Debaten sobre qué es ser hoy de izquierda en América latina

    Comparte

    AnarcComunis
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1706
    Reputación : 2183
    Fecha de inscripción : 12/05/2011
    Localización : Virreinato del Rio de la Plata

    Debaten sobre qué es ser hoy de izquierda en América latina

    Mensaje por AnarcComunis el Dom Abr 29, 2012 4:42 pm

    Debaten sobre qué es ser hoy de izquierda en América latina

    Intelectuales y políticos discuten sobre la ideología de muchos gobiernos actuales de la región.

    Si ya le es difícil para la izquierda definirse a sí misma, más complejo le resulta aún encuadrar a los gobierno que se adjudican cambios revolucionarios y populares. Esto quedó en evidencia en el debate realizado el viernes en la Feria del Libro, donde en una mesa redonda hubo cruces picantes entre la senadora uruguaya Lucía Topolansky, esposa del presidente José Mujica; el escritor Martín Caparrós y el intelectual cubano Rafael Rojas, bajo la coordinación del periodista Pablo Stefanoni.

    “Yo vengo de la generación donde impactó el modelo de la revolución de Cuba, pero el mundo tuvo enormes cambios, y como siempre uno es según sus circunstancias, las circunstancias de hoy son otras. Pero eso no quiere decir que la esencia no sea la misma.

    Seguimos pensando que el hombre no debe explotar al hombre, pero estamos en otro mundo ”, disparó en el comienzo Topolansky, quien fue militante del movimiento guerrillero Tupamaro, pero hoy habla desde la perspectiva de alguien que está en la función de gobierno. Buscando justificar lo hecho hasta ahora en su país, dijo: “Cuando se accede por el camino de las urnas, hay una serie de cuestiones a cumplir. Hemos tratado desde ese aparato del Estado, con todas sus virtudes y sus defectos, llegar al concepto más amplio de democracia, que tiene que ver con la igualdad de oportunidades”.

    Rojas consideró que hoy en Latinoamérica hay “mayoría de gobiernos inscriptos en la izquierda”, pero que “ la izquierda latinoamericana todavía siente algún malestar, incomodidad al pensarse en el poder ”. “Si bien actúa dentro de los límites de la economía de mercado –agregó–, se sigue imaginando como un actor más revolucionario”.

    Cuando le tocó el turno a Caparrós, ácido y desafiante empezó preguntando: “ ¿De qué gobiernos de izquierda me hablan? ”, lo que despertó la risa de un público heterogéneo, con mucha gente grande y algunos jóvenes. Primero sostuvo que una cosa es el progresismo, “que tiene una clara idea de continuidad, de avanzar con lo que hay”, y otra la izquierda, que “representa una idea de ruptura, de que lo que hay es injusto”. Después remarcó que “antes había una idea fuerte de futuro”, pero que ahora los gobiernos tienen “un discurso donde aceptan que la igualdad social y económica no forma parte de sus posibilidades”. “Escuchaba que hay gente que salió de la pobreza… ¿por ganar $ 100 más salió de la pobreza? Y esto más allá de cómo ciertos gobiernos definen el tema, como el argentino que dijo que con $ 22 por día una familia tipo puede comer y que por lo tanto quedaba fuera de la pobreza”.

    Con una voz suave, de abuela sirviendo el té, Topolansky fue dando una respuesta alternativa. “Coincido en que progresismo e izquierda no son lo mismo, pero la historia tiene sus procesos. En estos siete años de gobiernos en Uruguay se votaron 22 leyes de protección laboral. Se puede decir que fue en el marco de una sociedad capitalista, pero hay una diferencia sustancial para los derechos de alguien que vive de su fuerza laboral. Es cierto que no tocamos cuestiones profundas de la estructura, pero hay un cambio. Hace unos meses pusimos un tibio impuesto a la tierra y se armó un escándalo de novela.

    En algunas cosas tengo que ir despacio . Tengo que ir al ritmo del que viene más rezagado en la sociedad, para que me entienda.

    Estas son cosas que uno va aprendiendo con la vida , no sale de los manuales”, dijo entre aplausos.

    El otro tema polémico fue el liderazgo. Topolansky sostuvo que, si bien la izquierda siempre se opuso, hay casos en Latinoamérica que se dieron en forma natural por una cuestión de “sentimientos” populares. Caparrós, en cambio, consideró que hoy “el rol de la figura reemplaza las ideas”. “Me parece que la idea de lealtad programática no existe, no hay una idea común, los partidos que gobiernan pueden cambiar drásticamente de proyecto . Por eso ocurre lo que llamamos la política de la sangre, donde el único vínculo decisivo es el parentesco”.


    http://www.clarin.com/mundo/Debaten-hoy-izquierda-America-latina_0_691130984.html

    JuanMoreira
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 62
    Reputación : 81
    Fecha de inscripción : 28/08/2011

    Re: Debaten sobre qué es ser hoy de izquierda en América latina

    Mensaje por JuanMoreira el Dom Abr 29, 2012 4:57 pm

    No se si este sera el lugar indicado, pero me aventuro a preguntar.

    Compañeros, yo no entiendo sobre marxismo, leo muy poco, a causa de mi trabajo y mi poca comprencion lectora porque si quiera termine la primaria.

    Pero me surgio una duda que la escuche por radio el otro día, un hombre dijo: "el marxismo esta acabado" y planteó esto:

    "¿Por que un hombre que se mato toda la vida estudiando y trabajando para pedir un prestamo y crear una empresa supongamos una fábrica de computadoras, debe compartir las ganancias con sus obreros?"

    Es decir planteaba que por que es justo que si el se mato la vida laburando para tener una empresa de propiedad privada vengan unos trabajadores que nunca se esforzaron para progresar y le quieran expropiar la fábrica.

    Además decia: "¿y si el empresario nacio como un pobre, y gracias al esfuerzo y la dedicación y el ahorro él progreso y se fundo su compania ? ¿que derecho tiene el trabajador que nunca ahorro o se esforzo a sacarle la empresa y decir que es propia de él y sus compañeros?

    Yo queria preguntar eso, mi intenzion no es molestar si no saver.

    Desde ya gracias.
    Blas.

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6892
    Reputación : 7311
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Debaten sobre qué es ser hoy de izquierda en América latina

    Mensaje por Razion el Dom Abr 29, 2012 5:41 pm

    JuanMoreira escribió:No se si este sera el lugar indicado, pero me aventuro a preguntar.

    Compañeros, yo no entiendo sobre marxismo, leo muy poco, a causa de mi trabajo y mi poca comprencion lectora porque si quiera termine la primaria.

    Pero me surgio una duda que la escuche por radio el otro día, un hombre dijo: "el marxismo esta acabado" y planteó esto:

    "¿Por que un hombre que se mato toda la vida estudiando y trabajando para pedir un prestamo y crear una empresa supongamos una fábrica de computadoras, debe compartir las ganancias con sus obreros?"

    Es decir planteaba que por que es justo que si el se mato la vida laburando para tener una empresa de propiedad privada vengan unos trabajadores que nunca se esforzaron para progresar y le quieran expropiar la fábrica.

    Además decia: "¿y si el empresario nacio como un pobre, y gracias al esfuerzo y la dedicación y el ahorro él progreso y se fundo su compania ? ¿que derecho tiene el trabajador que nunca ahorro o se esforzo a sacarle la empresa y decir que es propia de él y sus compañeros?

    Yo queria preguntar eso, mi intenzion no es molestar si no saver.

    Desde ya gracias.
    Blas.

    De entrada ya está mal que alguien nazca como pobre y necesite ser explotado para poder salir adelante, haciendole ganar mil veces el valor de su trabajo a su patrón. Si esta persona ahorra y puede poner su empresa, no tiene ningún derecho a vivir en función de la explotación de la fuerza de trabajo de otros trabajadores. Nadie le está diciendo que "comparta" sus ahorros, es decir su riqueza fruto de su trabajo como asalariado, sino por el contrario, que no debe explotar a otros hombres para acumular más riquezas.
    El capitalismo se basa en la explotación de la fuerza de trabajo, en apropiarse de trabajo ajeno impago. En las condiciones particulares de la sociedad capitalista en las que el trabajador que no posee los medios de producción se ve obligado a vender su fuerza de trabajo y el propietario de los medios de producción compra esta fuerza de trabajo; pero el trabajo realizado (creado) por el laburante es mayor que el que se le paga por su fuerza de trabajo (por su jornada laboral). De esto se apropia el capitalista y en esto basa su acumulación.
    Por lo tanto, por ejemplo si tiene una fábrica y gracias al laburo de cien obreros en diez años multiplica por mil su capital inicial, -mientras que los obreros solo tienen para vivir con suerte, y pequeños ahorros con mucha más suerte, como ocurre en los ejemplos de la vida real en nuestro país- literalmente les pertenece la fábrica a los trabajadores ya que esa acumulación la ha realizado el empresario en base al trabajo de los asalariados (han pagado el valor del/los medio/s de producción con creces). Lo único realizado por el capitalista fue utilizar sus ahorros para comprar medios de producción y contratar fuerza laboral, más allá de donde provenga la acumulación originaria (parafraseando el capítulo del Capital) del empresario. Incluso son pocos los que se dedican a la administración del negocio.
    Cabe destacar, que un pequeño empresario tiene pocas posibilidades de sobrevivir dada la vorágine en la que se maneja el sistema capitalista, en la que las grandes empresas aniquilan a las pequeñas. Sin embargo no es el punto. Si ahorró guita y la utiliza para independizarse del trabajo asalariado, es decir, para ser un cuentapropista, con un oficio, o un negocio en el que no se dedique a la explotación de terceros, bienvenido sea. Y dicho sea de paso, en una revolución socialista se apunta primero a las grandes empresas por su características estratégicas, estructurales, y por la cantidad de trabajadores que explotan, que al pequeño propietario, que incluso puede existir en el marco de un proceso democrático revolucionario dirigido por el proletariado y que marche ininterrumpidamente hacia el socialismo.
    Espero haber sido más o menos claro.
    Saludos


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    AnarcComunis
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1706
    Reputación : 2183
    Fecha de inscripción : 12/05/2011
    Localización : Virreinato del Rio de la Plata

    Re: Debaten sobre qué es ser hoy de izquierda en América latina

    Mensaje por AnarcComunis el Lun Abr 30, 2012 1:56 am

    JuanMoreira escribió:No se si este sera el lugar indicado, pero me aventuro a preguntar.

    Compañeros, yo no entiendo sobre marxismo, leo muy poco, a causa de mi trabajo y mi poca comprencion lectora porque si quiera termine la primaria.

    Pero me surgio una duda que la escuche por radio el otro día, un hombre dijo: "el marxismo esta acabado" y planteó esto:

    "¿Por que un hombre que se mato toda la vida estudiando y trabajando para pedir un prestamo y crear una empresa supongamos una fábrica de computadoras, debe compartir las ganancias con sus obreros?"

    Es decir planteaba que por que es justo que si el se mato la vida laburando para tener una empresa de propiedad privada vengan unos trabajadores que nunca se esforzaron para progresar y le quieran expropiar la fábrica.

    Además decia: "¿y si el empresario nacio como un pobre, y gracias al esfuerzo y la dedicación y el ahorro él progreso y se fundo su compania ? ¿que derecho tiene el trabajador que nunca ahorro o se esforzo a sacarle la empresa y decir que es propia de él y sus compañeros?

    Yo queria preguntar eso, mi intenzion no es molestar si no saver.

    Desde ya gracias.
    Blas.

    Hola Mi querido Juan.

    Te voy a explicar más o menos como funcionan las cosas dentro del sistema capitalista. Pon atención ya que no siempre es fácil de entender a primera vista.

    Lo voy a explicar desde mi punto anarco-comunista (de paso me viene bien ejercitar estos temas). Si tienes alguna duda, bienvenida sea.

    El sistema capitalista se caracteriza por la existencia de dos grandes grupos sociales divididos por la propiedad privada de los medios de producción y comercialización:

    1) La clase Capitalista, que son los dueños de los medios de producción y comercialización que emplean en su interior a personal para llevar a cabo sus tareas, por ejemplo una compañía constructora emplea albañiles, electricistas, ayudantes, carpinteros etc.

    2) Los que no son dueños de los medios de producción y comercialización y deben vender su fuerza de trabajo física o mental a los primeros.
    Esta clase social se la denomina Proletariado o clase trabajadora, pues debe venderse por una retribución económica en forma de salario que le permita vivir y reproducirse. Siguiendo con el ejemplo de la compañía constructora los obreros o proletarios son los constructores, albañiles, carpinteros, etc.

    La propiedad privada de los medios de producción existe para una 1/9 de la población (y cada vez menos) porque precisamente es negada para los 8/9 restantes. Es una verdadera contradicción ya que no todos podemos ser dueños de nuestro trabajo mi querido amigo, sólo algunos. Y precisamente si todos quisiésemos ser jefes no habría nadie que trabaje para nosotros. Es decir algunos debemos destinar nuestra vida a tener la carne lista para ser azotada y otros deben tener el látigo para azotarnos.

    En este sistema de producción el trabajador no disfruta el rinde de su trabajo, por el contrario, disfruta el precio que ha puesto el capitalista a la mano de obra. El capitalista compra la mano de obra del trabajador (es decir paga su salario) como componente creador en el proceso productivo.
    Aquí entra otra artimaña del capital: utiliza a los miles de trabajadores desempleados como un mecanismo para bajar los costos de la mano de obra. Voy a poner un ejemplo claro: en las industrias maquiladoras de Tierra del Fuego, los obreros de más de 60 años son despedidos sin ninguna remuneración, ya que no producen tanto como un obrero de 20 años. Además pueden despedirte sin ningún problema ya que tienen como mínimo 500 obreros atrás por tu puesto. Por eso las villas miserias son como canteras de mano de obra barata para las burguesías industriales, que en parte son responsables del recalentamiento de la economía argentina del 2002 en adelante. Se calcula que el obrero recibe 1/3 de lo que produce y que el 2/3 restantes se lo apropia el capitalista o dueño de los medios de producción.

    En el sistema de producción de mercancías, el capital (que es dinero acumulado) invierte parte de su capital en forma de medios de producción: Fábricas, talleres, molinos, herramientas, materia prima, maquinaria, combustible, repuestos etc. A esto se lo llama capital constante. Otra parte va destinada a la compra de la mano de obra: Obreros, a esta parte se la denomina Capital Variable.

    La formación del valor de una mercancía viene de una sencilla formula: Constante + Variable + Plusvalía.

    El valor de los medios de producción y su desgaste se vera reflejado en el valor total de la mercancía ya que transfiere parte de su valor a la mercancía además se añadirá el valor de la fuerza de trabajo, es decir el salario del obrero. Pero el obrero no sólo esta creando el valor de su salario sino además esta creando un excedente que se lo expropia el propio capitalista. El obrero produce un valor determinado por el tiempo medio socialmente necesario para producir un bien o mercancía, pero en la retribución el capitalista no se lo devuelve. Es decir el plusvalor son las horas trabajadas no pagas en el salario del obrero.

    El capitalista, empujado por su constante demanda de adquirir más plusvalía por la incesante competencia busca obtener más plusvalía posible. Esto es posible gracias a la intensificación de la jornada laboral, en donde el obrero produce cada vez más mientras que su paga sigue intacta. También es posible gracias a la extensión de la jornada, a los contratos de trabajo basura como las tercerizaciones, la flexibilización laboral, etc.

    El Capital constante no crea valor, sino que lo transfiere. Pero el capital variable es decir la fuerza de trabajo es la verdadera creadora del valor.

    Las riquezas sociales que hoy posee el mundo son riquezas sociales colectivas, gigantes y que no poseen dueño alguno sino que residen en el corazón de la clase trabajadora. ¿de donde reside el valor de los campos de La Pampa nuestra sino es gracias a las miles de manos que han surcado la tierra pampeana, fertilizandola gracias al arreo de vacas, al desmonte de arboles, a la preparación de la tierra, a la quita de malesas y frutos incomestibles?. Las tierras que hoy tienen un valor incalculable en las zonas de pergamino o en el norte de la provincia de Buenos Aires se deben a las miles de horas invertidas por parte de millones de inmigrantes que poco han recibido a cambio y que hoy esas mismas tierras que deben su gratitud a las miles de generaciones de inmigrantes e hijos de inmigrantes, concentran las riquezas un puñado de hombres que nunca en su vida han manejado el azadón o la pala.

    Los hijos de esos puñados de hombres tendrán en sus manos un valor incalculable si quiera haber trabajado. Y si acaso, mañana los hijos haraposos de los inmigrantes que trabajaron y perfeccionaron esas tierras se presentan con una mano extendida y proclaman "¡queremos nuestra parte de esas riquezas que les corresponden a nuestros padres!" se encontraran con los fusiles y metrallas del ejercito, que custodia la represión de clase.

    Resulta ser que las riquezas que constituyen el esfuerzo de muchas generaciones de obreros, labriegos, arrieros, peones, esquiladores, granjeros, espigadores, recolectores, etc. estan concentradas en las manos de unos burocratas que solo disfutan a su placer las delicias que proporciona la clase trabajadora.

    Los caminos que conducen las riquezas que proporciona el suelo de Argentina serían piedras obsoletas si no fuese por el trabajo colectivo de miles de trabajadores industriales que fabrican el cemento, otros miles que aplanan la tierra y sacan las malesas, otros cientos que colocan el pavimento de las rutas y unos decimos que pintan las rutas y colocan las señales.

    Los camiones serían chatarra y plástico obsoleto si no fuesen por los miles de trabajadores que operan en las fábricas, otros cientos que los ensamblan y muchos otros que los conducen. Los trenes no serían nada sin las generaciones de operarios viejos que crearon y perfeccionaron los ferrocarriles en el país ni tampoco serian productivos si no fuesen por los cientos de operarios que arreglan y preparan las vías.

    Y por último, los barcos se hundirían en el océano con todos los frutos de la tierra sin la ayuda preciosa que otorgan los astilleros navales.

    Como ves, toda la riqueza de la tierra, las fábricas, los caminos, los astilleros, etc. se deben a la riqueza colectiva que preparan todos los trabajadores del mundo todos los días y que todos los días se ven afectados por el despojo de la clase capitalista, por medio de la propiedad privada.

    Además, ¿de que propiedad privada habla ese hombre?, si la pequeña propiedad privada campesina, o los almacenes barriales, o las pequeñas panaderias se ven destruidas por la gran Industria que avanza imbatible sobre la propiedad de la clase media-burguesa.

    La clase media, es otro cuento, para otra historia
    Saludos Juan.

    Aelito
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 708
    Reputación : 711
    Fecha de inscripción : 24/11/2011

    Re: Debaten sobre qué es ser hoy de izquierda en América latina

    Mensaje por Aelito el Lun Abr 30, 2012 11:39 am

    AnarcComunis escribió:Debaten sobre qué es ser hoy de izquierda en América latina

    Intelectuales y políticos discuten sobre la ideología de muchos gobiernos actuales de la región.

    Si ya le es difícil para la izquierda definirse a sí misma, más complejo le resulta aún encuadrar a los gobierno que se adjudican cambios revolucionarios y populares. Esto quedó en evidencia en el debate realizado el viernes en la Feria del Libro, donde en una mesa redonda hubo cruces picantes entre la senadora uruguaya Lucía Topolansky, esposa del presidente José Mujica; el escritor Martín Caparrós y el intelectual cubano Rafael Rojas, bajo la coordinación del periodista Pablo Stefanoni.

    “Yo vengo de la generación donde impactó el modelo de la revolución de Cuba, pero el mundo tuvo enormes cambios, y como siempre uno es según sus circunstancias, las circunstancias de hoy son otras. Pero eso no quiere decir que la esencia no sea la misma.

    Seguimos pensando que el hombre no debe explotar al hombre, pero estamos en otro mundo ”, disparó en el comienzo Topolansky, quien fue militante del movimiento guerrillero Tupamaro, pero hoy habla desde la perspectiva de alguien que está en la función de gobierno. Buscando justificar lo hecho hasta ahora en su país, dijo: “Cuando se accede por el camino de las urnas, hay una serie de cuestiones a cumplir. Hemos tratado desde ese aparato del Estado, con todas sus virtudes y sus defectos, llegar al concepto más amplio de democracia, que tiene que ver con la igualdad de oportunidades”.

    Rojas consideró que hoy en Latinoamérica hay “mayoría de gobiernos inscriptos en la izquierda”, pero que “ la izquierda latinoamericana todavía siente algún malestar, incomodidad al pensarse en el poder ”. “Si bien actúa dentro de los límites de la economía de mercado –agregó–, se sigue imaginando como un actor más revolucionario”.

    Cuando le tocó el turno a Caparrós, ácido y desafiante empezó preguntando: “ ¿De qué gobiernos de izquierda me hablan? ”, lo que despertó la risa de un público heterogéneo, con mucha gente grande y algunos jóvenes. Primero sostuvo que una cosa es el progresismo, “que tiene una clara idea de continuidad, de avanzar con lo que hay”, y otra la izquierda, que “representa una idea de ruptura, de que lo que hay es injusto”. Después remarcó que “antes había una idea fuerte de futuro”, pero que ahora los gobiernos tienen “un discurso donde aceptan que la igualdad social y económica no forma parte de sus posibilidades”. “Escuchaba que hay gente que salió de la pobreza… ¿por ganar $ 100 más salió de la pobreza? Y esto más allá de cómo ciertos gobiernos definen el tema, como el argentino que dijo que con $ 22 por día una familia tipo puede comer y que por lo tanto quedaba fuera de la pobreza”.

    Con una voz suave, de abuela sirviendo el té, Topolansky fue dando una respuesta alternativa. “Coincido en que progresismo e izquierda no son lo mismo, pero la historia tiene sus procesos. En estos siete años de gobiernos en Uruguay se votaron 22 leyes de protección laboral. Se puede decir que fue en el marco de una sociedad capitalista, pero hay una diferencia sustancial para los derechos de alguien que vive de su fuerza laboral. Es cierto que no tocamos cuestiones profundas de la estructura, pero hay un cambio. Hace unos meses pusimos un tibio impuesto a la tierra y se armó un escándalo de novela.

    En algunas cosas tengo que ir despacio . Tengo que ir al ritmo del que viene más rezagado en la sociedad, para que me entienda.

    Estas son cosas que uno va aprendiendo con la vida , no sale de los manuales”, dijo entre aplausos.

    El otro tema polémico fue el liderazgo. Topolansky sostuvo que, si bien la izquierda siempre se opuso, hay casos en Latinoamérica que se dieron en forma natural por una cuestión de “sentimientos” populares. Caparrós, en cambio, consideró que hoy “el rol de la figura reemplaza las ideas”. “Me parece que la idea de lealtad programática no existe, no hay una idea común, los partidos que gobiernan pueden cambiar drásticamente de proyecto . Por eso ocurre lo que llamamos la política de la sangre, donde el único vínculo decisivo es el parentesco”.


    http://www.clarin.com/mundo/Debaten-hoy-izquierda-America-latina_0_691130984.html

    Patético lo de la senadora y ni hablar de su marido...el mundo cambia pero el sistema es el mismo, son ellos los que cambiaron al convertirse en un apédice más de la dominación capitalista...falta que diga, los cambios hay que hacerlos pero tratando de no molestar mucho a los burgueses. Después hablar de "igualdad de oportunidades" sin terminar con el sistema en el que vivimos es lo más cínico que hay. Saludos.

    Aelito
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 708
    Reputación : 711
    Fecha de inscripción : 24/11/2011

    Re: Debaten sobre qué es ser hoy de izquierda en América latina

    Mensaje por Aelito el Lun Abr 30, 2012 12:07 pm

    AnarcComunis escribió:
    JuanMoreira escribió:No se si este sera el lugar indicado, pero me aventuro a preguntar.

    Compañeros, yo no entiendo sobre marxismo, leo muy poco, a causa de mi trabajo y mi poca comprencion lectora porque si quiera termine la primaria.

    Pero me surgio una duda que la escuche por radio el otro día, un hombre dijo: "el marxismo esta acabado" y planteó esto:

    "¿Por que un hombre que se mato toda la vida estudiando y trabajando para pedir un prestamo y crear una empresa supongamos una fábrica de computadoras, debe compartir las ganancias con sus obreros?"

    Es decir planteaba que por que es justo que si el se mato la vida laburando para tener una empresa de propiedad privada vengan unos trabajadores que nunca se esforzaron para progresar y le quieran expropiar la fábrica.

    Además decia: "¿y si el empresario nacio como un pobre, y gracias al esfuerzo y la dedicación y el ahorro él progreso y se fundo su compania ? ¿que derecho tiene el trabajador que nunca ahorro o se esforzo a sacarle la empresa y decir que es propia de él y sus compañeros?

    Yo queria preguntar eso, mi intenzion no es molestar si no saver.

    Desde ya gracias.
    Blas.

    Hola Mi querido Juan.

    Te voy a explicar más o menos como funcionan las cosas dentro del sistema capitalista. Pon atención ya que no siempre es fácil de entender a primera vista.

    Lo voy a explicar desde mi punto anarco-comunista (de paso me viene bien ejercitar estos temas). Si tienes alguna duda, bienvenida sea.

    El sistema capitalista se caracteriza por la existencia de dos grandes grupos sociales divididos por la propiedad privada de los medios de producción y comercialización:

    1) La clase Capitalista, que son los dueños de los medios de producción y comercialización que emplean en su interior a personal para llevar a cabo sus tareas, por ejemplo una compañía constructora emplea albañiles, electricistas, ayudantes, carpinteros etc.

    2) Los que no son dueños de los medios de producción y comercialización y deben vender su fuerza de trabajo física o mental a los primeros.
    Esta clase social se la denomina Proletariado o clase trabajadora, pues debe venderse por una retribución económica en forma de salario que le permita vivir y reproducirse. Siguiendo con el ejemplo de la compañía constructora los obreros o proletarios son los constructores, albañiles, carpinteros, etc.

    La propiedad privada de los medios de producción existe para una 1/9 de la población (y cada vez menos) porque precisamente es negada para los 8/9 restantes. Es una verdadera contradicción ya que no todos podemos ser dueños de nuestro trabajo mi querido amigo, sólo algunos. Y precisamente si todos quisiésemos ser jefes no habría nadie que trabaje para nosotros. Es decir algunos debemos destinar nuestra vida a tener la carne lista para ser azotada y otros deben tener el látigo para azotarnos.

    En este sistema de producción el trabajador no disfruta el rinde de su trabajo, por el contrario, disfruta el precio que ha puesto el capitalista a la mano de obra. El capitalista compra la mano de obra del trabajador (es decir paga su salario) como componente creador en el proceso productivo.
    Aquí entra otra artimaña del capital: utiliza a los miles de trabajadores desempleados como un mecanismo para bajar los costos de la mano de obra. Voy a poner un ejemplo claro: en las industrias maquiladoras de Tierra del Fuego, los obreros de más de 60 años son despedidos sin ninguna remuneración, ya que no producen tanto como un obrero de 20 años. Además pueden despedirte sin ningún problema ya que tienen como mínimo 500 obreros atrás por tu puesto. Por eso las villas miserias son como canteras de mano de obra barata para las burguesías industriales, que en parte son responsables del recalentamiento de la economía argentina del 2002 en adelante. Se calcula que el obrero recibe 1/3 de lo que produce y que el 2/3 restantes se lo apropia el capitalista o dueño de los medios de producción.

    En el sistema de producción de mercancías, el capital (que es dinero acumulado) invierte parte de su capital en forma de medios de producción: Fábricas, talleres, molinos, herramientas, materia prima, maquinaria, combustible, repuestos etc. A esto se lo llama capital constante. Otra parte va destinada a la compra de la mano de obra: Obreros, a esta parte se la denomina Capital Variable.

    La formación del valor de una mercancía viene de una sencilla formula: Constante + Variable + Plusvalía.

    El valor de los medios de producción y su desgaste se vera reflejado en el valor total de la mercancía ya que transfiere parte de su valor a la mercancía además se añadirá el valor de la fuerza de trabajo, es decir el salario del obrero. Pero el obrero no sólo esta creando el valor de su salario sino además esta creando un excedente que se lo expropia el propio capitalista. El obrero produce un valor determinado por el tiempo medio socialmente necesario para producir un bien o mercancía, pero en la retribución el capitalista no se lo devuelve. Es decir el plusvalor son las horas trabajadas no pagas en el salario del obrero.

    El capitalista, empujado por su constante demanda de adquirir más plusvalía por la incesante competencia busca obtener más plusvalía posible. Esto es posible gracias a la intensificación de la jornada laboral, en donde el obrero produce cada vez más mientras que su paga sigue intacta. También es posible gracias a la extensión de la jornada, a los contratos de trabajo basura como las tercerizaciones, la flexibilización laboral, etc.

    El Capital constante no crea valor, sino que lo transfiere. Pero el capital variable es decir la fuerza de trabajo es la verdadera creadora del valor.

    Las riquezas sociales que hoy posee el mundo son riquezas sociales colectivas, gigantes y que no poseen dueño alguno sino que residen en el corazón de la clase trabajadora. ¿de donde reside el valor de los campos de La Pampa nuestra sino es gracias a las miles de manos que han surcado la tierra pampeana, fertilizandola gracias al arreo de vacas, al desmonte de arboles, a la preparación de la tierra, a la quita de malesas y frutos incomestibles?. Las tierras que hoy tienen un valor incalculable en las zonas de pergamino o en el norte de la provincia de Buenos Aires se deben a las miles de horas invertidas por parte de millones de inmigrantes que poco han recibido a cambio y que hoy esas mismas tierras que deben su gratitud a las miles de generaciones de inmigrantes e hijos de inmigrantes, concentran las riquezas un puñado de hombres que nunca en su vida han manejado el azadón o la pala.

    Los hijos de esos puñados de hombres tendrán en sus manos un valor incalculable si quiera haber trabajado. Y si acaso, mañana los hijos haraposos de los inmigrantes que trabajaron y perfeccionaron esas tierras se presentan con una mano extendida y proclaman "¡queremos nuestra parte de esas riquezas que les corresponden a nuestros padres!" se encontraran con los fusiles y metrallas del ejercito, que custodia la represión de clase.

    Resulta ser que las riquezas que constituyen el esfuerzo de muchas generaciones de obreros, labriegos, arrieros, peones, esquiladores, granjeros, espigadores, recolectores, etc. estan concentradas en las manos de unos burocratas que solo disfutan a su placer las delicias que proporciona la clase trabajadora.

    Los caminos que conducen las riquezas que proporciona el suelo de Argentina serían piedras obsoletas si no fuese por el trabajo colectivo de miles de trabajadores industriales que fabrican el cemento, otros miles que aplanan la tierra y sacan las malesas, otros cientos que colocan el pavimento de las rutas y unos decimos que pintan las rutas y colocan las señales.

    Los camiones serían chatarra y plástico obsoleto si no fuesen por los miles de trabajadores que operan en las fábricas, otros cientos que los ensamblan y muchos otros que los conducen. Los trenes no serían nada sin las generaciones de operarios viejos que crearon y perfeccionaron los ferrocarriles en el país ni tampoco serian productivos si no fuesen por los cientos de operarios que arreglan y preparan las vías.

    Y por último, los barcos se hundirían en el océano con todos los frutos de la tierra sin la ayuda preciosa que otorgan los astilleros navales.

    Como ves, toda la riqueza de la tierra, las fábricas, los caminos, los astilleros, etc. se deben a la riqueza colectiva que preparan todos los trabajadores del mundo todos los días y que todos los días se ven afectados por el despojo de la clase capitalista, por medio de la propiedad privada.

    Además, ¿de que propiedad privada habla ese hombre?, si la pequeña propiedad privada campesina, o los almacenes barriales, o las pequeñas panaderias se ven destruidas por la gran Industria que avanza imbatible sobre la propiedad de la clase media-burguesa.

    La clase media, es otro cuento, para otra historia
    Saludos Juan.


    Bastante bien compañero Anarco.

    Lo que podría agregar es que la argumentación de la persona citada por Juan, se fundamenta en el sentido común que se impone en la sociedad y que podríamos conceptuar como la "moral burguesa", mistificando la realidad al darle la apariencia de que es el capitalista quien "le da trabajo" o quien "le hace el favor" al obrero, cuando en realidad es éste, el obrero, que se lo cede, que le hace el favor, gratuitamente. Todo lo que el obrero se priva de consumir, o sea, la prusvalía o la ganancia, que produce como personificación del capital variable, aparece, adquiere la forma, es visto por el sentido común que nos imponen, como ahorro o austeridad del burgués o empresario. Ni hablemos de que todo capital carece de valor intrínseco si no es puesto en marcha dentro del proceso productivo por medio de los trabajadores. No es el capital el que genera más capital, sino que es el trabajo el que lo genera de la nada.

    Todo esto más allá de que el ejemplo presentado de que, 'estudiando y trabajando', alguien de esta manera pueda recibir un préstamo para establecer una fábrica de computadoras, este caso no se da en absoluto en un 99% de la realidad, nadie con sólo vender su fuerza de trabajo y sin tener ningún capital propio de forma previa o heredada por un tercero, puede en este país acceder a un préstamo de ese tipo, salvo que haya sido parte de la aristocracia obrera, algún gerente o ejecutivo, etc, pero estos casos son muy minoritarios dentro la verdadera realidad económica de la mayoría de los trabajadores. Saludos.

    Contenido patrocinado

    Re: Debaten sobre qué es ser hoy de izquierda en América latina

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:04 pm


      Fecha y hora actual: Mar Dic 06, 2016 5:04 pm