La Farsa de Singapur

    Comparte

    panarojo
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 131
    Reputación : 245
    Fecha de inscripción : 14/01/2011
    Localización : panama

    La Farsa de Singapur

    Mensaje por panarojo el Vie Mar 02, 2012 5:47 am

    aquí les dejo este artículo, yo se que no es un análisis desde un punto de vista marxista, pero el autor lejos de ser marxista deja muy claro que Singapur, es un eufemismo... se toma como ejemplo como una economia neoliberal pujante y la verdad es que el 60% de su economía esta en manos del Estado..

    Richard Morales*
    Economista político

    CAUSA preocupación por sus inciertos objetivos la tendenciosa campaña propagandística sobre Singapur, el cual es promocionado como un exitoso proyecto del neoliberalismo y una pudiente economía de libre comercio, cuando la realidad es que no es más que un país dirigido por un Estado intervensionista y autoritario. Muchos miembros de grupos neoliberales (que se abrogan la defensa del libertinaje mercantilista) y miembros prominentes del gobierno y la sociedad, señalan a Singapur como el ejemplo a seguir por las similitudes que presenta con Panamá. Ambos somos países pequeños con una fuerte dependencia en el sector servicio, la actividad marítima portuaria y la economía mundial; así que en el afán de incrustar en la mente del panameño la necesidad de continuar afincando un modelo transitista de desarrollo basado en el "libre" comercio (libre para los mercantilistas y transnacionales, no los ciudadanos), usan el ejemplo de Singapur para demostrar los resultados del neoliberalismo, eludiendo que Singapur ejemplifica todo menos un mercado libre. Singapur, al igual que la mayoría de los países asiáticos, rechazó el modelo de desarrollo neoliberal impulsado por el ya fracasado Consenso de Washington, que no es más que un modelo de dependencia y subdesarrollo económico.

    En vez, Singapur adopta el llamado paradigma de desarrollo asiático, en el cual un Estado fuertemente intervensionista activamente dirige las políticas industriales e impulsa industrias selectas que muestran potencial de crecimiento. La diferencia entre Singapur y los llamados Tigres Asiáticos (Hong Kong, Taiwan, Corea del Sur) y Japón, es que estos Estados subvencionaron la competitividad internacional de la industria local mientras restringían la inversión extranjera para permitir a sus industrias nacionales fortalecerse, insulando al capital local privado y público de los efectos debilitantes de la competencia extranjera. Esta fase de protección y promoción estatal fue capitalizada por las industrias locales para incrementar su competitividad internacional y alcanzar cifras extraordinarias de exportaciones. En cambio, el gobierno de Singapur favoreció un modelo mixto de empresas estatales alimentadas por inversión extranjera, y no local, como el motor de crecimiento.

    Las empresas del Estado, llamadas Government Linked Companies (GLC´s) (compañías estatales enlazadas), tienen un control estatal desde un 51%, representan las mayores industrias de Singapur, y están protegidas por disposiciones legales y los extensos recursos financieros y administrativos del Estado. El capital privado local en Singapur es relegado a la pequeña y mediana empresa. El sector público domina y determina el desarrollo económico de Singapur en todo momento. El poderoso Estado de Singapur domina la inversión en infraestructura y provisión de los servicios sociales, es el más grande empleador, contratista, y proveedor residencial; controla el 75% de la tierra con el derecho a expropiar el resto; establece niveles salariales, controla los sindicatos mediante relaciones corporativistas, mantiene sumisa a la sociedad civil incorporándola al aparato estatal, manipula los medios masivos de comunicación, reprime los derechos humanos, y es responsable del 60% del PIB.

    Estas compañías estatales son controladas por un grupo de tecnócratas políticamente conectados a la alta dirigencia del partido gobernante, y no tienen que rendir cuentas de sus actuaciones a la sociedad. Los que promueven que adoptemos este modelo o son ignorantes de la realidad histórica de Singapur, ingenuamente creyendo que el país es un ejemplo del libre comercio, o están manipulando la información intencionalmente ignorando la realidad para así avanzar sus oscuras agendas de consolidar a Panamá como una pseudo colonia subdesarrollada. Ningún país desarrollado lo hizo mediante el neoliberalismo; Estados Unidos, Europa, y Asia todos se desarrollaron a punta de fuerte dirección estatal en la economía y sociedad, subvencionando industrias claves y únicamente liberalizaron parcialmente sus mercados cuando tuvieron una suficiente ventaja comparativa y competitiva. Ninguno de estos modelos le conviene a Panamá, ya que debemos abogar por un desarrollo propio y libre, no basado en desfasadas normas capitalistas, ni mucho menos en prácticas totalitarias como las de Singapur, a menos que querramos convertirnos en una nación que refleje un mar de pobreza rodeando una pequeña isla de opulencia producto de la inversión extranjera.

    Depende de nosotros el ignorar los cantos de sirena de los grupos de poder que desean que continuemos por este camino como sumisos borregos engañados para que puedan continuar consolidando sus intereses a costa del verdadero desarrollo del pueblo y la patria.

    http://www.panamaamerica.com.pa/periodico/buscador/resultado.php?story_id=554164&texto=government

      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 3:34 pm