PROYECTO DE PROGRAMA DEL SOCORRO ROJO INTERNACIONAL

    Comparte

    p0l
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 138
    Reputación : 190
    Fecha de inscripción : 13/08/2009

    PROYECTO DE PROGRAMA DEL SOCORRO ROJO INTERNACIONAL

    Mensaje por p0l el Miér Feb 17, 2010 11:50 pm

    me lo paso pablo hasel es muuy interesante




    Después de muchas décadas de represión y resistencia, la continuación del régimen fascista en nuestro país ha cultivado sentimientos y vínculos de solidaridad muy arraigados, que se han expresado de las formas más diversas.

    Hoy constatamos que ese torrente de solidaridad antifascista sigue existiendo; lo que no existe es una organización que lo refuerce, lo consolide y lo transmita.

    ¡Por eso es necesario reconstruir el Socorro Rojo Internacional!

    El Socorro Rojo Internacional tiene una historia legendaria

    Nació en los años veinte del siglo pasado por impulso de la III Internacional para enfrentar al fascismo entonces sólo incipiente. Entre sus dirigentes formaron parte mujeres antifascistas tan conocidas como la alemana Clara Zetkin, la italiana Tina Modotti y la rusa Elena Stasova. El Socorro Rojo Internacional entronca, pues, directamente con la historia del movimiento comunista y antifascista internacional, alcanzando pronto un gran desarrollo en todo el mundo, destacando en el apoyo político, jurídico y económico a todos los represaliados, sin diferencias ideológicas o partidistas.

    En España se desarrolló tras la insurrección de Asturias de 1934 para hacer frente a la dura represión desatada por la reacción y conseguir la liberación del gran número de encarcelados que ocasionó.

    Tras la guerra fue disuelto por el fascismo y represaliados sus militantes.

    En 1975, impulsado por el PCE(r), hubo un primer intento de refundarlo clandestinamente. Nació ligado a la lucha por la amnistía, tan decisiva en aquella época, como componente destacado de la lucha contra la reforma franquista. El Socorro Rojo editó su propio boletín «Solidaridad» y contó entre sus colaboradores con actores, médicos y enfermeras, abogados y otros muchos intelectuales y artistas, además de los familiares y amigos de los represaliados. Su experiencia duró hasta 1981, ya que la policía se ensañó con sus miembros que fueron perseguidos, detenidos, torturados e incautado su aparato de propaganda.

    No se trata de mirar al pasado sin más, pero en momentos cruciales como los actuales debemos tener en cuenta el legado que nos brinda la memoria histórica.

    Se crearon otro tipo de organizaciones que han desempeñado una meritoria labor por la amnistía para los presos políticos, contra la tortura, en defensa de la libertad de expresión, etc. Esos pequeños (pero numerosos) grupos los forman amigos, vecinos y familiares del represaliado y están muy condicionados por el motivo concreto que los lleva a formarse.

    Todos ellos, pese al extraordinario valor de su trabajo, han dispuesto de evidentes limitaciones, por tratarse de organizaciones, bien locales, bien parciales, bien ceñidas al ámbito humanitario. Son una muestra de la dispersión y el localismo extremo del movimiento solidario con el que es necesario acabar para que la solidaridad se extienda.

    Formamos parte integrante de la resistencia antifascista.

    Nosotros queremos crear una organización que forme parte integrante de la resistencia contra el fascismo, una organización política, no solamente de denuncia sino de lucha. El Socorro Rojo Internacional pretende reforzar y consolidar los grupos solidarios ya existentes, pero de una forma organizada que ofrezca continuidad y sea capaz de transmitir el aliento solidario a todos los represaliados.

    Esa tarea es hoy imprescindible. No podemos conformarnos con el movimiento tal y como lo hemos conocido estos últimos años. Tenemos que dar un paso adelante porque las tareas que se nos avecinan (el retorno de las expresiones más crudas del fascismo y la guerra imperialista) así nos lo imponen.

    Necesitamos un Socorro Rojo Internacional ligado estrechamente a las luchas antiimperialistas de todo el mundo, al movimiento revolucionario de la clase obrera y a la defensa y la recuperación de todos los derechos y libertades democráticas.

    No podemos limitarnos únicamente a formar una plataforma más especializada en campañas, en el trabajo meramente agitativo, de manera que nos haga perder la naturaleza de nuestro objetivo: desarrollar la solidaridad con la resistencia, organizar la lucha antirrepresiva en su permanente denuncia contra el terrorismo de estado y el fascismo. Por lo que entendemos como una prioridad siempre el tejer organización, consolidar una amplia red solidaria capaz de hacer frente a la represión.

    Las campañas son para nosotros una herramienta, no un objetivo en sí mismas. Las campañas deben por tanto ayudarnos a extender nuestro proyecto y consolidar nuestras posiciones.
    Ø Una Organización política.

    Para formar parte integrante de la resistencia antifascista, hay que acabar con la propensión humanitaria en la que suelen incurrir todas las organizaciones de solidaridad y, por tanto, debemos explicar el origen, causa y naturaleza de la represión que padecemos, que no es otro que el régimen fascista que impera en España desde 1936 y cómo combatir esa represión.

    La lucha antirrepresiva se enmarca dentro de un contexto de lucha contra el fascismo. Está entre nuestras tareas situar la lucha contra la represión en su justo y profundo contenido político, lo que nos lleva a asumir y apoyar unas reivindicaciones democráticas mínimas y tomar conciencia de que constituimos una parte misma del conjunto del movimiento revolucionario.

    Precisamente, por el papel destacado en la lucha contra el terrorismo de Estado, el Socorro Rojo Internacional se aparta radicalmente de toda práctica contaminada por el reformismo y que se expresa a través de actitudes espontaneístas, desorganizadas, desvinculadas de objetivos concretos, que hacen inútil e inocua toda denuncia al régimen. Prácticas reformistas que tenemos la obligación de desenmascarar y liquidarlas del seno del movimiento.

    En definitiva, estamos planteando el inevitable carácter político de la lucha antirrepresiva. La solidaridad con los presos, la denuncia del Estado, la lucha contra el terror fascista, simplemente, no puede hacerse desde una óptica «apolítica», al margen del compromiso que nos obliga a ligarnos con la misma resistencia, porque somos parte de esa resistencia. El movimiento antirrepresivo debe ser asumido como un frente de lucha más del conjunto del movimiento popular y revolucionario.

    El Socorro Rojo Internacional tiene el cometido de organizar a amplios sectores populares en la denuncia al fascismo, del carácter cada vez más fascistizado de los estados «democráticos» y de los instrumentos («legales» e «ilegales») judiciales, policiales o legislativos (también económicos, sociales...) de los que se sirven para imponer sus planes de explotación y opresión y eliminar todo brote de disidencia o contestación. El Socorro Rojo Internacional debe ser un canal por el que despierte conciencias entre cada vez más amplios sectores de la población de que nadie en este contexto está libre de la represión.

    Por ello mismo, debemos atrevernos a definir el Socorro Rojo Internacional como un instrumento que debe ser tomado como aglutinante de amplios sectores populares. Ya que sólo si el Socorro Rojo Internacional es un aglutinante, el brazo antirrepresivo del movimiento popular, que efectivamente organiza y canaliza la solidaridad con la resistencia, sólo entonces el Socorro Rojo Internacional será capaz de arrojar todo su potencial como una arma de denuncia política; sólo entonces cobrará sentido cuando decimos que es necesario que la lucha antirrepresiva sea concebida de forma unitaria, rompiendo sectarismos estériles y paralizantes, clarificando posiciones y capaz de actuar internacionalmente, de forma coordinada.

    Los presos políticos desempeñan un papel fundamental en todo movimiento solidario. Pero no debemos tratarlos con victimismo y lamentándonos de su situación; no deben convertirse en sujetos de devoción que se puedan utilizar pero a quienes no se les tenga en cuenta. Es nuestro deber hacer que los presos revolucionarios tengan voz propia en el seno del movimiento, en la calle.

    Como sujeto, los presos continúan ejerciendo su tarea militante. Entre nuestras principales labores está el exigir y conseguir su libertad, arrancarlos de las cárceles, pero debe ser esencial facilitar el máximo el contacto entre la calle y el interior de las cárceles. El preso también debe participar, como cualquier otro, en el debate político y nosotros garantizarle esta participación.

    Debemos tener presente la condición de «presos políticos» de los militantes revolucionarios encarcelados, y la exigencia del reconocimiento de su condición es parte de la batalla política que debemos arrancar al Estado.
    Ø Constituimos una Organización independiente y democrática.

    Cuando hablamos de organización somos conscientes de las características propias que debe tener un movimiento como el nuestro, que en ningún caso debe ser centralizado ni burocrático, sino por el contrario, amplio, abierto a todo tipo de gente que desee expresar de las formas más variadas su aportación. El Socorro Rojo Internacional tiene que agrupar a miembros de todas las ideologías, sin diferencia ninguna, porque el régimen está atacando a toda clase de movimientos políticos y sociales: independentistas, libertarios, comunistas, autónomos, pacifistas, etc. Todos ellos deben ser apoyados y todos ellos deben tener aquí un sitio para defenderse. Es obvio que hay diferencias de todo tipo entre ellos, pero es mucho más profundo lo que nos une: estamos luchando contra el mismo Estado fascista, con el que queremos acabar.

    Todos esos movimientos (y nosotros mismos) formamos parte de una misma lucha y, en consecuencia, debemos comprometernos activamente en su defensa, vincularnos estrechamente a todas sus iniciativas.

    Ahora bien, el Socorro Rojo Internacional no depende de nadie más que de sí mismo. Una organización de nuestras características debe estar presidida por la democracia interna, y nuestras decisiones las debemos tomar en las reuniones y asambleas que acordemos. Es allí donde deberemos discutir y adoptar las decisiones de manera democrática, sin admitir injerencias por parte de nadie.

    Nuestra fuerza será nuestra independencia, sin olvidar que esa independencia debe ser especialmente respecto del Estado fascista, y que no podemos convertirnos en una ONG a la moda, de las que dicen que luchan cuando en realidad viven de las subvenciones con las que las manipula y soborna el mismo Estado fascista. Para garantizar nuestra independencia nosotros no admitimos subvenciones de ninguna clase.

    Pero la más amplia democracia no está reñida con la unión y la coordinación más estrecha entre todas las organizaciones locales y regionales, de modo que todos marchemos en la misma dirección y hacia los mismos objetivos, para lo cual es imprescindible la formación de un comité que dirija el trabajo, desarrolle la organización y asegure la difusión de nuestras publicaciones.

    No somos un grupo humanitario sino militante. Nuestra solidaridad es política porque, en última instancia, no defendemos a las personas represaliadas sino su lucha consecuente a través de ellas. Nuestra relación con los represaliados no es personal, porque seamos amigos, vecinos o compañeros de trabajo, sino que tratamos de defender lo que representan, su actividad, su compromiso y su práctica combatiente y comprometida.

    Además, tratamos de ser una organización unitaria. Pero no se trata de arropar cuántos más colectivos y sectores mejor, sino de concebir el papel de la lucha antirrepresiva como un marco unitario en el que deben encontrarse codo con codo todos aquellos sectores populares y revolucionarios en una perspectiva antifascista y antiimperialista.

    En esta dirección debemos emprender la iniciativa de abrir un amplio debate entre aquellos sectores que realizan un trabajo antirrepresivo planteándoles nuestras propuestas para agrupar fuerzas y fortalecer la solidaridad.


    Ø Una Organización internacionalista.

    La necesidad de una organización como la que proponemos proviene también de la carrera belicista que han emprendido las grandes potencias por un nuevo reparto del mundo. No hace mucho que desde todos los frentes mediáticos se nos hacía creer que tras la desaparición de la Unión Soviética y el campo socialista, la guerra fría había finalizado y el capitalismo triunfante era un paraíso de progreso y bienestar, de libertad y democracia sin igual.

    No han pasado más de doce años y la crisis económica se descarga brutalmente sobre los hombros de los trabajadores: despidos masivos, precarización del empleo, reducciones de salarios, ampliación de la jornada de trabajo... Todas las lacras del capitalismo se están acentuando y serán aún peores a medida que la burguesía los agrave para sufragar el gasto armamentístico y la guerra.

    Esa misma perspectiva bélica es la conduce a que repriman con saña la más mínima disidencia hacia sus planes militaristas y encarcelen a los antifascistas, comunistas, anarquistas, patriotas y antiimperialistas, a todas aquellas personas, colectivos, organizaciones y partidos que no se someten al dictado del capital, ni a la cada vez mayor fascistización de sus Estados; a quienes no soportan el hambre, la miseria, la represión y la muerte que su actuación causa en la inmensa mayoría de la humanidad.

    El imperialismo no puede tolerar la más mínima disidencia consecuente y, al tiempo que se pelean por un nuevo reparto del mundo con el que salir a flote de su endémica crisis, incrementan su arsenal de medidas represivas políticas, policiales y de contrainformación ideológica y sicológica con las cuales intentan neutralizar y, si no lo logran, aplastar al movimiento obrero y popular y a sus organizaciones más combativas y de vanguardia en no importa qué parte del mundo.

    Cuando la represión y agresión armada traspasa fronteras y se convierte en el eje de las políticas de todos los estados capitalistas, también los antifascistas, antiimperialistas, anarquistas y comunistas, en general, los trabajadores, estudiantes, intelectuales y artistas con conciencia de todo el mundo, necesitamos organizarnos internacionalmente para hacerle frente.

    El Socorro Rojo Internacional es esencialmente internacionalista, si bien para que este internacionalismo sea firme y fecundo ha de estar enraizado y fundamentado en el trabajo de cada país. Por ello se hace imprescindible que en cada país llevemos a cabo una amplia labor de organización y de denuncia.

    No basta denunciar la represión y criticar lo que no queremos: si realmente vamos a ser un movimiento político tenemos que ofrecer una alternativa de lo que pretendemos alcanzar, un Programa que defienda y contribuya a recuperar los derechos y libertades democráticas y para el cual esperamos toda clase de aportaciones. Sólo de esta forma reuniremos la solidaridad hoy tan difuminada.
    Ø El Programa que proponemos discutir y aprobar es el siguiente:

    1- Medidas contra la guerra imperialista

    Paralización inmediata de los preparativos bélicos. Salida de la OTAN y demás bloques militares agresivos. Defensa de la paz, el desarme y la amistad entre todos los pueblos del mundo. Solidaridad con las luchas antiimperialistas y defensa de los que son perseguidos por dicho motivo. Castigo ejemplar de los criminales de guerra. Disolución de la Europol y abolición del espacio policial y judicial europeo.

    2- Medidas antirrepresivas

    Amnistía para todos los presos políticos y amplio indulto para los presos por causas sociales. Eliminación del régimen FIES y del aislamiento penitenciario. Derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, de Videovigilancia y demás leyes especiales; disolución de la Audiencia Nacional, de los tribunales militares y de los cuerpos represivos, así como depuración de responsabilidades de los torturadores y de los implicados en la guerra sucia. Prohibición de las organizaciones y de la prensa fascista y racista.

    3- Derechos democráticos

    Derecho a la autodeterminación para todos los pueblos y naciones oprimidas. Libertad de expresión, reunión, asociación y manifestación sin autorización previa. Derecho de asilo y refugio para todos los perseguidos por su lucha contra el imperialismo y el capitalismo. Derechos plenos de ciudadanía para los trabajadores inmigrantes.

    4- Derechos sociales

    Erradicación del paro, prohibición de la precariedad y reducción de la jornada laboral. Igualdad de la mujer trabajadora. Subsidio para todos los parados. Viviendas dignas y económicas. Derecho de ocupación de las viviendas y tierras abandonadas. Locales de uso gratuito para la juventud. Enseñanza gratuita y democrática para todos y derogación de la LOU. Disolución de la enseñanza privada y eclesiástica. Separación de la Iglesia y el Estado, prohibición de subvencionar a ninguna confesión religiosa. Libertad de conciencia y práctica de culto sin discriminaciones.

    Comités por un Socorro Rojo Internacional

    -Madrid: Apdo. 15.220 MADRID - 28080 madridmer@msn.com

    -Araba: Apdo. 3.205 VITORIA - 01080 socorrorojoeh@yahoo.es

    -Bizkaia: sribizkaia@yahoo.es

    -Pontevedra: Apdo. 3276 VIGO - 36080 srixxi@yahoo.es

    -A Coruña: corunyasri@hotmail.com

    -Córdoba: Apdo. 2125 CORDOBA - 14080 socorrorojointer@yahoo.es

    -Sevilla: csrisev@yahoo.es

    -Barcelona: Apdo. 9322 BARCELONA - 08080 sricatalunya@yahoo.es

    -León: Apdo. 173 PONFERRADA - 24400 sribierzo@hotmail.com

    -Burgos: sriburgos@hotmail.com

    -Asturies: joaqinet@hotmail.com

    -Estado Francés: secoursrouge@free.fr

    -Italia: socorrorojoitalia@hotmail.com

    Puedes pedir "Programas" o información. Ayuda a distribuirlos y colabora en la creación y extensión de nuevos Comités en tu localidad. Distribuye las informaciones y denuncias en tu barrio, localidad o comarca.

    ¡ Ayuda y colabora con la solidaridad antifascista e internacionalista !



    Fuentepagina web

    carlos
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3019
    Reputación : 3421
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: PROYECTO DE PROGRAMA DEL SOCORRO ROJO INTERNACIONAL

    Mensaje por carlos el Jue Feb 18, 2010 5:08 pm

    ya lo subi yo hace un tiempo pero es cierto que aqui esta mejor

    Javier777
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 103
    Reputación : 108
    Fecha de inscripción : 25/03/2010

    Re: PROYECTO DE PROGRAMA DEL SOCORRO ROJO INTERNACIONAL

    Mensaje por Javier777 el Jue Abr 15, 2010 8:27 pm

    Como puedes ayudar y colaborar cuando si les mandas u e-mail ni se molestan en contestarte?

    carlos
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3019
    Reputación : 3421
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: PROYECTO DE PROGRAMA DEL SOCORRO ROJO INTERNACIONAL

    Mensaje por carlos el Jue Abr 15, 2010 9:37 pm

    enviaselos a todos los comités

    Javier777
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 103
    Reputación : 108
    Fecha de inscripción : 25/03/2010

    Re: PROYECTO DE PROGRAMA DEL SOCORRO ROJO INTERNACIONAL

    Mensaje por Javier777 el Jue Abr 15, 2010 9:44 pm

    Lo hare Carlos! Gracias

    aitortxu83
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 187
    Reputación : 219
    Fecha de inscripción : 12/05/2010
    Localización : Euskal Herria

    Re: PROYECTO DE PROGRAMA DEL SOCORRO ROJO INTERNACIONAL

    Mensaje por aitortxu83 el Miér Jun 08, 2011 1:28 am

    Una cosa muy importante, el SRI es ilegal en el Estado español??

    Porque creo que hay varios presos políticos de esta organización, es muy importantes...

    Un saludo.

    sego
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2126
    Reputación : 2760
    Fecha de inscripción : 24/01/2010

    Re: PROYECTO DE PROGRAMA DEL SOCORRO ROJO INTERNACIONAL

    Mensaje por sego el Miér Jun 08, 2011 3:21 pm

    Que yo sepa solo hay un preso del SRI.

    aitortxu83
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 187
    Reputación : 219
    Fecha de inscripción : 12/05/2010
    Localización : Euskal Herria

    Re: PROYECTO DE PROGRAMA DEL SOCORRO ROJO INTERNACIONAL

    Mensaje por aitortxu83 el Miér Jun 08, 2011 4:40 pm

    Si, es cierto que a día de hoy sólo hay un preso del SRI, pero a lo largo de los últimos años, ha habido muchos detenidos por petenecer al SRI, o por algo más, ya me entiendes...

    Es más conozco a una persona que ha sido detenida por ser del SRI, pero no se hasta que punto...

    Encima, el estado fascista español dejó bien claro que "TODO ES GRAPO" metiendo en la misma bolsa a los RAPO, al PCEr, al SRI, a las AFAPP..., es decir, lo mismo que "TODO ES ETA", Batasuna, gestoras pro amnistia, askatasuna, segi, etxerat...

    Por espo querría información de primera mano si es posible.

    Un saludo.

    sego
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2126
    Reputación : 2760
    Fecha de inscripción : 24/01/2010

    Re: PROYECTO DE PROGRAMA DEL SOCORRO ROJO INTERNACIONAL

    Mensaje por sego el Miér Jun 08, 2011 8:20 pm

    Ami,tambien me interesa el tema la verdad,en madrid en el rastro tienen un puesto.Si algun camarada se pasa por ahì.Quizas pueda tener un debate con ellos de la situacion del SRI.Sabeis sin en Granada organizan charlas o algo?

    Contenido patrocinado

    Re: PROYECTO DE PROGRAMA DEL SOCORRO ROJO INTERNACIONAL

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:04 pm


      Fecha y hora actual: Mar Dic 06, 2016 1:04 pm