El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Comparte

    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4772
    Reputación : 5467
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por sorge el Vie Abr 13, 2012 12:32 pm

    http://www.cronicapopular.es/2012/04/el-coronel%c2%a0martinez%c2%a0ingles%c2%a0acusado-de-un-delito-contra-la-corona/#comment-1313
    Madrid. El coronel Martínez Inglés declarará el lunes 16 ante la Audiencia Nacional acusado de un “delito contra la Corona”. Está imputado como autor del artículo “¿Por qué te callas ahora?”, publicado en diciembre en “Canarias semanal”.

    Amadeo Martínez Inglés; coronel, en una manifestación contra la guerra de Irak.

    El coronel Amadeo Martínez Inglés, diplomado en Estado Mayor y, actualmente, en la reserva, comparecerá el próximo día 16 de abril, a las 1030 horas ante el Juzgado Central de Instrucción número dos de la Audiencia Nacional, para declarar como imputado en un presunto “delito contra la Corona”, en relación con un artículo publicado el pasado 12 de diciembre en el periódico digital “Canarias Semanal” con el título “¿Por qué te callas ahora?”.

    Nacido en Zaragoza en 1936, el coronel Martínez Inglés perteneció durante cuarenta años al Ejército ´de Tierra español, en el que se diplomó en Estado Mayor en 1969 y en el que desempeñó relevantes cargos. Entre ellos, el de jefe de Movilización del Estado Mayor del Ejército y jefe del Estado Mayor de la Brigada de Infantería de Zaragoza. Asimismo, fue profesor de Historia Militar en la Escuela de Oficiales del Estado Mayor.

    Su carrera militar fue segada de cuajo en abril de 1990, al ser expulsado del Ejército tras haber permanecido preso durante cinco meses en la prisión militar de Alcalá de Henares por diversas sanciones disciplinarias. La primera de ella se remonta a noviembre de 1989 por unas declaraciones realizadas a varios medios de comunicación en las que, al igual que hacía en su libro “España indefensa”, se mostró partidario de un ejército totalmente profesional y de la desaparición del servicio militar obligatorio. Es decir, dos medidas que el Gobierno español llevaría a la práctica años después, bajo la presidencia del “pepero” José María Aznar, en 2001.

    En 2003 fue procesado y, posteriormente, absuelto, por asistir en la manifestación contra la participación de España en la guerra contra Irak vestido con su uniforme militar, a pesar de que en esa ápoca se encontraba ya expulsado del Ejército.

    Martínez Inglés está imputado por pesunto delito contra la Corona.

    Desde hace ya muchos años, el coronel Martínez Inglés se declara a favor de la república y en contra de la actual monarquía española. Y a pesar de la persecución constante de que, desde años atrás, está siendo objeto, él asegura que “va a seguir en la brecha, en la barricada, en el puesto que creo debo ocupar para conseguir mis nuevas metas. Que no son otras que acabar de una vez con el residuo franquista que en estos momentos representa la desprestigiada corona española para que, de una vez por todas, el legítimo régimen republicano que en su día fue masacrado por la rebelión genocida de Franco pueda hacer caminar de nuevo a este bendito país por las sendas verdaderamente democráticas de las que nunca debió salir”.

    Su abierta oposición y crítica a la Monarquía española y al Rey Juan Carlos de Borbón se expresan de manera clara y contundente en dos obras: “23-F. El golpe que nunca existió (Foca, 2001) y “Juan Carlos I, el último Borbón. Las mentiras de la monarquía española” (Styria, 2008). Manteniendo una posición de exigente aclaración de actuaciones del Rey Juan Carlos de Borbón, en el año 2008, el coronel Martínez Inglés dirigió una carta al presidente del Congreso de los Diputados en la que pidió la creación de una comisión parlamentaria que investigara supuestas responsabilidades del Rey en hechos que se le atribuyen. Asimismo, se dirigió al fiscal general del Estado de Portugal para pedir la investigación de la muerte en Estoril del hermano del Rey, el infante Alfonso, fallecido cuando a Juan Carlos de Borbón se le disparó un arma.

    Es autor, además, de otras obras como “España indefensa”( Ediciones B, 1989), “La transición vigilada”(Ediciones Temas de Hoy, 1994) y “El Ejército español: de poder fáctico a ONG humanitaria”, (Status Ediciones, 2004).

    El coronel Martínez Inglés formó parte de “Izquierda Republicana”, partido político que abandonó en 1993, tras acusar a su dirigente Isabelo Herreros de “malversación de fondos públicos” y “desvío de dinero”. Y en 1995, se presentó en las elecciones de 1995 de Alcalá de Henares por el partido Acción Local.

    Ante su comparecencia próxima ante los tribunales, el coronel Martínez Inglésha dirigido al juzgado central de instrucción de la Audiencia Nacional un escrito en el que hace una amplia serie de consideraciones que Crónica Popular entiende son de especial interés para sus lectores, máxime en los días en que los republicanos españoles celebran el aniversario de la proclamación de la II República, el 14 de abril de 1931, derribada por el golpe de Estado de Franco y sus generales, con el apoyo de la banca y los terratenientes.
    AL ILMO MAGISTRADO-JUEZ DEL JUZGADO CENTRAL DE INSTRUCCIÓN NÚMERO DOS DE LA AUDIENCIA NACIONALDon Amadeo Martínez Inglés, coronel del Ejército diplomado de Estado Mayor, escritor e historiador militar, se dirige a VS en relación con la cédula de citación recibida en su domicilio con fecha 23-03-2012 en base a las diligencias previas que, en providencia de 21.03.12, ha abierto ese Juzgado por un presunto delito CONTRA LA CORONA, exponiéndole las siguientes consideraciones:
    PRIMERA.- Como coronel de Estado Mayor, historiador militar y profesor de esta última materia en la Escuela de Estado Mayor del Ejército español me he dedicado durante más de treinta años, concretamente desde mediados de los años ochenta del pasado siglo, a estudiar e investigar la vida del actual rey de España Juan Carlos I tanto en su ámbito personal como en el público e institucional.

    SEGUNDA.- Como consecuencia de esas investigaciones y estudios profesionales pronto llegarían a mi conocimiento abundantes indicios racionales de la comisión por parte del monarca español de variados presuntos delitos tales como (por orden cronológico): “homicidio imprudente” o “fratricidio premeditado” (esta disyuntiva nunca la han dilucidado los jueces que deberían haberlo hecho); “alta traición a la nación española”, al haber pactado en secreto en noviembre de 1975 con el Departamento de Estado norteamericano la entrega unilateral a Marruecos y Mauritania de la antigua provincia española del Sahara Occidental; “cobardía ante el enemigo”, al retirar en esa fecha de manera humillante y sin combatir las fuerzas militares españolas de ese territorio ostentando la Jefatura Suprema de las FAS; “genocidio de la antigua población del Sahara español en grado de colaborador necesario” (más de tres mil víctimas) al haberla entregado al rey alauí Hassan II totalmente indefensa; “golpismo de Estado”, al haber autorizado a sus militares cortesanos (Armada y Milans del Bosch) la planificación, preparación y ejecución de la maniobra político-militar desarrollada en España la tarde/noche del 23 de febrero de 1981, conocida popularmente como “la intentona involucionista del 23-F”; “terrorismo de Estado”, al tener previo conocimiento, como comandante en jefe de las FAS, de la guerra sucia que preparaban los servicios secretos militares y de la seguridad del Estado contra ETA (GAL) y no haber impedido su puesta en marcha; “malversación de caudales públicos” de los denominados “fondos reservados” adscritos a Defensa, presidencia del Gobierno e Interior, al conocer y no desautorizar el pago a determinada vedette del espectáculo español por las prestaciones sexuales que le había realizado durante más de quince años y que ella, en 1996, amenazaba con hacerlas públicas a través de documentos audiovisuales de su propiedad; “corrupción generalizada”, al recibir durante décadas regalos multimillonarios procedentes tanto del exterior como de la propia España: yates, fincas de recreo, petrodólares en forma de créditos a fondo perdido…etc, etc; “enriquecimiento ilícito” como consecuencia de todo lo anterior y de oscuros negocios de todo tipo que en los últimos años han trascendido a la opinión pública española a través de libros y documentos nunca desmentidos oficialmente hasta convertir a su familia en una de las mayores fortunas del mundo (la 134, con 1790 millones de euros en su haber).

    Informa al presidente del Congreso de los diputados
    TERCERA.- Como consecuencia de todo lo anterior, señor magistrado juez del Juzgado Central número 002 de la AN, el 23 de septiembre de 2005, y ante la incompetencia constitucional que presentan los tribunales españoles (y de todo el mundo) para juzgar los presuntos delitos cometidos por el actual rey de España, Juan Carlos I, envié al presidente del Congreso de los Diputados un exhaustivo informe (40 páginas) sobre las muy claras y decisivas responsabilidades del monarca en la ya señalada “intentona involucionista del 23-F”, solicitándole la creación de una Comisión parlamentaria que depurara esas presuntas responsabilidades tanto en el terreno personal como en el histórico e institucional. Posteriormente, el 25 de enero de 2006, remití el citado informe al presidente del Gobierno de la nación, al del Senado y a los de las más altas instituciones del Estado: Consejo de Estado, Tribunal Constitucional, Consejo General del Poder judicial…etc, etc. Asimismo, en años posteriores (12 de febrero de 2007, 4 de abril de 2008, 8 de octubre de 2008 y 13 de diciembre de 2011) seguí enviando al Congreso de los Diputados periódicos y detallados informes que he ido extendiendo y ampliando a la totalidad de los presuntos delitos cometidos por el actual jefe del Estado español. Del remitido con fecha 4 de abril de 2008, y con casi un año de retraso, recibí acuse de recibo por parte de la Cámara Baja del Parlamento español comunicándome que había sido trasladado a la Comisión de Peticiones de la misma para su oportuno “estudio y tramitación”.

    CUARTA.- El 8 de septiembre de 2008, y en relación con el “homicidio imprudente” (así lo admitió en su día su noble autor y su familia) o “flagrante asesinato” (eso deberían haberlo ya dilucidado los jueces portugueses o los militares españoles, ya que en marzo de 1956 “el caballero cadete Juanito” era un profesional de las FAS españolas) cometido por el actual rey de España Juan Carlos I a las 20,30 horas del día 29 de marzo de 1956 en la finca denominada “Villa Giralda” de Estoril (Portugal), me permití enviar al Fiscal General de Portugal (Procurador-Geral da República) un prolijo estudio profesional (sin duda el único estudio balístico que existe en relación con este caso) sobre las condiciones y las circunstancias en las que se desarrolló el supuesto accidente familiar que le costó la vida al infante Alfonso de Borbón a manos de su hermano mayor Juan Carlos, solicitándole la apertura de una investigación judicial al respecto. El Fiscal General del Estado portugués admitió a trámite el informe y prometió “que o caso vai ser analisado”. A los pocos días, por presiones del Gobierno español según medios portugueses, me comunicó su archivo debido al tiempo transcurrido y a la complejidad de abrir en esos momentos un caso judicial tan delicado.

    Cédula de citación para el día 16 de abril
    QUINTA.- Pues bien, señor magistrado de la Audiencia Nacional, cuando este historiador militar que se dirige a VS a través de las presentes líneas creía que, tras la admisión a trámite de sus reiteradas denuncias contra el todavía rey Juan Carlos I por parte del Congreso de los Diputados, iba por fin a poder exponerlas con todo lujo de detalles ante los señores diputados de la Cámara Baja, resulta que lo que recibe (a horas intempestivas y a través de una patrulla de la policía municipal que no se recata en mostrar a los vecinos todo su poder institucional e intimidatorio, seguramente para asustar al coronel que suscribe ¡qué risa!) es una cutre cédula de citación (una muy mala fotocopia torcida, casi ilegible y con abundantes errores que pone en evidencia la miseria y postración en la que se debate hoy en día la justicia española) para que acuda el 16 de abril, a las 10,30 horas, al digno Juzgado del que VS es titular a fin de declarar como imputado en un presunto delito CONTRA LA CORONA ¡Toma ya! ¡Aquí tenemos otra vez la España cañí! ¡El historiador/mensajero a los tribunales por haber osado meterse con el supremo y divino rey de los españoles (de algunos españoles, cada vez menos)! Y para más inri ¡para eso vivimos en un Estado democrático y de derecho! por un artículo publicado en la prensa digital (en la otra, en los medios de comunicación tradicionales del Estado, le tienen censurado desde hace años para que no dañe la impoluta imagen del rey sin par que nos puso el dictador Franco) sustentado, además, sobre la base de su libertad de expresión y de décadas de estudios, investigaciones y denuncias que ha puesto a disposición, una y otra vez, de las más altas instituciones del Estado.

    SEXTA.- Mi, al parecer, demoníaco artículo, señor Juez, dejando de lado el estilo duro, bronco, intempestivo y, seguramente, impertinente, en el que ha podido ser redactado (cada escritor escribe como quiere ¡faltaría más! en un país libre, democrático y de derecho) solo refleja la verdad, una verdad a la que este escritor ha tratado de llegar con su esfuerzo y dedicación durante más de treinta años. Y que, repito una vez más, desde al año 1994 ha puesto numerosas veces, mucho antes de que este artículo “Por qué te callas” viera la luz digital, a disposición del pueblo español en general y de las más altas instituciones del Estado (Las Cortes y el Gobierno de la nación) en particular. Entrando en un apresurado análisis de autor debo decirle señor magistrado del JUCINAN 002 (perdone, señoría, pero es que los militares de Estado Mayor somos muy amigos de las siglas, seguramente porque en la guerra el enemigo nunca nos da el tiempo suficiente para escribir en román paladino todo lo que quisiéramos), por si no se ha leído despacio mi artículo que me temo que no dada la cédula de citación que ha tenido a bien enviarme, que éste presenta tres núcleos o almendras literarias bien diferenciadas:

    1ª).- Un ataque, reconozco que inmisericorde y duro pero veraz y ajustado históricamente, contra la dinastía borbónica, de cuya muy baja catadura moral, profesional y social pocas personas en este país tienen dudas. ¿O acaso Felipe V no fue un loco y egoísta que para ceñir la corona española sumió a este país en una guerra cruel y despiadada que provocó miles de muertos y la pérdida sensible de territorios patrios? ¿Y Fernando VII no fue un traidor de tamaño natural, un gran felón como, afortunadamente, reconoce la historia de España? ¿E Isabel II no tuvo bastante de ninfómana o meretriz regia, como propaló su propio pueblo? ¿Y su esposo oficial, Francisco de Asís de Borbón, alias el “Paquita” y “el Puntillas”, no fue toda su vida marital un cabrón consentido? ¿Y el nefasto rey Carlos IV, un cobarde y un traidor a su patria? ¿Y Alfonso XIII, el abuelo del actual titular de la dinastía, un putero de las noches madrileñas y un borracho perpetuo? ¿Y el conde de Barcelona, padre del Juan Carlos I al que le soltó aquella frase lapidaria de “Júrame que no lo has hecho a propósito” cuando lo encontró sobre el cadáver de su hermano Alfonso la tarde del fatídico 29 de marzo de 1956, no se pasó media vida a bordo de su yate trasegando ginebra a espuertas? Y el rey actual, que primero mata a su hermano, traiciona a su padre y besa el culo a Franco para conseguir ceñir la corona de España y después abandona a Adolfo Suárez a manos de los militares y borbonea con éstos para mantener como fuera su estatus regio ¿ha hecho algo aparte de preparar golpes de Estado, fornicar a destajo a cargo de los fondos reservados, navegar en el Fortuna y en el Bribón, cazar osos (borrachos o con tasa de alcoholemia legal), esquiar en Baqueira Beret, pasarse los veranos a cuerpo de rey en Marivent y labrarse una fortuna apañadita?

    2ª).- Una revista rápida y fugaz de los presuntos delitos cometidos por el rey Juan Carlos I, antes y después de subir al trono. Que, como ya le he expuesto, los he denunciado repetidas veces durante los últimos ocho años a las más altas instituciones del Estado y que no es cuestión de volver a repetir.
    3ª).- Una clara y nueva acusación contra el monarca español por su actuación en el “caso Urdangarín” puesto que, conociendo desde el año 2006 (la misma Casa Real lo ha admitido) los oscuros manejos (presuntos delitos) de su famoso yerno, se calló (por eso titulé mi artículo” ¿Por qué te callas?). Señor Juez, usted seguramente sabe de esto más que yo, que para eso es un señor magistrado de la Audiencia Nacional (antes TOP), pero esta actuación de nuestro amado rey en defensa de su familia (¿de su corona, tal vez?) podría ser constitutiva de un nuevo presunto delito de encubrimiento. ¿O no?

    Un trabajo serio y profesional
    SÉPTIMA.- De todo lo anterior se desprende, señor magistrado, que mi artículo titulado “¿Por qué te callas?” de delictivo no tiene nada de nada. Es un trabajo serio y profesional, aunque duro en las formas, que recoge una vez más y de forma un tanto airada (los tiempos no están para genuflexiones versallescas) lo que vengo diciendo desde hace años en multitud de libros, artículos y conferencias. Además, su señoría conoce mucho mejor que este antiguo uniformado, la “Exceptio veritatis”, el escudo jurídico que protege la verdad del ataque inmisericorde de los poderosos e impide que pueda ser considerada un delito. Sea quien sea el autor de los hechos denunciados. Y por otra parte ¿qué es eso de un delito CONTRA LA CORONA? Yo, personalmente, demócrata, progresista y republicano hasta la médula, no reconozco corona alguna. Ni española ni de ningún otro confín del mundo. En un Estado moderno, democrático y de derecho, todos los ciudadanos debemos tener los mismos derechos y ser iguales ante la ley. Sin privilegios de ninguna clase, como por otra parte santifica la muy mejorable constitución del 78. En España ya ha habido movimientos políticos y sociales para erradicar de nuestro ordenamiento jurídico estos anómalos y extemporáneos delitos contra la corona. Pero de momento siguen ahí esperando el momento propicio para defenestrarlos. Por cierto ¿Por qué no existen en nuestras leyes delitos similares contra la presidencia del Gobierno, contra el ministerio de industria o contra el defensor del pueblo, por referirme solo a algunas de nuestras muy numerosas instituciones democráticas? Todas las personas que representan al pueblo soberano (bien es verdad que el rey actual solo representa al dictador Franco, que fue quien lo puso en la jefatura del Estado con arreglo a su particular derecho testicular) pueden (y deben) ser objeto de crítica por parte de los ciudadanos (que no súbditos). Así que dejémonos, de una vez, de delitos “contra la corona”, señor magistrado. Por cierto, y perdone por la pequeña insolencia de la pregunta: ¿El señor Urdangarín, forma parte o no de la corona española contra la que yo, presuntamente, he delinquido? Porque, vamos, tendría bemoles la cosa…

    OCTAVA.- Y ya para terminar este largo escrito, señor magistrado-juez del JUCINAN 002, me permito significarle que así como su señoría, debido a su cargo, ostenta ese preeminente tratamiento de VS, el coronel, escritor e historiador que suscribe, debido fundamentalmente a su empleo en el Ejército español y a las múltiples condecoraciones que posee, algunas de ellas con categoría de gran cruz o placa, tiene también derecho al tratamiento de VE (excelentísimo señor), circunstancia ésta que le refiero sin un ápice de personal vanidad, muy dormida después de más de cincuenta años de luchar en este mundo cruel, pero con toda mi determinación de que sea respetado. Y mucho más después de la clamorosa falta de respeto por su parte al enviarme una cédula de citación que no es de recibo, propia más bien de Somalia o de cualquier otro país tercermundista. Y es que ese tratamiento y el empleo de coronel del Ejército español que poseo, señor magistrado, no llegaron a mí a través de una rifa. Ya en 1958 y con un poco más de 20 años de edad (cuando su señoría, con todos los respetos, seguramente se meaba todavía en sus pantalones) tuve que jugarme decenas de veces la vida luchando por defender este país de las huestes de Hassan II, que habían invadido la “provincia española” de Ifni, realizando misiones cuasi suicidas tras las líneas enemigas al frente de un puñado de soldados voluntarios de elite. Sin vanidad alguna, debo decírselo de nuevo, fui propuesto para la medalla al mérito militar y en mi hoja de servicios se reconoció mi valor en acción de guerra. Después, y a lo largo de casi cuarenta años, seguí arrostrando los claros peligros de mi profesión, tanto en unidades paracaidistas como en las nómadas del desierto del Sahara.

    He estudiado años y años sin parar estando en posesión de tres diplomas de Estado Mayor (uno de ellos extranjero) y de prácticamente todos los diplomas de especialización de mi Ejército. Y, buscando siempre “los puestos de mayor riesgo y fatiga” como recomiendan los reglamentos militares españoles, hasta pedí dos veces ir voluntario al país vasco (cuando muy pocos compañeros lo hacían) donde, vestido con el uniforme de coronel, en un coche negro sin blindar y con matrícula ET, sin escoltas de ninguna clase (esas escoltas que sus señorías de los altos tribunales de justicia reclaman ahora con insistencia a un Gobierno cicatero que amenaza con quitárselas) tuve que atravesar centenares de veces las peligrosas calles de las ciudades vascas a solas con mi entrepierna y con un pequeño revólver en la mano derecha, bajo mi portafolios, listo para escupir plomo. Así durante años, sin quejarme lo más mínimo (mi profesión no me lo permitía) no sabiendo nunca, cuando cada mañana cogía el vehículo, si regresaría a mi despacho en el mismo o en otro, negro también, pero con una corona en el cristal trasero. Como le ocurriría finalmente a otro compañero mío, el único con categoría de coronel destinado en la misma ciudad que yo que, curiosamente, se desplazaba siempre de paisano y en coche camuflado y que murió ametrallado en un semáforo. Años después, por luchar por unas Fuerzas Armadas más modernas y profesionales, los generales franquistas ¡ojo, de 1990! me señalaron la puerta de la que había sido mi carrera (después de cinco meses en una prisión militar) y tuve que reciclarme a escritor e historiador.

    Así que figúrese, señor magistrado, y por eso le he contado una parte sustantiva de mi vida profesional, la preocupación o la angustia vital (la palabra “miedo” no la puede ni siquiera nombrar un militar, como les ocurre a ustedes los jueces con la de “prevaricación”) que ha podido generar en mi alma de soldado su cutre cédula de citación para que acuda a su Juzgado a declarar por un presunto delito contra la corona. Es que desde ese fatídico día vivo sin vivir en mí o, como diría el señor Rajoy, envuelto permanentemente en un lío emocional. Pero no se preocupe, señoría, que voy a ir. Sí, sí, voy a ir (si hay que ir se va…según el humorista Mota) pero no para perder ni un solo segundo de mi tiempo hablando de ese presunto delito que al parecer he cometido contra la panda sociofamiliar que habita en La Zarzuela sino para hablar, si VS quiere, de los presuntos delitos del rey Juan Carlos que es, en definitiva, el presunto delincuente y no yo. Para lo cual, obviamente, tendrá VS que leerse y estudiarse (si no es imposible que nos entendamos) todos los libros, artículos y documentos que he parido (con perdón) durante los últimos veinte años. Y nada más, señor magistrado-juez del JUCINAN 002. En anexo aparte le señalo los libros y documentos que es preciso se lea previamente para la buena marcha de la futura entrevista así como los documentos de diferentes instituciones del Estado que ese Juzgado debería interesar de los organismos competentes para la buena marcha de las diligencias previas que acaba de emprender, instadas todavía no sé por quien. También le relaciono la lista de personas que, a mi juicio, deberían aportar testimonio en calidad de testigos.
    Firmo el presente documento en Alcalá de Henares a 9 de abril de 2012
    ANEXO Libros y documentos del autor del presente escrito
    Libros:
    •La transición vigilada (Temas de Hoy 1994) – El golpe que nunca existió (Foca 2001) – Juan Carlos I el último Borbón (Styria 2008) – La Conspiración de Mayo (Styria 2009) Informes al Congreso, al Gobierno y a otras instituciones del Estado: – Informe al Congreso sobre responsabilidad del rey en el 23-F (23 de septiembre de 2005) – Informe al Gobierno, al Senado y a otras instituciones (25 de enero de 2006) – Informe al Congreso sobre el 23-F (12 de febrero de 2007) – Informe al Congreso presuntos delitos del rey (4 de abril de 2008) – Informe al Congreso presuntos delitos del rey (8 de octubre de 2008) – Informe al Congreso presuntos delitos del rey (13 de diciembre de 2011) – Informe a la Fiscalía General de Portugal para investigar homicidio imprudente o presunto asesinato rey de España. Artículos y escritos sobre el rey y sus presuntos delitos: Más de cien trabajos publicados en la prensa escrita y digital durante los últimos veinte años, en iguales o parecidos términos al “¡Por qué te callas” de diciembre de 2011 y que pueden ser descargados, de forma totalmente libre, de numerosas páginas web y periódicos de la red. Documentos a interesar de entes, instituciones u organismos del Estado Del ministerio de Defensa: – “Panorámica de las operaciones en marcha” (CESID, 1980) relativa a los golpes de Estado en preparación en otoño de 1980. – “Estado actual y perspectivas de la lucha antiterrorista” (CESID, julio de 1979) proponiendo al Gobierno de Adolfo Suárez la apertura de una guerra sucia contra ETA. Propuesta rechazada por el Gobierno. – “Acta fundacional de los GAL” (CESID 1983) proponiendo otra vez la apertura de una guerra sucia contra ETA. Definitivamente fue autorizada. – Documentos audiovisuales sobre las salidas extramaritales del rey de España (DIEME, División de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército, años 1984- 1996) – Documentos sobre la entrega del Sahara español a Marruecos y Mauritania (DOPEME, División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército, año 1975 y posteriores).•Documentos y archivos sonoros grabados en la tarde/noche del 23-F relativos a conversaciones del rey con diversas autoridades del Cuartel General del Ejército y Capitanías Generales. – Grabaciones y documentos relativos al 23-F de las Capitanías Generales de Aragón, Valencia, Sevilla, Burgos, Valladolid, La Coruña, Madrid y Baleares.
    – Documentos de la Sección de Inteligencia de la Brigada DOT V (Zaragoza) relativos a la conspiración castrense lista para estallar el 2 de mayo de 1981 (Conspiración de Mayo). – Cartilla de tiro de la AGM (Academia General Militar) de Zaragoza, correspondiente a los años 1955 y 1956 a nombre del caballero cadete Don Juan Carlos de Borbón y Borbón. Del ministerio de Asuntos Exteriores: – Escrito del embajador alemán en Madrid a su Gobierno, en febrero de 1981, en el que relata una conversación privada con el monarca español, que acaba de ser desclasificado por el Ejecutivo germano y que ha sido incluido en las “Actas de Historia Contemporánea” de ese país. De particulares: – Libro “El negocio de la libertad” del periodista Jesús Cacho (editorial Foca) – Vídeo “Juan Carlos I: 30 años a cuerpo de rey (Canarias- Semanal) Personas que se propone evacuen testimonio en el JUCINAN 002” en las diligencias abiertas por el artículo periodístico “¿Por qué te callas?” – Bárbara Rey (María García García), actriz, vedette y presentadora. – Antonio Tejero Molina (ex teniente coronel de la Guardia Civil) – Alfonso Armada y Comyn (ex general de División del Ejército de Tierra español) – Jesús Cacho (periodista) – José María Ruiz Mateos (empresario) – Mario Conde (ex banquero, político, escritor y periodista) Nota del autor: la relación de personas, libros, documentos, artículos y escritos relacionados en el presente anexo en ningún caso puede considerarse exhaustiva y excluyente ya que podría aumentarse substancialmente en el Juzgado dentro de las diligencias previas abiertas.

    DeGaulle
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 562
    Reputación : 610
    Fecha de inscripción : 25/02/2011

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por DeGaulle el Lun Abr 16, 2012 11:27 am

    Este hombre es un valiente, un héroe.

    Rodimtsev
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 994
    Reputación : 1256
    Fecha de inscripción : 28/01/2010
    Edad : 35

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Rodimtsev el Lun Abr 16, 2012 1:53 pm

    DeGaulle escribió:Este hombre es un valiente, un héroe.

    Es un patriota y no los burros nacionalistoides que destila la legión (PPSOE, policía nacional, erztxantxa, instituciones judiciales, etc...).

    Cita a declarar como testigos a Tejero, Alfonso Armada y Bárbara Rey

    Amadeo Martínez Inglés, coronel del ejército, escritor e historiador militar, tendrá que que declarar ante la Audiencia Nacional el próximo 16 de abril, lunes, a las 10,30., en calidad de imputado por un presunto delito contra la Corona con motivo del su artículo titulado «¿Por qué no te callas?» que fue publicado por el periódico digital Canarias Semanal y que tenía como destinatario al actual titular de la Corona española, Juan Carlos de Borbón. A continuación el escrito dirigido a la Audiencia Nacional por Amadeo Martínez Inglés.



    Al Ilmo Magistrado-Juez del Juzgado Central de Instrucción número dos de la Audiencia Nacional





    Don Amadeo Martínez Inglés, coronel del Ejército diplomado de Estado Mayor, escritor e historiador militar, se dirige a VS en relación con la cédula de citación recibida en su domicilio con fecha 23-03-2012 en base a las diligencias previas que, en providencia de 21.03.12, ha abierto ese Juzgado por un presunto delito CONTRA LA CORONA, exponiéndole las siguientes consideraciones:



    PRIMERA.- Como coronel de Estado Mayor, historiador militar y profesor de esta última materia en la Escuela de Estado Mayor del Ejército español me he dedicado durante más de treinta años, concretamente desde mediados de los años ochenta del pasado siglo, a estudiar e investigar la vida del actual rey de España Juan Carlos I tanto en su ámbito personal como en el público e institucional.

    SEGUNDA.- Como consecuencia de esas investigaciones y estudios profesionales pronto llegarían a mi conocimiento abundantes indicios racionales de la comisión por parte del monarca español de variados presuntos delitos tales como (por orden cronológico): "homicidio imprudente" o "fratricidio premeditado" (esta disyuntiva nunca la han dilucidado los jueces que deberían haberlo hecho); "alta traición a la nación española", al haber pactado en secreto en noviembre de 1975 con el Departamento de Estado norteamericano la entrega unilateral a Marruecos y Mauritania de la antigua provincia española del Sahara Occidental; "cobardía ante el enemigo", al retirar en esa fecha de manera humillante y sin combatir las fuerzas militares españolas de ese territorio ostentando la Jefatura Suprema de las FAS; "genocidio de la antigua población del Sahara español en grado de colaborador necesario" (más de tres mil víctimas) al haberla entregado al rey alauí Hassan II totalmente indefensa; "golpismo de Estado", al haber autorizado a sus militares cortesanos (Armada y Milans del Bosch) la planificación, preparación y ejecución de la maniobra político-militar desarrollada en España la tarde/noche del 23 de febrero de 1981, conocida popularmente como "la intentona involucionista del 23-F"; "terrorismo de Estado", al tener previo conocimiento, como comandante en jefe de las FAS, de la guerra sucia que preparaban los servicios secretos militares y de la seguridad del Estado contra ETA (GAL) y no haber impedido su puesta en marcha; "malversación de caudales públicos" de los denominados "fondos reservados" adscritos a Defensa, presidencia del Gobierno e Interior, al conocer y no desautorizar el pago a determinada vedette del espectáculo español por las prestaciones sexuales que le había realizado durante más de quince años y que ella, en 1996, amenazaba con hacerlas públicas a través de documentos audiovisuales de su propiedad; "corrupción generalizada", al recibir durante décadas regalos multimillonarios procedentes tanto del exterior como de la propia España: yates, fincas de recreo, petrodólares en forma de créditos a fondo perdido...etc, etc; "enriquecimiento ilícito" como consecuencia de todo lo anterior y de oscuros negocios de todo tipo que en los últimos años han trascendido a la opinión pública española a través de libros y documentos nunca desmentidos oficialmente hasta convertir a su familia en una de las mayores fortunas del mundo (la 134, con 1790 millones de euros en su haber).



    TERCERA.- Como consecuencia de todo lo anterior, señor magistrado juez del Juzgado Central número 002 de la AN, el 23 de septiembre de 2005, y ante la incompetencia constitucional que presentan los tribunales españoles (y de todo el mundo) para juzgar los presuntos delitos cometidos por el actual rey de España, Juan Carlos I, envié al presidente del Congreso de los Diputados un exhaustivo informe (40 páginas) sobre las muy claras y decisivas responsabilidades del monarca en la ya señalada "intentona involucionista del 23-F", solicitándole la creación de una Comisión parlamentaria que depurara esas presuntas responsabilidades tanto en el terreno personal como en el histórico e institucional. Posteriormente, el 25 de enero de 2006, remití el citado informe al presidente del Gobierno de la nación, al del Senado y a los de las más altas instituciones del Estado: Consejo de Estado, Tribunal Constitucional, Consejo General del Poder judicial...etc, etc.

    Asimismo, en años posteriores (12 de febrero de 2007, 4 de abril de 2008, 8 de octubre de 2008 y 13 de diciembre de 2011) seguí enviando al Congreso de los Diputados periódicos y detallados informes que he ido extendiendo y ampliando a la totalidad de los presuntos delitos cometidos por el actual jefe del Estado español. Del remitido con fecha 4 de abril de 2008, y con casi un año de retraso, recibí acuse de recibo por parte de la Cámara Baja del Parlamento español comunicándome que había sido trasladado a la Comisión de Peticiones de la misma para su oportuno "estudio y tramitación".



    CUARTA.- El 8 de septiembre de 2008, y en relación con el "homicidio imprudente" (así lo admitió en su día su noble autor y su familia) o "flagrante asesinato" (eso deberían haberlo ya dilucidado los jueces portugueses o los militares españoles, ya que en marzo de 1956 "el caballero cadete Juanito" era un profesional de las FAS españolas) cometido por el actual rey de España Juan Carlos I a las 20,30 horas del día 29 de marzo de 1956 en la finca denominada "Villa Giralda" de Estoril (Portugal), me permití enviar al Fiscal General de Portugal (Procurador-Geral da República) un prolijo estudio profesional (sin duda el único estudio balístico que existe en relación con este caso) sobre las condiciones y las circunstancias en las que se desarrolló el supuesto accidente familiar que le costó la vida al infante Alfonso de Borbón a manos de su hermano mayor Juan Carlos, solicitándole la apertura de una investigación judicial al respecto. El Fiscal General del Estado portugués admitió a trámite el informe y prometió "que o caso vai ser analisado". A los pocos días, por presiones del Gobierno español según medios portugueses, me comunicó su archivo debido al tiempo transcurrido y a la complejidad de abrir en esos momentos un caso judicial tan delicado.



    QUINTA.- Pues bien, señor magistrado de la Audiencia Nacional, cuando este historiador militar que se dirige a VS a través de las presentes líneas creía que, tras la admisión a trámite de sus reiteradas denuncias contra el todavía rey Juan Carlos I por parte del Congreso de los Diputados, iba por fin a poder exponerlas con todo lujo de detalles ante los señores diputados de la Cámara Baja, resulta que lo que recibe (a horas intempestivas y a través de una patrulla de la policía municipal que no se recata en mostrar a los vecinos todo su poder institucional e intimidatorio, seguramente para asustar al coronel que suscribe ¡qué risa!) es una cutre cédula de citación (una muy mala fotocopia torcida, casi ilegible y con abundantes errores que pone en evidencia la miseria y postración en la que se debate hoy en día la justicia española) para que acuda el 16 de abril, a las 10,30 horas, al digno Juzgado del que VS es titular a fin de declarar como imputado en un presunto delito CONTRA LA CORONA ¡Toma ya! ¡Aquí tenemos otra vez la España cañí! ¡El historiador/mensajero a los tribunales por haber osado meterse con el supremo y divino rey de los españoles (de algunos españoles, cada vez menos)! Y para más inri ¡para eso vivimos en un Estado democrático y de derecho! por un artículo publicado en la prensa digital (en la otra, en los medios de comunicación tradicionales del Estado, le tienen censurado desde hace años para que no dañe la impoluta imagen del rey sin par que nos puso el dictador Franco) sustentado, además, sobre la base de su libertad de expresión y de décadas de estudios, investigaciones y denuncias que ha puesto a disposición, una y otra vez, de las más altas instituciones del Estado.



    SEXTA.- Mi, al parecer, demoníaco artículo, señor Juez, dejando de lado el estilo duro, bronco, intempestivo y, seguramente, impertinente, en el que ha podido ser redactado (cada escritor escribe como quiere ¡faltaría más! en un país libre, democrático y de derecho) solo refleja la verdad, una verdad a la que este escritor ha tratado de llegar con su esfuerzo y dedicación durante más de treinta años. Y que, repito una vez más, desde al año 1994 ha puesto numerosas veces, mucho antes de que este artículo "Por qué te callas" viera la luz digital, a disposición del pueblo español en general y de las más altas instituciones del Estado (Las Cortes y el Gobierno de la nación) en particular.

    Entrando en un apresurado análisis de autor debo decirle señor magistrado del JUCINAN 002 (perdone, señoría, pero es que los militares de Estado Mayor somos muy amigos de las siglas, seguramente porque en la guerra el enemigo nunca nos da el tiempo suficiente para escribir en román paladino todo lo que quisiéramos), por si no se ha leído despacio mi artículo que me temo que no dada la cédula de citación que ha tenido a bien enviarme, que éste presenta tres núcleos o almendras literarias bien diferenciadas:

    1ª).- Un ataque, reconozco que inmisericorde y duro pero veraz y ajustado históricamente, contra la dinastía borbónica, de cuya muy baja catadura moral, profesional y social pocas personas en este país tienen dudas. ¿O acaso Felipe V no fue un loco y egoísta que para ceñir la corona española sumió a este país en una guerra cruel y despiadada que provocó miles de muertos y la perdida sensible de territorios patrios? ¿Y Fernando VII no fue un traidor de tamaño natural, un gran felón como, afortunadamente, reconoce la historia de España? ¿E Isabel II no tuvo bastante de ninfómana o meretriz regia, como propaló su propio pueblo? ¿Y su esposo oficial, Francisco de Asís de Borbón, alias el "Paquita" y "el Puntillas", no fue toda su vida marital un cabrón consentido? ¿Y el nefasto rey Carlos IV, un cobarde y un traidor a su patria? ¿Y Alfonso XIII, el abuelo del actual titular de la dinastía, un putero de las noches madrileñas y un borracho perpetuo? ¿Y el conde de Barcelona, padre del Juan Carlos I al que le soltó aquella frase lapidaria de "Júrame que no lo has hecho a propósito" cuando lo encontró sobre el cadáver de su hermano Alfonso la tarde del fatídico 29 de marzo de 1956, no se pasó media vida a bordo de su yate trasegando ginebra a espuertas? Y el rey actual, que primero mata a su hermano, traiciona a su padre y besa el culo a Franco para conseguir ceñir la corona de España y después abandona a Adolfo Suárez a manos de los militares y borbonea con éstos para mantener como fuera su estatus regio ¿ha hecho algo aparte de preparar golpes de Estado, fornicar a destajo a cargo de los fondos reservados, navegar en el Fortuna y en el Bribón, cazar osos (borrachos o con tasa de alcoholemia legal), esquiar en Baqueira Beret, pasarse los veranos a cuerpo de rey en Marivent y labrarse un afortuna apañadita?

    2ª).- Una revista rápida y fugaz de los presuntos delitos cometidos por el rey Juan Carlos I, antes y después de subir al trono. Que, como ya le he expuesto, los he denunciado repetidas veces durante los últimos ocho años a las más altas instituciones del Estado y que no es cuestión de volver a repetir.

    3ª).- Una clara y nueva acusación contra el monarca español por su actuación en el "caso Urdangarín" puesto que, conociendo desde el año 2006 (la misma Casa Real lo ha admitido) los oscuros manejos (presuntos delitos) de su famoso yerno, se calló (por eso titulé mi artículo" ¿Por qué te callas?). Señor Juez, usted seguramente sabe de esto más que yo, que para eso es un señor magistrado de la Audiencia Nacional (antes TOP), pero esta actuación de nuestro amado rey en defensa de su familia (¿de su corona, tal vez?) podría ser constitutiva de un nuevo presunto delito de encubrimiento. ¿O no?



    SÉPTIMA.- De todo lo anterior se desprende, señor magistrado, que mi artículo titulado "¿Por qué te callas?" de delictivo no tiene nada de nada. Es un trabajo serio y profesional, aunque duro en las formas, que recoge una vez más y de forma un tanto airada (los tiempos no están para genuflexiones versallescas) lo que vengo diciendo desde hace años en multitud de libros, artículos y conferencias. Además, su señoría conoce mucho mejor que este antiguo uniformado, la "Exceptio veritatis", el escudo jurídico que protege la verdad del ataque inmisericorde de los poderosos e impide que pueda ser considerada un delito. Sea quien sea el autor de los hechos denunciados.

    Y por otra parte ¿qué es eso de un delito CONTRA LA CORONA? Yo, personalmente, demócrata, progresista y republicano hasta la médula, no reconozco corona alguna. Ni española ni de ningún otro confín del mundo. En un Estado moderno, democrático y de derecho, todos los ciudadanos debemos tener los mismos derechos y ser iguales ante la ley. Sin privilegios de ninguna clase, como por otra parte santifica la muy mejorable constitución del 78. En España ya ha habido movimientos políticos y sociales para erradicar de nuestro ordenamiento jurídico estos anómalos y extemporáneos delitos contra la corona. Pero de momento siguen ahí esperando el momento propicio para defenestrarlos. Por cierto ¿Por qué no existen en nuestras leyes delitos similares contra la presidencia del Gobierno, contra el ministerio de industria o contra el defensor del pueblo, por referirme solo a algunas de nuestras muy numerosas instituciones democráticas? Todas las personas que representan al pueblo soberano (bien es verdad que el rey actual solo representa al dictador Franco, que fue quien lo puso en la jefatura del Estado con arreglo a su particular derecho testicular) pueden (y deben) ser objeto de crítica por parte de los ciudadanos (que no súbditos). Así que dejémonos, de una vez, de delitos "contra la corona", señor magistrado. Por cierto, y perdone por la pequeña insolencia de la pregunta: ¿El señor Urdangarín, forma parte o no de la corona española contra la que yo, presuntamente, he delinquido? Porque, vamos, tendría bemoles la cosa...

    OCTAVA.- Y ya para terminar este largo escrito, señor magistrado-juez del JUCINAN 002, me permito significarle que así como su señoría, debido a su cargo, ostenta ese preeminente tratamiento de VS, el coronel, escritor e historiador que suscribe, debido fundamentalmente a su empleo en el Ejército español y a las múltiples condecoraciones que posee, algunas de ellas con categoría de gran cruz o placa, tiene también derecho al tratamiento de VE (excelentísimo señor), circunstancia ésta que le refiero sin un ápice de personal vanidad, muy dormida después de más de cincuenta años de luchar en este mundo cruel, pero con toda mi determinación de que sea respetado. Y mucho más después de la clamorosa falta de respeto por su parte al enviarme una cédula de citación que no es de recibo, propia más bien de Somalia o de cualquier otro país tercermundista.

    Y es que ese tratamiento y el empleo de coronel del Ejército español que poseo, señor magistrado, no llegaron a mí a través de una rifa. Ya en 1958 y con un poco más de 20 años de edad (cuando su señoría, con todos los respetos, seguramente se meaba todavía en sus pantalones) tuve que jugarme decenas de veces la vida luchando por defender este país de las huestes de Hassan II, que habían invadido la "provincia española" de Ifni, realizando misiones cuasi suicidas tras las líneas enemigas al frente de un puñado de soldados voluntarios de elite. Sin vanidad alguna, debo decírselo de nuevo, fui propuesto para la medalla al mérito militar y en mi hoja de servicios se reconoció mi valor en acción de guerra.

    Después, y a lo largo de casi cuarenta años, seguí arrostrando los claros peligros de mi profesión, tanto en unidades paracaidistas como en las nómadas del desierto del Sahara. He estudiado años y años sin parar estando en posesión de tres diplomas de Estado Mayor (uno de ellos extranjero) y de prácticamente todos los diplomas de especialización de mi Ejército. Y, buscando siempre "los puestos de mayor riesgo y fatiga" como recomiendan los reglamentos militares españoles, hasta pedí dos veces ir voluntario al país vasco (cuando muy pocos compañeros lo hacían) donde, vestido con el uniforme de coronel, en un coche negro sin blindar y con matrícula ET, sin escoltas de ninguna clase (esas escoltas que sus señorías de los altos tribunales de justicia reclaman ahora con insistencia a un Gobierno cicatero que amenaza con quitárselas) tuve que atravesar centenares de veces las peligrosas calles de las ciudades vascas a solas con mi entrepierna y con un pequeño revólver en la mano derecha, bajo mi portafolios, listo para escupir plomo.

    Así durante años, sin quejarme lo más mínimo (mi profesión no me lo permitía) no sabiendo nunca, cuando cada mañana cogía el vehículo, si regresaría a mi despacho en el mismo o en otro, negro también, pero con una corona en el cristal trasero. Como le ocurriría finalmente a otro compañero mío, el único con categoría de coronel destinado en la misma ciudad que yo que, curiosamente, se desplazaba siempre de paisano y en coche camuflado y que murió ametrallado en un semáforo.

    Años después, por luchar por unas Fuerzas Armadas más modernas y profesionales, los generales franquistas ¡ojo, de 1990! me señalaron la puerta de la que había sido mi carrera (después de cinco meses en una prisión militar) y tuve que reciclarme a escritor e historiador.

    Así que figúrese, señor magistrado, y por eso le he contado una parte sustantiva de mi vida profesional, la preocupación o la angustia vital (la palabra "miedo" no la puede ni siquiera nombrar un militar, como les ocurre a ustedes los jueces con la de "prevaricación") que ha podido generar en mi alma de soldado su cutre cédula de citación para que acuda a su Juzgado a declarar por un presunto delito contra la corona. Es que desde ese fatídico día vivo sin vivir en mí o, como diría el señor Rajoy, envuelto permanentemente en un lío emocional. Pero no se preocupe, señoría, que voy a ir. Sí, sí, voy a ir (si hay que ir se va...según el humorista Mota) pero no para perder ni un solo segundo de mi tiempo hablando de ese presunto delito que al parecer he cometido contra la panda sociofamiliar que habita en La Zarzuela sino para hablar, si VS quiere, de los presuntos delitos del rey Juan Carlos que es, en definitiva, el presunto delincuente y no yo. Para lo cual, obviamente, tendrá VS que leerse y estudiarse (si no es imposible que nos entendamos) todos los libros, artículos y documentos que he parido (con perdón) durante los últimos veinte años.

    Y nada más, señor magistrado-juez del JUCINAN 002. En anexo aparte le señalo los libros y documentos que es preciso se lea previamente para la buena marcha de la futura entrevista así como los documentos de diferentes instituciones del Estado que ese Juzgado debería interesar de los organismos competentes para la buena marcha de las diligencias previas que acaba de emprender, instadas todavía no sé por quien. También le relaciono la lista de personas que, a mi juicio, deberían aportar testimonio en calidad de testigos.



    Firmo el presente documento en Alcalá de Henares a 9 de abril de 2012

    http://www.unidadcivicaporlarepublica.es/index.php/monarquia/casa-irreal/4150-de-amadeo-martinez-ingles-a-la-audiencia-nacional

    Los enemigos del pueblo (aquellos que echan a familias de sus casas, que echan a gente de su trabajo, que cuestionan principios básicos como la sanidad o la educación, que quieren esclavizar a los trabajadores/productores del Estado, que no mandan a sus hijos a Afganistán pero sí a los de los trabajadores, etc...) están en tu país.

    Yeremenko
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1180
    Reputación : 1789
    Fecha de inscripción : 19/03/2010
    Localización : En Lucha

    El coronel Martínez Inglés

    Mensaje por Yeremenko el Dom Ene 27, 2013 9:21 pm

    Comunicado:
    Solidaridad con Martínez Inglés


    El día 13 de febrero el coronel Martínez Inglés será juzgado por la Audiencia Nacional por el delito de injurias contra Corona. La pena solicitada por el juez es de 15 meses de prisión y 2.000 euros por las costas del juicio. Las “injurias” son las vertidas en el artículo titulado “¿Por qué te callas ahora?" http://canarias-semanal.org/not/807/_por_que_te_callas_ahora__le_pregunta_un_coronel_del_ejercito_al_rey/p/27/

    .

    La Audiencia Nacional, heredera del TOP de la dictadura, pretende aplicar el artículo 490.3 del Código Penal que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha considerado contrario a la Declaración Universal y exigido su retirada

    La Coordinadora Republicana de Madrid considera un escarnio y un atropello a los pueblos del Estado español y a la clase trabajadora que se persiga a quien señala a los delincuentes mientras los criminales que expolian y reprimen al pueblo campan a sus anchas y continúan sus fechorías.

    Ante la total impunidad jurídica del rey y la impunidad real de los poderosos, el menoscabo de la libertad de expresión niega el último vestigio de democracia.

    Cuando las trabajadoras y los trabajadores ven salvajemente expoliados y pisoteados sus derechos por un atajo de banqueros y empresarios criminales y por una casta política mafiosa, amparados todos ellos en una Corona que no tiene otra legitimidad que haber sido impuesta por un dictador y que es tan corrupta como todos ellos, la persecución de quien denuncia el delito es intolerable.

    La Coordinadora Republicana de Madrid reitera su convencimiento de que sólo derrocando al régimen corrupto que la Transición estableció, con la monarquía borbónica a la cabeza, e instaurando la III República, la clase obrera y los pueblos del Estado español podrán empezar a ser dueños de su Historia.

    Por todo ello la Coordinadora Republicana de Madrid, invocando la Memoria de los cientos de miles de muertos asesinados por la Dictadura (incluidos lxs masacrados por bandas fascistas y fuerza represivas del Estado durante la Transición y en la “democracia”) y la más elemental dignidad democrática, convoca al pueblo de Madrid a concentrarse ante la Audiencia Nacional el próximo 13 de febrero a las 11 de la mañana.



    Solidaridad con Amadeo Martínez Inglés

    A la cárcel los que saquean y reprimen al pueblo



    Abajo la Monarquía

    Por la III República, una República Socialista

    Yeremenko
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1180
    Reputación : 1789
    Fecha de inscripción : 19/03/2010
    Localización : En Lucha

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Yeremenko el Dom Ene 27, 2013 9:41 pm

    HOY ES ÉL PERO MAÑANA PUEDES SER TÚ. EL MIEDO INFUNDIDO ES EL ARMA DE UN RÉGIMEN QUE ESTÁ CONTRA LAS CUERDAS. UTILIZAR EL PODER JUDICIAL AL SERVICIO DEL REGIMEN PARA PRESERVAR SUS INTERESES, ES CAMARADAS, NI MÁS NI MENOS QUE LA REPRESIÓN DEL ESTADO COMO FENÓMENO DE VIOLENCIA POLÍTICA. APOYEMOS AL CORONEL AMADEO MARTÍNEZ INGLÉS

    <<De la mía, desde luego que sí, que me confieso iracundo en extremo, esperando y deseando que ese día ya cercano del próximo mes de Febrero lo estéis también la mayoría de vosotros, estimados amigos, compañeros, demócratas, republicanos y ciudadanos en general de este desgraciado país de la corrupción, el pelotazo, las preferentes, los EREs, el Bárcenas, los sobres fantasma, el Urdangarín, la Gürtel, los jubilatas sin Urgencias, los médicos privatizados, los seis millones de parados, los novecientos mil millones de euros de Deuda, los diez millones de pobres de solemnidad, los dos millones de familias en las que no entra un euro un mes tras otro… etc, etc.



    Porque tiene tela, amigos, con la que está cayendo en este territorio plagado de sinvergüenzas de alto estanding que guardan sus rapiñas en Suiza y abandonado por Dios y hasta por la señora Merkel, tener que acudir, ese próximo día que les comento, a la Audiencia Nacional (un Tribunal, como todos ustedes saben, con el ADN del antiguo Tribunal de Orden Público franquista) a defenderme de una acusación de calumnias e injurias vertidas (según el Fiscal General del Estado que, como todos ustedes saben también, cumple órdenes del Gobierno) contra un impresentable señor, un obsoleto y desvergonzado monarca, un despreciable sujeto divino e inviolable que se pasa las leyes por el forro de su corona, un hombre acabado física y mentalmente por sus excesos que, desde hace treinta y siete años, “okupa” sin ninguna legitimidad (salvo la del militar rebelde y genocida que lo colocó ahí) la Jefatura del Estado español. Dedicándose en exclusiva todos estos años a pegarse la gran vida y a utilizar en provecho propio los recursos del Estado: caza de elefantes acompañado de su “asesora estratégica” de turno, francachelas sexuales pagadas con fondos reservados, pseudo golpes de Estado para asentar su tambaleante corona, colaboración de facto en los oscuros negocios de su señor yerno, amasamiento de una fortunita personal que medios solventes extranjeros (incluido el New York Times) cifran a día de hoy en 1.800 millones de euros… etc, etc. Presuntos delitos, vicios redomados y actuación impropia del alto cargo que ostenta y que le llevó, en abril del año pasado, en una patética intervención televisada, a pedir perdón a sus asombrados súbditos.

    Pues sí, amigos, les cuento. El pasado viernes 18 de Enero recibí en mi domicilio una Cédula de Citación del Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional (una cutre cédula en la que no figura, supongo que por miedo, ni el nombre del titular del Juzgado ni el de la secretaria judicial que la firma con un garabato) por la que se me convoca para que acuda el día 13 de Febrero próximo, a las 11,30 horas de la mañana, a la Secretaría de dicho Juzgado al objeto de asistir al acto del Juicio Oral en el Procedimiento que se me sigue en ese tribunal especial, en calidad de acusado y bajo apercibimiento de ley.

    Anteriormente a esta citación, en Noviembre del año pasado, ya había recibido un escrito del Juzgado Central nº 002 de la misma Audiencia Nacional trasladándome la petición de pena por parte de la Fiscalía: UN AÑO Y TRES MESES DE PRISION (¡Inaudito, los golfos queriendo llevar a la cárcel a los honrados!) y el abono de las costas del juicio estimadas en 2.000 euros.

    Al comunicaros este desagradable asunto, estimados amigos y compañeros, quiero que sepáis que yo lo afronto con total tranquilidad y normalidad, enmarcándolo en la ya larga lucha personal que libro desde hace años para que algún día, ya cercano afortunadamente, vuelva a este país el legítimo régimen republicano masacrado por el fascismo castrense en 1939 y, desde luego, sin que mi ánimo flaquee un solo segundo, como he hecho a lo largo de toda mi vida en situaciones mucho más comprometidas y peligrosas que ésta, seguro de lo que hago y con la certeza absoluta de que, al final, el triunfo estará de mi parte. Y, por supuesto, del ideal con el que me he comprometido. Que, en estos momentos y sin remilgos de ningún tipo, debo reconocer que no es otro que, como os acabo de decir, lograr la pronta y venturosa llegada de la III República española. Mandando a los infiernos, de una vez por todas, la insulsa, obsoleta y corrupta monarquía juancarlista/franquista que ha sido, en una gran proporción, la culpable del desastre y la ruina que en estos momentos atenaza a todos los españoles.

    Yo, amigos, estoy acostumbrado a luchar solo. Lo hice en el año 1989 cuando me enfrenté a la cúpula castrense franquista del momento, al ministro de Defensa Narcís Serra y al Gobierno socialista en pleno, para conseguir erradicar de este país la mili obligatoria que, sin servir para mantener una defensa exterior efectiva, se cobraba la vida de más de doscientos jóvenes al año en accidentes (por falta de preparación técnica de los mismos) y en suicidios. Objetivo que lograría por fin en 1996, curiosamente, con la llegada de la derecha al poder.

    Y ya antes (y perdonad que os cuente estas “batallitas” de mi ancestral currículo pero es que uno tiene ya sus añitos, aunque, la verdad, biológicamente no creo que pase de la cuarentena ya que todavía aguanto bien los ocho kilómetros que corro todas las tardes desde hace más o menos cincuenta años) tanto en la guerra de Ifni de 1958, en la que mandé un comando especial de cuarenta soldados voluntarios y casi suicidas con la misión casi diaria de infiltrarnos en el campo enemigo para hacer prisioneros y obtener valiosa información que evitara a nuestras tropas ataques intempestivos, como años después en el desierto del Sahara al frente de tropas nómadas nativas, como en las Unidades especiales de paracaidistas realizando centenares de saltos en condiciones extremas o en la terrible como angustiosa “guerra del norte” en la que cualquier mañana, en un semáforo, podías encontrarte con la muerte… siempre actué con arreglo a mis principios e ideales, por propia voluntad, sin necesidad de compañía laguna y, afortunadamente, encontrándome con el éxito al final de la peligrosa “cabalgada”.

    Pero en esta ocasión, ciudadanos españoles, amigos, compañeros, republicanos, que todavía atesoráis ilusiones y que aspiráis a cambiar cuanto antes la peligrosísima situación en la que en estos momentos se encuentra este país, yo os pido, para no afrontar en soledad la personal lucha que voluntariamente libro con esta monarquía que nos asfixia y que con sus excesos ha mantenido siempre en verde el asqueroso semáforo de la corrupción, que me ayudéis, que me apoyéis, que os solidaricéis conmigo y que, los que podáis, estéis el próximo día 13 de febrero ante el número 12 de la calle Prim de Madrid, sede de la siniestra Audiencia Nacional residuo vergonzoso del franquismo.

    Yo, desde luego ¡faltaría más! voy a acudir allí en esa fecha y hora para plantar cara, una vez más, a semejante rodillo antidemocrático, en cuyo interior, unos prepotentes y endiosados juristas tratan de irradiar su efímero y espurio poder por delegación del Gobierno y del partido de turno. Parafernalia jurídico/política que a mí, lejos de causarme ningún pavor, me produce, si no risa, sí preocupación y hastío por lo que semejantes conductas representan dentro del pavoroso escenario institucional y social en el que estos momentos se debate este país, en crisis total de supervivencia.

    Termino ya esta larga nota con la que para nada he querido transmitiros preocupación personal o duda de ninguna clase, sino, todo lo contrario, esperanza, horizonte vital, espíritu de lucha y valentía ante lo que tiene que venir… y vendrá.

    Y como punto final, ahí van mi última y reiterativa petición al respecto y una solemne promesa:



    Los españoles demócratas que amamos la República no podemos dejar pasar, mirando para otro lado, la presente situación. Debemos dar un paso al frente de una vez comprometiéndonos de verdad y en serio con la consecución de nuestros ideales. Dejémonos de manifestaciones insulsas y reiterativas con nuestras añoradas banderas al viento. Ya no hay tiempo para eso. Ha llegado el punto y la hora de salir a la calle, de luchar, pacífica y democráticamente, por supuesto, pero sin renunciar para nada al enfrentamiento público de las ideas y al sacrificio personal. Y deberemos hacerlo, además de para conseguir nuestros sueños, para colaborar a sacar del pozo en el que se encuentran hundidos millones y millones de compatriotas absolutamente desmoralizados y empobrecidos por una casta política postfranquista que ha esquilmado este país en nombre de la libertad y la democracia.



    “Si somos capaces de hacer algo parecido a esto, amigos y compañeros. Si nos unimos y nos olvidamos de protagonismos y personalismos espurios, yo os prometo que antes de dos años (quizá bastante antes) gozaremos en España de una nueva III Republica, democrática, moderna, europea y respetuosa con la libertad y los derechos fundamentales de todos los ciudadanos. O moriré en el intento.

    Que empezará a funcionar, eso sí, con todos los corruptos de este país dentro de la cárcel, empezando por el rey (primer corrupto de este país) y terminando por el último alcalde que haya podido sucumbir a la pérfida tentación del pelotazo”.

    Soy consciente de que a alguna persona que me lea, estas palabras que acabo de estampar negro sobre blanco pueden parecerle demagógicas, ampulosas, vanidosas, visionarias e, incluso, idealistas y trasnochadas. ¡Allá ella! Yo lo que puedo decirle al respecto es que están redactadas con la mano en el corazón de un soldado español que juró hace ya muchos años defender a sus compatriotas con su propia vida, que con ese fin se la ha jugado repetidas veces a lo largo de los últimos cincuenta años y que está dispuesto a volver a hacerlo las veces que hagan falta para ser fiel a ese juramento. Los tiempos no están para críticas estériles, amigos, sino para actuar. Y aquél que en estos dramáticos momentos tenga algo bueno que proponer para que los españoles no nos inmolemos colectivamente en la pira de la corrupción y el enfrentamiento, y se considere capaz de luchar para llevarlo a efecto, que lo diga. Yo encantado, me subiré a su carro. Pero no hacer nada, no. No nos queda demasiado tiempo. Si en las próximas semanas o meses cae Rajoy, asesinado por la corrupción de su propio partido (escenario harto probable), el infinito político y social, como un tremendo abismo, se abrirá ante nosotros.>>



    Fdo: Amadeo Martínez Inglés es Coronel. Escritor. Historiador

    Yeremenko
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1180
    Reputación : 1789
    Fecha de inscripción : 19/03/2010
    Localización : En Lucha

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Yeremenko el Mar Feb 12, 2013 11:07 pm

    Mañana 13 de febrero el coronel Martínez Inglés será juzgado por la Audiencia Nacional por el delito de injurias contra Corona. La pena solicitada por el juez es de 15 meses de prisión y 2.000 euros por las costas del juicio. La Coordinadora Republicana de Madrid ha convocado para mañana día 13, una Concentración ante la Audiencia Nacional a partir de las 11:00 de la mañana. ¡Os esperamos!

    Porque él somos todos, porque si lo condenan a él habremos perdido una importante batalla, esas pequeñas batallas como la de la libertad de Alfon, batallas que se libran todos los días más cerca de lo que piensas, porque la revolución comienza por tu entorno, por tu día a día ¡No le falles y acude!

    Salud, República, Memoria y SOCIALISMO!!

    Yere.

    Chapaev
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2802
    Reputación : 3382
    Fecha de inscripción : 28/04/2010

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Chapaev el Miér Feb 13, 2013 8:21 pm

    Bueno, supongo que sabras que se ha suspendido la opera bufa...

    http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2013/02/con-todo-el-respeto-para-el-coronel.html

    Los comentarios "definitorios".

    Asterix M-L
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1363
    Reputación : 1699
    Fecha de inscripción : 29/08/2011
    Edad : 33
    Localización : Pueblo Trabajador

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Asterix M-L el Miér Feb 13, 2013 9:06 pm

    Chapaev escribió:Bueno, supongo que sabras que se ha suspendido la opera bufa...

    http://jmalvarezblog.blogspot.com.es/2013/02/con-todo-el-respeto-para-el-coronel.html

    Los comentarios "definitorios".

    Un muy interesante artículo de opinión, el de ese blog.
    Sí señor.

    PequeñoBurgués
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 7476
    Reputación : 7886
    Fecha de inscripción : 12/10/2010

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por PequeñoBurgués el Miér Feb 13, 2013 9:19 pm

    Recordemos que el ejército es la institución más valorada ¡dónde va a parar!.

    Repesp
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 477
    Reputación : 566
    Fecha de inscripción : 12/02/2011

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Repesp el Jue Feb 14, 2013 5:00 pm

    Viniendo de un ejercito totalmente conservador, franquista y burgues (aunque las tres cosas son lo mismo), no me fio un pelo.
    Uno de los comentarios

    'No nos equivoquemos, Don Amadeo es otro bufón de la corte, otro manipulador que si bien dice ciertas obviedades, forma parte de lo mismo. Otra manipulación del sistema, que vuelve a hacernos creer que vivimos en un sistema democrático donde supuestamente una persona con el suficiente arrojo militar puede decir las verdades del barquero ya que aunque distorsionada, hay libertad de expresión. Al fin y al cabo vivimos en el mejor de los sistemas posibles aunque mejorable, tan solo empañado por la acción de políticos y banqueros. Si Don Amadeo fuera un peligro para el sistema tendrían mucha menos publicidad sus comedias bufas, ya se encargarian de sacarlo de enmedio y no darle cancha. Si fuera un verdadero peligro para el sistema, no repetiria tal cotorra las falacias preferidas del sistema, como que Stalin era un genocida, tan genocida como Hitler. Si fuera un verdadero peligro para la monarquia no haria la pantomima de la boda del principe para denunciar los fallos de seguridad del evento...los aprovecharía. Que querencia tiene este pueblo por la astracaneria y el circo, sin duda herencia de los tiempos de los romanos.'

    Duende Rojo
    Moderador de Reserva
    Moderador de Reserva

    Cantidad de envíos : 5818
    Reputación : 7120
    Fecha de inscripción : 22/09/2009

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Duende Rojo el Jue Feb 14, 2013 9:51 pm

    Repesp escribió:Viniendo de un ejercito totalmente conservador, franquista y burgues (aunque las tres cosas son lo mismo), no me fio un pelo.

    No hace mucho un militar me dijo algo interesante: En el ejército hay muchos más soldados de izquierdas de lo que nos pensamos.


    ------------------------------

    Que nadie te haga dudar, participa, pregunta e infórmate sobre  Cuba y su Revolución
    Sin unidad y cooperación no hay avance posible. Stop al dogmatismo y la intransigencia entre camaradas.

    Tripudes
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 116
    Reputación : 147
    Fecha de inscripción : 02/09/2012
    Localización : Galicia

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Tripudes el Jue Feb 14, 2013 11:01 pm

    Generalizar siempre es malo, la mayoría dudo que se hagan soldados para defender a su amada España. Lo mismo pasa en la Guardia Civil y Policía Nacional. Son gente que busca un sueldo y seguridad laboral, no aduladores del rey y de Franco.


    Winstanley
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 118
    Reputación : 130
    Fecha de inscripción : 10/03/2010

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Winstanley el Vie Feb 15, 2013 2:35 am

    Tripudes escribió:Generalizar siempre es malo, la mayoría dudo que se hagan soldados para defender a su amada España. Lo mismo pasa en la Guardia Civil y Policía Nacional. Son gente que busca un sueldo y seguridad laboral, no aduladores del rey y de Franco.

    Generalizar es una necesidad del proceso del pensamiento.

    La verdad (y no va por nadie personalmente, te cito Tripudes porque ese comentario es el último ejemplo, pero es algo demasiado habitual), me toca un poco las narices cuando leo/escucho en los ambientes revolucionarios discursos de comprensión hacia los lacayos armados del capital.

    Que sí, que todos somos frágiles personas con intenciones comprensibles, pero no se juzgan las intenciones de las personas, sino la función de las instituciones, de las que forman parte, quiérase o no, los que voluntariamente entran en ellas.

    Yo pregunto, ¿qué es mejor para los intereses de la revolución socialista? asumir y propagar una visión negativa general a nivel social de los que entran a formar parte de los cuerpos represivos del Estado burgués, que les aisle y dificulte su labor, y que, eventualmente, el desprecio del pueblo haga que se piensen mejor el buscar la "seguridad laboral" a nuestra costa...

    ...o bien, rollo 15emero del malo: "no se preocupe señor representante de la fuerza pública, pártame las costillas, sé que sólo es su trabajo y que en el fondo es usted un amante padre de familia que sólo busca el sustento de los suyos".

    Dos evidencias: primero, cuando más potente ha sido el movimiento proletario revolucionario en este país, allá por los 30 del pasado siglo, a esta gente se la denominaba "desertores del arado" y tenían asegurado el desprecio de la mayoría de los currelas (buena costumbre a recuperar).

    Segundo, daros una vuelta por sus ambientes, tipo foropolicía y demás, y veréis que en su lado brilla por su ausencia una comprensión (empatía) equivalente por las situaciones e intenciones de los demás: señal inequívoca de quién va ganando la batalla ideológica (y en general).

    Asterix M-L
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1363
    Reputación : 1699
    Fecha de inscripción : 29/08/2011
    Edad : 33
    Localización : Pueblo Trabajador

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Asterix M-L el Vie Feb 15, 2013 4:44 am

    Winstanley escribió:
    Tripudes escribió:Generalizar siempre es malo, la mayoría dudo que se hagan soldados para defender a su amada España. Lo mismo pasa en la Guardia Civil y Policía Nacional. Son gente que busca un sueldo y seguridad laboral, no aduladores del rey y de Franco.

    Generalizar es una necesidad del proceso del pensamiento.

    La verdad (y no va por nadie personalmente, te cito Tripudes porque ese comentario es el último ejemplo, pero es algo demasiado habitual), me toca un poco las narices cuando leo/escucho en los ambientes revolucionarios discursos de comprensión hacia los lacayos armados del capital.

    Que sí, que todos somos frágiles personas con intenciones comprensibles, pero no se juzgan las intenciones de las personas, sino la función de las instituciones, de las que forman parte, quiérase o no, los que voluntariamente entran en ellas.

    Yo pregunto, ¿qué es mejor para los intereses de la revolución socialista? asumir y propagar una visión negativa general a nivel social de los que entran a formar parte de los cuerpos represivos del Estado burgués, que les aisle y dificulte su labor, y que, eventualmente, el desprecio del pueblo haga que se piensen mejor el buscar la "seguridad laboral" a nuestra costa...

    ...o bien, rollo 15emero del malo: "no se preocupe señor representante de la fuerza pública, pártame las costillas, sé que sólo es su trabajo y que en el fondo es usted un amante padre de familia que sólo busca el sustento de los suyos".

    Dos evidencias: primero, cuando más potente ha sido el movimiento proletario revolucionario en este país, allá por los 30 del pasado siglo, a esta gente se la denominaba "desertores del arado" y tenían asegurado el desprecio de la mayoría de los currelas (buena costumbre a recuperar).

    Segundo, daros una vuelta por sus ambientes, tipo foropolicía y demás, y veréis que en su lado brilla por su ausencia una comprensión (empatía) equivalente por las situaciones e intenciones de los demás: señal inequívoca de quién va ganando la batalla ideológica (y en general).

    Pienso que hay saber diferenciar entre policía y ejército.
    Algo que se ha dicho por hay arriba es cierto, al día de hoy entre las nuevas generaciones de militares españoles existen chavales alistados de posiciones políticas, digamos, progresistas. Generalmente, se tratan de chavales que en realidad pasan bastante de la política pero que sus aspiraciones y su posición frente a la realidad social y política, se encuadra en el progresismo.

    ¿Qué hacemos con ellos? ¿Les encerramos en una celda y tiramos la llave?
    Hay que tener un poco de capacidad para discriminar.

    Aunque el caso de este tipo, me temo que es un tanto diferente.

    Tripudes
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 116
    Reputación : 147
    Fecha de inscripción : 02/09/2012
    Localización : Galicia

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Tripudes el Vie Feb 15, 2013 8:59 am

    Pero también hay que concretar dentro de la policía. Está claro que un antidisturbios que se dedica a partir nucas en cada manifestación o echar a la gente de sus casas, muchos principios no tiene. Dudo que le importe que cambie esto o lo que sienta el pueblo.

    Pero a parte de estos, existen otros muchos policías y guardias. Por ejemplo, un miembro del Seprona, que simplemente se dedica a corregir infracciones contra la naturaleza, no veo porque tiene que ser objeto de odio por nuestra parte. O un guardia de tráfico. Cierto es que dentro de estos, hay algunos que únicamente buscarán poner multas para intentar cumplir una especie de cupo, no se muy bien como va eso. Pero en resumen, no todos los cuerpos de seguridad del estado son afines al gobierno y la monarquía y mucho menos ejercen represión.

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por pedrocasca el Vie Feb 15, 2013 11:42 am

    Es evidente que muchos de los usuarios del Foro están tremendamente influenciados por el pensamiento políticamente correcto difundido por los medios de comunicación, incluyendo el buen rollito desideologizado de los movimientos de indignados y similares. O quizás porque estén implicados emocionalmente por sus padres o hermanos o amigos y les creen las batallitas que cuentan sobre su trabajo.
    Cuando un joven entra a trabajar en lo que se suele llamar cuerpos y fuerzas de Seguridad, si no lo conoce con anterioridad, sabe enseguida cual va a ser su trabajo y desde que óptica política (o apolítica, más bien) debe desempeñarlo, entre otras cosas porque se lo dejan muy claro desde el primer día, tanto sus jefes como sus compañeros de trabajo (y antes aún, en el período de aprendizaje en las distintas academias). Por favor, nadie se llame a engaños.
    La caracterización política de policías y ejércitos está clara y razonada desde el punto de vista marxista. Nada ha cambiado porque pueda haber casos aislados de integrantes de estos apéndices del Estado (organización de represión de la clase dominante sobre la clase dominada) con ideas progresistas antes de entrar en esos cuerpos (y verse después sometidos a un continuo lavado de cerebro por la propia naturaleza del trabajo a desempeñar, los ambientes en los que se desenvuelven y el componente ultraconservador del pensamiento generalizado entre los integrantes de estos cuerpos).
    Los que hayan leído sobre la Guerra de España recordarán qué ocurrió con los soldados y militares profesionales que defendieron la República y el trato recibido por parte de sus compañeros mayoritariamente fascistas. Eso, en unos tiempos en los que la lucha política se visualizaba constantemente, la ideologización era mayor y muchos militares y guardias de asalto estaban afiliados a UGT, por ejemplo.
    No hay que confundir deseos con realidades.

    Mis disculpas, tovarich Yeremenko, porque este tema no es para discutir sobre ésto sino sobre, fundamentalmente, la libertad de opinión y expresión de un ciudadano amparado por la Constitución del Estado español, que, además, es militar profesional y en diversas ocasiones ha emitido opiniones, basadas en hechos comprobables e investigados por él. Por muy de derechas que se considere a este republicano convicto y confeso, lo único que está poniendo de manifiesto, una vez más, es la incongruencia de que haya personajes políticos no responsables de sus actos y ante los que nadie puede ni tan siquiera emitir opinión. Es otra manifestación del franquismo disimulado en el que nos movemos desde lo que se llamó Transición.

    Winstanley
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 118
    Reputación : 130
    Fecha de inscripción : 10/03/2010

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Winstanley el Vie Feb 15, 2013 2:26 pm

    Como dice el camarada pedrocasa esto que discutimos es bastante off-topic, así procuraré no extenderme mucho más.

    pedrocasa escribió:Los que hayan leído sobre la Guerra de España recordarán qué ocurrió con los soldados y militares profesionales que defendieron la República y el trato recibido por parte de sus compañeros mayoritariamente fascistas. Eso, en unos tiempos en los que la lucha política se visualizaba constantemente, la ideologización era mayor y muchos militares y guardias de asalto estaban afiliados a UGT, por ejemplo.
    No hay que confundir deseos con realidades.

    Creía que si alguien me discutía iba a ser poniendo ejemplos de este tipo: la UMRA o el teniente Castillo, pero creo que, efectivamente, los compañeros confunden el deseo con la realidad:

    Asterix M-L escribió:Pienso que hay saber diferenciar entre policía y ejército.
    Algo que se ha dicho por hay arriba es cierto, al día de hoy entre las nuevas generaciones de militares españoles existen chavales alistados de posiciones políticas, digamos, progresistas. Generalmente, se tratan de chavales que en realidad pasan bastante de la política pero que sus aspiraciones y su posición frente a la realidad social y política, se encuadra en el progresismo.

    Se podría distinguir la policía del ejército, si éste aún fuera un ejército de conscriptos y no el actual ejército mercenario. Creo que eres de Euskal Herria compañero Asterix M-L, y no sé cuál es el porcentaje de gente de ahí que se alista al ejército, pero yo soy de una zona que, por cuestiones culturales y económicas sí aporta mucho "material humano" a la tropa, y (sabiendo que las experiencias personales no son la mejor base para emitir opiniones generales) por mis vivencias miedito me da lo que puede haber ahí dentro: es más, si me apuras, te diría que la oficialidad -más formada y en gran parte homologada con otros ejércitos OTAN- en general está más a la izquierda (ojo, digo "estar" no "ser") que gran parte de la tropa.

    Por comparar con la época que señala pedrocasa, si en un momento en que las ideas revolucionarias tenían un gran prestigio, que había un enorme movimiento revolucionario de masas, y existía un ejército de leva que no había sido depurado de sus tradiciones liberales decimonónicas, aún con todo eso, gran parte de la tropa siguió la cadena de mando y sostuvo el golpe militar del 17-18 de julio, ahora que falta todo eso, dudo que vaya a tener el problema de plantearme qué hago con los desertores (para empezar, los 3-4 progres que haya dentro, no sé adónde van a desertar... precisamente, sosteniendo pensamientos del tipo de los que defiende Tripudes no creo que vayamos a crear nunca ese movimiento antagónico).

    Asterix M-L escribió:¿Qué hacemos con ellos? ¿Les encerramos en una celda y tiramos la llave?
    Hay que tener un poco de capacidad para discriminar.

    A ellos no les va nada mal sin discriminar, y tú que eres del Norte lo sabes mejor que yo... pero de todos modos, si alguno se pasara con armas y bagaje al campo revolucionario, yo le recibiría con los brazos abiertos y una gran sonrisa Very Happy

    Tampoco me he pronunciado sobre Martínez Inglés, que me resulta pintoresco y simpático, aunque no creo que esté en mi bando. Yo de lo que he hablado son de principios clasistas, de la necesidad de combatir el "buen rollito 15emero casposo" para poder tener algún día un movimiento que rivalice con el Estado sin hacer aguas por todos los sitios... una vez que lo tengamos (e inisito, dar pábulo al tipo de discursos que he criticado sólo retrasa ese momento, para el que ya queda mucho de por sí), toda la flexibilidad táctica que quieras para infiltrar los cuerpos represivos, desmoralizarlos y facilitar las deserciones y lo que tú quieras...

    Y luego esto:

    Tripudes escribió:Pero en resumen, no todos los cuerpos de seguridad del estado son afines al gobierno y la monarquía y mucho menos ejercen represión.

    Shocked Tanto "discriminar" al final ya no son individuos, sino "cuerpos de seguridad" enteros los que se nos cuelan en la "discriminación"... Por cosas como ésta prefiero ser rígido en los principios, luego de táctica y tal ya hablamos lo que quieras Asterix M-L...

    PequeñoBurgués
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 7476
    Reputación : 7886
    Fecha de inscripción : 12/10/2010

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por PequeñoBurgués el Vie Feb 15, 2013 2:38 pm

    Es un ejército mercenario, pero muchos se meten para evadir el desempleo galopante, no por motivos ideológicos.

    Repesp
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 477
    Reputación : 566
    Fecha de inscripción : 12/02/2011

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Repesp el Vie Feb 15, 2013 2:59 pm

    Los soldados no se, pero quienes estan por encima... te encuentras cada 'nostalgico'...

    Asterix M-L
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1363
    Reputación : 1699
    Fecha de inscripción : 29/08/2011
    Edad : 33
    Localización : Pueblo Trabajador

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Asterix M-L el Vie Feb 15, 2013 9:58 pm

    Hola compañero Winstanley
    Trataré de ser breve también, aunque siempre tengo el maldito defecto de fallar a la hora de economizar palabras Laughing
    De escritor no me ganaré la vida ¿Qué le vamos a hacer? Smile

    Soy natural de Euskal Herría, y sí: Hego-Euskal Herria es la zona que menos efectivos aporta, con gran diferencia, y el sentir general hacia las fuerzas armadas suele ser de rechazo. Los movimientos populares, incluso los más desideologizados, son profundamente antimilitaristas, y te aseguro que yo no lo soy menos, no me malinterpretes. Sin embargo, excluyendo radicalmente a los mandos del ejército, la realidad de "la base" (a falta de otro denominativo) es muy plural.

    Contando lo que dice PequeñoBurgués (pero muchos se meten para evadir el desempleo galopante, no por motivos ideológicos), sumado a una cantidad que, en serio, es asombrosamente grande de efectivos de origen latinoamericano. Colombianos, ecuatorianos, dominicanos, en fin... Que mucho me temo la "historia" reciente del ejército español ha de soplarsela muy mucho y las razones son la llana "fácil supervivencia".

    Entre estos casos habrá de todo, no me cabe duda, pero precisamente por eso sé que muchos de estos chavales pasan de política, incluso ideológicamente pueden llegar a verse más reflejados al 15-M que al ejército tradicional (lo que no es positivo per se, claro, pero que bueno... algo es algo) y que no me parecen necesariamente personas del todo perdidas, políticamente hablando.

    ¿Mercenarios? Claro que sí.
    ¿Que el hecho de que sean una minoría, lejos de ser organizada, y que la mayoría y los mandos sean un mundo muy distintos, ofrece una ecuación del ejército como que la tenemos? También de acuerdo, no pretendo ponerlo en duda.

    Y para terminar, un último matiz.
    Si diferencio policía de ejército no es por una cuestión ideológica, sino técnica y de accesibilidad. Al ejército puede alistarse quien quiera, es relativamente sencillo. A la policía no. Eso genera que en el ejército pueda darse en las "bases" cierta pluralidad de la que la policía carecerá siempre.

    Tripudes
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 116
    Reputación : 147
    Fecha de inscripción : 02/09/2012
    Localización : Galicia

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Tripudes el Vie Feb 15, 2013 10:18 pm

    No me parece adecuado calificar a los militares de mercenarios, dudo bastante que ellos tengan ese pensamiento de "estoy defendiendo al rey y a la unidad de la patria, ¡viva España!". En caso de revolución armada, estoy seguro que muchos militares y policías nos apoyarían.

    Es el mismo caso que el policía que se alista para proteger a los ciudadanos. ¿Qué no hacen nada contra los mayores delincuentes de este país? Cierto, pero no tienen la visión crítica de banquero igual a rerrorista, hipoteca estafa o empresario ladrón. Pero como la amplia mayoría de la población. Creo que ese es nuestro deber, concienciarlos a ellos tambien. Y no lo conseguiremos nunca si mostramos tal recelo y desprecio hacía ellos ¿Qué pensaríais de un Guardia Civil comunista?.

    Es casi, por no decir imposible, llevar a cabo una revolución sin el apoyo del ejército o los cuerpos de seguridad.

    Asterix M-L
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1363
    Reputación : 1699
    Fecha de inscripción : 29/08/2011
    Edad : 33
    Localización : Pueblo Trabajador

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Asterix M-L el Vie Feb 15, 2013 10:38 pm

    mercenario, ria.
    (Del lat. mercenarĭus).
    1. adj. Dicho de una tropa: Que por estipendio sirve en la guerra a un poder extranjero.
    2. adj. Que percibe un salario por su trabajo o una paga por sus servicios. U. t. c. s.

    Un militar hace lo que hace por dinero, tanto los casos "patrióticos" como los casos no-patrióticos.
    Son mercenarios, por ende.

    ¿Qué pensaríais de un Guardia Civil comunista?.

    Pues teniendo en cuenta que yo no puedo concebir a un comunista no-militante, pues aún no sé como se es leninista sin militar en una organización del tipo leninista, sólo le preguntaría donde milita... Y tras saberlo, me alejaría de esa organización.

    Francamente, eso haría.

    Yo estoy hablando de casos concretos, que nadie me malinterprete, porque me constan pero también me consta la ridícula minoría que representan. Ahora, yo no hablo de comunistas, ni de revolucionarios, ni de nada así. Hablo de personas despolitizadas pero con un carácter que pudieramos enmarcar en el "progresismo". Nada más. ¿Recuperables? Sí, es posible que sí en condiciones concretas de las que el Estado Español vive muy alejado. Pero claro, esa recuperación parte del previo e inmediato abandono de su puesto en el ejército de un estado... (añadele lo que quieras, democrático-burgués, fascista, o lo que sea, no quiero entrar en ese debate ahora).

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por pedrocasca el Vie Feb 15, 2013 10:47 pm

    Volviendo al tema sobre Amadeo Martínez Inglés:

    El blog La barricada cierra la calle pero abre el camino ha publicado dos entradas relativas a este asunto, ambas firmadas por Marat, editor del blog:

    Solidaridad con Amadeo Martínez Inglés
    http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2013/02/solidaridad-con-amadeo-martinez-ingles.html

    El Régimen pincha en hueso con Martínez Inglés
    http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2013/02/el-regimen-pincha-en-hueso-con-martinez.html


    PequeñoBurgués
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 7476
    Reputación : 7886
    Fecha de inscripción : 12/10/2010

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por PequeñoBurgués el Vie Feb 15, 2013 11:36 pm

    ¿habrá siquiera progresistas dentro del gremio del periodismo? dame un militar mil veces a un criminal del embuste.

    Luchador Revolucionario
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 761
    Reputación : 941
    Fecha de inscripción : 22/04/2011
    Edad : 34
    Localización : Republica Bolivariana de Venezuela Muncipio bolivariano de san francisco estado zulia ★☭ ★☭

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Luchador Revolucionario el Jue Abr 11, 2013 2:06 am

    bravo por este valiente coronel ese como decimos en venezuela no tiene pelos en la lengua y le esta roncando la cueva al juanca de mojon como me gustaria conocerlo en persona

    Contenido patrocinado

    Re: El coronel Martínez Inglés acusado de un delito contra la Corona

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:42 pm


      Fecha y hora actual: Dom Dic 11, 2016 2:42 pm