿nos suena?), “absoluta libertad de despido” (¿nos suena?), “la intervención del gobierno a favor de los intereses del gran capital reforzada por la reprivatización de empresas que habían pasado a control estatal, una vez que volvían a ser rentables” (¿nos suena?).

Alemania en los años -20, la España del Frente Popular, o el Chile de Allende constituyen ejemplos de cómo el gran capital impone un mecanismo político (el nazismo en sus distintas variantes) que someta al pueblo por la fuerza, cuando otros mecanismos de domesticación más sutiles ya no son eficaces.

Como comunista agradezco que haya quien hable abiertamente de ilegalizar nuestras organizaciones. No obstante, a la que yo pertenezco, el PCPE, no se dedica a haber extraños cambalaches o subastas de poltronas a cambio de gestionar las miserias del capital aquí (Andalucía) o allí (Asturias). Con la misma sinceridad hay que contestarles que no resultará extraño que, llegado el momento, se aplique con reciprocidad a quienes, esta vez sí, se encuentran tan cerca de los “formidables y abominables” nazis que, a la vista ha quedado, sólo de palabra dicen condenar. Como ya hicimos.


Judit Esparza Celorrio


    Fecha y hora actual: Dom Nov 19, 2017 2:18 am