Foro de debate, intercambio y opinión


Entrevista a Edgar Snow: La Vuelta a China en 8 Preguntas

javicho II
javicho II
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 660
Reputación : 933
Fecha de inscripción : 30/07/2010

Entrevista a Edgar Snow: La Vuelta a China en 8 Preguntas Empty Entrevista a Edgar Snow: La Vuelta a China en 8 Preguntas

Mensaje por javicho II el Vie Jul 20, 2012 5:44 pm

Entrevista a Edgar Snow


La vuelta a China en 8 preguntas
31/10/1971



Domingo del Pino Gutiérrez, PrelaVaud (Suiza). Prensa Latina


“He hablado durante cinco horas con el presidente Mao Tse Tung”.Edgar Snow, el norteamericano apacible y tranquilo que dice esto, debe estar por derrotar los setenta años. Escritor y periodista, llegó por primera vez a China en 1936, cuando tenía 22 años, en plena “Larga Marcha”, conoce desde entonces a Mao Tse Tung, Chou En Lai, y los principales dirigentes de la revolucion china. Ha recorrido China de norte a sur, de este a oeste y visitado regiones habitualmente cerradas a los occidentales.
Edgar Snow ha escrito libros inacabables sobre China. Una parte importante de su vida la ha dedicado a testimoniar de esa revolu-ción. Lo más importante de su obra intelectual está dedicado al pueblo chino. En 1937 escribió “Estrella Roja sobre China” donde relata sus años de convivencia con el ejército chino durante la Larga Marcha. “China en Marcha” habla de la construccion del socialismo, la estructura del poder, la familia y la sociedad en China.
Ahora acaba de regresar de un viaje que le retuvo mas de seis meses en China, y trabaja en un nuevo libro que actualiza la evolucion política y social de ese país en el último quinquenio. Ha sostenido largas conversaciones con los dirigentes chinos, y el propio Mao Tse Tung. “En el transcurso de la (última) conversación”, ha dicho en algun momento Edgar Snow, “Mao me expresó algunas consideraciones sobre las relaciones de China y los Estados Unidos de China y la Unión Soviética.“El presidente Mao”, afirma Snow quizás como síntesis de su viaje, “se ha declarado favorable a la apertura del diálogo con los representantes del gobierno norteamericano, al más alto nivel, sin excluir al propio presidente Nixon”.
Estas afirmaciones hicieron que Edgar Snow fuese durante unos días el centro de la atención de numerosas cancillerías y del De-partamento de Estado norteamericano. La diplomacia del ping pong estaba en marcha y sus palabras eran cuidadosamente estudiadas.
Edgar Snow reside en una sencilla casa situada en uno de los lugares apacibles qué aun quedan hoy en el mundo junto al lago Lemann, en el cantón suizo de Vaud donde transcurren tranquilamente sus días con su esposa y sus hijos. Ella asíste a nuestra conversación. En las paredes hay clavadas fotos de su esposo con Chou-En-Lai, Mao Tse Turg, entre campesinos y obreros chinos. Ambos conocen a la perfeccion el arte, tal vez oriental, de crear un clima agradable al visitante.

 
PL: En su escrito sobre su conversación con el Presidente Mao usted dijo que Nixon sería bien recibido como Presidente turista para discutir los problemas chino-norteamericanos. ¿No es eso una contradicción con la política declarada de China de establecer una clara distlnclon entre la amistad cera el pueblo orteamericano y tratar con el “imperialismo estadounidense”? ¿Cuales son los objetivos de China?

ES: A estas cuestiones, podría darle solo la opinión de una persona ajena al problema o referirme a los documentos chinos oficiales. No estoy calificado, ni autorizado hablar en nombre de nadie que no sea yo mismo. Bajo ese entendimiento puedo contestarle su pregunta diciendo que no veo ninguna contradicción irreconciliable entre el comentario del presidente Mao y la politica de establecer una clara distinción entre pueblos y gobiernos.
La explicación puede encontrarse en parte en las declaraciones hechas por el presidente Mao el 20 de mayo de 1970. Decía así: Las atrocidades fascistas de Nixon han encendido las llamas ardientes del movimiento de las masas revolucionarias en los Esta-dos Unidos. El pueblo chino apoya firmemente la lucha revolucionaria del pueblo norteamericano. La administracien Nixon está acosada por los problemas internos y externos, con un caos interno manifiesto, y un aislamiento extremo en la externo. El movimiento de protesta de las masas contra la agresor estadouni-dense en Camboya se ha extendido por todo el mundo.
El pueblo chino apoya firmemente al pueblo de los tres países indochinos y a otros países del mundo en su lucha revolucionaria contra el imperialismo estadounidense y sus lacayos. El peligro de una nueva guerra mundial existe y los pueblos de todos los paises deben prepararse. Pero la revolucion es el camino princi-pal del mundo hoy.
Ese convencimiento prevalece aún en Pekín. ¿Qué razon puede existir por la cual hoy, después que ha quedado demostrado el fracaso de la vietnamizacion en Laos, y con la retirada norteamericana de Vietnam reconociendo una derrota política mientras su retaguardia se hace cada día mas vulnerable a la destruccion clásica, qué razones pueden existir para suponer que Mao Tse Tung quiera ofrecer a Nixon términos más fáciles para una dis-tension? ¿No es más bien posible que esto ocurra a la inversa?
¿Fue acaso Mao quien dijo “me gustaría visitar Washington”, o Nixon quien afirmó que le gustaría visitar China antes de morir? Como usted sab, las vidas de los presidentes se ven a veces acortadas dramáticamente. Sería una descortesía si, en respuesta a los deseos expresos del señor Nixon, Mao Tse Tung no le contestase que no necesita esperar indefenidamente para ver a China. ¿Si Nixon dijera públicamente “me gustaría ver a Hanoi”, acaso Hanoi respondería: permanezca lejos de aquí ya sea como turista o como presidente? Su deseo formulado de visitar China es quizás actualmente lo más cerca que Nixon puede ir para ver a Hanoi.
Ahora hay quienes dicen que porque Mao ofrece estrechar la mano tendida por Nixon, está dispuesto a acomodarse a Wall Street y el Pentágono. Olvidan que Mao estrechó la mano de Chiang Kai-Shek para negociar en 1945, y estrechó también para conversar, la mano del embajador norteamericano Patrick Hurley. ¿A donde les llevó eso? También olvidan que John Foster Dulles se negó a estrechar la mano tendida de Chou En-Lai en la Conferencia de Ginebra, en donde Dulles no firmó el acuerdo garantizando la independencia de Indochina y la liberación de la ocupación armada extranjera. ¿Y que le hizo eso de bien a los Estados Unidos.
 
PL: ¿Por qué ha escogido China precisamente este momento para hacer una apertura hacia los Estados Unidos? 
ES: Como usted bien dijo, los dirigentes chinos distinguen netamente entre relaciones entre estados y relaciones entre pueblos, En lo que concierne a lo primero, China desea establecer y mantener relaciones sobre la base de los cinco principios de coexistencia, como resultado de las condiciones cambiantes en China, Vietnam, y los Estados Unidos, está madurando una nueva situación. Y el establecimiento de actitudes diplomáticas con Estados Unidos ha sido desde hace dos décadas el protectorado armado que ejerce Estados Unidos sobre la provincia china de Taiwan. La solución de esta cuestión ha sido siempre muy claramente separada de la ayuda China a Vietnam, una nación independiente, y de la disposición de China a enviar tropas para rechazar una invasión extranjera allí si los vietnamitas se lo pidiesen, lo cual no ha sido nunca el caso.
 
PL: Se dice que estos juegos de ping pong le han hecho perder a Nixon sus partidarios más reaccionarios, que ahora apoyan al vice-presidente Agnew como candidato para l972. ¿No ha criticado Agnew estos juegos como una importante victoria propagandistica de Pekín?

ES: Si, creo que Agnew dijo algo de eso. Sin embargo, sabe usted que el Comité Deportivo entre Pueblos (People to People Sports Committee) saludó la visita a China del equipo norteamericano de ping pong y auspicó la visita de un equipo chino a los EE.UU, y ha intentado ampliar los intercambios deportivos entre los dos países. ¿Por que es esto interesante? Porque el Comité Deportivo entre Pueblos está patrocinado por una lista de asesores diplomá-ticos encabezada por Spiro Agnew, que incluye también a Barry Goldwater, William P. Rogers, el fiscal general John Mitchell, Ronald Reagan, y otros destacados republicanos, pero no al presidente Nixon. Estas son noticias que con frecuencia pasan desapercibidas a la prensa, incluso de aquellos señores que estuvieron presentes en la conferencia de media noche de Agnew donde dijo las cosas que usted mencionaba.
 
PL: ¿Por qué busca China esta diplomacia pingpongnística con Estados Unidos, pero no invita a pingponistas soviéticos ¿Por qué no solucionan primero sus diferencias con la URSS?

ES: Con ping-pong o sin ping-pong ya existen relaciones estatales entre China y la URSS, y la Unión Soviética tiene ya negociadores en Pekin. Los problemas que subsisten entre ellos, como estados, están motivados principalmente por disputas con respecto a la definición de las fronteras, y la movilización de fuerzas soviéticas, según se dice, equipadas con armamento nuclear a lo largo de las fronteras de la URSS con China.. El primer ministro Chou En Lai me ha explicado en detalle exactamente por qué, desde el punto de vista chino, no ha sido posible ninguna solución. Según lo entiendo, China ha propuesto en repetidas ocasiones la retira-da técnica de fuerzas que están en lugares situados tan próximos y tan irregularmente como las dos puntas de una horqueta y Rusia ha rehusado hasta el presente.
Lo que no dijo el Premier chino, pero que vale la pena recordar, es sugerir que en muchas de estas zonas de peligro no hay población rusa, si se exceptuan las fuerzas armadas, de forma que una retirada debía dejar espacios relativamente vacíos frente a los campesinos chinos. Por su parte los rusos, se dice, están haciendo grandes esfuerzos para llenar esos espacíos vacios, pero no es fácil encontrar campesinos voluntarios.
 
PL: Durante su estancia en China, le hablaron alguna vez los dirigentes chinos de una esperanza de distensión con la URSS? 

ES: Tanto en el caso de la URSS como en el de Estados Unidos, los dirigentes chinos dicen que buscan amigos en los pueblos. Cuando Mao Tse Tung dice que los dirigentes rusos desprecian a los chinos no se refiere al pueblo soviético. En China es bien recibido el entendimiento con todos aquellos que, en la terminología de Pekin, se oponen a la agresión norteamericana y al imperialismo por un lado y al social-imperialismo soviético por otro.
Los dirigentes chinos me expresaron esperanzas y la creencia de que los problemas interestatales con la URSS se resolverán pacíficamente. Mientras tanto no tienen la intención de dejar la iniciativa en las decisiones mundiales exclusivamente en las manos de dos superpotencias, especialmente aquellas decisiones que afectan las relaciones futuras de China con los estados vecinos tales como Indochina, Corea y, ciertamente no menos importante, en lo que concierne a un Japón que se rearma rapidamente.
En cuanto a la detente ideológica con Moscú, aún no hay indicios, que yo sepa, de que los dirigentes soviéticos la deseen excepto en sus propios términos. Probablemente Mao nunca llevará a China a un entendimiento con una dirección ideológica que podría, por ejemplo, supeditarlo a condiciones tales como las impuestas a Checoslovaquia.
 
PL: ¿Significa la nueva actitud de China con respecto a los Esta-dos Unidos un mejoramiento de las relaciones chino-niponas? Los japoneses parecen creer que la actitud China hacia Japón se endurecerá aún más..

ES: Ciertamente, este es uno de les momentos criticos de decisión para Japón. Dudo que el señor Sato tenga la intención de dejar a Estados Unidos, ni a nadie, que interrumpa las prometedoras relaciones comerciales con China. Pero el comercio de Japón con Taiwan también es considerable. Un terrible dilema. ¿Quien puede asegurár que el Primer Ministro Sato no esté buscando una cita en Pekin?

PL: ¿Cual es la actitud del pueblo chino con respecto a la recien-te evolución de la política exterior china?

ES: No puedo hablar en nombre del pueblo chino. Los que conozo comprenden que es necesaria una transición de la politica exterior para que China pueda cumplir su papel en los asuntos mundiales, particularmente para acelerar la retirada completa de fuerzas armadas extranjeras del Sudeste Asiático, y en general con fe en el punto de vista del Presidente Mao de que el peligro de una nueva guerra mundial existe, y que la revolución es el camino principal de hoy.
 
PL: ¿Cuál es su impresión general del estado de la nación China, después de sus meses de permanencia en ese país? 

ES: La economía rural china me parece en mejor forma que en cualquier otro tiempo, desde la fundación de la República Popular. La economía industrial se ha rehecho de las pérdidas de 1967-1968 y está ahora en un moderado salto hacia adelante. La reconstitución politica y cultural del país está aún en proceso de transición hacia una solucion china de los problemas de la edificación de una sociedad proletaria. En lo importante, China está muy lejos de haber encontrado soluciones satisfactorias a todos sus problemas. Sus dirigentes me dijeron que tecnológicamente China es todavía un país relativamente atrasado.


http://www.politica-china.org/nova.php?id=74&clase=34&lg=gal

    Fecha y hora actual: Mar Nov 12, 2019 7:47 am