El mito del Alcázar de Toledo

    Comparte

    Yeremenko
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1180
    Reputación : 1789
    Fecha de inscripción : 19/03/2010
    Localización : En Lucha

    El mito del Alcázar de Toledo

    Mensaje por Yeremenko el Jue Mar 15, 2012 12:17 am

    El asedio del Alcázar de Toledo ha sido uno de los elementos de los que se sirvieron los vencedores de la GCE con fines propagandísticos, así como para promover la unidad de los combatientes dentro del bando nacional. Por otro lado, otra de las razones que han servido para mostrar el “asedio” del Alcázar como hito militar, de resistencia y combatividad, es que este monumento histórico constituye a lo largo de la historia de España el escenario de acontecimientos relevantes como la residencia de los Reyes Católicos en alguna ocasión o la sede de la corte imperial. Durante la Guerra de Independencia, volvió a sufrir las consecuencias del conflicto bélico, constituyendo, a partir de mediados del siglo XIX, distintas dependencias militares. El Alcázar fue un icono bélico de los vencedores de la guerra civil española, como se puede leer en la obra de Fernando Martínez Gil de 1987 “Historia del Alcázar de Toledo”. Esta caracterización tan especial del Alcázar, supone que cualquier historiador que tratase de cuestionar el más mínimo aspecto relacionado con la versión “oficial” de las circunstancias que lo rodearon durante la guerra, hubiese sufrido el insidioso ataque por parte de las plumas más afines al régimen, llegando a descalificaciones más propias de adolescentes que de historiadores. Al Sr. H. R. Southworth le llegaron a llamar “desvergonzado payaso”, “menopaúsico” (véase en la obra de Ricardo de La Cierva “La historia vuelve a su cauce”, página 2, o también en “La normalización de San Silvestre, en la publicación “ La Opinión”, número 15, Madrid, 15-21 de enero, página 5). Todo un ejemplo al respeto por la pluralidad ideológica y la libertad de expresión. Este tipo de actitudes reflejan la impotencia ante la evidencia y el tratamiento serio y riguroso que Southworth había llevado a cabo, introduciendo novedades muy interesantes desde el punto de vista historiográfico al tratamiento del Alcázar. Otro detractor de Southworth es Casa de la Vega quien, en un programa televisivo en plena transición política, se pierde entre la retórica verbal afirmando la cantidad de errores de bulto de la obra de Southworth, pero tan sólo es capaz de concretar uno solo, afirmando que el autor había habría escrito “siete cadetes”, cuando en realidad fueron 9. Curiosamente ese error al que se refiere Casas de la Vega por parte de H.R. Southworth, fue obtenido por este último de fuentes franquistas (el libro de Arrarás y Luis Jordana de Pozas).

    El caso del Alcázar de Toledo en la guerra civil española fue un mito más que se utilizó para reforzar de algún modo el “espíritu nacional” de las grandes gestas, magnificar el suceso y cumplir con la función de todo mito en la vida política y social del hombre:

    - Fundamenta el orden político, en la medida en que fundamenta los requerimientos no racionales de las masas.
    - Prestigia al orden político.
    - Ejerce atracción y seguimiento sobre las masas, manifestándose a través de los símbolos (banderas, escudos, ceremonias, conmemoraciones) [1]


    Como afirmó el excelente historiador R. Southworth: “la leyenda del Alcázar ha estado manchada desde sus comienzos por el fraude” [2]

    En conclusión y para no extenderme demasiado, aún hay publicaciones recientes que, bajo una metodología carente de todo rigor científico y en la que se encuentran abundantes contradicciones, ignorando fuentes directas y referencias concretas, evitan distanciarse de los hechos históricos en su abordaje. Este tipo de publicaciones no son más que meras réplicas de interpretaciones de obras franquistas más que rebatidas y puestas en entredicho mediante obras científicas y rigurosas [3].

    Para terminar este pequeño artículo y que no se haga demasiado extenso a los lectores, podemos concluir que:
    El Alcázar era una sólida fortaleza y ofrecía unas buenas condiciones para resistir un asedio. Franco lo que hizo al percatarse del enorme efecto propagandístico y moral que podría producir su liberación, se centró y obcecó en ello pensando en el efecto futuro de propaganda que, de ganar la guerra tendría posteriormente sobre el llamado “espíritu nacional”.

    El Alcázar no fue defendido por un puñado de cadetes, como propuso la propaganda franquista, sino por 1.197 hombres, de los cuales 800 eran guardias civiles [4]
    Los atacantes no eran 25.000 fieras marxistas (“historiador” Manuel Aznar en su libro al respecto) sino 2.320 soldados republicanos.

    Las malas relaciones de Luis Moscardó con su padre eran evidentes. Solía discutir con su padre a menudo. Fue víctima de una saca colectiva un mes más tarde como respuesta a un bombardeo franquista en el que murieron muchas mujeres y niños, por consiguiente, su muerte está desconectada completa y absolutamente de la conversación mantenida con su padre, la de un joven que, como es lógico en cualquier persona ante sus circunstancias, tenía miedo a morir: una reacción humana, por tanto, perfectamente normal y comprensible. Esta evidencia científica pulveriza el “mito sacrifical” mantenido por la propaganda franquista. [5]

    Nunca se menciona a los rehenes republicanos que secuestraron los rebeldes sitiados, fusilaron y que utilizaron como escudo para tapar con sus cuerpos los huecos dejados por los bombardeos [6].


    [1] Pablo Lucas Verdú: “Principios de Ciencia Política” (págs. 221-223).
    [2] “El mito de La cruzada de Franco” de R. Southworth (pág. 92).
    [3] Ángel Palomino (1.995) en “Defensa del Alcázar. Una epopeya de nuestro tiempo”, Barcelona, Planeta.
    [4] Museo del Ejército del Alcázar de Toledo, Sala del Asedio.
    [5] Alberto Reig Tapia en “Los mitos de teatro, La Gesta del Alcázar”
    [6] Véase el estudio de Luis Quintanilla (1967): "Los Rehenes del Alcázar de Toledo", París, Ruedo Ibérico.


    Yeremenko, a 15 de marzo de 2012 para foro Acción Comunista


    Última edición por Yeremenko el Jue Mar 15, 2012 5:08 pm, editado 1 vez

    camarada_nestor
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 266
    Reputación : 290
    Fecha de inscripción : 06/05/2011
    Edad : 21
    Localización : Navarra

    Re: El mito del Alcázar de Toledo

    Mensaje por camarada_nestor el Jue Mar 15, 2012 12:22 am

    Desde luego, con lo facil que habria sido coger unos cuantos aviones y algo de artilleria y demoler el sitio con todos dentro, yo es lo que habria hecho, a la mierda (con perdon) los fachas.

    Yeremenko
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1180
    Reputación : 1789
    Fecha de inscripción : 19/03/2010
    Localización : En Lucha

    Re: El mito del Alcázar de Toledo

    Mensaje por Yeremenko el Jue Mar 15, 2012 5:09 pm

    Más información que me he encontrado ordenando archivos:

    El asedio del Alcázar: mito y símbolo político del franquismo

    Formato: Pdf
    Autor: Alberto Reig Tapia
    Páginas: 34
    Calidad: Normal

    Salud.


    Contenido patrocinado

    Re: El mito del Alcázar de Toledo

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:39 pm


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 3:39 pm