Cambio climático, ¿realidad?

Comparte

Sondeo

¿Creéis que el cambio climático que estamos sufriendo es culpa PRINCIPALMENTE de los humanos?

[ 15 ]
25% [25%] 
[ 11 ]
18% [18%] 
[ 35 ]
57% [57%] 

Votos Totales: 61
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Vie Oct 15, 2010 8:24 pm

Efectivamente. No es que se tache de reaccionario al ecologismo, sino que alguien está usurpando el ecologismo poniéndolo al servicio del imperialismo, que es algo distinto.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Lun Nov 01, 2010 10:42 am

Harold Lewis abandona la American Physical Society a causa del calentamiento mundial
23 de octubre de 2010
[Harold Lewis es profesor de Física de la Universidad de California y co-fundador y ex presidente de JASON, un grupo científico secreto de apoyo a la presidencia de Estados Unidos durante la guerra fría]

Estimado Curt:

Cuando me uní a la Sociedad Americana de Física sesenta y siete años atrás era mucho más pequeña, mucho más suave, y aún no corrompida por la inundación de dinero (una amenaza contra la que Dwight Eisenhower advirtió medio siglo atrás).

De hecho, la elección de la física como una profesión que entonces era un garante de una vida de pobreza a nivel mundial, (el físico lo era por vocación, no por dinero) y la abstinencia que era la Segunda Guerra que cambió todo eso. Tan recientemente como hace treinta y cinco años, cuando presidió el primer estudio de APS de una polémica social / problema científico sobre el Estudio de Seguridad del Reactor, aunque hubo fanáticos en abundancia en el exterior, no había ningún indicio de la presión excesiva en nosotros como físicos.

Fuimos por lo tanto capaces de producir lo que creo que ha sido y es una evaluación honesta de la situación en ese momento. Esto nos fue posible por la presencia de un comité de supervisión compuesto por FEPI Panofsky, Vicki Weisskopf, y Hans Bethe, todos ellos físicos imponentes de ética irreprochable. Yo estaba orgulloso de lo que hicimos en una atmósfera cargada.

Al final, el comité de supervisión, en su informe al presidente de APS, tomó nota de la completa independencia en la que se hizo el trabajo, y predijo que el informe podría ser atacado desde ambos lados en función de la evidencia científica. ¿Qué mayor homenaje podría haber?

¡Qué diferente es ahora! Los grandes hombres de ciencia “impecables” ya no se encuentran por la tierra y la inundación de dinero se ha convertido en la razón de ser de la investigación de la física, tanto el sustento vital de muchos más, y proporciona el soporte para un número incalculable de puestos de trabajo profesional. Por razones que seguidamente pongo de manifiesto, mi orgullo de ser un ex miembro de APS todos estos años se ha convertido en la vergüenza, y me veo obligado, muy a mi pesar, a ofrecerle mi renuncia de la Sociedad.

Es, por supuesto, la estafa del calentamiento global, con los billones de dólares (literalmente) el motivo como interés conductor, que ha corrompido a muchos científicos, y ha llevado a EPA a ser como una ola gigante. Es el fraude más grande y de mayor éxito pseudocientífico que he visto en mi larga vida como físico. Cualquier persona que tenga la menor duda de que esto es así debe leer los documentos ClimateGate, que dejan al descubierto la verdad. (El Libro Montford organiza los hechos muy bien.) No creo que cualquier físico real, cualquier científico honesto, pueda leer esas cosas sin repugnancia. Casi me haría eco del rechazo de una definición de la palabra científico para describirlo.

Entonces, ¿Por qué la APS, como organización, no hace frente a este desafío? Se ha aceptado la corrupción como norma, y se ha aliado con ella. Por ejemplo:

1. Hace aproximadamente un año algunos de nosotros enviamos un e-mail sobre el tema a una fracción de los miembros. APS ignoró las disidencias, pero el entonces presidente lanzó inmediatamente una investigación hostil de donde obtuvimos las direcciones de correo electrónico. En sus mejores días, APS utilizaba este procedimiento para fomentar la discusión de cuestiones importantes, y de hecho la disidencia y conciliación de posiciones , el sano debate científico como su objetivo principal. Pero ahora ya no se ha seguido este fin nunca más. Todo lo que se ha hecho en el último año ha sido diseñado para silenciar el debate.


2. La declaración de APS terriblemente tendenciosa sobre el Cambio Climático fue aparentemente escrita a toda prisa por algunas personas durante el almuerzo, y ciertamente no es representativa de los talentos de los miembros de la APS como hace mucho tiempo he sabido. Así que algunos de nosotros hicimos una petición al Consejo para que la reconsiderara. En respuesta APS designó un comité secreto que nunca conocí, ni se tomó nunca la molestia de hablar con cualquier escéptico, y sin embargo, procedió a suscribir la Declaración en su totalidad.

Al final, el Consejo mantuvo la redacción original, palabra por palabra, pero ha aprobado una regla “explicativa” , admitiendo que hubo incertidumbre, pero dejadas de lado para dar la aprobación general a la original. La declaración original, que sigue en pie como la posición de APS, también contiene lo que en consideración el dictamen pomposo y estúpido de todos los gobiernos del mundo, como si la EPA fuera el amo del universo. Nada más lejos de la evidencia empírica, y estoy avergonzado de que nuestros líderes parecen pensar que así es. No se trata de diversión y juegos, sino de hechos graves que implican fracciones mayoritarias de nuestros bienes nacionales, y la reputación de una sociedad científica que está en juego.

3. Mientras tanto el escándalo ClimateGate irrumpió en las noticias, y las maquinaciones de los alarmistas principales fueron reveladas al mundo. Fue un fraude a una escala que nunca he visto, y me faltan las palabras para describir su enormidad. El efecto sobre la posición de APS: ninguno. Ninguno en absoluto. Esto no es ciencia; aquí hay otros intereses más profundos.

4. Así que algunos de nosotros tratamos de acercar la ciencia en el acto (es decir, después de todo, el supuesto propósito e histórico de la EPA), y asumimos la recogida de 200 firmas necesarias para someter al Consejo una propuesta de un Grupo Temático de Ciencia del Clima, con el pensamiento que el debate abierto de las cuestiones científicas, en la mejor tradición de la física, sería beneficioso para todos, y también una contribución a la nación. Puede ser que se tenga en cuenta que no era fácil para recoger las firmas, ya que se nos negó el uso de la lista de miembros de APS. Estamos conformes en todos los sentidos con los requisitos de la Constitución de APS, y se describió con gran detalle lo que se tenía en mente, simplemente para llevar el tema a la luz.

5. Para nuestro asombro, la APS se negó a aceptar nuestra petición, y puso de manifiesto que utiliza su propio control de la lista de correo para realizar una encuesta sobre el interés de los miembros de una TG sobre el Cambio Climático y Medio Ambiente. Se le pidió a los miembros si firmarían una petición para formar un TG en el tema para redefinirlo todo, pero siempre y cuando no fuera la petición de revisión, y un montón de respuestas afirmativas. No se incluyó la redefinición o no consta oficialmente que afecte a la parte del medio ambiente, por supuesto, no hay tal petición o propuesta, por lo que el asunto es discutible. (Cualquier abogado le dirá que usted no puede recoger firmas en una petición vaga, y luego rellenar lo que quiera.) Todo el propósito de este ejercicio fue para evitar su responsabilidad constitucional de tomar nuestra petición al Consejo.

6. A partir de ahora han formado otro secreto y se apilan en un comité para organizar su propia TG, simplemente haciendo caso omiso de nuestra petición legal.

La gestión de APS ha manejado el problema desde el principio, para suprimir una conversación seria sobre los méritos de las demandas del cambio climático. ¿Se pregunta por qué he perdido la confianza en la organización?

Siento la necesidad de añadir una nota, y esto es una conjetura, ya que siempre es arriesgado hablar de los motivos de otras personas. Es tan intrigante y tan extraña la posición de APS HQ que no puede haber una explicación simple para ello. Algunos han sostenido que los físicos de hoy no son tan inteligentes como solían ser, pero no creo que sea ese el problema. Creo que es el dinero, exactamente lo que Eisenhower advirtió hace medio siglo. De hecho, existen miles de millones de dólares involucrados, por no hablar de la fama y la gloria (y frecuentes viajes a islas exóticas) de los que van a ser miembros del club. Su propio Departamento de Física (de la que está el presidente) podría perder millones al año si saliera a la luz el estallido de la burbuja del calentamiento global. Cuando la Universidad Estatal de Pensilvania absolvió a Mike Mann de mala conducta, y la Universidad de East Anglia, hizo lo mismo con Phil Jones, no pueden ignorar la sanción pecuniaria para hacer lo contrario. Como dice el viejo refrán, hay que tomarse un tiempo para saber en qué dirección sopla el viento. Como yo no soy filósofo, no voy a explorar en qué punto sólo su propio interés cruza la línea de la corrupción, pero una lectura atenta de los comunicados de ClimateGate deja en claro que esto no es una cuestión académica.

No quiero ser parte de ella, así que por favor acepte mi renuncia. APS ya no me representa, pero espero que seguimos siendo amigos.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Dom Nov 07, 2010 1:43 pm

El científico chileno Andrés Rivera, glaciólogo del Centro de Estudios Científicos de Valdivia, presentó recientemente un inesperado hallazgo en el contexto de el II Simposium Internacional de Paleoclimatología y Glaciología, que se realizó en Valdivia con la participación de 200 científicos.

Según el diario chileno "El Mercurio" en su edición de 2 de noviembre ningún glaciar patagónico ha retrocedido tanto en los últimos 110 años como el glaciar "Jorge Montt". Esta masa de hielo, situada al sur de Caleta Tortel, es la puerta norte del Campo de Hielo Sur y "ha experimentado el máximo retroceso histórico en todo Chile, casi 19 kilómetros desde 1900".

En febrero de este año Rivera se internó por el nuevo fiordo que dejó la retirada de los hielos hasta alcanzar el frente actual de la masa helada. Allí le esperaba una sorpresa: "Encontré árboles semienterrados que habían estado cubiertos por el hielo apenas semanas o meses antes de que yo llegara allí", cuenta el científico. "Claramente, provenían de derrumbes laterales provocados por el glaciar cuando ocupó ese lugar en una fecha lejana".

Rivera se llevó dos muestras de los árboles a un laboratorio de Estados Unidos para que les hicieran análisis de carbono-14. "Pensaba que eran muestras muy viejas, incluso de la última glaciación, miles de años atrás", pero el análisis concluyó que databan de entre 250 y 400 años atrás, con un margen de error de no más de 40 años.

Para el glaciólogo, el mensaje principal detrás de este inesperado hallazgo es que hay una variabilidad natural del clima que es independiente del hombre y que eso ha imperado en los últimos cientos de años y lo sigue haciendo hoy. "Este glaciar producto de esa variabilidad pudo ser mucho más chico o similar a lo que es hoy, y creció por razones naturales a una posición máxima que alcanzó hace 100 o 120 años, y ahora ha vuelto a achicarse".

A esas dinámicas naturales ahora se suma el efecto de la actividad humana, dice. "La película es más compleja de lo que creíamos. Existen dos fuerzas, la variable natural y ahora el efecto del hombre sobre el clima; si se refuerzan unos con otros, los retrocesos pueden ser más rápidos".

Rivera agrega que los troncos encontrados también pueden ser una gran ayuda para la medición de los cambios ambientales en el pasado a partir del análisis de los anillos de crecimiento anual de los árboles. "Con un árbol moderno se pueden reconstruir los últimos 200 a 300 años. Esto es lo que andábamos buscando para extender nuestros análisis en el tiempo".

http://blogs.elmercurio.com/cienciaytecnologia/2010/11/02/el-cambio-climatico-no-es-lo-u.asp
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Mar Nov 09, 2010 2:09 pm

No sé a qué viene tanta discusión sobre la tendencia de la temperatura global, si desde mediados del siglo XIX ya tenemos termómetro en Bilbao. En 1876, cien años antes de que existiera el ecologismo, la Memoria del Proyecto de Ensanche de Bilbao de los ilustres arquitectos Alzola, Achúcarro y Hoffmeyer venía precedida de un informe climático de la Villa.

Con detalle se indicaban las temperaturas de los años 1865, 1866 y 1867, recogidas en el Instituto, y la media general resultó que fue de 15,6ºC. La máxima absoluta se registró un día de agosto de 1867, con 39,2ºC. Por otra parte, ningún día en esos tres años se bajó de los 0ºC.

Hace unas décadas el termómetro se llevó al aeropuerto. Resulta que la temperatura media del período reciente 1971-2000 fue de 14,3ºC. La temperatura media de Bilbao en el período 1901-1930 fue también de 14,3ºC.

(del blog de Antón Uriarte)
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Sáb Dic 04, 2010 9:10 am

Estados Unidos manipuló el tratado sobre el clima en la reunión de Copenhague:
http://www.guardian.co.uk/environment/2010/dec/03/wikileaks-us-manipulated-climate-accorde
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Sáb Dic 18, 2010 10:25 am

¿Qué dicen los políticos imperialistas acerca del calentamiento planetario? Lo típico. El Secretario británico de Energía y Cambio Climático, Chris Huhne, propone "un cambio sísmico" en la política energética británica para evitar el CO2 y lograr que el clima no se caliente tanto.

¿Qué dice la ciencia? Según la Oficina Meteorológica este diciembre de 2010 va a ser probablemente el más frío desde 1910. Según el diario Telegraph, tras tres inviernos fríos sucesivos, Philip Hammond, Secretario de Transportes, ha pedido a John Beddington, principal consejero científico del Gobierno de Cameron, que examine si la planificación del transporte en Gran Bretaña para los próximos 20 años debería asumir que éste va ser el tipo de tiempo invernal que van a sufrir los británicos.

Conclusión: Con una boca los imperialistas siguen hablando de calentamiento; con la otra se preparan para temperaturas cada vez más frías.

Pronóstico: Para evitar incoherencias dentro de poco el discurso imperialista va a cambiar radicalmente. ¿Qué catástrofe inventarán entonces?

avatar
Honecker
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 778
Reputación : 1049
Fecha de inscripción : 13/10/2010
Localización : Andalucía

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Honecker el Sáb Dic 18, 2010 11:27 am

...como con la Gripe A...la verdad es que es normal que dudemos de todo sabiendo que la información no es "neutra".
avatar
Ace B.
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 682
Reputación : 853
Fecha de inscripción : 24/05/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Ace B. el Sáb Dic 18, 2010 1:08 pm

¿Osea que sois como el primo de Rajoy, no creeis en el calentamiento Global?
avatar
josello
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 49
Reputación : 49
Fecha de inscripción : 19/12/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por josello el Mar Dic 21, 2010 3:40 pm

http://www.youtube.com/watch?v=_gjianJJhr4 comiencen con este y sigan viendo las siguientes 7 partes más que elocuente el calentamiento global es sólo propaganda. www.mitosyfraudes.org/ en esta página tambien hay cientos de artículos que corroboran ésta versión, además de un libro que pueden bajarlo que es impresionanante. SALUDOS REVOLUCIONARIOS.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Lun Ene 24, 2011 2:12 pm

Parece que las gráficas sobre temperaturas globales que nos muestran las agencias norteamericanas NOAA y NASA no solo muestran errores de cálculo debido a no tener en cuenta adecuadamente los efectos del fenómeno de calentamiento conocido como isla de calor urbano y la pérdida de estaciones que vimos en la entrada anterior, sino que es aún mucho peor, según denuncia en un reciente documento:

http://icecap.us/images/uploads/DALEO_NOAANASA_PDF.pdf

El eminente meteorólogo Joseph D’Aleo dice que la base de datos que utilizan estas agencias está gravemente falsificada con “cientos, sino miles de pares de estaciones de medición falsificadas y duplicadas”.
Esto ya se destapó en 2009 con los correos del “climategate”, el escándalo que sacudió la CRU de la Universidad de East Anglia (los datos brutos que manejan la NOAA y la NASA son los mismos que maneja la CRU). La manipulación es mayor en las regiones árticas, ya que, directamente, se inventan los datos en áreas en donde no existen estaciones de medición.
D’Aleo afirma que estas agencias amañaron datos de temperatura para crear un incremento artificial en la tendencia al calentamiento ocurrida desde los años 30 del siglo pasado. Las temperaturas entre 1930 y 1950 fueron artificialmente ajustadas a la baja y los valores de las recientes décadas reajustados al alza para que pareciera mayor el calentamiento producido desde entonces. Numerosos artículos aparecidos recientemente en revistas con “peer-review” estiman que la desviación puede llegar a ser de entre un 30% y un 50% al alza sobre el incremento real de temperatura que ocurrió entre 1880 y la actualidad.
Las agencias norteamericanas se han resistido a explicar sus ajustes y a liberar sus datos para que sean examinados por científicos independientes, aunque eso podría cambiar debido al reciente cambio político en la Cámara de Representantes norteamericana.

Más sobre manipulación de temperaturas
18 de enero de 2011

http://lanuevaedaddehielo.blogspot.com/
avatar
Alexyevich
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1814
Reputación : 2062
Fecha de inscripción : 25/07/2010
Localización : México

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Alexyevich el Miér Ene 26, 2011 2:39 am

avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Miér Ene 26, 2011 7:33 pm

Mucho cuidado. La noticia anterior del diario "El Comercio" de Perú, que a su vez se hace eco de otra publicada en la revista “Polar Biology”, no sólo es falsa: es una manipulación vergonzosa. El oso polar está siendo utilizado hasta la saciedad por los grupos climáticos de presión. El WWF ha llegado a decir que, si sigue la tendencia actual, los osos polares se extinguirán no más allá del 2015 y sólo los podremos ver en zoológicos y en las fotos de los libros.
Los calentólogos deducen que si el calentamiento derrite el hielo marino, los osos se quedan sin comida y mueren también. Esta deducción nace de la tremenda ignorancia sobre la biología del oso polar que tiene el gran público ya que, de hecho, su alimentación es mucho más variada de lo que quieren hacernos creer los alarmistas del cambio climático. Según Félix Rodríguez de la Fuente (1970) los osos polares no solo se alimentan de focas, sino de crías de morsa, que pueden encontrar en el mar helado, pero también comen alimentos que encuentran en tierra firme como cetáceos muertos varados en las playas, bueyes almizcleros, huevos y pollos de aves marinas y roedores como los lemmings, abundantísimos en la tundra ártica. Además, y esto no lo sabe mucha gente, su dieta cambia a omnívora en verano, comiendo también gran cantidad de líquenes, hierbas y bayas.
Como vemos, el oso no carece de comida en verano así que, por ese lado, podemos estar tranquilos: aunque se cumpliesen las apocalípticas profecías de los alarmistas, el oso no se extinguirá por ese motivo.
Pero, ¿qué pasa con los osos que no viven nunca en tierra firme? Aquí entra una de las adaptaciones más características de esta especie. El oso polar se llama también oso marino en otros idiomas, como queda reflejado en su nombre científico Thalarctos maritimus (Ursus maritimus según otros autores), y se llama así por una razón muy clara: están perfectamente adaptados a la vida en el mar. Son poderosos nadadores. Pueden mantener nadando una velocidad media de 10 km/h y cubrir así distancias extraordinarias, de decenas o incluso centenares de km: se les ha visto nadar tranquilamente a 300 km de la costa más cercana. Incluso los cachorros nadan muy bien y cuando se cansan, se suben al lomo de su madre que sigue nadando sin que aparentemente note la carga extra.
Como hay osos que viven en la zona central del Océano Ártico, que no se deshiela ni en verano, cabría la posibilidad de que, en un futuro más cálido, se derritiera esta zona. Estos osos quedarían entonces a miles de kilómetros de la costa más cercana. Podríamos pensar entonces, que tan gran distancia haría imposible que llegaran nadando a la costa y morirían ahogados. En realidad no pasaría nada porque hay islas de hielo, enormes montañas heladas que los primeros exploradores del Ártico confundían con tierra firme. En realidad son icebergs, que actualmente están atrapados por el hielo y que podrían servir perfectamente de refugio veraniego al oso en caso de que se derritiese toda la banquisa.
Se podría pensar entonces que, al no estar en tierra firme, no podrían comer nada en verano y morirían de hambre. Aquí entra otra de las increíbles adaptaciones del oso polar a su durísimo entorno: pueden ayunar durante más de 4 meses seguidos, estando plenamente despiertos y móviles, cosa que otros osos no pueden hacer sin hibernar.
Las proyecciones de los modelos muestran mínimos de hielo para agosto y septiembre, es decir, a lo sumo dos meses, y pocos cambios en otros momentos del año con respecto a la extensión de hielo actual, lo que quiere decir que los osos, aunque no pudieran cazar nada durante esos dos meses, podrían sobrevivir perfectamente por su capacidad para ayunar consumiendo las grandes reservas de grasa que acumulan durante el resto del año.
De todas formas, ya que sus presas principales son las focas, si encuentran dificultades para cazarlas, es teóricamente posible que la población disminuya. Es en esto en lo que se basan algunos para predecir, no ya la extinción, sino un gran descenso de su población. Por ejemplo, Amstrup et al (2007) afirman: “nuestros modelos sugieren que, si el hielo actúa como se proyecta comúnmente, se perderían 2/3 de los osos hacia la mitad del corriente siglo”.
Pero todas estas consideraciones son teóricas. Para saber en realidad en qué sentido disminuyen o aumentan las poblaciones de osos polares, hay que hacer trabajo de campo, es decir, ir al terreno y contar el número de ejemplares en diferentes años. Es así como se hace el trabajo científico de verdad, pasando frío y arriesgándose si es necesario y, por supuesto, esforzándose y trabajando duro, no limitándose a confeccionar modelos de ordenador realizados desde un despacho con calefacción.
Todo eso son hipótesis, es decir, meras suposiciones más o menos bien fundadas, que necesitan ser contrastadas con la realidad, confrontadas con los datos. ¿Y qué nos dicen los datos? Pues que, a pesar de las catastróficas previsiones de los propagandistas del cambio climático antropogénico y del aumento de temperatura observado desde los años 70 hasta 2005, la población de osos polares no ha disminuido, al contrario: SU NÚMERO HA AUMENTADO. Según Lomborg (2008), que cita varios estudios científicos recientes, la población mundial de osos polares ha aumentado de unos 5.000 ejemplares en la década de 1960 hasta los 20.000 a 25.000 actuales (2005) debido esencialmente a la regulación estricta de su caza.
De las 20 subpoblaciones distintas de osos polares, una, o posiblemente dos, estaban menguando en ese periodo y las otras 18 estaban aumentando. Según estos estudios, las dos poblaciones menguantes se localizan en zonas donde la temperatura ha estado descendiendo en los últimos 50 años y los grupos crecientes están en zonas donde la temperatura ha aumentado.
Lomborg es escéptico en muchos temas ecológicos, pero no se puede decir lo mismo de la UICN (Unión Internacional Para la Conservación de la Naturaleza). Pues bien, incluso el Grupo de Especialistas en Oso Polar (PBSG) de esta organización, no tiene más remedio que admitir en su página web que, para 2010, las poblaciones de oso polar están estables o han subido en 4 de las zonas en que se divide el Ártico, no hay datos suficientes en 9 zonas (lo que, conociendo el percal, significa que están bien) y sólo bajan ligeramente en 5 zonas.
Cuando se rebuscan las causas de los declives, se ve que lo principal es la caza ilegal y no la subida de temperaturas experimentada en los últimos años. Por supuesto, a pesar de todas las evidencias, esta y otras organizaciones ecologistas siguen insistiendo en que, a largo plazo, los osos están amenazados por el aumento de temperatura que hará deshelarse el polo.
Si atendemos a otros estudios de poblaciones concretas de osos, encontramos que también apoyan estos datos: Taylor & Dowsley (2008) estudian 6 poblaciones de osos durante el reciente periodo de calentamiento, encontrando que ninguna población se ha perdido debido al cambio climático, solo dos están menguando y las demás permanecen estables o crecen. Las que menguan lo hacen por la excesiva caza a la que son sometidas. Estos investigadores concluyen: “los datos demográficos no sugieren que la especie vaya a extinguirse, por lo menos en los próximos 45 años”.
El crecimiento en la población de osos polares está de acuerdo con los registros históricos y estadísticas modernas que muestran que, en los períodos cálidos se capturan más peces en mares árticos, como el de Barents, y las poblaciones de renos, aves, focas y osos también se expanden (Jaworowsky, 2004). Por otro lado, es tranquilizador, de cara al futuro de las especies aclimatadas a la vida en zonas polares, el hecho de que todas las especies que ahora vemos tienen cientos de miles e incluso millones de años de existencia, lo que quiere decir que han soportado y sobrevivido tanto a glaciaciones como a interglaciares más cálidos incluso que el actual.
Por ejemplo, y sin ir muy atrás en el tiempo, encontramos el Período Cálido Medieval, que duró más de trescientos años con temperaturas superiores a las actuales. También fueron superiores a las actuales las temperaturas del Período Cálido Romano, al principio de nuestra era, hace unos 2.000 años, y el Máximo del Holoceno, entre hace 7.000 y 4.000 años. A pesar de estos largos periodos cálidos, los osos polares (o los otros animales árticos) no se extinguieron. Tampoco lo hicieron durante el anterior interglaciar, el Eemiense, hace unos 120.000 años, (ya existían entonces los osos polares, según recientes estudios), a pesar de que fue más cálido que el actual Holoceno, como lo prueban los fósiles de hipopótamos de esa época que se encontraron en Inglaterra.
En resumen, podemos decir sin miedo a equivocarnos que, con permiso de los cazadores, y haya o no cambio climático, seguiremos disfrutando de los osos polares en estado salvaje por mucho, mucho tiempo y nuestros hijos, nietos y bisnietos lo harán también.
http://lanuevaedaddehielo.blogspot.com/search?updated-max=2010-12-27T03%3A54%3A00-08%3A00&max-results=7
avatar
Ursssukoy
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 306
Reputación : 464
Fecha de inscripción : 02/12/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Ursssukoy el Jue Ene 27, 2011 3:21 pm

Voy a dar mi opinión sobre el tema del cambio climático.


Primero me gustaría hablar sobre la interpretación política, presente en la gran mayoría de comentarios, que por desgracia acaba teniendo un peso mas importante que los datos científicos.

Muchos comentarios aluden a que el calentamiento global es una farsa perpetrada por las multinacionales, con el objetivo de boicotear a los países emergentes y así no tener competencia en sus productos, o que se quieren destruir ciertos sectores (carbón) para favorecer a la energía nuclear etc.

Lo que muchos no ven (o no quieren ver) es que la mayoría de asociaciones, "científicos" etc que apoyan la negación del cambio climático, han sido creadas, pagadas, y apoyadas por empresas multinacionales, para desacreditar el calentamiento mundial.

Empresas individuales y asociaciones de la industria - que representan al petróleo, acero, automóviles y empresas de servicios públicos, por ejemplo - formaron grupos de presión como Global Climate Coalition y Consejo de Información del Ambiente. El plan de juego del ICE pidió alistarse a los que dudan del efecto invernadero "reposicionando al calentamiento global como teoría más que hechos".

En sus temas de conversación para una reunión de 2001 con un grupo que incluía al lobista de ExxonMobil Randy Randol (descubierto a través de la Legislación acerca de Libertad de Información), la subsecretaría de Asuntos Globales de EE.UU. Paula Dobriansky agradeció al grupo por sus ideas en las políticas de calentamiento global, tomando nota que, ‘POTUS [el presidente de EE.UU.] rechazó al Protocolo de Kioto, en parte, basada en inputs de ustedes.

Etc... etc...etc...


Para entender cómo la atmósfera terrestre puede aumentar más de 30ºC la temperatura media del planeta es preciso abordar un fenómeno previo: el balance energético del planeta o, dicho de otro modo, la cantidad de energía que recibe y que devuelve al espacio.

Para que la temperatura del planeta se mantenga es imprescindible que la cantidad de energía recibida sea igual a la cantidad emitida. Lógicamente, si la Tierra recibiera más energía de la que pierde, estaría calentándose de forma continua, mientras que si perdiera una cantidad mayor que la recibida, se encontraría en un proceso de enfriamiento constante. Sin embargo, la temperatura terrestre se mantiene en equilibrio, lo que indica que la energía recibida es equivalente a la perdida.

La mayor parte de la energía que llega a la Tierra lo hace en forma de radiación electromagnética proveniente del sol, y la pérdida se produce hacia el espacio. A pesar de que nuestra estrella emite radiación en todo el espectro electromagnético, la porción más significativa es la que comprende, de mayor a menor longitud de onda, infrarrojo, luz visible y ultravioleta. Parte de esta radiación es reflejada por las nubes y aerosoles atmosféricos de vuelta al espacio. El resto, atraviesa la atmósfera, la cual no se comporta de igual forma con toda la radiación, dado que algunos gases como el oxígeno y el nitrógeno son atravesados libremente, mientras que otros como el dióxido de carbono, el metano o el vapor de agua son transparentes a las longitudes de onda corta (ultravioleta y visible), mientras que absorben las de onda larga (infrarrojas). Así, la porción infrarroja es absorbida en su tránsito a través de la atmósfera, calentándola.


Balance energético terrestre
Al llegar a la superficie terrestre, la radiación restante es en parte reflejada de vuelta a la atmósfera y en parte absorbida por el suelo y los océanos. Esta porción absorbida calienta la superficie, y es re-emitida lentamente en forma de radiación infrarroja. Dado que ha aumentado su longitud de onda, ahora puede ser absorbida por el CO2, vapor de agua y metano de la atmósfera, calentándola aún más.



En esto consiste el efecto invernadero, y por ello se denomina al CO2 y a los otros gases capaces de absorber radiación infrarroja, “gases de efecto invernadero”. Gracias a ellos, la radiación que atravesó limpiamente la atmósfera en su llegada es atrapada cuando vuelve hacia el espacio, al haber aumentado su longitud de onda. En caso de que no existieran tales gases, la radiación entraría y saldría libremente, manteniendo la Tierra a unos -20ºC de temperatura media.

Sin embargo, un efecto invernadero continuo convertiría a la atmósfera en un verdadero horno, al ir acumulando energía y calentándose constantemente. Afortunadamente para la vida, la concentración de gases de efecto invernadero y los otros muchos factores que actúan en el tránsito energético, mantienen el balance final prácticamente neutro, expulsándose al espacio la misma cantidad de energía recibida, eso sí, tras calentar lo suficiente el planeta como para mantener la temperatura media unos 30ºC por encima de lo esperado en un cuerpo sin atmósfera.

Ante tan complejo equilibrio, cabe suponer que cualquier alteración de uno sólo de los factores hará variar el resultado final, y así ocurre. Por ejemplo, la cantidad de luz reflejada depende directamente de la cobertura nubosa, así como de la naturaleza del terreno. Una mayor cantidad de nubes haría aumentar la energía reflejada, disminuyendo la cantidad entrante y haciendo descender la temperatura. De igual forma, una superficie más clara reflejaría una mayor cantidad de la radiación que alcanza la superficie, contribuyendo también al enfriamiento. En el extremo contrario, un aumento de los gases de efecto invernadero produciría una absorción mayor, incrementando el efecto y haciendo aumentar la temperatura.



Entre los numerosos factores en juego, uno de los más importantes es el ciclo del carbono, del que depende la concentración de CO2 en la atmósfera y, en consecuencia, el grado de efecto invernadero de ésta. Mediante este ciclo, el carbono circula entre la biosfera, la litosfera, la hidrosfera y la atmósfera.

Básicamente existen dos ciclos del carbono. El primero, denominado biológico, consiste en la fijación del CO2 atmosférico por parte de los vegetales para la síntesis de hidratos de carbono. Estos carbohidratos son metabolizados en la respiración de los propios vegetales devolviendo CO2 a la atmósfera, mientras que otra parte es transferida a los animales que se alimentan de ellos, que también liberarán como producto del metabolismo el CO2 al respirar. Se trata de un ciclo rápido, estimándose que es capaz de renovar una cantidad equivalente a todo el carbono atmosférico en unos 20 años.



El segundo ciclo, o ciclo biogeoquímico, es mucho más lento, llegando a abarcar millones de años. En él, el CO2 atmosférico se disuelve en el agua, y forma ácido carbónico que reacciona con los silicatos, generando iones bicarbonato, que son utilizados por los animales marinos en la formación de sus tejidos, conchas y esqueletos calcáreos como los corales. Tras su muerte, estos carbonatos se depositan en los sedimentos, formando las rocas calizas. Ciertos procesos de precipitación química de carbonatos forman también sedimentos calizos sin la intervención directa de los seres vivos. El retorno a la atmósfera se produce cuando estas rocas se funden en las erupciones volcánicas o son erosionadas al alcanzar la superficie.

El ciclo está autorregulado, de tal manera que un aumento de la temperatura origina un aumento del consumo de CO2 vegetal y un tránsito mayor a los océanos, disminuyendo el efecto invernadero y equilibrando la temperatura. Por el contrario, un descenso térmico hace disminuir el consumo vegetal, así como la incorporación a los océanos; de esta forma aumenta el CO2 atmosférico equilibrando la temperatura.

Sin embargo, el punto de equilibrio no es fijo. A lo largo de la historia del planeta este equilibrio se ha movido hacia un lado y hacia otro, generando épocas más cálidas y épocas más frías. No sabemos con seguridad que fenómenos produjeron estas oscilaciones, por lo que difícilmente podemos prevenirlas
.


Básicamente estos textos explican el ciclo del carbono, y lo que para mi es lo mas interesante es el equilibrio que existe en la temperatura, un equilibrio que como bien dice el texto, oscila "de un lado para el otro", periodos mas cálidos, y periodos mas fríos.

Pero aquí viene lo interesante:


en los últimos años, se está dando un factor completamente nuevo que hasta ahora no había actuado, y mucho menos de forma tan continua: la quema de combustibles fósiles está inyectando en la atmósfera en muy poco tiempo grandes cantidades de carbono que se encontraba secuestrado en las rocas y que de forma natural retornaría lentamente a lo largo de millones de años a través del ciclo geoquímico.

Este aumento repentino de la concentración de CO2 en la atmósfera induce la respuesta del sistema para equilibrarlo, lo cual ya supone un importante impacto ambiental; entre otros factores, una mayor acidificación de los océanos debida a un mayor aporte de CO2.

El problema es que no sabemos con exactitud hasta que punto se mantendrá el equilibrio en los parámetros tolerables. Dicho de otra forma: no sabemos qué cantidad de emisiones es capaz de soportar el sistema sin alterar la temperatura media de una forma sensible. Si la emisión sigue aumentando, previsiblemente el equilibrio, a corto plazo, se irá desplazando hacia una temperatura mayor.

El verdadero problema es que tampoco sabemos hasta donde puede llegar. A pesar de que las variaciones estimadas no son demasiado grandes ni rápidas (unas décimas de grado en decenios), no conocemos si existe un punto crítico a partir del cual no sea capaz de mantenerse un balance neutro, y mucho menos donde se encuentra este punto de no retorno. Si en determinado momento el tampón no es capaz de extraer la cantidad de CO2 atmosférico equivalente a la liberada, todo el sistema entrará en un proceso progresivo de aumento del efecto invernadero que puede poner la superficie de la tierra a la temperatura de unos altos hornos.


Las preguntas que cabe hacerse ante tanta incertidumbre son las siguientes: ¿Merece la pena jugarse la existencia no sólo de la humanidad, sino de toda la vida sobre la Tierra, por no estar seguros de si las emisiones antropogénicas pueden provocar un aumento del efecto invernadero? ¿No es una total irresponsabilidad seguir emitiendo incontroladamente sin saber qué va a ocurrir? En ocasiones no sabemos responder a todas las preguntas, pero sabemos que si se trata de una de las posibles, quizá sea demasiado tarde cuando obtengamos la seguridad de la respuesta. Es muy posible que, al menos en los próximos decenios, las consecuencias no sean superiores al aumento de unas décimas en la temperatura media, pero ¿tendremos la sangre fría de jugárnosla y jugársela a nuestros hijos por mero desconocimiento de las consecuencias?

Cuando cogemos el coche, no sabemos si vamos a tener un accidente. No sabemos si ese accidente va a ser grave y no sabemos si el llevar el cinturón lo evitará. Sin embargo, aceptamos la incomodidad de llevarlo puesto para prevenir el incierto accidente. ¿Reducir las emisiones de CO2 no sería como ponerse el cinturón de seguridad “por si las moscas”? Es molesto y costoso, sin duda, pero ante la posibilidad de convertirnos en un cocedero de mariscos ¿no merece la pena?






avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Jue Ene 27, 2011 9:33 pm

La obsesión por reducir el gas carbónico ha llegado a ser simplemente delirante. Y con el nuevo Mesías demagogo instalado en la Casa Blanca, esta histeria colectiva tiene para cuatro años más. El delirio paranoico ha logrado que el mundo eche al olvido materias que la ciencia y el sentido común ya tenían bien establecidas.

El dióxido de carbono (CO2) es, antes que nada, el gas esencial para toda forma de vida orgánica terrestre, ya que todo el carbono de la materia viva proviene de el.

Sin embargo su proporción en la mezcla atmosférica es ínfima, (entre 0,03% y 0,04%), tan ínfima que constituye efectivamente una limitante para el desarrollo de la vegetación verde (la ley del mínimo, tan conocida en ecología), y con ello de toda la biosfera.

El agregar dióxido de carbono a la atmósfera tiene un efecto fertilizante fantástico sobre la vegetación (sobre todo en el nivel arbóreo), porque se acelera la tasa de fotosíntesis. Todos los experimentos hechos hasta la fecha, tanto en invernaderos como en campo libre, llevan a la misma conclusión: los cultivos responden a la fertilización con CO2, aunque los mejores resultados los tienen los árboles; adquieren mejor resistencia a la sequía y aprovechan mejor los nutrientes del suelo y el efecto fertilizante se mantiene con proporciones doble y triple de la actual. La proporción de CO2 en la atmósfera podría llegar a 1000 ppm (o 0,1%), triple de la actual, y el efecto sobre la biósfera sería espectacular.

De la misma manera, la biodiversidad, se favorece netamente con dos factores: temperatura y disponibilidad de alimentos. Un hipotético aumento de las temperaturas con incremento del CO2 atmosférico será netamente favorable para la "biodiversidad", como lo demuestra el hecho de que los ecosistemas más complejos están en los trópicos (que son cálidos) y no en los polos. Los monjes de la iglesia ecologista deberían estar contentos, porque temperatura y CO2 son dos factores altamente favorables para "Gaia".

Lo que nadie menciona, y está en todos los libros, es que la mayor emisión, a nivel planetario de CO2 proviene del océano y los suelos, sobre todo los forestales, y ante eso, las emisiones industriales apenas pasan del 2 o 3 por ciento.

El dióxido de carbono es imprescindible para nuestra vida, y el verdadero peligro sería su disminución.

Por si alguien no se ha dado cuenta, toda esta mitología del "calentamiento global", o ahora "cambio climático", se basa en una ideología perversa de origen malthusiano, en boga en los países desarrollados, cuyas premisas son: "somos demasiados para este planeta", y "si todos ustedes quisieran vivir como nosotros, el planeta revienta".

Por consecuencia, los pobres deben mantenerse pobres, aunque ahora con ciertos suministros básicos, lo que han llamado "desarrollo con sustentabilidad".

Esta mitología, convertida ya casi en religión, se retroalimenta con la ignorancia de los políticos, el sensacionalismo de la prensa, y la complicidad verdaderamente criminal de algunos científicos ideologizados y remunerados ("expertos"), cuyo número -afortunadamente,- ya está mermando ante la evidencia del fraude.

Con toda seguridad podríamos vaticinar que en sólo 10 años más el mundo se habrá olvidado del presunto "calentamiento".

La obsesión delirante
José Manuel Henriquez Parada, 19 de agosto de 2009
http://www.atinachile.cl/content/view/586236/La-obsesion-delirante.html
(a sueldo de las multinacionales del petróleo)
avatar
Alexyevich
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1814
Reputación : 2062
Fecha de inscripción : 25/07/2010
Localización : México

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Alexyevich el Jue Ene 27, 2011 11:06 pm

Si en verdad usaran los capitalistas el tema del calentamiento global en contra de las masas creo que al final les salió el tiro por la culata porque al ser la industria contaminante y las emisiones de dióxido de carbono las que contaminan el medio ambiente y dilapidan los reecursos no renovables, esto le pondría un freno a los oligopolios petroleros, gasíferos y a la expansión del modelo capitalista en todo el mundo. Es una espada de doble filo.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Jue Ene 27, 2011 11:10 pm

Las petroleras lo que defienden es la teoría del calentamiento, como lo prueba la propia figura de Rajendra Pachauri, el jefe del IPCC, el panel internacional del cambio climático de la ONU. En 2002 la petrolera Exxon presionó a Bush para que destituyese al anterior jefe del IPCC, Robert Watson, y lo remplazase por Pachauri, que entonces era sólo subjefe.
Ingeniero ferroviario de profesión, con poco que ver, pues, con la metereología y la ciencia, Pachauri es miembro del equipo asesor del sistema nacional ferroviario de Francia, SNCF desde abril de 2007 y tiene una considerable cantidad de intereses económicos y financieros contrarios a su misión en el organismo climatológico internacional.
En mayo de 2007 se convirtió en miembro del Consejo Internacional de Control de Riesgos de Ginebra. A pesar de su nombre, está dedicada a la promoción de la bioenergía, extrayendo fondos de los gigantes de la electricidad EON y EDF (Electricité de France).
Ya era Presidente del Instituto de Energía Asiático, cargo que ocupa desde 1992. Además, es Director General de The Energy Research Institute (TERI), O Instituto de Investigación de la Energía, puesto que ocupa desde abril de 2001, pero ya en 1981 fue nombrado Director cuando se llamaba TATA Energey Research Institute. Tata es el nombre del multimillonario indio dueño de Tata Industries, que fabrica –entre otra cosas- automóviles baratos y contaminantes para el mercado interno de la India.
También ha sido miembro hasta marzo de 2009 del Panel Internacional de Asesores de otra empresa de vehículos contaminantes: Toyota Motors.

¿Qué es GloriOil?

Pachauri es asesor “científico” de GloriOil Limited, una compañía que él mismo creó a finales de 2005, dos años después de convertirse en jefe del IPCC. Tiene su sede en Houston y su negocio es explotar procesos patentados por TERI conocidos como “recuperación de petróleo reforzado microbianamente” (MEOR), diseñada para mejorar la producción en los yacimientos de petróleo obsoletos.
En junio 2007 Kleiner Perkins, una empresa especuladora de capital riesgo, invirtió en GloriOil. La financiera se asoció con TERI y la inversora en acciones privada GTI para invertir 10 millones de dólares en GloriOil. El principal socio de Kleiner, John Doerr, había lanzado una cruzada para “detener el daño causado por el calentamiento global” que le valió un aluvión de nuevos inversores.
Invertir en la exploración de petróleo hace posible perforar más eficientemente, y -según dicen- producir emisiones de gases invernadero en mayores cantidades, y se yergue en flagrante contradicción con la misión del IPCC.
John Doerr conoció a Pachauri junto con Al Gore en mayo de 2006 durante una reunión de “líderes del pensamiento verde” organizado por Kleiner Perkins para que los socios pudiesen apabullarlos con las oportunidades económicas de Kleiner. Un año más tarde Doerr estaba invirtiendo en la GloriOil de Pachauri.
Lo mismo que Doerr, Pachauri también es Director del Instituto de Estrategias Ambientales Globales, en Japón. Es miembro del equipo externo de asesores del Chicago Climate Exchange de Al Gore y Maurice Strong. Esta multinacional tiene asociados en todo el mundo que se dedican a vender bonos de emisiones de CO2. Es la única empresa norteamericana autorizada para los seis gases de efecto invernadero.

¿Qué es ForwardMarketCurve?


ForwardMarketCurve es una nueva e innovadora metodología para conocer anticipadamente los precios en los mercados especulativos porque, no hay que olvidarlo, el precio del petróleo no se fija en un mercado como el de las subastas de pescado en las lonjas sino que se cotiza lo mismo que las acciones en bolsa. Los precios del petróleo son, pues, especulativos. El papel de ForwardMarketCurve es ese: anticipar los precios para manejarlos.
Pues bien: desde 1997 Pachauri también es miembro del Panel de Asesores de FEOP (Far East Oil Price), dirigido por el Oil Trade Associates de Singapur, que forma parte de ForwardMarketCurve.
Por eso en torno a Pachauri hay una maraña de intereses especulativos y financieros:
Es Visiting Research Fellow en el Banco Mundial.
Fue nombrado Miembro del Panel Asesor del Cambio Climático del Deutsche Bank AG.
En diciembre 2007 Pachauri se convirtió en miembro del Senior Advisory Board de Siderian Ventures con sede en San Francisco. Este negocio de capital de riesgo es propiedad del holding holandés Tendris Holding, incubadora y operadora de tecnologías sostenibles, en parte propiedad del gigante de la electrónica Philips, que adquirió intereses minoritarios en enero 2009 para “explorar las nuevas oportunidades de negocios en el área de la sostenibilidad”. Se espera que Pachauri le provea a la multinacional de “acceso, status y exposición en la industria al más alto nivel”.
Pachauri también es consejero de la empresa de inversiones Pegasus Capital Advisors LP, puesto que ocupa desde febrero de 2009.
En abril de 2008 Pachauri se unió a la dirección del Instituto de Investigación del Credit Suisse en Zurich, y también es miembro del Grupo Asesor de la Fundación Rockefeller.
Al mes siguiente también se convirtió en presidente del Grupo Asesor del Banco de Desarrollo de Asia.
En junio fue nombrado miembro del equipo del banco nórdico Glitnir, que lanzó ese año una nueva cuenta de ahorros, "El Fondo del Futuro Sostenible" con sede en Islandia, “diseñada para ayudar al ambiente”. En ese momento se esperaba que el fondo acumulara unos 6.000 millones de euros en pocos años, y se convertiría en unos de los fondos privados más grandes que apoyan la investigación en desarrollo sostenible.
Ese mismo mes también fue nombrado Presidente del Fondo de Infraestructura sostenible de Indochina. Bajo la dirección de su jefe, Rick Mayo Smith, trataba de reunir 100.000 millones de dólares del sector privado.
En marzo de 2009 fue nombrado Presidente del Instituto de Clima y Energía de la Universidad de Yale.
En esta misma Universidad es McKluskey Fellow en la Escuela Yale de Forestación y Estudios Ambientales. También es Profesor Visitante de Economía de Recursos en el College of Mineral and Energy Resources de Virginia.
En la India Pachauri es Director de la División de Consultoría e Investigación Aplicada en el College de Staff Administrativo.
Hasta agosto de 2003 fue Director de la Indian Oil Corporation, la empresa comercial más grande de la India.
De agosto de 2003 a octubre de 2004 fue Director de Gail India Ltd, la compañías transportadora de gas natural más grande de la India.
Desde 1989 a 1990 fue Presidente de la Asociación Internacional para Economía de Energía.
De enero de 2006 a enero de 2009 fue director de otra empresa de energía: NTPC Ltd (National Thermal Power Corp), la compañía generadora de electricidad más grande de la India. De agosto de 2002 a agosto de 2005 fue Director extraoficial de esta empresa.
Es miembro de los grupos de presión internationales de energía Solar energy Society, el World Resources Institute y el World Energy Council.
Es miembro del Consejo Nacional Ambiental del gobierno de la India y del Consejo Asesor Económico del Primer Ministro de la India desde julio 2001. También es miembro del Oil Industry Restructuring Group, para el Ministerio de Petróleo y Gas Natural en el gobierno de la India...............................

Resumen: Pachauri en particular y todo el IPCC en general está puestos por las petroleras. Que no nos hagan comulgar con ruedas de molino porque somos ateos.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Sáb Ene 29, 2011 10:16 am

"Nada más urgente para América y elmundo que combatir el cambio climático", decía Obama en noviembre de 2008. Dos años después, durante su discurso sobre el Estado de la Nación, ni mencionó siquiera la palabra "calentamiento global".

Lo del cambio climático catastrófico por el aumento del CO2 es una exageración, por no decir una mentira, y Obama, desde que el año pasado se escondió en los servicios en Copenhague, huyendo de los europeos, se desmarcó.

En cuanto a la energía, de petróleo Estados Unidos anda mal, pero de carbón y de gas marcha fenomenal. El carbón y el gas son las fuentes principales de electricidad, aunque la propaganda pronuclear, proeólica y prosolar, todavía intente hacer creer que se obtiene del petróleo. La gente no es imbécil y al final se entera. Carbón y gas producen electricidad, la de los trenes de alta velocidad y la de los coches eléctricos.

Suelen usar la expresión "carbón limpio", para referirse a un proceso de combustión de carbón, caro y raro todavía, en investigación, en el que no se emite CO2 al aire sino que se captura y se almacena. La expresión presupone que el CO2 ensucia. Pero el CO2, además de que no es tóxico, es un gas transparente, inodoro, casi inerte, poco reactivo, que no ensucia nada, ni a nadie. Cincuenta mil partes por millón contiene mi aliento y no voy por ahí ensuciándolo todo.

El objetivo de la mentira es hacer la amalgama entre el CO2, que es tan limpio como el agua, con otros gases y partículas que sí son contaminantes y que se emiten precisamente cuando la oxigenación de los hidrocarburos producen no solamente CO2 y agua, que sería lo bueno, sino también otra cosa (por ejemplo, monóxido de carbono, CO, o las partículas carbonáceas mal quemadas en los motores diesel, cancerígenas).

Y todo este engaño lo utilizan por si les falla el terror de la catástrofe climática.

(del blog de Anton Uriarte)
avatar
Alexyevich
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1814
Reputación : 2062
Fecha de inscripción : 25/07/2010
Localización : México

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Alexyevich el Sáb Feb 12, 2011 1:19 am

http://www.kaosenlared.net/noticia/el-imperialismo-verde

Por lo que veo, esto es lo que piensa la mayorá con respecto al calentamiento global. Puede que tenga bastante de verdad pero no todas las organizaciones ecologistas están manejadas por el imperialismo. Muchas reclaman o buscan la disminución de contaminación ambiental en sus países de origen y no sólo en el Tercer Mundo. Que los estados capitalistas finjan proteger el medio ambiente ya es otra cosa...
avatar
obreromadrileño
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 212
Reputación : 268
Fecha de inscripción : 12/03/2011

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por obreromadrileño el Sáb Mar 12, 2011 6:01 pm

entonces ¿porque algunas empresas capitalistas se inventaron la paranoia del calentameinto global?, ¿donde sacan beneficio? ¿cual debe de ser nuestra postura?
avatar
che2guevara
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 339
Reputación : 585
Fecha de inscripción : 15/09/2010
Edad : 32
Localización : costa rica

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por che2guevara el Sáb Mar 12, 2011 9:40 pm

el cambio climatico si lo creo al paso del tiempo hemos hecho de nuestro planeta grandes contaminantes que hoy lo vivimos dia a dia,el propio fidel castro un lider del saber que pasa en el mundo lo ha dicho perfectamente los problemas que estamos viviendo en nuestros dias por el cambio climatico,asi que no siento porque negar lo que esta pasando en nuestros dias con el clima y sus consecuencias,gracias y amen
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Dom Mar 13, 2011 10:52 am

Más bien amén, lo diga Fidel o el Vaticano. El engaño del “calentamiento planetario” no tienen, como generalmente se cree, un padre que se llama Al Gore (Una verdad incómoda, de 2006) sino una madre que se llama Margaret Thatcher. Fue ella quien le dio el impulso en su Conferencia ante la Royal Society de 1988 cuando era Primer Ministro casi diez años antes que Al Gore.

El gobierno conservador de Edward Heath, de la que Thatcher era ministro, había caído en 1974 como consecuencia de una violenta y devastadora huelga en las minas de carbón y otra gran huelga minera se produjo durante su propio mandato diez años después, en 1984, así como al alza del precio del petróleo. En represalia Thatcher cerró las minas y se justificó diciendo que la quema de combustible acentuaba el efecto invernadero y el calentamiento global y que era más ecológico construir centrales nucleares.

Thatcher estaba determinada a acabar con el sindicato minero -uno de cuyos pilares eran los mineros del carbón organizados en la poderosa National Union of Mineworkers- y a alejar definitivamente a su país del carbón como fuente principal de energía y lo logró: el sindicato fue liquidado para siempre y el lugar que ocupaba el carbón en la matriz energética del Reino Unido se redujo drásticamente.

Desconfiando además de los países del Medio Oriente como abastecedores seguros de petróleo, ella adoptó la decisión de encaminar decisivamente al Reino Unido hacia el uso de la energía nuclear.

En el discurso de 27 de setiembre de 1988 en la Royal Society Thatcher advirtió de la existencia de un supuesto calentamiento del planeta, un agujero en la capa de ozono y la lluvia ácida. En la citada conferencia en la Royal Society expuso a los científicos británicos su principal motivo de preocupación: “El incremento de los gases de efecto invernadero –dióxido de carbono, metano y los CFC- que nos induce a temer que estamos creando una retención global de calor que podría conducir a una inestabilidad climática. Se nos indica que un efecto de calentamiento de un grado centígrado por década excedería ampliamente la capacidad de adaptación de nuestro hábitat natural. Un tal calentamiento podría causar el acelerado derretimiento de los hielos glaciales y producir un aumento del nivel del mar de varios pies a lo largo del próximo siglo”.

A partir del discurso de Thatcher todo comienza a cambiar. Si antes el enfriamiento era la ciencia, luego la ciencia fue el calentamiento. Thatcher también prometió a la Royal Society el dinero necesario para las investigaciones tendentes a demostrar los nocivos efectos del carbón-CO2 en el clima. Hacía ya un tiempo que con Thatcher venía trabajando un reducido equipo capitaneado por Crispin Tickell, embajador británico en la ONU y John Houghton, director de la Oficina Meteorológica. En 1977 Tickell había publicado el libro Climatic Change and World Affaires que inspirará la política seudoecológica de Thatcher. Ficha como asesor particular a Crispin Tickell, embajador del Reino Unido en la ONU y experto en organizaciones intergubernamentales. Le encarga una asesoría sobre la relación entre cambio climático, política y economía. Con estas dos acciones cumplió el doble objetivo de reducir a cenizas a los mineros cerrando las minas de carbón e implantando su programa nuclear. La ayuda de la Royal Society y de Crispin Tickell y su experiencia en la ONU fué fundamental.

En 1900 Thatcher creó el Met Office Hadley Centre for Climate Change, dotándole de una financiación espectacular, un personal de 1.500 científicos, de los cuales 200 para alarmar sobre el calentamiento. La institución se vinculó luego con la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia (CRU) para convertirse en custodio de las más reputadas mediciones mundiales de la temperatura (junto con la NOAA / National Oceanographic and Atmospheric Administration de Estados Unidos). Esta Unidad (CRU) constituyó el núcleo central desde donde se propagó en la década de los noventa la alarma mundial sobre el calentamiento global.

La mayor parte de las tesis sobre el calentamiento plenetario no se apoyan en hechos y mediciones sino sobre modelos informáticos, que son la especialidad del Hadley Centre, que en este punto sigue a Bert R. Bolin (1925–2007), un experto en simulaciones por ordenador que a su vez seguía las especulaciones de Roger Revelle, el mentor de Al Gore y de la paranoia del CO2. Muchos millones de dólares gubernamentales se destinaron a producir resultados científicos específicos que cimentaran la teoría del “calentamiento global” y las preocupaciones en torno al CO2 como amenaza al medio ambiente global y la estabilidad del clima. Los torrentes de dólares que comenzaron a fluir en aquellos años hacia la climate science no hizo más que acrecentarse en la década siguiente. El calentamiento global se ha convertido en un tema que mueve mucho dinero. La financiación de la mayoría de institutos ciéntificos dedicados al tema dependen directamente de subvenciones públicas. Esto hace que haya mucha gente dispuesta a mucho por un pellizco de esta gran tarta. La ONU pidió 200.000 millones de dólares anuales para prevenir el colapso climático. El NERC, Instituto Inglés que se esta forrando con el calentamiento, pide 9 trillones de dólares. Del NERC proviene el Informe Stern que pregonó Blair, que anuncia un gran desastre. Pero Stern es fuente interesada, un miembro de la ONU, vicepresidente del Banco Mundial, además de que el NERC ha recibido 20 millones de libras para salvarnos del calentamiento. El director del CRU de East Anglia, Phil Jones, recibió entre 2000 a 2006 más de 19 millones dólares para sus investigaciones, más de 6 veces la cantidad que había recibido en los noventa.

Así se generó la creciente alarma en torno al calentamiento. Según dijo Al Gore en 2009, “el cambio climático es la mayor amenaza que la humanidad haya nunca enfrentado”.
avatar
Demofilo
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 1354
Reputación : 1653
Fecha de inscripción : 23/04/2010

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Demofilo el Mar Mar 22, 2011 8:44 am

En plena guerra ideológica sobre el calentamiento global, el profesor Muller -autor de "Física para futuros presidentes"- ha decidido situarse en el término medio e intentar el más difícil todavía: elaborar el estudio más completo, independiente y "definitivo" sobre el climático.

El estudio ha sido bautizado como "The Berkeley Earth Project" y aspira a ser "un nuevo punto de partida para dejar las cosas claras y tratar de construir un consenso". Muller, en conversación telefónica con EL MUNDO, adelanta que los resultados estarán listos en el próximo mes de abril o en mayo.

"La labor del científico es investigar, analizar los resultados y en todo caso facilitar la información al público para que saque sus conclusiones", advierte Muller. "Gran parte del problema ha surgido en el momento en que los científicos han querido ser también activistas y han perdido su credibilidad como investigadores".

En el pelotón de los "exageradores", Muller habla sobre todo de Al Gore, aunque tiene bastantes más reservas a la hora de criticar al climatólogo de la NASA James Hansen ("su labor como científico ha sido muy válida"). En el otro extremo de la balanza sitúa a los "negacionistas", a los que conviene no confundir con los "escépticos" ("una dosis apropiada de escepticismo es siempre deseable en un científico").

Según Muller, la tendencia a "distorsionar la ciencia del clima para incitar a la acción" ha comprometido muy seriamente la labor del Panel Intergubernamental de la ONU (IPCC por sus siglas en inglés). "Les va ser muy difícil recuperar la credibilidad", advierte, "mientras siga al frente Rajendra Pachauri".

El físico de Berkeley pretende ir aún más allá de la labor realizada hasta la fecha por IPCC de la ONU, por el Instituto Goddard de la NASA o por la Met Office del Reino Unido, las tres grandes referencias mundiales, atrapadas de una manera u otra en la "politización" de la ciencia del clima, sobre todo tras la publicación de los emails de la Universidad de West Anglia.

"Nosotros no vamos a manipular las conclusiones, encontremos lo que encontremos", advierte Muller, que asegura estar alineado junto con muchos otros científicos en un punto intermedio del debate. "Somos un grupo independiente y no partidista. Reuniremos los datos, haremos el análisis y presentaremos los resultados. Dejaremos que la gente saque sus conclusiones".

Muller se ha propuesto no sólo realizar el mayor estudio hasta la fecha sobre la evolución de la temperatura en la Tierra desde el siglo XVIII, sino efectuar también las mediciones "más rigurosas sobre el clima en nuestros días", con datos provenientes de 39.340 estaciones en todo el planeta.

Con el respaldo de la Universidad de Berkeley (el "laboratorio" del secretario de Energía Steven Chu), el estudio está siendo financiado por grupos de muy diversa índole: desde la Fundación para la Innovación del Clima y la Investigación Energética (creada por Bill Gates) a la Fundación Charles Koch (vinculada al magnate del petróleo).

Richard Muller defiende en cualquier caso la "autonomía" del Proyecto de la Tierra alegando que han recibido fondos "tanto de la izquierda como de la derecha" e intentando arrimar el ascua a investigadores que no han tomado partido político. En su equipo figuran el profesor de Estadística David Brillinger, la climatóloga del Instituto de Tecnología de Georgia Judith Curry, y los físicos Saul Perlmutter, Art Rosenfeld y Robert Jacobsen de la Universidad de Berkeley.

Según Muller, la evaluación "independiente" sobre el calentamiento global podrá ser utilizada como referencia en Estados Unidos y en todo el mundo, "aunque damos por hecho que una minoría nunca cambiará de opinión por más que la evidencia esté o no de su lado".

"Puede que lleguemos a las mismas conclusiones que otros grupos, pero lo haremos de una manera nueva y distinta", asegura el impulsor del Berkeley Earth Project. "Si lo único que conseguimos es permitir un consenso sobre el calentamiento global -un auténtico consenso, y no uno basado en posiciones políticas-, ya será un logro importante".

El Mundo Digital, 21 de marzo de 2011
avatar
Alexyevich
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1814
Reputación : 2062
Fecha de inscripción : 25/07/2010
Localización : México

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Alexyevich el Lun Abr 04, 2011 5:24 pm

Ahora entiendo el origen de la teoría que habla el camarada Demófilo sobre el origen del movimiento ecológico. Por cierto, ese documental lo que encontré de casualidad porque justo me mandaron a hacer un análisis del documental de Al Gore que lo había visto ya hace años y en la gran wikipedia mencionaban a "La gran estafa del calentamiento global".

Lo que no me cuadra es que las compañias petroleras y gasíferas no estén metidas en esto... si la refutación de la teoría del dióxido de carbono les favorece de lleno.
avatar
Alexyevich
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1814
Reputación : 2062
Fecha de inscripción : 25/07/2010
Localización : México

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Alexyevich el Lun Abr 04, 2011 5:32 pm

Deberían poner este documental en Post-it, es de suma importancia su difusión.
avatar
Daniel L
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 75
Reputación : 96
Fecha de inscripción : 22/03/2011
Edad : 24
Localización : Andalucia

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Daniel L el Lun Abr 04, 2011 6:21 pm

Yo aqui tengo el documental ese de Al Gore muy bueno por cierto. http://www.tu.tv/videos/una-verdad-incomoda-2006-documental

Contenido patrocinado

Re: Cambio climático, ¿realidad?

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 3:17 am