[Gran Bretaña] Entre ricos y pobres

    Comparte

    Granma
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2910
    Reputación : 4425
    Fecha de inscripción : 06/08/2011
    Localización : ★Marte, Planeta Rojo★

    [Gran Bretaña] Entre ricos y pobres

    Mensaje por Granma el Mar Sep 11, 2012 2:23 pm



    Datos extraoficiales aseguran que Gran Bretaña ha obtenido más de 25 000 millones de dólares por la realización de los Juegos Olímpicos y los Paraolímpicos, pero eso no ha sido óbice para continuar con los grandes recortes sociales que afectan a la mayoría de la población.

    A fines de 2011, el Reino Unido sufrió una de las mayores huelgas de su historia, comparada solo con la de 1926, cuando más de dos millones de trabajadores dejaron sus actividades en protesta a los recortes sociales que impuso el Gobierno para reducir gastos.

    Entre las medidas impuestas por el gobierno del ultraconservador primer ministro, David Cameron se encuentran la eliminación de 700 000 empleos en el sector público para los próximos años; la congelación de salarios públicos, aplicada desde 2012 y que no podrán aumentar más del 1 % en 2013 y 2014.

    Si hasta 2010 los hombres de 65 años y las mujeres de 60 años tenían derecho a una pensión del Estado, ahora no la recibirán hasta los 67 años e intentan que paulatinamente ocurra lo mismo con la jubilación de las féminas.

    Asimismo, los nuevos pensionados cobrarían menos que los actuales porque el sistema para calcular el pago cambiaría, al realizarse en base al promedio percibido durante toda la vida laboral en lugar de los últimos salarios, mucho más elevados que hace 10, 15 o 20 años.

    Además, se aumenta un 3 % la contribución de los funcionarios a la Seguridad Social, lo que significa como promedio unos 1 500 dólares menos al año en sus salarios.

    La matrícula en las universidades se triplicó al pasar de 3 710 dólares a 14 000 dólares, cifra que no puede alcanzar el 50 % de los estudiantes, la mayoría dependiente de sus familiares para mantenerse en las aulas pues el desempleo juvenil se cifra en 22 %.

    Las excusas esgrimidas por Cameron para aplicar las restricciones fueron las siguientes: disminución de las previsiones de crecimiento de la economía británica, del 2,5 % al 0,7% para 2012 y del 2,1 % para 2013; el riesgo de recesión en la Zona euro y una deuda pública de 166 000 millones de dólares, más de lo previsto para los próximos cuatro años.

    El ministro de Finanzas, George Osborne, confirmó que el país cayó en recesión por cifras negativas de crecimiento en los últimos períodos y puntualizó que los británicos tendrán que hacer frente a “seis años de austeridad”.

    Para Cameron y Osborne, el aumento de la expectativa de vida de la población junto a la difícil situación económica hace “insostenible” el sistema actual de pensiones.

    Al parecer eso es lo que ha provocado que algunas clínicas ayuden a enfermos graves a concluir más rápido su vida en este mundo.

    El diario The Daily Telegraph publicó recientemente que “algunos hospitales del Reino Unido podrían estar poniendo en práctica un polémico método con los pacientes de avanzada edad para acelerar su muerte, como una medida para reducir gastos y liberar camas.

    El rotativo informó que un grupo de doctores británicos denunció que el Liverpool Care Pathway, centro médico para pacientes terminales que cuenta con respaldo del Departamento de Salud, en un 30 % de los casos, retira los líquidos, alimentos y medicamentos en los últimos días de los pacientes, sin solicitar el consentimiento de enfermos o familiares bajo el argumento de que es la manera más amable de dejarles morir.

    La situación familiar se hace cada vez más difícil lo cual se refleja en el sistema educacional. El diario The Guardian informó que el 50 % de los maestros lleva comida a las escuelas para alimentar a sus alumnos que no comen lo suficiente en sus casas, mientras otros entregan dinero para que los estudiantes puedan obtener una comida.

    Los casi 600 educadores que participaron en la investigación afirmaron que aumentó la cantidad de niños en estado de desnutrición y la Asociación Nacional de Maestros, el Colegio Real de Pediatría, Salud Infantil y el Real Colegio de Médicos, exhortaron al gobierno a facilitarles desayuno y almuerzo gratuitos .

    “Los menores llegan a las aulas cansados, no prestan atención y se quejan de sentirse mal por la falta de alimentación”, añadieron. Mientras esto sucede entre la gran mayoría de la población, una pequeña minoría de solo 1 000 personas acumulan una fortuna de 420 000 millones de libras esterlinas, unos 650 000 millones de dólares, según una lista publicada por el Sunday Times.

    Añade el rotativo que pese de la crisis, en el Reino Unido ese grupo de ricos consiguió aumentar su fortuna en un 4,7 % con respecto a la que poseían en 2011.

    Claro que en los llamados tiempos difíciles, la fortuna continúa sonriendo a los más pudientes en esta centenaria nación colonizadora. El sistema financiero se mantiene incólume pues los intentos de regulación han quedado olvidados mientras los escándalos, ventas fraudulentas y multimillonarias estafas se incrementan sin que los altos ejecutivos paguen por sus excesos.

    Para Adam Leaver, miembro del C entre for Research on Socio-Cultural Change ( CRESC) y economista de la Escuela de Negocios de Manchester, “el sistema financiero internacional que nació con la desregulación de los ochenta tiene problemas inextricables. El volumen de sus operaciones, superior al PIB de los países, la complejidad, interconexión y opacidad con que funciona lo vuelven una bomba de tiempo”.

    Leaver explicó a la BBC que los vasos comunicantes entre el mundo político y el de las finanzas complican mucho la regulación del sector pues los mandatarios y ministros terminan muchas veces en el mundo de las finanzas y otras en que los financistas terminan en el gobierno.

    Un caso relevante en el panorama inglés, es el del ex primer ministro Tony Blair quien ahora gana unos 4 000 000 millones de dólares como asesor de JP Morgan y la aseguradora Zurich Internacional.

    Una encuesta realizada a principios de julio reveló que solo el 10 % de los ingleses confía en los bancos y otro 90 % los aborrece. ¿Por qué será?

    Hedelberto López Blanch / Rebelión

    http://www.librered.net/?p=20902

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 6:45 pm