Nace Gen Obrero organo de expresion en Internet del Partido Comunista Obrero Español en Cordoba .

Comparte
avatar
Celula Lister .
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 89
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 07/08/2011
Edad : 37
Localización : Cordoba

Nace Gen Obrero organo de expresion en Internet del Partido Comunista Obrero Español en Cordoba .

Mensaje por Celula Lister . el Vie Sep 14, 2012 10:47 am

LAS COSAS HAN DE CAMBIAR

Cuáles son las posibilidades reales con las que contamos los trabajadores y trabajadoras para revertir la actual situación de recesión económica y por ende de depresión que evisceran nuestra calidad de vida y energía. En quién podemos confiar. A quién podemos erigir como el paladín de la causa obrera. Cuáles serán las bases de la salida de la crisis. Quién encierra la fórmula de alquimia económica efervescente, que nos haga pasar el mal trago de la nueva situación de pobreza que en algunos casos ya empieza a ser extrema…………
La mayoría de bálsamos de fierabrás que continuamente se ofrecen por los partidos parlamentarios del Estado represor español, por los sindicatos adscritos a la Confederación sindical Mundial a la que forman parte CCOO y UGT, de los medios de comunicación etc., surgen de la partenogénesis intelectual burguesa, fecundada por una mórbida carencia de base científica, carencia necesaria para mantener la enfermedad del capitalismo en nuestras vidas y que se perpetra por la falta de formación, de información y concienciación, ya sea provocada o auto provocada, en las masas laboriosas.
Así, la metafísica burguesa nos enseña que sólo la empresa privada es capaz de dar un servicio optimo y optimizado, aprovechando al máximo el capital fijo y variable, dar rendimientos y galvanizar el estado del bienestar; los datos científicos, en cambio, nos muestran otra realidad y es que desde que se privatizaron servicios como la electricidad o la telefonía, los resultados han sido continuos despidos (un 20% de la plantilla de telefónica a pesar de los continuos beneficios), un encarecimiento sistemático de la factura mensual (una subida de la luz en un 60% en los últimos 5 años) y un estancamiento de los servicios prestados (beneficiándose de la situación de monopolio en tales sectores).
La metafísica burguesa nos enseña que hay un exceso de servicios públicos, un derroche inaceptable de la función pública que se erige como la culpable de la deuda del estado español; los datos científicos establecen en cambio que: 1. Somos uno de los países de Europa con menos funcionarios (el porcentaje de funcionarios en España por habitante es del 9% según el departamento de estadística de la Organización Internacional de Trabajadores, de los más bajos de Europa); y menor inversión en servicios públicos (el porcentaje de gasto de España en servicios antes de la crisis era un paupérrimo 22.7% del PIB). 2. Que la deuda era privada y que han sido las ayudas al sector financiero y empresarial la que la ha tornado en pública(continuas restructuraciones financieras protagonizados por el FROB y rescates que vienen de los impuestos de los trabajadores).
La metafísica burguesa nos quiere convencer de que los trabajadores y trabajadoras hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, que hemos derrochado y nos hemos metido en cosas que no podíamos afrontar; la realidad científica nos dice que la búsqueda continua de una mayor oferta de consumo descontrolado, conducente a la superproducción y al colapso cíclico del sistema, y la rémora de unos salarios bajos(el boom inmobiliario no se tradujo en una revalorización de los salarios que sólo han crecido un 5% de media desde 2001), son las bases de la leonina política de crédito ala que nos hemos visto abocados para aferrarnos al estado del bienestar, permitiendo la especulación financiera.
La metafísica burguesa entona el “mea culpa” compartido y afirma que todos nos tenemos que apretar el cinturón; los tozudos datos científicos nos ilustran y nos demuestran que con la crisis aumentan las desigualdades económicas, es decir la distancia entre ricos y pobres (el coeficiente de GINI que indica el nivel de desigualdad de un país, establece que el coeficiente de España es de 35, casi 10 puntos por encima de la media europea). Los ricos son más ricos y los pobres más pobres y todos nos tenemos que apretar el cinturón por igual, como demuestra la subida del IVA, un impuesto regresivo que no entiende de ricos y pobres, ¡¡¡sapristi!!!
La metafísica burguesa nos muestra la globalización como un mar insondable de oportunidades, una suerte de pangea comercial y bursátil que aumenta las posibilidades de inversión y los índices de producción; los datos científicos nos rebelan que lo que provoca es la exportación de capitales, fruto del esfuerzo de los trabajadores, a países del tercer mundo para beneficiarse de una situación fiscal favorable, una mano de obra barata y unas materias primas a precios accesibles, aumentando así sus beneficios, su cuota de poder monopolística en el concierto internacional y depauperando a los trabajadores de uno y otro país (a unos llevándolos al paro y a otros sacándoles una plusvalía brutal).
Y finalmente la metafísica burguesa nos dice que el sistema capitalista es el único que se adapta al ser humano; La experiencia me ha enseñado que es a la inversa, que es la clase obrera la que se ha adaptado al capitalismo (Gen capitalista)…………………
Se podrían esgrimir más datos que son la prueba irrefutable del atroz ataque que se realiza a la clase obrera en la actualidad: Exclusión social, desahucios, recortes en sanidad, contrarreforma laboral, ¡SI HASTA CRISTIANO RONALDO ESTÁ TRISTE! Pero no voy a dar más datos, me he centrado en las patrañas de la metafísica burguesa que de forma más generalizada se ha tragado el pueblo y más repite, cándidamente, en las tertulias de bar.
Pero si los datos son irrefutables, por qué no cambia nada. Si se han creado plataformas y movimientos como el 15M, por qué no cambia nada. Si se hacen manifestaciones, marchas concentraciones y acampadas, por qué no cambia nada.
Para Lenin el elemento objetivo (circunstancias económicas, políticas y sociales) de la revolución, del fin del sistema capitalista se basa en tres reactantes muy claros:
1. Crisis de los de arriba, crisis de la política aplicada por las clases dominantes, que no pueden ya mantener inmutable su dominación. Los actuales movimientos demuestran el claro e intenso descontento con partidos, sindicatos, empresarios, banqueros….

2. Agravación superior a la habitual de la miseria y sufrimiento de las clases oprimidas. Los datos que se han dado con anterioridad demuestran la flagrante disminución de la calidad de vida.

3. Intensificación considerable, por estas causas, de la actividad de las masas, que en tiempo de “paz” se dejan expoliar tranquilamente, pero que en épocas turbulentas de crisis son empujadas por todo el estado de cosas a una acción histórica independiente. Actividad traducida en las movilizaciones nombradas con anterioridad.

Las causas objetivas “las pintan calva”, pero lo que hace que el capitalismo a día de hoy no haya sido derrotado es la falta del elemento subjetivo ¡Por eso no cambia nada! No hay conciencia de clase en la idiosincrasia de aquellos que han de ser el sujeto revolucionario, los trabajadores y trabajadoras. Para acabar de una vez por todas con las crisis endémicas del sistema productivo actual, no podemos pensar que mediante reformas llegaremos a la refundación del neoliberalismo, a la creación de un capitalismo amable, lo cual es absolutamente utópico. La propiedad privada y explotación sin límite de los medios de producción, hacen estériles cualesquiera intentos de aliviar los padecimientos del pueblo. Unos se hacen cada vez más ricos y otros cada vez más pobres y esto no es fruto de una casualidad o de que “se hayan hecho mal las cosas”, sino de la lucha de clases que mueve la historia. Marx y Engels en el Manifiesto Comunista establecen:

“La historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de las luchas de clases.
Hombres libres y esclavos, patricios y plebeyos, señores y siervos, maestros y oficiales, en una palabra: opresores y oprimidos se enfrentaron siempre, mantuvieron una lucha constante, velada unas veces y otras franca y abierta; lucha que terminó siempre con la transformación revolucionaria de toda la sociedad o el hundimiento de las clases en pugna.”

A día de hoy es la burguesía la clase opresora, la cual desempeña su papel en la historia. Los trabajadores y trabajadoras somos la clase oprimida, y no desempeñamos nuestro papel en la historia; y no lo hacemos porque ni tan siquiera sabemos que esta lucha existe. Aquí es donde los comunistas tenemos el mayor reto, crear en las masas laboriosas la conciencia de clase necesaria, primero para ver quién es el enemigo y después para combatirlo en un movimiento revolucionario que nos lleve a la lucha final. Hoy por hoy, dadas las circunstancias actuales, en pleno paroxismo de la fase imperialista del capitalismo, quien intente convencernos a los ciudadanos y ciudadanas de que podemos mejorar nuestra situación a través de pactos en las instituciones burguesas o en los centros de trabajo coadyuvando con la patronal, nos están traicionando.

El pueblo ha de hacerse con las materias primas que transforma y con los medios de producción que trabaja y esto pasa por la creación de un movimiento en los centros de trabajo que no sólo cree unas condiciones de equilibrio entre patronal y sindicatos, del que salimos siempre perdiendo, sino de un movimiento combativo que se preocupe además por el cambio de modelo productivo y busque la socialización de los medios de producción. Esto se hace a través de las ACDT (Asambleas de comités Delegados y trabajadores), es decir órganos de poder reales y efectivos de los trabajadores y trabajadoras por los cuales lograremos cruzar el rubicón de la actual correlación de fuerzas y ser los dueños de nuestro trabajo. Ser los dueños de las fábricas y tierras de labranza.

Junto con las ACDT, los ciudadanos hemos de sustituir las instituciones burguesas que nos acaudillan (Ayuntamientos, Diputaciones, gobiernos autonómicos, congreso, senado) a través de consejos ciudadanos que se creen desde el corazón del movimiento vecinal y que nos haga protagonistas de nuestras vidas, decidiendo no acogernos a los atropellos macroeconómicos que lleguen desde arriba, atropellos tales como subidas de impuestos, reformas laborales, rescates a los bancos etc.

La unión de Las ACDT y los Consejos Ciudadanos han de dar lugar al Frente Único del Pueblo, a la unión de todos y todas en el único objetivo posible para eliminar esta rémora y vampirismo económico que es la economía de mercado: La Dictadura del Proletariado.

Ésta es la única estrategia a seguir por los comunistas adscrita al Marxismo-Leninismo dadas las condiciones sociopolíticas actuales: crear la concienciación necesaria en las masas para que éstas libren la lucha final contra el sistema burgués y organizarlas para que actúen de forma conjunta y solidaria, para que actúen además de forma efectiva y que nunca más nos hagamos la pregunta de ¿Por qué no cambia nada?Estrategia que los comunistas tenemos que llevar a cada fábrica, a cada casa, a cada rincón de las calles modificando definitivamente el ADN del sujeto revolucionario, único protagonista del fin del capitalismo, generando definitivamente el Gen Obrero………


http://pcoecordoba.blogspot.com.es/

    Fecha y hora actual: Vie Nov 24, 2017 8:35 am