Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Comparte
avatar
Echospace
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2508
Reputación : 2950
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por Echospace el Miér Mar 07, 2012 6:02 pm

Documental de Documentos TV titulado "La guerra de las vacunas".

Quiero hacer constar mi rechazo hacia la linea editorial de este espacio, ya que en innumerables ocasiones ha demostrado un ferviente anticomunismo. Los documentales que publicaron sobre Corea del Norte, Stalin, etc... no son más que propaganda fascista.

Sin embargo, hay cosas muy interesantes -de lo poco que se puede ver en la televisión- a veces.

Aún no he visto el documental, me voy a poner con él ahora mismo, pero tengo una opinión personal sobre las vacunas. La mayoría de ellas son malas para la salud e inútiles por completo. Así como se demostró que la mayoría de los antidepresivos que se comercializaban en EEUU eran placebos o sustancias dañinas y cancerosas, numerosos estudios han demostrado que una gran cantidad de vacunas pueden ser altamente perjudiciales para la salud. Por supuesto, el negocio de las farmaceúticas sin escrúpulos va primero, y las últimas estafas con las gripes lo han demostrado.

Sin más, os dejo el documental:


avatar
Echospace
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2508
Reputación : 2950
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Otro punto de vista

Mensaje por Echospace el Miér Mar 07, 2012 6:56 pm

El documental anterior me parece pura propaganda de las empresas farmaceúticas.

A continuación dejo otro que me parece más interesante que rompe por completo con el anterior, desde otro punto de vista muy diferente:





avatar
nunca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6108
Reputación : 7093
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por nunca el Miér Mar 07, 2012 8:55 pm

Entonces que aconsejas¿no poner a los niños ninguna vacuna?
avatar
Valentina_
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 935
Reputación : 1202
Fecha de inscripción : 30/11/2011
Localización : Venus.

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por Valentina_ el Miér Mar 07, 2012 9:22 pm

Gracias a las vacunas mueren muy pocos niños en nuestro mundo por enfermedades infecciosas, la inmunizacion sistematica ha reducido historicamente el indice de mortalidad infantil. Cosa que no sucede en el otro mundo, donde los niños mueren de enfermedades que nosotros tenemos erradicadas o muy controladas.Claro que algunas vacunas se van volviendo circustancialmente innecesarias, como la de la viruela, que creo que ya no se usa (¿?)

Reconozcamos también que muchos laboratorios solo piensan en el enriquecimiento personal.

avatar
Echospace
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2508
Reputación : 2950
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Consejo

Mensaje por Echospace el Miér Mar 07, 2012 9:23 pm

nunca escribió:Entonces que aconsejas¿no poner a los niños ninguna vacuna?

Yo no soy quien para aconsejar sobre esto querido amigo,

Mi opinión es que muchas vacunas serían positivas si los laboratorios que las comercializan no les metieran tanta mierda para abaratar los costes.

Yo no me vacuno salvo que se de una situación extremadamente crítica, lo tengo bien claro. No me arriesgo a sufrir efectos secundarios dañinos.

Salud.
avatar
Echospace
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2508
Reputación : 2950
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Japón suspende dos vacunas tras la muerte de cuatro bebés

Mensaje por Echospace el Miér Mar 07, 2012 9:25 pm

Esta es sólo una de las miles que podemos encontrar:

Las autoridades japonesas han suspendido el uso de las vacunas Prevenar (Pfizer) y ACT-HIB (Sanofi Pasteur MSD) para investigar su posible relación con la muerte de cuatro bebés.

Se trata de una medida preventiva ya que, hasta el momento, no se ha establecido una relación causal entre los fármacos y los fallecimientos. Según las previsiones, la suspensión durará al menos hasta el martes, cuando está previsto que se reúna un comité de investigación.

Tres de los cuatro bebés fallecidos, que tenían menos de dos años, habían recibido días antes una inmunización con Prevenar, que se emplea contra el neumococo, y otra con ACT-HIB, que protege contra un tipo de meningitis bacteriana.

Dos de ellos habían recibido, además, una vacuna combinada contra el tétanos, la difteria y la tos ferina.

El bebé restante, de un año, había sido vacunado con Prevenar y la citada vacuna combinada un día antes de su muerte.

Alrededor de 1,5 millones de niños han recibido Prevenar y ACT-HIB en Japón, donde estaban autorizadas desde 2007.

Los dos productos tienen también el visto bueno de las autoridades españolas, si bien fuentes de la compañía Sanofi Pasteur MSD aclaran que "ACT-HIB ya no está a la venta como producto individual" en nuestro país ya que se incluye dentro de las vacunas pentavalentes.

Según fuentes del Ministerio de Sanidad, "los lotes de las vacunas utilizados en Japón no se han distribuido ni en España ni en el resto de Europa".

Por su parte, Pfizer ha señalado a ELMUNDO.es que "la compañía está evaluando a fondo todos los casos reportados y está trabajando estrechamente con las autoridades sanitarias japonesas para determinar si existiera alguna asociación".

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/03/07/noticias/1299498063.html
avatar
quinick
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1081
Reputación : 1233
Fecha de inscripción : 14/11/2011

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por quinick el Miér Mar 07, 2012 9:37 pm

¿Quién es el país más avanzado en este tema? Cuba.
¿Cuál fue el país que logró erradicar enfermedades terribles DEL MUNDO por medio de las vacunas? URSS.
¿Quién gana con la negación de las vacunas? Las farmaceuticas.

El problema no son las vacunas, son las farmacéuticas que no tienen interés en sanarte, sino que su interés es ganar dinero. Yo trabajo en farmacia y se que la mitad de los remedios (de hecho más de la mitad) no son para sanar (antibióticos, antivirales, antimicoticos, etc) o de prevención (vacunas). La mayoría de los medicamentos que se venden son sintomáticos (antiinflamatorios, antipireticoss, analgésicos, etc) o productos que son para otras cosas (anticonceptivos, disfunsion eréctil, etc) y son en este tipo de productos donde están las más grandes inversiones de los laboratorios en investigación. Creo haber leído que por cada 1 centavo que se gastan en el desarrollo de vacunas, se gastan 10 en el tratamiento de la disfunsión eréctil.
avatar
Echospace
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2508
Reputación : 2950
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Esto sirve para reflexionar

Mensaje por Echospace el Miér Mar 07, 2012 9:38 pm

Valentina_ escribió:Gracias a las vacunas mueren muy pocos niños en nuestro mundo por enfermedades infecciosas, la inmunizacion sistematica ha reducido historicamente el indice de mortalidad infantil. Cosa que no sucede en el otro mundo, donde los niños mueren de enfermedades que nosotros tenemos erradicadas o muy controladas.Claro que algunas vacunas se van volviendo circustancialmente innecesarias, como la de la viruela, que creo que ya no se usa (¿?)

Reconozcamos también que muchos laboratorios solo piensan en el enriquecimiento personal.

Camarada Valentina,

Es curioso que la mayoría de las vacunas hayan aparecido justo cuando las enfermedades a tratar están desapareciendo, es decir, cuando mejoran las condiciones de vida por el alcantarillado, la alimentación y la higiene.

Te voy a mostrar una serie de gráficos que lo demuestran:



Sarampión



Tuberculosis



Tuberculosis 2



Diferencia entre un país vacunado -Canadá-, y otro no vacunado -Japón-

Esto sirve al menos para reflexionar, un saludo.
avatar
Echospace
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2508
Reputación : 2950
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Ese es un dato estremecedor

Mensaje por Echospace el Miér Mar 07, 2012 9:39 pm

quinick escribió:Creo haber leído que por cada 1 centavo que se gastan en el desarrollo de vacunas, se gastan 10 en el tratamiento de la disfunsión eréctil.

Ese es un dato estremecedor.
avatar
quinick
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1081
Reputación : 1233
Fecha de inscripción : 14/11/2011

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por quinick el Miér Mar 07, 2012 9:50 pm

Compañero, lea este hilo: http://www.forocomunista.com/t4610-zhdanov-la-persona-que-mas-vidas-infantiles-ha-salvado-en-la-historia-de-la-humanidad?highlight=V%C3%ADktor+Zhd%C3%A1nov

Las vacunas no son malas en sí, pero yo dudo mucho en la calidad de estas. Si existieran campañas de vacunación masivas para erradicar las principales enfermedades ¿De que "viven" los laboratorios?
avatar
Echospace
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2508
Reputación : 2950
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Estoy contigo Camarada Quinick

Mensaje por Echospace el Miér Mar 07, 2012 10:01 pm

quinick escribió:Las vacunas no son malas en sí, pero yo dudo mucho en la calidad de estas. Si existieran campañas de vacunación masivas para erradicar las principales enfermedades ¿De que "viven" los laboratorios?

Aquí estoy contigo Camarada Quinick. Además, seguro que de esto sabes infinitamente más que yo.

Muchas gracias por el artículo, me servirá de mucho y lo pienso compartir.

Saludos.
avatar
PequeñoBurgués
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 7895
Reputación : 8268
Fecha de inscripción : 12/10/2010

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por PequeñoBurgués el Miér Mar 07, 2012 11:05 pm

las vacunas son otra conspirasión
avatar
nunca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6108
Reputación : 7093
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por nunca el Miér Mar 07, 2012 11:27 pm

PequeñoBurgués escribió:las vacunas son otra conspirasión

El capitalismo nos miente más de lo que parece. ¿O no te acuerdas ya del fraude de las vacunas y la Gripe A?
avatar
quinick
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1081
Reputación : 1233
Fecha de inscripción : 14/11/2011

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por quinick el Miér Mar 07, 2012 11:52 pm

Les recomiendo este link http://www.infomed.sld.cu/romay/index.html, aqui sale la historia de la vacunación en Cuba.
avatar
Valentina_
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 935
Reputación : 1202
Fecha de inscripción : 30/11/2011
Localización : Venus.

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por Valentina_ el Miér Mar 07, 2012 11:53 pm

El tema de las vacunas es controvertido y siempre lleva a la polémica. Yo la verdad estoy vacunada de casi todo y no he tenido ningún problema (las vacunas esas que te ponen cuando pequeña y unas mas para la alergia que me funcionaron) ni conozco a nadie que lo halla tenido. Una cuestión importante es que algunos pediatras no se saben explicar, mucho menos razonando su postura. En cuanto a la vacunación no obligatoria (neumococo o la del rotavirus) no se ponen de acuerdo en cuál es más aconsejable, y sin dar casi ninguna información piden a los padres que se decidan por una u otra. Tampoco se explica bien los efectos secundarios de las vacunas, que los hay, y de esta manea se va haciendo mella en la confianza de los padres. Si a eso le sumamos la divulgación de diferentes teorías conspiranoicas ya tenemos el resultado esperado. Unos padres desconfiados de la industria farmacéutica y del sistema de vacunación general. Muchas veces hace falta que los supuestos "expertos" bajen a la tierra y expliquen (si es que saben hacerlo) y den la mejor información disponible....mientras esto no se haga (y se siga pidiendo una fe ciega en la ciencia) habrá un número mayor de personas desconfiadas.
avatar
torrens
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 129
Reputación : 129
Fecha de inscripción : 28/11/2011

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por torrens el Sáb Mar 10, 2012 9:44 am

A las evidencias históricas algunos le llaman conspiraciones, quizá porque no las conocen.
Aunque se hizo pasar por su inventor, Pasteur no creó sino que fabricó industrialmente la primera vacuna contra el carbunco (ántrax) del ganado. Las vacunas empezaron, pues, con un engaño que se mantiene aún a fecha de hoy. Pero ese no fue el motivo de que no la pudiera patentar. La causa verdadera fue que para defender la salud pública la ley francesa de propiedad intelectual aprobada en 1844 prohibía las exclusivas sobre los productos farmacéuticos, incluídos aquellos destinados al uso veterinario.
Para enriquecerse con una vacuna que no había inventado, Pasteur eludió la prohibición legal manteniendo en secreto el procedimiento de su fabricación. El negocio lo discutió con el Presidente de la III República para obtener subvenciones del Ministerio de Agricultura. Gracias a la explotación de vacunas que no eran suyas y a las subvenciones públicas hoy el Instituto Pasteur es una de las mayores multinacionales farmacéuticas.
Desde el principio, pues, las vacunas fueron una mentira y un negocio a la vez. No es un sector económico distinto de los electrodomésticos, los hidrocarburos o cualquier otro. Pero ¿cuáles fueron las consecuencias sanitarias de la vacuna contra el carbunco? Que las ovejas morían en el campo a causa de las mismas vacunas que debían salvarlas. Koch publicó un informe en el que dijo que la vacuna no tenía ningún valor práctico. Por sus graves consecuencias, en muchos países los veterinarios se opusieron a que se vacunara el ganado.
La primera vacuna sobre seres humanos la ensayó en España el médico Jaume Ferrán y Clúa, que trató de crear otro negocio paralelo al de Pasteur. Apoyado por la Academia de Medicina de Barcelona y por la prensa, ensayó una vacuna contra el cólera en 1885 en 50.000 personas con pésimos resultados. Un informe oficial concluyó que su vacuna era un peligro real y efectivo para la salud pública.
La tercera vacuna (segunda en seres humanos) fue obra de un científico ruso, Waldemar Mordecai Haffkin, que en 1890 comenzó a investigar en el Instituto Pasteur de París otra vacuna contra el cólera. El gobierno colonial de la India requirió sus servicios y en 1893 se trasladó a Calcuta, cuyos barrios más humildes se iban a convertir en conejillos de Indias (de ahí viene la palabra) del experimento que, por lo tanto, no se llevó a cabo entre la población en general, o entre los enfermos de cólera, sino exclusivamente sobre los presos y los marginados de aquella sociedad. En 1894 Haffkin experimentó con 200 pobladores de los tugurios, inoculando su vacuna a 116 de ellos, obteniendo resultados discutibles.
Según un reciente informe de la OMS "el tratamiento sistemático de la comunidad con antibióticos (quimioprofilaxis masiva) no tiene efectos beneficiosos en la propagación del cólera". La reducción del cólera en el mundo no ha sido consecuencia de ninguna vacuna sino de medidas profilácticas de saneamiento del agua y de la mejora en la alimentación de las personas.
avatar
nunca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6108
Reputación : 7093
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por nunca el Jue Jul 02, 2015 9:35 pm


Contra las vacunas

Aporto aquí algunos artículos relacionados con las vacunas que he ido publicando en la revista Discovery DSalud, casi todos de libre lectura:

-- ¿Se justifica la teoría microbiana de la enfermedad? Un analisis crítico del dogma de los microbios como causantes de enfermedades. Analizamos el caso de la polio y el fraude de su vacuna:http://www.dsalud.com/index.php?pagina=entrada&c=1511

-- ¿Tiene sentido lo que se dice del sistema inmunitario? El concepto de sistema inmunitario nació para complementar la visión belicista de la salud. Investigaciones recientes de prestigiosos inmunólogos desvelan que el mal llamado sistema inmunitario tiene funciones muy distintas, aunque cruciales para la salud:
http://www.dsalud.com/index.php?pagina=entrada&c=1526

-- Timerosal y autismo: silencio, ocultación y mentiras: Contamos paso a paso el fraude que los CDC montaron para ocultar la evidencia de la relación entre el timerosal de la triple vírica y el autismo y otros problemas de salud:
http://www.dsalud.com/index.php?pagina=entrada&c=1699

-- Las vacunas pueden causar autismo (la campaña contra Andrew Wakefield): Detalles de la infamante campaña de descrédito montada contra el Dr. Andrew Wakefield con la colaboración del BMJ. Desmontamos las mentiras y explicamos el trabajo de Wakefield:
http://www.dsalud.com/index.php?pagina=entrada&c=1747

-- El engaño intencionado de las vacunas: Explicamos la investigación de la Doctora Lucija Tomljenvic que destapa documentos oficiales del Departamento de Salud de Reino Unido en los que se comprueba que conocían los riesgos de las vacunas y los ocultaron al público.
http://www.dsalud.com/index.php?pagina=entrada&c=1872

La doctora me cedió los documentos retirados de la web oficial del Departamento de Salud para colgarlos en mi blog:
http://saludypoder.blogspot.com.es/…/el-gobierno-de-reino-u…

-- Confirmada la farsa de los CDC: las vacunas causan autismo: un científico de alto rango de los CDC destapa el fraude del timerosal-autismo, pide perdón a Wakefield y a las familias y confiesa que ocultaron información.
http://www.dsalud.com/index.php?pagina=entrada&c=1971

http://saludypoder.blogspot.com.es/2015/06/contra-las-vacunas.html
avatar
nunca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6108
Reputación : 7093
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por nunca el Jue Jul 02, 2015 9:38 pm

Caso Olot: reflexiones críticas

Mi amigo, el Dr. Enric Costa -cuarenta años de experiencia como médico- me hace llegar sus reflexiones en relación con el caso de Olot pidiéndome que las comparta animado con la intención de contrarrestar la tremenda campaña de miedo y culpabilización que se ha desatado.

Reflexiones lógicas
sobre el caso de Difteria
del niño de Olot

Dr. Enric Costa Vercher

Como ya sabrán los lectores, el niño de Olot, en paz descanse, que, según sus médicos, estaba infectado de difteria, ha muerto después de pasar casi un mes en la U.C.I. del hospital Vall d´Ebrón. Desde ese mismo momento TODAS las televisiones, grandes o pequeñas, han estado repitiendo en TODOS los telediarios y programas informativos la fatal noticia. En todas estas ocasiones se explicitaba que el niño no estaba vacunado y que por eso se había infectado, convirtiéndose así en el único caso de difteria en España desde hacía treinta años. Y además de ser el único caso en décadas se ha tratado de un caso especialmente agresivo de difteria, puesto que el niño no ha podido superarla, es decir, no ha sido curado de una enfermedad que tenía cura a principios del s. XX pero que no ha podido ser curada en una unidad de cuidados intensivos del s. XXI.

No ha podido ser curado y el conseller de sanidad de Cataluña y todos los medios informativos han afirmado que ha muerto de DIFTERIA y que esta infección la había adquirido por no estar vacunado. Y como es habitual han arremetido contra los padres que no vacunan a sus hijos y algunos políticos han amenazado con crear leyes que obliguen a la vacunación total.

Toda esta situación, seguramente, habrá hecho dudar a algunos padres que no vacunan a sus hijos, lo cual es natural, pues el efecto de la propaganda del miedo no pasa desapercibido. Este médico que escribe, no va a decir a nadie lo que tiene que hacer al respecto; pero quiere exponer a la atención del lector una batería de preguntas lógicas o de sentido común que seguramente le incitarán a la reflexión y, por ello, a discernir lo posible de lo imposible o la verdad de la mentira; si lo logra podrá tomar su decisión con mayor grado de libertad. Veamos:

Según la versión oficial, que hemos escuchado durante todo el tiempo, el niño ha muerto de difteria por no estar vacunado. Preguntas: ¿Cómo se infectó? ¿Dónde estaba el origen de la infección? La respuesta oficial, como siempre, se expresa sin dudas: Se ha contagiado de su entorno más cercano, puesto que muchos de los que se relacionan con él son “portadores” sanos de la bacteria. Y han explicado perfectamente que estos portadores sanos no padecen la enfermedad porque están vacunados y aunque tienen la bacteria en el cuerpo, son inmunes a ella; pero estos individuos, sigue diciendo la versión oficial, pueden infectar a otros, sobre todo, si no están vacunados.

De lo explicado por el sistema oficial podemos sacar una conclusión: El foco de la infección provenía de sujetos vacunados. Si esto es así, se descarta la que los niños no vacunados sean la ÚNICA fuente de reaparición de enfermedades infecciosas. En este caso, el propio sistema médico, afirma sin admitir dudas que el niño ha muerto de difteria y que el foco de contagio ha estado en su entorno de gente VACUNADA. Y eso que han explicado en el caso de la difteria pasa en todas las demás infecciones, puesto que las vacunas no tienen como función “acabar con los gérmenes” sino preparar o “entrenar” al sistema inmunitario para que éste nos proteja de los microbios. De manera que todos los vacunados se convierten en PORTADORES SANOS de gérmenes y como se ha visto en Olot, se convierten en posible foco de infección de enfermedades que se creían erradicadas.

De toda esta información se deduce que muchos ciudadanos, vacunados o no, podemos ser portadores de este tipo de gérmenes, pero unos son silenciosos, no padecen la enfermedad ni manifiestan los síntomas y pueden transmitir la enfermedad: Los vacunados. Mientras que otros, por no estar vacunados, la manifiestan con todos sus síntomas y, por tanto, pueden ser detectados inmediatamente. ¿Cual de los dos grupos sería más peligroso para transmitir una enfermedad a toda una comunidad? ¿Los vacunados o los no vacunados? Entonces ¿de donde viene la conveniencia de que no quede gente sin vacunar? ¿De donde la conclusión de la obligatoriedad de las vacunas, para erradicar las enfermedades, si aquellas no destruyen a los gérmenes sino que convierten a los ciudadanos en portadores sanos y camuflados?

Este caso debe servir al lector para defenderse, con planteamientos lógicos, de todos aquellos que les acusan de poner en peligro al resto de la comunidad por no vacunar a sus hijos. Deben responder que los vacunados son igualmente focos de infección (como han estado explicando los médicos durante todo este mes) pero mucho más peligrosos por ser asintomáticos y no manifestarlo. Los no vacunados, por lo menos, son más explícitos y no engañan a nadie, y además, no pueden infectar a los otros porque, esos otros, están vacunados y, por tanto, según el sistema oficial, están totalmente protegidos.

Concluyendo: el caso de difteria de Olot demuestra que si uno no se vacuna no se convierte en un foco de infección, en modo alguno, distinto del que sí se vacuna, los dos son portadores, uno evidente y el otro camuflado. Es decir no se puede no ser portador. Por tanto el no vacunado no perjudica más a la comunidad sino, en todo caso, menos, por ser más evidente y localizable.



¿DIFTERIA EN ESPAÑA EN EL 2015?

Cuando apareció la noticia hace un mes, este viejo médico que escribe pensó que sería un error de diagnóstico y lo sigue pensando por dos razones: La primera es que en toda su vida de médico en activo y de estudiante de medicina (unos cuarenta años) nunca vio ni tuvo que atender a ningún caso de difteria. Todo conocimiento que tiene de la enfermedad y su tratamiento, le viene de sus estudios teóricos de la facultad (y de alguna escena cinematográfica en películas españolas y americanas) donde le explicaron que el tratamiento consistía básicamente en: suero antidiftérico, antibióticos y mantener libres las vías respiratorias.

Que ese tratamiento se haya llevado a cabo en una moderna U.C.I. durante un mes y no hayan salvado al niño, nos llena de estupor y nos obliga a preguntarnos si en realidad fue un caso de difteria. La segunda razón que nos hace dudar que fuera un caso de difteria es precisamente eso, que haya sido un sólo caso de difteria. El caso de Olot es un caso aislado no solamente en el espacio, puesto que nadie más ha sido afectado en su entorno, sino también en el tiempo; puesto que la difteria se considera erradicada de España desde hace treinta años.


Los técnicos y políticos que llevan este tema repiten sin parar que este niño NO VACUNADO, ha sido infectado por la gente de su entorno, un alto porcentaje de ellos son portadores sanos. No nos han explicado el porqué de tan alto número de portadores sanos alrededor del niño, pero los lectores deben conocer la siguiente realidad: todos los ciudadanos, tanto si están vacunados como si no, si se sometieran al test de portador de difteria (con cultivo biológico de los gérmenes de sus mucosidades) darían positivo en un 80 ó 90% de casos, como ha ocurrido en el entorno del niño de Olot, simplemente porque el bacilo diftérico con sus cuatro o cinco subespecies, son HABITANTES simbióticos y naturales de nuestras vías respiratorias y digestivas, es decir, son organismos que viven en simbiosis con nosotros realizando funciones, en su mayoría desconocidas. Esa realidad biológica es la que hace posible que toda la población viva con bacilos diftéricos pero sin sufrir enfermedad alguna.

Hay otras cuestiones que merecen nuestra atención en este caso dudoso de difteria y son las siguientes: Si la causa de la difteria hubiera sido la falta de vacunación del paciente, y con la cantidad de niños no vacunados que ha habido en España durante los últimos treinta años, gracias al buen arbitrio de sus tozudos e indomables padres, es lógico preguntarse: ¿Como es posible que no haya habido ningún caso de niño no vacunado que haya contraído la difteria, habiendo estado rodeados de portadores sanos (como en el caso de Olot) durante un periodo de treinta años? ¿Por qué ha surgido un solo caso en treinta años si en España hay miles de niños no vacunados que conviven con portadores sanos?

Este médico que humildemente quiere dar su testimonio, es de los pocos médicos que quedan que lleva más de treinta años desaconsejando el uso de vacunas. Algunos de sus pacientes siguieron su consejo médico y otros —muchos más— no. Si los primeros han vivido entre los segundos ¿por qué no se ha producido el contagio y la enfermedad a los primeros durante treinta años? … y lo que te rondaré morena.

Como hemos dicho, tenemos nuestras dudas —muchas— de que, lo que ha pasado en Olot, haya sido un caso de difteria. Mucha información que se ha dado es incongruente incluso para los partidarios de las vacunas. Hay más preguntas que respuestas. Pero estamos seguros de que las reflexiones a las que pueden dar lugar las consideraciones que hemos expuesto, pueden ayudar al discernimiento de los lectores. Deseamos haber llevado en nuestras palabras algo de claridad y así se lo pedimos a Dios. Salud y buen discernimiento.

http://saludypoder.blogspot.com.es/2015/07/caso-olot-reflexiones-criticas.html
avatar
nunca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6108
Reputación : 7093
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por nunca el Jue Jul 02, 2015 9:43 pm

Caso de Olot: cuando los mitos vacunales prejuician un diagnóstico.

El caso fue diagnosticado por el extraño doctor Stephan Schneider:

En 2011 ya advertí de que podía aparecer un brote de difteria en niños no vacunados
Los síntomas del pequeño de 6 años podían indicar “mononucleosis y amigdalitis estreptocócica, que son muy comunes“…
..
Teniendo en cuenta que en los niños que no están vacunados “hay que pensar en cosas en las que normalmente no se piensa“.



La tendencia a favorecer la información que confirma las propias creencias se conoce como sesgo de confirmación. Fueron las creencias del Dr. Schneider sobre las vacunas, no el cuadro clínico, lo que decidió el diagnóstico del pequeño de Olot.

Los médicos en su mayoría suscriben el mito de la efectividad de las vacunas, anteojeras a través de las cuales verán al paciente. Descartarán de antemano cualquier diagnóstico que desmienta esta creencia fundamemtal.

Así, aunque los síntomas sean idénticos, el diagnóstico de un vacunado tiende a ser más leve por el prejuicio de que “no puede ser difteria, sarampión, etc”. Con los no vacunados es justo al revés, la creencia de que “sus padres se lo han buscado” predispone al diagnóstico de enfermedades “vacunables” y a la percepción subjetiva de una mayor gravedad.

El propio Dr. Schneider califica el cuadro clínico del niño de Olot como “muy común”, es decir, no estaba grave cuando lo atendió. Entonces ¿por qué un diagnóstico de difteria? Según admite él mismo, por el mero hecho de que estaba sin vacunar.

Los prejuicios del Dr. Schneider llevaron a que el niño fuese hospitalizado – en estado leve – para recibir antitoxina de efectos secundarios horribles y que es la única responsable de su estado crítico posterior.

Como vimos en otras entradas, la bacteria es omnipresente y pesar de que el 70% de la población carece de los anticuerpos no se ha presentado ni un solo caso en 29 años. El caso de Olot es fruto de un diagnóstico sesgado, falso y de un tratamiento que causa muerte en 2 de cada 10.

https://putinreloaded.wordpress.com/2015/06/16/caso-de-olot-vacunas-y-prejuicios-diagnosticos-que-se-autorrefuerzan/

avatar
PequeñoBurgués
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 7895
Reputación : 8268
Fecha de inscripción : 12/10/2010

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por PequeñoBurgués el Jue Jul 02, 2015 10:04 pm

Diosito mío menuda frikada histórica.

Señores, vacúnense, es lo mejor que pueden hacer.

Enjoy.
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7185
Reputación : 7628
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por Razion el Jue Jul 02, 2015 10:52 pm

PequeñoBurgués escribió:Diosito mío menuda frikada histórica.

Señores, vacúnense, es lo mejor que pueden hacer.

Enjoy.

Que no se vacunen, que forniquen sin protección, total tampoco existe el HIV. Vamos, todo es parte de una conspiración, que mejor que demostrarlo, demostrando que el contagio es ficticio y que los tratamientos son una mentira. ¡Sean ejemplos andantes que muestren que todo es parte de una gran mentira! No se dejen meter mano por los médicos y científicos que actúan bajo estos falsos preceptos.
De paso se mueren más temprano que tarde y se dejan de romper las pelotas.
No debe existir nada más fácil de demostrar que la efectividad o no de los tratamientos y "las medicinas" que inoculándose un agente patógeno y ver como evoluciona sin tratamiento.


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7185
Reputación : 7628
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por Razion el Sáb Jul 04, 2015 3:16 am

Ya que estamos:

Jim Carrey acusó de "fascista" al programa de vacunas obligatorias
El actor criticó al gobierno de California por "decirle sí al envenenamiento de los niños" y reavivó el debate respecto a si vacunar o no a los hijos; la polémica en Argentina

"El gobernador de California dice 'sí' al envenenamiento de los niños con el mercurio que contiene las vacunas exigidas. Esta acción fascista debe ser detenida", escribió la estrella de Hollywood, Jim Carrey, en su cuenta de twitter.

El actor aclaró que no está en contra de la vacuna en sí, sino del mercurio y otras sustancias nocivas contenidas en las ampollas. En cambio, exige que las vacunas sean libres de neurotoxinas, en línea con lo que se plantea en el documental Trace Amounts y lo que postula Robert Kennedy Jr., el sobrino de JFK que ha dedicado su vida a causas ambientalistas.

Se puede considerar que cuando Carrey tuitea tiene alto impacto: tiene casi 15 millones de seguidores.



Lo que provocó el enojo del actor fue la reciente sanción de la ley que establece la obligatoriedad de vacunación de todos los menores escolarizados, por iniciativa del gobernador demócrata Jerry Brown, que establece como único motivo de excepción una demostración médica de que el menor no puede ser inmunizado, invalidando de hecho el argumento ético o religioso, que antes se aceptaba.

La norma contó con el respaldo de demócratas y republicanos, en especial después de que este año se produjera un brote de sarampión originado en el parque Disney de Los Ángeles, lo qie reavivó la polémica respecto a las vacunas en EE.UU.


TEMOR A QUE LAS VACUNAS CAUSEN AUTISMO

La polémica sobre vacunar o no a los hijos alcanza incluso a la Argentina. LA NACIÓN realizó varios artículos respecto a qué piensan los padres que no vacunan a sus hijos y estigma que puede representar para los padres. En 2010, la justicia marplatense obligó a una pareja a vacunar a su bebé.

En tanto, California, con 38 millones de habitantes, es una de las cunas del movimiento antivacunas de Estados Unidos y en la escuela donde cursan los hijos de altos ejecutivos de las empresas de Silicon Valley, el 24% de los estudiantes no están vacunados porque, sus padres creen que las inmunizaciones provocan autismo y otros resultados negativos.

Días atrás, la prensa local publicó que en Estados Unidos, el porcentaje de personas vacunadas contra el sarampión es inferior al de Tanzania.

La ley no obliga a los estudiantes que se educan en casa, algo muy común en Estados Unidos y que se conoce como "homeschooling". En California hay entre 200.000 y 270.000 niños que se educan en casa y ellos no están obligados a vacunarse.

Agencia ANSA
http://www.lanacion.com.ar/1806639-jim-carrey-acuso-de-fascista-al-programa-de-vacunas-obligatorias



------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
nunca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6108
Reputación : 7093
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por nunca el Mar Jul 14, 2015 7:16 pm

'En materia de salud pública la verdad no es siempre lo más importante'

Juan Manuel Olarieta

A diferencia de las facultades universitarias actuales, imbuidas de ideología anglosajona, el materialismo dialéctico ofrece una ventaja insuperable porque explica los conceptos científicos tal y como son: de una manera histórica. El materialismo dialéctico ha quedado casi como la única corriente que defiende que la historia de la ciencia forma parte de la ciencia misma. Por el contrario, el positivismo está erradicando de las facultades universitarias las disciplinas históricas: historia de la física, historia de la biología, historia de la farmacia, etc. De esta manera la ciencia es como una moda: hay que estar a la última, a lo más reciente, porque lo nuevo incorpora en su seno a lo viejo.

El origen de esta tara es que se ha tomado a la física como la ciencia por antonomasia y la física es una disciplina que ignora una de las categorías fundamentales de cualquier ciencia: el tiempo. Basta leer a Newton para darse cuenta de que apenas menciona al tiempo, a pesar de que el tiempo es una de las magnitudes básicas de la mecánica. Pero hay algo aún peor: en las pocas ocasiones en que Newton se refiere al tiempo, lo hace de una manera errónea, que posteriormente se traslada a la teoría de la relatividad, donde las explicaciones acerca del tiempo están repletas de absurdos: continuo espacio-temporal, la cuarta dimensión, viajes en el tiempo, etc.

A diferencia de la mecánica, el tiempo desempeña un papel primordial en cualquier otro ámbito. Por ejemplo, para las personas el tiempo es su biografía, para las sociedades el tiempo es su historia, para la biología es la teoría de la evolución, e incluso en la geología el tiempo ha llegado a ser una parte integrante de su disciplina. En fin, el tiempo ha inundado las ciencias en una batalla permanente contra la mecánica porque el tiempo es todo lo contrario: dialéctica, movimiento y cambio.

Pero la ciencia no sólo explica los cambios, la evolución y la historia sino que en sí misma es cambiante y, por lo tanto, se debería explicar de esa misma manera: como un desarrollo cambiante de los conceptos, de las teorías y de las corrientes mutuamente enfrentadas que la transforman.

Es posible que haya muchos que crean -erróneamente- que los médicos son los únicos profesionales que estudian las enfermedades. Pero -como todo- las enfermedades son esencialmente historia y los historiadores lo saben bien porque enfermedades conocidas como la “peste negra”, por ejemplo, han desempeñado un papel de cierta relevancia en la historia de las sociedades. Sin embargo, para analizar las enfermedades los historiadores no han mirado por el microscopio en busca de virus o bacterias, sino que han tenido en cuenta factores de otro tipo, como el hambre, el urbanismo, la alimentación, el comercio, la carestía, la meteorología, la agricultura, la ganadería, etc.

Si algún médico tuviera la paciencia de leer un “anticuado” tratado sobre la epidemia de cólera de 1883 en España (1) se llevaría muchas sorpresas. Hoy a un médico le resultaría difícil explicar por qué dicha epidemia afectaba a los barrios pobres y no a los barrios ricos. ¿No es el cuerpo humano igual para todos? Si ya es difícil acudir a una facultad de ciencias económicas y escuchar algo relativo a las clases sociales, en medicina eso es tarea imposible. Como máximo uno puede encontrar algún departamento, convenientemente aislado, en el que estudian “medicina del trabajo” y enfermedades típicas de los mineros, como la silicosis, que no se pueden ocultar. También es posible que encuentre manuales descatalogados, como el de Renzo Ricchi (2), cuidadosamente escondidos.

Pongamos otro ejemplo “histórico”: el carbunco, al que hoy llaman ántrax, una enfermedad que actualmente ha remitido, no por ningún antibiótico ni vacuna, sino por el desarrollo de las fuerzas productivas, la modificación de los sistemas de producción fabriles, la sustitución de la lana como materia prima textil por los productos sintéticos, la fabricación de colchones de muelle o el retroceso de la economía pastoril y ganadera. Es la típica enfermedad que apareció por las fuerzas productivas y desapareció por el mismo motivo.

Antes de que Koch y Pasteur impulsaran la medicina moderna, en Inglaterra la enfermedad de los trabajadores textiles por carbunco promovió en 1880 la promulgación de las normas Bradford para la manipulación de las balas de lana, que exigían tomar precauciones y modificar las condiciones de manipulación de la materia prima (3). En los centros de trabajo donde las normas Bradford se implantaron, los casos de carbunco entre los obreros desaparecieron. Si la desaparición no fue completa, se debió a que hubo capitalistas que no las aplicaron, normalmente porque encarecían o complicaban los procesos productivos en los talleres. En 1921 la Oficina Internacional del Trabajo celebró en Ginebra una reunión sobre el carbunco, de donde surgieron medidas que seguían teniendo relación con las condiciones de trabajo más que con remedios de tipo médico.

A los talibanes de la medicina moderna les gusta asegurar que las vacunas son inocuas y que han salvado muchos millones de vidas. A todos los fantoches les gusta presumir de lo que carecen. Hablan de sus éxitos y no de sus fracasos. La historia dice algo bien distinto. Por ejemplo, el carbunco del que acabo de hablar es también una enfermedad de las ovejas. A medida que se empezó a vacunar al ganado contra el carbunco, las quejas de los ganaderos se amontonaron sobre la mesa de Pasteur:

“Las ovejas morían de carbunco; pero no de la enfermedad natural adquirida en los campos contaminados, sino de carbunco producido por las mismas vacunas que debían salvarlas. De otros lugares llegaban también noticias alarmantes: las vacunas que habían costado tanto dinero, no surtían efecto; ganaderos que después de vacunar rebaños enteros se habían acostado dando gracias a Dios por la existencia de Pasteur, una mañana encontraban los campos cubiertos de ovejas muertas; ovejas que debiendo quedar inmunizadas, habían muerto víctima de las esporas de carbunco escondidas en los pastizales. Pasteur empezó a odiar las cartas; hubiera querido taparse los oídos para no percibir los comentarios irónicos que por por todas partes surgían y, por último, sucedió lo peor que podía suceder: aquel alemán molesto Koch, publicó un informe científico, frío y terriblemente exacto, en que dejó comprobado que la vacuna anticarbuncosa no tenía ningún valor práctico” (4).

Si cambiamos de tercio y en lugar de ovejas empezamos a hablar de personas, el relato puede llegar a ser espeluznante y resulta verdaderamente repugnante que nadie hable de ello en una facultad universitaria, e incluso que los ignorantes hagan alarde de su estulticia.

La vacuna contra el carbunco resultaba tan peligrosa que algunos paí­ses restringieron su utilización sólo para el ganado. Aunque posteriormente fue mejorada, es decir, lograron que fuera menos dañina, la vacuna siempre fue un fracaso, si bien “en este terreno la verdad no es siempre lo más importante”, dice cínicamente Kruif. Gracias a que, incluso en materia de salud pública, la verdad no es lo más importante, la vacunación contra el carbunco se impuso por decreto en varios países y Pasteur guardó silencio porque el volumen de negocio crecía de manera espectacular. Entonces dejó de ser una cuestión veterinaria para transformarse en economía y en política: capitalismo en estado puro.

Pero para enterarse de ello hay que hacer algo que en las facultades de veterinaria tampoco enseñan: leer viejos artículos de revistas descatalogadas. Es otra sorprendente faena porque es posible que más de uno vea clases y lucha de clases hasta en la veterinaria, en el ganado. Sencillamente alucinante.

(1) Philip Hauser: Estudios epidemiológicos relativos a la etiología y profilaxis del cólera, Madrid, 1887.
(2) La muerte obrera. Investigación sobre los homicidios blancos y los accidentes de trabajo, Madrid, 1981.
(3) P.W.J.Bartrip: The Home Office and the dangerous trades. Regulating occupational disease in victorian and edwardian britain, Nueva York; Chris Holmes: Spores, plagues and history. The story of anthrax, Durban, Texas, 2003.
(4) Paul de Kruif: Cazadores de microbios, México, 2010, pg.161.

http://movimientopoliticoderesistencia.blogspot.com.es/2015/06/en-materia-de-salud-publica-la-verdad.html?showComment=1435587005793#c872391912695119040

avatar
PequeñoBurgués
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 7895
Reputación : 8268
Fecha de inscripción : 12/10/2010

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por PequeñoBurgués el Mar Jul 14, 2015 7:39 pm

El origen de esta tara es que se ha tomado a la física como la ciencia por antonomasia y la física es una disciplina que ignora una de las categorías fundamentales de cualquier ciencia: el tiempo.

AHHHHJAJAJAJAJAJAJAJ

A los talibanes de la medicina moderna les gusta asegurar que las vacunas son inocuas y que han salvado muchos millones de vidas.

AHHHHHJAJAJAJA menudo subnormal.

Los soviéticos, colaboradores y miembros del club de talibanes de la "medicina moderna" (la OMS):

La URSS lideró la campaña mundial para erradicar la viruela en el mundo, una enfermedad que se llevaba millones de vidas al año sobre todo el los países del tercer mundo, en las antiguas colonias de los estados capitalistas. Se trataron 15 millones de casos de viruela en 31 países, erradicando así la enfermedad.

Historia:

Tras la Revolución de 1917, diversas campañas de vacunación redujeron los casos a un mínimo, con tanto éxito que las autoridades soviéticas quedaron muy favorablemente impresionadas. Sin embargo, la URSS se enfrentaba a un constante riesgo de reinfecciones procedentes del Asia Central, sobre todo desde Afganistán e Irán.

Y es aquí donde nos encontramos con otro hombre notable: el Viceministro de Sanidad soviético Viktor Zhdanov, médico, antiguo director del Instituto Ivanovsky y miembro de la Academia de Ciencias de la URSS (no confundir con el corredor de maratón). Encargado de tratar con las enfermedades infecciosas en el mayor país del mundo, el doctor Zhdanov era sin duda alguien acostumbrado a pensar en grande. Y pensó muy grande, y muy bien.

En 1958, el doctor Zhdanov acudió a la 11ª Asamblea de la Organización Mundial de la Salud con una idea. Una idea enorme.

A lo largo de la siguiente hora, el doctor Zhdanov desgranó un sofisticado plan de alcance mundial para erradicar definitivamente la viruela del planeta Tierra durante los siguientes cinco años. El informe Zhdanov proponía una inmensa campaña de vacunación y revacunación por todo el globo, empezando por las regiones donde era endémica. Recomendó que esta campaña fuera obligatoria en todos los países, y sugirió usar un determinado tipo de vacuna. Apuntó que debía usarse algo parecido al sistema utilizado en el control de brotes virulentos, tratando al mundo entero como si todo él estuviera sufriendo uno de estos brotes virulentos. Aseguró el apoyo de la Unión Soviética a su propuesta. Y, para demostrarlo, puso encima de la mesa un equipo de casi mil médicos y los primeros veinticinco millones de dosis, más otros dos que aportaba Cuba.

Se formaron asistentes sanitarios en todos los países para llevar la campaña de erradicación hasta el último rincón del mundo. Los médicos de Zhdanov y otros miles más se repartieron por todos los continentes, islas e islotes hasta asegurarse de que llegaban a todas partes. Y el plan del doctor Zhdanov funcionó. Lo que, probablemente, le convierta en el mayor salvador de vidas –y ojos– infantiles de la historia de la humanidad.

Fueron muchas las personas de todas las naciones que participaron en el plan Zhdanov de la OMS para erradicar definitivamente la viruela del planeta Tierra. No pudo ser en cinco años, pero sí en quince.

Y nunca más. Se acabó. La viruela había sido erradicada de la faz de la Tierra. Nuestro viejo enemigo, la Variola Rex, ya no era más. Incontables generaciones futuras estaban a salvo por fin.

Si hoy en día "hay mucho cáncer" y esas cosas que se dicen, es porque ya no nos morimos de casi ninguna otra cosa y hay que esperar a que nos mate algo que aún no hayamos dominado completamente. Sobre todo, ya no nos morimos de niños como chinches. El país del mundo con la peor tasa de mortalidad infantil del presente (Sierra Leona, 160,3 por mil) tiene la mitad de la que había en el corazón de Europa o cualquier otro lugar del planeta hace doscientos años. Y la vacunación, junto a la seguridad alimentaria y del agua, es la gran protagonista de esta obra maravillosa que aún debemos completar.

http://lapizarradeyuri.blogspot.com.es/2010/06/viruela-cuando-la-mano-del-hombre-fue.html

Enjoy (y por favor, que no se vacunen, ni de la Polio ni de nada).
avatar
nunca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6108
Reputación : 7093
Fecha de inscripción : 14/07/2011
Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por nunca el Mar Jul 14, 2015 7:44 pm

Cuestión vacunas o no, yo prefiero darlo un matiz de clase al asunto:

Si algún médico tuviera la paciencia de leer un “anticuado” tratado sobre la epidemia de cólera de 1883 en España (1) se llevaría muchas sorpresas. Hoy a un médico le resultaría difícil explicar por qué dicha epidemia afectaba a los barrios pobres y no a los barrios ricos. ¿No es el cuerpo humano igual para todos? Si ya es difícil acudir a una facultad de ciencias económicas y escuchar algo relativo a las clases sociales, en medicina eso es tarea imposible. Como máximo uno puede encontrar algún departamento, convenientemente aislado, en el que estudian “medicina del trabajo” y enfermedades típicas de los mineros, como la silicosis, que no se pueden ocultar. También es posible que encuentre manuales descatalogados, como el de Renzo Ricchi (2), cuidadosamente escondidos.


Contenido patrocinado

Re: Documentos TV "La guerra de las vacunas"

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Dic 18, 2017 7:17 pm