"El problema de la decisión delictiva, visto desde la óptica de autores marxistas" - texto de Norma Vasallo Barrueta - publicado en la web de la Revista Cubana de Psicología - año 2012

Comparte

pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9589
Reputación : 18570
Fecha de inscripción : 31/05/2010

"El problema de la decisión delictiva, visto desde la óptica de autores marxistas" - texto de Norma Vasallo Barrueta - publicado en la web de la Revista Cubana de Psicología - año 2012

Mensaje por pedrocasca el Lun Ene 09, 2012 11:41 am

"El problema de la decisión delictiva, visto desde la óptica de autores marxistas"

texto de Norma Vasallo Barrueta (Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana)

publicado en la Revista Cubana de Psicología - año 1993 (vol. 10 nº 1)

tomado de la web de la Revista Cubana de Psicología en 2012, año de publicación en internet

A modo de Resumen: En el presente trabajo se aborda el problema del lugar de la toma de decisión en el mecanismo de la conducta delictiva y en el complejo causal de la misma, las etapas por las que transcurre este proceso y los factores que influyen en el mismo, según los resultados de investigaciones realizadas por criminólogos marxistas.

Lugar de la toma de decisión en el estudió de la conducta delictiva

El problema de la toma de decisión para cometer delitos, se enmarca en el estudio de las causas de la conducta delictiva, en particular en su mecanismo. La toma de decisión antecede a cualquier conducta humana, no constituyendo el delito, una excepción.

Al abordar las causas del delito en un caso particular se parte de la acción violadora de la norma legal, hasta llegar a la causas más profundas; tanto en el plano objetivo como subjetivo, es decir de los fenómenos y procesos psicológicos implícitos en el complejo causal de la conducta.

El momento inmediato previo a la acción delictiva es el correspondiente al proceso de toma de decisión para realizar la acción. Este constituye el primer momento de análisis, o lo que el criminólogo soviético V. N. Kudriavtsev llama primer eslabón de la cadena causal. (1)

A la decisión delictiva llega el sujeto dice Kudriavtsev (2) como resultado de la interrelación de su personalidad con una determinada situación Vital Concreta entendiendo por ésta el conjunto de los conflictos vivenciados por el sujeto en los momentos previos a la decisión delictiva. La realidad objetiva puede ser conflictiva o puede ser percibida como conflictiva por el sujeto, en lo que sin dudas influye su experiencia pasada y la orientación de la personalidad, tal y como señala Yu. M. Antonian (3). Es en esta interrelación de la Personalidad y la Situación Vital Concreta donde encontramos el segundo eslabón de la cadena causal.

La Personalidad; portadora de una orientación antisocial que matiza la percepción de la realidad por parte del sujeto, es el resultado de la influencia de los diferentes grupos humanos en los cuales se ha desarrollado; así como de toda la sociedad. Esta influencia como se conoce es recibida por la personalidad de forma activa.

Es en la familia, la escuela, los grupos informales, la comunidad, las diferentes organizaciones, etc, donde encontramos el tercer eslabónale la cadena causal de la conducta delictiva.

Como hemos visto en la toma de decisión encontramos las causas más inmediatas de la conducta violadora de la norma legar, pero no por ello, resulta imposible prevenir el delito en este momento, de ahí, la importancia de su estudio para la profilaxis individual.

La toma de decisión es parte integrante del mecanismo de la conducta delictiva, que no es más que La relación e interacción de los factores externos de la realidad objetiva y los procesos y estados psíquicos internos que determinan la decisión de cometer un delito y dirigen y controlan su ejecución. (4)

El criminólogo soviético V.N. Kudriavtsev al referirse al mecanismo de la conducta delictiva premeditada, señala tres eslabones fundamentales. (5)

a) El motivo del delito. Es decir, las necesidades e intereses del individuo que en interrelación con el sistema de valores que orienta la personalidad constituyen el motivo de la conducta.

b) La planificación de las acciones delictivas. En este eslabón, el motivo se expresa en un plan de acción contrario a la ley en el que se incluyen medios, lugar y hora para la comisión del delito.

c) Ejecución del delito. Realización de las acciones violadoras de la norma legal.

La toma de decisión se inserta como un punto de enlace, entre la motivación y la planificación del delito, constituyendo la última fase de la primera y la inicial de la segunda, esto permite afirmar que el proceso de toma de decisión delictiva no resulta espontáneo, sino que al mismo le preceden premisas psicológicas resultado de las necesidades, intereses, costumbres, etc. de la personalidad.

De lo anterior podemos afirmar que el mecanismo de la conducta delictiva abarca elementos objetivos y subjetivos que se interrelacionan de forma dinámica y de cómo unos influyan sobre los otros depende la orientación de la conducta de la personalidad.

El contenido de la decisión muestra el aspecto social de la conducta futura del sujeto, manifestando la previsión y la conciencia de las acciones planificadas y sus resultados.

La decisión es un proceso psicológico de transformación de las causas del delito en actividad delictiva, que se encuentra condicionado por circunstancias externas al hombre e internas y juega un importante papel en el mecanismo de la conducta delictiva, modelando su acción.

El individuo establece al tomar la decisión un plan de acción resultado de su motivación y de los conocimientos o información que posee para realizar la acción, evidenciándose una relación entre elementos afectivos y cognitivos.

Aparece como una premisa importante en este proceso, la motivación, lo cual es señalado por la criminóloga soviética O. Dubovik al analizar los resultados de su investigación al respecto. (6)

Por otra parte y según esta autora, la influencia reguladora de la decisión sobre la conducta delictiva, se manifiesta en las siguientes direcciones:

- Cierra de forma temporal o disminuye la influencia de los valores positivos que la persona posee.

- Dificulta la recepción por parte del sujeto de información positiva complementaria.

- Tergiversa cualquier nueva información contradictoria con la decisión.

- Determina el lado objetivo de los delitos, es decir, los medios y las acciones que los acompañan.

Conociendo cómo surge y se desarrolla la decisión y qué factores contribuyen a ella, es posible orientar la influencia preventiva necesaria para el individuo. De ahí la importancia de su estudio.

La toma de decisión para la comisión del delito

El problema de la toma de la decisión delictiva ha sido poco abordado en la literatura especializada, donde hemos encontrado referencias que apuntan hacia el trabajo realizado por dos científicos: V.N. Kudriavtsev, fundamentalmente desde el punto de vista teórico y O. Dubovik, que lo abordó en la investigación aplicada. Esta es la razón de que sean sus presupuestos teóricos los que en mayor medida se encuentren en la base de nuestro estudio.

Kudriavtsev señala que en el proceso de la toma de decisión delictiva, be produce una interacción de la personalidad y el medio como resultado del cual el sujeto conciencializa variantes de conducta y se forma el modelo de los medios y modos de actuar necesarios, valorándolos y llegando a una conclusión determinada. (Elección de una variante)

En el transcurso de este proceso surge un conflicto de la relación de la personalidad con el medio, que se expresa después en la conducta delictiva.

Kudriavtsev considera que es posible constatar las contradicciones de la personalidad y el medio, en los diferentes momentos del proceso de toma de decisión, si se analiza la relación de los objetivos, necesidades e intereses de la personalidad con las particularidades de la situación exterior en la cual debe actuar.

Para Olga Dubovik el proceso de toma de decisión delictiva es: La elaboración de una idea con respecto a una situación mediata o inmediata que se llevará a la práctica con un fin delictivo. Es la representación de un modelo erróneo de conducta que expresa la orientación antisocial del sujeto. (7)

Señala O. Dubovik que existen una serie de características de este proceso que no se diferencian de las decisiones sociales en general, como son:

a- Constituyen un acto intelectual-volitivo que interviene en calidad de etapa final de la actividad pensante en una situación problémica

b- Es reflejo de los problemas motivacionales del sujeto.

c- Es resultado presente en la conciencia del sujeto, de la relación de la personalidad y el medio.

d- Es un modelo de la conducta futura del sujeto.

e- Por lo anterior es pronóstico de la futura interrelación de la personalidad y el medio.

Como se aprecia esta autora enfatiza el papel de la motivación de la personalidad y su voluntad en la elaboración del modelo (cognitivo) de conducta a seguir en la solución de un problema.

El contenido de la decisión va a definir el sentido social de la conducta futura del sujeto y en este sentido plantea Dubovik: La conciencia de la ilegalidad y de la peligrosidad de la acción supuesta se presenta como un elemento necesario de la decisión, en ausencia del cual, no se puede valorar en calidad de decisión acerca de la comisión del delito. (VIII)

Es decir que para hablar de decisión delictiva, el contenido de esta decisión, los medios o las vías para alcanzados deben contradecir o violar las normas legales establecidas.

Dubovik encuentra como resultado de sus estudios que el hombre que toma la decisión delictiva, presenta un grado de preparación diferente para su comisión que aquel que tiene punto' de vista y costumbres antisociales; pero en el que están ausentes las intenciones de realizar los mismos en el delito.

Lo anterior enfatiza la importancia del estudio de este proceso para la profilaxis individual encaminada a la disminución de la disposición del sujeto para la acción contraria a la ley.

En esta dirección Dubovik señala que la decisión delictiva tiene una influencia reguladora sobre el sujeto que se expresa en:

- Cierre temporal o disminución de la influencia de los aspectos de la personalidad sobre el proceso.

- Dificultades para la recepción de información positiva complementaria a la decisión o tergiversación de la misma.

Como resultado de sus investigaciones Dubovik propone un modelo para el estudio de la estructura del proceso de toma de decisión para cometer delitos, el cual consta de las siguientes etapas:

I- Etapa preparatoria:

a- Elaboración de la Información.

b- Elaboración de las variantes de conducta.

c- Comparación de ellas con la situación circundante y las posibilidades reales.

d- Valoración de las variantes.

II- Etapa principal:

a- Elección de una variante de conducta.

b- Elección de las variantes de conducta de reserva

c- Búsqueda de justificación a la variante escogida.

III- Etapa de control:

a- Valoración de la decisión durante la actividad predelictiva, en la preparación del delito y en el momento de la realización del delito.

b- Corrección de la decisión, negación, cambio y toma de nuevas decisiones complementaras.

Durante la etapa preparatoria el conjunto de variantes de conducta planteadas por el hombre, puede reflejar toda la diversidad de decisiones posibles en una situación determinada o sólo una parte de ellas, de éste se deriva que el hombre pueda hacer una conclusión errónea y adoptar una decisión delictiva, ya que no abarca todo el conjunto de variantes de conducta posible.

Durante la etapa principal de elección de una decisión es la fijación premeditada, según Dubovik de una de las variantes elaboradas. Esta selección se realiza sobre la base de criterios de optimización. En el transcurso de esta etapa, pueden incluirse variantes de conducta de reserva para el caso de que por alguna razón la decisión pensada no se logre llevar a cabo.

Durante la etapa de control se valora lo que está ocurriendo en el transcurso de la etapa predelictiva del individuo e incluso en el transcurso de la comisión del delito. Esto puede conducir hacia la confirmación de la selección hecho o hacía el cambio temporal o definitivo de la decisión, lo .que implica una nueva decisión o pueden también, realizarse cambios parciales. (Ej: modos o medios para la acción)

Como otro elemento a considerar dentro del estudio del proceso de toma de decisión delictiva, se encuentran las circunstancias y fenómenos tomados en cuenta por la personalidad para llevar a cabo una decisión. Ellos actúan no sólo en calidad de causas; sino también pueden detener y enfrentar la decisión delictiva. Ellos adquieren mayor o menor significación de acuerdo al sujeto que los valore.

Dubovik hace una clasificación de estas circunstancias y fenómenos en: factores internos y factores externos al sujeto.

Dentro de los factores externos señala:

1- La Situación Vital Concreta, entendida ésta como el conjunto de circunstancias en la vida de una persona que contribuyen al surgimiento de la decisión de cometer el delito. Este conjunto de circunstancias lo hemos abordado en nuestro país, como los conflictos previos a la decisión delictiva, derivados de las condiciones en las que se encuentra inmerso el sujeto.

2- Características del objeto del atentado delictivo. Dentro de éstos se encuentran: la accesibilidad, la conducta del perjudicado, carácter de las relaciones entre el perjudicado y el delincuente y otros.

3- Condiciones de la actividad, entendiéndose por esto el conjunto pie circunstancias y fenómenos que crean la posibilidad de realización del delito. Señala Dubovik que éstas son ... las deficiencias concretas en fa actividad de las instituciones estatales, organizaciones económicas y distintos funcionarios públicos o ciudadanos que objetivamente facilitaron la comisión del delito y el logro del resultado delictiva. (9)

Dentro de los factores internos la autora señala que la inconformidad completa o parcial de la personalidad en las esferas fundamentales de su actividad vital producen el sentimiento de disconformidad por la relación con otros individuos vinculados con el entorno más cercano o con el grupo social con una más alta posición. El sentimiento de desigualdad se presenta como uno de los muchos factores que influyen en la decisión para la conducta delictiva.

Otros factores internos señalados por Dubovik, se refieren a características del sujeto como: el alcoholismo, la elevada impulsividad, etc.

La autora señala que los factores pueden influir en la decisión de diversas formas, que unos la obstaculizan como aquellos que elevan el nivel de riesgo en la realización de la decisión que otros contribuyen a la agilización del proceso como son: la conducta del perjudicado, presencia o no de testigos, elementos investigadores y compulsión emocional.

Hay otros factores que contribuyen por el contrario a cientificar el proceso como son: Las relaciones satisfactorias con el perjudicado, sentimientos de miedo y conocimientos acerca del sistema de justicia penal.

Las propias características del sujeto del delito pueden influir de una u otra forma y dentro de ellas la autora destaca: edad, estado de salud, fuerza física y preparación profesional, entre otras.

Todos estos factores son valorados e influyen en cada personalidad de manera diferente en función de las propias peculiaridades de la personalidad.

El sujeto que toma la decisión elabora el modelo de conducta correspondiente a sus motivos, necesidades e intereses. Este modelo de conducta futura, debe asegurar desde su punto de vista, la más efectiva satisfacción de los motivos en un lapso breve de tiempo;, así como el alcance de los fines planteados.

REFERENCIAS

1. KUDRIAVTSEV, V.N. (1987): "Causas y condiciones para la comisión del delito concreto". Tomado de: Selección de Lecturas de desviación de la conducta social, t. II, 2da parte, Editorial Universidad de La Habana.

2. _____________. Obra citada.

3. ANTONIAN, YU. M. (1989): La Personalidad del delincuente y la situación vital concreta, Folleto, Fiscalía General de la República de Cuba.

4. KUDRIAVTSEV, V.N. (1987): "El mecanismo de la conducta delictiva", Selección de lecturas de desviación de la conducta social, t. II, 2da parte, Editorial Universidad de La Habana.

5. DOUBOVIK, O. (1977): La toma de decisión en el mecanismo de la conducta delictiva y la profilaxis individual de la conducta, Editorial de la Academia M.B.D., URSS, Moscú.

6. __________. Obra citada.

7. __________. Obra citada.

VIII __________. Obra citada.

9. __________. Obra citada.


    Fecha y hora actual: Jue Nov 23, 2017 12:25 pm