(Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Comparte
    avatar
    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por nunca el Jue Dic 10, 2015 2:39 pm

    Máquina escribió:1- Un golpe de Estado minoritario no derroca un gobierno.

    2-Si fuese minoritario lo hubiesen podido repeler las propias fuerzas Húngaras.

    3-Si fuese minoritario no hubiese entrado la URSS.

    Para que quedé claro, un golpe de Estado de mierda es lo que tuvimos el 23 F.
    Un golpe de estado apoyado por una minoría sí puede triunfar, otra cosa es el poder que tenga el ejército del país.

    Si un golpe de estado es apoyado por una mayoría eso se supone que es una revolución.
    avatar
    Máquina
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1193
    Reputación : 1273
    Fecha de inscripción : 04/08/2014
    Localización : Asturies

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por Máquina el Jue Dic 10, 2015 3:57 pm

    Una revolución implica un cambio social y político radical y veloz , es muy específico.

    Un golpe de Estado es una toma del poder por la fuerza y la fuerza requiere número entre otras cosas, como pueden ser el apoyo de sectores de la población, la posesión de armas, la disciplina etc...

    Puedo estar equivocado, pero el criterio usado aquí puede llevar a creer que en Libia,Irak,Irán,Chile entre otros los golpes fueron llevadas a cabo por la CIA sin nada ni nadie más, cosa que sería aparte de inexacto un error de análisis.

    Otro posible error es que se está considerando en asuntos nacionales/poblacionales a la minoría como todo lo que sea menos del 50% de la población, cuando en este campo minoría posee su propio significado relacionado con el anterior pero más complejo y concreto.

    Aunque se considere minoría en el sentido estrictamente matemático un 40% puede aparentar ser una minoría frente al otro 60% y sin embargo dicho 60% no ser tal, sino dos 30% (s) completamente distintos quedando así el 40% como mayoría, esto es lo que se denomina " error de apreciación ".

    En el caso concreto de Hungría las fuerzas armadas Húngaras no pudieron repeler por sí solas ni el descontento ni mucho menos el bien armado levantamiento.

    Y si fuese cierto que la revolución Húngara supuso un golpe de Estado( que no hubo tal golpe siquiera) muy minoritario como decía Sorge, queda palpable tanto la inestabilidad como la vulnerabilidad de la Rep. Pop. Húngara que la autora ensalza nostalgicamente. Como extra después de la entrada de la URSS el satélite Húngaro pasó a títere con un gobierno elegido por los soviéticos, o bien la chica no se enteraba de lo que pasaba en su país o se le olvidaron las partes malas.

    Y sigue siendo ilógico invadir un país porque se está dando un lo que sea muy minoritario.
    avatar
    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por nunca el Jue Dic 10, 2015 4:58 pm

    Buno, al cambio político de Irán que surgió en 1979 se le llama revolución islámica, es un término sujeto a interpretaciones subjetivas

    Puedo estar equivocado, pero el criterio usado aquí puede llevar a creer que en Libia,Irak,Irán,Chile entre otros los golpes fueron llevadas a cabo por la CIA sin nada ni nadie más, cosa que sería aparte de inexacto un error de análisis.

    Y con ayuda de los ejércitos del propio país, cuando no de invasiones extranjeras y de mercenarios autóctonos como el caso de Libia.
    avatar
    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4981
    Reputación : 5714
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por sorge el Jue Dic 10, 2015 7:10 pm

    Libia necesitó de una guerra que confrontó Rebeldes y ataques aéreos Europeos por un lado y militares por otro, los ataques aéreos no sustentaron ningún frente, lo hizo la masa opositora.
    Si no llega la OTAN a intervenir hubiera pasado lo mismo que en Siria,Gadaffi seguiria en el poder y tal vez mas holgado respecto a la situación belica en relación a lo que vive Al-Assad.
    Maquina escribió:En Irán la CIA financió muy fuertemente a la oposición para quitar a una figura establecida con aceptación popular para colocar ni más ni menos que al Sha, más afín a los intereses petrolíferos Británicos... todo el ejército Iraní se encargó de salvaguardar el nuevo orden que no tuvo casi ninguna oposición al principio, más bien al final.
    eso se llama mercenarios, obviamente el pueblo desarmado no puede hacer nada si el ejercito se pone a favor del Sha, lo mismo paso en Guatemala con Arbenz, confio en el ejercito y este le traiciono, por mucho apoyo popular que tuviera su gobierno, si el pueblo protesta sera masacrados sin poder defenderse.
    Sí se prosigue con Latino América Allende fué derrocado por una combinación de militares, población civil y colaboracionismo de buena parte de la oposición.
    El frente opositor tenia mayoria en el parlamento pero los golpistas no querian que Allende convocara a un plebicisto lo cual iva a convocar el 11 de Septiembre, lo cual provoco que adelantara el golpe,se aseguraron que los obreros no estaban armado , lo cual demuestra que el apoyo civil y colaboracionista no aseguraban la victoria necesitaron desmovilizar a la UP en una previsible respuesta al golpe.
    Pero de todas maneras no fue un golpe civico-militar por lo menos asin lo define en
    Wikipedia escribió:El golpe de Estado en Chile del 11 de septiembre de 1973 fue una acción militar llevada a cabo por las Fuerzas Armadas de Chile conformadas por la Armada de Chile, la Fuerza Aérea de Chile y el Ejército de Chile en conjunto con Carabineros de Chile para derrocar al presidente socialista Salvador Allende Gossens y al gobierno izquierdista de la Unidad Popular.

    Un golpe de Estado es una toma del poder por la fuerza y la fuerza requiere número entre otras cosas, como pueden ser el apoyo de sectores de la población, la posesión de armas, la disciplina etc...
    Pero cuando necesita el apoyo de la CIA u otros servicios secretos no solo militar, sino para la guerra economica,sicologica,sabotaje,terrorismo...etc quiere decir que necesita apoyo mas del que tenga de sectores de la población para poder tener posibilidades de victoria.


    Otro posible error es que se está considerando en asuntos nacionales/poblacionales a la minoría como todo lo que sea menos del 50% de la población, cuando en este campo minoría posee su propio significado relacionado con el anterior pero más complejo y concreto.
    Aunque se considere minoría en el sentido estrictamente matemático un 40% puede aparentar ser una minoría frente al otro 60% y sin embargo dicho 60% no ser tal, sino dos 30% (s) completamente distintos quedando así el 40% como mayoría, esto es lo que se denomina " error de apreciación ".
    No es lo determinante, porque el golpe de estado de desarrolla fuera del juego democratico
    wikipedia escribió:Un golpe de Estado (calco del francés coup d'État) es la toma del poder político, de un modo repentino y violento, por parte de un grupo de poder, vulnerando la legitimidad institucional establecida en un Estado, es decir, las normas legales de sucesión en el poder vigente con anterioridad.
    Si tuviera en cuenta el porcentaje de apoyo en la población entonces seria
    wikipedia escribió: Golpe de Estado y revueltas. Los trastornos institucionales suelen ir acompañados de revueltas, en parte provocadas intencionalmente y en parte espontáneas, en las cuales muchedumbres ocupan los espacios públicos, desafiando la autoridad de los poderes establecidos, a veces de manera violenta. Las revueltas generan situaciones de caos social, que pueden ser aprovechadas tanto por quienes impulsan los golpes de Estado, como por quienes buscan defender el poder establecido.
    Esto ultimo podria definirse que paso en Libia, pero tampoco se puede decir que tenia un apoyo considerable de la población.
    Y si fuese cierto que la revolución Húngara supuso un golpe de Estado( que no hubo tal golpe siquiera) muy minoritario como decía Sorge, queda palpable tanto la inestabilidad como la vulnerabilidad de la Rep. Pop. Húngara que la autora ensalza nostalgicamente. Como extra después de la entrada de la URSS el satélite Húngaro pasó a títere con un gobierno elegido por los soviéticos, o bien la chica no se enteraba de lo que pasaba en su país o se le olvidaron las partes malas
    .
    No es verdad porque los comunistas entraron en el gobierno aliados del Partido de los pequeños propietarios y trabajadores agrarios en las elecciones de 1945, para luego ir creciendo hasta unificarse con socialdemocratas y el sector procomunista de los pequeños burgueses.
    avatar
    Máquina
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1193
    Reputación : 1273
    Fecha de inscripción : 04/08/2014
    Localización : Asturies

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por Máquina el Jue Dic 10, 2015 7:57 pm

    Otro posible error es que se está considerando en asuntos nacionales/poblacionales a la minoría como todo lo que sea menos del 50% de la población, cuando en este campo minoría posee su propio significado relacionado con el anterior pero más complejo y concreto.
    Aunque se considere minoría en el sentido estrictamente matemático un 40% puede aparentar ser una minoría frente al otro 60% y sin embargo dicho 60% no ser tal, sino dos 30% (s) completamente distintos quedando así el 40% como mayoría, esto es lo que se denomina " error de apreciación ".
    No es lo determinante, porque el golpe de estado de desarrolla fuera del juego democratico
    Si es que los porcentajes no tienen porqué ser de voto ni nada, puede ser el porcentaje de personas a favor de una idea, por ejemplo, imagina Chile, en un caso ficticio: 30% a favor de un golpe y queda el 70%, de ese 70% el 40% es indiferente y el otro 30% está en contra, dependiendo de cómo se equilibren las fuerzas quedará de un lado u otro la mayoría, además (y esto no es nuevo) cuando tus opositores son más que los tuyos los matas, y equilibras la balanza a tu favor, todos los regímenes autoritarios se pasan su existencia intentando encontrase siempre en ventaja, es lo más lógico además.

    Lo que he querido decir y en resumen, es que no se puede acusar a un grupo pequeño de mantener un sistema contra viento y marea como si no le afectase en nada el hecho de ser un grupo muy reducido y mucho menos de en primer lugar derrocar al poder anterior, que es la postura que más o menos defendía Surfas y en general la más popular por alguna razón, de que una agencia llega a un país y lo puede hacer todo sin contactos, fuerzas locales y un largo etc de factores imprescindibles, que no deja de demostrar que las cosas ni son tan minoritarias ni lo fueron nunca, es más, si uno se pone a echar cuentas aproximadas se puede llevar un susto.

    Seamos claros, el apoyo de la CIA es económico y de espionaje, por lógica, no se pueden mojar demasiado tampoco, la guerra sucia sirve cuando se mancha otro, ellos dan el dinero y yo os matéis vosotros.

    Y ya cuando se entra en el panorama de que todo el ejército de un país defiende un régimen con el plus de los partidarios entre la gente que siempre los hay, más los opositores que van matando...a mí no se me queda buen cuerpo si digo que ese golpe lo sustenta una minoría, que es muy respetable vaya, pero está pillado con pinzas, que para eso  todos los sistemas conocidos tienen la propaganda(obras civiles, control de los medios, ciertos derechos...), para vascular los porcentajes de apoyos y detractores y evitar sorpresas.

    La URSS con todo el buen criterio del mundo y sin subestimar a un grupo capaz de hacerse con 100 tanques atacó como una bestia parda, a eso voy, y si nos ponemos a pensar en cómo verían los Húngaros una toma del gobierno para salir de la órbita soviética y hacer una Rep. a la Yugoslava que pasaba de las órdenes de Moscú pues seguramente les encantase... este razonamiento lo hicieron los soviéticos en tiempo express.

    No es verdad porque los comunistas entraron en el gobierno aliados del Partido de los pequeños propietarios y trabajadores agrarios en las elecciones de 1945, para luego ir creciendo hasta unificarse con socialdemocratas y el sector procomunista de los pequeños burgueses.
    La Revolución Húngara tuvo lugar en 1956.
    avatar
    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4981
    Reputación : 5714
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por sorge el Jue Dic 10, 2015 8:55 pm

    son mercenarios, gente que no le importa venderse, transfugismo, eso no es un apoyo popular, no es defender un proyecto de sociedad por convicción, sino por pasta y privilegios,Yoanny Sanchez y las damas del cheque en blanco es claro ejemplo de esto ultimo que digo.
    La CIA puede hacer algo mas que espionaje y economico,reitero terrorismo,invasiones,asesinatos, guerra sicologica,guerra bacteriologica,guerra economica..etc
    La Republica popular  de Hungriase constituyo en 1949, lo de 1956 se puede considerar una contrarevolucionario. Nagy tuvo una gestión al estilo gorbachov.
    avatar
    Máquina
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1193
    Reputación : 1273
    Fecha de inscripción : 04/08/2014
    Localización : Asturies

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por Máquina el Vie Dic 11, 2015 3:22 pm

    Hay que empezar a contratar mercenarios, que tienen mucho potencial.

    Yo reitero ya muchas cosas muchas veces y siempre son las mismas cosas, quien se crea que los grupos pequeños pueden controlar un país sin todo un entramado de apoyo popular detrás que den ejemplos históricos, es tan fácil como eso.

    Y que no se intente hacer pasar a casos de los que hay chorromil documentos de que fueron guerras prolongadas o dictaduras apoyadas por el 100% del ejército y la mitad de la población como golpes minoritarios caray.

    Que si dar un golpe de Estado y durar en el poder más de 24 fuese tan fácil el Estado como estructura de control perfeccionada a lo largo de los siglos sería un fracaso y no es así ni de lejos.

    Las damas son mercenarias, pero Cuba en el Castrismo ha tenido detractores convencidos, como todos los países, y aquí volvemos al punto inicial, no lograron nada por ser minoría y por la oportuna represión.
    avatar
    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por nunca el Vie Dic 11, 2015 5:35 pm

    Lo cierto es que Máquina no inventa nada, es la influencia de las condiciones objetivas, si no hay grandes preocupaciones materiales ya puede haber mucha dictadura que al final no se derrumba el régimen, no olvidemos que Franco murió en la cama y con el país relativamente tranquilo.
    avatar
    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4981
    Reputación : 5714
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por sorge el Vie Dic 11, 2015 8:45 pm

    80 millones de votantes  decidieron mantener la URSS en 1991, pero al final fue liquidada por el 22% que votaron No, un ejemplo de que todo no es tan sencillo,no podemos diseñar condiciones generalista donde un golpe triunfe,no tiene que ser fundamental un importante apoyo popular a los golpistas para que se consolide, son otros factores como falta de liderazgo y o estructuras organizativa  que puedan organizar la resistencia lo que puede ser aprovechado por el enemigo,por ejemplo en Honduras como estaba a la mitad el trabajo permitio triunfar al golpe.
    Respecto a las grandes "preocupaciones materiales" pues en la españa de los 70 hubo muchas huelgas.
    avatar
    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por nunca el Vie Dic 11, 2015 9:47 pm


    Respecto a las grandes "preocupaciones materiales" pues en la españa de los 70 hubo muchas huelgas.

    Por lo que tengo entendido muchas fueron posteriores a la muerte de Franco.
    avatar
    Máquina
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1193
    Reputación : 1273
    Fecha de inscripción : 04/08/2014
    Localización : Asturies

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por Máquina el Vie Dic 11, 2015 10:02 pm

    En la URSS el poder lo mantuvieron los mismos, no se produjo un golpe desde fuera del poder , si buscas en wikipedia lo llamará autogolpe seguramente, es cuando yo gobierno pero me da la gana de seguir haciéndolo de otra manera distinta, y en este caso casi ni eso ya que el socialismo en la URSS estaba ya liquidado y vendido, partían de que el poder ya estaba consolidado y solo descompusieron el cadáver.

    Las características que antes nombré como "armamento" "número" y "disciplina" se les puede añadir liderazgo claro que sí, y de hecho la "fuerza" en teoría militar y política también se basa en ese cómputo de factores junto con el terreno, fechas y demás... personalmente considero al número como principal, igual eso me nubla un poco pero realmente sin un buen número las demás facetas de la fuerza pierden sentido por ser inaplicables y las excepciones se consiguen porque una de las partes destaque en algún área como los Espartanos en disciplina, algo inútil sin un terreno a favor como el de las Termópilas y son excepciones de leyenda vaya, de hecho los Espartano perdieron por número osea que...

    Respecto a las grandes "preocupaciones materiales" pues en la españa de los 70 hubo muchas huelgas.
    Y un petróleo baratillo, todo hay que decirlo, siendo la base de la energía, transportes y parte de la industria en la época(y ahora) está ahí la clave del asunto material... y bueno el Franquismo acabó por la muerte de Franco, y es que en cuanto se solucionaban las Huelgas bien por concesiones o bien por palos, la gente volvía a la rutina, a las misas, curro y al fútbol, es que es el mismo país que el nuestro vaya.
    avatar
    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4981
    Reputación : 5714
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por sorge el Vie Dic 11, 2015 10:59 pm

    Ejemplo de autogolpe es fujimori en Perú,pero nunca busco desmantelar el sistema,por eso mismo,por mucho que la URSS tuviera graves problemas,en Wikipedia o enciclopedia se llama golpe a la del 1991,aludiendo al comité estatal de emergencia,erróneamente,porque el golpista fue yeltsin que arrio la bandera de la URRS,a su vez en el 93 pese al bombardeo del parlamento,era autogolpe,porque no buscaba desmantelar el sistema.
    Por mucho desarrollismo que hubiera en la España franquista,por mucha bonanza económica que tuviera,las huelgas tuvieron auge desde los 60 como explica este enlance https://trabajodehistoriafranco.wordpress.com/resumen-general/ vuestro argumento de que las huelgas no pasaron del economicismo,es uno de los pretextos que utiliza el pce para justificar su postura en la transición.Por supuesto franco gano la guerra no por cuestiones de apoyo de masas.
    avatar
    Máquina
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1193
    Reputación : 1273
    Fecha de inscripción : 04/08/2014
    Localización : Asturies

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por Máquina el Sáb Dic 12, 2015 9:01 am

    Pues si no era un autogolpe y dado que ya estaba en el poder entonces no hubo golpe alguno. Very Happy
    El sistema  económico que se acusa a Yestlin de desmantelar estaba ya liquidado hace tiempo, de hecho si preguntas en este foro la mayoría te dirán que el declive comienza con la muerte de Stalin y hasta Yest hay un tiempo, lo que hizo fué desmembrar las Repúblicas, cosa que puede colar como cambio de sistema político( y con mucho motivo además) que no económico.

    Por otro lado en España hubo una Guerra Civil de varios años no un Golpe de Estado.
    Franco no venció ajeno a las masas es cierto, equilibró la balanza que antes expliqué matando durante la Guerra cuanta oposición pudo.
    avatar
    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por nunca el Sáb Dic 12, 2015 12:30 pm


    Y un petróleo baratillo, todo hay que decirlo, siendo la base de la energía, transportes y parte de la industria en la época(y ahora) está ahí la clave del asunto material... y bueno el Franquismo acabó por la muerte de Franco, y es que en cuanto se solucionaban las Huelgas bien por concesiones o bien por palos, la gente volvía a la rutina, a las misas, curro y al fútbol, es que es el mismo país que el nuestro vaya.
    La triste realidad.
    avatar
    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4981
    Reputación : 5714
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por sorge el Sáb Dic 12, 2015 6:48 pm

    Máquina escribió:Pues si no era un autogolpe y dado que ya estaba en el poder entonces no hubo golpe alguno. Very Happy
    El sistema  económico que se acusa a Yestlin de desmantelar estaba ya liquidado hace tiempo, de hecho si preguntas en este foro la mayoría te dirán que el declive comienza con la muerte de Stalin y hasta Yest hay un tiempo, lo que hizo fué desmembrar las Repúblicas, cosa que puede colar como cambio de sistema político( y con mucho motivo además) que no económico.

    Por otro lado en España hubo una Guerra Civil de varios años no un Golpe de Estado.
    Franco no venció ajeno a las masas es cierto, equilibró la balanza que antes expliqué matando durante la Guerra cuanta oposición pudo.
    Aqui explica http://www.forocomunista.com/t5121-factores-economicos-en-la-caida-de-la-urss como tuvo una gran responsabilidad gorbachov,el golpe lo que busco es enmendar las reformas,salvar los muebles,muchos de los miembros fueron dirigentes y diputados comunistas,con lo cual si hubiera triunfado al menos formalmente se seguirian el estado llamandose socialista.
    avatar
    Almogaver
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 86
    Reputación : 100
    Fecha de inscripción : 27/01/2011

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por Almogaver el Jue Jul 07, 2016 2:56 pm

    Rompo una lanza a favor del camarada Máquina.

    De los países socialistas se puede aprender mucho, y las historias desde abajo siempre son interesantes para ver tal o cual detalle. Ahora bien, las historias personales, son eso, personales, sin ningún criterio objetivizable, y de la misma manera que se puede hablar a favor de X régimen, lo puedes hacer a favor del que sea, el que tenemos en España.

    Hungría fue inestable, entre otras cosas porque había mucha gente en oposición al pro-sovietismo del régimen, tanta gente que el sistema no pudo más que digerirla a cañonazos (con las consecuencias que vemos en la actualidad). Las explicaciones chapuzas de que fueron una minoría de fascistas, como la que da Hoxha, es un reduccionismo de cuidao. Lukaks o Nagy no eran fascistas, eran intelectuales marxistas. Mucha gente que murió en esas calles eran jóvenes normales. No iban a implantar una dictadura fascista, ni siquiera ni una democracia al estilo occidental. Ahora la izquierda húngara paga los platos rotos de semejante ficción.
    avatar
    surfas
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4113
    Reputación : 4329
    Fecha de inscripción : 15/10/2011

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por surfas el Dom Jul 24, 2016 7:46 pm

    Si, los golpes de estado de la burguesia siempre fueron minoritarios. Ponganse como se pongan. Puede que con una mayoria desmovilizada y apatica probablemente. Nunca dije que la CIA lleva adelante golpes de estado sola, los lleva adelante con una minoria dentro del propio pais, esta es la burguesia. Digo mas, la CIA atiende el telefono. Es como los cazafantasmas.

    Sin el apoyo internacional a una burguesia de un determinado pais, el siglo XX hubiera sido completamente diferente. El KKE hubiera triunfado holgadamente en los 40, el PCI en alianza con la pequeña burguesia no paraba hasta el sovjos, por poner ejemplos. Hubiera sido un paseo facilisimo si hacemos reduccionismo politico.

    Porque la izquierda por principio entiende que los cambios solo se pueden hacer con la gente hiper movilizada e hiper concientizada. La burguesia sabe que esto no es necesario porque tienen todo el poder economico, politico, mediatico e internacional. Esto es de primer grado.

    El golpe de estado en Turquia no fracasó por ser minoritario el apoyo popular a este (JAJA), sino porque la burguesia turca realmente no queria ningun golpe militar. Que sino hoy estaba gobernando Pikachu.

    Entre izquierda y derecha no hay solo una diferencia de % de votos o de apoyo popular. Hay una diferencia teorica fundamental a la hora de encarar la teoria y la praxis politica. Pero veo que el reduccionismo electoralista llega a todo los niveles, hasta al teorico.. Ahora resulta que analizamos el apoyo popular de la burguesia madre mia.

    PD: Deberian ser eliminados los mensajes del usuario nunca por tratarse del enemigo posteador de mensajes de agentes policiales y registros policiales. Que no se si era policia porque no tengo una prueba total, pero  lo anterior lo hacia de manera sistematica.
    avatar
    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4981
    Reputación : 5714
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por sorge el Dom Sep 04, 2016 7:49 pm


    Se desata la persecución del «stalinismo»
    Inmediatamente después de la muerte de Stalin, el Comité Central del Partido de los Trabajadores Húngaros, en sus sesiones del 27 y 28 de junio de 1953, criticó los «errores izquierdistas» de la dirección de Rakosi, Gerö y Farkas; nombró primer ministro a Imre Nagy, un viejo oportunista de derecha, quien había sostenido siempre que la democracia popular no debía definirse bajo la forma de una dictadura del proletariado. Creía que Hungría debería conocer un período de capitalismo de Estado, y que las fuerzas productivas del campo se desarrollarían del modo más rápido mediante una política de apoyo al campesinado medio. Añadía que así evitaría que Hungría se viera mezclada en la confrontación entre los bloques. En 1954, Nagy desarrolló, desde la dirección del gobierno un programa centrado en la idea de «la unidad nacional», llamó a los nueve millones y medio de húngaros a unir sus corazones y sus almas. (36)
    Pero en noviembre de 1955, Rakosi consiguió que el revisionista Nagy fuera expulsado del partido.
    Después del XX Congreso del PCUS, los oportunistas húngaros redoblaron sus esfuerzos en las críticas contra el «stalinismo» de Rakosi. El 1 de julio de 1956 Imne Nagy se declaró preparado para «luchar hombro con hombro por eliminar las distorsiones stalinistas del marxismo en el terreno ideológico, político y metodológico». Y juró fidelidad a las «ideas y principios de Lenin». (37)
    La Asociación de Escritores Húngaros envió sus mejores plumas para la campaña en favor de Nagy que, de golpe, se convirtió en la vedette principal de Radio Europa Libre y de la BBC. El 17 de septiembre la asociación se refirió a «la resistencia burocrática, sectaria y dogmática» y llamó a la lucha contra el «peligro de una restauración stalinista y rakosista». (38)
    A fines de junio de 1956, el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos dedicó una sesión especial a la agitación en el Este. El 29 de junio John Foster Dulles, al hacer las conclusiones, expresó:
    «El mundo libre ha de permanecer unido para ejercer las presiones que aceleren la desintegración total del comunismo internacional y, quizás, del sistema actual de la Unión Soviética. Es preciso, en especial, intensificar la presión sobre los países satélites, lo que podría conducir a su liberación completa». (39)
    El Partido de los Trabajadores Húngaros, confundido por la campaña contra Stalin conducida conjuntamente por Jruchov, Radio Europa Libre, el grupo de Imre Nagy y la vieja derecha húngara, decidió organizar un nuevo entierro solemne de las «víctimas del stalinismo». El 6 de octubre de 1956 la «reposición» de los funerales se convirtió en una fiesta anticomunista. Nostálgicas y confundidas 300.000 personas proclamaron a Imre Nagy como ídolo.
    En las semanas siguientes, gran parte de los estudiantes e intelectuales participaron en manifestaciones nacionalistas dirigidas contra la presencia de las tropas soviéticas, a favor de la retirada de Hungría del Pacto de Varsovia y por la recuperación de los territorios perdidos a raíz de la «derrota» de 1944. El nacionalismo burgués presentó un doble aspecto: antisovietismo, por la aversión hacia el primer país socialista, y adhesión a la ideología fascista, por su nostalgia de los 25 años de «grandeza» húngara.




    La CIA dicta el programa de la «revolución»
    A partir del 23 de octubre de 1956, en todas partes se produjeron manifestaciones contra el gobierno socialista. Según Robert T. Holt, uno de sus principales responsables, Radio Europa Libre recibía diariamente, del cuartel general en Nueva York, instrucciones tácticas detalladas. La radio de la CIA exaltaba una política de gran unidad popular, se ponía en guardia frente a cualquier forma de precipitación. Hay que glorificar los valores nacionales húngaros y pedir un «perfeccionamiento» y una «rectificación» del sistema socialista. En el curso de la acción habrá lugar para, paso a paso, remendar la cualidad política de las reivindicaciones. Con tal fin, la CIA lanzó la consigna «¡Haced de la revolución una revolución permanente!» (40)
    Desde el 23 de octubre, los sublevados lanzaron ataques armados de poca envergadura. El 25 el coronel Pal Maléter, encargado de reprimir la insurgencia, se pasó a la contrarrevolución. El consejero militar de Radio Europa Libre, Julián Borsanyi, antiguo teniente coronel del ejército de Horthy, so pretexto de «discutir la forma en que los insurgentes actuaban», dio instrucciones para el progreso la rebelión. (41)
    La Comisión de Radio Europa Libre financiaba el Centro Militar,establecido en Viena, que coordinaba la ayuda militar desde el extranjero. El general Andras Zako, jefe de la principal organización fascista húngara, dirigía este centro. En Budapest, los ataques armados estaban organizados por personas con gran experiencia en la guerra y la guerrilla: oficiales del ejército de Horthy, miembros de las milicias fascistas de las Cruces Flechadas y algunos tránsfugas del ejército húngaro. Así comienza lo que The New York llerald Tribune llamó, el 17 de noviembre de 1956, «la primera batalla de la Tercera Guerra Mundial por los valores occidentales». (42)
    A la vista de esta primera fase de la contrarrevolución, el partido organizó guardias obreras en las empresas y les proporcionó cierta cantidad de armas. La mayor parte del ejército húngaro permanecía leal al gobierno y desarrolló operaciones eficaces con el apoyo de unidades soviéticas. (43)
    El 28 de octubre los anticomunistas se encontraron prácticamente derrotados.
    El mismo día, el cuartel general de la Comisión de Radio Europa Libre envió un telegrama desde Nueva York a Munich; que contenía un «programa de ocho puntos» para la insurrección húngara; el cual se propagaría intensamente y de inmediato, gracias a las emisiones de Radio Europa Libre y casi todos los grupos anticomunistas lo
    adoptarían. A continuación se describe someramente el «programa»:
    «1. Retirada inmediata y total de las tropas soviéticas en territorio húngaro. 2. Disolución integral e inmediata de la Fuerza de Seguridad del Estado (AVH). 3. Amnistía total para todos los combatientes por la libertad que han participado en la insurrección. 4. Exclusión del nuevo gobierno provisional de toda persona asociada de algún modo al gobierno o a la dirección superior del partido desde el precedente gobierno de Nagy. 5. La mayoría del gabinete del nuevo gobierno provisional debe proceder de los diversos grupos patrióticos sobre una base representativa. 6. Convocatoria inmediata de una Asamblea Constituyente, seleccionada mediante elecciones libres y secretas, para redactar una nueva Carta Magna y un programa de acción. 7. Retirada de Hungría del Pacto de Varsovia. 8. Conservación de los consejos obreros y otros consejos locales y comités populares formados durante la crisis, y comunicación permanente entre ellos hasta que las condiciones mencionadas anteriormente hayan sido cumplidas». (44)
    El revisionista Nagy a la cabeza del gobierno
    Cuando se desencadena en el país la contrarrevolución violenta, la fuerza de determinación del Partido Comunista adquirió una importancia capital para el éxito de la lucha. Ahora bien, el partido se encontraba en un estado lamentable. Cuando el Comité Central se reunió el 23 y el 24 de octubre, fue sacudido por un viento de pánico. En lugar de orientarse hacia un modo de acción inflexible y hacia una movilización de las masas fieles al socialismo, sus miembros buscaron refugio en la Gran Unidad. La tendencia Mathias Rakosi-Ernö Gerö, considerada por todas partes como «stalinista», se encontraba ya bastante aislada. El grupo de Janos Kadar-Ferenc Münnich, mayoritario, llamó a la unidad de todos los comunistas, incluidos los hombres de Nagy. ¡Se reincorporó Imre Nagy en su calidad de miembro del partido y se le ofreció el puesto de primer ministro! Sin embargo, todos sabían que Nagy se encontraba en la base de la agitación antigubernamental en el medio estudiantil e intelectual. Como lo diría Kadar más tarde:
    «Estábamos reticentes de tomar la seria decisión de revelar ante el mundo que no había unidad en el seno del órgano dirigente superior del partido y el gobierno». (45)
    El 23 de octubre Nagy da su consentimiento para solicitar el apoyo del ejército soviético. Pero cinco días más tarde, el 28 de octubre, en el momento en que los contrarrevolucionarios se encontraban arrinconados, Nagy decretó por radio un alto el fuego inmediato y general, y anunció el retiro de las tropas soviéticas de Budapest. Y declaró:
    «El gobierno rehúsa la idea de que el gran movimiento popular que se desarrolla en este momento, es una contrarrevolución. Y la revuelta se transforma en un movimiento nacional y democrático que garantiza nuestra independencia nacional, nuestra autodeterminación y soberanía».
    Nagy continuó:
    «El gobierno va a sostener a los nuevos órganos democráticos creados con la iniciativa del pueblo y los integrará en la administración del Estado».
    Anunció la creación de:
    «Una nueva fuerza de seguridad, formada a partir de unidades del ejército, de la policía, como de las unidades armadas obreras y de jóvenes». (46)
    En realidad, el revisionista Nagy tomó por su cuenta lo esencial del programa dictado por Radio Europa Libre.
    El 29 y 30 de octubre el Ejército Rojo se retiró de Budapest. Una onda de euforia levantó a los contrarrevolucionarios hasta las nubes. Nagy recibió a Dudas, uno de los principales responsables de los «combatientes de la libertad», que había hecho suyos los «ocho puntos» de la CIA. Al día siguiente, Radio Europa Libre anunciaba:
    «Pareciera que la democracia pluripartidista pueda ser restaurada en Hungría y que Hungría pueda asumir una posición de libertad y de neutralidad según el modelo austríaco». (47)
    Nagy a la cabeza de la contrarrevolución
    Partiendo de su oposición contra el «dogmatismo», el «sectarismo» y el «stalinismo», Imre Nagy pasó en pocos días a la contrarrevolución abierta. El 30 de octubre declaró a la radio:
    «El gobierno reconoce a todas las autoridades locales, autónomas y democráticas, creadas por la revolución, nosotros nos apoyamos en ellas y les pedimos su ayuda».
    Y continuó:
    «El gabinete decide abolir el sistema de partido único y establecer un gobierno sobre la base de la cooperación democrática entre partidos de coalición como existía en 1945».
    ¡En el presidium del Partido de los Trabajadores Húngaros, Nagy obtuvo la mayoría para disolver el partido y formar un partido nuevo! Núcleos de antiguos partidos burgueses fueron restablecidos bajo la impulsión de emigrantes anticomunistas. Estos partidos, que se habían dislocado entre 1945 y 1948 durante los combates entre elementos reaccionarios y los antifascistas, volvieron a nacer como fuerzas abiertamente de derecha y proimperialistas.
    El 1 de noviembre el Partido Independiente de Pequeños Propietarios manifestó:
    «Nosotros queremos una nueva Constitución, una república en lugar de una república popular».
    En una circular de 31 de octubre, este partido se confirmó como:
    «Un partidario incondicional de la empresa privada y de la economía privada».
    El 2 de noviembre Jozsef Pasztor, el dirigente de la socialdemocracia, declaró:
    «El partido acepta la propiedad privada».
    El programa del Partido de la Independencia húngara definía:
    «4. La inviolabilidad de la propiedad privada. (…) 6. La puesta en práctica de la democracia pura, eterna y burguesa». (48)
    El 30 de octubre Imre Nagy sacaba de la cárcel al cardenal Mindszenty, quien se apresuró en declarar:
    «Voy a continuar desde donde me forzaron a pararme hace ya ocho años». (49)
    En sus memorias, Eisenhower anotó sus reflexiones del 1 de noviembre de 1956:
    «El problema de Hungría es que los insurgentes no tienen un dirigente fuerte que haga autoridad. Imre Nagy fracasa y los insurgentes piden su dimisión. El cardenal Mindszenty podría ser este dirigente, si es apoyado por el ardor católico del pueblo húngaro». (50)
    Por la radio, el 3 de noviembre, Mindszenty saludó al «pueblo» y a la «lucha armada», denunció al «imperio ruso» y manifestó que:
    «El antiguo régimen ya había sido barrido. Nosotros queremos ser una nación con un espíritu exclusivamente cultural y nacional, basado en la propiedad privada y limitada por las obligaciones sociales». (51)
    El 31 de octubre Nagy anunció su intención de retirarse del Pacto de Varsovia y al día siguiente proclamó la neutralidad de Hungría, concluyendo su discurso con las palabras siguientes:
    «¡Viva Hungría libre, independiente, democrática y neutral!»
    Hungría dejó de ser socialista. Y la bandera de la independencia ocultaba apenas que las formaciones sublevadas dependían, en gran parte, del imperialismo. La dirección de la Internacional Socialista, reunida en Viena y el presidente Eisenhower, en Nueva York, prometían inmediatamente una «ayuda económica» para la «reactivación económica de Hungría». (52)
    Entre tanto, los generales Bela Kiraly y Maléter habían distribuido miles de armas a los sublevados. Kiraly y otros dos oficiales de Horthy constituyeron, el 1r de noviembre, un comité de rehabilitación con el objeto de crear un cuerpo de oficiales del antiguo régimen fascista: se presentaron 500. (53)
    ¡Y el 1 de noviembre, Nagy nombró a Pal Maléter, el general pasado al lado de los sublevados, ministro de la Defensa! (54)
    ¿Qué ocurría en la ciudad de Györ? En Transdanuvia, la parte de Hungría que limita con Austria, el Consejo Nacional Transdanuvio se presentó como gobierno alternativo. El presidente del consejo, el exalcalde socialdemócrata Udvaros, en una entrevista, expuso las siguientes orientaciones:
    «El consejo ha sufrido una evolución nacionalista. Los comunistas se han refugiado con los rusos que están en guarnición en las afueras de Györ. El primer objetivo de la muchedumbre fue la destrucción de la policía política. En Gyór, eran un centenar, los jefes han sido asesinados, los otros han huido. Nosotros estamos en contra de la colectivización de la tierra. Nosotros le damos nuestra confianza a Nagy. Por otra parte, él ha recibido a nuestra líder Anna Ketly y nos ha asegurado que él compartía el punto de vista del Consejo Nacional Transdanuvio. En fin, aquellos que han hecho esta revuelta están en el gobierno, con Pal Maléter que acaba de ser llamado al Ministerio de la Defensa Nacional. En caso de elección, la mayoría de los votos iría a un partido clerical, en una proporción del 60%. El Partido Socialdemócrata podría obtener entre un 18% o un 20%». (55)
    El general Zako, el jefe de las Cruces Flechadas, viajó de Viena a Gyór y una delegación de Gyór partió a Munich para entrevistarse con el teniente coronel Julián Borsanyi, exhorthysta y cabecilla de Radio Europa Libre. (56)
    La derecha comenzó la caza de los comunistas: tres mil de ellos fueron detenidos por los contrarrevolucionarios. El periódico Nueva Hungría escribió el 2 de noviembre:
    «Nuestra policía neutraliza a los enemigos de la revolución nacional. (…) La operación de limpieza ha comenzado bajo el control del Comité Revolucionario de Fuerzas Especiales». (57)

    Comunista húngaro linchado por los “revolucionarios".

    Los Cruces Flechadas y los fundamentalistas católicos exhortaron el espíritu revanchista a tal punto que hasta hostigaron a un periodista de derecha como Alain de Seydouy, un fanático de la «Hungría Indomable”. En su obra, publicada bajo este título, decía, a propósito de los últimos días de la insurrección, lo siguiente:
    «Poniendo a su ventaja la debilidad del gobierno de Nagy, los elementos de extrema derecha como Dudas, podían hacer temer el retomo de elementos fascistas, lo que ahora es explotado a fondo por los stalinistas. Desde su liberación, el cardenal Mindszenty multiplica las declaraciones imprudentes. Finalmente, mientras que la administración se desintegraba, la desaparición de comunistas de todos los puestos claves tiraba al país en la anarquía. Incluso Tito manifestaba su inquietud». (58)
    Estas observaciones de un anticomunismo declarado constituían una excelente introducción al análisis que el grupo de Mandel presentó de la contrarrevolución húngara. El IX Congreso Mundial Trotskista rindió un homenaje a los insurgentes húngaros en los siguientes términos:
    «La revolución húngara de octubre-noviembre de 1956 ha ido lo más lejos en la vía de la revolución política antiburocrática plenamente desarrollada». (59)
    Es en estos términos que Mandel nos reveló que la contrarrevolución armada húngara era un trotskismo «plenamente desarrollado».
    Kadar y su padre adoptivo Jruschov
    El 1 de noviembre, Janos Kadar y Ferenc Münnich, dos miembros del gobierno de Nagy, decidieron romper con el Primer Ministro. Al día siguiente, recibieron el apoyo de Gyorgy Marosan, Antal Apro, Imre Horvath y de Karoly Kiss. Ellos proclamaron la constitución de un gobierno revolucionario húngaro de obreros y campesinos que llamó al ejército soviético a restablecer el orden. El 4 de noviembre el Ejército Rojo atacó las dos principales bases de sublevados en Budapest, las que agrupaban a unos 10.000 hombres armados. Los combates violentos duraron dos días. El 9 de noviembre los principales jefes de la contrarrevolución se pasaron al Occidente. Del 23 de octubre al 9 de noviembre, se contaron 3 000 muertos. (60)
    Kadar se opuso a la contrarrevolución abierta y al revisionismo implacable de Imre Nagy. No obstante, el mismo Kadar contribuyó a colocar de nuevo a Nagy a la cabeza del gobierno en el cual él participó. Además, atacó con todas sus fuerzas la línea revolucionaria defendida por Rakosi. Su proclamación a nombre del gobierno revolucionario, el 4 de noviembre de 1956, comenzó con estas frases:
    «El 23 de octubre un movimiento popular nació. El objetivo de este movimiento era la eliminación del régimen criminal de Rakosi y de sus cómplices, la adquisición de nuestra independencia nacional y la defensa de nuestra soberanía nacional. Por la debilidad del gobierno de Imre Nagy, los elementos contrarrevolucionarios han logrado introducirse en este movimiento». (61)
    En lo que llamaba la resolución histórica del 5 de diciembre de 1956, Kadar hizo insertar lo que sigue:
    «Desde el fin de 1948, la banda Rakosi-Gerö desviaba los principios fundamentales del marxismo-leninismo». (62)
    Así, todas las victorias obtenidas en la revolución, en la edificación económica y en la represión de la reacción, fueron denigradas como una desviación. Kadar era un huérfano de la socialdemocracia húngara, adoptado y alimentado por su padre Jruschov. Rakosi era un auténtico bolchevique, quien combatió al lado de Bela Kun en 1920, y encarcelado por Horthy de 1927 a 1940; pero su partido, que fue fundado después de la guerra, estaba compuesto por un conjunto de diversas fuerzas, enormemente influenciadas por la socialdemocracia. Rakosi no logró unificar, con un trabajo ideológico, político y organizativo profundo, a los ejecutivos en una óptica marxista-leninista. El partido siguió siendo un conjunto de diferentes corrientes disparatadas.
    El «stalinista» Rakosi fue eliminado de la cabeza del partido después de una intervención directa del PCUS. Jruschov también intervino en la rehabilitación de Rajk, en la liberación de la prisión de Kadar –encarcelado en 1950 por seguir los lineamientos de Tito– y en la rehabilitación de Nagy. (63)
    En junio de 1956, cuando la contrarrevolución se desarrolló a la vista y el saber de todos, Suslov poseía, entre sus manos, una mitocrítica escrita de Imre Nagy —en quien tenía absoluta confianza), afirmando que la situación en Hungría tendía a normalizarse. Después de los primeros combates en Budapest, Andropov, embajador soviético, expresó:
    «Nosotros no podemos considerar a los insurgentes como contrarrevolucionarios, porque también hay entre ellos gente honesta. El nuevo gobierno [de Nagy] es bueno y es necesario que se mantenga para estabilizar la situación. Nagy trata de mantener los lazos con las masas». (64)
    Fueron los soviéticos quienes –el 2 de noviembre– reunieron a Kadar y sus amigos en Crimea, y, después de una concertación con Tito, impusieron a Kadar como el nuevo jefe del partido. (65)
    Jruschov, Tito, Kadar y Nagy estaban ligados en una defensa común por una política revisionista y en una lucha contra el stalinismo. Cuando Nagy pasó abiertamente al lado del imperialismo y amenazó, en consecuencia, la base misma del poder de Jruschov, fue cuando este reaccionó.
    http://fusilablealamanecer.blogspot.com.es/2013/11/hungria-1956-analisis-de-la.html?m=1
    avatar
    stalingrado en la memoria
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2261
    Reputación : 2555
    Fecha de inscripción : 09/12/2012
    Edad : 23
    Localización : Uruguay

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por stalingrado en la memoria el Miér Sep 14, 2016 4:34 pm

    nunca escribió:

    http://orgullodeclaseobrera.blogspot.com.es/2012/03/opresivo-y-gris-no-crecer-en-el.html

    ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Artículo de opinión de Zsuzsanna Clark, que creció en Hungría Socialista durante las décadas de los 70 y los 80, y posteriormente en Gran Bretaña. Narra sus vivencias y realiza interesantes reflexiones que asombrarán a más de un despistado.


    Aparecido en el Dailymail y traducido por Pravda Estado español


    Cuando la gente me pregunta cómo era crecer detrás del telón de acero en Hungría en los años setenta y ochenta, la mayoría espera escuchar cuentos de policía secreta, las colas de pan y otras declaraciones desagradables sobre la vida en un estado de partido único.


    Ellos quedan siempre decepcionados cuando les explico que la realidad era muy diferente, y Hungría comunista, lejos de ser el infierno en la tierra, era en realidad, más bien un lugar divertido para vivir. Los comunistas proporcionaban a todos con trabajo garantizado, buena educación y atención médica gratuita.


    Pero quizá lo mejor de todo fue la sensación primordial de la camaradería, el espíritu que falta en mi adoptada Gran Bretaña y, de igual forma, cada vez que voy de regreso a la Hungría actual.


    Yo nací en una familia de clase trabajadora en Esztergom, una ciudad en el norte de Hungría, en 1968. Mi madre, Juliana, vino del este del país, la parte más pobre. Nacida en 1939, tuvo una infancia dura. Dejó la escuela a los 11 años y se fue directamente a trabajar en los campos. Ella recuerda haber tenido que levantarse a las 4 am para caminar cinco kilómetros para comprar una hogaza de pan. De niña, ella tenía tanta hambre que a menudo esperaban junto a la gallina hasta que pusiera un huevo. Entonces lo abría y se tragaba cruda la yema y la clara.


    […] Una de las mejores cosas fue la manera en que las oportunidades de ocio y vacaciones se abrieron a todos. Antes de la Segunda Guerra Mundial, las vacaciones estaban reservadas para las clases altas y medias. En los inmediatos años de la posguerra también, la mayoría de los húngaros estaban trabajando muy duro para reconstruir el país, las vacaciones estaban fuera de cuestión.



    En los años sesenta, como en muchos otros aspectos de la vida, las cosas cambiaron para mejor. A finales de la década, casi todo el mundo podía permitirse el lujo de marcharse, gracias a la red de subsidios a sindicatos, empresas y cooperativas de centros vacacionales.
    Mis padres trabajaban en Dorog, un pueblo cercano, por Hungaroton, una compañía discográfica de propiedad estatal, así que nos quedamos en el campamento de vacaciones de la fábrica en el lago Balaton, 'El mar húngaro'. El campamento era similar a la especie de colonias de vacaciones de moda en Gran Bretaña de la época, la única diferencia es que los huéspedes tuvieron que hacer su propio entretenimiento por las noches.


    Algunos de mis primeros recuerdos de la vida en el hogar son los animales que mis padres mantenían en la parcela. La cría de animales era algo que la mayoría de la gente hizo, así como el cultivo de hortalizas. Fuera de Budapest y las grandes ciudades, nosotros éramos una nación de “Tom y Barbara Goods”. (Nota de Pravda: Comparación anglosajona basada en una famosa sitcom de la BBC de los años 70, “The Good Life”, en la que la familia es autosuficiente)


    Mis padres tenían alrededor de 50 pollos, cerdos, conejos, patos, palomas y gansos. Hemos mantenido los animales no sólo para alimentar a nuestra familia, sino también para vender la carne a nuestros amigos. Se utilizaron las plumas de ganso para almohadas y edredones.


    El gobierno entendió el valor de la educación y la cultura. Antes de la llegada del comunismo, las oportunidades para los hijos de los campesinos y la clase obrera urbana, como yo, para ascender en la escala educativa eran limitadas. Todo eso cambió después de la guerra. […] Yo amaba mis días escolares, y en particular mi membresía en los Pioneros - un movimiento común para todos los países comunistas.


    Muchos en Occidente creyeron que era un burdo intento de adoctrinar a los jóvenes con la ideología comunista, pero siendo pioneros nos enseñaron habilidades valiosas para la vida tales como la creación de amistades y la importancia de trabajar para el beneficio de la comunidad. “Juntos uno para el otro” era nuestro lema, y así fue como se nos animaba a pensar.


    Como pionero, si obtenías buenos resultados en tus estudios, en el trabajo comunal o en competiciones escolares, podías ser premiado con un viaje a un campamento de verano. Yo iba todos los años porque participaba en casi todas las actividades de la escuela: competiciones, gimnasia, atletismo, coro, fotografía, literatura y biblioteca.


    En nuestra última noche en el campamento de Pioneros cantábamos canciones alrededor de la hoguera, como el himno Pionero: 'Mint a mokus fenn a fan, az uttoro oly vidam' (“Somos tan felices como una ardilla en un árbol”), y otros canciones tradicionales. Nuestros sentimientos siempre fueron mezclados: tristeza ante la perspectiva de irnos, pero contentos ante la idea de ver a nuestras familias.


    Hoy en día, incluso los que no se consideran comunistas miran hacia atrás en sus días de pioneros con mucho cariño.


    […] La Cultura se consideró como extremadamente importante por el gobierno. Los comunistas no quieren restringir las cosas buenas de la vida para las clases altas y medias - lo mejor de la música, la literatura y la danza eran para el disfrute de todos. Esto significó subvenciones generosas para las instituciones, incluyendo orquestas, óperas, teatros y cines. Los precios de las entradas estaban subvencionados por el Estado, por lo que las visitas a la ópera y el teatro eran asequibles.


    Se abrieron ‘Casas de la Cultura’ en cada pueblo y ciudad, también provinciales, para que la clase trabajadora, como mis padres, pudieran tener fácil acceso a las artes escénicas, así como a los mejores intérpretes.


    La programación en la televisión húngara reflejaba la prioridad del régimen para llevar la cultura a las masas, sin estupidización. Cuando yo era adolescente, la noche del sábado en prime time por lo general significaba ver una aventura de Julio Verne, un recital de poesía, un espectáculo de variedades, una obra de teatro en vivo, o una sencilla película de Bud Spencer.


    […] Como la mayoría de la gente en la era comunista, mi padre no estaba obsesionado con el dinero. Como mecánico él se encargó de cobrar a la gente con justicia. Una vez vi un coche averiado con el capó abierto - un espectáculo que siempre levantó su corazón. Pertenecía a un turista de Alemania Occidental. Mi padre arregló el coche pero se negó a cobrarle, incluso con una botella de cerveza. Para él era natural que a nadie se le ocurriera aceptar dinero por ayudar a alguien en apuros.


    Cuando el comunismo en Hungría terminó en 1989, no sólo fui sorprendida, también estaba entristecida, al igual que muchos otros. Sí, había gente marchando en contra del gobierno, pero la mayoría de la gente común - yo y mi familia incluida - no participó en las protestas.


    Nuestra voz - la voz de aquellos cuyas vidas fueron mejoradas por el comunismo - rara vez se escucha cuando se trata de discusiones sobre cómo era la vida detrás del Telón de Acero. En cambio, los relatos que se escuchan en el Occidente son casi siempre desde la perspectiva de emigrantes ricos o los disidentes anti-comunistas con un interés personal.


    El comunismo en Hungría tuvo su lado negativo. Si bien los viajes a otros países socialistas no tenían ninguna restricción, viajar hacia el oeste era problemático y sólo estaba permitido cada dos años. Pocos húngaros (me incluyo) disfrutaron de las clases de ruso obligatorias. Había restricciones menores y capas innecesarias de burocracia y la libertad para criticar al gobierno estaba limitada. Sin embargo, a pesar de esto, creo que, en su conjunto, los aspectos positivos superan a los negativos.


    Veinte años después, la mayor parte de estos logros han sido destruidos. Las personas ya no tienen estabilidad en el empleo. La pobreza y la delincuencia van en aumento. Personas de clase trabajadora ya no pueden permitirse el lujo de ir a la ópera o el teatro. Al igual que en Gran Bretaña, la televisión ha atontado en un grado preocupante - irónicamente, nunca hemos tenido Gran Hermano bajo el comunismo, pero lo tenemos hoy. Y lo más triste de todo, el espíritu de camaradería que una vez se disfrutó casi ha desaparecido.


    En las últimas dos décadas es posible que hayamos ganado los centros comerciales, la 'democracia' multipartidista, los teléfonos móviles e Internet. Pero hemos perdido mucho más.

    Un aporte muy bueno y, sobretodo bastante revelador. Gracias camarada nunca.

    Contenido patrocinado

    Re: (Hungría) ¿Opresivo y gris? NO, crecer en el comunismo fue la época más feliz de mi vida

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun Oct 23, 2017 8:19 am