Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Comparte
avatar
ajuan
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 9295
Reputación : 11012
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Localización : Latinoamerica

Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por ajuan el Mar Sep 11, 2012 5:52 am

Antes que nada se que hay post abiertos pero luego de este dia lo movere o fusionare al lugar indicado:


"La historia los juzgará".
Último discurso de Salvador Allende, 11 de septiembre de 1973.









ACCIÓN ENCUBIERTA DE LA CIA EN CHILE 1963-1973.



INFORME DE LA COMISION DESIGNADA PARA ESTUDIAR LAS OPERACIONES GUBERNAMENTALES CONCERNIENTES A
ACTIVIDADES DE INTELIGENCIA.
SENADO DE LOS ESTADOS UNIDOS


18 de diciembre de 1975

La involucración de la acción encubierta de los Estados Unidos en Chile en la década entre 1963 y 1973 fue extensa y continuada. La Agencia Central de Inteligencia gastó tres millones de dólares como esfuerzo para influir en el resultado de las elecciones presidenciales chilenas de 1964. Ocho millones de dólares fueron gastados, secretamente, en los tres años entre 1970 y el golpe militar en Septiembre 1973, con más de tres millones de dólares gastados sólo en el año fiscal 1972.

No resulta fácil dibujar una figura clara acerca del significado de "acción encubierta". El alcance de las actividades clandestinas llevadas a cabo por la CIA incluye acción encubierta, recolección de inteligencia clandestina, enlace con policía local y servicios de inteligencia, y contra inteligencia. Las distinciones entre los tipos de actividades están reflejados en los disposiciones organizacionales, tanto del Cuartel General como del campo. Sin embargo, no siempre es tan fácil distinguir los efectos de diversas actividades. Si la CIA proporciona apoyo un partido político, esto se llama "acción encubierta"; si la
Agencia desarrolla un pago "de infiltración" a un partido político con el fin de recabar información, el proyecto es denominado como "recogida de inteligencia clandestina”.

El objetivo de la acción encubierta es de impacto político. Al mismo tiempo relaciones secretas desarrolladas para la recogida de inteligencia clandestina pueden tener también repercusiones políticas, incluso a pesar de no haber una "intención manifiesta" por los oficiales americanos para manipular las relaciones de influencia política a corto plazo. Por ejemplo, en Chile entre 1970 y 1973, la CIA y militares americanos establecieron contactos con militares chilenos con el fin
reunir materiales de inteligencia y permitir a los Estados Unidos entrar en comunicación con el grupo con más posibilidades para arrebatar el poder al Presidente Salvador Allende.

¿Qué compró en Chile la CIA con el dinero de esta operación encubierta? Financió actividades cubriendo un amplio espectro, desde simple propaganda manipuladora con la prensa hasta apoyo a gran escala de partidos políticos chilenos, desde encuestas de opinión pública hasta tentativas directas para fomentar un golpe militar. El panorama de actividades "normales" de la Central-CIA en Santiago incluía la inserción de materiales propagandísticos creados por la Central en los medios de comunicación chilenos mediante el pago, apoyo directo a publicaciones, y esfuerzos para oponerse a los comunistas y al ala izquierdista de las organizaciones de estudiantes, campesinos y trabajadores.

Además de estas actividades "rutinarias", la Central de la CIA en Santiago fue varias veces llamada a emprender grandes proyectos específicos. Cuando los oficiales expertos en Washington percibían peligros concretos, u oportunidades, en Chile, la CIA desarrollaba sus proyectos especiales, a menudo como parte de un paquete de acciones de los Estados Unidos. Por ejemplo, la CIA gastó más de tres millones de dólares en un programa electoral en 1964.

Media década más tarde, en 1970, la CIA se empleó en otro esfuerzo especial, esta vez como respuesta expresa al Presidente Nixon y bajo mandato de no informar a los Departamentos de Estado o Defensa o Embajador acerca del proyecto. Tampoco fue informada la 40 Comisión.

La CIA intentó, directamente, fomentar un golpe militar en Chile. Se entregaron tres armas a un grupo de oficiales chilenos que planeaban un golpe. Comenzando con el secuestro del Comandante en Jefe del Ejército Chileno René Schneider. Sin embargo, estas armas fueron devueltas. El grupo que protagonizaba el fallido secuestro de Schneider, el cual resultó muerto, aparentemente no era el mismo grupo que recibió las armas de la CIA.

Cuando el intento de golpe falló y Allende fue proclamado Presidente, la CIA fue autorizada por la Comisión 40 para financiar los grupos de Chile opuestos a Allende. Los esfuerzos fueron masivos. Se gastaron ocho millones de dólares en tres años entre las elecciones en 1970 y el golpe de Estado en septiembre de 1973. El dinero se suministró a organizaciones de comunicación, partidos políticos de la oposición y, en cantidades limitadas, a organizaciones del sector privado.

Numerosas acusaciones se han hecho acerca de las actividades encubiertas de los Estados Unidos en Chile durante 1970-73. Varias de ellas son falsas; otras son medias verdades. En la mayoría, la respuesta a las acusaciones debe ser ponderada.

¿Estuvieron los Estados Unidos DIRECTAMENTE involucrados, secretamente, en el golpe en Chile de 1973?

La comisión no ha encontrado evidencias de que fuera así. Sin embargo, los Estados Unidos se esforzaron en 1970 para fomentar un golpe militar en Chile; después de 1970 se adoptó una política manifiesta y encubierta, de oposición a Allende; y continuaron en
inteligencia los contactos con militares chilenos, incluyendo los oficiales que participaron en el complot del golpe.

¿Suministraron los Estados unidos secretamente apoyo a la huelga de camioneros u otros huelguistas durante 1971-73? La Comisión 40 no aprobó ningún tipo de apoyo. Sin embargo, los Estados Unidos entregaron dinero a grupos del sector privado que apoyaba a los huelguistas. Y en al menos un caso, una pequeña cantidad de dinero de la CIA se entregó a una organización del sector privado, contraria a las reglas básicas de la CIA. ¿Proporcionaron los Estados Unidos apoyo secreto a organizaciones terroristas del ala derecha durante 1970-73?

La CIA dio apoyo en 1970 a uno de los grupos cuyas tácticas se volvieron más violentas con el tiempo. Durante 1971 ese grupo recibió pequeñas sumas de dinero americano a través de terceros partidos para fines específicos. Y es posible que el dinero fuera entregado a estos grupos de la extrema derecha desde los partidos de la oposición política que tenían apoyo de la CIA.

El modelo de acción encubierta de los Estados Unidos en Chile es impresionante pero no único. No solo se alzó en un contexto de política exterior Americana sino que también se involucraron secretamente en otros países dentro y fuera de Latinoamérica. La escala de complicación de la CIA en Chile fue inusual pero no quiere decir sin precedentes.












En paz descanse el gran camarada Allende!!!


------------------------------
:minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
http://vlenin.blogspot.com.ar/
avatar
IonaYakir
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2230
Reputación : 2582
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Localización : Incierta

Re: Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por IonaYakir el Mar Sep 11, 2012 6:21 am

En la foto nº5, Allende con una AK-47! Pero si era un revolucionario!! Ojala hubiera sido igual de valiente para armar al pueblo chileno que lo respaldaba. No fue otra cosa que una versión chilena de Peron, un poco mas radicalizado talves, pero un bonapartista al fin.
avatar
PezBetta
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 180
Reputación : 186
Fecha de inscripción : 10/09/2012

Re: Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por PezBetta el Mar Sep 11, 2012 2:05 pm

Viva el Presidente Allende. Siempre vive.
avatar
Echospace
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2508
Reputación : 2950
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Gloria eterna

Mensaje por Echospace el Mar Sep 11, 2012 3:13 pm

Un hombre honesto que no supo analizar el problema de la reacción. Problema que pagó con su propia vida.

Gloria eterna.
avatar
Valentina_
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 935
Reputación : 1202
Fecha de inscripción : 30/11/2011
Localización : Venus.

Re: Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por Valentina_ el Mar Sep 11, 2012 3:28 pm

.


Última edición por Valentina_ el Vie Feb 15, 2013 1:23 am, editado 1 vez
avatar
Granma
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2918
Reputación : 4433
Fecha de inscripción : 06/08/2011
Localización : ★Marte, Planeta Rojo★

Re: Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por Granma el Mar Sep 11, 2012 3:48 pm

Echospace escribió:Un hombre honesto que no supo analizar el problema de la reacción. Problema que pagó con su propia vida.

Gloria eterna.

Breve,pero a mi entender muy acertada y certera definición sobre la figura del camarada Allende,de sus errores debemos de haber tomado buena nota para el futuro de las revoluciones que están por llegar.

¡Viva Chile,Viva el pueblo,Vivan los trabajadores! :allende:

Jorge117
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 422
Reputación : 702
Fecha de inscripción : 22/08/2010

Re: Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por Jorge117 el Mar Sep 11, 2012 4:08 pm

Comparar a Allende con Peron es un Insulto a este... Peron Era un populista pero Allende queria el Socialismo..


El analisis de su gobierno no spuede ayudar mucho para analizar sus errores
avatar
ajuan
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 9295
Reputación : 11012
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Localización : Latinoamerica

Re: Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por ajuan el Mar Sep 11, 2012 4:58 pm



Peron y Allende los extremos mas vistos en latinoamerica, el primero era un cobarde y anti-comunista el segundo tenia valor hasta los huevos y aunque con una idea fallida de como llegar al socialismo igualmente queria llegar a el.


------------------------------
:minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
http://vlenin.blogspot.com.ar/
avatar
Valentina_
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 935
Reputación : 1202
Fecha de inscripción : 30/11/2011
Localización : Venus.

Re: Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por Valentina_ el Mar Sep 11, 2012 9:14 pm

.


Última edición por Valentina_ el Vie Feb 15, 2013 1:24 am, editado 1 vez
avatar
Manuel Pérez
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 793
Reputación : 1018
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Localización : Bacatá

Re: Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por Manuel Pérez el Mar Sep 11, 2012 9:35 pm

Viva Allende con su muerte se abrió uno de los peores capítulos en la historia de los hermanos chilenos

Pablo Neruda escribió:
Allende
Confieso que he vivido. Chile, 14 de septiembre de 1973


Mi pueblo ha sido el más traicionado de este tiempo.

De los desiertos del salitre, de las minas submarinas del carbón , de las alturas terribles donde yace el cobre y lo extraen con trabajos inhumanos las manos de mi pueblo, surgió un movimiento liberador de magnitud grandiosa. Ese movimiento llevó a la presidencia de Chile a un hombre llamado Salvador Allende, para que realizara reformas y medidas de justicia inaplazables, para que rescatara nuestras riquezas nacionales de las garras extranjeras.

Donde estuvo, en los países más lejanos, los pueblos admiraron al presidente Allende y elogiaron el extraordinario pluralismo de nuestro gobierno . Jamás en la historia de la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, se escuchó una ovación como la que le brindaron al presidente de Chile los delegados de todo el mundo. Aquí en Chile se estaba construyendo, entre inmensas dificultades, una sociedad verdaderamente justa, elevada sobre la base de nuestra soberania, de nuestro orgullo nacional, del heroísmo de los mejores habitantes de Chile. De nuestro lado, del lado de la revolución chilena, estaban la Constitución y la ley, la democracia y la esperanza.

Del otro lado no faltaba nada. Tenían arlequines y polichinelas, payasos a granel, terroristas de pistola y cadena, monjes falsos y militares degradados. Unos u otros daban vueltas en el carrusel del despecho. Iban tomados de la mano el fascista Jarpa con sus sobrinos de Patria y Libertad, dispuestos a romperles la cabeza y el alma a cuanto existe, con tal de recuperar la gran hacienda que ellos llamaban Chile. Junto con ellos, para amenizar la farándula, danzaba un gran banquero y bailarín , algo manchado de sangre; era el campeón de rumba González Videla, que rumbeando entregó hace tiempo su partido a los enemigos del pueblo. Ahora era Frei quien ofrecía su partido demócrata - cristiano a los mismos enemigos del pueblo, y bailaba además con el ex coronel Viaux, de cuya fechoría fue cómplice. Estos eran los principales artistas de la comedia. Tenían preparados los viveros del acaparamiento, los miguelitos, los garrotes y las mismas balas que ayer hirieron de muerte a nuestro pueblo en Iquique, en Ranquil, en Salvador, en Puerto Montt, en la Jose María Caro, en Frutillar, en Puente Alto y en tantos otros lugares. Los asesinos de Hernán Mery bailaban con naturalidad santurronamente. Se sentían ofendidos de que les reprocharan esos pequeños detalles.

--

Chile tiene una larga historia civil con pocas revoluciones y muchos gobiernos estables, conservadores y mediocres. Muchos presidentes chicos y sólo dos presidentes grandes: Balmaceda y Allende. Es curioso que los dos provinieran del mismo medio, de la burguesía adinerada, que aquí se hace llamar aristocracia. Como hombres de principios, empeñados en engrandecer un país empequeñecido por la mediocre oligarquía, los dos fueron conducidos a la muerte de la misma manera. Balmaceda fue llevado al suicidio por resistirse a entregar la riqueza salitrera a las compañías extranjeras.

Allende fue asesinado por haber nacionalizado la otra riqueza del subsuelo chileno, el cobre. En ambos casos la oligarquía chilena organizó revoluciones sangrientas. En ambos casos los militares hicieron jauría. Las compañías inglesas en la ocasión de Balmaceda, las norteamericanas en la ocasión de Allende, fomentaron y sufragaron estos movimientos militares.

En ambos casos las casas de los presidentes fueron desvalijadas por órdenes de nuestros distinguidos aristócratas. Los salones de Balmaceda fueron destruidos a hachazos. La casa de Allende, gracias al progreso del mundo, fue bombardeada desde el aire por nuestros heroicos aviadores. Sin embargo, estos dos hombres fueron muy diferentes. Balmaceda fue un orador cautivante. Tenía una complexión imperiosa que lo acercaba más al mando unipersonal. Estaba seguro de la elevación de sus propósitos. En todo instante se vió rodeado de enemigos. Su superioridad sobre el medio en que vivía era tan grande, y tan grande su soledad, que concluyó por reconcentrarse en sí mismo. El pueblo que debía ayudarle no existía como fuerza, es decir, no estaba organizado. Aquel presidente estaba condenado a conducirse como iluminado , como un soñador: un sueño de grandeza se quedó en sueño. Después de su asesinato, los rapaces mercaderes extranjeros y los parlamentarios criollos entraron en posesión del salitre: para los extranjeros, la propiedad y las consesiones ; para los criollos las coimas. Recibidos los treinta dineros todo volvió a su normalidad. La sangre de unos cuantos miles de hombres del pueblo se secó pronto en los campos de batalla. Los obreros más explotados del mundo, los de las regiones del norte de Chile, no cesaron de producir inmensas cantidades de libras esterlinas para la City de Londres.

Allende nunca fue un gran orador. Y como estadista era un gobernante que consultaba todas sus medidas. Fue el antidictador, el demócrata principista hasta en los menores detalles. Le tocó un país que ya no era el pueblo bisoño de Balmaceda; encontró una clase obrera poderosa que sabía de qué se trataba. Allende era dirigente colectivo; un hombre que, sin salir de las clases populares, era un producto de la lucha de esas clases contra el estancamiento y la corrupción de sus explotadores. Por tales causas y razones, la obra de que realizó en tan corto tiempo es superior a la de Balmaceda; más aun, es la más importante en la historia de Chile. Sólo la nacionalización del cobre fue una empresa titánica, y muchos objetivos más se cumplieron bajo su gobierno de esencia colectiva.

Las obras y los hechos de Allende, de imborrable valor nacional, enfurecieron a los enemigos de nuestra liberación. El simbolismo trágico de esta crisis se revela en el bombardeo del Palacio de Gobierno; uno evoca la Blitz Krieg de la aviación nazi contra indefensas ciudades extranjeras, españolas, inglesas, rusas; ahora sucedía el mismo crimen en Chile; pilotos chilenos atacaban en picada el palacio que durante siglos fue el centro de la vida civil del país.

Escribo estas rápidas líneas para mis memorias a sólo tres dias de los hechos incalificables que llevaron a la muerte de mi gran compañero el presidente Allende. Su asesinato se mantuvo en silencio; fue enterrado secretamente; sólo a su viuda le fue permitido acompañar aquel inmortal cadaver. La versión de los agresores es que hallaron su cuerpo inerte, con muestras de visible suicidio. La versión que ha sido publicada en el extranjero es diferente. A reglón seguido del bombardeo aéreo entraron en acción los tanques , muchos tanques, a luchar intrépidamente contra un solo hombre: el Presidente de la República de Chile, Salvador Allende, que los esperaba en su gabinete, sin más compañía que su corazón , envuelto en humo y llamas.

Tenían que aprovechar una ocasión tan bella. Había que ametrallarlo porque nunca renunciaría a su cargo. Aquel cuerpo fue enterrado secretamente en un sitio cualquiera. Aquel cadáver que marchó a la sepultura acompañado por una sola mujer que llevaba en sí misma todo el dolor del mundo, aquella gloriosa figura muerta iba acribillada y despedazada por las balas de las metralletas de los soldados de Chile, que otra vez habían traicionado a Chile.

FUENTE

:allende:
avatar
Granma
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2918
Reputación : 4433
Fecha de inscripción : 06/08/2011
Localización : ★Marte, Planeta Rojo★

Re: Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por Granma el Miér Sep 12, 2012 4:16 pm

11 de septiembre

Publicado por Jose Luis Forneo



El inmenso poder de los medios de propaganda capitalista y de la ideología que mantienen se expresa a la perfección en el hecho de que 11 años después la masacre perpetrada por la CIA y el Mossad contra las dos torres gemelas de Nueva York y algún edificio anexo (de los que, previamente, fueron evacuados los que no estaban destinados a morir ese día), siga considerandose un atentado terrorista llevado a cabo por supuestos fundamentalistas islámicos de Al Qaeda.

Aunque es mas que evidente que el choque de los famosos aviones y el derrumbe de las torres gemelas no tienen ninguna relación, que ningún Boeing 747 chocó contra el pentágono, o que, en definitiva, la teoria oficial está llena de mentiras y contradicciones, los medios de "información" siguen repitiendo mecánicamente la retahila de falacias diseñadas en los despachos de los verdaderos terroristas sin responder a las preguntas que una mera ojeada de una mirada curiosa no puede dejar de hacerse.

No obstante, y pasando de puntillas por aquel 11 de septiembre de 2001 que tantas muertes causó, y no precisamente en Nueva York, sino en los paises para los que se justificó la invasión tras aquella sangrienta pantomima contra los propios conciudadanos de los organizadores, antes hubo otro 11 de septiembre todavia mas sangriento: el de Chile en 1973.

En aquella ocasión, los mismos terroristas que años despues provocarian el autoderrumbe de las torres gemelas de Nueva York, utilizando esta vez a mercenarios chilenos dirigidos por el criminal Augusto Pinochet, organizarían un golpe de estado contra el pueblo de Chile, asesinando a su presidente, Salvador Allende, y acabando con las esperanzas de libertad y democracia en aquel pais (que 11 años despues sigue sometido a la misma dictadura, aunque maquillada, diseñada desde Washington).



Aquel salvaje golpe de estado provocaría durante la duración de el régimen militar de Pinochet, mas de 60.000 muertes que, al contrario de las provocadas de forma tan espectacular en Nueva York años despues, han sido constantemente minimizadas por los mismos medios de propaganda que siguen intentando hacernos creer que Bin Laden era un peligroso terrorista en vez de un gran amigo de los grandes petroleros norteamericanos, en especial los Bush.

Igual que el atentado de Nueva York serviria de inicio de una nueva era en la que la legislación internacional se convertiría en papel mojado con la excusa de la seguridad y la guerra contra el terrorismo islámico, el golpe de estado de Chile dió comienzo a una serie de golpes de estado en todo el continente latinoamericano dirigidos, bajo la etiqueta de Operación Condor, desde los mismos despachos en los que hoy se diseñan las matanzas contra otros pueblos como Libia o Siria.

En definitiva, los dos 11 de septiembre significan que los grandes criminales que nos gobiernan, en un sistema capitalista que autojustifica por encima del bien y del mal cualquier forma de aumento de beneficio, son capaces de cualquier cosa, incluyendo golpes de estado contra otros pueblos, autoatentados salvajes, o los desquiciados genocidios humanitarios.

No obstante, para desgracia de los verdaderos terroristas, y a pesar de las mentiras, de los bombardeos militares o mediáticos, tal y como anuncio Allende a través de la radio poco antes de ser asesinado por los golpistas que servian a los intereses de las grandes corporaciones mafiosas, la lucha por la libertad de los trabajadores y de los pueblos es imposible de apagar, y "mucho mas temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor".



Texto del discurso:

9:10 A.M.

Seguramente ésta será la última oportunidad en que pueda dirigirme a ustedes. La Fuerza Aérea ha bombardeado las torres de Radio Postales y Radio Corporación. Mis palabras no tienen amargura sino decepción Que sean ellas el castigo moral para los que han traicionado el juramento que hicieron: soldados de Chile, comandantes en jefe titulares, el almirante Merino, que se ha autodesignado comandante de la Armada, más el señor Mendoza, general rastrero que sólo ayer manifestara su fidelidad y lealtad al Gobierno, y que también se ha autodenominado Director General de carabineros. Ante estos hechos sólo me cabe decir a los trabajadores: ¡Yo no voy a renunciar! Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente. Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.

Trabajadores de mi Patria: quiero agradecerles la lealtad que siempre tuvieron, la confianza que depositaron en un hombre que sólo fue intérprete de grandes anhelos de justicia, que empeñó su palabra en que respetaría la Constitución y la ley, y así lo hizo. En este momento definitivo, el último en que yo pueda dirigirme a ustedes, quiero que aprovechen la lección: el capital foráneo, el imperialismo, unidos a la reacción, creó el clima para que las Fuerzas Armadas rompieran su tradición, la que les enseñara el general Schneider y reafirmara el comandante Araya, víctimas del mismo sector social que hoy estará en sus casas esperando con mano ajena reconquistar el poder para seguir defendiendo sus granjerías y sus privilegios.

Me dirijo, sobre todo, a la modesta mujer de nuestra tierra, a la campesina que creyó en nosotros, a la abuela que trabajó más, a la madre que supo de nuestra preocupación por los niños. Me dirijo a los profesionales de la Patria, a los profesionales patriotas que siguieron trabajando contra la sedición auspiciada por los colegios profesionales, colegios de clases para defender también las ventajas de una sociedad capitalista de unos pocos.
Me dirijo a la juventud, a aquellos que cantaron y entregaron su alegría y su espíritu de lucha. Me dirijo al hombre de Chile, al obrero, al campesino, al intelectual, a aquellos que serán perseguidos, porque en nuestro país el fascismo ya estuvo hace muchas horas presente; en los atentados terroristas, volando los puentes, cortando las vías férreas, destruyendo lo oleoductos y los gaseoductos, frente al silencio de quienes tenían la obligación de proceder. Estaban comprometidos. La historia los juzgará.

Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz ya no llegará a ustedes. No importa. La seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal con la Patria.

El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse.
Trabajadores de mi Patria, tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo en el que la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.

¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!

Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.


http://cuestionatelotodo.blogspot.com.es/2012/09/11-de-septiembre.html
avatar
Guardia Rojo.
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 43
Reputación : 55
Fecha de inscripción : 03/09/2012

Re: Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por Guardia Rojo. el Miér Sep 12, 2012 4:36 pm

Lamentablemente, el fatal destino de Allende ha evitado que desde muchos ámbitos del Movimiento Comunista Internacional se realice una crítica marxista de Allende, de su reformismo y del proceso chileno. En primera instancia, la ausencia de crítica contribuye a que se vuelva a producir un intento de transición pacífica al socialismo, con lo que, previsiblemente supondría.

Memoria sí, pero también crítica.

Contenido patrocinado

Re: Un dia como hoy... Allende luchaba valerosamente en la moneda

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Vie Nov 24, 2017 4:09 pm