El Gran Terror. Robert Conquest. -Anti-comunismo-

Comparte
avatar
Platon
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2354
Reputación : 3479
Fecha de inscripción : 06/02/2012

El Gran Terror. Robert Conquest. -Anti-comunismo-

Mensaje por Platon el Mar Mayo 15, 2012 9:27 pm

Se dice de Robert Conquest:

"Robert Conquest trabajó para el IRD desde su creación hasta 1956. El “trabajo” de Conquest tenía por fin contribuir a la llamada “leyenda negra” de las historias falsificadas sobre la Unión Soviética, expuestas como hechos probados y distribuidasentre los periodistas y otras personas capaces de influir en la opinión pública. Después de abandonar formalmente el IRD, Conquest siguió escribiendo libros por sugerencia del IRD, con el apoyo del servicio secreto. Su libro The Great Terror[El Gran Terror], un texto básico de la derecha sobre la lucha por el poder que tuvo lugar en la Unión Soviética en 1937, era de hecho una recopilación detextos que había escrito trabajando para los servicios secretos. El libro fue terminado y publicado con la ayuda del IRD. Un tercio de la publicación fue comprado por la prensa de Praeger, normalmente asociada con la publicación de literatura proveniente de fuentes de la CIA. El libro de Conquest fue presentado a los “tontos útiles” -- una serie de profesores de universidad y de personas que trabajaban en la prensa, la radio y la TV--, con el fin de asegurarse de que las mentiras de laextrema derecha siguieran extendiéndose entre amplios sectores de la población. Al día de hoy, Conquest sigue siendo para los historiadores de la derecha una de las fuentes más importantes de información sobre la Unión Soviética."

Mario Sousa


"Para justificar la utilización de libros de emigrados informando sobre bulos y rumores, Conquest declaró: 'La verdad sólo puede filtrarse bajo la forma de ruidos' y 'sobre las cuestiones políticas, la mejor fuente -y porque no la infalible- es el rumor' (Getty, p.5). Se trata de elevar la intoxicación, la desinformación y las mentiras fascistas a un nivel de respetabilidad académica. Hay que decir que Conquest, esta autoridad del antiestalinismo, ha resumido perfectamente el modo de andar 'científico''habitual de la extrema derecha."

"Ideólogo de la extrema derecha, Conquest es (bien seguro) ciego frente a lo que constituye la esencia de la historia: la lucha de clases. "

Ludo Martens

La "obra" en cuestión:
http://archipielagolibertad.org/upload/files/008%20Enemigos%20de%20la%20libertad/8.2%20Los%20crimenes%20del%20comunismo/0031%20Conquest%20-%20El%20Gran%20Terror.pdf

Leer un poco de chistes anti-comunistas no vienen mal cada tanto.

Saludos.
avatar
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2849
Reputación : 3428
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Re: El Gran Terror. Robert Conquest. -Anti-comunismo-

Mensaje por Chapaev el Mar Mayo 15, 2012 9:35 pm

Esto es propaganda enemiga y alta traición
avatar
Platon
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2354
Reputación : 3479
Fecha de inscripción : 06/02/2012

Re: El Gran Terror. Robert Conquest. -Anti-comunismo-

Mensaje por Platon el Mar Mayo 15, 2012 10:33 pm

La ironia de Blood me dejo mal, no se si tu comentario es irónico o no.

Si no lo es, te recuerdo que hay libros de grandes contrarrevolucionarios en la biblioteca por si no te diste cuenta...

Dejo en claro varias veces el carácter de este libro y de su autor. No hay mala intención en el thread ademas de la de tu comentario.
avatar
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2849
Reputación : 3428
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Re: El Gran Terror. Robert Conquest. -Anti-comunismo-

Mensaje por Chapaev el Mar Mayo 15, 2012 10:54 pm

No estoy seguro que un contra revolucionario sea un mentiroso.

Ante la mentira no hay defensa y conquest miente

Este autor no se le puede consentir.

avatar
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2849
Reputación : 3428
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Re: El Gran Terror. Robert Conquest. -Anti-comunismo-

Mensaje por Chapaev el Lun Ago 17, 2015 11:57 pm

San Martin.



Hay virajes ideológicos que son dignos de estudio. Una persona joven (por naturaleza impulsiva e ingenua) puede defender algunas tesis políticas que, sin el contrapunto de la experiencia personal y el conocimiento social que trae consigo el paso del tiempo, más adelante serán vistas como devaneos doctrinarios que ella misma considerará necesario matizar. Sin embargo, evolucionar desde una conciencia comunitaria sensible y empática con los más desfavorecidos hasta un punto de vista próximo al neodarwinismo social cuasi selvático, es una de esas mutaciones mentales difíciles de comprender. Las únicas explicaciones posibles para este cambio radical son, por una lado, algún tipo de alteración de la personalidad que resulta complicado catalogar. Estos individuos poseerían alguna forma de identidad elástica que se adapta completamente a la práctica cotidiana y que deja al margen los idealismos abstractos. Por el otro, la fusión de ciertas conveniencias narcisistas, fruto del reconocimiento colectivo por una creación artística, con la frustración acumulada frente a unas ideas que en su día fueron asumidas como una religión y que resultaron no ser tan ideales como el individuo en cuestión creyó en un primer momento. ¿Frustración, intereses económicos y sociales, esquizofrenia, el denostado trastorno por personalidad disociada...? Quizás por ahí va la cosa.

Si existe un ejemplo paradigmático de lo denominado popularmente como 'pecado de juventud' y 'cambio de chaqueta' ese es el caso del historiador británico Robert Conquest, fallecido el pasado 3 de agosto en Palo Alto (California) a los 98 años de edad. Conquest se afilió al Partido Comunista de Gran Bretaña en 1937, después de haber estudiado la carrera de Historia en las universidades de Oxford y Grenoble. En aquella época viajó a Bulgaria y a la Unión Soviética, una visita esta última (durante las purgas estalinistas) que según parece fue decisiva en su giro ideológico. Luchó en la Segunda Guerra Mundial en el Regimiento de Infantería de Oxfordshire y Buckinhamshire y acabó trabajando para la inteligencia británica. Más adelante entró en la Information Research Department (IRD), un organismo creado con el propósito de fomentar las ideas anticomunistas. A partir de entonces comienza su actividad como escritor, con obras en las cuales no solo luchó contra el estalinismo sino directamente contra el comunismo, un credo que el mismo defendía con fervor tan solo dos décadas atrás. En 1968 publicó 'El gran Terror: la purga de Stalin en los años 30', un libro basado en datos oficiales hechos públicos tras el deshielo decretado por Jrushchov, donde intentó demostrar la tesis de que Stalin provocó la muerte de 20 millones de soviéticos. No deja de ser interesante, y contradictorio a la vez, que un ya por entonces anticomunista radical y confeso, como Conquest, utilizase datos facilitados por un comunista y (ex) estalinista, como Nikita Jrushchov, para combatir ideológicamente a la URSS. Años más tarde, con la apertura de los archivos soviéticos, tuvo que suavizar estas cifras rebajándolas en un 25%. El número de muertos durante el periodo estalinista ha fluctuado siempre entre cantidades extremas que van desde los diez millones propuestos por Alec Nove a los cincuenta millones de Norman Davies, unas diferencias incongruentes que alcanzan el 400%.

A partir de entonces, el posicionamiento de Conquest derivó desde la moderación del Laborismo británico, en el que estuvo adscrito durante unos años, hasta el fanatismo de extrema derecha, apoyando explícitamente primero a Margaret Thatcher y después a George W. Bush, quien en 2005 le impuso la medalla presidencial de la Libertad. Nunca comentó nada sobre las consecuencias sociales de las políticas neoliberales de Thatcher en los años ochenta (cierre de minas y grandes empresas, incremento del paro, aumento desmesurado de las diferencias de renta en Gran Bretaña) ni sobre las misiones geoestratégicas ordenadas por Bush en Irak con la excusa de las inexistentes 'armas de destrucción masiva', provocando matanzas que aún hoy en día perduran. Ni rebatió las críticas que vertió en su día contra la URSS por la invasión de Afganistán en 1979, donde los talibanes fueron financiados por los Estados Unidos para hundir económicamente a la Unión Soviética. Los mismos talibanes que años después atentaron contra intereses norteamericanos en el 11-S. Mantuvo un silencio absoluto en lo que respecta a estos temas incómodos. Conquest tampoco entró nunca en polémicas sobre el destino de Rusia tras el colapso de la URSS, con un Yeltsin siempre ebrio, pero aplaudido por Occidente, cuyas políticas económicas condujeron a la desaparición de diez millones de rusos del censo oficial.

Robert Conquest, que fue criticado por el mismísimo Jorge Semprún (otro renegado de las ideas comunistas), quiso extender el término totalitario hasta el exiguo mandato de Vladímir Lenin. Un colega suyo, Eric J. Hobsbawn, nacido como él en 1917, opinó en su día que ni la URSS ni el estalinismo fueron totalitarios porque no cambiaron la forma de pensar de los rusos. Como prueba, la forma en que la Unión Soviética acabó siendo colapsada por la misma acción (o inacción, en algunos casos) de sus ciudadanos. En cambio, el nazismo alemán sí lo fue porque llevó a todo un país a estar a favor del extermino de una raza, la judía, por el bien de una causa inviolable: la grandeza de Alemania. En este caso hubo un cambio claro en la "forma de pensar" de los alemanes, cuyos herederos parecen creer aún en ese destino eterno en lo universal (a juzgar por los últimos acontecimientos vividos en la Unión Europea).

¿Qué hecho provoca que una persona sensible a lo social acabe aborreciendo a la humanidad? Concretamente, a la humanidad que no tiene dinero. Desgraciadamente, estos individuos nunca hacen público el proceso intelectual y emocional que les lleva a adoptar semejantes posturas. Sólo aciertan a manifestar de forma sectaria su odio extremo a la visión del mundo que defendieron en el pasado. Son los mismos personajes que critican con visceralidad a los gobiernos de izquierda poco o nada democráticos que hay en el mundo, pero que miran hacia otro lado cuando alguien hace mención de los derechos humanos en China, el gran mercado capitalista del siglo XXI, o de los totalitarismos de corte islámico en lugares como Oriente Medio, con los que según parece conviene estar a buenas por el bien del negocio de los hidrocarburos.

http://moscudelarevolucion.blogspot.com.es/2015/08/fallece-robert-conquest-el-comunista.html

Contenido patrocinado

Re: El Gran Terror. Robert Conquest. -Anti-comunismo-

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Vie Jun 22, 2018 4:58 pm