"La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Comparte

pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9585
Reputación : 18562
Fecha de inscripción : 31/05/2010

"La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Mensaje por pedrocasca el Mar Jul 31, 2012 12:41 pm

La selección española de fútbol y el deporte de elite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo

Albert Escusa – julio de 2012

La victoria de la selección española de fútbol es un nuevo episodio de la politización del deporte-negocio por el sistema y la derecha del país, además de un enorme negocio multinacional. La izquierda debe dejar de apoyar estos eventos y reivindicar el deporte de base para los trabajadores.

Una nueva victoria de “la Roja” o la “furia española” en la Eurocopa de Ucrania, totalmente merecida desde el punto de vista futbolístico, ha vuelto a desatar el huracán patriótico movilizando a millones de ciudadanos. De nuevo nos encontramos ante un hecho mediático y popular de una magnitud considerable, pero con un trasfondo político y social preocupante desde los valores de izquierdas, a pesar de que muchos entre la izquierda se identifiquen con “la Roja”.

Unas preguntas preliminares se imponen: ¿no resulta una contradicción flagrante que personas de izquierdas se encuentren celebrando lo mismo que personas de derechas e incluso de ultraderecha? ¿Es lógico que alguien que critica las reformas laborales y los recortes sociales del gobierno tenga los mismos referentes que el gobierno que aplica tales medidas?.

Es innegable la belleza estética y la espectacularidad del fútbol y de otros deportes mayoritarios en otros países -el baloncesto en Estados Unidos, el hockey sobre hielo en Canadá, el béisbol en Cuba, y otros como el ciclismo, el atletismo, etc.-, pero cabe preguntarse: ¿qué se encuentra tras el arte deportivo, la estrategia de los equipos, la admirable técnica individual del jugador, la visión táctica del entrenador y el espíritu competitivo y de sacrificio de las competiciones de alto nivel en los países capitalistas? Simplemente, una manifestación más de la lucha de clases y de la cuestión nacional: la escasa o nula preocupación de la inmensa mayoría de protagonistas -jugadores, entrenadores, etc.- con las graves agresiones capitalistas sobre sus millones de compatriotas, es una muestra del grado de vinculación existente entre el deporte-negocio y el sistema capitalista. ¿Quién se imagina a los de “la Roja” implicarse activamente, por ejemplo, en la lucha de los mineros o en denunciar al sistema capitalista? ¿Quién se los imagina defender posiciones abiertamente de izquierdas como Maradona de Argentina o el fallecido Sócrates de Brasil?.

Una de las claves del deporte de elite en el capitalismo es que éste despolitiza por la izquierda y politiza por la derecha, al convertirse en un vehículo de la ideología burguesa. Y ante la objeción de que existen aficionados de izquierdas seguidores de “la Roja” o de otras selecciones, se puede objetar a su vez que por cada uno de ellos se pueden contar miles con ideas contrarias. Los clubes deportivos y las selecciones nacionales son poderosas fuerzas de atracción sobre las que se identifican millones de personas. No critico -aunque no lo comparto- a quienes se sienten representados por la selección española, por el F.C. Barcelona, el Real Madrid, el Valencia o cualquier otro.

Ni critico -aunque tampoco lo comparto- a quienes ven en el fútbol u otro deporte la manera de expresar sus sentimientos, ya sean españolistas, catalanistas, vasquistas, galleguistas, andalucistas, etc., o bien sentimientos contrarios a todos los anteriores. Considero que cada cual es libre de tener las creencias que crea conveniente, siempre que tales creencias no impliquen aspectos negativos o reaccionarios. Lamentablemente, en este caso no estamos hablando de cuestiones neutras o inofensivas.

Personalmente me gusta el fútbol como deporte, y durante unos años lo practiqué en niveles inferiores con mucha pasión. Y es evidente que hay que distinguir entre el fútbol como deporte de equipo y como actividad lúdica y sana de competición colectiva, al fútbol-negocio y a la mayoría de competiciones deportivas de elite que tienen una indudable carga política e ideológica y constituyen uno de los mayores negocios multinacionales de nuestra época: no es lo mismo practicar el deporte en un equipo de una escuela de barrio o de categorías regionales -que languidecen y sobreviven a duras penas, gracias al sacrificio personal de muchos jugadores y simpatizantes-, que el deporte de elite que recibe inmensas subvenciones públicas y privadas. Hay un abismo entre ambos.

Sin negar pues la indudable belleza del fútbol y de otros deportes colectivos, no podemos cerrar los ojos ante la simbiosis que existe entre el deporte de elite, el gigantesco negocio de las multinacionales y la poderosa alienación de masas, que los medios del sistema y la oligarquía manipulan por una parte para desviar la atención de los graves problemas económicos y sociales que genera el capitalismo y, por otra, para apuntalar a un sistema decrépito y putrefacto que en su agonía se está llevando por delante todos los derechos sociales y laborales y está convirtiendo a la sociedad en un escenario de pesadilla para cada vez más millones de personas afectadas por la crisis.

Por estos motivos, la lucha de clases se manifiesta también en el seno del deporte. Mientras se destinan miles de millones de dinero público a fomentar el deporte de elite para beneficio exclusivo de los clubes, jugadores, cadenas televisivas privadas y multinacionales, cada día hay más decenas de miles de niños que ven imposibilitada sus participación en eventos y clubes deportivos de base y su derecho a una educación física saludable debido a que las familias no disponen de recursos para ello, y tampoco se destina dinero público para una actividad poco rentable política y económicamente (sin hablar ya de los recortes en educación, salud, etc.). Por otra parte, muchos clubes de fútbol de primera categoría tienen deudas astronómicas con los bancos o con Hacienda sin que sufran el peso de la ley, pero en cambio cientos de personas son desahuciadas de sus casas diariamente y son arrojadas a la calle por tener deudas muy inferiores con las mismas entidades financieras.

El deporte de elite -especialmente el fútbol-negocio en las sociedades capitalistas- va más allá de un simple pasatiempo y de una afición inofensiva: es una parte importante del sistema de alienación fomentado ampliamente por los medios de comunicación imperialistas. Al igual que el imperio romano utilizaba los juegos mortales de gladiadores y los espectáculos donde los cristianos y los esclavos eran devorados por las fieras entre el griterío enloquecido de decenas de miles de plebeyos para desviar la atención de los problemas sociales, hoy el capitalismo utiliza el deporte de elite con los mismos fines.

Los grandes estadios deportivos de primera categoría donde se reúnen decenas de miles de seguidores devienen los nuevos templos religiosos donde los aficionados establecen vínculos emocionales con sus guías espirituales -los jugadores y entrenadores- que trascienden lo racional, proyectándose una comunión religiosa entre ambos: la estrella deportiva se trasforma en un héroe sobrehumano, un semidiós mítico que levanta unas pasiones y la adhesión de masas en un ambiente de misticismo exacerbado, rodeado todo ello de unos rituales -himnos, cánticos, colores del equipo, comentaristas deportivos, banderas, fotografías, etc.- que cohesionan al grupo en torno a sus héroes. El estadio deportivo se ha transfigurado de esta manera en el templo de una religión sincrética mezcla de neo-paganismo y politeísmo -junto con las manifestaciones cristianas, musulmanas o budistas personales de cada jugador-, lugar sagrado y objeto de peregrinación del aficionado-creyente. Y las competiciones deportivas de alto nivel, especialmente el fútbol, se asemejan a las grandes mitologías griegas, donde los dioses y semidioses se hallaban en una grandiosa lucha perpetua para imponerse sobre los demás: los humildes mortales de entonces -los aficionados de hoy- no eran más que receptores pasivos de la voluntad de sus dioses -las estrellas futbolísticas de hoy-.

Pero esta religiosidad popular es fácilmente convertida por el sistema en un lucrativo negocio y en un fenómeno bien explotado de alienación masiva. Y los aspectos relativos a los sentimientos personales emocionales, como los que implican las aficiones deportivas sentidas de forma extrema, se prestan rápidamente a la manipulación y a la perversión por parte de los medios que la oligarquía dispone -en nuestro contexto de capitalismo en putrefacción- para derivar lo que podrían ser sentimientos inofensivos hacia comportamientos sociales irracionales que tienen peligrosas connotaciones despolitizadoras y reaccionarias. El estadio-templo y el espectáculo mediático teatralizado congrega tanto al rico como al pobre, al empresario como al obrero, al reaccionario como al progresista, al ateo como al clerical, al de derechas como al de izquierdas: todos quieren formar parte de la gloria de su ídolos deportivos y por ello se unen en el mismo proyecto olvidando momentáneamente todos sus desacuerdos.

Por otra parte, las selecciones nacionales constituyen un aspecto más de la política nacional de un país, tanto hacia el interior como símbolo cohesionador, como hacia el exterior como proyección de la “grandeza nacional”. ¿Quién puede negar que, hoy día, las competiciones internacionales deportivas de elite, desde el fútbol hasta las carreras automovilísticas, desde el atletismo hasta el esquí, son manifestaciones del orgullo nacional o de la decepción nacional en función de los resultados obtenidos? El fútbol y las selecciones nacionales se han convertido así en uno de los aspectos más llamativos de la cuestión nacional. Y aquí es importante recordar que la cuestión nacional tiene connotaciones diferentes y hasta opuestas en función de la clase social que posea la hegemonía.

En este sentido conviene recordar que los países socialistas también se vieron obligados a realizar una política de promoción del deporte de elite y de selecciones nacionales: la “guerra fría” y la lucha por demostrar la superioridad de un sistema social sobre otro también se trasladó al aspecto deportivo -las Olimpiadas fueron el paroxismo de esas rivalidades-, terreno por excelencia del combate simbólico entre el capitalismo y el socialismo -habida cuenta de la repercusión mediática de las competiciones de alto nivel- que gracias a la prensa escrita, la radio y la televisión llegaban directamente a cientos de millones de personas. Por este motivo, desde la izquierda transformadora, apoyar a las selecciones nacionales de los antiguos países socialistas constituía casi un deber de solidaridad internacionalista, lo que significaba en realidad practicar un “derrotismo nacional” en lo deportivo y denunciar a los deportistas de elite de la selección propia como mercenarios deportivos de la burguesía autóctona. Hoy no ha variado mucho la situación: apoyar en lo deportivo a selecciones de países revolucionarios como Cuba, Nicaragua o Venezuela, constituye una manifestación de internacionalismo, puesto que la victoria de tales selecciones contribuye a fortalecer la cohesión interna de estos países y la derrota de las selecciones capitalistas contribuye a la desmoralización social en los países imperialistas. Por otra parte, el deporte en los países socialistas tiene una connotación radicalmente diferente que en los países capitalistas, puesto que en los primeros se considera un derecho elemental para todos los ciudadanos y se destinan grandes cantidades de dinero público para democratizarlo al garantizar tales derechos a través del deporte de base, mientras que en los países capitalistas el deporte se considera una mercancía más sometida a expectativas de beneficios económicos privados y de explotación política del sistema.

Parece evidente que desde la izquierda se debería dejar de realizar una política contemporizadora con la selección nacional y el fútbol-negocio (a no ser, claro está, que los propios jugadores adoptaran posturas abiertamente solidarias y comprometidas con los millones de compatriotas brutalmente agredidos por el capitalismo, lo cual no parece que será el caso) y se debería comenzar una labor pedagógica y organizativa entre los sectores populares para el desarrollo de una práctica deportiva solidaria y no alienante. Además de divulgar los avances en materia deportiva de los países socialistas y antiimperialistas, se debería trabajar sobre el hecho evidente de la injusticia que constituye el deporte-negocio de elite, contribuyendo a crear una alternativa a través del deporte de base, popular, participativo y autoorganizado, exigiendo al mismo tiempo el fin de las subvenciones públicas a los clubes privados y un incremento de la financiación del deporte de base.

La experiencia de 1936, cuando la izquierda antifascista mundial boicoteó la Olimpiada de Alemania y convocó la Olimpiada Popular de Barcelona donde acudieron cientos de jóvenes antifascistas -muchos de los cuales fueron los primeros en tomar las armas y en caer combatiendo contra el levantamiento de los militares franquistas en Barcelona- debería ser un buen motivo de reflexión.

Como en otros muchos aspectos, en la política deportiva la izquierda tiene todavía mucho camino a recorrer.



Última edición por pedrocasca el Mar Jul 31, 2012 12:46 pm, editado 1 vez

pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9585
Reputación : 18562
Fecha de inscripción : 31/05/2010

Re: "La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Mensaje por pedrocasca el Mar Jul 31, 2012 12:45 pm

Utilizando el buen Buscador del Foro se accede a varios interesantes escritos del marxista catalán Albert Escusa:

"La izquierda otanista y colonialista, cómplice intelectual y moral del asesinato de Gadafi y del pueblo libio" - texto de Albert Escusa

La corriente trotskista adversaria de la Revolución cubana - Albert Escusa

"Sobre el anticomunismo de izquierdas, el “estalinismo”, el POUM y el Movimiento Comunista" - texto de Albert Escusa

Gramsci y el marxismo occidental (artículo de Albert Escusa)

"El Partido Comunista de Alemania y la clase obrera contra Hitler: actualidad y enseñanzas de una lucha heroica" - texto de Albert Escusa publicado en 2012 en el blog El camino de hierro

¿Marxismo o anarquismo? - artículo de Albert Escusa – publicado en Rebelión en el año 2002 - Interesante para la formación

Albert Escusa y Ricard Juan pulverizan las tesis anticomunistas de los "nuevos marxistas cubanos"



avatar
nunca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6108
Reputación : 7093
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

Re: "La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Mensaje por nunca el Mar Jul 31, 2012 1:01 pm

La izquierda debe dejar de apoyar estos eventos y reivindicar el deporte de base para los trabajadores.

No sé cuando la izquierda ha apoyado a la selección española

¿Quién se los imagina defender posiciones abiertamente de izquierdas como Maradona de Argentina o el fallecido Sócrates de Brasil?.

A mí Maradona siempre me ha parecido un chulo vividor, de ejemplar tiene poquito, me niego a apoyarlo solo porque él simpatize con Fidel Castro y Hugo Chávez.
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7221
Reputación : 7671
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: "La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Mensaje por Razion el Mar Jul 31, 2012 4:52 pm

nunca escribió:
La izquierda debe dejar de apoyar estos eventos y reivindicar el deporte de base para los trabajadores.

No sé cuando la izquierda ha apoyado a la selección española

¿Quién se los imagina defender posiciones abiertamente de izquierdas como Maradona de Argentina o el fallecido Sócrates de Brasil?.

A mí Maradona siempre me ha parecido un chulo vividor, de ejemplar tiene poquito, me niego a apoyarlo solo porque él simpatize con Fidel Castro y Hugo Chávez.

Por ahí lo apoyarías si vieras quienes son los que se le oponen (por lo menos en Argentina). Entiendo tu posición dado que Diego M. es un personaje no carente de contradicciones (demasiadas para una sola persona Very Happy ). El tema central reside en que es fiel exponente de las clases populares argentinas (con sus contradicciones y todo), y un símbolo para muchos dado que salió del barro, e incluso por lo que he visto tiene llegada en las clases populares de muchos países de Latinoamerica. No te extrañes de que los pibes de barrio, muchachos de las villas, o incluso trabajadores empobrecidos, simpaticen con el Che Guevara, o con la Revolución Cubana o Chavez por la defensa de Maradona a estos procesos. Es decir, es importante que personas públicas con llegada masiva, utilicen su popularidad para desmentir propaganda oligárquica e imperialista (con un lenguaje extremadamente popular -que no implica incultura o ignorancia, sino expresiones claras- lo que permeabiliza no solo en sectores medios). No en vano cada vez que sale a defender a Guevara, los medios y periodistas de derecha se enervan y salen a atacarlo. Le han hecho miles de campañas en contra y solo lo fortalecieron, logrando que los sectores populares detesten a los periodistas que salen a atacarlo (que por "casualidad" son los que defienden las posiciones más gorilas -conservadoras y/o fascistas-). Por esas cosas que marco es que defiendo a Maradona (no sus actitudes particulares que todos conocemos y no son en absoluto reivindicables), además de porque jugó cuando volvió a Argentina en el Glorioso Newell's Old Boys de Rosario.

Saludos


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
nunca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6108
Reputación : 7093
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

Re: "La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Mensaje por nunca el Mar Jul 31, 2012 5:04 pm

Razion escribió:
nunca escribió:
La izquierda debe dejar de apoyar estos eventos y reivindicar el deporte de base para los trabajadores.

No sé cuando la izquierda ha apoyado a la selección española

¿Quién se los imagina defender posiciones abiertamente de izquierdas como Maradona de Argentina o el fallecido Sócrates de Brasil?.

A mí Maradona siempre me ha parecido un chulo vividor, de ejemplar tiene poquito, me niego a apoyarlo solo porque él simpatize con Fidel Castro y Hugo Chávez.

Por ahí lo apoyarías si vieras quienes son los que se le oponen (por lo menos en Argentina). Entiendo tu posición dado que Diego M. es un personaje no carente de contradicciones (demasiadas para una sola persona Very Happy ). El tema central reside en que es fiel exponente de las clases populares argentinas (con sus contradicciones y todo), y un símbolo para muchos dado que salió del barro, e incluso por lo que he visto tiene llegada en las clases populares de muchos países de Latinoamerica. No te extrañes de que los pibes de barrio, muchachos de las villas, o incluso trabajadores empobrecidos, simpaticen con el Che Guevara, o con la Revolución Cubana o Chavez por la defensa de Maradona a estos procesos. Es decir, es importante que personas públicas con llegada masiva, utilicen su popularidad para desmentir propaganda oligárquica e imperialista (con un lenguaje extremadamente popular -que no implica incultura o ignorancia, sino expresiones claras- lo que permeabiliza no solo en sectores medios). No en vano cada vez que sale a defender a Guevara, los medios y periodistas de derecha se enervan y salen a atacarlo. Le han hecho miles de campañas en contra y solo lo fortalecieron, logrando que los sectores populares detesten a los periodistas que salen a atacarlo (que por "casualidad" son los que defienden las posiciones más gorilas -conservadoras y/o fascistas-). Por esas cosas que marco es que defiendo a Maradona (no sus actitudes particulares que todos conocemos y no son en absoluto reivindicables), además de porque jugó cuando volvió a Argentina en el Glorioso Newell's Old Boys de Rosario.

Saludos
Quizás he podido extraer una conclusión precipitada, pero de momento Maradona ha conseguido poco. Las opiciones políticas en Argentina se resumen en derecha neoconservadora y neo-peronismo-kircknerista-populista, aunque no te voy a engañar, mis conocimientos sobre la política argentina son escasos.

avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7221
Reputación : 7671
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: "La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Mensaje por Razion el Mar Jul 31, 2012 5:15 pm

Quizás he podido extraer una conclusión precipitada, pero de momento Maradona ha conseguido poco. Las opiciones políticas en Argentina se resumen en derecha neoconservadora y neo-peronismo-kircknerista-populista, aunque no te voy a engañar, mis conocimientos sobre la política argentina son escasos.

En parte estas en lo cierto (aunque los sectores de izquierda han tenido bastante relevancia por ejemplo en el período 2001-2003, donde se puso en jaque al sistema político, y al esquema neoliberal). De hecho Maradona es Kirchnerista (actualmente). El problema es que el discurso político K, se abraza de los héroes y luchadores populares (como la generación de los 70, el Che, Chavez, o incluso se agarra de la Revolución Cubana), para decir que vamos en el camino de la Liberación y ganar amplias simpatías populares. En el foro argentina tenemos un par de hilos donde abordamos la temática del kirchnerismo en particular.
Saludos


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
luismpo
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 108
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 20/02/2012
Localización : Extremadura

Re: "La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Mensaje por luismpo el Mar Jul 31, 2012 7:48 pm

este análisis es bastante interesante pero el fallo que creo yo que hay es que aborda el deporte de elite desde un solo punto de vista y enlazado completamente al sistema capitalista, y en la mayor parte tiene razón. En el contexto actual en estos deportes de masas el mayor interés es el económico, sino pregúntenselo a florentino perez y su nueva obra faraónica en el Santiago Bernabéu, o al anterior presidente del valencia con el nuevo mestalla. Pero en los aficionados a estos deportes(baloncesto, fútbol..) existe un sentimiento y una pasión y momentos de diversión que son necesarios en la vida de una persona. El problema viene cuando estos deportes tienen un fin menor lúdico y un fin primordial ideológico y economico , como ocurre actualmente. Pero no por ello debemos abandonar esos deportes, sino al reves combartir esta corriente ideologica. Os pondré algún ejemplo españoles:

1º me encantó ver en el partido real madrid- rayo vallecano la bandera de la republica en vez de la rojigualda
2º se venden camisetas de la seleccion española de futbol republicanas, es muy bonita, yo tengo una.


con estos gestos se esta llevando acabo un combate ideologico, aunque no lo parezca, para que estos deportes no pertenezcan a una determinada ideologia y arraste a las masas populares.
avatar
nunca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6108
Reputación : 7093
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

Re: "La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Mensaje por nunca el Mar Jul 31, 2012 10:22 pm

Razion escribió:
Quizás he podido extraer una conclusión precipitada, pero de momento Maradona ha conseguido poco. Las opiciones políticas en Argentina se resumen en derecha neoconservadora y neo-peronismo-kircknerista-populista, aunque no te voy a engañar, mis conocimientos sobre la política argentina son escasos.

En parte estas en lo cierto (aunque los sectores de izquierda han tenido bastante relevancia por ejemplo en el período 2001-2003, donde se puso en jaque al sistema político, y al esquema neoliberal). De hecho Maradona es Kirchnerista (actualmente). El problema es que el discurso político K, se abraza de los héroes y luchadores populares (como la generación de los 70, el Che, Chavez, o incluso se agarra de la Revolución Cubana), para decir que vamos en el camino de la Liberación y ganar amplias simpatías populares. En el foro argentina tenemos un par de hilos donde abordamos la temática del kirchnerismo en particular.
Saludos
Tú mismo lo dices, si Maradona apoya a un gobierno burgués como el de Cristina FK, ya me dirás tú que "revolucionario" tiene eso. Aquí en España la derecha más reaccionaria critica al PSOE, a IU y los pseudo-sindicatos vendeobreros CCOO y UGT y no por ello les voy a defender.
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7221
Reputación : 7671
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: "La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Mensaje por Razion el Mar Jul 31, 2012 11:39 pm

nunca escribió:
Razion escribió:
Quizás he podido extraer una conclusión precipitada, pero de momento Maradona ha conseguido poco. Las opiciones políticas en Argentina se resumen en derecha neoconservadora y neo-peronismo-kircknerista-populista, aunque no te voy a engañar, mis conocimientos sobre la política argentina son escasos.

En parte estas en lo cierto (aunque los sectores de izquierda han tenido bastante relevancia por ejemplo en el período 2001-2003, donde se puso en jaque al sistema político, y al esquema neoliberal). De hecho Maradona es Kirchnerista (actualmente). El problema es que el discurso político K, se abraza de los héroes y luchadores populares (como la generación de los 70, el Che, Chavez, o incluso se agarra de la Revolución Cubana), para decir que vamos en el camino de la Liberación y ganar amplias simpatías populares. En el foro argentina tenemos un par de hilos donde abordamos la temática del kirchnerismo en particular.
Saludos
Tú mismo lo dices, si Maradona apoya a un gobierno burgués como el de Cristina FK, ya me dirás tú que "revolucionario" tiene eso. Aquí en España la derecha más reaccionaria critica al PSOE, a IU y los pseudo-sindicatos vendeobreros CCOO y UGT y no por ello les voy a defender.

Cuidado con el tono, nunca dije que fuera Revolucionario, te invito a que marques donde dije eso.
Por algo te digo que leas antes los artículos sobre argentina. Muchos izquierdistas ex revolucionarios se volcaron al Kirchnerismo por sus promesas "liberadoras". No hace falta ser revolucionario para ser progre. Maradona no puede ser revolucionario, pero su defensa de la Revolución Cubana, o del ALBA, etc, no es menor como hecho propagandístico. En Argentina, mal que mal, hay una conciencia mayoritaria de apoyo a procesos como la Revolución Cubana (excepto los de la extrema derecha, nadie se atreve a criticar a Fidel sin rescatar sus logros, o rescatar los logros de la Revolución Cubana, de hecho siempre que ha venido a la Argentina, ha sido recibido multitudinariamente). De hecho hace un par de años un programa llamado "el gen argentino" (donde participarían en las encuestas alrededor de 300000 de clase media supongo) posicionó la imagen del Che como una de las más populares. Encuestas más serias han arrojado a Argentina como uno de los países más antiimperialistas de América Latina, e incluso Universidades privadas ligadas a la burguesía, han mostrado estadísticas de encuestas donde más de un 60% apoya la estatización de las áreas principales de la economía (se apoyan esquemas socialistas o corporativistas, pero seguro que hay una posición mayoritaria anti neoliberal). Alguien de derecha (periodista creo) dijo una vez que el argentino es en su discurso antiimperialista y socialista pero en la práctica le gusta vivir como un capitalista (eso se llama reconocer que hay un potencial progresista en nuestro pueblo). Esto no es menor al tener en cuenta cuales son los ídolos populares y los ídolos de la gran burguesía y/o de la oligarquía. La batalla cultural no es menor en absoluto en este plano tampoco.
Por otro lado estoy en contra de eso que solo se puede rescatar a los personajes revolucionarios y nada más. Por esa regla la revolución la haremos entre cinco, dado que hay amplios sectores de la población que son reformistas, o progresistas que serían automáticamente excluidos. ¿Como hacer un trabajo de radicalización y concientización si ya nos cerramos a todo lo que no sea revolucionario por definición? Esa es parte de la realidad argentina, muchos votaron al kirchnerismo a mi entender, no solamente por clientalismo o mejoras del bolsillo, sino porque creen en el discurso del gobierno (que se posiciona como la izquierda) apoyado en determinadas medidas neokeynesianas y reformistas (una gran campaña de prensa, y un arco opositor reaccionario, neoliberal y fascista). Yo creo que se debe trabajar en ese sector con el objeto de radicalizarlo y desenmascarar a este tipo de gobiernos burgueses.
No entiendo que tiene que ver lo del PSOE, Maradona no es un partido político, ni siquiera enarbola un programa político, simplemente apoya procesos de avanzada antiimperialistas, es un individuo no carente de contradicciones, pero es alguien tangible con llegada masiva.


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
GunsOfNavarone.
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 196
Reputación : 212
Fecha de inscripción : 28/02/2012

Re: "La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Mensaje por GunsOfNavarone. el Miér Ago 01, 2012 3:55 pm

El deporte de elite,en cualquiera de sus modalidades es uno de los peores canceres que vive esta sociedad.Apenas con 5 años ya te enseñan que la unica meta es la competicion,que es valido pisar al rival para conseguir tus metas.Luego cuando esos niños se hacen mayores y acceden a su primer trabajo siguen con esa misma mentalidad "ganadora" y de "todo vale",pisando a todo el que se cruce en su camino.

A parte,el deporte de elite es un atentado contra la salud del cuerpo humano en el mejor de los casos y en el peor supone la propia muerte,a parte de que los valores que realmente importan del deporte quedan relegados a un segundo plano,es decir,la superacion personal tanto fisica como mentalmente,el apoyo que puedes dar por tu experiencia a aquel que es mas torpe en ese deporte,el mantener un estado fisico optimo en la justa medida que tu nivel lo requiera,la solidaridad en los momentos dificiles con aquel que sabes que lo esta pasando mal.
Yo llevo media vida practicando ciclismo de montaña,muchos compañeros de rutas que han competido en las categorias inferiores de los profesionales(aficionados) me lo han explicado bien clarito: En carrera no hay amigos,en un sprint si el de al lado se cae y se mata esta asumido y es valido,si tu cuerpo no lo llevas al limite de su capacidad estas fuera ipsofacto(algunos no estan dispuestos a ello y ya sabeis lo que sigue) y mas cosas por el estilo,aplicables a la mayoria de deportes.Ahora,estos chicos ya empezando a entrar en la vejez recuerdan con nostalgia aquellos tiempos de jovenes fortachones en los que su cuerpo era una autentica maquina, pero todos coinciden en que no se disfruta sobre una bici estando 2 horas a unas pulsaciones medias de 180,que la gente puede decir lo que quiera pero la esencia del deporte,el sentirte arropado por los compañeros cuando te ha entrado un pajaron de la leche,el saber que si la mecanica de tu bici te la juega y te deja tirado en vete tu a saber que montaña,no estaras solo,saber que hay gente dispuesta a sacrificar su domingo de ciclismo por que tu te has quedado tirado(no todo el mundo esta dispuesto a ello),acompañandote charlando al coche,la sensacion de alivio y de tranquilidad que este compañerismo te aporta,es la verdadera hermosura del deporte,ya que no persigue la mejoria del individuo si no que busca la mejoria del conjunto,es decir,todos somos uno de manera que si uno tiene problemas,todos tienen problemas, no habiendo cabida para individualismos ni egocentrismos.
Es muy bonito empezar siendo compañero de aficion y terminar siendo amigos.Esto es lo precioso del deporte y mucho me temo que la elite es justamente todo lo contario.

Quiza no tenga mucho que ver con el tema del post,pero me duele ver a niños de 7 años dandose de ostias en un entrenamiento por ser el titular de la plantilla.Joder,da tanta pena que en algun tiempo llege a odiar el deporte por inhumano,por anular la esencia de las personas,ese altruismo y esa solidaridad se ve amordazada por la competencia.
Y España es un equipazo pero jamas olvidemos que no aportan nada a nivel profesional a la sociedad asi que muy guays pero yo prefiero que se aplauda a un cirujano que a un futbolista,quiza sea asi por que si me caigo de la bici me sera mas util el primero que el segundo Smile


Contenido patrocinado

Re: "La selección española de fútbol y el deporte de élite: lucha de clases y cuestión nacional en el negocio deportivo" - texto de Albert Escusa – julio de 2012

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Mar Oct 16, 2018 7:20 pm