Oh, Fraga

Comparte
avatar
R-36M
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 329
Reputación : 367
Fecha de inscripción : 01/02/2010
Edad : 100
Localización : Comite Central

Oh, Fraga

Mensaje por R-36M el Lun Ene 16, 2012 5:28 pm



«Su paso por el Ministerio estuvo marcado por dos principios fundamentales: una defensa incondicional del régimen combinada con una propuesta de reformas, autocalificadas de «aperturistas», indispensables, desde su perspectiva, para asegurar la continuidad de aquel.» No podían, Carmen Molinero y Pere Ysàs, sintetizar mejor la carrera política de Fraga en su libro La Anatomía del Franquismo. De la supervivencia a la agonía, 1945-1977.

Frente a las vaporosas proclamas que tantos obituarios en periódicos, y políticos de todo tipo, lanzarán en pos de la figura ejemplar de Fraga por su dedicación a España y su trabajo para con la Constitución del 78, es necesario recordar:

·Que con su ayuda, incluso en los estertores del franquismo las penas de muerte no cesaron.

·Que la continuidad de figuras importantes, aunque no muy conocidas, del franquismo en el ámbito judicial, militar y político pudieron continuar sus carreras y muchos lo hicieron –alguno que otro sigue por ahí dando bandazos–.

·Que gracias a su trabajo a lo largo de la Transición, las élites políticas y económicas del Régimen franquista se mantienen hasta nuestros días, debido a varias leyes y amnistías que hacían, de los años entre 1931 y 1978, un agujero negro en la historia del Estado español en el que nada había pasado.

En ese agujero de nuestra historia, es una blasfemia al “espíritu de la Transición” decir que España fue donde primero se probaron los campos de concentración que luego usaron los nazis, que con los represaliados republicanos se realizó el primer genocidio europeo (apenas unos años antes que con los judíos) y continuó con los/as luchadoras/es antifranquistas, que durante más de 40 años se quebrantaron sin cesar los Derechos Humanos y que éramos la vergüenza de Europa. De todo eso y mucho más se encargó de silenciar Fraga –aunque no todo el mérito se le puede atribuir a él, había muchos interesados en que todo surgiera así–.

·Que nunca pidió perdón a las víctimas del franquismo ni mostró su pesar por tanto terror infringido durante sus años en los gobiernos nacionales del Régimen franquista.

Pero lo más reseñable y que describe a la perfección a este hombre es su habilidad para adaptarse a las circunstancias históricas. Al igual que muchos de su quinta y oficio, Manuel Fraga Iribarne supo trepar hasta lo alto y desviar toda relación que pudiera hacérsele con fecha anterior a 1978. Su pragmatismo político le llevó, sin moverse de su silla derechona y conservadora, a aceptar cualquier cambio político siempre que no se viera afectado su status, lo que explica que durante las últimas décadas se centrara en abrir el abanico del potencial votante del PP desde la más rancia derecha hasta los progres a los que les tiemblan los huesos por Gallardón.

«Todo por el poder», más que por la patria. Un verdadero patriota nunca hubiera ordenado la muerte de tantísimos/as compatriotas y jamás se hubiera mantenido impertérrito ante los crímenes ocasionados.

Y, como Spain is different! –campaña diseñada por él, por cierto–, ya hemos perdido en la Península Ibérica la cuenta de los criminales y asesinos muertos en cama antes de rendir cuentas ante la justicia por todos sus actos.

http://www.agitacion.org/diario/opinion/1781-oh-fraga.html

    Fecha y hora actual: Sáb Nov 18, 2017 3:34 am