EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Comparte
avatar
VASILI ZAITSEV
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 207
Reputación : 263
Fecha de inscripción : 29/09/2010

EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por VASILI ZAITSEV el Lun Mar 12, 2012 4:26 am

Está información vió la luz hace horas, me llamó la atención que no existiera aún por acá así que la dejo.


Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

http://www.lapatilla.com/site/2012/03/09/el-nuevo-herald-chavez-traiciono-a-las-farc-para-calmar-a-generales-segun-wikileaks/



El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, traicionó en 2011 a las FARC, para templar el nerviosismo de generales de la Fuerza Armada Bolivariana tras la captura en Colombia de Walid Makled, según correos electrónicos filtrados por Wikileaks y estudiados por El Nuevo Herald, reseña Efe.

El diario de Miami asegura que, según esos correos de personal de la agencia Stratfor, altos oficiales de las Fuerzas Armadas presionaron a Chávez para que negociara con el Gobierno de Juan Manuel Santos la extradición de Makled a Caracas, ante el intento de EE.UU. de juzgarlo en su territorio.

Como parte de esa presión, Chávez ofreció sacrificar a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con la entrega y expulsión de líderes de la guerrilla, según esos correos electrónicos, parte de los más de cinco millones de la compañía de análisis de riesgo Stratfor difundidos recientemente por Wikileaks.

Makled fue capturado en Colombia y extraditado en mayo de 2011 a Caracas, pese a que el empresario venezolano también se enfrentaba a una solicitud de extradición de Washington por narcotráfico.

El detenido había dicho en varias ocasiones que estaba dispuesto a colaborar con E.EUU. para evitar la extradición a su país. Tras su encarcelamiento, dijo que varios altos funcionarios de Chávez estaban bajo su nómina, incluyendo altos oficiales de las Fuerzas Armadas, y acusó al Ejército venezolano de estar directamente involucrado en el transporte de droga.

Según relata el diario citando los correos de Stratfor, esos altos oficiales temían verse juzgados en EE.UU. si se permitía que Makled fuera enviado a Washington, donde podría negociar su testimonio a cambio de la reducción de su sentencia.

“Altos miembros del Gobierno podrían estar trazando planes de contingencia para proteger sus activos y a ellos mismos”, añaden los informes, que aseguran que Chávez temía incluso un golpe de Estado. Estos funcionarios temían que Makled tuviera en su poder “valiosas grabaciones de transacciones incriminando a altos integrantes del Gobierno venezolano con operaciones de lavado de dinero, narcotráfico, y quizás terrorismo”.

Igualmente se creía que podía dar información detallada sobre la interconexión de entidades del Estado con el narcotráfico, la creciente relación de Venezuela con Irán y, en particular, la presencia en el país, con “autorización de Chávez”, de la Guardia Revolucionaria y de la Fuerza Qods, de acuerdo con el diario.

“Cuando Stratfor empezó a recibir informes de que los militares venezolanos habían comenzado a desmantelar silenciosamente los campamentos de las FARC empujando a sus miembros a Colombia a través de la frontera, era evidente que Bogotá estaba en posesión de algo que ponía a Chávez en cintura”, asegura uno de los informes. Según la compañía, Santos utilizó esa ventaja para arrancarle la promesa de dejar de brindar respaldo a la guerrilla colombiana, con el visto bueno de Washington.

“No está totalmente claro cuáles fueron exactamente las demandas presentadas por Colombia, pero Colombia dio a Venezuela una lista de los más altos líderes guerrilleros que ellos quieren que sean extraditados”, afirma el autor de uno de los informes, que añade: “Tal como mi fuente asegura, Santos no es tan ingenuo”. EFE

Más temprano

(6:58 am) La extradición a Venezuela del presunto narcotraficante Walid Makled se produjo en el marco de un intenso juego de ajedrez diplomático, en el cual el presidente Hugo Chávez terminó sacrificando a la guerrilla colombiana para capturar a un peligroso alfil que mantenía a su gobierno en jaque, según informes de la firma privada de inteligencia Stratfor divulgados por WikiLeaks, reseña El Nuevo Herald.

Los reportes, que forman parte de los más de cinco millones de correos electrónicos de la firma revelados por la organización de internet, destacan las presiones que fueron ejercidas por altos oficiales de la Fuerza Armada Nacional para que Chávez negociara una solución con el gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Makled, acusado por la justicia estadounidense de ser “un rey entre los capos de la droga”, fue extraditado a Caracas en mayo del 2011, pese a que el empresario venezolano también enfrentaba una solicitud de extradición de Washington. El empresario, quien meses antes había sido detenido en Colombia, declaró en varias entrevistas que estaba dispuesto a colaborar con las autoridades de Estados Unidos para evitar ser extraditado a su país.

Entre las diferentes revelaciones brindadas desde su encarcelamiento, Makled admitió que varios importantes funcionarios de Chávez estaban bajo su nómina, incluyendo altos oficiales de las Fuerzas Armadas.

Makled también acusó al Ejército de estar directamente involucrado en el transporte de droga, a través de aviones que despegaban diariamente desde el fronterizo estado Apure. Esos altos oficiales temían la posibilidad de verse juzgados en las cortes estadounidenses si se permitía que Makled fuera enviado a Washington, donde podría negociar su testimonio a cambio de una reducción de su sentencia, precisó uno de los informes de Stratford filtrado por WikiLeaks.

Y ese temor les llevó a solicitar una reunión con Chávez, señalaron los informes de Stratfor, compañía dedicada a brindar análisis de riesgo a clientes corporativos.

“Antes de que Chávez respaldara a [Henry] Rangel [Silva], Rangel y el general de más alto rango [en ese momento] comparecieron ante Chávez y le preguntaron qué bando iba a escoger”, relató el informe sobre una reunión sostenida antes de que el presidente venezolano ascendiera a Rangel Silva a general en jefe, el más alto grado disponible en las Fuerza Armada venezolana.

“Chávez no tenía más opción que hacer algo, como esta promoción, para demostrarle al resto que él no los iba a traicionar por el tema de Makled”, añadió el informe titulado VZ/Colombia – La estabilidad del régimen venezolano y Makled.

Rangel Silva, conjuntamente con el mayor general Clíver Alcalá Cordones, el ex alcalde de Caracas, Freddy Bernal, y el ex jefe de la Dirección de Inteligencia Militar, Hugo Carvajal, así como otros integrantes del chavismo aparecen en la lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por sus vínculos con organizaciones terroristas y del narcotráfico.

El ascenso de Rangel Silva aparentemente hizo poco para aplacar las preocupaciones generadas por la posibilidad de que Makled fuera enviado a Estados Unidos.

Otro cable de Stratfor, titulado Chávez fortalece su respaldo militar, señala que la situación interna del régimen venezolano durante las negociaciones con Bogotá se tornaba más bien desesperada.

“Altos miembros del gobierno podrían demostrar no estar dispuestos a apostar sobre la suerte de Makled y podrían estar trazando planes de contingencia para proteger sus activos y a ellos mismos”, resaltó el informe.

“Los mayores temores del presidente es que ese tipo de planificación podría desestabilizar a su gobierno, quizás culminando en un intento de golpe de Estado más adelante”, enfatizó.

Según el informe, las preocupaciones se referían a que Makled pudiera aportar a las autoridades estadounidenses pruebas que implican a altos funcionarios del gobierno venezolano con operaciones del narcotráfico.

“Se cree que Makled está en posesión de valiosas grabaciones de transacciones que incriminan a altos integrantes del gobierno venezolano con operaciones de lavado de dinero, el narcotráfico, y quizás el terrorismo”, señala el informe.

“Dado el tumulto que podría seguir si un alto miembro del gobierno enfrenta cargos criminales serios en las cortes de Estados Unidos, Caracas ha ejercido presión sobre el gobierno colombiano para que no extraditara a Makled a Venezuela, con el argumento de que se trata de un ciudadano venezolano”.

Otro informe, titulado La amenaza de Makled sobre el régimen venezolano, resaltó que Makled también estaba en posesión de masivos esquemas de lavado de dinero “que estaban totalmente fuera de control” y que habían conducido al gradual deterioro de sectores claves del país, incluyendo los de alimentos, la electricidad, el de energía y el de metales.

Con la profundización del deterioro en estos sectores, impactando el flujo de efectivo hacia las empresas estatales, la “intersección entre los esquemas de lavado de dinero y el narcotráfico se profundizó”, señaló el informe.

Según el informe, Makled estaba en condición de brindar información detallada sobre la interconexión de las entidades del Estado con el narcotráfico, además de la creciente relación del gobierno venezolano con Irán, y en particular sobre la presencia en el país, con “autorización de Chávez”, de la Guardia Revolucionaria y de la Fuerza Qods, una unidad especial de la Guardia Revolucionaria.

La desesperación del gobierno de Chávez sobre la posibilidad de que Makled terminara contando sus secretos en Estados Unidos le brindaba una gran ventaja a la entonces recién inaugurada administración de Santos.

De hecho Makled terminó jugando un papel clave en el mejoramiento de las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Colombia, las cuales habían alcanzado puntos álgidos de tensión durante el gobierno del anterior presidente de Colombia, Alvaro Uribe.

“Cuando Stratfor comenzó a recibir informes de que los militares venezolanos habían comenzado a desmantelar silenciosamente los campamentos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia empujando a los miembros de las FARC a Colombia a través de la frontera, era evidente que Bogotá estaba en posesión de algo que ponía a Chávez en cintura”, reportó el informe.

Según el informe VZ/Colombia – La estabilidad del régimen venezolano y Makled, Santos utilizó esa ventaja que poseía para arrancarle la promesa de dejar de brindar respaldo a la guerrilla colombiana.

Ese pacto, que obtuvo el visto bueno de Washington, podría haber incluido la entrega o la expulsión del país de altos integrantes de las FARC.

“No está totalmente claro cuáles fueron exactamente las demandas presentadas por Colombia, pero en base a lo que he podido obtener, Colombia le dio a Venezuela una lista de los más altos líderes guerrilleros que ellos quieren que sean extraditados”, reportó el autor del informe.

Estados Unidos, por su parte, estaba solicitando a Venezuela que entregara información sobre los bancos venezolanos implicados en operaciones de narcotráfico y con Irán, solicitud que el autor del informe calificó de “blanda”.

“Creo que los colombianos están sorprendidos de que Estados Unidos no está exigiendo más que esto”, afirmó el autor, antes de resaltar que Santos sí le estaba sacando el mayor provecho posible a Makled, añadiendo: “Tal como mi fuente lo asegura, Santos no es tan ingenuo”.

avatar
VASILI ZAITSEV
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 207
Reputación : 263
Fecha de inscripción : 29/09/2010

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por VASILI ZAITSEV el Lun Mar 12, 2012 4:28 am

Acaso ésta sería la clave de todo el asunto relacionado al extraño "giro" dado por el mandatario venezolano en turno y su colaboración con el pro-imperialista Juan Manuel Santos y los chacales colombianos?






Shocked Shocked Shocked
avatar
quinick
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1081
Reputación : 1233
Fecha de inscripción : 14/11/2011

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por quinick el Lun Mar 12, 2012 6:26 am

Wikileks? la terrible de fuente!
avatar
VASILI ZAITSEV
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 207
Reputación : 263
Fecha de inscripción : 29/09/2010

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por VASILI ZAITSEV el Lun Mar 12, 2012 7:04 am

quinick escribió:Wikileks? la terrible de fuente!

Pues bien, procede a rechazar de antemano dicha fuente, pero reconoce que todos sabemos que el rollo de Walid Makled con el gobierno bonapartista se arrastra desde hace mucho tiempo y en los mismos términos que se han expuesto en esta nota de prensa cuyas revelaciones -de ser ciertas- no vienen sino a confirmar algo que es ya un secreto a voces desde hace mucho tiempo.

Te pongo un solo audio -como ayuda memoria- con las declaraciones del principal acusado hechas durante el 2010, el cual estaba siendo solicitado a Colombia por la Justicia norteamericana a la cual se sumó el gobierno venezolano, lo que significó que el prisionero insistentemente declarara que no quería ser entregado al gobierno de Chávez pasando a hacer reiteradas ofertas a los norteamericanos de que estaba dispuesto a dar a conocer toda su red criminal dentro de la cual se verían arrastrados tras de sí milicos "bolivarianos" de alto rango, con la consiguiente crisis interna del régimen chavista que cómo no, resultaría muy conveniente para Washington, y con lo cual Makled pretendía negociar su situación a cambio de esta monedita de oro:



Pues bien, decime tú cómo explicarías semejante voltereta del bonaparte caribeño en lo tocante a la legitimación conjunta que hizo junto a Juan Manuel Santos del golpe de Estado en Honduras en primer lugar, y su posterior voltera de 180º en su actitud para con los chacales pro-imperialistas colombianos, totalmente incomprensible para todos los izquierdistas filo-chavistas más o menos pensantes, y que finalmente se tradujeron en la entrega de insurgentes de la guerrilla del ELN y las FARC además de periodistas a las garras del Gobierno de su inexplicable "nuevo mejor amigo" Juan Manuel Santos???

Dale!!
avatar
NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2249
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por NG el Lun Mar 12, 2012 10:03 am

VASILI ZAITSEV escribió:
quinick escribió:Wikileks? la terrible de fuente!

Pues bien, procede a rechazar de antemano dicha fuente, pero reconoce que todos sabemos que el rollo de Walid Makled con el gobierno bonapartista se arrastra desde hace mucho tiempo y en los mismos términos que se han expuesto en esta nota de prensa cuyas revelaciones -de ser ciertas- no vienen sino a confirmar algo que es ya un secreto a voces desde hace mucho tiempo.

Te pongo un solo audio -como ayuda memoria- con las declaraciones del principal acusado hechas durante el 2010, el cual estaba siendo solicitado a Colombia por la Justicia norteamericana a la cual se sumó el gobierno venezolano, lo que significó que el prisionero insistentemente declarara que no quería ser entregado al gobierno de Chávez pasando a hacer reiteradas ofertas a los norteamericanos de que estaba dispuesto a dar a conocer toda su red criminal dentro de la cual se verían arrastrados tras de sí milicos "bolivarianos" de alto rango, con la consiguiente crisis interna del régimen chavista que cómo no, resultaría muy conveniente para Washington, y con lo cual Makled pretendía negociar su situación a cambio de esta monedita de oro:



Pues bien, decime tú cómo explicarías semejante voltereta del bonaparte caribeño en lo tocante a la legitimación conjunta que hizo junto a Juan Manuel Santos del golpe de Estado en Honduras en primer lugar, y su posterior voltera de 180º en su actitud para con los chacales pro-imperialistas colombianos, totalmente incomprensible para todos los izquierdistas filo-chavistas más o menos pensantes, y que finalmente se tradujeron en la entrega de insurgentes de la guerrilla del ELN y las FARC además de periodistas a las garras del Gobierno de su inexplicable "nuevo mejor amigo" Juan Manuel Santos???

Dale!!
¿Perdón que gobierno bonapartista? Laughing
(¿ya estamos con los análisis trotskos?)
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7167
Reputación : 7599
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por Razion el Lun Mar 12, 2012 12:01 pm

VASILI ZAITSEV escribió:
Pues bien, decime tú cómo explicarías semejante voltereta del bonaparte caribeño...

¿Bolivar? Según Marx él era el bonaparte caribeño. Ni cerca estoy de compartir dicha afirmación.

¿Perdón que gobierno bonapartista?
(¿ya estamos con los análisis trotskos?)
Me sumo al comentario de NG


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
AllCommunistAreBeautiful
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 90
Reputación : 119
Fecha de inscripción : 17/08/2011
Localización : Madrid

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por AllCommunistAreBeautiful el Lun Mar 12, 2012 10:36 pm

Suerte que nos aviso Wikileaks y esta noticia, sino, nunca lo hubiésemos esperado de este revolucionario ejemplar y firme defensor de las ideas M-L.

Ra, ra, ra, Chávez vencerá.
avatar
VASILI ZAITSEV
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 207
Reputación : 263
Fecha de inscripción : 29/09/2010

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por VASILI ZAITSEV el Mar Mar 13, 2012 2:26 am

NG escribió:
¿Perdón que gobierno bonapartista? Laughing
(¿ya estamos con los análisis trotskos?)

Exacto, me refiero a las características del bonapartismo sui generis que exhibe el gobierno del milico nacionalista venezolano, el cual acaso puede asumir cierto carácter progresista frente al imperialismo norteaméricano y un sector de la burguesía nacional asociada a este, aunque a la hora de hacer un balance, las medidas chavistas han sido bastante tibias si se comparan con las del gobierno del presidente Mejicano Lázaro Cárdenas en el pasado siglo, las que, como bien insinuas, fueron presenciadas y analizadas por Lev Trotski.

He aquí una breve semblanza al respecto: http://www.clasecontraclase.org/spip.php?article350

Ahora, desconozco tu análisis estalinacho al respecto, aunque supongo que no debe estar muy de acuerdo con esta caracterización, por ahora solo he notado que lo tuyo se reduce a insinuaciones del tipo humorísticas:
Laughing Laughing Laughing

NG escribió:
Marzas escribió:Yo que aun no se cuales son sus ideas... ¿marxista-leninista-trotskista-bolivariano-cristiano?
Sería: Marxista-Leninista-Zamorano-Simonista-Trotskysta-Jesuísta-Peronista-Castrista-Bovevista-Maoísta-Guevarista-Allendista...
... ... ... ... etc. Laughing Laughing Laughing

Supongo que debe existir un hilo en el foro sobre la caracterización del gobierno de Chávez en donde vos dejaste tus impresiones y análisis, lo desconozco, y me gustaría sumarme, si sabes exactamente donde se encuentra no dudes en indicar su ubicación. Digo, para que tu intervención en este hilo no se reduzca a una pobre insinuación que nada tiene que ver con el tema que se está tratando.

Saludos Smile
avatar
ArmaTuMente
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1286
Reputación : 1657
Fecha de inscripción : 12/09/2010
Edad : 23
Localización : Bogotá

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por ArmaTuMente el Mar Mar 13, 2012 2:34 am

Yo no me creo una puta mierda de Wikileaks. Si vemos quienes eran los dirigentes de Wikileaks eran disidentes de Tiamanem y es financiado por organizaciones como la House for Freedom (EEUU, ultraderechista) y demas. Esto lo extraigo del libro Desmontando Wikileaks de Daniel Estulin, un exagente de la KGB.
avatar
VASILI ZAITSEV
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 207
Reputación : 263
Fecha de inscripción : 29/09/2010

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por VASILI ZAITSEV el Mar Mar 13, 2012 2:56 am

ArmaTuMente escribió:Yo no me creo una puta mierda de Wikileaks. Si vemos quienes eran los dirigentes de Wikileaks eran disidentes de Tiamanem y es financiado por organizaciones como la House for Freedom (EEUU, ultraderechista) y demas. Esto lo extraigo del libro Desmontando Wikileaks de Daniel Estulin, un exagente de la KGB.

Bueno no voy a ponerme a discutir sobre el carácter "comunista" del régimen chino cuando Tiananmen.

Pero como le dije al "jedi" chileno del "PC" que comentó primero, este asunto salió a flote mucho antes de estas publicaciones de Wikileaks, este último más que nada es el pretexto noticioso para instalar el affaire MAKLED el cual arrastró a milicos y a gente del gobierno venezolano, donde en todo este escenario se suscita luego la "inexplicable" voltereta dada por Chávez en su acercamiento y cooperación con la lucha "anti terrorista" de Juan Manuel Santos y el gobierno colombiano. Con o sin esa nota del Herald la cosa desde el principio no deja, a la hora de juntar las piezas, de sonar un tanto sospechosa por decir lo menos.

Ojalá alguien tuviera algo de interés que aportar al respecto...
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7167
Reputación : 7599
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por Razion el Mar Mar 13, 2012 3:22 am

En el hilo Logros de la Revolución Bolivariana http://www.forocomunista.com/t1247-los-logros-de-la-revolucion-bolivariana, podés encontrar una discusión detallada acerca del proceso que se está dando en Venezuela.


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
VASILI ZAITSEV
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 207
Reputación : 263
Fecha de inscripción : 29/09/2010

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por VASILI ZAITSEV el Mar Mar 13, 2012 4:46 am

Gracias usuario RAZION. No es exactamente a lo que me refería. Pero gracias de todos modos.

Para sacarle provecho a este mensaje, a pesar que no tiene relación con el rollo Makled:

Si te entendí bien tu no compartes las posiciones de Marx respecto a Bolívar plasmadas en el ensayo biográfico que este hizo para el New American Cyclopaedia en 1857, no?

Pues yo en general sí las comparto, a pesar de que Bolívar sea una especie de vaca sagrada que ha tomado el difuso ideario izquierdista aquí en Latinoamérica y que últimamente ha sido exacerbado por el aparato de propaganda del Estado venezolano.

Dejo acá, para quien quiera leerlo, un artículo que leí recientemente y que trata justamente este asunto. (Click en spoiler) : Wink


Spoiler:
Marx sobre Bolívar

Un texto implacable y vigente

Christian Rath


Pocos ensayos históricos han sido tan ocultados o descalificados como la breve, brevísima biografía de Simón Bolívar escrita por Carlos Marx en 1857 como parte de sus contribuciones a la New American Cyclopaedia (NAC), a pedido de Charles Dana, director del New York Daily Tribune.

Pasaron nada menos que setenta y siete años para que fuera incluido en la edición en ruso de las obras de Marx y Engels de 1934, de donde lo tomó Aníbal Ponce (1) para publicarlo en el primer número de su revista Dialéctica, en marzo de 1936. Jamás los editores rusos explicaron las razones del ocultamiento del texto hasta ese momento, pero en 1959, en la segunda edición en ruso de las obras de Marx y Engels, se incluyó una violenta crítica de las posiciones sostenidas por Marx, signo de que el artículo expresaba una orientación contrapuesta a la fijada por el Kremlin para Latinoamérica. Allí se caracterizaba que la posición de Marx sobre la personalidad y trayectoria de Bolívar era “unilateral”, algo que los editores consideraban inevitable desde el momento en que había utilizado fuentes de determinados autores “cuya parcialidad era entonces poco conocida”, los que habrían llevado a Marx a una apreciación equivocada sobre “esa ambición de poder personal” que coloca en el líder de la lucha por la independencia (2).

El argumento sobre la parcialidad de las fuentes ha sido descartado sin mucho esfuerzo desde el momento que Marx, radicado en ese tiempo en Londres, utilizó las enciclopedias más completas y actualizadas de su época y que, además, las opiniones vertidas en estas fuentes eran invariable y abiertamente favorables a Bolívar (3). Una de sus fuentes, fuera de éstas, fueron las Memorias del General Miller, universalmente aceptadas como fuente de información fidedigna y, por otra parte, también favorable a Bolívar. Es decir que la apreciación de Marx sobre Bolívar no es el resultado de una información errónea o “unilateral”, sino el producto de una caracterización política meditada en contra de lo que le inducían sus propias fuentes y que Marx, a posteriori, jamás cuestionó.

Los hacedores de la “historia oficial” del Kremlin tienen dos conductas frente al texto de Marx.

Una, reivindicatoria, que es la que reproduce el propio Aníbal Ponce en su presentación
del texto en 1936, caracterizando que “terrateniente, hacendado, propietario de minas y de esclavos, Bolívar no sólo interpretó los intereses de su clase, sino que los defendió contra la pequeña burguesía liberal y las todavía inconscientes masas populares”, repudiando la pretensión de asignar al pensamiento y la acción de Bolívar “un sentido emancipador antiimperialista” (4). La otra, en sintonía con el apareamiento del estalinismo con los movimientos nacionalistas burgueses de América Latina, en 1959, plantea que “tuvo éxito en integrar a esta lucha (de la independencia) los elementos patrióticos de los criollos terratenientes… la burguesía y la masa del pueblo, incluidos los indios y los negros” (5). El texto de Marx sobre Bolívar va a formar parte de ediciones sucesivas de “La revolución española” hasta el año 1974, cuando la Editorial Progreso de
Moscú, tan subrepticiamente como lo había incluido en su momento, dejó de publicarlo.

La oposición al texto de Marx tiene un protagonista furioso en la llamada izquierda nacional. Para Jorge Abelardo Ramos, el padre reconocido de esta corriente histórica y política, el ensayo es “un trabajo dictado por la necesidad de sobrevivir” y en el cual “(los) infortunados juicios de Marx sobre Bolívar estaban sin duda influidos por la tradición antiespañola prevaleciente en Inglaterra, donde vivía Marx, y por el común desprecio europeo hacia el Nuevo Mundo” (6). El infortunio está en el campo del impugnador. En el mismo período, Marx escribe sus textos sobre la revolución desencadenada en España (1854), a la que dedica una atención particular porque “no hay otra cosa en Europa, ni siquiera en Turquía, ni la guerra en Rusia, (7) que ofrezca al observador reflexivo un interés tan profundo como España en el presente momento” (Cool. En esta elaboración,va a desentrañar el proceso abierto en España en1808 a partir de la invasión de las tropas napoleónicas y distinguir entre la envoltura religiosa y nacional del alzamiento y la tendencia profunda hacia las reformas sociales y políticas planteadas a partir de la constitución de las juntas. Va a identificar la existencia de la revolución, episodio clave en los procesos de la independencia americana, e identificar cada una de sus secuencias. Es decir, Marx, al escribir sobre Bolívar, no abordaba un tema inédito y sólo para sobrevivir.

El escenario

En ningún otro escenario de las guerras por la independencia, si se exceptúa a Haití, la lucha de clases alcanzó la virulencia y profundidad de las libradas en el norte de la América hispana. En la última mitad del siglo XVIII, la limitada liberalización del monopolio español que significó la reforma de los Borbones (ver EDM Nº 37, abril 2010) abrió las puertas a un vínculo temprano de Venezuela con el mercado mundial.

La libertad económica creciente desenvolvió en forma vertiginosa la producción de cacao y, en menor escala, la del tabaco y el algodón. A partir de 1760, con precios internacionales en aumento, Venezuela se convirtió en el mayor exportador de cacao. El aumento de la producción y de la exportación provocó un cambio social que dislocó el conjunto de relaciones sociales. Los latifundistas compraron más tierras y títulos de nobleza, los comerciantes expandieron su actividad en todo el país y hasta una capa de artesanos pardos pudo comprar “privilegios” para salir de su ostracismo social. Al mismo tiempo, las diferencias con el escalón social más sumergido -esclavos, libertos, zambos, mulatos- se hicieron más ostensibles que nunca. El desarrollo de las contradicciones que se fueron acumulando en la base de la sociedad colonial constituyó el enorme caldo de cultivo de todo el proceso de guerra social que se desenvolvió, a ese nivel y en este escenario, con rasgos de excepción.

En el último cuarto del siglo XVIII, la Corona dispuso el ingreso de negros esclavos y profundizó la libertad de comercio, lo que consolidó aún más una clase criolla aristocrática, latifundista y esclavista. Poseedores de grandes extensiones por mercedes de la colonización y por haber sido encomenderos, sus tierras se valorizaron cuando hubo esclavos para explotarlas y mercado exterior para sus frutos. Esta clase social era conocida por el pueblo como los mantuanos (por los largos mantos que utilizaban sus mujeres) y eran, hacia fines del siglo XVII, los dueños de la mayor fuente de riqueza de la provincia y dominadores incuestionables de la vida política de Caracas, a través de las posiciones que ocupaban en el Cabildo. Mucho antes de 1811 (cuando se produce el primer episodio de la independencia), la nobleza criolla de Caracas se propone la independencia de la provincia, en particular cuando a raíz de la guerra entre España y Gran Bretaña (1779) los Borbones planteó una feroz política de exacción de las colonias.

Hacia 1800, dentro de la precariedad de los datos, la población de Venezuela “puede aproximarse a un millón de personas, entre las que más de las tres cuartas partes son indios, negros, zambos, mestizos y mulatos, llegando a 200.000 los criollos descendientes de españoles, a poco más de 10.000 estos últimos.

En cuanto a los esclavos, su número se calcula en 60.000… la mayor parte de ellos dedicada a trabajar la tierra por cuenta de sus amos” (9).

La unidad de la oligarquía criolla va a resentirse profundamente con la Revolución Francesa. La revolución en las colonias inglesas de Norte América (1776) no había producido efecto porque, hasta ese momento, no había alterado en profundidad la organización social -no había dispuesto la libertad de los esclavos ni afectado el latifundio. Pero la Revolución Francesa y sus efectos sobre Haití, donde la esclavitud es abolida en 1793, coloca a la oligarquía criolla en un impasse. En 1796 se produce la rebelión negra de Coro, primer episodio de guerra social, apoyada por negros y pardos libres y ferozmente reprimida, efecto directo de la rebelión en Haití y de las ideas de la Revolución. El escenario político y social es aún mas abigarrado desde el momento que los altos funcionarios en Venezuela proceden de medios liberales y son duramente cuestionados por los mantuanos por proteger a mulatos, pardos y “toda gente vil”, como consta en un memorial al rey de 179610.

En esta línea, van a impugnar fuertemente la política de la Corona que, por apremios financieros, va a permitir que un pardo (denominación genérica al nacido o descendiente de la unión de blanco y negro) compre a buen precio su “limpieza de sangre” y obtenga aun privilegios de hidalguía. En 1797, la oligarquía criolla va a hacer causa común con el rey para aplastar la conspiración de Gual y España, que tiene el papel protagónico de comerciantes y profesionales de Caracas y está claramente orientada a la independencia e influida por ideas liberales.

Este centro de la reacción política fue el protagonista exclusivo de la conspiración de abril de 1810, que va a dar lugar a la primera junta que desconoció a la Corona y al Congreso amañado que acordaría la independencia en julio de 1811. El cambio de gobierno suscitó una cadena de levantamientos en su contra, el más importante en Valencia, aplastado al costo de 800 muertos, enarbolando la bandera del viejo orden y contra la “guerra a muerte” desencadenada por la oligarquía criolla como expresión de impotencia frente a su creciente aislamiento social. Quien canalizó este proceso fue Domingo Monteverde que, a dos años de gobierno mantuano desembarcó, en 1812, en Venezuela con un puñado de hombres que se convirtió en ejército en pocos días por la incorporación de todas las capas oprimidas de la población y derrotó a las fuerzas de la oligarquía criolla dirigidas por Francisco de Miranda y Simón Bolívar.

Para la gran masa, el gobierno de los mantuanos era el gobierno de sus enemigos más jurados y Monteverde, además, había autorizado el saqueo que legalizaba la ocupación y el ataque a las propiedades de la oligarquía. En noviembre de 1812, derrotados y perseguidos los mantuanos, se jura en Venezuela la nueva constitución de España, la constitución liberal de 1812, expresión de la revolución desencadenada en 1808 ante la invasión de los ejércitos napoleónicos. La Constitución de 1812, emblemática en España por sus reformas sociales y democráticas, tenía como uno de sus grandes objetivos, tal como lo apreció Marx, “conservar el dominio de las colonias españolas, introduciendo en la nueva legislación un sistema de representación unificada… Constituía casi el principio mas importante de la Constitución mencionada, el de no abandonar ninguna de las colonias pertenecientes a España, y los revolucionarios de hoy (1854) comparten la misma opinión” (11).

La guerra social en Venezuela va a significar una movilización excepcional de las capas oprimidas, en la que confluyen desde artesanos y comerciantes -Boves, el gran caudillo que va a relevar a Monteverde a la cabeza de la rebelión de los “llaneros”, es un comerciante ambulante- hasta esclavos negros e indígenas, la cual derrota en forma sucesiva a los ejércitos de la independencia organizados por los mantuanos, pero no puede evolucionar por la crisis dramática de su dirección.

La rebelión plantea la libertad de los esclavos y el rechazo a la confiscación a través de los tributos, pero se agota en el saqueo a la oligarquía criolla y, donde cuadre, a los propietarios españoles, sin ningún interés en la estructuración capitalista de la sociedad y en un programa de reorganización social. Esta encrucijada va a llevar a su agotamiento, precipitada por el advenimiento en España de Fernando VII, el ahogo de toda expresión liberal en la península y el envío de un ejército profesional (dirigido por Morillo) claramente “extranjero” y disociado de las clases en el país.

Luego de sucesivas derrotas, Bolívar logra, en 1816, estructurar una fuerza expedicionaria con el auxilio de Alejandro Petión, presidente en ese momento del Haití del Sur. En este regreso, proclamó el fin de la “guerra a muerte” y decretó la libertad de los esclavos, a condición de incorporarse al ejército libertador, un punto que convertiría en obsesivo. A esta altura, el dominio de la oligarquía mantuana había sido ferozmente golpeado por la guerra social y Bolívar se recuesta en la formación del ejército como instrumento político y de regimentación social. Toda su carrera política y militar está dominada por el temor a desencadenar una guerra de clases del nivel de la vivida por Venezuela en el período 1812/16 -a la que él llamará “guerra de colores” para confundir sobre su naturaleza, como si fuese sólo un enfrentamiento de razas- o en Haití. De los hechos de la vida de Bolívar, controvertidos aún por los más encarnizados “bolivarianos” existen tres -el fusilamiento de sus brillantes generales mestizos Piar y Padilla y la proclamación de la “guerra a muerte”- que obedecen a una política conciente contra la amenaza de una guerra de clases. Frente a esta perspectiva, va a plantear la lucha por la “independencia” como única bandera en oposición a la guerra de “colores”; es decir a la guerra social, y el gobierno “fuerte” y “vitalicio”. Bolívar jamás formó parte del ala democrática y liberal que se desenvolvió en el proceso de la independencia y sus concesiones sociales fueron dictadas, en muchos casos, por la urgencia de la guerra y tuvieron un carácter insustancial o regresivo. La oligarquía en Venezuela, Colombia y Bolivia no hizo caso a la liberación de los esclavos y Bolívar dejó hacer. Los esclavos de Venezuela no alcanzaron la libertad hasta 1854, “cuando los terratenientes advirtieron que estos eran trabajadores costosos y poco eficientes y que era posible obtener una mano de obra más barata” (12) y lo mismo ocurrió en Colombia y Perú. Los indios fueron el sector más castigado por la independencia bolivariana, aunque aparentemente se beneficiaron con la eximición de los trabajos forzados y de los tributos, desde el momento que el tributo era pagado con los excedentes de la producción y la prueba de que la tierra era suya. La política de dividir las tierras comunales entre propietarios individuales, en teoría para beneficiar a los indios, destruyó el fondo de tierras comunitarias y terminó beneficiando a los terratenientes más poderosos. Todas las contradicciones acumuladas estallaron con el fin de la guerra contra España, desde el momento que “Bolívar había conseguido la independencia a la cabeza de un ejército de pardos, negros y antiguos esclavos, cada uno con expectativas para la posguerra” que nunca se cumplieron.

De este laberinto trató de salir a través de un atajo: “la lógica de sus principios le llevó a concluir que cuando mayor era la desigualdad social, mayor era la necesidad de igualdad legal”, es decir ficticia (ídem anterior).

Qué dice Marx sobre Bolívar

El texto de Marx tiene unos 37.000 espacios y constituye una descripción aguda, descarnada y veraz, en los límites de un trabajo para un diccionario enciclopédico, sobre la lucha de clases en Venezuela y Colombia en el período de la independencia y el papel político y militar de Bolívar. Marx va a consignar la traición de Bolívar a Francisco de Miranda, entregado a los españoles, quienes lo mantuvieron en prisión hasta su muerte -lo que valió a Bolívar su pasaporte a la libertad “como recompensa al servicio prestado al Rey de España” luego de la derrota de 1812- y el desarrollo de cada una de las campañas militares, señalando sus límites y el papel superlativo del elenco de oficiales del ejército libertador: Piar, Mariño, Rivas, Brión, Paéz, Sucre y de la Legión Inglesa. Va tener la virtud de destacar el papel del movimiento de lucha en los momentos más desgraciados de la gesta de la independencia -en 1818, en Angostura, cuando las defecciones se sucedían una tras otra, “Bolívar encontró a Santander, nativo de Nueva Granada, quien le pidió elementos para hacer una incursión en ese territorio, cuya población estaba lista para un levantamiento general”.

Marx va a ser implacable con los rasgos autoritarios y bonapartistas de Bolívar. Señala el pedido de éste, en 1816, antes de la reanudación de la guerra, para “unificar en su persona el
poder civil y militar” en oposición al deseo de otros líderes de la independencia, que preferían confiar el poder a una asamblea representativa. Destaca el papel del Congreso Nacional de 1819 como factor de creación de un nuevo ejército, contrastando el llamado de una institución representativa contra los métodos dictatoriales de Bolívar.

En la fase final de la guerra de la independencia, continúa Marx, “por medio de su guardia de corps colombiana, manejó los votos del Congreso de Lima que, el 10 de febrero de 1823, le transfirió la dictadura, mientras se aseguraba la reelección como presidente de Colombia con un nuevo intento de renuncia.

Su posición se había fortalecido con el reconocimiento del nuevo Estado de parte de Inglaterra y con la conquista del Alto Perú por Sucre, país… en el que Bolívar dio rienda suelta a su
propensión al poder arbitrario, instituyendo el ‘Código Boliviano’ (en realidad la Constitución de Bolívar), imitación del ‘Código Napoleón’. Su plan era transplantar ese Código… al Perú y de allí a Colombia, manteniendo en sujeción a los dos primeros países por medio de las tropas colombianas y a Colombia por medio de la Legión Extranjera y de los soldados peruanos”.

Marx consigna el fusilamiento del pardo Piar en 1817, uno de los jefes patriotas de mayor prestigio, desde el momento que “la conquista de Guayana por éste había cambiado por completo, a favor de los patriotas, la situación, pues ese sólo territorio suministraba más recursos que todas las otras provincias de Venezuela juntas”, como luego la condena a muerte del también pardo General Padilla en 1828, “cuya culpabilidad (en una tentativa de asesinato) no se probó en modo alguno pero que, como era hombre de color, no podía hacer una seria resistencia”. Para Bolívar, once años después, “la muerte del general Piar fue…de necesidad política y salvadora del país, porque sin ella iba a empezar la guerra de los hombres de color contra los blancos” (13), una confirmación atroz de las razones del asesinato.

Marx detalla la convocatoria al Congreso de Panamá de 1827, que tuvo “por objeto aparente establecer un nuevo código democrático internacional”, pero en realidad “pretendía…que América del Sur entera se constituyera como una república federal, a la que (Bolívar) gobernaría como dictador”.

Marx no podía saber que Bolívar excluyó de esa convocatoria a Paraguay -que emprendía un desarrollo capitalista autónomo -y a las Provincias del Río de la Plata por el peso -son sus
palabras- del “partido de la independencia”.

El resto es un resumen de la descomposición política del armado de naciones concebido por Bolívar, su pérdida de poder y su muerte (1830).

El texto de Marx, transcurridos más de 150 años, ha superado con creces el paso del tiempo. “De todas las referencias enciclopédicas del período mencionado, solamente la de Marx está de acuerdo con la verdad histórica” (14). Sobre las tendencias a la dictadura personal, advertidas por Marx, el primer pronunciamiento político importante de Bolívar fue el manifiesto de Cartagena en 1812. Allí plantea la necesidad de un gobierno “fuerte” profundamente centralizado.

El fundamento: “nuestros compatriotas aún no son capaces de ejercer sus derechos legales. El gobierno debe probar que es fuerte y despiadado sin hacer caso de la ley o de la constitución hasta tanto sea establecida la paz”. En su Carta desde Jamaica, de 1815, va a insistir sobre la imposibilidad de otorgar derechos democráticos al pueblo: “Mientras nuestros conciudadanos no adquieran las aptitudes y virtudes que distinguen a nuestros hermanos del norte, un sistema democrático radical, lejos de beneficiarnos, traerá la ruina sobre nosotros.

No poseemos, lamentablemente, esas características”. En este punto, Bolívar va a concebir un senado hereditario, compuesto por las familias criollas de las clases más altas, junto a la cámara baja elegida por votación calificada (según los bienes que se poseyesen).

En el Congreso de Angostura, en 1819, Bolívar ataca la “democracia absoluta” y va a repudiar el Congreso de Cúcuta, en 1821, por haber adoptado una constitución de corte demasiado liberal. Plantea que el pueblo está en el ejército -lo que es falso dada su pequeñez- y que el resto debe tener como “único derecho” ser ciudadanos “pasivos”, impugnando a quienes pretenden una república como la del norte.

Desde qué lugar

Los impugnadores del texto de Marx sobre Bolívar no se han detenido lo suficiente en un punto: Marx denuncia al caudillo de Venezuela por sus limitaciones en la lucha del movimiento de independencia nacional, pero no se coloca jamás como neutral o en duda sobre lo progresivo y legítimo de esta lucha. La crítica al bonapartismo o a la tendencia a la dictadura civil de Bolívar no es en sí misma, sino como instrumento de una política que debilita la lucha por la independencia. Marx contrapone el papel que juega en la movilización popular la instancia de un congreso representativo a las tendencias regresivas de una dictadura. Destaca el “nuevo entusiasmo del pueblo” por la independencia que revierte en “insatisfacción” a causa de la dictadura de Bolívar, permitiendo que se rearme la ofensiva española. Resalta la libertad de los negros esclavos como uno de los motores del ascenso de las fuerzas de la independencia, aunque -y en esto coincide con la mayoría de los historiadores- reconoce al presidente de Haití y no a Bolívar como padre de la iniciativa.

Cuando Marx analiza la experiencia de países como Inglaterra, Francia y Alemania (abocados a las tareas iniciales de la industrialización y bajo la dirección de clases explotadoras que están desenvolviendo un determinado papel histórico), acomete contra las formas opresivas de los gobiernos capitalistas de la revolución industrial. Denuncia al bonapartismo, que es la forma política bajo la cual la burguesía francesa ahoga la revolución y ejerce una limitada función modernizante después del Termidor.

En el caso de América Latina, las tendencias al bonapartismo no son el producto de un Termidor que viene a tratar de cerrar una experiencia revolucionaria (burguesa) de características
históricas y consolidar, a la vez, el advenimiento de un nuevo régimen social. Son los rasgos del Termidor sin la revolución burguesa, la expresión de la regresión del proceso revolucionario abierto con la revolución en España (1808) y en las colonias (1809/1811), una regresión que es alentada por la política de las metrópolis de Europa y Norteamérica. Gran Bretaña -que es la potencia que con mayor audacia interviene frente a los movimientos de lucha de la independencia- va a desenvolver una estrategia basada en que la emancipación de la América Española puede ser un grave riesgo si se produce una afirmación del sistema republicano. Mas allá del pacto entre España e Inglaterra frente a la invasión de la Península Ibérica por Napoleón, la experiencia de la revolución en España va a acentuar las tendencias conservadoras: “Después de 1808, los estadistas británicos vieron con malos ojos los movimientos de rebelión en la América hispana”. (15) Entre los años 1822 y 1826, la diplomacia británica -primero con Castlereagh, luego con Canning- se orienta a considerar, en palabras de éste último, que “la conservación de la monarquía en cualquier porción de la América del Sur tendería a evitar el impacto de ese inevitable divorcio por el cual el Nuevo Mundo está a punto de ser dividido del Viejo”16. Esta política se combinó con la neutralidad de Estados Unidos, orientada a la coexistencia con España y la Santa Alianza (17).

El ángulo con el que Marx interviene en sus escritos sobre América Latina es la defensa de los procesos de independencia nacional, en el sentido de que las cuestiones nacionales no resueltas
y la opresión nacional significan bloqueos al desarrollo de las fuerzas productivas y de la democracia -o sea al libre desarrollo de la lucha de clases. Dicho de otro modo, la cuestión nacional no reposa en la homogeneidad étnica de un Estado, sino en el desarrollo de las fuerzas productivas sobre la base histórica de la nación y, a través de ella, el desarrollo de la clase obrera y de la lucha de clases.

Marx desenvuelve el mismo punto de vista contenido en su ensayo sobre Bolívar en otro texto para la misma Enciclopedia sobre Ayacucho -escrito en colaboración con Engels- en el que describe esta batalla como un triunfo de las fuerzas revolucionarias por el que fue destruido “definitivamente” el imperio español, o en los artículos para el New York Tribune u otros periódicos contra la intervención francesa en México o en sus aportes sobre Cuba, Haití y América Central.

Las tendencias a la monarquía o a la dictadura civil son condenadas por Marx en la medida en que son una expresión de las limitaciones insalvables de las élites políticas y militares que dirigieron las guerras de la independencia y que se enfrentaron desde los primeros instantes con las corrientes que, aún limitadamente, plantearon una perspectiva de transformación social y republicana. Es lo contrario de lo que afirma Milcíades Peña: “en realidad, es absurdo condenar los proyectos monárquicos de un San Martín o un Bolívar a la luz de la abstracta razón democrática universal…

La monarquía fue, desde luego, reaccionaria cuando la burguesía maduró lo suficiente y tuvo fuerzas como para guiar a la nación a la conquista de la república democrática. Pero en una etapa anterior del desarrollo histórico la monarquía absoluta fue un importante paso hacia
delante en la constitución de una nación moderna, superando el aislamiento medieval de feudos y ciudades. América Latina, al salir de la colonia, se hallaba precisamente en ese estado de disgregación. De haber prosperado los proyectos monárquicos… se hubiese logrado formar en América Latina varios Estados poderosos” (18).

Sin las medidas de transformación social esbozadas en el Programa de Operaciones de Moreno, o en las Instrucciones de Artigas de 1813, no existía el supuesto elemental para la formación de los “Estados poderosos” en América Latina.

La apreciación de Milcíades Peña no se sostiene en sí misma si se aprecia el ejemplo de Brasil, donde se instaló efectivamente una monarquía que fue incapaz de producir salto alguno en dirección a una nación moderna. La existencia de un fuerte poder central, con su cabeza en el emperador, impidió la fragmentación política de la América portuguesa, pero la unión del atraso hizo que éste perviviera. La unión no significó mayor independencia política o económica, al punto que Brasil fue más dependiente de Inglaterra que los países de la antigua América española. Más aún, la unión sofocó la evolución de centros dinámicos como la planteada por la revolución de los farrapos -harapientos- en Río Grande Do Sul en 1835, que va a plantear la federación con las provincias del Plata (recordar el planteo de Moreno y Artigas) o la Confederación del Ecuador en el norte). En el Brasil unido bajo la monarquía, las clases dominantes llegaron a cuestionar la esclavitud, la distribución de la renta nacional y el régimen político, pero no el latifundio -base de la economía nacional, de la cual todas esas mismas clases sacaron provecho- ni el esclavismo hasta bien entrado el siglo XIX.

Para José Aricó, que ha dedicado un libro a impugnar el texto de Marx, “la identificación de Bolívar como una forma burda de dictador bonapartista” es un “prejuicio político” que “pudo operar como un reactivador en su pensamiento de ciertos aromas ideológicos que, como aquella idea hegeliana de los ‘pueblos sin historia’ constituyeron dimensiones nunca extirpadas de su mirada del mundo” (19). La aplicación del concepto de “pueblos sin historia” a los países latinoamericanos es un abuso que sólo tiene como consecuencia cuestionar al marxismo. El concepto de “pueblos sin historia” fue adjudicado por Marx y Engels al caso concreto de los pueblos eslavos del imperio austro húngaro y del imperio ruso. En las luchas nacionales de mediados del siglo XIX apoyaron la destrucción de los imperios multinacionales y la constitución de grandes nacionalidades -Inglaterra, Francia, Italia, Alemania, Hungría y Polonia- rechazando las aspiraciones de aquellos pueblos eslavos que tendían a ser piezas del juego político de los imperios que eran el centro de la reacción en la época.

El pensamiento de Aricó pretende un rescate del nacionalismo: “la forma bonapartista y autoritaria del proyecto bolivariano no expresaba simplemente, como se creyó, las características personales de un individuo, sino la debilidad de un grupo social avanzado que en un contexto internacional y continental contrarrevolucionario sólo pudo proyectar la construcción de una gran nación moderna a partir de la presencia de un estado fuerte”. El punto sería reivindicar “la progresividad en sí del desarrollo de las fuerzas productivas y de las formaciones estatales”, algo que debería “adoptar el marxismo para cuestionarse a sí mismo” (ídem).

¿Cuál es la actualidad de este debate?

Marx es denostado, atacado o descalificado en este punto por los que defienden las experiencias del nacionalismo burgués o pequeño burgués en América Latina, cuyo caso emblemático es el bonapartismo plebiscitario de Chávez. La reivindicación de Bolívar sirve para confundir sobre la naturaleza de la propia guerra de la independencia en el norte de América Latina, un proceso de confiscación del levantamiento de las masas por los terratenientes y comerciantes, y el fracaso reiterado del nacionalismo para alumbrar una nación independiente, plantado en un horizonte que procura ampliar la dominación de la burguesía nacional sin poner en peligro el capitalismo
mundial.

A 153 años, el denostado texto de Carlos Marx sobre Bolívar tiene una absoluta e inusitada vigencia.


________

Notas


1. Aníbal Ponce: pedagogo, educador, autor de Educación y lucha de clases y La vejez de Sarmiento e inspirador de “La reforma universitaria, 15 años de derrotas”, entre otros textos. Se incorporó al PC en la década del ‘30, fue exonerado de sus cargos docentes por el gobierno de la “década infame” y emigró a México, donde murió a los 40 años a raíz de un accidente.

2. Marx y Engels: Obras, Volumen 4, 1961, Berlín, Dietz Verlag.

3. Draper, Hal: “Carlos Marx y Simón Bolívar”, Desarrollo Económico 30/31, julio diciembre 1968.

4. “Comentarios Marginales” de Aníbal Ponce, en Simón Bolívar, por Carlos Marx, Ediciones La Otra Campana, Buenos Aires, 1987.

5. Marx y Engels, ídem anterior.

6. Ramos, Jorge Abelardo: Bolivarismo y marxismo, A. Peña Lillo editor, 1969.

7. Guerra de Crimea: entre Rusia y la coalición de Francia, Turquía, Inglaterra y Cerdeña (1853/58).

8. Marx y Engels, ídem anterior.

9. Rippy, Fred: La rivalidad entre Estados Unidos y Gran Bretaña por América Latina (1808/1830), Eudeba, 1967.

10. Columbus Memorial Library, Unión Panamericana, 1933.

11. Marx y Engels: Obras Escogidas, Editorial Ciencias del Hombre, Buenos Aires, 1973.

12. Lynch, John: Simón Bolívar, Crítica, Barcelona, 2006.

13. Lacroix, Louis: Perú: Diario de Bucaramanga…, Editorial Bedout, Medellín, 1964.

14. Draper, ídem anterior.

15. Rippy, ídem anterior.

16. Webster, Charles: Gran Bretaña y la independencia de America Latina, Londres, 1938.

17. Pivel, Juan: Raíces coloniales de la revolución oriental de 1811, Montevideo, 1962.

18. Peña, Milcíades: El paraíso terrateniente, Ediciones Fichas, 1969.

19. Aricó, José: Marx y América Latina, Ediciones, Cedep. Lima 1980.


Extraído de: http://po.org.ar/pdf/edm39.pdf
avatar
NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2249
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por NG el Mar Mar 13, 2012 8:17 am

Para VASILI ZAITSEV


VASILI ZAITSEV escribió:
Ahora, desconozco tu análisis estalinacho al respecto, aunque supongo que no debe estar muy de acuerdo con esta caracterización, por ahora solo he notado que lo tuyo se reduce a insinuaciones del tipo humorísticas
Laughing Laughing Laughing
Sí, acertaste, he dado mi opinión una y mil veces, (Raizon lo puede atestiguar) pero no es ningún análisis Stalinacho
porque eso no existe, empiezas a atacarme de Stalinista dogmático como el trotskysta Aleseyevich cuando no me
conocía, acabando pidiéndome perdón por llamarme algo que no soy, el fue noblote y lo reconoció, a ver tú...
mis insinuaciones se resumen a algo de tipo humoristico porque es algo debatido hasta la saciedad.

Sobre lo del bonapartismo y populismo, te dejare lo que le puse al troll-gonzalista que mantenía en muchos temas
unas tesis trotskystas de la hostia:


Para los izquierdistas que piensan que Venezuela es una colonia integra y que Chavez es un
burgués populista... bueno poniendome en esa mente esquizo... de algunos dejare esto:

“Los comunistas, debemos apoyar y apoyaremos los movimientos burgueses de liberación en las colonias sólo
cuando estos movimientos sean realmente revolucionarios, cuando sus representantes no nos impidan educar y
organizar en el espíritu revolucionario a los campesinos y a las grandes masas de explotados.”
(V.I. Lenin, Obras, t. XXXI, Págs. 266-267, ed. albanesa).


Creo yo que en caso de que Venezuela fuera un régimen: populista-nacionalista-burgués-hipercontrarevolucionario
parece que no impide precisamente la educación socialista, mucho menos es el regimen Venezolano como lo puse
aquí pero es un ejemplo para los que creen que efectivamente lo es... de ahí la diferencia inmensa entre como
dijimos Raizon y yo de Perón (que reprimía Comunistas y lo criticaba, se autoproclamaba defensores del capitalismo)
a Chavez... que es opuesto totalmente tanto de ideología como de acción...

Para tu información sobre el populismo, es algo que se basado en lo siguiente
-En la conciliación de clases, (cosa que Chavez no ha hecho en discurso ni en obras pero tu negaras esto como siempre),
-En dar "concesiones" al pueblo cuando toca... para acallar reclamos verdaderamente revolucionarios
(cosa que osa que Chavez no ha hecho en discurso ni en obras pero tu negaras esto como siempre...
aunque según tu esto es el neo-populismo un nuevo concepto bandarojista pues...
Chavez según tú, no solo hace obras cuando "toca" para acalmar a las clases pobres sino cuando no toca creando
así un nuevo populismo, llamado neo-populismo ja ja).

Mírate algún texto directo de autores Marxistas en vez de hablar tanto sobre cosas que no conoces, luego sales a
hacer el ridículo hablando de Mao o Lenin y te tengo que salir a corregir con sus propios textos y debes agachar la cabeza
y ni contestar esto, pasando a otro tema... o directamente REPASA algo de Marxismo del siglo XIX y fijate los intereses
de los populistas y lo que defendían (para resumirtelo) el zarismo... y después mírate el "populismo" Ruso de inicios del Siglo XX
(para resumirtelo) la reacción igualmente con una monarquía parlamentaria, y para terminar mira el
populismo de Ámerica del siglo XX (resumiendo mira Perón y su publicidad anti-socialista)
QUIZÁS ASÍ APRENDAS CON EJEMPLOS HISTÓRICOS LO QUE ES EL POPULISMO, Y NO TE CREAS EL
MESIAS DEL BANDAROJISMO CREANDO DEFICIONES COMO NEO-POPULISMO PORQUE EL POPULISMO HISTÓRICO NO COINCIDE CON ESTA FIGURA.
No es porque no tenga argumentos, es que como dije recientemente cansa un poco debatir los Procesos de Moscú,
Socialismo en un solo país, etc. cuando ya existen hilos al respecto.

igualmente te dejare hilos al respecto:
http://www.forocomunista.com/t5036-venezuela-socialista
http://www.forocomunista.com/t1247-los-logros-de-la-revolucion-bolivariana
http://www.forocomunista.com/t4496-venezuela-antes-de-chavez

Igualmente antes de hablar 40 mil paridas sobre lo mismo sobre los mismos clichés, dime exactamente
que medidas son "tibias" ya que hablas de medidas "tibias"...



VASILI ZAITSEV escribió:Supongo que debe existir un hilo en el foro sobre la caracterización del gobierno de Chávez en donde vos dejaste tus impresiones y análisis, lo desconozco, y me gustaría sumarme, si sabes exactamente donde se encuentra no dudes en indicar su ubicación. Digo, para que tu intervención en este hilo no se reduzca a una pobre insinuación que nada tiene que ver con el tema que se está tratando.
También el tema Marx y Bolivar di mi opinión que fue bastante extensa en su día.



VASILI ZAITSEV escribió:donde en todo este escenario se suscita luego la "inexplicable" voltereta dada por Chávez en su acercamiento y cooperación con la lucha "anti terrorista" de Juan Manuel Santos y el gobierno colombiano.
No es ninguna volteada, Chávez advirtió en su día que apoyaba reconocer mundialmente a las fuerzas armadas FARC como un ejercito militante revolucionario así como al ELN etc. diciendo que no eran terroristas, y que era un tema de Colombia,
obviamente lo que no pueden es invadir territorio Venezolano como ha pasado varias veces... a la gente se le acaba la paciencia.

Por un lado decís que las FARC son revisionistas (los trotskystas), por otro la derecha ataca a Chávez por terrorista,
el resumen es que siempre acabáis en la misma trinchera que la reacción, sin crear un solo proceso en el mundo.



PD: Eres la polla poniendo fuentes: Wikileaks (ya te dijeron de que pie cojea) y La Patilla (de la oposición VZL)
que entre otras cosas apoya las paranoias de María Corina y su Capitalismo Popular y su tesis de que el presidente
Chávez, expropia o sea roba... (¡toma...! ¡toma...!)
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7167
Reputación : 7599
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por Razion el Mar Mar 13, 2012 9:38 am

VASILI ZAITSEV escribió:Gracias usuario RAZION. No es exactamente a lo que me refería. Pero gracias de todos modos.

Para sacarle provecho a este mensaje, a pesar que no tiene relación con el rollo Makled:

Si te entendí bien tu no compartes las posiciones de Marx respecto a Bolívar plasmadas en el ensayo biográfico que este hizo para el New American Cyclopaedia en 1857, no?

Pues yo en general sí las comparto, a pesar de que Bolívar sea una especie de vaca sagrada que ha tomado el difuso ideario izquierdista aquí en Latinoamérica y que últimamente ha sido exacerbado por el aparato de propaganda del Estado venezolano.

Dejo acá, para quien quiera leerlo, un artículo que leí recientemente y que trata justamente este asunto. (Click en spoiler) : Wink


Spoiler:
Marx sobre Bolívar

Un texto implacable y vigente

Christian Rath


Pocos ensayos históricos han sido tan ocultados o descalificados como la breve, brevísima biografía de Simón Bolívar escrita por Carlos Marx en 1857 como parte de sus contribuciones a la New American Cyclopaedia (NAC), a pedido de Charles Dana, director del New York Daily Tribune.

Pasaron nada menos que setenta y siete años para que fuera incluido en la edición en ruso de las obras de Marx y Engels de 1934, de donde lo tomó Aníbal Ponce (1) para publicarlo en el primer número de su revista Dialéctica, en marzo de 1936. Jamás los editores rusos explicaron las razones del ocultamiento del texto hasta ese momento, pero en 1959, en la segunda edición en ruso de las obras de Marx y Engels, se incluyó una violenta crítica de las posiciones sostenidas por Marx, signo de que el artículo expresaba una orientación contrapuesta a la fijada por el Kremlin para Latinoamérica. Allí se caracterizaba que la posición de Marx sobre la personalidad y trayectoria de Bolívar era “unilateral”, algo que los editores consideraban inevitable desde el momento en que había utilizado fuentes de determinados autores “cuya parcialidad era entonces poco conocida”, los que habrían llevado a Marx a una apreciación equivocada sobre “esa ambición de poder personal” que coloca en el líder de la lucha por la independencia (2).

El argumento sobre la parcialidad de las fuentes ha sido descartado sin mucho esfuerzo desde el momento que Marx, radicado en ese tiempo en Londres, utilizó las enciclopedias más completas y actualizadas de su época y que, además, las opiniones vertidas en estas fuentes eran invariable y abiertamente favorables a Bolívar (3). Una de sus fuentes, fuera de éstas, fueron las Memorias del General Miller, universalmente aceptadas como fuente de información fidedigna y, por otra parte, también favorable a Bolívar. Es decir que la apreciación de Marx sobre Bolívar no es el resultado de una información errónea o “unilateral”, sino el producto de una caracterización política meditada en contra de lo que le inducían sus propias fuentes y que Marx, a posteriori, jamás cuestionó.

Los hacedores de la “historia oficial” del Kremlin tienen dos conductas frente al texto de Marx.

Una, reivindicatoria, que es la que reproduce el propio Aníbal Ponce en su presentación
del texto en 1936, caracterizando que “terrateniente, hacendado, propietario de minas y de esclavos, Bolívar no sólo interpretó los intereses de su clase, sino que los defendió contra la pequeña burguesía liberal y las todavía inconscientes masas populares”, repudiando la pretensión de asignar al pensamiento y la acción de Bolívar “un sentido emancipador antiimperialista” (4). La otra, en sintonía con el apareamiento del estalinismo con los movimientos nacionalistas burgueses de América Latina, en 1959, plantea que “tuvo éxito en integrar a esta lucha (de la independencia) los elementos patrióticos de los criollos terratenientes… la burguesía y la masa del pueblo, incluidos los indios y los negros” (5). El texto de Marx sobre Bolívar va a formar parte de ediciones sucesivas de “La revolución española” hasta el año 1974, cuando la Editorial Progreso de
Moscú, tan subrepticiamente como lo había incluido en su momento, dejó de publicarlo.

La oposición al texto de Marx tiene un protagonista furioso en la llamada izquierda nacional. Para Jorge Abelardo Ramos, el padre reconocido de esta corriente histórica y política, el ensayo es “un trabajo dictado por la necesidad de sobrevivir” y en el cual “(los) infortunados juicios de Marx sobre Bolívar estaban sin duda influidos por la tradición antiespañola prevaleciente en Inglaterra, donde vivía Marx, y por el común desprecio europeo hacia el Nuevo Mundo” (6). El infortunio está en el campo del impugnador. En el mismo período, Marx escribe sus textos sobre la revolución desencadenada en España (1854), a la que dedica una atención particular porque “no hay otra cosa en Europa, ni siquiera en Turquía, ni la guerra en Rusia, (7) que ofrezca al observador reflexivo un interés tan profundo como España en el presente momento” (Cool. En esta elaboración,va a desentrañar el proceso abierto en España en1808 a partir de la invasión de las tropas napoleónicas y distinguir entre la envoltura religiosa y nacional del alzamiento y la tendencia profunda hacia las reformas sociales y políticas planteadas a partir de la constitución de las juntas. Va a identificar la existencia de la revolución, episodio clave en los procesos de la independencia americana, e identificar cada una de sus secuencias. Es decir, Marx, al escribir sobre Bolívar, no abordaba un tema inédito y sólo para sobrevivir.

El escenario

En ningún otro escenario de las guerras por la independencia, si se exceptúa a Haití, la lucha de clases alcanzó la virulencia y profundidad de las libradas en el norte de la América hispana. En la última mitad del siglo XVIII, la limitada liberalización del monopolio español que significó la reforma de los Borbones (ver EDM Nº 37, abril 2010) abrió las puertas a un vínculo temprano de Venezuela con el mercado mundial.

La libertad económica creciente desenvolvió en forma vertiginosa la producción de cacao y, en menor escala, la del tabaco y el algodón. A partir de 1760, con precios internacionales en aumento, Venezuela se convirtió en el mayor exportador de cacao. El aumento de la producción y de la exportación provocó un cambio social que dislocó el conjunto de relaciones sociales. Los latifundistas compraron más tierras y títulos de nobleza, los comerciantes expandieron su actividad en todo el país y hasta una capa de artesanos pardos pudo comprar “privilegios” para salir de su ostracismo social. Al mismo tiempo, las diferencias con el escalón social más sumergido -esclavos, libertos, zambos, mulatos- se hicieron más ostensibles que nunca. El desarrollo de las contradicciones que se fueron acumulando en la base de la sociedad colonial constituyó el enorme caldo de cultivo de todo el proceso de guerra social que se desenvolvió, a ese nivel y en este escenario, con rasgos de excepción.

En el último cuarto del siglo XVIII, la Corona dispuso el ingreso de negros esclavos y profundizó la libertad de comercio, lo que consolidó aún más una clase criolla aristocrática, latifundista y esclavista. Poseedores de grandes extensiones por mercedes de la colonización y por haber sido encomenderos, sus tierras se valorizaron cuando hubo esclavos para explotarlas y mercado exterior para sus frutos. Esta clase social era conocida por el pueblo como los mantuanos (por los largos mantos que utilizaban sus mujeres) y eran, hacia fines del siglo XVII, los dueños de la mayor fuente de riqueza de la provincia y dominadores incuestionables de la vida política de Caracas, a través de las posiciones que ocupaban en el Cabildo. Mucho antes de 1811 (cuando se produce el primer episodio de la independencia), la nobleza criolla de Caracas se propone la independencia de la provincia, en particular cuando a raíz de la guerra entre España y Gran Bretaña (1779) los Borbones planteó una feroz política de exacción de las colonias.

Hacia 1800, dentro de la precariedad de los datos, la población de Venezuela “puede aproximarse a un millón de personas, entre las que más de las tres cuartas partes son indios, negros, zambos, mestizos y mulatos, llegando a 200.000 los criollos descendientes de españoles, a poco más de 10.000 estos últimos.

En cuanto a los esclavos, su número se calcula en 60.000… la mayor parte de ellos dedicada a trabajar la tierra por cuenta de sus amos” (9).

La unidad de la oligarquía criolla va a resentirse profundamente con la Revolución Francesa. La revolución en las colonias inglesas de Norte América (1776) no había producido efecto porque, hasta ese momento, no había alterado en profundidad la organización social -no había dispuesto la libertad de los esclavos ni afectado el latifundio. Pero la Revolución Francesa y sus efectos sobre Haití, donde la esclavitud es abolida en 1793, coloca a la oligarquía criolla en un impasse. En 1796 se produce la rebelión negra de Coro, primer episodio de guerra social, apoyada por negros y pardos libres y ferozmente reprimida, efecto directo de la rebelión en Haití y de las ideas de la Revolución. El escenario político y social es aún mas abigarrado desde el momento que los altos funcionarios en Venezuela proceden de medios liberales y son duramente cuestionados por los mantuanos por proteger a mulatos, pardos y “toda gente vil”, como consta en un memorial al rey de 179610.

En esta línea, van a impugnar fuertemente la política de la Corona que, por apremios financieros, va a permitir que un pardo (denominación genérica al nacido o descendiente de la unión de blanco y negro) compre a buen precio su “limpieza de sangre” y obtenga aun privilegios de hidalguía. En 1797, la oligarquía criolla va a hacer causa común con el rey para aplastar la conspiración de Gual y España, que tiene el papel protagónico de comerciantes y profesionales de Caracas y está claramente orientada a la independencia e influida por ideas liberales.

Este centro de la reacción política fue el protagonista exclusivo de la conspiración de abril de 1810, que va a dar lugar a la primera junta que desconoció a la Corona y al Congreso amañado que acordaría la independencia en julio de 1811. El cambio de gobierno suscitó una cadena de levantamientos en su contra, el más importante en Valencia, aplastado al costo de 800 muertos, enarbolando la bandera del viejo orden y contra la “guerra a muerte” desencadenada por la oligarquía criolla como expresión de impotencia frente a su creciente aislamiento social. Quien canalizó este proceso fue Domingo Monteverde que, a dos años de gobierno mantuano desembarcó, en 1812, en Venezuela con un puñado de hombres que se convirtió en ejército en pocos días por la incorporación de todas las capas oprimidas de la población y derrotó a las fuerzas de la oligarquía criolla dirigidas por Francisco de Miranda y Simón Bolívar.

Para la gran masa, el gobierno de los mantuanos era el gobierno de sus enemigos más jurados y Monteverde, además, había autorizado el saqueo que legalizaba la ocupación y el ataque a las propiedades de la oligarquía. En noviembre de 1812, derrotados y perseguidos los mantuanos, se jura en Venezuela la nueva constitución de España, la constitución liberal de 1812, expresión de la revolución desencadenada en 1808 ante la invasión de los ejércitos napoleónicos. La Constitución de 1812, emblemática en España por sus reformas sociales y democráticas, tenía como uno de sus grandes objetivos, tal como lo apreció Marx, “conservar el dominio de las colonias españolas, introduciendo en la nueva legislación un sistema de representación unificada… Constituía casi el principio mas importante de la Constitución mencionada, el de no abandonar ninguna de las colonias pertenecientes a España, y los revolucionarios de hoy (1854) comparten la misma opinión” (11).

La guerra social en Venezuela va a significar una movilización excepcional de las capas oprimidas, en la que confluyen desde artesanos y comerciantes -Boves, el gran caudillo que va a relevar a Monteverde a la cabeza de la rebelión de los “llaneros”, es un comerciante ambulante- hasta esclavos negros e indígenas, la cual derrota en forma sucesiva a los ejércitos de la independencia organizados por los mantuanos, pero no puede evolucionar por la crisis dramática de su dirección.

La rebelión plantea la libertad de los esclavos y el rechazo a la confiscación a través de los tributos, pero se agota en el saqueo a la oligarquía criolla y, donde cuadre, a los propietarios españoles, sin ningún interés en la estructuración capitalista de la sociedad y en un programa de reorganización social. Esta encrucijada va a llevar a su agotamiento, precipitada por el advenimiento en España de Fernando VII, el ahogo de toda expresión liberal en la península y el envío de un ejército profesional (dirigido por Morillo) claramente “extranjero” y disociado de las clases en el país.

Luego de sucesivas derrotas, Bolívar logra, en 1816, estructurar una fuerza expedicionaria con el auxilio de Alejandro Petión, presidente en ese momento del Haití del Sur. En este regreso, proclamó el fin de la “guerra a muerte” y decretó la libertad de los esclavos, a condición de incorporarse al ejército libertador, un punto que convertiría en obsesivo. A esta altura, el dominio de la oligarquía mantuana había sido ferozmente golpeado por la guerra social y Bolívar se recuesta en la formación del ejército como instrumento político y de regimentación social. Toda su carrera política y militar está dominada por el temor a desencadenar una guerra de clases del nivel de la vivida por Venezuela en el período 1812/16 -a la que él llamará “guerra de colores” para confundir sobre su naturaleza, como si fuese sólo un enfrentamiento de razas- o en Haití. De los hechos de la vida de Bolívar, controvertidos aún por los más encarnizados “bolivarianos” existen tres -el fusilamiento de sus brillantes generales mestizos Piar y Padilla y la proclamación de la “guerra a muerte”- que obedecen a una política conciente contra la amenaza de una guerra de clases. Frente a esta perspectiva, va a plantear la lucha por la “independencia” como única bandera en oposición a la guerra de “colores”; es decir a la guerra social, y el gobierno “fuerte” y “vitalicio”. Bolívar jamás formó parte del ala democrática y liberal que se desenvolvió en el proceso de la independencia y sus concesiones sociales fueron dictadas, en muchos casos, por la urgencia de la guerra y tuvieron un carácter insustancial o regresivo. La oligarquía en Venezuela, Colombia y Bolivia no hizo caso a la liberación de los esclavos y Bolívar dejó hacer. Los esclavos de Venezuela no alcanzaron la libertad hasta 1854, “cuando los terratenientes advirtieron que estos eran trabajadores costosos y poco eficientes y que era posible obtener una mano de obra más barata” (12) y lo mismo ocurrió en Colombia y Perú. Los indios fueron el sector más castigado por la independencia bolivariana, aunque aparentemente se beneficiaron con la eximición de los trabajos forzados y de los tributos, desde el momento que el tributo era pagado con los excedentes de la producción y la prueba de que la tierra era suya. La política de dividir las tierras comunales entre propietarios individuales, en teoría para beneficiar a los indios, destruyó el fondo de tierras comunitarias y terminó beneficiando a los terratenientes más poderosos. Todas las contradicciones acumuladas estallaron con el fin de la guerra contra España, desde el momento que “Bolívar había conseguido la independencia a la cabeza de un ejército de pardos, negros y antiguos esclavos, cada uno con expectativas para la posguerra” que nunca se cumplieron.

De este laberinto trató de salir a través de un atajo: “la lógica de sus principios le llevó a concluir que cuando mayor era la desigualdad social, mayor era la necesidad de igualdad legal”, es decir ficticia (ídem anterior).

Qué dice Marx sobre Bolívar

El texto de Marx tiene unos 37.000 espacios y constituye una descripción aguda, descarnada y veraz, en los límites de un trabajo para un diccionario enciclopédico, sobre la lucha de clases en Venezuela y Colombia en el período de la independencia y el papel político y militar de Bolívar. Marx va a consignar la traición de Bolívar a Francisco de Miranda, entregado a los españoles, quienes lo mantuvieron en prisión hasta su muerte -lo que valió a Bolívar su pasaporte a la libertad “como recompensa al servicio prestado al Rey de España” luego de la derrota de 1812- y el desarrollo de cada una de las campañas militares, señalando sus límites y el papel superlativo del elenco de oficiales del ejército libertador: Piar, Mariño, Rivas, Brión, Paéz, Sucre y de la Legión Inglesa. Va tener la virtud de destacar el papel del movimiento de lucha en los momentos más desgraciados de la gesta de la independencia -en 1818, en Angostura, cuando las defecciones se sucedían una tras otra, “Bolívar encontró a Santander, nativo de Nueva Granada, quien le pidió elementos para hacer una incursión en ese territorio, cuya población estaba lista para un levantamiento general”.

Marx va a ser implacable con los rasgos autoritarios y bonapartistas de Bolívar. Señala el pedido de éste, en 1816, antes de la reanudación de la guerra, para “unificar en su persona el
poder civil y militar” en oposición al deseo de otros líderes de la independencia, que preferían confiar el poder a una asamblea representativa. Destaca el papel del Congreso Nacional de 1819 como factor de creación de un nuevo ejército, contrastando el llamado de una institución representativa contra los métodos dictatoriales de Bolívar.

En la fase final de la guerra de la independencia, continúa Marx, “por medio de su guardia de corps colombiana, manejó los votos del Congreso de Lima que, el 10 de febrero de 1823, le transfirió la dictadura, mientras se aseguraba la reelección como presidente de Colombia con un nuevo intento de renuncia.

Su posición se había fortalecido con el reconocimiento del nuevo Estado de parte de Inglaterra y con la conquista del Alto Perú por Sucre, país… en el que Bolívar dio rienda suelta a su
propensión al poder arbitrario, instituyendo el ‘Código Boliviano’ (en realidad la Constitución de Bolívar), imitación del ‘Código Napoleón’. Su plan era transplantar ese Código… al Perú y de allí a Colombia, manteniendo en sujeción a los dos primeros países por medio de las tropas colombianas y a Colombia por medio de la Legión Extranjera y de los soldados peruanos”.

Marx consigna el fusilamiento del pardo Piar en 1817, uno de los jefes patriotas de mayor prestigio, desde el momento que “la conquista de Guayana por éste había cambiado por completo, a favor de los patriotas, la situación, pues ese sólo territorio suministraba más recursos que todas las otras provincias de Venezuela juntas”, como luego la condena a muerte del también pardo General Padilla en 1828, “cuya culpabilidad (en una tentativa de asesinato) no se probó en modo alguno pero que, como era hombre de color, no podía hacer una seria resistencia”. Para Bolívar, once años después, “la muerte del general Piar fue…de necesidad política y salvadora del país, porque sin ella iba a empezar la guerra de los hombres de color contra los blancos” (13), una confirmación atroz de las razones del asesinato.

Marx detalla la convocatoria al Congreso de Panamá de 1827, que tuvo “por objeto aparente establecer un nuevo código democrático internacional”, pero en realidad “pretendía…que América del Sur entera se constituyera como una república federal, a la que (Bolívar) gobernaría como dictador”.

Marx no podía saber que Bolívar excluyó de esa convocatoria a Paraguay -que emprendía un desarrollo capitalista autónomo -y a las Provincias del Río de la Plata por el peso -son sus
palabras- del “partido de la independencia”.

El resto es un resumen de la descomposición política del armado de naciones concebido por Bolívar, su pérdida de poder y su muerte (1830).

El texto de Marx, transcurridos más de 150 años, ha superado con creces el paso del tiempo. “De todas las referencias enciclopédicas del período mencionado, solamente la de Marx está de acuerdo con la verdad histórica” (14). Sobre las tendencias a la dictadura personal, advertidas por Marx, el primer pronunciamiento político importante de Bolívar fue el manifiesto de Cartagena en 1812. Allí plantea la necesidad de un gobierno “fuerte” profundamente centralizado.

El fundamento: “nuestros compatriotas aún no son capaces de ejercer sus derechos legales. El gobierno debe probar que es fuerte y despiadado sin hacer caso de la ley o de la constitución hasta tanto sea establecida la paz”. En su Carta desde Jamaica, de 1815, va a insistir sobre la imposibilidad de otorgar derechos democráticos al pueblo: “Mientras nuestros conciudadanos no adquieran las aptitudes y virtudes que distinguen a nuestros hermanos del norte, un sistema democrático radical, lejos de beneficiarnos, traerá la ruina sobre nosotros.

No poseemos, lamentablemente, esas características”. En este punto, Bolívar va a concebir un senado hereditario, compuesto por las familias criollas de las clases más altas, junto a la cámara baja elegida por votación calificada (según los bienes que se poseyesen).

En el Congreso de Angostura, en 1819, Bolívar ataca la “democracia absoluta” y va a repudiar el Congreso de Cúcuta, en 1821, por haber adoptado una constitución de corte demasiado liberal. Plantea que el pueblo está en el ejército -lo que es falso dada su pequeñez- y que el resto debe tener como “único derecho” ser ciudadanos “pasivos”, impugnando a quienes pretenden una república como la del norte.

Desde qué lugar

Los impugnadores del texto de Marx sobre Bolívar no se han detenido lo suficiente en un punto: Marx denuncia al caudillo de Venezuela por sus limitaciones en la lucha del movimiento de independencia nacional, pero no se coloca jamás como neutral o en duda sobre lo progresivo y legítimo de esta lucha. La crítica al bonapartismo o a la tendencia a la dictadura civil de Bolívar no es en sí misma, sino como instrumento de una política que debilita la lucha por la independencia. Marx contrapone el papel que juega en la movilización popular la instancia de un congreso representativo a las tendencias regresivas de una dictadura. Destaca el “nuevo entusiasmo del pueblo” por la independencia que revierte en “insatisfacción” a causa de la dictadura de Bolívar, permitiendo que se rearme la ofensiva española. Resalta la libertad de los negros esclavos como uno de los motores del ascenso de las fuerzas de la independencia, aunque -y en esto coincide con la mayoría de los historiadores- reconoce al presidente de Haití y no a Bolívar como padre de la iniciativa.

Cuando Marx analiza la experiencia de países como Inglaterra, Francia y Alemania (abocados a las tareas iniciales de la industrialización y bajo la dirección de clases explotadoras que están desenvolviendo un determinado papel histórico), acomete contra las formas opresivas de los gobiernos capitalistas de la revolución industrial. Denuncia al bonapartismo, que es la forma política bajo la cual la burguesía francesa ahoga la revolución y ejerce una limitada función modernizante después del Termidor.

En el caso de América Latina, las tendencias al bonapartismo no son el producto de un Termidor que viene a tratar de cerrar una experiencia revolucionaria (burguesa) de características
históricas y consolidar, a la vez, el advenimiento de un nuevo régimen social. Son los rasgos del Termidor sin la revolución burguesa, la expresión de la regresión del proceso revolucionario abierto con la revolución en España (1808) y en las colonias (1809/1811), una regresión que es alentada por la política de las metrópolis de Europa y Norteamérica. Gran Bretaña -que es la potencia que con mayor audacia interviene frente a los movimientos de lucha de la independencia- va a desenvolver una estrategia basada en que la emancipación de la América Española puede ser un grave riesgo si se produce una afirmación del sistema republicano. Mas allá del pacto entre España e Inglaterra frente a la invasión de la Península Ibérica por Napoleón, la experiencia de la revolución en España va a acentuar las tendencias conservadoras: “Después de 1808, los estadistas británicos vieron con malos ojos los movimientos de rebelión en la América hispana”. (15) Entre los años 1822 y 1826, la diplomacia británica -primero con Castlereagh, luego con Canning- se orienta a considerar, en palabras de éste último, que “la conservación de la monarquía en cualquier porción de la América del Sur tendería a evitar el impacto de ese inevitable divorcio por el cual el Nuevo Mundo está a punto de ser dividido del Viejo”16. Esta política se combinó con la neutralidad de Estados Unidos, orientada a la coexistencia con España y la Santa Alianza (17).

El ángulo con el que Marx interviene en sus escritos sobre América Latina es la defensa de los procesos de independencia nacional, en el sentido de que las cuestiones nacionales no resueltas
y la opresión nacional significan bloqueos al desarrollo de las fuerzas productivas y de la democracia -o sea al libre desarrollo de la lucha de clases. Dicho de otro modo, la cuestión nacional no reposa en la homogeneidad étnica de un Estado, sino en el desarrollo de las fuerzas productivas sobre la base histórica de la nación y, a través de ella, el desarrollo de la clase obrera y de la lucha de clases.

Marx desenvuelve el mismo punto de vista contenido en su ensayo sobre Bolívar en otro texto para la misma Enciclopedia sobre Ayacucho -escrito en colaboración con Engels- en el que describe esta batalla como un triunfo de las fuerzas revolucionarias por el que fue destruido “definitivamente” el imperio español, o en los artículos para el New York Tribune u otros periódicos contra la intervención francesa en México o en sus aportes sobre Cuba, Haití y América Central.

Las tendencias a la monarquía o a la dictadura civil son condenadas por Marx en la medida en que son una expresión de las limitaciones insalvables de las élites políticas y militares que dirigieron las guerras de la independencia y que se enfrentaron desde los primeros instantes con las corrientes que, aún limitadamente, plantearon una perspectiva de transformación social y republicana. Es lo contrario de lo que afirma Milcíades Peña: “en realidad, es absurdo condenar los proyectos monárquicos de un San Martín o un Bolívar a la luz de la abstracta razón democrática universal…

La monarquía fue, desde luego, reaccionaria cuando la burguesía maduró lo suficiente y tuvo fuerzas como para guiar a la nación a la conquista de la república democrática. Pero en una etapa anterior del desarrollo histórico la monarquía absoluta fue un importante paso hacia
delante en la constitución de una nación moderna, superando el aislamiento medieval de feudos y ciudades. América Latina, al salir de la colonia, se hallaba precisamente en ese estado de disgregación. De haber prosperado los proyectos monárquicos… se hubiese logrado formar en América Latina varios Estados poderosos” (18).

Sin las medidas de transformación social esbozadas en el Programa de Operaciones de Moreno, o en las Instrucciones de Artigas de 1813, no existía el supuesto elemental para la formación de los “Estados poderosos” en América Latina.

La apreciación de Milcíades Peña no se sostiene en sí misma si se aprecia el ejemplo de Brasil, donde se instaló efectivamente una monarquía que fue incapaz de producir salto alguno en dirección a una nación moderna. La existencia de un fuerte poder central, con su cabeza en el emperador, impidió la fragmentación política de la América portuguesa, pero la unión del atraso hizo que éste perviviera. La unión no significó mayor independencia política o económica, al punto que Brasil fue más dependiente de Inglaterra que los países de la antigua América española. Más aún, la unión sofocó la evolución de centros dinámicos como la planteada por la revolución de los farrapos -harapientos- en Río Grande Do Sul en 1835, que va a plantear la federación con las provincias del Plata (recordar el planteo de Moreno y Artigas) o la Confederación del Ecuador en el norte). En el Brasil unido bajo la monarquía, las clases dominantes llegaron a cuestionar la esclavitud, la distribución de la renta nacional y el régimen político, pero no el latifundio -base de la economía nacional, de la cual todas esas mismas clases sacaron provecho- ni el esclavismo hasta bien entrado el siglo XIX.

Para José Aricó, que ha dedicado un libro a impugnar el texto de Marx, “la identificación de Bolívar como una forma burda de dictador bonapartista” es un “prejuicio político” que “pudo operar como un reactivador en su pensamiento de ciertos aromas ideológicos que, como aquella idea hegeliana de los ‘pueblos sin historia’ constituyeron dimensiones nunca extirpadas de su mirada del mundo” (19). La aplicación del concepto de “pueblos sin historia” a los países latinoamericanos es un abuso que sólo tiene como consecuencia cuestionar al marxismo. El concepto de “pueblos sin historia” fue adjudicado por Marx y Engels al caso concreto de los pueblos eslavos del imperio austro húngaro y del imperio ruso. En las luchas nacionales de mediados del siglo XIX apoyaron la destrucción de los imperios multinacionales y la constitución de grandes nacionalidades -Inglaterra, Francia, Italia, Alemania, Hungría y Polonia- rechazando las aspiraciones de aquellos pueblos eslavos que tendían a ser piezas del juego político de los imperios que eran el centro de la reacción en la época.

El pensamiento de Aricó pretende un rescate del nacionalismo: “la forma bonapartista y autoritaria del proyecto bolivariano no expresaba simplemente, como se creyó, las características personales de un individuo, sino la debilidad de un grupo social avanzado que en un contexto internacional y continental contrarrevolucionario sólo pudo proyectar la construcción de una gran nación moderna a partir de la presencia de un estado fuerte”. El punto sería reivindicar “la progresividad en sí del desarrollo de las fuerzas productivas y de las formaciones estatales”, algo que debería “adoptar el marxismo para cuestionarse a sí mismo” (ídem).

¿Cuál es la actualidad de este debate?

Marx es denostado, atacado o descalificado en este punto por los que defienden las experiencias del nacionalismo burgués o pequeño burgués en América Latina, cuyo caso emblemático es el bonapartismo plebiscitario de Chávez. La reivindicación de Bolívar sirve para confundir sobre la naturaleza de la propia guerra de la independencia en el norte de América Latina, un proceso de confiscación del levantamiento de las masas por los terratenientes y comerciantes, y el fracaso reiterado del nacionalismo para alumbrar una nación independiente, plantado en un horizonte que procura ampliar la dominación de la burguesía nacional sin poner en peligro el capitalismo
mundial.

A 153 años, el denostado texto de Carlos Marx sobre Bolívar tiene una absoluta e inusitada vigencia.


________

Notas


1. Aníbal Ponce: pedagogo, educador, autor de Educación y lucha de clases y La vejez de Sarmiento e inspirador de “La reforma universitaria, 15 años de derrotas”, entre otros textos. Se incorporó al PC en la década del ‘30, fue exonerado de sus cargos docentes por el gobierno de la “década infame” y emigró a México, donde murió a los 40 años a raíz de un accidente.

2. Marx y Engels: Obras, Volumen 4, 1961, Berlín, Dietz Verlag.

3. Draper, Hal: “Carlos Marx y Simón Bolívar”, Desarrollo Económico 30/31, julio diciembre 1968.

4. “Comentarios Marginales” de Aníbal Ponce, en Simón Bolívar, por Carlos Marx, Ediciones La Otra Campana, Buenos Aires, 1987.

5. Marx y Engels, ídem anterior.

6. Ramos, Jorge Abelardo: Bolivarismo y marxismo, A. Peña Lillo editor, 1969.

7. Guerra de Crimea: entre Rusia y la coalición de Francia, Turquía, Inglaterra y Cerdeña (1853/58).

8. Marx y Engels, ídem anterior.

9. Rippy, Fred: La rivalidad entre Estados Unidos y Gran Bretaña por América Latina (1808/1830), Eudeba, 1967.

10. Columbus Memorial Library, Unión Panamericana, 1933.

11. Marx y Engels: Obras Escogidas, Editorial Ciencias del Hombre, Buenos Aires, 1973.

12. Lynch, John: Simón Bolívar, Crítica, Barcelona, 2006.

13. Lacroix, Louis: Perú: Diario de Bucaramanga…, Editorial Bedout, Medellín, 1964.

14. Draper, ídem anterior.

15. Rippy, ídem anterior.

16. Webster, Charles: Gran Bretaña y la independencia de America Latina, Londres, 1938.

17. Pivel, Juan: Raíces coloniales de la revolución oriental de 1811, Montevideo, 1962.

18. Peña, Milcíades: El paraíso terrateniente, Ediciones Fichas, 1969.

19. Aricó, José: Marx y América Latina, Ediciones, Cedep. Lima 1980.


Extraído de: http://po.org.ar/pdf/edm39.pdf

Cristian Rach es del PO, ¿no? Digamos que varios libros y textos que leí a cerca de la historia argentina y latinoamericana pertenecen a esta línea (sobre todo a la de Razón y Revolución, quienes fueron del PO). Buenos análisis, conclusiones erróneas, a mi entender. Llevan el materialismo histórico a una postura casi irreflexiva e inflexible, forzando muchas situaciones, y tratando de demonizar a próceres (como en el caso de Artigas) para que sus análisis sean correctos. Es decir, en ese punto se parecen a la historiografía liberal.
El problema del texto de Bolivar es que es necesariamente tendencioso desde el punto en que Marx para realizarlo se basa en la información de "gusanos" y traidores a la revolución de la Independencia (si encuentro fuente la publico, en el texto se menciona uno solo, creo que eran cinco). Además, pocos hoy en día niegan que el proceso de la Independencia haya estado enmarcado en un proceso revolucionario Burgués, que puede haber sido completo o incompleto, pero que desde la óptica marxista y de la lucha de clases, representaba un avance.
Por ejemplo el texto publicado trata de mostrar a Marx como partidario de la lucha Independentista aquí, pero no de Bolivar. Eso es falaz. Lo mismo hacen otros escritores de la misma línea con respecto a la defensa de la postura de Marx respecto a la guerra EEUU-México. Y no quiero pensar respecto a su postura frente a la dominación Británica en la India. En esos textos, y momentos, hay un claro eurocentrismo, que será superado en los años de mayor madurez de Marx (y que se contrapondrá a lo dicho años antes, como fue en el caso de lo de la India).
Respecto a Bolivar como tal, no reivindico a los individuos por sus características personales, sino por lo que representan. Y Bolivar representa la guerra emancipadora popular y revolucionaria y la unidad Latinoamericana. Nadie de los que reivindique a Bolivar desde posturas de izquierda lo hace en función de su historia o características personales. La crítica a Marx sobre su postura sobre bolivar, no fue realizada en función del posicionamiento del PC soviético respecto a Latinoamérica. Luchadores revolucionarios como el Comandante Guevara, expresaron que eran marxistas, pero que el análisis de Marx sobre Bolivar era erróneo.
Respecto al tema de la dictadura civil, hay que tomarlo con pinzas. Para mí el régimen burgués más avanzado, es decir donde la revolución no se quedó en el programa mínimo sino que se avanzó hacia la militarización popular, la reforma agraria real, y la industrialización, fue el del Doctor Francia en Paraguay, y no era precisamente una democracia liberal.

Ya que estamos:

http://www.marxists.org/espanol/m-e/1850s/58-boliv.htm
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7167
Reputación : 7599
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por Razion el Miér Mar 14, 2012 8:47 pm

A riezgo de quedar hinchapelota y de desviar el tema de más, coloco otro texto en lo referido a Bolivar publicado en Razón y Revolución:

El prócer de la independencia americana en el banquillo
BolÍvar polémico: ¿héroe o traidor?
Por Por Raquel Roberti
15.02.2012


El escritor colombiano Evelio Rosero lo acusa de cobarde, asesino y entregador en La carroza de Bolívar, que llegará al país en mayo. Debaten O’Donnell, Chumbita y Harari.

El doctor Justo Pastor Proceso López vive en Pasto, una localidad colombiana fronteriza con Ecuador. En sus ratos libres, que son muchos, piensa y piensa en Simón Bolívar. Se pregunta por qué sus congéneres aceptan verlo como un prócer, un patriota, cuando él sabe que, en realidad, fue un cobarde y un traidor. Y en ese pensar y pensar va desgranando episodios de la lucha por la independencia del norte de América del Sur. El doctor Justo Pastor Proceso López es el personaje central de La carroza de Bolívar (Tusquets), novela histórica de Evelio Rosero, que acaba de publicarse en Colombia y se estima que llegará al país en mayo. Rosero no es historiador, pero en reportajes que concedió a medios de su país sostuvo que se basó en la obra de José Rafael Sañudo, cuyas investigaciones y conclusiones acerca de Bolívar colisionan con la versión oficial. Con un estilo y un ritmo que remite, obligadamente, a Gabriel García Márquez, Rosero dota a su novela de pasajes tragicómicos y escenas costumbristas. Pero detrás, aunque siempre en primer plano, está la crítica furibunda a Simón Bolívar, el hombre que toda Sudamérica asocia con el sueño de una Patria Grande.


“Bolívar fue una personalidad extraordinaria, gran estadista, de gran cultura, un mantuano, como se denominaba a los aristócratas criollos, que tuvo la posibilidad de una formación principesca para ese entonces. Fue un visionario, porque a pesar de su ubicación social, que le permitía gozar de los beneficios de la sociedad colonial, tuvo un gran compromiso con la independencia americana”, consideró el historiador Mario “Pacho” O’Donnell, encuadrado justamente en la corriente revisionista.

Rosero –también autor de Los ejércitos (2006), ganadora de los premios Nacional de Literatura de Colombia, Tusquets de novela y del Foreign Fiction– aseguró que su propósito no fue “desmitificar a Bolívar, sólo decir la verdad”. Además de cobarde y traidor –por haber entregado a Francisco de Miranda a los españoles y por fusilar a Manuel Piar–, lo describe como un vivillo que se apropiaba de éxitos ajenos y como un hombre en extremo cruel, capaz de ordenar lo que Rosero considera “la primera gran masacre colombiana, en la Navidad de 1822, en Pasto”. Afirmaciones que, no hay razón para negarlo, provocan un molesto cosquilleo.

“Hay que tener en cuenta la violencia de las revoluciones de toda la zona, que ocasionaron más de medio millón de personas muertas. Las guerras de esa época fueron terribles, y más considerando que Bolívar declaró una ‘guerra a muerte’, que se practicó por ambos bandos. Pero la entrega de Bolívar a la causa libertadora está fuera de duda, tuvo una vida de sacrificios y de participación en batallas que incluso lo consumieron, tuvo una tremenda exposición. Es una figura universal, difícilmente pueda ser menoscabada”, reflexionó Hugo Chumbita, titular de las cátedras de Derecho Político e Historia Política Americana en la Universidad Nacional de La Matanza.

Para Rosero, Bolívar no fue el gestor de la independencia de los países del norte de América del Sur, sino “Miranda, a quien Bolívar traicionó y entregó a los españoles; Sucre, Nariño, Santander, Córdoba y, sobre todo, Manuel Piar, a quien Bolívar mandó asesinar por fusilamiento, como a Padilla”, según afirmó en una entrevista que concedió al diario español El País.

“Si tengo que elegir entre Piar y Bolívar, sin ninguna duda elijo a Piar, un pardo que traía las ideas revolucionarias de Haití, que se opuso a Bolívar representando a los sectores más humildes –señaló el historiador Fabián Harari, editor de la revista Razón y Revolución, estudioso del Río de la Plata de los siglos XVIII y XIX y de los orígenes de la burguesía argentina–. Pero Rosero mezcla personajes heterogéneos. Santander era un liberal, amante del orden. Sucre era general, sabía pelear muy bien. Pero quien diseñó la estrategia político militar de la revolución fue Bolívar. No se pueden contraponer, cumplían distintos roles. Y Miranda fue un gran intelectual, pero a medida que avanzaba la revolución, fue coincidiendo paulatinamente con la aristocracia”.

Según la novela, en la batalla de Junín, Bolívar huyó cuando creyó que la caballería estaba perdida, hacia una loma hasta “que las sombras de la noche cubrieron el campo”. Cuando el coronel Carvajal lo encontró, le informó que habían derrotado al enemigo. “No se preocupe, Libertador, la victoria es suya”, habría agregado el oficial.

“Me sorprende la acusación de cobardía –dijo O’Donnell–, sobre todo teniendo en cuenta que Bolívar era el estratega y los generales no tienen que estar expuestos a las circunstancias de una batalla. Ciertas leyes de lo militar indican que debe preservar su vida para seguir conduciendo la batalla”. El autor de El encuentro de Guayaquil –obra de teatro que estuvo en cartel cuatro años– señaló, en contraposición, “cosas extraordinarias de Bolívar, como la Carta de Jamaica, donde llama a la unidad de los países, los convoca a formar una América Grande y expone la idea de realizar un congreso, que años más tarde se concretaría en Panamá por impulso de Bernardo de Monteagudo”.

Sin embargo, el doctor Justo Pastor Proceso López se refiere a Bolívar como “el hombrecillo” y en sus elucubraciones cuenta que traicionó al general Francisco de Miranda, “jefe supremo de las fuerzas revolucionarias”, entregándolo al español Monteverde “a cambio de un salvoconducto. Ese mismo hombrecillo que era recibido en Caracas como si fuera un Napoleón”.

Para Chumbita, autor de El secreto de Yapeyú (Emecé, 2001), entre otros sobre José de San Martín, “la entrega de Miranda es uno de los reproches que pueden hacerse, está latente y es difícil de contestar, aunque Bolívar dijo que no había querido entregarlo sino detenerlo, para someterlo a juicio por presunta traición”.

O’Donnell, en cambio, cree que “sin duda es discutible. Cuando se produjo la derrota del avance patriota, Miranda negoció con Monteverde. Los que defienden a Miranda aseguran que trató de preservar al ejército revolucionario de la terrible represión de Monteverde, con vistas a una tentativa de avance que se daría más tarde. Bolívar, en cambio, lo consideró una traición. Lo apresó un día antes de que se embarcara con destino a Europa y lo entregó a los españoles, lo cual derivó en la muerte de Miranda. Sin duda, sobre Bolívar siempre pesó la sombra de esa muerte, porque Miranda fue un personaje extraordinario, había participado en varias revoluciones, entre ellas la norteamericana y la francesa. Esas contradicciones eran típicas de la época porque las situaciones eran confusas”.

El revisionismo ha ganado adeptos en estos años entre los lectores, que se gratifican de encontrar en los próceres hombres y no esfinges. Pero, dice O’Donnell, “a veces hay un revisionismo amarillo que se ocupa de descubrirles pecados a los próceres, o de inventarlos, anhelante de homosexualidad, inmoralidad o perversiones. Va al extremo opuesto de la historia oficial y resulta tan falsa como el endiosamiento”. Justamente, Rosero acusa a Bolívar de rodearse y abusar de púberes sin ningún pudor ni consideración. “Recordemos que Bolívar era caribeño –comenta el presidente del Instituto de Revisionismo Histórico Manuel Dorrego–, extrovertido, gran animador de fiestas, bailarín, gran seductor. Un caribeño con todas las de la ley. Y que en aquella época las niñas eran consideradas casaderas a muy temprana edad”.

Más allá de esas cuestiones que giran alrededor de la figura de Bolívar, para Fabián Harari “hay que ver cuáles son las ideas sobre los criterios independentistas que subyacen en el cuestionamiento de Rosero. El ataque tiene que ver con una disputa más general que el costado revolucionario de Bolívar. En Colombia, Bolívar era la figura que reivindicaba el partido conservador, formado en 1837, en contraposición a la de Santander, que tomaba el partido liberal”. Sin embargo, dice el historiador, con el paso de los años y la aparición de los movimientos guerrilleros de izquierda, se produce una reivindicación de Bolívar como revolucionario, sobre todo por su acción en la etapa de reconquista, y se lo incorpora a la tradición marxista. Las guerrillas se consideran, entonces, bolivarianas, y el partido conservador cambia a Bolívar por otros patriotas más liberales. “Cuando Rosero intenta desprestigiar a Bolívar, se opone a la reivindicación de la izquierda colombiana, combate a una figura revolucionaria”, afirma Harari.

Evelio Rosero admitió, en distintos reportajes, que muchas de las opiniones que pone en boca del personaje de su novela las escuchó de niño en boca de sus mayores, todos habitantes de Pasto, donde está ambientada la obra. “Cuando hablo de la historia no hago ficción, me acojo a lo que ocurrió realmente en esa primera masacre de la historia de la república, la Navidad Negra, en 1822, cuando 400 pastusos, hombres, mujeres, niños, amanecieron muertos, a pesar de que la ciudad ya estaba indefensa”, aseveró el escritor.

Chumbita admite que “lo de Pasto es una de las contradicciones de la revolución. El movimiento popular indígena se inclinaba hacia los realistas y hubo una lucha enconada de los ‘pastosos’, como se les decía en esa época, contra las tropas revolucionarias. Tuvo un alto costo, es cierto, pero la lucha por la revolución no tenía otro camino. Los revolucionarios estaban embarcados en una causa que practicaba el terror, como en todas las revoluciones. Es un conflicto complejo, hubo muchas regiones que vivían su dependencia de las metrópolis como un agravio y se sumaron a los realistas, fue una reacción contra el egoísmo de las capitales, en ese caso Bogotá. Hoy, por suerte, hay otros caminos para resolver las diferencias políticas, en aquellos años era lucha armada”.

O’Donnell coincide con Rosero en que “Bolívar fue un hombre cruel, fusiló mucho más que San Martín, más fusilador de lo que cuenta la historia oficial. Pero Bolívar fusiló a prisioneros de batalla y en Pasto ordenó una masacre: 500 civiles, entre los que había niños y mujeres, fueron asesinados aparentemente en represalia porque la ciudad había sido esquiva a los revolucionarios. Es un costado negro, sin duda. Pero a todos los próceres se les puede reprochar cosas, incluso a San Martín. Pero en los hombres de aquellos tiempos había luces y sombras, como en todos. Lo que se cuente dependerá de si se quieren enfatizar las luces o las sombras”.

Harari coincide en que “fue una masacre y extremadamente cruel. Pero no se trata de si estamos a favor o en contra de las masacres. En la guerra las hay y San Martín también fue artífice de varias. El fondo de la cuestión es saber si la guerra, y si alguno de los bandos enfrentados, es reivindicable. Nadie defiende la violencia por la violencia misma, y sin duda el asesinato de personas debería evitarse. Hay que analizar qué fuerzas se enfrentaban y en qué contexto”.

En ese sentido, explicó que “Pasto fue el centro de la contrarrevolución, y algunos historiadores aseguran que la población era fanáticamente católica y realista. En 1813, la ciudad resistió la embestida de Nariño, a quien enviaron a España. En 1816, durante la reconquista, Bolívar envió a Sucre al sur, donde ganó la crucial batalla de Pichincha. Cuando volvía hacia el norte, pasó por Pasto, donde todavía los realistas resistían. Decidió la masacre, por orden de Bolívar, para despejar el camino de realistas”. Además, Harari señaló que, en contrapartida, podría contarse que “gracias al apoyo de Pasto a los realistas, fueron fusilados, entre otros patriotas, José Ayala, Bernardo Álvarez, Caldas, Camilo Torres, Lozano, Fruto Gutiérrez, Valenzuela, Pombo, García Royeira, Ignacio Camacho. En Bogotá fusilaron a 500, además de instaurar un verdadero pogrom campesino. Juan Zamano era el oficial realista, líder en Pasto, que tomó el gobierno de Nueva Granada para perpetuar el régimen de esclavitud y de atraso sudamericano. Reivindicar a Pasto es reivindicar la contrarrevolución. Entiendo que Rosero no es historiador, pero al no reponer el contexto está engañando, aunque no sea la intención. El contexto les da otro sentido a los hechos, y nos lleva a la pregunta central de toda esta cuestión: ¿está mal la violencia revolucionaria?”


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
cartml
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 13
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/07/2011
Edad : 33
Localización : Venezuela

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por cartml el Vie Mar 16, 2012 6:11 pm

Camaradas pera que sepan, toda la nformacion que es infiltrada por wikilik es su totalidad no es sierta, el Rus-Español que fue entrevistado por Walter Martines en el 2010, el que escribio el libro el CLUB WINDERVER, segun investgaciones, dice que esta pagina o la organizacion wikilik, ya no es confiable, porque? veamos.

1.- Las primeras informaciones fueron ciertas.
2.- Luego vino la revuelta de la informacion por todo el mundo.
3.- Luego empesaron a investigar quien fue el responsable en entregar la informacin, lo encontraron.
4.- Luego persiguieron de una manera tan grotesa a en dueño de la pagina. Que de pao lo culparon de crimenes que no cometio.
5.- luego de esto se bloqueo el portal web.
6.- El cresimiento de seguidores del portal.
7.- Llega el cilencio de esto.
8.- Para finalizar y llegar al grano, se creo toda esta matris de opinon para que el gobierno de los estado unidos tubiera la potestad absoluta de bloquear cualquier informacion ue se filtre por la web.

Asi camaradas son las cosas, si pueden investiguen estainformacion por inernet y veran que es sierto. no la tengo a la mano pero esta hay.

:marx: asia el desrrollo ideologico del socialismo cientifico.

relojandante
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1064
Reputación : 1214
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Localización

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por relojandante el Lun Mayo 21, 2012 5:07 pm

Bueno, esto se confirmó luego, ¿no? Era cierto lo que decia wiki leaks
avatar
VASILI ZAITSEV
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 207
Reputación : 263
Fecha de inscripción : 29/09/2010

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por VASILI ZAITSEV el Sáb Mayo 26, 2012 5:18 pm

NG escribió:Para VASILI ZAITSEV


VASILI ZAITSEV escribió:
Ahora, desconozco tu análisis estalinacho al respecto, aunque supongo que no debe estar muy de acuerdo con esta caracterización, por ahora solo he notado que lo tuyo se reduce a insinuaciones del tipo humorísticas
Laughing Laughing Laughing
Sí, acertaste, he dado mi opinión una y mil veces, (Raizon lo puede atestiguar) pero no es ningún análisis Stalinacho
porque eso no existe, empiezas a atacarme de Stalinista dogmático como el trotskysta Aleseyevich cuando no me
conocía, acabando pidiéndome perdón por llamarme algo que no soy, el fue noblote y lo reconoció, a ver tú...
mis insinuaciones se resumen a algo de tipo humoristico porque es algo debatido hasta la saciedad.

Sobre lo del bonapartismo y populismo, te dejare lo que le puse al troll-gonzalista que mantenía en muchos temas
unas tesis trotskystas de la hostia:


Para los izquierdistas que piensan que Venezuela es una colonia integra y que Chavez es un
burgués populista... bueno poniendome en esa mente esquizo... de algunos dejare esto:

“Los comunistas, debemos apoyar y apoyaremos los movimientos burgueses de liberación en las colonias sólo
cuando estos movimientos sean realmente revolucionarios, cuando sus representantes no nos impidan educar y
organizar en el espíritu revolucionario a los campesinos y a las grandes masas de explotados.”
(V.I. Lenin, Obras, t. XXXI, Págs. 266-267, ed. albanesa).


Creo yo que en caso de que Venezuela fuera un régimen: populista-nacionalista-burgués-hipercontrarevolucionario
parece que no impide precisamente la educación socialista, mucho menos es el regimen Venezolano como lo puse
aquí pero es un ejemplo para los que creen que efectivamente lo es... de ahí la diferencia inmensa entre como
dijimos Raizon y yo de Perón (que reprimía Comunistas y lo criticaba, se autoproclamaba defensores del capitalismo)
a Chavez... que es opuesto totalmente tanto de ideología como de acción...

Para tu información sobre el populismo, es algo que se basado en lo siguiente
-En la conciliación de clases, (cosa que Chavez no ha hecho en discurso ni en obras pero tu negaras esto como siempre),
-En dar "concesiones" al pueblo cuando toca... para acallar reclamos verdaderamente revolucionarios
(cosa que osa que Chavez no ha hecho en discurso ni en obras pero tu negaras esto como siempre...
aunque según tu esto es el neo-populismo un nuevo concepto bandarojista pues...
Chavez según tú, no solo hace obras cuando "toca" para acalmar a las clases pobres sino cuando no toca creando
así un nuevo populismo, llamado neo-populismo ja ja).

Mírate algún texto directo de autores Marxistas en vez de hablar tanto sobre cosas que no conoces, luego sales a
hacer el ridículo hablando de Mao o Lenin y te tengo que salir a corregir con sus propios textos y debes agachar la cabeza
y ni contestar esto, pasando a otro tema... o directamente REPASA algo de Marxismo del siglo XIX y fijate los intereses
de los populistas y lo que defendían (para resumirtelo) el zarismo... y después mírate el "populismo" Ruso de inicios del Siglo XX
(para resumirtelo) la reacción igualmente con una monarquía parlamentaria, y para terminar mira el
populismo de Ámerica del siglo XX (resumiendo mira Perón y su publicidad anti-socialista)
QUIZÁS ASÍ APRENDAS CON EJEMPLOS HISTÓRICOS LO QUE ES EL POPULISMO, Y NO TE CREAS EL
MESIAS DEL BANDAROJISMO CREANDO DEFICIONES COMO NEO-POPULISMO PORQUE EL POPULISMO HISTÓRICO NO COINCIDE CON ESTA FIGURA.
No es porque no tenga argumentos, es que como dije recientemente cansa un poco debatir los Procesos de Moscú,
Socialismo en un solo país, etc. cuando ya existen hilos al respecto.

igualmente te dejare hilos al respecto:
http://www.forocomunista.com/t5036-venezuela-socialista
http://www.forocomunista.com/t1247-los-logros-de-la-revolucion-bolivariana
http://www.forocomunista.com/t4496-venezuela-antes-de-chavez

Igualmente antes de hablar 40 mil paridas sobre lo mismo sobre los mismos clichés, dime exactamente
que medidas son "tibias" ya que hablas de medidas "tibias"...



VASILI ZAITSEV escribió:Supongo que debe existir un hilo en el foro sobre la caracterización del gobierno de Chávez en donde vos dejaste tus impresiones y análisis, lo desconozco, y me gustaría sumarme, si sabes exactamente donde se encuentra no dudes en indicar su ubicación. Digo, para que tu intervención en este hilo no se reduzca a una pobre insinuación que nada tiene que ver con el tema que se está tratando.
También el tema Marx y Bolivar di mi opinión que fue bastante extensa en su día.



VASILI ZAITSEV escribió:donde en todo este escenario se suscita luego la "inexplicable" voltereta dada por Chávez en su acercamiento y cooperación con la lucha "anti terrorista" de Juan Manuel Santos y el gobierno colombiano.
No es ninguna volteada, Chávez advirtió en su día que apoyaba reconocer mundialmente a las fuerzas armadas FARC como un ejercito militante revolucionario así como al ELN etc. diciendo que no eran terroristas, y que era un tema de Colombia,
obviamente lo que no pueden es invadir territorio Venezolano como ha pasado varias veces... a la gente se le acaba la paciencia.

Por un lado decís que las FARC son revisionistas (los trotskystas), por otro la derecha ataca a Chávez por terrorista,
el resumen es que siempre acabáis en la misma trinchera que la reacción, sin crear un solo proceso en el mundo.



PD: Eres la polla poniendo fuentes: Wikileaks (ya te dijeron de que pie cojea) y La Patilla (de la oposición VZL)
que entre otras cosas apoya las paranoias de María Corina y su Capitalismo Popular y su tesis de que el presidente
Chávez, expropia o sea roba... (¡toma...! ¡toma...!)


jeje!! 1) Tranquilo, que no te he llamado "stalinista dógmatico" para, como dices, tener que suplicar tu perdón!! Razz

Solo respondía a tu insinuación paranoica respecto de "los análisis trotskistas" con otra insinuación no menos gratuita sobre los "análisis estalinachos" sobre los que dices en justicia no tienen existencia ni interés.(supuse que tu paranoia venía por ese lado: creo haber dado al clavo)

2) Interesante autocita sobre "el populismo" abstracto, aunque en realidad yo hacía referencia al régimen del milico venezolano como bonapartismo burgués, pero bueee....

3) Respecto de las "medidas tibias". Fíjate que tomaba como punto de comparación a Cárdenas en el asunto de las nacionalizaciones petroleras llevadas por este y las de Chávez.

4) Sólo volví por acá luego de haber husmeado todos los hilos sobre el capitalismo venezolano y la administración "socialista" de turno que se me han recomendado. Están bien abultados y cuesta un poco saber por donde agarrarlos dada la amplitud de los temas que se tocan y el reguero de propaganda que incluyen. Pero ese es el lugar dispuesto para eso y no este, por lo que trataré de no salirme acá del tema Makled.

5) Sobre la fuente "la patilla". No tenía idea de si era de la oposición de la derecha tradicional a Chávez ni de nada; eso fue lo primero que me arrojó el google un par de días después de haber visto la nota original en español acerca de la publicación del Herald la cual correspondía a EFE. Supongo que si edito el hilo y pongo la nota de EFE ya no seguirás arguyendo consideraciones de tipo AD HOMINEN para "refutar" su contenido, ¿no?

Igual gracias, tendré más ojo la próxima para no dar pie a este "diversionismo"!

PS: Maria Corina!! jaja! Qué va!! Chávez no "roba", su capitalismo estatal burgués indemniza!! Pero qué calumniosa...



avatar
VASILI ZAITSEV
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 207
Reputación : 263
Fecha de inscripción : 29/09/2010

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por VASILI ZAITSEV el Sáb Mayo 26, 2012 6:35 pm

Razion escribió: Cristian Rach es del PO, ¿no? Digamos que varios libros y textos que leí a cerca de la historia argentina y latinoamericana pertenecen a esta línea (sobre todo a la de Razón y Revolución, quienes fueron del PO). Buenos análisis, conclusiones erróneas, a mi entender. Llevan el materialismo histórico a una postura casi irreflexiva e inflexible, forzando muchas situaciones, y tratando de demonizar a próceres (como en el caso de Artigas) para que sus análisis sean correctos. Es decir, en ese punto se parecen a la historiografía liberal.
El problema del texto de Bolivar es que es necesariamente tendencioso desde el punto en que Marx para realizarlo se basa en la información de "gusanos" y traidores a la revolución de la Independencia (si encuentro fuente la publico, en el texto se menciona uno solo, creo que eran cinco). Además, pocos hoy en día niegan que el proceso de la Independencia haya estado enmarcado en un proceso revolucionario Burgués, que puede haber sido completo o incompleto, pero que desde la óptica marxista y de la lucha de clases, representaba un avance.
Por ejemplo el texto publicado trata de mostrar a Marx como partidario de la lucha Independentista aquí, pero no de Bolivar. Eso es falaz. Lo mismo hacen otros escritores de la misma línea con respecto a la defensa de la postura de Marx respecto a la guerra EEUU-México. Y no quiero pensar respecto a su postura frente a la dominación Británica en la India. En esos textos, y momentos, hay un claro eurocentrismo, que será superado en los años de mayor madurez de Marx (y que se contrapondrá a lo dicho años antes, como fue en el caso de lo de la India).
Respecto a Bolivar como tal, no reivindico a los individuos por sus características personales, sino por lo que representan. Y Bolivar representa la guerra emancipadora popular y revolucionaria y la unidad Latinoamericana. Nadie de los que reivindique a Bolivar desde posturas de izquierda lo hace en función de su historia o características personales. La crítica a Marx sobre su postura sobre bolivar, no fue realizada en función del posicionamiento del PC soviético respecto a Latinoamérica. Luchadores revolucionarios como el Comandante Guevara, expresaron que eran marxistas, pero que el análisis de Marx sobre Bolivar era erróneo.
Respecto al tema de la dictadura civil, hay que tomarlo con pinzas. Para mí el régimen burgués más avanzado, es decir donde la revolución no se quedó en el programa mínimo sino que se avanzó hacia la militarización popular, la reforma agraria real, y la industrialización, fue el del Doctor Francia en Paraguay, y no era precisamente una democracia liberal.

Ya que estamos:

http://www.marxists.org/espanol/m-e/1850s/58-boliv.htm



1) Rath debe ser militante del PO, pues escribe en su órgano teórico. Igual estimo que esa llamada "demonización" que denuncias va acompañada y surge ante todo como una reacción al "pintarrajeo de rojo" que se viene haciendo de dichos "próceres". En todo caso, para tu mayor preocupación, el llamado HISMAT de los manuales tampoco resulta mucho menos engendrador de "posturas irreflexivas".


A propósito de Rath y los de "Razón y revolución", a diferencia de vos yo encuentro que los compas de "RyR" y la publicación "El Aromo" si tienen en general buenos análisis y buenas conclusiones o por lo menos sugerentes, y esto en mucha mayor medida que la redacción del PO por cierto.

Mira, justo acá hacen una excelente crítica al libro sacado por Christian Rath el año pasado: "Trabajadores, tercerización y burocracia sindical: el caso Mariano Ferreyra"=

http://www.razonyrevolucion.org/ryr/index.php?option=com_content&view=article&id=1756:otro-intento-fallido-una-critica-al-libro-qtrabajadores-tercerizacion-y-burocracia-sindical-el-caso-mariano-ferreyraq-de-christian-rath&catid=233:el-aromo-nd-64-qa-confesion-de-partesq&Itemid=120


2) En mi opinión la postura de Marx acerca del asunto México-EEUU creo que no andaba tan errada como se ha podido ver se dieron las cosas luego (Por cierto, cuando tratan de acusar a Marx de "racista" siempre aluden a su postura en esta cuestión. Cómico asunto.)

En el caso de la India que mencionas, Marx también partía desde un enfoque muy parecido respecto de que la dominación británica traería consigo un desarrollo económico que sacudiría la barbarie reinante, etc., cosa que resultó totalmente equivocada dando paso a que Marx tuviera que rectificar dicha posición.

Lamentablemente en lo tocante al "verdadero Soulouque" no ocurrió igual.






avatar
VASILI ZAITSEV
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 207
Reputación : 263
Fecha de inscripción : 29/09/2010

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por VASILI ZAITSEV el Sáb Mayo 26, 2012 8:16 pm

relojandante escribió:Bueno, esto se confirmó luego, ¿no? Era cierto lo que decia wiki leaks

No sé si sería cierto lo de Wikileaks. Pero el turbio asunto de Makled y sus relaciones con gente del gobierno y los milicos y la supuesta trabazón con las entregas y la colaboración entre Chávez-Santos es anterior a la nota del Herald y a Wikileaks, quien dada su fiabilidad no tienen sino un interés secundario y derivado.
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7167
Reputación : 7599
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por Razion el Sáb Mayo 26, 2012 10:39 pm

VASILI ZAITSEV escribió:
A propósito de Rath y los de "Razón y revolución", a diferencia de vos yo encuentro que los compas de "RyR" y la publicación "El Aromo" si tienen en general buenos análisis y buenas conclusiones o por lo menos sugerentes, y esto en mucha mayor medida que la redacción del PO por cierto.

Mira, justo acá hacen una excelente crítica al libro sacado por Christian Rath el año pasado: "Trabajadores, tercerización y burocracia sindical: el caso Mariano Ferreyra"=

http://www.razonyrevolucion.org/ryr/index.php?option=com_content&view=article&id=1756:otro-intento-fallido-una-critica-al-libro-qtrabajadores-tercerizacion-y-burocracia-sindical-el-caso-mariano-ferreyraq-de-christian-rath&catid=233:el-aromo-nd-64-qa-confesion-de-partesq&Itemid=120


En lo remarcado es en lo que no concuerdo. Buenos análisis en cuanto a estudios económicos y de la lucha de clases en la actualidad y en el sentido de que buscan remarcar el carácter revolucionario de la Independencia; pero tienen la debilidad de muchas veces forzar categorizaciones para hacer quedar todo en la mecánica de la lucha de clases y eso es lo que se torna irreflexivo (esto se puede ver en el análisis que le dedican a Artigas en el Aromo). Con esto me refiero solamente al análisis histórico y de la cuestión nacional. Respecto por ejemplo a los textos que hay en este hilo http://www.forocomunista.com/t16380p90-entrega-islas-malvinas#243238

hay una frase que representa a mi entender el pensamiento de R&R y lo que más le critico.

Lo mismo vale para hoy día: la revolución socialista no va a transformar a la Argentina en ninguna gran potencia. El verdadero salto requiere de la revolución mundial.

Si podés entrá a el enlace dado que hay varios idas y vueltas entre organizaciones y R&R. Me detengo en esta frase porque planteos de este tipo se ven en varios de sus artículos. La no existencia del imperialismo opresor, y la imposibilidad del desarrollo de una economía socialista tendiente a lograr la independencia económica. Cabe destacar que estoy en desacuerdo en estos puntos (mi posición al respecto de estos temas es más que clara, y sería reiterativo volver a decirla, creo que en el de "logros de la rev. bolivariana" la expongo).
Otro ejemplo de análisis que llevan a posiciones de izquierda liberal y cipaya.
http://www.razonyrevolucion.org/ryr/index.php?option=com_content&view=article&id=1245:2111-fabian-harari-en-tiempo-argentino-sobre-el-dia-de-la-soberania&catid=49:diarios-y-revistas&Itemid=63
Notá que el hecho de que mencionen "Exército Vermelho" o "el Red Army", implica que consideran que la revolución efectivamente triunfará en países más avanzados o "poderosos" que el nuestro.
Sin embargo reconozco el laburo de análisis de documentos históricos, y el intento de poner todo en perspectiva de lucha de clases.
El PO y demás son un poco más diluídos al respecto de estos temas.
Acabo de asumir en la respuesta que sos argentino, te pido disculpas si no es así.

Se me hace necesario preguntarte por algo que dijiste en este hilo y en otro a cerca de que Chavez ya le ha entregado guerrilleros (o colabora) con Santos. Lo único que sabía era lo del periodista Joaquin Perez y que fue una jugada interna de los sectores de derecha del gobierno.


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
VASILI ZAITSEV
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 207
Reputación : 263
Fecha de inscripción : 29/09/2010

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por VASILI ZAITSEV el Lun Mayo 28, 2012 6:15 am

Qué tal RAZION!! Mira, tomo nota del asunto y el hilo que pusiste y lo husmeo luego. Por ahorita se me hace más breve responderte esto:
Razion escribió:
Se me hace necesario preguntarte por algo que dijiste en este hilo y en otro a cerca de que Chavez ya le ha entregado guerrilleros (o colabora) con Santos. Lo único que sabía era lo del periodista Joaquin Perez y que fue una jugada interna de los sectores de derecha del gobierno.

Para que te hagas una primera idea de este rollo, te remito para empezar al video de youtube que puse en la pág. 1 de este hilo. Ahí aparecen compiladas algunas breves noticas de Telesur y otros medios sobre el asunto que preguntas...

Un saludo y hasta la próxima!!
avatar
VASILI ZAITSEV
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 207
Reputación : 263
Fecha de inscripción : 29/09/2010

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por VASILI ZAITSEV el Mar Mayo 29, 2012 7:27 am

Razion escribió:
VASILI ZAITSEV escribió:
A propósito de Rath y los de "Razón y revolución", a diferencia de vos yo encuentro que los compas de "RyR" y la publicación "El Aromo" si tienen en general buenos análisis y buenas conclusiones o por lo menos sugerentes, y esto en mucha mayor medida que la redacción del PO por cierto. (...)

En lo remarcado es en lo que no concuerdo. Buenos análisis en cuanto a estudios económicos y de la lucha de clases en la actualidad y en el sentido de que buscan remarcar el carácter revolucionario de la Independencia; pero tienen la debilidad de muchas veces forzar categorizaciones para hacer quedar todo en la mecánica de la lucha de clases y eso es lo que se torna irreflexivo (esto se puede ver en el análisis que le dedican a Artigas en el Aromo). Con esto me refiero solamente al análisis histórico y de la cuestión nacional. Respecto por ejemplo a los textos que hay en este hilo http://www.forocomunista.com/t16380p90-entrega-islas-malvinas#243238

1) No conozco ese análisis de Artigas que has mencionado ya más de una vez (tírate el link pa' dejarlo en cola). Very Happy


2) Eché un ojo al hilo ese sobre las Malvinas, está bien largo, trae pegados hartos artículos. Supongo que el lado más polémico debe versar ante todo en la postura a tomar ante la guerra, no?

Por ejemplo entre:

1) Política de derrotismo revolucionario en ambos Estados contendientes y denuncia de la utilización política del conflicto tanto por los milicos carniceros y la Thatcher;

2) Apoyo a la dictadura contrarrevolucionaria en nombre del "anti-imperialismo" y en defensa de la patria burguesa oprimida (p.e., más o menos de acuerdo a la lógica del esquema filosófico de Mao y sus ingeniosas "contradicciones principales y secundarias")

3) Las múltiples combinaciones restantes derivadas de las dos primeras...

El asunto es sugerente. Lo pongo en cola!


Razion escribió:hay una frase que representa a mi entender el pensamiento de R&R y lo que más le critico.

Lo mismo vale para hoy día: la revolución socialista no va a transformar a la Argentina en ninguna gran potencia. El verdadero salto requiere de la revolución mundial.

Si podés entrá a el enlace dado que hay varios idas y vueltas entre organizaciones y R&R. Me detengo en esta frase porque planteos de este tipo se ven en varios de sus artículos. La no existencia del imperialismo opresor, y la imposibilidad del desarrollo de una economía socialista tendiente a lograr la independencia económica. Cabe destacar que estoy en desacuerdo en estos puntos (mi posición al respecto de estos temas es más que clara, y sería reiterativo volver a decirla, creo que en el de "logros de la rev. bolivariana" la expongo).
Otro ejemplo de análisis que llevan a posiciones de izquierda liberal y cipaya.
http://www.razonyrevolucion.org/ryr/index.php?option=com_content&view=article&id=1245:2111-fabian-harari-en-tiempo-argentino-sobre-el-dia-de-la-soberania&catid=49:diarios-y-revistas&Itemid=63
Notá que el hecho de que mencionen "Exército Vermelho" o "el Red Army", implica que consideran que la revolución efectivamente triunfará en países más avanzados o "poderosos" que el nuestro.
Sin embargo reconozco el laburo de análisis de documentos históricos, y el intento de poner todo en perspectiva de lucha de clases.
El PO y demás son un poco más diluídos al respecto de estos temas.

No creo mucho en la casualidad!! Estimo que justo en esa cita de RyR que pones primero se resume muy bien la esencia del desacuerdo de las que se derivan todo el resto.

Me explico con una pequeña enunciación de como logro entrever que va el asunto:

Si se toma en cuenta la ley del desarrollo desigual [y combinado] del capitalismo, cuya desigualdad se muestra especialmente agudizada bajo el dominio del capital imperialista, resulta del todo evidente que la conciliación de los distintos procesos desiguales tanto económicos como políticos que se dan entre los distintos países (así como dentro de un mismo país) sólo puede conseguirse y resolverse a cabalidad en el terreno conformado por las fuerzas productivas desarrolladas por el Mercado Mundial, y desde luego, no dentro de los márgenes de las fronteras nacionales aisladas. Naturalmente, esto presupone el desarrollo de la revolución mundial, de la cual las revoluciones socialistas nacionales (cuyas premisas políticas para la revolución están más puestas a punto en los países atrasados, a diferencia de las premisas materiales necesarias para el socialismo las cuales están más desarrolladas en los países capitalistas avanzados) sólo forman, según la famosa expresión de Lenin, un eslabón en el conjunto de eslabones de la cadena del imperialismo mundial.

Sin animo extender más este “off-topic” con las innumerables implicancias que comprende este asunto, vemos que en esencia esto no hace sino conducirnos hacia los viejos puntos de vista mutuamente excluyentes de la teoría internacional revolucionaria de la revolución permanente y el enfoque nacional reformista del socialismo nacional aislado en un solo país.

Creo que en última instancia ahí se encuentra el fondo de la cuestión y el motivo de la repulsión que te producen las posiciones y en especial las conclusiones de RyR (aún sin conocer en detalle éstas y mucho menos las tuyas). Estimo que esto no sería ninguna casualidad, pues el fondo de la incompatibilidad es programática y estratégica.


Razion escribió:Acabo de asumir en la respuesta que sos argentino, te pido disculpas si no es así.

Supongo que debería aceptar tus disculpas che, pues no soy argentino, sino chileno, aunque siento un odio profundo hacia la Patria (ese venenoso invento burgués) por lo que me tiene sin cuidado si me confunden con argentino o senegalés, ya que a la hora de estos "patrióticos" asuntos suelo moverme exclusivamente sobre consideraciones clasistas. Razz

Hasta la próxima!
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7167
Reputación : 7599
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por Razion el Mar Mayo 29, 2012 1:39 pm

Después te contesto bien (por cuestiones de tiempo).
Decía lo de si eras o no argentino debido a que menciono a escritores y partidos de aquí sin dar muchos detalles y eso puede parecer algo adrede para confundir (lo cual no es mi intención). Pero en el caso de los países limítrofes, no es tan dificil que conozcamos a las organizaciones e intelectuales de nuestros vecinos (que veo que las ubicás bastante bien).
¡Yo si creo en la Patria, la socialista, y la Patria Grande! Me siento patriota de cualquier país sometido al imperialismo, y esto no nubla la visión revolucionaria clasista (sino el Che sería un burgués reaccionario). Nunca utilizo este tema para descalificar una opinión (lo cual suele ser recurrente cuando alguien habla de la realidad que se vive en otro país al cual no se "pertenece").
Con respecto a la organización económica, si bien es verdad lo que expones respecto del imperialismo, soy guevarista, por lo tanto en el plano económico creo, sin menospreciar la necesidad de la lucha internacional, que se debe llevar a cabo un proceso de desarrollo económico y productivo planificado y centralizado desde el Estado obrero y popular, con el objeto de lograr la diversificación industrial (sobre todo en la rama de industria pesada). Por lo tanto cuando se afirma que Argentina va a seguir siendo agroexportadora (en otros textos de RyR se puede observar esto con más detalle) incluso luego del triunfo socialista (lo mismo puede extenderse al caso chileno con el cobre, venezolano con el petróleo, y un largo etc), se limita a que solamente es el capitalismo quien puede desarrollar las fuerzas productivas y no el Estado revolucionario (y se valida la división internacional del trabajo existente, algo por lo que critico al papel de la URSS respecto a mantener a Cuba como productor azucarero).
Enlace sobre Artigas http://www.razonyrevolucion.org.ar/textos/elaromo/secciones/revmayo/Aromo%2024%20octubre%20FINAL%20-%20Artigas.pdf
Respecto al offtopic, la verdad que estos temas están buenos para debatirlos, no recuerdo un hilo donde se abarquen tópicos tan diversos. De existir podríamos trasladar el debate.
Saludos.


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
LiberArce92
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 963
Reputación : 1068
Fecha de inscripción : 29/06/2011

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por LiberArce92 el Mar Mayo 29, 2012 10:14 pm

Razion escribió:Después te contesto bien (por cuestiones de tiempo).
Decía lo de si eras o no argentino debido a que menciono a escritores y partidos de aquí sin dar muchos detalles y eso puede parecer algo adrede para confundir (lo cual no es mi intención). Pero en el caso de los países limítrofes, no es tan dificil que conozcamos a las organizaciones e intelectuales de nuestros vecinos (que veo que las ubicás bastante bien).
¡Yo si creo en la Patria, la socialista, y la Patria Grande! Me siento patriota de cualquier país sometido al imperialismo, y esto no nubla la visión revolucionaria clasista (sino el Che sería un burgués reaccionario). Nunca utilizo este tema para descalificar una opinión (lo cual suele ser recurrente cuando alguien habla de la realidad que se vive en otro país al cual no se "pertenece").
Con respecto a la organización económica, si bien es verdad lo que expones respecto del imperialismo, soy guevarista, por lo tanto en el plano económico creo, sin menospreciar la necesidad de la lucha internacional, que se debe llevar a cabo un proceso de desarrollo económico y productivo planificado y centralizado desde el Estado obrero y popular, con el objeto de lograr la diversificación industrial (sobre todo en la rama de industria pesada). Por lo tanto cuando se afirma que Argentina va a seguir siendo agroexportadora (en otros textos de RyR se puede observar esto con más detalle) incluso luego del triunfo socialista (lo mismo puede extenderse al caso chileno con el cobre, venezolano con el petróleo, y un largo etc), se limita a que solamente es el capitalismo quien puede desarrollar las fuerzas productivas y no el Estado revolucionario (y se valida la división internacional del trabajo existente, algo por lo que critico al papel de la URSS respecto a mantener a Cuba como productor azucarero).
Enlace sobre Artigas http://www.razonyrevolucion.org.ar/textos/elaromo/secciones/revmayo/Aromo%2024%20octubre%20FINAL%20-%20Artigas.pdf
Respecto al offtopic, la verdad que estos temas están buenos para debatirlos, no recuerdo un hilo donde se abarquen tópicos tan diversos. De existir podríamos trasladar el debate.
Saludos.

¿Dicen eso esos cipayos? ¿En serio? Entre eso, y la vacilante postura internacional del PO (más ciertas caracterizaciones con las que difiero), cada vez siento más renuencia a acercarme a esos sectores.

Contenido patrocinado

Re: EFE: Chávez traicionó a las Farc para proteger su régimen, según filtraciones.

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Vie Nov 24, 2017 8:42 am