“El desarrollo del capitalismo en Brasil no favorece a los trabajadores” - entrevista a Edmilson Costa del Partido Comunista Brasileño - año 2012

Comparte

pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9589
Reputación : 18570
Fecha de inscripción : 31/05/2010

“El desarrollo del capitalismo en Brasil no favorece a los trabajadores” - entrevista a Edmilson Costa del Partido Comunista Brasileño - año 2012

Mensaje por pedrocasca el Dom Jul 29, 2012 2:26 pm

“El desarrollo del capitalismo en Brasil no favorece a los trabajadores”

entrevista al camarada Edmilson Costa, del Partido Comunista Brasileño

tomado de la web del PACOCOL (partido Comunista de Colombia) - julio de 2012

El camarada Edmilson Costa, miembro del partido Comunista Brasilero, concedió declaraciones sobre las actividades políticas de los dos últimos gobiernos de su país, revelando sin ambages sus comportamientos reales con el pueblo brasileño. Lula y la actual presidenta están comprometidos hasta los tuétanos con el capitalismo, las multinacionales y transnacionales y solo le caen al pueblo las migajas que deja el rico Epulón bíblico.

Con dignidad y compromiso enhiesto con los trabajadores, el Partido Comunista Brasileño no ha recibido torta burocrática, ha asumido una posición independiente, crítica y equilibrada de reconocer los aciertos y rechazar con fuerza los errores del gobierno actual. En esa misma dirección se mantuvo durante la administración de Lula, señala el camarada Edmilson Costa.

Para sustentar su afirmación sobre la postura de la presidenta con la deuda externa, por ejemplo y comparar la cifra con la inversión social, el camarada Costa, señala: “Gasta 120 millones de dólares para cancelar los intereses de la deuda externa y para los programas sociales y compensatorios, apenas 12 millones de dólares”. Por eso, afirma sin rodeos: “El desarrollo del capitalismo en el Brasil no favorece a los trabajadores”.
Su análisis es claro, crudo y escueto. Dice que este país es una potencia capitalista, con una clase trabajadora que ha desarrollado en los últimos años fuertes y contundentes movilizaciones. No hay paramilitarismo como en Colombia, pero la represión del gran capital es fuerte.

La entrevista concedida para la página web: http://www.pacocol.org/ comienza señalando la realización del XXI congreso de los Comunistas Colombianos; sobre el particular, el camarada Edmilson Costa no ahorra epítetos. Señala: “Para nosotros es un honor estar participando de estas discusiones y reflexiones”.

La entrevista completa, de la cual participa el periodista Hernán Camacho, con una parte de preguntas, es la siguiente:

1. Camarada: Bienvenido a Colombia y ¿Qué concepto le merece la realización del XXI Congreso del Partido Comunista Colombiano?

Ante todo nosotros queremos presentar un saludo fraterno, combativo, internacionalista para todos los visitantes y dirigentes del Partido Comunista Colombiano, con ocasión de su XXI Congreso; para nosotros es un honor estar participando de estas discusiones y reflexiones y también recibiendo información sobre las experiencias de los trabajadores, de los campesinos y principalmente tomando conocimiento de la profunda dificultad con que los compañeros hacen su trabajo en Colombia en función de la forma como los Comunistas enfrentan un gobierno narcoterrorista, que usa métodos bárbaros para enfrentar a los campesinos y también para enfrentar la CIA y los paramilitares, gobierno nacional que practica una guerra sucia contra todo el pueblo. Entonces, esta experiencia para nosotros es muy importante porque salimos de acá con más conciencia de las dificultades de los pueblos de América Latina y especialmente de Colombia.

2. Brasil es una potencia. Hace parte de economías fuertes a nivel mundial. ¿Qué lectura hacen los Comunistas Brasileros de esa realidad?

Realmente, Brasil hoy es una potencia económica muy fuerte pero que desde el punto de vista social, en Brasil tenemos los mismos problemas que los compañeros de Latinoamérica, porque hay una concentración muy fuerte en pocas manos y también hay pobreza en todas las partes de Brasil, tanto en la ciudad más rica como es Sao Pablo, donde yo vivo, como en la parte noreste, hay pobreza generalizada porque la riqueza está concentrada en pocas manos.

Con relación al gobierno de Lula y el actual, nuestro partido tiene una posición independiente. Nosotros consideramos que el gobierno gobierna principalmente para el gran capital, tanto que el gran capital hoy, está respaldado por toda Latinoamérica con un proceso de hegemonía muy fuerte, tanto en Latinoamérica como en Oriente Medio y también desde el punto de vista de los trabajadores brasileros hay un enorme descontento porque estos dos gobiernos no cumplieron con el programa para lo cual fueron elegidos.

Hoy, nosotros estamos viviendo en Brasil dos grandes huelgas: una de los funcionarios públicos federales y la otra de los trabajadores profesores universitarios que hacen dos meses están en huelga exactamente porque al gobierno no cumplió con las metas en educación que se propuso cuando estaba en proceso electoral.

Entonces, nosotros tenemos una posición independiente, no participamos del gobierno. Pero, cuando el gobierno hace una cosa que consideramos buena y cierta nosotros lo apoyamos, cuando consideramos que no es cierta nosotros criticamos, caso por ejemplo, del envío de tropas a Haití, nosotros somos totalmente contrarios eso, también cuando Brasil apoya la entrada de Venezuela a Mercosur nosotros apoyamos.

Entonces, para nosotros es muy importante tener nuestra independencia. Claro, que esto nos cuesta muy caro, porque de no ser así, nosotros tendríamos diputados nacionales muchas finanzas. Nosotros preferimos caminar con nuestras propias piernas y mantener nuestra independencia porque eso nos da claridad frente a un gobierno que tiene problemas con los trabajadores cotidianamente

3. Dos preguntas camarada: ¿Cómo se sostiene el Partido Comunista Brasilero? ¿Hay paramilitarismo en este país?

Bueno, ¿Cómo se sostiene financieramente el Partido? Bueno, nuestras finanzas son, prácticamente, de la cotización de la militancia. Nosotros no tenemos recursos del gobierno, no tenemos recursos de las empresas, ni de las multinacionales, ni de la banca. Nuestros recursos son de nuestra propia militancia y de nuestras actividades financieras y de los amigos y simpatizantes del partido.

En Brasil no hay paramilitarismo. Hay una legalidad burguesa plena. Todos los partidos, tanto de izquierda como de derecha, tienen plenas garantías para manifestar. Desde el punto de vista jurídico no hay presión. Hay presión pero para la lucha. Ahí sí. El gobierno reprime la lucha de los trabajadores como cualquier otro gobierno que gobierna para el capital.

Ahora mismo hubo la huelga de la construcción por las obras que el gobierno está desarrollando a medias. La represión fue terrible. Así las cosas, para los trabajadores hay un proceso de represión muy fuerte, pero en cuestión de expresión jurídica y política no hay represión.

4. ¿Cómo son las relaciones entre el Partido Comunista y la actual presidenta?

Nosotros no sabemos. Nosotros tenemos nuestra posición independiente y pública. No sabemos cuál es la opinión de la presidenta con relación a eso.

5. ¿Cuál es la opinión que tiene los Comunistas de la actual mandataria brasilera?

Personalmente, es una persona que tiene un pasado de lucha contra la dictadura, pero nosotros no analizamos las personas de manera personal, nosotros analizamos lo que representa su gobierno, y para nosotros es un gobierno que representa los intereses del gran capital nacional. Este gobierno articula y financia las arcas de los grandes grupos brasileños para que ellos puedan competir con las grandes empresas internacionales y sean fuertes. El gobierno aporta millones de dólares para que estos grupos se transformen en grandes grupos internacionales, las llamadas multinacionales

6. Las multinacionales, ¿Cómo están destruyendo la gran Amazonía Brasilera?

La Amazonía no es propiamente víctima de las multinacionales, es el agro negocio, porque el agro negocio brasileño arrasó el campo de manera arrasadora. Hoy el agro negocio tiene una hegemonía del campo muy fuerte y exactamente el agro negocio estimula e incentiva la destrucción de la flora, la contaminación de los ríos, porque para el capitalismo crecer es necesario cada vez más ocupar nuevas tierras y esto implica acabar con la fauna, la flora, el oxígeno y mucho más.

El problema de la Amazonía está muy ligado al agro negocio donde se encuentran aliados los ganaderos y los grandes latifundistas

7. Pregunta Hernán Camacho de VOZ La verdad del pueblo: Me llama la atención el tema de la economía emergente que está basada sobre la gran industria nacional. Es decir, que no se refleja en nada ese desarrollo en los más pobres de Brasil.

No, no es solo en la gran industria, es también en la banca. La banca brasileña es muy fuerte, la banca brasileña es una estructura de poder nacional tan fuerte como la industria. El gobierno nacional aporta jugosos recursos para la banca a través de la deuda interna, porque paga cumplidamente los intereses para la banca y la banca tiene el mayor número de títulos de los brasileños.

Ahora, este movimiento brasileño, particularmente el crecimiento del capitalismo y la industrialización se da en la dinámica de favorecer los grandes grupos del Brasil. Para los trabajadores no hay una distribución de los ingresos. Por el contario, los trabajadores ahora están en un proceso de huelga de casi todas las categorías: trabajadores del metro, profesores, profesores universitarios, etc. Todos hicieron huelga en los últimos ocho años. Si entran en huelga es porque están descontentos con la política del gobierno. El desarrollo del capitalismo en el Brasil no favorece a los trabajadores. Y al gobierno, que teóricamente es de los trabajadores, éste no tiene una política para distribuir el ingreso para todos en el Brasil.

8. Hernán Camacho: Aquí, se nos ha vendido la imagen, la idea o el imaginario de que los desarrollos de los programas sociales en Brasil han sido de gran impacto en la población. ¿Eso es cierto? ¿Esas políticas sí han impactado como se suele decir?.

Esto para tener una idea: Nosotros en Brasil denominamos en política compensatoria. O sea, para tener una idea: En cuanto el gobierno aporta cerca de 120 millones de dólares para pagar el interés de la deuda externa, para los programas sociales y compensatorios, son apenas 12 millones de dólares. Son muy pequeñas las políticas sociales para el pueblo brasileño y eso tiene repercusiones porque aunque sea poquito en relación con nada es bastante. Eso explica en cierta manera las políticas sociales del ex presidente Lula.


    Fecha y hora actual: Vie Nov 24, 2017 5:21 pm