"Kim Il Sung, el marxismo leninismo y el Zuche" - texto escrito por José Sotomayor Pérez (Altamira) - Interesante

Comparte
avatar
pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9585
Reputación : 18562
Fecha de inscripción : 31/05/2010

"Kim Il Sung, el marxismo leninismo y el Zuche" - texto escrito por José Sotomayor Pérez (Altamira) - Interesante

Mensaje por pedrocasca el Lun Abr 30, 2012 7:24 pm

KIM IL SUNG EL MARXISMO LENINISMO Y EL "ZUCHE"

texto escrito por el marxista peruano José Sotomayor Pérez (Altamira), del PCP reconstituido

Como todo gran hombre en la historia, Kim Il Sung, máximo dirigente de la revolución y construcción socialista coreana fue, al mismo tiempo que destacado organizador, un gran pensador. Sin embargo, como los clásicos del marxismo leninismo, se distinguió también por su modestia, lealtad y honestidad. Nunca admitió que su contribución teórica constituía una superación del marxismo leninismo, como afirman sus voceros y panegiristas. Esto es lo que se constata cuando se hace un repaso de su pensamiento, remitiéndose directamente a su obra escrita.

Refiriéndose concretamente al Zuche en la labor ideológica, en su Discurso ante los trabajadores de Propaganda y Agitación del Partido, el 28 de diciembre de 1955, dijo:

«¿Qué viene a ser el Zuche en la labor ideológica de nuestro Partido?¿Qué cosa es lo que estamos haciendo? No estamos haciendo una revolución en otro país, sino precisamente la revolución coreana. Precisamente esta revolución coreana constituye el ZUCHE para la labor ideológica de nuestro Partido. Por tal motivo, toda la labor ideológica, a no dudarlo, debe estar subordinada a los intereses de la revolución coreana».

En otro pasaje, Kim Il Sung dice: «Ya en el otoño de 1945, es decir, inmediatamente después de la liberación, pusimos énfasis en que debía estudiarse la historia de la lucha de nuestra nación y llevar adelante la herencia de sus magníficas tradiciones. Solo cuando eduquemos a nuestro pueblo con esa historia de sus luchas y tradiciones, podremos aumentar su orgullo nacional e impulsar a las amplias masas a la lucha revolucionaria».

«La carencia de Zuche en la labor de propaganda ha causado muchos perjuicios a la labor del Partido», afirma Kim Il Sung.

Lo que el Zuche de Kim Il Sung plantea es la necesidad de vincular la teoría y la práctica correctamente, desde una posición marxista leninista. El problema de la relación entre la teoría y la práctica es una cuestión esencial de la teoría del conocimiento del materialismo dialéctico. Esta filosofía entiende por práctica el conjunto de las actividades humanas que crean las condiciones indispensables para la existencia de la sociedad. Y uno de los aspectos de enorme importancia de la práctica es la actividad revolucionaria de las clases y las masas populares, tanto en el problema de la conquista del poder como en la construcción del socialismo. Por el contenido de los pasajes que tenemos citados. Kim Il Sung se refiere precisamente a este importantísimo problema.

Son conocidas las palabras de Lenin que se refieren a la necesidad de hacer «análisis concretos de realidades concretas», para no caer en el dogmatismo y la especulación vacía, que siempre son estériles e inútiles. Puede afirmarse, sin temor a error, que el Zuche es la teoría y la aplicación de la teoría del conocimiento de la filosofía marxista. He aquí otros pasajes de Kim Il Sung

«Debemos estudiar nuestras propias cosas honestamente y conocerlas bien. De lo contrario no podremos resolver careadoramente, de acuerdo con nuestra situación real, los nuevos problemas con que tropezamos sin cesar en nuestra labor práctica».

«Lo importante en el trabajo es captar la verdad revolucionaria, la verdad marxista leninista y aplicarla correctamente a las circunstancias reales de nuestro país. No puede existir ningún principio fijo que nos obligue seguir punto por punto el modo soviético. Algunos abogan por el modo soviético y otros por el chino; ¿pero no es hora ya de que forjemos un método propio?».

«NO APRENDER LA VERDAD MARXISTA LENINISTA, SOLO COPIAR LAS FORMAS AJENAS ES ENTERAMENTE INÚTIL Y PERJUDICIAL»

En estos pasajes, Kim Il Sung, expone claramente qué es y qué debe entenderse por Zuche. Los «zuchistas» actuales han distorsionado el verdadero pensamiento de Kim Il Sung, convirtiéndolo en un representante del antropocentrismo. Quienes así proceden nunca deberían olvidar las siguientes palabras del Jefe de la revolución coreana:

«Estudiar el marxismo leninismo no significa aprender de memoria tesis aisladas de esta teoría, sino penetrar en su esencia revolucionaria, y, sobre esta base, saber generalizar con criterio científico los hechos reales y la experiencia de la lucha revolucionaria para sacar justas deducciones, así como saber aplicarlas en la práctica. Por eso nuestros funcionarios, al estudiar la teoría del marxismo leninismo, que lo hagan con el fin de estudiar y analizar los problemas concretos de la revolución coreana y resolver nuestras tareas prácticas basándose en los principios universales de esta teoría».

El Zuche después de Kim Il Sung

Comencemos por recordar un pensamiento y advertencia de Lenin que ningún revolucionario proletario debe olvidar:

«TODA DOCTRINA SOBRE UN SOCIALISMO QUE NO ES DE CLASE Y SOBRE UNA POLÍTICA QUE NO ES DE CLASE SE ACREDITA COMO UN SIMPLE ABSURDO»

Los zuchistas actuales han arrojado por la borda esta tesis rigurosamente científica del marxismo leninismo, para sustituirla con una concepción idealista sobre el hombre, la sociedad y la historia. Veamos que nos dicen estos nuevos superadores de Marx y Lenin. Los pasajes que siguen pertenecen todos a Kim Jong Il, en su folleto titulado «El Socialismo es Ciencia».

«La idea Juche dio por primera vez en la historia una aclaración científica sobre la esencia del hombre».

«El hombre no es un ser puramente espiritual, ni un simple ente biológico. Es un ser social que vive y actúa en el marco de las relaciones sociales. Esta es la importante característica que lo distingue».

«El hombre es un ser social con espíritu independiente, espíritu creador y conciencia. He aquí sus características esenciales».

«Considerando al hombre como un organismo biológico, su vida significa, precisamente, la física. Pero él no tiene sólo vida física. La idea Juche ha sido la primera en la historia en definir que el hombre además, tiene la vida socio-política».

«Esto significa que el proceso histórico del desarrollo social lo determina el grado del progreso y el despliegue de esos atributos del hombre».

«Puede decirse que la historia del desarrollo social es, en definitiva, la evolución del espíritu independiente, espíritu creador y la conciencia del hombre».

«Las limitaciones de la teoría precedente basada en el concepto materialista de la historia se pusieron de relieve en la construcción del socialismo después de establecido este régimen».

«Nuestro socialismo está fundamentado en el criterio y la actitud jucheana sobre el ser humano».

«Para aplicar la política de afecto y confianza en la sociedad socialista es indispensable que el Partido en el poder se convierta en un partido madre».

Hemos agrupado los pasajes del folleto de Kim Jong Il en tres partes, con el fin de analizarlos brevemente abordando los siguientes temas:

a) el marxismo y la esencia del hombre;

b) el marxismo y el desarrollo histórico y

c) el marxismo leninismo, la revolución proletaria y la construcción del socialismo.

El Marxismo y la Esencia del Hombre

El marxismo parte del principio irrefutable de que el hombre es producto tanto del desarrollo de la naturaleza como de la sociedad. Es un ser social al que no se le puede separar de las condiciones concretas en que desenvuelve su existencia. De aquí que sea erróneo hablar de la naturaleza inmutable del ser humano, de una esencia dada para siempre, eterna. Una particularidad del marxismo, es su rechazo a toda concepción del hombre al margen del acontecer histórico y sin vínculo con las condiciones sociales concretas en que vive Las filosofías idealistas hacen del hombre una mera abstracción, ajena a las ciencias de la sociedad y la filosofía científica.

Que el hombre forma parte de la naturaleza, es un hecho que nadie puede negar. Pero su carácter esencial reside en que, formando un todo con ella, es su producto más elevado. El hombre es la naturaleza que toma conciencia de ella misma, como dice Engels.

«Los primeros hombres salidos del reino animal eran, en todo lo sustancial, tan poco libres como los animales mismos, pero cada paso dado en la senda de la cultura era un paso dado en la ruta de la libertad».

Engels explica con suma claridad cual es la diferencia entre el hombre y los demás animales.

«Resumiendo: lo único que pueden hacer los animales es utilizar la naturaleza exterior y modificarla por el mero hecho de su presencia en ella. El hombre en cambio, modifica la naturaleza y la obliga así a servirle, la domina. Y ESTA ES, EN ULTIMA INSTANCIA, LA DIFERENCIA ESENCIAL QUE EXISTE ENTRE EL HOMBRE Y LOS DEMÁS ANIMALES, DIFERENCIA QUE, UNA VEZ MAS, VIENE A SER EFECTO DEL TRABAJO».

Sin trabajo no hay producción material y es imposible la subsistencia del ser humano. Desde los tiempos primitivos, en que el hombre comienza a diferenciarse de los animales, el trabajo es el factor determinante del desarrollo social . Es el trabajo el que otorga al hombre su esencia social. El trabajo exige al hombre producir instrumentos y medios de producción. El trabajo le exige también mantener relaciones con otros hombres para producir. El trabajo humanizó al mono y lo convirtió en un ser social. Esta es la explicación historicista de la concepción materialista de la historia que ignoran los actuales «zucheanos», creyendo que con la afirmación simple y llana de que son ellos los que descubrieron la naturaleza social del hombre, han superado al marxismo. Debemos decirles con toda claridad que esta es una pretensión absurda que solo sirve para demostrar que ignoran el abc del materialismo histórico.

El marxismo y el desarrollo histórico

Los actuales «zucheanos» sostienen que «el proceso histórico del desarrollo social lo determina el grado del progreso y el despliegue de los atributos del hombre». Y que puede «decirse que la historia del desarrollo social es, en definitiva, la evolución del espíritu independiente, espíritu creador y la conciencia del hombre».

No es así como enfoca y explica el desarrollo social el materialismo histórico. «LOS HOMBRES HACEN SU PROPIA HISTORIA, PERO NO LA HACEN A SU LIBRE ARBITRIO, BAJO CIRCUNSTANCIAS ELEGIDAS POR ELLOS MISMOS, SINO BAJO AQUELLAS CIRCUNSTANCIAS CON QUE SE ENCUENTRAN DIRECTAMENTE, QUE EXISTEN Y TRASMITE EL PASADO». Así explica Marx la relación del hombre con la realidad en que vive. Es conociendo esta realidad que el ser humano se propone objetivos determinados de cambio; cambios que a la postre han de determinar su propio cambio. Esta es la relación dialéctica entre la realidad objetiva y el hombre que hace su «propia historia».

El desarrollo social está sujeto a leyes; no es el resultado de casualidades ni menos el productor de «la evolución del espíritu independiente, espíritu creador y conciencia del hombre». La historia conoce los siguientes modos de producción: el comunismo primitivo, el esclavismo, el feudalismo y la primera etapa del modo de producción comunista. Afirmar que el hombre pasó de un modo de producción a otro en forma sucesiva y en el orden que hemos indicado, a causa de su espíritu independiente y creador, es defender una concepción idealista de la historia y, por lo mismo, ajena y contraria al materialismo histórico.

Con el descubrimiento de la ley de la correspondencia necesaria entre las relaciones de producción y el carácter de las fuerzas productivas, Marx dio al traste con el idealismo histórico y todos sus representantes, defensores de los «atributos del hombre» como motor de la historia. De lo que se trata, entonces, es de actuar conociendo esa ley y de acuerdo a esa ley si se quiere impulsar adelante el desarrollo social. Este es el problema de la libertad («independencia» le llaman los zucheanos·) como acción con conocimiento de causa. El hombre es más libre en la medida en que más conoce las leyes que rigen el mundo y la sociedad en que vive. No enfocar el problema de la libertad o libre arbitrio en esta forma equivale a defender el absurdo de que la «independencia, creatividad y conciencia» del hombre son obra del espíritu santo.

El marxismo leninismo, la revolución proletaria y el socialismo

Stalin ha definido el leninismo como el marxismo de la época del imperialismo y la revolución proletaria. El triunfo de esta revolución el año de 1917 en la Rusia de los zares y su consolidación posterior, después de una sangrienta guerra civil, puso las bases para la construcción del socialismo en la sexta parte del globo terráqueo. La teoría científica que permitió tales hazañas es precisamente el marxismo desarrollado y enriquecido por Lenin: EL MARXISMO LENINISMO.

La Segunda Guerra Mundial puso a prueba la solidez del régimen soviético y su economía socialista. El triunfo de la URSS y sus 20 millones de muertos en esta hecatombe, permitió el surgimiento de un vasto campo socialista dentro del cual se encontró Corea, cuya Republica Popular se mantiene firme en posiciones socialistas. Sin embargo, es necesario responder con altura y honestidad a la siguiente pregunta: ¿Existiría hoy en día la Corea socialista si la Unión Soviética era derrotada por las hordas de Hitler?. Rotundamente NO. Por consiguiente la Republica Popular de Corea es producto del socialismo y «la doctrina socialista precedente» que los «zucheanos» dicen haber superado.

La experiencia de la construcción del socialismo, en la Unión Soviética, demuestra que es imposible la edificación socialista sin derrotar la resistencia de las clases que han sido expropiados de los instrumentos y medios de producción. En todo país realmente socialista, el Poder del Estado pertenece a la clase obrera y su aliado inmediato el campesinado pobre. En una dictadura del proletariado, el Partido que gobierna es el Partido de la clase obrera. NO PUEDE SER UN PARTIDO MADRE, que trata con el mismo cariño y bondad a todos, como pretenden los «zucheanos». La teoría del Partido madre, es en última instancia la teoría revisionista que convierte al Estado en un Estado de todo el pueblo. Estos son los dos todos del revisionismo contemporáneo: Partido de todo el pueblo y Estado de todo el pueblo.

Atribuir la debacle de la Unión Soviética y del mismo campo socialista a las «limitaciones históricas de la doctrina socialista precedente», es ocultar una verdad que todo comunista autentico conoce y repudia: EL REVISIONISMO DESTRUYO EL SOCIALISMO Y LIQUIDO EL CAMPO SOCIALISTA. El revisionismo, con el cuento de la lucha contra el culto a la personalidad de Stalin, arremetió furiosamente contra el marxismo leninismo, encubriendo su traición con el nombre de Lenin. «El socialismo precedente» al que se refiere los «zucheanos», es el socialismo de Marx, Engels, Lenin y Stalin. Es el socialismo científico, al que Engels define en pocas palabras:

«EL SOCIALISMO MODERNO ES, EN PRIMER TERMINO, POR SU CONTENIDO, FRUTO DEL ESTUDIO, POR UN LADO, DE LOS ANTAGONISMOS DE CLASE QUE IMPERAN EN LA MODERNA SOCIEDAD, Y POR OTRO LADO, DE LA ANARQUÍA QUE REINA EN LA PRODUCCIÓN»

En otro pasaje el mismo Engels señala que el socialismo no apareció como el descubrimiento de tal o cual intelecto genial. En otras palabras, no fue y ni pudo ser «creación heroica» de nadie, por la sencilla razón de que nadie es «dueño de todo y lo decide todo», como dicen del hombre los «zucheanos».

Solo el retorno al marxismo leninismo que defendió con firmeza Kim Il Sung, puede garantizar la victoria final del socialismo en Corea del Norte El " zuchismo" inventado por sus epígonos y sucesores solo puede causar grave daño a la causa del socialismo en ese país. La pretensión absurda de haber superado el marxismo leninismo, de persistir, conducirá finalmente a la debacle del socialismo en la República Popular de Corea.

Un pasaje de Lenin tiene excepcional importancia para los actuales líderes de los partidos comunistas que se mantienen en el poder:

«La dictadura del proletariado no es la terminación de la lucha de clases, sino su continuación bajo nuevas formas. La dictadura del proletariado es la lucha de clases del proletariado que ha triunfado y ha tomado en sus manos el poder político contra la burguesía que ha sido vencida, pero que no ha sido aniquilada, que no ha desaparecido, que no ha dejado de oponer resistencia; contra la burguesía cuya resistencia se ha intensificado».

También es de gran importancia este pasaje de Stalin, aplicable a todo país socialista:

«Seria un error pensar que la esfera de la lucha de clases está limitada a los confines de la URSS. Un extremo de la lucha de clases se desarrolla dentro de la URSS, pero el otro llega al seno de los Estados burgueses que nos rodean. Los restos de las clases derrotadas no pueden ignorarlo. Y precisamente porque lo saben, continuaran en sus intentos desesperados».

Siendo esta la verdad de la lucha de clases en los países socialista, corren grave peligro quienes desde el Poder en un país que aún es socialista, propagan una política de «afecto y confianza» de un «Partido madre» que es benévolo para todos, partiendo del supuesto de que la lucha de clases se acabó y que la restauración del capitalismo es imposible. No hay que olvidar que estos fueron los argumentos que sirvieron a Jruschov y sucesores para desmontar el socialismo y enterrar a la Unión Soviética.

avatar
pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9585
Reputación : 18562
Fecha de inscripción : 31/05/2010

Re: "Kim Il Sung, el marxismo leninismo y el Zuche" - texto escrito por José Sotomayor Pérez (Altamira) - Interesante

Mensaje por pedrocasca el Lun Abr 30, 2012 7:30 pm

Gracias al útil Buscador del Foro se puede acceder a un buen número de textos de José Sotomayor Pérez, por ejemplo:

"Kim Il Sung, el marxismo leninismo y el Zuche" - texto escrito por José Sotomayor Pérez (Altamira)

"Lenin y el leninismo" - texto de José Sotomayor Pérez - publicado por el PCP reconstituido

texto en defensa de Enver Hoxha escrito por José Sotomayor Pérez

"El trostkismo es anticomunismo" - texto de José Sotomayor Pérez

A propósito del "pensamiento guía" - texto de José Sotomayor Pérez

"El legado histórico de STALIN", de José Sotomayor Pérez

"El “socialismo democrático” no es socialismo - escrito de José Sotomayor Pérez

El maoísmo de Lin Piao - texto de José Sotomayor Pérez

Gramsci, gran pensador y revolucionario - texto de José Sotomayor Pérez

"El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

"Mariátegui y el marxismo" - texto de José Sotomayor Pérez

Fallece José Sotomayor Perez


najibulah
najibulah
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 96
Reputación : 148
Fecha de inscripción : 14/02/2013

Re: "Kim Il Sung, el marxismo leninismo y el Zuche" - texto escrito por José Sotomayor Pérez (Altamira) - Interesante

Mensaje por najibulah el Jue Mar 21, 2013 8:49 pm

Excelente análisis de este autor, es una lástima que haya fallecido.

Contenido patrocinado

Re: "Kim Il Sung, el marxismo leninismo y el Zuche" - texto escrito por José Sotomayor Pérez (Altamira) - Interesante

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb Mar 23, 2019 10:09 pm