"Anacronismos antidarwinistas" - texto de José María Hernández de Miguel - publicado en 2009 en el blog ¿Qué me estás contando?

Comparte

pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9589
Reputación : 18570
Fecha de inscripción : 31/05/2010

"Anacronismos antidarwinistas" - texto de José María Hernández de Miguel - publicado en 2009 en el blog ¿Qué me estás contando?

Mensaje por pedrocasca el Lun Feb 13, 2012 8:33 pm

"Anacronismos antidarwinistas"

texto de José María Hernández de Miguel

publicado en agosto de 2009 en el blog ¿Qué me estás contando?

tomado de la web sindioses.org

La figura de Charles Darwin despierta verdadera animadversión dentro de muchos círculos religiosos. Quizá, a primera vista, una persona pueda preguntarse el porqué de este odio a un naturalista que lo único que hizo fue contribuir notablemente al avance de nuestro conocimiento del mundo viviente, odio que no se expresa ante figuras como Lamarck, Einstein o Hawkings.

En el caso del fundamentalismo religioso, Darwin es prácticamente demonizado y descrito como un ser malvado responsable de los males de nuestra época, ya fuera por su propia mano o por la de sus “seguidores”, identificados poco menos que de sectarios satánicos al servicio del ateismo.

En otros círculos de supuesto “antidarwinismo científico”, a pesar de hablar de “nuevos paradigmas en la biología” y “teorías alternativas silenciadas por el establismen neodarwinista”, surge de nuevo, tras leer unas pocas líneas, ese mismo odio visceral a la figura de Darwin.

¿Que tiene Darwin que no tengan Copérnico o Hawkings? ¿A que tanto odio no sólo a la teoría, sino a la persona? ¿Fue porque dijo que el hombre descendía del mono? En parte sí, aunque el asunto es algo más complejo.

Es necesario remontarnos a finales del siglo XVIII y principios del XIX para entender la situación de la biología de la época, y comprender porqué los actuales defensores del creacionismo (también llamado diseño inteligente) siguen anclados en aquella época.

La ilustración y las ciencias naturales

El siglo de las luces supuso un impresionante desarrollo de la ciencia, y la historia natural no fue una excepción. Los primeros intentos científicos de catalogación de los seres vivos, llevados a cabo por Carl Linne (1707-1778) se vieron continuados por numerosos naturalistas que se lanzaron a explorar los lugares más recónditos del planeta, describiendo un elevadísimo número de especies. Naturalistas como Humboldt, Bank o el español Cavanilles, suponen un ejemplo de los numerosos científicos que contribuyeron a ofrecer una visión globa de la gran biodiversidad de la Tierra, no limitándose a la simple descripción, sino ordenando y clasificando los organismos de acuerdo con sus similitudes.

Esto, indiscutiblemente, contribuyó a afianzar una idea que ya había sido esbozada bastantes siglos atrás: el que las especies animales y vegetales se encontraban relacionadas entre sí con diferentes grados de parentesco. Los esbozos de clasificaciones según grupos estructurales y funcionales más importantes fueron las de Buffon (1707-1788) y Cuvier (1769-1832). Con todo ello, no tardaron en surgir naturalistas que se preguntaron sobre el origen de esta variabilidad, y que trataron de explicarla postulando variadas tesis dentro de una concepción evolucionista. El propio conde de Buffon, Monboddo (1714-1799) -que fue el primero en proponer que el hombre y los simios antropomorfos tenían un origen común- y especialmente Jean-Baptiste Lamarck (1744-1829), constituyeron las bases de la moderna idea de evolución. Erasmus Darwin (1731-1802), el abuelo de Charles, se contaba entre estos precursores de la teoría evolutiva.

Una visión teísta del motor evolutivo

Entrando en el siglo XIX, se diferenciaban dos posturas sobre el origen de los seres vivos: el fijismo (según el cual las especies permanecían tal y como fueron creadas, sin evolucionar) enarbolado por los propios Linneo y Cuvier (seguido posteriormente por Louis Pasteur) y un incipiente evolucionismo, que proponía en mayor o menor medida que los seres vivos actuales procedían de formas primitivas, destacando sin duda Jean Baptiste Lamarck como proponente de la teoría más completa sobre la transmutación de las especies por la herencia de caracteres adquiridos o perdidos por el uso y desuso de los mismos.

Aún así, no existía una explicación de cómo se había desarrollado toda esta variabilidad, ni siquiera en el caso del evolucionismo, dado que los mecanismos de variación eran totalmente desconocidos, y las explicaciones evolutivas, al ser muy imperfectas y poco explicativas, solían complementarse con tendencias internas a la complejidad u otras causas teleológicas.

Ante esta situación, y debido a la importante influencia de la Iglesia, pocos científicos de la época descartaban la intervención de un Creador, fuera como origen de todas las formas vivas (fijismo) o como director del plan evolutivo, que invariablemente conducía al ser humano como meta final del proceso (idea de la que se desmarcó Lamarck en una de sus últimas obras, ridiculizando la interpretación teleológica del proceso evolutivo).

La teoría más aceptada en todos los ámbitos durante la primera mitad del siglo XIX era que los seres vivos constituian productos de un diseño divino. El dogma central se encontraba constituido por la idea de que toda la variabilidad, las increibles formas y estructuras de animales y plantas, constituían una prueba de la existencia de un creador inteligente, de un diseñador que había realizado un exquisito plan, fuera de forma directa creando todas y cada una de las formas existentes o bien mediante cierta capacidad de variación, dando nuevas formas a partir de otras, pero siempre dentro de un plan bien definido.

Paley y el diseño inteligente

Sin duda alguna, la obra más importante sobre la evidencia de diseño en los seres vivos fue Natural Theology (1802), del teólogo británico William Paley (1743-1805). En ella, Paley (que era un gran conocedor de las ciencias naturales) se explaya en presentar ejemplos sobre la complejidad de numerosas estructuras, argumentanto que la misma representa una prueba irrefutable de haber sido diseñadas. Para ello, utiliza una analogía que ha llegado hasta nuestros días con el nombre de la “analogía del relojero”, según la cual, ante un ojo humano debemos pensar lo mismo que ante un reloj encontrado en el campo: que ambos son producto de un diseñador inteligente.

Paley también introduce un concepto que denomina “relación” y que hoy conocemos como complejidad irreductible, consistente en argumentar que las complejas relaciones entre estructuras y procesos de los seres vivos sólo pueden explicarse si alguien diseñó el organismo en su conjunto.

De esta forma, y pese a la poca gracia que le hacía a la Iglesia las ideas evolucionistas, el argumento del diseño de Paley lograba contener cualquier explicación puramente mecanicista de la biodiversidad observada, especialmente porque no se disponía de ninguna explición más convincente que la del diseño divino.

La revolución de Darwin y Wallace

“El origen de las especies”, cuya primera edición vio la luz el 24 de noviembre de 1859, supuso una ruptura total con la situación de la época. Por primera vez se proponía un mecanismo que explicaba no solamente la variación observada, sino la evolución y ramificación de todos los organismos vivos a partir de un ancestro común.

Lo más importante de la obra de Darwin no fue la confirmación del hecho evolutivo (aunque es digno de tener en cuenta), sino el ofrecer una teoría sobre cómo se produce esta evolución: el proceso de la Selección Natural, conclusión a la que llegó paralela e independientemente otro naturalista inglés: Alfred Russel Wallace (1823-1913).

A pesar de no disponer de las explicaciones sobre los mecanismos de transmisión entre generaciones (algo que tuvo que esperar más de cincuenta años hasta el desarrollo de la genética), la Selección Natural explicaba correctamente cómo podía construirse una estructura tan compleja como el ojo humano sin la intervención de ningún diseñador, únicamente mediante el filtrado de las variaciones que surgen espontáneamente en la naturaleza.

La tesis de Darwin fue la primera que se enfrentó con éxito al diseño inteligente de Paley, ofreciendo una explicación mejor y más ajustada a las pruebas empíricas. Es de imaginar el gran revuelo que supuso la publicación de “El origen…”, que agotó los 1.250 ejemplares de la primera edición durante el primer día de venta.

Por primera vez, podía explicarse la enorme diversidad biológica por procesos naturales, sin dirección y sin conductor inteligente. Aún faltaba mucho para entender los procesos que producían la variación, la forma en que éstas se heredaban y otros variados aspectos que Darwin no pudo ni entrever, pero el salto cualitativo estaba dado: la naturaleza se podía construir a sí misma. Además, también por primera vez podían comprenderse las imperfecciones que se detectan en muchos seres vivos, algo que no podía explicar la creencia del diseño inteligente.

Como era de esperar, esto incomodó grandemente a las mentalidades conservadoras y victorianas de la época. El concepto de un orden perfecto diseñado y mantenido por un creador se cambiaba por el de una naturaleza producida mediante procesos naturales, sin dirección ni plan previo, mediante la filtración de variaciones aleatorias con respecto al valor adaptativo que otorgaban al organismo. Y lo que es peor, el ser humano pasó de representar el fin y el cúlmen de la creación a ser una especie más, formada por mecanismos semejantes a los que habían originado las aves, los reptiles o el resto de mamíferos.

La demonización del mensajero

El cristianismo siempre a culpado al Demonio de todos los males del mundo. La existencia del mal encarnado justifica las numerosas injusticias y crueldades del mundo que, de otra forma, solo podrían achacarse al propio creador. Aunque la lucha entre el bien y el mal es una constante en gran parte de las religiones, el cristianimso ha sabido explotarla especialente, usando el temor a Satán y a todo lo maligno para que el pueblo llano rechazase cualquier asunto peligroso para la cada vez más poderosa Iglesia.

Y con Darwin y la Selección Natural se empleó, consciente o inconscientemente, la antigua técnica: la iglesia convirtió a Charles Darwin en la mismísima encarnación del Diablo, acusándole de tratar de expulsar a Dios del mundo y de la vida de los hombres. Nada más lejos de la mente del naturalista, pero la propaganda sabiamente útilizada caló en aquellos sectores de la sociedad más irracionales y religiosas. Sin entender más de dos palabras de su teoría, gran parte de la población ha rechazado, durante siglo y medio, una de las más importantes aportaciones a la biología de todos los tiempos.

Antidarwinismo actual: o como no cambiar a lo largo de los siglos

Por mucho que la mayor parte de los autoproclamados “antidarwinistas” actuales pretendan revestirse de un hábito cientifista, a poco que se examinen sus doctrinas se puede encontrar un extremado paralelismo a la posición de Paley y de los críticos coetáneos de Darwin. El discurso que se emplea hoy por parte de estos nuevos partidarios del “diseño inteligente” no deja de ser el mismo: la compeljidad irreductible, la evidencia del diseño. En fin, todo aquello que no solo con Darwin, sino con el siglo y medio de invetigaciones biológicas posteriores ha quedado totalmente refutado. No se trata de “una nueva visión de la biología”, ni del “nuevo paradigma”, sino de la misma doctrina decimonónica que, al igual que el resto del corpus de la religión cristiana, ha atravesado los siglos sin moverse un ápice de sus posiciones originales.

Resulta curioso que precisamente estos “antidarwinistas” acusen a la biología evolutiva de ser una “ciencia caduca”, de estar anclados en los postulados de Darwin o de negarse a reconocer las nuevas “evidencias” genéticas. Y digo que es curioso, por no decir irritante, cuando tanto sus críticas como sus alternativas son las que se sitúan a mediados del siglo XIX, sin haber comprendido ni los postulados originales de Darwin, ni haber entendido que a lo largo de estos 150 años la biología evolutiva a cambiado muchísimo, y que no seguimos hablando de lo mismo que en las reuniones de la Royal Society de finales del 1800.

El antidarwinismo del diseño inteligente no es ciencia. Es una forma de disfrazar la defensa del fundamentalismo religioso que sigue sintiéndose amenazado por que podamos explicar la maravilla de la biodiversidad sin recurrir a ningún relojero. Da igual lo que avancen los conocimientos humanos, da igual los fósiles o las evidencias genéticas que encontremos, estos movimientos seguirán disfrazando a Darwin de mono, pero no porque tengan ninguna base para pensar que se equivocó, sino porque les molesta profundamente saber que ambos, monos y hombres, compartimos un ancestro común. Tras mucho tiempo, aún no están preparados para realizar esa cura de humildad.

Los tiempos de Darwin pasaron, el eslabón perdido ya se encontró (y no uno, sino cientos), el registro fósil ya muestra contundentemente una historia evolutiva de la vida, hoy conocemos casos de especiación en laboratorio y en el campo, sabemos cómo se produce gran parte de la variabilidad genética y cómo se filtra entre generaciones. Aunque aún queda mucho por descubrir, la teoría evolutiva ha sido tan modificada desde Darwin (y desde la nueva síntesis de mediados del siglo XX), que casi ni el propio naturalista la reconocería, si no fuera porque aún sigue vigente y de forma cada vez más incuestionada su principal e inestimable descubrimiento: la Ley de la Selección Natural.



Chus Ditas
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2870
Reputación : 5829
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Re: "Anacronismos antidarwinistas" - texto de José María Hernández de Miguel - publicado en 2009 en el blog ¿Qué me estás contando?

Mensaje por Chus Ditas el Dom Mar 16, 2014 10:34 pm

también se puede leer y copiar este artículo en:

http://www.sindioses.org/cienciaorigenes/anacronismosantidarwinistas.html
avatar
tenkokukutiw
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 39
Reputación : 59
Fecha de inscripción : 26/06/2014

Re: "Anacronismos antidarwinistas" - texto de José María Hernández de Miguel - publicado en 2009 en el blog ¿Qué me estás contando?

Mensaje por tenkokukutiw el Jue Jun 26, 2014 8:38 pm

Se ase algo tendeciso hablar de su odio en lugar de sus argumentos. Se antidarwinistas no dale razon al diseño inteligente.

Lo odias por segun ello le a la biologias, pese no se pueda justificado su odio a la figura: pero sin embargo el circulo que ledio el apoyo a darwing no era el humanistas, eran eugenistas y bastante racistas y imperialistas. Por que no dise eso.

Su libros de origen de la especie historias muy interesantes de inconcistencias para aser dudar.

-La palabra evolución no aparecieras en la primeras edición, y sólo aparece en la sexta edición y en el capitulo séptimo.

-Tienes algunos problemas ideológicos a considerar; que gran partes de lo que esta vigente está relacionado con Herbert Spencer, En la quinta edición de 1869, cuando apareces primera vez en el libro "la supervivencia del más apto" fue por primeras expuesta en el libro de Principios de Biología del 1864 del autor mencionado. También mención especial algo expuesto por mismo autor, “la adquisición necesaria por gradación, de cada facultad y capacidad mental”; esta parte del libro se le considera precursora de las neurobiología. Todo esto salido quien se considera el padre del darwininismo social, Herbert Spencer. Extrañamentes es curiso el darwinismo social exitiera antes que el darwinismo.

-Mala citación de Lamar. El libro tomas muchas ideas de autor mencionado. Pero nunca sitas más que enfornas indirectas.

-El título original fue modificado, siendo. El origen de las especies por medio de la selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida, Para 1872 sub titulo fué eliminado.

-De los mayores problemas del autor es que la “selección natural” nunca esta aclara si es un concepto, proceso o metáfora. En el auto defines como 10 veces la ideas. Nunca maneja igual para el caso.

-otro problemas que ha sido encontrado teorías actuales problemas torico- metodológicos. Darwin no clasifico correctamentes la coleción de sus viajes, se uso la coleción de capitan del barco. SIn mencinar que no es capas de difenciar entre hibrido y un ingerto. Una cosa complovar sercania y otras tratarlo ambos como si fueran la misma cosa.

-Tutologico (argumento circular.), no es algo tajantes, Potter lo había dictado en su momentos. Diferencias entre el que sobrevive y el acto. Pese si maneras que mediantes los mas catos dejan mas descendencias según Darwin pero se puede extender esta observación todos seré vivos.

-En de los problemas mas importntes; que la selección natural eliminación de alelos. Aparente mentes casi no sucede. Por un lado tenemos que las leyes de las herencias de Mande favoreces la preservación de alelos. Dejando punto eliminación características fenológicas algo fuera de lugar. He oído y leído solo adaptación de 1 % ventaja ser persevada. Es ridículo uno pilares principales de la teorías tenga tan poco efecto. Al grado permitir “gene basuras” solo 10% sea útiles.

- No me voy meter con la influencias de Malthus. Pero a nadie le ase raro que Marx odiara Maltun y sus ideas, pero sin embargo apoyara el libro darwing. Cuando este se baso completamente en Maltun, solo tomado los elementos metodologicos, tambien la idea idologicas.
avatar
Francesc 57
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 251
Reputación : 304
Fecha de inscripción : 19/08/2011
Edad : 60
Localización : Barcelona

Re: "Anacronismos antidarwinistas" - texto de José María Hernández de Miguel - publicado en 2009 en el blog ¿Qué me estás contando?

Mensaje por Francesc 57 el Mar Jul 01, 2014 11:21 am

Camarada, sigues con los mismos argumentos que en el otro hilo que estamos debatiendo sobre la figura de Darwin. Los seguidores del diseño inteligent utilizan cualquier cosa, sea científica o no para atacar a Darwin, a sus ideas a su persona, cualquier cosa les vale con tal de desprestigiar al padre de la teoría evolucionista. Por cierto, todavía no sé qué modelo de evolución biológica defiendes tú y eso que te lo hemos preguntado Jordi de Terrassa y yo. Por la respuesta que das aquí me da la sensación que te mueves cerca del lamarkismo. Y te repito, el circulo que rodea a Darwin no es racista, ni esclavista ni eugenésico, es un circulo de científicos avanzados con ideas liberales (quiza Agassiz sea la excepción, pero también sería algo discutible). Creo que tienes unos prejuicios sobre Darwin y su teoría de la selección natural que poco tienen que ver con argumentos científicos, sino más bien psicológicos y sociológicos, y hasta que no te libres de ellos no podrás discutir de una forma objetiva sobre el tema.
avatar
tenkokukutiw
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 39
Reputación : 59
Fecha de inscripción : 26/06/2014

Re: "Anacronismos antidarwinistas" - texto de José María Hernández de Miguel - publicado en 2009 en el blog ¿Qué me estás contando?

Mensaje por tenkokukutiw el Sáb Jul 05, 2014 10:37 pm

Francesc 57 escribió:Camarada, sigues con los mismos argumentos que en el otro hilo que estamos debatiendo sobre la figura de Darwin. Los seguidores del diseño inteligent utilizan cualquier cosa, sea científica o no para atacar a Darwin, a sus ideas a su persona, cualquier cosa les vale con tal de desprestigiar al padre de la teoría evolucionista. Por cierto, todavía no sé qué modelo de evolución biológica defiendes tú y eso que te lo hemos preguntado Jordi de Terrassa y yo. Por la respuesta que das aquí me da la sensación que te mueves cerca del lamarkismo. Y te repito, el circulo que rodea a Darwin no es racista, ni esclavista ni eugenésico, es un circulo de científicos avanzados con ideas liberales (quiza Agassiz sea la excepción, pero también sería algo discutible). Creo que tienes unos prejuicios sobre Darwin y su teoría de la selección natural que poco tienen que ver con argumentos científicos, sino más bien psicológicos y sociológicos, y hasta que no te libres de ellos no podrás discutir de una forma objetiva sobre el tema.
lo sé por eso no le doy bola. pero de ves en cuando encuentra algo util y no se fabrican todo. par criticas sido utilidad observacines pendejas pero utiles sabes apreciar. Pero 90% de sus datos no son de fiar por la distorsión que asen.

Empece con esto en contra me el bloc maximo sandino, Pese no me gusta reconocerlo, tan fuera lugar tan improcedental, no me gusta discurso manega discurso época de darwin, pero investigar poco tenidos puntos varias cosa, pese 60 de lo que dice este fueras lugar (políticas de cuarta). Me quito peso encimas podías entender las ciencias evolución aplicada al ser humana teniendo marco mas objetivos ciencias sociales seguia repitiendo los mismo herreros una y otra vez. desde interpretativos muy bacico hasta idealizaciones del pasado basadas en el imaginario popular. para acabarlas en algunas ocacines como justificantes del sistemas capitalistas. no una ves sino costates que se ha repetidos desde el inicio selección natural.

No te recomiendo leas su trabajo el hecho termina... no sé me ensallo sin base. pero su re lecturas aplica los datos recolectados es buenas como alternativas. Y no le encontrado criticas de peso fue de su satanización de darwin. Lo único no creíbles es ideas transformación bruca de la especies...

parte de los datos encontrada haya en devates no entre darwinistas y neocraciniestas. sólo recojo los primero puede defender o tiene problemas explicar y el resto lo saque de la wikipedias y blos hablan se escribió el libros.

Disculpa escribir esto aun estoy esperando respuestas... de te pedido.

Escribí este artículos de mis a partir de observaciones des la acción y problemas para explicar la accione coordinadas. En eso único no me responde al teorías. La repuesta del se da medio del azar su forma mas llana es estúpida. no es que no se puedan llegar por medio del azar, pero requieres ya de los de nivel física cuánticas, usan para cuestiones mas improbables;

http://www.forocomunista.com/t33153-selecion-natural-y-accion-cordinada

Chus Ditas
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2870
Reputación : 5829
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Re: "Anacronismos antidarwinistas" - texto de José María Hernández de Miguel - publicado en 2009 en el blog ¿Qué me estás contando?

Mensaje por Chus Ditas el Dom Jul 06, 2014 12:51 pm

tenkokukutiw, eres una vergüenza. Iba a intentar leer tus mensajes para ver que argumentos das, pero dadas las faltas de ortografía, la incoherencia de redacción y las palabras que no entiendo, mejor me preocupo de algo interesante y paso de ti, seas diseñador-inteligente, lamarkista o ultracatólico. No merece la pena el esfuerzo que hay que hacer.


Contenido patrocinado

Re: "Anacronismos antidarwinistas" - texto de José María Hernández de Miguel - publicado en 2009 en el blog ¿Qué me estás contando?

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Dom Nov 19, 2017 5:39 am