El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Comparte

    Porro
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 219
    Reputación : 229
    Fecha de inscripción : 09/07/2012

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por Porro el Miér Oct 03, 2012 1:29 am

    En cuanto Orwell y la inteligenzia britnica, eso lo dicen los conspiracionistas.... Hablan mal de la derecha y izquierda, no cuadra la cosa al final y te vuelve loco de tanta comedura de coco.

    AnarcComunis
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1706
    Reputación : 2183
    Fecha de inscripción : 12/05/2011
    Localización : Virreinato del Rio de la Plata

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por AnarcComunis el Jue Oct 04, 2012 11:26 pm

    Con respecto a lo que dijo SS-18:

    Veamos camarada: ¿alguna vez leyó o "relojeo" al menos, el famoso libro de Kropotkin "Las Cárceles"? ¿alguna vez leyó cuáles son los efectos que contiene en el individuo el aislamiento y el encierro penoso de una cárcel?.

    A usted le encanta hablar sobre el cientificismo y sobre teorías fundadas en el saber, el conocimiento y sobre todo producto de investigaciones rigurosas acerca "X" motivo. Justamente Piotr Kropotkin en su excelente análisis sobre las cárceles en Francia, en Inglaterra, en Rusia y en Alemania describe perfectamente, en base a sus vivencias y sus investigaciones como el carácter y la reincidencia del criminal se desbordan por instituciones públicas como la cárcel. Como el germen de la autoridad socava y destruye al individuo hasta convertirlo en un simple puré de papas.

    Kropotkin demuestra en su libro como el ser humano se transforma en un simple "alienado" que reincide de manera sistemática los atracos que hizo en vez primera. Demuestra e investiga como el cerebro se moldea ante una estructura tan pesada como lo es la cárcel y además de poner en tela de juicio el sistema penal, también demuestra como las industrias y el Estado sacan provecho económico con los presos.

    No es necesario que vaya a tu barrio SS-18, ¿por qué no vienes tu a mis tierras en los pagos de Santiago del Estero para ver lo que es convivir con la pobreza, la criminalidad y el desamparo social? ¿o te pensas que vos sólo sufrís lo que este sistema deja para nosotros? ¡Y sobre todo en Latinoamerica!, bajo este gobierno "progresista", como lo llamaste vos en tus intervenciones en otros sectores del foro, veamos como te agrada convivir con gente con malformaciones por los efectos del pesticida que rocían en la soja y que envenena las aguas y las tierras de los campesinos más pobres. No camarada, el sabor de los estratos sociales más bajos no sólo lo has probado tu.

    En cuanto a la criminalidad, esta se podría reducir considerablemente en Argentina si el mismo Estado que plantea erradicar la inseguridad dejara de alimentarla por parte de la policía y los destacamentos de gendarmería. ¿o es que acaso la policía no maneja el tema de la salida y entrada de droga en los barrios carenciados, el tráfico de personas, la trata de blancas, el trabajo esclavo y el juego en las provincias del interior?

    La misma policia introduce la droga en los barrios más alienados y carenciados, tomando seguros compradores y manejando punteros políticos y "transas" que venden drogas.

    Todavía me acuerdo cuando salio el caso de "Marita Veron", la madre hizo un testimonio muy "incomodo": -el comisario me dijo: para iniciar la investigación deberíamos estar hablando de $1500 como para empezar- . O esos casos incómodos para la policía Federal en los cuales publicaban ofertas de trabajo en el diario para captar "perejiles" y embocarles bolsones de droga y así montar falsos circos para postular posibles ascensos dentro del departamento.

    Y que así, igualmente las personas de clase media griten: "queremos más policías, mas mano dura, que vuelvan los milicos".

    En cuanto a la formación del nuevo individuo dentro de la sociedad Anarquista te recuerdo que hay muchos libros de pedagogía escolar anarquistas como Ferrer. Y te recuerdo que cuando los anarquistas tenían una gran presencia a principios de siglo pasado en Argentina se patrocinaba constantemente la búsqueda del conocimiento, la ciencia y las artes.

    El anarquismo no concebía la vida social e individual dentro de la sociedad acrata sin la constante intervención de la educación primerísima y de calidad fomentando la cultura y llamando en todo momento a combatir la ignorancia por medio de bibliotecas, teatros y revistas. En los locales anarquistas de Buenos Aires y del interior, los sabados a la noche se interpretaban piezas de teatro y conjuntos filodramaticos. Hasta el tango y la chacarera tuvieron letra anarquista.

    A lo largo del país se sembraron bibliotecas y teatros comunitarios regenteados por la misma colectividad en donde se buscaba estimular el libre pensamiento del individuo. Durante las campañas sindicales en el norte, por ejemplo en "La Forestal" los anarquistas enseñaban en sus sedes a sumar y a restar, a leer y a escribir a los obreros mucho antes que el mismo Estado. Y cuando el maestro que además de forjar la educación en el alumno también inspiraba su actividad sindical, caía preso o muerto por las balas de la policía se lo suplantaba desde Buenos Aires por nuevas personas.

    Cuando el contexto social cambia, cuando hay opciones educativas y de trabajo el mismo ambiente que hunde y permanece sujeto a sus cadenas al Lumpen se transforma, induce al cambio al Lumpen. Su mismo alrededor cambia y produce un crack en su ambiente de pudrición y hasta es posible su rescate.

    Pero cuando hay un Estado que invierte monedillas en la educación de miles de personas, mientras que las opciones de tener un trabajo digno se cierran y el desamparo social crece es terriblemente posible que esas miles de personas caigan en desgracia y mucho peor si caen bajo efectos de la droga y demás.

    Saludos.

    NG
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2038
    Reputación : 2254
    Fecha de inscripción : 25/02/2011

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por NG el Dom Dic 02, 2012 5:12 am

    Transladando los puntos que se habían abierto en este hilo:

    Me parecía estúpido hasta cierto punto responder los comentarios de este usuario (no porque le considere tonto sino por lo que suelta) donde no utiliza más que frases indemostrables y cuando usa cita usa fuentes anarquistas donde a veces remiten como fuentes a páginas franquistas/nacionalistas (por lo que veo), pero bueno hagamos un esfuerzo por debatir...

    Durruti_36 escribió:Los comunistas se quedaron solos por haber hecho una guerra nefasta, dejandola en manos de los rusos que eran unos incompetentes y negados de cuidado.
    Esto no creo que lo digas por la táctica revolución dentro de la guerra antes que ganar la guerra y luego la revolución, ni tampoco por la eficiencia de cualquier milicia anarquista comparandola con la del V regimiento.

    Luego el gratuito insulto hacía los rusos (que no fueron solo rusos) como incompetentes me parece una soberana memez de alguien indocumentado en la trama de la guerra civil y sus mandos. Espero que no lo digas por consejeros, generales, y demás como: Gregory Kulik (consejero en el frente de Madrid), Rodion Malinovsky (consejero en el mismo frente), Mikhail Petrovich (consejero del batallón de tanques en el mismo frente), Karol Świerczewski (polaco de nacimiento y general de las brigadas internacionales) todos ellos a posteri ocuparon puestos importante durante la segunda guerra mundial defendiendo y liberando la URSS como marsicales (como Kulik o Malinowski) en batallas como Stalingrado, después en territorio rumano, húngaro, checo, japonés, etc. (como Kulik o Malinowski) y algunos muriendo en esa defensa (como Petrovich en la II GM o Karol en al postguerra contra los nacionalistas ucranianos del UPA). Así que si tan inútiles eran no entiendo como estuvieron al frente de las tropas que derrotaron a la temible maquinaria de guerra nazi y se sostuvieron en sus puestos y además ascendieron, si supuestamente en España se comprobó que eran inútiles (algo que no se puede sostener sin una contradición). Deseo que me expliques si conoces algún anarquista que durante la segunda guerra mundial tuviera un cargo tan importante en cualquier ejercito como estos hombres. ¿Donde estaban los anarquistas y trotskystas durante la segunda guerra mundial?

    Durruti_36 escribió:por haber asesinado, torturado y encarcelado a libertarios y otras fuerzas antifascistas
    ¿Ah, que el tema va de chequistas, pistoleros, y demás?

    ¿Sabias que los "libertarios", o "antiautoritarios" mantenían "checas" al igual que el PSOE, IR, o el POUM?, ¿te suena la checa del cinema Europa dirigida por Felipe Sandoval?

    Al estallar la Guerra Civil Española, algunos miembros de la CNT se integraron en la tristemente célebre checa de Fomento, oficialmente llamado Comité Provincial de Investigación Pública de Madrid, cuya función era unificar y controlar la represión contra los sublevados. Sandoval fue sobre todo el máximo dirigente de la checa anarquista del cinema Europa del barrio de Cuatro Caminos.

    Fue también el responsable del asalto y la quema de la cárcel Modelo de Madrid, el 22 de agosto de 1936, que terminó con la matanza de conocidos políticos de derechas y provocó una gran conmoción durante la República.

    Tras el desmantelamiento del sistema de checas de Madrid por parte de la Junta de Defensa de Madrid durante la batalla de Madrid, Sandoval llegaría a ser espía para la CNT en Barcelona y Valencia. Posteriormente volvió a Madrid. Wikipedia
    Dirigente de la temida checa anarquista, centro policial instalado en el Cinema Europa del barrio de Cuatro Caminos, ocupó portadas de los periódicos de la época. El honor de las injurias, largometraje documental dirigido por el pintor y escritor Carlos García Alix (León, 1957), rescata la figura de este hombre alto, famélico, de manos grandes, cortés, reservado, siempre vestido de gris o negro, que se convirtió en toda una leyenda al más puro estilo gansteril.

    El honor de las injurias, narrado por el propio García Alix y realizado como si de un collage se tratara, es una producción de Guillermo Salafranca, de la productora No Hay Penas. El honor de las injurias, realizado en un 80% con material de archivo, nace de una obsesión, la de García Alix, por un personaje de quien lo primero que supo fue su muerte en Nosotros los asesinos, un libro del periodista anarquista Eduardo de Guzmán. Decidió seguir su rastro. "Ir a los archivos es como ir de pesca. Hay que ir cada día. Echas la caña a ver si pican". Han sido años de luces y sombras. Y Madrid, al fondo como homenaje. Todavía recuerda García Alix cuando descubrió que Sandoval había estado tan unido al Cinema Europa, el cine de la calle de Bravo Murillo de Madrid donde él de pequeño se tragaba sesiones dobles, y que en los últimos años de la Guerra Civil se había convertido en una gran tribuna -"allí habló Unamuno, Pasionaria, José Antonio, los anarquistas"-. Y cuando supo que el último asesinato del Doctor Muñiz fue el de Ruiz Egea, el bibliotecario de la glorieta de Cuatro Caminos, de donde él todavía conserva su carné de 1974.

    "No hay revolución sin verdugos. Poner el foco en el verdugo es la parte más fea y dolorosa. Sandoval fue un verdugo al servicio de la revolución. Hoy es muy difícil comprender el grado de violencia feroz que asolaba España. Mi lucha ha sido no caer en buenos y malos. Es una historia de venganza", explica este realizador, que confiesa su simpatía profunda por el anarquismo. El País reseña del documental de García Alix

    El artículo de El Público era aún más duro que el del país aunque a ellos pensé que les iba las figuras libertarios. Por cierto si quieres puedo sacar los grandes relatos de Césal Vidal para hablar de anarquistas o comunistas para ponerme a tu nivel argumentativo pero creo que no es serio... o si quieres no cito las checas anarquistas, sino las acciones de la columna de hierro por ejemplo. En cuanto a tus relatos de anarquistas y socialistas que defendían al POUM nada nuevo bajo el sol.

    Durruti_36 escribió:por haber utilizado batallones anarquistas como carne de cañón en operaciones suicidas
    Supongo que esto ira por Enrique Líster en la Batalla del Jarama, y espero que no saques tus superargumentaciones otra vez de sitios como este:
    http://elmilicianocnt-aitchiclana.blogspot.com.es/2011/09/lister.html (¿fuente original?)

    Además de esto, Líster era conocido dentro de los anarquistas españoles como un comunista antianarquista, quien prefería poner en trinchera a los libertarios y en la retaguardia a los republicanos. Durante la batalla del Jarama, en febrero de 1937, A Líster le dieron bajo su mando en su división a una brigada anarquista, una Internacional y otras comunistas. La brigada anarquista venía de la división 14 de Mera y estaba en proceso de reorganización. Pero por presiones mayores la brigada fue cedida para la batalla.

    Durante la batalla Líster utilizó a los anarquistas y a los internacionales como auténtica carne de cañón. Un texto de la lista GCE dice:

    Comentar aquí, que en los combates del Pingarrón de finales de febrero, se produjo la famosa "masacre" del Batallón Abraham Lincoln, enviados de refresco al frente el 15 de febrero, y que sin experiencia alguna en combate encabezaron el asalto al Pingarrón (tras los británicos de la "British") siendo mandados por Robert Merriman, y perdiendo, entre muertos y heridos a 200 hombres de un total de 450, lo que obligó a fusionarlo con el batallón Washington tras la batalla.]

    Sobre la famosa batalla del Jarama que supuso una victoria táctica para el bando republicano esa página intenta lidiar con la idea de que los comunistas sacrificamos a otros comunistas como el batallón Lincolh o los anarquistas de la 70 brigada, algo totalmente falto de cordura, pues por ejemplo Enrique Líster anota en sus memorias: Nuestra guerra, memorias de un luchador que en esa batalla por ejemplo el batallón franco-belga sufrió una serie de bajas muy similares a las del batallón Lincolh, y en internet además puedes consultar cualquier fuente donde ver que otros batallones internacionales como el inglés sufrieron unas bajas grandísimas igualmente, Líster también cita al periódico de la época franquista Ya donde el comandante al mando Zamalloa (participante en la Batalla del Jarama) relata la perdida casi total de su compañia 30/126 hombres así como la perdida de casi todos sus oficiales, fue condecorado notablemente por el bando nacional.

    Te daré el beneficio de la duda, y me gustaría que te explicases... de donde sale ese texto multi-copiado por blogs anarquistas, sino encuentras la fuente original lo entenderé como trolleo... por cierto aparte de las grandes mentiras de ese texto la 70 brigada si estaba bajo el mando de Líster, él dice que les vio en desbandada en el momento de defender las posiciones, logró ponerlos en la trinchera (según dice ni sabia de que partido o sindicato eran en ese momento) y alude a que un consejero soviético (Kleber) le criticó por los modos. Pero el batallón Lincohl era parte de la XV brigada y obviamente no quedaba bajo el sector C de Líster, sino bajo el B del consejero soviético (siendo húngaro de nacimiento) János Gálicz ("General Gal"). O sea que aparte de partir de fuentes pro-fascistas parte de información errónea en cuenta a la disposición de las brigadas internacionales.

    Por otro lado dice que Líster prefería poner en el frente a anarquistas que a republicanos miliartes que los dejaba en retaguardia, eso es otra calumnia que se puede refutar facilmente por las entrevistas, memorias, del propio Enrique Líster donde hace una crítica constante a los militares veteranos de la república que estaban en la retaguardia y que despreciaban a los milicianos (aunque valora el arrojo de muchos en ponerte del lado republicano y al participar en la toma de cuarteles sublevados), así que como no me argumentéis la fuente de ese calumniador texto lo borraré por ser un nido de mentiras grauitas contra el comunismo sus combatienes y sus líderes. Para empezar me vais a revelar las fuentes de todas las acusaciones a Enrique Líster (ESTO TAMBIÉN VA POR GUARDIA ROJO (que fue sancionado por trolleo no hace mucho) y ANARCOCOMUNISN QUE DEBERAN revelar las acusaciones):

    1. Demostrad las fuentes originales de la supuesta "masacre" del Pingarrón para el batallón Lincolh no fueran en igual medida a la de otros batallones internacionalistas.

    2. Demostrad que el batallón Lincolh operó bajo Enrique Líster y no en el sector B.

    3. Demostrad que Enrique Líster "robaba" jamones.

    4. Demostrad que Enrique Líster no tuvo anarquistas bajo su mando sin que fueran fusiladas "por ser un foco de oposición al PCE" como acusáis.

    5. Demostrad que en el Consejo Regional de Defensa de Aragón y en su disolución Enrique Líster fusiló a algún miembro, además demostrad que es mentira que se disolvió sin pegar un tiro, y además con la aceptación de la CNT.

    6. Demostrad que es mentira que la CNT condenara el golpe en Barcelona.

    Como utilicéis para ello opiniones subjetivas, blogs anarquistas de opinión o fuentes fascistas editare todos vuestros mensajes por trolleo indiscriminado, se os ha acabado el chollo machotes....

    Durruti_36 escribió:La responsabilidad de la derrota recae en el Gobierno, el PCE, Comintern y consejeros y policias rusos
    Claro, los anarquistas ni participaban en ese gobierno (ni en el catalán o aragonés) ni tampoco tenían "policia". En fin ese resumen de culpabilidad denota el gran desconocimiento que tienes de la guerra civil española.

    Durruti_36 escribió:jajjajaj, bueno mejor eso que tu llorisqueo imperialista. Sobre el Holodomor y esas fotos ni idea, en su momento lei que entre los kulaks que quemaron las plantaciones y los sovieticos que se llevaron el poco grano que quedó, la gente se murió por miles o cientos de miles. Pero la verdad que no se si será cierto. Y me importa bien poco. Tú sabras que parte de responsabilidad tuvieron los bolches en eso, aunque viendo lo bien que repites la propaganda elaborada por los funcionarios sovieticos..
    ¿Ves? esto de delata de nuevo tu forma de argumentar, no es tema para hablar aquí la colectivización (ni la guerra civil pero bueno) pero por ejemplo, aludes a que "has oído", sí, estas en lo cierto los kualks sacrificaron el ganado y quemaban plantaciones eso esta documentado por fuentes soviéticas y no soviéticas, y se reflejó claramente en las estadísticas, también lo podemos saber por los archivos soviéticos pero eso en un debate (lo de saber algo de oidas) no vale como justificación, yo puedo citar extensos textos de Robert Conquest negando lo que tu has oído y haciendo apología del holodomor, ¿ahora habría que ver la validez de esos textos no?, por eso aquí no sirve "saber de oidas" ni citar textos sin saber su procedencia.

    Durruti_36 escribió:Claro NSV, los instructores militares sovieticos eran los dirigentes de la guerra... Menos demagogia. Me refiero a los que no eran militares, los que no estaban en las trincheras, los que no se mancharon de sangre, los que se colocaron a un nivel politico-militar-policial por encima de todo y de todos. Y prefiero pensar que eran unos incompetentes negados a que eran unos interesados y estuvieran jugando una partida de ajedrez a costa de nuestra sangre. Aunque posiblemente todo tuvo que ver. No me estarás diciendo que esos militares que enlaza Dzerjinski son los mismos que formaban los chekistas de la Comintern que se dedicaron a arrestos, secuestros, torturas, desapariciones y asesinatos de los opositores a la política comunista. Nada que ver. Fue un gran acierto que nos proveyeran de armas, ropa, viveres, refugio.. Los rusos hicieron mucho por España, junto a Mexico los unicos. Pero fue un gran error que mandaran como contraprestación a toda la pleyade de listillos y matones que rompieron la unidad antifascista y que militarmente solo organizaban operaciones desastrosas.
    Aquí con esta cita tuya, demuestra vuelves a contradecir con el último comentario tuyo, para empezar te he puesto que vosotros también teníais espias, y segundo aclarar que los "espias" que hacían informes para la comintern no significa que no lucharan ni que no fueran militares de alto rango o comandantes de milicias, ¿acaso el italiano Vittorio Vidali no era "informante de la komintern" y luchó en primera línea?, no entiendo tu opinión. Bueno sobre que el PCE rompió la unidad anti-fascista es de coña, aquí los únicos que rompieron el pacto del frente popular fueron los poumistas y anarquistas durante las jornadas de mayo del 37 y sobretodo durante el golpe de Casado del 1939. Lo demás que hablas son conjeturas sin especificar donde ni cuando se rompió la unidad ni porque el PCE tuvo culpa.


    Última edición por NG el Dom Dic 02, 2012 7:07 pm, editado 1 vez

    Echospace
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2495
    Reputación : 2937
    Fecha de inscripción : 10/10/2011
    Edad : 33

    Gran respuesta

    Mensaje por Echospace el Dom Dic 02, 2012 1:54 pm

    Excelente respuesta camarada NG.

    Durruti_36
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 183
    Reputación : 221
    Fecha de inscripción : 25/06/2012

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por Durruti_36 el Dom Dic 02, 2012 2:59 pm

    Esto no creo que lo digas por la táctica revolución dentro de la guerra antes que ganar la guerra y luego la revolución, ni tampoco por la eficiencia de cualquier milicia anarquista comparandola con la del V regimiento.

    Desconozco porqué dices esto. Dentro de las filas libertarias se priorizó ganar la guerra antes que la revolución. Si quieres puedes poner ejemplos donde se priorizara la revolución y se dejara en segundo plano la guerra

    NG, no hablo de los rusos y militares de la Comintern que tú dices.

    ¿Donde estaban los anarquistas y trotskystas durante la segunda guerra mundial?

    En los mismos sitios que las demás fuerzas antifascistas.

    ¿Sabias que los "libertarios", o "antiautoritarios" mantenían "checas" al igual que el PSOE, IR, o el POUM?, ¿te suena la checa del cinema Europa dirigida por Felipe Sandoval?

    Bueno, a cualquier cosa se le llama cheka. Todos los locales de juventudes, cnt, ateneos libertarios, etc, se convirtieron en chekas a ojos de la causa general franquista. Sobre Sandoval, pues hubo gente así, indeseables. Pero no lo hacia con antifascistas, entonces no veo porque seria fuente de desunión. Porque sobre la represión a fascistas Sandoval es un simple aprendiz respecto a los que organizaron las ejecuciones de Paracuellos. Y esos no fueron anarquistas.

    o si quieres no cito las checas anarquistas, sino las acciones de la columna de hierro por ejemplo.

    Citalas, a ver que hicieron

    En cuanto a tus relatos de anarquistas y socialistas que defendían al POUM nada nuevo bajo el sol.

    Si te refieres a la operacion comuna libre, las declaraciones de Santillán y a las visitas a las carceles del socialista ingles, puedes refutarlos.

    así que como no me argumentéis la fuente de ese calumniador texto lo borraré por ser un nido de mentiras grauitas contra el comunismo sus combatienes y sus líderes. Para empezar me vais a revelar las fuentes de todas las acusaciones a Enrique Líster

    Tienes razón, las cosas hay que demostrarlas y esos textos no prueban nada. Admito mi parte de culpa y obro en consecuencia.

    yo puedo citar extensos textos de Robert Conquest negando lo que tu has oído y haciendo apología del holodomor, ¿ahora habría que ver la validez de esos textos no?, por eso aquí no sirve "saber de oidas" ni citar textos sin saber su procedencia.

    El tema del Holodomor no venía a cuento. De todas maneras lo que yo habia oido (leido), era verdad, los kulaks quemaron las cosechas. Si estoy en lo cierto ¿a que te sulfuras tanto con ese tema?

    Bueno sobre que el PCE rompió la unidad anti-fascista es de coña, aquí los únicos que rompieron el pacto del frente popular fueron los poumistas y anarquistas durante las jornadas de mayo del 37

    La CNT no rompio la unidad, al contrario hizo todo lo posible porque ésta se mantuviera. Despues de salir del gobierno se tiró toda la guerra rogando y suplicando por volver a los puestos de poder. No había unidad, y no era porque CNT no quisiera.

    Sobre las jornadas de Mayo del 37 leete con paciencia estos dos textos y luego me das tu opinión.

    Spoiler:
    Solidaridad Obrera, 13 de junio de 1937 (Las partes censuradas que no se publicaron figuran en cursiva y negrita)

    « ANTE LA persistencia de la campaña difamatoria en torno a los sucesos de Barcelona, la CNT se dirige a todas las conciencias honradas del país. En la Central Telefónica de la Plaza de Cataluña, de Barcelona, se presentaron un buen día guardias y policías en gran cantidad, mandados por Rodríguez Sala, comisario de Orden público. ¿ Para qué ? Sencilla y llanamente : el PSUC y Estat Catalá que, como partidos, no intervienen en Teléfonos, tenían necesidad de controlarlos para sus fines conspirativos, y la CNT no se aviene a ello por darse cuenta de lo que se tramaba en Teléfonos. Funcionaba desde que comenzó el movimiento el Comité de Control UGT-CNT. Había, además, un delegado del Consejo de la Generalidad que en representación del gobierno asumía la responsabilidad de las comunicaciones telefónicas. La actitud de Rodríguez Sala y Ayguadé, al mandar a la guardia, no era legal ; lo demuestra el hecho de que el Consejo de la Generalidad reconoció la extralimitación del comisario y del consejero de Seguridad interior. Acompañando al hecho de la Telefónica, aparecen los centros de Estat Catalá y del PSUC con barricadas y fortificaciones. Aparecen los fusiles en la calle y es ante estas demostraciones de guerra, cuando algunos camaradas se aprestan a la defensa por suponer con muy buen acierto, que se trata de dar la batalla a la CNT, siendo la incautación de la Telefónica por el PSUC y Estat Catalá, la primera etapa del plan.

    Antecedentes
    Lo expuesto no aclararía las cosas, y como todo en la vida tiene un origen, hay que buscarlo más lejanamente, en ciertos antecedentes. Hay un largo proceso de batalla contra nuestro movimiento en Cataluña. Los comunistas, Estat Catalá y algunos emboscados trabajaban activamente para desprestigiarnos en las regiones y en el extranjero. Lo que no saben todos, son las coincidencias raras que acompañan estas actuaciones que culminan en los sucesos de mayo.

    »No todos saben, por ejemplo, que ya en enero, por Francia andaban Casanovas, Lluhí, Vallescá, Xicota, Sancho, Polo, y Ventura y Gassol, trabajando por la « independencia de Cataluña». Era un proceso de preparación similar al que se realizó durante la dictadura, pero con una diferencia, que entonces el fascismo italiano intervenía como agente provocador por medio de Garibaldi(1) y en esta ocasión Mussolini cooperaba por mediación de Dencás, el separatista agente provocador de octubre en Cataluña. Y en diciembre tuvo lugar un complot que dio por resultado el fusilamiento de Reverter, comisario de Orden público, y la huida de Casanovas, presidente del Parlamento, por haberse demostrado su complicidad en el golpe de Estado frustrado.

    »Los separatistas, burgueses en fin de cuentas, no podían avenirse a que el alzamiento fascista diera al proletariado el triunfo que los despojara de sus bienes. Y en busca de una reposición entablaron relaciones con Italia para provocar la lucha que diera lugar a la intervención exterior y que facilitase el reconocimiento por algunas potencias de la independencia de Cataluña al mismo tiempo que se debilitaba el frente antifascista. A ello podían comprometerse cuantos deseaban que las cosas queden poco menos como antes del 18 de julio.

    » En Francia se conspiraba para lograr un arreglo. Había complicadas algunas personalidades. Un agente inteligente que estaba al servicio del antifascismo español había descubierto conciliábulos. Se le encargó, facilitándole medios, que siguiera las investigaciones hasta recoger las pruebas irrefutables que dejaran al descubierto a los traidores. Y, este agente, cuando se disponía a recoger las pruebas que habrían de desenmascarar a muchos, fue asesinado en Barcelona. ¿ Por quién ? Trabajaba para el gobierno de la República. Tuvo, pues, que ser asesinado por los que conspiraban, que por algún medio estarían en antecedentes de la importante misión de aquel agente. Recordemos que Ayguadé era consejero de Seguridad interior. Que es de Estat Catalá. Y que sobre él recaían sospechas fundadas de intervenir en el complot.

    »El 20 de abril, Comorera, líder del Partido Comunista de Cataluña, estuvo en París. Entre otras personas, visitó al secretario de Ventura y Gassol y a un tal Castañer. ¿ Quién es Castañer ? La información nos dice : « Agente de policía de la Generalidad ».

    »Se han realizado averiguaciones que han comprobado que mantiene relación con un tal Vintró, secretario de Octavio Saltó, periodista al servicio de los fascistas españoles. También se le ha visto con otros personajes del fascismo que residen en Biarritz y San Juan de Luz. Al propio tiempo mantiene relación estrecha y asidua con elementos de Estat Catalá, muy especialmente con Dencás y Casanovas. El primero visita a Castañer en su casa y el segundo recibe la visita de éste.

    » Polo, otro policía de la Generalidad, que fue hombre de confianza de Badía, actúa en francia bajo las órdenes del Vizcaíno, agente de contraespionaje fascista, que opera a las órdenes de Beltrán y Musitu (2)

    » ¿ Qué dicen estas mezcolanzas de elementos separatistas y fascistas ? ¿ No podemos encontrar ahí la raíz de ciertas provocaciones ? Nosotros estamos convencidos de que sí. Y tiene que estarlo quien examine las cosas de forma objetiva. Añadamos a estas actividades que los fascistas, para últimos de abril, preparaban una operación de desembarco que abarcaba desde Almería hasta Rosas. Se trataba de una operación de gran envergadura. No se realizó por no haber podido adquirir el material preciso.

    » Quedó aplazada para mediados de mayo, y si no ha tenido lugar débase a cierto incidente que ocurrió y puso los planos en manos de la policía de un país neutral. Añadamos también que a últimos de abril, Estat Catalá concentraba en la frontera a los hombres armados que tenía en Francia. Y, un antecedente, que el 12 de abril, la Gaceta de la República publicaba una relación de oficiales, suboficiales, clases e individuos de tropa de la Guardia nacional republicana que eran dados de baja del cuerpo, sin perjuicio de que el resultado de la información determinaría la aplicación de sanciones por desafectos con arreglo al decreta del 21 de julio.

    »Pues bien, un capitán, cuatro alféreces, 19 brigadas, cuatro tenientes, 18 sargentos, 25 cabos y 58 guardias de los incluidos en esta baja del cuerpo, no fueron dados de baja tal como ordenaba el decreto de abril. por complacencia o consentimiento del ex-consejero de Seguridad interior de la Generalidad, Artemio Ayguadé, habiendo actuado en los sucesos de mayo al frente de la fuerza.

    »Indicamos que por aquellos días se mandaron grandes contingentes a la frontera y que el jefe de un núcleo importante de ellos, al llegar a Figueras, en lugar de presentarse al Consejo municipal, fue directamente al PSUC, demostrando a la opinión con esta sencilla actitud que era una fuerza armada a disposición del Partido Comunista y no al servicio del pueblo o del gobierno, que tiene que ser imparcial. Todos estos detalles nos dicen con bastante claridad que los hechos de Barcelona no fueron más que el incidente preparado, la chispa preparada para producir el choque, y que el incidente no proviene de la CNT.

    Actitudes durante los sucesos.

    La CNT desde el primer momento, intervino para cortar la lucha en la calle. Este comité, junto con la Ejecutiva nacional de la UGT, se desplazaron a Barcelona e hicieron esfuerzos sobrehumanos para liquidar el conflicto. Buscamos la solución. Se aceptó por todos, pero los comunistas se negaron a aplicarla inmediatamente y dieron largas a la solución en espera de que el gobierno de Valencia, no pudiendo aguantar más la situación, procediera a la incautación del Orden público, como así ocurrió.

    »Y cuando el jueves por la mañana, la CNT y la UGT habían dado la orden de vuelta al trabajo y aparecía la ciudad en calma, se reprodujo la batalla, porque mientras la CNT no luchaba, los separatistas y comunistas detenían, cacheaban, rompían carnets, acosaban los locales de la CNT, provocaban atacando, obligando a que se estableciera de nuevo la defensa por parte de la CNT. Y cuando el primer tranvía de la línea de Gracia bajaba hacia la Plaza de Cataluña, fue tiroteado por los guardias y Estat Catalá, parapetados en las barricadas de la calle de París y Diagonal, obligando a que por prudencia no se normalizara la circulación de tranvías y autobuses. Y se tirotearon los coches que salieron para arreglar las vías de tranvías rotas.

    » Cuando el viernes por la mañana cesaba el fuego, a la hora convenida, desde los centros comunistas y catalanistas, se hacía fuego para provocar de nuevo la lucha. Y el viernes por la noche, desde la Comisaría de la calle de París, Estat Catalá y los guardias hicieron unos setenta disparos contra el coche en que el secretario del Comité nacional se desplazaba a Valencia, con el agravante de que viajaba en un coche del Ministerio de Sanidad, por lo tanto, oficial, que bien púdose suponer que iba en él la compañera Federica Montseny, ministro de Sanidad. Este Comité nacional desplazó inmediatamente delegados a todas las regionales para impedir que los sucesos de Cataluña tuviesen repercusión en otras regiones. Al mismo tiempo desplazó una delegación al frente de Aragón para impedir que se abandonara el frente y se logró por parte de los elementos confederales. Un hecho que nos interesa destacar es el asesinato del anarquista estimado por todos los antifascistas del mundo, camarada Berneri, el cual fue detenido en su casa por supuestos agentes al servicio de Rodríguez Sala.¿ Por qué ? Sospechamos que aún más por ser anarquista, por saberse que poseía una extensa documentación que demostraba, con pruebas, de forma irreductible, cómo Italia hacía tiempo que preparaba el alzamiento fascista en España. Esta documentación, que estaba a punto de ser puesta al servicio del gobierno de la República, era por demás peligrosa.

    Después de los hechos.
    Es después de sofocado el movimiento, cuando más canallesca es la conducta de los sectores que quieren aplastar a la CNT y al anarquismo en Cataluña. En primer lugar, semanas después, ha podido observar el transeúnte de Barcelona, cómo en los centros de los comunistas y de Estat Catalá, seguían las barricadas en pie provocativamente, mientras que las nuestras desaparecieron el viernes. Una ola de sangre y terror ha asolado los pueblos de Cataluña. El asesinato impune ha estado a la orden del día. Y nuestro movimiento libertario ha callado, ha soportado. No por cobardía, sino por disciplina y sentido de responsabilidad, contemplando cómo segaban la vida de sus mejores militantes. Ha soportado con estoicismo el asalto a las colectividades, a la obra constructiva del proletariado.

    Ahora.
    Y después de esta conducta ejemplar, aún hablan los que si vergüenza tuvieran se habrían fundido ellos mismos, para desaparecer ante tanto crimen, ante tanta barbarie, ante tanta traición a la lucha antifascista. Y todavía se permiten amenazar. Y aun pretenden echar, con cinismo inusitado, las culpas sobre la CNT. Ya hemos dicho lo suficiente para que cada cual juzgue, para que cada cual examine, compare y decida por su propia cuenta. Véase con previsión que hay en Cataluña una amalgama de intereses coincidentes contra nosotros. Estat Catalá, los comunistas, la Esquerra, que persiguen intereses diferentes, de carácter partidista. Pero todos coinciden, aunque de distintos ángulos, al objetivo de exterminar a la CNT. Y coincide con ellas, y les apoya de forma indirecta, Mussolini a través de Dencás. Y conste, con precisión, que no cometemos la torpeza de confundir al Partido Comunista con los fascistas. Así afirmamos categóricamente nuestra convicción de que el Partido Comunista no tiene el menor contacto con el fascismo. Pero no ocurre lo mismo con los elementos de Estat Catalá. Y, al coincidir en la calle, ¿ quién los maneja ? No se nos escapa la responsabilidad de cuanto hemos dicho; pero cuanto hemos consignado responde a realidades, y nadie será capaz de desmentirlas porque quedaría inmediatamente aplastado por el peso de los hechos y las pruebas, ya que se trata de informaciones fidedignas del conocimiento exacto de las cosas.

    » Ayguadé, Dencás, Mussolini, Casanovas, Llui, Vallescá, Sancho, Xicota, Polo, Castañer... y otros que no nombramos, agrupados en un siniestro plan de traiciones y de complot... ¡Ahí están los responsables de los sucesos de Barcelona !

    » Nadie diga que la CNT es la provocadora y un elemento disgregador, traidor de la lucha antifascista. La CNT tiene la conciencia más limpia que esos renacuajos que, incapaces de atraerse a las masas populares con su actuación honrada, tienen que echar mano a procedimientos bajos, a intrigas rufianescas y a todo un plan conspirativo de aplastarnos. Pero a la CNT NO LA EXTERMINARÁN LOS TRAIDORES. A la CNT sólo se la supera trabajando con más honradez, nobleza y austeridad que ella. Y esto no son capaces de hacerlo los personajes de la intriga catalana.

    El Comité nacional.

    » Valencia, junio de 1937

    (1)Ricciotti Garibaldi. Se trata de un descendiente del ilustre patriota italiano que en 1926 obró de agente provocador (a sueldo del fascismo italiano) en el famoso complot de Prats-de-Mollo, en donde anduvieron complicados el líder catalanista Francisco Maciá y los anarquistas catalanes, en una operación, a través de la frontera catalana, contra Ja dictadura de Primo de Rivera.

    (2)El llamado Polo fue uno de los sanguinarios esbirros de la policía franquista en la feroz represión que abrió la cesación de la guerra civil. Había sido policía de la Generalidad a las órdenes del también escirro Badía. En el régimen franquista fue comisario general de las brigadillas especiales para la represión de las actividades resistentes de la CNT.

    Spoiler:
    Lo ocurrido a la CNT en Tarragona (Solidaridad Obrera, 14-05-1937)

    « A medida que el tiempo pasa, y una vez serenados los ánimos, se van conociendo por nuevas noticias y datos todas las ramificaciones que el vasto movimiento de provocación contra la CNT y la FAI tenia en Cataluña, Y decimos « movimiento », porque, en efecto, todo cuanto ha ocurrido obedecía, como en anteriores trabajos hemos señalado, a un plan largamente meditado por gentes de lealtad dudosa para con la revolución y Cataluña [...]

    La consabida toma de la Telefónica
    El miércoles, día 5, a las ocho de la mañana, se presentaron inopinadamente en el edificio de la Telefónica, gran número de fuezas de policía, con gran lujo de armamento y bombas de mano, dispuestos a tomar por asalto, de un modo violento, ía citada central, de la que en efecto se apoderaron, ya que por parte de los trabajadores que allí se encontraban no hubo la menor resistencia. Una vez dueños por completo del edificio, procedieron a la intervención de las comunicaciones interiores y exteriores, desconectando los teléfonos de la organización confederal y anarquista.

    »Cuatro horas más tarde, se celebraba en la Comandancia militar una entrevista entre el compañero Casanovas, en representación de los camaradas de Teléfonos, y el teniente coronel jefe de las fuerzas de la costa, a quien informó detalladamente de los anormales hechas consumados. Celebrada esta entrevista, se acordó retirar la fuerza del primer piso, donde se hallaban instaladas las máquinas, aun cuando quedasen en situación de vigilancia en el vestíbulo. A los 15 minutos de tomado este acuerdo, que en parte y por mutua transigencia solucionaba amistosamente el conflicto planteado, el jefe de policía comunicó a la central que el delegado de Orden público de Tarragona se negaba a cumplir lo pactado en virtud de severísimas órdenes recibidas de Barcelona.

    > En tanto se celebraban estas entrevistas y conversaciones telefónicas, nuestros compañeros pudieron observar gran movimiento de gente en el local de Esquerra Republicana, viéndose que numerosos individuos entraban sin armas y salían armados con fusil. Lo mismo, y no con tanto descaro, ocurría en el local del PSUC y Casa del Pueblo.

    Un intento de asalto y una entrevista en vano
    En la manana del día siguiente a los hechos que relatamos, comenzó el ataque violento y descarado contra nuestra organización. Determinadas fuerzas iniciaron, con intenso fuego de fusil y lanzamiento de bombas de mano, un infructuoso asalto al local de las Juventudes Libertarias. Rechazado el ataque, y ante la gravedad que la citada agresión suponía, se nombró por nuestra parte una Comisión que se entrevistara con el Comisario de la Generalidad, pidiendo una reunión de todas las fuerzas antifascistas, con el fin de evitar los hechos lamentables que más tarde se consumaron. Puestos al habla con el compañero Comisario de la Generalidad, éste convocó a los representantes de todas las organizaciones políticas y sindicales, negándose a asistir los camaradas de la UGT y del PSUC, por lo cual no se pudo celebrar dicha reunión que, sin duda, hubiera evitado la reproducción sensible y aumentada de los sucesos.

    Asalto definitivo al local de las Juventudes Libertarias y nueva reunión.
    Al objeto de informarse de lo ocurrido en Tarragona, se desplazaron a las primeras horas de la tarde, hasta la citada capital, los compañeros Castellò y Rueda. A su llegada pudieron escuchar estos camaradas un fortísimo tiroteo, comprobando inmediatamente que se trataba de un nuevo asalto al local de las Juventudes Libertarias, por parte de la fuerza pública, en colaboración con elementos paisanos de otras organizaciones. La enorme violencia de] asalto determinó que esta vez los asaltantes lograran su propósito. En vista de ello, nuestros compañeros convinieron con el delegado de Orden público en celebrar una entrevista en la Comisaría, en presencia de las autoridades. Llegados a dicho centro, conferenciaron con el capitán de aviación de Reus, camarada Barbeta, informándole de que sus deseos eran de evitar todo derramamiento de sangre, solicitando una reunión de conjunto de todas las organizaciones antifascistas. A dicha reunión acudieron representantes de Esquerra Republicana, UGT y PSUC, además de las distintas autoridades militares y del gobierno de la Generalidad.

    La Aviación del Gobierno central contra la organización confederal y anarquista.
    Una vez reunidos, el delegado del gobierno central, capitán Barbetá, expuso que tenía órdenes terminantes del gobierno de utilizar todas las armas, incluso la aviación, para someter a la organización confederai y anarquista si ésta no entregaba antes las armas. Nuestros representantes resaltaron entonces la campaña hecha desde Solidaridad Obrera para que todas las armas largas fueran al frente, y que, por lo tanto, estaban dispuestos a entregar las armas, siempre que el desarme fuese general. A tan adecuada respuesta replicó el capitán Barbetá que no podía proceder al desarme de las demás organizaciones, por cuanto éstas se habían puesto incondicionalmente al lado del gobierno ; a lo que contestaron nuestros compañeros que tampoco la Confederación estaba en contra del gobierno, puesto que también lo integraba.

    » Continuó la discusión, y al fin, nuestros compañeros se avinieron a ceder sus indiscutibles derechos, con tal de evitar toda situación violenta que perjudicase la unidad de los trabajadores. Entregaron pues, las armas, asegurando las autoridades que se depositarían en el campo de aviación Ínterin se discutía, por los representantes con federales en el gobierno, el desarme general o la devolución de las mismas, y, desde luego, bajo las condiciones siguientes:

    1.) Libertad de todos los detenidos;
    2.) Retirar toda la fuerza pública afecta a Tarragona, así como también la perteneciente a los organismos políticos y sindicales, quedando sustituidos por soldados de aviación ;
    3.) Respetar las vidas y libertades de todos los compañeros y los locales de la organización.

    Aceptadas por todas las organizaciones presentes estos puntos, el capitán Barbetá aseguró que, por ningún concepto, permitiría extralimitación de ningún género, así como también que actuaría con toda energía, sancionando severamente aquellos casos que estuviesen en contra de estos acuerdos, fuese quien fuese el individuo u organización que los vulnerase. Con estas palabras quedaron satisfechos nuestros camaradas, en la creencia de que con sensatez y buena voluntad habían evitado hechos dolorosos para todos. Pero su satisfacción duró poco ; pronto se dieron cuenta de que habían sido engañados.

    Surgen las represalias.
    El resto del día en que se celebraron estas reuniones transcurrió tranquilo, pero al amanecer del día siguiente, a eso de las tres de la mañana, inesperadamente, fuerzas de Asalto y policía se adueñaron violentamente de la Consejería de Defensa interior, al decir de ellos, en virtud de órdenes superiores recibidas. Y como si el tal asalto fuese una señal convenida, comenzaron entonces las más duras represalias contra los militantes de la CNT y la FAI, incumpliéndose, de este modo, la palabra dada por las autoridades. Pronto las afueras de la población quedaron sembradas de cadáveres de militantes destacados de nuestra organización. He aquí algunos de los encontrados : Mario Berruti, Baltasar Vallejo (del Sindicato del Transporte marítimo); Mateo Freixas (Transporte terrestre) ; José Gallrsa (Sindicato de la Distribu¬ción) ; Julián Martínez, Ramón Alvarez (Guardia nacional republicana); José Castellví (Sindicato de Oficios varios); Francisco Molina y cuatro cadáveres más que hasta el presente no han sido identificados. Igualmente fue asesinado, durante esta represión, el destacado militante Rúa, joven anarquista uruguayo, que a raíz del levantamiento faccioso de julio vino a España a combatir al iado de los trabajadores españoles (siguen 22 líneas censuradas con su consiguiente epígrafe)

    ----------------------------------------------------

    Lo ocurrido en Tortosa (Solidaridad Obrera, 16-05-1937)

    El espíritu de fraternidad de nuestros compañeros.
    En ninguna de las diferentes comarcas de Cataluña había entre los militantes de la CNT y de la UGT mejor avenencia y buena voluntad que en Tortosa. Cuantas dificultades de orden colectivo se presentaban en la localidad y en los pueblos, eran resueltos por los representantes de ambas sindicales con el mayor respeto y transigencia, por lo cual, la armonía entre los trabajadores nunca se veía interrumpida por desacuerdos o polémicas. Y a tal punto de concordia llegaban estas rotaciones, que a pesar de haberse suspendido en toda Cataluña los mítines de conjunto del pasado Primero de Mayo, los compañeros de Tortosa hicieron cuanto les fue posible para que los actos anunciados en su comarca se celebrasen. Por todo esto, nadie podía imaginarse que en Tortosa tuvieran los sucesos ocurridos en Barcelona las sangrientas derivaciones que tuvieron. Nosotros, que hemos sido los primeros en extrañarnos, una vez informados debidamente de lo sucedido, vamos a relatarlo para conocimiento de la opinión que es en definitiva quien ha de juzgar.

    »El miércoles de la nueva «semana trágica», en que tantos sucesos dolorosos se desarrollaron, y en las primeras horas de la mañana, el jefe de la Guardia nacional republicana de Tortosa, teniente coronel Domenech, al mando de 50 números del citado cuerpo, tomó por asalto el edificio de la Telefónica, previa rotura de la puerta, posesionándose de todas las dependencias y comunicaciones. En vista de semejantes hechos, se destacó una comisión compuesta por compañeros de la CNT al objeto de parlamentar con el jefe de la fuerza, en tanto que los demás camaradas se disponían, ante esta situación de violencia cuya finalidad desconocían, a tomar cuantas posiciones creyeran oportunas para evitar una nueva sorpresa. Puestos al habla nuestros compañeros con los asaltantes de la Telefónica, consiguieron llegar a una avenencia, acordándose que las fuerzas se retirarían del edificio, deponiendo su actitud provocativa, como así en efecto lo hicieron. Después de esto, la calma volvió a renacer, sin que hubiera desgracias que lamentar.

    »Poco tiempo hubo de durar esta tranquilidad, ya que al anochecer, y amparados por las primeras sombras, comenzaron algunos elementos de la fuerza pública, en unión de otros individuos, militantes de determinados partidos, a disparar reiteradamente contra nuestros compañeros, que temiendo un golpe de mano patrullaban por las calles. Generalizóse el tiroteo por ambas partes, logrando los camaradas de la CNT dominar prontamente a los insurgentes, con lo que se restableció la tranquilidad. Los guardias promotores del conflicto quedaron en calidad de prisioneros, siendo no sólo respetadas sus vidas, sino atendidos de modo que nada les faltase. En cuanto a la dirección y demás servicios de la localidad, encargáronse provisionalmente, v en tanto se aclaraba lo sucedido, ios organismos de la CNT.

    »Una vez dominada y normalizada la situación, se recibió en Tortosa la noticia de que a pocos kilómetros de la ciudad se hallaban fuerzas armadas del gobierno de Valencia, y que, según órdenes concretas del Comite regional de la CNT, no había que oponer a su paso resistencia alguna. Así lo hicieron nuestros compañeros, dando con ello muestras de acatamiento y disciplina a las consignas de la organización. Pero su leal conducta no se vio correspondida, por cuanto apenas llegadas las fuerzas comenzaron a efectuar detenciones de aquellos a quienes encontraban el carnet confederal. Con esto se iniciaron las represalias.

    »Al entrar las fuerzas del gobierno de Valencia por las primeras calles de la ciudad, y como si su llegada constituyese un hecho esperado, salieron de los locales de la UGT, así como de los de todos los partidos, numerosos elementos que, convenientemente armados, comenzaron a efectuar cacheos, detenciones y registros, de tal modo que en pocos minutos el desorden y la confusión adquirieron grandes proporciones. Por su parte, las fuerzas recién llegadas, en vez de restablecer el orden, se sumaron decisivamente a los revoltosos, quedando prontamente la tranquila y laboriosa ciudad de Tortosa a merced de unos cuantos individuos. Comenzaron entonces los registros, los saqueos y las detenciones. Las viviendas de los afiliados a la CNT eran asaltadas, apoderándose los nuevos invasores de cuanto dinero, prendas de vestir, objetos o subsistencias encontraban.

    »Entre los individuos que más se destacaron en estos actos de pillaje y barbarie, figura un conocido por « Chaparro ». Este sujeto, capitaneando un nutrido grupo, asaltó el edificio donde está instalada nuestra Federación local de Sindicatos, quemando la bandera de nuestra organización confederal y rompiendo las pancartas de los balcones. Por último, y como remate de todo esto, arrancaron y destrozaron una placa que da el nombre de Durruti a una de las calles principales. No contentos con esto, se trasladaron a los pueblos de la comarca, donde continuaron sus saqueos y desmanes, sobre todo en cuantas colectividades campesinas posee la CNT. Incluso en uno de los pueblos por los que atravesaron, en Tivenys, publicaron un bando según el cual cuantas propiedades habían sido requisadas habían de ser devueltas, a partir de aquel momento, a sus antiguos dueños. Naturalmente, nadie tomó en serio tal desatino : pero este detalle es suficiente para juzgar la ideología de los revoltosos.

    A fin de tener más libertad de acción, los provocadores, constituidos en autoridad, dieron en encarcelar a todos aquellos que su capricho determinaba. De este modo, bien pronto los calabozos se vieron atestados ; la matanza vendría después.

    » En efecto; en la noche del jueves día seis, el citado « Chaparro », en unión de otros elementos de su cuadrilla y de un guardia de Asalto, cuyo nombre se desconoce, se personó en los calabozos del ayuntamiento, donde estaban detenidos unos veinte compañeros, en unión de un cabo de guardias de Asalto que se encontraba preso por no haber querido disparar contra los trabajadores. Ya en los calabozos, hicieron salir de los mismos, bajo pretexto de que tenían que llevarlos a declarar, a unos cuantos compañeros, entre los que se encontraba el mencionado guardia de Asalto, apellidado Febrer, Antonio Odena y el conocido militante Rogelio Tena. A todos se los llevaron en dirección de Tarragona, convenientemente atados y custodiados. Y ya no podemos decir más, sino que, en efecto, en Tarragona fueron encontrados ; pero cadáveres y arrojados como perros en las afueras. »







    NG
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2038
    Reputación : 2254
    Fecha de inscripción : 25/02/2011

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por NG el Jue Dic 06, 2012 9:26 pm

    Durruti_36 escribió:Desconozco porqué dices esto. Dentro de las filas libertarias se priorizó ganar la guerra antes que la revolución. Si quieres puedes poner ejemplos donde se priorizara la revolución y se dejara en segundo plano la guerra.
    Me extraña que se diga esto viniendo de un supuesto anarquista, pero si piensas que era la táctica correcta me parece muy bien y coincido contigo, pero creo a estas alturas es objetivo decir que la colectivización de la tierra (en la que participaron más partidos), los fusilamientos/linchamientos de exaltados a presos en momentos de tensión (que supongo que en menor o mayor medida otros partidos también sucumbieron) o la oposición más que ningún otro sindicato a la profesionalización de las milicias denotan otra cosa.

    Durruti_36 escribió:NG, no hablo de los rusos y militares de la Comintern que tú dices.
    Pues lo siento mucho, no entiendo entonces, dejemoslo.

    Durruti_36 escribió:En los mismos sitios que las demás fuerzas antifascistas.
    Me refiero a que esta claro que ni juntando la influencia trotskista y anarquista en la segunda guerra mundial se puede comparar a los movimientos de resistencia griego, italiano, francés, albanés, yugoslavo, etc. y a su influencia (obviamente el peso de liderazgo de la URSS aguantando el mayor peso de la Wermatch en la segunda guerra mundial) ¿o no?, igualmente si quieres puedes pasarme artículos o libros sobre la actuación en la segunda guerra mundial. Yo de lo que tengo constancia por ejemplo es que el anarquismo después de la segunda guerra mundial aparte de estar en horas bajas como los trotskistas... sus asociaciones apoyaban generalmente bastante más el bloque capitalista que hacía el socialista durante la guerra fría (¿creo que no es mentira no?)

    Durruti_36 escribió:Bueno, a cualquier cosa se le llama cheka. Todos los locales de juventudes, cnt, ateneos libertarios, etc, se convirtieron en chekas a ojos de la causa general franquista. Sobre Sandoval, pues hubo gente así, indeseables. Pero no lo hacia con antifascistas, entonces no veo porque seria fuente de desunión. Porque sobre la represión a fascistas Sandoval es un simple aprendiz respecto a los que organizaron las ejecuciones de Paracuellos. Y esos no fueron anarquistas.
    Creo que no hace falta volver a poner los textos de fusilamientos, tiros en la nuca, y demás de cenetistas y faístas por negarse a entrar en las colectividades o intervengazas de sindicatos por Barcelona. Creo que esto lo han expuesto bien los camaradas Yemerenko, Echospace, etc. y no creo que haga falta ponerlo de nuevo. Igualmente sí, el cinema Europa era una checa, sobre las sacas de Madrid también tienen influencia los anarquistas, y sobre Paracuellos, fuera el ejecutor de la orden quien fuera no consiguió más que dar más propaganda al enemigo, pero hay que recalcar una cosa, fue una mala planificación del gobierno (que para empezar se fue por patas) y dejo unos 8.000 prisioneros con los facciosos a las puertas, a eso sumale la experiencia en sitios como Badajoz.

    Durruti_36 escribió:Citalas, a ver que hicieron
    No me va a hacer falta citar a la columna de hierro, espera a ver el texto que dejare a delante.

    Durruti_36 escribió:Si te refieres a la operacion comuna libre, las declaraciones de Santillán y a las visitas a las carceles del socialista ingles, puedes refutarlos.
    Yo no puedo refutar historias de supuestos testimonios, es como si quieres que cuelgue un texto donde digo que he ido a tal sitio y visto X cosas, pero bueno mientras me pongas la fuente sabemos quién dice eso, acepto algún texto anarquista, socialista, e incluso trotskista pero no más de ahí. Ahora me hace gracia que no se pasara por las checas anarquistas porque hemos visto que también existían.

    Durruti_36 escribió:Tienes razón, las cosas hay que demostrarlas y esos textos no prueban nada. Admito mi parte de culpa y obro en consecuencia.
    Me alegra ver tu honradez, pero bueno te digo una cosa, quizás existe una fuente original de algún libro, pero por lo que veo, la mayoría de textos provienen de blogs anarquistas que a su vez me remiten a textos franquistas, y otro a un texto del franquista Angel David Martín Rubio que trabaja para libertad.digital, por lo tanto yo no puedo refutar textos de supuestos testimonios pero sí falsedades sobre X figuras y más viniendo de textos tan mal trabajados. Esperaremos a ver si los otros dos usuarios pueden sacar la fuente original del texto, sino serán borrados. (Aún) buscando la fuente original ya he demostrado más de una falsedad de ese texto como dije no solo en opiniones subjetivas (como que Líster odiaba todo anarquista) sino la disposiciones de las unidades internacionales a su cargo.

    Durruti_36 escribió:El tema del Holodomor no venía a cuento. De todas maneras lo que yo habia oido (leido), era verdad, los kulaks quemaron las cosechas. Si estoy en lo cierto ¿a que te sulfuras tanto con ese tema?
    No es que me sulfure por el tema Holodomor que sé y esta documentado a estas alturas que es un fraude, sino por como utilizáis los recursos a la hora de debatir (sin fuentes, sin contrastar etc.), de ahí mi ejemplo de antes.

    Durruti_36 escribió:Sobre las jornadas de Mayo del 37 leete con paciencia estos dos textos y luego me das tu opinión.

    Spoiler:
    Solidaridad Obrera, 13 de junio de 1937 (Las partes censuradas que no se publicaron figuran en cursiva y negrita)

    « ANTE LA persistencia de la campaña difamatoria en torno a los sucesos de Barcelona, la CNT se dirige a todas las conciencias honradas del país. En la Central Telefónica de la Plaza de Cataluña, de Barcelona, se presentaron un buen día guardias y policías en gran cantidad, mandados por Rodríguez Sala, comisario de Orden público. ¿ Para qué ? Sencilla y llanamente : el PSUC y Estat Catalá que, como partidos, no intervienen en Teléfonos, tenían necesidad de controlarlos para sus fines conspirativos, y la CNT no se aviene a ello por darse cuenta de lo que se tramaba en Teléfonos. Funcionaba desde que comenzó el movimiento el Comité de Control UGT-CNT. Había, además, un delegado del Consejo de la Generalidad que en representación del gobierno asumía la responsabilidad de las comunicaciones telefónicas. La actitud de Rodríguez Sala y Ayguadé, al mandar a la guardia, no era legal ; lo demuestra el hecho de que el Consejo de la Generalidad reconoció la extralimitación del comisario y del consejero de Seguridad interior. Acompañando al hecho de la Telefónica, aparecen los centros de Estat Catalá y del PSUC con barricadas y fortificaciones. Aparecen los fusiles en la calle y es ante estas demostraciones de guerra, cuando algunos camaradas se aprestan a la defensa por suponer con muy buen acierto, que se trata de dar la batalla a la CNT, siendo la incautación de la Telefónica por el PSUC y Estat Catalá, la primera etapa del plan.

    »ANTECEDENTES. Lo expuesto no aclararía las cosas, y como todo en la vida tiene un origen, hay que buscarlo más lejanamente, en ciertos antecedentes. Hay un largo proceso de batalla contra nuestro movimiento en Cataluña. Los comunistas, Estat Catalá y algunos emboscados trabajaban activamente para desprestigiarnos en las regiones y en el extranjero. Lo que no saben todos, son las coincidencias raras que acompañan estas actuaciones que culminan en los sucesos de mayo.

    »No todos saben, por ejemplo, que ya en enero, por Francia andaban Casanovas, Lluhí, Vallescá, Xicota, Sancho, Polo, y Ventura y Gassol, trabajando por la « independencia de Cataluña». Era un proceso de preparación similar al que se realizó durante la dictadura, pero con una diferencia, que entonces el fascismo italiano intervenía como agente provocador por medio de Garibaldi(1) y en esta ocasión Mussolini cooperaba por mediación de Dencás, el separatista agente provocador de octubre en Cataluña. Y en diciembre tuvo lugar un complot que dio por resultado el fusilamiento de Reverter, comisario de Orden público, y la huida de Casanovas, presidente del Parlamento, por haberse demostrado su complicidad en el golpe de Estado frustrado.

    »Los separatistas, burgueses en fin de cuentas, no podían avenirse a que el alzamiento fascista diera al proletariado el triunfo que los despojara de sus bienes. Y en busca de una reposición entablaron relaciones con Italia para provocar la lucha que diera lugar a la intervención exterior y que facilitase el reconocimiento por algunas potencias de la independencia de Cataluña al mismo tiempo que se debilitaba el frente antifascista. A ello podían comprometerse cuantos deseaban que las cosas queden poco menos como antes del 18 de julio.

    » En Francia se conspiraba para lograr un arreglo. Había complicadas algunas personalidades. Un agente inteligente que estaba al servicio del antifascismo español había descubierto conciliábulos. Se le encargó, facilitándole medios, que siguiera las investigaciones hasta recoger las pruebas irrefutables que dejaran al descubierto a los traidores. Y, este agente, cuando se disponía a recoger las pruebas que habrían de desenmascarar a muchos, fue asesinado en Barcelona. ¿ Por quién ? Trabajaba para el gobierno de la República. Tuvo, pues, que ser asesinado por los que conspiraban, que por algún medio estarían en antecedentes de la importante misión de aquel agente. Recordemos que Ayguadé era consejero de Seguridad interior. Que es de Estat Catalá. Y que sobre él recaían sospechas fundadas de intervenir en el complot.

    »El 20 de abril, Comorera, líder del Partido Comunista de Cataluña, estuvo en París. Entre otras personas, visitó al secretario de Ventura y Gassol y a un tal Castañer. ¿ Quién es Castañer ? La información nos dice : « Agente de policía de la Generalidad ».

    »Se han realizado averiguaciones que han comprobado que mantiene relación con un tal Vintró, secretario de Octavio Saltó, periodista al servicio de los fascistas españoles. También se le ha visto con otros personajes del fascismo que residen en Biarritz y San Juan de Luz. Al propio tiempo mantiene relación estrecha y asidua con elementos de Estat Catalá, muy especialmente con Dencás y Casanovas. El primero visita a Castañer en su casa y el segundo recibe la visita de éste.

    » Polo, otro policía de la Generalidad, que fue hombre de confianza de Badía, actúa en francia bajo las órdenes del Vizcaíno, agente de contraespionaje fascista, que opera a las órdenes de Beltrán y Musitu (2)

    » ¿ Qué dicen estas mezcolanzas de elementos separatistas y fascistas ? ¿ No podemos encontrar ahí la raíz de ciertas provocaciones ? Nosotros estamos convencidos de que sí. Y tiene que estarlo quien examine las cosas de forma objetiva. Añadamos a estas actividades que los fascistas, para últimos de abril, preparaban una operación de desembarco que abarcaba desde Almería hasta Rosas. Se trataba de una operación de gran envergadura. No se realizó por no haber podido adquirir el material preciso.

    » Quedó aplazada para mediados de mayo, y si no ha tenido lugar débase a cierto incidente que ocurrió y puso los planos en manos de la policía de un país neutral. Añadamos también que a últimos de abril, Estat Catalá concentraba en la frontera a los hombres armados que tenía en Francia. Y, un antecedente, que el 12 de abril, la Gaceta de la República publicaba una relación de oficiales, suboficiales, clases e individuos de tropa de la Guardia nacional republicana que eran dados de baja del cuerpo, sin perjuicio de que el resultado de la información determinaría la aplicación de sanciones por desafectos con arreglo al decreta del 21 de julio.

    »Pues bien, un capitán, cuatro alféreces, 19 brigadas, cuatro tenientes, 18 sargentos, 25 cabos y 58 guardias de los incluidos en esta baja del cuerpo, no fueron dados de baja tal como ordenaba el decreto de abril. por complacencia o consentimiento del ex-consejero de Seguridad interior de la Generalidad, Artemio Ayguadé, habiendo actuado en los sucesos de mayo al frente de la fuerza.

    »Indicamos que por aquellos días se mandaron grandes contingentes a la frontera y que el jefe de un núcleo importante de ellos, al llegar a Figueras, en lugar de presentarse al Consejo municipal, fue directamente al PSUC, demostrando a la opinión con esta sencilla actitud que era una fuerza armada a disposición del Partido Comunista y no al servicio del pueblo o del gobierno, que tiene que ser imparcial. Todos estos detalles nos dicen con bastante claridad que los hechos de Barcelona no fueron más que el incidente preparado, la chispa preparada para producir el choque, y que el incidente no proviene de la CNT.

    »Actitudes durante los sucesos. La CNT desde el primer momento, intervino para cortar la lucha en la calle. Este comité, junto con la Ejecutiva nacional de la UGT, se desplazaron a Barcelona e hicieron esfuerzos sobrehumanos para liquidar el conflicto. Buscamos la solución. Se aceptó por todos, pero los comunistas se negaron a aplicarla inmediatamente y dieron largas a la solución en espera de que el gobierno de Valencia, no pudiendo aguantar más la situación, procediera a la incautación del Orden público, como así ocurrió.

    »Y cuando el jueves por la mañana, la CNT y la UGT habían dado la orden de vuelta al trabajo y aparecía la ciudad en calma, se reprodujo la batalla, porque mientras la CNT no luchaba, los separatistas y comunistas detenían, cacheaban, rompían carnets, acosaban los locales de la CNT, provocaban atacando, obligando a que se estableciera de nuevo la defensa por parte de la CNT. Y cuando el primer tranvía de la línea de Gracia bajaba hacia la Plaza de Cataluña, fue tiroteado por los guardias y Estat Catalá, parapetados en las barricadas de la calle de París y Diagonal, obligando a que por prudencia no se normalizara la circulación de tranvías y autobuses. Y se tirotearon los coches que salieron para arreglar las vías de tranvías rotas.

    » Cuando el viernes por la mañana cesaba el fuego, a la hora convenida, desde los centros comunistas y catalanistas, se hacía fuego para provocar de nuevo la lucha. Y el viernes por la noche, desde la Comisaría de la calle de París, Estat Catalá y los guardias hicieron unos setenta disparos contra el coche en que el secretario del Comité nacional se desplazaba a Valencia, con el agravante de que viajaba en un coche del Ministerio de Sanidad, por lo tanto, oficial, que bien púdose suponer que iba en él la compañera Federica Montseny, ministro de Sanidad. Este Comité nacional desplazó inmediatamente delegados a todas las regionales para impedir que los sucesos de Cataluña tuviesen repercusión en otras regiones. Al mismo tiempo desplazó una delegación al frente de Aragón para impedir que se abandonara el frente y se logró por parte de los elementos confederales. Un hecho que nos interesa destacar es el asesinato del anarquista estimado por todos los antifascistas del mundo, camarada Berneri, el cual fue detenido en su casa por supuestos agentes al servicio de Rodríguez Sala.¿ Por qué ? Sospechamos que aún más por ser anarquista, por saberse que poseía una extensa documentación que demostraba, con pruebas, de forma irreductible, cómo Italia hacía tiempo que preparaba el alzamiento fascista en España. Esta documentación, que estaba a punto de ser puesta al servicio del gobierno de la República, era por demás peligrosa.

    » Después de los hechos. Es después de sofocado el movimiento, cuando más canallesca es la conducta de los sectores que quieren aplastar a la CNT y al anarquismo en Cataluña. En primer lugar, semanas después, ha podido observar el transeúnte de Barcelona, cómo en los centros de los comunistas y de Estat Catalá, seguían las barricadas en pie provocativamente, mientras que las nuestras desaparecieron el viernes. Una ola de sangre y terror ha asolado los pueblos de Cataluña. El asesinato impune ha estado a la orden del día. Y nuestro movimiento libertario ha callado, ha soportado. No por cobardía, sino por disciplina y sentido de responsabilidad, contemplando cómo segaban la vida de sus mejores militantes. Ha soportado con estoicismo el asalto a las colectividades, a la obra constructiva del proletariado.

    » Ahora. Y después de esta conducta ejemplar, aún hablan los que si vergüenza tuvieran se habrían fundido ellos mismos, para desaparecer ante tanto crimen, ante tanta barbarie, ante tanta traición a la lucha antifascista. Y todavía se permiten amenazar. Y aun pretenden echar, con cinismo inusitado, las culpas sobre la CNT. Ya hemos dicho lo suficiente para que cada cual juzgue, para que cada cual examine, compare y decida por su propia cuenta. Véase con previsión que hay en Cataluña una amalgama de intereses coincidentes contra nosotros. Estat Catalá, los comunistas, la Esquerra, que persiguen intereses diferentes, de carácter partidista. Pero todos coinciden, aunque de distintos ángulos, al objetivo de exterminar a la CNT. Y coincide con ellas, y les apoya de forma indirecta, Mussolini a través de Dencás. Y conste, con precisión, que no cometemos la torpeza de confundir al Partido Comunista con los fascistas. Así afirmamos categóricamente nuestra convicción de que el Partido Comunista no tiene el menor contacto con el fascismo. Pero no ocurre lo mismo con los elementos de Estat Catalá. Y, al coincidir en la calle, ¿ quién los maneja ? No se nos escapa la responsabilidad de cuanto hemos dicho; pero cuanto hemos consignado responde a realidades, y nadie será capaz de desmentirlas porque quedaría inmediatamente aplastado por el peso de los hechos y las pruebas, ya que se trata de informaciones fidedignas del conocimiento exacto de las cosas.

    » Ayguadé, Dencás, Mussolini, Casanovas, Llui, Vallescá, Sancho Xicota, Polo, Castañer... y otros que no nombramos, agrupados en un siniestro plan de traiciones y de complot... ¡Ahí están los responsables de los sucesos de Barcelona !

    » Nadie diga que la CNT es la provocadora y un elemento disgregador, traidor de la lucha antifascista. La CNT tiene la conciencia más limpia que esos renacuajos que, incapaces de atraerse a las masas populares con su actuación honrada, tienen que echar mano a procedimientos bajos, a intrigas rufianescas y a todo un plan conspirativo de aplastarnos. Pero a la CNT NO LA EXTERMINARÁN LOS TRAIDORES. A la CNT sólo se la supera trabajando con más honradez, nobleza y austeridad que ella. Y esto no son capaces de hacerlo los personajes de la intriga catalana.

    El Comité nacional.

    » Valencia, junio de 1937

    (1)Ricciotti Garibaldi. Se trata de un descendiente del ilustre patriota italiano que en 1926 obró de agente provocador (a sueldo del fascismo italiano) en el famoso complot de Prats-de-Mollo, en donde anduvieron complicados el líder catalanista Francisco Maciá y los anarquistas catalanes, en una operación, a través de la frontera catalana, contra Ja dictadura de Primo de Rivera.

    (2)El llamado Polo fue uno de los sanguinarios esbirros de la policía franquista en la feroz represión que abrió la cesación de la guerra civil. Había sido policía de la Generalidad a las órdenes del también escirro Badía. En el régimen franquista fue comisario general de las brigadillas especiales para la represión de las actividades resistentes de la CNT.

    Spoiler:
    Lo ocurrido a la CNT en Tarragona (Solidaridad Obrera, 14-05-1937)

    « A medida que el tiempo pasa, y una vez serenados los ánimos, se van conociendo por nuevas noticias y datos todas las ramificaciones que el vasto movimiento de provocación contra la CNT y la FAI tenia en Cataluña, Y decimos « movimiento », porque, en efecto, todo cuanto ha ocurrido obedecía, como en anteriores trabajos hemos señalado, a un plan largamente meditado por gentes de lealtad dudosa para con la revolución y Cataluña [...]

    » LA CONSABIDA TOMA DE LA TELEFÓNICA. El miércoles, día 5, a las ocho de la mañana, se presentaron inopinadamente en el edificio de la Telefónica, gran número de fuezas de policía, con gran lujo de armamento y bombas de mano, dispuestos a tomar por asalto, de un modo violento, ía citada central, de la que en efecto se apoderaron, ya que por parte de los trabajadores que allí se encontraban no hubo la menor resistencia. Una vez dueños por completo del edificio, procedieron a la intervención de las comunicaciones interiores y exteriores, desconectando los teléfonos de la organización confederal y anarquista.

    »Cuatro horas más tarde, se celebraba en la Comandancia militar una entrevista entre el compañero Casanovas, en representación de los camaradas de Teléfonos, y el teniente coronel jefe de las fuerzas de la costa, a quien informó detalladamente de los anormales hechas consumados. Celebrada esta entrevista, se acordó retirar la fuerza del primer piso, donde se hallaban instaladas las máquinas, aun cuando quedasen en situación de vigilancia en el vestíbulo. A los 15 minutos de tomado este acuerdo, que en parte y por mutua transigencia solucionaba amistosa¬mente el conflicto planteado, el jefe de policía comunicó a la central que el delegado de Orden público de Tarragona se negaba a cumplir lo pac¬tado en virtud de severísimas órdenes recibidas de Barcelona.

    > En tanto se celebraban estas entrevistas y conversaciones telefónicas, nuestros compañeros pudieron observar gran movimiento de gente en el local de Esquerra Republicana, viéndose que numerosos individuos entraban sin armas y salían armados con fusil. Lo mismo, y no con tanto descaro, ocurría en el local del PSUC y Casa del Pueblo.

    » UN INTENTO DE ASALTO Y UNA ENTREVISTA EN VANO. En la manana del día siguiente a los hechos que relatamos, comenzó el ataque violento y descarado contra nuestra organización. Determinadas fuerzas iniciaron, con intenso fuego de fusil y lanzamiento de bombas de mano, un infructuoso asalto al local de las Juventudes Libertarias. Rechazado el ataque, y ante la gravedad que la citada agresión suponía, se nombró por nuestra parte una Comisión que se entrevistara con el Comisario de la Generalidad, pidiendo una reunión de todas las fuerzas antifascistas, con el fin de evitar los hechos lamentables que más tarde se consumaron. Puestos al habla con el compañero Comisario de la Generalidad, éste convocó a los representantes de todas las organizaciones políticas y sindicales, negándose a asistir los camaradas de la UGT y del PSUC, por lo cual no se pudo celebrar dicha reunión que, sin duda, hubiera evitado la repro¬ducción sensible y aumentada de los sucesos.

    » ASALTO DEFINITIVO AL LOCAL DE LAS JUVENTUDES LIBERTARIAS Y NUEVA REUNIÓN. AI objeto de informarse de lo ocurrido en Tarragona, se desplazaron a las primeras horas de la tarde, hasta la citada capital, los compañeros Castellò y Rueda. A su llegada pudieron escuchar estos camaradas un fortísimo tiroteo, comprobando inmediatamente que se trataba de un nuevo asalto al local de las Juventudes Libertarias, por parte de la fuerza pública, en colaboración con elementos paisanos de otras organizaciones. La enorme violencia de] asalto determinó que esta vez los asaltantes lograran su propósito. En vista de ello, nuestros compañeros convinieron con el delegado de Orden público en celebrar una entrevista en la Comisaría, en presencia de las autoridades. Llegados a dicho centro, conferenciaron con el capitán de aviación de Reus, cama- rada Barbeta, informándole de que sus deseos eran de evitar todo derra- mamiento de sangre, solicitando una reunión de conjunto de todas las organizaciones antifascistas. A dicha reunión acudieron representantes cíe Esquerra Republicana, UGT y PSUC, además de las distintas autoridades militares y del gobierno de la Generalidad.

    » LA AVIACIÓN DEL GOBIERNO CENTRAL CONTRA LA ORGANIZACIÓN CON FEDERAL Y ANARQUISTA. Una vez reunidos, el delegado del gobierno central, capitán Barbetá, expuso que tenía órdenes terminantes del gobierno de utilizar todas las armas, incluso la aviación, para someter a la organización confederai y anarquista si ésta no entregaba antes las armas. Nuestros representantes resaltaron entonces la campaña hecha desde Solidaridad Obrera para que todas las armas largas fueran al frente, y que, por lo tanto, estaban dispuestos a entregar las armas, siempre que el desarme fuese general. A tan adecuada respuesta replicó el capitán Barbetá que no podía proceder al desarme de las demás organizaciones, por cuanto éstas se habían puesto incondicionalmente al lado de! gobierno ; a lo que contestaron nuestros compañeros que tampoco la Confederación estaba en contra del gobierno, puesto que también lo integraba.

    » Continuó la discusión, y al fin, nuestros compañeros se avinieron a ceder sus indiscutibles derechos, con tal de evitar toda situación violenta que perjudicase la unidad de los trabajadores. Entregaron pues, las armas, asegurando las autoridades que se depositarían en el campo de aviación Ínterin se discutía, por los representantes con fede ral es en el gobierno, el desarme general o la devolución de las mismas, y, desde luego, bajo las condiciones siguientes:

    1.) Libertad de todos los deteni¬dos;
    2.) Retirar toda la fuerza pública afecta a Tarragona, así como también la perteneciente a los organismos políticos y sindicales, quedando sustituidos por soldados de aviación ;
    3.) Respetar las vidas y libertades de todos los compañeros y los locales de 3a organización.

    Aceptadas por todas las organizaciones presentes estos puntos, el capitán Barbetá aseguró que, por ningún concepto, permitiría extralimitación de ningún género, así como también que actuaría con toda energía, sancionando severamente aquellos casos que estuviesen en contra de estos acuerdos, fuese quien fuese el individuo u organización que los vulnerase. Con estas palabras quedaron satisfechos nuestros camaradas, en la creencia de que con sensatez y buena voluntad habían evitado hechos dolorosos para todos. Pero su satisfacción duró poco ; pronto se dieron cuenta de que habían sido engañados.

    » SURGEN LAS REPRESALIAS. El resto del día en que se celebraron estas reuniones transcurrió tranquilo, pero al amanecer del día siguiente, a eso de Jas tres de la mañana, inesperadamente, fuerzas de Asalto y policía se adueñaron violentamente de la Consejería de Defensa interior, al decir de ellos, en virtud de órdenes superiores recibidas. Y como si el tai asalto fuese una señal convenida, comenzaron entonces las más duras represalias contra los militantes de la CNT y la FAI, incumpliéndose, de este modo, la palabra dada por las autoridades. Pronto las afueras de la población quedaron sembradas de cadáveres de militantes destacados de nuestra organización. He aquí algunos de los encontrados : Mario Berruti, Baltasar Vallejo (del Sindicato-del Transporte marítimo); Mateo Freixas (Transporte terrestre) ; José Gallrsa (Sindicato de la Distribu¬ción) ; Julián Martínez, Ramón Alvarez (Guardia nacional republicana); José Castellví (Sindicato de Oficios varios); Francisco Molina y cuatro cadáveres más que hasta el presente no han sido identificados. Igual-mente fue asesinado, durante esta represión, el destacado militante Rúa, joven anarquista uruguayo, que a raíz del levantamiento faccioso de julio vino a España a combatir al iado de los trabajadores españoles (siguen 22 líneas censuradas con su consiguiente epígrafe)

    ----------------------------------------------------

    Lo ocurrido en Tortosa (Solidaridad Obrera, 16-05-1937)

    « El espíritu de fraternidad de nuestros compañeros. En ninguna de las diferentes comarcas de Cataluña había entre los militantes de la CNT y de la UGT mejor avenencia y buena voluntad que en Tortosa. Cuantas dificultades de orden colectivo se presentaban en la localidad y en los pueblos, eran resueltos por los representantes de ambas sindicales con el mayor respeto y transigencia, por lo cual, la armonía entre los trabaja¬dores nunca se veía interrumpida por desacuerdos o polémicas. Y a tal punto de concordia llegaban estas rotaciones, que a pesar de haberse suspendido en toda Cataluña los mítines de conjunto del pasado Primero de Mayo, los compañeros de Tortosa hicieron cuanto les fue posible para que los actos anunciados en su comarca se celebrasen. Por todo esto, nadie podía imaginarse que en Tortosa tuvieran los sucesos ocurri¬dos en Barcelona las sangrientas derivaciones que tuvieron. Nosotros, que hemos sido los primeros en extrañarnos, una vez informados debida¬mente de lo sucedido, vamos a relatarlo para conocimiento de la opinión que es en definitiva quien ha de juzgar.

    »El miércoles de la nueva «semana trágica», en que tantos sucesos dolorosos se desarrollaron, y en las primeras horas de la mañana, el jefe de la Guardia nacional republicana de Torlosa, teniente coronel Domenech, al mando de 50 números del citado cuerpo, tomó por asalto el edificio de la Telefónica, previa rotura de la puerta, posesionándose de todas las dependencias y comunicaciones. En vista de semejantes hechos, se destacó una comisión compuesta por compañeros de la CNT al objeto de parlamentar con el jefe de la fuerza, en tanto que los demás camaradas se disponían, ante esta situación de violencia cuya finalidad desconocían, a tomar cuantas posiciones creyeran oportunas para evitar una nueva sorpresa. Puestos al habla nuestros compañeros con los asaltantes de la Telefónica, consiguieron llegar a una avenencia, acordándose que las fuerzas se retirarían del edificio, deponiendo su actitud provocativa, como así en electo lo hicieron. Después de esto, la calma volvió a renacer, sin que hubiera desgracias que lamentar.

    »Poco tiempo hubo de durar esta tranquilidad, ya que al anochecer, y amparados por las primeras sombras, comenzaron algunos elementos de la fuerza pública, en unión de otros individuos, militantes de deter¬minados partidos, a disparar reiteradamente contra nuestros compañeros, que temiendo un golpe de mano patrullaban por las calles. Generalizóse el tiroteo por ambas partes, logrando los camaradas de la CNT dominar prontamente a los insurgentes, con lo que se restableció la tranquilidad. Los guardias promotores del conflicto quedaron en calidad de prisioneros, siendo no sólo respetadas sus vidas, sino atendidos de modo que nada les faltase. En cuanto a la dirección y demás servicios de la localidad, encargáronse provisionalmente, v en tanto se aclaraba lo sucedido, ios organismos de la CNT.

    »Una vez dominada y normalizada la situación, se recibió en Toríosa la noticia de que a pocos kilómetros de la ciudad se hallaban fuerzas armadas del gobierno de Valencia, y que, según órdenes concretas del Comitc regional de la CNT, no había que oponer a su paso resistencia alguna. Así lo hicieron nuestros compañeros, dando con ello muestras de acatamiento y disciplina a las consignas de la organización. Pero su ieai conducta no se vio correspondida, por cuanto apenas llegadas las fuerzas comenzaron a efectuar detenciones de aquellos a quienes encontraban el carnet confederal. Con esto se iniciaron las represalias.

    »Al entrar las fuerzas del gobierno de Valencia por las primeras calles de la ciudad, y como si su llegada constituyese un hecho esperado, salie¬ron de los locales de la UGT, así como de los de todos los partidos, numerosos elementos que, convenientemente armados, comenzaron a efectuar cacheos, detenciones y registros, de tai modo que en pocos minutos el desorden y la confusión adquirieron grandes proporciones. Por su parte, las fuerzas recién llegadas, en vez de restablecer el orden, se sumaron decisivamente a los revoltosos, quedando prontamente la tranquila y laboriosa ciudad de Tortosa a merced de unos cuantos individuos. Comenzaron entonces los registros, los saqueos y las deten-ciones. Las viviendas de los afiliados a la CNT eran asaltadas, apoderán¬dose los nuevos invasores de cuanto dinero, prendas de vestir, objetos o subsistencias encontraban.

    »Entre los individuos que más se destacaron en estos actos de pillaje y barbarie, figura un conocido por « Chaparro ». Este sujeto, capitaneando un nutrido grupo, asaltó el edificio donde está instalada nuestra Federa¬ción local de Sindicatos, quemando la bandera de nuestra organización confederal y rompiendo las pancartas de los balcones. Por último, y cumu remate de todo esto, arrancaron y destrozaron una placa que da el nombre de Durruti a una de las calles principales. No contentos con esto, se trasladaron a los pueblos de la comarca, donde continuaron sus saqueos y desmanes, sobre todo en cuantas colectividades campesinas posee la CNT. Incluso en uno de los pueblos por los que atravesaron, en Tivcnys, publicaron un bando según el cual cuantas propiedades habían sido requisadas habían de ser devueltas, a partir de aquel momento, a sus antiguos dueños. Naturalmente, nadie tomó en serio tal desatino : pero este detalle es suficiente para juzgar la ideología de los revoltosos.

    A fin de tener más libertad de acción, los provocadores, constituidos en autoridad, dieron en encarcelar a todos aquellos que su capricho determinaba. De este modo, bien pronto los calabozos se vieron atestados ; la matanza vendría después.

    » En efecto; en la noche del jueves día seis, el citado « Chaparro », en unión de otros elementos de su cuadrilla y de un guardia de Asalto, cuyo nombre se desconoce, se personó en los calabozos del ayuntamiento, donde estaban detenidos unos veinte compañeros, en unión de un cabo de guardias de Asalto que se encontraba preso por no haber querido disparar contra los trabajadores. Ya en los calabozos, hicieron salir de los mismos, bajo pretexto de que tenían que llevarlos a declarar, a unos cuantos compañeros, entre los que se encontraba el mencionado guardia de Asalto, apellidado Febrer, Antonio Odena y el conocido militante Rogelio Tena. A todos se los llevaron en dirección de Tarragona, conve¬nientemente atados y custodiados. Y ya no podemos decir más, sino que, en efecto, en Tarragona fueron encontrados ; pero cadáveres y arrojados como perros en las afueras. »

    Me parecen textos muy interesantes para saber la explicación anarquista, pero otra vez te digo lo mismo, ahí esta la gente del foro como Echospace que te ha contestado perfectamente tus respuestas con un texto de los documentos alemanes, a lo que tu pobremente solo pudiste defenderte con la excusa de que Franco era un fanfarrón.

    Pero vamos sobre lo de la telefónica, ya que os gusta tanto Diego Abad de Santillán y su conocido libro, le citare (como hicieran antes otros usuarios en este hilo):

    "No habíamos organizado el aparato económico que planeamos. Quedamos satisfechos con expulsar a los propietarios de las fábricas y ocuparlas, como comités de control. No se trató de hacer conexiones, no había la debida coordinación de la economía. Habíamos trabajado sin planes y sin conocer realmente lo que estábamos haciendo" (7).
    "Si todos los líderes de las organizaciones libertarias (anarquistas) hubieran resuelto seriamente enviar todo su armamento, su material de guerra y sus mejores hombres al frente, la guerra se hubiera ganado con facilidad en pocos meses... No podemos esconder el hecho de que mientras, en el mismo frente, teníamos unos 30.000 rifles (y quizás unas 24 baterías, 200 cañones), en la retaguardia, en poder de las organizaciones, teníamos 60.000 rifles adicionales con más munición de la que había en cercanías del enemigo" (23).

    Durruti_36 escribió:La CNT no rompio la unidad, al contrario hizo todo lo posible porque ésta se mantuviera. Despues de salir del gobierno se tiró toda la guerra rogando y suplicando por volver a los puestos de poder. No había unidad, y no era porque CNT no quisiera.
    Bueno ya he dicho, colectivizar la tierra en la guerra, armar sublevaciones en plena guerra civil incluyendo huelgas que afectaban a la economía de guerra en Mayo del 1937, asaltar cárceles de presos y fusilarlos, unirse al golpe de Casado y demás, creo que sí corresponden a desmanes de los anarquistas, es cierto que había gente como J.A. Oliver que era de otra opinión sobre los sucesos de Mayo del 1937, pero obviamente esta división de opinión y puesta en práctica las discrepancias no se produjeron desde luego en el PCE.

    Además los anarquistas teneis un dilema, porque como dije, la propia CNT condenó los hechos de Barcelona, y tampoco se negaron a la disolución del consejo regional de Aragón:

    No entra en nuestro ánimo discutir ni calificar la determinación del Gobierno al disolver el Consejo de Aragón y nombrar un Gobernador General para sustituirlo. Simplemente nos ocuparemos de las consecuencias posteriores que ha originado tal medida. Informe de la CNT tras la disolución por la fuerza del Consejo de Aragón en Agosto de 1937. (II)
    http://www.memorialibertaria.org/spip.php?article454
    ¿Por qué si es mentira que las colectividades producían resistencia en el campesinado, no produccian suficientes suministros como antes de la guerra, ni mandaban sus armas al frente van a tener miedo de discutir o perder el animo de discutir su disolución como dicen aquí?

    Me sigo preguntando una cosa, ¿si aún así es mentira, que el consejo se disolvió y huyeron muchos de sus miembros, porque su presidente decía que iban a oponer resistencia si se atrevían a tocarlo, y en el momento de la verdad no hubo ni un solo tiro?

    El 19 de julio de 1937, en su discurso conmemorativo, el presidente de Aragón abundó en presagios de la peor especie. Aquel discurso estaba llamado a ser una especie de canto de cisne: « ...sería lamentable que hubiera quien pretendiera jugar con él [Consejo de Aragón], porque se le obligaría a sacar las uñas de hierro y sus acerados dientes».
    http://www.somnisllibertaris.com/libro/losanarquistas/capitulo19.htm

    Debes saber que la pérdida de puestos de la CNT en el gobierno se produce después de Mayo del 1937 no antes. También igualmente, puedes leer en el link que dejare del documento que a continuación colgare las tramas anarquistas para derribar a Negrín según cuenta el mismo J.A. Oliver, Mera, y demás.

    En resumen sobre la advertencia que os di, como has reconocido honradamente tu error, se quedara en una anécdota, pero no debe ser la costumbre, si cuelgas textos sin decir de donde son, al menos ten guardada la página de donde lo habéis copiado (y mirad que fuente da). (Al menos tú editaste uno de tus mensajes porque sabias que estaba mal). Lo triste es que usuarios como Anarcocomunisn se pasen por el hilo haciendo copia que te pega todo el rato de textos largísimos sin poner referencia, seguramente porque sabia perfectamente de donde venían, usando esos textos fascistas (que luego vio en blogs anarquistas) para insultar Enrique Líster. Ejemplos:

    Anarcocomunis: Sobre la represión comunista, Mensaje n°65 y Mensaje n°75, referencias:
    http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=10462 (página de derechas y católica)
    http://www.hispaniainfo.es/web/2010/08/21/comunistas-en-la-extremadura-roja-los-asesinatos-de-izquierdistas-en-cabeza-del-buey/ (página de derechas y católica)
    http://www.conocereisdeverdad.org/website/index.php?id=5365 (página de derechas y católica)
    http://movil.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=12792 (página de derechas y católica)

    Si revisáis los mensajes, esta todo copiado y bien copiado de sus intervenciones sobre el PCE y Líster. Así que creo que "no hace falta decir nada más..."

    Si queréis que os ponga textos de Líster sobre lo de los militares republicanos en la retaguardia, sobre su opinión sobre los anarquistas, y tal como dije en mi primera intervención (porque no me creeís) decidmelo, pero creo que es una estupidez hacer caso a ese tipo de conjeturas.



    NG
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2038
    Reputación : 2254
    Fecha de inscripción : 25/02/2011

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por NG el Jue Dic 06, 2012 9:49 pm

    Bueno ya que me pondré a desmontar ciertos clichés hacía el PCE del tardo-franquismo y de la época de la guerra fría si hace falta (este texto tiene algo de eso), que fueron difundido generalmente por grandes traidores aveces y por enemigos anti-comunistas como otras tantas veces con la impunidad de la lucha contra "el bolchevismo o el totalitarismo", demostrare que yo también sé (como todos) poner artículos y libros comunistas que tiren contra el anarquismo, solo que con fuentes fácilmente contrastables no sin fuentes o libros autobiográficos, muchas de ellos anarquistas o de periódicos anarquistas, esto es una ínfima parte de información que se puede encontrar en este gran libro:

    El PCE en la Guerra Civil por Fernando Hernández Sánchez
    Licenciado en Geografía e Historia

    (Sobre quién invento los mitos más conocidos del PCE y la URSS durante la guerra civil)

    Desde el ámbito anarquista, la concurrencia con el comunismo a lo largo de toda la guerra había sido constante y con episodios de enfrentamientos violentos, cuyo ejemplo emblemático fueron las jornadas de mayo de 1937 en Barcelona.

    No es extraño, pues, que sea uno de los sectores ideológicos que más contribuyó a la percepción negativa de los comunistas españoles en aquel periodo.

    Desde los que ocuparon cargos de responsabilidad ministerial, como García Oliver [12], hasta los que ostentaron puestos de mando militar como Cipriano Mera, pasando por los faístas partidarios de la línea dura y la confrontación, como Diego Abad de Santillán o José Peirats, todos concordaron en relatar la traición del partido comunista a la revolución social, espontánea y genuinamente española, que había estallado con el fracaso del golpe militar de julio de 1936 y que sería enterrada por los estalinistas en la primavera-verano de 1937. Todo ello no hubiera sido posible sin la feroz campaña de proselitismo comunista, sus mendaces tácticas de ocupación del poder mediante la corrupción y el ejercicio del chantaje a costa del suministro de ayuda soviética. A la postre, todo ello causó la desmoralización hizo mella en el proletariado español hasta el punto de explicar la pérdida de gancho combativo que condujo a la derrota.

    Entre las memorias que contribuyeron a fijar una imagen negativa del PCE durante la guerra civil se encuentran también, sin duda, las de los ex miembros del partido, expulsados o separados de él durante los años transcurridos entre la inmediata derrota y la ruptura de Tito con la Cominform en 1948. Algunos, apartados completamente del comunismo, se adhirieron a campañas de divulgación de los males imperantes más allá del telón de acero, la mayoría de las veces sufragadas por el Departamento de Estado norteamericano [*].

    (¿De donde sale la idea del dominio del PCE y el sometimiento de las fuerzas del frente popular?,

    Fue Burnett Bolloten, en su extensa, prolija y eternamente revisitada descripción de la estrategia comunista para dominar el campo republicano, quien estableció el modelo interpretativo canónico, basado en tres pilares fundamentales: El fulgurante crecimiento del partido, sin precedentes en el caso de ninguna otra fuerza política; su condición de refugio de los sectores sociales temerosos de la revolución desencadenada por los anarquistas y otras fuerzas radicales; y el eficaz despliegue de un programa de camuflaje de sus verdaderos objetivos totalitarios.

    El PCE, que apenas había tenido peso específico antes de julio de 1936, adquirió una influencia sin precedentes. Las cifras aireadas por el propio Partido Comunista durante el Pleno del Comité Central celebrado en Valencia entre el 5 y el 8 de marzo de 1937 eran elocuentes: Se había pasado de 40.000 afiliados a comienzos de julio de 1936 al casi cuarto de millón en solo nueve meses.

    Ello fue debido, según Bolloten, al indudable éxito de la campaña comunista para granjearse el apoyo de las clases medias urbanas y de los propietarios agrícolas, a los que ofreció refugio frente a los excesos revolucionarios una vez perdidos por estos sectores sus tradicionales referentes políticos, los partidos republicanos burgueses. A mayor abundancia, Bolloten intuía que la influencia del PCE entre las clases medias fue mucho mayor: el partido ejerció un papel de amplio paraguas para este sector social, más allá de lo que reflejan las cifras de militancia. Con ello, los comunistas españoles llevaron a cabo su estrategia de “gran camuflaje” mediante la que lograron enmascarar sus verdaderas intenciones –implantar una versión avant la lettre de las “democracias populares” y servir, de paso, a la estrategia estaliniana en Occidente- bajo la capa de la sedicente defensa coyuntural de la legalidad burguesa republicana [31].

    ¿Y la de la implantación de una "democracia popular" o gobierno títere de Moscú en la península?)

    Julián Gómez Martín, más conocido como Julián Gorkin, desarrolló ampliamente la tesis del intento comunista de implantación de una protodemocracia popular en España. Apoyándose en los testimonios memoriales de un escogido elenco de ex comunistas o expulsados del partido a los que buscaba editor (Enrique Castro Delgado), traducía a otros idiomas (Jesús Hernández) o, directamente, se inventaba como personajes literarios (Valentín González “El Campesino”) [32], el antiguo dirigente del POUM y director de los Cuadernos del Congreso por la Libertad de la Cultura [33], alimentó de forma vehemente la especie de la impregnación comunista de la República en guerra. Habituado al empleo de fuentes dudosas no vaciló en sobrepujar a Walter Krivitsky [34] y llevar la cifra estimada de adherentes al PCE hasta el medio millón [35].

    Sobre el maridaje entre las tesis de Bolloten y las de Gorkin se edificó un modelo interpretativo aplicado a la actuación del PCE en la guerra civil, que desbordó el territorio originario de sus detractores para convertirse en una especie de discurso social, en un punto de vista ampliamente generalizado.

    Uno de los más eminentes albaceas testamentarios de esta línea, Stanley G. Payne, valoró la supuesta moderación del PCE durante estos años no como un intento, en absoluto, de preservar la democracia o de llevar a cabo una contrarrevolución, sino como una tentativa de evitar que “la extrema izquierda revolucionaria se descontrolara totalmente mientras se realizaba el programa del Frente Popular, preparatorio de otros futuros cambios más decisivos” [36].

    Obsérvese la fundamentación, tan querida a la corriente neofranquista tan en boga, de la amenaza revolucionaria implícita ya en el propio pacto constitutivo del Frente Popular, contemplado como un artefacto de la estrategia global estalinista [37].

    No en balde el PCE habría sido la única fuerza con una estrategia revolucionaria programada antes de la guerra, que pasaba por la eliminación de las fuerzas derechistas y la consecución del monopolio político republicano para la izquierda, como paso previo al establecimiento de un régimen solo aparentemente democrático, de pluralismo limitado, antecedente de un definitivo “gobierno obrero y campesino”.

    El estallido de la guerra y los condicionamientos exteriores, poco proclives a una radicalización de la República, dictaron el giro hacia el “camuflaje” de los objetivos revolucionarios bajo la capa de la defensa de la legalidad republicana.

    (Sobre las cifras exageradas del PCE citados por ciertos historiadores)

    En los años inmediatamente posteriores a la caída de la Unión Soviética y con la apertura –no siempre total- de los archivos de la Comintern vieron la luz obras que retomando el clásico lugar común de la influencia soviética en la guerra de España por intermediación del PCE aportaron nuevos datos. Entre ellas hay que citar los trabajos de Radosh, Habeck y Sevostianov [54] –prejuiciada interpretación de informes consultados en los archivos ex soviéticos-...

    Entre los documentos consultados por Radosh y citados por Payne se encuentra el informe que el secretario de organización, Pedro Checa, elevó a la Comintern a mediados de 1937, cuando la organización estimaba en 328.978 el número de sus miembros. Si el análisis se detuviera aquí, se remacharía un clavo más en el retablo de la aplastante hegemonía comunista en la República. Estruch lo resume así: “En total, unos 300.000 militantes, más que el PSOE y más que todos los partidos republicanos juntos. Los dos millones de afiliados de la UGT y los tres millones de la CNT no pueden comparárseles, ya que se trataba de sindicatos con criterios de afiliación muy distintos” [57].

    Los archivos, como se verá, no se detienen en 1938, ni las valoraciones de los propios responsables se limitaron a los aspectos meramente cuantitativos. Ello no es impedimento para que, sin empacho alguno ni prurito de verificación documental, algunos autores hayan alcanzado los extremos más delirantes. Sobresalen en este aspecto Pierre Broué y Émile Témine, quienes en su obra de referencia para nostálgicos de la revolución perdida partieron de los mismos presupuestos que Bolloten y Alba: El PCE había sido un partido diminuto, con escaso músculo militante y electoral y aún menor materia gris teórica hasta septiembre de 1936.

    Fue con la formación del gobierno de Largo Caballero y, por supuesto, con la llegada de la ayuda militar soviética y de sus inevitables agentes militares y policíacos cuando se inició la estratosférica carrera comunista hacía la hegemonía. Ambos autores no tienen empacho en afirmar que “de ser cerca de 30.000 a comienzos de la guerra civil, [los comunistas] pasaron a tener varios cientos de miles de militantes, para llegar al millón en junio de 1937”, sin citar fuente alguna [58].

    (Sobre el supuesto "aburguesamiento" del PCE según ciertos enemigos anti-comunistas)

    Broué y Témine insisteron, por lo demás, en las tesis bollotenianas sobre al aburguesamiento táctico del PCE (que a ellos les parecía estratégico, en consonancia con la traición estalinista a la Revolución con mayúsculas como objetivo inexcusable del proletariado), basándose para ello en el testimonio del excompañero de viaje Franz Borkenau. Con su oposición a la obra revolucionaria, a los movimientos espontáneos de obreros y campesinos, a la descentralización de los comités y a la acción de las masas, el PCE se habría convertido en el partido de los defensores del orden burgués, de la propiedad y de los intereses de la meritocracia administrativa y militar del Estado republicano reconstituido, entre quienes reclutaría sus partidarios más entusiastas e inescrupulosos. Borkenau resumía a la perfección la actuación comunista en España para lectores familiarizados con la vulgata comparativa del modelo revolucionario soviético:

    “El elemento básico de esta situación es que los comunistas [españoles], a diferencia de la pasada situación rusa, no están aquí con los trabajadores y despiadadamente en contra de los kulak [propietarios agrícolas], sino con los kulak y en contra de los sindicatos” [59].

    ¿Qué otra cosa cabría esperar de un partido que había perdido todo referente como organización proletaria? Broué y Témine –seguidos de nuevo a pies juntillas por otros autores (Estruch) sentaron cátedra sobre el aburguesamiento del PCE citando el caso de su organización madrileña: De sus 63.246 militantes en enero de 1938, aseguraban, solo 10.160 estaban sindicados [60].

    Este caso revela especialmente hasta qué punto es necesario recurrir a los archivos – hoy plenamente accesibles- en lugar de repetir continuamente las referencias de fuentes secundarias. En el Archivo Histórico del PCE se encuentra el informe sobre la situación del partido en Madrid a comienzos de 1938 donde se desglosan los perfiles estadísticos de la militancia. En lo tocante a la sindicación, los datos son aplastantes: 45.280 afiliados comunistas (el 71,4%) lo eran, al mismo tiempo, a alguna central sindical (42.399 a UGT y 2.891 a CNT). Solo 18.147 (el 28,6%) no estaban sindicados [61].

    Lo curioso es que en su enésima revelación de la villanía estaliniana en la revolución española, Broué aludiera a sus ímprobas pesquisas en diversos archivos, entre los que cita el del PCE [62], donde le habría costado muy poco contrastar sus afirmaciones....

    (Sobre el sobreexcitamiento del anarquismo en la retaguardia contra los prisioneros, y la postura del PCE)

    En Madrid, la combinación de grupos armados y atmósfera electrizada por la llegada a la ciudad de los fugitivos de la columna de Yagüe que relataban la feroz represión efectuada en los valles del Guadiana y el Tajo hizo saltar la chispa que provocó el asalto a la cárcel Modelo el 25 de agosto y el rosario de ejecuciones subsiguientes. La cúpula comunista responsabilizó del asalto y los asesinatos a “bandas armadas de anarquistas” que explotaban “el justificado odio de las masas por los crímenes fascistas”, en curiosa mezcolanza con la izquierda socialista que los había “incitado mediante la política trotskista inspirada por Araquistáin” [237].

    El 8 de diciembre de 1936 un bombardeo sobre Alcalá de Henares produjo un elevado número de heridos y muertos. Una multitud, entre la que había numerosos milicianos armados, se dirigió a la cárcel de la ciudad con el fin de ejecutar en represalia a los reclusos de significada ideología antirrepublicana como el general Agustín Muñoz Grandes, el futbolista Ricardo Zamora, el abogado Ramón Serrano Suñer o los falangistas Rafael Sánchez Mazas y Raimundo Fernández Cuesta.

    El asalto fue frustrado por la presencia del inspector general de prisiones, el anarquista Melchor Rodríguez, que porfiando con la multitud evitó que se consumara la tragedia. Dos días antes, se había producido el asalto a la cárcel de Guadalajara en circunstancias similares, saldándose con la ejecución de los presos allí detenidos. Similares sucesos, y por idénticos motivos, tuvieron lugar en Albacete, Cartagena y Murcia, donde el 13 de septiembre se asedió la prisión para conminar al alcaide a que ejecutara las condenas a muerte dictadas contra la cúpula de la trama golpista en la provincia, sin esperar a una posible conmutación por parte del Consejo de Ministros [240].

    Los responsables comunistas se enfrentaban a una situación contradictoria: Si, por una parte, sus militantes se veían envueltos en hechos de este tipo –cosecuencia de explosiones de un “odio lícito”, en expresión propia-, el riesgo de que los excesos a que conducían produjera un desbordamiento de la República democrática, junto el descrédito que tales actos acarreaban en la opinión internacional, les llevó a proponer al gobierno “el emplazamiento de milicias como guardia y la creación de un tribunal especial para juzgar a los líderes fascistas” [241].

    Sin embargo, no dejaban de insistir en sus órganos de prensa tanto en la necesidad de un redoblamiento de la vigilancia como de la implicación de toda la retaguardia, más allá de las fuerzas de seguridad, en la misión de descubrir y eliminar al enemigo emboscado. El 26 de septiembre, el editorial de Mundo Obrero vinculaba ya este objetivo a la defensa de la capital de la República:

    “Es preciso limpiar la retaguardia. (...) La trama para asaltar el ministerio de la Gobernación y Unión radio y el plan de fuga y crimen de los presos de la cárcel de San Antón indican que los emboscados siguen trabajando en la sombra y disponen de una red de contactos entre ellos (...) El efectivo saneamiento de Madrid no puede realizarse por la sola acción de la Policía y de los grupos de vigilancia. En la limpia de la ciudad tiene que participar toda la población antifascista (...) Descubrir, vigilar,
    informar a las autoridades, e incluso detener a los agentes fascistas”
    [242].

    Con la constitución del gobierno de Largo Caballero seadoptarían las medidas legales para la creación y puesta en funcionamiento de los tribunales populares, la reglamentación de los registros domiciliarios y las detenciones, y las funciones de los agentes del orden y de las Milicias de Vigilancia de la retaguardia [243].

    Las medidas tenían como objetivo recuperar el monopolio de la vigilancia y la punición para las autoridades gubernativas, al tiempo que cortar con los excesos que había sembrado el desasosiego en la retaguardia republicana durante los primeros meses. Muestra de esta voluntad fue el hecho de que en septiembre de 1937 se abrieran procesos judiciales por incautaciones ilegales y “cementerios clandestinos”, en los que se vieron incursos algunos de los responsables de los desmanes de los primeros tiempos de la guerra, aunque intentaran camuflar sus hazañas bajo la coraza del fervor revolucionario del momento [244].

    Quienes más elevaron sus protestas contra ello fueron los que, en momento de postración política –las organizaciones libertarias- nutrieron en mayor número las actas de los procesos de esta índole. Sin embargo, se han conservado algunos en los que se documentan acciones llevadas a cabo por militantes comunistas, para las que, a pesar de la línea gubernamentalista del partido, tampoco faltaba un valedor. Quien en ese momento era Consejero de Trabajo de la Generalitat en representación del PSUC, Rafael Vidiella, sostuvo que:

    “los jueces no pueden admitir denuncias que se formulen sobre hechos de carácter revolucionario acaecidos con motivo del movimiento provocado por los generales facciosos, ya que de efectuarlo así, sería como procesar la propia revolución; y la revolución hace cosas bien hechas y mal hechas, pero que no
    son precisamente señaladas como delito, ya que todo alzamiento revolucionario rompe los vínculos de las organizaciones existentes, los moldes colectivos anteriores al movimiento, así como también tergiversa las normas de derecho instituidas”
    [245].

    En el proceso, sin fecha, instruído contra cuatro individuos afiiados al PC en Asturias se detalla todo un catálogo de procedimientos enmarcables en aquello que se dio en llamar “limpieza de la retaguardia”. En Asturias no habían cicatrizado las heridas derivadas del estallido y represión subsiguiente de la comuna de 1934, por lo que el afán de venganza y el odio de clases suscitaron una febril actividad de depuración [246].

    El grupo de encausados estaba compuesto por cuatro sujetos, cuyo modus operandi se repitió a lo largo de una veintena de actuaciones saldadas con diez “paseados”, tres desaparecidos, cinco detenidos y dos incautaciones de bienes. Todos ellos eran miembros la las Milicias de Vigilancia de la retaguardia y miembros del PC asturiano.

    (Sobre las milicias y su profesionalización, postura del PCE)

    El PCE elevó a Caballero un proyecto consistente en cuatro propuestas: Llamamiento a la movilización general; creación de un Comité de Guerra restringido que, bajo la autoridad suprema del gobierno, tomase todas las medidas de orden militar; organización inmediata de la defensa de Madrid; y creación en Levante de un ejército de reserva. A ello añadió en días siguientes la necesidad de crear una sólida línea de fortificaciones entre el Tajo y Madrid [267].

    Su órgano de prensa se encargó de popularizar las propuestas. A los dos meses de guerra podía percibirse una mutación en la naturaleza política y militar del conflicto, debido al pacto de los sublevados con el fascismo internacional y la ayuda que habían recibido del Eje.

    En su aspecto político era una guerra “no sólo por la libertad y la democracia, sino también en una guerra nacional por la integridad de nuestros territorios”. Era necesario pasar rápida y firmemente a formas superiores de organización, de acuerdo con las nuevas circunstancias y con las imperiosas necesidades de la nueva fase de la guerra. Ello se resumía en que no puede haber sino un solo poder: el poder del Gobierno, que el mando también debía ser único y era perentorio imponer la máxima disciplina [268].

    Caballero no se mostró receptivo a estas sugerencias. Un informe de André Marty, fechado el 10 de octubre, consignaba que persistían diferencias con él sobre la necesidad de crear un comité militar dependiente del gobierno; sobre la necesidad de fortificar Madrid e impulsar la defensa antiaérea y sobre la creación de nuevas unidades sobre el modelo del V Regimiento [269].

    Para los comunistas, el decreto del 30 de septiembre que facultaba la incorporación de los jefes, oficiales y clases de milicias a la escala activa del Ejército, aunque positivo, no suponía la creación de un ejército popular regular, sino la mera militarización de las milicias. Con ello perduraba la autonomía de las unidades dependientes de partidos y sindicatos, sin obligación de obediencia a un mando superior unificado. También se produjo con retraso la creación del Consejo Superior de Guerra, que no tomaría posesión hasta el 4 de noviembre, con la primera remodelación del gobierno Caballero y con las columnas faccciosas a las puertas de Madrid [270].

    Respecto a la urgencia de impulsar las tareas de fortificación para la defensa de Madrid, los comunistas llegaron a lamentarse de que dependieran del departamento de Guerra –controlado por Caballero- y no del de Obras Públicas, encabezado por el republicano Julio Just [271].

    Los pasos más decididos en la recreación de unas fuerzas armadas republicanas se dieron entre el 14 y el 15 de octubre, con la formación de las primeras seis Brigadas Mixtas (en cuyo reclutamiento se volcó el PCE) y el decreto de creación del Comisariado General de Guerra, institución inspirada en los ejércitos revolucionarios desde la Convención francesa hasta la guerra civil rusa, cuya inspiración se disputarían a partes iguales comunistas y anarquistas [272].

    Sin embargo, se hacía necesario avanzar más deprisa en la creación del Ejército Popular Regular, planteado pero no efectivamente realizado. Las necesidades de la guerra, en opinión de los comunistas, lo imponían:

    “[Nuestra] guerra civil se parece mucho más a una verdadera guerra nacional liberadora, entre un pueblo amenazado contra un agresor extranjero; una guerra civil que no encuentra en la Historia de los pueblos de Europa occidental ningún precedente.Una guerra con frentes de más de 200 kilómetros.

    Una guerra que pone en presencia ejércitos de más de 100 mil hombres. Una guerra donde los medios de destrucción de la técnica militar moderna son utilizados. Una guerra donde los rebeldes han violado sistemáticamente todas las leyes de la guerra, bombardeando las ciudades abiertas, la población indefensa, destruyendo sin razones estratégicas ni tácticas el patrimonio industrial, agrícola y cultural del pueblo español. Una guerra que -podemos decirlo así- ha aprovechado las enseñanzas terribles de la guerra mundial y que es al mismo tiempo como el ensayo general de la próxima guerra que será diez, cien, mil veces más horrible y más sangrienta (...)

    reconozcamos que la improvisación, la iniciativa, el entusiasmo, el heroísmo de las masas no pueden ser suficientes hoy. La guerra moderna exige que todos los recursos de la nación, todas las facilidades de producción, todas las fuerzas económicas, morales, espirituales, físicas, sean puestas en tensión, teniendo como único objetivo la victoria. No puede hacerse la guerra a medias. Es necesario "hacer la guerra" como decía Clemenceau en 1918 en Francia”
    [273].

    (Sobre el hito anarquista de que ellos no se mezclaron en la república burguesa ni ejercieron la represión)

    El 22 de octubre las fuerzas sublevadas alcanzaron Navalvarnero, desde donde comenzaron los preparativos para el asalto a Madrid. Entre ese día y el 4 de noviembre se sucedieron rápidamente los acontecimientos: se procedió a una reorganización de los mandos militares –el general Asensio dejó el mando del ejército del Centro en manos de Sebastián Pozas, y el general Miaja fue designado Jefe de la Primera División Orgánica- y se remodeló el gobierno para ampliar su base dando entrada en él, por primera vez, a cuatro ministros anarquistas [278].

    El periodista Martínez Reverte alumbró hace algunos años el borrador del acta de una reunión de representantes del Comité Nacional, comités regionales y otras organizaciones de la CNT que se celebró la mañana del 8 de noviembre. Para Reverte, la “pistola humenate” se encontró empuñada, a dos manos, por la federación anarquista local y “los socialistas que tienen la Consejería de Orden Público 296”297.

    Los presos fueron divididos en tres grupos. En el primero figuraban “los fascistas y elementos peligrosos”, a los que habría que ejecutar inmediatamente, “cubriendo la responsabilidad”. En el segundo, se encontraban los “detenidos sin peligrosidad” a los que se evacuaría al penal de Chinchilla, “con todas las seguridades”. En el tercer grupo se integrarían los “detenidos sin responsabilidad” que debían quedar en libertad, “con toda clase de garantías, sirviéndonos de ello como instrumento para demostrar a las embajadas nuestro humanitarismo”.

    Empecemos por esto último, que era resaca de querellas de preguerra. El 14 de octubre, el cónsul soviético en Barcelona, Antonov-Ovseenko, informaba a Krestinsky, responsable del NKID, que el CC del PSUC recibía a diario multitud de denuncias sobre los excesos de los anarquistas, que habían derivado en choques armados [305].

    Citaba casos como el de un pueblo de Huesca, cercano a Barbastro, donde veinticinco miembros de la UGT habían sido asesinados por los anarquistas “en un ataque por sorpresa provocado por razones desconocidas”. O el de los trabajadores de una fábrica textil de Molins de Rei, que dejaron de trabajar como protesta contra unos despidos arbitrarios y enviaron a Barceloba a una numerosa delegación para transmitir sus quejas. A pesar de que los libertarios sacaron del tren a una parte de esta delegación, cincuenta trabajadores consiguieron llegar y enviar sus quejas al gobierno central, pero ahora temían regresar, recelando una venganza anarquista.

    En Pueblo Nuevo, cerca de Barcelona –seguía relatando el cónsul- los anarquistas habían situado a un hombre armado a las puertas de cada una de las tiendas de alimentación “y si no se tiene un cupón de alimentos de la CNT no se puede comprar nada. Toda la población de ese pequeño pueblo está muy excitada”. Que se empleaba el abastecimiento como una palanca de influencia politica no era una exageración de Antonov-Ovseenko: En el caldeado ambiente de comienzos del año siguiente, la prensa de Barcelona dio noticias acerca del descontento que provocaban prácticas abusivas para fomentar el descontento contra la Consejería de Abastos presidida por Joan Comorera, secretario general del PSUC. La Vanguardia del día 25 de febrero de 1937 dio cuenta de una manifestación espontánea de mujeres que tuvo lugar a consecuencia de los incidentes ocurridos en algunas tahonas de la Barceloneta.

    Alrededor de las cuatro y media de la tarde se formó una manifestación de mujeres que se dirigió a la Plaza de la República con objeto de hacer pública su protesta ante el Gobierno de la Generalidad. La manifestación exhibía una pancarta en la que se leía: “No queremos Comités. Queremos un solo Gobierno”. Una delegación de las manifestantes logró entrevistarse con el Subsecretario de la Presidencia, Martín Rouret, al que trasladaron sus quejas por el hecho “de que se les obligara, en determinados hornos, a firmar un documento de naturaleza política”.

    Las disputas violentas se extendían entre los miembros de los sindicatos. Parte de ellas hundían sus raices en conflcitos pasados. Uno de los casos más destacados fue el asesinato del presidente de la Federación de Entidades Obreras (UGT) del puerto de Barcelona, Desiderio Trillas Mainé, tiroteado el 31 de julio cuando circulaba en un vehículo por la capital catalana junto con otros tres compañeros del sindicato, de los cuales resultaron también muertos Manuel Catés y Miguel Nerón. Todos ellos eran también militantes del PSUC.

    En su monumental trilogía sobre la CNT en la revolución española, José Peirats relacionó la muerte de Desiderio Trillas con la marea de ajusticiamientos que tuvieron lugar durante los primeros días como arregolos de cuentas de las tensiones de clase generadas en los años anteriores. Peirats citó algunos casos, como los de la liquidación de los antiguos pistoleros del Sindicato Libre Ramón Sales e Inocencio Faced [307].

    En este contexto incluye, asimismo, la muerte de Trillas, del que no dudó en afirmar que “fue durante años el cacique de la contrata de la mano de obra portuaria, animador de favoritismos y de disidencias, de despidos y del pacto del hambre impuesto a muchas familias”. Sin embargo, el asesinato de Trillas parece obedecer más a otra tipología, la de la competencia intersindical que había trufado de violencia las relaciones entre las organizaciones del movimiento obrero desde la dictadura de Primo de Rivera y la República. El perfil biográfico de Desiderio Trillas no se correspondía precisamente con el de un sicario de Martínez Anido:

    Entre 1921 y 1926 fue detenido y procesado en cuatro ocasiones por terrorismo, tenencia de explosivos, sedición, propaganda ilegal y presidir ilegalmente comités de huelga del ramo de transportes. En 1927 abandonó el sindicalismo revolucionario en ingresó en la UGT, siendo elegido vocal obrero del Comité paritario del puerto de Barcelona. Al constituirse la República fue convocado a declarar ante la comisión parlamentaria de responsabilidades acerca del origen del pistolerismo. Durante el primer bienio colaboró con la UGT y el PSOE mediante la participación en diversos actos, siendo designado en diciembre de 1933 candidato para las elecciones municipales al ayuntamiento de Barcelona, en una candidatura conjunta de los socialistas con el Bloque Obrero y Campesino (BOC) de Joaquín Maurín [308].

    A comienzos de 1934, los anarcosindicalistas desencadenaron una larga huelga que fue aplastada por el gobierno y la Esquerra, y durante la que entraron en colisión con el Sindicato de Transporte de la UGT, presidido por Trillas. Los rescoldos se reavivaron cuando en julio de 1936, con el pretexto de vengarse de los esquiroles, la CNT mató a más de ochenta hombres, miembros del sindicato socialista [309].

    También se vieron afectados los socialistas, que en febrero del años siguiente perdieron en Valencia a Florentino Prieto, antiguo luchador asturiano de octubre del 34, "a manos de quienes incapaces de ser héroes en el frente, lo son, a su manera, en la retaguardia" [310].

    El sepelio de Trillas y sus compañeros se convirtió en una impresionante manifestación, en la que, según Marty, participaron cincuenta mil personas, dando lugar a que la CNT se viera obligada a transmitir por radio que ellos no tenían nada que ver con los asesinos. Aunque se intentara rebajar unos cuantos grados la tensión con los grupos anarquistas, los hechos trascendieron al exterior. En un informe leído ante la Comintern el 19 de septiembre, Thorez aludió a la situación en Barcelona en estos términos: “Los anarquistas se han apoderado de casi todas las armas en Cataluña y las guardan (...) contra las otras fracciones de la clase obrera. Desde el comienzo de al insurrección ellos han asesinado a varios de nuestros militantes comunistas y sindicalistas, y llevan a cabo bestialidades en nombre de un pretendido comunismo libertario” [311].

    Marty refirió otros incidentes en los que los anarquistas llegaron a arrestar al comisario político del V Regimiento, “que se salvó de la muerte sólo por la llegada de nuestra unidad militar” y a uno de los comandantes de la misma unidad, “reteniéndolo durante media hora para mostrarlo a sus pistoleros” [312].

    La atmósfera estaba tan cargada que incluso había quien se extrañaba de que no estallase un movimiento de respuesta. En una entrevista mantenida con el escritor Ilya Erhenburg el 18 de septiembre, el presidente Companys reprochó al PSUC “no estuviera respondiendo al terror de los anarquistas con la misma moneda” [313].

    Según recogen Elorza y Bizcarrondo, un documento con el sello “Estrictamente confidencial” fechado el 28 de agosto en el que se consigna el envío de “Pedro” Gerö a Barcelona fijaba como objetivo principal “conseguir la consolidación del Frente Popular y el cese de la lucha que comienza a desarrollarse entre las organizaciones que forman parte del mismo (anarquistas, comunistas, socialistas de izquierda, republicanos), lucha que amenaza con desagregar las fuerzas de la revolución y puede ayudar a los fascistas a obtener la victoria” [314].

    (La opinión de B. Durruti sobre estas represiones en Aragón)

    La extensión de la revolución por las zonas rurales al compás del avance de las comunas que habían sofocado la insurrección en las zonas urbanas llevó consigo un desigual control del territorio, dependiente tanto de factores locales (la distribución original de fuerzas en cada lugar) como de factores exógenos (la ideología de la columna armada que irrumpiera en él). De esta manera, no fueron pocos los sitios donde se dieron enfrentamientos entre organizaciones obreras y republicanas. Uno de los motivos más reiterados durante el primer año de guerra fue la oposición, llevada a cabo por los denominados campesinos “individualistas” al colectivismo impuesto por los anarcosindicalistas en algunas comarcas del país. Veamos algunos casos.

    La organización regional de Aragón de la CNT recogió en sus actas el caso de la localidad de Esplús (Huesca), dividida desde el principio del conflcito entre colectivistas e individualistas.

    Estos últimos, procedentes en su mayoría de Izquierda Republicana, procedieron a organizar la UGT de nueva planta después del 19 de julio, hecho que aprovecharon los anarquistas para negarles la participación en el Comité local y la distribución de armamento aduciendo que sólo podían intervenir y armarse las organizaciones contituidas previamente a esa fecha.

    Los nuevos ugetistas recurrieron, sin éxito, a los comités superiores. Persisitieron en sus demandas a Barbastro, Lérida y Madrid hasta finales de septiembre de 1936, sin ningún éxito. Por ello, “llegaron al acuerdo de manifestarse, todos ellos, delante el comité, hombres, mujeres y jóvenes, mostrando su desacuerdo con éste y su estructura”. De Barbastro e hicieron venir una delegación de cuatro miembros del Comité Provincial del PC.

    La concentración comenzó a las 3 de la tarde del 8 de octubre. Mientras tanto, los colectivistas, en previsión de hostilidades, se infiltraron entre los manifestantes.

    El griterío hostil de los manifestantes obligó al presidente de la ejecutiva de la UGT a salir al balcón para calmar los ánimos. Al verle, algunos jóvenes manifestantes pretendieron asaltar el edificio y lograron desarmar a uno de los hombres que montaban guardia. Otro, que logró refugiarse en la armería, hizo fuego, alcanzando mortalmente al presidente de la UGT. Varios más resultaron muertos por arma de fuego. La multitud se dispersó, y los delegados comunistas fueron desarmados, aunque posteriomente se les puso en libertad.

    Lo peor estaba por venir. En menos de dos horas llegaron a Esplús fuerzas al mando de un delegado de Investigación provincial. Varios responsables de la manifestación fueron detenidos y ejecutados pocas horas más tarde. Uno de los rebeldes “se hizo justicia por su propia cuenta” antes de ser detenido. Otras víctimas fueron cazadas por las patrullas de control cuando se encontraban ya lejos del pueblo. Asimismo murió una pareja “por haber atentado con arma blanca contra uno de los guardia provinciales en entrar este en su casa para un registro sin importancia”.

    Los registros y detenciones duraron hasta la mañana siguiente, terminando cuando sobre las 11 se presentó un camión de guardias de Asalto procedentes de Lérida, cuyo teniente se dirigió al pueblo instando al restablecimiento de la tranquilidad. La limpia había conseguido su objetivo de amedentrar a los “individualistas”. Como se ufanó el Comité, “a las 48 horas (...) todos los vecinos del pueblo, las pueblas de Torregrosa, Rafales, Vencillón, Partida del Pilar y torres adyacentes se presentaban al Comité diciendo que su deseo era trabajar comúnmente con la colectividad...” [315].

    No todos los anarquistas veían con buenos ojos este tipo de actuación. En los papeles del dirigente del PSUC y de la Columna Carlos Marx, José del Barrio Navarro, se conserva el acta de una reunión habida en Sariñena el 13 de octubre, y en la Durruti y él intervinieron sobre el asunto de los conflcitos en retaguardia [316].

    Durruti comenzó afirmando que era una tragedia que en la retaguardia no se hubiera tomado en serio la guerra, y que no hubiese más que noticias de “que aquel pueblo se ha levantado, que aquel otro pueblo también” [317].

    “A mí me sorprende –continuó- las pocas veces que salgo del frente, salgo para Lérida cuando me dicen: Durruti, esto no puede seguir así. Estamos preparados y vamos a andar a tiros. ¿Qué es esto? ¿Es posible que la retaguardia vaya andar a tiros? ¿Que nosotros tengamos que dejar en los pueblos compañeros de confianza que velen por los intereses? (...) Inmediatamente creo que hay que crear ese Estado Mayor, que sea de confianza, no del Gobierno de la Generalidad y del frente, sino de toda Cataluña y Aragón, para que en un momento dado, que se necesiten tres o cuatro mil hombres, pueda yo decir: Arriba todos los fusiles y al frente, y que Fraga y Lérida y todas las poblaciones respondan a la consigna del Estado Mayor y que allí no haya intervención ni de tendencias socialistas, comunistas, etc. (...) y esos 10.000 fusiles que están en los pueblos –que hoy guardan allí por el temor- (...) tienen que estar hoy en el frente y cuando vengan más fusiles estableceremos nuestros Comités y nuestra vigilancia en la retaguardia, pero de momento todo el mundo al frente”.

    Del Barrio tomó la palabra para dar cuenta de que, en ausencia del coronel Villalba y como miembro del Comité de Guerra, había tomado la decisión de enviar 25 carabineros a Graus, con orden de detener a todo el Comité del Pueblo.

    “Si no hubiéramos mandado los 25 carabineros a Graus, los compañeros de la CNT nos fusilan a diecisiete hombres, que no eran todos socialistas, que eran republicanos en mayoría”, aseguró. Y tuvo la precaución de no enviar a la Guardia Nacional Republicana, el cuerpo de seguridad que había sustituido a la Guardia Civil, para que no suscitar amargos recuerdos de las luchas de esta contra el pueblo. En Selgua “los compañeros de la CNT han fusilado al presidente de la UGT”.

    Fue necesario mandar una Compañía a Barbastro por petición del Comité local, y después de ello llegaron comisiones con demandas de socorro de Fraga y “de cinco o seis pueblos de la parte de abajo”. Del Barrio concluyó tajantemente: “O se hace la vida normal y todas las armas van al frente y servirán para luchar contra el fascismo, o por el contrario, tendremos que seguir mandando gente a los sitios para que no se enfrenten con la Guardia Nacional los que se empeñan en luchar contra nosotros”.

    (La resistencia a las colectivizaciones anarquistas en la guerra civil)

    En las comarcas catalanas se sucedieron, durante los meses anteriores a lo que se conoce como los “hechos de mayo” distintos episodios que obedecían a una dinámica de enfrentamiento entre colectivistas y partidarios de la explotación individual, donde se trufaba la pugna por el control del orden público entre una CNT-FAI que apreciaba el inicio de un declive en su predominio en este campo y unas fuerzas progubernamentales, en particular el PSUC, que se lo disputaban. Las tensiones aumentaron cuando la Generalitat estableció el ingreso obligatorio de los campesinos en la Federación de Sindicatos Agrícolas de Cataluña (FSAC) –federación única de cooperativas agrarias dirigida por la Unió de Rabassaires. Como respuesta, algunos sectores anarquistas intensificaron su programa de colectivización forzosa. El resultado fue la proliferación de protestas contra los Comités (Riudarenes y La Garriga entre noviembre de 1936 y enero de 1937) que desembocaron en hechos luctuosos como los sucesos de Cervià de les Garrigues del 23 de octubre de 1936 y Palau d´Anglesola el 9 de febrero de 1937, saldados con varios muertos. También se produjeron atentados mortales contra dirigentes de la FACS (como el de la comarca de la Selva, vinculado al PSUC) y fusilamientos de acreditados dirigentes locales republicanos (en Ginestar el 21 de noviembre y en Garcia, el 3 de diciembre). En todos los casos intervinieron fuerzas foráneas bajo el mandato de significados dirigentes de la FAI, como Dionisio Eroles, jefe de los servicios de policía de Barcelona [325].

    El irrespirable clima de orden público en Cataluña llevó el 3 de enero al recién designado comisario general del ramo de la Generalidad, Eusebio Rodríguez Salas, a declarar a la prensa que los actos “de terrorismo realizados por gentes incontroladas no persiguen otra finalidad que producir un estado de alarma entre las personas pacíficas y honradas [proporcionando] con semejante proceder una ayuda eficaz a los negros designios del fascismo”. Refirió incidentes en Vilanova i Geltrú, donde habíasido asesinado por unas diferencias en el trabajo, apareciendo el cadáver carbonizado en una carretera del pueblo. Diversos grupos de sujetos, haciéndose pasar por policías, habñia efectuado registros amdedentradores en locales de organizaciones rivales, como el Casal Nacionalista; en otro caso se codujo detenidos a Comisaría a unos muchachos afiliados al POUM, desapareciendo inmediatamente sus apresadores sin dar explicaciones. Por último, refirió la desaparición de unos obreros que trabajaban enla fábrica Hispano Suiza y de los que se ignoraba su paradero, a pesar de las activas gestiones que se estaban realizando para descubrirlo. Rodríguez Salas terminó su intervención ante los periodistas diciendo que en Cataluña no debía haber más detenciones
    que las oficiales y que no debían actuar más tribunales que los Tribunales Populares [326].

    El puñetazo en la mesa de Salas apenas cambió las cosas en las semanas siguientes, durante las que tuvieron lugar los hechos más lamentables previos al estallido final del mes de mayo. El 6 de febrero, José Pérez Pérez, secretario provincial de la FTTE de Huesca envió una patética queja a Ricardo Zabalza, secretario general de esa Federación y en ese momento gobernador civil de Valencia. En ella relataba la detención de dos campesinos y sus familiares del pueblo de Alazara tras entrevistarse con él para quejarse de las amenzas del comité del pueblo. El apresamiento había sido llevado a cabo por un Comité de Investigación de la CNT. El ambiente de desesperación y la tensión acumulada auguraban la tormenta que rompería unos meses más tarde:

    “Aquí estamos como los condenados a muerte: esperando que se cumpla la sentencia. Vivir en Aragón casi constituye unavergüenza, ya que cuantas barbaridades cometen los que se llaman cenetistas, hacen la vista gorda los responsables de esa organización. Y en cuanto al Gobierno de la República, ni hablar. No se ve su autoridad por ninguna parte. Hoy tenemos un lío formidable, pues publicamos un periódico y amenazan con asaltarlo. Nosotros queremos evitar el choque, pero creo que no será posible” [327].

    El 19 de febrero, en el pueblo de Centelles, en la comarca de Osona, se produjo un grave enfrentamiento entre vecinos del pueblo y miembros de las Juventudes Libertarias, resultando muertos cinco hombres, cuatro vecinos del pueblo y uno de las JJLL. El motivo, según alegaron algunos de los implicados que resultaron detenidos, fue que cundió en el pueblo la alarma de que había ladrones, en vista de lo cual salieron con sus armas y se defendieron de los supuestos malhechores. Veinte vecinos del pueblo se entregaron voluntariamente a la policía y fueron trasladados a Barcelona para la realización de las pesquisas.

    Los sucesos de Centelles fueron un eslabón más en la cadena de choques entre adversarios y partidarios de la colectivización. Los muertos eran afiliados veteranos del Sindicato Agrícola Cooperativode Centellas, vinculado a la Unió de Rabassaires, hasta el punto de haber tomado parte en la revuelta del 6 de octubre de 1934. Su entierro se convirtió en una manifestación de duelo general, quizás la última ocasión en la que comparecieron públicamente representaciones de todas las fuerzas políticas y sindicales catalanas (ERC, JSU, CNT, UGT, POUM y Ateneo Obrero).

    Solidaridad Obrera se sintió obligada a publicar una nota en la que, bajo el titular “Hechos reprobables”, el CR de la CNT hacía constar su más enérgica protesta contra estos y otros hechos que se venían sucediendo en ciertas comarcas de Cataluña, imputándolos a provocaciones, por una parte, y a la inevitable llegada a sus filas de “elementos cuya concepción ética de las cosas deja bastante que desear” [328].

    Durante el sepelio, en nombre del Consejo Central de la Unió de Rabassaires de Cataluña, Pedro Puig subrayó que “los compañeros vilmente asesinados habían luchado siempre por la revolución, no pudiendo sospechar que sería precisamente en nombre de ella que serían, primero, perseguidos y luego expoliados y hasta asesinados”

    Terminó pidiendo a las autoridades, y en particular al presidente de la Generalidad, que recogieran el espíritu de aquella comarca, que no pedía venganza, sino justicia, y que se liberase a los detenidos [329].

    Los días 25 y 26 de enero de 1937 tuvieron lugar los gravísimos hechos de La Fatarella, en las tierras del Ebro de Tarragona. En sus campos convivían, cada vez de forma más acre, pequeños campesinos y jornaleros partidarios de la colectivización. Las condiciones de vida de ambos eran muy precarias; quienes quisieron imponer la utopía colectivista eran gente precipitada en la miseria que se enfrentó a campesinos y arrendatarios sumidos en la pobreza [330].

    El caso era parecido al de Gandesa, donde los vecinos denunciaron una situación insostenible y generadora de tensión:

    “La llamada colectividad que patrocinaban los centistas había acaparado, además de la tierra de los elementos facciosos, la de una cantidad considerable de pequeños propietarios y arrendatarios, la que siéndoles imposible trabajar toda esta tierra colectivizada (sic) trajeron forasteros al pueblo, so pretexto de ayudarles a labrarla, pero que en realidad eran los matones del pueblo, ya que la tierra continua sin cultivar, y ellos se pasean con el fusil al hombro. No teniendo en cuenta que nuestroscamaradas vecinos del pueblo se encontraban, y seencuentran aún, sin trabajo” [331].

    El ambiente de hostilidad entre los campesinos y la minoría colectivizadora fue en aumento hasta estallar en la primera de aquellas fechas: tras una concentración en la plaza del pueblo, los vecinos invadieron los terrenos de la colectividad y se apropiaron de su sede y armamento. Alertados los anarquistas de los pueblos vecinos y solicitado el auxilio de las patrullas de control de Barcelona se entabló combate entre los forasteros y los vecinos del pueblo, que les hicieron frente con escopetas de caza, causando tres muertos
    entre los atacantes. Enfurecidos, los miembros de la FAI y las patrullas acabaron irrumpiendo en el lugar, donde pasaron por las armas a treinta y cuatro personas. La prensa anarquista quiso hacer pasar el caso de La Fatarella por un levantamiento de la quinta columna [332].

    Hasta se sacó a reluciruna bandera monárquica escondida en un domicilio particular y al inevitable cura emboscado. Pero ni al Generalitat ni el resto de fuerzas políticas tragaron el anzuelo.

    El goteo de incidentes prosiguió y comenzó a operar las primeras decisiones en firme para cortarlo. El 9 de febrero fuerzas de la Columna Durruti detuvieron y fusilaron al maestro de Utrilla (Teruel) y a seis individuos más, sin formación de causa. Los hechos fueron denunciados al ministro de la Gobernación, el socialista Ángel Galarza, por la agrupación socialista, las juventudes y el sindicato minero de la localidad, quienes añadían que “varios compañeros directivos de las organizaciones” mencionadas tuvieron que huir del pueblo. Galarza dio traslado de la denuncia al Delegado del Gobierno en Aragón, Francisco Ascaso, sin obtener respuesta [333].

    El 26 de febrero, con motivo de nuevos sucesos en Manresa que aumentaban la lista de víctimas ocurridas durante los últimos días, el Comisariado de Orden Público de las comarcas tarraconenses dio a conocer a los alcaldes y presidentes de organizaciones políticas y sindicales una nota en la que culpabilizaba de los conflcitos a inividuos que pertenecían antes del 19 de julio a partidos y organizaciones de derechas. La idea –en cierta medida, reconfortante- corría entre todas las organizaciones. El ministro Galarza advertía por aquellas mismas fechas que si las propias organizaciones no se autodepuraban, lo haría el gobierno. [334].

    La extensión de la sospecha sobre la infiltración fascista en las filas del adversario iba a alimentar no solo la paranoia antitrotskista del PCE, sino la sospechapermanente de todos hacia todos durante buena parte de la guerra, y en especial, en las trágicas jornadas que se avecinaban. Cuando Chirivella fueron abatidos a tiros dos afiliados a Unión Republicana, se achacó la responsabilidad a los miembros de la ex Derecha Regional, camuflados como “izquierdistas de nuevo cuño, dueños de la gestora municipal y del Comité de guerra” [335].

    El Comisario de Orden Pùblico de Tarragona afirmó con rotundida que había que terminar con las irregularidades y las imposiciones:

    “Ni las colectivizaciones, ni las incautaciones, ni las detenciones, ni las ejecuciones, deben hacerse por capricho o arbitrariamente (...) Quien perturbe nuestro trabajo para ganar la guerra y la revoilución, demostrará que es un fascista emboscado con un carnet, ya sea de la CNT, UGT, Esquerra o POUM, y como a tales los trataremos”.

    La Comisaría de Orden Público de Tarragona, por medio de los consejeros de Seguridad Interior de los respectivos pueblos de estas comarcas, estaba dispuesta a garantizar el nuevo orden
    revolucionario asegurando que solo ellos están autorizados para efectuar detenciones y registros, siendo detenido quien se extralimitase en unas funciones que no le fueran propias, “pues la Policía, Guardia de Asalto, Guardia Nacional y compañeros de Investigación, adscritos por las organziaciones a las Comisarías de OP, son los únicos que pueden efectuar servicios de Seguridad Interior en la retaguardia”. Por tanto, “tienen que desaparecer inmediatamente los grupos de tal o cual organización, que por el pánico de las armas, imponen modalidades de costumbre y tradición, y conmueven la vida tranquila y modesta de los pacíficos ciudadanos de los pueblos” [336].

    (Sobre las famosas retención de armas en la retaguardia y sobre el dinero en las colectividades anarquistas)

    La gota colmó el vaso. Gobernación dio, como primera providencia, orden de recogida de armas largas de particulares. Pero había más: con fecha del 12 de marzo el Ministro dirigió al director
    General de Seguridad y a los gobernadores civiles la siguiente orden, que aparecerá en la Gaceta el día 13:

    “En el momento que reciba esta orden, publicará VE un bando en el que se indique que se concede un plazo de 48 horas a todos los ciudadanos para entregar en la DGS, Gobiernos Civiles y Alcaldías las armas largas que tuviesen en su poder, así como los explosivos y materias explosivas. Pasado dicho plazo, la fuerza pública hará registros en aquellos lugares en que se sospeche que pueden existir armas largas y procederá a la recogida de las mismas y detención de las personas que las hubiesen ocultado, las cuales serán entregadas a los Tribunales de Justicia para que sean juzgadas con arreglo a las leyes y al bando que en la Gaceta de la República se publicará el día 13 del corriente. En cuanto a las armas cortas, se concederá también
    un plazo de 48 horas a todos los partidos políticos y organizaciones que hubiesen concedido tarjetas para la tenencia de dichas armas cortas para que envíen relación nominal de las concedidas, que serán inmediatamente revisadas con arreglo a mis disposiciones anteriores”
    [340].

    A pesar de la contundencia de la anterior disposición, la consigna de desarmar a la retaguardia no llegaba a materializarse. Entre el 3 y el 16 de abril se remitieron varios informes al Ministerio de la gobernación por parte del Servicio de Información del departamentode Guerra informando de los controles existentes en Mora de Rubielos, cortando la carretera entre Teruel y Valencia. Sus integrantes fueron señalados como milicianos confederales por los informantes, que añadieron descripciones sobre el trato, los registros e incluso robos a que fueron sometidos los vehículos detenidos, y las vejaciones a sus ocupantes aún después de identificarse como oficiales del Ejército Popular [341].

    Las armas seguían en manos de quienes no debían. El 7 de abril fue muerto un Guardia Nacional Republicano, afiliado al PSUC, en Olesa de Montserrat [342].

    Fueron detenidos tres jóvenes y un hombre por tenencia ilícita de armas, en virtud de la nueva norma de Gobernación, suplantación de autoridad y llmamamientos a la insubordinación. El entierro se convirtió en una nueva manifestación de duelo y de demostración de fuerza. El órgano anarcosindicalista condenó el asesinato, pero al mismo tiempo comenzó a denunciar que su organización estaba siendo perseguida y acorralada [343].

    En algunos lugares, la población comenzó a levantarse contra los comités. No se trataba ya de que ciertas concepciones económicas, como la de la sustitución del dinero por vales o la extinción del salario individual, indispusieran a los pequeños comerciantes, paralizaran los intercambios o desincentivaran el
    trabajo.

    Las iniciativas de ingeniería socioeconómica alcanzaban ya a poner en riesgo las tareas de defensa y estaban creando en la retaguardia nuevas y odiosas formas de exclusión social, la de los refractarios a la colectivización. Y la conjugación de ambos factores, inoperancia y desmoralización, no podía sino debilitar el esfuerzo de guerra gubernamental. Un ejemplo de lo primero se dio en Ejulve, donde se estaban llevando a cabo las obras de fortificación del Maestrazgo. Dado que el pueblo vivía en régimen de colectividad, los jornales devengados por los paisanos no eran percibidos por ellos, sino por la propia colectividad. El problema venía cuando otros vecinos, evacuados de otros pueblos y que no eran colectivistas, cobraban directamente su salario, generando un clima de desigualdad que ponía en riesgo la ejecución de las construcciones defensivas, paralizadas en el sector de Alcorisa, máxime si se añade que existía una enorme escasez de mano de obra en la comarca [344].

    En otros casos, la población local pasó a la acción contra los dirigentes colectivistas.

    El 30 de abril, cuando volvían de efectuar un trueque de trapos y zapatillas viejas por víveres y cemento, el camiónen que viajaban los responsables de la colectividad de Mosqueruela, en la raya de Teruel con Castellón, fue interceptado en el monte y tiroteado por un grupo de unos 35 a 40 hombres armados con escopetas de caza y cartuchos de postas. Murieron tres de los ocupantes del vehículo: Antonio Bella, secretario administrativo de la colectividad, Pablo Alcón, presidente del Consejo municipal y Victoriano Montero, guarda forestal. Los tres pertenecían a la CNT.

    Tras los hechos y la correspondiente investigación, se detuvo a treinta y cinco vecinos de Mosqueruela, mientras que unos setenta hombres de las masías de los alrededores desaparecieron de la comarca, refugiándose en Villafranca del Cid. En el transcurso de la instrucción los vecinos del lugar firmaron una solicitud colectiva en la que dieron su versión de descargo.

    Todos se proclamaban antifascistas y miembros de una antigua cooperativa agrícola progresista, y por ello opuestos a la colectivización que les fue impuesta. Los colectivistas desarmaron a los elementos de izquierda, trajeron a simpatizantes de otros pueblos, recogieron el dinero bajo amenaza de fusilar en la plaza al que ocultase moneda y se incautaron de todos los comestibles que había en las casas. No reconocían autoridad alguna y ejercían la censura postal para evitar que los descontentos del pueblo solitaran ayuda de fuera [345].

    El día 29 de abril, movidos por la necesidad de proveerse de alimentos y tabaco, géneros que les eran negados por la colectividad al haberse negado a entrar en ella, salieron algunos individualistas a Villafranca. Como quiera que el presidente del Consejo, Alcón, les había amenazado con fusilarlos por rebeldía si abandonaban el término municipal, llevados del miedo y sabiendo que sus explotadores retornaban en un camión, les tendieron la emboscada y huyeron [346].

    Los inculpados por los hechos de Mosqueruela ingresaron en prisión el 9 de mayo. Cincuenta y dos vecinos pasaron a disposición del Tribunal Popular en Alacañiz, pero conforme las investigaciones fueron evolucionando, los inculpados (todos menos dos) fueron puestos gradualmente en libertad [347].

    Los acontecimientos de Barcelona, cuyo resultado prefiguraba el destino del Consejo de Aragón, pusieron el broche final a un convulso periodo.

    NG
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2038
    Reputación : 2254
    Fecha de inscripción : 25/02/2011

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por NG el Jue Dic 06, 2012 9:50 pm

    Fuente de las anotaciones del texto + el texto:
    Spoiler:
    [12] GARCÍA OLIVER, Juan: El eco de los pasos. Planeta, Barcelona (2008); MERA, Cipriano: Guerra, exilio y cárcel de un anarcosindicalista. CGT (edit.), Madrid (2006); ABAD DE SANTILLÁN, Diego: Por qué perdimos la guerra : una contribución a la historia de la tragedia española. G. del Toro, Madrid (1975); y PEIRATS, José: La CNT en la revolución española. Ruedo Ibérico, Madrid (1978).

    [32] Véase HERNÁNDEZ SÁNCHEZ, F: Comunistas sin partido. Jesús Hernández, Ministro en la guerra civil, disidente en el exilio. Raíces, Madrid (2007); y Prólogo a GONZÁLEZ, EL CAMPESINO, V: Comunista en España y antiestalinista en la URSS. Espuela de Plata, Sevilla (2008), pp. 9-31.

    [33] Publicación que, como demostró H. R. Soutworth, contaba con financiación de la CIA. SOUTWORTH, H: “El gran camuflaje: Julián Gorkin, Burnett Bolloten y la guerra civil española”, en PRESTON, P (Ed.): La República asediada: Hostilidad internacional y conflictos internos durante la guerra civil. Península, Barcelona (1999). Para los apólogos de Gorkin no hay problema en hacer de la necesidad virtud: “Si Gorkin hubiese recibido fondos de la CIA habría sido para defender proyectos -en especial, Cuadernos- que combinaban el anticomunismo y la oposición al franquismo. Esta revista, según Víctor Alba, posibilitó publicar -y sobrevivir- a un grupo bastante importante de escritores republicanos exiliados, en una época en que la prensa de izquierdas latinoamericana estaba controlada por los comunistas”. FERRI RAMÍREZ, M: “Julián Gorkin, la vida de un luchador”, introducción a GORKIN, J: Contra el estalinismo. Laertes, Barcelona (2001). Se puede consultar on line en la web de la Fundación Andreu Nin: http://www.fundanin.org/gorkin5.htm

    [34] Krivitsky cifra la evolución de la militancia comunista de los 23.000 anteriores
    a la guerra a los más de 200.000 en marzo de 1937.

    [35] “Después el Frente Popular (dieciséis diputados y unos 25.000 miembros) y de la intervención soviética en España, ese insignificante partido [el PCE] tenía que convertirse en la primera fuerza política del país (alrededor de medio millón de afiliados ) y dominarlo casi todo”. GORKIN (1961).

    [36] PAYNE, S: Unión Soviética, comunismo y revolución en España. Barcelona, Random House Mondadori (2003), p. 372.

    [37] Dado que en las listas de ventas aparecen regularmente en posiciones destacadas algunas de las últimas elucubraciones de esta línea, Payne ha decidido aspirar al podio con su última obra (PAYNE, 2010), en la que ya desde la contrapartida estimula las papilas de sus píos lectores con la caracterización de la 2ª República como una “democracia poco democrática” y su absolución a los sediciosos del 18 de julio, que “no fue una rebelión contra la democracia “porque como tal ya no existía en España”.

    [57] ESTRUCH (2000, p. 132). De nuevo este autor no le concede importancia a citar sus fuentes, y ni siquiera, aunque lo hace reiteradamente en la repetición de lugares comunes, se toma la molestia de consultar a Hermet, quien sostiene: “Es cierto que las centrales sindicales anarquista (CNT) o socialista-comunista (UGT) reúnen efectivos infinitamente superiores a los partidos. Así, la CNT habría alcanzado 2.178.000 miembros, repartidos en 22 provincias, en abril de 1937, mientras que en febrero de 1936 tendría 1.500.000 en las 50 (sic) provincias (…) La FAI habría pasado de 10.000 a 30.000 adherentes en la primavera de 1936 a 150.000 en abril de 1937”. Para estos datos cita a C.M. Lorenzo: Les anarchistes espagnoles et le pouvoir (1868-1969). Traducción española en Ruedo Ibérico, París (1972). HERMET (1972, pp. 36-37).

    [58] BROUÉ y TÉMINE (1977, T. I., p. 266).

    [59] BORKENAU, F: El reñidero español. Ruedo Ibérico, París (1971), p. 160.

    [60] BROUÉ y TÉMINE, (1977, T. I., p 270); y ESTRUCH (2000, p. 134).

    [61] AHPCE, Documentos, Afiliados al Partido, Film XVII, 214, año 1938.

    [62] BROUÉ, P: Staline et la Révolution. Le cas espagnol. Fayard, Paris (1993). El autor, por otra parte, se permite la licencia de enmendar la plana al trabajo de la actual generación de historiadores españoles cuyos trabajos de síntesis son “pobres e inspirados más por las necesidades políticas que por la búsqueda de la verdad histórica”. Concluye la regañina dictaminando que en la historiografía española de los últimos años se ha encarnado el estalinismo en su versión negrinista (sic), obligándole a él, cual Don Quijote de la Revolución Perdida, a retomar la pluma y el análisis en el punto en que lo dejó antaño junto a Émile Témine, y que él mismo considera –modestamente- que había resistido bastante bien el embate conjunto del “tiempo, la afluencia de documentos e informaciones y, más aún quizás, los asaltos repetidos, y muy a menudo insidiosos, de una generación de nuevos compañeros de viaje”, algunos de los cuales escriben la Historia en función de sus propios prejuicios (p.17).

    [237] Frente a la norma habitual de ocultar la responsabilidad en este tipo de actos, PEIRATS (I, p. 79) recoge un texto expresamente elaborado para la citada obra del abogado Ángel Samblancant, en el que dice literalmente: “En la capital chulapa, la actitud provocadora de los detenidos motivó un asalto a las cárceles y la ejecución por la exasperada multitud de numerosos rehenes: de los que iban a hacer de camareros, cuando Mola y Queipo de Llano se sentasen en la mesa que les habían dispuesto en la Puerta del Sol, para servirles un soconusco. Entre los fusilados en la Celular de la Moncloa, figuraban el loro astur Melquiades Álvarez, la pepa agraria Martínez de Velasco y el compañero de juergas de Miguel Primo de Rivera, general Dabán”

    [240] En Albacete el asalto a la Prisión Provincial se produjo el 22 de septiembre; en Cartagena, el más violento tuvo lugar el 18 de octubre; en Murcia capital, el 13 de septiembre. ORTÍZ HERAS (1996, pp. 106-108); GONZÁLEZ MARTÍNEZ (1999, pp. 168-171). En Santander, el buque-prisión surto en el puerto fue asaltado por milicianos anarquistas en venganza contra el bombardeo de la ciudad en el mes de diciembre. AIZPURU (2009, p. 138).

    [241] TNA, HW 17/276776/Sp., 25/8/1936.

    [242] Mundo Obrero, 26/9/1936.

    [243] Las órdenes del Ministerio de la Gobernación llevaba fecha de 6 y 9 de octubre de 1936. En virtud de ellas se disponía que: «A partir de la fecha de esta orden sólo podrán realizar registros domiciliarios los agentes de la autoridad y las milicias de investigación integradas en las milicias de vigilancia de retaguardia; pero será requisito indispensable que el registro sea ordenado por la dirección general de seguridad...» (art. 3). Esto suponía, en primer lugar, la desaparición de todos los grupos que anteriormente habían actuado en trabajos de investigación, a los que se invitaba a integrarse «en la sección de investigación de las milicias de vigilancia de la retaguardia»; se debería entregar una relación de los miembros de dichos grupos y de sus jefes y los carnés que utilizaban (arts. 1 y 2). SÁNCHEZ RECIO (1991, pp. 90 y siguientes).

    [244] Protestas por la instrucción de estos sumarios fueron elevadas por la Confederación Regional del Trabajo de Cataluña de la CNT, la Federación de Grupos Anarquistas de Cataluña, encuadrada en la FAI, y las Juventudes Libertarias de la misma región, que se consideraban para entonces víctimas propiciatorias, “como si en los primeros meses de la Revolución no estuviesen implicados en los aludidos hechos organizaciones y partidos que, a causa de la injusticia notoria de trato [hacia las organizaciones anarquistas respecto a] las demás organizaciones antifascistas de Cataluña, o quedan totalmente al margen de la afanosa persecución u obtinene de las autoridades judiciales que la pracyican un trato de favor y, por ende, arbitrario”. AGCCE, PS-BARCELONA, 523.

    [245] AGCCE, PS-BARCELONA, 523.

    [246] Así lo observó el traductor ruso Brusilov. AIZPURU (2009, p.43).

    [267] GRE (II, p. 57).

    [268] Mundo Obrero, 18/9/1936.

    [269] RADOSH (2002. p.89-90).

    [270] Formaron parte del mismo, bajo la presidencia de Largo Caballero, Indalecio Prieto, Álvarez del Vayo, Vicente Uribe, Juan García Oliver y Manuel de Irujo. GRE (II, p. 140).

    [271] RADOSH y sus colaboradores cometen dos errores de grueso calibre. En la transcripción del informe de Marty (p. 78) le atribuyen al francés la siguiente frase: “Nos las veríamos muy felices si el trabajo de fortalecer Madrid se le asignara al Ministerio de Obras Sociales (sic, el subrayado es mío) que dirige Just [acotación de los autores: comunista (¡sic!, ídem)] y no al de Guerra, encabezado por Caballero”. Como todo lapsus, revelan en ello la naturaleza profunda de su prejuiciada línea
    argumentativa.

    [272] Para los comunistas, “los primeros comisarios políticos aparecieron en las unidades de milicias más influenciadas por el PCE [el 5º Regimiento], el PSOE y JSU. Hacia mediados de octubre de 1936, la presencia de los comisarios políticos era un hecho evidente y su necesidad se había generalizado” . ÁLVAREZ, S: (1989, P. 799). Según los anarquistas, el “Comisariado fue propuesto por nuestra organización” (Mariano Vázquez); la CNT “ha sido la más fiel defensora del Comisariado, y Prieto no la deshizo ya por presión nuestra” (González Inestal). Actas del Pleno Nacional de Regionales, CNT-FAI-FIJL, Octubre de 1938 (AGGCE, PS-Barcelona, 1429).

    [273] Mundo Obrero, 18/9/1937.

    [278] Los nuevos ministros de la CNT eran Juan García Oliver (Justicia), Juan Peiró (Industria), Federica Montseny (Sanidad) y Juan López (Comercio). GRE (II, 138).

    [305] RADOSH (2002, p. 115).

    [307] PEIRATS (1978, T. I, p. 176).

    [309] RADOSH (2002, p. 115). El informe de Antonov-Ovseenko, dirigido al Comisario del Pueblo para Asuntos Exteriores, llevaba fecha del 14 de octubre de 1936. El cónsul señala que “mataron no solo a los esquiroles, sino también a revolucionarios honrados” y que “entre ellos no había ni un solo comunista”. El error viene dado porque Antonov-Ovseenko no considerase a Trillas, miembro del PSUC, como comunista efectivo, dada la naturaleza aún ideológicamente plural del nuevo partido catalán.

    [310] Nota de El Socialista reproducida en Mundo Obrero, 5/2/1937.

    [311] SERRANO (1987, p. 185).

    [312] RADOSH (2002, p. 93).

    313 RADOSH (2002, p. 63).

    [314] ELORZA y BIZCARRONDO (1999, p. 306).

    [315] Actas de la Comarcal de Monzón.

    [316] BARRIO, José del. Relatos, acontecimientos vividos durante la guerra civil [França], [19--] 210 p. (Mecanograf). ACTA DE LA REUNIÓN CELEBRADA EN SARIÑENA EL 13 DE OCTUBRE DE 1936, pp. 35-39. Asistieron a la reunión: Coronel Díaz Sandino, García Oliver, Moles, Capitán Guarner, Capitán Botet, Coronel Villalba, Comandante Reyes (de aviación), Durruti, Ortiz, los Jefes de la Columna Maciá y Companys, del Barrio y Rovira. En BPRUB-FB, Memorias,, 2 (2)d, (1), pp. 36 y siguientes.

    [317] Una muestra de ese ambiente es la conversación telefónica que refiere el propio Durruti: “Anoche mismo estábamos preocupados estudiando la forma de ayudar a los compañeros como habíamos quedado de venir desde Monte Aragón (sic) a ayudar a los compañeros de la parte de aquí de Perdiguera y Leciñena. Me llamaron a la una de la mañana: -Durruti, aquí un pueblo, Barbastro./- ¿Qué pasa?/ Nada. Han venido doscientos aguiluchos y aquí estamos todos dispuestos a armar jaleo/- ¿Qué ocurre?/- Pues que ha salido de Barbastro Guardia Civil y Carabineros y aquí se va a armar la de Dios/ Les digo: Sois unos idiotas, estamos aquí mirando de llevar (sic) trescientos hombres a la Sierra, a jugarse la vida y vosotros me estáis creando dificultades en la retaguardia. Les insulté y he tenido yo por teléfono que arreglar la cuestión.

    [325] Citado en TERMES (2005, pp.56-57).

    [326] “Los actos de terror y pillaje de gentes incontroladas. Manifestaciones del comisario general”. La Vanguardia, 3/1/1937. El caso de los trabajadores de Hispano-Suiza –cuatro en total, miembros del Sindicato Metalúrgico de UGT - terminó trágicamente. Según Jesús Hernández, se les mantuvo detenidos en los locales de la Regional de la CNT hasta que un día aparecieron sus cadáveres en la Rabassada, uno de los lugares de ejecución de las patrullas anarquistas. HERNÁNDEZ TOMÁS (1946, p. 198). El 24 de febrero la prensa daba de nuevo noticias sobre el entierro de otro militante del PSUC y del Sindicato Obrero Metalúrgico de la UGT, Ventura Vergés, a cuyas exequias acudió un amplio séquito encabezado por Comorera y en el que formaban agentes de Seguridad y Vigilancia, compañeros del finado. La Vanguardia, 24/2/1937.

    [327] AGGCE, PS-BARCELONA, 821.

    [328] “Si llamándose elementos de la CNT; si pretendiendo obrar en nombre de la CNT hay quienes, abocados a la inmoralidad, cometen acciones censurables; si se llega en los peores casos al latrocinio más descarado, a la imposición violenta, a la irresponsable actuación que crea odios, que puede levantar protestas y producir un estado morboso altamente perjudicial a la buena armonía que debe existir entre el proletariado antifascista, no puede culparse de ello, ténganlo todos en cuenta, a la Confederación [que a título de organización condena estos actos individuales como contrarios al espíritu confederal]”. Reproducido en La Vanguardia, 25/2/1937.

    [329] La Vanguardia, 24 y 25/2/1937.

    [330] Termes la ha definido como “una colectivización de miserables contra pobres”. TERMES, J. (2005 ...)

    [331] AGGCE, PS-BARCELONA, 1340.

    [332] Solidaridad Obrera, 28/1/1937: “Lo ocurrido en La Fatarella y la 5ª columna con carnet”.

    [333] AGGCE, PS-BARCELONA, 821.

    [334] Mítin de Ángel Galarza y Jerónimo Bugeda en Valencia. ABC (de Madrid),
    31/1/1937. Galarza propuso que los carnets posteriores al 18 de julio fueran distintos, no otorgaran derechos y solo crearan deberes: “cotizar y trabajar, sí; pero
    los cargos y los fusiles para los afiliados con anterioridad a la sublevación”.

    [335] ABC (de Madrid), 17/4/1937.

    [336] La Vanguardia, 26/2/1937. La nota iba firmada por el Comisario de OP,
    Juan Rodríguez Papaseit, y se afirmaba que con esta disposición estaban de
    acuerdo las siguientes organizaciones: CNT, UGT, ERC y POUM.

    [337] ABC (de Madrid), 20/3/1937.

    [338] En concreto, “dos curas, a los que seguramente no llevaba el situarse frente al Poder público ningún anhelo revolucionario, sino el de producir disensiones entre los antifascistas, y el intento de hacer nacer en la retaguardia un nuevo frente de guerra”. ABC (de Madrid), 23/3/1937.

    [339] AGCCE, PS-BARCELONA, 811. Informe de lo ocurrido en Burriana..., 2/2/1938.

    [340] ABC (de Madrid), 13/3/1937.

    [341] AGGCE, PS-BARCELONA, 821. Un oficial en viaje de inspección del sector de Teruel (3 de abril) denunció que “todo cuanto se le ocurra traer a algún militar o persona que por su cargo visita el frente, se lo quitan en el acto y se quedan con ello”. Un agente del SIM (9 de marzo) describió una tensa escena en la que su coche y el de un coronel de estado Mayor con el que viajaban de Alfambra a Valencia fue detenido y registrado dos veces en busca de jamones. Ante las protestas de los militares, el jede de la patrulla respondió que “si yo sigo hablando con él no me va a dejar pasar ni para arriba ni para abajo”. Poco después, hizo un disparo de pistola contra los vehículos cuando se alejaban. El 30 de abril, Asacaso trasladó respuesta a Galarza, en la que los agentes del control excusaban su afán de registro en pos de los jamones arguyendo que “la revisión de los coches obedece a evitar la salida clandestina de víveres, porque aquella había llegado a constituir un verdadero abuso que amenzaba con quebrantar las reservas que, en este
    orden tiene la provincia”.

    [342] La Vanguardia, 7 y 8/4/1937.

    [343] “Los lamentables sucesos de Olesa de Montserrat.” Solidaridad Obrera, 7/4/1937. “La persecución contra la CNT se agudiza. Se asesina a nuestros militantes y se suspende gubernativamente nuestra prensa”. Solidaridad Obrera, 17/4/1937.

    [344] AGGCE, PS- BARCELONA, 821.

    [345] La censura postal permite conocer otros casos en los que se acusó a militantes de UGT en filas de “injurias a la autoridad” por mostrarse adversarios de la colectivización en sus lugares de origen. CASANOVA NUEZ, E: La violencia política en la retaguardia republicana de Teruel durante la guerra civil. Instituto de Estudios Turolenses, Teruel (2009), pp. 110.

    [346] AGGCE, PS-BARCELONA, 821.

    [347] CASANOVA NUEZ (2009, pp. 111-114).

    [*] Para saber más sobre la información de los ex-digirigentes del POUM en su lucha contra el comunismo a posteriori ver:
    http://www.forocomunista.com/t303p290-poum-partido-obrero-de-unificacion-marxista-opinad
    (Mensaje n°297, 3º artículo que corresponde a este mismo libro)

    Fuente: http://e-spacio.uned.es:8080/fedora/get/tesisuned:GeoHis-Fhernandez/Documento.pdf

    Durruti_36
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 183
    Reputación : 221
    Fecha de inscripción : 25/06/2012

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por Durruti_36 el Sáb Dic 08, 2012 5:07 pm

    Me extraña que se diga esto viniendo de un supuesto anarquista, pero si piensas que era la táctica correcta me parece muy bien y coincido contigo, pero creo a estas alturas es objetivo decir que la colectivización de la tierra (en la que participaron más partidos), los fusilamientos/linchamientos de exaltados a presos en momentos de tensión (que supongo que en menor o mayor medida otros partidos también sucumbieron) o la oposición más que ningún otro sindicato a la profesionalización de las milicias denotan otra cosa.

    La colectivización era algo en lo que estaban de acuerdo todos, no había fuerza que se opusiera al trabajo colectivo de las fabricas y tierras abandonadas por los burgueses. De hecho fue un ministro comunista quien hizo del decreto de colectivizaciones, regularizando así su situación. ¿que es lo que ves malo en ellas?

    Sobre linchamientos a presos por parte de libertarios, no se a qué casos te refieres. No tenia conocimiento de ello. ¿Puedes poner algun ejemplo?

    Sobre la oposición a la militarización por parte de CNT tampoco sé a qué te refieres exactamente, porque el Gobierno emitió un decreto de militarización de milicias firmado por los ministros cenetistas.

    Me refiero a que esta claro que ni juntando la influencia trotskista y anarquista en la segunda guerra mundial se puede comparar a los movimientos de resistencia griego, italiano, francés, albanés, yugoslavo, etc. y a su influencia (obviamente el peso de liderazgo de la URSS aguantando el mayor peso de la Wermatch en la segunda guerra mundial) ¿o no?, igualmente si quieres puedes pasarme artículos o libros sobre la actuación en la segunda guerra mundial. Yo de lo que tengo constancia por ejemplo es que el anarquismo después de la segunda guerra mundial aparte de estar en horas bajas como los trotskistas... sus asociaciones apoyaban generalmente bastante más el bloque capitalista que hacía el socialista durante la guerra fría (¿creo que no es mentira no?)

    Me referia a los anarquistas españoles, en otros sitios no se como estaría la situacion. Pero por ejemplo citas el caso de la resistencia francesa, en la cual habian muchos anarquistas españoles como Remiro o Ponzan; éste ultimo luchó en el frente aragonés en un comando que se infiltraba en lineas enemigas con distintos fines y empezada la guerra mundial organizó junto con su grupo anarquista una ruta de escape a traves de los pirineos por la cual circularon miles de personas huyendo del nazismo. Sobre un libro que cuente las andanzas de los libertarios en la segunda guerra mundial te podria recomendar Republicanos españoles en la segunda guerra mundial de Pons Prades; aunque hay mucha bibliografía, solo hay que interesarse.

    Sobre lo otro, crees mal. Es mentira.

    Creo que no hace falta volver a poner los textos de fusilamientos, tiros en la nuca, y demás de cenetistas y faístas por negarse a entrar en las colectividades o intervengazas de sindicatos por Barcelona. Creo que esto lo han expuesto bien los camaradas Yemerenko, Echospace, etc. y no creo que haga falta ponerlo de nuevo. Igualmente sí, el cinema Europa era una checa, sobre las sacas de Madrid también tienen influencia los anarquistas, y sobre Paracuellos, fuera el ejecutor de la orden quien fuera no consiguió más que dar más propaganda al enemigo, pero hay que recalcar una cosa, fue una mala planificación del gobierno (que para empezar se fue por patas) y dejo unos 8.000 prisioneros con los facciosos a las puertas, a eso sumale la experiencia en sitios como Badajoz.

    ¿Asesinatos por negarse a entrar en las colectividades? ¿puedes poner algún ejemplo?. Yo no he visto a lo largo del hilo ningún caso así. ¿En qué pagina está?

    No sé cómo ha derivado el debate hacia las sacas que realizaban unos u otros, pero vamos que si quieres buscarle justificación a que hubieran ejecuciones sumariales o sin juicio saltandose a la torera toda la legalidad republicana, tú sabrás.

    Ahora me hace gracia que no se pasara por las checas anarquistas porque hemos visto que también existían.

    Una cosa son las chekas o centros clandestinos, fuera de toda legalidad y otra las carceles del gobierno, tienes que saber diferenciarlos. Los anarquistas no estaban a cargo de esas carceles gubernamentales donde habían presos antifascistas, y el objetivo de esas visitas era conocer el estado de éstos.

    No es que me sulfure por el tema Holodomor que sé y esta documentado a estas alturas que es un fraude, sino por como utilizáis los recursos a la hora de debatir (sin fuentes, sin contrastar etc.), de ahí mi ejemplo de antes.

    Pues aplícate el cuento, porque en esta ultima intervención tuya no has citado uno sino bastantes casos acusatorios sin fuentes ni contrastables.

    Me parecen textos muy interesantes para saber la explicación anarquista, pero otra vez te digo lo mismo, ahí esta la gente del foro como Echospace que te ha contestado perfectamente tus respuestas con un texto de los documentos alemanes, a lo que tu pobremente solo pudiste defenderte con la excusa de que Franco era un fanfarrón.

    Echospace no ha rebatido esos textos, y por lo que se ve tú tampoco puedes rebatirlos. Parece que no has leido bien ese documento de los alemanes. Leelo otra vez y dime donde dice que sus agentes infiltrados lo estuvieran en CNT. No lo dice por ningún lado, bien pudiera ser que estuvieran en otras fuerzas, lo que coincidiría con lo expuesto por la CNT de infiltrados en Estat Catalá y PSUC. El texto dice que sus agentes consiguieron provocar los tiros.. dime NG ¿Quien provocó los tiros en Barcelona? Te contesto: Salas (Psuc) al mando de la fuerza por orden de Aiguadé (Estat Catalá) para ocupar la central telefonica. A ese texto yo no le doy credibilidad, a pesar de que no señale a CNT, eso es indiferente. Y no se la doy por dos razones: una, que no me creo lo que diga el mayor asesino del proletariado que hemos tenido, y dos, porque esas declaraciones están hechas DESPUES de los hechos consignados.

    ¿Porqué el PSUC colaboró en armas con un partido filofascista, copado de infiltrados italianos de Musolini, como Estat Catalá en contra de la CNT? ¿Porqué en esos mismos dias fueron también atacadas las centrales telefonicas de Tarragona y Tortosa por parte de PSUC, UGT, Esquerra, Estat Catalá, asesinando despues a militantes libertarios de esas localidades? ¿Porqué, si tal como aseguras los hechos de mayo fueron un golpe de estado orquestado por los anarquistas, no se levantó en armas la CNT en esos pueblos y los demás de Cataluña?

    Pero vamos sobre lo de la telefónica, ya que os gusta tanto Diego Abad de Santillán y su conocido libro, le citare (como hicieran antes otros usuarios en este hilo):

    NG, no te has leido el hilo detenidamente. Esas citas del libro de Santillán ya han sido refutadas anteriormente, son falsas, no existen. Puedes comprobarlo tú mismo, buscalas.

    Bueno ya he dicho, colectivizar la tierra en la guerra, armar sublevaciones en plena guerra civil incluyendo huelgas que afectaban a la economía de guerra en Mayo del 1937, asaltar cárceles de presos y fusilarlos

    Pues nada NG, puedes ir demostrando lo de las sublevaciones y los asaltos a las carceles.

    Además los anarquistas teneis un dilema, porque como dije, la propia CNT condenó los hechos de Barcelona, y tampoco se negaron a la disolución del consejo regional de Aragón:

    ¿Pero te has leido los textos de la CNT sobre esos hechos? ¿Donde está la condena y a quién?

    ¿Por qué si es mentira que las colectividades producían resistencia en el campesinado, no produccian suficientes suministros como antes de la guerra, ni mandaban sus armas al frente van a tener miedo de discutir o perder el animo de discutir su disolución como dicen aquí?

    Pues no lo se, posiblemente porque no era el momento, no querrían provocar más fricciones, o porque en ese documento iban a tratar cuestiones de otra índole.

    Ahora yo te formulo otra pregunta ¿Porqué, si es verdad que las colectividades producían resistencia ente los campesinos, despues del paso de la tropas gubernamentales para la disolucion de las mismas, se volvieron a formar?

    Me sigo preguntando una cosa, ¿si aún así es mentira, que el consejo se disolvió y huyeron muchos de sus miembros, porque su presidente decía que iban a oponer resistencia si se atrevían a tocarlo, y en el momento de la verdad no hubo ni un solo tiro?

    El Consejo no se disolvió, fue disuelto por el gobierno. Sus miembros (de la UGT y CNT) no huyeron, fueron ilegalmente detenidos, encarcelados y algunos desaparecidos a manos de guardias de la republica. A otros los mantuvieron encarcelados hasta la entrada de tropas franquistas, dejandolos a su suerte.

    Seguramente no hubo tiros porque los campesinos y sus hoces no podian hacer frente a cuerpos del ejercito que se desplegaron en plan militar envolviendo sus pueblos como si se trataran de fascistas. Porque los miembros del Consejos y los colectivistas aceptaban la legalidad republica. Porque las milicias libertarias no se movieron de su sitio a pesar del atropello que estaban sufriendo los suyos. Porque no quisieron provocar una guerra dentro de la republica.

    Si queréis que os ponga textos de Líster sobre lo de los militares republicanos en la retaguardia, sobre su opinión sobre los anarquistas

    No hace falta, ya se la opinion que tenia de los anarquistas aragoneses: dictadores terroristas.

    Salud



    Última edición por Durruti_36 el Sáb Dic 08, 2012 6:12 pm, editado 1 vez

    Durruti_36
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 183
    Reputación : 221
    Fecha de inscripción : 25/06/2012

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por Durruti_36 el Sáb Dic 08, 2012 5:23 pm

    El texto que has colgado El PCE en la Guerra Civil por Fernando Hernández Sánchez, es un claro ejemplo de todo lo que te quejas, un montón de acusaciones gratuitas de las que no muestra ninguna referencia para que puedan ser comprobadas. Por su longitud y por falta de material a mano para rebatirlo solo comentaré algunas cuestiones:

    la llegada a la ciudad de los fugitivos de la columna de Yagüe que relataban la feroz represión efectuada en los valles del Guadiana y el Tajo hizo saltar la chispa que provocó el asalto a la cárcel Modelo el 25 de agosto y el rosario de ejecuciones subsiguientes. La cúpula comunista responsabilizó del asalto y los asesinatos a “bandas armadas de anarquistas”

    Esto es contar la historia a su medida. Otras historias fuera de la historiografía comunista dicen que la carcel fue asaltada por partidos y sindicatos, que entre los milicianos hubieron fuertes discusiones por el tema de tener que ejecutar prisioneros, que miembros de las milicias anarquistas fueron los que cortaron las ejecuciones negandose a separarse del grupo de presos. Como ves NG, historias hay muchas y cada una tiene su verdad. Este articulista, Hernandez Sanchez, se basa en lo que contaban los comunistas y no en las investigaciones que se hicieron sobre los sucesos. ¿Y así pretende hacer pasar por serio su articulo? Lo curioso es que seguidamente reconoce que las fuerzas comunistas estuvieron implicadas en los asaltos a las carceles de distintas ciudades, reconociendo que en la de Madrid fue un anarquista el que se opuso. Todo eso bajo el epigrafe Sobre el sobreexcitamiento del anarquismo en la retaguardia contra los prisioneros, y la postura del PCE. Pero si él mismo reconoce que fueron fuerzas comunistas las que operaron en la mayoría de los asaltos a las carceles y que el propio PCE tuvo que contener a los suyos. Lo podría haber titulado El sobreexcitamiento del comunismo... Según él el comunista Rafael Vidiella dijo: “los jueces no pueden admitir denuncias que se formulen sobre hechos de carácter revolucionario acaecidos con motivo del movimiento provocado por los generales facciosos, ya que de efectuarlo así, sería como procesar la propia revolución; y la revolución hace cosas bien hechas y mal hechas, pero que no son precisamente señaladas como delito, ya que todo alzamiento revolucionario rompe los vínculos de las organizaciones existentes, los moldes colectivos anteriores al movimiento, así como también tergiversa las normas de derecho instituidas”.

    ¿De qué revolución habla este dirigente comunista?

    El periodista Martínez Reverte alumbró hace algunos años el borrador del acta de una reunión de representantes del Comité Nacional, comités regionales y otras organizaciones de la CNT que se celebró la mañana del 8 de noviembre. Para Reverte, la “pistola humenate” se encontró empuñada, a dos manos, por la federación anarquista local y “los socialistas que tienen la Consejería de Orden Público 296”297.

    Martínez Reverte... Creo que alguien debería apercibir a Hernandez Sanchez sobre este individuo, el cual ha mentido descaradamente en sus historias sobre anarquistas; mentiras que han sido destapadas y refutadas por el peso de las pruebas. Menudo personajillo el Reverte.

    Empecemos por esto último, que era resaca de querellas de preguerra. El 14 de octubre, el cónsul soviético en Barcelona, Antonov-Ovseenko, informaba a Krestinsky, responsable del NKID, que el CC del PSUC recibía a diario multitud de denuncias sobre los excesos de los anarquistas, que habían derivado en choques armados [305].
    Citaba casos como el de un pueblo de Huesca, cercano a Barbastro, donde veinticinco miembros de la UGT habían sido asesinados por los anarquistas “en un ataque por sorpresa provocado por razones desconocidas”. O el de los trabajadores de una fábrica textil de Molins de Rei, que dejaron de trabajar como protesta contra unos despidos arbitrarios y enviaron a Barceloba a una numerosa delegación para transmitir sus quejas. A pesar de que los libertarios sacaron del tren a una parte de esta delegación, cincuenta trabajadores consiguieron llegar y enviar sus quejas al gobierno central, pero ahora temían regresar, recelando una venganza anarquista.
    En Pueblo Nuevo, cerca de Barcelona –seguía relatando el cónsul- los anarquistas habían situado a un hombre armado a las puertas de cada una de las tiendas de alimentación “y si no se tiene un cupón de alimentos de la CNT no se puede comprar nada. Toda la población de ese pequeño pueblo está muy excitada”. Que se empleaba el abastecimiento como una palanca de influencia politica no era una exageración de Antonov-Ovseenko: En el caldeado ambiente de comienzos del año siguiente, la prensa de Barcelona dio noticias acerca del descontento que provocaban prácticas abusivas para fomentar el descontento contra la Consejería de Abastos presidida por Joan Comorera, secretario general del PSUC. La Vanguardia del día 25 de febrero de 1937 dio cuenta de una manifestación espontánea de mujeres que tuvo lugar a consecuencia de los incidentes ocurridos en algunas tahonas de la Barceloneta.


    Bien, y todo esto ¿Quien lo dice?, Hernandez Sanchez nos remite al libro de Radosh!!! Pero vamos a ver una cosa, ¿Como puede tomar como valido un libro totalmente antiestalinista escrito por un "neoconservative marxist" como fuente fidedigna?. Lo mas increible es que luego lo critica cuando habla de los comunistas, pero cuando se trata de anarquistas lo da por bueno. Parece que mide con distinto rasero.

    Entre el "malinformado" Reverte y el "marxista de derechas" Radosh, se está luciendo el articulista.

    Además NG, por si te interesa saberlo esas informaciones de Radosh sobre los anarquistas circulan compartidas por webs fachas y comunistas españolas.

    A comienzos de 1934, los anarcosindicalistas desencadenaron una larga huelga que fue aplastada por el gobierno y la Esquerra, y durante la que entraron en colisión con el Sindicato de Transporte de la UGT, presidido por Trillas. Los rescoldos se reavivaron cuando en julio de 1936, con el pretexto de vengarse de los esquiroles, la CNT mató a más de ochenta hombres, miembros del sindicato socialista [309].

    ¿Quién dice esto? Veamos la referencia.. vaya, es otra vez del incombustible facha-marxista Radosh. NG ¿Has leido su anticomunista libro España traicionada. Stalin y la guerra civil española?. No entiendo cómo Hernandez puede dar crédito a semejante engendro aplaudido por todos los fachillas norteamericanos.

    Estos son los casos que presentó Echospace, los cuales dices que no hay que volver sobre ellos porque ya están demostrados...

    El griterío hostil de los manifestantes obligó al presidente de la ejecutiva de la UGT a salir al balcón para calmar los ánimos. Al verle, algunos jóvenes manifestantes pretendieron asaltar el edificio y lograron desarmar a uno de los hombres que montaban guardia. Otro, que logró refugiarse en la armería, hizo fuego, alcanzando mortalmente al presidente de la UGT. Varios más resultaron muertos por arma de fuego. La multitud se dispersó, y los delegados comunistas fueron desarmados, aunque posteriomente se les puso en libertad.
    Lo peor estaba por venir. En menos de dos horas llegaron a Esplús fuerzas al mando de un delegado de Investigación provincial. Varios responsables de la manifestación fueron detenidos y ejecutados pocas horas más tarde. Uno de los rebeldes “se hizo justicia por su propia cuenta” antes de ser detenido. Otras víctimas fueron cazadas por las patrullas de control cuando se encontraban ya lejos del pueblo. Asimismo murió una pareja “por haber atentado con arma blanca contra uno de los guardia provinciales en entrar este en su casa para un registro sin importancia”.


    Sobre el caso de Esplús no dispongo de información. Aunque viendo como recorta las actas de la comarcal a su antojo, o como escribe demagogicamente "mataron al presidente de la UGT", una organizacion formada en ese pueblo por propietarios individualistas despues del alzamiento... pues seguramente haya más tela que cortar en ese asunto.

    Luego emplea, aprovechando el contexto del artículo, unas declaraciones de Durruti como si fueran dirigidas contra los libertarios, cuando en realidad iban para todos los partidos y sindicatos.

    Del Barrio tomó la palabra para dar cuenta de que, en ausencia del coronel Villalba y como miembro del Comité de Guerra, había tomado la decisión de enviar 25 carabineros a Graus, con orden de detener a todo el Comité del Pueblo: “Si no hubiéramos mandado los 25 carabineros a Graus, los compañeros de la CNT nos fusilan a diecisiete hombres, que no eran todos socialistas, que eran republicanos en mayoría”, aseguró.


    Que cosas, "casi los matan". Habrá que darle credibilidad a este dirigente del PSUC mientras no se disponga de otras informaciones. De todas maneras de centenares de pueblos colectivizados en Aragón parece, según Hernandez, y siempre que nos fiemos de su palabra, que solo hubieron desmanes en dos pueblos...

    Algunos sectores anarquistas intensificaron su programa de colectivización forzosa. El resultado fue la proliferación de protestas contra los Comités (Riudarenes y La Garriga entre noviembre de 1936 y enero de 1937) que desembocaron en hechos luctuosos como los sucesos de Cervià de les Garrigues del 23 de octubre de 1936 y Palau d´Anglesola el 9 de febrero de 1937, saldados con varios muertos. También se produjeron atentados mortales contra dirigentes de la FACS (como el de la comarca de la Selva, vinculado al PSUC) y fusilamientos de acreditados dirigentes locales republicanos (en Ginestar el 21 de noviembre y en Garcia, el 3 de diciembre). En todos los casos intervinieron fuerzas foráneas bajo el mandato de significados dirigentes de la FAI, como Dionisio Eroles, jefe de los servicios de policía de Barcelona

    En general los comités de CNT seguían la linea del Comité Nacional de no aplicar la colectivización forzosa. Aunque hubieron casos como éstos en los que algún comité se sobrepasó, pero fueron algo minoritario en el campo catalan. Ahora, se les dio mucho bombo a estos casos por parte de rabassaires y PSUC, como si fuera algo general, cuando en absoluto fue así. De hecho estos comites fueron duramente criticados por CNT a todos los niveles.

    El irrespirable clima de orden público en Cataluña llevó el 3 de enero al recién designado comisario general del ramo de la Generalidad, Eusebio Rodríguez Salas, a declarar a la prensa que los actos “de terrorismo realizados por gentes incontroladas no persiguen otra finalidad que producir un estado de alarma entre las personas pacíficas y honradas [proporcionando] con semejante proceder una ayuda eficaz a los negros designios del fascismo”.

    Otra vez Hernandez mezclando churras con merinas, como si este mensaje de Salas fuera dirigido contra los anarquistas y no contra cualquier emboscado en cualquier organización. Qué bien se le dan las adjudicaciones arbitrarias.

    Refirió incidentes en Vilanova i Geltrú, donde habíasido asesinado por unas diferencias en el trabajo, apareciendo el cadáver carbonizado en una carretera del pueblo. Diversos grupos de sujetos, haciéndose pasar por policías, habia efectuado registros amdedentradores en locales de organizaciones rivales, como el Casal Nacionalista; en otro caso se codujo detenidos a Comisaría a unos muchachos afiliados al POUM, desapareciendo inmediatamente sus apresadores sin dar explicaciones. Por último, refirió la desaparición de unos obreros que trabajaban enla fábrica Hispano Suiza y de los que se ignoraba su paradero, a pesar de las activas gestiones que se estaban realizando para descubrirlo. Rodríguez Salas terminó su intervención ante los periodistas diciendo que en Cataluña no debía haber más detenciones que las oficiales y que no debían actuar más tribunales que los Tribunales Populares [326]

    Y todo esto lo sabemos gracias al gran antianarquista y antiestalinista Jesus Hernandez Tomas. Sin comentarios. Tendremos que creerlo, a ver qué remedio.

    Reverte, Radosh, Hernandez Tomas.. La flor y nata de las fuentes fidedignas de información.

    Luego nombra unos cuantos pueblos donde hubieron incidentes y muertos a manos de anarquistas, pero los muertos de éstos en esas y otras localidades no los nombra. Y llega finalmente a la Fatarella diciendo que los libertarios quisieron hacer pasar esos sucesos como caso de la quintacolumna. En las primeras paginas de este hilo se desmenuza el caso Fatarella. No solo los libertarios, tambien otras fuerzas antifascistas e incluso el PCE y PSUC, aunque con reticencias, reconocían que la quintacolumna tuvo que ver en tan lamentable suceso. Pero esto seguramente a Hernandez Sanchez se la trae al pairo.

    Resulta curioso que, entonces el PCE y PSUC y hoy en dia los comunistas, se echaran manos a la cabeza porque hubo algun caso de colectivización forzosa por parte de los libertarios. Se ve que cuando eso se hacía en la URSS de forma generalizada y con ejecuciones de kulaks incluidas, estaba bien.

    El 9 de febrero fuerzas de la Columna Durruti detuvieron y fusilaron al maestro de Utrilla (Teruel) y a seis individuos más, sin formación de causa.

    Vaya, yo creia que eso solo lo hacian las unidades comunistas.

    En fin, el texto deja mucho que desear, es manipulador y se basa en fuentes dudosas, aparte de que intenta meter exclusivamente en el saco anarquista todos los males que acarreaban los distintos grupos antifascistas; pero tiene de bueno que condensa en unos cuantos parrafos todos los desmanes de los escasos comites de CNT que no acataban la linea oficial y querían llevar el comunismo libertario hasta sus últimas consecuencias.







    NG
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2038
    Reputación : 2254
    Fecha de inscripción : 25/02/2011

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por NG el Vie Ene 04, 2013 1:45 am

    Para empezar debo pedir disculpas por la gran tardanza, el texto en verdad lo tenía acabado prácticamente pero al volverlo a tocar he tenido que revisarlo de nuevo, debo decirte que no te has enterado de la copla, leete mi introducción del texto, es un texto largísimo, y es un resumen escogido para cerrar los mitos del PCE, y aprovechando que sacabamos el tema, desmitificar lo que te he contado antes sobre el anarquismo. Digo esto, porque veo que te vas por los cerros de úbeda diciendo en lo bajibiri que si el autor es anti-anarquista y tal, NO, el autor echa las culpas al PCE cuando cree que las tiene, y en otras ocasiones al CNT/FAI o quien deba tenerla. Te lo digo porque como veo hablas de que el autor pone tal títulos y tal, que va, los títulos en rojo, son mios, no de él, así que no acuses al autor de nada.

    Durruti_36 escribió:La colectivización era algo en lo que estaban de acuerdo todos, no había fuerza que se opusiera al trabajo colectivo de las fabricas y tierras abandonadas por los burgueses. De hecho fue un ministro comunista quien hizo del decreto de colectivizaciones, regularizando así su situación. ¿que es lo que ves malo en ellas?

    Sobre linchamientos a presos por parte de libertarios, no se a qué casos te refieres. No tenia conocimiento de ello. ¿Puedes poner algun ejemplo?

    Sobre la oposición a la militarización por parte de CNT tampoco sé a qué te refieres exactamente, porque el Gobierno emitió un decreto de militarización de milicias firmado por los ministros cenetistas.
    Sobre las colectivizaciones y los demanes ya he hablado, y te he puesto fuentes no dudosas, pero hablare más adelante, sobre los asaltos de cárceles esta en el texto que colgué, y sobre la disputa militiar, bueno, también esta en el texto, pero creo que el propio libro de Diego Abad Santillan da otro detalle más importante incluso:

    Aunque no contase con nuestra aprobación, se fueron constituyendo dentro de las milicias, que debían ser una sola y única manifestación del pueblo en armas, las secciones de partido y organización. Y fueron las tendencias marxistas, -stalinistas y llamadas trotzkistas-, las que primero escindieron al pueblo antifascista para ponerlo bajo sus consignas de partido. Una columna apareció en el frente con el nombre de Carlos Marx. ¿Que tenía que ver Marx con nuestra epopeya?
    Mientras nosotros sosteníamos que los compañeros de más capacidad y popularidad debían partir para el frente al mando de centurias, batallones y columnas, se impuso el criterio de que había que conservar para la postguerra a los militantes más destacados; que habíamos tenido sensibles pérdidas en las jornadas de julio, lo que era verdad, y que si las luchas del frente nos privaban de los que quedaban, nos encontraríamos en situación de inferioridad con respecto a los otros partidos y organizaciones.

    Veíamos que primaba el propósito del reparto de la piel del oso, antes de darle caza. Quizás porque teníamos mejor información, quizás porque hemos visto más exactamente la situación, ese criterio nos produjo una pena tan honda que se nos saltaron las lágrimas, de rabia o de tristeza.

    [...]

    Y después de todo, no era cuestión de cálculos, primero había que vencer al enemigo, luego discutiríamos, los que quedásemos vivos, o los que quedasen en condiciones de hacerlo. ¡No se había advertido el peligro ni la magnitud de las posibilidades que tenía a su favor el enemigo! Teníamos prisa por llevar la guerra a todos los rincones de España, antes de que los militares rebeldes pudiesen montar la ofensiva. ¿Es que en las recientes jornadas, cuando se trataba de vencer o morir, habíamos hecho cálculos sobre el futuro y sobre nuestra actuación en él? Las jornadas de Barcelona no habían decidido la situación; todavía era preciso luchar con la misma entereza y la misma resolución tranquila y heroica de vencer o morir. ¿Por qué ahorrar
    elementos que hacían tanta falta en los puestos de combate? ¿Por qué dejar partir las columnas sin jefes a la altura de su misión, teniendo que dar los mandos un poco al azar, con lo
    cual decrecía tanto su eficacia?
    http://www.kclibertaria.comyr.com/lpdf/l094.pdf

    Durruti_36 escribió:Me referia a los anarquistas españoles, en otros sitios no se como estaría la situacion. Pero por ejemplo citas el caso de la resistencia francesa, en la cual habian muchos anarquistas españoles como Remiro o Ponzan; éste ultimo luchó en el frente aragonés en un comando que se infiltraba en lineas enemigas con distintos fines y empezada la guerra mundial organizó junto con su grupo anarquista una ruta de escape a traves de los pirineos por la cual circularon miles de personas huyendo del nazismo. Sobre un libro que cuente las andanzas de los libertarios en la segunda guerra mundial te podria recomendar Republicanos españoles en la segunda guerra mundial de Pons Prades; aunque hay mucha bibliografía, solo hay que interesarse.

    Sobre lo otro, crees mal. Es mentira.
    Gracias por el ejemplo, no lo conocía, y por la recomendación, mi comentario era por conocer cosas como esta:

    Después de la Segunda Guerra mundial, las corrientes oficiales del anarquismo se reconstruyeron sobre bases totalmente burguesas, adoptando posiciones carentes de validez (caso del antimilitarismo, el pacifismo, etc.), cuando no francamente contrarrevolucionarias (como el sindicalismo, las luchas de liberación nacional, o la gestión directa de la economía sin una previa destrucción del Estado burgués)

    En el periodo comprendido desde la Guerra Fría hasta hoy se han sucedido las pruebas del interés que demuestra la clase dominante en integrar a los representantes del "anti-estatalismo" en su dispositivo de capitalismo de Estado, ofreciendo una vía, en forma de callejón sin salida o de reclutador para las fuerzas de la izquierda oficial del capital, a aquellos a los que convencían ni la alternativa occidental ni el estalinismo.

    [...]

    El anarquismo ante los bloques imperialistas

    En el momento de la caída de los regímenes estalinistas y el bloque del Este, las organizaciones del anarquismo oficiales se jactaban de tener las manos limpias de cualquier implicación en la confrontación que, desde 1945 a 1989, habían sostenido los bloques del Este y del Oeste, alimentando la leyenda de una irreductible oposición a los bloques militares. Como afirma uno de sus cronistas[2] : «Los anarquistas se dividieron a propósito de la actitud frente a los bloques. La mayoría decidió oponerse tanto al Este como al Oeste...».
    Lo que sucedió en realidad es que durante la Guerra Fría, una parte de las organizaciones anarquistas tomó posición oficialmente a favor de la defensa del llamado "mundo libre". Tal fue el caso de la SAC (Sveriges Arbetares Centralorganisation) de Suecia. También cuando chocaron directamente fuerzas militares del bloque del Este y tropas norteamericanas y de la ONU en la guerra de Corea de 1950-53, algunos elementos como por ejemplo los militantes del grupo Révolution Prolétarienne, invocaron la necesidad de elegir el "mal menor", y abogando por la defensa de la democracia, postularon abiertamente una postura pro-americana. Estamos hablando de personalidades como A. Prudhommeaux, N. Lazarevitch, G. Leval, así como militantes españoles y búlgaros, que señalaron: «Hay dos imperialismos, pero considero que uno de ellos es particularmente peligroso y totalitario y que puede llegar a la esclavitud. El otro representa menor peligro... No estoy a favor de la retirada de las tropas americanas de Corea... Allí solo hay un criminal de guerra y es Stalin. El es el responsable directo de los bombardeos estratégicos que diezman a la población coreana »[3] . Había también, por otro lado, quienes consideraban el imperialismo norteamericano como el principal causante de la guerra.

    [...]

    Todo lo contrario, pues lo que en realidad refuerzan es la sumisión de la clase obrera al engaño democrático y a los órganos de la dominación capitalista, enturbiando la toma de conciencia sobre la necesidad de destruirlos. No en balde la Federación Comunista Libertaria (FCL) ¡presentó candidatos a las elecciones legislativas de 1956! Y cuando, en 1958, se produjo la liquidación de la IVª República, y se llamó a De Gaulle para que solventara el problema colonial,... «en todas las publicaciones libertarias se publicaron llamamientos que coincidían en apelar a la salvación de la amenazada República. (...) La inmensa mayoría de los anarquistas tomaron partido por la República y la política del mal menor.

    Y en Abril de 1951, cuando se produjo el "putsch" de los generales de Argel que se oponían a la independencia de Argelia,... «la FA participó en los distintos comités que agrupaban multitud de organizaciones de izquierda, (...) los anarquistas fueron los primeros en defender las libertades democráticas, por mucho que lo negaran posteriormente. »
    http://es.internationalism.org/ap/2009/210_anartres

    Es un ejemplo corto del artículo de los consejistas de esa página. Y voy como en el tema como con el de Radosh que me planteas luego, lo importante no es si la página es dogmática-izquierdista, reaccionaria, o lo que sea, sino si en este caso me puedes confirmar o desmentir más o menos algo para lograr sacar en claro algo, o sino recomiendame un resumen de ese tipo pero escrito por anarquistas. Sobra decir que si lees partes como la colaboración con el FNL es penoso la pluma del autor en ese artículo.

    Durruti_36 escribió:Una cosa son las chekas o centros clandestinos, fuera de toda legalidad y otra las carceles del gobierno, tienes que saber diferenciarlos. Los anarquistas no estaban a cargo de esas carceles gubernamentales donde habían presos antifascistas, y el objetivo de esas visitas era conocer el estado de éstos.
    ¿La de bellas artes tiene importancia para vosotros si era legal o ilegal a ojos del gobierno republicano?, ni que yo sepa has demostrado que los comunistas si las tuvieran con presos anti-fascistas, porque creo que ya hemos comentado que los comentarios subjetivos de una novela como puede ser la de Orwell no demuestra nada serio.

    Durruti_36 escribió:Echospace no ha rebatido esos textos, y por lo que se ve tú tampoco puedes rebatirlos. Parece que no has leido bien ese documento de los alemanes. Leelo otra vez y dime donde dice que sus agentes infiltrados lo estuvieran en CNT
    Hombre, no sé que entiendes tu por conocer las tensiones de anarquistas-comunistas, y provocar tiros con éxito a posteriori, quizás debamos echarle la culpa a otro grupo político, pero lo que dice ese texto es claro.

    Por cierto dejo la opinión del POUM sobre las jornadas de Mayo del 1937:
    La explicación que el POUM daba sobre su actitud no le situaba en el origen del levantamiento. Según su versión, el partido siempre había sostenido que la clase obrera podía tomar el poder sin necesidad de recurrir a la insurrección armada. En un ejercicio de voluntarismo revolucionario, los dirigentes del POUM pensaban que “bastaba que [el proletariado] pusiera en juego su enorme influencia para que la relación de fuerzas se decidiera en su favor y se llegara a la formación de un gobierno obrero y campesino, sin violencias de ningún género”. No seguir este línea por parte de quien debería haberlo hecho –la CNT- motivó que la irritación acumulada por la clase obrera estallara “en un movimiento espontáneo, caótico y sin perspectivas inmediatas”. Ante ese escenario sin salida, ¿qué hacer? El POUM lo tuvo claro:

    “Ya los obreros en la calle, el partido tenía que adoptar una actitud ¿Cuál? ¿Inhibirse del movimiento, condenarlo o solidarizarse con él? Nuestra opción no era difíicil. Ni la primera ni la segunda actitud cuadraban con nuestra cualidad de partido obrero y revolucionario y, sin vacilar un momento, optamos por la tercera: Prestar nuestra solidaridad activa al movimiento, aún sabiendo de antemano que no podía triunfar” (436)

    Parte de una declaración del CC del POUM, titulado “El significado y alcance de las jornadas de Mayo frente a la contrarrevolución”, publicado el 12 de mayo de 1937. Citado en ALBA,(1977, p. 159)


    Para un partido cuyos responsables y propagandistas se jactaban de su superioridad intelectual, política y estratégica sobre otras corrientes marxistas, hay que reconocer que como pieza de análisis de la situación concreta dejaba bastante que desear. La desorientación convertida en táctica alcanzó, sin duda, cotas de difícil parangón durante la jornada del 4 de mayo, cuando por la tarde se reunieron los líderes de los “amigos de Durruti” –el grupo anarquista encabezado por Jaime Balius que había liderado la contestación contra la línea gubernamentalista de la CNT- con los del POUM.

    [..]

    La asunción de la responsabilidad por lo sucedido y la retracción del anarcosindicalismo dejó al POUM en el centro del foco y precipitó su persecución jurídica y la de sus líderes, extendiendo el consenso por la penalización a otras fuerzas que ya no eran sólo los comunistas.
    Bien a parte de las ilusiones pacifistas de este partido sobre la toma de poder que es otro rollo, como vemos ellos mismos declararon que se lanzaron a dar una puñalada a los obreros y campesinos de todo el frente republicano aún sabiendo que no se iba a triunfar, y para colofón dicen, que fue una muestra de solidaridad con el movimiento que ELLOS NO HABÍAN INICIADO, o sea, que queda en que fueron los anarquistas.

    Durruti_36 escribió:¿Porqué el PSUC colaboró en armas con un partido filofascista, copado de infiltrados italianos de Musolini, como Estat Catalá en contra de la CNT? ¿Porqué en esos mismos dias fueron también atacadas las centrales telefonicas de Tarragona y Tortosa por parte de PSUC, UGT, Esquerra, Estat Catalá, asesinando despues a militantes libertarios de esas localidades? ¿Porqué, si tal como aseguras los hechos de mayo fueron un golpe de estado orquestado por los anarquistas, no se levantó en armas la CNT en esos pueblos y los demás de Cataluña?
    ¿Golpe de estado?, más bien voluntarismo insurrecional sin cordura a sabiendas de acabar en derrota, ¿no fueron los anarquistas?, ¿los amigos de Durruti, Juventudes libertarias, CNT-FAI no participaron?, ¿es mentira que García Oliver y Federica Montseny llamaban al cese por radio, así como Solidaridad Obrera?, ¿A quién clamaban el fin de las hostilidades, huelga, barricadas y demás a los del POUM o la sección Sección Leninista-Bolchevique (muy duros con la CNT-FAI por cierto)?, Yo alucino ya:

    En nuestro paso por la ciudad habíamos comprobado que todos los partidos y organizaciones habían tomado las armas. ¡Había que impedir la matanza, a toda costa! Propusimos declarar el estado de guerra y sacar las milicias a la calle, a restablecer el orden.

    [...]

    Nos acusamos de haber sido causa principal de la suspensión de la lucha. No con orgullo, sino con arrepentimiento, porque a medida que fuimos paralizando el fuego por parte de los nuestros, hemos visto redoblar las provocaciones de los escasos focos de resistencia comunistas y republicanos catalanes.
    http://www.kclibertaria.comyr.com/lpdf/l094.pdf
    De nuevo tu versión de los anarquistas en la guerra se contradice con lo que relatan ellos mismos, al igual que en los otros temas.

    Me gustaría información cuando se acusa a otros partidos, sean nacionalistas inclusive de infiltrados. Y no me vale que me pongas casos de pistolerismo por Barcelona y demás de nacionalistas/anarquistas, porque por esa regla de tres, yo puedo decir que los anarquistas eran infiltrados por los ajustes de cuentas contra gente del PSUC o la UGT.

    Durruti_36 escribió:NG, no te has leido el hilo detenidamente. Esas citas del libro de Santillán ya han sido refutadas anteriormente, son falsas, no existen. Puedes comprobarlo tú mismo, buscalas.
    La información de referencia esta errada, eso no significa que no dijera cosas igual o parecidas:

    Ya al partir la segunda columna para Aragón chocamos con la interpretación de algunos militares más destacados de las propias organizaciones libertarias. Mientras nosotros sosteníamos que los compañeros de más capacidad y popularidad debían partir para el frente al mando de centurias, batallones y columnas, se impuso el criterio de que había que conservar para la postguerra a los militantes más destacados; que habíamos tenido sensibles pérdidas en las jornadas de julio, lo que era verdad, y que si las luchas del frente nos privaban de los que quedaban, nos encontraríamos en situación de inferioridad con respecto a los otros partidos y organizaciones. Veíamos que primaba el propósito del reparto de la piel del oso, antes de darle caza. Quizás porque teníamos mejor información, quizás porque hemos visto más exactamente la situación, ese criterio nos produjo una pena tan honda que se nos saltaron las lágrimas, de rabia o de tristeza.

    [...]

    No podemos callar el hecho que mientras en el frente de Aragón sólo teníamos 30.000 fusiles, en retaguardia, en poder de los partidos y organizaciones, había alrededor de 60.000, más munición que en el frente, donde estaba el enemigo.

    No una, decenas de veces planteamos al movimiento libertario la necesidad de entregar el armamento de guerra de que disponía. Si no se quería entregar el armamento, que acudiesen los hombres que lo manejaban. Para asegurar el orden en la retaguardia bastaban ya las mujeres, los niños, las piedras. Se argumentaba que no podíamos desarmar a los propios, mientras los otros partidos y organizaciones se preparaban para atacarnos por la espalda. Discutíamos esa actitud. El día que los propios compañeros, poseedores de la mayor cantidad de armamento, resolviesen entregarlo o ir el frente, ese día comenzaríamos el desarme de todos los demás partidos y prometíamos utilizar para esa misión a los que mostraban más desconfianza sobre el cumplimiento de esa promesa. También desarmaríamos o encuadraríamos para el frente a los diversos institutos de orden público y fiscal, guardia civil, guardia de asalto, carabineros. Pero no podíamos tener base moral para proceder contra los demás mientras no comenzásemos por adoptar un acuerdo en ese sentido nosotros mismos.

    El peligro de la contrarrevolución a que se aludía, para nosotros estaba representado principalmente por esos 60.000 fusiles en la retaguardia de un frente que sólo tenía 30.000 y que había de paralizar sus actividades por falta de lo más indispensable para combatir, pues la mayor parte del tiempo los fusiles carecían de munición.

    Las quejas de los combatientes eran continuas, ruidosas y justificadas. Durruti, cada vez que llegaba a Barcelona y veía tantas armas por la calle, rugía como un león. Un día supo que en Sabadell había ocho o diez máquinas ametralladoras. Las pidió de buen grado y se las negaron. Entonces organizó una centuria y la envió a Sabadell a buscar por la fuerza lo que no se quería entregar a la guerra voluntariamente. Como al mismo tiempo nos comunicaba su resolución, pudimos adelantarnos y evitar una lucha sangrienta, haciendo ceder, ante la amenaza de sumarnos a las fuerzas de Durruti que iban a llegar, algunas máquinas.

    Esas ametralladoras estaban en manos de elementos comunistas, pero en Barcelona había quizás cuarenta máquinas en manos de los propios compañeros. En todo el frente de Aragón no teníamos tantas.
    http://www.kclibertaria.comyr.com/lpdf/l094.pdf

    Durruti_36 escribió:No lo dice por ningún lado, bien pudiera ser que estuvieran en otras fuerzas, lo que coincidiría con lo expuesto por la CNT de infiltrados en Estat Catalá y PSUC. ¿Quien provocó los tiros en Barcelona? Te contesto: Salas (Psuc) al mando de la fuerza por orden de Aiguadé (Estat Catalá) para ocupar la central telefonica.
    Para empezar los anarquistas debéis explicar al pueblo español la diferencia entre colectivización y apropiación sindical de una central telefónica e interferencias en las comunicaciones gubernamentales (esto demostrado por Diego Abad de Santillan), y segundo el comisario de Orden público se presenta y en el segundo edificio en una cuidad en retaguardia hay apostadas ametralladoras de alto calibre, ¿me explicas eso con la tesis de quién empezó a disparar?, por cierto...

    ¿O sea tenemos que respetar vuestra opinión y me sueltas que había quintacolumnistas en el PSUC?, ¿acusación gratuita?

    Por si tenias dudas de lo que pensaban los del POUM cuando dejaron solos a estos con todas las culpas en los sucesos de Barcelona:
    (Este artículo) No solo crítica al PC español y al PC catalán (el PSUC), sino también a la CNT que actúa apoyando el poder republicano dominado por los estalinistas y la fracción de izquierdas de la burguesía republicana. Sobre la dirección de la CNT, escribe que “el movimiento de Mayo ha demostrado el verdadero papel de los dirigentes anarcosindicalistas. Como todos los reformistas de todas las épocas han sido – consciente o inconscientemente – los instrumentos de la clase enemiga dentro de las filas obreras”. Josep Rebull , miembro del POUM

    Durruti_36 escribió:Esto es contar la historia a su medida. Otras historias fuera de la historiografía comunista dicen que la carcel fue asaltada por partidos y sindicatos, que entre los milicianos hubieron fuertes discusiones por el tema de tener que ejecutar prisioneros, que miembros de las milicias anarquistas fueron los que cortaron las ejecuciones negandose a separarse del grupo de presos. Como ves NG, historias hay muchas y cada una tiene su verdad. Este articulista, Hernandez Sanchez, se basa en lo que contaban los comunistas y no en las investigaciones que se hicieron sobre los sucesos. ¿Y así pretende hacer pasar por serio su articulo? Lo curioso es que seguidamente reconoce que las fuerzas comunistas estuvieron implicadas en los asaltos a las carceles de distintas ciudades, reconociendo que en la de Madrid fue un anarquista el que se opuso. Todo eso bajo el epigrafe Sobre el sobreexcitamiento del anarquismo en la retaguardia contra los prisioneros, y la postura del PCE. Pero si él mismo reconoce que fueron fuerzas comunistas las que operaron en la mayoría de los asaltos a las carceles y que el propio PCE tuvo que contener a los suyos. Lo podría haber titulado El sobreexcitamiento del comunismo... Según él el comunista Rafael Vidiella dijo: “los jueces no pueden admitir denuncias que se formulen sobre hechos de carácter revolucionario acaecidos con motivo del movimiento provocado por los generales facciosos, ya que de efectuarlo así, sería como procesar la propia revolución; y la revolución hace cosas bien hechas y mal hechas, pero que no son precisamente señaladas como delito, ya que todo alzamiento revolucionario rompe los vínculos de las organizaciones existentes, los moldes colectivos anteriores al movimiento, así como también tergiversa las normas de derecho instituidas”.

    ¿De qué revolución habla este dirigente comunista?
    ¿Como que contar la historia a su medida?, el autor no puede ser más objetivo en este punto, da las opiniones disidentes de los dos movimientos, esta contando un asalto a una cárcel, donde cita a Peirats para contrastarlo, quien dice: “En la capital chulapa, la actitud provocadora de los detenidos motivó un asalto a las cárceles y la ejecución por la exasperada multitud de numerosos rehenes: de los que iban a hacer de camareros, cuando Mola y Queipo de Llano se sentasen en la mesa que les habían dispuesto en la Puerta del Sol, para servirles un soconusco. Entre los fusilados en la Celular de la Moncloa, figuraban el loro astur Melquiades Álvarez, la pepa agraria Martínez de Velasco y el compañero de juergas de Miguel Primo de Rivera, general Dabán”.

    Y para ver la postura del PCE, dice que estaba en contra de estas cosas, aunque había opiniones contrarias, y te cita a Rafael Vidiella, pero el PCE no permitió las erróneas interpretaciones de este señor. Muestra de ello es el castigo a los miembros del partido del PCE que se tomaron la justicia por su mano. Así que explícame ¿Donde esta la igualdad con la complicidad de Peirats y los demás anarquistas?, luego este autor cita que en Alcala de Henares Melchor Rodríguez dijo a las masas que se calmara, y era anarquista, sí, pero curiosamente inspector de prisiones, ¿curioso cargo para un anarquista no?, sobretodo después de que sigas en tus trece conque las checas anarquistas no son reales, o solo parcialmente. También cita otros asaltos de anarquistas a las prisiones como la de Santander. ¿Donde ves tu la imparcialidad macho? Toda tu paranoia viene desde que te crees que el libro entero es un epipeto anti-anarquista del autor, NO, TE REPITO QUE ES UN RESUMEN DE UN LIBRO DE MÁS DE 600 PÁGINAS. De ahí dices que el auto se limita a contar la versión comunista y que la manipularon (sin que demuestres que manipularon y el que), solo cita una versión comunista en una frase, ¿todo lo demás no cuenta?. ¿Donde dice que los comunistas se implicaron ene estos hechos?

    Durruti_36 escribió:Martínez Reverte... Creo que alguien debería apercibir a Hernandez Sanchez sobre este individuo, el cual ha mentido descaradamente en sus historias sobre anarquistas; mentiras que han sido destapadas y refutadas por el peso de las pruebas. Menudo personajillo el Reverte.
    A que te refieres, para que sepamos todo, quién es este autor y que tiene contra el anarquismo.
    Durruti_36 escribió:Bien, y todo esto ¿Quien lo dice?, Hernandez Sanchez nos remite al libro de Radosh!!! Pero vamos a ver una cosa, ¿Como puede tomar como valido un libro totalmente antiestalinista escrito por un "neoconservative marxist" como fuente fidedigna?. Lo mas increible es que luego lo critica cuando habla de los comunistas, pero cuando se trata de anarquistas lo da por bueno. Parece que mide con distinto rasero.

    Entre el "malinformado" Reverte y el "marxista de derechas" Radosh, se está luciendo el articulista.

    Además NG, por si te interesa saberlo esas informaciones de Radosh sobre los anarquistas circulan compartidas por webs fachas y comunistas españolas.
    Volvemos a lo de siempre, el problema no es que cite a Radosh, el problema es lo que reproduce y dice, y a partir de ahí analizar (si tiene validez o no):

    RADOSH (2002, p. 115). El informe de Antonov-Ovseenko, dirigido al Comisario del Pueblo para Asuntos Exteriores, llevaba fecha del 14 de octubre de 1936. El cónsul señala que “mataron no solo a los esquiroles, sino también a revolucionarios honrados” y que “entre ellos no había ni un solo comunista”. El error viene dado porque Antonov-Ovseenko no considerase a Trillas, miembro del PSUC, como comunista efectivo, dada la naturaleza aún ideológicamente plural del nuevo partido catalán.

    ¿Que interés Radosh es poner un "informe falso" del soviético Antonov-Ovseenko?, también ¿que interés tiene el periódico de la generalitat La vanguardia en falsear los hechos que cuenta el libro?

    Sobre el apunte que haces, no lo dudo, no es un autor fiable, pero estamos hablando de una reproducción de un informe, y de una noticia en un periódico, no de una opinión de Radosh.

    Durruti_36 escribió:¿Quién dice esto? Veamos la referencia.. vaya, es otra vez del incombustible facha-marxista Radosh. NG ¿Has leido su anticomunista libro España traicionada. Stalin y la guerra civil española?. No entiendo cómo Hernandez puede dar crédito a semejante engendro aplaudido por todos los fachillas norteamericanos.

    Estos son los casos que presentó Echospace, los cuales dices que no hay que volver sobre ellos porque ya están demostrados...
    Para empezar te saltas muy a la torera la parte en que el autor del texto explica la trayectoria del señor Desiderio Trillas y su muerte, incluyendo un comentario de Peirats sobre él muy desagradable. La cosa apunta claramente al asesinato por parte de anarquistas, tenemos que el CNT en su día negó tener vinculación con su asesinato, y por otro lado tenemos un informe de Marthy Thoez en el que señala a la Komintern los desmanes de los anarquistas. ¿Tambien Thoez tenía interes de mentir de la situación a sus propios compañeros comunistas?, y como digo la opinión lamentable de Peirats sobre él. ¿Hace falta ser un lince?

    Efectivamente no hay que volver a poner los textos pasados,
    Durruti_36 escribió:Sobre el caso de Esplús no dispongo de información. Aunque viendo como recorta las actas de la comarcal a su antojo, o como escribe demagogicamente "mataron al presidente de la UGT", una organizacion formada en ese pueblo por propietarios individualistas despues del alzamiento... pues seguramente haya más tela que cortar en ese asunto.

    Luego emplea, aprovechando el contexto del artículo, unas declaraciones de Durruti como si fueran dirigidas contra los libertarios, cuando en realidad iban para todos los partidos y sindicatos.
    ¿Explicame como el auto puede recotar las actas, o te refieres simplemente que coge solo los trozos que le interesa?, y también como se puede escribir demagogicamente el asesinato de unas personas.

    ¿Como que aprovechando el contexto?, habla de una reunión de J. del Barrio y Durruti de apenas unos días después de esa acción de los anarquistas en Esplús, ni siquiera una semana de diferencia.

    Mira lo que decía Durruti de este tipo de cosas que se producían por Aragón y Cataluña:

    “A mí me sorprende –continuó- las pocas veces que salgo del frente, salgo para Lérida cuando me dicen: Durruti, esto no puede seguir así. Estamos preparados y vamos a andar a tiros. ¿Qué es esto? ¿Es posible que la retaguardia vaya andar a tiros? ¿Que nosotros tengamos que dejar en los pueblos compañeros de confianza que velen por los intereses? (...) Inmediatamente creo que hay que crear ese Estado Mayor, que sea de confianza, no del Gobierno de la Generalidad y del frente, sino de toda Cataluña y Aragón, para que en un momento dado, que se necesiten tres o cuatro mil hombres, pueda yo decir: Arriba todos los fusiles y al frente, y que Fraga y Lérida y todas las poblaciones respondan a la consigna del Estado Mayor y que allí no haya intervención ni de tendencias socialistas, comunistas, etc. (...) y esos 10.000 fusiles que están en los pueblos –que hoy guardan allí por el temor- (...) tienen que estar hoy en el frente y cuando vengan más fusiles estableceremos nuestros Comités y nuestra vigilancia en la retaguardia, pero de momento todo el mundo al frente”.

    ¿A quién va dirigido a los comunistas o a los anarquistas que dominaban esas regiones?

    Durruti_36 escribió:Que cosas, "casi los matan". Habrá que darle credibilidad a este dirigente del PSUC mientras no se disponga de otras informaciones. De todas maneras de centenares de pueblos colectivizados en Aragón parece, según Hernandez, y siempre que nos fiemos de su palabra, que solo hubieron desmanes en dos pueblos...
    El autor da muestras de que estas imposiciones sí se produjeron, imposiciones que con esos datos no has sabido refutar como has dicho arriba, entonces guarda más respeto. (Aunque en la siguiente vuelves a reconocer esos "errores asilados")

    Durruti_36 escribió:En general los comités de CNT seguían la linea del Comité Nacional de no aplicar la colectivización forzosa. Aunque hubieron casos como éstos en los que algún comité se sobrepasó, pero fueron algo minoritario en el campo catalan. Ahora, se les dio mucho bombo a estos casos por parte de rabassaires y PSUC, como si fuera algo general, cuando en absoluto fue así. De hecho estos comites fueron duramente criticados por CNT a todos los niveles.
    Claro, primero, no existe la colectivización forzosa, luego casos aislados, esa es tu cara dura, te burlas de todo, pero tus excusas son de coña, que si el golpe de casado corresponde a la cúpula del anarquismo no a sus bases, como si no hubiera anarquistas "de base" siguiendo y apoyando la traición de Cipriano Mera con sus fusiles, luego cuando te ponen artículos o comentarios de asesinatos como el de gente del PCUS o UGT te ríes, después aludes los archivos alemanes sobre el levantamiento anarquista de Barcelona a simplemente la fanfarroneria de Franco en cuanto a sus espias en Barcelona, y ahora de repente pasas en una línea de respuesta a otra, de decir que, no existio la colectivización forzosa a decir que fueron casos aislados. Claro supongo que eran casos aislados como el del chequista.

    Durruti_36 escribió:Otra vez Hernandez mezclando churras con merinas, como si este mensaje de Salas fuera dirigido contra los anarquistas y no contra cualquier emboscado en cualquier organización. Qué bien se le dan las adjudicaciones arbitrarias.
    Otra vez mezclando chuerras con meninas tú no el autor ja ja, perdón si te he liado con los títulos en rojo, pero si te fijas de nuevo, calmado, la frase no se refiere a nadie, pero obviamente en esa región quienes hacían eso con impunidad eran los anarquistas, pues el gobierno republicano no tenía peso y los que dominaban el cotarro eran ellos, para sumar uno y uno no hay que ser un lumbreras, luego el texto más adelante cuenta de nuevo, las quejas de la población por el apresamiento de campesinos contra el Comité de Investigación de la CNT en Alazara, esto recogido por el archivo general de la guerra civil. En Centelles cuenta el autor la muerte de cinco hombres a manos de las juventudes libertarias donde cita la nota de perdón por parte de la CNT al CR de la CNT en el periódico Solidaridad obrera diciendo además en entre filas había elementos que dejaban bastante que desear.

    Durruti_36 escribió:Resulta curioso que, entonces el PCE y PSUC y hoy en dia los comunistas, se echaran manos a la cabeza porque hubo algun caso de colectivización forzosa por parte de los libertarios. Se ve que cuando eso se hacía en la URSS de forma generalizada y con ejecuciones de kulaks incluidas, estaba bien.
    ¿Hubo algún caso? no, no hubo ninguno, recuerda que como decíais Anarcocomunisn y tu los libertarios no imponeis nada. El campesino en 1936 estaba por la labor de meterse sí o sí en las colectivizaciones, claro, ahí están todas las experiencias históricas donde apoyan tu teoría. Sobre lo segundo, claro, también, por eso Stalin publicó en "Mareados por el éxito" (1930) un artículo precisamente criticando a la gente que pensaba en el PC (b) que ese (la colectivización forzosa) era el modo a actuar, por eso también Lenin antes de morir escribió en "Sobre la cooperación" (1923) otro artículo recomendando la colectivización voluntaria para la edificación del socialismo, veo que sabes mucho sobre la ideología comunista para el tema agrario. En todo caso los que tenéis una similitud con el voluntarismo utópico de que el campesino ira sí o sí a la colectivización sois los los anarquistas españoles durante la guerra civil y los los oposicionistas de izquierdas del PC (b). Entre vuestras tesis salta-etapas en el campo son clavadas a la de los oposicionistas de izquierdas del PC (b) como digo. ¿Tu por ejemplo opinas como Trotsky que en la Rusia de 1905, o la de 1917 perfectamente se tendría que haber pasado a una colectivización o sería el fin de la revolución a nivel general?

    Pero bueno volviendo al artículo, aparte de haber dejado mucho de mi mini-resumen (por extensión como comprendo) quiero ver otro apunte sobre el pueblo de Gandesa, veamos si esto recogido en el AGGCE es mentira también según tú:

    “La llamada colectividad que patrocinaban los centistas había acaparado, además de la tierra de los elementos facciosos, la de una cantidad considerable de pequeños propietarios y arrendatarios, la que siéndoles imposible trabajar toda esta tierra colectivizada (sic) trajeron forasteros al pueblo, so pretexto de ayudarles a labrarla, pero que en realidad eran los matones del pueblo, ya que la tierra continua sin cultivar, y ellos se pasean con el fusil al hombro. No teniendo en cuenta que nuestros camaradas vecinos del pueblo se encontraban, y se encuentran aún, sin trabajo” [331].

    Durruti_36 escribió:Vaya, yo creía que eso solo lo hacían las unidades comunistas.

    En fin, el texto deja mucho que desear, es manipulador y se basa en fuentes dudosas, aparte de que intenta meter exclusivamente en el saco anarquista todos los males que acarreaban los distintos grupos antifascistas; pero tiene de bueno que condensa en unos cuantos parrafos todos los desmanes de los escasos comites de CNT que no acataban la linea oficial y querían llevar el comunismo libertario hasta sus últimas consecuencias.
    ¿Ves que forma más patética de tirar balones fuera?, asume el error de ese hecho y punto. POR SUPUESTO te tendré que repetir lo del inicio, el texto colgado por mi es una recopilación de los errores del anarquismo y sus mitos, no es el texto en general un texto basado en el anarquismo y ni mucho menos en hablar mal de él, es sobre el PCE y sus mitos, entiendo que por mis incisivos títulos te hayas hecho una idea equivocada de lo que intenta expresar el autor. Sobre las fuentes no me vaciles tampoco, en el caso que te desagradaba Radosh, te he dicho que te entiendo, pero que lo que utiliza de su libro es un informe, nada más, no una opinión del autor, creo que pasas por alto las fuentes como: Southworth, Peirats, Sender, Termes, Oliver, Solidaridad obrera, La vanguardia, el archivo general de la guerra civil, Durruti, J. del Barrios, etc. que creo que la mayoría no son objetivamente hablando dudosos de decir nada en contra del anarquismo ni tienen tintes oscuros contra sus representantes con otros objetivos que no sean decir la verdad.

    Durruti_36
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 183
    Reputación : 221
    Fecha de inscripción : 25/06/2012

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por Durruti_36 el Vie Ene 04, 2013 4:11 pm

    Ok. Los epígrafes eran tuyos, me di cuenta después. No tengo nada contra el autor, yo leí parte de su libro hace unos años y me pareció excelente el retrato que hace del periodo y del PCE. La parte de anarquismo la leo aqui por primera vez, y me parece desastrosa. Y no es que lo considere antianarquista, es que se basa en autores que los son y que ya han sido desmentidos. Por eso dije que alguien debería informarle sobre ciertos pseudohistoriadores que hacen caja con historietas anarquistas.

    Como el articulo es cosecha tuya extrayendo parrafos del libro y por tanto descontextualizandolos, considera las criticas en ese sentido hacia ti.

    Sobre las colectivizaciones no has respondido a mi pregunta. ¿Que tiene de malo el trabajo colectivo? Tambien he de decir que las criticas no se pueden hacer basandose en que eran anarquistas, en todo caso eran sindicalistas y en ellas participaban los obreros de todas las tendencias conocidas, los cuales estaban afiliados a las dos centrales, UGT y CNT. Entonces la critica debe ser global, hacia toda la clase obrera española, y sabiendo que las colectivizaciones fueron obra propia de esa clase. Todos los sindicatos y partidos se vieron rebasados por el proletariado adueñandose de los medios de producción.

    El texto que has colgado de A. de Santillan sobre la capacidad de las milicias en los primeros dias no es apropiado para el tema de la militarización. Si dices que la CNT estaba en contra, el texto ese no lo apoya. Es fácil, CNT como sindicato y sus ministros en el gobierno estaban a favor de la militarización. En cuanto a columnas, en la zona norte estuvieron integradas casi desde el principio de la guerra, en el centro se puede decir lo mismo, en el sur se integraron sin dificultades, pues ya lo habian reclamado. Y en Aragón parte de la columna Durruti no aceptó y se volvieron para Barcelona, formando la agrupacion Los Amigos de Durruti. En Levante se encontraba la de Hierro, en la que hubieron intensos debates y que fue la ultima columna que se militarizó.

    Esto es como lo de las colectividades, hay algun caso que contradice la actitud general y se forma una vision sesgada magnificandolo, tapando con ello la realidad general. Realidad que nos dice que la mayoria de libertarios ya estaban encuadrados en unidades militares antes de que se hiciera el decreto de militarización, que una vez hecho la mayoria de unidades se militarizaron con la mayor naturalidad y que hubo pocos casos de columnas que se resistieron hasta lo posible.

    Sobre la actitud del anarquismo con respecto a la URSS en la guerra fria en ese texto, no puedo afirmar o desmentir, pero si penosa es la pluma del autor en algunos aspectos, es posible que lo sea en eso también. Hay un hilo en este foro sobre decenas de alemanes anarquistas que saltan el muro huyendo de la represion capitalista y enarbolando banderas libertarias conjuntas con las de la alemania comunista. Si eso no te dice algo.. Por lo menos que no los consideraban el mal mayor. Aunque es cierto que una parte de la militancia consideraba a los dos bloques como imperialistas, y en eso se centraban algunos debates, pero de ahi a actuar a favor de uno, y más si éste es el capitalista, hay un trecho. Si hubieron organizaciones que así actuaron, me parece fatal. Quizás no debieran ser consideradas anarquistas.

    Los presos antifascistas no estaban en chekas, estaban en carceles gubernamentales.

    Sobre el texto de los alemanes, menos mal que reconoces que no señala a CNT, y que podía ser cualquier otro grupo politico. Como por ejemplo Estat Catalá. Entonces tenía razón cuando decía que ese texto no prueba nada. El problema es que tu le das validez a las declaraciones de Franco, y por consiguiente tienes que poner nombre al interrogante de la organización infiltrada. Yo no les doy esa validez. Es absurdo basar la historia de los hechos de mayo en declaraciones franquistas. Puedes verlo de una manera más global y enmarcar esos hechos en una lucha entre facciones antifascistas por el poder en Cataluña. Todos unidos contra la CNT.

    Sobre el texto del POUM, me parece que no dice lo que tú interpretas. CNT inicia la defensa, no el ataque (Salas/Aiguade), y el POUM se une a la defensa. La defensa de las conquistas revolucionarias del 19 de julio en los centros de trabajo, y Telefónica era uno más.

    Claro que CNT, FAI y sus ministros llamaron a los suyos a parar la confrontación, y es una actitud que los honra, ¿Se puede decir lo mismo de PSUC, Esquerra, Estat Catalá, etc? ¿Hicieron lo posible por parar a los suyos? El texto que pones de Abad de Santillán como prueba que contradice lo que digo no es apropiado ya que dice exactamente lo mismo que vengo sosteniendo mediante los comunicados de CNT en Solidaridad Obrera que te he enlazado en anteriores posts: La CNT/FAI fue la que más hizo por parar los enfrentamientos, y sus militantes los más disciplinados al acatar esas ordenes de cese el fuego y retirada en una batalla que tenían ganada. ¿Se puede decir lo mismo de PSUC y compañía? Según ese texto que copias no, siguieron con las provocaciones. Eso no es contradecirme, es darme la razón.

    Las acusaciones a Estat Catalá de partido infiltrado y manejado por Mussolini las hace la CNT en base a sus servicios de espionaje. Me limito a reproducir sus comunicados.

    Las acusaciones al PSUC de infiltrados vienen a raiz de la infiltración en zona nacional de elementos anarquistas que da como resultado el desmantelamiento en Barcelona de falangistas quintacolumnistas en locales del PSUC y con carnet de PSUC.

    Esto no significa nada de por sí, solo que si nos ponemos a lanzarnos acusaciones de infiltrados, va a haber para todos los gustos. La CNT en sus comunicados sobre los hechos de mayo no acusa al PSUC de infiltrados, es más reconoce abiertamente que tienen constancia de que los comunistas no mantienen el menor contacto con fascistas. No se puede decir que los comunistas actuaran con la misma honestidad, acusaron a los cenetistas de infiltrados hasta la saciedad. Si tu pides pruebas sobre las acusaciones de CNT sobre los separatistas, también sería justo que yo te las pidiera a ti sobre las de comunistas a anarquistas. Espero que no me traigas más hagiografía franquista del propio Franco.

    La información de referencia está errada, eso no significa que no dijera cosas igual o parecidas

    De eso nada, las citas están manipuladas para dar a entender cosas que no son. Reconoce que no has leido el libro de Santillán, el cual usas indiscriminadamente.

    Sobre las preguntas que te haces de quién empezó a disparar en Telefónica, a ver, podemos poner cada uno de su parte e intentar resolver este rompecabezas:

    ¿Porqué se presentan dos camiones de guardias armados hasta los dientes en el edificio de la Telefonica de Barcelona, qué pretenden, quién da la orden de ocupar el edificio y con qué objeto? ¿Es cierto que la Generalidad admitió que Aiguade se extralimitó en sus funciones? ¿Era legal el asalto armado a un centro de trabajo? ¿Donde se planificó? Todo esto sabiendo que los edificios de Telefónica en otras localidades también fueron objeto de tales asaltos. No tengo respuestas a estas preguntas, si tú tienes alguna podemos empezar por ahi...

    En Telefónica funcionaba un comité mixto UGT-CNT y una representación de la Generalidad que aseguraba el funcionamiento correcto de las comunicaciones. PSUC, Estat Catalá, la Esquerra, que como partidos no pintaban nada ahí, necesitaban meter sus narices desplazando al comité de control obrero, y lo hicieron por las bravas. Y así es como lo veo, una lucha contra la CNT por el poder en todos los ámbitos y por supuesto un sector estratégico como son las comunicaciones.

    Sobre los asaltos a las carceles. Basarnos en las opiniones de unos u otros no es ser objetivo. Si hubo una investigación sobre los sucesos el autor tiene que traerla a colación. Si por el contrario me expone únicamente la versión comunista, que no es la de la investigación judicial, no puedo más que considerar que está siendo parcial y nada objetivo.

    Volvemos a lo de siempre, el problema no es que cite a Radosh, el problema es lo que reproduce y dice, y a partir de ahí analizar (si tiene validez o no):

    RADOSH (2002, p. 115). El informe de Antonov-Ovseenko, dirigido al Comisario del Pueblo para Asuntos Exteriores, llevaba fecha del 14 de octubre de 1936. El cónsul señala que “mataron no solo a los esquiroles, sino también a revolucionarios honrados” y que “entre ellos no había ni un solo comunista”. El error viene dado porque Antonov-Ovseenko no considerase a Trillas, miembro del PSUC, como comunista efectivo, dada la naturaleza aún ideológicamente plural del nuevo partido catalán.

    ¿Que interés Radosh es poner un "informe falso" del soviético Antonov-Ovseenko?, también ¿que interés tiene el periódico de la generalitat La vanguardia en falsear los hechos que cuenta el libro?

    No es que lo ponga en duda, lo que digo es: aparte de Radosh ¿Quien más lo dice? ¿El propio Radosh saca la información de los archivos soviéticos? ¿De donde sale ese documento de Ovsenko? ¿Lo has leido tú? ¿Que pone exactamente? ¿Que tiene que ver la Vanguardia en todo esto? Si lo publicaron ellos ¿Que día y qué año? ¿Cómo es posible que asesinaran a 80 ugetistas y no saliera el caso a la luz pública, sabiendolo solo Ovsenko y casi un siglo despues Radosh? Como no tengo respuesta a tales preguntas, sólo me queda dudar de la veracidad de ese supuesto informe.

    Claro, primero, no existe la colectivización forzosa, luego casos aislados, esa es tu cara dura, te burlas de todo, pero tus excusas son de coña,

    Bueno, creo que no hace falta empezar con los insultos. Ya te he intentado explicar que la postura orgánica de CNT adoptada en Plenos y Congresos fue la de colectivizar unicamente las propiedades de los huidos y terratenientes dejando al pequeño propietario que se desenvolviera con sus medios si así lo prefería. Y esa actitud fue la que predominó en la mayoría de los cientos de colectividades agrícolas y obreras que se pusieron en marcha. Que tú me presentas casos aislados donde no se respetó la pequeña propiedad, lo veo muy bien, y no lo niego. Lo que me interesa es que sean casos aislados y representen una ínfima proporción respecto al conjunto, porque nada es perfecto. No veo que te pronuncies respecto a la abrumadora mayoría de casos en los que sí se respetó.

    Sobre el Golpe de Casado siento decirte que si, las bases fueron contrarias a terminar la guerra de esa manera traidora, tal como emplearon el adjetivo, y así lo hicieron ver mediante un Pleno. Que no lo quieras aceptar es otra historia.

    Los casos que cuentas de asesinatos de "personas", "campesinos", a manos de indeseables que se colaron en CNT, y de los que ésta tuvo que pedir disculpas -actitud que la honra-, también se dieron en otras zonas geográficas y en otras formaciones políticas. Sería una actitud muy inocente por tu parte creer que eso solo se dio en las zonas de influencia libertaria. En todo caso lo criticable sería que CNT no pusiera todos los medios a su alcance para evitar esas situaciones o castigarlas. Pero que se afilien elementos dudosos cuando todo cristo necesitaba tener un carne sindical para trabajar, era inevitable; a la UGT le pasó lo mismo.


    Un saludo y hasta otra.

    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por Dzerjinskii el Sáb Ene 26, 2013 4:40 am

    Durruti durante la guerra:

    “Nosotros somos anarcosindicalistas luchamos por la revolución, sabemos lo que queremos. Poco nos importa que exista en el mundo una Unión Soviética” (…) “Queremos hacer la revolución aquí en España, ahora mismo, no después de la próxima guerra europea. Nosotros actualmente les damos más preocupaciones a Hitler y Mussolini que todo el Ejército Rojo. Con nuestro ejemplo les mostramos a la clase obrera alemana e italiana como se debe tratar al fascismo (…) Yo no espero la ayuda de ningún gobierno para la revolución del comunismo libertario.


    (Buenaventura Durruti. Entrevista con Van Paasen extraído del libro El corto verano de la Anarquía de Hans Magnus Enzensberger Pág. 157)

    Ricardo Sanz (sucesor de Durruti) desde el exilio décadas después de la guerra: “Nuestra guerra no fue una guerra entre dos partidos, fue un conflicto internacional” (El corto verano de la Anarquía de Hans Magnus Enzensberger Pág. 265)

    Que va hacer, más vale tarde que nunca…

    Lacedemonio
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 6
    Reputación : 6
    Fecha de inscripción : 26/01/2013

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por Lacedemonio el Sáb Ene 26, 2013 10:03 pm

    Dzerjinskii escribió:Durruti durante la guerra:

    “Nosotros somos anarcosindicalistas luchamos por la revolución, sabemos lo que queremos. Poco nos importa que exista en el mundo una Unión Soviética” (…) “Queremos hacer la revolución aquí en España, ahora mismo, no después de la próxima guerra europea. Nosotros actualmente les damos más preocupaciones a Hitler y Mussolini que todo el Ejército Rojo. Con nuestro ejemplo les mostramos a la clase obrera alemana e italiana como se debe tratar al fascismo (…) Yo no espero la ayuda de ningún gobierno para la revolución del comunismo libertario.


    (Buenaventura Durruti. Entrevista con Van Paasen extraído del libro El corto verano de la Anarquía de Hans Magnus Enzensberger Pág. 157)

    Ricardo Sanz (sucesor de Durruti) desde el exilio décadas después de la guerra: “Nuestra guerra no fue una guerra entre dos partidos, fue un conflicto internacional” (El corto verano de la Anarquía de Hans Magnus Enzensberger Pág. 265)

    Que va hacer, más vale tarde que nunca…

    No creo que haya una contradicción entre ambas declaraciones, si es eso lo que pretendías demostrar.

    NG
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2038
    Reputación : 2254
    Fecha de inscripción : 25/02/2011

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por NG el Dom Ene 27, 2013 12:22 am

    ¿Algún anarquista me puede explicar estas declaraciones?:
    A pesar de la diferencia que nos separaba, veíamos algo de ese parentesco espiritual con José Antonio Primo de Rivera, hombre combativo, patriota, en busca de soluciones para el porvenir del país. Hizo antes de julio de 1936 diversas tentativas para entrevistarse con nosotros. Mientras toda la policía de la República no había, descubierto cuál era nuestra función en la F. A. I., lo supo Primo de Rivera, jefe de otra organización clandestina, la Falange española. No hemos querido entonces, por razones de táctica consagrada entre nosotros, ninguna clase de relaciones.

    Ni siquiera tuvimos la cortesía de acusar recibo a la documentación que nos hizo llegar para que conociésemos una parte de su pensamiento, asegurándonos que podía constituir base para una acción conjunta en favor de España. Estallada la guerra, cayó prisionero y fué condenado a muerte y ejecutado. Anarquistas argentinos nos pidieron que intercediésemos para que ese hombre no fuese fusilado. No estaba en manos nuestras impedirlo, a causa de las relaciones tirantes que manteníamos con el gobierno central, pero hemos pensado entonces y seguimos pensando que fué un error de parte de la República el fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera; españoles de esa talla, patriotas como él no son peligrosos, ni siquiera en las filas enemigas. Pertenecen a los que reinvindican a España y sostienen lo español aun desde campos opuestos, elegidos equivocadamente como los más adecuados a sus aspiraciones generosas. ¡Cuánto hubiera cambiado el destino de España si un acuerdo entre nosotros hubiera sido tácticamente posible, según los deseos de Primo de Rivera.

    Libro: ¿PORQUE PERDIMOS LA GUERRA?, de: Diego Abad de Santillán
    http://www.kclibertaria.comyr.com/lpdf/l094.pdf

    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por Dzerjinskii el Dom Ene 27, 2013 3:08 am

    Lacedemonio escribió:
    Dzerjinskii escribió:Durruti durante la guerra:

    “Nosotros somos anarcosindicalistas luchamos por la revolución, sabemos lo que queremos. Poco nos importa que exista en el mundo una Unión Soviética” (…) “Queremos hacer la revolución aquí en España, ahora mismo, no después de la próxima guerra europea. Nosotros actualmente les damos más preocupaciones a Hitler y Mussolini que todo el Ejército Rojo. Con nuestro ejemplo les mostramos a la clase obrera alemana e italiana como se debe tratar al fascismo (…) Yo no espero la ayuda de ningún gobierno para la revolución del comunismo libertario.


    (Buenaventura Durruti. Entrevista con Van Paasen extraído del libro El corto verano de la Anarquía de Hans Magnus Enzensberger Pág. 157)

    Ricardo Sanz (sucesor de Durruti) desde el exilio décadas después de la guerra: “Nuestra guerra no fue una guerra entre dos partidos, fue un conflicto internacional” (El corto verano de la Anarquía de Hans Magnus Enzensberger Pág. 265)

    Que va hacer, más vale tarde que nunca…

    No creo que haya una contradicción entre ambas declaraciones, si es eso lo que pretendías demostrar.

    La soberbia y ligereza aventurera y romántica con la que los anarquistas se toman la lucha revolucionaria es criminal. Ahí lo vez, inflando el pecho sin que importe nada el ascenso del fascismo y la URSS, nada! Miopes e ignorantes, puro discurso. Luego cuando los tanques y aviones alemanes los masacraban se quejaban de que los rusos no manaban más armas… Ellos solos contra el mundo! puro individualismo egoísta y narcisista, solo tienen ansias de ser héroes. Nunca asumen ninguna responsabilidad sobre las consecuencias.
    Mientras los comunistas lograban con la táctica de frente popular romper el frente imperialista anglo francés que hacia la vista gorda ante las incursiones de Italia en Libia, Japón en china y Alemania en Europa, esperanzado de cebar al nazi fascismo con el premio de la gran URSS, los anarquistas se envalentonaban en los mítines sin siquiera comprender el tamaño del enemigo que tenían enfrente y menos la situación de la época.
    Luego de la catástrofe, sano y salvo en el exilio, el héroe anarquista, llega a la conclusión de que la guerra en España fue un conflicto internacional… Pero que injusticia! ¿Cómo no sacaron a España del mundo para que los anarquistas hagan su revolución mesiánica?

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por Shenin el Dom Ene 27, 2013 6:10 pm

    La raíz filosófica del anarquismo no es socialista, sino liberal. Es decir, parte de la cosmovisión burguesa del mundo. La táctica, los compromisos temporales, ya sea con enemigos o con aliados inestables, el centralismo democrático, los límites al horizontalismo, se le antojan como desviaciones del rectilíneo sendero de la revolución. Todo ello con una realidad contradictoria y en constante movimiento que obliga a tomar senderos serpenteantes y sinuosos.

    Si ello lo insertamos en el contexto de un proceso a caballo entre la revolución burguesa y la socialista, como lo era la España de los años 30, además de las complejas relaciones internacionales entre los bloques imperialistas y la URSS, nos encontramos con la estrategia y la táctica del despropósito. Elevación de conflictos secundarios (proletariado-pequeña burguesía) a la categoría de principales, ruptura del frente y derrota de las fuerzas obreras y populares.

    Contenido patrocinado

    Re: El comportamento del anarquismo desde la perspectiva marxista: APUNTES HISTORICOS

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:02 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 6:02 am