"El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes

avatar
pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9583
Reputación : 18561
Fecha de inscripción : 31/05/2010

"El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes Empty "El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes

Mensaje por pedrocasca el Dom Jul 15, 2012 3:03 pm

El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias

texto publicado en el blog chileno Disidente del Capitalismo en julio de 2012

Juan José Morato, historiador socialista y obrero tipógrafo de profesión como Pablo Iglesias y José Mesa, lanzó en 1918 su libro “El Partido Socialista Obrero”, el cual explicaba los orígenes y los objetivos del PSOE de manera magistral (aunque algunas interpretaciones pueden ser discutidas), es así como cuenta la historia de la fundación de que será un partido esencial dentro del ámbito hispanohablante para la difusión de las ideas socialistas marxistas:

“El día 2 de Mayo de 1.879 se congregaron en banquete de Fraternidad Internacional los hombres del núcleo madrileño, y en reunión celebrada allí mismo —en una fonda de la calle de Tetuán— se acordó dar por constituido en Madrid el Partido, trasladar esta resolución a los amigos de Guadalajara y Barcelona y nombrar una Comisión que redactase el programa y formulara una organización, que permanecería secreta hasta que variasen las circunstancias políticas, y una reunión o un Congreso la ratificara o enmendase.
Esta Comisión convocaría a junta cuando hubiera concluido su trabajo.
Los nombrados fueron Pablo Iglesias, Victoriano Calderón (tipógrafo procedente de la Internacional), Alejandro Ocina (ex tipógrafo, de la Internacional también), Gonzalo Zubiaurre y Jaime Vera (médicos los dos).
La asamblea se efectuó el 20 de Julio siguiente en una taberna de la calle de la Visitación. Iglesias dio cuenta de los trabajos realizados y también de que en ellos no había podido tomar parte Jaime Vera por encontrarse fuera de Madrid.
El programa redactado constaba de una parte fija e invariable, que era el ideal pleno, y de otra susceptible de ser modificada en todo momento y como aconsejaran la experiencia y las mudanzas de los tiempos.
La organización sería secreta hasta que llegasen días mejores, y, por tanto, en ella sólo podrían entrar hombres de confianza. Esto vino a decir en concreto Iglesias”.

Juan José Morato recoge la primera formulación del programa del Partido Socialista Obrero Español como sigue y Morato reconoce la pluma de Pablo Iglesias, del cual fue un cercano colaborador:

"Considerando que la actual Sociedad tiene tan solo por fundamento el antagonismo de clases; que éste ha alcanzado en nuestros días el mayor grado de desarrollo, como bien claro lo revela el cada vez más reducido número de los inmensamente ricos y el siempre creciente de los inmensamente pobres; que la explotación que ejercen aquéllos sobre éstos es debida únicamente a la posesión por los primeros de la tierra, máquinas y demás instrumentos de trabajo; que dicha posesión está garantizada por el Poder político, hoy en manos de la clase explotadora, es decir, de la clase media.

Por otra parte: Considerando que la necesidad, la razón y la justicia exigen que el antagonismo entre una y otra clase desaparezca, reformando o destruyendo un estado social que tiene sumidos en la más espantosa miseria a los que emplean toda su vida en producir la riqueza que poseen los que en muy poco o nada son útiles a la sociedad; que esto no se puede conseguir más que de un solo modo, aboliendo las clases y con ellas los privilegios y las injusticias que actualmente reinan, y creando en su lugar colectividades obreras unidas entre sí por la reciprocidad y el interés común; que la transformación de la propiedad individual en propiedad social o de la sociedad entera es la base firme y segura en que ha de descansar la emancipación de los trabajadores; que la poderosa palanca con que éstos han de remover y destruir los obstáculos que a dicha transformación de la propiedad se opongan ha de ser el Poder político, del cual se vale la clase media para impedir la reivindicación de nuestros derechos.

Por todas estas razones, el Partido Socialista Obrero español declara que su aspiración es: Abolición de clases, o sea emancipación completa de los trabajadores. — Transformación de la propiedad individual en propiedad social o de la sociedad entera. — Posesión del Poder político por la clase trabajadora.

Y como medio de acercarnos a la realización de este ideal, los siguientes: Libertades políticas. — Derecho de coalición o legalidad de las huelgas. — Reducción de las horas de trabajo. — Prohibición del trabajo de los niños menores de nueve años, y de todo trabajo poco higiénico o contrario a las buenas costumbres para las mujeres. — Leyes protectoras de la vida y de la salud de los trabajadores y creación de Comisiones de vigilancia, elegidas por los obreros, que visitarán las habitaciones en que éstos viven, las minas, las fábricas y los talleres. — Protección a las Cajas de socorros mutuos y pensiones a inválidos del trabajo. — Reglamentación del trabajo de las prisiones. — Creación de escuelas gratuitas para la primera enseñanza y de escuelas profesionales, en cuyos establecimientos la instrucción y la educación serán laicas. — Justicia gratuita y Jurado para todos los delitos. — Servicio de las armas obligatorio y universal y milicia popular. — Reforma de las leyes de enjuiciamiento y desahucio y de todas aquellas que tiendan directamente a lesionar los intereses de la clase trabajadora. — Adquisición por el Estado de todos los medios de transporte y circulación, así como de las minas, bosques, etc., etc. y concesión de los servicios de estas propiedades a todas las Asociaciones obreras constituidas o que se constituyan al efecto. — Y todos aquellos medios que el Partido Socialista Obrero español acuerde, según las necesidades de los tiempos."

El programa, que fue también revisado y discutido en España, fue enviado a Londres y revisado por los mismísimos Karl Marx y Friedrich Engels quienes sin duda le hicieron correcciones a varios puntos deficientes como la expresión “clase media” para referirse a la burguesía.

Morato dice que quien probablemente se lo llevó personalmente a los grandes fundadores del Materialismo Histórico y del Socialismo Científico fue José Mesa, antiguo obrero tipógrafo al igual que Pablo Iglesias y el propio Morato.

Luego de las revisiones de Marx y Engels fue presentado en condiciones que no especifica Morato la redacción definitiva, que es recogida por Morato y versa de la siguiente manera:

"Considerando: Que esta sociedad es injusta porque divide a sus miembros en dos clases desiguales y antagónicas: una, la Burguesía, que, poseyendo los instrumentos de trabajo, es la clase dominante; otra, el Proletariado, que, no poseyendo más que su fuerza vital, es la clase dominada;Que la sujeción económica del Proletariado es la causa primera de la esclavitud en todas sus formas: la miseria social, el envilecimiento intelectual y la dependencia política;

Que los privilegios de la Burguesía están garantizados por el Poder político, del cual se vale para dominar al Proletariado.
Por otra parte:
Considerando que la necesidad, la razón y la justicia exigen que la desigualdad y el antagonismo entre una y otra clase desaparezcan, reformando o destruyendo el estado social que las produce;
Que esto no puede conseguirse sino de un modo: transformando la propiedad individual o corporativa de los instrumentos del trabajo en propiedad común de la sociedad entera;
Que el arma más poderosa con que el Proletariado ha de destruir los obstáculos que a la transformación de la propiedad se opongan ha de ser el Poder político, del cual se vale la Burguesía para impedir la reivindicación de nuestras derechos.
Por todas estas razones, el Partido Socialista declara que tiene por aspiración:

1º. La posesión del Poder político por la clase trabajadora.
2º. La transformación de la propiedad individual o corporativa de los instrumentos de trabajo en propiedad común de la nación.
3º. La constitución de la sociedad sobre la base de la federación económica, de la organización científica del trabajo y de la enseñanza integral para todos los individuos de ambos sexos.

Creemos que el Estado obrero no debe ser otra cosa que una delegación para la administración de los intereses sociales, sin facultades arbitrarias; responsable y revocable en todo tiempo y lugar. El trabajo debe organizarse de modo que, siendo los instrumentos propiedad común de la sociedad entera, sean usufructuados por las colectividades obreras que los hagan directamente producir, y esto mediante un triple contrato que garantice a la sociedad el uso científico de dichos instrumentos y su renovación, impida el monopolio corporativo y garantice a cada trabajador el producto total de su trabajo, deducidos los gastos generales. La enseñanza debe ser integral para todos los individuos de ambos sexos en todos los grados de la ciencia, de la industria y de las artes, a fin de que desaparezcan las desigualdades intelectuales, en su mayor parte ficticias, y que los efectos destructores que la división del trabajo produce en la inteligencia de los obreros, no vuelvan a reproducirse.

En suma: el ideal del Partido Socialista es la completa emancipación de la clase trabajadora. Es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores, dueños del fruto de su trabajo, libres, iguales, honrados e inteligentes.

El Partido Socialista considera como medios de inmediata aplicación y eficaces para preparar la realización de sus aspiraciones los siguientes: Derechos de Asociación, de Reunión, de Petición, de Manifestación, de Coalición. —Libertad de la Prensa. — Sufragio universal. — Seguridad individual. — Inviolabilidad de la correspondencia y del domicilio. — Abolición de la pena de muerte. — Un solo fuero. — Justicia gratuita. — Jurado para toda clase de delitos. — Milicia popular. — En tanto que el Ejército subsista, servicio general y obligatorio. — Reducción de las horas de trabajo. — Prohibición del trabajo de los niños en las condiciones en que hoy se verifica. — Prohibición del trabajo de las mujeres cuando éste sea poco higiénico o contrario a las buenas costumbres. — Leyes protectoras de la vida y de la salud de los trabajadores. — Creación de Comisiones de vigilancia, elegidas por los obreros, para inspeccionar las habitaciones en que éstos vivan, las minas, fábricas, talleres y demás centros de producción. — Responsabilidad pecuniaria de los dueños de cualquier industria en materia de accidentes del trabajo. — Protección a las Cajas de socorro y pensiones a los inválidos del trabajo. — Reglamentación del trabajo de las prisiones. — Creación de escuelas profesionales y de primera y segunda enseñanza gratuita y laica. — Reforma de las leyes de inquilinato y desahucio y de todas aquellas que tiendan directamente a lesionar los intereses de la clase trabajadora. — Adquisición por el Estado de todos los medios de transporte y circulación, así como de las minas, bosques, etc., etc., y concesión del trabajo de estas propiedades a las Asociaciones obreras constituidas o que se constituyan al efecto. — Y todas aquellas reformas que el Partido Socialista acuerde, según las necesidades de los tiempos."

Esta redacción es especialmente más larga que la versión que se ofrecerá en el primer número del célebre “EL SOCIALISTA Órgano del Partido Obrero” correspondiente al 12 de marzo de 1886. La versión está seguida por el comentario titulado “El Programa de Nuestro Partido” y que en definitiva son los lúcidos y detallados comentarios al programa máximo del PSOE de la mano de don Pablo Iglesias y que se extenderán por los primeros ocho números de EL SOCIALISTA, finalizando con el Nº 8 del 30 de abril de 1886. Con correcciones y adiciones, estos comentarios serán reeditados varias veces, en 1910 fue editado con el nombre de “El Programa Socialista. Comentarios”. “El Socialista” será tan célebre que en Chile el diario órgano del POS fundado por el gran dirigente obrero Luis Emilio Recabarren se llamará también “El Socialista”, y es que desde las páginas del “Órgano del Partido Obrero” de España realizarán una gran labor de traducción y divulgación de las obras de los más destacados dirigentes socialistas, incluyendo la edición de “El Manifiesto Comunista” en sus páginas en 1886.

En esos tiempos entre los partidos socialistas marxistas era común que el programa se dividiera en el Programa Máximo y en el Programa Mínimo (así también sucedió con el programa del Partido Obrero Socialista de Chile fundado por Luis Emilio Recabarren en 1912). En el primero estaban los objetivos que perseguía el partido y que apuntaban al socialismo, y en el segundo las reivindicaciones políticas y económicas al corto plazo y que eran variables en el tiempo (por eso era el programa mínimo).

La formulación del Programa del PSOE en 1886 en el primer número de El Socialista dice así:

“Considerando:
Que esta sociedad es injusta porque divide a sus miembros en dos clases desiguales y antagónicas: una, la burguesía, que, poseyendo los instrumentos de trabajo, es la clase dominante; otra, el Proletariado, que, no poseyendo más que su fuerza vital, es la clase dominada;
Que la sujeción económica del Proletariado es la causa primera de la esclavitud en todas sus formas: la miseria social, el envilecimiento intelectual y la dependencia política;
Que los privilegios de la burguesía están garantizados por el poder político, del cual se vale para dominar al Proletariado.
Por otra parte:
Considerando que la necesidad, la razón y la justicia exigen que la desigualdad y el antagonismo entre una y otra clase desaparezcan, reformando o destruyendo el estado social que las produce;
Que esto no puede conseguirse sino de un modo: transformando la propiedad individual o corporativa de los instrumentos del trabajo en propiedad común de la sociedad entera;
Que la poderosa palanca con que el Proletariado ha de destruir los obstáculos que a la transformación de la propiedad se opongan ha de ser el poder político, del cual se vale la burguesía para impedir la reivindicación de nuestros derechos:
Por todas estas razones, el Partido Socialista declara que tiene por aspiración:
1º. La posesión del poder político por la clase trabajadora.
2º. La transformación de la propiedad individual o corporativa de los instrumentos de trabajo en propiedad común de la nación.
3º. La constitución de la sociedad sobre la base de la federación económica, de la organización científica del trabajo y de la enseñanza integral para todos los individuos de uno u otro sexo.
En suma: el ideal del Partido Socialista es la completa emancipación de la clase trabajadora. Es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores, dueños del fruto de su trabajo, libres, iguales, honrados e inteligentes.
El Partido Socialista considera como medios inmediatos para realizar su aspiración, los siguientes:
Derechos de Asociación, de Reunión, de Petición, de Manifestación, de Coalición. —Libertad de la Prensa. — Sufragio universal. — Seguridad individual. — Inviolabilidad de la correspondencia y del domicilio. — Abolición de la pena de muerte. — Un solo fuero. — Justicia gratuita. — Jurado para toda clase de delitos. — Milicia popular. — En tanto que el Ejército subsista, servicio general y obligatorio. — Reducción de las horas de trabajo. — Prohibición del trabajo de los niños en las condiciones en que hoy se verifica. — Prohibición del trabajo de las mujeres cuando éste sea poco higiénico o contrario a las buenas costumbres. — Leyes protectoras de la vida y de la salud de los trabajadores. — Creación de Comisiones de vigilancia, elegidas por los obreros, para inspeccionar las habitaciones en que éstos vivan, las minas, fábricas, talleres y demás centros de producción. — Responsabilidad pecuniaria de los dueños de cualquier industria en materia de accidentes del trabajo. — Protección a las Cajas de socorro y pensiones a los inválidos del trabajo. — Reglamentación del trabajo de las prisiones. — Creación de escuelas profesionales y de primera y segunda enseñanza gratuita y laica. — Reforma de las leyes de inquilinato y desahucio y de todas aquellas que tiendan directamente a lesionar los intereses de la clase trabajadora. — Adquisición por el Estado de todos los medios de transporte y circulación, así como de las minas, bosques, etc., etc., y concesión del trabajo de estas propiedades a las Asociaciones obreras constituidas o que se constituyan al efecto. — Supresión del presupuesto del clero y confiscación de sus bienes. — Y todas aquellas reformas que el Partido Socialista acuerde, según las necesidades de los tiempos”

Sorprende lo sintético, conciso y directo que es el programa, al cual los socialistas españoles tratarán de no cambiar la formulación al Programa máximo que termina con la célebre fórmula “en suma: el ideal del Partido Socialista es la completa emancipación de la clase trabajadora. Es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores, dueños del fruto de su trabajo, libres, iguales, honrados e inteligentes”. El programa máximo del cual los socialistas españoles anteriores a la nefasta presidencia del agente del SPD alemán y delfín del colaboracionista de la CIA Willy Brandt, me refiero a Felipe González, se sentían tan orgullosos por haber sido revisado directamente por Marx y Engels será aún en el XXVII Congreso del PSOE en noviembre de 1976 considerado como su texto fundamental. El texto del XXVII Congreso del PSOE es interesantísimo, pues es previo a la presidencia de Felipe González que transformará al casi centenario partido marxista en un instrumento de dominación capitalista, todo bajo el visto bueno de la Friedrich-Ebert-Stiftung, del SPD alemán y de la infaltable CIA.

Dicen en esta declaración política del XXVII Congreso algo que es impensable en el actual PSOE social-liberal y corrupto (los extractos son míos):

“1°- El PSOE tiene un texto fundamental: su programa máximo que por seguir totalmente vigente, constituye la base de todo nuestro pensamiento y acción, y debe ser un elemento esencial en la divulgación de lo que es nuestro Partido. Pero parece conveniente para facilitar, precisamente, dicha divulgación el concretar ideas claras de dicho texto en una serie de explicaciones claras y accesibles.
2°- El PSOE, se define como Socialista, porque su programa y su acción van encaminados a la superación del modo de producción capitalista, mediante la toma del poder político y económico y la socialización de los medios de producción: distribución y cambio por la clase trabajadora. Entendemos el socialismo como un fin y como el proceso que conduce a dicho fin, y nuestros: idearios nos llevan a rechazar cualquier camino de acomodación al capitalismo, o su simple reforma.
4°- El PSOE reafirma su carácter de Partido de Clase, y, por lo tanto, de masas, marxista y democrático.
Somos un partido de clase, en cuanto aprendemos y luchamos por el proyecto histórico de la Clase Obrera: la desaparición de la explotación del hombre por el hombre y la construcción de una sociedad sin clases”.

Hoy los únicos dentro del PSOE que se atreven a reivindicar el programa máximo y los valores de Pablo Iglesias, el gran luchador marxista español y fundador del PSOE, son los del sector denominado “Izquierda Socialista”, más socialdemócrata que marxista, con algunos miembros entristas desde el trotskismo, pero al menos hay que reconocerles que ante el Pablo Iglesias "liberal" del PSOE mayoritario, ellos reivindican el Pablo Iglesias marxista que no buscaba administrar el capitalismo, sino lograr el socialismo mediante la abolición de la propiedad privada sobre los medios de producción y el fin de la lucha de clases, no mediante su armonización, sino mediante la desaparición de las clases antagónicas, objetivos que para un Felipe González, un Rodríguez Zapatero, un Javier Solana o un Rubalcaba no son más que antiguallas ideológicas de tiempos prehistóricos, pues lo que el PSOE mayoritario busca es lo mismo que los demás socialdemócratas del mundo: poder y dinero, sin mover ni cuestionar por un momento el capitalismo contra el que tanto lucharon Pablo Iglesias, José Mesa, Largo Caballero, sus amigos en Francia Paul Lafargue, Jules Guesde y Gabriel Deville, y los maestros comunes a todos ellos: Karl Marx y Friedrich Engels.

Fuentes:

-Juan José Morato. El Partido Socialista Obrero. 1918. (edición digital en pdf)
se accede en el link:
http://saavedrafajardo.um.es/WEB/archivos/LIBROS/Libro0789.pdf

-El Socialista. Órgano del Partido Obrero. Nº 1, 12 de marzo de 1886 (edición digital fundación Pablo Iglesias, pdf)
se accede en el link: (se recomienda descargarlo)
http://granada.intecna.es/fundacionpabloiglesias/fpi/visualizar_descargar_doc.jsp?directorio=Hemeroteca&nom_documento=http://www.fpabloiglesias.es/fundacionpabloiglesias/archivo/Hemeroteca/ElSocialista/1886/3-1886/1.pdf&emergente=true

-Resolución Política del XXVII Congreso del PSOE
se accede en el link:
http://www.nuso.org/upload/articulos/297_1.pdf



Última edición por pedrocasca el Dom Ago 05, 2012 6:36 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado

"El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes Empty Re: "El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes

Mensaje por Invitado el Dom Ago 05, 2012 1:50 pm

Es interesante que el PSOE por aquellos momentos recoga el verdadero ideario socialista-comunista. Si levantaran la cabeza los dirigentes y fundadores del PSOE, y vieran en lo que se ha convertido su añorado partido, los fusilarían.
Ludobique
Ludobique
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 137
Reputación : 141
Fecha de inscripción : 15/11/2011

"El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes Empty Re: "El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes

Mensaje por Ludobique el Dom Ago 05, 2012 2:46 pm

Pablo Iglesias se encargaría personalmente de guillotinar a todos y cada uno de los miembros del PSOE por hacer tal atrocidad: convertir un partido revolucionario, en un partido neoliberal.
eurocomunista_republicano
eurocomunista_republicano
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 12
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 29/12/2012

"El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes Empty Re: "El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes

Mensaje por eurocomunista_republicano el Dom Feb 24, 2013 8:22 pm

Si Pablo iglesias se levantara de la tumba:
1:Se morirá del susto al ver al PSOE
2:Mataría a los dirigentes del PSOE y lo convertiría en un partido verdaderamente izquierdista
3:Haría otro partido verdaderamente socialista
succo
succo
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 694
Reputación : 795
Fecha de inscripción : 31/12/2010
Edad : 40
Localización : Andalucia

"El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes Empty Re: "El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes

Mensaje por succo el Vie Ene 03, 2014 5:42 pm

Si Pablo Iglesia levantara la cabeza reconocería la escisión del PCE y aceptaría el leninismo de la Tercera Internacional. No olvidemos que Pablo Iglesias murió mucho después de escindirse el PCE por la Tercera Internacional y la postura del PSOE fue continuista e incluso apoyó la dictadura de primo de Ribera.

Contenido patrocinado

"El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes Empty Re: "El Programa del PSOE en tiempos de Pablo Iglesias" - texto publicado en el blog chileno "Disidente del Capitalismo" en 2012 - Interesantes links de descarga en las Fuentes

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Dom Ene 26, 2020 8:48 am