Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Comparte

    Manuel Pérez
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 793
    Reputación : 1018
    Fecha de inscripción : 14/12/2011
    Localización : Bacatá

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Manuel Pérez el Sáb Sep 15, 2012 2:15 am

    Crazznevu escribió:

    No se que otra via pueden escoger las FARC, pero el apoyo popular no lo tienen seguro, ni de gente de la izquierda, me atreveria a decir que la mayoria de gente de izquierdas en Colombia no apoya a las FARC.

    Yo propongo que dejen de matarse entre colombianos, que dejen de matarse entre hermanos.

    Las FARC pueden seguir 1000 años en el monte y la historia no cambiaría ...

    Saludos

    EDIT: Error ortográfico


    Si dices que las FARC-EP no tienen apoyo de gente de izquierda en el país estas muy equivocado si te dejas guiar por los traicioneros del polo democrático que le dio la puñalada al PCCol seguro que todos por conveniencia dirán que no apoyan a las FARC me parece que necesitas mas militancia en las calles y sectores deprimidos del país si eres colombiano para darte cuenta que mucha gente todavía los apoya y no todos los odian como hacen creer los canales de desinformación y la prensa burguesa

    Crazznevu
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 115
    Reputación : 145
    Fecha de inscripción : 11/09/2012

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Crazznevu el Sáb Sep 15, 2012 6:57 am

    Manuel Pérez escribió:
    Crazznevu escribió:

    No se que otra via pueden escoger las FARC, pero el apoyo popular no lo tienen seguro, ni de gente de la izquierda, me atreveria a decir que la mayoria de gente de izquierdas en Colombia no apoya a las FARC.

    Yo propongo que dejen de matarse entre colombianos, que dejen de matarse entre hermanos.

    Las FARC pueden seguir 1000 años en el monte y la historia no cambiaría ...

    Saludos

    EDIT: Error ortográfico


    Si dices que las FARC-EP no tienen apoyo de gente de izquierda en el país estas muy equivocado si te dejas guiar por los traicioneros del polo democrático que le dio la puñalada al PCCol seguro que todos por conveniencia dirán que no apoyan a las FARC me parece que necesitas mas militancia en las calles y sectores deprimidos del país si eres colombiano para darte cuenta que mucha gente todavía los apoya y no todos los odian como hacen creer los canales de desinformación y la prensa burguesa

    He dicho de la mayoría de la gente de izquierdas, soy colombiano, y tu perfectamente sabes que la mayoria de gente de izquierdas no apoya a las FARC.

    Pero claro te puedo mencionar nombres, como Petro, pero ahora me dirás que no es de izquierda ? ... Obviamente si te vas a los grupos radicales de izquierda o verdaderos comunista, habrá más gente que apoye a las FARC

    Saludos

    ndk
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1884
    Reputación : 2064
    Fecha de inscripción : 11/11/2010

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por ndk el Sáb Sep 15, 2012 8:37 pm

    No hay nada que dicutir con este tipejo que defiende llenar las calles de policias.
    Crazznevu escribió: me gustaría que hubiera más presencia policial en las calles.

    Las FARC-EP tienen un gran apoyo y simpatía de la población colombiana, ¿como sino iban a hacer frente a la mayor arremetida del imperialismo en AL? si las FARC-EP no tuvieran ese apoyo y simpatía por parte de la población colombiana hace mucho tiempo que habrían sido derrotadas y aplastadas.


    Crazznevu
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 115
    Reputación : 145
    Fecha de inscripción : 11/09/2012

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Crazznevu el Sáb Sep 15, 2012 8:41 pm

    ndk escribió:No hay nada que dicutir con este tipejo que defiende llenar las calles de policias.
    Crazznevu escribió: me gustaría que hubiera más presencia policial en las calles.

    Las FARC-EP tienen un gran apoyo y simpatía de la población colombiana, ¿como sino iban a hacer frente a la mayor arremetida del imperialismo en AL? si las FARC-EP no tuvieran ese apoyo y simpatía por parte de la población colombiana hace mucho tiempo que habrían sido derrotadas y aplastadas.


    Tipejo ?

    Respeta primero, ojala a ti te robaran y te apuntaran con un 38 en la cabeza .... Pero seguro que tu te defiendes solo no ?.


    Tienen un gran apoyo, por eso el presidente anterior era Uribe, el actual es Santos, y el 2º era antanas mockus que no simpatiza en nada con las FARC, el alcalde de bogota petro, igual...

    Si, los policias son unos facistas, malos, genocidas, etc etc. Pero me han salvado de muchos robos y de un secuestro gracias a Dios

    Y no te engañes, poca gente colombiana apoya a las FARC, como dijo petro gracias a las FARC la gente le teme al marxismo

    Manuel Pérez
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 793
    Reputación : 1018
    Fecha de inscripción : 14/12/2011
    Localización : Bacatá

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Manuel Pérez el Sáb Sep 15, 2012 10:29 pm

    Citas a petro otro traidor del polo y que ahora se refugia en progresistas la verdadera gente de izquierda apoya a las FARC-EP y al ELN y no se come la basura que los medios les dan, la gente que se dice llamar de izquierda y no los apoyan son unos oportunistas que pasan de partido en partido y movimiento hasta que le es conveniente

    ROMMEL
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 12
    Reputación : 14
    Fecha de inscripción : 09/09/2011

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por ROMMEL el Sáb Sep 15, 2012 11:06 pm

    Manuel Pérez escribió:Citas a petro otro traidor del polo y que ahora se refugia en progresistas la verdadera gente de izquierda apoya a las FARC-EP y al ELN y no se come la basura que los medios les dan, la gente que se dice llamar de izquierda y no los apoyan son unos oportunistas que pasan de partido en partido y movimiento hasta que le es conveniente

    la verdad ya no se ni en que creer, solo me dan ganas de construir una fortaleza bien guarnecida y encerrarme alli el resto de mi vida ante los incesantes ataques de los locos de uno y otro lado, como los que dicen que los guerrillos no son narcos, y los que dicen que si, que uribe es un gran gobernante y cosas semejantes

    ArmaTuMente
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1282
    Reputación : 1654
    Fecha de inscripción : 12/09/2010
    Edad : 22
    Localización : Bogotá

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por ArmaTuMente el Dom Sep 16, 2012 3:32 am

    ROMMEL escribió:
    Manuel Pérez escribió:Citas a petro otro traidor del polo y que ahora se refugia en progresistas la verdadera gente de izquierda apoya a las FARC-EP y al ELN y no se come la basura que los medios les dan, la gente que se dice llamar de izquierda y no los apoyan son unos oportunistas que pasan de partido en partido y movimiento hasta que le es conveniente

    la verdad ya no se ni en que creer, solo me dan ganas de construir una fortaleza bien guarnecida y encerrarme alli el resto de mi vida ante los incesantes ataques de los locos de uno y otro lado, como los que dicen que los guerrillos no son narcos, y los que dicen que si, que uribe es un gran gobernante y cosas semejantes

    Tiempo al tiempo compañero, las opiniones cambian y se curten con el tiempo.

    Manuel Pérez
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 793
    Reputación : 1018
    Fecha de inscripción : 14/12/2011
    Localización : Bacatá

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Manuel Pérez el Dom Sep 16, 2012 4:01 am

    LOS ESCOLLOS DE LA PAZ

    Ya hemos expuesto las dificultades a superar, en un camino hacia la paz y ésta semana han abundado los ejemplos, no por ello, perdemos la confianza, por el contrario, reafirmamos nuestro compromiso en la monumental empresa.

    Si hemos resistido medio siglo de guerra, continuar buscando la paz, sigue siendo nuestra apuesta. En ello nos animan millones de humildes de esta patria herida y mancillada, a quienes se les ha negado ese derecho, consagrado en la Constitución Nacional, hasta ahora como adorno.
    En los días pasados, el presidente Santos, nos convocó públicamente a participar en el proceso de paz, y entendemos su llamado, como respuesta a nuestras reiteradas solicitudes y exigencias, para iniciar ese camino.

    Señor Presidente, usted sabe que la paz que considera válida y sensata el ELN, es la que significa cambios estructurales para Colombia y ello se sintetiza en justicia y equidad social, democracia real y soberanía. Alcanzarla no es sencillo, ni es un acto, por el contrario, es bien difícil, pero es el único camino de futuro y compartimos con usted que debemos ser realistas comenzando por la manera como debemos iniciar el intercambio y establecer la agenda.

    Luego de sus anuncios respecto de la mesa con los compañeros de las FARC, se han expresado los políticos, los gremios, los expertos, los militares y ex-militares principalmente, usted ha conformado con ellos, la delegación del gobierno en la mesa de diálogo. Del otro lado, están los negociadores de las FARC. La pregunta que muchos nos hacemos es: ¿en qué parte de la mesa se van a sentar los otros representantes de la sociedad colombiana que deben tener voz y voto para que la mesa no quede coja y la paz trunca? Nos referimos a los trabajadores, campesinos, estudiantes, académicos, maestros, intelectuales y el resto de fuerzas vivas de la sociedad. Solo con su inclusión, la paz será posible Usted planteó que era indispensable corregir los errores cometidos en las experiencias anteriores de diálogos, ese fue uno de ellos.

    Es indispensable reconocer,que ni el gobierno ni la insurgencia puede abrogarse el derecho, de reemplazar la sociedad en la mesa y definir por ella. Por lo tanto expresamos la urgencia de que las organizaciones populares y sociales organicen sus agendas con sus representantes. Esta es una tarea en la que nadie puede remplazarlos y en la que sin ellos, el camino de la paz comienza equivocado.
    El venidero mes de Octubre, histórica fecha de resistencia y lucha, el movimiento popular y social se expresará en las calles; sin duda en su agenda, la paz ocupará el lugar preponderante y nada más sensato que incorporarla como parte de la mesa, de manera integral y no delegada.

    Estamos de acuerdo que el camino hacia la paz, implica apuntar a terminar el conflicto y no ha prolongarlo, ese conflicto es social y armado, solo abordándolo en sus dos componentes, la paz será real y posible.

    Es contradictorio iniciar y mantener un dialogo en medio de la guerra, eso representa un peligro grave para el proceso de paz. ¿No son suficientes cinco décadas de guerra para quienes quieren contar la paz en montones de cadáveres y charcos de sangre? No hay duda que, es un mal precedente para comenzar y es indispensable cambiar la lógica.

    Estamos obligados presidente Santos,a actuar con sensatez y escuchar los clamores de los colombianos y las colombianas que solicitan un cese al fuego bilateral,o una tregua bilateral,porque ellos están en medio del conflicto y son las víctimas.

    No debe sorprender a nadie que las luchas venideras de las masas colombianas, abogarán por el cese bilateral del fuego y las hostilidades porque son las víctimas del conflicto, pero además, ese paso le dará certezas al proceso por la paz de Colombia.

    No podemos dejar de mencionar, un serio escollo para alcanzar la paz, expresado en un reciente comunicado de los militares retirados, firmado por el Brigadier General Jaime Ruiz Barrera, allí se dice:

    “La paz podría ser la victoria, pero, como bien se dice, para alcanzarla, hay que ganar la guerra. Ganar la guerra es quebrar la voluntad de acción de los terroristas. Es debilitarlos tanto como sea necesario para lograr que renuncien a sus aspiraciones y se sometan a las leyes de la República”….

    “Debe modificarse la agenda, e imponer un cese al fuego unilateral que prohíba expresamente el accionar terrorista indiscriminado contra la población civil, el uso de campos minados, el desalojo de tierras, el secuestro, la extorsión, la comisión de otros delitos atroces y la utilización del movimiento “Marcha Patriótica” como brazo político de la organización terrorista. Este movimiento político deberá ser liquidado hasta tanto no se llegue a un acuerdo final de suspensión del conflicto armado”.

    Para los representantes de esta corriente de pensamiento, no son suficientes 50 años de guerra con más de medio millón de muertos entre otras desgracias y sigue soñando con “ganar la guerra” acudiendo a exterminar las organizaciones populares, como es el caso de la amenaza a la Marcha Patriótica, lo cual merece la más enérgica condena porque son los métodos terroristas de Estado que llevaron a Colombia a esta encrucijada, una mesa defendiendo esas posiciones, deja demasiados sin sabores.

    Toda Colombia debe pronunciarse sobre esta grave amenaza, lo mismo que la comunidad internacional, mucho más cuando existen los antecedentes del aniquilamiento de organizaciones de masas como La Unión Patriótica, A Luchar y el Frente popular, y particularmente ahora que se empieza a abrir, la posibilidad de un camino para la paz.

    La paz nos exige grandeza, el conflicto no se supera con la vieja aspiración guerrerista de una insurgencia rendida y desmovilizada, ese es un camino fracasado, tampoco es como dicen algunos, hacer la revolución por contrato.

    Solo la sensatez, racionalidad y arduo trabajo de todos los luchadores por la paz, sacará a Colombia del túnel donde los señores de la guerra la internaron. Blindar el proceso, es lograr que las mayorías marginadas de siempre, asuman el protagonismo de la paz. Ese es el reto, las organizaciones populares y las sociales, los patriotas y demócratas de Colombia tienen la palabra.

    ELN-VOCES

    bandadaroja
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 862
    Reputación : 857
    Fecha de inscripción : 11/07/2011
    Edad : 33

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por bandadaroja el Dom Sep 16, 2012 4:05 am

    Crazznevu

    En lo que estoy de acuerdo contigo es que pasarán mil años y las FARC seguirán en lo mismo, pero nuestro pueblo no. Más temprano que tarde superarán los traumas políticos y estratégicos que han generado éstos. Eclecticismo,pragmatismo,es decir todas las taras idealistas y metafísicas de la pequeña burguesía mostradas como revolucionarias.

    ndk
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1884
    Reputación : 2064
    Fecha de inscripción : 11/11/2010

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por ndk el Dom Sep 16, 2012 6:56 am

    Crazznevu pide respeto cuando él ha sido el 1º en entrar a los hilos y faltando el respeto totalmente a las FARC-EP diciendo verdaderas chorradas y tonterias, las mismas de siempre.

    Y como parece ser, no quieres entender absolutamente nada, ya que tienes unos hilos tan grandes para enterarte de las cosas y lo único que haces es ignorarlos, así como ignoras la realidad, concretamente la realidad de tu país, así como tergiversas totalmente el marxismo, igualito que tu admirado Petro.

    Háztelo mirar anda...

    Una cosa es que no estés de acuerdo con las FARC, pero negar la realidad, mentir sobre ella, y tergiversarla a tu antojo te hace parecer bastante al "señor" Uribe.

    Ah y por cierto, eso de llenar las calles de policias debe ser una cosa que te guste a un revolucionario como tú y Petro, así te protegen de que no te roben tu querida ropa de marca, esa es tu mayor preocupación, aunque al parecer, también tienes otra preocupación, y es la de aumentar las penas de prisión a personas que roban por necesidad, ¡eso sí que es una lección de marxismo!.

    Crazznevu
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 115
    Reputación : 145
    Fecha de inscripción : 11/09/2012

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Crazznevu el Dom Sep 16, 2012 8:29 am

    ndk escribió:Crazznevu pide respeto cuando él ha sido el 1º en entrar a los hilos y faltando el respeto totalmente a las FARC-EP diciendo verdaderas chorradas y tonterias, las mismas de siempre.

    Y como parece ser, no quieres entender absolutamente nada, ya que tienes unos hilos tan grandes para enterarte de las cosas y lo único que haces es ignorarlos, así como ignoras la realidad, concretamente la realidad de tu país, así como tergiversas totalmente el marxismo, igualito que tu admirado Petro.

    Háztelo mirar anda...

    Una cosa es que no estés de acuerdo con las FARC, pero negar la realidad, mentir sobre ella, y tergiversarla a tu antojo te hace parecer bastante al "señor" Uribe.

    Ah y por cierto, eso de llenar las calles de policias debe ser una cosa que te guste a un revolucionario como tú y Petro, así te protegen de que no te roben tu querida ropa de marca, esa es tu mayor preocupación, aunque al parecer, también tienes otra preocupación, y es la de aumentar las penas de prisión a personas que roban por necesidad, ¡eso sí que es una lección de marxismo!.

    Sabes cuantos amigos/conocidos han matado por robarles unos zapatos o una bicicleta ?...

    He mentido en que ? La mayoría de colombianos apoyan a las FARC ? La mayoría de gente de izquierda apoyan a las FARC ?

    Me gustaria que fuera a algun barrio en bogota, como a la calle del bronx sin ropa de marca y sin nada, a ver como sales de ahi. Si a mi que me roben me da igual, el dinero va y viene, lo que no me hace gracia es que alguien con un 38 me apunte a la cabeza y me diga '' chino hiju"3@##@@# deme el bicho o lo toteo ''

    Y si, también tengo ropa de marca que me he comprado con mi sudor, y es mi dinero ganado honradamente y hago con el lo que quiera sin hacerle daño a los demás. Solo faltaba eso, que por ser de izquierdas tenga que vestir como un vagabundo.

    Ojala hubieran policías en la calle

    Pero claro, en España es muy facil criticar y apoyar a las FARC

    Manuel Pérez
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 793
    Reputación : 1018
    Fecha de inscripción : 14/12/2011
    Localización : Bacatá

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Manuel Pérez el Dom Sep 16, 2012 9:10 pm

    Ahora habla del bronx o mas conocida como la L ahora a todo el que entre haya lo roban según tu lógica hay todo lo que describes es fruto de la desigualdad y vista gorda del gobierno o porque ese sector esta al lado de una guarnición militar y nunca se hace nada no sera por que a todos les conviene que este hay tanto a los habitantes de la calle como a la élite que compra sus drogas allí criticar es muy fácil cuando se a ido uno del país y no a militado con los sectores mas deprimidos primero empapa te de la comunidad con programas d e voluntariado en ves desde el extranjero estar criticando a las personas que si toman acción directa por un cambio

    Crazznevu
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 115
    Reputación : 145
    Fecha de inscripción : 11/09/2012

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Crazznevu el Dom Sep 16, 2012 9:33 pm

    Manuel Pérez escribió:Ahora habla del bronx o mas conocida como la L ahora a todo el que entre haya lo roban según tu lógica hay todo lo que describes es fruto de la desigualdad y vista gorda del gobierno o porque ese sector esta al lado de una guarnición militar y nunca se hace nada no sera por que a todos les conviene que este hay tanto a los habitantes de la calle como a la élite que compra sus drogas allí criticar es muy fácil cuando se a ido uno del país y no a militado con los sectores mas deprimidos primero empapa te de la comunidad con programas d e voluntariado en ves desde el extranjero estar criticando a las personas que si toman acción directa por un cambio

    Yo vuelvo para Colombia, vine por obligación. Y hablaba del bronx porque es más conocido, no he pasado por ahi, pero te aseguro que en la comunda 13 de medellin o en algunos barrios del distrito de agua blanca en cali la gente agradece la presencia policial.

    Acción directa para ti que es ?

    A mi la policia me ha salvado de muchos robos y tal vez de algo más, como he dicho que me roben es lo de menos...

    Igual el tema es de las FARC, pero bueno

    Manuel Pérez
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 793
    Reputación : 1018
    Fecha de inscripción : 14/12/2011
    Localización : Bacatá

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Manuel Pérez el Lun Sep 17, 2012 1:16 am

    Acción directa es trabajar con esas comunidades ayudar a las grandes cantidades de jóvenes que en verdad lo necesitan todos los lugares que nombras la gente roba y mata es para sobrevivir para en las noches tener que darles de comer a sus hijos no es algo que se de espontáneamente tiene sus raíces por la situación del país y si hablas por la desviación del tema fuiste tu el que comenzaste metiendo a la policía y alabándolos. Y criticando puntos de las FARC que han sido mas que debatidos y que han quedado claros pero que no as querido escuchar ni entender seguramente porque crees lo que los medios burgueses te dicen y los que alineados con el polo y demás sectores traicioneros a la izquierda colombiana hacen creer desmarcándose de la guerrilla colombiana solo por beneficios económicos y el estigma y persecución del gobierno a cualquiera que este de acuerdo con ellos

    Crazznevu
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 115
    Reputación : 145
    Fecha de inscripción : 11/09/2012

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Crazznevu el Lun Sep 17, 2012 1:30 am

    Manuel Pérez escribió:Acción directa es trabajar con esas comunidades ayudar a las grandes cantidades de jóvenes que en verdad lo necesitan todos los lugares que nombras la gente roba y mata es para sobrevivir para en las noches tener que darles de comer a sus hijos no es algo que se de espontáneamente tiene sus raíces por la situación del país y si hablas por la desviación del tema fuiste tu el que comenzaste metiendo a la policía y alabándolos. Y criticando puntos de las FARC que han sido mas que debatidos y que han quedado claros pero que no as querido escuchar ni entender seguramente porque crees lo que los medios burgueses te dicen y los que alineados con el polo y demás sectores traicioneros a la izquierda colombiana hacen creer desmarcándose de la guerrilla colombiana solo por beneficios económicos y el estigma y persecución del gobierno a cualquiera que este de acuerdo con ellos

    De las FARC solo he dicho que pueden seguir ahi miles de años y no pasa nada, solo matan a soldados campesinos, trabajadores como ellos... No creo que nadie en su sano juicio que tenga un trabajo estable quiere ir al ejercito. También dije que la mayoria de gente de izquierdas no apoya a las FARC y lo sabes...

    Pues la verdad, alguien que esta dispuesto a darte un tiro por unos zapatos, no merece mi respeto al reves... No joda, una cosa es ser pobre y otra hacer daño a los demas. En colombia asi sea vendiendo jugo en la calle ganas para sobrevivir.

    Pero es mucho más facil cojer un .38 y pararte en una esquina a robar. Alguien en una ciudad medianamente grande en Colombia si tiene ganas puede sobrevivir.


    ndk
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1884
    Reputación : 2064
    Fecha de inscripción : 11/11/2010

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por ndk el Mar Sep 18, 2012 12:32 pm

    Boletín Nro 5, Diálogos por la Paz con Justicia Social

    La delegación fariana que participó de los encuentros exploratorios, ha dado a conocer a la opinión pública desde La Habana, a través de múltiples medios de comunicación hablados y escritos, el nombre de 9 de los diez integrantes de las FARC-EP que harán parte de la mesa de diálogos por la Paz con Justicia Social.

    El décimo sigue siendo incógnito, y lo será hasta que esté en lugar seguro y fuera de Colombia listo para unirse a la delegación insurgente. Los nuestros están día a día en el campo de batalla, al frente de sus tropas guerrilleras y de todas las tareas para seguir desarrollando nuestra lucha revolucionaria. Por eso, y porque conocemos suficientemente las características de la guerra que vivimos y del enemigo que confrontamos, se hace completamente necesario mantener el secreto y las medidas de seguridad, así muchos de los periodistas y generales que realizan sus trabajos desde cómodas oficinas no puedan entenderlo, y se lancen de forma desesperada a atacar a las FARC (a través de los micrófonos), por las decisiones soberanas que toma como organización insurgente.


    Como ya sabemos en la mesa de diálogos cada una de las partes contaría con 10 integrantes, de los cuales 5 son plenipotenciarios. Así las cosas la delegación fariana estaría integrada por: Iván Márquez, Marco León Calarcá, Ricardo Téllez, Andrés París y Simón Trinidad como plenipotenciarios. Los otros cuatro confirmados hasta el momento son: Jesús Santrich, Rubén Zamora, Bernardo Salcedo y Hermes Aguilar.


    De parte del gobierno se anunció también los nombres de algunos integrantes de la delegación que los representará. A la cabeza estará el exministro del Interior Humberto de la Calle. Lo acompañan el exdirector de la Policía Oscar Naranjo, el excomandante de las Fuerzas Militares Jorge Enrique Mora Rangel, el presidente de la Asociación Nacional de Industriales de Colombia Luis Carlos Villegas, el asesor de seguridad del gobierno Sergio Jaramillo, y Frank Pearl ex alto consejero de paz del gobierno Uribe.


    Tal como lo dijo el camarada Calarcá desde la Habana, se hace el intento por parte del gobierno de integrar distintos sectores de poder a la mesa de diálogo. Si a todo este panorama le sumamos los reiterados llamados de las FARC-EP al pueblo, para que se vincule de forma masiva y se convierta en actor protagónico de los diálogos, tenemos la partida completamente clara y esclarecida.


    Por otra parte, luego de anunciar la organización insurgente sus delegados para la mesa, comenzaron a aparecer las ya muy conocidas hipótesis, argucias y elucubraciones de los medios de comunicación. Que si el uno era más militar o político que el otro, que tal otro no estaba con la salida negociada, que ese era del “ala dura”, y etcétera. Lo único que tenemos para decirles, es que todos los que hacemos parte de las FARC-EP seguimos una misma línea político-militar, y tenemos una estructura de organización y mando tan fuertemente consolidada que nos ha permitido salir airosos de los más criminales embates militares preparados por la oligarquía y el imperio en contra nuestra desde hace ya 48 años. Palabras sobran.

    Sólo habrá paz cuando se instaure la Justicia Social

    Cadena Radial Bolivariana -Voz de la Resistencia-, transmitiendo desde las trincheras insurgentes

    FUENTE: http://resistencia-colombia.org/index.php/dialogos-por-la-paz/2418-boletin-nro-5-dialogos-por-la-paz-con-justicia-social

    http://mbsuroccidentedecolombia.org/inicio/boletin%20Nro5.html



    ndk
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1884
    Reputación : 2064
    Fecha de inscripción : 11/11/2010

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por ndk el Mar Sep 18, 2012 12:36 pm

    Partido Comunista de México escribió:Nuevo escenario de la confrontación política entre el pueblo colombiano y la oligarquía

    Concluido el encuentro exploratorio, el Gobierno de Colombia y las FARC-EP han anunciado el inicio de una Mesa de Conversaciones para buscar una salida política al conflicto social y armado en que se encuentra el pueblo colombiano desde hace cinco décadas. Participarán también los gobiernos de Cuba y Noruega como garantes, y los de Venezuela bolivariana y Chile como acompañantes.


    No es la primera vez que ello se intenta, y la insurgencia siempre ha mostrado su voluntad para dialogar con el adversario, que en todas las ocasiones incumplió. Uno de los intentos previos de salida política fue la Unión Patriótica, a la que le asesinaron candidatos presidenciales, parlamentarios concejales y miles de militantes en crímenes ordenados por el Estado, ejecutados por él o por grupos paramilitares. Fue una campaña de exterminio político.

    Los diálogos en San Vicente del Caguán mostraron a los colombianos y al mundo que la guerrilla estaba bien armada de propuestas para dar solución a los problemas sociales. En cada mesa temática, las FARC-EP demostraron no solamente un conocimiento profundo de cada asunto nacional, sino contar con un ejército de cuadros preparados para su resolución, con talla de estadistas. Recordamos, por ejemplo, la propuesta de sustitución de cultivos para combatir el tráfico de drogas, considerándolo un problema social al que atender desde sus raíces. El gobierno de Pastrana se empecinó en generar pretextos que inviabilizaron esa oportunidad y reinició las operaciones militares.

    El imperialismo apostó por la derrota militar de las FARC-EP con el Plan Colombia, en el que se empeñaron las administraciones de Clinton y Bush.

    Durante las dos gestiones de Álvaro Uribe, se vivió como nunca el terror contra la población. La mezcla de Estado, paramilitarismo y narcotráfico resultó en años dramáticos cuyas terribles heridas se prolongan hasta hoy: tan sólo con el caso de los falsos positivos se cuentan ya miles de asesinados, miles de personas a las que el ejército asesinaba, los vestía con el uniforme fariano y los presentaba a la prensa como bajas de la insurgencia; cinco millones de desplazados en el proceso de despojo de tierras por vía institucional a favor de la oligarquía; empobrecimiento de la población, desvalorización del trabajo, privatizaciones y entrega de la soberanía nacional para favorecer a los monopolios colombianos y de otras nacionalidades. En las cárceles del Estado languidecen actualmente más de 7000 presos políticos.

    Las dimensiones de la guerra, con bases militares norteamericanas y el Comando Sur del ejército de los EEUU en plena acción, dan base para que algunos especialistas e intelectuales expresen que se vive un nuevo Vietnam.

    Lo que pasa en Colombia es de importancia continental y mundial y no hay motivo que justifique darle la espalda al tema. Con mayor razón para las fuerzas revolucionarias. Dejando de lado a la jauría de voceros de los monopolios, que han derramado tinta calumniosa para criminalizar la insurgencia y el derecho de rebelión, lo cierto es que hay debates profundos sobre el conflicto social y armado por el que atraviesa ese pueblo hermano. El Comandante Fidel Castro escribió un libro sobre el tema y le dedicó Reflexiones muy polémicas. Otros han optado por un silencio injustificable. Muchos intelectuales han tomado partido abierto por la guerrilla. Desde la izquierda también surgieron voces hablando de la inviabilidad de la lucha armada y casi exigiendo la rendición de las FARC-EP y del ELN.

    Pero los marquetalianos han demostrado con hechos la viabilidad de la rebelión, de la lucha armada, y de la estrategia y táctica enarbolada por Manuel Marulanda y Jacobo Arenas, siguiendo a Lenin: la combinación de todas las formas de lucha. La fuerza de los principios, la justeza de los objetivos de lucha, de las demandas, del programa, han permitido a los camaradas de las FARC resistir. Las operaciones de guerra contra Raúl Reyes, Jorge Briceño y Alfonso Cano, son la prueba, por una parte, del despliegue militar para aniquilar esa lucha y por otro, de la gran voluntad del pueblo para continuar la lucha hasta vencer.

    Las FARC-EP, un partido comunista en armas, no fueron, ni serán, vencidas militarmente; y tampoco abandonarán las armas sin alcanzar los objetivos que los llevaron a la senda guerrillera. El objetivo de las FARC-EP es la conquista del poder y la construcción de una Colombia nueva.

    En un equívoco pensar que los diálogos de Oslo son los de la desmovilización. Serán, eso sí, un nuevo escenario de la confrontación, de los de abajo contra los de arriba, de las clases oprimidas contra los explotadores, de Bolívar contra Santander, de las mayorías oprimidas en duro antagonismo con la minoría que es la clase dominante. Y habrá que esperar un debate de grueso calibre y ráfagas de argumentos que presentará la delegación de las FARC-EP, como ya adelantan las opiniones del comandante Jesús Santrich sobre el tema de la tierra.

    Con gran firmeza lleva la columna fariana dirigida por el comandante Iván Marquez, para ese encuentro con sus adversarios de clase, la bandera de la paz con justicia. Veremos un ejército del pueblo con grandes pertrechos culturales, con dominio de la historia, compromiso con el pueblo trabajador, solidaridad e internacionalismo. Llegan a esa nueva batalla las FARC-EP con gran dignidad y siendo portadores de la esperanza de su pueblo. Y con las FARC-EP van las luchas del continente por emancipación y socialismo. En ese equipo debe integrarse sin dilación el comandante Simón Trinidad, actualmente en una cárcel de los EEUU.

    Un factor contra la burguesía es que en Colombia existen grandes movimientos socioclasistas, antiimperialistas y anticapitalistas, de trabajadores, estudiantes, campesinos, indígenas, mujeres, jóvenes, afrodescendientes, ambientalistas, algunos de ellos expresados en la Marcha Patriótica. En sus alocuciones el Comandante en Jefe de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, expresó su convicción de que el pueblo es el hacedor de la historia y señaló la importancia de que el pueblo se involucre en esta oportunidad para la solución política.

    Las FARC-EP deben ser acompañadas en ésta batalla por los pueblos y sus organizaciones revolucionarias y clasistas. El Partido Comunista de México, sin importar la criminalización en su contra, no ha desistido nunca de la solidaridad con la insurgencia colombiana y hoy estará atento al desenvolvimiento de la situación.

    Pensamos que éste es el deber de todos aquéllos que compartan la idea de construir un mundo nuevo, que necesariamente será socialista-comunista.

    FUENTE: http://resistencia-colombia.org/index.php/dialogos-por-la-paz/2416-nuevo-escenario-de-la-confrontacion-politica-entre-el-pueblo-colombiano-y-la-oligarquia

    ndk
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1884
    Reputación : 2064
    Fecha de inscripción : 11/11/2010

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por ndk el Miér Sep 19, 2012 4:25 pm

    Primera entrevista exclusiva al Comandante Timoleón Jiménez (FARC-EP), realizada por Carlos Lozano, Director del semanario VOZ

    Por: Carlos A. Lozano Guillén

    Timoleón Jiménez, comandante en Jefe del Estado Mayor Central de las FARC-EP, es la cabeza visible del legendario movimiento guerrillero, hoy comprometido en la búsqueda de la paz democrática, mediante un nuevo diálogo con el Gobierno Nacional. Es la continuidad de una orientación de la guerrilla de las FARC-EP. Se lo había dicho Manuel Marulanda a VOZ, durante los diálogos del Caguán: “La paz es una bandera de los revolucionarios”.

    Esta entrevista se da en un momento histórico, ad portas de un nuevo esfuerzo para lograr la paz en Colombia. Aquí están las respuestas de Timoleón Jiménez, concretas, precisas. Se podría decir, sin falso optimismo, que la paz está más cerca que antes, pero todavía hay mucho recorrido por delante. Todo el país espera que no sea una nueva frustración.

    Comienza un nuevo proceso de diálogo con un Gobierno de alguna manera heredero de la “seguridad democrática” uribista. ¿Cómo lo abordan las FARC?

    –Nosotros siempre hemos estado dispuestos a la búsqueda de soluciones distintas a la guerra. Con Uribe no fue posible, por su abierto desconocimiento de nuestra condición política. Santos no es solo heredero de la seguridad democrática, sino además uno de sus protagonistas estelares. De hecho, con maquillajes al nombre, ha continuado con ella. Pero como él mismo lo dice, decidió asumir los riesgos de dialogar y dio pasos positivos en ese sentido. Cualquier colombiano diría que el verdadero riesgo es la guerra y no el diálogo, por eso no vacilamos en aceptar las conversaciones para buscar la paz. En cuanto al modo de abordar el nuevo proceso, diría que lo hacemos con grandes expectativas de alcanzar el fin del conflicto. El Presidente repite que no piensa cometer los errores del pasado y confiamos en que así sea. Usted sabe que el principal error de todos los procesos anteriores ha sido el de llegar a la mesa a exigir rendiciones, sin voluntad real de atender a la solución de las causas que dieron origen y siguen alimentando la confrontación.

    La agenda contempla el tema de la “dejación de armas”, que sería el punto de llegada de un acuerdo o pacto de paz. ¿Qué expectativas tienen las FARC al respecto?

    –Carecería de sentido iniciar un proceso encaminado a conseguir la terminación definitiva del conflicto, sin contemplar la dejación de armas como punto de llegada. Dejación de armas consiste en la abolición del empleo de la fuerza, de la apelación a cualquier tipo de violencias, para la consecución de fines económicos o políticos. Es un verdadero adiós a las armas. Si lográramos que en Colombia eso fuera una realidad, nuestro país daría un salto enorme hacia adelante. Confiamos nuevamente en que la administración Santos, y todos los sectores empeñados en la violencia como método de acción económica y política, coincidan en este criterio con nosotros.


    El Presidente Santos ha dicho que su Gobierno requiere que este proceso de diálogo “no repita los errores del pasado”; que exista la garantía que va a conducir al fin del conflicto; y que el Gobierno mantendrá los operativos militares y la presión militar sobre las FARC. ¿Cuáles son los presupuestos de la insurgencia para que el proceso culmine con éxito?

    –La oligarquía dominante en Colombia, apoyada sólidamente por los Gobiernos de los Estados Unidos, lleva ya casi 50 años apostándole al exterminio de las guerrillas. Doce Presidentes, uno con mandato repetido, han prometido invariablemente nuestro fin y dado manos libres al aparato militar para cumplirlo. Cuando Santos ordena incrementar las operaciones no está dando satisfacciones a los sectores de extrema derecha, lo hace porque cree con ellos, como todos los anteriores gobiernos, que de veras podrá rendirnos por obra de la fuerza. Precisamente es ese el círculo vicioso que se necesita romper. Si usted observa el plebiscito general de aprobación a las conversaciones de paz, se dará cuenta de que la inmensa mayoría de los colombianos no comparte la salida militar, entre otras cosas porque con mayor cordura que sus gobernantes, sabe que no será posible. Nosotros partimos de la idea de que este proceso será exitoso, en la medida en que esas grandes mayorías que se inclinan por la solución política tengan oportunidad de hablar, de movilizarse, de influir, de decidir al respecto. Y las estamos invitando a hacerlo.

    En varios sectores que apoyan el diálogo se está planteando la propuesta de tregua, cese de fuegos y ceses de hostilidades. ¿Qué opinan las FARC-EP?

    –Estamos completamente de acuerdo. Siempre ha sido uno de nuestros primeros planteamientos al producirse aproximaciones con los distintos gobiernos. Desafortunadamente, la oligarquía colombiana se ha inclinado porque los diálogos se produzcan en medio de la confrontación. Si el despeje del proceso pasado hubiera estado acompañado de un mecanismo de esa naturaleza, otra hubiera sido la suerte del mismo.

    –En Colombia, las clases dominantes, su clase política y sus medios de comunicación sufren la manía de mirar solo a uno de los lados. Informar de la matanza de 30 guerrilleros en un bombardeo aéreo despierta sus aplausos, mientras que las bajas oficiales en combate se repudian como asesinatos. Con dicha manipulación se busca además presionarnos groseramente en las mesas de diálogos.

    Carlos Lozano Guillén– Ustedes, como medio alternativo de heroica perdurabilidad, son quizás quienes de manera más honrada han informado al país, desde décadas atrás, de la infame persecución criminal practicada en Colombia contra ese tipo de organizaciones. De los archivos de VOZ podría elaborarse la más fidedigna historia de los crímenes de Estado en contra del pueblo de este país. El número de víctimas en Colombia se equipara al espantoso holocausto judío en la Europa ocupada por los nazis. Entonces adquiere singular importancia el papel de los distintos movimientos sociales, sindicales, agrarios, populares, que el Estado colombiano pretende ignorar al abordar con migajas de manera individual uno que otro caso emblemático. Esa Colombia ignorada y victimizada es la que tiene que ponerse de pie ahora para reclamar por sus muertos y desaparecidos, para exigir el fin definitivo de la guerra, para impedir que se consagre la impunidad, para exigir la satisfacción de los viejos clamores por los que fue violentada de modo tan generalizado y atroz.

    ¿Qué opina de los 6 a 8 meses que presupuesta el Presidente Santos?

    –Se trata de una expectativa que él está generando por su cuenta, en contravía de lo pactado en la letra y el espíritu del Encuentro Exploratorio. Allí se concertó no poner fechas fatales, ni siquiera la palabra meses, así que lo expresado por el Presidente nos indica lo difícil que va a ser este camino que emprendemos. De paso, evidencia de manera clara la estrategia que van a implementar: cuando no logren algo en la mesa intentarán imponerlo en los medios. Para llegar a La Habana y realizar el Encuentro Exploratorio duramos dos años, cuando inicialmente se creyó que sería cuestión de semanas. Y no fue precisamente por causa de la insurgencia, tema del cual no quiero dar pormenores por respeto el compromiso de mantener por el momento en reserva los detalles al respecto, aunque por las crónicas que han salido en los medios, la contraparte parece haberse olvidado de ello.

    ¿Qué propuesta política le hacen las FARC-EP a los colombianos al comenzar el diálogo?

    – Movilizarse en torno a la terminación definitiva del conflicto. La guerra o la paz son asuntos que nos conciernen a todos los colombianos y estamos obligados a pronunciarnos. El Gobierno pretende que los diálogos se realicen exclusivamente entre sus voceros y los nuestros, de modo discretísimo, sin bochinches, como repite insistentemente. Como cuando Laureano Gómez y Lleras Camargo firmaron en Europa los acuerdos de Sitges y Benidorm. Además, pretende que las FARC demos allá el espaldarazo a sus planes de gobierno, como lo más conveniente para el país.

    – Es decir, que se desconozca otra vez a la población colombiana, que se pacte a sus espaldas lo que en verdad solo interesa y conviene a las transnacionales, banqueros, empresarios y terratenientes. Eso no puede suceder más en este país. Las grandes mayorías deben ser escuchadas y atendidas. Nuestra propuesta apunta a eso.

    ¿Por qué se decidieron las FARC a asumir este nuevo intento de paz? ¿Debilidad? ¿Estrategia? ¿Realismo?

    – Quienes afirman que la presión militar ha sido definitiva para movernos a una negociación política, olvidan que esta década de guerra se desató cuando Pastrana puso fin de manera unilateral al proceso de paz que se celebraba en el Caguán. Es el Estado quien regresa a la Mesa de Diálogos con las FARC, para lo cual habrá hecho sus valoraciones internas. Una de ellas, así no la haga pública, tiene que ser el reconocimiento de que el enorme esfuerzo realizado para vencernos ha resultado inútil. Las FARC seguimos ahí, combatiendo, resistiendo, avanzando. Ahora volvemos al escenario natural de la política, los diálogos civilizados. Es absurdo afirmar que nos han obligado a sentarnos a la Mesa, cuando fue el Estado quien se levantó furioso de ella. Dialogamos, porque la solución política ha sido siempre una bandera nuestra y del movimiento popular.

    ¿Pero entonces no han recibido las FARC golpes severos durante estos diez últimos años?

    – No puede negarse que hemos recibido serios golpes. Y sumamente dolorosos. Las muertes de cuatro miembros del Secretariado Nacional no pueden ser minimizadas. Son muy duras también las muertes de combatientes bajo el fuego de los bombardeos. Sin embargo, hemos asimilado con coraje todos esos casos. Ninguno de los actuales miembros del Secretariado cuenta con menos de treinta y cinco años de experiencia guerrillera, lo cual puede aplicarse también a casi todo el Estado Mayor Central. Los relevos no se improvisan. 48 años de lucha continua han producido un formidable engranaje. Seguimos adelante, con dolor en el alma, pero más avezados y convencidos de nuestras razones. En toda guerra hay muertos. La campaña mediática insiste en presentarnos como una organización derrotada y sin futuro. Igual ha sido siempre. Si se tratara de hacer frente a una fuerza vencida, no estarían trabajando en incrementar aún más el pie de fuerza y el ya de por sí enorme arsenal adquirido. Son verdades que el Estado y los medios ocultan deliberadamente.

    Entonces, aunque las FARC no ejecuten acciones del calibre de las de catorce años atrás, ¿puede afirmarse que la confrontación continúa siendo de grandes proporciones? El Ministro de Defensa los minimiza a ustedes por completo y alega que la confrontación persiste tan solo en el área rural de diez municipios aislados del país…

    – Las FARC-EP operamos y nos movemos en los mismos territorios que ellos ocupan. El supuesto control ejercido por los comandos conjuntos, fuerzas de tarea, brigadas y batallones, es puesto en ascuas con frecuencia por la actividad de las guerrillas móviles. El número de bajas de las fuerzas armadas ha venido en alza de tiempo atrás. Claro, también nosotros recibimos golpes, mucho más publicitados por los medios. Es que ese es el conflicto. Una guerra se libra según las circunstancias, no existen modalidades operativas válidas para todas las situaciones. Es obvio que las condiciones de hoy no son iguales a las de una década atrás, sobre todo por uso masivo de la aviación militar, pero se combate diariamente. En todos los Bloques de las FARC se trabaja en función de variar esa ecuación en cualquier momento. Sea como sea, la perduración del conflicto implicará mayor muerte y destrucción, más luto y lágrimas, más pobreza y miseria para unos y mayor riqueza para los otros. Imagínese las vidas que se hubieran ahorrado estos diez años. Por eso buscamos los diálogos, la solución incruenta, el entendimiento por vías políticas. Con ese propósito vamos a La Habana. Confiamos en que el Gobierno Nacional también entiende la necesidad de poner fin a tan larga violencia practicada contra el pueblo colombiano.

    FUENTE:http://mbsuroccidentedecolombia.org/inicio/entrevista_timole%C3%B3n.html

    bandadaroja
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 862
    Reputación : 857
    Fecha de inscripción : 11/07/2011
    Edad : 33

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por bandadaroja el Jue Sep 20, 2012 12:46 am

    Editorial Revolución Obrera No. 350 - Septiembre 19 de 2012

    ¡LA PAZ DE LOS RICOS ES GUERRA CONTRA EL PUEBLO!

    Así tituló la primera edición de este periódico en octubre de 1998, en un momento político similar al actual, de brazos armados contra los pobres y palabras de paz en los palacios de los ricos. No es la primera vez que las FARC se sientan en la mesa de paz con los enemigos del pueblo colombiano. Y no será ésta, la última, en que Revolución Obrera denuncie el carácter reaccionario y contra el pueblo, de la guerra en Colombia, evidente por parte de las fuerzas militares y paramilitares del Estado, pero encubierta por los jefes guerrilleros bajo los recuerdos de sus orígenes y las montañas de palabrería seudo revolucionaria. En el caso particular de las FARC, tanto los intereses económicos como el contenido político de su guerra, son de carácter burgués.

    No es la guerra campesina de hace 50 años en respuesta a la violencia de las reaccionarias clases dominantes. En las últimas tres décadas pasó de cuidar plantaciones de coca y amapola y cobrar impuestos, a disputar a sangre y fuego la renta capitalista de la tierra en tales cultivos, en el procesamiento y comercio de psicotrópicos. Se transformó en una guerra reaccionaria, injusta, por la ganancia capitalista.

    El programa de las FARC y el de su brazo político PCCC, tienen un contenido reformista burgués: no destruir el actual Estado reaccionario; solo remodelarlo con el maquillaje de la hipócrita democracia burguesa y del “Estado Social de Derecho”. No abolir la propiedad privada sobre los medios de producción ni suprimir el sistema capitalista de la esclavitud asalariada; solo reformarlo embelleciendo su podredumbre con los oropeles de la “justicia social” burguesa y la “democratización del capital”. Lejos de expropiar a los monopolios imperialistas y desconocer sus tratados semicoloniales, el antiimperialismo de los jefes guerrilleros no va más allá de la exigencia de “renegociación” de contratos y deuda externa, y de cuidarles su propiedad privada a cambio de un impuesto de guerra.

    La guerra de las FARC no es una guerra popular. Hace parte de una guerra reaccionaria contra el pueblo; no es contra los ricos sino por la riqueza; sus armas han contribuido al despojo y destierro de los campesinos pobres y medios. Su terror no es el inevitable terror revolucionario del movimiento de masas alzado en odio contra sus centenarios opresores, sino terror reaccionario por intereses burgueses donde nada importan las victimas del pueblo.

    Las FARC no son una organización revolucionaria, sino un partido burgués. Si bien por su ideología bolivariana, por su programa reformista, por sus métodos terroristas, hace 15 años se caracterizó como una organización armada de la capa superior de la pequeña burguesía, desde entonces aceleró su transformación en grupo armado representante de un sector de la nueva burguesía de los psicotrópicos.

    Se equivocan los revolucionarios, los comunistas, los marxistas leninistas maoístas que han dado apoyo a la guerra reaccionaria de las FARC, y han soñado en transformarla en una guerra revolucionaria.

    Coherente con el contenido político y económico de su Programa, desde hace décadas los jefes de las FARC tomaron la línea de usar la lucha armada como medio para presionar el acuerdo con los enemigos del pueblo; no para derrocar su poder. De ahí que las actuales, sean negociaciones entre reaccionarios, ventajosas para los explotadores, halagüeñas para los jefes guerrilleros pretensiosos de poder en el Estado, pero muy peligrosas para los obreros y campesinos de base de las FARC quienes deben saber que la paz de los ricos siempre será guerra contra el pueblo, y no olvidar que tienen su lugar en las filas de los revolucionarios. En ese contexto, el contenido de la agenda es secundario para esta denuncia; lo principal ahora es desenmascarar la farsa y sus implicaciones para el pueblo.

    La paz de los jefes de las FARC no es consecuencia del derrocamiento armado del poder político de los explotadores; sino el compromiso de salvaguardarlo. Es una paz reaccionaria, edificada sobre la tragedia de 5 millones de desplazados y cientos de miles de asesinados, masacrados, desaparecidos; sobre el hambre y la miseria de las masas populares; sobre el derecho de los parásitos capitalistas a explotar y oprimir al pueblo. Si en la llamada Violencia de los años 50, a los campesinos se les degolló con un machete de doble filo, por un lado conservador y por el otro liberal – en palabras de un literato colombiano -, en la actual guerra reaccionaria a los pobres del campo se les ha acribillado con un fusil de tres cañones: el de los militares, el de los paramilitares y el de las guerrillas.

    Lo más peligroso de la paz de los jefes de las FARC es su servicio a la reaccionaria política imperialista de los acuerdos de paz: desarmar los brazos y las mentes de los de abajo, y obligarlos a reconocer el monopolio de las armas en manos de los ejércitos de los explotadores, para que puedan libremente explotar, saquear, acrecentar sus capitales, y como siempre lo han hecho después de las negociaciones, ejecutar la matanza de quienes osaron levantarse en armas.

    Servicio a la burguesía para que engañe a los obreros y campesinos con la mentira de que las clases antagónicas se pueden reconciliar, cuando la verdad es que bajo la dictadura de la burguesía, siempre la paz será la de los cementerios para el pueblo y sus heroicos luchadores. Servicio a la burguesía para que engatuse al pueblo en espera de soluciones de parte de quienes siempre han sido sus verdugos y directos causantes de sus males y problemas. Servicio para que los gobernantes, secundados por sus medios de comunicación, curas y catedráticos, desarmen ideológicamente a los explotados y oprimidos, difundiendo la falsedad de que la vía armada ya no sirve para tomar el poder político.

    Pero contra la voluntad de los negociadores de paz del Gobierno y los jefes de las FARC, se alza la tozuda realidad de la sociedad colombiana dividida en clases con intereses opuestos, con posiciones diametralmente contrarias en las relaciones sociales de producción, enfrentadas por fuerza en una lucha antagónica, donde son irreconciliables los intereses de los explotados obreros y campesinos, con los intereses de los explotadores burgueses, terratenientes e imperialistas.

    En esa sociedad, el Estado burgués es un instrumento de la explotación capitalista, es la organización de la dictadura de clase de los capitalistas, es la máquina del poder de los explotadores, es la fuerza organizada de los opresores, cuyo soporte principal son las fuerzas armadas que ejercen sobre el pueblo la violencia reaccionaria, llámese Ley Constitucional, Terror estatal militar y paramilitar, o Dictadura de clase abierta fascista. Jamás habrá paz entre explotados y explotadores, entre oprimidos y opresores.

    El progreso de la sociedad humana, sus grandes cambios revolucionarios, las triunfantes revoluciones proletarias y también sus terribles derrotas, han dejado entre muchas, dos importantes enseñanzas políticas contrapuestas, mutuamente excluyentes. La primera: ha sido un gran fracaso la pretensión reformista y oportunista del revolucionarismo pequeño burgués, de “tomarse” el poder del Estado de los explotadores para colocarlo al servicio de los explotados. Tal Estado lo parió la historia para salvaguardar por la fuerza el privilegio de los explotadores de vivir del trabajo ajeno. La segunda: no se puede expropiar a los expropiadores sin antes derrocar su poder político, sin destruir hasta los cimientos el Estado de su dictadura de clase. Y si la política es la expresión concentrada de la economía, y toda guerra es la continuación de la lucha política con derramamiento de sangre, como medio para alcanzar los verdaderos fines económicos de una clase, la destrucción del Estado burgués no puede ejecutarse más que mediante la violencia revolucionaria de las masas. Ésta sigue siendo hoy la apremiante necesidad de la sociedad colombiana, la tarea política inmediata del Programa de la Revolución. No ha pasado a la historia como dicen los enemigos del pueblo.

    Contra las negociaciones de paz entre el Gobierno de Santos y los jefes de las FARC, tan aplaudidas por todos los imperialistas, los terratenientes y burgueses explotadores, y acolitadas por reformistas y oportunistas con su embeleco de “solución política del conflicto armado, de forma que el Estado recupere el monopolio sobre las armas” en palabras claras del programa del Polo… el Pueblo Colombiano en general y la Clase Obrera en particular, deben rechazar y levantar su voz tanto CONTRA LA GUERRA REACCIONARIA de los militares, paramilitares y guerrillas, como CONTRA LA FALSA PAZ DE LOS RICOS, BAJO LA CUAL CONTINUARÁ LA GUERRA CONTRA EL PUEBLO.

    La verdadera paz para los explotados, será fruto del triunfo de la guerra popular de los obreros y campesinos sobre el poder armado de los explotadores. En el socialismo, será el pueblo armado el baluarte de la paz para los obreros y campesinos, cuyo nuevo Estado de Dictadura del Proletariado, representa el poder de clase capaz de suprimir la explotación del hombre por el hombre, la división de la sociedad en clases, la necesidad del Estado y la necesidad de la guerra.

    Contrario a la línea del Moir y del Polo en su programa de fundación que declara el “rechazo a la lucha armada en todas sus expresiones”, los comunistas revolucionarios no estamos contra la guerra en general, ni contra la violencia en general, ni contra el terror en general. Rechazamos la guerra reaccionaria y somos partidarios de la guerra popular revolucionaria, por ser una guerra justa y única vía para el triunfo de la Revolución Socialista en Colombia. Somos partidarios de la violencia revolucionaria ejercida por las masas trabajadoras en contra de las fuerzas reaccionarias. Somos partidarios del terror con la participación directa y consciente de las masas.

    La situación objetiva actual de la lucha de clases en Colombia, su correlación de fuerzas de clase, la aguda crisis económica capitalista, la profundización de la crisis social, el ascenso del movimiento y lucha directa de las masas, el empuje desde abajo hacia la reestructuración del movimiento sindical, el desprestigio y disgregación del oportunismo, el gobierno en acuerdo con la mafia, la profundización de las contradicciones interburguesas, la impotencia política y dispersión de los comunistas, son condiciones todas que imponen una táctica revolucionaria de ofensiva dentro de la defensiva estratégica; una táctica de lucha de masas aún desarmada, y de reorganización del movimiento revolucionario donde la tarea central es la construcción del Partido político del proletariado, condición indispensable y decisiva para dirigir hacia el socialismo la guerra de clases, el estallido insurreccional en las grandes ciudades hacia donde tiende el desarrollo probable de la lucha de clases en este país oprimido capitalista.

    Por estos días, tanto el Gobierno de los capitalistas, como los señorones jefes de las FARC, aprovecharán para inocular en la sociedad el veneno de la conciliación entre clases antagónicas. Centrarán la mira en los revolucionarios y comunistas. Pero a pesar de todo, serán mejores las condiciones para barrer la niebla de los ojos de muchos hermanos campesinos, obreros, estudiantes, intelectuales, varios como guerrilleros de base, quienes alguna vez confiaron en una salida revolucionaria por el lado de las FARC. Serán mejores las condiciones para ¡Avanzar en la construcción del Partido! Para avanzar en la preparación de la verdadera guerra de los obreros y campesinos contra el poder de los enemigos del pueblo. Para proseguir, persistir y confiar en la movilización de las masas, únicas capaces de llevar a cabo la transformación revolucionaria de la sociedad, siempre y cuando los comunistas cumplan su papel de fundir las ideas del socialismo con el movimiento obrero, de elevar la conciencia del movimiento de masas al nivel del firme Programa de la Revolución Socialista, de trazarle una táctica flexible pero revolucionaria y organizar y dirigir al proletariado a la vanguardia de las demás clases revolucionarias.

    Comité Ejecutivo

    Unión Obrera Comunista (MLM)

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6892
    Reputación : 7311
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Razion el Sáb Sep 22, 2012 4:21 pm

    http://cedema.org/ver.php?id=5189

    Del EPL

    UN GRAN SALTO DE UNIDAD

    Superadas varias de las agrestes montañas y selvas que se dibujan en la geografía nacional; cruzados muchos de los ríos y riachuelos que aprovechan nuestros campesinos para el riego y la pesca; cumplida la tarea entregada por el mando nacional de consultar todas las estructuras urbanas y rurales donde tenemos presencia su opinión sobre la paz; el cuerpo de mandos y oficiales del EPL, con la presencia y dirección de nuestro Comandante, nos reunimos para estudiar el nuevo momento político y definir nuestra posición frente a los diálogos y la paz.

    Estudiadas las orientaciones y directrices que al respecto traza el Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista) y luego de un amplio y fructífero debate que afianza la unidad y calidad de nuestras filas, concluimos lo siguiente:

    1. Que el movimiento guerrillero colombiano no está derrotado ni con debilidades que lo coloquen en “el fin del fin”. A pesar de las bajas y los golpes recibidos por el enemigo, la guerrilla mantiene sus estructuras siendo capaz de relevar mandos, y en su inquebrantable decisión de luchar por el poder popular, acrecienta sus acciones ofensivas, así como su labor e iniciativa política, ligándose a las comunidades populares, sus organizaciones y luchas.

    2. Que las difíciles condiciones económicas y sociales por las que atraviesa el país, expresan además del atraso y la dependencia respecto a las grandes multinacionales, el FMI, el Banco Mundial y el imperialismo norteamericano, la incapacidad de la burguesía y el gobierno colombiano para enfrentar los efectos que sobre el país tienen la crisis económica internacional, que por estos días sacude profundamente a Europa, EEUU y muchos otros países del planeta.

    3. En consonancia con los intereses burgueses que representa y los dictámenes que recibe del norte, el gobierno de Juan Manuel Santos promueve un conjunto de políticas y medidas que buscan asegurar por un lado, mayores niveles de ganancia y riqueza para los bancos, las grandes multinacionales e inversionistas extranjeros, y el otro una mayor pobreza para los trabajadores y el pueblo, en quienes descarga la crisis, imponiendo mayores impuestos, menos salarios, así como menos derechos y garantías sociales.

    4. Que el gobierno de Juan Manuel Santos ha delineado una maniobra política, en la que combinando a fondo la represión, la demagogia y el populismo con auxilio de personajes que abandonaron la izquierda como Lucho y Angelino Garzón, ministro y vicepresidente –respectivamente—, busca colocar contra la pared a los luchadores populares y en especial a la guerrilla estigmatizándola de narcoterrorista y presentándola como enemiga de la paz, los derechos humanos, el desarrollo y el progreso nacional.

    5. Que comprende todo un desafío histórico y político desenmascarar las pretensiones y alcance de esta maniobra del gobierno, quien remozando las ideas del pacto y el acuerdo social, de claro estirpe socialdemócrata, promueve por un lado, los diálogos y la desmovilización de la insurgencia, y por el otro, dando cuenta de su catadura reaccionaria y sanguinaria bombardea y asesina a todo luchador que se oponga a su política.

    6. Que la paz con justicia social es un gran anhelo del pueblo colombiano que ha sido víctima de la sobreexplotación, el despojo, la antidemocracia, la exclusión social y política, así como de diferentes formas de violencia que promueve insistentemente el Estado con apoyo del imperialismo norteamericano. El fin del conflicto y la conquista de una paz estable es una apuesta política que implica el aseguramiento de un camino que permita las transformaciones estructurales, la soberanía, la libertad y el bienestar por el que denodadamente lucha el pueblo colombiano.

    7. Respecto al acuerdo de la Habana de las FARC-EP y el gobierno, valoramos la iniciativa política y las declaraciones públicas que aleja de la rendición o la entrega a las FARC-EP y expresamos nuestro más decidido apoyo y reconocimiento. Siendo éstas conversaciones un gran desafío, un esfuerzo y una conquista social proponemos a las FARC y al ELN establecer la coordinación y unidad de acción, independiente de estar o no en la mesa de diálogos y negociación, especialmente para con iniciativa unitaria hacer efectiva la convocatoria de un amplio debate político nacional en el cual el pueblo y sus múltiples organizaciones participen de manera activa de la discusión sobre la paz y el fin del conflicto económico, político, social y armado existente en el país.

    8. Los mandos y combatientes del EPL nos debemos al pueblo, a sus intereses y aspiraciones; nos reconocemos como parte de sus luchas, somos rebeldes en armas e incansables luchadores por la paz con justicia social en abierta confrontación armada contra el Estado burgués proimperialista. En esos términos, aspiramos a que los diálogos de la insurgencia con el gobierno contribuyan de manera positiva a dar salida política al conflicto que pasa por comprometer al gobierno en claros pasos y caminos hacia la solución de los grandes problemas y demandas del pueblo colombiano.

    Mando Nacional
    Ejército Popular de Liberación (EPL)

    Montañas de Colombia, septiembre de 2012.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6892
    Reputación : 7311
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Razion el Sáb Sep 22, 2012 4:22 pm

    Del PCC(ml)-EPL (obtenido también de cedema.org)

    ESTAMOS POR LA PAZ

    Es la decisión que nuevamente reiteramos los comunistas colombianos al analizar los recientes hechos políticos nacionales y en especial el acuerdo suscrito por las FARC-EP y el gobierno, en la Habana-Cuba, en el cual las partes se comprometen a discutir en los próximos meses una agenda de seis puntos con miras a dar fin al conflicto armado del país.

    Consientes de las grandes limitaciones existentes en el país para la participación y desarrollo de un debate nacional frente al tema de la paz, saludamos las conversaciones que las FARC-EP y el gobierno iniciarán en el mes de octubre, como un paso adelante e importante en un debate que compromete a toda la sociedad colombiana, y frente al cual no seremos inferiores en la presentación de nuestros puntos de vista, propuestas y salidas de paz.

    Comprometidos estamos con la noble causa de la paz y allí junto al pueblo, en todos los frentes de trabajo, en la huelga, el paro, la asamblea, la audiencia pública, la calle y en medio de la confrontación política persistiremos en desentrañar las verdaderas causas del conflicto, en denunciar las deformaciones estructurales del país, la dependencia y el atraso, las múltiples manifestaciones de sobreexplotación, despojo, desigualdad y exclusión política, así como las acuciantes demandas económicas, sociales y políticas de un pueblo que no desiste de su derecho de conquistar la paz con justicia social.

    Participaremos de manera activa en el nuevo escenario político que se abre con el debate sobre la paz y el fin del conflicto, insistiendo en la movilización política, persuadiendo paso a paso a todos los luchadores populares, a los demócratas y a la izquierda, al pueblo y sus organizaciones de la necesidad de conquistar la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, de un amplio carácter y contenido democrático popular, en la que el pueblo como constituyente primario defina soberanamente una nueva Constitución Política, que establezca las bases de la paz con justicia social, en otras palabras un nuevo ordenamiento jurídico político que cierre las compuertas al neoliberalismo, la antidemocracia, la dependencia y la exclusión social y política, verdaderos genes de la guerra y el atraso del país.

    En esa vía redoblaremos los esfuerzos por la construcción de un gran Frente Político de Masas, que como herramienta importante de los demócratas, los revolucionarios y la izquierda se oponga a la profundización de la guerra, a los bombardeos, a la práctica estatal de exterminio de la oposición política, a la criminalización de la protesta social y anime la lucha por un verdadero cambio social.

    Estamos por una verdadera solución política al conflicto político, económico, social y armado en el país, asunto que ligamos estrechamente a la lucha del proletariado y el pueblo por cambios estructurales de fondo que eliminen las condiciones de sobreexplotación, despojo, desigualdad y exclusión. En ese sentido, con la existencia o no de las guerrillas, seguiremos reafirmando posiciones y salidas políticas que destaquen la inevitabilidad del uso de la violencia revolucionaria, la necesidad de preparar la insurrección popular armada y desarrollar nuestra línea militar para acumular fuerzas hacia el poder.

    Destacando la posibilidad de alcanzar cambios, aún así sean parciales, en la situación de las masas y el país, esperamos que las conversaciones entre las FARC-EP y el gobierno aseguren debates de importancia para el pueblo y la nación, y abran espacio a las iniciativas planteadas por el ELN y el EPL sobre una eventual participación en estos diálogos. Valoramos las posibilidades de alcanzar un cese bilateral de fuegos -con verificación internacional de los acuerdos- para aliviar a las masas campesinas de los bombardeos indiscriminados y del asedio a los luchadores populares del campo y la ciudad, y permita afianzar la aplicación del DIH para frenar la degradación del conflicto.

    Destacamos los esfuerzos que hoy realizan diversidad de organizaciones sociales y políticas en el desbroce y unificación de una agenda a presentar y discutir con el gobierno sobre la paz que necesita Colombia.

    Marchamos buscando la objetividad y la identificación de las tendencias y contra-tendencias del cambio; por ende no nos hacemos ilusiones frente a los resultados de los nuevos acontecimientos. La experiencia nos ha demostrado que el conflicto no es un asunto fácil que se resuelve sólo con la buena voluntad de las partes, pues éste comprende y hace parte de la confrontación política y social que se desarrolla en el país.

    En esos términos resulta obligatorio alertar al pueblo y todos los luchadores sobre los posibles alcances de la maniobra y los objetivos en que está empeñado este gobierno. Santos no es un demócrata porque aceptó los diálogos; tanto este gobierno como la burguesía que representa no han renunciado a la guerra anti popular, ni al terrorismo de Estado, como tampoco al proceso de fascistización como esencia del régimen autoritario y centralista vigente en Colombia. Por ende resulta importante advertir la existencia de cambios en la táctica y los métodos para confrontar al pueblo y todas las fuerzas democráticas y revolucionarias, en la vía de imponer el fascismo y desarrollar la contra revolución preventiva.

    En otra perspectiva los esfuerzos de este gobierno no escapan a su interés de “sanear” el país para hacerlo más atractivo a los ojos de su locomotora minero energética, las grandes multinacionales e inversionistas extranjeros.

    A pesar de ello, y siendo consecuentes con el momento histórico, los ideales e intereses de la clase obrera y el pueblo, los amantes del cambio afrontaremos este nuevo estadio de la lucha de clases presionando, y en medio de los diálogos gobierno-guerrilla, con la unidad del pueblo los cambios democráticos y antiimperialistas que por más de cincuenta años reclama la nación entera.

    Comité Ejecutivo Central
    Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista)


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    bandadaroja
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 862
    Reputación : 857
    Fecha de inscripción : 11/07/2011
    Edad : 33

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por bandadaroja el Dom Sep 23, 2012 2:41 am

    DIÁLOGOS DE PAZ
    FARC prometen ser serias, sensatas y pragmáticas
    Así lo indicaron las FARC en un escrito en el que aluden al segundo aniversario de la muerte del 'Mono Jojoy'. El escrito está fechado en las "Montañas de Colombia" este 22 de septiembre. "De lo que se trata es de aspirar tan sólo a lo que la oligarquía está dispuesta a conceder", dice la misiva.
    Revista Semana. Col.

    No dudo de que sea así. El pragmatismo es una corriente oscurantista que siempre ha servido a la burguesía. Los comunistas rechazamos el pragmatismo porque este método no observa el movimiento y se ajusta a los resultados. Los comunistas somos dialécticos, los pragmáticos no, si es necesario vender "el alma al diablo" para conseguir sus propósitos, pues lo hacen.. No es raro que las FARC si para conseguir sus propósitos tienen que claudicar estratégicamente, pues lo harán. obre la seriedad?, bueno, qué decir sino que antes no lo eran y ahora sí, es lo que dicen, no?....

    Manuel Pérez
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 793
    Reputación : 1018
    Fecha de inscripción : 14/12/2011
    Localización : Bacatá

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Manuel Pérez el Miér Sep 26, 2012 3:51 am

    Alfonso Cano abrió el proceso de paz

    En inusual gesto de gallardía el presidente colombiano Juan Manuel Santos reconoció desde Los Estados Unidos que fue el abatido Comandante de las FARC-EP, Alfonso Cano, quien buscó y propicio los primeros acercamientos con el gobierno para explorar negociaciones de paz. ...


    Que se instalarán protocolariamente el próximo 8 de octubre en Oslo, Noruega. Cano fue abatido el 4 de noviembre de 2011 en momentos en que se encontraba prácticamente solo buscando romper un masivo cerco militar que lo acorraló por tierra y aire. El presidente Santos expresó que no le fue fácil ordenar la eliminación de Cano dados los acercamientos que estaban realizando. “así son las reglas”, dijo Santos. “entonces ordené eliminarlo”. A pesar de la muerte de Cano el secretariado de las FARC decidió continuar con el proceso de acercamientos. Las declaraciones del presidente colombiano expresan claramente los niveles de degradación del conflicto armado colombiano. Al combatiente acorralado no se le captura. Se le elimina.

    En Bogotá y muchas otras ciudades de Colombia y del mundo, entre ellas la misma Oslo, se realizarán el día 8 de octubre concentraciones de apoyo al proceso de paz que se inicia. En Sevilla, España, se efectuará a las 19:20 en Plaza Nueva.

    FUENTE

    ndk
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1884
    Reputación : 2064
    Fecha de inscripción : 11/11/2010

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por ndk el Miér Sep 26, 2012 7:54 pm


    Boletín Informativo Nro6, Diálogos por la Paz con Justicia Social

    PAZ CON JUSICIA SOCIAL VS PAZ DE LOS SEPULCROS



    En recientes pronunciamientos de la insurgencia desde la Habana, se ha dado a conocer el nombre del décimo de los integrantes de las FARC-EP en la mesa. Se trata del querido por toda la guerrillerada “sargento Pascuas”, legendario Marquetaliano que ha participado con valentía y arrojo en la lucha guerrillera en el suroccidente de Colombia, y cuya presencia en la mesa de diálogos por la Paz con Justicia Social nos llena de orgullo fariano.



    Por otra parte, en los diversos pronunciamientos oficiales, se evidencia claramente que dos cosas fundamentalmente tiene JM Santos en la cabeza cuando piensa en los diálogos con la insurgencia que recientemente fueron anunciados y que comenzarán el próximo 8 de Octubre en Oslo: la desmovilización y la reelección. Por eso le pone como fecha a la paz el 2013. Ese es el termino de tiempo que le da para no matarla.



    Las aspiraciones reeleccionistas del mandatario ya se dejan ver en algunos de sus pronunciamientos y comportamientos, sin embargo no nos interesa abordar en este artículo ese aspecto, sino el de la desmovilización, porque es un punto que expresa de forma clara la concepción burguesa y oligárquica de paz. Para ellos la paz es que la guerrilla deje de existir, que se callen los fusiles. Anhelan que la insurgencia se diluya, desaparezca, pero que todo siga igual.



    La oligarquía no quiere alcanzar la paz para acabar con el drama de los desplazados, solucionar la problemática de los prisioneros, alcanzar la verdad de los desaparecidos; no quiere lograrla y poder así parar este desangre en nuestra patria y evitar que más hermanos caigan en la confrontación; no piensa en la paz para lograr reconstruir nuestro país sobre la base del respeto, las garantías democráticas y la justicia social. Cuando la oligarquía piensa en la paz se imagina un país sin confrontación armada (más seguridad), donde puedan realizar muchos y mejores jugosos negocios, y donde pueden sacar de forma completamente segura los recursos naturales. Por eso, siempre miden la paz en términos económicos y utilizan frecuentemente términos económicos para referirse al proceso de diálogo.



    En pronunciamiento desde la Universidad de Kansas en Estados Unidos, JM Santos dice aspirar a una paz “negociada”. “El proceso de Paz sería éxito también de Estados Unidos porque culminaría su inversión en el Plan Colombia. La paz en Colombia sería una situación de “ganancia” para todo el mundo”. Ya entendemos porqué dice que tiene la llave de la paz en su “bolsillo”.



    Acto seguido el primer mandatario añade que: la paz probaría que el Plan Colombia fue exitoso.



    Si el Plan Colombia fue exitoso, no entendemos nosotros entonces qué hace sentado en una mesa de diálogo. ¿Acaso no fue diseñado para aniquilar a la insurgencia? ¿Igual que el Patriota I, patriota II y Plan Consolidacion? La verdad así le duela mucho a la oligarquía es que todos estos planes diseñados desde el imperio han sido enfrentados exitosamente por la insurgencia por medio de la táctica de la guerra de guerrillas móviles, y en el campo de batalla han salido derrotados por la fuerza del pueblo en armas.



    Sin embargo, nosotros como pueblo en armas debemos decir que nuestro compromiso con la Paz es total. Tal como lo dijo el Comandante Jesús Santrich: “no creemos en una paz negociada”, porque la insurgencia no tiene nada que “negociar” con el estado. Creemos profundamente es en la solución política del conflicto, esa que logre remover las causas fundamentales que lo generaron. Anhelamos una paz con profundos cambios, de carácter estructural, para que en Colombia imperen los intereses de las mayorías. Para que cese el terrorismo de estado, las desapariciones forzadas, los encarcelamientos inhumanos, la atroz tortura. Soñamos con un país de libertades democráticas, de debates políticos con garantías. Queremos un país sin hambre, con educación y salud. Por eso, nuestro horizonte es la paz con justicia social, y lo ha sido desde nuestros orígenes en Marquetalia. Somos guerreros por la paz, y sólo para lograrla hemos empuñado las armas. Si la guerra ha sido impuesta por los poderosos en Colombia, la paz será construida por los sectores populares y desposeídos.



    SÓLO HABRÁ PAZ CUANDO SE INSTAURE LA JUSTICIA SOCIAL

    FUENTE: http://www.resistencia-colombia.org/index.php/dialogos-por-la-paz/2423-boletin-informativo-nro6-dialogos-por-la-paz-con-justicia-social




    ndk
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1884
    Reputación : 2064
    Fecha de inscripción : 11/11/2010

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por ndk el Jue Sep 27, 2012 8:46 pm

    FARC-EP y ELN escribió:
    DECLARACIÓN POLÍTICA


    El Ejercito de Liberación Nacional (ELN) y Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP), inspirados en los más profundos sentimientos de hermandad, solidaridad y camaradería, con optimismo y elevada moral de combate, estrechados en un fuerte abrazo de esperanza en el cambio revolucionario, nos hemos reunido para analizar la situación política nacional e internacional, los problemas de la guerra y de la paz en Colombia y avanzar en el proceso de unidad que desde el año 2009 venimos forjando paso a paso, con el propósito de hacer converger ideas y acciones que permitan enfrentar junto al pueblo a la oligarquía y al imperialismo como elementos que imponen la explotación y la miseria en nuestra patria.

    Indoblegable determinación nuestra, es continuar la búsqueda de una paz que para Colombia y el continente signifiquen el establecimiento de la verdadera democracia, la soberanía popular, la justicia social y la libertad.

    Realizamos esta reunión, en momentos en que se desarrolla la más profunda crisis del sistema capitalista mundial, caracterizada por una desaforada carrera de guerras de invasión, saqueo y sobreexplotación de los recursos de la naturaleza, precarización de las condiciones de trabajo, que condenan al hambre y la muerte a millones de seres humanos en un planeta conducido por la voracidad del imperialismo, hacia el caos y la destrucción.

    En nuestra patria las calamidades generadas por este sistema de inhumana sobre-explotación y exclusión de las pobrerías, ha escalado la desigualdad y profundizado la confrontación de clases en dimensiones nunca antes vistas, las cuales derivan directamente de la aplicación sostenida y desbocada de políticas neoliberales que favorecen a los grandes grupos financieros y grandes corporaciones transnacionales, en detrimento de las mayorías nacionales.

    Dentro del panorama internacional de crisis sistémica del capital, que muestra sus rostros múltiples de debacle financiera, económica, ambiental, urbanística, energética, militar, política, institucional, moral y cultural, Colombia se configura como un país de economía reprimarizada y financiarizada.

    A esa condición la han llevado los detentadores del poder, para permitir el saqueo que significa la extracción desaforada, el robo de sus recursos naturales y la especulación financiera. Millones de compatriotas han sido lanzados a la miseria y la guerra, impuesta por las élites para acallar la inconformidad de las mayorías frente a esta iniquidad.

    El gobierno de Juan Manuel Santos fue instaurado para garantizar la continuidad de los planes de desposeción por despojo que sobre el pueblo colombiano impone el imperialismo. Una nueva especialidad del Capital acompañada de ordenamientos jurídicos y disposiciones militaristas de seguridad y defensa inmersas en la vieja Doctrina de la Seguridad Nacional y terrorismo de Estado, se afianza en nuestro país para blindar los “derechos” del capital, el bienestar de los ricos a costa de los trabajadores y del pueblo más humilde. Dentro de esa perspectiva se define la nueva etapa de despojo de tierras que hoy se disfraza con el falso nombre de restitución. En la práctica, a los millones de desplazados y víctimas de las sucesivas etapas de despojo violento auspiciadas por el Estado, se suman ahora nuevas legiones de campesinos, indígenas, y gente sencilla en general, a los que se les arrebatará o se les niega ya la tierra mediante procedimientos de engañosa legalidad, engrosándose aún más las cifras de pobreza y de indigencia que colocan a Colombia en el rango del tercer país más desigual del mundo.

    Es este el sentido cruel de la seguridad inversionista y de la prosperidad que difunde el presidente Juan Manuel Santos, mientras se sigue encarcelando, asesinando y reprimiendo a sus opositores.

    Frente a esta realidad no puede haber otro camino para los revolucionarios que la unidad y la lucha, la acción de masas en las calles, el levantamiento popular en el campo y las ciudades, retando la criminalización de la protesta y exigiendo al gobierno reales hechos de paz, que no pueden ser otra cosa que hechos de solución a los problemas sociales y políticos que padecen las mayorías por cuenta del terrorismo Estado de la casta gobernante cuyas tendencias más guerreristas han conducido los destinos del país durante la última década.

    No es con demagogia y amenazas de represión y más guerra que se pondrá fin al conflicto. No es con más compra de material bélico ni entregando el país al pentágono que se alcanzará la paz; no es con planes guerreristas y de tierra arrasada, como el “Plan Patriota” o el “Espada de Honor” como se logrará la reconciliación de los colombianos. Mucho menos dando ultimátum a la insurgencia a partir de la idea vana de que la paz sería el producto de una quimérica victoria militar del régimen, que lleve de rodillas a la insurgencia, rendida y desmovilizada, ante ese adefesio llamado marco jurídico para la paz.

    Nuestra voluntad de paz radica en el convencimiento de que el destino de Colombia no puede depender de los intereses ruines de la oligarquía. Los cambios políticos y sociales con la participación y decisión plenos del pueblo son una necesidad y un requerimiento inevitable. Por ello la unidad y la movilización del pueblo en favor de los cambios estructurales para, sobre la base de la justicia, construir la paz, son la verdadera llave de su conquista.

    Con pasos firmes de unidad en el pensamiento y en la acción, fraternalmente,

    COMANDO CENTRAL, ELN.

    SECRETARIADO DEL ESTADO MAYOR CENTRAL, FARC-EP.

    Montañas de Colombia, septiembre de 2012

    www.radiocafestereo.nu/index.p...

    Contenido patrocinado

    Re: Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo para iniciar diálogos de Paz

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:38 am


      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 11:38 am