¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Comparte

    camaradadante
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 177
    Reputación : 212
    Fecha de inscripción : 09/01/2012

    ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por camaradadante el Vie Abr 20, 2012 1:06 am

    1- ¿Podemos aprender algo de Perón?
    ya sea organizativa mente, politicamente etc

    2- Hay que ser autocriticos y reconocer que Perón dio mejoras, y que los comunistas no pudieron estar a la altura de las circunstancias. Con la jugada de YPF fueron muy inteligentes, sin hablar el tema de Cuba.

    3-Dando por sentado que Perón es Populista, y cita a Lenin y a Mao, supuesta mente de forma hipócrita, ¿acaso no es Hipócrita cuando habla de defender el Capital y de que el tiene haciendas y todo eso?¿Cómo identificamos al verdadero Peron?

    4-Creo que el solo le daba el visto bueno al que juntaba mas voluntades, y solo eso, un gran arquitecto, mas preocupado por su obra que por la lucha de clases.

    5-fundamento lo anterior con la teoria de que cuando alguien esta en la cima del poder no se anda con mentiras y reconoce francamente sus intereses. ¿No Luchó, como dice contra la linea Inglesa y La Hiberica, No arremetió contra los rusos y los yankis con el mismo discurso de luego el PCR?

    6- aunque sea en forma hipócrita, ¿ a cuanta gente le metió en la cabeza la revolución social?

    7- aunque mi familia era peronista, yo no puedo dejar de pensar, requisito que parece tener cada peronista que me cruzo y me recita la bajada de linea al igual que el PO o el PCR. Por eso mi bandera es la de los pueblos del Mundo, pero sería faltar a la razon negar que bajo la idea de la justicia social mucha gente hizo un lugar mejor. No es nuestro camino, pero no se asemeja a nuestros resultados concretos en Argentina.

    camaradaarg
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 50
    Reputación : 59
    Fecha de inscripción : 12/08/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por camaradaarg el Vie Abr 20, 2012 1:27 am

    Hay temas hablando sobre Perón, peronismo y el actual gobierno, dónde muchas de tus preguntas están respondidas de diferentes perspectivas. Ahora yo particularmente, noto que tus preguntas no son inquietudes o dudas que tengas, son una tímida intención de defender el movimiento peronista y de demostrar que Perón no es lo que indefectiblemente es. En todo caso el tópic debería ser una postura defendiendo o criticando a Perón en algún aspecto particular o general y no preguntas tendenciosas. Si no es así pido disculpas.

    Otra cosa, "el peronismo será revolucionario o no será nada" leí una vez. Y está más que claro que lejos estuvo de querer cambiar el orden social imperante, sino todo lo contrario.

    Un saludo!!

    camaradadante
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 177
    Reputación : 212
    Fecha de inscripción : 09/01/2012

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por camaradadante el Vie Abr 20, 2012 1:39 am

    acepto sus disculpas cumpa, jejeje, son preguntas lo mas concretas que he podido y considerando que es de nuestro interes aprender estructuras útiles, solo eso. Yo no soy peronista. Me gusta la respuesta de Santucho en ese sentido de que el no se podía arrodillar ante algo aunque todos lo hicieran.

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6891
    Reputación : 7310
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Razion el Vie Abr 20, 2012 2:03 am

    No lo analizaría en términos de Perón y el peronismo como tal, dado que hay varios hilos sobre eso y daría a que se repitan discusiones (de varias páginas) que hemos mantenido. Ojo, no quiero cercenar el debate ni mucho menos.
    Lo abordaría desde el fenómeno que representan los movimientos nacional revolucionarios, y su carácter progresista en el sentido de que plantean una lucha contra el imperialismo en función de la realización de las tareas nacionales. El peronismo (de Perón) vino a cumplir una doble función: la de convertirse en el abanderado de la lucha antiimperialista (la constitución de un Estado fuerte como herramienta para esta, es decir, para la constitución de una burguesía nacional industrial), y la de desmovilización de las masas ante posturas radicalizadas cercanas al comunismo, con el claro objetivo de combatir a este último.
    Muchos aquí consideramos que las burguesías nacionales no existen como tal, o mejor dicho, no tienen carácter progresista alguno debido a su sumisión al imperialismo, por lo tanto son incapaces de llevar a cabo la realización de las tareas nacionales. Esto se demostró claramente con los gobiernos peronistas de antes del 55, y como actuó la burguesía "nacional" en estos, y frente al golpe.
    El punto es que el movimiento peronista luego del golpe, se fue radicalizando y tomando posiciones cada vez más clasistas -cabe destacar que una fracción siguio por el contrario con la herencia Nacionalista Católica fascista- gracias a cuadros como Cooke (que luego de la Revolución Cubana sería abiertamente comunista), o al trabajo realizado por organizaciones marxistas que practicaron el entrismo en el peronismo (como Nahuel Moreno, y otros trotkistas criollos). Las posiciones clasistas se toman también debido a la poca inteligencia de la burguesía/oligarquía argentina. Perón había concedido reivindicaciones eternamente negadas al movimiento obrero para garantizar la alianza de clases (y derrotar las posiciones comunistas) en un esquema claramente corporativista. Los golpistas tiran todo abajo, siendo lo más criminales y explícitos posibles: Bombardeos a la Plaza de Mayo (antes del golpe), fusilamientos, persecuciones, represión generalizada y un desprecio mayor a todo lo que tuviera algo de "popular" (bien gorilas). Encima se vendieron abiertamente al imperialismo de turno (ya no el inglés, sino el yanqui). Era lógico que la mayoría de la población trabajadora reclamara volver al gobierno peronista.
    Para colmo está el acontecimiento clave en latinoamérica que es la Revolución Cubana, que viene a demostrar lo ya vaticinado por Lenin, de que los movimientos nacional revolucionarios deben ser cooptados por los socialistas para dirigirlos hacia el socialismo. Muchos ven en el peronismo este tipo de movimiento, sumado a la clara manipulación de Perón que adaptaba su discurso a los sectores radicalizados reivindicando a otros líderes revolucionarios, como Mao, diciendo que si Stalin lo hubiera apoyado, hubiera sido el primer Castro de latinoamérica, haciendo una carta con motivo de la muerte del Che que parece realizada por un combatiente revolucionario. Este cambio y radicalización se puede notar sobre todo después del "desensillar hasta que aclare" que había proclamado en el 66 frente al golpe "Nacionalista Católico" de Onganía. Ahí comienza a ser exponencial el crecimiento de las posiciones radicalizadas dentro del peronismo (y también de cierta independencia de estas respecto del Movimiento Nacional Justicialista, dirigido por tranfugas y burócratas, como claramente lo demuestra Cooke en sus cartas a Peron). Y sí, a mucha gente se le metió la idea de la revolución social, el "Socialismo Nacional" (que muy bien fue manipulado por los Montoneros para convertirlo en la consigna de la "lucha por la Patria Socialista", aunque le costara una balacera en Ezeiza). Pero, no solo en esos momentos actuaban las organizaciones peronistas, ya comienzan a pisar fuerte las organizaciones marxistas leninistas (sobre todo la Nueva izquierda heredera de la Revolución Cubana), aunque no quiero desviarme de tema. El problema que visualizo es que si bien Perón hablaba de la revolución social (a mi entender de manera demagógica, para no perder a los sectores radicalizados), esto se le convierte en un problema que se le va de las manos, y al que busca resolver con la creación de las brigadas parapoliciales, paraestatales, como las AAA.
    Perón es un gran manipulador, el gran creador a mi entender de la política argentina actual (que se visualiza en todos los partidos políticos), un "Maquiavelo" argentino. De él, no tenemos que extraer nada. Si en cambio, de las experiencias de lucha de la clase obrera argentina que se desarrolla en los 60-70, tanto por parte de los sectores marxistas como también de los peronistas (dado que confluían juntos en la lucha contra la dictadura). Lo que sí no hay que hacer es caer en gorilismos, y ver al pobre pibe de la villa que tal vez milita en una organización de base peronista como enemigo, sino por el contrario entender que con ellos debemos construir. Los debates y la depuración de la línea se resuelven con el calor de la lucha. En ese sentido, no tengo problemas en reconocer (frente a un peronista) las medidas nacionalistas de Perón como un avance, o incluso las concesiones realizadas a la clase obrera (aunque expliqué el carácter y objetivo de las mismas). Sin embargo, nuestro deber no es repetir la historia sino avanzar en la construcción de la Patria Socialista, e instrumentar las estrategias y tácticas que nos permitan avanzar hacia ese fin. Con esto quiero decir, que si bien concuerdo con proyectos como los de Proyecto Sur, considero que no es nuestro deber intentar realizar nuevamente el primer gobierno de Perón (como muchas veces lo vaticina Pino), sino por el contrario implementar medidas que signifiquen un avance real y no quedarnos a medias tintas, por ello la inclusión de elementos como el control obrero es necesaria, o el desarrollo de una industria estatal, una economía centralizada, planificada y no el apoyo al desarrollo de la burguesía nacional que sabemos como termina.

    Pido disculpas si derivo mucho de lo que plantea el tema.
    Saludos


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    camaradadante
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 177
    Reputación : 212
    Fecha de inscripción : 09/01/2012

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por camaradadante el Vie Abr 20, 2012 3:28 am

    Muchas gracias por las respuestas.

    Aelito
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 708
    Reputación : 711
    Fecha de inscripción : 24/11/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Aelito el Vie Abr 20, 2012 6:24 am

    Como ahí te comenta Razion, en los hechos se ve la verdad de los hombres, Perón demostró lo que siempre fue, más allá de sus palabras y maniobras, al ser partícipe del GAN y luego idear y crear la triple A.

    Saludos.

    UyL
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 382
    Reputación : 399
    Fecha de inscripción : 23/01/2012

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por UyL el Vie Abr 20, 2012 8:07 am

    Reducir el peronismo al GAN y la Triple A es una simplificación que está muy lejos de la realidad. Si en los hechos se ve la verdad hay que analizar todos los hechos, no un par que elegimos subjetivamente. Desde ya, no me voy a poner yo a analizar todos los hechos, lo único que tengo para decir es que si el Partido Comunista hubiese tenido una línea justa con respecto al peronismo la historia argentina hubiese sido muy distinta. Y como soy comunista y no peronista, me importa más eso.

    Aelito
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 708
    Reputación : 711
    Fecha de inscripción : 24/11/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Aelito el Vie Abr 20, 2012 9:19 am

    UyL escribió:Reducir el peronismo al GAN y la Triple A es una simplificación que está muy lejos de la realidad. Si en los hechos se ve la verdad hay que analizar todos los hechos, no un par que elegimos subjetivamente. Desde ya, no me voy a poner yo a analizar todos los hechos, lo único que tengo para decir es que si el Partido Comunista hubiese tenido una línea justa con respecto al peronismo la historia argentina hubiese sido muy distinta. Y como soy comunista y no peronista, me importa más eso.

    Disculpame hermano, no me hagas decir algo que no dije, yo hablé claramente de Perón y NO del Movimiento Peronista, y no me hables de justicia, hablale de justicia a todos lo militantes que fueron perseguidos y torturados durante el primer peronismo y si no preguntale a Fanny que, a pesar de esto, ella cambió su postura a lo largo de su vida, además si lees muchos de mis comentarios yo claramente dije muchas veces que la actitud del PCA en el 46 fue aunque en muchos aspectos comprensible, eso no quita que la considere como un gran error. Saludos.

    UyL
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 382
    Reputación : 399
    Fecha de inscripción : 23/01/2012

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por UyL el Vie Abr 20, 2012 9:35 am

    Dije peronismo de la misma manera que podría haber dicho Perón, no se me ocurrió hacer una diferenciación entre uno y otro término. Lo repito: reducir a Perón al GAN y la Triple A es una simplificación, y no permite entender nada.

    En ningún momento hablé de justicia, no sé a qué viene la justicia ni por qué me pedís que le hable de justicia a los militantes perseguidos y torturados.

    El resto es ya mi opinión sobre el tema, y no te estaba respondiendo a vos ni a nadie en particular. Pero ya que estamos, me interesa conocer porque considerás que la actitud del PCA fue comprensible.

    Saludos.

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6891
    Reputación : 7310
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Razion el Vie Abr 20, 2012 9:58 am

    UyL escribió:Dije peronismo de la misma manera que podría haber dicho Perón, no se me ocurrió hacer una diferenciación entre uno y otro término. Lo repito: reducir a Perón al GAN y la Triple A es una simplificación, y no permite entender nada.

    En ningún momento hablé de justicia, no sé a qué viene la justicia ni por qué me pedís que le hable de justicia a los militantes perseguidos y torturados.

    El resto es ya mi opinión sobre el tema, y no te estaba respondiendo a vos ni a nadie en particular. Pero ya que estamos, me interesa conocer porque considerás que la actitud del PCA fue comprensible.

    Saludos.

    Te hago una consulta, ¿cuál es la opinión del PCR respecto a Perón?. Respecto del peronismo la conozco, los consideraban compañeros (por lo menos por lo que he leído de la prensa del PCR), entendiendo como peronismo a la clase obrera que se encontraba en el movimiento. Es simple curiosidad, de última si tenés un documento que haga referencia a eso y lo podés compartir estaría bueno.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    Aelito
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 708
    Reputación : 711
    Fecha de inscripción : 24/11/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Aelito el Vie Abr 20, 2012 10:17 am

    A ver hermano, lo entiendo si lo hiciste sin darte cuenta, pero si decís Perón o peronismo indistintamente el que termina haciendo una simplificación sos vos.
    Si vos opinás que esos dos hechos que remarco de Perón son una simplificación, es tu opinión y te la acepto, en mi caso opino que esos dos hechos condensan toda su historia como alguien que siempre estuvo del lado burgués y que terminó su vida haciendo el trabajo sucio que en su momento requerían los sectores más lúcidos de la burguesía. Es claro que el movimiento peronista va más allá de los intereses subjetivos del propio Perón, por eso yo no hablo del peronismo.

    Con respecto mi visión hay un thread en que hablo de eso, voy a ver si lo encuentro, aunque te puedo recomendar si no lo leíste el libro de Daniel Campione "Prolegómenos del peronismo" incluso también es bueno un libro de Milcíades Peña "El peronismo" que muestran bastante bien como para el PC de aquel momento era muy fácil a mi entender, caracterizar a Perón de fascista que prácticamente surge en la escena política dentro de una de las dictaduras más claramente identificadas con el fascismo como fue la de Edelmiro Farrell. Por supuesto, analizado desde hoy es claro que fue un error, pero en aquellos momentos a mí se me hace bastante comprensible. Saludos.

    UyL
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 382
    Reputación : 399
    Fecha de inscripción : 23/01/2012

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por UyL el Vie Abr 20, 2012 11:06 am

    No lo hice sin darme cuenta, para esta discusión da lo mismo hablar de peronismo o Perón: ni a uno ni a otro se lo puede abarcar con dos hechos.

    Sobre la posición del PCA en el 46, es comprensible si se parte de los errores teóricos y políticos de ese partido, que tenía elementos suficientes para saber que Perón no era filonazi. No era un partido desinformado el PC de Codovilla, aun así fueron a la Unión Democrática. No fue Perón el que retrasó décadas la revolución en Argentina, fueron los errores del Partido Comunista. Por eso me parece mucho más interesante discutir sobre lo que hacemos o hicimos los comunistas que sobre Perón y el peronismo, cuya esencia burguesa no la vamos a cambiar.




    LiberArce92
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 963
    Reputación : 1068
    Fecha de inscripción : 29/06/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por LiberArce92 el Vie Abr 20, 2012 11:24 am

    Uno tiene que ponerse en la posición del PCA para comprender la entrada a Unión Democrática. Perón había mantenido contacto con la Italia de Mussolini, y la ponía como un ejemplo de "socialismo nacional". Llego a decir que imitaría a Mussolini en todo menos en los errores. El PCA, justamente, estaba informado de ello, y después de haber entablado Frentes Populares antifascistas en Europa y Chile, creyó que un frente con la burguesía liberal, representada por la UCR y la Democracia Progresista, y la socialdemocracia (obviamente, nuestro Partido Socialista), más el hecho de que el análisis de Perón venía de la propia URSS y que hubo carencia de análisis crítico del movimiento peronista, iba a bloquear el apoyo que le podría haber brindado el PCA. Eso, y la persecución y tortura que realizó al comunismo Perón tampoco ayudó mucho a que el PCA quisiese participar de un Frente Nacional antiimperialista junto al peronismo.

    Y el PCA no era el único en la izquierda, si bien era el más representativos. Así como hay que ver los errores del partido pro-soviético, hay que analizar como las 3 corrientes de izquierda que apoyaron al peronismo fracasaron también en llevar a cabo cualquier tipo de transformación. Hay que analizar el fracaso parcial de los entrismos morenista y posadista, y del apoyo del Movimiento Obrero Comunista de Puiggrós a Perón. Si vamos a ver la historia, veámosla toda.

    UyL
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 382
    Reputación : 399
    Fecha de inscripción : 23/01/2012

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por UyL el Sáb Abr 21, 2012 5:45 am

    Estamos de acuerdo en lo fundamental, lo que yo no comparto es que el error del PCA se haya debido a desinformación, cuando ese partido tenía un trabajo muy profundo en el aparato del Estado en general y en el Ejército en particular. Perón nunca fue filonazi y el PC lo sabía. El problema estaba en que ante el peronismo el PC prefirió juntarse con los sectores más afines a los yanquis, porque esa era la línea que bajaba desde el PC de Estados Unidos. En el fondo de todo esto, una serie de cuestiones que sería muy largo detallar, pero que tienen que ver con la caracterización del tipo de país que es Argetnina y el papel de la burguesía nacional, con una matriz reformista con la que nunca rompieron y con buscar siempre la línea afuera.

    El peronismo también se fue a la mierda, las persecuciones a los militantes comunistas (con detenidos, torturados y asesinados) apuntaban también a impedir ese frente único necesario para la revolución en Argentina en un momento concreto en que esta fue posible. Junto con esto una línea de conciliación y de no ir a fondo por parte del peronismo. Si me preguntan, fueron peores los errores del peronismo que los del PC, pero los que nos toca corregir a nosotros son los errores del comunismo.

    Los errores, debilidades y atrocidades del peronismo fueron parte de la esencia de ese movimiento, como expresión de las clases que lo hegemonizaron. No podíamos esperar otra cosa del peronismo, sí del comunismo. La revolución tenía que hacerla el Partido Comunista, y para eso era necesaria una política distinta hacia el peronismo (ocn sus errores, debilidades y atrocidades).

    En relación a lo último, sacando a Moreno y su puñado de militantes, los demás también los considero errores del mismo Partido Comunista, donde una parte fue a la cola de la burguesía nacional, subordinándose a ésta. Se cayeron para el otro lado, y de esos errores también hay que aprender.

    oct1917
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 69
    Reputación : 75
    Fecha de inscripción : 29/11/2010

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por oct1917 el Sáb Abr 21, 2012 7:48 am

    Razion escribió:
    UyL escribió:Dije peronismo de la misma manera que podría haber dicho Perón, no se me ocurrió hacer una diferenciación entre uno y otro término. Lo repito: reducir a Perón al GAN y la Triple A es una simplificación, y no permite entender nada.

    En ningún momento hablé de justicia, no sé a qué viene la justicia ni por qué me pedís que le hable de justicia a los militantes perseguidos y torturados.

    El resto es ya mi opinión sobre el tema, y no te estaba respondiendo a vos ni a nadie en particular. Pero ya que estamos, me interesa conocer porque considerás que la actitud del PCA fue comprensible.

    Saludos.

    Te hago una consulta, ¿cuál es la opinión del PCR respecto a Perón?. Respecto del peronismo la conozco, los consideraban compañeros (por lo menos por lo que he leído de la prensa del PCR), entendiendo como peronismo a la clase obrera que se encontraba en el movimiento. Es simple curiosidad, de última si tenés un documento que haga referencia a eso y lo podés compartir estaría bueno.

    Si no me equivoco el PCR siempre creyó que Perón nunca dejo que las clases obreras y los estudiantes, en los 70 por medio de las organizaciones revolucionarias armadas de aquella época como la JP y los montoneros hagan la revolución. Osea lo veían que Perón quería contenerlos por lo tanto no estaban de acuerdo y eran muy críticos, de echo el PCR nunca estuvo de acuerdo con la vía democrática burguesa y más en esa epoca donde el clima de violencia política y politización social eran muy grande y no era ilógico plantear un escenario revolucionario.

    Aelito
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 708
    Reputación : 711
    Fecha de inscripción : 24/11/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Aelito el Sáb Abr 21, 2012 9:43 am

    Compañero UyL, creo que LiberArce92 te contestó mejor que yo en varios aspectos.

    Puedo agregar que parte de tu análisis se apoya en afirmaciones contrafácticas, si uno dice que si el PC hubiera tenido otra postura todo hubiera sido diferente, se cae en el sinsentido de no tener con qué contrastar esa afirmación, suponiendo que el PCA hubiera apoyado al peronismo, no hay manera de saber cual hubiera sido el devenir historico a partir de esa decisión, suponiendo aún que no lo hubiera apoyado y que tampoco se hubiera unido a la Unión Democrática, tampoco acá hay manera de saber qué hubiera pasado a futuro. De hecho LberArce92 trae a colación ejemplos de sectores de izquierda que sí apoyaron al peronismo y que tampoco eso redundó en nada mejor que si se hubieran abstenido de apoyarlo, es más, el partido laborista fue literalmente fagocitado por las estructuras del peronismo.

    Me remito a insistir en que leas esos dos libros que te recomendé, los dos son muy buenos, inclusive a Milcíades Peña no lo podés acusar de tendencioso a favor del PCA ya que es trostkista, pero que hace una serie de recopilaciones de discursos tanto de Perón como de Evita que muestran a las claras cómo era totalemte comprensible la interpretación que hizo el PCA de Perón en aquel momento, es claro que este tema no se lo puede juzgar desde el presente, y por tanto hay relacionarlo dialécticamente con ese contexto histórico. Afirmar que había información en el PCA como para saber que Perón no era filonazi, es una afirmación que hay que matizarla, sobretodo si uno estudia a Perón desde que derrocan a Castillo, su accionar en el GOU, sus previas estadías en Italia y sus claras opiniones con respecto a Mussolini, el gobierno de Farrell en dónde Perón fue Ministro de Guerra además de los otros cargos, fue claramente pro-Eje, y recién le declaran la guerra en Marzo del 45, y su ideología claramente anticomunista. Hacía muy poco que habia terminado la guerra y el PCUS bajaba la línea a todos los PCs de oponerse a todo lo que se pareciera a fascismo. Y si uno lee muchos de los discursos de Perón desde el 43, incluso los de Evita, se podrá encontrar con mensajes que eran muy susceptibles de que sean interpretados como fascistas, basta recordar como eran las posturas ideológicas del nazismo sobretodo en el época en que todavía dominaba internamente al partido las SA de Röhm, sus discursos tenían un tono antiimperialista y anticapitalista.
    Estoy de acuerdo en que hay que considerarlo como un error y del que hay que aprender, simplemente que ciertos juicios sobre el accionar de aquella época yo los matizaría un poco. Saludos.

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6891
    Reputación : 7310
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Razion el Dom Abr 22, 2012 12:31 pm

    Las posiciones de Frondizi siempre me parecieron de las mas interesantes, sobre todo su evolución intelectual, y digo, que junto con Cooke, son de los grandes olvidados por nuestra izquierda actual (en materia de formación). Muy pocos siguen (seguimos) reivindicando la consigna setentista de Liberación Nacional y Social, y de la lucha por la Patria Socialista (dentro del amplio espectro que conforman las organizaciones del campo popular).

    http://www.elortiba.org/pensar10.html

    El peronismo

    Nota introductoria por Néstor Kohan

    ¿El peronismo es fascismo? ¿O tal vez constituye un movimiento revolucionario, nacional-popular, de orientación socialista? ¿Cómo entender al peronismo más allá del individuo Juan Domingo Perón? En este artículo el sociólogo marxista Silvio Frondizi (asesinado por la Alianza Anticomunista Argentina-AAA) intenta descifrar la incógnita.

    El sociólogo marxista argentino Silvio Frondizi (1907-1974) saludó calurosamente desde sus inicios la revolución cubana. Incluso viajó a Cuba y a su regreso escribió La revolución cubana. Su significación histórica (diciembre de 1960). Su libro se abre planteando que "La revolución cubana ha destruido definitivamente el esquema reformista y, más concretamente, el esquema reaccionario del determinismo, casi fatalismo geopolítico [...]". El mismo texto se cierra sosteniendo la misma idea: "La revolución cubana tiene como significación histórica fundamental, la de haber roto definitivamente «con el esquema reformista, y en particular con el estúpido determinismo, casi fatalismo geopolítico»".

    Junto a su texto sobre Cuba, Silvio Frondizi escribió muchos otros libros, entre los que se destacan La integración mundial del capitalismo (1947; El Estado moderno (1954) y La realidad argentina (dos tomos, 1955-56).

    Además de sus ensayos y sus clases, Silvio fue también abogado de los combatientes revolucionarios que enfrentaron a la dictadura militar argentina de 1966-1973. En esos años se vincula al Partido Revolucionario de los Trabajadores y a su frente político de masas, el Frente Antiimperialista por el Socialismo (FAS).

    Todo eso le vale el odio sanguinario de la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A), organización terrorista paramilitar de extrema derecha que lo secuestra y lo asesina por la espalda en 1974 acusándolo de "comunista y bolchevique, fundador del ERP e infiltrador de ideas comunistas en nuestra juventud".

    Según el testimonio del viejo dirigente político peronista y ex ministro de economía del general Perón, Antonio Cafiero: "Perón e Isabel sabían que la Triple A eliminaba gente" (declaraciones al diario CLARÍN, Buenos Aires, 22 de abril de 2007).

    Los fragmentos siguientes de Silvio Frondizi fueron tomados de la respuesta a una encuesta sobre la izquierda argentina realizada hacia 1958-59: "Contesta el doctor Silvio Frondizi'', en Las izquierdas en el proceso político argentino, editorial Palestra, Buenos Aires, 1959, pp. 28-33, 40-46.


    El Peronismo


    Por Silvio Frondizi



    Para nosotros, el peronismo ha sido la tentativa más importante y la única de realización de la revolución democrático-burguesa en la Argentina, cuyo fracaso se debe a la incapacidad de la burguesía nacional para cumplir con dicha tarea.

    A través de su desarrollo, el peronismo ha llegado a representar a la burguesía argentina en general, sin que pueda decirse que ha representado de manera exclusiva a uno de sus sectores —industriales o terratenientes. Dicha representación ha sido directa, pero ejercida a través de una acción burocrática que lo independizó parcial y momentáneamente de dicha burguesía. Ello le permitió canalizar en un sentido favorable a la supervivencia del sistema, la presión de las masas, mediante algunas concesiones determinadas por la propia imposición popular, la excepcional situación comercial y financiera del país, y las necesidades demagógicas del régimen. Precisamente, la floreciente situación económica que vivía el país al término de la segunda gran guerra, constituyó la base objetiva para la actuación del peronismo. Este contó, en su punto de partida, con cuantiosas reservas acumuladas de oro y divisas, y esperó confiadamente que la situación que las había creado mejorara constantemente, por la necesidad de los países afectados por la guerra y por un nuevo conflicto bélico que se creía inminente.

    Una circunstancia excepcional y transitoria más, contribuyó a nutrir ilusiones sobre las posibilidades de progreso de la experiencia peronista. Nos referimos a la emergencia de una especie de interregno en el cual el imperialismo inglés vio disminuir su control de la Argentina, sin que se hubiera producido todavía el dominio definitivo y concreto del imperialismo norteamericano sobre el mundo y sobre nuestro país. Ello posibilitó cierto bonapartismo internacional —correlativo al que se practicó en el orden nacional—, y engendró en casi todas las corrientes políticas del país grandes ilusiones sobre las posibilidades de independencia económica y de revolución nacional.

    La amplia base material de maniobras permitió al gobierno peronista, en primer lugar, planear y empezar a realizar una serie de tareas de desarrollo económico y de recuperación nacional, con todas las limitaciones inherentes a un intento de planificación en el ámbito capitalista. La estructura tradicional de la economía argentina no sufrió cambios esenciales; las raíces de su dependencia y de su deformación no fueron destruidas. Al agro no llegó la revolución, ni siquiera una tibia reforma. Fueron respetados los intereses imperialistas, a los cuales incluso se llamó a colaborar, a través de las empresas mixtas. Tampoco se hicieron costear las obras de desarrollo económico al gran capital nacional e imperialista. El Primer Plan Quinquenal, en la medida, que se realizó, fue financiado, ante todo, con los beneficios del comercio exterior. Por otra parte, a consecuencia de una serie de factores, aquella fuente primordial de recursos pronto se tornó insuficiente, y debió ser complementada con las manipulaciones presupuestarias y el inflacionismo abierto. A través de la inflación, los costos de la planificación económica peronista no tardaron en recaer también sobre la pequeña burguesía y el proletariado de las ciudades.

    Pero durante su primer periodo de expansión y euforia, el peronismo tuvo también realizaciones en los distintos aspectos de la economía. En materia de transportes, se nacionalizaron los ferrocarriles y se incorporó nuevo material; la marina mercante argentina fue aumentada en sus efectivos y en el tonelaje total transportado. Hacia la misma época se fue dando gran impulso a la aviación, se completó la nacionalización de puertos, etcétera.

    Otra realización recuperadora del peronismo en su periodo de auge ha sido la repatriación de la deuda pública externa. Se pretendió solucionar el problema de la energía en general y del petróleo en particular, pero sin atacar las cuestiones de fondo. Se tomaron una serie de medidas favorables a la industria y se apoyaron los rudimentos de una industria pesada estatizada, heredados del gobierno precedente, aumentando la participación estatal en la industria. La intervención directa del Estado en la industria tuvo una doble finalidad: tomar a su cargo tareas económicas necesarias que la endeble burguesía nacional no era capaz de realizar por sí sola y proporcionar a la burocracia bonapartista un nuevo resorte de poder y una importante fuente adicional de beneficios. La generosidad del crédito estatal fue otra de las formas de favorecer al capitalismo nativo-extranjero. El mantenimiento de un grado apreciable de paz social ha sido una de las contribuciones más importantes del Estado peronista a la prosperidad de la burguesía agroindustrial argentina durante el primer periodo de expansión. La propia prosperidad general fue factor fundamental en la atenuación transitoria de las luchas clasistas argentinas. A ello se agregó la acción del Estado, que por un lado promovía una política de altos salarios, a la vez que subsidiaba a las grandes empresas para evitar que éstas elevaran exageradamente sus precios, y por otra parte encerraba a los trabajadores en un flexible pero sólido y eficiente mecanismo de estatización sindical.

    Este balance realizado —que es nuestra posición desde hace varios años— nos ha evitado caer en los dos tipos de errores cometidos respecto al peronismo: la idealización de sus posibilidades progresistas, magnificando sus conquistas y disimulando sus fracasos, y, por el otro lado, la crítica negativa v reaccionaria de la "oposición democrática", que, v.gr., tachó al peronismo de fascismo.

    El resultado de tal balance es la entrega del capitalismo nacional al imperialismo, a través de su personero gubernamental, el peronismo. En efecto: transcurridos los primeros años de prosperidad, entró a jugar con toda fuerza el factor crítico fundamental de los países semicoloniales: el imperialismo. Este logró por diversos medios (dumping, relación de los términos de intercambio, etcétera) ir estrangulando paulatinamente a la burguesía nacional y su gobierno. Los diversos tratados celebrados con el imperialismo —verdaderamente lesivos para el país— culminaron el proceso de entrega. En fin, el balance de la experiencia nacional-burguesa del peronismo ha sido la crisis: estancamiento y retroceso de la industria, la caída de la ocupación industrial y de los salarios reales, el crónico déficit energético, la crisis de la economía agraria y del comercio exterior, la inflación, etcétera.

    Yendo ahora a su aspecto político, el rasgo fundamental del peronismo estuvo dado por su aspiración de desarrollar y canalizar simultáneamente la creciente presión del proletariado en beneficio del grupo dirigente primero y de las clases explotadoras luego. De aquí que nosotros hayamos calificado al peronismo como bonapartismo, esto es, una forma intermedia, especialísima de ordenamiento político, aplicable a un momento en que la tensión social no hace necesario aún el empleo de la violencia, que mediante el control del aparato estatal tiende a conciliar las clases antagónicas a través de un gobierno de aparente equidistancia, pero siempre en beneficio de una de ellas, en nuestro caso la burguesía.

    El capitalismo, frente a la irrupción de las masas populares en la vida política, y sin necesidad inmediata de barrer con la parodia democrática que la sustenta, trata de canalizar esas fuerzas populares. Para ello necesita favorecer, por lo menos al comienzo, a la clase obrera con medidas sociales, tales como aumento de salario, disminución de la jornada de trabajo, etcétera. Pero como estas medidas son tomadas, por definición, en un periodo de tensión económica, el gran capital no está en condiciones materiales y psicológicas de soportar el peso de su propia política. Lógico es, entonces, que lo haga incidir sobre la clase media, la que rápidamente pierde poder, pauperizándose. Con ello se agrega un nuevo factor al proceso de polarización de las fuerzas sociales.

    La política de ayuda obrera referida se realiza, en realidad, en muy pequeña escala, si es que alguna vez se realiza, dándosele apariencia gigantesca por medio de supuestas medidas de todo orden.

    Las consecuencias de este demagogismo son fácilmente previsibles: dislocan aún más el sistema capitalista, anarquizándolo y por lo tanto, acelerando su proceso crítico. Además, la política demagógica relaja la capacidad de trabajo de los obreros, lo que explica que cuando el capitalismo necesita readaptarlos para el trabajo intenso, tenga que emplear métodos compulsivos. Ésta es una nueva causa que explica el totalitarismo y una nueva demostración de que, en el actual periodo, el Estado Liberal carece tanto de posibilidad como de valor operativo.

    El proceso demagógico presenta algunos resultados beneficiosos, particularmente en el orden social y político. Al apoyarse en el pueblo, desarrolla la conciencia de clase política del obrero. Creemos que el aspecto positivo fundamental del peronismo está dado por la incorporación de la masa a la vida política activa; en esta forma la liberó psicológicamente. En este sentido Perón cumplió el papel que Yrigoyen en relación a la clase media. Hizo partícipe al obrero, aunque a distancia, en la vida pública, haciéndole escuchar a través de la palabra oficial el planteamiento de los problemas políticos de fondo, tanto nacionales como internacionales.

    Estos aspectos representados por el peronismo fueron los que lo volvieron peligroso a los ojos del gran capital De aquí que nosotros hayamos dicho en el primer tomo de La realidad argentina, escrito en 1953, que Estados Unidos "necesita un gobierno de personalidades más formales" que las peronistas, permitiéndonos predecir "que llegado este momento (de profundas convulsiones sociales) el general Perón, instrumento del sistema capitalista en una etapa de su evolución, será desplazado".

    La pérdida de la base material de maniobra del país y del peronismo restó a éste la posibilidad de continuar con su política, y fue la que condujo, en última instancia, a su caída.

    La acusación de fascismo lanzada contra el régimen peronista carece de tanto fundamento como la posición que consideró a éste un movimiento de liberación nacional. Para demostrar que el mismo fue bonapartista y no fascista, será suficiente con indicar que se apoyó en las clases extremas, gran capital y proletariado, mientras la pequeña burguesía y en general la clase media, sufrió el impacto económico-social de la acción gubernamental.
    Por el contrario, en el fascismo, la fuerza social de choque del gran capital, está constituida por la pequeña burguesía. Esta circunstancia explica que las persecuciones contra el proletariado bajo el régimen fascista, encierren tanta gravedad, ya que la acción represiva está a cargo de toda una clase. Es necesario distinguir entre dictadura clasista y dictadura policial.

    La torpe y reaccionaria acusación de fascismo, partió de la Unión Democrática, de triste recuerdo. Las fuerzas más oscuras de la política argentina, coaligadas en la Unión Democrática, en la que no faltó el apéndice izquierdista, no quisieron o no supieron comprender en su hora toda la importancia del nuevo fenómeno representado por el peronismo, y de su desprestigio e incapacidad cosechó éste para conquistar el poder. Así, nosotros pudimos predecir el triunfo del coronel Perón, en nuestro trabajo "La crisis política argentina".

    El gran odio que le profesó la "oposición democrática" se debió a que su régimen destapó la olla podrida de la sociedad burguesa, mostrándola tal cual es. La juridicidad burguesa y la sacrosanta Constitución Nacional perdieron su virginidad poniendo al descubierto su carácter de servidoras de una situación. Se destruyó la unidad del ejército y se colaboró en la descomposición de los partidos políticos, etcétera. En efecto, no fueron los rasgos negativos del peronismo los que verdaderamente separaban a la "oposición democrática", como se ha visto después: el aventurerismo y la corrupción política, administrativa, etcétera, la "pornocracia"; la estatización y burocratización del movimiento obrero; la legislación represiva, hoy en vigor con más fuerza que nunca, etcétera. Asimismo, con la caída de Perón no se trató de corregir esos defectos, sino terminar con los excesos, de su demagogismo, demasiado peligroso ya en un periodo de contracción económica. El golpe de Estado de !955 cumple ese objetivo del gran capital nativo-extranjero [...]
    Creemos que en Latinoamérica están dadas las condiciones para una revolución socialista, pero nos faltan todavía algunas condiciones subjetivas. Claro está que el análisis de esta situación significa resolver el grave problema —tal vez el más grave que enfrenta la revolución socialista en el mundo— sobre las relaciones entre masa, partido y dirección.

    El M. I. Revolucionaria (Praxis) ha enfrentado y buscado solucionar estos problemas, mediante la formación de cuadros medios obreros, manuales e intelectuales, que puedan llegar a ser grandes conductores sociales. En esta forma, si algún día llega —como llegará— el ascenso revolucionario en el país, no se irá al fracaso, tal como sucedió en Bolivia por ejemplo, en el que las condiciones objetivas están maduras y poco o nada se hizo por la ausencia de una dirección numerosa y consciente.

    El primer requisito de una dirección consciente reside en la firme creencia en la jerarquía de la masa obrera y en la necesidad de acatar los dictados de la magnífica capacidad creadora de las masas populares.

    Debemos ahora dedicar la atención a los elementos de las otras clases que pueden integrarse con el proletariado en la lucha por la liberación del hombre. Ante todo, corresponde el estudio de la pequeña burguesía pauperizada.

    Esta sufre directamente las consecuencias de la concentración económica monopolista. La situación de esta subclase debe ser tenida especialmente en cuenta, por cuanto su posición intermedia la hace apta para cualquier desplazamiento social. Es necesario hacerle comprender que su porvenir está ligado a los intereses del proletariado, que puede liberarla de la opresión económica y social que sufre.

    Junto a los elementos sociales examinados, debemos tener en cuenta también a sectores o individuos de la intelectualidad, que han esclarecido el problema social y se pasan al campo revolucionario.

    La toma del poder por el proletariado con la colaboración de los demás elementos sociales tratados, produce un salto cualitativo. Aunque esta opinión es suficientemente clara, no siempre es bien comprendida, por la deformación social, intelectual y moral realizada a través de toda suerte de propaganda que empieza en la escuela primaria y acompaña al individuo durante toda su vida. De aquí que, cuando se piensa sobre las posibilidades y consecuencias de un cambio social, se lo hace dentro de los viejos moldes mentales y de acuerdo a las acostumbradas posibilidades. Y no es así: la toma del poder por el proletariado produce un salto cualitativo que abre inmensas posibilidades, no dadas en la formación anterior.

    La clase obrera puede realizar dicha transformación gracias a su mayor independencia frente a la deformación producida por la sociedad capitalista. Por otra parte, el proletariado, al no compartir ciertas ventajas de la sociedad burguesa, tiene la suerte de no compartir muchas de sus deformaciones; tal es el caso de los convencionalismos sociales, que por ejemplo, aplastan la vida de la pequeña burguesía.

    Debemos indicar un elemento más: la tremenda y creciente alienación sufrida por los trabajadores bajo el capitalismo, crea en ellos una legítima y a menudo inconsciente resistencia a todo posible esfuerzo productivo o creador, aun cuando ello implique mejoras inmediatas.

    La transición a la nueva sociedad socialista encierra un problema importante, porque es evidente que en el país no se han cumplido todos los aspectos de la revolución democrático-burguesa. Establecida esta conclusión, y la de que la burguesía ha caducado como fuerza capaz de realizarla y que es el proletariado como fuerza rectora el que debe encargarse esta misión, el problema se resuelve pensando que ya no se trata de realizar la revolución democrático-burguesa como etapa cerrada en sí misma, como fin, sino de realizar tareas democrático-burguesas en la marcha de la revolución socialista.

    Entre esas tareas inmediatas figura: la lucha contra el imperialismo, que sólo puede ser realizada por un partido marxista revolucionario que se fundamente en las masas. Además, será necesario resolver los graves problemas que impiden el desarrollo industrial y agrario del país. En el primer aspecto, deberán colocarse las grandes fuentes de producción en manos de la colectividad, dando en esta forma poderoso impulso a la acumulación económica. En el otro aspecto, el agrario, las fuerzas socialistas deberán realizar, no ya un paso o un salto adelante, sino la revolución agraria integral, cuya primera manifestación es la nacionalización de los latifundios. Esta nacionalización deberá realizarse, no para distribuirlos en forma de pequeña propiedad, sino para ser colectivizados, medida que permitirá, entre muchas otras cosas, el empleo masivo de la maquinaria agrícola.

    Por supuesto, para la realización de tales tareas se requiere un cambio cualitativo en el aparato estatal. Éste no podrá estar en manos de un sector privilegiado de la sociedad, sino en manos de la colectividad social como tal; en otras palabras, implica el cambio del Estado por la Comunidad.

    Solamente una organización socialista podrá resolver el problema de la libertad de conciencia, separando efectivamente la Iglesia del Estado, impidiendo que los intereses confesionales se entrometan, como lo pretenden, en los problemas político-sociales, en una tentativa de imposible regresión a la Edad Media.

    En fin, la organización socialista de la sociedad es la única que puede asegurar al hombre su libertad, que no ha podido ser dada por los partidos tradicionales, ni al país ni a sus propias organizaciones. Para ello la nueva fuerza tendrá que asegurar al hombre la libertad política y espiritual.
    Pero la revolución socialista tiene un sentido más, que es su internacionalización. Esto es importante porque distintas tendencias de izquierda propugnan aparentemente lo mismo, pero en realidad con un contenido y resultado totalmente distintos.

    En efecto, los representantes de las corrientes pequeño burguesas, ya sea en el campo burgués o en el marxista, sostienen también la tesis de la integración latinoamericana. El problema se circunscribe a saber si tal tarea puede ser realizada por las burguesías nacionales o por el contrario es tarea que cabe exclusivamente a las fuerzas que actúan en la revolución socialista. Sostenemos la última alternativa, dado que: desde el punto de vista general, las burguesías nacionales son, por definición, nacionales, y han nacido, vivirán y morirán como tales. Y esto es tanto más válido en nuestra época, en que las burguesías, para poder sobrevivir, deben luchar a dentelladas entre ellas. A esta acción disociadora debe agregarse la función disolvente del imperialismo, creando o avivando antagonismos. Además de lo dicho, podría agregarse el aspecto histórico, es decir, la no realización de ninguna unidad internacional en manos de la burguesía, dado su carácter fundamentalmente competitivo.

    La única posibilidad de realizar la unidad latinoamericana está dada por la toma del poder por las fuerzas socialistas. Solamente una clase libre de los intereses nacionales e internacionales que envuelven a la burguesía, puede realizar tal tarea. Tanta importancia asignamos a la internacionalización de la revolución para la supervivencia de un intento de socialismo en cualquier país latinoamericano, que creemos que debe ser una de las tareas centrales de toda revolución. Buena parte de sus energías y recursos debe ser destinada a esta finalidad. Los recursos que las burguesías nacionales y sus Estados sustraen a la comunidad y despilfarran sin sentido, deben ser destinados por la primera revolución socialista para la extensión y el triunfo revolucionario en los demás países latinoamericanos.

    No es posible indicar dónde o en qué país se iniciará la lucha, pero es evidente que esta lucha ha de comenzar pronto. En cualquier forma nuestro país tiene una tarea importante y decisiva que cumplir: la consolidación de la revolución socialista latinoamericana se producirá, en efecto, con la revolución argentina. Esto será así, por el poderoso desarrollo relativo y él consiguiente peso específico que hemos adquirido en todos los órdenes de la actividad económica, ideológica, etcétera. En este orden de ideas, piénsese solamente en lo que significarán las vastas praderas argentinas, junto con las zonas montañosas ricas en yacimientos minerales de Brasil, Chile, Bolivia, Perú, etcétera, y se tendrá una idea de las enormes posibilidades que tiene esta parte del mundo para realizar una integración de carácter económico. Y decimos integración, porque, al quedar suprimida la competencia, tiende a ir dejando de funcionar la ley del desarrollo combinado.

    Dicha integración económica centuplicará las fuerzas originales de los países que la realizarán. Por otra parte, todo nuevo país que se va sumando a! proceso revolucionario asesta un golpe mortal al imperialismo desde varios puntos de vista. Lo obliga a dividir los recursos financieros y militares disponibles para la represión internacional. Le reduce el mercado para la producción e inversión, agudizando sus contradicciones sociales y políticas internas al restarle las bases materiales para el equilibrio relativo que varios imperialismos han gozado, en distinto grado durante décadas.

    Tal es, a grandes rasgos, la perspectiva estratégica determinante de la enorme tarea que se ha impuesto el MIR (Praxis), a la que ha dado principio de ejecución mediante un trabajo práctico y teórico incansable. Creemos que es hora ya de que la izquierda, abandonando viejas rivalidades y falsas posiciones, se decida a formar por fin, un gran frente para librar la batalla definitiva contra la opresión capitalista.

    Si las viejas direcciones, que durante décadas han marchado separadas del proletariado argentino, insisten en optar, no entre los movimientos de izquierda, sino entre las distintas fracciones de la burguesía, llámense éstas Unión Democrática, peronismo o frondizismo, serán entonces sus propias bases las que les den la espalda, cansadas de seguir dando vuelta a una noria que no conduce a ninguna parte. El dilema de la hora es bien claro: o socialismo revolucionario o dictadura burguesa. Que cada uno elija su lugar en la lucha.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    AnarcComunis
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1706
    Reputación : 2183
    Fecha de inscripción : 12/05/2011
    Localización : Virreinato del Rio de la Plata

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por AnarcComunis el Dom Abr 22, 2012 1:01 pm

    En todo momento historico hay factores que condicionan la lucha de clases.
    En Argentina la llegada de Peron significò para muchos, el retraso de la evoluciòn historica. Pero yo opino que es parte inevitable del desarrollo dialectico de la Industria Mundial que llego a la Argentina.

    El desarrollo de una burguesìa industrial nacional significo un avance en el desarrollo de una clase obrera Argentina autoctona, mucho màs desarrollada que los obreros de a principios de siglo en la Argentina pero con un nivel de conciencia de clase mucho menor a sus predecesores.

    Peron con su tercera posiciòn avanzo a una clase obrera Argentina de "clase media". Es decir, Obreros Fabriles de clase Media, nacionalistas y cristianos.

    Pero los obreros de principios de siglo XX estaban mucho màs concientizados que estos sin ser necesariamente fabriles. Al contrario eran trabajadores portuarios, carreros, marmoleros, panaderos, arrieros, carpinteros, pintores, constructores, carboneros, ferroviarios, zapateros, sastres, changarines, etc.

    Pero con un nivel de conciencia mucho mayor, eso lo demuestra en la historia del anarquismo en la Argentina: La manifestaciòn obrera màs grande de la Argentina para un Buenos Aires que no llegaba al millon de habitantes (año 1904) fue de 70.000 (segùn calcula el diario La Prensa).

    Esto demuestra la gran cantidad de Trabajadores Anarquistas que contaba el paìs. Asì como tambièn las huelgas en el quebrachal, las huelgas patagonicas y los 1043 muertos que acarreo la semana tràgica en la Argentina.

    Era tanto el nivel de concientizaciòn de las masas que los porteños se escondìan el 1º de Mayo porque sabìan que ese dìa, los anarquistas colmaban las plazas y parques para conmemorar los muertos de Chicago.

    Uno de los primeros martires de la clase obrera Argentina fue anarquista, el Marinero de 18 años Juan O'Campo, que muriò precisamente en esa manifestaciòn que hable recien.

    Hasta hubo payadores folcloricos Argentinos (como Martìn Castro) que fueron Anarquistas :

    "Patria del rubio metal! patria del rubio metal del oro diablo amarillo, país del yunque y del martillo, y patria del mineral. Norte América es genial en el arte de la guerra, es marca en candente hierra que ha de surgir y arrastrar como flagelo del mar, como azote de la tierra. Por sobre sus fundiciones y el organismo mecánico sobre el armazón titánico de remaches y bulones se alzan, como dos pendones, dos banderas de ideal dos gestos de alta moral con un amor Espartaco, dos nombres: Vanzetti y Sacco, que irán al sillón fatal."

    Volviendo al tema principal: La clase Obrera Peronista original era muy reaccionaria. Pero luego, inspirandose con los vientos de la revoluciòn cubana y el mayo frances, llegaron las ideas marxistas en el seno del movimiento Peronista. Cooke fue un visionario, al ver en el Peronismo la chispa para la revoluciòn Socialista.

    El cambio fundamental del Peronismo a ideas de izquierda quedo grabado en el Cordobazo, el Rozariazo y en menor medida en el Correntinazo.

    Yo creo que en la naturaleza fascista de Peron, que se escudò en las ideas marxistas y combativas para llegar al paìs, fue de importancia capital para el advenimiento de la dictadura. El fue el participe de la triple A y la posterior dictadura militar. Hasta lo reconociò èl mismo.

    Lamentablemente el Obrero medio, tiene ideas de reforma Peronista, hasta reaccionarias en contra del Socialismo en algunos casos.

    Yo no me imagino en esta ètapa de la lucha de clases en la Argentina, el advenimiento de un movimiento anarquico en las masas (aunque su crecimiento fue capital del 2001 para aca) como a principios de siglo XX, es por eso que acompaño movimientos Socialistas-Estatistas (aunque me duela en el alma por mi condiciòn anarquista) como el troskismo Argentino por ejemplo en su lucha por el pase a planta permanente de los tercerizados del Roca o los petroleros del sur, o en las Paritarias docentes al punto de ser su defensor ante los ataques del kirchnerismo, el Stalinismo (o marxismo leninismo anti revisionista, como se denominan) de este Foro y hasta del mismo Anarquismo Argentino.

    Ya me he peleado en varias ocaciones con los anarquistas de aca por el apoyo a movimientos obreros contrarios a las "leyes doctoriales" anarquistas.

    Si un anarquista ajeno al paìs viene y mira etse mensaje, me cuelga de un arbol. Pues es dificil de explicar si no se es "de estos pagos".

    Saludos.

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6891
    Reputación : 7310
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Razion el Dom Abr 22, 2012 1:53 pm

    Muy buen análisis Anarc. Coincido en varios puntos (difiero en que no soy anarquista Very Happy , pero no en lo sustancial, ni en la importancia del anarquismo a principio de siglo).


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    UyL
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 382
    Reputación : 399
    Fecha de inscripción : 23/01/2012

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por UyL el Lun Abr 23, 2012 4:58 am

    Aelito escribió:Puedo agregar que parte de tu análisis se apoya en afirmaciones contrafácticas, si uno dice que si el PC hubiera tenido otra postura todo hubiera sido diferente, se cae en el sinsentido de no tener con qué contrastar esa afirmación, suponiendo que el PCA hubiera apoyado al peronismo, no hay manera de saber cual hubiera sido el devenir historico a partir de esa decisión, suponiendo aún que no lo hubiera apoyado y que tampoco se hubiera unido a la Unión Democrática, tampoco acá hay manera de saber qué hubiera pasado a futuro. De hecho LberArce92 trae a colación ejemplos de sectores de izquierda que sí apoyaron al peronismo y que tampoco eso redundó en nada mejor que si se hubieran abstenido de apoyarlo, es más, el partido laborista fue literalmente fagocitado por las estructuras del peronismo.

    Me remito a insistir en que leas esos dos libros que te recomendé, los dos son muy buenos, inclusive a Milcíades Peña no lo podés acusar de tendencioso a favor del PCA ya que es trostkista, pero que hace una serie de recopilaciones de discursos tanto de Perón como de Evita que muestran a las claras cómo era totalemte comprensible la interpretación que hizo el PCA de Perón en aquel momento, es claro que este tema no se lo puede juzgar desde el presente, y por tanto hay relacionarlo dialécticamente con ese contexto histórico. Afirmar que había información en el PCA como para saber que Perón no era filonazi, es una afirmación que hay que matizarla, sobretodo si uno estudia a Perón desde que derrocan a Castillo, su accionar en el GOU, sus previas estadías en Italia y sus claras opiniones con respecto a Mussolini, el gobierno de Farrell en dónde Perón fue Ministro de Guerra además de los otros cargos, fue claramente pro-Eje, y recién le declaran la guerra en Marzo del 45, y su ideología claramente anticomunista. Hacía muy poco que habia terminado la guerra y el PCUS bajaba la línea a todos los PCs de oponerse a todo lo que se pareciera a fascismo. Y si uno lee muchos de los discursos de Perón desde el 43, incluso los de Evita, se podrá encontrar con mensajes que eran muy susceptibles de que sean interpretados como fascistas, basta recordar como eran las posturas ideológicas del nazismo sobretodo en el época en que todavía dominaba internamente al partido las SA de Röhm, sus discursos tenían un tono antiimperialista y anticapitalista.
    Estoy de acuerdo en que hay que considerarlo como un error y del que hay que aprender, simplemente que ciertos juicios sobre el accionar de aquella época yo los matizaría un poco. Saludos.
    Yo afirmé que el PC tuvo una política incorrecta con respecto al peronismo, y que eso llevó a grandes derrotas y a retrasar la posibilidad de la revolución en nuestro país. Quizá sea incorrecto haber afirmado que la historia sería distinta de haber tenido una línea justa el Partido que debía hacer la revolución, eso no podemos saberlo, pero una cosa es ser derrotados porque no nos dieron las fuerzas y otra dilapidar esas propias fuerzas por errores propios.

    No leí nunca a Milciades Peña, aunque siempre lo anoté en el debe, y tampoco creo que pueda leerlo en lo inmediato, pero tomo tu recomendación. En relación a la postura hacia el peronismo, no es lo mismo si el PC tenía conocimiento de este. Este punto lo trata bastante Otto Vargas en el libro ¿Ha muerto el comunismo? (está en Internet, http://www.editorialagora.com.ar/libros/hamuertoelcomunismo.pdf el tema se trata a partir de la página 179) donde Otto Vargas plantea: “Es importante saber si el PC se confundió con Perón, si estaba mal informado sobre él, o si, por el contrario, conocía las diferencias que existían entre los oficiales del GOU, en cuyo caso el error que cometió tiene otra calidad, es mucho más grave”. En ese libro están los elementos que tiene el PCR para decir que el PC ubicaba a Perón no dentro del sector pro-alemán sino como parte de un sector nacionalista.

    Después, estamos de acuerdo en matizar los errores del PC, y de la clase obrera y el pueblo en general. Uno diferencia también errores de traiciones, y los errores siempre tienen causas. A veces las causas son comprensibles, otras no. Pero hay que decir que, por esos mismos años, hubo en el movimiento comunista internacional un Partido Comunista, el Chino, que aplicó una línea diferente a la que aplicaba acá el PC, y con resultados notablemente diferentes. Y no es que los chinos no cometían errores, pero su línea era esencialmente justa, como se demostró en la práctica.

    Aclaro que yo no planteo que el PC tenía que apoyar al peronismo, dije que también considero errores los de aquellos que apoyaron al peronismo. Creo que en ese libro de Otto Vargas se cuenta lo de Juan José Real, que era responsable de Organización y tenía mucha influencia en el PC, algo mucho más importante que lo de Puigróss, e impulsó que el PC se diluyera en el movimiento peronista. Su línea no ganó, y considero que era un error cualitativamente superior. Yo soy maoísta, considero que la línea justa era tener una política diferenciada hacia la burguesía nacional (expresada en el peronismo), que es una fuerza intermedia y no puede ser ganada para la revolución, una línea que apunte a neutralizarla como clase (atrayendo a un sector, golpeando a otro y neutralizando a la gran mayoría), sin resignar nunca la independencia y la hegemonía de la clase obrera, y en ese sentido considero igual de incorrecto la subordinación a esa burguesía nacional como la línea que predominó y terminó aliándose con el imperialismo yanqui y el inglés para golpear a un imperialismo nazi-alemán ya derrotado y terminó golpeando principalmente a la burguesía nacional.
    Con conocimiento o no de qué representaba Perón, el PC siempre tuvo una línea equivocada en este sentido.

    Ahora, efectivamente, es contrafáctico afirmar que si se aplicaba una línea justa habría triunfado la revolución, pero también es un hecho que todas las revoluciones que triunfaron fue porque aplicaron líneas esencialmente justas en sus respectivos momentos. En el Programa del PCR decimos que el PC “Al aliarse con el enemigo traicionó los intereses de la clase obrera y el pueblo y le regaló la dirección política de las masas a la burguesía. Grave error que la clase obrera y los verdaderos comunistas pagarán durante décadas.” Yo estoy de acuerdo con esa afirmación.

    Razion escribió:Te hago una consulta, ¿cuál es la opinión del PCR respecto a Perón?. Respecto del peronismo la conozco, los consideraban compañeros (por lo menos por lo que he leído de la prensa del PCR), entendiendo como peronismo a la clase obrera que se encontraba en el movimiento. Es simple curiosidad, de última si tenés un documento que haga referencia a eso y lo podés compartir estaría bueno.

    Razion escribió:Las posiciones de Frondizi siempre me parecieron de las mas interesantes, sobre todo su evolución intelectual, y digo, que junto con Cooke, son de los grandes olvidados por nuestra izquierda actual (en materia de formación). Muy pocos siguen (seguimos) reivindicando la consigna setentista de Liberación Nacional y Social, y de la lucha por la Patria Socialista (dentro del amplio espectro que conforman las organizaciones del campo popular).

    http://www.elortiba.org/pensar10.html
    Para empezar te pido disculpas por no responder, se me había pasado ese mensaje. Espero que la respuesta anterior te sirva para entender la posición del PCR con respecto a Perón, te recomiendo el libro ese de Otto Vargas y también el Programa del PCR (http://www.pcr.org.ar/file/inf/11Congr/programaPCR.pdf ), donde el tema se trata a partir de la página 60. Para resumir, consideramos a Perón como un representante de la burguesía nacional, principalmente industrialista, y al peronismo como un movimiento de masas, con una base social principalmente obrera pero hegemonizado por la burguesía nacional (hablando, claro está, de un movimiento peronista que ya no existe).

    Con Frondiza podríamos entretenernos un rato largo, solo quería decir que el PCR reivindica la consigna de Liberación nacional y social.

    Saludos a todos.

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6891
    Reputación : 7310
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Razion el Lun Abr 23, 2012 11:42 am

    UyL escribió:

    Razion escribió:Te hago una consulta, ¿cuál es la opinión del PCR respecto a Perón?. Respecto del peronismo la conozco, los consideraban compañeros (por lo menos por lo que he leído de la prensa del PCR), entendiendo como peronismo a la clase obrera que se encontraba en el movimiento. Es simple curiosidad, de última si tenés un documento que haga referencia a eso y lo podés compartir estaría bueno.

    Razion escribió:Las posiciones de Frondizi siempre me parecieron de las mas interesantes, sobre todo su evolución intelectual, y digo, que junto con Cooke, son de los grandes olvidados por nuestra izquierda actual (en materia de formación). Muy pocos siguen (seguimos) reivindicando la consigna setentista de Liberación Nacional y Social, y de la lucha por la Patria Socialista (dentro del amplio espectro que conforman las organizaciones del campo popular).

    http://www.elortiba.org/pensar10.html
    Para empezar te pido disculpas por no responder, se me había pasado ese mensaje. Espero que la respuesta anterior te sirva para entender la posición del PCR con respecto a Perón, te recomiendo el libro ese de Otto Vargas y también el Programa del PCR (http://www.pcr.org.ar/file/inf/11Congr/programaPCR.pdf ), donde el tema se trata a partir de la página 60. Para resumir, consideramos a Perón como un representante de la burguesía nacional, principalmente industrialista, y al peronismo como un movimiento de masas, con una base social principalmente obrera pero hegemonizado por la burguesía nacional (hablando, claro está, de un movimiento peronista que ya no existe).

    Con Frondiza podríamos entretenernos un rato largo, solo quería decir que el PCR reivindica la consigna de Liberación nacional y social.

    Saludos a todos.

    No hay drama, voy a leer el enlace que me pasas. Gracias por la respuesta.

    Los tengo en cuenta como aquellas organizaciones del campo popular que reivindican la consigna, así como también a algunas organizaciones que reivindican a los montos; a las JG y algunos PRTs, los ex Vanguardia Comunista (PL y PRml), organizaciones de base que siguen la línea setentista (MTRs y demás), los considero también dentro de los que mantienen la consigna. El PC supongo, aunque desconozco. El problema, es que el campo popular esta plagado de organizaciones que muchas veces o no reivindican el socialismo, como ocurre con muchos autonomistas posmos, o se pliegan al peronismo, o bien, como algunos partidos trotkismas mantienen una ambigüedad que dependiendo el militante varía la linea: es el caso del PTS, que a veces mantienen posturas que rayan lo cipayo, y sin embargo el Chipi Castillo dice prestarle principal importancia a la cuestión nacional por ser de la linea Liborio Justista.
    Respecto a Frondizi, me interesa saber cuales son tus críticas, si al documento del Peronismo o al escritor, si da para debate de última armamos un hilo nuevo.

    Saludos.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    Aelito
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 708
    Reputación : 711
    Fecha de inscripción : 24/11/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Aelito el Mar Abr 24, 2012 6:13 am

    AnarcComunis escribió:En todo momento historico hay factores que condicionan la lucha de clases.
    En Argentina la llegada de Peron significò para muchos, el retraso de la evoluciòn historica. Pero yo opino que es parte inevitable del desarrollo dialectico de la Industria Mundial que llego a la Argentina.

    El desarrollo de una burguesìa industrial nacional significo un avance en el desarrollo de una clase obrera Argentina autoctona, mucho màs desarrollada que los obreros de a principios de siglo en la Argentina pero con un nivel de conciencia de clase mucho menor a sus predecesores.

    Peron con su tercera posiciòn avanzo a una clase obrera Argentina de "clase media". Es decir, Obreros Fabriles de clase Media, nacionalistas y cristianos.

    Pero los obreros de principios de siglo XX estaban mucho màs concientizados que estos sin ser necesariamente fabriles. Al contrario eran trabajadores portuarios, carreros, marmoleros, panaderos, arrieros, carpinteros, pintores, constructores, carboneros, ferroviarios, zapateros, sastres, changarines, etc.

    Pero con un nivel de conciencia mucho mayor, eso lo demuestra en la historia del anarquismo en la Argentina: La manifestaciòn obrera màs grande de la Argentina para un Buenos Aires que no llegaba al millon de habitantes (año 1904) fue de 70.000 (segùn calcula el diario La Prensa).

    Esto demuestra la gran cantidad de Trabajadores Anarquistas que contaba el paìs. Asì como tambièn las huelgas en el quebrachal, las huelgas patagonicas y los 1043 muertos que acarreo la semana tràgica en la Argentina.

    Era tanto el nivel de concientizaciòn de las masas que los porteños se escondìan el 1º de Mayo porque sabìan que ese dìa, los anarquistas colmaban las plazas y parques para conmemorar los muertos de Chicago.

    Uno de los primeros martires de la clase obrera Argentina fue anarquista, el Marinero de 18 años Juan O'Campo, que muriò precisamente en esa manifestaciòn que hable recien.

    Hasta hubo payadores folcloricos Argentinos (como Martìn Castro) que fueron Anarquistas :

    "Patria del rubio metal! patria del rubio metal del oro diablo amarillo, país del yunque y del martillo, y patria del mineral. Norte América es genial en el arte de la guerra, es marca en candente hierra que ha de surgir y arrastrar como flagelo del mar, como azote de la tierra. Por sobre sus fundiciones y el organismo mecánico sobre el armazón titánico de remaches y bulones se alzan, como dos pendones, dos banderas de ideal dos gestos de alta moral con un amor Espartaco, dos nombres: Vanzetti y Sacco, que irán al sillón fatal."

    Volviendo al tema principal: La clase Obrera Peronista original era muy reaccionaria. Pero luego, inspirandose con los vientos de la revoluciòn cubana y el mayo frances, llegaron las ideas marxistas en el seno del movimiento Peronista. Cooke fue un visionario, al ver en el Peronismo la chispa para la revoluciòn Socialista.

    El cambio fundamental del Peronismo a ideas de izquierda quedo grabado en el Cordobazo, el Rozariazo y en menor medida en el Correntinazo.

    Yo creo que en la naturaleza fascista de Peron, que se escudò en las ideas marxistas y combativas para llegar al paìs, fue de importancia capital para el advenimiento de la dictadura. El fue el participe de la triple A y la posterior dictadura militar. Hasta lo reconociò èl mismo.

    Lamentablemente el Obrero medio, tiene ideas de reforma Peronista, hasta reaccionarias en contra del Socialismo en algunos casos.

    Yo no me imagino en esta ètapa de la lucha de clases en la Argentina, el advenimiento de un movimiento anarquico en las masas (aunque su crecimiento fue capital del 2001 para aca) como a principios de siglo XX, es por eso que acompaño movimientos Socialistas-Estatistas (aunque me duela en el alma por mi condiciòn anarquista) como el troskismo Argentino por ejemplo en su lucha por el pase a planta permanente de los tercerizados del Roca o los petroleros del sur, o en las Paritarias docentes al punto de ser su defensor ante los ataques del kirchnerismo, el Stalinismo (o marxismo leninismo anti revisionista, como se denominan) de este Foro y hasta del mismo Anarquismo Argentino.

    Ya me he peleado en varias ocaciones con los anarquistas de aca por el apoyo a movimientos obreros contrarios a las "leyes doctoriales" anarquistas.

    Si un anarquista ajeno al paìs viene y mira etse mensaje, me cuelga de un arbol. Pues es dificil de explicar si no se es "de estos pagos".

    Saludos.


    Compañero Anarco, aunque yo a veces te cargue, al igual que Razion reivindico totalmente el papel que cumplió el movimiento anarquista en nuestro país, es claro que representó muy bien al obrero en la época en que el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de producción directamente ligadas a esas fuerzas así lo permitían y que corresponden a un momento histórico en que predominaba la subsunción formal del trabajo al capital, es ahí donde los anarquistas tuvieron mucha preponderancia, en los gremios por ramas, en donde predomina el trabajo artesanal, de forma cuasi independiente, es por eso que todo ésto entra en crisis y el anarquismo con él, cuando empiezan a surgir en los 30s cierto proceso de desarrollo industrial con la predominancia de grandes fábricas y como un proceso muy larvado de subsunción real del trabajo al capital, la creación de sindicatos de mayor envergadura con la creación de la CGT en la que va a predominar por algún tiempo el PC. Todo este proceso de desarrollo industrial y con él el desarrollo de la conciencia obrera va a ser redireccionado posteriormente por el peronismo y acá viene para mí el error de Cooke y Frondizi a los cuales respeto mucho, que fue subestimar las condiciones subjetivas de la gran masa de obreros que se decían peronistas y que aún en lo 70s seguían por tanto con una conciencia reformista e incluso reaccionaria, conciencia que había sido inoculada durante los primeros gobiernos peronistas, ¿por qué pasa esto? si lo analizamos desde el punto de vista del propio desarrollo burgués, en nuestro país nunca se pasó de un mero proceso de substitución de importanciones y ya Perón tuvo que cambiar sus posturas en el 53 antes las exigencias del capital internacional y ante la necesidad de inversiones de capital extranjero ya que no podía ser cubierta esa inversión por capital nacional, debido justamente a que esa burguesía nacional no estaba lo suficientemente desarrollada y la que sí lo estaba sólo se localizaba en el sector de mercado externo y no tenía ningún interés en el proyecto peronista, más bien todo lo contrario, la CGE nunca representó a todo el espectro burgués de este país, por el contrario siempre tuvo una representación minoritaria, aún durante el primer peronismo y que por supuesto este proceso de "creación" de una burguesía nacional va a ser abortado completamente por el golpe del 55. Lo que subsiste a lo largo de los 50s y 60s es una burguesía que a pesar de cierto grado de desarrollo, se va a ir transnacionalizando cada vez más. Todo este proceso va a ser consolidado aún más durante la última dictadura. El actual "modelo K" en muchos aspectos está atravesando con las mismas dificultades en las que ya se vieron todos los intentos socialdemócratas, como a Perón en el 53, esa burguesía nacional que se ponga a sus espaldas el desarrollo pleno de este país no existe, y lo que hay está totalmente transnacionalizado y es muchas veces más parasitario que el propio capital extranjero. Saludos.

    Aelito
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 708
    Reputación : 711
    Fecha de inscripción : 24/11/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Aelito el Mar Abr 24, 2012 6:20 am

    UyL escribió:
    Aelito escribió:Puedo agregar que parte de tu análisis se apoya en afirmaciones contrafácticas, si uno dice que si el PC hubiera tenido otra postura todo hubiera sido diferente, se cae en el sinsentido de no tener con qué contrastar esa afirmación, suponiendo que el PCA hubiera apoyado al peronismo, no hay manera de saber cual hubiera sido el devenir historico a partir de esa decisión, suponiendo aún que no lo hubiera apoyado y que tampoco se hubiera unido a la Unión Democrática, tampoco acá hay manera de saber qué hubiera pasado a futuro. De hecho LberArce92 trae a colación ejemplos de sectores de izquierda que sí apoyaron al peronismo y que tampoco eso redundó en nada mejor que si se hubieran abstenido de apoyarlo, es más, el partido laborista fue literalmente fagocitado por las estructuras del peronismo.

    Me remito a insistir en que leas esos dos libros que te recomendé, los dos son muy buenos, inclusive a Milcíades Peña no lo podés acusar de tendencioso a favor del PCA ya que es trostkista, pero que hace una serie de recopilaciones de discursos tanto de Perón como de Evita que muestran a las claras cómo era totalemte comprensible la interpretación que hizo el PCA de Perón en aquel momento, es claro que este tema no se lo puede juzgar desde el presente, y por tanto hay relacionarlo dialécticamente con ese contexto histórico. Afirmar que había información en el PCA como para saber que Perón no era filonazi, es una afirmación que hay que matizarla, sobretodo si uno estudia a Perón desde que derrocan a Castillo, su accionar en el GOU, sus previas estadías en Italia y sus claras opiniones con respecto a Mussolini, el gobierno de Farrell en dónde Perón fue Ministro de Guerra además de los otros cargos, fue claramente pro-Eje, y recién le declaran la guerra en Marzo del 45, y su ideología claramente anticomunista. Hacía muy poco que habia terminado la guerra y el PCUS bajaba la línea a todos los PCs de oponerse a todo lo que se pareciera a fascismo. Y si uno lee muchos de los discursos de Perón desde el 43, incluso los de Evita, se podrá encontrar con mensajes que eran muy susceptibles de que sean interpretados como fascistas, basta recordar como eran las posturas ideológicas del nazismo sobretodo en el época en que todavía dominaba internamente al partido las SA de Röhm, sus discursos tenían un tono antiimperialista y anticapitalista.
    Estoy de acuerdo en que hay que considerarlo como un error y del que hay que aprender, simplemente que ciertos juicios sobre el accionar de aquella época yo los matizaría un poco. Saludos.
    Yo afirmé que el PC tuvo una política incorrecta con respecto al peronismo, y que eso llevó a grandes derrotas y a retrasar la posibilidad de la revolución en nuestro país. Quizá sea incorrecto haber afirmado que la historia sería distinta de haber tenido una línea justa el Partido que debía hacer la revolución, eso no podemos saberlo, pero una cosa es ser derrotados porque no nos dieron las fuerzas y otra dilapidar esas propias fuerzas por errores propios.

    No leí nunca a Milciades Peña, aunque siempre lo anoté en el debe, y tampoco creo que pueda leerlo en lo inmediato, pero tomo tu recomendación. En relación a la postura hacia el peronismo, no es lo mismo si el PC tenía conocimiento de este. Este punto lo trata bastante Otto Vargas en el libro ¿Ha muerto el comunismo? (está en Internet, http://www.editorialagora.com.ar/libros/hamuertoelcomunismo.pdf el tema se trata a partir de la página 179) donde Otto Vargas plantea: “Es importante saber si el PC se confundió con Perón, si estaba mal informado sobre él, o si, por el contrario, conocía las diferencias que existían entre los oficiales del GOU, en cuyo caso el error que cometió tiene otra calidad, es mucho más grave”. En ese libro están los elementos que tiene el PCR para decir que el PC ubicaba a Perón no dentro del sector pro-alemán sino como parte de un sector nacionalista.

    Después, estamos de acuerdo en matizar los errores del PC, y de la clase obrera y el pueblo en general. Uno diferencia también errores de traiciones, y los errores siempre tienen causas. A veces las causas son comprensibles, otras no. Pero hay que decir que, por esos mismos años, hubo en el movimiento comunista internacional un Partido Comunista, el Chino, que aplicó una línea diferente a la que aplicaba acá el PC, y con resultados notablemente diferentes. Y no es que los chinos no cometían errores, pero su línea era esencialmente justa, como se demostró en la práctica.

    Aclaro que yo no planteo que el PC tenía que apoyar al peronismo, dije que también considero errores los de aquellos que apoyaron al peronismo. Creo que en ese libro de Otto Vargas se cuenta lo de Juan José Real, que era responsable de Organización y tenía mucha influencia en el PC, algo mucho más importante que lo de Puigróss, e impulsó que el PC se diluyera en el movimiento peronista. Su línea no ganó, y considero que era un error cualitativamente superior. Yo soy maoísta, considero que la línea justa era tener una política diferenciada hacia la burguesía nacional (expresada en el peronismo), que es una fuerza intermedia y no puede ser ganada para la revolución, una línea que apunte a neutralizarla como clase (atrayendo a un sector, golpeando a otro y neutralizando a la gran mayoría), sin resignar nunca la independencia y la hegemonía de la clase obrera, y en ese sentido considero igual de incorrecto la subordinación a esa burguesía nacional como la línea que predominó y terminó aliándose con el imperialismo yanqui y el inglés para golpear a un imperialismo nazi-alemán ya derrotado y terminó golpeando principalmente a la burguesía nacional.
    Con conocimiento o no de qué representaba Perón, el PC siempre tuvo una línea equivocada en este sentido.

    Ahora, efectivamente, es contrafáctico afirmar que si se aplicaba una línea justa habría triunfado la revolución, pero también es un hecho que todas las revoluciones que triunfaron fue porque aplicaron líneas esencialmente justas en sus respectivos momentos. En el Programa del PCR decimos que el PC “Al aliarse con el enemigo traicionó los intereses de la clase obrera y el pueblo y le regaló la dirección política de las masas a la burguesía. Grave error que la clase obrera y los verdaderos comunistas pagarán durante décadas.” Yo estoy de acuerdo con esa afirmación.

    Amigo UyL, estoy al tanto de lo que piensa el PCR y hay cosas con las que coincido y otras con las que no, de todos modos a pesar de esto yo personalmente los considero compañeros.

    Si me preguntás a mí, el error que comete el PCA en aquella época es no dimensionar con claridad como la estrategia burguesa tomaba la inicitiva a partir de las nuevas condiciones que se habían originado por un leve proceso de industrialización enfocado a la substitución de importaciones durante los 30s y que se consolida durante la dictadura del 43-46 sobretodo en el período de Farrell/Perón, aunque tendría que invertir el orden porque Farrell no cortaba ni pinchaba en esos años y el que en realidad gobierna es el vicepresidente.

    Hay datos que manejás que no son del todo ajustados a la historia, hace tiempo leí cosas de Vargas y hay criterios que no comparto en cómo determinar realmente entre el nacionalismo y el filofascismo de Perón.

    Este es parte de discurso suyo ante la UIA en Septiembre del 44 :

    _"Queremos sindicatos gremiales, no sindicatos políticos. Queremos que los representantes obreros sean hombres que en sus sindicatos se sientan solamente obreros; anhelamos desterrar de las agremiaciones la política y las ideologías extrañas a las masas. La política ha de hacerse en los comités; los sindicatos han de hacer pura y exclusivamente política gremial y obrera."

    (Esto me a hace acordar a Cristina cuando le hablaba al "obrero minero")

    Justamente en este año es cuando se la pasa tratando de cooptar a la UIA y a todas las agrupaciones patronales para su modelo bonapartista, en este año se convierte en vicepresidente y al mismo tiempo que hacía esto, intervenía los sindicatos obreros, desplazando dirigentes y poniendo a gente suya, además de crear otros nuevos sindicatos "alternativos".

    Esto es parte de su discurso en el 1º de Mayo de 1944 :

    _"Buscamos suprimir la lucha de clases, suplantándola por un acuerdo justo entre obreros y patronos, al amparo de la justicia que emana del Estado·"

    Te podría poner unos cuantas directivas o discursos tanto del fascismo como del nazismo que se parecen mucho a sus palabras.

    Muchos de los que apoyaron a Perón en el golpe de Junio tambén venían de los sectores más conservadores Joaquín de Anchorena entre ellos, Quijano su vicepresidente venía del Alvearismo.

    Decís que el PC se unió a EEUU lo cual es cierto entre comillas, hay que matizar esto teniendo en cuenta la línea (antifascista) que bajaba del PCUS, pero es totalmente incorrecto decir que se alió a Inglaterra, esto es falso, Inglaterra y toda la comunidad inglesa de Argentina apoyó la candidatura de Perón, porque como siempre la burguesía cipaya de los países como el nuestro siempre juega su papel al buscar sus migajas dentro de todo conflicto interimperialista, Inglaterra (en clara confrontación con EEUU en ese momento, por mantener su control sobre esta zona) ya venía desde los 30s tratando de reducir sus costos para las inversiones que tenía en Argentina, la famosa nacionalización de los ferrocarriles de Perón no fue más que un negociado en el cual se pagó el doble del precio de lo que realmente valían (por un material que en su mayoría ya tenía 30 años de uso) y esto es algo que los ingleses esperaban, por eso apoyaron su candidatura, ya en el 38 el presidente Justo había nacionalizado en estas mismas condiciones los ferrocarriles de Córdoba, por eso tampoco fue nada nuevo lo que hizo el peronismo. En el 46 Perón en persona veta la nacionalización de la CADE (empresa inglesa de electricidad) a modo de pago por el apoyo a su candidatura. Por eso la cuestión de los imperialismos y contra quién estaba cada quien, en realidad hay que manejarla con mucho cuidado. Y la cuestión del "nacionalismo" y el "antiimperialimo" de Perón es muy ambigua, analizada a la luz de muchos hechos documentados.

    Además de la cuestión de la famosa burguesía nacional, los grandes grupos industriales nunca estuvieron por completo a favor de Perón, la UIA rompe con él en el 44 a pesar de que su política les convenía, y no se puede analizar toda la estructura del capital nacional sólo tomando a la CGE que siempre tuvo representación mínina dentro del esquema de acumulación capitalista nacional. Gran parte de esa burguesía "nacional" ya le va a parar el carro a Perón en el 51 durante el Congreso de la Productividad, cuando le dice claramente que los márgenes de rentabilidad no pueden continuar como hasta ese momento.

    Pero lo principal es ¿qué hubiera modificado esto si el PC hubiera apoyado? Si me preguntás a mí yo creo que el PC se tendría que haber mantenido equidistante, pero pasó lo que pasó, y tratar de "traición" me parece una exageración que no tiene en cuenta muchos de los hechos de aquel momento. Podríamos decir traición si realmente habría formas de probar que el PC podría haber organizado una revolución de carácter socialista al interior del peronismo o si esto hubiera pasado también si hubiera permacido ajeno a las dos candidaturas del 46, pero todo esto para mí, ni se puede comprobar y en muchos aspectos está más cerca de una fantasía que de la realidad.
    Sinceramente yo no puedo afirmar que las cosas hubieran sido mejor si el PC de aquel momento hubiera apoyado a una experiencia bonapartista y viendo como les fue al resto de los sectores de izquierda (incluso elementos del PC) que se aliaron al peronismo...
    Y por último me parece que el PCR sobredimensiona el papel que podría haber jugado el PC en aquel momento. El PC tuvo en los 30s gran inserción en la CGT pero esto va a ir menguando con las políticas que aplica la propia burguesía durante la década infame y luego con las dictaduras de comienzos de los 40s, y no era el único partido que monopolizaba la dirección de la clase obrera. Después no me parece del todo correcto que traslades la experiencia China a la Argentina, para mí no son comparables.

    Para terminar a mí me parece más grave el contubernio de los dirigentes del PCA (nunca incluyo a sus militantes) con la última dictadura que lo que pasó en el 46. Y hoy por hoy en lo personal estoy más cerca de las posturas que tiene el PCR o los troskos que del seguidismo inocuo del PCA con el kirchnerismo.

    Por supuesto no espero que estés de acuerdo con algunas de mis opiniones, te mando un saludo hermano.

    LiberArce92
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 963
    Reputación : 1068
    Fecha de inscripción : 29/06/2011

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por LiberArce92 el Mar Abr 24, 2012 10:07 am

    Uno de los pocos lugares en donde el trotskismo podría haber llevado acabo una revolución socialista fue Bolivia. Tenía una enorme inserción en las masas y cuadros relativamente formados. Dicha experiencia se vino abajo cuando el trotskismo decidió apoyar a Paz Estenssoro y al MNR. Por eso, si bien lo considero contrafáctico, creo que aún si el PC hubiese decidido meterse en el peronismo, se habría venido abajo. No logro pensar escenarios posibles, a decir verdad, y no creo que sea necesario.

    Es muy difícil lidiar con los gobiernos nacionalistas. Eso es algo que la izquierda latinoamericana todavía ve con dificultad.

    AnarcComunis
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1706
    Reputación : 2183
    Fecha de inscripción : 12/05/2011
    Localización : Virreinato del Rio de la Plata

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por AnarcComunis el Mar Abr 24, 2012 1:37 pm

    Aelito escribió:
    AnarcComunis escribió:En todo momento historico hay factores que condicionan la lucha de clases.
    En Argentina la llegada de Peron significò para muchos, el retraso de la evoluciòn historica. Pero yo opino que es parte inevitable del desarrollo dialectico de la Industria Mundial que llego a la Argentina.

    El desarrollo de una burguesìa industrial nacional significo un avance en el desarrollo de una clase obrera Argentina autoctona, mucho màs desarrollada que los obreros de a principios de siglo en la Argentina pero con un nivel de conciencia de clase mucho menor a sus predecesores.

    Peron con su tercera posiciòn avanzo a una clase obrera Argentina de "clase media". Es decir, Obreros Fabriles de clase Media, nacionalistas y cristianos.

    Pero los obreros de principios de siglo XX estaban mucho màs concientizados que estos sin ser necesariamente fabriles. Al contrario eran trabajadores portuarios, carreros, marmoleros, panaderos, arrieros, carpinteros, pintores, constructores, carboneros, ferroviarios, zapateros, sastres, changarines, etc.

    Pero con un nivel de conciencia mucho mayor, eso lo demuestra en la historia del anarquismo en la Argentina: La manifestaciòn obrera màs grande de la Argentina para un Buenos Aires que no llegaba al millon de habitantes (año 1904) fue de 70.000 (segùn calcula el diario La Prensa).

    Esto demuestra la gran cantidad de Trabajadores Anarquistas que contaba el paìs. Asì como tambièn las huelgas en el quebrachal, las huelgas patagonicas y los 1043 muertos que acarreo la semana tràgica en la Argentina.

    Era tanto el nivel de concientizaciòn de las masas que los porteños se escondìan el 1º de Mayo porque sabìan que ese dìa, los anarquistas colmaban las plazas y parques para conmemorar los muertos de Chicago.

    Uno de los primeros martires de la clase obrera Argentina fue anarquista, el Marinero de 18 años Juan O'Campo, que muriò precisamente en esa manifestaciòn que hable recien.

    Hasta hubo payadores folcloricos Argentinos (como Martìn Castro) que fueron Anarquistas :

    "Patria del rubio metal! patria del rubio metal del oro diablo amarillo, país del yunque y del martillo, y patria del mineral. Norte América es genial en el arte de la guerra, es marca en candente hierra que ha de surgir y arrastrar como flagelo del mar, como azote de la tierra. Por sobre sus fundiciones y el organismo mecánico sobre el armazón titánico de remaches y bulones se alzan, como dos pendones, dos banderas de ideal dos gestos de alta moral con un amor Espartaco, dos nombres: Vanzetti y Sacco, que irán al sillón fatal."

    Volviendo al tema principal: La clase Obrera Peronista original era muy reaccionaria. Pero luego, inspirandose con los vientos de la revoluciòn cubana y el mayo frances, llegaron las ideas marxistas en el seno del movimiento Peronista. Cooke fue un visionario, al ver en el Peronismo la chispa para la revoluciòn Socialista.

    El cambio fundamental del Peronismo a ideas de izquierda quedo grabado en el Cordobazo, el Rozariazo y en menor medida en el Correntinazo.

    Yo creo que en la naturaleza fascista de Peron, que se escudò en las ideas marxistas y combativas para llegar al paìs, fue de importancia capital para el advenimiento de la dictadura. El fue el participe de la triple A y la posterior dictadura militar. Hasta lo reconociò èl mismo.

    Lamentablemente el Obrero medio, tiene ideas de reforma Peronista, hasta reaccionarias en contra del Socialismo en algunos casos.

    Yo no me imagino en esta ètapa de la lucha de clases en la Argentina, el advenimiento de un movimiento anarquico en las masas (aunque su crecimiento fue capital del 2001 para aca) como a principios de siglo XX, es por eso que acompaño movimientos Socialistas-Estatistas (aunque me duela en el alma por mi condiciòn anarquista) como el troskismo Argentino por ejemplo en su lucha por el pase a planta permanente de los tercerizados del Roca o los petroleros del sur, o en las Paritarias docentes al punto de ser su defensor ante los ataques del kirchnerismo, el Stalinismo (o marxismo leninismo anti revisionista, como se denominan) de este Foro y hasta del mismo Anarquismo Argentino.

    Ya me he peleado en varias ocaciones con los anarquistas de aca por el apoyo a movimientos obreros contrarios a las "leyes doctoriales" anarquistas.

    Si un anarquista ajeno al paìs viene y mira etse mensaje, me cuelga de un arbol. Pues es dificil de explicar si no se es "de estos pagos".

    Saludos.


    Compañero Anarco, aunque yo a veces te cargue, al igual que Razion reivindico totalmente el papel que cumplió el movimiento anarquista en nuestro país, es claro que representó muy bien al obrero en la época en que el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de producción directamente ligadas a esas fuerzas así lo permitían y que corresponden a un momento histórico en que predominaba la subsunción formal del trabajo al capital, es ahí donde los anarquistas tuvieron mucha preponderancia, en los gremios por ramas, en donde predomina el trabajo artesanal, de forma cuasi independiente, es por eso que todo ésto entra en crisis y el anarquismo con él, cuando empiezan a surgir en los 30s cierto proceso de desarrollo industrial con la predominancia de grandes fábricas y como un proceso muy larvado de subsunción real del trabajo al capital, la creación de sindicatos de mayor envergadura con la creación de la CGT en la que va a predominar por algún tiempo el PC. Todo este proceso de desarrollo industrial y con él el desarrollo de la conciencia obrera va a ser redireccionado posteriormente por el peronismo y acá viene para mí el error de Cooke y Frondizi a los cuales respeto mucho, que fue subestimar las condiciones subjetivas de la gran masa de obreros que se decían peronistas y que aún en lo 70s seguían por tanto con una conciencia reformista e incluso reaccionaria, conciencia que había sido inoculada durante los primeros gobiernos peronistas, ¿por qué pasa esto? si lo analizamos desde el punto de vista del propio desarrollo burgués, en nuestro país nunca se pasó de un mero proceso de substitución de importanciones y ya Perón tuvo que cambiar sus posturas en el 53 antes las exigencias del capital internacional y ante la necesidad de inversiones de capital extranjero ya que no podía ser cubierta esa inversión por capital nacional, debido justamente a que esa burguesía nacional no estaba lo suficientemente desarrollada y la que sí lo estaba sólo se localizaba en el sector de mercado externo y no tenía ningún interés en el proyecto peronista, más bien todo lo contrario, la CGE nunca representó a todo el espectro burgués de este país, por el contrario siempre tuvo una representación minoritaria, aún durante el primer peronismo y que por supuesto este proceso de "creación" de una burguesía nacional va a ser abortado completamente por el golpe del 55. Lo que subsiste a lo largo de los 50s y 60s es una burguesía que a pesar de cierto grado de desarrollo, se va a ir transnacionalizando cada vez más. Todo este proceso va a ser consolidado aún más durante la última dictadura. El actual "modelo K" en muchos aspectos está atravesando con las mismas dificultades en las que ya se vieron todos los intentos socialdemócratas, como a Perón en el 53, esa burguesía nacional que se ponga a sus espaldas el desarrollo pleno de este país no existe, y lo que hay está totalmente transnacionalizado y es muchas veces más parasitario que el propio capital extranjero. Saludos.

    No pasa nada con las cargadas, yo también me rió porque esta todo más que bien con los compañeros marxistas.

    Ayer en la charla con Bayer discutimos el ocaso del anarquismo en los años 30. Es muy interesante esta parte del anarquismo en Argentina y sin lugar a dudas la más triste para todos los anarquistas.

    El anarquismo se vino abajo, no por la caducidad de sus ideas como tratan de hacernos creer ciertos autores pedorros que andan dando vueltas en semicírculo, sino porque sus principales exponentes ya para esa época fueron:

    A) Deportados por la nefasta ley 4144 -ley de residencia- B) Fusilados C) aniquilados en combate D) Muertos en la Guerra Civil Española

    La gran mayoría de sus teatros, bibliotecas y comités obreros fueron clausurados o prohibidos como le ocurrió al diario "La Protesta" por un buen tiempo.
    La ley de residencia no significo algo nefasto solamente para el anarquismo el hecho unitario de deportar a los inmigrantes molestos, sino que hubo otras cosas de fondo, algo psicológico. La ley sólo expulsaba al hombre, no junto a su familia, entonces la ley tenia también consecuencias indirectas: la mujer le decía a su marido "no vayas a las manifestaciones anarquistas porque te deportaran y yo que hago aquí para alimentar a mis hijos" (debido a que en aquella época había poco trabajo para las mujeres).

    Además ocurría otro proceso histórico, otro escenario para la lucha de clases en la Argentina. Ya para los años '30 las masas inmigratorias que entraban al país eran escasas o nulas. Los inmigrantes que eran el brazo gordo del Anarquismo y la primer franja de combate contra el Estado y el Capital ya no eran tan "numerosos", se estaba pasando de lado al trabajador inmigrante para poner sobre escena a los hijos o nietos de esos inmigrantes, que ya no eran inmigrantes en un país ajeno a sus culturas, el país los había integrado con su educación y los hijos de los inmigrantes eran "criollos" con costumbres y
    necesidades, si se quiere decir, diferentes a la de sus padres.

    Además con la llegada de la Industria también acarreo otro problema y no era que el anarquismo no estaba preparado para recibir al combate en las fábricas en vez de los oficios más "liberales" es decir que no tenían una dependencia tan fuerte al capital como los obreros industriales sino que eran mucho más independientes los trabajadores como sastres, carpinteros, pintores, panaderos sino que el problema residía en que con la llegada de la Industria los personajes dentro de la fábrica cambiaban, ya no eran exclusivamente trabajadores inmigrantes ahora con la Industria, las ciudades empezaron a llenarse de nuevos actores sociales: los "inmigrantes" internos, es decir lo que después las clases altas llamarían "los cabecitas negras".
    Estos hombres y mujeres del interior eran atraídos y cooptados por otro fenómeno que luego inevitablemente llegaría con el apogeo de la Industria: el Peronismo Nacional.

    A partir de la decadencia del anarquismo los 1° de mayo empezaron a disminuir sus contenidos ideológicos: primero paso de llamarse "día internacional de los trabajadores" a llamarse "fiesta del trabajo". Hasta fue pensado como feriado para que los trabajadores no tengan la posibilidad de juntarse y realizar marchas o mitines. Al contrario, se llego al punto de hoy en que los trabajadores se van a pasar un fin de semana largo a la costa en vez de conmemorar a los mártires de Chicago o por ejemplo al punto en que el día en que los anarquistas salían a conmemorar a sus héroes paso a ser un día "criollo y nacional" en donde un cura católico lleva acabo la misa para los "festejos" del día del trabajo.

    Igualmente, el primero de mayo en la plaza de mayo se realizara un acto "socialista, obrero e internacionalista" por parte de agrupaciones como el PTS, FIT, PO. Apoyo a los compañeros en conmemorar el día en que los obreros de Chicago (anarquistas) se lanzaron a las calles en contra de la explotación, a conseguir su emancipación.

    Por mi parte iré al acto convocado por la FORA, como trabajador y estudiante.
    Saludos.

    Contenido patrocinado

    Re: ¿Podemos aprender algo de Perón y el Peronismo?

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:24 pm


      Fecha y hora actual: Dom Dic 04, 2016 5:24 pm