José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Comparte

    Platon
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2355
    Reputación : 3479
    Fecha de inscripción : 06/02/2012

    José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Mensaje por Platon el Dom Jun 17, 2012 7:14 pm


    La semana pasada en la temporada 5 de Filosofía aquí y ahora, Feinmann aborda el tema de Las revoluciones del Siglo XX. En su primer capitulo aborda la revolución francesa, citando de memoria ciertos esbozos pero no nos centraremos en este capitulo.

    En el segundo capitulo, La revolución y la autoridad, cita ciertas frases del folleto de Engels titulado De la autoridad (de memoria, como de costumbre), pero "rellena" el capitulo con conclusiones propias, en donde se nota claramente que su subjetivismo lo supera. Algunas de ellas:

    "Una revolución se hace para sacar a un Partido del Poder y poner a otro"

    "Para Engels el modelo de la revolución es la Revolución Francesa"

    "En el Corpus teórico marxista la violencia es fundamental. De aquí que el marxismo se lleva muy mal con la idea de 'democracia'. De aquí que todos los marxismos del Siglo XX no hayan sido en absoluto democráticos porque están desde el comienzo negando la idea de la 'democracia'...esa es la posición de Engels, es la posición del marxista y es también la causa fundamental por la cual los marxismos del Siglo XX terminaron TODOS (elevando el tono) en dictaduras, mas o menos, feroces.

    Las conclusiones plagadas de subjetivismo y los análisis superficiales de hechos históricos continúan en el capitulo Proletariado, conciencia de clase y vanguardia, en donde habla de Lenin y de la revolución rusa:

    "La revolución rusa esta definida para nosotros a partir de su etapa leninista (???)."

    "El problema que tiene Lenin, que es el tuvo Mariano Moreno (???), es que Lenin no tiene proletariado industrial."

    "En su libro ¿Qué hacer?, Lenin, tiene algunas ideas que llevaron a puntos muy equivocados."

    "Lenin resuelve a que la 'etapa burguesa' (creo se referirá a la capitalista) no es necesaria atravesarla. No confiá en el desarrollo de la burguesía, 'hay que eliminar la etapa burguesa' decía."

    "No puede haber dictadura del proletariado en Rusia porque no había proletariado. La dictadura del proletariado va ser la dictadura de ese grupo que posee la ideología del proletariado."

    Después ya suelta innumerables cantidad de falacias que se me hace imposible transcribirlas.

    En fin, acá pueden ver y descargar el episodio completo y sacar sus propias conclusiones de este filosofo de poca monta.

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6891
    Reputación : 7310
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Mensaje por Razion el Dom Jun 17, 2012 8:02 pm

    Bien propio de Feinmann que tiene esa visión negativa del comunismo, siendo que en otras ocasiones rescata a Marx, pero en función de su planteamiento de defensa del modelo nac & pop (el de Perón, porque el Kirchnerismo pasa por otro lado).

    "El problema que tiene Lenin, que es el tuvo Mariano Moreno (???), es que Lenin no tiene proletariado industrial."
    Mariano Moreno representaba la vanguardia revolucionaria jacobina en el Río de la Plata, Feinmann se encarga de atacarlo en otras oportunidades, y lo compara con Lenin en esas mismas. El papel de la vanguardia revolucionaria, o de los radicalismos maximalistas le molestan según lo que deja entrever.

    Domingo, 18 de abril de 2010
    Cómo se conquistó el pacto neocolonial

    Por José Pablo Feinmann

    Alguien tan inteligente como el marxista peruano José Carlos Mariátegui –un marxista como no hemos tenido ni uno aquí salvo Milcíades Peña, pero mucho después– jamás consideró que humillaba a su patria (Perú) ni a la entera América latina por considerar que: “Enfocada sobre el plano de la historia mundial, la independencia sudamericana se presenta decidida por las necesidades del desarrollo de la civilización occidental o, mejor dicho, capitalista” (José Carlos Mariátegui, Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana, Ediciones El Andariego, Buenos Aires, 2005, p. 16). Y añade: “Mr. Canning, traductor y ejecutor fiel del interés de Inglaterra, consagraba (...) el derecho de estos pueblos a separarse de España y, anexamente, a organizarse republicana y democráticamente. A Mr. Canning, de otro lado, se habían adelantado prácticamente los banqueros de Londres que, con sus préstamos –no por usurarios menos oportunos y eficaces–, habían financiado la fundación de las nuevas repúblicas” (Ibid., p. 17). Pero hay quienes afirman que la Revolución de Mayo (a diferencia de las otras de América) tomó el espíritu de las Juntas populares españoles que luchaban contra la España absolutista, hasta 1810. Luego los ejércitos de Bonaparte las borraron del mapa. Pero la Junta de Buenos Aires sería hija de ese espíritu que encarnaron las Juntas Populares. Incluso se llega a afirmar que Cornelio Saavedra (que es el villano de nuestra revolución) no se proponía, como Moreno y sus compañeros: que eran básicamente dos, Castelli y Belgrano, cambiar el orden social establecido, sino cambiar simplemente de virrey. Corrijamos esto: no se puede comparar a las Juntas Populares de la España rebelde, popular y antibonapartista con la mera, individual, Junta de Mayo, que proponía un Ejecutivo mínimo y quedó descalabrada no bien ese Ejecutivo se amplió. Por otra parte, la Junta de Mayo nunca fue popular ni tenía cómo serlo. Moreno, que deseaba ser Robespierre, carecía de una burguesía revolucionaria. Tenía a unos tenderos, a unos mercaderes del puerto que deseaban importar mercancías del exterior e introducirlas en el país. Y a unos terratenientes que buscaban mercados externos donde vender su trigo y sus vacas. De aquí que estuvieran en contra de España. Sólo porque no querían esclavizarse a un mercado único, sino vender a otros. Sobre todo al resto de Europa, que era, para ellos, la verdadera Europa. San Martín llega al país en una nave que lleva por nombre George Canning. Los brillantes intelectuales de la generación del ’37 proponen cambiar el español por el francés. Sarmiento en Recuerdos de provincia, escribe que 500 años de dominio “terrífico” de la Inquisición se teme que hayan achicado el cerebro español. En sus Viajes: “He estado en Europa y España”. Todo está claro: las revoluciones de América del Sur tuvieron como objeto salir del dominio español (algo que lograron con batallas tan heroicas como las de Maipú y Ayacucho) y tener la libertad de formar parte del desarrollo del occidente capitalista. Cito (para que no se enojen sólo conmigo los que imaginan a un Moreno y a un Castelli prefigurando a un Ernesto Guevara) a Milcíades Peña: “La llamada ‘revolución’ tuvo un carácter esencialmente político. Lo que Mariátegui observó en Perú vale para toda América latina: La revolución no representó el advenimiento de una nueva clase dirigente, no correspondió a una transformación de la estructura económica y social” (Milcíades Peña, Antes de Mayo, Ediciones Fichas, 1970, p. 76). Alberdi, José Luis Busaniche, el entrañable y riguroso Salvador Ferla, el biógrafo de Moreno Boleslao Lewin y muchos otros.

    Pero deseo agregar un par de elementos fundamentales. Dejo de lado los pasajes del Plan de Operaciones en que Moreno sugiere entregar la isla de Martín García a Inglaterra para que nos proteja o sus exultaciones sanguinarias (típicamente jacobinas) o sus elogios a la delación. Vamos a otra cosa. Moreno no tenía lo que tuvo Robespierre: una burguesía revolucionaria. Por consiguiente, todas sus brillantes ideas revolucionarias (la expropiación de las grandes fortunas, por citar una) giraban en el vacío. Tampoco era heredero de las Juntas españolas porque su Junta era una y no tenía arraigo popular. Esta figura que dibuja Moreno (la del ideólogo revolucionario sin clase social que en que apoyarse) será también la de Lenin: el revolucionario socialista sin proletariado urbano. Lenin tenía un problema muy simple: si quería hacer la revolución siguiendo las indicaciones de El Capital tenía que esperar 50 años. Que la burguesía se desarrollara y diera origen al proletariado revolucionario. Jamás. Ideó la teoría de la vanguardia. Una élite de intelectuales (que conocían las leyes del desarrollo histórico) formarían un partido de vanguardia y entregarían al proletariado la “ideología revolucionaria” evitando así el pasaje por la etapa capitalista. Esa sería la “dictadura del proletariado”, pero dirigida por una vanguardia que ejercería una tutela ideológica sobre ese proletariado modelando su conciencia revolucionaria y ahorrándole el pasaje por el infierno de la etapa capitalista. Todo esto tenía que terminar mal. El Partido de Vanguardia se convierte en Partido de la Burocracia. La teoría revolucionaria en dogma. El Partido elige a un líder. El líder se transforma en dictador y da inicio a la etapa del culto a la personalidad. Lenin no vio esto porque se había muerto, pero el diagrama le pertenece. Moreno razonaba de un modo similar. No tenemos una clase social que nos apoye. No importa: la vanguardia hará la revolución. Escribe en el Plan de Operaciones: “Los pueblos nunca saben, ni ven, sino lo que se les enseña y muestra, ni oyen más que lo que se les dice” (La cita está en Filosofía y Nación, difícil de conseguir en estos momentos pero en breve saldrá una edición nueva). Esta frase la ha dicho el numen, la deidad inaugural del periodismo argentino. Hoy, más que nunca, nuestro periodismo cree en ella y trata de ejercerla. (Cada vez, creo, con menos eficacia: las reiteraciones terminan por volverse cruelmente en contra de los reiteradores ante el aburrimiento de los que las reciben pasivamente hasta que advierten que si “mil repeticiones hacen una verdad”, como decía Goebbels, dos mil despiertan la sospecha del engaño.) Pero la ausencia de masas en su proyecto, la ausencia de una clase social poderosa que lo apoye determina su derrota. Cuando escribí el capítulo sobre La Razón Iluminista y la Revolución de Mayo en Filosofía y Nación corría el año 1975. Día a día, en medio de un reflujo de masas más que evidente, la Orga de los Montoneros se había trenzado en una lucha a muerte con las bandas de la Triple A. Fue escrito contra la práctica vanguardista y fierrera de los montos. Ese fue el disparador. Me apoyé centralmente en Ferla, pero esperaba –si en algún momento retornaba la posibilidad de discutir estos temas– exhibirle al vanguardismo montonero sus similitudes con la soberbia morenista. Me dediqué entonces a garabatear algunas consignas morenistas inspiradas en las de la Orga de Firmenich y los suyos. Algunas –además de divertidas– son seriamente conceptuales: Que se sepa/ Que se sepa/ Castelli se curó/ pa’ decirle a los gorilas/ la puta que los parió. O también: ¡Guillotina! ¡Guillotina!/ Para los hijos de puta/ que vendieron la Argentina. O si no: Con Moreno en el alma/ Castelli en el corazón/ Haremos de l’Argentina/ La gran patria jacobina. O por qué no: Si Moreno viviera/ Sería conducción/ Sería lucha armada/ Para la liberación. Aunque: ¿le cedería Firmenich la conducción a Moreno? Una más: Mayo argentino/ Mayo morenero/ Mayo argentino/ Mayo montonero. Otra: Liniers, Liniers/ Gallego y franchute/ Te quisiste rebelar/ Moreno y Castelli/ Te hicieron recagar. Y la última: Si Evita viviera/ sería morenera.

    En suma, las “revoluciones” de América latina lo fueron –por completo– respecto de España. Había que expulsar a los godos de un continente que deseaba entrar en la modernidad capitalista. Desde esta perspectiva, la lucha fue a muerte y fue triunfal: el poder español se retiró. Fue derrotado –por el glorioso general Sucre en 1824 en la batalla de Ayacucho– el poder colonial al que estábamos sometidos. Se inicia, a partir de ahí, el pacto neocolonial. América latina se transforma en un continente de monocultivo para cubrir a bajos precios las necesidades de las industrias británicas. Inglaterra, taller del mundo, nos dará todas las mercancías que necesitemos. Pero esa es otra historia. Y no disminuye la grandeza de San Martín, que acaso vino al Plata en la corbeta George Canning para llevar a cabo esa y sólo esa tarea: echar a los godos, derrotar el atraso, abrir las puertas de la modernidad occidental. Acaso en Guayaquil –si Bolívar le confío sus sueños sobre la gran nación bolivariana– le dijo no, lo que yo vine a hacer a este continente ya está hecho. Y se fue. El resto es otra historia. La de la Revolución de Mayo es la que acabamos de narrar.

    © 2000-2012 www.pagina12.com.ar|República Argentina

    Bueno, el texto tiene mucho que rebatir, de hecho me acordaba del mismo por el impacto que me generó cuando lo leí, impacto en el que por poco no le mando una carta a Página12. Voy a centrarme en la cuestión de Moreno, dado que es mucho menos estudiada que lo que menciona de Lenin (mucho más fácil de rebatir, no por la crítica, sino por la liviandad con que lo trata, la cual deja muchos flancos para la contraargumentación).
    Su menosprecio a Moreno como revolucionario, se entiende por su carácter radical (más radical de lo que la época permitía, se supone). Sin embargo, si leemos obras como La Contra o Hacendados en Armas (las cuales cité varias veces), queda demostrado de sobremanera, que existía una burguesía con características revolucionarias. Claro, esta no tendría ni las características, ni la similitud, ni la forma de la burguesía revolucionaria francesa o de la yanqui, dado el relativamente reciente y pequeño desarrollo del Río de la Plata. Ahora, no se puede desconocer en Moreno y su Plan de Operaciones, el verdadero programa revolucionario que intentaba desarrollar junto a Castelli y otros en el Río de la Plata. Tampoco se puede desconocer que la Guerra de la Independencia no solo fue un hito emancipador sino que poseía características de Guerra Revolucionaria. Esto nos lleva a un punto final, en el que los que se imponen son finalmente los sectores más conservadores de la burguesía, dada que la misma, por sus características (reaccionaria luego de su triunfo revolucionario) siempre se decanta por el "programa mínimo", por así decirlo. Solo en el caso del Paraguay encontramos a alguien que implementa un programa radical, que es el Doctor Francia (gracias al cual el Paraguay alcanza un desarrollo industrial diferencial al de la Argentina), pero que termina sepultado por fuerza del imperialismo británico, y sus ejércitos mercenarios y genocidas Argentinos-Brasileros.
    Hay que hacer una salvedad y donde se podría entrar en debate, es si efectivamente la revolución de Mayo fue o no una revolución completa, pero no poner en el paredón a los sectores revolucionarios por "no entender la situación y ser demasiado radicales".
    Cabe destacar que muchos sectores Nac&Pop, detestan a Moreno dado que apoyan a Liniers, por ser el "caudillo" popular, y Moreno el intelectual antipopular dueño de la verdad absoluta (si se quiere un paralelismo a groso modo entre Perón y el PC), al que califican de agente probritánico (ignorando que fue envenenado por los británicos). Otros por el contrario (dentro de la línea nac & pop), con una formación más de izquierda, como Norberto Galasso, rescatan la figura de Moreno, y el Plan Revolucionario de Operaciones, por su carácter radical y determinante para con la clase desplazada, y que de aplicarse hubiera significado un desarrollo "moderno" de Argentina (industrial, etc). Desde las organizaciones de izquierda en general se rescata la figura de Moreno, no por que sea un Che Guevara, como ridiculiza Feinmann, sino por su carácter revolucionario para la época que se analiza.
    Pero por sobre todo, lo que Feinmann ataca, que comparten todos a quienes se encarga de criticar (como algo fundamental), es el papel de la violencia revolucionaria. El Plan de Operaciones, no es otra cosa que la aplicación de la violencia revolucionaria con todas las letras.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    surfas
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4265
    Reputación : 4306
    Fecha de inscripción : 15/10/2011

    Re: José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Mensaje por surfas el Dom Jun 17, 2012 9:12 pm

    Un asco Feinmann.


    Esta frase esta en el progolo del manual del buen reaccionario:
    "En el Corpus teórico marxista la violencia es fundamental. De aquí que el marxismo se lleva muy mal con la idea de 'democracia'.



    Con respecto a Moreno y la mineria, un tema de actualidad hoy en dia.

    Veamos lo que opinaba Moreno en el Plan de Operaciones...

    “Prohibición absoluta a los particulares para trabajar minas de plata y oro, quedando el arbitrio de beneficiarla y sacar sus tesoros por cuenta de la Nación y esto por el término de 10 años, imponiendo pena capital y confiscación de bienes, con perjuicio de acreedores y de cualquier otro que infringiese la citada determinación… Quien tal intentase, robará a todos los miembros del Estado....

    “Se obliga a todos los mineros a que se deshagan de todos los instrumentos, vendiéndolos al Estado por sus justas tasaciones, igualmente los repuestos de azogue y utensillos…”

    http://www.pcr.org.ar/nota/historia/moreno-y-la-miner%C3%AD

    cheers cheers

    Blood
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1272
    Reputación : 1443
    Fecha de inscripción : 11/09/2011
    Localización : En todos los barrios, junto a la clase obrera♫

    Re: José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Mensaje por Blood el Dom Jun 17, 2012 11:54 pm

    "Los movimientos nacionales de contenido burgués capitulan ante el imperialismo, desde Chiang Kai Sek hasta Perón, cuando pierden o están por perder el control de los trabajadores, su capacidad para contenerlos."
    Jorge Altamira/"Galasso reincide"/18 de enero de 2011


    Este filósofero-K ya había demostrado sus Pensamientos en cuanto al Marxismo (¡Mah'seh! Como decía aquel chiste que interpretaron Olmedo&Porcel: Le dicen maestra jubilada, porque ya no tiene nada que mostrar, Feinmann ya puso toda su carne en el asador; esta quinta Temporada es más que previsible, uno puede hasta completar las frases que va diciendo{lo hize Laughing ) en Temporadas anteriores de Filosofía Aquí Y Ahora.
    Como veo que el Kamerad que fundó el hilo nos dejó un enlace para descargar el capítulo, me ahorro el mismo trabajo (In fact, la URL que pasaría es de la misma página); en su lugar, sólo señalo cuáles son los capítulos donde se nombra al Marxismo:
    EDITO: ¿Qué más da?
    TEMPORADA UNO: Capítulo 08, Filosofía Y Praxis.
    TEMPORADA UNO: Capítulo 10, El Capital.
    TEMPORADA CUATRO: Capítulo 07, José Carlos Mariátegui: Regionalismo Y Centralismo.
    TEMPORADA CUATRO: Capítulo 10, El Che.
    TEMPORADA CUATRO: Capíulo 11, El Marxismo En América Latina I.
    TEMPORADA CUATRO: Capítulo 12, El Marxismo En América Latina II [Salvador Allende].

    Además de algunos bocadillos, tanto contra el M-L como los troskos, en otras emisiones (Pe: En el capítulo 2 de la tercera temporada, El Plan De Operaciones, realiza una breve mención de caracter sumamente bardero al Partido Obrero; comparando su Plan con el de Moreno - Mariano, Mariano -, diciendo que tiene grandes objetivos mas sus fuerzas están constituídas por tres gatos locos).

    Saludos&gracias por la Liberación Smile

    UyL
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 382
    Reputación : 399
    Fecha de inscripción : 23/01/2012

    Re: José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Mensaje por UyL el Lun Jun 18, 2012 12:56 pm

    Ando confundido, este Feinmann es el bueno o el malo?

    Blood
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1272
    Reputación : 1443
    Fecha de inscripción : 11/09/2011
    Localización : En todos los barrios, junto a la clase obrera♫

    Re: José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Mensaje por Blood el Lun Jun 18, 2012 6:42 pm

    "Los movimientos nacionales de contenido burgués capitulan ante el imperialismo, desde Chiang Kai Sek hasta Perón, cuando pierden o están por perder el control de los trabajadores, su capacidad para contenerlos."
    Jorge Altamira/"Galasso reincide"/18 de enero de 2011

    UyL escribió:Ando confundido, este Feinmann es el bueno o el malo?

    El bueno; aunque dejó de serlo hace un Tiempo, como diría él: Esto me recuerda a la conversación ficticia entre Saruman y Gandalf en el libro El Señor De Los Anillos...

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6891
    Reputación : 7310
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Mensaje por Razion el Lun Jun 18, 2012 7:19 pm

    Blood escribió:
    El bueno; aunque dejó de serlo hace un Tiempo, como diría él: Esto me recuerda a la conversación ficticia entre Saruman y Gandalf en el libro El Señor De Los Anillos...

    ¿Podés creer que estoy viendo la peli? Para pasar el rato, porque ya la ví varias veces.

    Si, Feinmann considero que no deja de ser un compañero en cierto punto. Lamentablemente se haya volcado al Kirchnerismo (ahora no sé si pegó el volantazo), y como filósofo, alguién con el que discutir mucho, pero mucho. Sus posiciones a veces no sé a donde lo llevan, si a justificar lo injustificable, o realmente es un convencido del gobierno y debido a su edad está "chocheando". Sus críticas a Guevara como dije en otro hilo en el que charlábamos de esto, no me hacen ninguna gracia. Pero, dentro de los filósofos del peronismo, hay que reconocer que es uno de los pocos que denuncia a Perón, y lo hace responsable del accionar de las AAA (no se sí tan directamente). Además, en sus suplementos del "Peronismo" desnuda varias de las posiciones (incluso las más gorilas) del General, quitándole un poco de la mística del "viejo lider", lo que le ha valido las críticas de sectores del peronismo.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    surfas
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4265
    Reputación : 4306
    Fecha de inscripción : 15/10/2011

    Re: José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Mensaje por surfas el Lun Jun 18, 2012 10:16 pm

    Un tipo que dice ser el Sartre argentino. Sartre... Eso... incongruencias por todos lados.

    ArgentoRojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1102
    Reputación : 1149
    Fecha de inscripción : 14/05/2011

    Re: José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Mensaje por ArgentoRojo el Mar Jun 19, 2012 7:15 am

    Que grande este prestidigitador. O un boludo, realmente.

    http://www.youtube.com/watch?v=ecP6a-Cd9ak

    A los 2:50 dice que el "Duhalde" de la transición (el de la masacre de Avellaneda) "le encanta".




    Tripero
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 871
    Reputación : 1080
    Fecha de inscripción : 04/01/2013
    Localización : Sudamérica

    Re: José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Mensaje por Tripero el Sáb Nov 01, 2014 8:46 pm

    una buena nota corta sobre Feiman de "el gorila enjaulado", sección de la Revista Mascaró.



    José Pablo Feinmann
    EL GORILA ENJAULADOsep 5, 2013



    Sección inspirada en la homónima idea de la revista Tinta Roja, con el permiso de sus creadores

    Por Juan Talparoso

    Pasando como venimos haciéndolo por los distintos tipos de gorila de nuestra nutrida fauna autóctona, nos encontramos con un animalito con grandes dotes discursivos, que preparado, acecha en la jungla esperando un descuido, añorando un oído algo distraído, no para golpear como suelen hacer los gorilas, ni para elevar su tono de voz apabullando las opiniones ajenas, no, este gorila tiene como objetivo convencernos que lo mejor que se puede ser es un gorila.

    Desde las oscuridades de la jungla filosófica, con su cara de abuela bondadosa, nos topamos con José Pablo Feinmann. (Sí, José Pablo, no se confunda con Eduardo, el gorilosaurio de C5N).

    José Pablo viene de un pasado militante, un pasado de Juventud Peronista de los 70´s. Formó parte de aquel grupo de jóvenes que vieron en el peronismo un movimiento de masas y pensaron que detrás se encontraba la revolución, que militaron siempre cargados de ideales y buscaron cambiar la realidad de los oprimidos. Pero eso era antes, hoy Feinmann ya no se reivindica militante, sino que simplemente se presenta como filósofo, a secas.

    Quizás la máscara de intelectual piola se empezó a caer después del crimen de Mariano Ferreyra a mano de la patota sindical de Pedraza. Feinmann no sólo se burla de Altamira haciendo un chascarrillo con su nombre y mezclándolo con el de Moria Casán, sino que se burla de la convicción de un pibe militante que fue asesinado mientras se movilizaba por sus ideas “Lo peor que puede pasar es la violencia. El descontrol que se busca con los motines, con los escándalos. Altamoria tiene a sus pibes a un paso de los fierros o a un paso de justificar los fierros de los otros, algo que ya ocurrió el pibe Ferreyra”.

    José Pablo, está cómodo, le queda cómodo el mote de intelectual y desde la teoría, desprecia la práctica y despotrica contra los hombres de acción.

    Junto con Ferreyra, Feimann se acordó de Mario Roberto Santucho, quien fuera el máximo dirigente del PRT-ERP y desaparecido en julio del 76. “Cuando los militares dieron el golpe del 76, el Robi Santucho lanzó una Proclama que decía: ¡argentinos a las armas! El ataque a Monte Chingolo aceleró el golpe de Videla y le tendió una alfombra roja hacia el horror. Santucho no tenía la menor idea de nada. Estaba infiltrado hasta en los bolsillos del pantalón. Se abría la bragueta para hacer pipí y en lugar de su pirulín, aparecía un tipo de la SIDE con un walkie-talkie. `Por ahora no abran fuego. El Robi está meando´”

    No contento y para que su posición quede clara, nuestro hombre de ideas también se encarga de pegarle al Che, sabe que miente, sabe que miente por televisión, pero no le importa, usa su ciclo “Filosofía aquí y ahora” para explicar como Guevara se aparta del marxismo al empuñar las armas. José nos muestra su postura, no de paz, sino de quietud, como la correcta y nos demuestra que en el mundo de las ideas solo existen dos grupos, las correctas, que son las suyas, y las erradas, mostrando claramente a todo revolucionario como un loco, un arrebatado por las pasiones o un simple tonto.

    Pero por suerte, si algo hemos aprendido de los gorilas es que no se hacen de un día para el otro, solo hace falta buscar los indicios que suelen ir dando. José Pablo Feinmann fue un habitual escritor de la revista Humor, y desde allí, en junio de 1989 nos entregaba una nota titulada “Cañones o manteca” donde lisa y llanamente festeja la llegada del neoliberalismo:

    “Hoy, en medio de este país maldito, el peronismo intenta un proyecto burgués. Hoy, audazmente, desafiando la memoria de Cooke y exigiendo todo nuestro vigor interpretativo, el peronismo aspira a constituirse en el hecho burgués del país maldito. Para lo cual, coherentemente, convoca a un empresario exitoso. A Miguel Roig, que viene de Bunge y Born, a cuyos gerente y director general, Juan y Jorge Born, el peronismo -o cierto rostro del peronismo- secuestró en septiembre de 1974. Los tiempos cambian”. “Menem necesita obtener de Bunge y Born… manteca. Es decir, capitales para respaldar su proyecto de desarrollo del mercado interno y de la pequeña y mediana industria. [...] ¿Qué obtiene Bunge & Born? Obtiene la pacificación (o incluso, si se prefiere, el control social) a un costo relativamente bajo. Insisto: las opciones que se manejan hoy en la Argentina son cañones o manteca.”

    José Pablo Feinmann, te hacemos saber que hace rato nos dimos cuenta de tus intenciones y te pedimos que bajes de la quietud de tu palmera y silbando bajito te acomodes sin chistar en tu lugar: ¡A la jaula!




    http://revistamascaro.org/el-gorila-enjaulado/el-gorila-enjaulado-2/


    ------------------------------
    "Está claro, me parece, que los clamores contra el famoso burocratismo no son más que un medio de encubrir el descontento por la composición de los organismos centrales, no son más que una hoja de parra... ¡Eres un burócrata, porque has sido designado por el Congreso sin mi voluntad y contra ella! Eres un formalista, porque te apoyas los acuerdos formales del Congreso, y no en mi consentimiento. Obras de un modo brutalmente mecánico, porque te remites a la mayoría "mecánica" del Congreso del Partido y no prestas atención a mi deseo de ser cooptado. Eres un autócrata, porque no quieres poner el poder en manos de la vieja tertulia de buenos compadres!"

    Contenido patrocinado

    Re: José Pablo Feinmann y su interpretacion del Marxismo

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:35 pm


      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 9:35 pm