"Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Comparte
avatar
Winstanley
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 118
Reputación : 130
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Winstanley el Jue Jul 05, 2012 11:13 pm

Se me ha cruzado el mensaje con el que escribía Yeremenko.

Laughing Laughing Ahora me dice que "esperaba más de mí", ¿pero el nivel no estaba por el suelo ya? Laughing Laughing Aclárese, por favor...

Tampoco vuelve a contestar -y eso que se lo pongo "incompleto e inexacto", a lo que yo creo es el meollo del asunto, para que no se tenga que devanar mucho los sesos- sino que resumidamente me dice:

-Qué malos los sucesores de Stalin que no se basaban en el m-l y el materialismo histórico (como si el revisionismo fuera un problema de mala elección metodológica). La cuestión es qué políticas y que concepciones permitieron que fueran esos y no otros los sucesores (más dispuestos a adoptar el m-l Very Happy ). ¿Dónde hemos de buscar, pues, en qué periodo, lo que nos permita explicar esto?

-Trotsky caca (de acuerdo Very Happy )

-Prestigio y desarrollo industrial de la URSS de Stalin.

-"Frente Popular Mundial"

-Jruschov, que en el discurso de ciertos mitómanos de Stalin ocupa el mismo lugar que Stalin para los trotskistas: "revolución traicionada".

La conclusión, inapelable, rotunda, certera:

Yeremenko escribió:Sin esa unión, sin la Tercera Internacional y sin la colectivización, sin el Pacto de No Agresión hoy la historia estaría siendo tristemente contada de otro modo…

"La historia fue así, porque si no hubiera sido de otra manera"

A sus pies Surprised

Teóricamente, desde las alturas de Minerva, con esto me responde a:

Winstanley escribió:Hace un rato que ya he señalado lo que para mí es el meollo del asunto: ¿era correcto considerar finiquitadas las clases explotadoras cuando en la URSS algunos de los elementos fundamentales sobre los que se sostiene las explotación y el antagonismo de clase capitalista (división social del trabajos y trabajo asalariado) se mantenían, sin visos de desaparecer?

Yo digo que no, que eso debilitaba el elemento clave del socialismo, la dictadura del proletariado, facilitando la posterior restauración del capitalismo (no deja de ser irónico que la cabeza de esta restauración fuera uno de los más fieles ejecutores de las políticas del PC(b) en los 30 y 40). Y esos elementos no sólo no tenían visos de desaparecer sino que se reforzaban: acento en el aspecto técnico del desarrollo socialista (economicismo), reforzamiento del poder de los directores de las empresas estatales, etc.

Por supuesto, eso no quiere decir que la URSS de los años 30 no fuera socialista, y que objetivamente cumpliera un papel revolucionario en el mundo, pues sólo un anarquista puede pretender la abolición de esos elementos de un plumazo, pero sí era un error debilitar los elementos claves que pueden contrarrestar las tendencias capitalistas que emanan de esas relaciones sociales objetivas, esto es, la férrea dirección del partido y la vigilancia revolucionaria frente al peligro social de rearme burgués que esos elementos objetivos en las relaciones de producción soviéticas representaban. Yo considero que hablar, por ejemplo, de la "iniciativa independiente de las masas" (como risueñamente subraya nuestro liberal Yeremenko) y considerar eliminadas las clases explotadoras iban en la dirección contraria, y eran un error que, objetivamente, facilitó la labor jruschoviana en el XX Congreso.

Al menos esta vez las manzanas se han quedado en manzanas y no en otra recomendación literaria... no está mal Very Happy
avatar
Yeremenko
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1180
Reputación : 1789
Fecha de inscripción : 19/03/2010
Localización : En Lucha

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Yeremenko el Jue Jul 05, 2012 11:43 pm

Acabo de escanear la portada del libro que no me importaría mandarte por correo si estás interesado, aunque no te conozco, por aquello de las reseñas, para que mires desde tu morada hacia la luz de mi " pedestal" (es broma)...



Respecto a la dialéctica ¿abstracta y generalizadora?, si no la entiendes puedo intentar explicártela, no hay problema, leo mucha filosofía política no sólo marxista y es posible que a veces meta la pata, o me líe demasiado, no digo que no.

Bueno y si te quieres meter con textos un poco "brutos" sobre la autonomía, subalternidad y antagonismo marxista, te dejo este pdf, de buena fe:

http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/coedicion/perspectivas/modonesi.pdf

Y recuerda... pesan más 37 años de nefastas políticas revisionistas que reniegan de su pasado y de su historia que llevan a la URSS a su desmoronamiento que el bagaje de Stalin y la Consti del 36... Es mi opinión. Saludos. Por mi parte lo dejo aquí.



avatar
Winstanley
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 118
Reputación : 130
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Winstanley el Vie Jul 06, 2012 2:15 am

Empezamos con mal pie, Yeremenko, y lo que eran unas naturales divergencias políticas se estaban conviertiendo en un intercambio de ironías de carácter personal, muy poco productivas y edificantes, así que sí, mejor dejarlo aquí.

Me disculparás que decline tu amable (sin ironía) ofrecimiento de envío por correo. Creo que es buena costumbre no darle tu dirección por internet a un desconocido. El otro que me recomiendas (eres incorregible Laughing ), ya me lo he descargado. Échale un vistazo a Bettelheim, si no lo has hecho Wink

Permíteme corresponderte con una última opinión: son los errores y aciertos de los revolucionarios (los representantes de las fuerzas históricas progresivas -y Stalin era uno de ellos), los elementos clave, no la fuerza y hostilidad de las fuerzas decadentes (imperialismo y revisionistas), pues donde está la potencialidad histórica es en los revolucionarios. Si éstos hubieran "acertado" (no es una expresión muy adecuada, reconózcolo) siempre, ahora estaríamos mucho más cerca de la sociedad comunista. Creo sinceramente que esta posición es la más acorde con el marxismo y la que mejor deja expédita la senda hacia la revolución pendiente.

Un saludo.
avatar
Winstanley
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 118
Reputación : 130
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Winstanley el Vie Jul 06, 2012 1:14 pm

Juas, me encontraba releyendo los últimos post del debate y sí, ya sé que dijimos que aquí lo dejábamos, y dejado queda.

Pero me he fijado en un detalle significativo del que no me percate anoche, y que tal vez resulte útil para entender porqué la discusión derivó como derivó...

Mi tocho de mensaje nº 24 está publicado a las 10:47 pm (tocho: 4 folios en office, tengo la costumbre de guardar lo escrito antes de publicarlo, cuando es muy largo, para evitar disgustos informáticos...), y la respuesta de Yeremenko, sí, aquella de 3 líneas en la que la caballerosidad propia del lance literario se desborda (mensaje nº 25), lo publica a las 10:50 pm.

Efectivamente, Yeremenko es un superdotado (¡Flash, el relámpago humano!), que en menos de 3 minutos consiguió enterarse de que ya había publicado mi post, leerlo (4 folios), descojonarse de la risa, y escribir y publicar su respuesta... o eso, o más bien, mi desconfianza ante su "buena fe" estaba más que justificada. Juzguen y decidan.

Yeremenko, no sé cuál sería la cuenta que querías ajustar conmigo, pero espero que te hayas desahogado y que la próxima vez que nos encontremos por aquí pueda ser más productivo. Sin acritud y de buena fe.

P.D.: Le anduve echando un ojo a Modonesi, y tiene buena pinta, cuando tenga algo más de tiempo lo miraré con más calma Wink
avatar
Yeremenko
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1180
Reputación : 1789
Fecha de inscripción : 19/03/2010
Localización : En Lucha

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Yeremenko el Vie Jul 06, 2012 2:06 pm

Tengo Inspiración Divina procedente de Nietzsche ¿Camarada? Razz Razz

Y no, mi mensaje es a las 21:58, el que le da respuesta anticipada al tuyo, que es posterior, a las 22:47, el de las 22:50 me lleva al de las 21:58, que responde al tuyo, de las 22:47. Shocked

Dejado queda...

De hecho no te he contestado... Es que no me gusta que le "tomen el pelo" a Stalin y le echen la culpa de algo que no tiene (bastante hizo, de coj... y en un 70% -como dijo Mao- de sus actuaciones es un ejemplo para tod@s l@s camaradas). De todos modos son puntos de vista...

Salud ¿Camarada?

PD: (Modonesi es un poco coñazo, pero a ti te puede gustar... Quién sabe ... lo dejé en la mitad, y leeré a Bettelheim ...)


Última edición por Yeremenko el Vie Jul 06, 2012 2:59 pm, editado 1 vez
avatar
Winstanley
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 118
Reputación : 130
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Winstanley el Vie Jul 06, 2012 2:44 pm

Laughing Laughing ¡Puto amo!

Yeremenko escribió:Y no, mi mensaje es a las 21:58, el que le da respuesta anticipada al tuyo, que es posterior, a las 22:47, el de las 22:50 me lleva al de las 21:58, que responde al tuyo, de las 22:47.


Laughing ¿Coomorrl? Más que Minerva quien te ilumina es Cronos, tu capacidad para manejar a tu antojo el tiempo es aún más sorprendente que tu velocidad lectora... está puesto ahí para quien lo quiera ver Laughing Laughing Por cierto, esta línea la has editado y añadido... antes demostrabas más clase Laughing

Yeremenko escribió:PD: (Modonesi es un poco coñazo, pero a ti te puede gustar... Quién sabe ... lo dejé en la mitad, ...)

Laughing ¡Puto amo! Espero que te suelas leer más tus continuas y habituales recomendaciones bibliográficas Laughing Laughing

Yeremenko escribió:¿Camarada?

No gracias. No fumo. Laughing

P.D.: Quien me quiera leer Laughing , ya sabe que no soy ningún anti-estalinista.



avatar
Yeremenko
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1180
Reputación : 1789
Fecha de inscripción : 19/03/2010
Localización : En Lucha

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Yeremenko el Vie Jul 06, 2012 3:05 pm

Bufff... se ve que no te gusta que le llamen panfleto a lo que lo es, ya te he dicho que lo he dejado pero si quieres que te conteste, continuamos... (Ahora me voy a comer con tu permiso). Y sí, leo tan rápido como escribo...

El uso de la palabra panfleto tiene diversos significados: de hecho, el otro día repartí unos cuantos en una manifestación, pero cuando una publicación miente también se le da el uso peyorativo. De hecho has plegado velas, y bastante, desde que entré al debate, un debate que quisiera dejar porque prefiero contribuir al foro mediante publicaciones bibliográficas y participar en las actividades del Partido Comunista, familiares; hace tiempo que no entraba al foro, pero si quieres seguimos, no problem, D. Winstanley

Me da la impresión de que eres un troll que entra y sale dolido de lo que nuestros lectores han podido comprobar.
avatar
Winstanley
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 118
Reputación : 130
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Winstanley el Vie Jul 06, 2012 6:00 pm

Voy a intentar ser educado y respetuoso, por consideración hacia los usuarios del foro. La verdad es que hace tiempo que yo también, como expresé en alguna ocasión, quería abandonar un debate improductivo y que adoptaba tintes de inexplicable (ni nos conocemos, ni apenas hemos coinciddido en el foro) vendetta personal, pero releer el mensaje número 25 con el detalle de la hora me lo ha impedido.

Respecto a lo que dice en esta huida hacia adelante en la que se ha embarcado.

Mi supuesto "plegamiento de velas":

Winstanley el 17 de mayo a las 9:32 pm escribió:Y ya, sólo a ojo de buen cubero marxista, se puede entrever que las causas de las contradicciones que aquejaban a la sociedad soviética de los años 30 tenía un origen esencialmente interno (aunque se vieran lógicamente agudizadas y azuzadas por la inevitable agresividad del imperialismo). Como digo, basta una visión superficial sobre la URSS para darse cuenta de la pervivencia de las condiciones que hacen posible el dominio del capital (y, por tanto, "engendran al proletariado"), aunque ahora la clase burguesa hubiera adoptado formas insólitas, por ejemplo, se mantenía el trabajo asalariado, y la propia mención que hace Stalin a la clase específica de los intelectuales, ya señala la previvencia de la división social del trabajo, base, como todo marxista sabe, de la existencia de las clases sociales...

Personalmente, soy partidario de ser benigno con Stalin, pues la URSS se enfrentaba a problemas novedosos (como le sucederá a cualquier revolución) y traía consigo un bagaje, necesario seguramente en las condiciones históricas dadas, que la inclinaba a tomar un tipo de soluciones y respuestas, pero por eso mismo, la crítica, marxista y científica, se hace más necesaria.

Winstanley el 4 de julio a las 8:29 pm escribió:Y yo afirmé y sigo afirmando que lo que Stalin dice en 1936 (sí, 1-9-3-6, no 1928, 22, 24, 31, 34, etc, etc), más allá de sus indiscutibles aciertos en los grandes debates de los años 20, respecto a la desaparación de las clases explotadoras (¿si ya no hay clases explotadoras ni antagónicas, deducir de ello el fin de la lucha de clases es "descontextualizar" o ser consecuente con las premisas de que se parte?) es un error de bulto desde el punto de vista de la teoría marxista.

Volvemos a ello. Recomendaba, puestos a formar un club de lectura , a NG que leyera a los clásicos respecto a lo que es una clase social y que se dejara de definiciones de manual. Pues bien, por ejemplo, respecto a lo que yo señalaba de la división del trabajo como base objetiva de la existencia de clases sociales (y para un marxista eso siempre implica antagonismo), le refería el primer capítulo de "La ideología alemana", donde nuestros barbudos favoritos dicen, entre otras cosas:


Marx y Engels escribió:
Por lo demás, división del trabajo y propiedad privada son términos idénticos: uno de ellos dice, referido a la actividad, lo mismo que el otro, referido al producto de ésta.


http://www.marxists.org/espanol/m-e/1840s/feuerbach/2.htm

Y Stalin insite en que uno de los grupos que perviven en la URSS es el de los intelectuales (la matriz básica de la división del trabajo, la que separa el intelectual del manual). Por lo tanto, su existencia es una muestra, si seguimos a Marx y Engels, de que las clases antagónicas pervivían, aunque la dirección bolchevique en ese momento, tras la eliminación del capitalismo privado, no lo supiera ver, facilitando ese error (no "traición", ni "autocracia totalitaria", ni demás tonterías que alguno se imagina que digo) la posterior restauración del capitalismo.

En cierto modo, esto puede ser hasta un atenuante para el revolucionario marxista Josef Stalin, ya que "La ideología alemana" es la obra que Marx señala en el "Prólogo a la Contribución de la Economía Política" que fue "dejada a la crítica roedora de los ratones", y no vio la luz hasta fecha tan tardía como 1932, por lo que no pudo formar parte del acervo en el que se educó el camarada Stalin. Pero que a estas alturas, 2012, se siga con el rollo de que lo que se dice en "Sobre la Constitución de 1936" es perfectamente correcto e intachable desde el punto de vista marxista, sí que tiene delito.


Winstanley el 5 de julio a las 10:47 escribió:Hace un rato que ya he señalado lo que para mí es el meollo del asunto: ¿era correcto considerar finiquitadas las clases explotadoras cuando en la URSS algunos de los elementos fundamentales sobre los que se sostiene las explotación y el antagonismo de clase capitalista (división social del trabajos y trabajo asalariado) se mantenían, sin visos de desaparecer?

Yo digo que no, que eso debilitaba el elemento clave del socialismo, la dictadura del proletariado, facilitando la posterior restauración del capitalismo (no deja de ser irónico que la cabeza de esta restauración fuera uno de los más fieles ejecutores de las políticas del PC(b) en los 30 y 40). Y esos elementos no sólo no tenían visos de desaparecer sino que se reforzaban: acento en el aspecto técnico del desarrollo socialista (economicismo), reforzamiento del poder de los directores de las empresas estatales, etc.

Por supuesto, eso no quiere decir que la URSS de los años 30 no fuera socialista, y que objetivamente cumpliera un papel revolucionario en el mundo, pues sólo un anarquista puede pretender la abolición de esos elementos de un plumazo, pero sí era un error debilitar los elementos claves que pueden contrarrestar las tendencias capitalistas que emanan de esas relaciones sociales objetivas, esto es, la férrea dirección del partido y la vigilancia revolucionaria frente al peligro social de rearme burgués que esos elementos objetivos en las relaciones de producción soviéticas representaban. Yo considero que hablar, por ejemplo, de la "iniciativa independiente de las masas" (como risueñamente subraya nuestro liberal Yeremenko) y considerar eliminadas las clases explotadoras iban en la dirección contraria, y eran un error que, objetivamente, facilitó la labor jruschoviana en el XX Congreso.

Finalmente, intentaba expresar lo que para mí es una posición de principio, que pudiera hacer más inteligible mi crítica:

Winstanley el 6 de julio a las 2:15 am escribió:Permíteme corresponderte con una última opinión: son los errores y aciertos de los revolucionarios (los representantes de las fuerzas históricas progresivas -y Stalin era uno de ellos), los elementos clave, no la fuerza y hostilidad de las fuerzas decadentes (imperialismo y revisionistas), pues donde está la potencialidad histórica es en los revolucionarios. Si éstos hubieran "acertado" (no es una expresión muy adecuada, reconózcolo) siempre, ahora estaríamos mucho más cerca de la sociedad comunista. Creo sinceramente que esta posición es la más acorde con el marxismo y la que mejor deja expédita la senda hacia la revolución pendiente.

Como se puede ver, mi crítica, la única que he hecho (no he criticado la colectivización ni la política exterior de la URSS ni nada más), así como el respeto y la comprensión hacia Stalin y la URSS socialista, intentando enmarcar, con mayor o menor fortuna, lo que yo considero un error en el contexto y en el bagaje ideológico necesario de los bolcheviques, siempre han estado ahí.

Respecto al "panfleto":

Winstanley escribió:P.D.: Una cosilla más, insistes mucho con lo de "panfleto" con el texto del Colectivo Fénix (que no adoro, simplemente me parece muy bueno), hasta me lo pones en mayúscula (así, gritando), como para remarcar algo... no sé si buscas hacer alguna ironía hiriente, o algo(se te da mejor recomendar libros, siempre que omitas fechas de edición, para no liarte mucho) pero el término panfleto sólo puede resultar ofensivo desde una perspectiva academicista, los revolucionarios reconocen que, entre otras cosas, escriben panfletos (pues anda que no hizo Lenin de ellos).

Lo que dices, pues es tu opinión, perfecto, pero ni me disgusta ni me deja de disgustar.

Pero lo que no puedo consentir que me llame troll alguien que se ha marcado este mensaje sin molestarse siquiera en leer el post, bueno, malo o regular, pero que me había pasado dos horas escribiendo (yo no soy tan rápido, qué le voy a hacer), y al que supuestamente contesta con:

Yeremenko escribió:Ya te he contestado y te has contestado a ti mismo, mañana más... a leer ...

Menuda contestación jajajj me has hecho reír

Esperaba más de ti, de veras... (sin acritud)
Y hasta mañana

Respecto al texto o panfleto del Colectivo Fénix, es un texto que desde que lo conozco siempre me ha parecido muy bueno. ¿Miente? Demuéstrelo. Otra cosa, algo perfectamente natural, es que usted no esté de acuerdo con lo que dice (yo sí), y que tenga otra perspectiva del tema ¡Perfecto!

Y dolido no, pero reconózcolo, mosquea un poco descubrir que alguien que ha estado basando gran parte de su intervención en el manosprecio personal (el "nivel" de marras), al final resulta que ni se molesta en leer los post que uno escribe (ni tampoco lee, por lo visto, los libros que recomienda).

Si está usted por la labor de aparcar toda esta trifulca de tinte personal (que nos está enlodando a ambos, aunque en diferente medida) y retomar un debate respetuoso y argumentado, no tengo ningún problema en continuar, aunque he de reconocer que me da una creciente pereza. Si continúa con ese rollo jactancioso, tan poco apropiado a estas alturas, pues sí, y esta vez es firme, se encontrará escribiendo al vacío, porque todo está negro sobre blanco en las páginas anteriores del hilo, y supongo que usted valorará tanto como yo su tiempo y deplorará perderlo.

Un saludo.
avatar
Yeremenko
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1180
Reputación : 1789
Fecha de inscripción : 19/03/2010
Localización : En Lucha

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Yeremenko el Sáb Jul 07, 2012 3:33 am

Comencé de modo bastante cordial mi primera intervención pero, al responderme con manzanas, lo que está claro es que, de tanto “Manzanas traer y ser devueltas en forma de libros que me he leído", lo normal es que acabe saliendo la manzana podrida en forma de prejuicio o juicio de valor –que peino canas y te he ofrecido el de la Perestroika para enviártelo por correo y quitarte, de algún modo, esa serie de prejuicios y preconcepciones que se insertan en tu mente hacia mi persona y en los que te fundamentas para, de forma categórica y rotunda, afirmar ante todo este foro que alardeo de libros que no me los he leído-. Una “elegancia” más propia de un fascista que de un troll trosko-anarko-nofumo-noséqué-… Así comencé, esta fue mi primera intervención a la que contestaste con tu tono peyorativo:
Yeremenko escribió:<<Pues las conclusiones que saca un lector como yo van en la línea de la o él (disculpas) camarada NG y del camarada Dzerzhinski, y al señor Winstanley -de buena fe- le vamos a recomendar un librito para que saque sus propias conclusiones e interpretaciones por supuesto, recién salido del horno que data de 1.922. Gracias a lo que se dice en ese libro, "es posible" que el Sr. Winstanley esté cómodamente escribiendo frente a su PC.

Tanto a mediados como a finales de los años 20 no se puede hablar todavía de contradicciones teóricas en sentido formal, puesto que hablamos de un período de entreguerras, de gran convulsión social y política y de grandes transformaciones en la estructura socioeconómica, por lo que es fácil sacar de contexto citas o frases y lo "difícil para algunos" es ACEPTAR el resultado de la historia de la URSS bajo el mandato de Iósif Stalin. Un período (del 20 al 37, después será otra cosa y ya llegamos a la II Guerra Mundial) en el que se produce una gran apertura de la vida política y cultural a las capas de población más marginadas como las diferentes variedades étnicas. Tanto la intervención extranjera como la guerra civil como la NEP han sido superadas con éxito, no hay una URSS autocrática y monolítica en la figura de Stalin. El uso del poder es más de acorde con el pluralismo y la tradición leniniana. Se le ofrece al campesinado una serie de derechos como oficinas de reclamaciones y se normativiza y democratiza un ámbito hasta entonces víctima del feudalismo opresor de los kulaks. Se le deja un espacio para que las masas tomen la iniciativa, algo hasta entonces impensable y, a finales de la década de los años 20, se forman asociaciones. Es una fase pues de construcción económica del país y de apertura hacia las clases populares y organizaciones voluntarias que ahondan en dicho sentido. Pero ya que queréis aludir una y otra vez a él...

Stalin aboga por:
1.- Flexibilidad en la política organizativa de construcción del socialismo en un solo país que sea receptiva y sensible hacia las aspiraciones de los campesinos y obreros (Tomo 7 de Stalin, pág. 147 y 195)
2.- Que el comunista se comporte hacia el no comunista de igual a igual ya que la obra de los “sin partido puede ser más positiva” (Vol.7 de Stalin, pág 121)
3.- Restauración de los soviets como órganos electivos y motores de la democracia soviética (Tomo 7, Stalin, pág. 145).

Y manzanas traías, no te jode con el que va de educadito, o no querías enterarte o te hacías el avión, claro... (cuando te conviene). Claro que el libro de la colectivización venía a colación de menciones a la misma por parte del Sr. Winstanley (que no se había leído dicho librito en el que se incide en los sabotajes de elementos internos del partido y de los kulaks para impedir la proceso y tumbar a Stalin –entre otros-) , de hecho, es el mismo Stalin el que en el Discurso del Vértigo del éxito nos lo aclara bastante bien, pero el libro lo hace mejor de la mano de G. Miglioli: un extenso y minucioso rcorrido sobre el proceso de colectivización soviética. Con respecto al Panfleto que iré destripando en el punto 5 y con tiempo, ya que Winstanley me incita a ello lanzándome una de esas putrefactas manzanas que reza: “Si miente, demuéstrelo” a lo que yo le respondo: Lo demoleré poquito a poco mediante la dialéctica marxista y la filosofía política, le guste o no porque es un texto pro-trosko y anticomunista.

Winstanley escribió:
Mi supuesto "plegamiento de velas":
Winstanley el 17 de mayo a las 9:32 pm escribió:Y ya, sólo a ojo de buen cubero marxista, se puede entrever que las causas de las contradicciones que aquejaban a la sociedad soviética de los años 30 tenía un origen esencialmente interno (aunque se vieran lógicamente agudizadas y azuzadas por la inevitable agresividad del imperialismo). Como digo, basta una visión superficial sobre la URSS para darse cuenta de la pervivencia de las condiciones que hacen posible el dominio del capital (y, por tanto, "engendran al proletariado"), aunque ahora la clase burguesa hubiera adoptado formas insólitas, por ejemplo, se mantenía el trabajo asalariado, y la propia mención que hace Stalin a la clase específica de los intelectuales, ya señala la previvencia de la división social del trabajo, base, como todo marxista sabe, de la existencia de las clases sociales...
Winstanley el 4 de julio a las 8:29 pm escribió:Y yo afirmé y sigo afirmando que lo que Stalin dice en 1936 (sí, 1-9-3-6, no 1928, 22, 24, 31, 34, etc, etc), más allá de sus indiscutibles aciertos en los grandes debates de los años 20, respecto a la desaparación de las clases explotadoras (¿si ya no hay clases explotadoras ni antagónicas, deducir de ello el fin de la lucha de clases es "descontextualizar" o ser consecuente con las premisas de que se parte?) es un error de bulto desde el punto de vista de la teoría marxista.


Pues mira, me pillas de madrugada y me da la impresión que no tienes ni puta idea de lo que escribes pero me voy a molestar en responderte y no perder demasiado el tiempo. A mí no me basta una visión superficial, porque ella te lleva a establecer conclusiones simplistas e intencionadamente anticomunistas (para quitarte la careta ante este foro). Como marxistas debemos profundizar en el análisis de los procesos sociales y en el concepto de contradicción desde el punto de vista de la filosofía política. Las contradicciones son una parte esencial del proceso de desarrollo y compresión social como una parte esencial de la dialéctica. Sin contradicción no hay dialéctica y sin dialéctica no se acepta el conflicto como algo inherente al marxismo, donde se produce una confrontación en el mundo, en “el hombre”, y en la historia, en definitiva. La contradicción es, por tanto, la base de cualquier construcción social fruto del choque del antagonismo de clases, y es necesaria para poder progresar hacia el socialismo. Sin contradicciones no habría ni dialéctica ni socialismo. Por tanto, a mi modo de ver, partes de una base resbaladiza desde el punto de vista de la filosofía política en lo que a la comprensión del concepto y fenómeno de contradicción se refiere –entendido como algo natural e inherente a la dialéctica marxista- , lo simplificas y derivas hacia un contexto o vertiente meramente histórica, tanto tú como el panfleto en su punto número 5, estableciendo una correlación entre “contradicción como situación concreta dada o interpretada de un hecho histórico”: La deriva capitalista de la URSS que culminaría en el año 91 con su finiquito tremendamente influenciada por esa contradicción. Esta simplificación no puede ser aceptada en modo alguno sin entrar a la comprensión desde el punto de vista filosófico-político ni tampoco desde la dialéctica marxista del período comprendido entre 1.953 a 1.991. Es absurdo obviar la trascendencia de la Perestroika, o del Discurso Secreto, que niega del pasado de modo poco serio, ironizando y difamando en algunos de sus párrafos no sólo a Stalin sino al pueblo soviético,un pueblo que fue un ejemplo internacional promoviendo un cambio motriz en la historia, en lo ideológico, en lo estratégico, en lo geopolítico; ese Discurso intenta desmantelar el gran apoyo y bases sociales de las que gozaba el líder soviético (referencias sobre este aspecto hay para dar y tomar) y negar su historia: este drástico proceso rupturista sí que influirá con el paso de los años en el desmoronamiento de la URSS. Por tanto, nos parece (a los marxistas, tú como no camarada que ha dicho que “no fuma de eso”, suponemos que no lo eres) que el punto de inflexión que se produce en Discurso Secreto de Jruschëv determina un cambio de rumbo irreversible en la historia de la URSS, una ruptura con el anterior régimen que abre otra era, resumiéndolo en una frase –mía-: “Todo pueblo que reniega de su pasado, de su identidad, de su historia y de los elementos que lo unen en lo fundamental: el socialismo, la Revolución de Octubre , el antifascismo y La Victoria sofre el nazi-fascismo se destruye a sí mismo, porque renuncia a su esencia e involuciona inexorablemente en lo político, en lo social y en lo histórico”

Incidiendo en tu –a mi parecer- falta de comprensión del fenómeno de “contradicción”, la experiencia histórica demuestra que la sociedad socialista no está inmunizada contra la aparición y acumulación de tendencias negativas, contradicciones e incluso de graves crisis sociales y políticas: el único modo de resolverlas es mediante medidas de carácter revolucionario. Justamente en el 36 no había ni graves crisis políticas ni sociales y sí una inminente agresión imperialista que se consumó tres años después, tampoco había una acumulación de tendencias negativas (al contrario era la época del democratismo soviético), ¡Qué nos queda pues…! Nada, tu supuesta trascendental contradicción se queda en la nada de las nadas: en anticomunismo y/o pro-trotskysmo. El dinamismo del socialismo que tanto tú como el panfleto obviáis es la oportunidad para superar, mediante esta serie de medidas revolucionarias (como pueden ser las que cito después), contradicciones necesarias que se plantean en el desarrollo histórico y social de la URSS y dentro del marco del materialismo dialéctico, como antes cité. La contradicción que propones es no sólo necesaria, sino un paso más hacia el socialismo, de hecho, La Constitución de 1.936 [[–que te llevo hablando del 36 y del democratismo que obvias y del que te escapas porque no te interesa...- desde que empecé a postear, lo que pasa es que te haces muy bien el avión-]] se muestra como una reforma radical, un salto adelante, un desplazamiento de la lucha de clases a la construcción económica y la creación de nuevos derechos. Precisamente lo “económico” flexibiliza el monopolio del partido, fomenta el pluralismo: es lo necesario en el ámbito de una contradicción necesaria. El mismo Stalin habla de <<acabar de una vez por todas con elecciones teledirigidas que conducen a un abuso de poder, una extinción electoral residual y nociva del comunismo de guerra. Los soviets ya no son estructuras burocráticas sino que se transforman en instrumentos de participación de los trabajadores, en trabajo cotidiano de la administración del estado y se hace a través de asambleas, comisiones, comités, asambleas de delegados, comités de fábrica y oficina, de las secciones femeninas y que incluyen a millones de obreros y campesinos sin partido>> [Stalin vol.7 p. 39]. Por lo tanto, el partido ya no es estado y remarca Stalin <<Es necesario extender la Constitución a la Burguesía”>>. Reconoce pues a la burguesía como clase social y la hace partícipe del aperturismo constitucional y democrático que abre una nueva era en la URSS. El problema es que tres añitos después viene la Segunda GM (que, por cierto, también supone un cambio más que drástico, terrorífico, en la historia de la URSS y del mundo)... Y con esto respondo a tu “análisis superficial”.



Personalmente, soy partidario de ser benigno con Stalin, pues la URSS se enfrentaba a problemas novedosos (como le sucederá a cualquier revolución) y traía consigo un bagaje, necesario seguramente en las condiciones históricas dadas, que la inclinaba a tomar un tipo de soluciones y respuestas, pero por eso mismo, la crítica, marxista y científica, se hace más necesaria.

Bla bla bla… ¡Paja! y después nos hablas del “Stalin mal revolucionario”, pero tú a qué vienes aquí ¿A tomarnos el pelo, a dártelas de “analista” o a hacernos perder el tiempo a mí y a los demás camaradas de este foro de tus ahora dices y después reniegas…?

Anda ya hombre! a estudiar!!





NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2037
Reputación : 2269
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por NG el Lun Jul 09, 2012 3:39 am

Hola de nuevo a Winstanley y a Yeremenko, primero decir que quería contestar desde hace días pero que desde luego me pudo la desgana por un tema tan lioso como es responder cuarenta mil cosas que desgradiadamente es en lo que se ha convertido esto, también pasaba de repasar y contestar las tergiversaciones apropósito o no (que creo que no) de Winstanley que ya había contestado en su día, además de eso no tenía intención de entrar en vuestro debate pero debido a que Wisnstanley me estuvo citando varias veces ya sea para ampliar su argumentación de lo que ya dijo anteriormente y a veces poner palabras en mi boca que yo no dije, pues me animé.

Bien, primero decir al camarada Yeremenko que es raro que aún no sepa si soy él o ella Laughing , pero que puede entrar al perfil y comprobarlo facilmente, comparto el análisis tan rápido y bueno de Dzerjinskii, debo decir a Winstanley que el texto de Yeremenko es totalmente acorde al temario, debido a que tú mismo dijiste que colectivización es un punto crítico para analizar el análisis que tiene Stalin y el partido (b) sobre las ideas y estrategias que llevarían a delante en este proceso, sobre decir que el análisis de Yemerenko sobre el " gran apertura de la vida política y cultural a las capas de población más marginadas como las diferentes variedades étnicas" es completamente acertado también así como las tres apologías que según él hace Stalin.

Bueno empezamos: El señor Winstanley tiene la feísima construmbre de prejuzgar a las personas y también porque no decirlo de un vicio enorme a recomendar libros que luego él achaca a los demás, la segunda es culturalmente aceptable y buena, la primera es algo muy molesto:

Winstanley escribió:Pues igual me da por deducir a mí que usted es un dogmático acrítico del "padrecito"
Cuando él le dijo al señor Yeremenko esto, el señorito Yeremenko no hizo absolutamente nada que le convierta en un dogmático para que fuera acusado de esto, esto no es nuevo con los usuarios como digo:

Winstanley escribió:NG, respondes más a lo que suele decir el "crítico de Stalin típico", es decir al arquetipo que te has hecho de él, que a lo que yo digo,
NG escribió:Para empezar ese arquetipo que me hecho de él, es diferente totalmente al que tiene cualquier Camarada del foro,
debido a que nadie usamos ni las mismas fuentes ni tenemos la misma mente para asilimar igualmente las cosas,
por lo que el "arqueotipo" se tumba facilmente, por esa teoría tuya, debería decir que vas con la capa
de azote de los errores stalinistas antileninistas que sería otra estupidez porque creo que valoras a Stalin
e intentas hacer una crítica sana, así que no confundas defender una posición de un personaje determinado
en un momento exacto con fanatismo, por más que mis argumentos sean malos, regulares, o buenos.

Como se puede ver el acusar de algo que no conoce es muy normal para él por aquí, no entiendo porque se adelanta a los acontecimientos...

Winstanley escribió:Y yo afirmé y sigo afirmando que lo que Stalin dice en 1936 (sí, 1-9-3-6, no 1928, 22, 24, 31, 34, etc, etc), más allá de sus indiscutibles aciertos en los grandes debates de los años 20, respecto a la desaparación de las clases explotadoras (¿si ya no hay clases explotadoras ni antagónicas, deducir de ello el fin de la lucha de clases es "descontextualizar" o ser consecuente con las premisas de que se parte?) es un error de bulto desde el punto de vista de la teoría marxista.
Y yo te sigo diciendo que entendiste mal la teoría de Stalin al igual que Krushchev:
Winstanley escribió:En mi opinión, por ejemplo, que Stalin afirmara que ya no existían las clases explotadoras en la URSS suponía una relajación de la dictadura del proletariado (elemento clave del socialismo a mi entender) que luego permitiría a Jruschov hablar del "Estado de todo el pueblo"... no sé si te vale con esta respuesta: los errores de los revolucionarios abrieron el camino a los revisionistas. Por eso es tan fundamental comprender y estudiar estos errores.
NG escribió:Vuelvo a repetir has interpretado mal, como lo hizo Kruschev (este apropósito el análisis de Stalin), como así
hizo con la coexistencia pacífica que logró introducirla en base a palabras de Lenin manipuladas totalmente para sus fines,
como así se manipulo muchos otros términos él o Breznhnev para establecer cosas como: "la via no capitalista de desarollo" o
"Estados con orientación socialista" en base a textos clásicos...

¿En cuanto a Kruschev la descentralización tanto en las empresas como en el campo, no entiendo donde podemos ver la herencia
socialista de este hecho por poner un ejemplo, o acaso el informe del 62' te parece un análisis que heredó de las enseñanzas
de la "camarilla Staliniana"?
NG escribió:Ademas de todo eso habla durante todos los años de la gran influencia de restos de capitalismos (hasta la colectivización),
y durante los 30's de pequeños restos de capitalismo... como va a negar en el 1936 la influencia de pequeños restos del capitalismo
de todo tipo cuando precisamente en su trabajo llamado: Sobre el proyecto de constitución de la URSS (1936) dice:
que la propiedad socialista ha sido conquistado en base a los medios de producción, y que se estaba dando un paso
hacía una sociedad sin clases (por lo tanto deducimos que según él no lo han alcanzado, sino que es una avance...)

Aquí te explica la evolución de las clases dentro de la URSS, y como NO se ha acabado las clases, pero si acortado su diferencia
que es diferente:

Spoiler:
Pero sería un error creer que estos grupos sociales no han sufrido ningún cambio en este
intervalo, que siguen siendo lo mismo que eran, por ejemplo, en el período del capitalismo.
Tomemos, por ejemplo, la clase obrera de la U.R.S.S. Frecuentemente se la llama proletariado,
por tradición. ¿Pero qué es el proletariado?

El proletariado es una clase privada de instrumentos y medios de producción en un sistema económico donde los instrumentos
y medios de producción pertenecen a los capitalistas y donde la clase de los capitalistas explota al proletariado.

Elproletariado es una clase explotada por los capitalistas. Pero, como se sabe, en nuestro país la clasede los capitalistas
ha sido ya suprimida, los instrumentos y medios de producción han sido quitados
a los capitalistas y entregados al Estado, cuya fuerza dirigente es la clase obrera. Por lo tanto, ya no
hay una clase capitalista que pueda explotar a la clase obrera. Por lo tanto, nuestra clase obrera no
solamente no está privada de los instrumentos y medios de producción, sino que, por el contrario,
los posee en común con todo el pueblo. Así, por esa razón, y por haber sido liquidada la clase de los
capitalistas, queda descartada toda posibilidad de explotación de la clase obrera.

¿Podemos, después de esto, llamar a nuestra clase obrera proletariado? Claro que no. Marx decía que para que el
proletariado pueda emanciparse tiene que aplastar a la clase de los capitalístas, quitar a los
capitalistas los instrumentos y medios de producción y destruir las condiciones de producción que
engendran el proletariado.

¿Puede decirse que la clase obrera de la U.R.S.S. ha alcanzado ya estas
condiciones de su emancipación? Indiscutiblemente, puede y debe decirse. ¿Y qué significa eso?
Significa que el proletariado de la U.R.S.S. se ha transformado en una clase completamente nueva,
en la clase obrera de la U.R.S.S., que ha destruido el sistema económico capitalista, ha consolidado
la propiedad socialista sobre los instrumentos y medios de producción y lleva la sociedad soviética
camino del comunismo.

Como veis, la clase obrera de la U.R.S.S. es una clase completamente nueva, liberada de la
explotación, una clase obrera como no conocía hasta ahora la historia de la humanidad.
Pasemos a la cuestión de los campesinos. Suele decirse que los campesinos son una clase de
pequeños productores, cuyos miembros están atomizados, dispersos por todo el país, que hurgan
aisladamente la tierra en sus pequeñas haciendas, de técnica atrasada; que son esclavos de la
propiedad privada y explotados impunemente por los terratenientes, los kulaks, los comerciantes,
los especuladores, los usureros, etc. Y, en efecto, los campesinos, en los páíses capitalistas,
hablando de su masa fundamental, son precisamente una clase así.

¿Puede decirse que nuestros campesinos de hoy, los campesinos soviéticos, se parecen, en su conjunto, a esos campesinos?
No;no puede decirse. Ya no existen tales campesinos en nuestro país. Nuestros campesinos soviéticos
son carnpesinos absolutamente nuevos. Ya no existen en nuestro país terrátenientes ni kulaks, ni
comerciantes ni usureros que puedan explotar a los campesinos. Por lo tanto, nuestros campesinos
son campesinos emancipados de la explotación. Además, nuestros campesinos soviéticos son, en su
aplastante mayoría, campesinos koljosianos, es decir, campesinos que no basan su actividad
productora ni su patrimonio en el trabajo individual y en una técnica atrasada, sino en el trabajo
colectivo y en una técnica moderna. Por último, la economía de nuestros campesinos no se apoya en
la propiedad privada, sino en la propiedad colectiva, que se ha desarrollado sobre la base del trabajo
colectivo.

Como veis, los campesinos soviéticos son campesinos completamente nuevos, como no los
conocía hasta ahora la historia de la humanidad.

Pasemos, por último, a la cuestión de los intelectuales, a la cuestión de los ingenieros y demás
personal técnico, de los trabajadores del frente cultural, de los empleados en general, etc. También
han cambiado mucho durante el período transcurrido. Ya no son los antiguos intelectuales
osificados, que trataban de colocarse por encima de las clases, cuando en realidad servían en su
masa a los terratenientes y capitalistas. Nuestros intelectuales soviéticos son intelectuales
completamente nuevos, cuyas raíces todas están vinculadas con la clase obrera y con el
campesinado. En primer lugar, ha cambiado la composición social de los intelectuales. Los
descendientes de la nobleza y de la burguésía constituyen un pequeño porcentaje de nuestros
intelectuales soviéticos. El 80 ó 90% de los intelectuales soviéticos proceden de la clase obrera, deI
campesinado y de otras capas trabajadoras. Y, por último, ha cambiado el carácter mismo de la
actividad de los intelectuales. Antes se veían obligados a servir a las clases ricas, pues no tenían otra
salida. Ahora tienen que servir al pueblo, pues ya no existen clases explotadoras. Y precisamente
por ello son miembros con plenos derechos de la sociedad soviética, donde, en común con los
obreros y campesinos, hombro a hombro con ellos, llevan a cabo la edificación de una nueva
sociedad, de la sociedad socialista sin clases. Como veis, se trata de una intelectualidad nueva,
de una intelectualidad trabajadora, como no la hay en ningún otro país del mundo.

Estos son los cambios que se han producido en el período de que tratamos en la estructura de
clase de la sociedad soviética.

¿Qué evidencian estos cambios?
Evidencian, en primer lugar, que las líneas divisorias entre la clase obrera y los campesinos, así
como entre estas clases y los intelectuales, se están borrando, y que está desapareciendo el viejo
exclusivismo de clase. Esto significa que la distancia entre estos grupos sociales se acorta cada vez
más.

Evidencian, en segundo lugar, que las contradicciones económicas entre estos grupos sociales
desaparecen, se borran.
Entonces no solo te he demostrado que Stalin pensaba en que los capitalistas habían sido eliminados como clase,
no así la divisíon de clases que si bien había sido alterada estaba intacta por cosas como las que nombraste,
muestra de esto es también que en el mismo libro que te digo, él dice que la ley de prohibición contra elementos capitalistas
era ahora algo sin sentido, algo que se corresponde por su análisis:

Spoiler:
Por último, otra enmienda de carácter más o menos esencial. Me refiero a la enmienda al
artículo 135 del proyecto de Constitución. En ella se propone que se prive de los derechos
electorales al clero, a los antiguos guardias blancos, a todos esos individuos del pasado y a las
personas que no se dedican a un trabajo de utilidad social, o que, por lo menos, se limite los
derechos electorales de todas las personas de esa categoría, concediéndoles el derecho a elegir sin
poder ser elegidos. Yo creo que esta enmienda también debe rechazarse. El Poder Soviético no privó
de derechos electorales a los elementos no trabajadores y explotadores por los siglos de los siglos,
sino provisionalmente, por cierto período. Hubo un tiempo en el que estos elementos llevaban a
cabo una guerra franca contra el pueblo y oponían resistencia a las leyes soviéticas. La ley soviética
privándoles del derecho electoral fue la respuesta del Poder de los Soviets a esta oposición. Desde
entonces ha pasado bastante tiempo. En el período transcurrido hemos logrado suprimir las clases
explotadoras, y el Poder Soviético se ha convertido en una fuerza invencible. ¿No había llegado la
hora de revisar esta ley? Yo creo que sí ha llegado. Algunos dicen que es peligroso, porque en los
órganos supremos del país pueden infiltrarse elementos hostiles al Poder Soviético: antiguos
guardias blancos, kulaks, popes, etc. Pero, en realidad, ¿qué es lo que se teme? Quien tenga miedo a
los lobos, que no vaya al bosque. (A n i m a c i ó n e n l a s a l a, c l a m o r o s o s a p l a u s o s.)
En primer lugar, no todos los antiguos kulaks, guardias blancos o popes son hostiles al Poder
Soviético. Y, en segundo lugar, si el pueblo elige en algún lugar a hombres hostiles, eso querrá decir
que nuestro trabajo de agitación no vale nada y que nos hemos merecido plenamente esa vergüenza;
si, por el contrario, nuestro trabajo de agitación se hace a la manera bolchevique, el pueblo no
dejará que elementos hostiles se infiltren en los organismos supremos. Por consiguiente, hay que
trabajar y no gemir (c l a m o r o s o s a p l a u s o s), hay que trabajar y no esperar a que le traigan
a uno las cosas en bandeja, mediante disposiciones administrativas. Lenin deda ya en 1919 que se
acercaba el tiempo en que el Poder de los Soviets juzgaría conveniente introducir el sufragio
universal sin ninguna restricción. Fijaos bien: sin ninguna restricción. Lo decía cuando aun no se
había acabado con la intervención militar extranjera y cuando nuestra industria y nuestra agricultura
se hallaban en una situación desesperada. Desde entonces han transcurrido diecisiete años. ¿No ha
llegado la hora, camaradas, de cumplir esta indicación de Lenin? Yo creo que sí.

Pero vamos es Stalin él mismo donde deja fuera de dudas que todavía existen clases:
Spoiler:
Sería igualmente equivocado reemplazar la palabra "campesino" por la palabra "koljosiano", o
por las palabras "trabajador de la agricultura socialista". En primer lugar, entre los campesinos aún
existen, además de los koljosianos, más de un millón de hogares no koljosianos. ¿Qué debe hacerse
con ellos? ¿No piensan descartarlos los autores de estas enmiendas? Eso sería insensato. En
segundo lugar, si la mayoría de los campesinos se han organizado en koljoses, esto no quiere decir
todavía que hayan dejado de ser campesinos, que ya no tengan hacienda individual, economía
individual, etc. En tercer lugar, habría entonces que sustituir igualmente la palabra "obrero" por las
palabras "trabajador de la industria socialista", lo que, sin embargo -- ellos sabrán la razón --, no
proponen los autores de las enmiendas. Por último, ¿acaso han desaparecido ya en nuestro país la
clase de los obreros y la clase de los campesinos? Y si no han desaparecido, ¿hay que tachar del
vocabulario las denominaciones establecidas para ellas? Por lo visto, los autores de la enmienda no
se tefieren a la sociedad actual, sino a la sociedad futura, en la que ya no habrá clases y en la que los
obreros y campesinos se habrán convertido en trabajadores de una sociedad comunista única. Por lo
tanto, se han anticipado, manifiestamente. Pero al redactar la Constitución no hay que tomar como
punto de partida el futuro, sino el presente, lo que existe ya. La Constitución no puede ni debe
anticiparse.
ASÍ QUE REPITO POR VEZ NÚMERO MIL, NI STALIN PENSABA QUE SE HABÍAN ACABADO LAS DIVISIONES ENTRE CAMPESINOS Y OBREROS NI NADA, ENTONCES NO PUDO RELAJARSE LA DICTADURA DEL PROLETARIADO PORQUE A PARTE DE QUE LAS TÍPICAS Y LÓGICAS CONCLUSIONES COMO QUE SIN DICTADURA DEL PROLETARIADO NO HABRÍA YA SOCIALISMO SINO COMUNISMO ALGO QUE NO SE HABÍA LOGRADO DEBIDO A MIL COSAS NO ESTABA LA SITUACIÓN INTERNACIONAL PARA QUITAR EL ESTADO NI LA DICTADURA DEL PROLETARIADO.

Winstanley escribió:Volvemos a ello. Recomendaba, puestos a formar un club de lectura , a NG que leyera a los clásicos respecto a lo que es una clase social y que se dejara de definiciones de manual. Pues bien, por ejemplo, respecto a lo que yo señalaba de la división del trabajo como base objetiva de la existencia de clases sociales (y para un marxista eso siempre implica antagonismo), le refería el primer capítulo de "La ideología alemana", donde nuestros barbudos favoritos dicen, entre otras cosas: "Por lo demás, división del trabajo y propiedad privada son términos idénticos: uno de ellos dice, referido a la actividad, lo mismo que el otro, referido al producto de ésta."
El tema que citabas como la división del trabajo te dije en su día que es que es un error por tu parte considerar que esta se extingue en el socialismo,
NG escribió:Porque si hemos leído un mínimo pero mínimo de economía relacionada con el marxismo sabremos de sobra que
la división del trabajo no será abolida durante el socialismo, sino dentro del comunismo, donde tampoco habrá Estado,
ni clases de ningún tipo, abogar por otra cosa es como el debate interno del PCUS sobre abolir las mercancias,
la familia, o el dinero a las que Stalin se enfrento, utópicas e idealistas para el contexto.

Para ello podemos leer la crítica del colectivo Fenix sobre esto, que dice que Lenin se equivocaba bueno para mi no, pero eso es otro tema, estamos hablando de lo que dice la teoría Marxista-Leninista y si Stalin lo aplicó bien, cito a los clásicos del marxismo:

4. LA FASE SUPERIOR DE LA SOCIEDAD COMUNISTA
Marx prosigue:
". . . En la fase superior de la sociedad comunista cuando haya desaparecido la subordinación esclavizadora de los individuos a la división del trabajo, y con ella, por
tanto, el contraste entre el trabajo intelectual y el trabajo manual, cuando el trabajo no sea solamente un medio de vida, sino la primera necesidad de la vida; cuando, con
el desarrollo múltiple de los individuos, crezcan también las fuerzas productivas y fluyan con todo su caudal los manantiales de la riqueza colectiva; sólo entonces podrá rebasarse totalmente el estrecho horizonte del derecho burgués y la sociedad podrá escribir en sus banderas 'de cada uno, según su capacidad; a cada uno, según sus
necesidades'".
Sólo ahora podemos apreciar toda la justeza de la observación de Engels, cuando se burlaba implacablemente de la absurda asociación de las palabras "libertad" y
"Estado". Mientras existe el Estado, no existe libertad. Cuando haya libertad, no habrá Estado.
La base económica para la extinción completa del Estado es ese elevado desarrollo del comunismo en que desaparecerá el contraste entre el trabajo intelectual y el
trabajo manual, desapareciendo, por consiguiente, una de las fuentes más importantes de la desigualdad social moderna, fuente de desigualdad que no se puede suprimir en modo alguno, de repente, por el solo paso de los medios de producción a propiedad social, por la sola expropiación de los capitalistas.
Esta expropiación dará la posibilidad de desarrollar en proporciones gigantescas las fuerzas productivas. Y, viendo cómo ya hoy el capitalismo entorpece increíblemente
este desarrollo y cuánto podríamos avanzar a base de la técnica actual, ya lograda, tenemos derecho a decir, con la más absoluta convicción, que la expropiación de los
capitalistas imprimirá inevitablemente un desarrollo gigantesco a las fuerzas productivas de la sociedad humana. Lo que no sabemos ni podemos saber es la rapidez con que avanzará este desarrollo, la rapidez con que discurrirá hasta romper con la división del trabajo, hasta suprimir el contraste entre el trabajo intelectual y el trabajo manual, hasta convertir el trabajo "en la primera necesidad de la vida".
Por eso, tenemos derecho a hablar sólo de la extinción inevitable del Estado, subrayando la prolongación de este proceso, su supeditación a la rapidez con que se
desarrolle la fase superior del comunismo, y dejando completamente en pie la cuestión de los plazos o de las formas concretas de la extinción, pues no tenemos datos para poder resolver estas cuestiones.
El Estado podrá extinguirse por completo cuando la sociedad ponga en práctica la regla: "de cada uno, según su capacidad; a cada uno, según sus necesidades"; es
decir, cuando los hombres estén ya tan habituados a guardar las reglas fundamentales de la convivencia y cuando su trabajo sea tan productivo, que trabajen
voluntariamente según sus capacidades. El "estrecho horizonte del derecho burgués", que obliga a calcular, con el rigor de un Shylock, para no trabajar ni media hora más que otro y para no percibir menos salario que otro, este estrecho horizonte quedará entonces rebasado. La distribución de los productos no obligará a la sociedad a regular la cantidad de los artículos que cada cual reciba; todo hombre podrá tomar libremente lo que cumpla a "sus necesidades".

Winstanley escribió:Este texto aparte de responder lo del salario, responde la polémica que se desarollo en torno al partido bolchevique sobre la cuestión de abolir o no el dinero y demás...

Efectivamente, lo que yo señalé hace ya muchos post, y lo que viene después del mandato de Stalin, si queremos ser rigurosos y no cortarlo arbitrariamente en 1937 es... el XX Congreso del PCUS... así que a ver si ACEPTAMOS el resultado de la historia...

Es que ni Yeremenko ni yo estamos haciendo un corte de la historia ni nada, simplemente creo que ambos pensamos que Krushchev no es la continuación de Stalin como intentas por detrás aparentar, y es algo que te he comentado antes:

Winstanley escribió:4- Es igual de erróneo, estéril y antimarxista creer que toda la dirección de un proceso social puede ser detenida por la conspiración de una camarilla (Jruschov que transforma una revolución modélica en su contrario... qué casualidad, lo mismo que dicen los trotskistas de Stalin, ya te digo que a veces cuesta distinguiros...), si no se han sentado antes las bases materiales que puedan sostener ese "contra-proceso", así que éstas tenían que existir antes de 1956...

...y yo creo, a mí me parece, si puede llamarse así, "sentido común marxista", que en el periodo anterior se tienen que encontar las condiciones que hicieron posible que Jruschov triunfase tan aplastantemente en el XX Congreso...
NG escribió:Yo no te estoy diciendo que Kruschev él solo, hiciera tal o cual, estoy diciendo que una parte del partido,
se adueño del partido, eso es tan simple como que Kruschev en el congreso del 1952 volvio a alabar a Stalin como su máximo
admirador y cuatro años después paso a decir que repulsaba su política y a cambiarla, ¿La URSS no cambió económicamente nada?,
más que si cambio o no que no es lo realmente importante, ¿se parecían estas reformas a las de Tito o no?,
¿En los países de Europa del Este la "camarilla" no fue expulsada automáticamente por otra a imagen de Kruschev o no?,

La diferencia a primera vista por no entrar en un debate que no tiene sustancia entre las acusaciones "trotskystas"
de usurpación del partido a los Stalinistas y de los "Stalinistas" a los Kruschevianos es que los trotskystas eran una completa minoría en el partido, una minoría que fue expulsada después de varios debates durante varios años, se expulsaron grandes trotskystas de la internacional después de estos debates y después de establecer que no seguían la linea del partido.
Winstanley escribió:¡¡¡Pues más a mi favor!!! Los trotskistas eran una minoría expulsada tras largo debates y una tenaz oposición (que, incluso, durante los años 30, tomó formas terroristas), mientras que los "stalinistas" no opusieron una resistencia parecida en los años 50, más que algunos conatos aislados, imponiéndose las tesis de Jruschov (a pesar de que, como bien dices, sus justificaciones anti-Stalin eran endebles -pero es que precisamente eran justificaciones no argumentos teóricos serios) mayoritariamente.

Eso nos habla poco de ruptura y sí de continuidad, de que la política que ahora pasaba a defender Jruschov "sintonizaba" con una proporción abrumadora de los miembros del Partido. Si, desde luego, eso no es señal de que ha habido un problema en el periodo anterior, de que se han hecho cosas mal, de que la educación ideológica y la agitación bolchevique han tenido fallas y de que no se ha sabido ver problemas importantes, no sé qué puede ser...

Señalo simplemente que los argumentos de los dogmáticos trotskistas y de los dogmáticos "stalinistas" se diferencian poco, salvo por el "look" de sus admirados respectivos (mucho más estilo tenía Stalin, dónde va a parar )...
Winstanley escribió:...mientras que lo que tú señalas es que Jruschov, no se sabe muy bien cómo, da un golpe y revierte un proceso modélico (no se ve aquí tampoco, si todo se había hecho tan correctamente, cómo las bases sociales del jruschovismo eran tan amplias y habían copado abrumadoramente el interior del partido). Es decir, como tú mismo dices, un tipo, alto cargo, fiel ejecutor de las políticas soviéticas durante los 30 y los 40, pelotillero a saco de Stalin, resulta que es la principal cabeza del revisionismo (esto es, de las fuerzas burguesas en la URSS)... ¿algún error habrán cometido los revolucionarios, con Stalin a la cabeza, para permitir eso, para no darse cuenta de lo que se estaba cociendo, no? A eso me refiero todo el rato.
NG escribió:Enhorabuena, buen intento de menospreciar lo que dice el otro usuario, según tú he dicho:
"...mientras que lo que tú señalas es que Jruschov, no se sabe muy bien cómo, da un golpe y revierte un proceso modélico", por favor, luego acusamos a la gente de manipular
respeta y habla con criterio cuando hables de los argumentos del otro, yo a diferencia
tuya he advertido que sino interpreto bien tus pensamiento me corrijas...
por cierto como nadie va a dar un golpe "no sabiendo como"... cabeza fría por dios...

Si te parece poco fusilar a Beria, y relevar del buró político a Malenkov, Molotov, y Kaganóvich que fueron
los que más peso junto con él tenían durante la muerte de Stalin...
así como relevar poco después a Vorolis

Como he dicho varias veces no es solo eso, es que en Europa del Este se empezó a reformar
cualquier influencia o vestigio de "la línea dura o stalinismo" y se fue cambiando progresivamente,
ejemplos serían: el "stalinista" Chervenkov fue sustituido por el "kruscheviano" A. Yugov. en Bulgaria,
Bolesław Bierut otro "stalinista" murió en Moscu horas después del XX congreso del PCUS, y
sería sustituido por el célebre Gomulka en Polonia, el cambio de Rakosi (siempre le tildan del Stalin judío)
por el también famosete "reformista" Erno Gero, en Hungría, Klement Gottwald que murío parecido a su homólogo
Polaco Bierut después del XX Congreo del PCUS (casualmente) siendo considerado otro stalinista de la hostia fue
sustituido por el "reformista desestalinizador" Novotný que dejaría paso al crack de Dubček en Checoslovaquia,
y en sitios como Rumanía se cambiaría más de uno la chaqueta la cabeza más alta del PC, me refiero a
gente como Gheorghiu-Dej (que podría hablar del papelazo que hizo para quedarse en la órbita.)

Así que es imposible negar que hubo un cambio de ritmo en la política debido al nuevo carácter que proyectaba la URSS
y que hubo como consecuencia una renovación en varios PC's Europeos (ni siquiera hablé del PCF, PCI, etc.)

Aquí la diferencia con el fanatismo trotskysta es,
que todos eran Stalinistas, al menos de boca para fuera, si hacemos una comparativa con la queja de los trotskystas durante
la muerte de Lenin, es facilísimo ver la diferencia... ni Zinoviev es como Bujarin ideologicamente, ni Trotsky como Stalin.

Winstanley escribió:¿algún error habrán cometido los revolucionarios, con Stalin a la cabeza, para permitir eso, para no darse cuenta de lo que se estaba cociendo, no? A eso me refiero todo el rato
NG escribió:En esto es algo que os he dado siempre la razón a todos, y de hecho a ti sino me equivoco en el último mensaje,

NG escribió:Entiendo que quieres analizar el ascenso de Kruschev como problema del Stalinismo, y lo es, porque un tipo así no debería
haber estado en el PCUS, pero de ahí a decir que es consecuencia del Stalinismo...

Entonces en resumen ignoraste todos mis textos que no son pocos, y volviste a tratarme como a un loco:

Winstanley escribió:-la crítica de NG al texto se basaba en que Stalin nunca negó o subestimó la posibilidad de una restauración interior del capitalismo y para demostrarlo, se basaba en un texto de Stalin de 1928.

-Yo le señalé que, aún así, la crítica, en mi humilde opinión, no era pertinente, puesto que era de un texto previo al Gran Viraje,

Pero yo ya lo había explicado varias veces, por cierto lo del capitalismo de Estado, es obvio ¿sabes porque Lenin calificó así a la URSS?, ¿deduces porque con Stalin dejó de hablarse de eso con los programas que planteó el partido para la transformación de este?, no sé creo que puedes unir nexos tu solo, insistes sobre la división del trabajo o los salarios, yo ya te he dejado desde antes que iniciaras la tabarra con Yeremenko en una frase sencilla que los marxistas nunca han considerado cerrar eso en el socialismo, ¿ por qué planteas eso entonces?, lo que Stalin habló fue que los explotadores no tenían los medios de producción, las condiciones de los obreros y campesinos habían cambiado pese a que las diferencias entre estos no se habían solventado, ergo tampoco había desaparecido la antigua división del trabajo y obviamente los salarios entre otras cosas, y habla de esto afirmando que como llevo diciendo desde el mensaje 1, los explotadores estaban desposeídos y como clase habían desaparecido, de ahí las leyes de votación y liberación que afirma acertadamente Yemerenko pero el obrero y el campesino ni el Estado Soviético han desaparecido como tal.
avatar
Winstanley
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 118
Reputación : 130
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Winstanley el Miér Jul 11, 2012 9:16 pm

Viendo que Yeremenko seguía a lo suyo, iba a dejar la cosa así, pero ahora vuelve NG (hola ti también), así que hablaremos un poco más. A ver, por ultimísima vez, NG, me preguntas porqué insisto tanto con el tema de la división del trabajo. Pues aparte de porque es un tema esencial, nadie me ha respondido a lo que sencillamente he planteado:

Marx decía que para que el proletariado pueda emanciparse tiene que aplastar a la clase de los capitalístas, quitar a los capitalistas los instrumentos y medios de producción y destruir las condiciones de producción que engendran el proletariado. ¿Puede decirse que la clase obrera de la U.R.S.S. ha alcanzado ya estas condiciones de su emancipación? Indiscutiblemente, puede y debe decirse.

Stalin. Sobre el proyecto de Constitución de la URSS (1936)

Todas las clases explotadoras han sido, pues, suprimidas.

Queda la clase obrera.

Queda la clase campesina.

Quedan los intelectuales.


Ibídem

Por lo demás, división del trabajo y propiedad privada son términos idénticos: uno de ellos dice, referido a la actividad, lo mismo que el otro, referido al producto de ésta.

Marx y Engels. La ideología alemana (1846)

Cualquier marxista al que le preguntes si la división social del trabajo es una "condición de producción que engendra al proletariado", te dirá que sí. Pero tenemos que Stalin, dice, literalmente que se ha producido la "destrucción de las condiciones de producción que engendran al proletariado" y, a la vez, en el mismo texto, reconoce que perdura la división entre obreros manuales e intelectuales. ¿Es un error? aplicando la razón y el marxismo, evidentemente sí; pero cuando lo que está en medio no es la razón sino la mitología de cierta tradición de nuestro movimiento, pues no hay razón que valga, está claro...

Si he insistido tanto es porque entiendo que nadie ha respondido a esto... no se ha hecho más que irse por las ramas, así, se ha mentado o hablado de: la colectivización previa, de las relaciones chino-yugoslavas, de las vicisitudes de Europa oriental en los 50, de la campaña soviética en Manchuria, de la ayuda de la URSS a la II República, de la Segunda Guerra Mundial, de Locarno, del cerco imperialista, del trotskismo, del concepto de contradicción, del "democratismo socialista" ("eso eso" Very Happy ), de Gorbachov y la Perestroika, etc, etc, y agotadoramente etc... que sí, chicos, que os sabéis muy bien la lección del perfecto prosoviético, pero entiendo que todo esto son intentos de desviar el tema principal que yo había planteado, muy numerosos y muy repetidos... inevitablemente, mi insitencia no ha podido por menos que ser muy repetitiva.

Pero sí, lo dejo y no espero una respuesta frontal al tema, ni que nadie hable de mi libro Sad

Y para que no se diga que hago lo mismo, pues yo sí voy a hablar de vuestro libro favorito Very Happy , el célebre y alabado "democratismo socialista":

Yeremenko escribió:sino un paso más hacia el socialismo, de hecho, La Constitución de 1.936 [[–que te llevo hablando del 36 y del democratismo que obvias y del que te escapas porque no te interesa...- desde que empecé a postear, lo que pasa es que te haces muy bien el avión-]] se muestra como una reforma radical, un salto adelante,

NG escribió:los explotadores estaban desposeídos y como clase habían desaparecido, de ahí las leyes de votación y liberación que afirma acertadamente Yemerenko pero el obrero y el campesino ni el Estado Soviético han desaparecido como tal.

Pero para no hacerlo muy ladrillo, será en el siguiente post.

Un saludo.






avatar
Winstanley
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 118
Reputación : 130
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Winstanley el Miér Jul 11, 2012 11:19 pm

Como digo, voy a hablar de su libro, el “democratismo socialista”, viendo si lo que dice la Constitución de de 1936, que tanto alaban como ejemplo de ello, se ajusta a lo que han establecido los principios del marxismo-leninismo.

La Constitución de 1936, en su artículo 134, establece:

Todos los Soviets de diputados de los trabajadores —el Soviet Supremo de la
URSS, los Soviets Supremos de las repúblicas federadas, los Soviets de territorio y de
región, los Soviets Supremos de las repúblicas autónomas, los Soviets de las regiones
autónomas y de las comarcas, de los distritos, ciudades y localidades rurales (stanitsas,
aldeas, caseríos, kishlaks y aúles)— son elegidos por sufragio universal, igual, directo y
secreto.


Bien, ¿qué nos dice el maxismo-leninismo al respecto? Para un comunista el auténtico significado de “democracia” lo exponía Lenin así:

Pero sin las discusiones públicas, la masa de oprimidos jamás podrá pasar de la disciplina impuesta por los explotadores a la disciplina consciente y voluntaria. Las discusiones públicas son, precisamente, la verdadera democracia, el enderezamiento, el despertar de los trabajadores a la nueva vida; son los primeros pasos que dan por un terreno que ellos mismos han limpiado de reptiles (explotadores, imperialistas, terratenientes y capitalistas) y que ellos mismos quieren aprender a organizar a su manera, para sí, respaldándose en los principios de su propio poder, del Poder soviético.

Lenin: “Las tareas inmediatas del poder soviético” (1918).

Como se ve, la democracia, como no puede ser de otro modo para un marxista, es la asamblea de masas deliberativa. Tanta insistencia de mis interlocutores en el secretismo del voto no deja de ser extraña, ya viendo solamente como se organiza una asamblea de obreros en cualquier verdadera lucha de resistencia (económica y espontánea) consecuente, como puede ser una huelga salvaje: asamblea deliberativa y votación masiva a mano alzada.

Me parece mucho más congruente y proletario este método a la hora de llevarlo a las estructuras de base del Estado de dictadura del proletariado, que el voto secreto, que más bien denota una concepción de lo público como choque y competencia de personas privadas (propietarios celosos de sus secretos), que no el ámbito de desarrollo abierto y colectivo de las masas.

Sigamos, los principios de cómo debe estructurarse la dictadura del proletariado, como se sabe, fueron establecidos por Marx al estudiar la experiencia de la Comuna de París:

En el breve esbozo de organización nacional que la Comuna no tuvo tiempo de desarrollar, se dice claramente que la Comuna habría de ser la forma política que revistiese hasta la aldea más pequeña del país y que en los distritos rurales el ejercito permanente habría de ser reemplazado por una milicia popular, con un período de servicio extraordinariamente corto. Las comunas rurales de cada distrito administrarían sus asuntos colectivos por medio de una asamblea de delegados en la capital del distrito correspondiente y estas asambleas, a su vez, enviarían diputados a la Asamblea Nacional de Delegados de París, entendiéndose que todos los delegados serían revocables en todo momento y se hallarían obligados por el mandat impératif [mandato imperativo](instrucciones formales) de sus electores.

Marx: “La guerra civil en Francia” (1871).

Como se ve, Marx nos muestra una estructura de representación indirecta: esto es, la comuna de base (esa asamblea deliberativa) elige directamente a su representante en la asamblea de delegados inmediatamente superior, local (delegados sometidos al mandato imperativo), y ella, a su vez, elige a los miembros de las asambleas superiores, que, así, son elegidos indirectamente por las masas.

Por si hubiera alguna duda, Lenin, en perfecta coherencia con Marx, lo explícita claramente:

Las elecciones indirectas de los Soviets que no son locales hacen más fáciles los congresos de los Soviets, hacen que todo el aparato sea menos costoso, más ágil, esté más al alcance de los obreros y de los campesinos en un período en que la vida se encuentra en efervescencia y es necesario poder proceder con gran rapidez para revocar a un diputado local o enviarle al Congreso general de los Soviets.

Lenin: “La revolución proletaria y el renegado Kautsky” (1918)

¿Qué cuadro nos resulta de todo esto? Elecciones abiertas y públicas en medio de asambleas deliberativas de base (llámese como se quiera: comuna, soviet, consejo, comité popular... órganos de Nuevo Poder en definitiva), que eligen a sus delegados, sometidos al mandato imperativo, y que a su vez van eligiendo a los escalafones superiores del Estado. Ello se complementa con la revocabilidad (cosa que la Constitución de 1936, como toda que se pretenda socialista, acepta en su artículo 142) de todos los cargos (no sólo de los representantes, también de los miembros de la administración y la policía -esto no aparece reflejado en la del 36). Así pues: asamblea deliberativa y sistema indirecto (el opuesto al sistema directo que establece la del 36).

Respecto al sufragio universal e igual, es decir la participación igualitaria de todos los miembros de una sociedad desigual, Lenin tenía una opinión diferente a mis interlocutores:

Democracia para la mayoría gigantesca del pueblo y represión por la fuerza, o sea exclusión de la democracia, para los explotadores, para los opresores del pueblo: tal es la modificación que experimentará la democracia durante la transición del capitalismo al comunismo.

Lenin: “El Estado y la Revolución” (1917)

Nótese el periodo de tiempo por el que Lenin pronostica esta medida... hasta el comunismo.

De hecho, esta medida, en mi opinión, pone en consonancia la base socioeconómica de desigualdad con una superestructura estatal coherente con esa base (es decir, desigual) de la forma más democrática posible: con la exclusión de la minoría de explotadores.

Así pues, desigualdad formal, jurídica, con la exclusión de los explotadores (reverso dialéctico de la verdadera democracia proletaria de masas, como no puede ser de otra manera en la sociedad de transición al comunismo, donde permanece, entre otras cosas, la división social del trabajo y, por tanto, la desigualdad real), asamblea deliberativa y sistema indirecto, junto a la revocabilidad de todos los cargos públicos y el mandato imperativo: he ahí los puntales, según el marxismo, del “democratismo socialista” (que no es otra cosa diferente de la dictadura del proletariado), la estructura más idónea para asegurar el control del Estado por las masas, desde abajo (lo que más garantiza la iniciativa de éstas), y permitir su progresiva elevación.

De hecho, el sistema de igualdad formal, jurídica, acorde con el sufragio universal e igualitario, es el que más se ajusta a una sociedad de propietarios de mercancías como es el capitalismo, uno de cuyos requisitos es precisamente la igualdad jurídica de esos propietarios (desde el propietario de los medios de producción al propietario de la fuerza de trabajo), a pesar de la desigualdad real, socioeconómica, de los mismos.

Además, el sistema directo de elección, incluso a las más altas instancias representativas, como sucede en las repúblicas parlamentarias (y refrenda la Constitución del 36), también es el que más se ajusta al capitalismo, pues, junto con el mandato representativo (en oposición al imperativo), que es el más coherente con el sufragio directo, es el que mejor permite alienar la soberanía a las masas, por aquello de la división social del trabajo, y dejarlo en manos de una capa representantes profesionales de las élites socioeconómicas.

Esto, en mi opinión, lo explicaba muy bien un panfleto Very Happy publicado por los camaradas de la JCZ:

http://espaciorojo.blogspot.com.es/2011/08/democracia-representacion-y-cambio.html

No en vano, Lenin señalaba que la república democrática era la mejor envoltura para el capitalismo:

La omnipotencia de la ‘riqueza’ también es más segura en las repúblicas democráticas porque no depende de unos u otros defectos del mecanismo político ni de la mala envoltura política del capitalismo. La república democrática es la mejor envoltura política de que puede revestirse el capitalismo; y, por lo tanto, el capital, al dominar (...) esta envoltura, que es la mejor de todas, cimenta su Poder de un modo tan seguro, tan firme, que no lo conmueve ningún cambio de personas, ni de instituciones, ni de partidos dentro de la república democrática burguesa.

Lenin: “El Estado y la Revolución” (1917)

Y tenemos, pues, que hasta el propio Furr, mucho más sensata y razonablemente que mis interlocutores, reconoce que la Constitución de 1936 significaba una convergencia con los principios de la democracia burguesa:

¿Qué forma puede tomar la “democracia” en una sociedad socialista que se ha puesto como objetivo evolucionar hacia una sociedad sin clases? ¿Hubiera funcionado el proyecto de la Constitución de 1936 tal y como Stalin lo preveía, a efectos de democratizar la Unión Soviética, y devolver al Partido Bolchevique su papel original de ser una organización de revolucionarios dedicados cuya tarea principal era llevar al país hacia el comunismo? ¿O tal vez este modelo incorporaba tantos del concepto burgués capitalista de “democracia” que hubiera impulsado, más que impedido, la evolución de la URSS hacia el capitalismo?

Grover Furr: “Stalin y la lucha por la reforma democrática” (2005)

Hablando de la “propiedad socialista de los medios de producción”, ésta, la “propiedad de todo el pueblo”, es identificada en el artículo 5 de la Constitución de 1936 con la propiedad estatal:

La propiedad socialista tiene en la URSS dos formas: propiedad del Estado
(patrimonio de todo el pueblo) y propiedad cooperativo-koljosiana (propiedad de cada
koljós, propiedad de las asociaciones cooperativas).


Pero eso se hace justo en el momento en que la Constitución del Estado adopta unos principios que, como hemos visto, van en la dirección opuesta a lo que el marxismo siempre ha señalado que es la estructura más idónea para garantizar la participación efectiva de las masas en la gestión y administración del Estado. Yo, sinceramente, aquí veo muchos interrogantes, además de, sí, la relajación de la dictadura del proletariado (no hace falta gritar, señor moderador).

En mi opinión, como ya he expresado anteriormente, refiriéndome a otras cuestiones (la permanencia de la división social del trabajo y, junto a ella, la visión, errónea, del PC(b) de que habían sido destruidas “las condiciones de producción que engendran al proletariado”), esto no hace más que confirmarme en la idea de que el proceso de desarrollo socialista, de construcción del comunismo, tras superar las dificultades acaecidas a la muerte de Lenin y por la misma, se había estancado en la URSS a mediados de los años 30.

Un saludo.
avatar
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Shenin el Jue Jul 12, 2012 5:51 pm

Estaría bien que tuviérais presente el párrafo final del folleto Stalin. Del marxismo al revisionismo:

En este somero repaso de la experiencia del proletariado revolucionario durante el Ciclo de Octubre, nos hemos limitado a observarlo en el terreno teórico e ideológico de su evolución. Naturalmente, para una exposición completa de esa experiencia y para un análisis ilustrativo que sirva completamente a su comprensión y a la asimilación de sus lecciones para preparar las bases del próximo ciclo, es preciso abordar el resto de las esferas sociales, en su interrelación, así como la experiencia de la revolución en todos los países donde tuvo lugar. Sin embargo, la exposición que aquí hemos ofrecido es importante porque demuestra que la cuestión del carácter de las premisas ideológicas de las que partió del Ciclo de Octubre se sitúa en primer plano a la hora de tratar sobre las circunstancias y factores que abocaron finalmente al fracaso del proletariado en ese primer ciclo y a su clausura definitiva. Por supuesto que la explicación teorética es unilateral y puede conducir a impresiones alejadas de la realidad acerca del papel desempeñado por ciertos líderes en el desarrollo de los acontecimientos. Probablemente, Stalin sea uno de los más perjudicados en este sentido. Una investigación multilateral que incorpore los procesos políticos y económicos de cada etapa de la lucha de clases explicará mejor y de una manera más científica el porqué de determinadas posiciones políticas o formulaciones teóricas, posiblemente no tan alejadas en la práctica de los intereses del proletariado. Sin embargo, este repaso general de los problemas de contenido ideológico que se suscitaron durante el Ciclo de Octubre sí nos da una orientación de partida sobre el desarrollo de los acontecimientos. Y lo que es más importante, nos ilumina en la importancia del factor ideológico en la revolución, y en la necesidad de practicar la crítica sistemática y permanente, en coherencia con el marxismo, del carácter y de las posibles servidumbres de las premisas teóricas de las que partimos, heredadas o elaboradas, a la hora de hacer frente a los quehaceres de la revolución. Si el presente trabajo ha servido para extraer aunque sólo sea esta lección de la experiencia del pasado ciclo revolucionario, habrá merecido la pena, incluso, equivocarse.

Sus tesis no son cerradas (al menos, los redactores del texto no parece que en ese momento pretendieran que lo fueran), sino polémicas para azuzar el debate.

También es importante tener en cuenta el trabajo Los problemas económicos del socialismo en la URSS, en el que Stalin comenzó a rectificar sus anteriores concepciones teóricas erróneas. Y esta obra no es analizada en el trabajo del Colectivo Fénix.
avatar
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Dzerjinskii el Jue Jul 12, 2012 9:13 pm

Winstanley escribió:
Marx decía que para que el proletariado pueda emanciparse tiene que aplastar a la clase de los capitalístas, quitar a los capitalistas los instrumentos y medios de producción y destruir las condiciones de producción que engendran el proletariado. ¿Puede decirse que la clase obrera de la U.R.S.S. ha alcanzado ya estas condiciones de su emancipación? Indiscutiblemente, puede y debe decirse.

Stalin. Sobre el proyecto de Constitución de la URSS (1936)

Todas las clases explotadoras han sido, pues, suprimidas.

Queda la clase obrera.

Queda la clase campesina.

Quedan los intelectuales.


Ibídem

Por lo demás, división del trabajo y propiedad privada son términos idénticos: uno de ellos dice, referido a la actividad, lo mismo que el otro, referido al producto de ésta.

Marx y Engels. La ideología alemana (1846)


Cualquier marxista al que le preguntes si la división social del trabajo es una "condición de producción que engendra al proletariado", te dirá que sí. Pero tenemos que Stalin, dice, literalmente que se ha producido la "destrucción de las condiciones de producción que engendran al proletariado" y, a la vez, en el mismo texto, reconoce que perdura la división entre obreros manuales e intelectuales. ¿Es un error? aplicando la razón y el marxismo, evidentemente sí; pero cuando lo que está en medio no es la razón sino la mitología de cierta tradición de nuestro movimiento, pues no hay razón que valga, está claro...

Si he insistido tanto es porque entiendo que nadie ha respondido a esto...


Camarada "Winstanley" la respuesta que busca está un par de párrafos después de la cita que hace del primer capitulo de "La ideología alemana", solo hay que comprender el contexto en que se redacta la Constitución de 1936 y tener la perspicacia mínima que requiere el arte de la política:


"(...) toda clase que aspire a implantar su dominación, aunque ésta, como ocurre en el caso del proletariado, condicione en absoluto la abolición de toda la forma de la sociedad anterior y de toda dominación en general, tiene que empezar conquistando el poder político, para poder presentar, a su vez, su interés como interés general, cosa que en el primer momento se ve obligada a hacer."

Saludos



NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2037
Reputación : 2269
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por NG el Lun Sep 10, 2012 4:10 am

Para empezar, igual que en otros temas, creo que olvidas a propósito o desconoces la situación de la Unión Soviética, y el viraje que dio desde la última constitución de 1924, la constitución del 1936 no fue un delirante proyecto de tapadera de un tirano (como dicen los imperialistas), ni tampoco la deriva termidoriana lógica (que decía Trotsky), esa constitución viene a ser el cauce normal del periodo soviético (1917-1936), y se hizo para garantizar los derechos socialistas de una sociedad que había cambiado notoriamente. Volveré de nuevo a expresar todo, tengo paciencia:

La necesidad de cambiar la Constitución de la U.R.S.S. respondía a los inmensos cambios operados en la vida del país de los Soviets desde 1924, es decir, desde la fecha en que había sido aprobada la primera Constitución de la Unión Soviética, hasta los momentos actuales. Durante estos años, había cambiado radicalmente la correlación de las fuerzas de clase de la U.R.S.S.: se había creado una nueva industria socialista, habían sido destruidos los kulaks, había triunfado el régimen coljosiano, se había consolidado la propiedad socialista sobre los medios de producción en toda la Economía nacional, como base de la sociedad soviética. El triunfo del socialismo permitía acentuar la democratización del sistema electoral, implantando el sufragio universal, igual, directo y secreto.

El VIII Congreso de los Soviets, convocado para aprobar o rechazar el proyecto de nueva Constitución de la U.R.S.S., se reunió en noviembre de 1936.

En el informe pronunciado ante este Congreso de los Soviets sobre el proyecto de nueva Constitución, el camarada Stalin expuso los cambios fundamentales que se habían operado en el país de los Soviets desde los tiempos en que había sido aprobada la Constitución de 1924.

La Constitución de 1924 había sido redactada en el primer periodo de la NEP. Por aquel entonces, el Poder Soviético consentía aún el desarrollo del capitalismo paralelamente con el del socialismo. Por aquel entonces, el Poder Soviético contaba con que, en el curso de la emulación entre los dos sistemas -el sistema capitalista y el sistema socialista-, se organizaría y aseguraría el triunfo del socialismo sobre el capitalismo en el terreno económico. Por aquel entonces, aun no estaba decidido el problema de "quién vencerá a quién". La industria, basada en una técnica vieja y pobre, no había alcanzado siquiera el nivel de antes de la guerra. Y aun era menos halagüeño el cuadro que ofrecía, por aquel entonces, la agricultura. Los sovjoses y los coljoses eran a modo de islotes sueltos en medio del inmenso océano de las explotaciones campesinas individuales. La lucha contra los kulaks no perseguía aún su liquidación, sino solamente su limitación. En el terreno de la circulación de mercancías, el sector socialista sólo representaba, aproximadamente, un 50 por ciento.

En 1936, la U.R.S.S. presentaba ya un panorama distinto. La Economía de la U.R.S.S. había cambiado radicalmente. Por esta época, habían sido totalmente liquidados los elementos capitalistas, y el sistema socialista había triunfado en todas las ramas de la Economía nacional. La potente industria socialista rebasaba en siete veces la producción de antes de la guerra y había desalojado completamente a la industria privada. En la agricultura, había triunfado, con los coljoses y los sovjoses, la producción socialista mayor del mundo, una producción mecanizada y equipada con arreglo a la nueva técnica. Los kulaks habían sido totalmente liquidados como clase, y el sector individual no desempeñaba ya ningún papel importante en la Economía del país. Toda la circulación de mercancías estaba concentrada en manos del Estado y de las cooperativas. La explotación del hombre por el hombre había sido destruida para siempre. La propiedad social, socialista, sobre los medios de producción se había consolidado, como la base inquebrantable del nuevo régimen socialista, en todas las ramas de la Economía nacional. En la nueva sociedad, la sociedad socialista, había desaparecido para siempre las crisis, la miseria, el paro forzoso y la ruina. Se habían creado las condiciones necesarias para una vida desahogada y culta de todos los miembros de la sociedad soviética.

Congruentemente con esto -decía el camarada Stalin, en su informe-, había cambiado también la contextura de clase de la población de la U.R.S.S. La clase de los terratenientes y la gran burguesía imperialista de los viejos tiempos habían sido liquidadas ya durante el periodo de la guerra civil. Durante los años de la edificación socialista, habían sido suprimidos todos los elementos explotadores: los capitalistas, los comerciantes, los kulaks y los especuladores. Quedaban solamente algunos vestigios insignificantes de las clase explotadoras suprimidas, cuya total liquidación era cuestión de muy poco tiempo.

Los trabajadores de la U.R.S.S. -los obreros, los campesinos, los intelectuales- habían cambiado profundamente durante los años de la edificación socialista.

La clase obrera había dejado de ser una clase explotada, privada de los medios de producción, como lo es bajo el capitalismo. Había destruido el capitalismo, arrebatado a los capitalistas los medios de producción, para convertirlos en propiedad social. Había dejado de ser un proletariado, en el sentido estricto y antiguo de esta palabra. El proletariado de la U.R.S.S., en cuyas manos se halla el Poder del Estado, se ha convertido en una clase totalmente nueva. Se ha convertido en una clase obrera emancipada de la explotación, que ha destruido el sistema de la Economía capitalista e instaurado la propiedad socialista sobre los medios de producción; es decir, en una clase obrera como jamás la había conocido la historia de la Humanidad.

No menos profundos eran los cambios que se habían operado en la situación de los campesinos de la U.R.S.S. En los viejos tiempos, más de dos decenas de millones de explotaciones campesinas pequeñas y medias, sueltas y desperdigadas, trabajaban mortecinamente sus parcelas. Cultivaban la tierra, valiéndose de una técnica atrasada; eran explotadas por los terratenientes, por los kulaks, por los comerciantes, por los especuladores, por los usureros, etc. Ahora, ha surgido en la U.R.S.S. un tipo completamente nuevo de campesino: ya no hay terratenientes ni kulaks, comerciantes ni usureros que puedan explotarle. La inmensa mayoría de las explotaciones campesinas ha entrado en los coljoses, basados, no en la propiedad privada sobre los medios de producción, sino en la propiedad colectiva y en el régimen de trabajo colectivo. Es éste un nuevo tipo de campesinos, libre de toda explotación. Este tipo de campesino no lo había conocido tampoco, hasta ahora, la historia de la Humanidad.

Han cambiado también los intelectuales de la U.R.S.S. Son ya, en masa, intelectuales totalmente nuevos. En su mayoría, han salido del seno de los obreros y de los campesinos. No sirven ya, como los antiguos intelectuales, al capitalismo, sino al socialismo. El intelectual ha pasado a ser miembro con plenitud de derechos de la sociedad socialista. Estos intelectuales construyen la nueva sociedad, la sociedad socialista, del brazo de los obreros y campesinos. Son un tipo nuevo de intelectuales, puestos al servicio del pueblo y emancipados de toda explotación. Este tipo de intelectuales no lo había conocido tampoco la historia de la Humanidad.

De este modo, se van borrando las fronteras de clase entre los trabajadores de la U.R.S.S., va desapareciendo el antiguo exclusivismo de clase. Ceden y se borran las contradicciones económicas y políticas entre los obreros, los campesinos y los intelectuales. Se ha creado la base para la unidad moral y política de la sociedad.

Estos profundos cambios operados en la vida de la U.R.S.S., estos éxitos decisivos del socialismo en la U.R.S.S. encontraron su expresión en la nueva Constitución de la Unión Soviética.

Con arreglo a esta Constitución, la sociedad soviética está formada por dos clases hermanas, los obreros y los campesinos, entre las cuales existen aún ciertas diferencias de clase. La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas es un Estado Socialista de obreros y campesinos.

La base política de la U.R.S.S. la constituyen los Soviets de diputados de los trabajadores que han crecido y se han robustecido, como resultado del derrocamiento del Poder de los terratenientes y capitalistas y de la conquista de la dictadura del proletariado.

Aparte de eso añadiré algo más para comprender bien las cosas:
El Partido desplegó en toda la línea una labor preparatoria con vistas a las elecciones. El Partido entendía que la implantación de la nueva Constitución de la U.R.S.S. significaba un viraje en la vida política del país. Y que este viraje consistía en llevar a cabo la democratización completa del sistema electoral, en pasar de las elecciones restringidas a las elecciones por sufragio universal, de las elecciones no plenamente iguales a las elecciones por sufragio igual, de las elecciones de varios grados a las elecciones directas, de las elecciones con voto abierto a las elecciones con voto secreto.

Antes de regir la nueva Constitución, se hallaban sujetos a restricciones en sus derechos electorales los servidores del culto, los antiguos guardias blancos, los antiguos kulaks y cuentos no rindiesen un trabajo útil para la sociedad; la nueva Constitución anuló todas las limitaciones puestas a los derechos electorales de estas categorías de ciudadanos, decretando que las elecciones a diputados se harían por sufragio universal.

Antes, las elecciones a diputados tenían carácter desigual, pues regían diferentes normas electorales para la población urbana y para la rural; ahora, había desaparecido la necesidad de limitar la igualdad en las elecciones, y todos los ciudadanos tenían derecho a participar en las elecciones sobre un plano de igualdad.

Antes, las elecciones a los órganos medios y superiores del Poder Soviético eran elecciones de varios grados; ahora, según la nueva Constitución, las elecciones a todos los Soviets, desde los Soviets rurales y urbanos hasta el Soviet Supremo, habían de efectuarse por vía directa, es decir, que cada ciudadano elegía directamente al diputado.

Antes, las elecciones a diputados de los Soviets se efectuaban emitiendo abiertamente el voto y por listas; ahora, la votación, en las elecciones a diputados, tenía que ser secreta, y no por listas, sino por candidaturas separadas, presentadas en cada distrito electoral.

Esto representaba, indudablemente, un viraje en la vida política del país.

El nuevo sistema electoral tenía necesariamente que conducir, como, en efecto, condujo, a intensificar la actividad política de las masas, a reforzar el control de éstas sobre los órganos del Poder Soviético, a acentuar la responsabilidad de los órganos del Poder Soviético ante el pueblo.
Acerca de esto, el Pleno del Comité Central, después de oír el informe del camarada Zhdanov, dispuso:

a) Reconstruir el trabajo del Partido sobre la base de la aplicación plena e incondicional de los principios del democratismo dentro del Partido, con arreglo a sus estatutos.

b) Acabar con la práctica de la cooptación para designar los miembros de los Comités del Partido y restablecer, de acuerdo con sus estatutos, el carácter electivo de los órganos dirigentes de las organizaciones del Partido.

c) Prohibir, en las elecciones para designar los órganos del Partido, el voto por listas y efectuar la elección por candidatura separada, garantizando a todos los miembros del partido derecho ilimitado de recusar a los candidatos y criticarlos.

d) Implantar, en las elecciones de los órganos del Partido, el sistema de votación secreta de los candidatos.

e) Celebrar elecciones para designar los órganos del Partido en todas las organizaciones de éste, desde los Comités de Partido de las organizaciones primarias hasta los Comités territoriales y provinciales y los Comités Centrales de los Partidos Comunistas nacionales, señalando como plazo máximo para terminar estas elecciones el 20 de mayo.

f) Obligar a todas las organizaciones del Partido a acatar rigurosamente, de acuerdo con sus estatutos, los plazos señalados para las elecciones de sus órganos: en las organizaciones primarias, una vez al año; en las organizaciones de distrito y de ciudad, una vez al año; en las organizaciones territoriales, provinciales y de Repúblicas, una vez cada año y medio.

g) Asegurar, en las organizaciones primarias del Partido, la estricta observancia del régimen de elecciones de los Comités del Partido en asambleas generales de fábricas, sin permitir la suplantación de éstas por conferencias.

h) Acabar con la práctica establecida en una serie de organizaciones primarias del Partido de prescindir de hecho de las asambleas generales, suplantándolas por reuniones en las secciones de las fábricas y por conferencias".
Así comenzó la preparación del Partido para las elecciones que se avecinaban.

Winstanley escribió:Como digo, voy a hablar de su libro, el “democratismo socialista” (en realidad solo has citado un par de frases del libro), viendo si lo que dice la Constitución de de 1936, que tanto alaban como ejemplo de ello, se ajusta a lo que han establecido los principios del marxismo-leninismo.

La Constitución de 1936, en su artículo 134, establece:

Todos los Soviets de diputados de los trabajadores —el Soviet Supremo de la
URSS, los Soviets Supremos de las repúblicas federadas, los Soviets de territorio y de
región, los Soviets Supremos de las repúblicas autónomas, los Soviets de las regiones
autónomas y de las comarcas, de los distritos, ciudades y localidades rurales (stanitsas,
aldeas, caseríos, kishlaks y aúles)— son elegidos por sufragio universal, igual, directo y
secreto.
Aja, añado un poco más para ilustrar bien:
Artículo 135.-- Las elecciones de diputados se hacen por sufragio universal: tienen derecho a participar en ellas todos los ciudadanos de la URSS que hayan alcanzado la edad de 18 años, independientemente de la raza y la nacionalidad a que pertenezcan, de su sexo, religión, grado de instrucción, residencia, origen social, situación económica y actividades en el pasado, con excepción de los alienados, reconocidos como tales de acuerdo con la ley. Puede ser elegido diputado al Soviet Supremo de la URSS todo ciudadano de la URSS que haya cumplido 23 años, independientemente de la raza y la nacionalidad a que pertenezca, de su sexo, religión, grado de instrucción, residencia, origen social, situación económica y actividades en el pasado.
Artículo 136.-- Las elecciones de diputados se hacen por sufragio igual: cada ciudadano tiene un solo voto; todos los ciudadanos participan en las elecciones sobre bases iguales.
Artículo 137.-- Las mujeres gozan del mismo derecho que los hombres de elegir y ser elegidas.
Artículo 138.-- Los ciudadanos incorporados a las Fuerzas Armadas de la URSS gozan del derecho de elegir y ser elegidos igual que los demás ciudadanos.
Artículo 139.-- Las elecciones de diputados son directas: todos los Soviets de diputados de los trabajadores, desde los Soviets de las localidades rurales y urbanas hasta el Soviet Supremo de la URSS, son elegidos por los ciudadanos de forma inmediata, por sufragio directo.
Artículo 140.-- La votación en las elecciones de diputados es secreta.
Winstanley escribió:Bien, ¿qué nos dice el maxismo-leninismo al respecto? Para un comunista el auténtico significado de “democracia” lo exponía Lenin así:

Pero sin las discusiones públicas, la masa de oprimidos jamás podrá pasar de la disciplina impuesta por los explotadores a la disciplina consciente y voluntaria. Las discusiones públicas son, precisamente, la verdadera democracia, el enderezamiento, el despertar de los trabajadores a la nueva vida; son los primeros pasos que dan por un terreno que ellos mismos han limpiado de reptiles (explotadores, imperialistas, terratenientes y capitalistas) y que ellos mismos quieren aprender a organizar a su manera, para sí, respaldándose en los principios de su propio poder, del Poder soviético.

Lenin: “Las tareas inmediatas del poder soviético” (1918).

Como se ve, la democracia, como no puede ser de otro modo para un marxista, es la asamblea de masas deliberativa. Tanta insistencia de mis interlocutores en el secretismo del voto no deja de ser extraña, ya viendo solamente como se organiza una asamblea de obreros en cualquier verdadera lucha de resistencia (económica y espontánea) consecuente, como puede ser una huelga salvaje: asamblea deliberativa y votación masiva a mano alzada.
Aquí no entiendo el contexto de lo que subrayas con lo que defiendes, creo, que una cosa es el debate público de las organizaciones, y otra muy diferente el voto público a mano alzada, ¿o no?, ¿acaso pretendes decirnos que con el voto secreto uno no podía debatir en el PC (b)?

Winstanley escribió:Me parece mucho más congruente y proletario este método a la hora de llevarlo a las estructuras de base del Estado de dictadura del proletariado, que el voto secreto, que más bien denota una concepción de lo público como choque y competencia de personas privadas (propietarios celosos de sus secretos), que no el ámbito de desarrollo abierto y colectivo de las masas.
También las ambiciones, los choques de intereses, y las competencias pueden darse en unas elecciones no secretas, el problema no es si en unas elecciones secretas o no secretas se potencia más los intereses, puesto que en las secretas (parece que algo escondes) y en las no secretas (los ambiciosos pueden ver quien les lleva la contraria, y cooptar en la siguiente elección mediante la fuerza: sobornos, amenazas, etc.) en ambas tienen conceptos negativos en esa óptica del engaño, el nido de todo esto, es que en el partido bolchevique no tiene que haber gente que esconda nada ni que tampoco quiera saber si perico el de los palotes le ha votado o no, al menos en el sentido negativo.

Winstanley escribió:Respecto al sufragio universal e igual, es decir la participación igualitaria de todos los miembros de una sociedad desigual, Lenin tenía una opinión diferente a mis interlocutores:
(Lenin tenía una opinión parecida a la de tus interlocutores, de hecho aquí el errado en la obra de Lenin eres tú, no nosotros, como desmotrare)
Democracia para la mayoría gigantesca del pueblo y represión por la fuerza, o sea exclusión de la democracia, para los explotadores, para los opresores del pueblo: tal es la modificación que experimentará la democracia durante la transición del capitalismo al comunismo.

Lenin: “El Estado y la Revolución” (1917)

Nótese el periodo de tiempo por el que Lenin pronostica esta medida... hasta el comunismo.
(Obviamente esto es mentira, te lo has inventado en la marcha, o lo has supuesto por descartes)

De hecho, esta medida, en mi opinión, pone en consonancia la base socioeconómica de desigualdad con una superestructura estatal coherente con esa base (es decir, desigual) de la forma más democrática posible: con la exclusión de la minoría de explotadores.
Bien citemos a Stalin y su famoso libro SOBRE EL PROYECTO DE CONSTITUCIÓN DE LA URSS (1936)
Por último, otra enmienda de carácter más o menos esencial. Hablo de la enmienda al artículo 135 del proyecto de Constitución. Propone privar de derechos electorales a los clérigos, a los antiguos guardias blancos, a toda aquella gente e individuos del pasado que no realizan un trabajo de utilidad social o, por lo menos, limitar los derechos electorales de los individuos de esa categoría concediéndoles el derecho a elegir sin poder ser elegidos.

Yo creo que hay que rechazar igualmente esta enmienda. El Poder soviético privó de sus derechos electorales a los elementos no trabajadores y explotadores pero no perpetuamente, sino provisionalmente, hasta cierto período. Hubo un tiempo en el que estos elementos llevaban a cabo una guerra abiertamente contra el pueblo y se oponían a las leyes soviéticas. La respuesta del Poder de los Soviets a esta oposición fue la ley soviética privándolos del derecho electoral.

Desde entonces ha pasado bastante tiempo. Durante el período transcurrido hemos logrado que las clases explotadoras sean suprimidas, y el Poder soviético se ha convertido en una fuerza invencible. ¿No ha llegado, pues, la hora de revisar esa ley? Yo creo que sí. Se dice que la cuestión es peligrosa, porque en los órganos supremos del país pueden deslizarse elementos hostiles al Poder soviético: antiguos guardias blancos, kulaks, popes, etc. Pero, en realidad, ¿qué es lo que se teme? El que tenga miedo a los lobos, que no vaya al bosque. En primer lugar no todos los antiguos kulaks, guardias blancos o popes son hostiles al Poder soviético. Y, en segundo lugar, si el pueblo elige aquí y allá hombres hostiles, eso querría decir que nuestro trabajo de agitación no sirve para nada y que nos hemos merecido semejante vergüenza; si, por el contrario, si nuestro trabajo de agitación se hace a la manera bolchevique, el pueblo no dejará que los elementos hostiles pasen a sus órganos supremos. Por consiguiente hay que trabajar y no gemir. Hay que trabajar y no esperar a que le sirvan a uno las cosas preparadas mediante disposiciones administrativas. Ya en 1919, Lenin decía que se acercaba el tiempo en que el Poder de los Soviets juzgaría útil introducir el sufragio universal sin ninguna restricción. ¿Oís bien? Sin ninguna restricción. Lo decía cuando la intervención militar extranjera aun no estaba liquidada y cuando nuestra industria y agricultura se hallaban en una situación pésima. Desde entonces han transcurrido diecisiete años. ¿No ha llegado la hora, camaradas, de cumplir esta indicación de Lenin? Yo creo que sí. He aquí lo que dijo Lenin en 1919 en su obra «Proyecto de programa del Partido Comunista (bolchevique) de Rusia». Permitidme que os lo lea:


«El Partido Comunista de Rusia debe explicar a las masas trabajadoras, para evitar una generalización errónea de las necesidades históricas pasajeras, que el privar de los derechos electorales a una parte de los ciudadanos en la República Soviética no se refiere, en modo alguno, como ha ocurrido en la mayoría de las Repúblicas democráticas burguesas, a una categoría determinada de ciudadanos, a la que se declara privada de derechos por toda la vida: sólo se refiere a los explotadores, a los que, a pesar de las leyes fundamentales de la República Socialista Soviética, persisten en defender su posición de explotadores, en mantener las relaciones capitalistas. Por consiguiente, por una parte, en la República de los Soviets, a medida que se fortalece el socialismo de día en día y disminuye el número de aquellos que disponen de la posibilidad objetiva de seguir siendo explotadores o de mantener relaciones capitalistas, la proporción de los individuos privados del derecho electoral disminuye. Es dudoso que hoy día esta proporción sobrepase en Rusia el 2 ó 3 por 100. Por otra parte, en el futuro más próximo, el cese de la invasión del exterior y el logro de la expropiación de los expropiadores puede, bajo ciertas condiciones, crear tal estado de cosas, que el Poder del Estado proletario elegirá otros medios para aplastar la resistencia de los explotadores e introducirá el sufragio universal sin ninguna restricción», Lenin, t. XXIV, pág. 94).

Yo creo que está claro.
Como dice Stalin, "yo creo que esta claro", pero si eres de esos del foro que ante el revés en un debate por una cita de alguien que idolatran salen diciendo eso de "esta descontextualizado", te dejare el libro de Lenin directamente: http://www.marxists.org/archive/lenin/works/1919/mar/x02.htm

Sobre las otras frases de Lenin:
Winstanley escribió:Por si hubiera alguna duda, Lenin, en perfecta coherencia con Marx, lo explícita claramente:

Las elecciones indirectas de los Soviets que no son locales hacen más fáciles los congresos de los Soviets, hacen que todo el aparato sea menos costoso, más ágil, esté más al alcance de los obreros y de los campesinos en un período en que la vida se encuentra en efervescencia y es necesario poder proceder con gran rapidez para revocar a un diputado local o enviarle al Congreso general de los Soviets.

Lenin: “La revolución proletaria y el renegado Kautsky” (1918)
Pongo el texto más ampliado:
Considerad la estructura del Estado. Kautsky se aferra a "minucias", incluso a que las elecciones son "indirectas" (en la Constitución soviética), pero no ve el fondo del problema. No nota que la máquina estatal, el aparato del Estado tiene una esencia de clase. En la democracia burguesa, valiéndose de mil ardides -- tanto más ingeniosos y eficaces cuanto más desarrollada está la democracia "pura" --, los capitalistas apartan a las masas de la participación en el gobierno, de la libertad de reunión y de imprenta, etc. El Poder soviético es el primero del mundo (mejor dicho el segundo, porque la Comuna de París empezó a hacer lo mismo) que incorpora al gobierno a las masas, precisamente a las masas explotadas. Mil obstáculos impiden a las masas trabajadoras participar en el parlamento burgués (que nunca resuelve las cuestiones más importantes dentro de la democracia burguesa: las resuelven la Bolsa y los Bancos) y los obreros saben y sienten, ven y perciben perfectamente que el parlamento burgués es una institución extraña, un instrumento de opresión de los proletarios por la burguesía, la institución de una clase hostil, de la minoría de explotadores.

Los Soviets son la organización directa de los trabajadores y de las masas explotadas, a los que dan toda clase de facilidades para organizar por sí mismos el Estado y gobernarlo. La vanguardia de los trabajadores y de los explotados, el proletariado de las ciudades, tiene en este sentido la ventaja de ser el más unido, gracias a las grandes empresas; a él le es más fácil que a nadie elegir y controlar a los elegidos. La organización soviética facilita automáticamente la unificación de todos los trabajadores y explotados alrededor de su vanguardia, el proletariado. El viejo aparato burgués, la burocracia, los privilegios de la fortuna, de la instrucción burguesa, de las relaciones, etc. (privilegios de hecho, tanto más variados cuanto más desarrollada está la democracia burguesa) desaparecen totalmente con la organización soviética. La libertad de imprenta deja de ser una farsa, porque se desposee a la burguesía de los talleres gráficos y del papel. Lo mismo sucede con los mejores edificios, con los palacios, hoteles particulares, casas señoriales de campo, etc. El Poder soviético desposeyó inmediatamente a los explotadores de miles y miles de los mejores edificios, haciendo de este modo un millón de veces más "democrático" el derecho de reunión para las masas, ese derccho de reunión sin el que la democracia es un engaño. Las elecciones indirectas de los Soviets que no son locales hacen más fáciles los congresos de los Soviets, hacen que todo el aparato sea menos costoso, más ágil, esté más al alcance de los obreros y de los campesinos en un período en que la vida se encuentra en efervescencia y es necesario poder proceder con gran rapidez para revocar a un diputado local o enviarle al Congreso general de los Soviets.

La democracia proletaria es millón de veces más democrática que cualquier democracia burguesa. El Poder soviético es un millón de veces más democrático que la más democrática de las repúblicas burguesas.
Para empezar, debo decirte que un sistema burgués de elecciones, puede ser directo o indirecto, por lo que expresas tienes en mente unas elecciones burguesas (elección directa) y unas elecciones socialistas (elecciones indirectas) y esto no es así.

Hay países capitalistas sufragio indirecto, muestra de ellos son varios de Europa, (con sus listas, grados, trámites, hasta que sale el elegido) y generalmente en los países socialistas históricos como Albania o Cuba las elecciones han sido de tipo directo.

Como podemos observar ahora, el texto que es una refutación de las tesis de Kautsky, habla de que después de las experiencias soviéticas, y se que se ha demostrado la democracia proletaria sobre el papel, Kautsky sigue alabando la democracia burguesa, allí Lenin explica las diferencias palpables tanto en lo económico, en la prensa, y un largo etc. Lenin precisamente dice que Kautsky se fija y critica las cosas infimas como que las elecciones son indirectas (Lenin señala en la constitución) pero aparte de eso, se ciñe a demostrar las claras diferencias entre una democracia y otra, y al final del texto dice claramente: "La democracia proletaria es millón de veces más democrática que cualquier democracia burguesa" incluida la democracia burguesa mediante votación indirecta.

Siguiente texto de Lenin: (lo pondré de nuevo con más datos para que se sepa de que habla)
En la república democrática -- prosigue Engels -- "la riqueza ejerce su poder indirectamente, pero de un modo tanto más seguro", y lo ejerce, en primer lugar, mediante la "corrupción directa de los funcionarios" (Norteamérica), y, en segundo lugar, mediante la "alianza del gobierno con la Bolsa" (Francia y Norteamérica).

En la actualidad, el imperialismo y la dominación de los Bancos han "desarrollado", hasta convertirlos en un arte extraordinario, estos dos métodos adecuados para defender y llevar a la práctica la omnipotencia de la riqueza en las repúblicas democráticas, sean cuales fueren. Si, por ejemplo, en los primeros meses de la república democrática rusa, en los meses que podemos llamar de la luna de miel de los "socialistas" -- socialrevolucionarios y mencheviques -- con la burguesía, en el gobierno de coalición, el señor Palchinski saboteó todas las medidas de restricción contra los capitalistas y sus latrocinios, contra sus actos de saqueo en detrimento del fisco mediante los suministros de guerra, y si, al salir del ministerio, el señor Palchinski (sustituido, naturalmente, por otro Palchinski exactamente igual) fue "recompensado" por los capitalistas con un puestecito de 120.000 rublos de sueldo al año, ¿qué significa esto? ¿Es un soborno directo o indirecto? ¿Es una alianza del gobierno con los consorcios o son "solamente" lazos de amistad? ¿Qué papel desempeñan los Chernov y los Tsereteli, los Avkséntiev y los Skóbelev? ¿El de aliados "directos" o solamente indirectos de los millonarios malversadores de los fondos públicos?

La omnipotencia de la "riqueza" es más segura en las repúblicas democráticas, porque no depende de la mala envoltura política del capitalismo. La república democrática es la mejor envoltura política de que puede revestirse el capitalismo, y por lo tanto el capital, al dominar (a través de los Pakhinski, los Chernov, los Tsereteli y Cía.) esta envoltura, que es la mejor de tocdas, cimenta su Poder de un modo tan seguro, tan firme, que ningún cambio de personas, ni de instituciones, ni de partidos,
dentro de la república democrática burguesa, hace vacilar este Poder.
Entonces, como observamos, de nuevo, tu frase carece de validez con lo que has propuesto debatir con tanta inquina, (si es mejor la votación directa o indirecta), pues, en ese pasaje, Lenin habla de: "La omnipotencia de la "riqueza" es más segura en las repúblicas democráticas", oséase no de lo que tú planteas, sino de los tejemanejes de la bolsa y sus inversores con el gobierno, de la burocracia y su corrupción, y demás cosas del sistema capitalista, algunas obviamente en la Rusia del 1917, o la URSS del 1936, por mucho que quieran algunos, no se pudieron realizar jamás en modo igualitario a los sistemas capitalistas, como el de los contactos sinuosos de bolsa/gobierno que relata el texto, no habla Lenin por tanto, de que la votación indirecta de los soviets sea mejor que la directa (como sería la constitución del 1936), puesto que confundes lamentablemente democracia burguesa con democracia proletaria (primordial), la votación directa con la indirecta, que es (algo secundario), precisamente la indirecta lleva consigo unos trámites, unos grados, unas listas, el votante vota a ciegas las listas (a diferencia del voto directo que votas a X candidato directamente), un método más burocrático por lo tanto... digo esto, poniéndome de nuevo en tu mente, de que el PC (b) quiera colocar sí o sí a X persona.

Winstanley escribió:De hecho, el sistema de igualdad formal, jurídica, acorde con el sufragio universal e igualitario, es el que más se ajusta a una sociedad de propietarios de mercancías como es el capitalismo, uno de cuyos requisitos es precisamente la igualdad jurídica de esos propietarios (desde el propietario de los medios de producción al propietario de la fuerza de trabajo), a pesar de la desigualdad real, socioeconómica, de los mismos.

Así pues, desigualdad formal, jurídica, con la exclusión de los explotadores (reverso dialéctico de la verdadera democracia proletaria de masas, como no puede ser de otra manera en la sociedad de transición al comunismo, (como he demostrado según Lenin, en inicios sí, ¿pero hasta el comunismo?) donde permanece, entre otras cosas, la división social del trabajo y, (¿ahora reconoces que en el socialismo se mantiene?) por tanto, la desigualdad real) (desigualdad que Stalin decía que aún existia entre campesinos y obreros ¿recuerdas el proyecto de constitución?), asamblea deliberativa (esto no se niega en la del 1936) y sistema indirecto, junto a la revocabilidad de todos los cargos públicos (tú mismo aceptaste, la existencia de esta en la constitución del 36' [de iure]) y el mandato imperativo (¿insinúas que en el 1921 por ej. sí se cumplía el "mandato imperativo" y en el 1936 no?): he ahí los puntales, según el marxismo, del “democratismo socialista” (que no es otra cosa diferente de la dictadura del proletariado), la estructura más idónea para asegurar el control del Estado por las masas, desde abajo (lo que más garantiza la iniciativa de éstas), y permitir su progresiva elevación.

De hecho, el sistema de igualdad formal, jurídica, acorde con el sufragio universal e igualitario, es el que más se ajusta a una sociedad de propietarios de mercancías como es el capitalismo, uno de cuyos requisitos es precisamente la igualdad jurídica de esos propietarios (desde el propietario de los medios de producción al propietario de la fuerza de trabajo), a pesar de la desigualdad real, socioeconómica, de los mismos.

Además, el sistema directo de elección, incluso a las más altas instancias representativas, como sucede en las repúblicas parlamentarias (y refrenda la Constitución del 36), también es el que más se ajusta al capitalismo, pues, junto con el mandato representativo (en oposición al imperativo), que es el más coherente con el sufragio directo, es el que mejor permite alienar la soberanía a las masas, por aquello de la división social del trabajo, y dejarlo en manos de una capa representantes profesionales de las élites socioeconómicas.
Estoy de acuerdo, que la mejor envoltura para el capitalismo es la república democrática como dice Lenin, y reafirmas, pero a la vez, ya he demostrado, que es una barbaridad comparar y decir, que el sistema de elecciones del 1936 es capitalista, o encierra o promueve esto, cuando no se cumplen diversos factores que todos tenemos en mente, como que la elección directa en un país capitalista se realiza después de un bombardeo de prensa masiva (en su mayoría en manos burguesas), controlando las elecciones (bajo manos burguesas), con unas elecciones marcadas bajo una división de clase (marcada por la hegemonía de la burguesía) con los medios de producción (bajo manos burguesas), con varios partidos (de clases explotadoras y no explotadoras), en el caso de una democracia socialista como la soviética del 1917-1936 (sea se sugragio directo o indirecto) estos factores están alterados, por lo que si las elecciones son directas o no, no modifica considerablemente el hecho de que NO ES IGUAL UNA ELECCIÓN DIRECTA O INDIRECTA EN UNA DEMOCRACIA SOCIALISTA, QUE EN UNA BURGUESA.
De todas formas para que observes que ni la democracia directa de Stalin era tan mala (te he posteado cierta información innegable), ni la indirecta de la época de Lenin era tampoco tan idílica, te dejo lo siguiente:

Podemos luchar contra la burocracia hasta las últimas consecuencias, a una victoria total, sólo cuando toda la población participa en la labor de gobierno. En las repúblicas burguesas no sólo es imposible, sino que la propia ley lo impide. mejor de las repúblicas burguesas, por muy democrático que sean, tienen miles de obstáculos legales que impiden a los trabajadores de participar en la labor de gobierno. Lo que hemos hecho, era eliminar estos obstáculos, pero hasta ahora no hemos llegado a la etapa en que los trabajadores puedan participar en el gobierno. Al margen de la ley, no es todavía el nivel de la cultura, que no se puede someter a ninguna ley. El resultado de este bajo nivel cultural es que los soviéticos, que en virtud de su programa son los órganos de gobierno por parte de las personas que trabajan , son en realidad órganos de gobierno de las personas que trabajan por la sección avanzada del proletariado, pero no por el trabajo pueblo en su conjunto. Lenin VIII Congreso del PC (b)(1919)
Al no ser, que sigas con la tesis absurda que se la he oido desde trotskystas a maoístas de que "Stalin decía que no había clases", no se puede justificar tu crítica, pero yo sé de donde vienen el agua que bebes, y obviamente es del primer grupo, pues tu crítica es paralela a los escritos de Trotsky en su totalidad. Te dejo un buen análisis del camarada Tiago:
Tiago escribió:Para el marxismo es bastante claro que la explotación del hombre por el hombre va asociado a determinados modos de producción a lo largo de la historia de la humanidad, empezando por el esclavismo y alcanzado su punto culminante en el modo de producción capitalista. ¿En qué consiste la explotación del hombre por el hombre bajo el capitalismo? Marx y Engels en el Manifiesto lo exponían de manera simple, clara y concreta:

“La condición esencial de la existencia y de la dominación de la clase burguesa es la acumulación de la riqueza en manos de particulares, la formación y el acrecentamiento del capital. La condición de existencia del capital es el trabajo asalariado. El trabajo asalariado descansa exclusivamente sobre la competencia de los obreros entre sí.

…la propiedad privada burguesa moderna es la última y más acabada expresión del modo de producción y de apropiación de lo producido basado en los antagonismos de clase, en la explotación de los unos por los otros. En este sentido, los comunistas pueden resumir su teoría en esta fórmula única: abolición de la propiedad privada.”

Pero el sistema de explotación del hombre por el hombre implica la existencia de clases explotadoras. Creo que viene bien recordar en este punto algo que parece haberse olvidado: ¿Qué es una clase social?

“Las clases son grandes grupos de hombres que se diferencian entre sí por el lugar que ocupan en un sistema de producción social históricamente determinado, por las relaciones en que se encuentran con respecto a los medios de producción (relaciones que en su mayor parte las leyes refrendan y formalizan), por el papel que desempeñan en la organización social del trabajo, y, consiguientemente, por el modo de percibir y la proporción en que perciben la parte de la riqueza social de que disponen. Las clases son grupos humanos, uno de los cuales puede apropiarse el trabajo de otro por ocupar puestos diferentes en un régimen determinado de economía social”.
(Lenin, Una gran iniciativa, 1919, O.E. en doce tomos, t. 10, Moscú)

De esto sigue: ¿Qué son clases explotadoras? En el capitalismo, es la clase capitalista que tiene los medios para apropiarse del trabajo ajeno no retribuido. Marx dice:

“…la propiedad, vista del lado del capitalista, se convierte en el derecho de apropiarse trabajo ajeno no retribuido, o su producto, y, vista del lado del obrero, como la imposibilidad de hacer suyo el producto de su trabajo”. (El capital t.1 cap. XXII, 1)

“Lo único que distingue unos de otros los tipos económicos de sociedad, v.gr. la sociedad de la esclavitud de la del trabajo asalariado, es la forma en que este trabajo excedente le es arrancado al productor inmediato, al obrero.” (El capital t.1 cap. VII, 1)

Con la toma del poder político, el proletariado revolucionario inicia el proceso de “expropiación de los expropiadores”, el proceso de liquidación de la explotación del hombre por el hombre y de la eliminación de las clases explotadoras, el proceso de establecimiento de nuevas relaciones de producción, en camino a la sociedad sin clases, el comunismo. Lenin decía muy bien:

“Es evidente que, para suprimir por completo las clases, no basta con derrocar a los explotadores, a los terratenientes y capitalistas, no basta con suprimir su propiedad, sino que es imprescindible también suprimir toda propiedad privada de los medios de producción; es necesario suprimir la diferencia existente entre la ciudad y el campo, así como entre los trabajadores manuales e intelectuales. Esta obra exige mucho tiempo. Para realizarla, hay que vencer la resistencia (muchas veces pasiva y mucho más tenaz y difícil de vencer) de los numerosos vestigios de la pequeña producción, hay que vencer la enorme fuerza de la costumbre y la rutina que estos vestigios llevan consigo”.
(Lenin, Una gran iniciativa, 1919, O.E. en doce tomos, t. 10, Moscú. La cursiva es de Lenin)

Aquí Lenin resalta dos tareas de la revolución socialista:

1) el derrocamiento de los explotadores, los capitalistas y terratenientes, y la supresión de la propiedad de estas clases explotadoras, la supresión de los medios que les permiten apropiarse del trabajo ajeno,
2) la supresión de toda propiedad privada de medios de producción, la supresión de la diferencia entre la ciudad y el campo, de la diferencia entre trabajadores manuales e intelectuales.

Cumplir la primera tarea, la tarea más fácil (como dije en mi post anterior) no es suficiente para suprimir las clases, para alcanzar el comunismo. Para lograr esto es imprescindible realizar la segunda tarea, la más difícil y la más larga, fortaleciendo la dictadura del proletariado y desplegando la más consecuente lucha de clase.

¿Qué lograron la URSS en 1936 y Albania en 1976? Solamente (¡solamente!: ¡qué poco!) cumplir con realizar la primera tarea, liquidar a la burguesía como clase explotadora y acabar con la explotación del hombre por el hombre. A Stalin le cupo la tarea inédita de dirigir la ejecución y culminación de esa primera tarea y verla cumplida. No era más que el punto de partida. Quedaba por realizar la tarea más importante, señalada con claridad por Marx, Engels y Lenin. En ese camino de la revolución socialista, según Lenin se darán revoluciones y contrarrevoluciones, la lucha de clases más encarnizada.

En esa fase de la revolución socialista, ¿sigue existiendo la burguesía como clase explotadora? No, porque ya no tiene los medios de producción para explotar al trabajo asalariado ni medios para apropiarse del trabajo ajeno. La clase obrera deja de ser proletariado en el sentido económico que le dan Marx y Engels, propio del régimen capitalista de producción:

“Desde el punto de vista económico, sólo puede llamarse “proletario” al obrero asalariado que produce y valoriza “capital”, viéndose lanzado al arroyo tan pronto como ya no le sirve de nada a Monsieur Capital…” (Marx, El capital, t. 1, cap. XXIII, 1).
Winstanley escribió:Y tenemos, pues, que hasta el propio Furr (por fin llegas al libro que TÚ tanto cacareabas), mucho más sensata y razonablemente que mis interlocutores, reconoce que la Constitución de 1936 significaba una convergencia con los principios de la democracia burguesa: (Tú me estas basando la crítica al sistema de elección del 1936 a que el voto no es secreto y que es directo para decir que es capitalista, o al menos insinuarlo, para ello usandome dos frases de Lenin donde no habla ni de la primera ni de la segunda cosa) [tiene cojones]

¿Qué forma puede tomar la “democracia” en una sociedad socialista que se ha puesto como objetivo evolucionar hacia una sociedad sin clases? ¿Hubiera funcionado el proyecto de la Constitución de 1936 tal y como Stalin lo preveía, a efectos de democratizar la Unión Soviética, y devolver al Partido Bolchevique su papel original de ser una organización de revolucionarios dedicados cuya tarea principal era llevar al país hacia el comunismo? ¿O tal vez este modelo incorporaba tantos del concepto burgués capitalista de “democracia” que hubiera impulsado, más que impedido, la evolución de la URSS hacia el capitalismo?

Grover Furr: “Stalin y la lucha por la reforma democrática” (2005)
El único concepto "burgués" que puedo vislumbrar es del multipartidismo, sabemos que Stalin al menos en los escritos anteriores se oponía a esto, a esto, y al fracccionalismo, Grover Furr también lo deja claro en su texto:

Y lo mas importante es que Stalin declaró que en todas las elecciones participarían diferentesfuerzas políticas.
Usted ahora está confundido por el hecho de que solo un partido se presentará a laselecciones. Y no puede ver como una contienda electoral puede tener lugar en estascondiciones. Evidentemente, los candidatos serán presentados no solo por el PartidoComunista, sino por toda clase de organizaciones públicas, ajenas al Partido. Y tenemos centenares de ellas. No tenemos partidos en liza mas que en la medida en quetenemos una clase capitalista en lucha con una clase trabajadora que es explotada por los capitalistas. Nuestra sociedad consiste exclusivamente de trabajadores libres del campo y de la ciudad; trabajadores, campesinos e intelectuales. Cada uno de estoscapas tienen sus especiales intereses y los expresan a través de las numerosasorganizaciones que existen. (13-14)

Pero luego, arremete a que supuestamente Stalin si preveía un sistema multipartidista:
Dado que Stalin preveia la competencia de partidos políticos en su plan de elecciones abiertas,es lógico preguntarse: ¿cuan democrático hubiera resultado esto en el caso de que Stalin hubierallevado a cabo su plan? (como digo todo su texto, dice lo contrario, pero bueno)

(por lo tanto se contradice), al menos en lo del multipartidismo, el autor, como tampoco dice cuales son esos factores burgueses capitalistas del nuevo sistema de elecciones... según dice, los nuevos factores en general, son los siguientes:

Resumiendo, las pruebas indican que Stalin consideraba al nuevo sistema electoral apropiado para cumplir los siguientes objetivos:- Asegurar que la dirección de la producción y en general de la sociedad soviética estaba en manosde gente técnicamente preparada;- Detener la degeneración del Partido bolchevique, y hacer regresar a los militantes del Partido,especialmente a sus líderes, a sus funciones primarias: protagonizar el liderazgo en lo político y enlo moral, mediante el ejemplo y la persuasión al resto de la sociedad;- Reforzar el trabajo del Partido entre las masas;- Ganar el apoyo de los ciudadanos para el gobierno;- Crear las bases para una sociedad sin clases y comunista.
*(Ninguno parece a primera vista modificaciones electorales ni objetivos que conlleven a una degeneración capitalista, sino a reforzar el socialismo)

Winstanley escribió:Pero eso se hace justo en el momento en que la Constitución del Estado adopta unos principios que, como hemos visto, van en la dirección opuesta a lo que el marxismo siempre ha señalado que es la estructura más idónea para garantizar la participación efectiva de las masas en la gestión y administración del Estado.
(Precisamente he demostrado, los intentos de desburocratizar el partido, de promover los soviets y su elección correcta después del comunismo de guerra, de la edificiación del socialismo según la colectivización y la industralización, la eliminación de las clases explotadoras, TODO ESTO, es lago plenamente del periodo stalinista y plenamente en concordancia con el leninismo)

Winstanley escribió:Yo, sinceramente, aquí veo muchos interrogantes, además de, sí, la relajación de la dictadura del proletariado (no hace falta gritar, señor moderador).
(PERDÓN, pero mis mayusculas no intentan gritarte ja ja, es solo para que pongas énfasis en lo que digo, fíjate que yo tarde en responderte esto, pero tú tampoco me respondiste el tema tesis clases antagónicas-Stalin-Krushchev-fallosdeStalin-herencia a posteriori revisionista) que te conteste en el mensaje Mensaje n°35, de hecho te pusiste a hablar de la constitución del 1936, te quejas que hablamos varios temas, pero es que tú propones que aceptemos cosas realmente alarmantes sin debatir mucho en ello, (porque esquivas el debate en X puntos), decías que los stalinistas entre infinitas comillas aluden a un golpe termidoriano al estilo fantasía trotskysta con Stalin, yo te conteste minuciosamente las diferencias más simples de esa tesis tuya, no obtuve una respuesta.

Winstanley escribió:En mi opinión, como ya he expresado anteriormente, refiriéndome a otras cuestiones (la permanencia de la división social del trabajo y, junto a ella, la visión, errónea, del PC(b) de que habían sido destruidas “las condiciones de producción que engendran al proletariado”), esto no hace más que confirmarme en la idea de que el proceso de desarrollo socialista, de construcción del comunismo, tras superar las dificultades acaecidas a la muerte de Lenin y por la misma, se había estancado en la URSS a mediados de los años 30.

Un saludo.
Y yo en mi opinión te he dicho también que la división del trabajo no la excluye el señor georgiano, así que, como Lenin y Marx dicen (deje citas creo) esa división no se quita de las relaciones en el socialismo, sino en la fase superior de esta, el comunismo.
avatar
Platon
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2354
Reputación : 3479
Fecha de inscripción : 06/02/2012

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Platon el Vie Sep 20, 2013 7:49 pm

Winstanley escribió:-la crítica de NG al texto se basaba en que Stalin nunca negó o subestimó la posibilidad de una restauración interior del capitalismo y para demostrarlo, se basaba en un texto de Stalin de 1928.

-Yo le señalé que, aún así, la crítica, en mi humilde opinión, no era pertinente, puesto que era de un texto previo al Gran Viraje, y que en todo caso habría que aportar textos de mediados de los 30 que hablaran de la lucha de clases interna en la URSS y de los peligros de restauración interna, puesto que ese que él ponía se refería a un periodo histórico-político anterior previo, caducado, precisamente, por las enormes transformaciones revolucionarias que implicó la colectivización y la industrialización acelerada (es para lo único que he mentado la colectivización, pero en ningún momento fue un elemnto central del debate... precisamente porque estábamos debatiendo sobre el cuadro social sovético posterior, resultante de esas transformaciones).
"¿Puede el socialismo en un país que está rodeado por potentes países capitalistas considerarse completamente libre del peligro de una invasión armada (intervención) y, por consecuencia, del intento de restauración del capitalismo en nuestro país? ¿Pueden nuestra clase obrera y nuestros campesinos con sus propias fuerzas, sin una ayuda seria de la clase obrera en los países capitalistas, vencer la burguesía de los otros países, así como han vencido la propia burguesía? En otras palabras: ¿se puede considerar la victoria del socialismo en nuestro país definitiva, es decir, libre del peligro de una agresión militar y de intentos de restauración del capitalismo, mientras la victoria del socialismo existe en un solo país y mientras continúe existiendo el asedio capitalista?

Estos son los problemas que se asocian al segundo aspecto de la cuestión de la victoria del socialismo en nuestro país. El leninismo responde a estos problemas negativamente. El leninismo enseña que la victoria definitiva del socialismo en el sentido de una plena garantía contra la restauración de las relaciones burguesas es posible solamente a escala internacional (ver la conocida resolución de la 14ª conferencia del Partido Comunista de la URSS). Eso significa que la ayuda comprometida del proletariado internacional es esa fuerza sin la cual no se puede resolver el problema de la victoria definitiva del socialismo en un solo país. Esto no significa naturalmente que nosotros debamos quedarnos con los brazos cruzados esperando una ayuda desde fuera. Al contrario, la ayuda del proletariado internacional debe ser conjunta con nuestro trabajo en el fortalecimiento del Ejército Rojo y de la Flota Roja para la movilización de todo el país en la lucha contra la agresión militar en los intentos de restauración de las relaciones burguesas." (Stalin: Carta a Iván Filippovich Ivanov, 12 de Febrero de 1938).

Las negritas son mías.
avatar
Winstanley
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 118
Reputación : 130
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Winstanley el Vie Sep 20, 2013 9:50 pm

Ya que se ha resucitado este hilo a cuenta de otro tema y como me citas a mí, Platon, deduzco, corrígeme si me equivoco, que aportas este fragmento de Stalin en la intención de señalar algún texto posterior a 1936 en que el georgiano considere el peligro primordial de una restauración interna del capitalismo en la URSS.

Insisto en que me corrijas si me equivoco en mi deducción, porque el texto, bien leído, creo que va en la dirección contraria, y que vuelve a poner el acento en el peligro externo de restauración.

Veamos, dice Stalin al principio:

¿Puede el socialismo en un país que está rodeado por potentes países capitalistas considerarse completamente libre del peligro de una invasión armada (intervención) y, por consecuencia, del intento de restauración del capitalismo en nuestro país?

Ya inmediatamente, nótese ese "por consecuencia" que marco en negrita, establece un nexo entre una invasión y el intento de restauración del capitalismo. Vamos, que más bien dice que la fuente principal del peligro de restauración está en el exterior.

Al final del fragmento dice, tras señalar correctamente que la garantía definitiva contra la restauración es internacional:

Esto no significa naturalmente que nosotros debamos quedarnos con los brazos cruzados esperando una ayuda desde fuera. Al contrario, la ayuda del proletariado internacional debe ser conjunta con nuestro trabajo en el fortalecimiento del Ejército Rojo y de la Flota Roja para la movilización de todo el país en la lucha contra la agresión militar en los intentos de restauración de las relaciones burguesas.

Las tareas que remarca Stalin para prevenir este peligro son el fortalecimiento de las fuerzas armadas (ejército y flota), que son el elemento estatal usado por excelencia para enfrentarse a la amenaza externa (lo que no excluye que en determinadas circunstancias se pueda usar contra el enemigo interior), frente a la policía que representa esa parte del aparato de seguridad usado contra el enemigo interno (aunque, desde el punto de vista de la lucha de clase proletaria, no basten con medidas policiacas para enfrentarse a éste). Véase también como se vincula, con el "en" que marco en negrita, la "agresión militar" con "los intentos de restauración de las relaciones burguesas".

No sé, yo lo veo claro, parece que se sitúa la amenza fundamental en el exterior; por eso temo no haber comprendido bien tus intenciones al colgar precisamente este fragmento.

En fin, la verdad es que yo creo que si se busca refutar posturas como la que yo defiendo ahora, iría mejor que insistieráis en que en vísperas (apenas 3 añitos) de Barbarroja, efectivamente, en la amenza exterior estaba el peligro principal del momento. Otra cosa es que eso no pueda ocultar que la mayor agresión militar (factor externo) de la historia fue derrotada y la restauración se produjo en la URSS desde el interior del propio PCUS, lo que, en perspectiva (perspectiva que no tenía Stalin, pero sí nosotros), nos debería de indicar que tal vez había una gran amenaza que no se vio venir.

Pero la cuestión es que no se trata de textos o fragmentos de textos, sino de tendencias políticas de gran calado que hay que poner en correspondencia con el desarrollo material, sociopolítico y económico, de la formación social soviética. El mero citado de los textos de la dirección revolucionaria es importante, pero no completa el análisis, cosa que, como señalaron otros foreros, tampoco pretende el texto que abre el hilo.
avatar
RDC
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2541
Reputación : 3027
Fecha de inscripción : 19/08/2009
Edad : 26
Localización : Galicia

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por RDC el Vie Sep 20, 2013 11:35 pm

Evidentemente cualquiera que lea la carta de Stalin a Ivanov ( http://kinokulak.blogspot.com.es/2010/03/correspondencia-de-joven-comunista-y.html ) puede comprobar que Stalin situa la única posibilidad de la restauración del capitalismo en la URSS mediante una agresión externa, una intervención armada del imperialismo. En otro fragmento de esa misma carta es más claro y dice:

"El primer problema ya ha sido resuelto, ya que nuestra burguesía se ha liquidado y el socialismo se ha ya edificado esencialmente. A esto lo llamamos victoria del socialismo o, más exactamente, victoria de la edificación socialista en un solo país. Nosotros podríamos decir que nuestra victoria es definitiva si nuestro país estuviera en una isla y si alrededor de él no hubiera numerosos países, países capitalistas."

Esta conclusión a la que llega Stalin en 1938 es lógica, por decirlo de alguna forma, si tenemos en cuenta los factores ideológicos, históricos, etc. de aquella época. Pero más de 70 años después sabemos que poco tiempo después de que escribiera esa carta Stalin, la URSS sufrió una intervención imperialista, que a pesar de la devastación, destrucción y murte que provocó no logró restaurar el capitalismo. En cambio, el "cabecilla" de los revisionistas que restauraron el capitalismo, Jruschov, por esas fechas ya formaba parte del buró político del PCUS. Como decía antes, era lógico que Stalin llegase a esas conclusiones en los años 30, lo penoso es que más de medio siglo después y cuando la URSS ya no existe se den por buenas aquellas conclusiones y se niegue toda posibilidad de balance de esa experiencia histórica del MCI en nombre de la ortodoxia.
avatar
Platon
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2354
Reputación : 3479
Fecha de inscripción : 06/02/2012

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Platon el Sáb Sep 21, 2013 12:48 am

Busqué algo sobre el tema y no logré encontrar nada concreto, por lo que acepto que en esta cuestión -a saber: que Stalin no habla sobre la posibilidad de la restauración capitalista causada por las condiciones interiores- llevan la razón.
avatar
Araka la kana
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 308
Reputación : 500
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Araka la kana el Sáb Sep 21, 2013 1:42 am

Más allá de que parece claro, como han demostrado los camaradas RDC y Winstanley, que Stalin solo contemplaba la restauración del capitalismo desde el punto de vista de una agresión exterior organizada por el imperialismo, convendría profundizar en la naturaleza y las causas de la derrota que se produjo con la restauración del capitalismo en la URSS, así como en las experiencias china y albanesa. Y para eso hay que dejar a un lado de una vez por todas el dogmatismo, la hagiografía y el análisis idealista según el cual el socialismo es derrotado por una conspiración y un golpe de Estado contrarrevolucionario que, misteriosamente y de la noche a la mañana, toma las riendas del Estado revolucionario.

Esto, además de que carece de seriedad desde el punto de vista del estudio histórico, político e ideológico, no nos sirve para entender en profundidad el proceso por el que el revisionismo revierte el proceso revolucionario y restaura el capitalismo en los Estados de dictadura del proletariado. En este sentido, el documento del Colectivo Fénix tiene el mérito, más allá de que pueda contener errores o limitaciones, de adentrarse en un terreno aún pantanoso pero necesario para realizar un balance integral de todo el ciclo revolucionario de Octubre y para reconstituir el movimiento comunista internacional.

Si partimos de la premisa de que, durante el periodo de transición entre el capitalismo y el comunismo, sigue existiendo una contradicción entre las relaciones de producción y las fuerzas productivas; si, por otro lado, reconocemos siguiendo a Marx que la división social del trabajo es la base de toda sociedad clasista... de lo que se trata es de estudiar el sustrato del revisionismo, es decir, la infraestructura económica, el andamiaje político y el espacio ideológico en los cuales pudo medrar el revisionismo hasta apoderarse por completo del Estado socialista.

Por eso, lo que necesitamos es profundizar en los análisis históricos realizados hasta ahora en lo relativo a la estructura socio-económica y las luchas ideológico-políticas en el seno de los países socialistas cuyos Estados y Partidos fueron fagocitados por el revisionismo, o sea, por la burguesía. A algunos comunistas no nos vale con hablar de traición, camarillas y golpes de Estado contrarrevolucionarios. Es indudable que todos estos elementos existieron, pero no constituyen por sí mismos "causas eficientes" (es decir, siguiendo a Aristóteles, causas que producen un determinado fenómeno) que expliquen desde el punto de vista materialista el origen, el desarrollo y el triunfo del revisionismo en todos los países socialistas.

Esta profundización del estudio histórico requiere realizar un trabajo difícil, complejo y sin apriorismo alguno sobre las formaciones sociales de los Estados revolucionarios y sus superestructuras políticas e ideológicas. Tenemos que ser capaces de explicar cómo fue posible, en base a las fuerzas sociales en pugna y a las políticas implementadas por los partidos comunistas de los países socialistas en sus diferentes etapas, que el revisionismo tomara el poder. Por otro lado, si en el socialismo no existieran aún antagonismos clasistas fruto de la división social del trabajo fundamentalmente, ¿cómo es posible que los Kruschev y Cía. consiguieran controlar la dirección de los Estados y partidos revolucionarios? Y, lo que es más importante aún, ¿se puede entender desde el marxismo que esos funestos personajes no representaban a fuerzas sociales reales, con sus correspondientes intereses de clase y sus líneas y programas propios, que demostrarían claramente que durante el socialismo pervive aún el capital como relación social y como modo de producción que pugna con el modo de producción comunista en ciernes?


Última edición por Araka la kana el Sáb Sep 21, 2013 1:45 am, editado 1 vez
avatar
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Dzerjinskii el Sáb Sep 21, 2013 1:43 am

RDC escribió:Evidentemente cualquiera que lea la carta de Stalin a Ivanov ( http://kinokulak.blogspot.com.es/2010/03/correspondencia-de-joven-comunista-y.html ) puede comprobar que Stalin situa la única posibilidad de la restauración del capitalismo en la URSS mediante una agresión externa, una intervención armada del imperialismo. En otro fragmento de esa misma carta es más claro y dice:

"El primer problema ya ha sido resuelto, ya que nuestra burguesía se ha liquidado y el socialismo se ha ya edificado esencialmente. A esto lo llamamos victoria del socialismo o, más exactamente, victoria de la edificación socialista en un solo país. Nosotros podríamos decir que nuestra victoria es definitiva si nuestro país estuviera en una isla y si alrededor de él no hubiera numerosos países, países capitalistas."

Esta conclusión a la que llega Stalin en 1938 es lógica, por decirlo de alguna forma, si tenemos en cuenta los factores ideológicos, históricos, etc. de aquella época. Pero más de 70 años después sabemos que poco tiempo después de que escribiera esa carta Stalin, la URSS sufrió una intervención imperialista, que a pesar de la devastación, destrucción y murte que provocó no logró restaurar el capitalismo. En cambio, el "cabecilla" de los revisionistas que restauraron el capitalismo, Jruschov, por esas fechas ya formaba parte del buró político del PCUS. Como decía antes, era lógico que Stalin llegase a esas conclusiones en los años 30, lo penoso es que más de medio siglo después y cuando la URSS ya no existe se den por buenas aquellas conclusiones y se niegue toda posibilidad de balance de esa experiencia histórica del MCI en nombre de la ortodoxia.
No hay agresión extranjera que no cuente con una 5ta columna interna. Es ingenuo pensar que Stalin no sabía eso. Además desde las purgas hasta la relocalización de pueblos esteros (como los alemanes del Volga) demuestran que el enemigo interno siempre estuvo presente para Stalin. Y si somos marxistas sabemos que no se trata de logias o grupúsculos conspirativos. Toda 5ta. columna es la expresión de una clase social y solo tiene éxito en un contexto de contradicciones de clase exteriorizadas en una sociedad cualquiera sea.

Que Stalin se vea obligado a decir que en la URSS ya hay socialismo luego de los esfuerzos de la industrialización acelerada y la colectivización es lógico. Además era el momento de inflar el pecho de orgullo ante un mundo capitalista que se hundía en las consecuencias de la crisis de 1930. El rol de la constitución de 1936 como hecho de propaganda es claro y necesario. Tanto en el frente interno como en el externo. Y no olvidemos quién es Ivanov. ¿en las discuciones pribadas del CC Stalin tambien se mostraría tan tranquilo como ante un cuadro medio del partido?

Admeas hay que recordar que toda ley implica un objetivo a cumplir. La ley que solo describe y enuncia lo que ya existe es solo papel. La función de las leyes (más en un periodo de imposición de relaciones de producción nuevas, se trate del modo de producción que se trate) es la de ser una fuerza superestructural que incida en el proceso estructural. Una forma de condicionar y domar las leyes objetivas de desarrollo. Basarse solo en la constitución para decir que en la URSS ya había un socialismo desarrollado y consolidado es un error. Pero decir lo absolutamente contrario también. La ley que realmente está "viva" e incide en una sociedad es al mismo tiempo descripción de lo que está y objetivo a cumplir.

Saludos


avatar
RDC
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2541
Reputación : 3027
Fecha de inscripción : 19/08/2009
Edad : 26
Localización : Galicia

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por RDC el Sáb Sep 21, 2013 5:57 pm

Dzerjinskii escribió:No hay agresión extranjera que no cuente con una 5ta columna interna. Es ingenuo pensar que Stalin no sabía eso. Además desde las purgas hasta la relocalización de pueblos esteros (como los alemanes del Volga) demuestran que el enemigo interno siempre estuvo presente para Stalin. Y si somos marxistas sabemos que no se trata de logias o grupúsculos conspirativos. Toda 5ta. columna es la expresión de una clase social y solo tiene éxito en un contexto de contradicciones de clase exteriorizadas en una sociedad cualquiera sea.

Que Stalin se vea obligado a decir que en la URSS ya hay socialismo luego de los esfuerzos de la industrialización acelerada y la colectivización es lógico. Además era el momento de inflar el pecho de orgullo ante un mundo capitalista que se hundía en las consecuencias de la crisis de 1930. El rol de la constitución de 1936 como hecho de propaganda es claro y necesario. Tanto en el frente interno como en el externo. Y no olvidemos quién es Ivanov. ¿en las discuciones pribadas del CC Stalin tambien se mostraría tan tranquilo como ante un cuadro medio del partido?  

Admeas hay que recordar que toda ley implica un objetivo a cumplir. La ley que solo describe y enuncia lo que ya existe es solo papel. La función de las leyes (más en un periodo de imposición de relaciones de producción nuevas, se trate del modo de producción que se trate) es la de ser una fuerza superestructural que incida en el proceso estructural. Una forma de condicionar y domar las leyes objetivas de desarrollo. Basarse solo en la constitución para decir que en la URSS ya había un socialismo desarrollado y consolidado es un error. Pero decir lo absolutamente contrario también. La ley que realmente está "viva" e incide en una sociedad es al mismo tiempo descripción de lo que está y objetivo a cumplir.  

Saludos
Los textos de la época son lo suficientemente claros para no tener que recurrir a suposiciones. Ciertamente, en los años de las purgas se hablaba de sujetos al servicio del imperialismo extranjero, de esa quinta columna que mencionas, de otro modo no habría justificación alguna para la represión interna cuando se dice que ya no existen clases antagónicas en el interior del país. De esta forma, las purgas se justificaban por la existencia de individuos que trabajaban para determinadas potencias imperialistas (cualquiera que haya leído actas de los juicios de Moscú puede saber esto). Entonces, ese enemigo interno es consecuencia directa del enemigo externo al que sirve, no es un enemigo interno independiente del imperialismo extranjero, sino que ese enemigo interno existe porque existe ese enemigo externo y su labor sería facilitarles la tarea a los agresores extranjeros para destruir la URSS. Pero la realidad es que la restauración del capitalismo en la URSS no la hicieron ningunos agentes al servicio del imperialismo ni ninguna potencia extranjera.

En el periodo de las purgas se hablaba de restos de las clases explotadas que serian una de las reservas de los "saboteadores trotskistas" (esto se puede leer en Sobre los defectos del trabajo del partido y las medidas para la liquidación de los trotskistas de marzo de 1937), pero Stalin en el Informe ante el XVIII Congreso del Partido sobre la labor del CC del PC(b) de 1939, con el final de las purgas, se presenta como un logro de esta época la eliminación completa de esos restos de las clases explotadoras:

"En el terreno del desarrollo social y político del país, debe ser considerada como la conquista más importante lograda durante el período que abarca el informe, la liquidación completa de los residuos de las clases explotadoras,(…)"

Y en el mismo informe establece que la función estatal de represión interna ya no existe y que las fuerzas de represión se mantienen frente al agresor externo y para capturar los espías y saboteadores que este envía al país:

"Ha desaparecido, se ha extinguido la función de aplastamiento militar dentro del país, porque la explotación ha sido suprimida, ya no existen explotadores y no hay ya a quién aplastar. En el lugar de la función de represión, surgió la función, para el Estado, de salvaguardar la propiedad socialista contra los ladrones y dilapidadores de los bienes del pueblo. Se ha mantenido plenamente la función de defensa militar del país contra ataques del exterior; por consiguiente, se ha mantenido también el Ejército Rojo, la Marina Roja de Guerra, lo mismo que los organismos de sanción y de contraespionaje, necesarios para capturar y castigar a los espías, asesinos, saboteadores, que los servicios de espionaje extranjeros envían a nuestro país. Ahora, la tarea fundamental de nuestro Estado, dentro del país, consiste en desplegar el trabajo pacífico de organización económica y de educación cultural. En lo que se refiere a nuestro Ejército, a los organismos de sanción y contraespionaje, éstos van dirigidos, no ya contra el interior del país, sino contra el exterior, contra los enemigos exteriores."

Y también que la sociedad soviética está libre de conflictos de clase:

"la sociedad soviética, liberada del yugo de la explotación, no conoce estas contradicciones, está libre de choques de clases(…)"

Discrepo contigo en las razones de por qué Stalin considera a mediados-finales de la década de los 30 que el socialismo ha triunfado completamente en la URSS, no creo ni que se vea obligado ni que se deba a la propaganda en un contexto de hundimiento del sistema capitalista (dejando a un lado el hecho de por esas fechas la URSS ya buscaba la alianza con las potencias democrático-burguesas frente a las potencias fascistas y que ya se había definido la nueva política de la IC de los Frentes Populares tras el VII Congreso de 1935) sino que el PC(b) establece eso porque sus concepciones ideológicas les lleva a esa conclusión. El trabajo del Colectivo Fénix que da lugar a este hilo explica perfectamente cómo se llega a la equiparación de las relaciones jurídicas de propiedad sobre los medios de producción con las relaciones de producción y esa es la razón de por qué tras la colectivización, con la eliminación de la propiedad privada individual sobre los medios de producción, se considera que ya no existen clases antagónicas en la URSS y que por tanto la única posibilidad de restauración del capitalismo proviene del exterior, aunque este hecho también se pueda manifestar en el interior con la existencia de individuos que trabajan para ese enemigo exterior.

NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2037
Reputación : 2269
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por NG el Sáb Sep 21, 2013 7:59 pm

Vamos a ver, que creo que la gente se esta liando por unas descontextualizaciones creo que involuntarias de varios camaradas...

La gente ha hablado aquí cogiendo un texto de Stalin de 1938 por ejemplo, respondiendo a Ivanov, sobre el triunfo del socialismo, Ivanov, le comenta que si el triunfo del socialismo en el interior se puede lograr -y de hecho dice que se ha logrado-, y pregunta luego específicamente que qué relación guarda con el terreno internacional:

"Ivanor: En cuanto al primer grupo de contradicciones está claro que las hemos resuelto: el socialismo en el interior del país ha triunfado. Quisiera tener una respuesta acerca del segundo grupo de contradicciones, es decir, las que existen entre el país del socialismo y los países capitalistas. (...) Le ruego, camarada Stalin, que me explique si tenemos la victoria definitiva del socialismo o si todavía no la tenemos. ¿Puede ser que yo no haya encontrado la documentación de actualidad complementaria sobre esta cuestión en relación a algún cambio reciente? (Stalin, Carta a Ivanov, 1938)

Stalin habla la primera cuestión:

"Stalin: Está fuera de dudas de que la cuestión de la victoria del socialismo en un solo país, es este caso el nuestro, tiene dos aspectos diferentes. El primer aspecto de la cuestión de la victoria del socialismo en nuestro país abarca el problema de las relaciones entre las clases en el interior del país. Esto es en el campo de las relaciones internas. ¿Puede la clase obrera de nuestro país superar las contradicciones con nuestros campesinos y establecer con ellos una alianza, una colaboración? ¿Puede la clase obrera de nuestro país, en alianza con los campesinos, derrotar a la burguesía de nuestro país, arrebatarle la tierra, las oficinas, las minas, etc., y construir una sociedad socialista completa? Estos son los problemas ligados al primer aspecto de la cuestión de la victoria del socialismo en nuestro país. El leninismo responde a estas preguntas afirmativamente. Lenin enseña que “nosotros tenemos todo lo necesario para la edificación de una sociedad socialista completa”. (Stalin, Carta a Ivanov, 1938)

Y Stalin pasa a responder la segunda contradicción:

"Stalin: El segundo aspecto sobre la cuestión de la victoria del socialismo en nuestro país abarca el problema de las relaciones de nuestro país con los otros países, con los países capitalistas, el problema de las relaciones de la clase obrera de nuestro país con la burguesía de los otros países. Esto se da en el campo de las relaciones exteriores internacionales. ¿Puede el socialismo en un país que está rodeado por potentes países capitalistas considerarse completamente libre del peligro de una invasión armada -intervención- y, por consecuencia, del intento de restauración del capitalismo en nuestro país? ¿Pueden nuestra clase obrera y nuestros campesinos con sus propias fuerzas, sin una ayuda seria de la clase obrera en los países capitalistas, vencer la burguesía de los otros países, así como han vencido la propia burguesía? En otras palabras: ¿se puede considerar la victoria del socialismo en nuestro país definitiva, es decir, libre del peligro de una agresión militar y de intentos de restauración del capitalismo, mientras la victoria del socialismo existe en un solo país y mientras continúe existiendo el asedio capitalista? Estos son los problemas que se asocian al segundo aspecto de la cuestión de la victoria del socialismo en nuestro país. El leninismo responde a estos problemas negativamente. El leninismo enseña que la victoria definitiva del socialismo en el sentido de una plena garantía contra la restauración de las relaciones burguesas es posible solamente a escala internacional -ver la conocida resolución de la 14ª conferencia del Partido Comunista de la URSS-. (Stalin, Carta a Ivanov, 1938)

Entonces, lo que hablan de que aquí Stalin en esta carta sólo habla de la restauración desde el exterior, ya que esta hablando concretamente de las contradicciones con los países capitalistas, no del interior. Y referente a esto cita Lenin:

Nosotros vivimos no solamente en un Estado, sino en un sistema de Estados, y la existencia de la República Soviética al lado de los otros Estados imperialistas por un período de tiempo no es concebible. Al final, el uno o el otro vencerá. Esto significa que la clase dominante, el proletariado, si quiere dominar y dominará, debe demostrarlo, también con su organización militar”. (tomo 24 pág, 122, Ed. en ruso).

Stalin por tanto esta explicando que el triunfo total del socialismo y toda posibilidad de restauración sólo será resuelta a escala mundial, como anuncio previamente en sus obras. ¿Esto significa como vimos en la última cita de Lenin, que Lenin y él solo veian la restauración del capitalismo desde el exterior?  No, pero obviamente se recalca -en ambos casos- en su época uno de dichos peligros siempre venían del exterior, fijaros, eso lo dice Lenin con el campo soviético sin colectivizar. ¿Ignoraba Lenin la restauración interior? No, y quién estudie sus obras de inicios de siglo podrá ver esto. ¿Que en 1938 primaba seguramente la posibilidad de una restauración del exterior en la Unión Soviética frente a la restauración que pudiera venir del interior? Claro, y quién diga lo contrario es que saca pecho de lo sucedido a toro pasado.

En dicha carta en ningún momento Stalin dice que no pueda existir la degeneración del Partido, ni una contrarrevolución desde su seno, es más en dicha obra regaña al tal Urogenko por decir a Ivanor que no tomara en cuenta los escritos de los años 20, escritos que precisamente alertan al Partido en el presente y futuro de esta posibilidad de una restauración desde el interior.

Si nos referimos al peligro de una restauración interior, por medio de una contrarrevolución del Partido Comunista, hace tiempo que Stalin admitió dicha posibilidad:

"¿Cuáles son los peligros de degeneración del partido como consecuencia de la estabilización del capitalismo, si esta estabilización dura mucho tiempo? Estos peligros ¿verdaderamente existen? Sí, y existen independientemente de la estabilización del capitalismo, que sólo los hace más palpables. He aquí los tres principales de estos peligros: a) Pérdida de la perspectiva socialista en la organización de nuestro país y, como consecuencia, la aparición de una tendencia que liquida las conquistas de la revolución; b) Pérdida de la perspectiva revolucionaria internacional y por lo tanto la aparición del nacionalismo; c) Desaparición de la dirección del partido y por lo tanto posibilidad de la transformación del partido en un apéndice del aparato estatal". (Stalin, Cuestiones y respuestas, Discurso pronunciado en la Universidad Sverdlov el 9 de junio de 1925)

Por ejemplo hablando, de la desviación derechista, y su concepto sobre la lucha de clases -parecido en parte a lo que desarrollaría Jruschov- advierte a donde puede llegar el desastre si se aceptan y aplican dichas tesis:

"El mal fundamental del oportunismo de derecha consiste en que rompe con la noción leninista de la lucha de clases y se desliza hasta el punto de vista del liberalismo pequeñoburgués. No cabe duda de que la victoria de la desviación de derecha en nuestro Partido significaría desarmar por completo a la clase obrera, armar a los elementos capitalistas en el campo y aumentar las posibilidades de restauración del capitalismo en la U.R.S.S". (Stalin, Informe político del Comité Central ante el XVI congreso del P.C.(b) de la U.R.S.S, 1930)

¿Acaso no se mantuvo la lucha contra las desviaciones frente al titismo internacionalmente o contra Voznesensky en el interior de la URSS?

La carta de 1938 esta siendo descontextualizada pues, ya que no se explica al lector aquí las cuestiones a tratar que el propio Ivanov plantea.

Hay otra cita que me se usa y me causa mucha risa, creo que fue Winstaley quién cogió mutilada la cita, y también entonces dicha cita debe de ser explicada a la luz de la verdad, esta vez es de 1929 si no estoy errado, y vuelve a pasar lo mismo:

"Se hunde y se hace añicos la última esperanza de los capitalistas de todos los países, que sueñan con restaurar en la U.R.S.S. el capitalismo: el "sacrosanto principio de la propiedad privada". Los campesinos, a quienes ellos consideran como el material que abona el terreno para el capitalismo, abandonan en masa la tan ensalzada bandera de la "propiedad privada" y pasan a los cauces del colectivismo, a los cauces del socialismo. Se hunde la última esperanza de restauración del capitalismo".

¿Aquí parece que Stalin habla que en la URSS es imposible la restauración del capitalismo sin más? En realidad lo que esta hablando es que con la colectivización se pone fin al último sector donde guardaban esperanzas los anticomunistas, ya que su carácter no era aún socialista, pongamos la cita en mayor esplendor:

"¿Qué hay de nuevo en el actual movimiento koljósiano? Lo nuevo y decisivo del actual movimiento koljósiano es que ahora los campesinos no ingresan en los koljóses por grupos sueltos, como ocurría antes, sino por aldeas enteras, por subdistritos, por distritos y hasta por comarcas.¿Qué significa esto? Significa que el campesino medio ha empezado a acudir a los koljóses. Tal es la base de ese viraje radical en el desarrollo de la agricultura y que constituye la realización más importante del Poder Soviético durante el año que acaba de transcurrir. Se hunde y se hace añicos la “concepción” menchevique del trotskismo de que la clase obrera es incapaz de arrastrar consigo a las grandes masas campesinas para la edificación socialista. Hoy hasta los ciegos ven que el campesino medio ha abrazado la senda koljósiana. Hoy es evidente para todos que el plan quinquenal de la industria y de la agricultura es el plan quinquenal de edificación de la sociedad socialista, y que quienes no tengan fe en la posibilidad de llevar a cabo la edificación del socialismo en nuestro país, no tienen derecho a aclamar nuestro plan quinquenal. Se hunde y se hace añicos la última esperanza del os capitalistas de todos los países, que sueñan con restaurar en la U.R.S.S. el capitalismo, el “sacrosanto principio de la propiedad privada”. Los campesinos, en quienes ven un material que abona el terreno para el capitalismo, abandonan en masa la tan ensalzada bandera de la “propiedad privada” y pasan al cauce del colectivismo, al cauce del socialismo. Se hunde la última esperanza de restauración del capitalismo.Así se explican, entre otras razones, los intentos desesperados de los elementos capitalistas de nuestro país para levantar contra el socialismo en ofensiva todas las fuerzas del viejo mundo, intentos que conducen al recrudecimiento de la lucha de clases. El capital no quiere “integrarse” en el socialismo. Y esto explica también esos aullidos rabiosos contra el bolchevismo que en estos últimos tiempos lanzan los perros de presa del capital, todos los Struve y los Guessen, los Miliukov y los Kerenski, los Dan y los Abramóvich. Ahí es nada: desaparece la última esperanza de restauración del capitalismo". (Stalin, El año del gran viraje, 1928)

Si uno estudia las tesis que aún recorrían el Partido por desgracia en esos años, y añadimos a las que influenciaban y veían del exterior de los mencheviques exiliados etc., se puede ver que Stalin se refiere a que con el triunfo del movimiento koljosiano se desvanece la última esperanza de que el capitalismo triunfe en el campo, el último sector donde anidaban clases explotadoras -el kulak- y donde existía la pequeña propiedad privada a gran escala, con dicho triunfo se institucionalizaba la tesis de Lenin anunciadas de forma precisa en 1923 en su libro sobre el campo, y se echaba por la borda la teoría menchevique sobre el campesinado y la imposibilidad de llevar a cabo precisamente esta obra, a la vez como supone Stalin: se hacía pedazos la tesis derechista -que en años siguiente seguirá debatiendo- del "equilibrio"; que pretendía un desarrollo espontaneo del campo, que decía que debería igualarse con el socialismo de la industria, como así hacía la industria quién tiraba del campo en los países capitalistas. Quién no entienda estas polémicas que rodearon al PC (b) de la URSS, no entenderá porque dice Stalin eso de que "se hace añicos la última esperanza del os capitalistas de todos los países, que sueñan con restaurar en la U.R.S.S. el capitalismo, el “sacrosanto principio de la propiedad privada”. Los campesinos, en quienes ven un material que abona el terreno para el capitalismo, abandonan en masa la tan ensalzada bandera de la “propiedad privada” y pasan al cauce del colectivismo". ¿A estas alturas es fácil deducir porque el campo era la última esperanza de los antibolcheviques no? ¿Su fuente de restauración más próxima en esos momentos? De hecho lo explica Stalin en su anterior cita de pasada... pero pongamos la famosa frase de Lenin:

"Pues, por desgracia, ha quedado todavía en el mundo mucha y mucha pequeña producción y ésta engendra al capitalismo y a la burguesía constantemente, cada día, cada hora, por un proceso espontáneo y en masa. Por todos estos motivos, la dictadura del proletariado es necesaria, y la victoria sobre la burguesía es imposible sin una lucha prolongada, tenaz, desesperada, a muerte, una lucha que exige serenidad, disciplina, firmeza, inflexibilidad y una voluntad única". (Lenin, La enfermedad infantil del "izquierdismo" en el comunismo, 1918)

De ahí que se diga en la intro de las obras escogidas de Stalin, que con la colectivización se liquida la fuente de la restauración del capitalismo en lo económico:

"Obras escogidas de Stalin, intro: En el articulo “El año del gran viraje”, J. V. Stalin califica el año 1929 de año de grandes realizaciones en todos los frentes de la edificación socialista: en el rendimiento del trabajo y en el fomento de la industria y de la agricultura. Al señalar los éxitos del movimiento koljósiano, J. V. Stalin indica que a los koljóses acudía la masa fundamental de los campesinos, el campesinado medio; demuestra cómo, con el paso de la hacienda campesina individual a la vía del socialismo, son destruidas dentro del país las últimas fuentes de restauración del capitalismo". (Instituto Marx-Engels-Lenin, anejo al C.C. del  P.C.(b) de la U.R.S.S.)

Y así se explica en la Historia del PC (b) de la URSS, dicha misma cita y dicho movimiento koljosiano y sus consecuencias:

"Esta revolución venía a resolver de golpe tres problemas fundamentales de la edificación socialista: a) Acababa con la clase explotadora más numerosa del País Soviético, con la clase de los kulaks, que era el baluarte para la restauración del capitalismo; b) Apartaba a la clase trabajadora más numerosa del País Soviético, a la clase campesina, de la senda de las explotaciones individuales, fuente del capitalismo, para llevarla a la senda de la economía colectiva, koljosiana, socialista; c) Daba al País Soviético una base socialista en la esfera más vasta y más vitalmente necesaria, que era también la más atrasada de la Economía nacional: la agricultura. De este modo, se cegaban las últimas fuentes de restauración del capitalismo dentro del país, a la par que se creaban las nuevas y decisivas condiciones necesarias para la edificación de una Economía nacional de tipo socialista". (Historia del PC (b) de la URSS, 1938)

Se habla entonces de la eliminación de la posibilidad de la restauración del capitalismo en lo económico. ¿Pero realmente puede existir una restauración económica del capitalismo en la URSS? Claro, prima en el Partido todavía toda una lucha ideológica contra las reminiscencias pasadas, y dicha influencia ideológica de gente que no ha entendido o no quiere entender el marxismo puede hacer que la URSS retome el camino capitalista en lo económico y en demás campos -como dice Stalin al hablar de la desviación derechista-, estando además interconectadas la cuestión ideológica y económica, pero lo que jamás se puede afirmar es que exista una fuente económica de pequeños productores que azucen a desarrollar el capitalismo en la URSS. Otro ejemplo:

"En la consideración de que el Poder Soviético no podía descansar por mucho tiempo sobre dos bases opuestas: la gran industria socialista, que aniquila a los elementos capitalistas, y la pequeña hacienda campesina individual, que los engendra. En la consideración de que, mientras no se proporcionase una base de gran producción a la agricultura, mientras las pequeñas haciendas campesinas no estuviesen agrupadas en grandes haciendas colectivas, el peligro de la restauración del capitalismo en la U.R.S.S. era el peligro más real de todos los peligros posibles. (...) Lenin decía: "Mientras vivamos en un país de pequeñas haciendas campesinas, el capitalismo tendrá en Rusia una base económica más sólida que el comunismo". (Pleno conjunto del C.C. y de la C.C.C. del P.C. (b) de la U.R.S.S., 1933)

Este tipo de cuestiones creo que los albaneses lo expresaron correctamente:

"A menos que se libre en todas sus direcciones principales: política, económica e ideológica, la lucha de clases nunca se puede se completar plenamente. En determinados períodos, ahora uno ahora o la otra forma de lucha de clases puede pasar a primer plano, pero en todo caso debe ser llevada a cabo en todos los frentes. No debemos olvidar que el enemigo, también, libra su lucha en todas las direcciones: ideológica, económica y política". (Enver Hoxha, Informe al VIIº Congreso del PTA, 1976)

¿Estáis diciendo pues, que Stalin no luchaba por ejemplo contra la influencia de las tesis del equilibrio bujarinista en 1929 o de la autogestión titista en 1948; en el terreno económico? ¿No estaba a favor de la lucha contra cualquiera que pusiera su mano sobre el Estado proletariado; en el terreno político? ¿No luchó para que el Partido impartiera una revolución cultura que hiciera superar las herencias del pasado; en lo ideológico? Es terrible afirmar tal necedad.

Se debe copiar y pegar citas [Alguno dirá: "como NG diga lo contrario sería el mayor cínico del mundo" con el coñazo que nos esta dando a citas], pero se deben copiar sabiendo a que hace referencia y más o menos el contexto.

En cuanto a lo que dice Dzer, esta muy claro y lleva toda la razón, las clases derrotadas siempre se apoyan en sus homólogos de otros países y esto se manifestó en los procesos de Moscú:

"Podría pensarse que los bolcheviques han consagrado demasiado tiempo a luchar contra los elementos oportunistas dentro del Partido, que han exagerado la importancia de estos elementos. Pero esto es completamente falso. No es posible tolerar en el seno del Partido el oportunismo, como no es posible tolerar la existencia de una úlcera en un organismo sano. El Partido es el destacamento dirigente de la clase obrera, su fortaleza de avanzada, su Estado Mayor de combate. No es posible permitir que en el Estado Mayor dirigente de la clase obrera haya gentes pusilánimes, oportunistas, capituladores y traidores. Luchar a vida o muerte contra la burguesía, teniendo dentro del propio Estado Mayor, dentro de la propia fortaleza, a capituladores y traidores, es caer en la situación de quien se ve tiroteado desde el frente y desde la retaguardia. Fácil es comprender que la lucha, en estas condiciones, sólo puede conducir a una derrota. El modo más fácil de tomar una fortaleza es atacarla desde dentro. Para conseguir el triunfo, lo primero que hace falta es limpiar el Partido de la clase obrera, su Estado Mayor dirigente, su fortaleza de avanzada, de capituladores, desertores, esquiroles y traidores. No tiene nada de casual el hecho de que los trotskistas, los bujarinistas, los portavoces de desviaciones nacionalistas, luchando contra Lenin y contra el Partido, hayan acabado como acabaron los partidos menshevique y socialrevolucionario: convirtiéndose en agentes de los servicios de espionaje fascistas, convirtiéndose es espías, en saboteadores, en asesinos, en agentes diversionistas, en traidores a la patria". (Historia del PC (b) de la URSS, 1938)

Es obvio, el trotskismo no era una agencia del imperialismo que surgiera por el hecho del fin de las clases antagónicas en el interior, ni se nutria con miembros sólo del exterior, el trotskismo para empezar existía desde antes del triunfo económico de la colectivización por ejemplo, quién no entienda esto, no entiende nada de la lucha contra el menchevismo por Lenin, ni del trotskismo en si por Stalin. Esto lo explica muy bien cuando Stalin habla de la transformación del trotskismo con el paso del tiempo y en quién se apoya dicha desviación:

"Nosotros debemos demoler y rechazar la teoría podrida según la cual los saboteadores trotskistas no tendrían más reservas, la cual terminarían de agotar sus últimas reservas en breve. Esto es falso. Sólo los ingenuos han inventado esta teoría. Los saboteadores trotskistas tienen reservas. Estos consisten en primer lugar de los restos maltrechos de las clases explotadoras en la URSS, y se componen también de una variedad de grupos y organizaciones más allá de las fronteras de la URSS y que son totalmente hostiles a la Unión Soviética". (Stalin, Por una formación bolchevique, informe al Comité Central del 03 de marzo 1937)

Esta última cita del libro de la Historia del PC (b) de la URSS, junto a las aportadas antes, demuestra que Stalin nunca negó el surgimiento de desviaciones hostiles que pudieran derivar en la restauración del capitalismo, es más siempre acentuó el deber del Partido de estar atento a esto, inclusive tras la proclamación de la constitución de 1936 la lucha de clases no se edulcoraba, sino que continuaba como Lenin ya adelantó:

"Nosotros debemos demoler y rechazar la teoría podrida según la cual, a cada paso lo que hacemos adelante, la lucha de clase, en nuestra casa, debería, como pretenden, apagarse cada vez más; que a medida que nuestros éxitos sean mayores, el enemigo de clase será cada vez más dócil. Esta no sólo es una teoría podrida, sino que es una teoría peligrosa, porque adormece a nuestros hombres, los hace caer a la trampa y le permite al enemigo de clase volver a empezar en la lucha contra el poder de los soviets. Al contrario, cuanto más avanzaremos, cuanto más nos colmemos de éxito con más furor los restos delas clases explotadoras derrotadas se lanzaran a atacarnos, más rápidamente recurrirán a las formas más agudas de la lucha, más perjudicarán el Estado soviético, más se agarrarán a los procedimientos de lucha más desesperados, como el último recurso de los hombres consagrados a su inminente derrota. No hay que perder de vista a los restos de las clases derrotadas en la URSS ya que no están solas. Gozan del apoyo directo de nuestros enemigos de más allá delas fronteras de la URSS. Sería un error de creer que la esfera de la lucha de clase está limitada a las fronteras de la URSS. Si una ala de la lucha de clase actúa en el marco de URSS, su otra ala se extiende hasta en los límites de los Estados burgueses que nos rodean. Los restos de las clases derrotadas tampoco ignoran esto y, justamente porque lo saben, todavía continuarán de ahora en adelante sus ataques desesperados". (Stalin, Por una formación bolchevique, informe al Comité Central del 03 de marzo 1937)

Aparte de citar textualmente una frase donde se reconoce que la lucha de clases se aplica en el marco interior y exterior...

¿Dentro del Partido es normal que se manifiesten desviaciones pese a no existir el burgués ni el kulak como tal? Efectivamente, es consecuencia directa de la influencia a la que han estado expuesta durante tantos años las masas:

"¿Es posible evitar esas contradicciones y discrepancias? No, no lo es. Suponer que puedan ser evitadas significaría engañarse a sí mismo. Engels tenía razón al decir que es imposible velar durante mucho tiempo las contradicciones en el seno del Partido, que esas contradicciones se resuelven mediante la lucha. Eso no significa que el Partido deba convertirse en un club de debates. Al contrario. El Partido proletario es y debe seguir siendo la organización combativa del proletariado. Únicamente quiero decir que es imposible desentenderse de las discrepancias dentro del Partido y cerrar los ojos a ellas si son discrepancias de principio. Únicamente quiero decir que sólo mediante la lucha por una línea basada en los principios marxistas se podrá salvaguardar al Partido proletario de la presión y la influencia de la burguesía. Únicamente quiero decir que sólo superando sus contradicciones internas es posible sanear y fortalecer el Partido". (Stalin, Una vez más sobre la desviación socialdemócrata en nuestro partido, 1926)

¿Esa presión ideológica burguesa venía del exterior? No, también brotaba del interior como he dicho antes, pongamos un ejemplo sencillo, el del campesino koljosiano:

"Sería un error pensar que, si hay koljóses, tenemos ya todo lo necesario para edificar el socialismo. Y todavía sería un error de más bulto pensar que los koljósianos se han convertido ya en socialistas. No, costará aún muchos esfuerzos transformar al campesino koljósiano, corregir su psicología individualista y hacer de él un auténtico trabajador de la sociedad socialista. Y este proceso avanzará más de prisa, conforme proporcionemos máquinas y tractores a los koljóses. Pero esto no afecta en lo más mínimo a la trascendental importancia de los koljóses como palancas de la transformación socialista del campo. La gran importancia de los koljóses consiste, precisamente, en que son la base fundamental para el empleo de máquinas y tractores en la agricultura,en que son la base fundamental para la transformación del campesino, para cambiar su psicología en el espíritu del socialismo. Lenin tiene razón cuando dice: "La labor de rehacer al pequeño agricultor, la labor de rehacer toda su psicología y todos sus hábitos es obra de varias generaciones. Resolver este problema en relación con el pequeño agricultor, sanear, por decirlo así, toda su psicología, únicamente puede hacerlo la base material, la maquinaria, el empleo en gran escala de tractores y otras máquinas en la agricultura, la electrificación en escala masiva". (Lenin, X Congreso del PC (b) de Rusia,1921)

Y esas mismas herencias, desafortunadamente las sufre la clase obrera y su Partido:

"El proletariado es una parte de la sociedad, está ligado por numerosos hilos a las diversas capas de la sociedad. Pero el Partido es una parte del proletariado. Por eso, tampoco puede verse libre del contacto y de la influencia de las diversas capas de la sociedad burguesa. La presión de la burguesía y de su ideología sobre el proletariado y su Partido se manifiesta en que las ideas, las costumbres, los hábitos y el estado de ánimo de los burgueses penetran a menudo en el proletariado y su Partido a través de ciertas capas del proletariado, ligadas de una u otra manera con la sociedad burguesa. Me refiero, en segundo lugar, a la heterogeneidad de la clase obrera, a la existencia de diversas capas dentro de la clase obrera. A mi modo de ver, el proletariado, como clase, podría ser dividido en tres capas. Una capa la compone la masa fundamental del proletariado, su núcleo, su parte permanente; es la masa de proletarios "puros", que rompió hace ya mucho los lazos con la clase de los capitalistas. Esta capa del proletariado es el apoyo más seguro del marxismo. La segunda capa la componen gentes salidas hace poco de clases no proletarias, de los campesinos, de las filas pequeñoburguesas, de los intelectuales. Esas gentes proceden de otras clases, hace poco que han pasado a formar parte del proletariado y llevan a la clase obrera sus hábitos, sus costumbres, sus vacilaciones, sus titubeos. (...) Es lógico que a cada viraje en el desarrollo de la lucha de clases, a cada agudización de la lucha y aumento de las dificultades, la diferencia de opiniones, de hábitos y de estado de ánimo de las distintas capas del proletariado se deje sentir forzosamente en forma de determinadas discrepancias en el Partido; y la presión de la burguesía y su ideología debe acentuar necesariamente esas discrepancias, dándoles salida en forma de lucha dentro del Partido proletario. Tal es el origen de las contradicciones y las discrepancias en el seno del Partido". (Stalin, Una vez más sobre la desviación socialdemócrata en nuestro partido, 1926)

Este análisis brillante, puede extrapolarse tanto a las sociedad donde el PC no ha conquistado el poder, como para un país como la URSS donde gracias a la industrialización y pese a su retrasado pasado crecía el elemento obrero. Esas capas que "hace poco que han pasado a formar parte" de dicha clase.

Esto es completamente similar a lo que ya anunció Lenin; Stalin concuerda con Lenin en la presión ideológica tanto del exterior como de la heredada en el interior, y por tanto alude siempre a superar la influencia que el proletariado y su Partido recibe de las costumbres asimiladas en la vieja sociedad, y para ello arenga a llevar una revolución también en el área cultural tanto en las capas no proletarias -como vimos a Stalin hablando de la transformación del campesino- como en las proletarias, inclusive en sus elementos más conscientes en el Partido, y para ello ambos están de acuerdo en la centralización y severa disciplina del Partido Proletario:

"Suprimir las clases no consiste únicamente en expulsar a los terratenientes y a los capitalistas -esto lo hemos hecho nosotros con relativa facilidad-, sino también en suprimir los pequeños productores de mercancías. Pero a éstos es imposible expulsarlos, es imposible aplastarlos; hay que entenderse con ellos, se les puede -y se les debe- transformar, reeducar tan sólo mediante una labor de organización muy larga, lenta y cautelosa. Estos pequeños productores cercan al proletariado por todas partes del elemento pequeñoburgués, lo impregnan de este elemento, lo desmoralizan con él, provocan constantemente en el seno del proletariado recaídas de pusilanimidad pequeñoburguesa, de atomización, de individualismo, de oscilaciones entre la exaltación y el abatimiento. Son necesarias una centralización y una disciplina severísimas en el partido político del proletariado para hacer frente a eso,para permitir que el proletariado ejerza acertada, eficaz y  victoriosamente su función organizadora -que es su función principal-. (...) Bajo el Poder de los Soviets tratarán de penetrar en el partido del proletariado, en el vuestro y en el nuestro, todavía más elementos procedentes de la intelectualidad burguesa. (...) Hay que reeducar, con una lucha prolongada, sobre la base de la dictadura del proletariado, a los proletarios mismos, que no se desembarazan de sus prejuicios pequeñoburgueses de golpe, por un milagro, por gracia del espíritu santo o por el efecto mágico de una consigna, de una resolución, de un decreto, sino únicamente por medio de una lucha de masas prolongada y difícil contra las influencias pequeñoburguesas que existen entre las masas". (Lenin, La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo, 1920)

Es obvio que el PC (b) de la URSS no podía superar dicha herencia ideológica de forma tan rápida como afirma Lenin, y de hecho es posible y cabe dentro de la normalidad; que el hecho innegable del cerco capitalista hiciera que dicha solución interior se dilatara más de lo normal. Como dice Lenin, eliminar al burgués y su poder económico y político, no es difícil, lo DIFÍCIL ES SUPERAR SU BAGAJE IDEOLÓGICO.

Esto también lo asimilaron bien los albaneses, y no entra en contradicción con lo expresado por Stalin ni Lenin:

"El Partido siempre ha dejado claro que las contradicciones antagónicas no han desaparecido en nuestro país con la eliminación de las clases explotadoras como tales, sino que existen además otras contradicciones no antagónicas que permanecen aún inmutables en ciertos campos como se vera ahora. La contradicción antagónica fundamental es siempre la contradicción entre el socialismo y el capitalismo, entre el camino socialista y el camino capitalista, esto no se ha movido. Esta contradicción, como toda la experiencia de los programas de lucha revolucionaria ha mostrado con claridad, se resuelve poco a poco, de acuerdo con las etapas de la revolución, primero en el plano político con la toma del poder político por la clase obrera, con su partido a la cabeza, en la nivel económico con la construcción de la base económica del socialismo en la ciudad y el campo, en el plano ideológico con el triunfo completo de la ideología del proletariado sobre la ideología burguesa, de la moral comunista sobre la moral burguesa. Ahí queda la cuestión clave a estudiar, la llamada victoria en el campo ideológico no se logra inmediatamente después de la toma del poder y el establecimiento de las relaciones socialistas de producción". (Nexhmije Hoxha, Algunas cuestiones fundamentales de la política revolucionaria del PTA sobre el desarrollo de la lucha de clases, 1977)

Se podría discutir si es cierto que con la ofensiva del Estado socialista a los últimos conatos capitalistas, estos agudizan su resistencia o no, o si realmente había o no mayor posibilidad de contrarrevolución mediante la injerencia interior o la exterior -aunque más o menos están claras la justa afirmación de Stalin en dichas ideas-, pero decir que Stalin negó la posibilidad de una degeneración del Partido y la abertura de puertas a las tesis capitalistas y a la ejecución de estas es ridículo.


Última edición por NG el Sáb Sep 21, 2013 10:55 pm, editado 2 veces
avatar
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Dzerjinskii el Sáb Sep 21, 2013 9:43 pm

Pensar en una 5ta. columna solo como agentes extranjeros no es correcto. Toda 5ta. columna es expresión de los intereses de una clase social y solo triunfa cuando se convierte en vehiculo de los intereses de una fación o clase social que se fortalece en un contexto de exteriorización de la lucha de clases y lo más importante: cuando son efectivamente una opción, cuando se constituyen en clase porque sus intereses coinciden con el desarrollo de las fuerzas productivas de una época dada. Esas son las 5tas. columnas que importan, no los aventureros que solo a fuerza de financiación extranjera hacen de las suyas. Cuando digitalicé “La Gran conspiración contra Rusia para la editorial Templando el Acero, concluí que en todos esos primeros años de la revolución los comunistas se enfrentaron a 5tas. columnas que no podían expresar, ni ser vehiculo de los intereses de ninguna de las clases y facciones de clase que había en la URSS. El gran progreso que significo para la sociedad la colectivización y la industrialización, permitió a los comunistas, como partido del proletariado, presentar sus intereses como los intereses de toda la sociedad. La oposición se volvía cada vez más ridícula incluso para los medianos campesinos que ahora tenían acceso a muchos de los logros de la revolución. Esa fue la causa de la derrota de todas las 5tas. columnas y la explicación de que todas terminaran poniendo sus esperanzas en los imperialistas, en la intervención extranjera. Ese logro “económico” de la revolución y de los comunistas es el verdadero poder que venció a los opositores y no que tan rudos y decididos hayan sido los agentes de la NKVD. o cuanto se haya perfeccionado la educación y la propaganda. Con juicios, purgas o propaganda no se derrota a una clase social que tiene una función histórica que cumplir y que por lo tanto expresa los intereses de una parte real y vital de una sociedad. Como dice Lenin para triunfar es necesaria la “artillería pesada” y esa artillería pesada en la lucha de clases es “gobernar” y no los asaltos “a lo guardia roja” que solo sirven en un determinado momento (perdonen no tengo los texto a mano y no puedo citar textual) Y Stalin fue el gran artillero del gobierno soviético. Gobernando se logro que no se constituyeran en clase para sí basto sectores de la sociedad soviética. Ante esto no veo por que Stalin no puede decir que se han eliminado las amenazas de los burgueses como clase y los vestigios de las clases dominantes del Zarismo. Si seguimos a Marx (en la lucha de clases en Francia si mal no recuerdo) veremos que una clase se convierte en “clase para sí” en la lucha contra otra clase. Es decir en la misma lucha de clases. Pero también, siguiendo a Marx y Engels (en la Ideología alemana si mal no recuerdo) sabemos que una clase que viene a ocupar el lugar de la clase que domino antes debe presentar su propio interés como el interés común de todos los miembros de la sociedad y puede hacerlo así, porque al principio, su interés está todavía realmente más o menos vinculado al interés común de todas las clases que existen en la sociedad dada. Esto el partido con Stalin a la cabeza lo logró y se pudo dar el lujo decir que ya no existían clases explotadoras en la URSS. Pero esto no es eterno. Y no es eterno porque no hay que olvidar que el socialismo es un periodo de tránsito hacia el comunismo. Lo que no es más que el largo proceso de desarrollo de las fuerzas productivas que permiten consolidar las nuevas relaciones de producción. Y si aceptamos esto debemos aceptar que mientras no se logre el comunismo, actúan en el socialismo las leyes de desarrollo objetivas del capitalismo. Y entre ellas la ley del valor que no es más que la base de la producción mercantil, que por ejemplo es la que tenían los koljoses con el Estado soviético. Y si sabemos que persisten leyes de desarrollo capitalistas que deben ser superadas y que estas “no se eliminan por decreto” como piensan los anarquistas, es lógico que entendamos que en cualquier momento se pueden exteriorizar contradicciones de clase que constituyan en clase para sí a sectores que hasta ese momento no eran opositores al Estado de dictadura del proletariado.

Como lo veo los comunistas dirigidos por Stalin lograron precentar los intereces del proletariado ante el resto de la sociedad soviética como los unicos dotados de “racionalidad y vigencia absoluta” como dirían Marx y Engels, pero la lucha contra las leyes objetivas del desarrollo histórico siguieron ahí agazapadas, como una pequeña braza que ante una brisa regenera el incendio. Podemos decir que Stalin no sabia esto? No. Y prueba de ellos es que él fue el ultimo en alertar sobre esto en “Problemas económicos del socialismo en la URSS”. Incluso para el ejemplo que usé de los koljoses, nos dice que no se puede decir que la propiedad koljosiana es estrictamente una propiedad socialista de todo el pueblo. ¿Se contradice con la constitución del 1939? No, solo estamos hablando de dos tipos de documentos distintos. Uno con la característica que describí antes, (una ley general mitad descriptiva, mitad objetivo a cumplir y con un alto grado de hacho propagandístico hacia adentro y fuera del país) mientras que sus últimos escritos son una obra para volver a dar otra lucha ideológica adentro del partido, en un contexto donde las consecuencias de la guerra no ha dudas que pusieron en duda la hegemonía del proletariado en la sociedad soviética y reanimaron la braza que alimentaria la caldera del capitalismo nuevamente.

¿Vamos a juzgar a Stalin por no haber hecho un escándalo continuo en la URSS agitando la lucha interna, cuando “gobernando” y no a lo “guardia roja” se pudieron alcanzar enormes logros y tener la hegemonía? Como lo veo, Stalin empezó a tocar el tema en círculos más amplios en “Problemas económicos del socialismo en la URSS” y desconocemos todavía muchos documentos internos del CC como para decir que nada de esto se planteaba en la URSS. y encima llegar a decir que era un “revisionista”, por favor, eso es una provocación de los típicos intelectualoides que son incapaces de percibir las condiciones reales y el momento en las que se debe lanzar una u otra consigna a las masas y a las bases del partido.

En este foro yo fui uno de los primeros que cite textualmente la constitución de 1936 para matizar la idea de que en la URSS habían desaparecido las clases y no caer en el error de confundir la legislación con las relaciones objetivas de producción. También fui el que más batalló contra la posibilidad real de que existieran “contradicciones no antagónicas” diciendo que toda contradicción es antagónica aunque no se exteriorice. Pero de eso llegar a estas conclusiones que no son otra cosa que reclamar convertir los “asaltos a lo guardia roja” en el modo cotidiano de proceder de un Estado de dictadura del proletariado es ridículo.
avatar
etxedei
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 271
Reputación : 287
Fecha de inscripción : 16/05/2012

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por etxedei el Dom Sep 22, 2013 4:36 am

NG escribió:Para empezar, querría decirte que pusieras bien las citas, sin acortar cosas, porque
cambia totalmente el curso de la explicación que quiere dar el autor:

La clase de los terratenientes, como es sabido, fue ya suprimida gracias a la victoria obtenida en
la guerra civil. En lo que respecta a las demás clases explotadoras, han compartido la suerte de la
clase de los terratenientes. Ya no existe la clase de los capitalistas en la esfera de la industria. Ya no
existe la clase de los kulaks en la esfera de la agricultura. Ya no hay comerciantes y especuladores
en la esfera de la circulación de mercancías. Todas las clases explotadoras han sido, pues,
suprimidas.

Queda la clase obrera.
Queda la clase campesina.
Quedan los intelectuales.

Pero sería un error creer que estos grupos sociales no han sufrido ningún cambio en este
intervalo, que siguen siendo lo mismo que eran, por ejemplo, en el período del capitalismo.

Tomemos, por ejemplo, la clase obrera de la U.R.S.S. Frecuentemente se la llama proletariado,
por tradición. ¿Pero qué es el proletariado? El proletariado es una clase privada de instrumentos y
medios de producción en un sistema económico donde los instrumentos y medios de producción
pertenecen a los capitalistas y donde la clase de los capitalistas explota al proletariado.

El proletariado es una clase explotada por los capitalistas.
Pero, como se sabe, en nuestro país la clasede los capitalistas ha sido ya suprimida, los instrumentos y
medios de producción han sido quitados a los capitalistas y entregados al Estado, cuya fuerza dirigente es la clase obrera.

Por lo tanto, ya no hay una clase capitalista que pueda explotar a la clase obrera.
Por lo tanto, nuestra clase obrera no solamente no está privada de los instrumentos y medios de producción,
sino que, por el contrario, los posee en común con todo el pueblo. Así, por esa razón, y por haber sido liquidada la clase de los
capitalistas, queda descartada toda posibilidad de explotación de la clase obrera.
¿Podemos, después de esto, llamar a nuestra clase obrera proletariado? Claro que no. Marx decía que para que el
proletariado pueda emanciparse tiene que aplastar a la clase de los capitalístas, quitar a los
capitalistas los instrumentos y medios de producción y destruir las condiciones de producción que
engendran el proletariado. ¿Puede decirse que la clase obrera de la U.R.S.S. ha alcanzado ya estas
condiciones de su emancipación? Indiscutiblemente, puede y debe decirse. ¿Y qué significa eso?
Significa que el proletariado de la U.R.S.S. se ha transformado en una clase completamente nueva,
en la clase obrera de la U.R.S.S., que ha destruido el sistema económico capitalista, ha consolidado
la propiedad socialista sobre los instrumentos y medios de producción y lleva la sociedad soviética
camino del comunismo. Stalin - (1936)
Ahora, te dejare un texto explicando precisamente esto:

Los detractores de Stalin- revisionistas y maoístas- han falsificado cada cual a su manera, el enfoque estaliniano sobre el problema de las clases y la lucha de clases en la época de la construcción del socialismo en la Unión Soviética. Para los primeros, Stalin defendió la tesis «errónea» según la cual a medida que avanzaba la construcción del socialismo, la lucha de clases se agudizaba obligadamente, siendo por tanto necesarias las medidas represivas más drásticas para aplastar a los contrarrevolucionarios. Dicen los revisionistas que este fue un simple pretexto para justificar las represiones «criminales que destruyeron a gran cantidad de comunistas honestos y leales, civiles y militares».

Los maoístas por su parte afirman lo contrario. Para ellos Stalin «abolió la lucha de clases en la URSS por decreto», desde la aprobación de la Constitución  el año de 1936. Consecuentemente la restauración del capitalismo en el primer país socialista es de responsabilidad de Stalin. Esto se debió –dicen los seguidores de Mao Zedong-, a que Stalin nunca supo distinguir las contradicciones antagónicas de las no antagónicas, las contradicciones entre "nosotros y nuestros enemigos, y las contradicciones en el seno del pueblo".

Veamos qué hay de cierto en estas críticas de revisionistas y maoístas al gran constructor del socialismo y artífice de la derrota del nazi- fascismo en la Segunda Guerra Mundial.

En su informe «Sobre el proyecto de Constitución de la URSS» presentado el 25 de noviembre de 1936 ante el Congreso Extraordinario de los Soviets, Stalin, refiriéndose a los cambios que se habían producido en la economía soviética durante el período de 1924 a 1936 dijo:

«Conforme a estos cambios en la economía de la URSS, ha cambiado también la ESTRUCTURA DE CLASE DE NUESTRA SOCIEDAD». Y a continuación agregó:

«La clase de los terratenientes, como es sabido, fue ya suprimida gracias a la victoria obtenida en la guerra civil. En lo que respecta a las demás clases explotadoras, han compartido la suerte de la clase de los terratenientes. Ya no existe la clase de los capitalistas en la esfera de la industria. Ya no existe la clase de los kulaks en la esfera de la agricultura. Ya no hay comerciantes y especuladores en la esfera de la circulación de mercancías. Todas las clases explotadoras han sido, pues suprimidas». Stalin (1936)
Esta constatación de un hecho real e inobjetable, es considerada por los detractores maoístas de Stalin, como un decreto que «suprime la lucha de clases». No es difícil comprender que después de 9 años de la conquista del Poder por los bolcheviques "la estructura de clase" de la vieja Rusia no podía ser la misma en la Unión Soviética. Como dice Stalin, habían sido suprimidos los propietarios DE LOS INSTRUMENTOS Y MEDIOS DE PRODUCCIÓN, los terratenientes y los capitalistas. Afirmar lo contrario no puede significar otra cosa que sostener que la Gran Revolución de Octubre no sirvió para nada porque mantuvo a las viejas clases explotadoras en posesión de los instrumentos y medios de producción.

La supresión de las clases explotadoras en el socialismo, no es lo mismo que suprimir la lucha de clases en este sistema. Los enemigos de clase en el socialismo son los «restos de las clases explotadoras» que han sido despojadas de los instrumentos y medios de producción. Con relación a este problema la tesis de Stalin es clara: la revolución proletaria suprime a las clases explotadoras, pero en la etapa de la dictadura del proletariado, subsisten los enemigos de clase y la lucha de clases . De aquí desprendió una advertencia que los revisionistas jruschogorvachianos y perestroikos de todo el mundo rechazaron:

«Hay que tener en cuenta que los restos de las clases derrotadas en la URSS no está solos, que cuentan con el apoyo directo de nuestros enemigos del otro lado de las fronteras. Seria un error pensar que la esfera de la lucha de clases está limitada a los confines de la URSS. Un extremo de la lucha de clases se desarrolla dentro de la URSS, pero el otro llega al seno de los Estados burgueses que nos rodean. Los restos de las clases derrotadas no pueden ignorarlo. Y precisamente porque lo saben, continuarán en adelante en sus intentos desesperados». Stalin (1937)
Esta tesis de Stalin, meridianamente clara, ha sido confirmada en forma rotunda por la experiencia histórica de la dictadura del proletariado. El revisionismo, desde el XX Congreso del PCUS, la condenó. He aquí un pasaje del conocido "Diccionario Filosófico" de Iudin- Rosental:

«El PCUS ha sometido a critica la errónea tesis de Stalin de que la lucha de clases se agudiza después de la victoria del socialismo, tesis que sirvió de motivo para gravísimas infracciones de la democracia y de la legalidad socialistas en las condiciones del culto a la personalidad».
Esta cita sirve para poner al desnudo a los reaccionarios agazapados que durante la época de Stalin supieron ocultarse y fingir lealtad al Partido y a la dictadura del proletariado, esperando el momento para destruir el socialismo y borrar del mapa a la URSS. La represión inevitable y necesaria de los restos de las clases explotadoras que complotaban manejadas desde el exterior, fue, para estos falsos comunistas una «gravísima infracción a la democracia».

Desde posiciones opuestas, pero igualmente oportunistas, el «Gran Timonel» (Mao Zedong) afirmaba que Stalin había decretado el fin de la lucha de clases. Y sus acólitos de todo el mundo vienen repitiendo el mismo disparate. La critica de Mao a Stalin, sobre la lucha de clases , sin embargo, no es coherente. Defendiendo embozadamente a su amigo Tito. Mao afirma que Stalin no supo diferenciar las contradicciones antagónicas de las no antagónicas. Hizo la defensa de Tito, la «mula madrina» de la recua que siguió la senda que conduce a la restauración del capitalismo, con el argumento de que entre el marxismo leninismo y el titoismo traidor solo existía una «contradicción en el seno del pueblo», y que lo mismo ocurrió con las teorías y acciones contrarrevolucionarias de Trostky, Kamenev, Zinoviev y Bujarin. Este es un ejemplo de la dialéctica de Mao Zedong.

La historia se encargó de desbaratar y hacer añicos a los baratos críticos de Stalin. Desde el infiltrado Jruschov hasta el mismo Mao Tzedong y los pigmeos que le siguen. Stalin siempre fue leal a las enseñanzas de Lenin sobre la dictadura del proletariado:

«La dictadura del proletariado es la guerra más abnegada y más implacable de la nueva clase contra un enemigo más poderoso, contra la burguesía, cuya resistencia se ve decuplicada por su derrocamiento». «La dictadura del proletariado es una lucha tenaz, cruenta e incruenta, violenta y pacífica, militar y económica, pedagógica y administrativa, contra las fuerzas y las tradiciones de la vieja sociedad».
El revisionismo capitulador y traidor arrojó al canasto estas enseñanzas de Lenin y condenó la represión de las fuerzas reaccionarias manejadas desde el exterior en la URSS. Fueron esos restos de las clases dominantes los que usurparon el poder del Partido y el Estado en el «histórico XX Congreso». Fue en este Congreso que se inició la restauración del capitalismo en la Unión Soviética y su posterior desaparición como Estado.
Falseas la realidad.Mao era stalinista,aunque le haga críticas,que además se merece.Y además,qué es eso de elevar a deidades incuestionables,o  profetas intángibles a los lídéres revolucionarios?La crítica es un arma necesaria de avance y está por encima de los líderes,siempre que sea justa.Errores tuvo Stalin ,como los tuvo Mao, pero eso no desmerece para nada sus papeles como líderes de dos Revoluciones victoriosas, y creadores de dos referentes de esperanza para cambiar lo que se nos quiere hacer ver como determinado y eterno.Pero no debemos olvidar que las dos Revoluciones fueron derrotadas desde dentro,en el partido estaba la carta oculta,qué mejor lugar para esconderse¡.Mao con más visión temporal que Stalin,después de ver como la URSS caminaba por sendas extrañas,fue consciente de eso,pero ya era demasiado tarde y el era viejo y enfermo,y sobre todo,había perdido capacidad y poder dentro de un partido donde la derecha,copaba posiciones claves.El enemigo está dentro ,decía,y el enemigo se hizo con el partido y acabó con la Revolución ,como antes había hecho en la URSS.Las dos Revoluciones fueron derrotadas,el capitalismo se restauró con más virulencia y saña que en la sociedad llamada occidental.La alienación de los trabajadores es mayor en China que en occidente, y en Rusia  otro tanto.Esa es la realidad y es ese el punto de partida.Qué tenemos de más que ellos no tenían?la historia y el desarrollo de los acontecimientos de esas derrotas,eso nos hace estar por encima de todos ellos,otra cosa es que con lo que ellos hicieron y nosotros conocemos seamos capaces de avanzar y para eso es fundamental cuestionarlo allí donde no acertaron.

Contenido patrocinado

Re: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix.

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Mar Sep 25, 2018 1:52 am