[Israel,Egipto] Conflicto por el suministro de gas de Egipto a Israel

Comparte
avatar
Manuel_0
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 896
Reputación : 947
Fecha de inscripción : 01/12/2011

[Israel,Egipto] Conflicto por el suministro de gas de Egipto a Israel

Mensaje por Manuel_0 el Mar Abr 24, 2012 11:46 pm

El ministro de Finanzas de Israel, Yuval Steinitz, ha declarado que la decisión de la suspensión del contrato de suministro de gas natural ratifiaco con Egipto supone "un precedente peligroso" y contradictorio con los acuerdos de paz firmados en 1979. Asimismo a pedido que EEUU intervenga como garante del cumplimiento de dichos acuerdos.


Fuente:
http://www.europapress.es/internacional/noticia-oproximo-israel-advierte-egipto-suspension-suministro-gas-podria-afectar-acuerdos-paz-20120423023024.html
avatar
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2847
Reputación : 3426
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Re: [Israel,Egipto] Conflicto por el suministro de gas de Egipto a Israel

Mensaje por Chapaev el Miér Ago 29, 2012 7:59 pm


Egipto enfrenta presiones en el Sinaí...y desde más allá


Por Moises Saab

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=539591&Itemid=1


vasta operación egipcia en la Península de Sinaí (noreste)El Cairo, 29 ago (PL) La vasta operación en la Península de Sinaí (noreste) proseguirá, aseguró una fuente militar egipcia, en medio de versiones hoy sobre su suspensión por presiones políticas directas de Israel y, más sesgadas, de Estados Unidos.

Los movimientos de tropas y blindados egipcios, al que se sumó la fuerza aérea, comenzaron hace más de dos semanas, después del mortífero ataque de desconocidos armados contra un puesto policial en la península en el que murieron 16 soldados y varios resultaron heridos.

La agresión fue adjudicada a integristas islámicos o partidarios del expresidente Hosni Mubarak, según versiones divergentes, ambas carentes de confirmación.

Por su lado, ponentes de los Ajuan Musulmín (Hermandad Musulmana), la organización a la que perteneció el actual presidente, Mohamed Morsi, acusaron a la inteligencia israelí de haber inducido el ataque para complicarle la vida al mandatario, que asumió la primera magistratura el 30 de junio pasado tras ganar la segunda vuelta de unos reñidos comicios.

Horas después de ser electo, Morsi renunció a su condición de miembro de la Hermandad, en un gesto pensado para aclarar que se propone ser el presidente de todos los habitantes de Egipto, un país en el cual cohabitan credos islámicos y cristianos.

Sin embargo, es obvio que su orientación política es coherente con la de esa entidad, creada a mediados de la década del 20 del pasado siglo y perseguida con saña por varios gobiernos egipcios, incluido el del derrocado Mubarak, que envió a prisión a Morsi durante varios años.

En esa sensibilidad filosófica está incluido el apoyo a las aspiraciones palestinas a un Estado independiente, una idea que choca con el objetivo primario de Israel de ocupar los territorios autonómicos y absorber a su población en condición de ciudadanos de segunda o tercera clase.



La decisión de distanciarse del acercamiento con Israel del anterior régimen quedó en evidencia en junio pasado cuando el exministro de Petróleo Sameh Fajmi fue condenado a 15 años de prisión por concluir con Tel Aviv un tratado de venta de gas a precios inferiores a los del mercado; además, el pacto está sujeto a revisión.

El golpe tiene que haber dolido en Israel, pues el 40 por ciento del gas que consume proviene de los yacimientos egipcios, cuyas ventajas, además del bajo precio, las tiene de gastos de transporte inferiores y seguridad en el suministro.



Para el gobierno israelí, el inicio de las operaciones militares en el Sinaí a principios de este mes constituye otra señal inobjetable y preocupante de que los lazos con Egipto van a cambiar a corto plazo, en momentos de creciente tensión regional, en los cuales Tel Aviv prefiere mantenerse concentrado en los temas sirio y palestino, pero, sobre todo, en el iraní.

Miembros de la cúpula gobernante israelí postulan un ataque masivo, electrónico, coheteril y aéreo contra las centrales nucleares de la República Islámica de Irán, en la certeza de que, al menos tras bambalinas, será apoyado por Estados Unidos y las potencias europeas, que acudirían de presentarse la necesidad.

Teherán ha sido claro en sus advertencias de que una agresión en su contra será respondida de manera contundente dentro y fuera del Medio Oriente, una posibilidad que podría llevar al mundo a una conflagración de proporciones apocalípticas, cuyos resultados son impredecibles.

En ese contexto, altos funcionarios israelíes incrementaron la presión sobre El Cairo, entre ellos el canciller Avigdor Lieberman, notorio por sus posturas extremistas, quien demandó a Morsi que visite su país como prueba de las intenciones de mantener en vigencia el acuerdo bilateral de paz.

La declinación de Morsi a la conminación es más que probable, vista la falta de tacto que implica semejante exigencia al presidente de un país soberano como si fuera un gobierno cliente.

De su lado, la cancillería en Washington consideró que la dislocación de fuerzas egipcias en la levantisca península debió ser informada de antemano en el marco del acuerdo entre ambos Estados, una forma de tomar partido no por sutil, menos evidente en su parcialidad en favor de Israel.

Ahora, con la bola en su campo, el presidente egipcio tiene en sus manos una tarea hercúlea: probar, al unísono, dignidad nacional, independencia y flexibilidad, términos que por lo general se contraponen.

ocs/msl

    Fecha y hora actual: Vie Nov 17, 2017 6:27 pm