Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Comparte

    Sondeo

    ¿Qué opináis de los transgénicos?

    [ 9 ]
    23% [23%] 
    [ 31 ]
    77% [77%] 

    Votos Totales: 40

    Stitch
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 584
    Reputación : 609
    Fecha de inscripción : 15/07/2012
    Edad : 29

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por Stitch el Miér Ago 15, 2012 12:19 am

    La Brujula escribió:Ustedes analizan más la repercusión social de los transgénicos, que su verdadero valor.

    Que estén en manos de transnacionales, es un verdadero problema, ¿pero si estuvieran en manos de todos?, cuantos problemas alimentarios resolverían.

    Además, particularmente he estado vinculado en mi trabajo con personas que los desarrollan y realmente al hablar con ellos cambié mucho mi opinión. Ellos no realizan nada tan extraño como muchos nos hacen pensar, solo aceleran el proceso natural de selección en condiciones de laboratorio, es decir, lo que la naturaleza tardaría miles de años en hacer, ellos lo hacen en menos de 10 años.

    Salvo excepciones casi todo fluye de esta manera, cruzando variedades con una selección consciente de sus características y no dejándolo al azar de la naturaleza. También es necesario decir que el hombre está haciendo este tipo de trabajo, desde tiempos inmemoriales, para mejorar sus cultivos o su ganado, solo que no tenía laboratorios ni conocimientos teóricos para documentarlos.

    Para mí, en mi modesta opinión, todo depende de cómo se usen y de quien los use, no de los transgénicos en sí.


    Me tomé el atrevimiento de poner lo que dijiste en grande. Y con eso que dijiste, me pregunto, ¿por qué será? jeje

    Saludos.

    Repesp
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 477
    Reputación : 566
    Fecha de inscripción : 12/02/2011

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por Repesp el Miér Ago 15, 2012 9:41 am

    nunca me gustaron los transgenicos. ademas de los infinitos intereses capitalistas que hay detras, se ha demostrado que son por lo general perjudiciales. somos seres humanos, y pertenecemos a la naturaleza, y como tal, deberiamos alimentarnos de cosas naturales, y evitar en la mayor medida posible la adicion de compuestos que de forma natural no estan en esos alimentos.
    creo que dentro del socialismo deberia hacerse hincapie en el tema de la alimentacion.

    como dijo ss-18, el avance es bueno, pero yo añadiria una cosa, DEPENDE en lo que se avance. para mi hay cosas que no deberian avanzar, o si avanzan, que no sea demasiado.

    La Brujula
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1369
    Reputación : 1611
    Fecha de inscripción : 30/11/2010
    Localización : Por aquí, por allá.......donde puedo.

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por La Brujula el Miér Ago 15, 2012 1:42 pm

    Concuerdo enteramente con la opinión de Razion y SS-18 , cuando se trata de ciencias, hay que saber delimitar donde está el mal.

    Stitch escribió:me pregunto, ¿por qué será?

    Don Dinero, solo es culpa de él, los que tienen el dinero son los únicos que pueden hacer estas investigaciones y después no quieren compartirlas.

    En mi opinión, si investigan sobre cohetes, sobre TV, sobre autos, etc….. hasta puedo entenderlo y para serles honesto hasta los apoyo, porque al fin y al cabo ellos fueron los que tuvieron el logro de su descubrimiento, pero cuando se trata de alimentos, y me pongo a pensar que por falta de esto la gente muere, ya es otra cosa, para eso si no estoy de acuerdo, estos descubrimientos debían estar en manos de todos.

    Creo esto por dos motivos fundamentales

    El primero: La alimentación no es un lujo, es una necesidad y yo creo que no se debe lucrar con la necesidad de la gente. (Para lucrar están los TV, los autos, la ropa, los perfumes, etc... ) (y este tema es otra discusión)

    Segundo: Deben ser de conocimiento de todos para poder probar que son buenos o que son malos, sin que medien intereses económicos que puedan falsear los resultados.


    obrero implicado

    Si leí los artículos, al igual que casi todos en el foro y fuera de él, además de un millón de reportajes que ponen en duda a los transgénicos, pero creo que la respuesta ya te la dieron otros camaradas del foro.

    Nexus6
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 300
    Reputación : 346
    Fecha de inscripción : 25/01/2012
    Localización : Barcelona.

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por Nexus6 el Miér Ago 15, 2012 9:47 pm

    Razion escribió:Es un tema complejo a ser tenido en cuenta. La producción trasngénica, ya sea de vegetales o de animales, puede resultar beneficiosa en determinadas situaciones y solo si la ciencia es del y para el pueblo. Es decir si se investiga la producción de transgénicos para añadir una resistencia o poder desarrollar un cultivo en áreas donde las condiciones son extremas para lograr la supervivencia del mismo, puede implicar que un país o región alcance su soberanía alimentaria. Hay un caso en Argentina donde se produjo una vaca transgénica que produce leche enriquecida en proteínas, lo cual puede implicar combatir determinada mal nutrición.
    Ahora si el enfoque transgénico es el que dan las grandes multinacionales como Monsanto y demás, es profundamente negativo para la sociedad: Pérdida de cultivos autóctonos como en el caso del maíz mexicano respecto al transgénico BT que utilizan los yanquis; utilización indiscriminada de plaguicidas que afectan a la salud, como el caso del Glisfosato, principio activo del Roundup, que se utiliza en la soja transgénica RR (Roundup Ready), cuyo único objetivo es aumentar la productividad (sin que se respete buscando este fin, siquiera los ciclos agrícolas para lograr la renovabilidad de un recurso como es la tierra).
    Encima hay que sumar que en la búsqueda por lograr la aceptación de los transgénicos, que implica una dominación tecnológica por parte de las grandes multinacionales, se truchan estudios, o no se realizan respecto a los posibles efectos adversos que podrían traer determinados transgénicos en el consumo humano. Ojo, que el hecho de que algo sea transgénico, no implica un efecto adverso sobre la salud, pero tampoco implica que este no exista en determinados casos (por eso se deben estudiar correctamente que tipo de modificación es la que acarrean).
    Saludos
    Totalmente de acuerdo, los transgénicos son un arma de doble filo, con sus ventajas y sus desventajas.

    Acepto que actualmente son armas en manos de unos psicópatas llamados multinacionales, como Monsanto, y que independientemente del mal o buen uso que se le de, puede traer problemas para la salud de las personas.

    De todos modos, creo que en el socialismo se debe investigar el asunto de los transgénicos a fondo, invirtiendo dinero publico y recursos si el pueblo lo desea, y si hay problemas de hambrunas producidos por un probable bloqueo económico, plagas, terrenos poco cultivables o consecuencias derivadas del cambio climático, en lo personal daría luz verde, con el tiempo ya se solucionaran los posibles efectos adversos.

    No hay que rechazar todo desarrollo científico-técnico que se de en el capitalismo porque provenga de este, ni siquiera por su mal uso o los daños colaterales que pueda tener...hay que aprovechar lo que sea aprovechable y adaptarlo a la nueva civilización.

    Un Saludo.





    Stitch
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 584
    Reputación : 609
    Fecha de inscripción : 15/07/2012
    Edad : 29

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por Stitch el Jue Ago 16, 2012 6:42 am

    Nexus6 escribió:No hay que rechazar todo desarrollo científico-técnico que se de en el capitalismo porque provenga de este, ni siquiera por su mal uso o los daños colaterales que pueda tener...hay que aprovechar lo que sea aprovechable y adaptarlo a la nueva civilización.

    Un Saludo.

    Totalmente de acuerdo contigo. Si me permites decirlo, eso es ser objetivo.


    Un abrazo.

    La Brujula
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1369
    Reputación : 1611
    Fecha de inscripción : 30/11/2010
    Localización : Por aquí, por allá.......donde puedo.

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por La Brujula el Jue Ago 16, 2012 1:59 pm

    En Cuba se están haciendo investigaciones en plantas y en animales, específicamente en el “Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología” de la capital. Sé que han tenido muy buenos resultados y que pronto todos en el mundo podrán disfrutar de sus bondades.

    La última vez que conversé del tema, me dijeron que los trabajos eran específicamente dirigidos a la investigación en peses de agua dulce, soya, tomates y alguna otra plante que no recuerdo. Me dijeron que estaba en fase de pruebas y que para su creación no se empleo ninguna especie que pudiera aportar características dañinas para su consumo, de esta forma se garantizaba por un amplio margen evitar consecuencias nocivas.

    Hace unos años se presentó en la TV de Cuba, un programa realizado por Reinaldo Taladrid sobre este tema, el invitado al programa explico que el consumía transgénicos desarrollados por su grupo de trabajo y que en todas las pruebas realizadas mostraban ser inocuos y aptos para consumo humano.

    obrero implicado
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 98
    Reputación : 106
    Fecha de inscripción : 07/09/2011
    Localización : Cantabria

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por obrero implicado el Jue Ago 16, 2012 5:23 pm

    Una noticia sacada de la pagina de greenpeace del 19-12-10 hablando del poder de las multinacionales .
    www.greenpeace.org/espana/es/Blog/...y-wikileaks...ms.../31957/

    Transgénicos y Wikileaks: Mucho más que una sospecha


    Por si quedaran dudas sobre a favor de quién ha estado trabajando el gobierno de España en los últimos años, los cables revelados por Wikileaks y publicados hoy por El País lo dejan claro: el Gobierno de España ha estado trabajando de la mano de EEUU y de Monsanto a favor de los transgénicos y en contra del conjunto de la sociedad. En ellos se evidencia una estrategia conjunta de los gobiernos de España y EEUU a favor de las multinacionales de los transgénicos y en contra de aquellos países de la UE que han intentado parar estos cultivos.

    El propio Secretario de Estado Josep Puxeu le llegó a pedir al gobierno de EEUU que presionase a la UE a favor del cultivo de transgénicos. Y confesó que sentía cómo la presión en contra de los transgénicos aumentaba en España… ¿Por qué en lugar de cambiar de política, en lugar de escuchar a la sociedad, en lugar de adoptar actitudes democráticas y basadas en la precaución, estos cargos políticos prefieren ponerse del lado de los poderes corporativos?

    ¿Qué más necesitamos saber sobre quién está detrás de los transgénicos y qué pretenden con ello?

    Por ello desde Greenpeace y el resto de organizaciones aliadas, hemos pedido a la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, que adopte las medidas oportunas, tome inmediatamente cartas en el asunto exigiendo responsabilidades a quienes, escandalosamente, han trabajado para favorecer los intereses de las grandes multinacionales biotecnológicas en detrimento del conjunto de la sociedad, de la salud pública y del medio ambiente.

    Desde hace más de una década el gobierno de España ha defendido el cultivo de transgénicos prácticamente en solitario en la UE, y es el único país que ha tolerado el cultivo a gran escala de OMG (según datos del propio Ministerio, se cultivan entorno a 70.000 hectáreas de un maíz modificado genéticamente de Monsanto). Y lo ha hecho sin cumplir con las normas europeas y españolas de transparencia, sin seguir los productos a través de la cadena alimentaria, sin obligar a etiquetar los alimentos transgénicos y sin realizar seguimiento alguno de los campos cultivados con estas peligrosas semillas. Los datos hechos públicos ahora explican por qué se ha permitido que campen a sus anchas las multinacionales del sector, a pesar de los innumerables casos de contaminación genética y los daños sociales y económicos que estos cultivos han ocasionado.

    Por ello es de vital importancia que la nueva ministra cambie inmediatamente la posición del gobierno de España y que la primera medida sea prohibir el cultivo de maíz transgénico de Monsanto MON 810 para la próxima campaña de siembra, tal y como llevan haciendo desde hace años los gobiernos de hasta diez países de la UE (entre ellos Francia, Austria o Alemania) en base a las evidencias científicas sobre sus impactos sobre el medio ambiente, la imposibilidad de convivencia de la agricultura transgénica con la convencional y ecológica y las incertidumbre sobre sus efectos sobre la salud a largo plazo.

    La prohibición del cultivo de transgénicos por parte del gobierno de España es imprescindible para poder defender los intereses de nuestro medio ambiente, nuestra agricultura y la salud pública, para que éstos no sigan en manos de la industria de los transgénicos, de los intereses de EEUU y de quienes, desde las instituciones españolas, los han apoyado abiertamente, tal y como ha quedado demostrado en los cables de Wikileaks.

    Juan Felipe Carrasco, responsable de la campaña de Transgénicos de Greenpeace

    - Noticia: Agricultores, ecologistas y consumidores exigen a Rosa Aguilar que la política española sobre transgénicos deje de estar dictada por las multinacionales y que se prohíba su cultivo


    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:05 pm

    Muertes con transgénicos en Argentina




    Última edición por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:37 pm, editado 2 veces

    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:09 pm

    [Documental] Semillas esclavas


    Última edición por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:37 pm, editado 1 vez

    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:14 pm

    Reportaje de los trangénicos (alimentos modificados) hecho por el canal Mega, censurado por presiones externas al canal y por los poderes fácticos del país, fue retirado del sitio web de Megavisión.


    Última edición por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:38 pm, editado 1 vez

    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:26 pm

    Documental emitido en TVE2, realizado por Deborah Koons García y producida por Roco Films International (2004). Analiza el futuro de la alimentación, sobre todo a partir de la aparición de la ingeniería genética, que ha revolucionado la producción de alimentos. El aumento en el uso de fertilizantes, pesticidas y herbicidas está alterando muchos productos y en algunos casos poniendo en riesgo nuestra salud. En este aspecto la empresa Monsanto sigue siendo la más cuestionada.

    Se trata de una multinacional de agricultura y biotecnología, la líder mundial en la producción del herbicida glifosato, vendido bajo la marca Roundup. Además, esta empresa también es líder en la producción de semillas genéticamente modificadas --transgénicos-. Sus productos y sus agresivas prácticas legales (y de lobby) han hecho de Monsanto un blanco primario del movimiento anti-globalización. A través de archivos, entrevistas a agricultores y expertos en la materia, este documental analiza cómo en los últimos diez años, la ingeniería genética ha modificado los métodos de cultivo y la agricultura de gran parte del mundo y ha favorecido la aparición de nuevos productos en el mercado, en muchos casos cuestionados.

    Cuenta además que los pesticidas químicos aparecieron por modificaciones de armamentos químicos desarrollados durante la segunda guerra mundial. Las empresas químico-armamentísticas se vieron rápidamente orientadas al control de la agricultura y las semillas y así empezó otra nueva revolución verde la de los transgénicos. De hecho las empresas que se habían fusionado para la creación de armas químicas que se utilizaron en la Alemania nazi, son ahora las empresas farmacéuticas que están entre las primeras productoras de semillas transgénicas.



    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:35 pm

    Cien campos secretos de prueba de transgénicos en España

    Desde 2008 no se publican las actas de la Comisión Nacional de Bioseguridad informando en qué campos del Estado se cultivan Organismos Genéticamente Modificados. Empresas como Pioneer, Bayer o Monsanto tienen las puertas abiertas para experimentar.



    “Tenemos constancia de que se llevan años haciendo experimentos con semillas transgénicas al aire libre sin que los Concelhos, en el caso de Galicia, los ayuntamientos o las organizaciones sociales tengan conocimiento de ello. Desde el Ministerio y la Xunta nos han ocultado información”. Así lo declaraba para DIAGONAL Charo Sánchez, agricultora y secretaria de medio ambiente del Sindicato Labrego Galego (SLG) tras descubrir informes de campos de ensayo de maíz al aire libre realizados en 2008 en los concelhos de Arteixo o Santa Uxía. “Algo que desde la Administración nos habían negado. Ha sido como un jarro de agua fría”.

    La información sobre los cultivos experimentales con organismos genéticamente modificados (OGM) sigue siendo oscura y confusa->. Los campos de prueba al aire libre son, normalmente, parcelas arrendadas por las multinacionales a agricultores y agricultoras para probar nuevas variedades transgénicas (maíz, patata, remolacha o algodón, entre otras). Ensayos que forman parte de los protocolos previos exigidos por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria para autorizar el cultivo comercial de nuevas variedades de OGM.

    Un proceso por el que ya pasó el maíz MON810, el único transgénico que se cultiva comercialmente en el Estado español de manera legal, a pesar de haber levantado ampollas en la sociedad civil por sus consecuencias sociales o medioambientales. De hecho, el pasado mes de octubre, el Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino (MARM) reconocía por primera vez la existencia de personas afectadas por contaminación de sus cultivos con maíz transgénico MON810. Un peligro que se multiplica con los campos experimentales de transgénicos, cuyo cultivo comercial está prohibido por su falta de garantías, ya que ni siquiera han pasado por un trámite previo que evalúe su seguridad.

    La competencia en el Estado español para autorizar estas pruebas a campo abierto es del MARM. En las solicitudes de las empresas se recogen unos protocolos de seguridad como la eliminación de la muestra. “Tras finalizar la cosecha, las plantas se destruirán por un medio adecuado, generalmente por trituración o enterramiento”, expone Monsanto en uno de sus pliegos para plantar maíz Nk603. La representante del SLG, Charo Sánchez, es tajante: “A eso no se le puede llamar eliminación de residuos. Esa contaminación queda en el suelo. El Ministerio sabe que por todo el territorio hay parcelas y parcelas con organismos transgénicos enterrados. Además, los principios de precaución no garantizan absolutamente nada. Sabemos por estudios que 200 metros de distancia con otros cultivos no es una barrera real de seguridad. Estos protocolos de ensayos y de residuos son los que las propias empresas proponen, no el Ministerio”.

    A todas luces la seguridad parece escasa. “Hemos visto lugares, como Fraga, donde el principio de precaución no se había llevado a cabo. Simplemente habían pasado con una máquina para arrancar los restos del cultivo. Quedaban un montón de mazorcas por el suelo”, apunta Rosa Binimelis de la plataforma catalana Transgènic Fora.

    Para Andoni García, responsable de Seguridad Alimentaria y Medio Ambiente del sindicato agrario COAG, no hay seguridad en cuanto hay una experimentación a campo abierto. “Con la investigación que se ha hecho no está garantizado que no existan consecuencias nocivas. Posiblemente haya habido contaminación de experimentales con otros cultivos, pero como sólo se analiza lo ecológico es difícil saberlo”.

    Además de la inseguridad, el secretismo acompaña este tipo de ensayos. “Hemos comprobado que cuando se hacen cultivos experimentales no se avisa ni a la población ni a los vecinos”, declara la representante de Transgènic Fora.

    Lo cierto es que la autoridad competente, el MARM, no está obligada a avisar a las localidades donde se realiza la prueba. “La última palabra siempre la tiene el Ministerio; las Autonomías están supeditadas, aunque también pueden tener un posicionamiento claro y negarse”, resume Charo Sánchez.

    De hecho es imposible saber qué campos se han concedido o no y qué experimentos se están llevando a cabo, ya que esa información debería salir publicada en las actas de la Comisión Nacional de Bioseguridad (CNB), documentos que no ven la luz desde 2008.

    Según las últimas solicitudes publicadas por el Ministerio, entre 2009 y 2011, hasta 100 localidades de todo el estado Español se habrán convertido temporalmente (de 6 a 12 meses) en laboratorios a campo abierto de la agroindustria.. Pioneer, Monsanto o Bayer, entre otras, se reparten autonomías para sus ensayos. “El concelho de Lalín intentó localizar la ubicación exacta de los campos en su territorio”, revela Sánchez. “Llegó hasta a contactar con Monsanto, que era quien tenía solicitados los campos. También lo intentó Chantada, pero ambos fracasaron. Es muy pre- ocupante que incluso a la propia Administración local le nieguen datos. Esta situación es una muestra de la gran complicidad entre las multinacionales y los gobiernos”, añade.

    “Es muy complejo. Hay muchos vacíos legales por los que formalmente no se hace nada irregular pero que generan situaciones complicadas”, afirma Sira Rego, concejala de Medio Ambiente de Rivas Vaciamadrid. Esta localidad consiguió paralizar una solicitud de experimentación con maíz en su territorio. “No nos comunicaron nada porque en principio nos dijeron que no tenían por qué hacerlo”. Para Sánchez, la situación es vergonzosa. “Es un tema social que está afectando a toda la ciudadanía. Debe ser debatido y explicado”, concluye.

    ¿SÓLO REGALOS?

    Regalos, comidas o muestras gratuitas de semillas son algunas de las estrategias que la agroindustria despliega para atraer a agricultores y agricultoras. La revista de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) relata cómo en septiembre de 2009 una delegación del sindicato recorría Estados Unidos invitada por Monsanto. El objetivo de este viaje, según la UPA, fue “visitar varios centros de investigación agraria, así como explotaciones dedicadas al cultivo del maíz, la soja y la remolacha”. Durante una semana esta delegación recorrió fincas de experimentación de cultivos y se reunió con distintos expertos de Monsanto en materia de agua o mejora genética. Como colofón y siempre usando la expresión “agricultura familiar”, visitaron dos explotaciones de remolacha tolerante a herbicidas. “UPA valora muy positivamente este viaje”.

    SECRETISMO Y RIESGOS DE LOS ORGANISMOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS (OGM)

    La Comisión Nacional de Bioseguridad

    La Comisión Nacional de Bioseguridad, dependiente del Ministerio, es la encargada de elaborar los informes que dan el visto bueno a los experimentos con transgénicos. Está compuesta por 46 miembros, de los cuales tan sólo siete son representantes científicos. Sus miembros están cercanos a la agroindustria.

    Algodón
    La solicitud de Bayer para experimentar con algodón tolerante a herbicida roza la inseguridad: “Debido a las medidas tomadas en el ensayo y a que no existen especies silvestres emparentadas con el algodón en Europa, consideramos que no puede producirse transferencia de genes a otras especies ni al algodón convencional”.

    Maíz
    Las "buenas intenciones" acompañan a Monsanto y su maíz NK603 x MON810. “Se ha demostrado que este maíz es tan seguro y tan nutritivo como cualquier otro. Se espera que su producción impacte positivamente en las prácticas agronómicas actuales y que beneficie a los agricultores y al medio ambiente”.

    Remolacha

    La seguridad también está presente en la solicitud de KWS Semillas Ibérica. “El uso de remolacha tolerante a glifosato puede permitir una producción de remolacha más competitiva y sostenible, con un control de malezas eficaz y aprovechando las favorables características de seguridad de Roundup”.

    http://www.diagonalperiodico.net/Cien-campos-secretos-de-prueba-de.html

    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:40 pm

    Miel ha sido afectada por semilleros transgénicos en volúmenes y retornos



    Un reciente informe de la Oficina de Estudios y Politicas Agrarias del Ministerio de Agricultura, Odepa, analizó el impacto que está teniendo sobre Chile y el mundo, el tema de las mieles con polen transgénico en las exportaciones. El tema resulta muy relevante para Ñuble y la Octava Región, que es la principal zona productora del país de productos de la colmena.

    “En 2012 los montos mensuales partieron muy bajos en febrero y marzo, pero paulatinamente se están acercando a los volúmenes mensuales exportados en una temporada normal. Sin embargo, en las cifras acumuladas a mayo de 2012 se observa un descenso de 44% en valor y 31% en volumen, lo que implica que el precio medio ha bajado desde US$ 3,72/kg a US$ 2,98/kg en el período”, señala Odepa.

    Tan pronto como apareció este tema de las mieles transgénicas en la Unión Europea a mediados del 2011, nuestras exportaciones se comenzaron a resentir. El problema es que si bien Chile no permite la producción de productos agrícolas genéticamente modificados, si produce semillas transgénicas para la exportación, que están causando problemas a los apicultores que están en la vecindad.

    El país produce entre 7 y 11 mil toneladas de este producto al año, que se exportan en 85 por ciento en forma histórica a la Unión Europea, principalmente a Alemania. Afortunadamente el país venía desde hace varios años trabajando en el tema de trazabilidad y tiene a la totalidad de apicultores que producen para la exportación inscritos en el Registro de Apicultores de Miel de Exportación (Ramex), el cual es administrado por el SAG, lo que ha permitido una comunicación más fluida con los productores, estableciendo un sistema de información sobre la ubicación de los cultivos transgénicos para informar a los apicultores, como también ha trabajado para el establecimiento de metodologías analíticas para determinar presencia de polen con trazas trangénicas en mieles.

    A nivel país equipos técnicos del Ministerio de Agricultura se abocaron a recabar antecedentes en coordinación con Prochile y Direcon, evaluando escenarios y pasos para seguir participando en reuniones con los representantes de los países involucrados. En referencia a la postura de Chile frente a esta coyuntura, ha sido de cautela, a la espera de la opinión de más países y en consideración a las buenas relaciones con la UE, situación que se mantiene hasta la fecha, señala Odepa.

    Tambien se ha desarrollado a nivel doméstico una serie de coordinaciones público-privadas con representantes de organizaciones del sector apícola. Durante 2012 Indap dio instrucción técnica a todos los consultores de los Servicios de Asistencia Técnica para entregar a sus usuarios apícolas información sobre la posición relativa de sus apiarios respecto de cultivos genéticamente modificados autorizados por el SAG, usando para ello el Sistema Geográfico de Consulta Apícola Nacional.

    http://www.diarioladiscusion.cl/index.php/economia/106-agricola456085059/15312-miel-ha-sido-afectada-por-semilleros-transgenicos-en-volumenes-y-retornos

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6892
    Reputación : 7311
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por Razion el Jue Ago 16, 2012 8:47 pm

    neweconomic escribió:
    Muertes con transgénicos en Argentina



    Este programa lo vi hace mucho ya, cuando salió en Tv. Raro de Graña (el periodista) ya que está ligado precisamente, no a los sectores mas "progres".


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:51 pm

    Científicos apoyan los cultivos transgénicos

    Gordon Conway, profesor de Desarrollo Internacional en el Imperial College de Londres y asesor del gobierno, asegura que los movimientos “verdes” que defienden el uso de la agricultura orgánica deben superar su hostilidad hacia los cultivos modificados genéticamente y valorar la contribución que estos pueden hacer a la agricultura sostenible. Para Conway, la falsa idea de que los medios naturales son más seguros y más respetuosos del medio ambiente pueden condenarnos al hambre. ¿Quién tiene razón?

    Los científicos se esfuerzan por conseguir apoyo a los cultivos transgénicos. Gordon Conway, profesor de Desarrollo Internacional en el Imperial College de Londres y asesor del gobierno de su país, está convencido que aferrarnos a métodos de cultivo considerados como naturales y no utilizar las ventajas que poseen los cultivos transgénicos puede equivaler a un suicidio masivo. Gordon asegura que aunque los denominados “agricultores orgánicos” se encuentren entre los adversarios más implacables de la revolución planteada por la ingeniería genética, deben aceptar sus logros como legítimos. En una entrevista reciente, Conway afirmó que aunque los grupos de presión ecológicos considerarían la idea como una herejía, “la ingeniería genética podría crear mejores cultivos orgánicos que aquellos cultivados mediante la agricultura tradicional”. El científico está convencido que la desconfianza de los agricultores orgánicos se basa en un enfoque excesivamente rígido en contra de la “agricultura sintética” y a la falsa idea de que los medios naturales son más seguros y respetuosos del medio ambiente.

    Como era de esperar, a más de un grupo ecologista las declaraciones de Conway le cayó como una trompada en el estómago. La sugerencia de que se deberían utilizar métodos de cultivo que integren los mejores aspectos de los métodos orgánicos con las ventajas que pueda aportar la tecnología de la ingeniería genética para maximizar los rendimientos y limitar los daños a los ecosistemas es visto prácticamente como un insulto. De hecho, el mismo Conway reconoce que su idea es -como mínimo- polémica. “Probablemente se lo considere como una herejía, pero no obtendremos beneficios reales si no superamos la idea equivocada de que los cultivos modificados genéticamente son de alguna manera inferiores a los considerados orgánicos,” dice. “Lo que me frustra es que hay un potencial real para combinar la tecnología e la ingeniería genética con los enfoques ecológicos,” agrega Conway, que renunció el año pasado a su cargo como asesor científico jefe del Departamento de Desarrollo Internacional.

    Sus comentarios no carecen de respaldo en la comunidad científica. De hecho, surgen en medio de la creciente presión que ejercen los científicos para que los cultivos transgénicos se utilicen en mayor proporción para garantizar la seguridad alimentaria de una población mundial que llegará a los nueve mil millones en 2050. El profesor John Beddington, asesor científico jefe del gobierno británico, asegura que “el mundo no puede permitirse ignorar el potencial de la ingeniería genética para mejorar la agricultura mientras que reduce el daño medioambiental.” Los grupos del otro bando, como la Soil Association (Asociación de Suelos) rechazan las modificaciones genéticas por considerarlas “antinaturales y peligrosas”. Para el profesor Conway, “la agricultura tiene mucho que aprender de la agricultura orgánica, y evitar el uso excesivo de fertilizantes inorgánicos, pesticidas y herbicidas que han causando daños al medio ambiente.” Los cultivos transgénicos, dice, “son compatibles con el objetivo del movimiento orgánico, y pueden ayudar conseguir una agricultura más sostenible. Lamentablemente,” continua, “ha sido víctima de la equivocada idea de que los métodos naturales siempre fueron mejores. Es erróneo considerar que todo lo que hace el hombre es malo, mientras que la naturaleza es siempre benigna”, explica. “La naturaleza de hecho está llena de cosas muy venenosas. ”

    Hay que decir a favor de Conway que si bien los procesos utilizados para crear los cultivos transgénicos no son naturales, tampoco lo es la cría convencional de ganado, que a lo largo de décadas ha ido seleccionando los ejemplares más productivos a través de una selección no natural. Al igual que la ingeniería genética, este método implica alterar los genes de nuestros alimentos. La diferencia es que mientras que por los métodos “convencionales” puede llevar siglos cruzar diferentes ejemplares hasta lograr un pollo más grande o una vaca más nutritiva, la ingeniería genética puede hacer lo mismo en pocas semanas. Conway cree que la rigidez de las normas de certificación orgánica pueden estar operando en contra de la sostenibilidad al bloquear el uso de tecnologías que pueden ser de mucha ayuda.

    Los cultivos transgénicos resistentes a los herbicidas, por ejemplo, pueden permitir técnicas de cultivos que requieran menos labranza, creando una agricultura que genere menos emisiones de carbono. "Se pueden manipular genéticamente los cultivos para que sean mejores cultivos orgánicos. No creo que mucha gente lo acepte con facilidad, pero creo que finalmente lo harán", dice el científico. En lugar de concentrarse en los sistemas naturales, los agricultores deben elegir las opciones más sostenibles, independientemente de su origen. En realidad, Conway tiene razón al afirmar que necesitamos de los avances de la ingeniería genética. Si ya tenemos problemas para alimentar 7 mil millones de personas utilizando fertilizantes y herbicidas, difícilmente logremos dar de comer a 2 mil millones más dejando de lado todo lo que la ciencia puede hacer por la agricultura y ganadería. Pero debemos ser muy cuidadosos. Hay muchos ejemplos de cosas que han salido realmente mal al trastear alegremente con los genes de algunas variedades vegetales. Si vamos a hacer uso de alimentos transgénicos, debemos idear controles y estudios que nos garanticen que no estamos abriendo una moderna caja de Pandora. El secreto del éxito está, como casi siempre, en conseguir un equilibrio. Los grupos ecologistas deberán reconsiderar sus posturas, y la ciencia hacer su mejor esfuerzo para no meter la pata. Si lo logran, en 2050 no pasaremos hambre.

    http://www.neoteo.com/cientificos-apoyan-los-cultivos-transgenicos

    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:53 pm

    (Martes 31 de julio de 2012) Panamá planea usar mosquitos transgénicos para combatir el dengue

    Nuevo Chorrillo, Panamá. Entre plantas de yuca sembradas en el jardín de una vivienda de este barrio en la periferia de la capital, una joven bióloga se inclina y recoge un recipiente de plástico que contiene agua y una pequeña tabla de madera dentro.

    Es una trampa para cazar mosquitos.

    "Aquí hay bastante", comenta Lleysa Pineda a The Associated Press, al mostrar la pequeña tabla que tiene adherido algo que semejaban pequeñísimos puntos oscuros; son huevos del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue.

    Ahora que el crecimiento de la población, la deficiencia en la recolección de desechos y la acumulación de agua que se convierte en caldo de cultivo para los mosquitos han vuelto al Aedes casi incontrolable, se hace necesario recurrir a una tecnología de punta para su erradicación: la alteración genética del mosquito.

    Las recolectas que realiza Pineda desde el año pasado en los barrios de Nuevo Chorrillo, Princesa Mía y Lluvia de Oro en la localidad de Arraiján, unos 20 kilómetros al oeste de la capital, son parte de los preparativos que adelanta el Instituto Conmemorativo Gorgas (ICG), un centro de investigaciones de enfermedades tropicales en Panamá, con el objetivo de utilizar una tecnología nueva para controlar el mosquito aedes aegypti y de esa manera reducir la incidencia del dengue, una enfermedad dolorosa que puede llegar a ser fatal.

    Los especialistas encargados del proyecto afirman que es una tecnología segura que puede llegar a convertirse en una alternativa real para enfrentar el dengue, que se convirtió en un problema de salud pública en Panamá tras la aparición de los primeros casos registrados en 1993.

    Los esfuerzos del Ministerio de Salud se enfocaron en nebulizar (fumigar) en los barrios y en difundir intensas campañas dirigidas a crear conciencia en la población sobre la necesidad de eliminar los pequeños depósitos de agua en las viviendas y jardines donde suele deposi tar sus huevecillos el aedes aegypti.

    Sólo en insecticidas para nebulizar, las autoridades sanitarias invirtieron 1,3 millón de dólares en el 2011.

    Ahora, paralelamente a esas medidas tradicionales, Panamá pretende convertirse en el primer país en Centroamérica en emplear mosquitos transgénicos para combatir la enfermedad.

    El proyecto, que aún está en sus primera etapas, consiste en esparcir mosquitos machos alterados genéticamente para que se crucen con las hembras silvestres, normales, es decir que no han sido modificadas.

    Los mosquitos machos se alimentan de néctar de las flores y no transmiten el dengue porque no pican a los humanos. Las hembras, en cambio se alimentan de la sangre para desarrollar sus huevos. Cuando la hembra se alimenta de sangre de una persona enferma con dengue y luego pica a otra persona le transmite el virus de la enfermedad.

    La compleja alteración genética que sufre el mosquito en su estado embrionario conlleva a que l a progenie muera en el estado de larva, sin llegar a una etapa adulta y por tanto no podrán propagar el dengue.

    "La idea es hacer esas liberaciones periódicamente para que la población de mosquitos, en la comunidad o comunidades donde se hacen esas liberaciones, vaya disminuyendo", dijo en una entrevista con la AP el médico Néstor Sosa, director del ICG.

    Explicó que la tecnología que evalúa Panamá es desarrollada por la empresa Oxitec de Inglaterra, y detalló que los científicos de esa compañía han desarrollado una metodología para inyectar dentro de los embriones del mosquito un gen que les hace desarrollar una proteína que termina matándolos.

    "Normalmente lo que ocurre cuando se produce (la proteína) en los insectos y en otros seres vivos es que su misma producción inhibe que se siga produciendo, entonces hay un control", agregó. Pero en este mosquito alterado, "el gen (que se le ha inyectado) no tiene ese control. El mosquito produce esta proteína hasta q ue el mismo muere por la cantidad de proteínas que hay en su célula".

    Surge la interrogante: ¿Cómo se van a esparcir mosquitos transgénicos si mueren en su etapa de larva?

    Sosa explicó que los mosquitos sobreviven en el laboratorio porque se les agrega tetraciclina al agua donde se crían. "Eso es lo que hace la diferencia, que los puedes criar en el laboratorio, pero en la naturaleza mueren", señaló.

    Los mosquitos también contienen un gen que los vuelve fluorescentes para que puedan ser identificados en el laboratorio con el uso de un microscopio especial, comentó Sosa.

    El ICG, que lidera el proyecto en Panamá, aguarda a que una comisión especializada de bioseguridad otorgue los permisos para poder introducir en el país los primeros huevecillos alterados, provenientes de la empresa Oxitec.

    Los huevecillos serán criados en el laboratorio, separados los machos de las hembras y finalmente esparcidos los machos en la comunidad que se elija para hacer los primeros estudios.

    Para liberar los insectos requieren de otro permiso.

    Los especialistas esperan elegir una de las tres comunidades que Pineda visita semanalmente para hacer allí la primera liberación de los mosquitos alterados. La localidad de Nuevo Chorrillo se perfila como el barrio escogido, porque las trampas solo han capturado mosquitos de la especie transmisora del dengue, mientras que en las otras, además del aedes aegypti, se han encontrado larvas de aedes albopictus, otra variedad de mosquito.

    Pineda visita semanalmente 90 viviendas en tres barrios del sector oeste de la capital. Una semana instala la trampa y a la siguiente las retira. Ella introduce en una bolsa plástica las pequeñas tablas llamadas "paletas" con o sin huevos y que están identificadas. Lleva las muestras al laboratorio. Allí un equipo analiza e identifica el desarrollo de los huevos que pasan de un estado de larva, al de pupa y finalmente el adulto.

    Las tres comunidad es están rodeadas de áreas boscosas, no intervenidas, lo que constituye una especie de barrera para que los mosquitos no salgan del perímetro. Y los especialistas podrán monitorear el comportamiento de los insectos después de las primeras liberaciones y compararlo con los de un año atrás para evaluar los resultados de las liberaciones de los mosquitos transgénico y determinar si en efecto cae la presencia del insecto.

    Si el proyecto resulta positivo, entonces Panamá podrá llevarlo a otros comunidades o barrios más extensos.

    De momento la inversión para la compra de equipos, la construcción de un nuevo insectario y el entrenamiento de personal, entre otros gastos, fue de unos 240.000 dólares.

    La idea, empero, ha causado inquietud en algunos sectores ambientalistas que desde ya consideran que es inseguro.

    "Este asunto tiene un enfoque ambiental y es la alteración del ciclo biológico de la especie... ¿Qué puede ocurrir después?", se preguntó Kafda Vergara , de la organización Voces Ecológicas.

    Vergara se quejó también de la falta de divulgación sobre el proyecto.
    Olmedo Carrasquilla, de la misma organización, expresó preocupación porque, según dijo, se desconoce si en otros países hay informes de "resultados que sean satisfactorios".

    Sin embargo, el doctor Donald Windsor, biólogo del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, quien no participa del proyecto, sostuvo que "tanto en teoría como en la práctica, los mosquitos genéticamente modificados no significan una amenaza apreciable para el ambiente u otros organismos. El beneficio del programa (del ICG) consiste en reducir las poblaciones de un mosquito no nativo peligroso a niveles en los que ya no es capaz de transmitir enfermedades".

    El uso de mosquitos transgénicos para controlar las poblaciones del vector del dengue se ha empleado ya otros países como por ejemplo Islas Caimanes y en Brasil, este último inauguró hace a comienzos de mes la ampliación de una planta para producir a gran escala un mosquito genéticamente modificado para erradicar el del dengue. Brasil, en tanto, es uno de los países que presenta mayor incidencia, con alrededor de 200.000 casos por año.

    En Panamá se han registrado más de 40.000 casos de dengue desde 1993 cuando aparecieron los primeros enfermos, a la fecha. Y una veintena de defunciones en ese lapso.

    El dengue causa síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolor de cuerpo y coyunturas, sangrado, vómito y manchas rojas. En su variedad hemorrágica puede llegar a ser mortal.

    El dengue no ha golpeado de manera tan severa a Panamá como sus vecinos centroamericanos, donde la incidencia y la mortalidad son mucho más altas.

    Para Fernando Vizcaíno, jefe del departamento de Control de Vectores del Ministerio de Salud, es vital el trabajo que diariamente realizan unos 400 inspectores visitando casas para detectar la presencia no solo del transmisor del dengue sino de otr os enfermedades como la malaria.

    Narró que Panamá logró erradicar el mosquito aedes aegypti durante una década, entre 1975 a 1985, en este último año se volvió a detectar la presencia del insecto y los primeros casos en 1993.

    A mediados de los ochenta cuando reaparece el mosquito, circunstancias como el crecimiento de la población sobre todo en la periferia de la capital y que trajo consigo entre otros, problemas en la recolección de desechos sólidos y la escasez de agua en algunos sectores que obligó a las personas a adquirir el hábito de acumular recipientes con agua en sus viviendas fueron caldo de cultivo para que prosperen las poblaciones del mosquito.

    "Todas esas condiciones han hecho que el Aedes aegypti sea hoy día casi incontrolable. Sobre todo por falta de participación de la población en la eliminaciones de los criadores del mosquito", subrayó Lorenzo Cáceres, investigador del ICG al recomendar la necesidad de plantearse el uso de nuevas tecnologí as para combatir la enfermedad.

    Las estrategias que ha utilizado Panamá incluyendo las nebulizaciones, pese a que en las Américas se ha demostrado la resistencia del aedes aegypti a los insecticidas, son herramientas de hace más de 65 años, planteó.

    http://www.telemetro.com/noticias/2012/07/31/109110/panama-planea-usar-mosquitos-transgenicos-para-combatir-dengue

    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 8:59 pm

    Alimentos Transgénicos. Lista Roja de Alimentos Transgénicos en Chile

    Chile dio en el clavo al publicar la Guía de alimentos transgénicos 2004 (ver recuadro). Por primera vez se podrá saber qué tipo de productos está poniendo en los supermercados la industria alimenticia y cuánta comida preparada con ingredientes o aditivos de origen transgénico se están llevando a la boca chilenos y chilenas.

    La “lista roja” se compone de más de 600 alimentos -con sus respectivas marcas- que podrían contener soya o maíz transgénicos. Entre ellos se encuentran muchos productos de consumo masivo y popular, como fideos en todas sus variantes, harinas, aceites, margarinas, salchichas, mortadela, salsas de tomate, leche, yogurt e, incluso, colados y cereales para niños.

    ¿Qué consecuencias puede tener ingerir estos alimentos desde temprana edad? Nadie lo sabe con certeza, aunque sí que los transgénicos pueden provocar alergias y resistencia a los antibióticos.

    Llama la atención que numerosos productos consignados en la lista sean del tipo light o diet, como también leches descremadas, que usan preferentemente personas que ya tienen algún problema de salud y, por lo tanto, están más expuestas a ser afectadas por alimentos que poco o nada tienen de “natural”. Ocultar la información, en este caso, equivale a un engaño que puede costar caro a la salud de las personas.

    La iniciativa de Greenpeace es una respuesta a la indiferencia del Estado, que rechazó una propuesta para exigir a las empresas que etiquetaran sus productos señalando si son transgénicos. En Chile se sigue comiendo “a ciegas”. Por eso, Greenpeace inició su campaña “por el derecho a saber” con una acción simbólica en el centro de Santiago: cuarenta personas se sentaron a comer en una mesa de 20 metros de largo con sus ojos vendados. “Si estamos en una economía liberal, de mercado, que se basa en el principio de informar a la gente para que tome decisiones, nos encontramos ante la más profunda contradicción. O entregamos información para que la gente decida, o la ocultamos. En otros países, el ciudadano está informado y tiene la posibilidad de elegir. Acá no, y la respuesta que entrega el gobierno es vaga. Sólo dice que hay que confiar en que las autoridades de salud harán las cosas con el mejor nivel posible”, declaró en esa oportunidad Juan Carlos Cuchacovich, encargado de la campaña de transgénicos de Greenpeace-Chile.

    Más enfática es María Elena Rozas, directora de Greenpeace y coordinadora regional de la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas en América Latina (RAP-AL). Afirma que la información relacionada con organismos genéticamente modificados “es nula por parte del gobierno”. En su opinión, la desinformación “es algo deliberado, porque por una parte el gobierno está aprobando apresuradamente la liberación de los cultivos transgénicos sin consulta a la población y, por otra, rechaza la posibilidad de legislar sobre el etiquetado de los productos importados que los contengan. Ante la falta de información oficial, Greenpeace investigó y elaboró la guía de alimentos para que la gente pueda identificar los alimentos con y sin contenido transgénico. Al rechazar aquellos manipulados genéticamente, los consumidores pueden dar señales al mercado para que los productores de alimentos no los utilicen”.

    VIDA ARTIFICIAL

    Por más que se argumente que siempre se han producido cruces genéticos entre diversas variedades de plantas o que los campesinos han experimentado tradicionalmente la producción de híbridos para mejorar la calidad del poroto, lenteja o papa, por ejemplo, la modificación genética que da vida a los transgénicos es algo nuevo. En este caso, se introduce por la fuerza el gen de una especie en el patrimonio genético de otro ser vivo, de una manera que nunca se habría producido en la naturaleza (mezcla de un gen animal con otro vegetal, por ejemplo) y que tampoco el campesino hubiera podido hacer por su cuenta. Así, se han introducido en vegetales genes de pescado, mariposa, sapo, escorpión e, incluso, de virus y bacterias. El ser humano nunca se alimentó así, y no es posible prever las consecuencias en el largo plazo.

    En la soya, arroz y maíz, por ejemplo, se introdujo un bacilo altamente tóxico que actúa como insecticida, bacillus thuriengensis (Bt), para proteger a la planta del ataque de insectos. También hay transgénicos resistentes a herbicidas (principalmente glifosato o “Roundup”), lo que permite aplicarlos para exterminar las malezas sin dañar las plantas. El problema es que con el tiempo las malezas también desarrollan resistencia y a mediano plazo los productores están obligados a usar cada vez más agroquímicos. Y nada de esto es inocuo. Según investigaciones recientes, el “Roundup” altera las hormonas que modulan la síntesis del estrógeno, lo cual podría originar aumento de cánceres y malformaciones del aparato sexual.

    María Elena Rozas destaca que “además de los impactos negativos y el riesgo para la salud, los transgénicos representan una amenaza para el ambiente, debido a la pérdida irreversible de diversidad biológica”. De hecho, el último informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) sobre el estado del medio ambiente y medidas normativas (1972-2002) advierte que los organismos genéticamente modificados están acelerando la pérdida de biodiversidad y la disminución de especies autóctonas, debido a la “contaminación genética”. Esto es, la propagación descontrolada de cultivos transgénicos invade y aniquila cultivos tradicionales. Es lo que está ocurriendo con el maíz en México.

    Como consecuencia de lo anterior, el Pnuma llega a la misma conclusión que los ambientalistas: “El principio precautorio debería aplicarse como regla principal, hasta que exista un consenso científico sobre el tema”. En virtud del “principio precautorio” (o de precaución), establecido en el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología (Montreal, 2000), no debería permitirse la producción industrial -menos aún la comercialización- de alimentos transgénicos mientras no se pruebe que son inofensivos, cualquiera sea el tiempo que eso requiera.

    Sin embargo, los alimentos transgénicos se están imponiendo. Se estima que en el mundo hay actualmente más de sesenta millones de hectáreas plantadas con soya, maíz, algodón y colza (planta forrajera) transgénicos. El principal productor es Estados Unidos, que concentra el 63% de la producción mundial, seguido a distancia por Argentina (21%), Canadá (6%), China (4%), Brasil (4%) y Sudáfrica (1%). También se han ido incorporando otros países, como Australia, España, Alemania, Rumania, Bulgaria, México, Indonesia, India, Uruguay, Colombia, Honduras y Filipinas.

    DEPENDENCIA ALIMENTARIA

    Uno de los principales argumentos a favor de los transgénicos es que contribuirán a terminar con el hambre en el mundo, debido a la supuesta ‘mejor calidad’ y productividad de estos cultivos. ¿Qué hay de cierto en eso?

    “Nada -responde la coordinadora de RAP-AL-. Es sólo un excelente negocio para las corporaciones transnacionales de la alimentación. Por ejemplo, el mercado para las variedades genéticamente modificadas alcanzará los 6 billones de dólares al año y espera llegar a los 20 billones en el 2010. El mundo produce hoy más alimentos por habitante que nunca antes. Por lo tanto, las verdaderas causas del hambre son la pobreza, la desigualdad y la falta de acceso a los alimentos. Para qué engañarnos, el problema del mundo no es la escasez de alimentos, sino el mal reparto.

    Los productos transgénicos garantizan el negocio de alimentos ‘patentados’, en contraposición con los alimentos ‘libres’, que son los no manipulados. La monocultura transgénica requiere de insumos químicos que son fabricados por las mismas compañías de semillas. Eso empobrece el suelo, contamina las aguas, debido al abuso de plaguicidas y herbicidas, y sus insumos asociados generan deforestación. Las plantas modificadas están preparadas para que sus semillas, que tienen patentes, no sean útiles en otra siembra, obligando al agricultor a continuar comprándolas a las transnacionales. Significan desempleo, porque en los cultivos transgénicos se usa muy poca mano de obra. De esta forma se está abriendo paso a una agricultura sin agricultores, con una mayor concentración de la tierra y más pobreza. Argentina, con catorce millones de hectáreas de cultivos transgénicos es un ejemplo de eso”.

    ¿Cuáles serán las verdaderas consecuencias para los países en desarrollo?

    “Los impactos negativos sociales, de salud y ambientales se traspasan a los países pobres. En el 2003 la superficie destinada a cultivos transgénicos aumentó en 28% en los países del sur, mientras que en los países industrializados el incremento fue sólo de 11%. Este aumento se debe a las ventajas económicas, ambientales y sociales que presentan estos países empobrecidos, dependientes y contaminados. Pero más allá de estos impactos, significa la pérdida de la soberanía alimentaria. Mientras millones de campesinos son expulsados de sus tierras, y los pueblos pierden el libre acceso a las semillas y el derecho a definir su política agraria, cerca de diez corporaciones -que monopolizan el mercado de los agrotóxicos y transgénicos- consolidan su poder y deciden cómo hay que alimentarse”.

    Las transnacionales, bajo el amparo de la OMC, patentan las semillas en calidad de “inventos”. Una sola multinacional, Monsanto, controla el 80% del mercado de plantas transgénicas. El resto se distribuye entre Aventis, Syngenta (ex Novartis), Basf y Du Pont, entre otras. Hay un constante proceso de fusión y concentración empresarial que se traduce en mayor control de la cadena alimenticia, desde la producción y venta de semillas hasta la comercialización del producto procesado, pasando por la venta de agroquímicos.

    En tanto en Chile, la única normativa específica respecto de transgénicos es una resolución del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) que autoriza el ingreso de semillas transgénicas para multiplicación con fines de exportación. Desde 1992 han ingresado semillas transgénicas de maíz, soya, canola, remolacha, melón, papa y tomates. No existen datos sobre la superficie plantada con esas semillas.

    http://seragro.cl/?a=738


    Última edición por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 9:11 pm, editado 2 veces

    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por neweconomic el Jue Ago 16, 2012 9:07 pm

    Productos de consumo más frecuente que contienen transgénicos

    ACEITES
    Aceites vegetales (Cristal, Trovattore, Ibiam, Acuenta, Olin, Oro, Jumbo, Doña Flor, Belmont, Líder); aceite de maíz (Arcor, Chef, Jumbo); aceite de maravilla (Chef, Belmont, Trisol, Líder, Miraflores, Bonanza); aceite de oliva y maravilla (Chef, aceite Omega 3 Miraflores); aceite de soya (La Fuente Natural).

    MARGARINAS

    Belmont, Bonella, Leche Sur, Loncoleche (Margarina Sureña), Banda Azul, Soprole (Margarina Next y corriente), Calo, Dorina, Nestlé (Margarina Doña Juanita), Superior.

    ALIMENTOS PARA NIÑOS Y CEREALES
    Los productos Nestlé llevan la delantera en el uso de transgénicos, con los siguientes alimentos: cereal infantil (de trigo con leche y 5 cereales con leche ), Multicereal Nestum (avena, trigo y frutas, 5 cereales), colados, picados, postres colados, picado de frutas surtidas, Milo, Nesquick, Nido (1+3+6+), Zucosos, Lechera flakes, Estrellitas, Chocapic.

    También figuran otras marcas como Blevit (cereal); Cola Cao (chocolate en polvo); Raff (cocoa); Arcor (cereal mix); Bruggen (Gourmet Musli); Calaf (granola); Ipal (Digest, Natur trigo); Laboratorio Maver (Adelgazul); Kellogg‚s (Muslix tradicional, All brand, Froto loops, Miel flakes, Corn flakes, Chokos); Líder (cereal con miel, cereal con chocolate); Natur (chip’s, power girls, Galactum, Pequeña Lulú, Digimond); Nature Valley (Oat’s honey, Penauts butter, Trail ix); Nutrexpa (cereales Cola Cao).

    FIDEOS, MASAS Y HARINAS
    Prácticamente toda la variedad que ofrecen Carozzi, Luchetti, Parma y San Remo están en la Lista Roja, además de productos Talliani (pasta pronta al pesto); Maggi (pasta 3 minutos); La Salteña (capelletis, gnoquis, ravioles, saconitos); Il gastronómico (agnolotti, pancutras); Deli Expres Líder (gnoquis, tortellinis); Acuenta (canutos, quífaros, espirales); Líder (quífaros, corbatas); Pancho Villa (tortillas de maíz); Old El Paso (Flour Tortillas, tacos, fajitas, tortillas); Cena, Agua de Piedra, Ideal, Líder y O’Clock (pre pizzas).

    Todas las harinas de marcas conocidas están en la lista roja, además de levaduras Lefersa, polvos de hornear Royal y Maizena Dropa.

    LECHES Y PRODUCTOS LACTEOS

    Leches Calo (chocolate, crecimiento, entera, instantánea, extra calcio, Purita); leche entera Colún; leche chocolate y semidescremada Copalca; leche en polvo instantánea Leche Sur; productos Loncoleche (leche cultivada, leche natural, yogurt batido); productos Nestlé (leche cultivada, leche descremada, leche entera, leche asada, flan, yogurt con cereal trix, chandelle, sémola con leche); Parmalat (yogurt diet fibra, mix, mousse, leche chocolate, semidescremada); Soprole (leche cultivada Next Gozzo, Manjarate, 1+1 Zucaritas, Chococrispis); Svelty (yogurt batido, fibra, leche cultivada, flan, leche líquida y en polvo); Quillayes (yogurt light Yoplait, leche cultivada Yoplait); leche entera Ula; Leche chocolate Surlat; yogurt diet Calán; sémola con leche Líder.

    PAN Y GALLETAS
    Ideal (molde integral, hot dog, diet, kids, siluette); Líder (hot dog, molde blanco e integral); Cena (molde blanco, integral, fibra, completos, frica); Ecovida (panteón diet); Pan Pierre (hot dog, molde fibra, light, burguer); galletas Costa, Costa Kids, Arcor, Ecovida, Holanda, Francisca Calaf, Bortolaso, McKay, Kraft, Ártica, Parmalat. Y, además, Galleta María Dorada (Marbu), Amandita (Lacta), Porteñitas (Bagley), Wafer (Baducco), Butter cookies (Copenhaggen), Butterscotch (Crolaina).

    OTROS...
    Salsas de tomate de marcas Malloa, Doña Clara, Pomarola, Dos Caballos, D’ampezzo, San Remo, Arcor, Tomatín Centauro, Talliani, Tuco Maggi, Ekono, Líder, Bolognesa Carozzi, Acuenta, Mickelsen.

    Hamburguesas congeladas (carne, pollo, pavo) de las siguientes marcas: Ahora Más Ricas, Campo Lindo, Procarne, Ekono, Acuenta, Patty, Pollos King, Sopraval, además de croquetas de salmón AgroSuper, nuggets de pollo y croquetas Ariztía, croquetas de arroz y verduras Bouduelle, papas pre fritas y papas duquesa Frutos del Maipo, empanaditas de queso La Spegia, productos Maggi (rollitos y bocaditos de pescado, pescaditos apanados, empanadas de queso, nuggets y bocaditos de pollo).

    Salchichas y chorizos PF; vienesas La Preferida, Winter y Fastdeli; zwancitos (Zwan); salchichas, longanizas, mortadelas y chorizos de Cecinas Llanquihue; salchichón, mortadela, patés y chorizos San Jorge, etc.

    En bebidas de fantasía figuran las de la empresa Coca Cola (Coca Cola, Sprite, Fanta, Kapo y sus versiones light); CCU (7UP y light, Bilz light, Kem, Pap light, Crush light); jugos Watts (tutifrutti, naranja light, durazno, frutilla); Zuki (Luz Vitta), néctar light de Parmalat, Loncoleche, Andina, etc.

    http://seragro.cl/?a=738


    Echospace
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2495
    Reputación : 2937
    Fecha de inscripción : 10/10/2011
    Edad : 33

    Ratas, cáncer y políticas transgénicas

    Mensaje por Echospace el Miér Sep 26, 2012 3:26 pm

    Ratas, cáncer y políticas transgénicas

    Evidencias científicas de que el maíz transgénico produce cáncer en ratas y el glifosato, el herbicida más usado en los transgénicos, causa deformaciones en fetos humanos

    Nuevas evidencias científicas de investigadores en Francia muestran que el maíz transgénico produce cáncer en ratas, mientras que el glifosato, el herbicida más usado en los transgénicos, es causante de deformaciones en fetos humanos, según estudios realizados por el doctor Andrés Carrasco y científicos en Argentina.

    Aunque informes sobre el glifosato y estudios anteriores sobre transgénicos mostraban evidencias de problemas serios a la salud y al ambiente, el gobierno mexicano autorizó en 2012 más de mil 800 hectáreas de plantaciones a campo abierto de maíz manipulado genéticamente, la mayoría con el mismo gen de Monsanto (603) que provocó cáncer en ratas en los experimentos franceses.

    En el estudio realizado por CRIIGEN (Comité de investigación y de información independiente sobre genética, por sus siglas en francés), Universidad de Caen, Francia, se alimentaron durante dos años a 200 ratas, dividas en 10 grupos, con diferentes raciones. Unas con maíz transgénico NK603, resistente a glifosato pero sin aplicarlo, otras con el mismo maíz transgénico con glifosato, y otras con glifosato disuelto en el agua que bebieron, además de un grupo de control que no recibió ninguno de los elementos anteriores. Las ratas alimentadas con maíz transgénico murieron prematuramente y tuvieron una frecuencia de tumores de 60-70 por ciento contra 20-30 por ciento en el grupo de control.

    Gilles Eric Seralini, director de CRIIGEN, señaló que es un estudio único en el mundo, porque todas las pruebas que han conducido las empresas no superan los tres meses, mientras que este experimento abarcó todo el periodo de vida esperado de las ratas. Justamente, un elemento significativo es que la mayoría de los problemas aparecieron a partir del cuarto mes, por lo que Seralini afirmó que el tiempo elegido para otros experimentos fue intencionalmente corto para evitar la mayoría de los síntomas.

    Varios "científicos" que funcionan como cobertura de la industria de los transgénicos –vinculados o financiados directa o indirectamente por ésta– atacan los estudios del CRIIGEN, señalando supuestas inconsistencias, como que también el grupo de control desarrolló tumores. Pero esto es lógico, porque se usaron ratas que tienen tendencia a expresar tumores y nunca se permite que vivan tanto tiempo. El dato significativo es la enorme diferencia de porcentajes. Además de tumores, los grupos de ratas expuestas a transgénicos y glifosato presentaron problemas serios renales y en el hígado.

    El gobierno francés, frente a los resultados de los experimentos, decidió abrir un periodo de verificación de los estudios. De confirmarse su toxicidad podrían definir que se prohibiera cualquier importación y su uso incluso como forraje. Plantar maíz transgénico no está permitido en ese país, justamente por estudios anteriores sobre la posible toxicidad e impactos ambientales del maíz NK603 y Mon810 de Monsanto. En lugar del apuro con que algunos biotecnólogos –incluso en México– tratan de defenestrar los experimentos, la actitud coherente y responsable sería verificar este estudio y realizar otros, ya que los transgénicos que están en el mercado se aprobaron basados casi al 100 por ciento en datos entregados por las propias empresas que los venden.

    Siendo México centro de origen del maíz y además el país con mayor consumo humano de maíz en el mundo, lo lógico sería que primara el principio de precaución estrictamente, tanto por los riesgos a la salud humana como por los impactos sobre la biodiversidad y los múltiples significados que el maíz tiene en México para sus culturas y su población.

    Sin embargo, pese a que la comisión de bioseguridad en México (CIBIOGEM) ha recibido numerosos, extensos y sólidos argumentos científicos y técnicos para no permitir la siembra –ni experimental, ni piloto y mucho menos comercial– de maíz transgénico, los ha ignorado todos intencionalmente, colocando en riesgo los intereses de la población para favorecer exclusivamente los de Monsanto, la trasnacional que controla más de 85 por ciento de las semillas transgénicas en el mundo.

    El acuerdo para asegurarle a Monsanto sus intereses contra la población de México y contra su principal patrimonio genético alimentario, lo aseguró Bruno Ferrari, actualmente secretario de Economía, pero antes funcionario de Monsanto. En 2009, Ferrari, entonces director de ProMéxico, concertó una reunión entre Felipe Calderón y el director ejecutivo de Monsanto, en el Foro Económico Mundial de Davos. Volviendo de esa reunión, el gobierno anunció que rompería la moratoria que existía desde 1999 contra la plantación de maíz transgénico, aunque ninguna de las razones que los expertos expusieron para fundamentar y decretar la moratoria hubiesen cambiado. Al contrario, con el paso de los años, empeoraron las condicionantes de riesgo que fundamentaron la moratoria contra la siembra de maíz transgénico en 1999.

    Los transgénicos usan muchos más tóxicos y producen menos que las semillas híbridas, además de la multitud de riesgos e impactos a la salud y al ambiente que crecen todo el tiempo, ya que las plantas se vuelven resistentes y hay que usar compuestos cada vez más tóxicos.

    Hay 10 mil años de trabajo campesino y décadas de investigación agrícola pública en semillas no transgénicas que enorgullecen y sobradamente bastan para cubrir las necesidades de toda la población en México. Permitir la liberación de transgénicos en el país es un acto de extrema irresponsabilidad y un crimen histórico.

    * Investigadora del Grupo ETC
    La Jornada

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6892
    Reputación : 7311
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por Razion el Miér Sep 26, 2012 10:20 pm

    La noticia es meramente introductoria, vean el enlace al informe (muy interesante).

    http://www.unl.edu.ar/noticias/media/docs/Informe%20Glifosato%20UNL.pdf



    http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2010/09/15/metropolitanas/AREA-04.html

    Miércoles 15 de setiembre de 2010

    La UNL presentó un informe sobre toxicidad del glifosato
    Lo había solicitado la Cámara de Apelaciones, después de dar curso a un amparo presentado por vecinos de San Jorge. Relativiza el efecto que el producto puede tener sobre la salud humana. Recomienda fortalecer los controles.

    El estudio realizado por 21 especialistas de la UNL reconoce en principio que ningún agroquímico es inocuo, tampoco el glifosato. Aunque afirma después que “la asociación entre exposición a glifosato en seres humanos y diversas patologías presentan asociaciones débiles y raramente significativas” .
    Foto: Archivo El Litoral
    Prensa UNL - Diario El Litoral
    Veintiún expertos provenientes de distintas disciplinas científicas fueron los encargados de elaborar las 227 páginas del informe que la Universidad Nacional del Litoral (UNL) presentó en tiempo y forma ante el Juzgado Civil y Comercial de Distrito número 11 de la ciudad de San Jorge, que había solicitado a la casa de estudios a instancias de la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Santa Fe- que se expida sobre la toxicidad del glifosato, un agroquímico utilizado en los cultivos de soja transgénica.
    El trabajo, que fue presentado esta mañana ante las autoridades respectivas, se basa en resultados de los últimos trabajos científicos publicados en torno al tema, considerando aspectos toxicológicos, efectos en el ambiente (especialmente sobre la fauna acuática), en alimentos y en la salud humana; e incluyendo sobre el final un apartado que hace especial hincapié en los procesos de atenuación y remediación relacionados con el glifosato.
    “No existen agroquímicos inocuos”, comienza diciendo la primera de las diez conclusiones del escrito, y continúa: “El mayor o menor riesgo para las personas y el ambiente está relacionado con el conjunto de medidas y precauciones a todo nivel que se toman para minimizarlo o mantenerlo bajo condiciones aceptables para la salud y la preservación del ambiente”.
    En este sentido, los investigadores avanzan afirmando que “para que un producto químico sea tóxico y afecte la salud humana y/o ambiental tiene que estar presente en una concentración” determinada y durante un tiempo dado (a esto se le llama exposición), por lo que la seguridad está dada afirman- en “la forma de aplicación” y depende “del conjunto de medidas que aseguran el uso adecuado, regulado y controlado del mismo”.
    En el documento los investigadores citaron más de 300 estudios científicos recientes, entre los que se encuentran trabajos realizados por investigadores de la UNL y de otras instituciones de todo el mundo.
    Sobre la toxicidad
    El trabajo distingue aquellos formulados comerciales de glifosato que contienen el surfactante Poea (o polioxietilamina, una sustancia química que acompaña algunos formulados) de aquellos que no lo tienen, concluyendo que los primeros son “más tóxicos” que los segundos. No obstante, en ambos casos los estudios coinciden en que “numerosas especies de algas, invertebrados, peces, anfibios y reptiles de nuestra región serían sensibles a los niveles de uso de los formulados comerciales con glifosato”.
    Esa “sensibilidad” estaría demostrada en cambios en el desarrollo y la reproducción de las especies, alteraciones en el metabolismo y genotóxicas (genotoxicidad), es decir, capaces de ocasionar daños o mutaciones a nivel celular. “Estos efectos tendrían la capacidad de provocar cambios en las estructuras tróficas de las comunidades, alterando los ciclos de la materia y el flujo de energía de los ecosistemas acuáticos continentales”, dice el trabajo.
    Por otro lado, se señala que el glifosato “ha sido recientemente clasificado como perturbador endócrino” -tal como se llama a aquellas sustancias químicas capaces de modificar la acción de las hormonas endógenas-, aun en bajas dosis. “En este sentido dice el trabajo- es imprescindible continuar con las evaluaciones experimentales y analizar las consecuencias de la exposición a glifosato en bajas dosis con diferentes modelos animales y en diferentes condiciones fisiológicas”.
    Los efectos del glifosato están demostrados en estudios científicos realizados con animales y con cultivos de células humanas “in vitro”. En cambio, sus consecuencias sobre la salud humana no están claramente demostradas. El documento indica que “la asociación entre exposición a glifosato en seres humanos y diversas patologías presentan asociaciones débiles y raramente significativas” y enfatiza: “No hay estudios que correlacionen valores de glifosato en muestras biológicas de humanos y su relación con las patologías”.

    Mayores controles y monitoreos
    El trabajo también hace foco sobre otros ejes de la problemática que deben ser tenidos en cuenta, como la necesidad de fortalecer los controles y monitoreos, y de garantizar el cumplimiento de las disposiciones vigentes.
    En este sentido, el documento recomienda “garantizar la prioridad de la preservación de la salud humana, asegurando el cumplimiento en las regulaciones y disposiciones existentes o que se adopten en el futuro” respecto de -entre otros- la protección de las poblaciones rurales y los poblados rodeados de zonas agrícolas. Para eso, el trabajo subraya más adelante la necesidad de “establecer áreas buffer o amortiguadoras para la aplicación de fitosanitarios cerca de cuerpos de agua dulce superficial, a los fines de evitar su contaminación por deriva” y solicita “intensificar el control por parte de los organismos oficiales, para impedir el avance de la agricultura en áreas naturales”.
    “La provincia de Santa Fe ya dispone de un instrumento que regula la aplicación de fitosanitarios en la ley 11.273. Más allá de su perfectibilidad, la misma es potencialmente receptiva de las adecuaciones que demanden los resultados de los estudios y monitoreos recomendados en este informe. Las buenas prácticas de aplicación en manos de profesionales aseguran reducir al mínimo el riesgo de efectos nocivos por aplicaciones de fitosanitarios”, dice el trabajo.
    También se enfatiza en la necesidad de que se cumpla el “código de conducta establecido para uso de fitosanitarios” y “consolidar el uso obligatorio de implementos de protección personal para los aplicadores”.
    Los controles agrega- también deberían estar concentrados en monitorear los residuos de fitosanitarios en alimentos, por parte del Estado, a fin de “alertar, prevenir y corregir situaciones anómalas que se presenten en resguardo de la salud”.
    Finalmente, los especialistas coinciden en señalar que es necesario “realizar estudios epidemiológicos en humanos”, a fin de evaluar las consecuencias del agroquímico a largo plazo, y seguir estudiando “la magnitud de los efectos” en los ecosistemas. También enfatizan en profundizar “las investigaciones en tecnologías de remediación”, que contemplen el tratamiento de estos residuos.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    Echospace
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2495
    Reputación : 2937
    Fecha de inscripción : 10/10/2011
    Edad : 33

    Monsanto en Argentina

    Mensaje por Echospace el Lun Oct 08, 2012 9:17 pm

    Monsanto en Argentina:


    Platon
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2355
    Reputación : 3479
    Fecha de inscripción : 06/02/2012

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por Platon el Lun Nov 12, 2012 7:15 pm

    ¿Quién revisó científicamente el artículo del maíz transgénico que produce tumores malignos?

    Hoy traigo a Scientia un tema del que hace tiempo que no hablo, los alimentos transgénicos y su efecto sobre la salud. Sin embargo, lo que para mí es más relevante de todo lo que van a leer se encuentra al final del post y no tiene nada que ver con los organismos modificados genéticamente sino con el proceso de revisión de trabajos científicos… pero vayamos poco a poco que ambos temas me cabrean mucho.


    Ratas con tumores

    Sin duda alguna ha sido una de las grandes noticias de los últimos tiempos en el campo de la biotecnología. Hace unas semanas un grupo de científicos liderados por el investigador francés Gilles-Eric Séralini publicó en la revista Food and Chemical Toxicology un polémico trabajo titulado “Long term toxicity of a Roundup herbicide and a Roundup-tolerant genetically modified maize”.

    El principal objetivo de dicho artículo era estudiar los efectos sobre la salud de un grupo de ratas tanto del maíz transgénico NK603 (un maíz de la compañía biotecnológica Monsanto que ha sido modificado genéticamente para poder resistir la acción del potente herbicida Roundup cuyo principal componente activo es el glifosato) como del propio herbicida Roundup… y los resultados del estudio mostraron como al alimentar durante dos años a los roedores con un maíz NK603 tratado con Roundup las ratas desarrollaban ciertos tumores.


    Como era de esperar rápidamente se montó un gran revuelo y tanto los detractores como los partidarios de las modificaciones genéticas se enzarzaron en un duro debate que aún continúa. Los primeros, sacando sus viejos y a estas alturas de la película ya trasnochados argumentos, han visto en este artículo el Santo Grial que tanto iban buscando: la prueba irrefutable de que los cultivos transgénicos son tremendamente nocivos para la salud. Los segundos, los defensores de las modificaciones genéticas, criticaron con dureza ese artículo por falta de rigor científico.

    Pues bien, hace pocos días la Unión Europea, la misma que admitió hace unos años que el maíz NK603 no presentaba ningún tipo de problema para la salud humana, hizo público un demoledor informe que pueden leer en este enlace elaborado por numerosos científicos en el que tiraba por tierra todos los argumentos empleados por Séralini y sus colaboradores en su controvertido trabajo llevado a cabo en la Universidad de Caen (Francia).

    Antes de pasar a exponerle este informe quiero dejar claro que no se trata de una opinión más sobre el polémico trabajo del investigador francés, sino un informe oficial de la máxima autoridad europea en temas de seguridad alimentaria que acaba de ver la luz para dejar las cosas claras… y les aseguro que pocas veces la UE hace informes sobre artículos publicados en revistas científicas pero la gravedad del tema así lo ha requerido.


    Según el comité de expertos de la Agencia Europea de Seguridad Europea (EFSA), el artículo publicado en Food and Chemical Toxicology deja mucho que desear en su diseño, presentación y análisis lo que invalida totalmente las conclusiones a las que llega el investigador francés y su equipo. Concretamente, el panel de expertos ha encontrado nueve errores garrafales en dicho estudio (algunos de ellos ya adelantados por J.M. Mulet en su excelente artículo “¿Transgénicos que producen tumores? Don’t panic” publicado en Naukas.com) y que, aunque pueden leerlo en el informe, paso a resumir a continuación para que tomen buena nota tanto los detractores como los partidarios de los cultivos transgénicos.

    Para la máxima autoridad europea en temas de alimentación el artículo del grupo liderado por Séralini no cumple los protocolos internacionales adecuados para este tipo de ensayos y que en su mayoría han sido desarrollados por la OECD (Organisation for Economic Cooperation and Development). Además, los autores no comentan en ningún momento que el tipo de ratas empleadas en el estudio es muy propenso a contraer tumores independientemente de cualquier tratamiento que se le administre, por lo que no se pueden achacar las anomalías que aparecen en dichos animales ni al maíz ni al herbicida en cuestión.

    Por otra parte, la estadística del estudio es un auténtico desastre. Por un lado la EFSA indica que para un estudio de este tipo los protocolos de la OECD recomiendan un mínimo de 50 ratas por tratamiento. Sin embargo Séralini y sus colaboradores emplearon solamente 10 roedores por tratamiento lo que es claramente insuficiente para poder achacar los efectos observados al maíz transgénico o al Roundup. Siguiendo con la deficiente estadística empleada en el trabajo los autores no establecieron un grupo control para cada tipo de tratamiento por lo que quedaron aproximadamente el 40% de los animales sin recibir un tratamiento estadístico adecuado… precisamente aquellos que fueron alimentados con maíz transgénico tratado o no con herbicidas que contenían glifosato.

    Según la EFSA uno de los principales errores del polémico trabajo es que no se proporciona ningún tipo de información acerca de la composición del resto de la dieta administrada a las ratas (más allá del maíz), ni sobre los métodos de almacenamiento de los alimentos suministrados ni sobre la posible presencia de contaminantes en los mismos como es el caso de micotoxinas… y esto impide poder “culpar” a ningún alimento en concreto de los efectos observados en las ratas.

    En el contundente informe de la UE también se critica que en ningún apartado del citado trabajo se indique la cantidad total de herbicida que consumen las ratas bien sea a través de los alimentos ingeridos como del agua que beben… por lo que no se puede saber cual fue al cantidad exacta de glifosato administrada.

    Por último, el organismo europeo incide en la ausencia de datos acerca de la tasa de abandonos en el ensayo o sobre la presencia de otras lesiones sufridas por los roedores además de los tumores indicados.

    Después de esto creo que seguir acogiéndose al trabajo de por Séralini para criticar los cultivos transgénicos es totalmente absurdo…. pero aun hay más. La EFSA ha emplazado al investigador francés, en una carta que pueden leer en este enlace a dar respuesta a todas las lagunas que presenta su trabajo relacionadas con los puntos anteriormente expuestos. Una vez analizadas las respuestas de Séralini la UE hará público un segundo informe. Sin embargo, nuestro amigo parece ser que no está por la labor y ya ha adelantado que no piensa rectificar, ni aclarar, absolutamente nada de lo publicado en su trabajo… está en su derecho el buen señor aunque no es lo más aconsejable.


    En un principio tenía pensado acabar el post aquí pero conforme iba escribiendo las puntos negros del trabajo anti-transgénicos de Séralini me he ido cabreando mucho, y no solamente con el investigador francés por hacer una chapuza de trabajo, que también, sino con otro colectivo… y lo que van a leer ustedes, si lo desean, es quizás la conclusión más importante que haya que sacar de todo este caso y de la que nadie ha hablado hasta ahora.

    Como he comentado al principio de este artículo, los resultados del polémico estudio no han sido publicados a nivel particular por el investigador francés en un informe privado o en una revista cualquiera, sino en Food and Chemical Toxicology. Pues bien, he buscado en el Journal of Citation Reports la situación de esta revista en el panorama de los journals científicos y “Food and Chemical Toxicology” se encuentra encuadrada dentro de dos categorías, “Food Science & Technology”· y “Toxicology” ocupando, gracias a su índice de impacto, un puesto en el primer tercio de ambas categorías… es decir, no es ni mucho menos una mala revista. ¿A dónde quiero llegar? Veamos.

    Como hemos comprobado a lo largo de este post la EFSA ha tirado por tierra con argumentos científicos todos los resultados del investigador francés debido a graves fallos metodológicos, estadísticos, analíticos, etc. Pero la primera pregunta que me hago es la siguiente: con estos flagrantes errores tan elementales… ¿cómo es posible que el artículo haya sido publicado en una prestigiosa revista?

    Cuando el editor de Food and Chemical Toxicology recibió el artículo en cuestión supuestamente (aunque empiezo a dudarlo) lo envió a una serie de reviewers que lo evaluaron. Con la opinión de estos y con la suya propia dicho editor tomó la decisión de publicar un trabajo que ahora toda la comunidad científica destroza sin piedad por innumerables fallos de todo tipo… y todo esto lleva a que otras muchas preguntas se agolpen en mi cabecita.


    ¿Se están publicando artículos en las mejores revistas del mundo sin pasar los filtros adecuados? ¿Cómo es posible que según quien evalúe un trabajo científico éste sea merecedor de ser publicado inmediatamente o, por el contrario, sea considerado como una autentica basura? ¿Existen editores capaces de publicar dudosos artículos buscando publicidad para sus revistas?

    Pero voy más allá. La EFSA ha intervenido en el “caso Séralini” por dos razones: i) la existencia de un informe previo elaborado por la propia agencia europea avalando el maíz NK603 y ii) la repercusión social del caso. En un principio esto sería loable pero a esta retorcida mente este hecho le inquieta y dos nuevas preguntas me hago: ¿qué estará pasando en cientos de artículos publicados en importantes revistas que no son reevaluados por la EFSA al no ser tan mediáticos? ¿Están llenas las hemerotecas de artículos científicos que si pasaran detalladas revisiones serían vapuleados como ha ocurrido con los “tumores transgénicos”?


    Y por si faltaba poco todo este caos está fomentando la famosa teoría de la conspiración que defienden algunos ecologistas. Según estos sectores el estudio, a pesar de ser desmontado por la UE, es totalmente válido al estar publicado en una revista científica de reconocido prestigio formada por científicos independientes y si la EFSA lo ha desautorizado estudio es porque las empresas biotecnológicas, concretamente Monsanto, han “untado” a la EFSA… ya está el lío montado de nuevo.

    Señores, en mi humilde opinión la comunidad científica ha perdido una fantástica oportunidad para dar casi por zanjado el debate alrededor de los riesgos transgénicos. Una buena revisión llevada a cabo por la revista Food and Chemical Toxicology hubiese desmontado los surrealistas argumentos esgrimidos por Séralini para justificar que el maíz transgénico NK603 produce malignos tumores en ratas… pero las extrañas razones que llevaron al editor de la revista en cuestión a pasar por alto todos los puntos negros desmontados por la EFSA no solamente ha dejado pasar esa oportunidad sino que les ha dado alas a los antitrangénicos y, además, ha avivado las conspiranoicas teorías acerca del poder del lobby de las empresas biotecnológicas.


    Sinceramente no creo que haya un solo culpable de lo ocurrido pero todo lo acontecido me reafirma en mi opinión tanto sobre la inocuidad de los organismos modificados genéticamente (aunque siempre defenderé el estudio caso por caso) como sobre la necesidad de modificar el proceso de revisión de trabajos científicos… porque quien conozca a fondo dicho proceso sabe perfectamente que no siempre lo publicado en una revista ha pasado los filtros necesarios para asegurar que lo publicado es correcto… ¿o alguien con conocimiento de causa piensa lo contrario?.

    Jose

    Fuente; Scientia

    ajuan
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 8424
    Reputación : 9992
    Fecha de inscripción : 09/05/2010
    Localización : Latinoamerica

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por ajuan el Lun Nov 12, 2012 7:18 pm

    Fusiono


    ------------------------------
    ¡Dormir,combativas águilas,
    dormid con el alma tranquila!
    Habéis merecido, hermanos
    eterna paz y gloria.


    "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos.Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."

    John Reed
    :urss: :urss:

    La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida

    Blog sobre Vladimir Lenin:
    http://vlenin.blogspot.com.ar/

    ajuan
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 8424
    Reputación : 9992
    Fecha de inscripción : 09/05/2010
    Localización : Latinoamerica

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por ajuan el Lun Nov 12, 2012 7:19 pm

    Fusiono


    ------------------------------
    ¡Dormir,combativas águilas,
    dormid con el alma tranquila!
    Habéis merecido, hermanos
    eterna paz y gloria.


    "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos.Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."

    John Reed
    :urss: :urss:

    La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida

    Blog sobre Vladimir Lenin:
    http://vlenin.blogspot.com.ar/

    Chapaev
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2802
    Reputación : 3382
    Fecha de inscripción : 28/04/2010

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por Chapaev el Miér Mayo 15, 2013 8:54 am

    15/5/2013

    Monsanto contra el pueblo x Charlotte Silver


    Los agricultores estadounidenses han decidido abandonar el cultivo de maíz y soja transgénicas, ahora que Monsanto los persigue por violar patentes

    La semana pasada, Monsanto les comunicó a sus accionistas los asombrosos beneficios obtenidos en 2012. Al mismo tiempo, agricultores norteamericanos hacían juicio en Washington para desafiar el derecho de los gigantes de la biotecnología a que demandaran a los agricultores cuyos sembrados habían sido contaminados por las semillas de Monsanto. El 10 de enero comenzaron las presentaciones orales ante la Corte de Apelaciones de EE.UU., para decidir si se invertía el rechazo a la causa, de febrero pasado.

    Las ganancias de Monsanto duplicaron, casi, las proyecciones de los analistas, y el total de sus ingresos alcanzó los $ 2.94 billones a fines de 2012. El aumento de precio del herbicida Roundup siguió dominando el mercado de Estados Unidos y, quizá, lo más significativo es que los mercados de América Latina constituyen factores que contribuyen al floreciente negocio de Monsanto.

    Al explotar su maíz, soja y algodón transgénicos patentados, Monsanto asegura un odioso control sobre las industrias agrícolas de EE.UU., y exprime con eficacia a los agricultores convencionales, o sea, los que usan semillas no transgénicas. Así elimina las posibilidades de ellos de participar en el mercado y ser competitivos. (Hasta fines de 2013, el Departamento de Justicia investigaba a Monsanto por violar las leyes anti-trust con sus actividades en contra de la competencia hacia otras compañías biotecnológicas, pero esa investigación fue discretamente cerrada antes de fin de año.)

    Hay un proceso legal en curso, aparentemente modesto: Osgata et al v Monsanto, que había sido iniciado en marzo de 2011, y consiste en conseguir protección legal para los agricultores de cultivos orgánicos convencionales, contra el agresivo procesamiento que aplica Monsanto a la violación de sus patentes. Pero las consecuencias de este juicio son trascendentales. Si la Corte de Apelaciones del DC (capital) invierte el rechazo, se iniciará un proceso de descubrimiento que podría revelar la reserva de información que Monsanto ha venido ocultando al conocimiento público, tanto por esconderlo como por impedir la investigación independiente.

    Monsanto abusa de las patentes

    Entre 1997 y 2010, Monsanto inició 144 juicios contra familias de agricultores, y solucionó 700 casos fuera de la Corte. Más aun: grupos relacionados con la alimentación calculan que Monsanto investiga a cientos de agricultores en busca de posibles culpables de infracción a las patentes.

    Las víctimas de los depredadores juicios de Monsanto son los agricultores que usaron semillas de la gran empresa sin hacer caso de la patente, y también los que jamás tuvieron la menor intención de sembrar plantas transgénicas. Osgata et al v. Monsanto se ocupa de este segundo grupo y representa a 31 granjas y agricultores, a 13 empresas de venta de semillas, a 31 organizaciones agrícolas que representan a más de 300.000 individuos y a 4.500 granjas y agricultores.

    Los demandantes exigieron una declaración legal que asegure que Monsanto no tenía derecho a demandarlos por infracción a la patente.

    Jim Gerritson, presidente de OSAGA (Organic Seed Growers and Trade Association: Cultivadores de Semillas Orgánicas y Asociación Comercial), y precursor de la demanda, me explicó que los agricultores de semillas orgánicas y no transgénicas son "... un ejemplo clásico de por qué el Congreso aprobó la Ley de Juicio Declaratorio: si hay un grupo que teme sufrir la prepotencia de una gran compañía, puede pedir protección contra reclamos e infracciones a patentes".

    Crisis del maíz: gusanos provocan serios daños a la cosecha

    Sin embargo, las cortes federales siempre han protegido los derechos de Monsanto a sus beneficios a través de un sistema de patentes que obstaculiza cada vez más la libertad individual y de mercado al permitir que Monsanto abuse de sus derechos de patente. Osgata está representada por el abogado Dan Ravicher y por la Fundación Pública de Patentes, una organización que se dedica a crear un sistema justo de patentes, que procura un equilibrio entre la libertad individual y la emisión ética de patentes.

    Monsanto se ha creado una reputación convenientemente intimidatoria, como implacable fiscal de los agricultores no transgénicos cuyos campos han sido contaminados por el maíz genéticamente que sembraron sus vecinos, ya sea a través de la polinización cruzada o por la mezcla accidental de semillas durante la cosecha.

    A raíz de estos ejemplos aterradores, los agricultores ha asumido la responsabilidad de impedir la contaminación, estableciendo límites a las pruebas genéticas y, en algunos casos, directamente absteniéndose de sembrar.

    Efecto monopólico

    Osgata muestra en detalle cuántos agricultores convencionales han desistido de sembrar determinados cultivos, con la intención de resaltar la monopolización que es consecuencia de la agresiva persecución de Monsanto a los casos de infracción de patente. Se ha estimado que hay un 88% de maíz y un 93% de soja modificados genéticamente, la mayoría a manos de Monsanto. Bryce Stephens, agricultor de cultivos orgánicos del Noroeste de Kansas, es uno de esos agricultores que ha decidido dejar de cultivar maíz y soja, a consecuencia de la inevitable contaminación que ocurriría.

    "Mi temor a la contaminación por medio de maíz y soja transgénicos y el consecuente riesgo de ser acusado de violar la patente me impiden cultivar maíz y soja en mi campo. No existe otro motivo por el cual no siembro esas plantas, aunque me gustaría mucho hacerlo."

    Gerritson me lo explicó así: "Los agricultores han sufrido pérdidas económicas. Ya no cultivan maíz y soja porque están seguros de que sus cultivos van a ser contaminados. No pueden arriesgar sus campos y sus familias ante la posibilidad de ser procesados por infracción a la patente".

    Monsanto sabe que los consumidores no comprarían sus productos por su propia voluntad, lección que aprendieron en Europa cuando se exigió que los alimentos transgénicos llevaran esa precisión en sus etiquetas. En Norteamérica, la compañía y sus aliados han gastado millones en impedir las iniciativas locales de etiquetamiento como, por ejemplo, hace poco, en California. Pero si bien la compañía logra dejar fuera a los agricultores convencionales, los norteamericanos no tienen alternativa... con o sin etiqueta.

    A pesar de la creación de este peligroso monopolio, en febrero de 2012, la jueza Naomi Reice Buchwald aprobó la solicitud de Monsanto y rechazó el procesamiento inicial, calificando a las preocupaciones de los agricultores como "exageradas", e instándolos a confiar en las promesas de Monsanto (que no eran legalmente vinculantes) de no ejercer sus derechos de patentes hacia la contaminación involuntaria de rastros transgénicos en las plantas; declaró que los agricultores habían inventado una controversia que no existía, en realidad.

    Si el caso iniciado por los agricultores logra seguir adelante, lo mínimo que va a ocurrir es de fundamental importancia: que, a través del proceso de descubrimiento, el público tendrá acceso a un hallazgo de información que la gran empresa había logrado mantener oculta. Ravicher está convencido de que, entonces, podrá determinarse que los productos traficados por Monsanto no son sanos y, en consecuencia, no son buenos para la sociedad. Citó un caso de hace 150 años, y nos lo recuerda: "... una invención para envenenar al pueblo no es patentable".

    Es evidente que está creciendo el movimiento para derrotar a Monsanto. Gane o pierda esta vuelta, el pueblo no va a desistir en su lucha por derribar a este monstruo.

    Al Jazeera magazine. Traducido del inglés por Ana Silvia Mazía

    Contenido patrocinado

    Re: Cultivos transgénicos y los daños que producen.

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:07 pm


      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 11:07 pm