[CJC -PCPE] ANTE LA DESCONVOCATORIA DE LA HUELGA INDEFINIDA EN LA MINERÍA.

Comparte
avatar
Joven Guardia
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 767
Reputación : 1248
Fecha de inscripción : 05/04/2010

[CJC -PCPE] ANTE LA DESCONVOCATORIA DE LA HUELGA INDEFINIDA EN LA MINERÍA.

Mensaje por Joven Guardia el Miér Sep 05, 2012 7:47 pm

DECLARACIÓN DEL PCPE Y LOS CJC ANTE LA DESCONVOCATORIA DE LA

HUELGA INDEFINIDA EN LA MINERÍA.

Después de dos meses de lucha de los mineros para enfrentar las pretensiones del gobierno de la oligarquía de cerrar la minería los sindicatos han decidido, el jueves 2 de agosto, desconvocar la huelga a pesar de que el gobierno mantiene el recorte anunciado al sector que supondrá a medio plazo el cierre de la minería en nuestro país.

Desde el PCPE y los CJC queremos trasladar a los trabajadores de la minería nuestro apoyo y solidaridad, tal como lo hemos venido haciendo desde el inicio de la lucha, y nuestro convencimiento de que el camino iniciado el 1 de Junio no terminará aquí. Las causas que provocaron la huelga persisten, el plan de cierre decretado por la UE y la voluntad del gobierno de aplicarlo son expresión de la estrategia de la oligarquía para cargar sobre las espaldas de la clase obrera las consecuencias de la crisis. El capitalismo que hoy agoniza víctima de sus propias contradicciones, ha lanzado una ofensiva contra la clase obrera y los sectores populares, consciente de que sólo a través de la intensificación de la explotación de la fuerza de trabajo y aboliendo los derechos conquistados por el movimiento obrero, pueden los monopolios sortear la crisis capitalista. La agresión que el Gobierno ha lanzado contra la minería del carbón es prueba de que el capitalismo en su crisis estructural no sólo le es imposible ceder las migajas necesarias para mantener la paz social, como venía haciendo hasta ahora, si no que también pone en evidencia el carácter de clase de Estado. Si el Capital no puede mantener el consenso social por medio de los mecanismos que garantizaban que las cúpulas sindicales mantuviesen sedada a la clase obrera con el señuelo del pacto social y la colaboración de clases, el Estado con su aparato represivo acudirá para imponer la necesaria paz social que tanto reclama la oligarquía española.

La lucha de los mineros ha puesto de relieve todos estos elementos que la burguesía pretendía enterrar y ha mostrado a los trabajadores que sólo a través de la unidad obrera y la lucha consecuente es posible pararle los pies a la oligarquía. Y si bien la huelga ha sido desconvocada sin haberse alcanzado los objetivos propuestos, esto en ningún caso debe interpretase como una derrota de los trabajadores que durante dos meses han parado Asturies y las zonas mineras de León, que han mostrado una combatividad y dignidad en la defensa de sus derechos y del conjunto de la clase que ha merecido la más amplia solidaridad de todos los trabajadores, que ha provocado concentraciones de apoyo en fábricas a lo largo de todo el país, manifestaciones de solidaridad en multitud de ciudades, cientos de comunicados desde todos los rincones del mundo y que ha conseguido romper el silencio mediático que los monopolios de la información habían impuesto a esta importante lucha que la vanguardia de la clase obrera libraba contra el Capital en las cuencas mineras. Por todo ello, desde el PCPE y los CJC afirmamos que los trabajadores que han conseguido tal grado de movilización y apoyo popular no han sido derrotados. Al contrario, la clase obrera ha salido fortalecida de esta batalla, ha sido la estrategia del Pacto Social y la colaboración de clases lo que ha sido desacreditado en esta confrontación, han sido aquellos que pretende apuntalar un capitalismo decrépito que amenaza con situar a las grandes mayorías populares en la más absoluta miseria los que han sido derrotados.

Por ello, la clase obrera y los trabajadores mineros deben sacar conclusiones de este importante episodio de la lucha de clases en nuestro país, para afrontar en mejores condiciones las batallas que están por

librarse entre el Trabajo y el Capital. Sacar conclusiones efectivas para la lucha no significa resaltar únicamente los aspectos positivos que se fueron revelando en el desarrollo del conflicto, sino que es principalmente, apuntar aquellos elementos que han sido un obstáculo para elevar la lucha progresivamente a un estadio superior que permitiese el avance de posiciones de los trabajadores frente a las pretensiones de los monopolios y su gobierno.

En este sentido, es necesario señalar la división sindical como elemento que ha debilitado las posiciones de los trabajadores de la minería a lo largo del conflicto. División sindical producto de actitudes de las cúpulas sindicales que pretendían ganar un mayor protagonismo pero que en ningún caso, respondían a divergencias en la estrategia pactista aplicada por los sindicatos mayoritarios cuyas consecuencias padece hoy la clase obrera en forma de reducción de salarios, incremento de la jornada laboral, pérdida de derechos, etc. Sin duda, ello ha sido un elemento que ha provocado un mayor desgaste entre los trabajadores que cada mañana se encontraban en primera línea de las barricadas.

Es urgente la recuperación de la unidad obrera entre los trabajadores, unidad que se debe de construir desde la base, desde cada centro de trabajo, debatiendo y organizando las acciones a llevar a cabo, discutiendo los objetivos de la lucha que se lleva adelante, desarrollando para ello formas organizativas entre los trabajadores que impulsen la iniciativa de los mismos y que sean catalizador de los intereses objetivos de la clase obrera. Los trabajadores y trabajadoras tienen ante sí la tarea de recuperar el sindicalismo de clase y combativo, que adopte las formas de lucha propias del movimiento obrero, que abandone la retórica del Pacto Social y adopte una estrategia sindical orientada a fortalecer las posiciones de la clase obrera frente a la oligarquía a través de la movilización sostenida y ascendente, que genere poder obrero en cada centro de trabajo. Desde el PCPE y los CJC llamamos a todos los trabajadores a organizarse en cada fábrica en Comités de Unidad Obrera, para hacer posible la superación de la actual división sindical e ir creando las estructuras de poder obrero que permitan dar una respuesta de masas a la nueva ofensiva que la oligarquía y su gobierno preparan contra los derechos de la clase obrera y el pueblo trabajador.

La clase obrera debe de tomar la iniciativa en la confrontación clasista unificando las luchas de los trabajadores y trabajadoras en un frente obrero opuesto al bloque oligárquico-burgués que nos explota, organizando la solidaridad con las diferentes luchas y con las capas populares en defensa de los intereses y derechos de la grandes mayorías, intensificando y elevando la lucha en las próximas movilizaciones con el objetivo de avanzar hacia la convocatoria de una nueva y urgente Huelga General, que dé una respuesta acorde a las agresivas políticas del gobierno. La huelga de la minería ha marcado el camino que el pueblo trabajador deberá transitar para conquistar su futuro. La combatividad mostrada por los mineros y el amplio apoyo popular recibido han confirmado, que hoy están creadas las condiciones para generar un marco de alianzas que aglutine en un frente antimonopolista a los sectores populares bajo la dirección de la clase obrera. Un frente obrero y popular que enfrente las políticas del gobierno de la oligarquía, que sitúe la salida de la UE, del Euro y la OTAN, que avance decidido en el derrocamiento del régimen burgués y asegure al pueblo trabajador unas condiciones de vida dignas, sólo posibles con la construcción del socialismo –comunismo en nuestro país.

¡TODO PARA LA CLASE OBRERA!

¡NADA SE MUEVE SIN NUESTRO TRABAJO!

    Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 3:02 am