Foro de debate, intercambio y opinión


El Gran Salto Adelante

sorge
sorge
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 5123
Reputación : 5913
Fecha de inscripción : 15/12/2009

El Gran Salto Adelante Empty El Gran Salto Adelante

Mensaje por sorge el Jue Feb 18, 2010 12:39 pm

El Gran Salto Adelante de 1958 y 1959 fue el primer paso osado de Mao para forjar un camino más liberador de desarrollo económico y social socialista. El motor del Gran Salto Adelante en el campo fue el movimiento de formación de comunas, que abarcaban actividades económicas, sociales, administrativas y militares, y llegaron a ser las unidades básicas del poder proletario en el campo.

Las comunas populares nacieron de un proceso complejo y dinámico de lucha y transformación económica y social, de levantamiento popular masivo y experimentación.

Casi desde el principio de la revolución los campesinos, con el respaldo del partido, formaron equipos de ayuda mutua para sembrar y cosechar. Tras unos años de liberación, establecieron cooperativas para trabajar la tierra colectivamente; distribuían la cosecha de acuerdo con la cantidad de tierra, herramienta, animales y trabajo que aportaba cada familia.
A mediados de la década de 1950, los campesinos formaron cooperativas a un nivel más alto. Quemaron las escrituras de los terrenos porque ahora trabajaban la tierra y poseían la herramienta y los animales en común. Fue un proceso zigzagueante y diferentes zonas avanzaron a diferente ritmo. Unos campesinos entraban y luego se salían. Pero en ciertas etapas del proceso, había listas de espera de campesinos que querían entrar. Muchos campesinos, en vez de seguir batallando en parcelas aisladas, juntaron sus terrenos y su trabajo para lograr enormes cambios, hasta en la fisonomía física de China. Eso permitió llevar tractores y otras máquinas a zonas donde ni siquiera se conocía el arado de hierro.
En ese marco se lanzó el Gran Salto Adelante.
Nacen las comunas populares
Las primeras comunas nacieron espontáneamente. En la provincia de Honan en 1957 se juntaron varias cooperativas vecinas para construir un enorme proyecto de riego y llevar agua a tierras áridas desde el otro lado de una cordillera. Los campesinos unieron sus cooperativas y crearon algo nuevo: un mecanismo económico y político que adoptarían docenas de miles de campesinos para forjar una vida en común. Mao visitó esas zonas y le puso el nombre de "comuna" a lo que se estaba creando.

Dicen que el Gran Salto Adelante fue un experimento irracional y utópico. Pero en realidad tenía enorme sentido económico y político, desde el punto de vista de liberar al pueblo y la capacidad productiva.
Las comunas podían movilizar y organizar las vastas reservas de mano de obra de China. Ahora se podían planear y construir proyectos de gran escala de riego y control de inundaciones, carreteras, reforestación, rescate de tierras, etcétera. Se construyeron fábricas de fertilizantes y de cemento, y pequeñas centrales hidroeléctricas. Las comunas aportaron espacio a equipos de expertos y campesinos para realizar experimentos de agricultura científica y de exploración geológica.

El Gran Salto Adelante soltó a la mujer de los confines de la casa para que participara en la enorme ola de lucha para crear una nueva sociedad. Las comunas abrieron comedores y guarderías infantiles comunitarios, reparaban las casas y ofrecían otros servicios sociales colectivos. La mujer participó en el lanzamiento de nuevas fábricas y proyectos de riego, como el famoso Canal Bandera Roja, para el cual el "Equipo de las muchachas de hierro" estaba en las primeras filas.

Se cuestionaron las costumbres y valores del pasado. Se libró una lucha ideológica contra la superstición, el prejuicio y el fatalismo, y las costumbres feudales como el matrimonio concertado. Las comunas establecieron redes de escuelas primarias y secundarias, y servicios de salud.
El Gran Salto Adelante dio prioridad a las zonas rurales con el fin de ir cerrando la brecha entre la ciudad y el campo, y entre el proletariado y el campesinado. Nacieron industrias de pequeña escala en el campo; los campesinos empezaron a dominar la tecnología; se divulgó el conocimiento científico. El Gran Salto Adelante era una alternativa liberadora al proceso de desplazamiento de la población rural y la migración en masa a la ciudad que se da en el tercer mundo bajo la dominación imperialista.

Una vil calumnia
Otra ventaja de una economía autosuficiente que llevaba al campo el desarrollo industrial y técnico era que podía resistir mejor el ataque y la invasión imperialistas, y dar apoyo a la revolución mundial.
Jung Chang y Jon Halliday, los autores del libro Mao: The Unknown Story (Mao: La historia desconocida), sostienen que el Gran Salto Adelante y las comunas no eran más que un pretexto para explotar a los campesinos como esclavos. Afirman que las medidas de Mao causaron la muerte de 30 millones de personas. Hay que decir unas cuantas verdades.
Primero, como expliqué, el Gran Salto Adelante no era una cosa descabellada sino un gran proyecto coherente que estimuló la energía y el entusiasmo de las masas campesinas.

¿Hubo problemas? ¿Hubo muertes por hambruna? Sí. Pero las dificultades de esos años fueron un fenómeno complejo.
La producción de alimentos disminuyó bruscamente en 1959. China sufrió los peores desastres climatológicos en un siglo. Ora inundaciones, ora sequías azotaron la mitad de las tierras de cultivo.
Por otra parte, la lucha ideológica entre la China revolucionaria y la Unión Soviética aumentó. Mao analizó que la dirección de la Unión Soviética se había vuelto revisionista y abandonado el camino socialista, y que estaba vendiendo los intereses de la revolución mundial al imperialismo estadounidense. En represalia, los soviéticos cortaron la ayuda, retiraron sus asesores, se llevaron los planes de instalaciones industriales a medio construir y dejaron una dura carga de deudas. Eso agravó las dificultades económicas.
Los maoístas cometieron ciertos errores. En unas zonas, se dedicó demasiado trabajo de los campesinos a proyectos no agrícolas y eso disminuyó la producción de alimentos. En la euforia de los tiempos, los responsables de las comunas exageraban el nivel de producción y de capacidad; por lo tanto, era difícil saber a ciencia cierta la cantidad de granos disponibles y hacer planes.
Chang y Halliday acusan a Mao de que no le importaba el sufrimiento del pueblo y que calló adrede toda mención de muertes. Pero en realidad, se hicieron investigaciones y se ajustaron los planes. Se redujo el tamaño de las comunas, que se estabilizaron con una población de 15,000 a 25,000 personas. Se redujo la cantidad de granos que se entregaban al estado. Se recortaron ciertos proyectos no agrícolas para dedicar más tiempo a la producción de alimentos. Se racionaron los granos en todo el país y se mandaron provisiones de emergencia a las zonas más afectadas.
¿Y los supuestos 30 millones de muertos? Es un cálculo absurdo y sensacionalista, basado en estadísticas poco fidedignas. Para llegar a esa exageración ridícula, comparan un número proyectado de población con la población real, o sea, incluyen en el total de muertos personas que ni siquiera nacieron.
El punto principal es que China, al entrar en la década de 1970, pudo resolver el problema del hambre por primera vez en su historia. La nueva sociedad podía asegurar la canasta básica y la alimentación de todos. Eso fue producto del Gran Salto Adelante y de la formación de comunas. Fue producto de la movilización colectiva de las masas para construir proyectos de riego y control de inundaciones, rescatar y mejorar tierras, dominar nuevas técnicas agrícolas y establecer pequeñas industrias en el campo. Fue el logro concreto del espíritu de trabajar por el bien común que promovió la revolución socialista.
NachooM26
NachooM26
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 60
Reputación : 73
Fecha de inscripción : 17/05/2010
Edad : 26
Localización : Argentina

El Gran Salto Adelante Empty Re: El Gran Salto Adelante

Mensaje por NachooM26 el Jue Mayo 20, 2010 1:56 am

Esta muy bien explicado Sorge. En especial la parte de los 30 millones de muertos "incluyen en el total de muertos personas que ni siquiera nacieron"

Abrazos
silvio
silvio
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 93
Reputación : 133
Fecha de inscripción : 17/05/2010

El Gran Salto Adelante Empty Re: El Gran Salto Adelante

Mensaje por silvio el Jue Mayo 20, 2010 9:52 pm

Buen día:

Mao Zedong fue un líder revolucionario, y juzgándolo como tal podemos ver que la China medieval de los nacionalistas pasó a ser un gran pueblo unido y en continua lucha para suprimir las clases que vendían continuamente su patria a los japoneses o demás imperialistas (similar a lo que hizo Lenin en la precaria Rusia zarista). Mao no solo fue un gran revolucionario si no también un gran teórico marxista y un gran orador. No estoy en posición de saber si fue buena o mala persona, si le interesaba o no el pueblo (yo creo que sí, pero en rigor de verdad no lo se), no se tampoco cuantos muertos hubo, y talvez nadie lo sepa nunca, pero eso no quita su gran aporte a la lucha revolucionaria ni sus virtudes. No hay que venerarlo tampoco, ya que los que hicieron grande a China no fue el, si no el pueblo chino, el solo mostraba el camino, el que caminaba era el pueblo.
Muy buen aporte, muy interesante, me encantan estos temas.

http://www.forocomunista.com/taberna-f86/hipocritas-que-facil-es-ser-revolucionario-detras-de-una-pantalla-t3660.htm

Pasa por mi primer topic si quieres (aclaro que no estoy diciendo nada en contra del uso de Internet, es más estoy a favor, lo aclaro porque fue objeto de algunas polémicas; además lo hice pensando en el Che y en lo hipócrita que yo era en comparación con Guevara)
Ojala te guste y le veas el lado positivo, el que intente darle.

Un abrazo, Silvio
sorge
sorge
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 5123
Reputación : 5913
Fecha de inscripción : 15/12/2009

El Gran Salto Adelante Empty Re: El Gran Salto Adelante

Mensaje por sorge el Vie Mayo 21, 2010 10:26 am

No es mio,lo saque de aqui, aviso que no me identifico con otros analisis de este grupo, pero me parecio interesante porque tienen un punto de vista diferente.
www.rwor.org/.../socialismo-communismo-mucho-mejor-capitalismo-9-s.htm -
silvio
silvio
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 93
Reputación : 133
Fecha de inscripción : 17/05/2010

El Gran Salto Adelante Empty Re: El Gran Salto Adelante

Mensaje por silvio el Vie Mayo 21, 2010 7:18 pm

Que lastima, no puedo abrir el link. Seguramente ya se solucionará. Hasta luego.
Autonomo.
Autonomo.
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 292
Reputación : 311
Fecha de inscripción : 24/11/2011

El Gran Salto Adelante Empty Re: El Gran Salto Adelante

Mensaje por Autonomo. el Miér Jun 06, 2012 3:59 am

Gracias por la información. Saludos.
Jordi de Terrassa
Jordi de Terrassa
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 4572
Reputación : 4652
Fecha de inscripción : 21/03/2011
Edad : 61
Localización : Terrassa

El Gran Salto Adelante Empty Esbozo de la lucha de clases en China

Mensaje por Jordi de Terrassa el Dom Jun 10, 2012 1:57 pm

Tras la ruptura chino-soviética producida en 1956 para poner fin a la dependencia económica y a la deuda de China con la U.R.S.S., la dirección del partido comunista chino lanza una serie de medidas económicas, políticas y sociales conocidas como El Gran Salto Adelante.

“En la provincia de Henan se estableció una comuna experimental a principios de 1958, y pronto el modelo se fue extendiendo por el país. Decenas de millones de personas fueron movilizadas para producir un único producto, símbolo de la industrialización, el acero. Se crearon aproximadamente 25.000 comunas, con alrededor de 5.000 familias en cada una de ellas. La idea era industrializar el país y aumentar la producción agrícola haciendo uso del trabajo en masa, evitando así tener que importar maquinaria pesada. El efecto más visible desde el extranjero fue la campaña de creación de pequeños altos hornos en el patio de casa para la fundición de acero que se construyeron en cada comuna. En octubre de 1958 se informaba de la creación de un millón de ésos. Incluso en las fábricas, escuelas y hospitales los trabajadores cualificados abandonaban su trabajo para destinar parte de su tiempo a producir acero. Al mismo tiempo, los campesinos eran colectivizados. El acero producido por estos hornos era en gran parte inservible debido a la mezcla de diferentes metales durante su elaboración. [...] También se llevaron a cabo otras experiencias económicamente erróneas, como el intento de exterminio de los pájaros para evitar que se comieran el grano de los campos. Esta campaña acarreó una plaga de insectos”. http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Salto_Adelante

El fracaso de tales medidas junto con una serie de catástrofes naturales produce una hambruna que causa la muerte de millones de seres humanos. La Gran Hambruna China entre 1958 y 1961, oficialmente conocida como los Tres Años de Desastres Naturales. Según las estadísticas del gobierno, provocó 15 millones de muertos en este período. Las estimaciones no oficiales varían, pero son a menudo bastante más altas. Yang Jisheng, un ex reportero de la Xinhua News Agency cifra la cantidad en 36 millones. http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Hambruna_China

China no recuperó las cifras de producción agrícola e industrial anteriores a 1958 hasta 1964. Que el gran salto adelante fue un fracaso es la posición oficial del partido comunista chino dirigido por Mao Zedong

“Hablando en general, los [teorías, políticas, planes y resoluciones] que resultan bien son adecuados, y los que resultan mal son erróneos, especialmente en la lucha de la humanidad contra la naturaleza. En las luchas sociales, las fuerzas que representan a la clase avanzada a veces padecen algún fracaso, más no a causa de que sus ideas sean incorrectas, sino de que en la correlación de las fuerzas en lucha, las fuerzas avanzadas aún no son tan poderosas por el momento como las reaccionarias, y por consiguiente fracasan temporalmente, pero alcanzan los éxitos previstos tarde o temprano. ”Mao Zedong, mayo de 1963 ¿De dónde provienen las ideas correctas? “Este artículo es un fragmento de “Decisiones del Comité Central del Partido Comunista de China sobre algunos problemas en el actual trabajo rural” (proyecto), que fue elaborado bajo la presidencia del camarada Mao Zedong, quien redactó el trozo extraído.”
http://www.marxists.org/espanol/mao/escritos/1963donde.htm

Este artículo no es un estudio científico sobre el proceso cognoscitivo, es un ensayo filosófico que tiene unos objetivos políticos.

Mao fue apartado de la dirección aunque conservó el cargo de presidente del partido, Liu Shaoqi es nombrado presidente de la República Popular, Deng Xiaopin es nombrado secretario general del partido. En julio de 1959 el mariscal Peng Dehuai, ministro de defensa y héroe de la Guerra de Corea, criticó abiertamente a Mao, Mao le acusó de derechista y exigió su sustitución, Peng fue apartado de la dirección y sustituido por Lin Biao. Lin Biao pública en 1963-1964 el “libro rojo” iniciador del culto a la personalidad de Mao.

“El camarada Mao Zedong es el más grande marxista-leninista de nuestra época. Ha heredado, defendido y desarrollado de manera genial y creadora y en todos sus aspectos el marxismo-leninismo, elevándolo a una etapa completamente nueva.

El pensamiento de Mao Zedong es el marxismo-leninismo de la época en que el imperialismo se precipita hacia su ruina total y el socialismo avanza hacia la victoria en el mundo entero. Es una poderosa arma ideológica en la lucha contra el imperialismo; es una poderosa arma ideológica en la lucha contra el revisionismo y el dogmatismo. Es la guía para todo el trabajo del Partido, el Ejército y el país.

Por tanto, la tarea más fundamental en el trabajo político-ideológico de nuestro Partido es mantener siempre en alto la gran bandera roja del pensamiento de Mao Zedong, armar a todo el pueblo con el pensamiento de Mao Zedong y, en todo tipo de trabajo, colocar resueltamente el pensamiento de Mao Zedong en el puesto de mando. Las vastas masas de obreros, campesinos y soldados, así como de cuadros revolucionarios e intelectuales, deben asimilar efectivamente el pensamiento de Mao Zedong. Es preciso que todos estudien las obras del Presidente Mao, sigan sus enseñanzas, actúen de acuerdo con sus instrucciones y sean buenos combatientes del Presidente Mao.

Hay que estudiar las obras del Presidente Mao con el propósito de resolver problemas determinados, estudiarlas y aplicarlas de manera creadora, combinar estudio y aplicación, estudiar primero lo que más se necesite para lograr de inmediato resultados visibles y hacer los máximos esfuerzos por aplicar lo aprendido. Para asimilar efectivamente el pensamiento de Mao Zedong, es necesario estudiar una y otra vez los muchos conceptos fundamentales del Presidente Mao; conviene aprender de memoria sus frases clave, estudiarlas y aplicarlas reiteradamente. En la prensa deben insertarse constantemente citas del Presidente

Mao de acuerdo con la realidad, para que la gente las estudie y aplique. Las experiencias adquiridas en los últimos años por las vastas masas en el estudio y aplicación creadores de las obras del Presidente Mao demuestran que escoger y estudiar citas del Presidente Mao con el propósito de resolver problemas determinados es un buen método para estudiar el pensamiento de Mao Zedong, método que facilita el logro inmediato de resultados visibles.

Para ayudar a las grandes masas a estudiar aún mejor el pensamiento de Mao Zedong, hemos escogido y compilado las presentes Citas del Presidente Mao Zedong. Al organizar el estudio, las diversas entidades deben hacer una selección de las citas según las circunstancias, las tareas, la situación ideológica de las masas y la situación del trabajo.

Nuestra gran Patria entra ahora en una nueva época en que los obreros, campesinos y soldados dominan el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong. Una vez dominado por las vastas masas, el pensamiento de Mao Zedong se convierte en una fuerza inagotable, en una bomba atómica espiritual de infinita potencia. La edición en gran cantidad de Citas del Presidente Mao Zedong constituye una importantísima medida para que las grandes masas dominen el pensamiento de Mao Zedong y para impulsar la revolucionarización de la mente de nuestro pueblo. Esperamos que todos los camaradas estudien concienzuda y tenazmente, promuevan un nuevo auge a escala nacional en el estudio y aplicación creadores de las obras del Presidente Mao y, bajo la gran bandera roja del pensamiento de Mao Zedong, luchen por transformar nuestro país en una gran potencia socialista con una agricultura, una industria, una ciencia y cultura y una defensa nacional modernas.” Lin Biao, 1966 Prefacio a la segunda edición de citas del presidente Mao Zedong.
http://www.marxists.org/espanol/mao/escritos/libros/librorojo/pref.htm

“Ni en dioses, reyes ni tribunos, está el supremo salvador.
Nosotros mismos realicemos el esfuerzo redentor”.

En 1966 con el estallido de La Gran Revolución Cultural Proletaria son destituidos Liu Shaoqi, que morirá en prisión en 1969, Peng Dehuai, muere en 1974 y Deng Xiaopin arrestado en 1968 y rehabilitado en 1973, y se hace con la dirección Mao Zedong, hasta su muerte en 1976. Lin Biao, muere según la versión oficial en un accidente de avión mientras huía a la U.R.S.S., en 1971 y Jiang Qing esposa de Mao, es detenida en 1976 como cabecilla de la banda de los cuatro.

Las acusaciones generalizadas de actividades contrarrevolucionarias a cuadros del partido y del estado, a técnicos cualificados y a profesores universitarios, que habían apoyado las reformas económicas y se habían opuesto a Mao Zedong, llevaron a una paralización del desarrollo tecnológico y educativo del país. Los exámenes de acceso a la universidad fueron abolidos en 1966 y se crearon nuevos programas de estudios para hacer primar la enseñanza de valores ideológicos sobre aquellas materias puramente intelectuales y científicas consideradas burguesas.

En diciembre de 1978 Deng Xiaopin alcanza la máxima dirección, momento en el que se inician las reformas económicas, son rehabilitados la mayoría de los de los cuadros del partido. En 1984 se inician las reformas económicas conocidas con el nombre de “Un país dos sistemas” consisten en la restauración del capitalismo y por lo tanto el surgimiento de una nueva burguesía que cada vez tiene mayor poder económico y político y se abren las puertas de China al capital extranjero. Deng Xiaopin muere en 1997.

“Actualmente ya se han establecido más de medio millón de empresas extranjeras en la República Popular China, estas empresas han realizando una inversión por un monto de más de 600.000 millones de dólares. Es notable que 450 de las 500 multinacionales más importantes del mundo ya han invertido en la República Popular China; entre las más destacadas cabe mencionar a Volkswagen, con dos grandes centros de producción en Shanghai y en Changchun y con más de cien centros de abastecimiento que la convierten en la mayor empresa automovilística de inversión mixta en dicho país; Microsoft que firmó un acuerdo con la Comisión de Reforma y Desarrollo de China en Beijing con inversiones en empresas de software en el país por un valor de 3.500 millones de dólares en los próximos cinco años; Motorola el mayor inversionista extranjero en el área electrónica de China, que actualmente cuenta con una empresa exclusivamente con capital propio; Michelin, entre muchas otras. Las dos quintas partes de las multinacionales han tenido beneficios superiores al promedio internacional”. http://www.eumed.net/rev/china/01/nyn-01.htm

“En los últimos años, la confianza de las multinacionales respecto a China ha aumentado. Está por delante de cualquier otro país susceptible de recibir IED. Las florecientes ciudades del delta del río Perlas, una zona de arrozales hace diez años, se han convertido en el nuevo Manchester del siglo XX y XXI. Shunde se llama a sí misma la capital del horno microondas; aquí, en una de sus gigantes fábricas, se realiza el 40 por ciento de la producción global de este electrodoméstico. En el sur, en Shenzhen, se puede fabricar el 70 por ciento de las fotocopiadoras mundiales. Dongguan tiene 80.000 personas trabajando en una fábrica de zapatos para los chavales de todo el mundo... El delta del río Perlas, de un tamaño equivalente a Bélgica, atrae mil millones de IED al mes y genera 10.000 millones de dólares en exportaciones en el mismo periodo. 30 millones de personas trabajan aquí en la manufactura, y todos los días sigue llegando gente de las zonas rurales, que huye de las difíciles condiciones de vida en el campo para sumergirse en las no menos duras condiciones de trabajo en la industria. Las multinacionales encuentran aquí una mano de obra barata, educada, dócil y sin apenas nivel de sindicalización. Las condiciones de trabajo, en especial, cuando deben nutrir los productos necesarios para alegrar nuestras fiestas, son verdaderamente duras en muchos casos. Los ejemplos en el sector de la juguetería son paradigmáticos: millones de mujeres haciendo jornadas de quince horas, siete días a la semana, manejando productos químicos sin apenas protección, con una semana de vacaciones al año. Las inversiones extranjeras de China cubren varios sectores, el 32,7 por ciento en la industria minera, el 15,1 por ciento en los sectores de transporte y almacenaje, el 14,5 por ciento en ventas mayoristas y minoristas, el 13,8 por ciento en fabricación, y el 13,6 por ciento en servicios a empresas”. http://www.revistapueblos.org/spip.php?article417

“Las compañías extranjeras en Shanghái generaron en el año 2005 unos 1,4 billones de yuanes (175.000 millones $) de ingresos por ventas, un aumento del 35 % en comparación con el año anterior, con beneficios combinados de 66.790 millones de yuanes (8.300 millones$). Estas empresas emplean a 1,55 millón de personas, un 7,2 % más que el año anterior, con 57.900 millones de yuanes (7.200 millones $) en pagos de nómina. Dichas empresas de inversión extranjera entregaron 38.900 millones de yuanes (4.860 millones $) de impuestos, un aumento del 7,6 %”. http://spanish.peopledaily.com.cn/31621/4680049.html

El imperialismo internacional en la ciudad de Shanghái en el año 2005 extrajo plusvalía de 1,55 millones de proletarios chinos por valor de 13.160 millones $ (beneficios más impuestos), lo que implica una tasa de explotación del 182,78 %, de la que el gobierno chino obtuvo el 37 %

A veces en determinadas sociedades los dirigentes con sus políticas, de una forma involuntaria o intencionada, impiden el desarrollo de las fuerzas productivas, pero parece que existe una mano invisible que los destituye y hace saltar por los aires las relaciones de producción que impiden el desarrollo de las fuerzas productivas. Los seres humanos con un sistema de pensamiento dogmático solo pueden retrasar el curso de la historia causando daño y sufrimiento a otros seres humanos.

Saludos
javicho II
javicho II
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 660
Reputación : 933
Fecha de inscripción : 30/07/2010

El Gran Salto Adelante Empty Re: El Gran Salto Adelante

Mensaje por javicho II el Miér Ago 08, 2012 2:24 am


"RESOLUCION SOBRE ALGUNOS PROBLEMAS CONCERNIENTES
A LAS COMUNAS POPULARES"


Adoptada por la Sexta Reunión Plenaria del Comité central,
elegido en el Octavo Congreso del Partido Comunista de China.
(l0 de diciembre de 1958).


En 1958 surgió un nuevo tipo de organismo social, fresco como
el sol de la mañana, en el ancho horizonte de Asia Oriental.
Esta es la comuna popular a gran escala en las áreas rurales de
nuestro país, que combina la industria, la agricultura, el comercio,
la educación y los asuntos militares, y unifica la dirección
política administrativa y la dirección comunal. Desde su primera
aparición, las comunas populares han despertado, con su inmensa
vitalidad, un gran interés.
El movimiento de formación de comunas populares creció
muy rápidamente. Dentro de los escasos meses que comenzaron
en el verano de 1958,más de 740 mil cooperativas de producción
agrícola, respondiendo a la demanda entusiasta de las grandes
masas campesinas, se reorganizaron a sí mismas en más de 26
mil comunas populares. Más de 120 millones de familias, o sea,
más del 99% de las familias campesinas chinas de las diferentes
nacionalidades, se han unido en las comunas populares. Esto
muestra que el surgimiento de las comunas populares no es algo
fortuito; es el resultado del desarrollo económico y político de
nuestro país. el resultado de la campaña de rectificación socialista
conducida por el partido. el resultado de la línea general
del Partido para la construcción socialista y el gran salto adelante
de la construcción socialista en 1958.
Aunque las comunas populares rurales fueron establecidas
hace muy poco tiempo, las grandes masas campesinas tienen ya
conciencia de los beneficios obvios que les han traído. La fuerza
de trabajo y los medios de producción pueden ser dispuestos
y manejados a mayor escala que antes, de un modo unificado,
que garantice un empleo de ellos más racional y efectivo y, en
consecuencia, que facilite más el desarrollo de la producción.
Bajo una dirección unificada de la comuna, la industria, la agri-
cultura (incluyendo labranza, silvicultura, crianza de animales,
ocupaciones auxiliares y pesca), el comercio, la educación y los
asuntos militares han sido estrechamente coordinados y rápidamente
desarrollados. En particular, miles y decenas de miles de
pequeñas fábricas han crecido como hongos en las áreas rurales.
Para satisfacer la urgente demanda de las amplias masas,
las comunas han puesto en marcha un gran número de comedores
comunales, casas-cuna, kindergartens, "hogares dignos
para ancianos" y otras instituciones de bienestar colectivo, que
han liberado particularmente y por completo a las mujeres de
los trabajos de la cocina que las agobiaron durante milenios,
llevando a sus rostros amplias sonrisas. Como resultado de las
abundantes cosechas, muchas comunas han instituido un método
de distribución que combina el sistema de sueldos con el sistema
de suministros gratuitos; las masas de campesinos, hombres
y mujeres, han comenzado a recibir sus sueldos y aqueJlas
familias que en el pasado vivían permanentemente afligidas por
el pan de cada día, por la leña para el fuego, el arroz, el aceite.
sal, salsa de saja, vinagre y legumbres, ahora "pueden comer sin
pagar". En otras palabras, cuentan con la más importante y más
cierta forma de seguro social para los campesinos, todas éstas
son novedades que hacen época. El nivel de vida de los campesinos
ha sido mejorado y ellos saben, por experiencia práctica y
por las perspectivas del desarrollo de las comunas, que vivirán
mucho mejor todavía en el futuro.
El desarrollo del sistema de comunas populares rurales tiene
un significado aún más profundo y de más largos alcances.
Ha mostrado al pueblo de nuestro país el camino de la gradual
industrialización de las áreas rurales; el camino de la gradual
transición de la propiedad colectiva a la propiedad de todo el
pueblo en la agricultura; el camino de la gradual transición del
principio socialista "a cada uno según su trabajo" al principio
comunista "a cada uno según sus necesidades"; el camino que
gradualmente disminuirá y finalmente eliminará las diferencias
entre ciudad y campo, entre obrero y campesino, y entre el trabajo
intelectual Y el trabajo manual; y el camino para disminuir
paulatinamente y eliminar al fin las funciones internas
del Estado.
Todo esto ha demostrado la corrección y la significación
histórica de la resolución sobre el establecimiento de comunas
populares en las áreas rurales, aprobada sobre la base del poder
creador de las masas, por el Buró Político del Comité Central del
Partido Comunista de China, en su reunión de Beidajó, en agosto
de 1958. La comuna popular se ha convertido hoy en norma general
en todas las áreas rurales habitadas por las distintas nacionalidades
de nuestro país (a excepción del Tibet y algunas otras
zonas). También han empezado algunos experimentos en las
ciudades. En el futuro, las comunas populares urbanas, de for-
mas que se acomoden a los rasgos específicos de las ciudades,
llegarán también a ser instrumentos para la transformación de
las viejas ciudades y la construcción de las nuevas ciudades so-
cialistas; llegarán a ser los organizadores unificados de la producción,
los cambios y la distribución y de la subsistencia y
bienestar del pueblo; llegarán a constituir organismos sociales
que combinen la industria, la agricultura, el comercio, la educación
y los asuntos militares, organismos en los cuales estarán
integrados la administración de gobierno y el manejo de las comuna.
Hay, sin embargo, ciertas diferencias entre la ciudad y
el campo.
En primer lugar, las condiciones de la ciudad son más complejas
que las del campo.
En segundo lugar, la propiedad socialista de todo el pueblo
es Ya la forma primordial de propiedad en las ciudades, donde
las fábricas, organismos estatales y escuelas, bajo la dirección
de la clase obrera, han llegado ya a una alta organización de
acuerdo con los principios socialistas (organización que no
abarca, sin embargo, a algunos miembros de las familias de obreros
y empleados). Por consiguiente, el desarrollo de las comunas
populares en las ciudades no puede dejar de plantear exigencias
diferentes de las que caracterizan a las áreas rurales.
En tercer lugar, la ideología burguesa prevalece todavía bastante
entre muchos capitalistas e intelectuales en las ciudades;
ellos aún tienen recelos ante el establecimiento de las comunas
y tenemos, pues, que esperarlos un poco.
En consecuencia, debemos continuar haciendo experimentos,
y como regla general, no apresurarnos a establecer comunas
populares a gran escala en las ciudades. Particularmente en las
ciudades grandes este trabajo debe ser postergado, excepto en
las necesarias medidas preparatorias. Las comunas populares
deberán ser establecidas a gran escala en las ciudades sólo después
de haber obtenido ricas experiencias y cuando los escépticos
y vacilantes hayan sido convencidos.
Las comunas populares rurales ya establecidas no han tenido
tiempo para consolidar su organización, perfeccionar sus
sistemas de trabajo ni resolver sistemáticamente los nuevos problemas
relativos a la producción, distribución, subsistencia, bienestar,
manejo y administración, que han surgido del establecimiento
de las comunas. Esto se debe a que las comunas sólo fueron
creadas hace muy poco tiempo y la mayor parte de ellas, inmediatamente
después de su establecimiento, se lanzaron al pesado
tn,bajo de la cosecha de otoño, el arado y la siembra y a la
campaña nacional del hierro y el acero. Es aún una experiencia
insuficiente en el manejo exitoso y el desarrollo de las comunas
populares. La apreciación sobre ciertos problemas traerá inevitables
discrepancias. Las tareas urgentes del día consisten en
lograr rápidamente una unidad de puntos de vista en las comunas,
entre todos los miembros del Psartido, y entre todo el pueblo,
reforzar la dirección sobre las comunas, reajustar y consolidar
su organización, definir y perfeccionar sus sistemas de trabajo
y mejorar la organización de 1a producción y de la vida en las
comunas. Deben hacerse esfuerzos efectivos para fortalecer estas
comunas ya creadas; así ellas estarán en condiciones de llevar
a cabo cada vez más exitosamente la gran misión de promover
el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de
producción.

II
La comuna popular es la unidad básica de la estructura social
socialista de nuestro país, unidad básica que combina la
industria, la agricultura, el comercio, la educación y los asuntos
militares; al mismo tiempo es la organización básica del poder
del Estado socialista. La teoría marxista-leninista y la experiencia
inicial de las comunas populares en nuestro país nos capacitan
para prever hoy que las comunas populares acelerarán el
ritmo de nuestra construcción socialista y constituyen la mejor
forma de realizar en nuestro país las dos transiciones siguientes:
Primero, la transición de la propiedad colectiva a propiedad
de todo el pueblo, en el campo, y
segundo, la transición de la sociedad socialista a la sociedad
comunista en nuestro país. También puede preverse que en
la futura sociedad comunista las comunas populares continuarán
siendo la unidad básic5, de nuestra estructura social.
De ahora en adelante, la tarea que enfrenta el pueblo de
nuestro país consiste en: a través de una forma de organización
social como las comunas populares y basado en la línea general
para la construcción socialista entregada por el Partido, desarrollar
las fuerzas productivas sociales a alta velocidad, adelantar
la industrialización del país, la industrialización de las comunas
y 1a mecanización y electrificación de la agricultura;
efectuar la gradual transición de la propiedad socialista colecti-
va a la propiedad socialista de todo el pueblo, para realizar
completamente así la propiedad de todo el pueblo en la economía
socialista de nuestro país, transformando gradualmente a
nuestro país en una gran tierra socialista con industria, agricultura,
ciencia y cultura de alto desarrollo moderno. Durante este
proceso, los elementos del comunismo obligadamente crecerán
de un modo paulatino, aportando la base de las condiciones materiales
y espirituales para la transición del socialismo al comunismo.
Es ésta una tarea gigantesca y extremadamente compleja.
A la luz de las experiencias ya conseguidas y de las condiciones
concretas que hoy existen en nuestro país, es posible que la
propiedad socialista de todo el pueblo pueda ser realizada cabalmente
en una fecha un poco cercana, pero no será muy pronto.
Aunque el paso a que avanzamos es bastante rápido, tomará aún
un tiempo más bien largo realizar a gran escala la industrialización
de nuestro país, la industrialización de las comunas, la mecanización
y electrificación de la agricultura y la construcción
de un país socialista con industria, agricultura, ciencia y cultura
de elevado desarrollo moderno. El proceso completo tomará
quince, veinte o más años, a contar de ahora.
Los imperialistas y aquellos que repiten sus palabras dirán
que éste es un período demasiado breve para que nosotros construyamos
una industria, agricultura, ciencia y cultura de elevado
desarrollo moderno y que no seremos capaces de alcanzar
nuestro objetivo. Ya hemos tenido que oír muchas veces canciones
semejantes y no hay para qué ocuparse de ellas; los hechos
se han encargado de derrotar a estas gentes una y otra vez. Pero
habrá otras personas que digan que este período es demasiado
largo. Son gentes bien intencionadas, de nuestras propias filas,
pero demasiado precipitadas. Creen que la construcción de una
industria de elevado desarrollo moderno, etc., la cabal realización
de la propiedad socialista de todo el pueblo y aun el logro
del comunismo, son cosas muy fáciles. Piensan que la propiedad
en las comunas populares rurales es ya hoy de naturaleza
de propiedad de todo el pueblo y que muy pronto, o aun ahora,
podrán dejar de lado el principio socialista "a cada uno según
su trabajo" y adoptar el principio comunista "a cada uno según
sus necesidades". En consecuencia, les es difícil comprender por
qué el sistema, socialista tendrá que seguir vigente un tiempo
tan largo. Sus puntos de vista son, por cierto, errores que deben
ser aclarados.
Debe quedar en claro que el cambio de las cooperativas de
producción agrícola a comunas populares, la transición de la
propiedad socialista colectiva a propiedad socialista de todo el
pueblo y la transición del socialismo al comunismo son procesos
interrelacionados, pero al mismo tiempo diferentes el uno del
otro.
En primer lugar, el cambio de las cooperativas de producción
agrícola a comunas populares ha extendido y promovido
la propiedad colectiva ya existente y llevado a ésta algunos elementos
de la propiedad de todo el pueblo. Pero esto no quiere decir
que la propiedad colectiva en el campo haya sido transforma-
da en propiedrad de todo el pueblo. Todo el campo de China
se ha convertido en comunas populares, pero tendrá que transcurrir
un tiempo antes de que la propiedad de todo el pueblo sea
alcanzada a través de las áreas rurales del país.
Es verdad que el establecimiento de las comunas populares
ha aportado ciertos elementos de propiedad de todo el pueblo a
la economía de la propiedad colectiva. Esto se debe a que las
comunas populares rurales y los organismos básicos del poder
del Estado se han combinado en uno; a que bancos, almacenes
y algunas otras empresas de propiedad de todo el pueblo, que
existían originalmente en el campo, han sido colocados bajo el
manejo de las comunas; a que las comunas han tomado parte
en el establecimiento de ciertas empresas en las industrias y en
otras construcciones que son por su naturaleza propiedad de todo
el pueblo; a que en muchos distritos se han formado federaciones
distritales de comunas, que al ejercer la dirección unificada
sobre todas las comunas populares de dichos distritos, tienen
poder para destinar cierta parte de la energía humana y
de los recursos materiales y financieros de las comunas a emprender
la construcción en todo el distrito o aun a escala mayor
(esto se ha iniciado en muchas zonas), etc. Pero en los días que
corren, los medios de producción y los productos de las comunas
populares rurales son aún, en lo fundamental, propiedad colectiva
de las comunas y difieren de aquellos de las empresas del
Estado, que pertenecen a todo el pueblo. Ambas, la propiedad
colectiva y la propiedad de todo el pueblo, son formas socialistas
de propiedad; pero la última es más avanzada que la primera,
porque el Estado, representante de todo el pueblo, puede hacer
directamente una distribución unificada y racional de los medios
de producción y de los productos de las empresas de propiedad
de todo el pueblo, de acuerdo con los requerimientos de la economía
nacional como un todo, mientras esto no puede ser realizado
por empresas de propiedad colectiva, incluídas las comunas
populares rurales ya existentes. Decir que la propiedad en
las comunas populares, tal como hoy existe en el campo, es ya
propiedad de todo el pueblo, no está de acuerdo con la realidad.
Para promover gradualmente la transición de la propiedad
colectiva a propiedad de todo el pueblo, cada distrito deberá establecer,
por lo general, su federación de comunas. En los años
venideros y sobre la base de un enérgico desarrollo de 1<.producción
y de la elevación de la conciencia política de la gente,
estas federaciones darán los pasos adecuados para incrementar
gradualmente la proporción de sus medios de producción de propiedad
de todo el pueblo y la proporción de sus productos sometidos
a la distribución unificada por el Estado; y, cuando las
condiciones maduren, para pasar de la propiedad colectiva a la
propiedad de todo el pueblo. Si no se dan oportunamente los
pasos para promover y completar este cambio y si la propíedad
colectiva existente es conservada intacta indefinidamente, como
resultado de que los miembros de la comuna limitan su
atención a los objetivos relativamente estrechos de los intereses
de su colectividad, los continuos desarrollos de las fuerzas
sociales de producción y los continuos aumentos de la conciencia
política de la gente se verán frenados. Esto no es correcto.
Sin embargo, hay que establecer que la propiedad colectiva desempeña
aún un papel positivo, actualmente, en el desarrollo
de la producción en las comunas populares rurales. El momento
oportuno en que debe efectuarse la transición de la propiedad
colectiva a La propiedad de todo el pueblo, estará determinado
por factores objetivos -el nivel de desarrollo de la producción

y el nivel de conciencia política de la gente- y no llegará en un
momento o en otro, determinado por nuestros deseos subjetivos.
Por lo tanto, solamente después de un tiempo considerable, esta
transición podrá realizarse a escala nacional, por etapas y
grupos. Aquellos que no aciertan a comprender esto y al confundir
el establecimiento de las comunas populares con la realización
de la propiedad de todo el pueblo, realizan impetuosos
intentos por abolir la propiedad colectiva prematuramente en
el campo, y tratan de cambiarla con precipitación a propiedad
de todo el pueblo, no están haciendo las cosas correctamente y
por lo tanto no pueden tener éxito.
Además, el cambio de la propiedad socialista colectiva a
propiedad socialista de todo el pueblo no es lo mismo que pasar
del socialismo al comunismo. Ni mucho menos pasar de las cooperativas
de producción agrícola a las comunas populares es lo
mismo que pasar del socialismo al comunismo. El cambio del socialismo
al comunismo requerirá mucho más tiempo que el cambio
de la propiedad socialista colectiva a la propiedad socialista
de todo el pueblo.
En verdad, el sistema de suministros gratuitos adoptado por
las comunas populares contiene los primeros brotes del principio
comunist5. "a cada uno según sus necesidades"; la política
adoptada por las comunaspopu1ares de establecer la industria
y la agricultura simultáneamente y combinándolas ha trazado
un camino que reduce l<..s diferencias entre ciudad y campo y
entre obreros y campesinos; cuando las comunas populares rurales
hayan pasado de la propiedad socialista colectiva a la
propiedad socialista de todo el pueblo, estos factores comunistas
crecerán mucho más. Todo esto debe ser reconocido. Además,
con productos sociales cada vez más abundantes, gracias a los
continuos avances de la industria y la agricultura en el campo
de todo el país; con el gradu5.l crecimiento cada vez mayor de
la proporción de suministros gratuitos, dentro del sistema de
distribución de las comunas populares; y el nivel de suministros
gratuitos elevado paulatinamente; con la constante elevación
del nivel de conciencia comunista de le. gente; con el progreso
permanente de la educación de todo el pueblo, la gradual reducción
de las diferencias entre el trabajo intelectual y el trabajo físico
y la gradual disminución de las funciones internas del poder
del Estado, etc., las condiciones para la transición al comunismo
madurarán también gradualmente. No es adecuado, por
cierto, descuidar o E un impedir el curso de este desarrollo, relegando
el comunismo a un futuro lejano.
No obstante, todos los marxistas deben reconocer juiciosamente
que la transición del socialismo al comunismo es un proceso
de desarrollo bastante largo y complicado y que a través de
todo este proceso la sociedad es aun socialista en su naturaleza.
La sociedad socialista y la, sociedad comunista son dos etapas
marcadas por diferentes grados en el desarrollo económico. El
principio socialista es "de cada uno según su capacidad, a cada
uno según su trabajo"; el principio comunista es "de cada uno
según su capacidad, a cada uno según sus necesidades". El sistema
comunista de distribución es más racional, pero sólo puede
ser puesto en práctica cuando existe una gran abundancia de
productos sociales. Si falta esta condición, ninguna negación
del principio "a cada uno según su trabajo" podrá impedir que
se enfríe el entusiasmo por el trabajo de la gente y, en consecuencia,
es desventajosa para el desarrollo de la producción y
el incremento de los productos sociales, y por tanto, para favorecer
la realización del comunismo. Por esta razón, en los ingresos
de los miembros de la comuna, 1a parte formada por el sueldo
que ganan de acuerdo con el trabajo realizado, debe tener
un importante lugar por un largo periodo, y aun, durante un
cierto lapso, ocupar el primer lugar. Para estimular el entusiasmo
en el trabajo de los miembros de la comuna y también para
facilitarles la satisfacción de sus múltiples necesidades cotidianas
las comunas deben hacer lo posible por aumentar gradualmente
los sueldos de sus miembros y, durante los años venideros,
aumentarlos a un ritmo más rápido que la porción de sus
ingresos que se les da en forma de suministros gratuitos. Aun
después de la transición de propiedad colectiva a propiedad de
todo el pueblo, las comunas populares tendrán que conservar
durante un período histórico necesario el principio "a cada uno
según su trabajo", debido al hecho de que no habrá todavia una
cantidad suficiente de productos sociales para realizar el comunismo.
Cualquier intento de negar prematuramente el principio
de "a cada uno según su trabajo", es decir, cualquier intento de
entrar por la fuerza al comunismo, cuando las condiciones no
están maduras, representa indudablemente un concepto utópico
que no puede triunfar.
Tanto la transición de la propiedad socialista colectiva a la
propiedad socialista de todo el pueblo como la transición del socialismo
al comunismo, deben depender de cierto nivel de desarrollo
de las fuerzas productivas. Las relaciones de producción
deben encuadrarse en la naturaleza de las fuerzas productivas
y solamente cuando las fuerzas productivas lleguen en su desarrollo
a ciertas etapas, se producirán determinados cambios alrededor
de las relaciones de producción; esto es un principio
fundamental del marxismo. Nuestros camaradas deben tener en
mente la idea de que el actual nivel de desarrollo de las fuerzas
productivas en nuestro país es, a pesar de todo, muy bajo aún.
Tres años de dura batalla, más varios años de trabajo enérgico,
pueden producir un gran cambio en la faz económica del pais.
Pero aun entonces, habrá todavía una distancia considerable
que recorrer para alcanzar la meta de un alto grado de industrialización
de todo el país y de mecanización y electrificación
de la agricultura; y quedará una distancia aun más larga antes
de alcanzar los objetivos de una enorme abundancia de produc-
tos sociales, de un gran alivio en el trabajo y de una fuerte reducción
de las horas de labor. Sin todo esto, es ciertamente imposible
hablar de haber alcanzado la suprema etapa de desarrollo
en la sociedad humana -el comunismo. Por consiguiente,
ya que somos partidarios de la causa del comunismo, debemos
primero consagrarnos a desarrollar nuestras fuerzas productivas
y trabajar enérgicamente para cumplir nuestro plan de industrialización
socialista. No hay que hacer declaraciones sin fundamento
de que las comunas populares en el campo "realizarán inmediatamente
la propiedad de todo el pueblo", ni menos que "pasarán
de inmediato al comunismo", etc. Hacer tal cosa es no sólo una
expresión de precipitación, sino algo que rebajará considerablemente
las normas del comunismo en las mentes de la gente,
distorsionará el gran ideal del comunismo, vulgarizándolo, estimulará
las tendencias pequeño-burguesas hacia el igualitarismo y
afectará negativamente el desarrollo de la construcción socialista.
Sobre el problema de la transición del socialismo al comunismo,
no debemos marcar el paso en la etapa socialista, pero
tampoco caer en los sueños utópicos de ahorrarnos la etapa
socialista, saltando por encima de ella a la etapa comunista.
Propugnamos la teoría marxista-leninista de la revolución ininterrumpida;
sostenemos que no existe ni puede admitirse que
exista una "Gran Muralla China" entre la revolución democrática
y la revolución socialista y entre el socialismo y el comunismo.
Propugnamos al mismo tiempo la teoría maraxista-leninista
del desarrollo de Ir. revolución por etapas; sostenemos que
las distintas etapas de desarrollo reflejan los cambios cualitativos
de las cosas y fenómenos y que estas etapas, diferentes en
calidad, no deben ser confundidas. El Buró Político del Comité
Central puntualizó claramente en agosto, en su Resolución sobre
el establecimiento de comunas populares en las áreas rura-
les: en el caso de las comunas populares "la transición de la
propiedad colectiva a propiedad de todo el pueblo es un proceso
cuya consumación puede tomar poco tiempo -tres o cuatro
años en algunos lugares- o ser más larga -cinco o seis años
o aun más- en otras partes. Aun con la consumación de esa
transición las comunas populares, como la industria de propiedad
del Estado, son todavía de carácter socialista, en los cuales
prevalece el principio de "de cada uno según su capacidad, a
cada uno según su trabajo". Algunos años después que los productos
sociales hayan crecido considerablemente, que la conciencia
y la moralidad comunistas de todo el pueblo hayan sido
conducidas a un alto grado; la educación universal instituída
y desarrollada; las diferencias entre obrero y campesino, entre
ciudad y campo, entre trabajo intelectual y trabajo físico
-herencias de la vieja sociedad que inevitablemente tendremos
que arrastrar durante el período socialista- y los remanentes
de derechos burgueses desiguales, que son los reflejos de esas
diferencias, hayan desaparecido gradualmente; y la función del
Estado se limite a proteger al país de agresiones externas y no
desempeñe ningún papel interior; sólo entonces la sociedad china
entrará en la era del comunismo, en la cual el principio "de
cada uno según su capacidad, a cada uno según sus necesidades"
será puesto en práctica, Para aclarar conceptos errói1eos
hoy existentes sobre las comunas populares y asegurar un desarrollo
sano del movimiento de las comunas populares, una amplia,
repetida publicidad y educación basadas en este punto de
vista marxista-leninista debe ser llevada adelante seriamente, a
través de todo el Partido y entre todo el pueblo de China.

III
Las comunas populares deben planificar su producción,
cambios, consumo y acumulAción. Sus planes deben estar subordinados
a los planes del Estado y a la administración del Estado.
Al mismo tiempo que elaboran sus planes, las comunas populares
deben desarrollar cAbalmente sus propios rasgos característicos
y su propia iniciativa.
El desenvolvimiento de la producción es la clave de la consolidación
y elevación de las comunas populares. La política correcta
de las comunas populares para desarrollar la producción
debe ser: asegurar el desenvolvimiento simultáneo de la industria
y la agricultura y producir para su propio consumo y al
mismo tiempo para intercambios, de acuerdo con los principios
de la planificación unificada del Estado, de adaptación a las
condiciones locales y del funcionamiento industrioso y económico
de las comunas. En cada aspecto de la producción y construcciones
básicas debe observarse una rigurosa economía; deben
llevarse bien las cuentas; y 1:0. mano de obra y recursos materiales
y financieros tienen que ser empleados del modo más
racional posible; los costos de producción, reducidos; los gastos,
rebajados, y los ingresos, aumentados; y el derroche y los gastos
superfluos de ciertos funcionarios de las comunas -que se
notan después de las cosechas abundantes- deben ser prevenidos
y resistidos.
En la producción agrícola, la arada superficial, el cultivo
descuidado y la "amplia superficie con pequeño rendimiento"
deben ser gradualmente reemplazados por la ~rada profunda,
el cultivo intensivo y la "pequeña superficie con gran rendimiento".
Hay que practicar la labranza tan meticulosamente
como la horticultura y mecanizar y electrificar la producción
agrícola para producir un gran aumento en el rendimiento por
unidad de superficie y en la productividad del trabajo, para reducir
gradualmente el área de cultivo Y la mano de obra dedicada
a la agricultura. Debemos hacer cuanto podamos para alcanzar
un promedio anual de dos o tres mil jines o una a una
y media toneladas de grano per cápita, dentro de un plazo re-
lativamente breve. A medida que se resuelve el problema de los
granos, debe aumentarse paulatinamente la proporción del total
de la producción agrícola ocupada por el algodón, lino y yute,
seda, saja, plantas oleaginosas y sacarinas, té, tabaco, plantas
medicinales y otros cultivos industriales. Además hay que
prestar gran atención a1 aceleramiento del desarrollo de la silvicultura,
cría de animales, labores agrícolas anexas y pesca.
En resumen, como en el frente de la industria, una gran revolución
debe ser llevado adelante en todos los frentes de la agricultura,
silvicultura, cría de animales, labores agrícolas anexas
y pesca, para transformar así definitivamente lo. faz de la agricultura.
En el pasado la gente se lamentaba frecuentemente por
nuestra "superpoblación" y la cantidad relativamente pequeña
de tierras aptas para la labranza. Pero esta idea ha sido aplasta-
da por los resultados de nuestra abundante cosecha de 1%8.
Sólo si popularizamos seriamente las ricas experiencias conseguidas
en la obtención de altos rendimientos mediante la arada
profunda, cultivo intensivo, fertilización capa tras capa y siembra
raciónalmente apretada, se encontrará que la superficie de
la tierra arable no es tan pequeña, sino muy vasta, y que el problema
no es de superpoblación, sino de escasez de mano de obra.
Esto traerá un cambio muy grande. En los próximos años. de
acuerdo con las condiciones locales, trataremos de reducir gradualmente
el área de siembra agrícola, por ejemplo, hasta alrededor
de un tercio de lo que es ahora. Parte de la tierra rescatadas.
en esta forma se dedicará a barbechos rotativos, en que se
cultivarán ,pastos y abonos vegetales; el resto podrá ser usado
para forestación, estanques y extensos cultivos de flores, arbustos
y árboles que conviertan a toda nuestra tierra, con sus llanuras,
colinas y aguas, en un jardín. Esto podrá: primero, economizar
en gran escala el empleo de agua, fertilizantes y mano
de obra en la labranza e incrementar considerablemente la fertilidad
del suelo; segundo, aprovechar por entero montañas,
aguas, hierbas y árboles y desarrollar a gran escala el manejo
conjunto de la agricultura, silvicultura, cría de animales, tareas
agrícolas anexas y pesca; tercero, transformar el paisaje
natural y embellecer el país entero. Esto constituye un eS1Jléndido
ideal que puede realizarse. Las comunas populares a través
del país deben trabajar para alcanzar este objetivo.
Las comunas populares deben consagrarse a la industria en
gran forma. El desarrollo de 1::" industria por las comunas populares
no sólo acelerará el proceso de la industrialización de
todo el país, sino que también fomentará la realización de la
propiedad de todo el pueblo en los distritos rurales y reducirá
las diferenci:;s entre la ciudad y el campo. De acuerdo con las
diversas condiciones de cada comuna popular, una ,parte apropiada
de la fuerza de trabajo deberá ser transferida, paso a ps.-
so, de la agricultura a la industria, para desarrollar así, confor-
me al plan, la producción de fertilizantes, insecticidas, aperos y
máquinas agrícolas y materiales de construcción; la elaboración
y utilización múltiple de productos agrícolas; la fabricación de
azúcar, textiles y papel; la explotación de la minería, metalurgia,
fuerza eléctricas y otras industrias livianas y pesadas. La
producción industrial en las comunas populares debe estar estrechamente
vinculada a la producción agrícola; debe antes que
nada, servir al desarrollo de la agricultura y a la mecanización
y electrificación de la agricultura; al mismo tiempo debe ser
útil para suplir las demandas de artículos de consumo de los
miembros de las comunas populares y atender a las grandes industrias
del país y al mercado socialista. Los principios de adaptación
a las condiciones locales y la obtención de materias primas
locales deben tenerse en alta consideración; para evitar el
aumento de los costos y el derroche de la fuerza de trabajo, las
industrias no deben ser establecidas en lugares donde no existen
materias primas o donde éstas tengan que ser transportadas
desde muy lejos. En lo que se refiere a las técnicas de producción,
hay que seguir el principio de ligar las artesanias con
la industria mecanizada y los métodos autóctonos con los modernos
métodos de producción. Todas las industrias artesanales
que tengan buenos fundamentos y perspectivas de expansión
deben continuar siendo desarrolladas y gradualmente dotadas
de las necesarias transformaciones técnicas. Las industrias mecanizadas
deben también hacer uso cabal de los métodos autóctonos,
así como del hierro, acero, máquinas-herramientas, otras
materias primas y equipos producidos por sistemas autóctonos;
gradualmente deberán avanzar de lo autóctono a lo moderno,
de lo pequeño a lo grande y del bajo al alto nivel.
Sea en la industria o la agricultura, las comunas populares
deben desarrollar la producción tanto para su propio uso, que
satisfaga directamente sus propias necesidades, como también
desarrollar artículos de comercio en la escala más amplia posible.
Cada comuna popular, de acuerdo con sus propias características
y bajo guía del Estado, debe establecer la necesaria división
del trabajo en la producción e intercambio de mercancías
con otras comunas populares y empresas del Estado. Sólo
por este camino la economía de toda nuestra sociedad puede
progresar a un ritmo más rápido y cada comuna obtener, a través
del intercambio, la maquinaria y equipo necesarios para la
mecanización y electrificación de la la branza, así como los bienes
de consumo y dinero en efectivo necesarios para proveer las
necesidades de los miembros de la comuna, pagar sus sueldos y
posibilitar el aumento de estos sueldos paso a paso. Pará asegurar
el cumplimiento de los planes de intercambio, hay que
establecer un extenso sistema de contratos entre el Estado y las
comunas y entre las comunas mismas.
Es preciso subrayar que, durante el curso de un período histórico
necesario, la producción de artículos de comercio por las
comunas populares y el intercambio de ellos entre el Estado y
las comunas mismas, deben ser ampliamente desarrollados. Tales
producción e intercambio de artículos de comercio son diferentes
de los del capitalismo, porque son conducidos por un camino
planificado, sobre la base de la propiedad socialista pública,
y no en forma anárquica, sobre la base de la propiedad
privada capitalista. El desarrollo permanente de la producción
de bienes de comercio y la permanente adhesión al principio de
"a cada uno según su trabajo" son dos importantes cuestiones
de principios en la expansión de la economía socialista. Todo
el Partido debe tener un& comprensión uniforme de ellas. Algunos,
intentando "entrar al comunismo" prematuramente, han
tratado de abolir demasiado temprano la producción e intercambio
de productos de comercio y anular en una etapa también
demasiado anticipada el papel positivo de los productos de
comercio, del valor, dinero y precios. Tal línea de pensamiento
es dañina para el desarrollo de la construcción socialista y, en
consecuencia, es incorrecta.

javicho II
javicho II
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 660
Reputación : 933
Fecha de inscripción : 30/07/2010

El Gran Salto Adelante Empty Sobre las comunas

Mensaje por javicho II el Miér Ago 08, 2012 2:27 am

IV
Las comunas populares en los distritos rurales deben distribuir
sus ingresos propios de modo justo, bajo el principio de un
manejo industrioso y económico de las comunas. Para apresurar
el desarrollo de 1a producción, la proporción de acumulación
debe ser apropiadamente aumentada, después de deducir de la
entrada bruta los costos de producción, los gastos administrativos
y los impuestos. Pero sobre la base del desarrollo de la producción,
1a porción de los ingresos destinada a satisfacer los
gastos individuales y colectivos de los miembros de la comuna
(incluída la parte destinada al bienestar público, cultura y educación)
debe aumentarse anualmente para mejor&r la vida de
la gente año a año.
La introducción de un método distributivo que combina el
sistema de sueldos y el de suministros gratuitos en la parte de
los ingresos de la comuna destinada al consumo individual de
sus miembros, constituye una forma de distribución socialista
creada por las comunas populares de China y representa lo que
.s,s ampl1as masas de comuneros desean encarecidamente en
la actualidad. Como se establece más arriba, este sistema de
distribución incluye los primeros brotes del comunismo, pero en
su esencia es aún socialista -basado en el principio. "de cad:t
uno según su capacidad, a cada uno según su trabajo".
Las proporciones de sueldos y suministros gratuitos en el
monto total destinado a los miembros deben ser determinados
a la luz de los variables niveles de desarrollo de la producción
en las comunas. Al presente, al fijar la relación entre sueldos y
suministros gratuitos hay que tener cuidado de evitar hasta donde
se" posible reducir los ingresos de las familias de pocos miem-
bros,pero que son apreciables como fuerza de trabajo; en general,
hay que conseguir que más del 90% de los miembros tenga
mayores entradas que en el año anterior, mientras el resto
gane no menos que el año pasado.
En el presente, el alcance de los suministros gratuitos no
debería ser demasiado dilatado. La aplicación del sistema de
suministros gratuitos no significa uniformar la vida de la gente.
Bajo los sistemas socialistas y comunista, las necesidades del
pueblo son similares en lo general, mientras varían de acuerdo
con el individuo. Por consiguiente, en el futuro, tanto como en
el presente, hay que cuidar hasta donde sea posible que los
miembros tengan libertad para escoger de manera adecuada
dentro del marco del sistema de suministros gratuitos.
Los sueldos deben aumentarse gradualmente a medida que
la producción crece. En el presente, después de deducir los Items
destinados a suministros gratuitos, las escalas de sueldos en las
áreas rurales pueden dividirse en seis a ocho categorías, siendo
las categorías más altas cuatro o más veces superiores a las más
bajas. Pero las diferencias no deben ser demasiado grandes; si
lo fueran, no estarían conformes con la realidad de las diferencias
existentes en las calificaciones del trabajo en las zonas rurales.
Se pueden permitir ciertas diferencias entre los niveles de
sueldos en las diversas áreas. Actualmente las diferencias entre
las categorías de sueldos en las ciudades son mayores que en el
campo y ello es necesario. En el futuro, como resultado del tremendo
ascenso de la producción, todos tendrán una posición
holgada y, sea en la ciudad o en el campo, las diferencias entre
las categorías de sueldos serán innecesarias y desaparecerán
gradualmente. Entonces ya estaremos cerca de la era del comunismo.
Las razones por las cuales el nivel de sueldos en la ciudad
es generalmente más alto que el del campo son múltiples (incluyendo
el factor costo de la vida, que es más alto en la ciudad.
y ésta es asimismo una situación transitoria que debe ser
explicada a los campesinos.
Algunos miembros de las comunas, aparte de trabajar en las
aldeas, reciben también dinero que mandan al hogar a sus familiares
que viven fuera, en ciudades u otros lugares (por ejemplo,
obreros, soldados, funcionarios o chinos residentes en el extran-
jero). Hay que persuadir a los otros miembros de que no escudriñen
en esta cuestión. En la distribución dentro de la comuna,
los miembros que reciben tales aportes deben gozar del mismo
tratamiento que los demás, sin discriminación en lo que se
refiere a sueldos o suministros gratuitos, y no ser presionados
para que hagan inversiones especiales o contribuciones a la comuna
En el caso de otros que para subsistir se basan totalmente
en sus familiares ausentes del hogar, la comuna no debe interferir,
pero puede detenerles el suministro. Los que no viven
en los hogares por razones de estudio, aparte de aquellos cuya
mantención corre de cargo del Estado o de sus propias familias,
deben ser sostenidos por la federación de comunas del distrito
globalmente, de acuerdo con la norma fijada por las escuelas.
Mientras mayor sea el desarrollo socialista y mayor la abundancia
de productos sociales, más abundantes serán también
los medios de subsistencia destinados a cada individuo. Algunos
piensan que el establecimiento de comunas es la señal para
Una redistribución de la actual propiedad de uso personal.
Este es un malentendido. Hay que llevar al conocimiento de
las masas que los medios de subsistencia que poseen los miembros
(incluidos camas, vestidos, ropas de cama y muebles) y
sus depósitos en los bancos y cooperativas de crédito seguirán
siendo su propiedad personal después de unirse a la comuna
y siempre les pertenecerán. Cuando sea necesario, la comuna
puede tomar en préstamo la casa sobrante de alguno de sus
miembros, con su consentimiento, pero la propiedad sigue siendo
de él. Los miembros pueden retener unos cuantos árboles
alrededor de sus casas, pequeñas herramientas de labranza e
instrumentos, pequeños animales domésticos y aves de corral;
pueden además desarrollar algunas reducidas labores domésticas
anexas, con la condición de que éstas no entorpezcan su
participación en el trabajo colectivo.
Las deudas contraídas antes del establecimiento de las comunas
populares no pueden ser declaradas nulas, prescindiendo
de si ellas son entre individuos, entre la comuna y sus
miembros o deudas contraídas por los miembros de la comuna
con bancos o cooperativas de crédito. Dichas deudas deben ser
canceladas donde las condiciones lo permitan, y donde no sea
posible el pago, hay que mantenerlas.


v
La comuna popular es el organizador de la producción y
la subsistencia del pueblo y el propósito fundamental del desarrollo
de la producción es satisfacer al máximo .el constante
crecimiento de las necesidades materiales y culturales de t{)-
dos los miembros de la sociedad. Al dirigir el trabajo de la
comuna, el Partido debe prestar atención al desarrollo ideológico,
la producción y la vida de los miembros de la comuna. Debe
cuidar a las gentes y corregir la tendencia de ver solo las cosas
y no a los seres humanos. Mientras mayor sea el entusiasmo
de las masas, mayor atención tiene que prestar el Partido
a su vida. Mientras mayor sea la atención que el Partido dedique
a la vida de las masas, mayor entusiasmo pondrán ellas
en el trabajo. Es un error situar la producción y la vida de
las masas como elementos contrarios y pensar que la preocupación
de la vida de las masas perjudica la producción. Por cierto
es también equivocado poner unilateral y exageradamente
todo el acento en el mejoramiento de las condiciones de vida
de la gente descuidando la elevación de su nivel de conciencia
política y el desarrollo de la producción Y no estimulando un
trabajo duro por los intereses de largo alcance.
Los comunistas tienen siempre presente que en una socie-
dad comunista el trabajo se transformará "de una pesada car"
ga en un placer", llegando a constituir "la necesidad primordial
de la vida". No hay duda que la jornada de trabajo se
reducirá considerablemente en el futuro. con el desarrollo de
la mecanización y electrificación, haremos lo posible para im-
plantar la jornada diaria de seis horas dentro de algunos años.
Nuestro intenso trabajo del presente tiene precisamente por
objeto crear las condiciones para la jornada de seis horas y
aun jornadas más cortas en el futuro. Hoy, normalmente, debe
ser puesto en marcha en ciudades y campo el sistema de
ocho horas de trabajo y dos horas de estudio. Durante la tem-
parada de mayor ocupación en la labranza o cuando las demás
tareas en las áreas rurales sean particularmente pesadas,
el horario de trabajo puede ser apropiadamente ampliado. pero,
en cualquiera circunstancia, hay que garantizar, sin reduc-
ción alguna, ocho horas para el sueño y cuatro horas para las
comidas y el esparicimieruto, doce horas en total. Es verdad que
existe actualmente un déficit de fuerza de trabajo, pero hay
que buscar la solución en el vigor del incremento éxitos de la
reforma de las herramientas Y el mejoramiento de la organización
del trabajo y no en la extensión de la jornada de trabajo.
Hay que dedicar atención especial a la seguridad en la
producción y las condiciones de trabajo deben ser mejoradas
hasta donde sea posible, para reducir al mínimo o eliminar' por
completo los accidentes del trabajo. Hay que asegurar descanso
suficiente a las mujeres durante el embarazo y después del
parto, como también deben disfrutar del descanso necesario
durante la menstruación; en esos períodos no se les debe dar
trabajos pesados, con los pies en el agua fría o trabajo nocturno.
Las cocinas comunales tienen que ser bien manejadas. Todos
los miembros de la comuna deben tener seguros alimentos
.abundantes, sabrosos, limpios e higiénicos, de acuerdo con las
costumbres nacionales o locales. Los establecimientos comunales
de comida deben tener comedores y manejar con eficiencia
sus propias huertas, molinos de requesón de saja y de fideos
de almidón de arvejas y departamentos de corndimentos; deben
criar cerdos, corderos, gallinas, patos y peces. Los alimentos
tienen que ser variados y apetitosos. Hay que consultar a los
dietistas para asegurarse de que los alimentos contengan bastantes
calorías y las substancias nutritivas que el cuerpo humano
requiere. Donde sea necesario y posible, hay que ofrecer
alimentos especiales a los ancianos. niños, enfermos, mujeres
embarazadas, mujeres que han dado a luz y madres de lactan-
tes. Se podrá permitir que algunos miembros de las comunas
cocinen en casa. Los comedores comunales deben ser manejados
democráticamente y sus equipos de administración y cocineros,
escogidos entre personas políticamente de confianza. Lo mejor
es que sean elegidos democráticamente.
Las casas-cunas y kindergartens deben ser bien manejados
en forma tal, que cada niño pueda vivir mejor y recibir mejor
educación que en el hogar, para que así los níños deseen estar
en ellos y los padres deseen dejarlos allí. Los padres pueden
decidir sí es necesario que sus híjos sean o no internos allí,
y tienen derecho para llevar a sus hijos al hogar cuando lo
deseen y por el tiempo que deseen. Para que las casas-cuna y
kindergartens marchen bien, las comunas .tendrán que preparar
a gran número de educadoras calificadas y maestras.
Los "hogares dignos para ancianos" deben ser manejados en
forma que provean de buenas moradas a aquellas personas viejas
que no tienen híjos que se ocupen de ellas (las que pueden
ser favorecídas con algunas de las cinco garantías -alimentos,
rapas, combustible, educación de los niños y sepultura digna
en caso de defunción).
Las comunas deben asegurar el funcionamiento eficiente
de escuelas primarias y secundarias y de educación de adultos.
Hay que instituir la educación primaria universal en las áreas
rurales a través del país. También es preciso establecer escuelas
secundarias de jornada completa y escuelas secundarias
agrícolas de media jornada u otras escuelas-secundarias profesionales
para introducir paso a paso una educación secundaria
universal. Hay que hacer serios esfuerzos para extirpar el analfabetismo,
organizar varias clases de escuelas para las horas
libres y llevar una educación política, cursos de cultura y educación
técnica a los adultos. La institución de la educación
universal entre el pueblo trabajador y la elevación gradual de
su nivel educacional son pasos importantes para reducir las
diferencias entre trabajo intelectual y físico, y deben darse
concienzudamente. Además, las comunas deben también seleccionar
y enviar una cantidad de jóvenes a estudiar en escuelas
secundarias de grado superior, escuelas medias, técnicas e instituciones
de estudios superiores de las ciudades. con el objeto
de preparar personal altamente educado para el Estado y 1as
comunas. El principio de combinar la educación con la labor
productiva debe ser cumplido cabalmente en todas las escuelas,
sin excepción. Los niños mayores de nueve años pueden tomar
parte en algunas tareas en forma apropiada para cultivar el
hábito del .trabajo en la niñez y estimular su desarrollo físico
y mental; pero hay que poner mucha atención en la salud de
los niños, dándoles sólo trabajos livianos por corto tiempo, de
acuerdo con su vigor y sus gustos.
El trabajo ideológico y político entre los equipos de los
comedores comunales, casas-cunas, kindergartens, "hogares dignos
para ancianos", escuelas primarias, centros de salud pública,
clubes y almacenes debe ser vigorizado, haciéndose esfuerzos
para guiar positivamente a la opinión pública, hasta que
la sociedad entera y las comunas en su totalidad consideren
el exitoso trabajo de los comedores comunales, las casas-cunas,
kindergartens y otros servicios de bienestar colectivo, .así como
la satisfactoria labor de servicio personal, como un noble trabajo
al servicio del pueblo. La actitud de desprecio de las clases
explotadoras por el trabajo que concierne a la vida diaria
y bienestar de las masas y la labor de servicio personal, debe ser
criticada y corregida.
Las casas de tipo antiguo que subsisten deben ser reconstruidas
paso a .paso; hay que construir centros residenciales
de carácter nuevo en los pueblos y aldeas, con parques y árboles,
por etapas yen grupos, incluyendo barrios de casas, comedores
comunales, casas-cunas, kindergartens, "hogares dignos
para ancianos", fábricas, eras para trillar, corrales para ganado,
almacenes, oficinas de correo y telecomunicaciones, depósitos,
escuelas, hospitales, clubes, cines, campos de deportes, baños
y lavatorios. Los planes de construcción de casas de los
centros residenciales en pueblos y aldeas tienen que ser cuidadosamente
discutidos por las masas. Estamos por la abolición
del irracional sistema patriarcal heredado del pasado y por el
desarrollo de una vida familiar en la que reinen la democracia
y la unidad. Esta posición ha sido sólidamente acogida por las
masas. Por consiguiente, al construir barrios residenciales hay
que poner cuidado en que las casas sean convenientes para la
convivencia de los miembros de cada familia, hombres y mujeres,
viejos y niños.
Hay hoy montones de necios en el mundo que se han dedicado
a atacar nuestras comunas populares con todas sus fuerzas y
entre ellos se cuenta el señor Dulles, de los Estados Unidos. Este
Dulles no sabe nada de las cosas de nuestro país, pero pretende
aparecer como un experto en la vida china y se opone furiosamente
a las comunas 'populares. Lo que en especial destroza
su corazón es, según dice, que nosotros hemos destruido el
maravilloso sistema familiar que ha regido por miles de años.
En verdad, el pueblo chino ha destruido un sistema patriarcal
feudal. Este sistema patriarcal, debe hacerse notar, desapareció
en líneas generales hace largo tiempo en la sociedad capitalista
y aquello fue un paso progresista dado por la sociedad capitalista.
Pero nosotros hemos dado un paso más adelante, estableciendo
una familia democrática y unida y esto por lo general es
raro en la sociedad capitalista. Solamente en el futuro, cuando
la revolución socialista haya sido realizada allí y cuando el sistema
capitalista de explotación del hombre por el hombre haya
sido eliminado, será posible establecer universalmente este
tipo de familia. Por lo que respecta a las casas-cunas, kindergartens
y restaurantes de obreros en las fábricas, aparecieron inicialmente
en la sociedad capitalista. Pero bajo el capitalismo,
todos los pasos dados por la burguesía son de naturaleza capitalista
y están dirigidos a facilitar la explotación de los hombres
y mujeres de tr:abajo por los capitalistas. Por lo contrario, cada
medida establecida por nosotros es de naturaleza socialista y facilita
el desarrollo de la causa socialista y la emancipación de
la personalidad individual del hombre. Estas medidas han emancipado
verdadera y completamente a las masas de mujeres y
capacitan a los niños para recibir mejor educación y cuidados.
Por esto han sido cálidamente acogidas por todo el pueblo trabajador,
y en primer término. por las masas femeninas.

VI
El principio de organización de la comuna popular es el
centralismo democrático. Este principio debe ser consecuentemente
aplicado en el manejo de la producción, en la distribución
de los ingresos, en la subsistencia y bienestar de los miembros
de la comuna y en todos los aspectos del trabajo.
Hay que poner en práctica la dirección unificada y el manejo
en diferentes categorías de la comuna popular. La organización
administrativa de la comuna en general puede ser dividida
en tres categorías, a saber: el Comité Administrativo de
la Comuna, el Distrito Administrativo (o brigada de producción)
y el equipo de producción. El Distrito Administrativo (o brigada
de producción) es, en general, la unidad que maneja la industria,
la agricultura, el comercio, la educación y los asuntos militares
en un área señalada, y lleva su propio cálculo económico;
sus ganancias y pérdidas corren, de manera unificada, a cargo
de la comuna. El equipo de producción es la unidad básica de
la organización del trabajo. Bajo la dirección unificada del
Comité Administrativo de la comuna, hay que dar la autoridad
necesaria a los distritos administrativos (o brigadas de producción)
y al €Guipo de producción en materias tales como el
trabajo de organización de la producción, las construcciones
básicas, finanzas y bienestar, a fin de desarrollar hasta el
máximo sus iniciativas.
Las distintas categorías de organismos de la Federación
de Comunas del Distrito y las comunas populares deben 'aprender
a hacer una distribución equitativa y a repartir la mano de
obra en las diferentes ramas de la producción (agricultura, industria,
transportes) y entre la producción rutinaria, las tareas
de choque de la producción y las del servicio, 'para evit1r situaciones
en que haya trabajo sin hombres en un lugar y hombres
sin trabajo en otro. La organización de las labores debe mejorar
constantemente; el sistema de responsabilidad de una ta-
rea dada en categorías dadas debe seguir siendo aplicado y reforzado
en la producción y en otras tareas, como también hay
que perfeccionar el sistema de inspección del trabajo y de recompensas
en el trabajo, para garantizar efectivamente un firme
mejoramiento de la eficiencia y la calidad de las labores.
Deben existir la disciplina y la democracia en la organización
del trabajo en las comunas populares. Lo que nosotros
llamamos organización en línea militar significa organización
siguiendo el modelo de la fábrica. Quiere decir que el trabajo
en las comunas populares debe estar organizado y disciplinada
como en una fábrica o en el ejército; esto es necesario para la
producción agrícola a gran escala. Las fuerzas de la producción
agrícola a gran escala, como las fuerzas de la producción industrial
a gran escala, constituyen un ejército industrial. Los
ejércitos industriales modernos fueron creados por la burguesía
y cada fábrica es como un cuartel. La disciplina del trabajador
ante la máquina no es menos rígida que' en el ejército. El ejército
industrial en la sociedad socialista es un ejército industrial
de una sola clase, la clase obrera, que se ha desembarazado de
los capitalistas que exprimían la plusvalía de los obreros y ha
desatado en la clase obrera un vigoroso y enérgico centralismo'
democrático basado en el principia voluntario. Hoy estamos
aplicando este sistema en las áreas rurales, creando así un
-ejército industrial socialista para la agricultura basado en el
centralismo democrático, libre de la explotación de terratenientes
y campesinos ricos y erguido por encima de la producción
a pequeña escala.
Las distintas categorías de los organismos de producción en
las comunas populares deben establecer sus organizaciones de
milicias correspondientes. Los cuerpos directivos de las milicias
y de los organismos de producción deben estar separados, y
en principio, los oficiales que comandan las distintas categorías
de la milicia, como comandantes de regimientos, batallones y
compañías, no deben ser al mismo tiempo directores de comunas
o distritos administrativos (jefes de brigadas de producción)
ni jefes de equipos de producción. Estos comandantes deben
tomar parte en los organismos administrativos en las mismas
categorías de la comuna, en su calidad de miembros de
ellos, y tener doble jefatura: de los organismos administrativos
en la misma categoría y del comando superior de los organismos
de la milicia. La milicia debe estar pertrechada con
las armas necesarias producidas por arsenales locales. Los núcleos
básicos de la milicia deben sobrellevar un entrenamiento
de acuerdo con un horario, mientras los milicianos regulares
deben ser entrenados adecuadamente en horas libres de trabajo;
esto tiene por objeto preparar las condiciones para cambiar
a toda la nación en soldados. Las amplias masas del pueblo
trabajador en nuestro país han acogido calurosamente el
sistema de milicias, porque durante su prolongada lucha revolucionaria
contra el imperialismo, el feudalismo y sus perros rabiosos,
los reaccionarios del Kuomintang, llegaron a comprender
que solamente armándose a sí mismas serán capaces de
vencer a la contrarrevolución armada y transformarse en las
dueñas de la tierra china. Después de la victoria de la revolución
han llegado a ver también que aún existen fuera piratas
imperialistas que cada día gritan clamorosamente que desean
destruir nuestro Estado popular. Por consiguiente, la totalidad
de nuestro pueblo está determinada a continuar armándose y
declara: "Estad prevenidos, piratas decididos a saquearnos; no
pretendáis hacer un vano intento de ofender a gentes como
nosotros, entregadas al trabajo pacífico. iEstamos preparados
por completo! Si los imperialistas osan desencadenar una guerra
de agresión contra nuestro país, transformaremos a la nación
entera en soldados; la milicia cooperará con el Ejército
Popular de Liberación y en cualquier momento lo complementará
para aplastar por completo a los agresores".
En todos los organismos de las comunas populares deben
existir el centralismo y la democracia, incluidos los organismos
militares. Las comunas populares no sólo tienen que organizar
el trabajo de la producción de la gente, sino también su subsistencia.
Para realizar bien su trabajo, las comunas deben
practicar una democracia de elevado nivel, consultar a las
masas en todas las materias, representar finalmente sus intereses
y reflejar sus deseos. Por consiguiente, mientras "se organizan
en líneas militares, actúan como si estuvieran luchando
en una batalla y viven una vida colectiva", las comunas deben
tener un cabal manejo democrático. Está absolutamente prohibido
usar del principio de "organizarse en líneas militares" como
pretexto o utilizar el sistema de milicia -que está destinada
a combatir al enemigo- para perjudica en 10 más mínimo
la vida democrática en la comuna y en los organismos de milicias.
La comuna popular es la organización básica del poder
del Estado de nuestro país; sólo con democracia plenamente
asegurada en la comuna será posible crear a través del país
una vigorosa y vital situación política en la cual existan el centralismo
y la democracia. la disciplina y la libertad, la unidad
de voluntades y el desahogo moral personal.

VII
Para manejar en buena forma una comuna popular el problema
fundamental consiste en reforzar el papel dirigente del
Partido. Solamente fortaleciendo el papel dirigente del Partido
puede realizarse el principio de "la política en el comando'"
practicarse de un modo cabal la educación ideológica socialis~
ta y comunista entre los cuadros y miembros de la comuna y
la lucha contra toda clase de tendencias erróneas; Y poner en
ejecución correctamente la línea y la política del Partido. Hay
algunos que piensan que con el surgimiento de las comunas puede
hacerse caso omiso del Partido y ponerse en práctica lo que
ellos llaman "fusión del Partido y la comuna en uno". Este tipo
de pensamiento es errado.
En su trabajo en las comunas populares, el Partido, además
de su tarea de asegurar que se ponen en práctica correctamente
su línea y su política, debe prestar atención a la educación de
los equipos de las comunas para que desarrollen buenos estilos
de trabajo y antes que nada la línea de masas y un estilo de
trabajo práctico y realista.
A través de la campaña de rectificación de 1957-1958, la línea
de masas del Partido alcanzó una nueva y gran victoria. El
gran salto adelante en la construcción socialista y el establecimiento
general de las comunas populares en las áreas rurales
son los dos índices que señalan esta victoria. El método de trabajo
del Partido de la línea de masas es la médul1 vital de
las comunas populares. El establecimiento y consolidación de
las comunas populares habría sido imposible sin la línea de
masas, sin la fe entera del pueblo en el partido y en el Gobierno
popular y sin un alto crecimiento del fervor revolucionario
de las masas. Por consiguiente, los funcionarios dirigentes de
las comunas en todos sus niveles deben poner la línea de masas
enteramente en práctica, en cada tipo de trabajo que se emprenda.
Deben considerarse a sí mismos como trabajadores corrientes
y tratar a los miembros de la comuna como camaradas.
Los estilos de trabajo del Kuomintang y la burguesía, que coaccionan
a las masas. están estrictamente prohibidos. A causa
del gran salto adelante en la producción y de la victoria en
el establecimiento de las comunas populares, algunos cuadros
han comenzado a experimentar el vértigo del triunfo, y rechazando
el trabajo paciente de educar a las masas por la persuasión,
han mostrado ciertas actitudes rudas. Aunque se trata
de casos aislados, tenemos que dedicarles profunda vigilancia.
En todos sus trabajos, el partido debe apoyarse en el principio
de combinar el celo revolucionario con un espíritu científico.
El gran salto adelante en 1958 ha obtenido una victoria sin
precedentes en la construcción socialista en nuestro país. Hoy
ni nuestros enemigos se atreven a negar el significado de esa
victoria. Pero no debemos nunca subestimar nuestros puntos
débiles más pequeños, a causa de estos grandes logros. Por lo
contrario, mientras mayores sean los logros, más necesitamos
advertir a nuestros cuadros que conserven la cabeza fría y no
se dejen arrastrar por la creciente de las noticias de victoria y
se tornen incapaces de ver, o no deseosos de hacerlo, los puntos
débiles de su trabajo. Una tendencia a la que tenemos que
prestar atención en el trabajo actual de la construcción socia·
lista es la exageración. Es incompatible con el estilo de trabajo
de nuestro Partido, basado en la realidad objetiva, y es perjudicial
al desarrollo de nuestra construcción socialista. Tenemos
que realizar nuestro trabajo económico de un modo cada
vez más minucioso. Nuestro personal directivo en todos los niveles
deben ser capaces de distinguir las diferencias entre la realidad
y la falsa apariencia de las cosas y entre las demandas
justificadas y las que no lo son; al juzgar las condiciones, debe
esforzarse por mantenerse estrechamente ligado a la realidad
objetiva. Sólo por este camino, podremos elaborar y llevar a
cabo nuestros planes sobre bases sólidas y seguras.

VIII
Para promover la consolidación de las comunas populares
y asegurar un salto adelante aun mayor en la industria y la
agricultura en 1959, los comités del Partido Comunista de las
provincias, municipios y regiones autónomas deberán, de acuerdo
con los requerimientos adelantados en la presente resolución,
y en estrecha integración con las tareas productivas de
las temporadas de invierno y primavera, hacer el mejor uso de
los cinco meses entre diciembre de 1958 y abril de 1959 para
llevar adelante en las comunas populares de las zonas respectivas,
tareas educacionales, de reajustes y consolidación, esto
es, un trabajo de rectificación de las comunas.
En el curso del reajuste en las comunas es necesario en
'primer término que el personal directivo haga seria autocritica
y recoja con modestia la opinión de le.s masas y, sobre estas
bases, movilice a las masas con gran audacia para que exhiban
sus puntos de vista libre y francamente, realicen amplios
debates y coloquen dazibaos (l) para elogiar a las personas y
hechos positivos, criticar las ideas equivocadas y el mal estilo
de trabajo y desarrollar un penetrante movimiento de educación
ideológica socialista y comunista.
En el curso del reajuste en las comunas es necesario realizar
una inspección profunda que lo abarque todo: el plan de
producción, distribución, bienestar, manejo, tareas financieras,
organizativas y directivas en las comunas. Los organismos del
Partido Comunista y las comunas deberán al mismo tiempo
ser reajustados de modo efectivo para garantizar que el perso-
nal directivo del Partido Comunista y las comunas, en sus dis-
tintos niveles, está formado por activistas leales a los intere-
ses del pueblo y a la causa del comunismo. Como complemen-
to de ello, los elementos destacados, los que han sido probados
en el gran salto adelante y en el movimiento de las comunas
populares y están calificados para miembros del Partido Co-
munista, deberán ser enrolados en el Partido.
Los problemas relativos al estilo de trabajo de los miem-
bros del Partido Comunista y los cuadros tendrán que ser tra-
tados a través de la educación del Partido y la franca exposi-
ción de los puntos de vista de las masas. Al tratar estos problemas
hay que poner atención en la salvaguarda del celo de
los cuadros y las masas, observar los principios "unidad-crítica-
unidad", "escarmentar por lo pasado a fin de dar una lección
para el futuro", "tratar la enfermedad para salvar al paciente".
LQS que han cometido errores, pero tienen la voluntad de corre-
girlos, deben ser criticados severamente, pero tratados con indulgencia.
Las masas deben ser movilizadas para limpiar las
direcciones de las comunas de elementos de clases ajenas que
se hayan introducido de contrabando en la dirección y de
aquellos, muy escasos, que desarrollan un pésimo estilo de trabajo
y nunca han corregido sus errores, ni aun después de ser
repetidamente amonestados.
La compleja lucha de clases no sólo ofrece un desarrollo
agudo afuera, en el mundo capitalista, sino que también existe
en casa. Es necesario educar a las masas para que incrementen
su vigilancia revolucionaria, a fin de prevenir las destructivas
actividades del enemigo. Si los antiguos terratenientes,
campesinos ricos y contrarrevolucionarios y otras gentes ya
desprovistas de sus derechos políticos son aceptados como miembros,
o miembros a prueba, en las comunas o continúan trabajando
bajo el control de las comunas, es cosa que tienen que
discutir y resolver las propias masas, decidiendo en cada caso
según su conducta, en el curso del reajuste en las comunas.
La tarea de reajuste en las comunas debe realizarse primero
en una o dos comunas de cada distrito, en forma experimental.
Esto es, hay que ayudar a los camaradas en una o dos
comunas populares a hacer bien las cosas en un breve espacio
de tiempo, para adquirir experiencia y luego popularizada como
ejemplo de un modo general. Cada provincia, municipio y
región autónoma organizará sus equipos de inspección, que constarán
de unos mil, algunos miles o diez mil personas para emprender
el reajuste; los primeros secretarios del Partido Comunista
en los niveles provincial, regional y distrital encabezarán
las tareas de reajustes en las comunas. Estos equipos de inspección
deben organizar visitas y cotejos mutuos entre las diferentes
regiones admin1istrativas especiales, entre los distritos y
entre las comunas, convocar a reuniones en el terreno mismo,
para desarrollar los buenos rasgos descubiertos y superar los
defectos que salgan a la luz, poner en tensión el vigor de la
gente y buscar los caminos para resolver concretamente los
problemas corrientes y popularizar ? tiempo las experiencias
exitosas. En resumen, a través de este reajuste, el trabajo de
las comunas populares del país debe dar, en general, un paso
adelante .•
(Publicada en el Renmin Ribao, el 19 de diciembre de 1958)


NOTA

1) Dazibao es un periódico mural para criticar y autocriticarse, creado por
las masas populares en el movimiento por la rectificación del estilo de trabajo.
Hoy dia este tipo de periódico está muy extendido ,en China. Un dazibao
es una hoja amplia de papel en la que se exponen, en pocas palabras y con
grandes caracteres, las opiniones, criticas o propuestas (a veces se usa la
caricatura) y que se pega en lugar visible.
peinaokskrew
peinaokskrew
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 62
Reputación : 92
Fecha de inscripción : 22/05/2013

El Gran Salto Adelante Empty Re: El Gran Salto Adelante

Mensaje por peinaokskrew el Lun Ene 20, 2014 9:28 pm

Muy bueno el texto, pero me podrían explicar mejor, qué eran las comunas y con brevedad, en que consistían, no me ha quedado una idea del todo clara, lo agradecería!
avatar
NacionalComunista
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 475
Reputación : 517
Fecha de inscripción : 02/11/2013

El Gran Salto Adelante Empty Re: El Gran Salto Adelante

Mensaje por NacionalComunista el Vie Sep 19, 2014 1:44 am

qué hubiera pasado si China hubiera tomado las riendas del socialismo internacional y no hubieran abandonado el maoísmo?
Galin
Galin
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1175
Reputación : 1554
Fecha de inscripción : 27/05/2013

El Gran Salto Adelante Empty Re: El Gran Salto Adelante

Mensaje por Galin el Vie Sep 19, 2014 3:23 pm

NacionalComunista escribió:qué hubiera pasado si China hubiera tomado las riendas del socialismo internacional y no hubieran abandonado el maoísmo?

Bien lo ha explicado el camarada Jordi de Terrassa en posts anteriores. Al igual que Enver Hoxha denunció el revisionismo del maoísmo.

EL “PENSAMIENTO MAO TSE-TUNG”, TEORIA ANTIMARXISTA
Enver Hoxha (“El imperialismo y la revolución” Editorial Cuestión 1978)


https://frentepopular.files.wordpress.com/2009/11/pensamiento-mao-teoria-antimarxista.pdf

Saludos!

Contenido patrocinado

El Gran Salto Adelante Empty Re: El Gran Salto Adelante

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Mar Nov 19, 2019 11:26 am