La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Comparte

    Tachanka
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 392
    Reputación : 402
    Fecha de inscripción : 24/10/2011

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por Tachanka el Miér Dic 28, 2011 7:43 pm

    camaradaallende escribió:Respondiendo a la acusación de Tachanka, en la cual afirmó que los GRAPO en ningún momento han practicado algo cercano a la Guerra Popular, así como respondiendo a otros usuarios que expresaban dudas acerca de algunos aspectos de la GPP, va este mensaje.
    Estaba recogiendo información acerca de la acusación que hace el camarada Tachanka.
    Según el camarada Tachanka, los GRAPO no practicaron la Guerra Popular porque era una "lucha armada [...] aislada de las masas", y porque sin "zonas liberadas", sin "Nuevo Poder", sin "soviets", no hay Guerra Popular.
    Por tanto, Tachanka usa esos dos argumentos para afirmar que los GRAPO no realizaron la guerra popular. Vamos allá.
    1) En ningún momento los GRAPO han realizado acciones armadas sin tener el movimiento de masas en cuenta; es más, si usted se hubiese leído las tesis sostenidas en antorcha.org y hubiese estudiado la experiencia práctica de los GRAPO, se habría dado cuenta de que eso no se corresponde ni con la teoría de antorcha ni con la práctica de los GRAPO. Como se dice en la respuesta a la declaración de su querido MAI, "Antes de criticar hay que informarse. En caso contrario, es mejor callarse la boca" (1). Vienes ya con la crítica elaborada mecánicamente, a la que respondo:
    ¿Qué hay del secuestro a Oriol y Villaescusa? ¿Actuaban aislados o apoyando la lucha por la amnistía que protagonizaban las masas en aquel momento? ¿Están relacionados o aislados? Los del MAI llevan hablando de la reconstrucción del partido 20 años y todavía no se ha visto nada. Cuando los GRAPO llevaron a cabo campañas contras las ETT's, ¿estaban desligados de la lucha consciente de las masas contra esos explotadores?
    2) En relación con el Nuevo Poder. Su extrapolación mecánica a otros países es algo anti-marxista. La síntesis que hace el PCE(r) de lla experiencia de la lucha armada en España es contraria a la universalidad del Nuevo Poder, así como otras cosas que quedan en la particularidad de China y los países semi-feudales y semi-coloniales: "la guerrilla no cuenta, ni podrá contar por mucho tiempo, con bases de apoyo o zonas liberadas en el campo, donde poder concentrar una importante fuerza militar estratégica. Esta fuerza, ya lo hemos dicho, se encuentra en las ciudades, la forma el proletariado industrial, y cuando éste se levante, cuando se produzca la insurrección general de las masas trabajadoras, cuando caigan las ciudades, hay fundados motivos para pensar que, efectivamente, el asalto al poder se habrá cumplido" (2). De a práctica es de donde viene la idea de que el Nuevo Poder no es aplicable a un país fascista como es el Estado español. Es curioso que se prentenda particularizar la guerra de guerrillas, algo imprescindible para tomar la lucha armada, y no el Nuevo Poder, dada el carácter reaccionario del Estado.
    Para más información, están algunos documentos de Antorcha sobre la guerra de guerrillas, a los que se podría añadir la respuesta a la declaración del MAI contra el PCE(r):
    - Entre dos fuegos: http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/fuegos.htm
    - Partido y guerrilla: http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/pyg.htm
    - El nuevo movimiento revolucionario y sus métodos de lucha: http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/la.htm
    - Sobre los métodos de lucha: http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/metodo.htm
    - Unas palabras sobre la declaración política del MAI: http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/mai.htm

    Notas:
    (1) Unas palabras sobre la declaración política del MAI ( http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/mai.htm )
    (2) Entre dos fuegos ( http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/fuegos.htm )

    Y yo podría ponerte la respuesta del MAI a lo que dicen los r, pero no lo hago porque yo no soy del MAI como he afirmado reiteradamente. Si hablamos de respuestas mecánicas y no meditadas, la tuya se lleva la palma, cuando has tenido que preguntar en otro foro (y no se en qué más sitios) qué podías responderme para justificar que los GRAPO hacían GPP.

    Primero, no contra-argumentas la más importante de las afirmaciones; la lucha de los GRAPO era la lucha de la vanguardia aislada de las masas. El PC(r), o la organización que quieras que apoye políticamente a los GRAPO, por muy "reconstituido" que se autodenominase, no es un Partido Comunista reconstituido, no es un Partido según los principios marxista-leninista, no se ha tomado en serio la tarea de la reconstitución ideológica de la vanguardia, y en vez de ello se lanza a la lucha con lo que tenía, es decir, una fracción mínima de la vanguardia, sin la conquista de la vanguardia práctica, sin ser un referente para la clase obrera, sin la lucha de dos líneas y reconstitución ideológica previa, e imitando mecánicamente a otros grupos como las Brigadas Rojas. Sin un programa revolucionario, y sin un Partido Comunista (fusión de vanguardia y masas) los GRAPO se lanzan a la carga, y terminan como terminan, perjudicando al movimiento comunista. Los resultados son los que son, cuando uno no se toma en serio la necesaria reconstitución del Partido Comunista e intenta avanzar por atajos; la facilidad con que el Estado reprime a los GRAPO, los r, y demás. La vanguardia en las cárceles, y las masas en los estadios de futbol. Me podría defender dichas acciones en los 70, no ahora; la correcta línea revolucionaria del socialismo científico guiando a la vanguardia proletaria siempre se ve premiada por su influencia sobre la realidad... Algunos pretendieron influir sobre la realidad, sin el trabajo de lucha de dos líneas previo, y pasó lo que pasó.

    1) En ningún momento los GRAPO han realizado acciones armadas sin tener el movimiento de masas en cuenta; es más, si usted se hubiese leído las tesis sostenidas en antorcha.org y hubiese estudiado la experiencia práctica de los GRAPO, se habría dado cuenta de que eso no se corresponde ni con la teoría de antorcha ni con la práctica de los GRAPO. Como se dice en la respuesta a la declaración de su querido MAI, "Antes de criticar hay que informarse. En caso contrario, es mejor callarse la boca" (1). Vienes ya con la crítica elaborada mecánicamente, a la que respondo:
    ¿Qué hay del secuestro a Oriol y Villaescusa? ¿Actuaban aislados o apoyando la lucha por la amnistía que protagonizaban las masas en aquel momento? ¿Están relacionados o aislados? Los del MAI llevan hablando de la reconstrucción del partido 20 años y todavía no se ha visto nada. Cuando los GRAPO llevaron a cabo campañas contras las ETT's, ¿estaban desligados de la lucha consciente de las masas contra esos explotadores?

    Por otra parte, aclarado el primer punto el cual usted ignora, (ignora que es la vanguardia y que son las masa,s y a qué me refiero con la lucha aislada de la vanguardia sin las masas) paso a responderle a la parte 1 de su argumento; el caracter "de masas" de la lucha de los GRAPO. Vamos a ver, afirmar que la lucha armada de los GRAPO tenía un caracter de masas no puede hacerlo ni un marciano. Las masas nunca se han implicado en lo más mínimo en la lucha de los GRAPO, ni los GRAPO han tenido ninguna influencia sobre ellas.

    Para defender el caracter de masas del terrorismo individualista de los GRAPO, usted recurre a como los GRAPO hacen seguidismo de las masas en sus luchas espontáneas, como intentan de forma oportunista apuntarse a todos los carros "obreros", a todas sus luchas economicistas y tradeunionistas... Lo cual enlaza con el caracter que para los GRAPO tiene su retórica GPP; equiparar GP con "propaganda por las armas". Los GRAPO son la IU armada, solo que en vez de repartir panfletos "reformistas", apuntarse a todas las manifestaciones y luchas sociales con sus chalequitos y silbatos, o presentarse a las elecciones sindicales, pretenden hacer lo mismo pero con sus bombas. Siempre detrás de las masas, siempre a remolque de la lucha espontanea y no revolucionaria de las masas obreras, siempre mendigando su atención, nunca al frente de las mismas. Las UJCE también tenían una campaña contra las ETT, para que vea lo radical de dicha campaña, aunque las UJCE se dedicaban a pegar pegatinas en contra, los GRAPO supongo que a partirles los cristales... Tampoco hay tanta diferencia; ninguno de los dos actos sirve para nada.

    Lo que prueban dichos actos es justamente el caracter de vanguardia aislada de los GRAPO, que nunca han sido capaces de dirigir a las masas hacia su propia revolución, pues sin Partido Comunista reconstituido, no hay influencia sobre las masas que valga. Como se lanzaron al monte sin hacer los deberes, pretenden tarde, mal y pronto ganarse a las masas desde las celdas, y ahí, como a IU, no se les ocurre otra cosa que apuntarse a la lucha de moda en cada momento.

    El PCI m organiza bandhs, huelgas generales revolucionarias con motivos políticos, porque la revolución, que es de lo que va la GPP, no es una lucha económica porque los obreros cobren más y se les explote menos; para eso no hace falta arriesgarse a terminar muerto o en la carcel, vale con meterse en un sindicato. La GPP es una lucha política de la clase obrera por derrocar la tiranía de la burguesia y construir su estado. ¿Cuando fue capaz los GRAPO de llevar la lucha del terreno espontáneo al terreno revolucionario? Ya se lo digo yo; nunca.



    2) En relación con el Nuevo Poder. Su extrapolación mecánica a otros países es algo anti-marxista. La síntesis que hace el PCE(r) de la experiencia de la lucha armada en España es contraria a la universalidad del Nuevo Poder, así como otras cosas que quedan en la particularidad de China y los países semi-feudales y semi-coloniales: "la guerrilla no cuenta, ni podrá contar por mucho tiempo, con bases de apoyo o zonas liberadas en el campo, donde poder concentrar una importante fuerza militar estratégica. Esta fuerza, ya lo hemos dicho, se encuentra en las ciudades, la forma el proletariado industrial, y cuando éste se levante, cuando se produzca la insurrección general de las masas trabajadoras, cuando caigan las ciudades, hay fundados motivos para pensar que, efectivamente, el asalto al poder se habrá cumplido" (2). De la práctica es de donde viene la idea de que el Nuevo Poder no es aplicable a un país fascista como es el Estado español. Es curioso que se prentenda particularizar la guerra de guerrillas, algo imprescindible para tomar la lucha armada, y no el Nuevo Poder, dada el carácter reaccionario del Estado.
    Para más información, están algunos documentos de Antorcha sobre la guerra de guerrillas, a los que se podría añadir la respuesta a la declaración del MAI contra el PCE(r):
    - Entre dos fuegos: http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/fuegos.htm
    - Partido y guerrilla: http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/pyg.htm
    - El nuevo movimiento revolucionario y sus métodos de lucha: http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/la.htm
    - Sobre los métodos de lucha: http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/metodo.htm
    - Unas palabras sobre la declaración política del MAI: http://kebabobarbarie.comze.com/antorcha/cast/mai.htm

    El problema es como ante un problema táctico, modifica la estrategia de la GPP, y al hacerlo usted reconoce que no hace ni hizo GPP; ¿cómo se puede hacer GPP sin el Nuevo Poder o Soviets, que es lo más fundamental que debe crear la GPP y su razón de ser? Al negar el caracter fundamental del Nuevo Poder, a través del cual el proletariado crea su propia dictadura, participa en "política" tomando para sí el poder legislativo-ejecutivo, y mediante esta participación, mediante la práctica revolucionaria, las masas se elevan ideológicamente y se influye en ellas subjetivamente, está reconociendo ser la vanguardia aislada de las masas. ¡Las masas no pueden participar en la lucha revolucionaria si no es a través de los soviets o del Nuevo Poder! Eso es algo básico, es algo que se conoce desde Lenin (que siempre afirmó que los Soviets son la herramienta para la revolución) y cuya creación por el PC teoriza Mao.

    Ustedes caminan por los clásicos comunistas con un eclecticismo de libro. Cogen lo que quieren, las palabras que les interesan, los conceptos que justifican su práctica no basada en el socialismo científico, y las utilizan sin ton ni son, las vacían de significado para justificarse... GPP sin Nuevo Poder, es como revolución sin participación de las masas, o como un pan sin sal (pruébelo, está soso... Neutral ). Cogen la primera etapa de la GPP, la defensiva estratégica, y la utilizan para defender su actuación en el presente. Como su actuación no contempla la creación de Nuevo Poder (de ahí su desconexión con las masas revolucionarias, a las cuales no dirigen en ningun momento), tienen que saltarse las siguientes dos etapas, y de ahí pasan al insurreccionalismo, pero eso sí, una insurrección espontánea de las masas obreras desarmadas y desligadas del PC. ¿Cómo se puede decir que los GRAPO practican la GPP, si de la misma solo cogen la primera etapa, incapaces de comprenderla en su conjunto? Ustedes tiran cerillas medio encendidas en un campo recién nevado con la esperanza de que prenda un fuego imparable... Es absurdo a todas luces, pero ahí siguen.

    Lo que hacen es un "foquismo" de país urbano; cual Ché Guevara en Bolivia, son un destacamento mínimo de la vanguardia luchando aislado de las masas, con la esperanza de que de forma espontánea, estas se sumen a su lucha de un día para otro mediante una insurrección. Sustituye la selva boliviana por algún piso franco en Carabanchel, y ahí lo tienes... Todos sabemos como terminó el Ché, y todos sabemos el camino que llevan los GRAPO.

    Y todo viene de no tomarse en serio la reconstitución de la vanguardia y del Partido Comunista, una herramienta para la acción revolucionaria de las masas; el socialismo científico guiando toda práctica.


    Última edición por Tachanka el Lun Feb 27, 2012 12:14 am, editado 3 veces

    Tachanka
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 392
    Reputación : 402
    Fecha de inscripción : 24/10/2011

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por Tachanka el Miér Dic 28, 2011 7:50 pm

    carlos escribió:Completamente de acuerdo con el compañero camarallende

    Pretender crear zonas liberadas en un país como España hasta que la GPP no este muy avanzada es imposible; esa parte de la guerra popular, la construcción de nuevo poder no es aplicaba en los países urbanos e imperialistas, como mucho se puede lograr zonas donde el ejército y el partido puede actuar más abiertamente como consecuencia del apoyo popular y también de ciertos vacíos de poder del estado de la burguesía. Eso no es algo ajeno a europa occidental porque se vio en Irlanda y en parte en Euskal Herria

    A la hora de realizar un análisis serio tienes que tener en cuenta que no se pueden sobrevalorar esos vacíos, el estado está instalando comisarías en esos barrios, poniendo cámaras de vigilancia etc...

    Las zonas liberadas son un concepto; no se puede ser tan literal y dado al esquematismo, y decir que zonas liberadas son territorio en el que el estado burgués no tiene presencia alguna. Las zonas liberadas son territorio donde el Estado burgués no controla a la clase obrera, donde no controla la vida política y económica del día a día, donde su dictadura se ve limitada. En ese sentido, los barrios católicos de IN, por mucho que el ejército británico patrullase sus calles, eran zonas liberadas.

    Por otra parte, tengamos el ejemplo de Keratea, donde los anarquistas (de lo poco que podemos aprender de ellos) griegos practican una lucha callejera de baja intensidad, y decidme si un pueblo del que la policia se ve obligada a retirarse durante varios meses no es una zona liberada. En cualquier país semicolonial, la policia lo resolvería a tiros, pero en Occidente el coste ideológico-propagandístico de ello sería demasiado grande (ningún estado europeo quiere su propio Domingo Sangriento).

    http://www.zerohedge.com/article/meet-keratea-greeces-war-zone

    http://www.youtube.com/watch?v=xIZr4wdcOTM

    http://www.youtube.com/watch?v=Swhvvr5K5i8


    Última edición por Tachanka el Jue Dic 29, 2011 12:12 am, editado 1 vez

    carlos
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3019
    Reputación : 3421
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por carlos el Miér Dic 28, 2011 8:31 pm

    El PCE(r) también organizo una huelga general y varias a niveles locales en ciudades como Vigo...me pregunto si en los 80 los naxalitas también organizaban tantas huelgas y si no era el caso me pregunto también si tu también decías que había que reconstruir el partido primero.

    En primer lugar aclarar que la respuesta a los cibercomunistas del MAI la dio el PCE(r) no los GRAPO. El PCE(r) no apoya las tesis del partido militarizado como otros partidos tipo PCP o como las brigadas rojas, cuya estrategia no solo no copia sino que critica constantemente, como se puede apreciar en sus órganos de prensa o en el libro "Debates en el movimiento revolucionario occidental"

    LLevas razón en algunas de tus críticas pero te excedes en otras y eso te pierde, porque podrías aportar cosas intereses.

    Por ejemplo no creo que sea correcta emplear el término terrorismo individual para referirse a los grupos...El terrorismo individual al que critico Lenin renegaba de la organización, del programa, de la toma de poder, era algo espontáneo practicado por intelectuales. Los GRAPO eran un embrión de ejército popular, una estructura que pretendía servir en el futuro como un elemento desde el que partiría la construcción del ejército popular. Eran la organización de la lucha armada en la etapa de la resistencia.

    ¿Seguidismo de las masas? No, simplemente se trata de ganarse a las masas partiendo en principio de sus reivindicaciones inmediatas pero no para quedarse en ellas (como IU) sino para dotarlas de conciencia política, para debilitar al régimen y por lo tanto allanar el camino a la toma de poder. Son SU AVANDILLA EN LO TÁCTICO Y EL PARTIDO ES LA ORGANIZACIÓN DE VANGUARDIA DE LA CLASE.

    El PCE(r) no es un partido seguidista como cualquiera otra de las organizaciones "comunistas" (al MAI no lo considero organización sino página web) porque a partir de las luchas espontáneas pretende orientar estas hacia la toma de poder, hacia la revolución. Esto es fusión del movimiento obrero de masas con el socialismo científico.

    Pero bueno estas cuestiones están ya contestadas en textos del PCE(r) o de PRESOS POLITICOS

    Con esto no digo que no estén exentos de errores pero me parece que se deben debatir de otra forma sin caer en demagogias estúpidas del tipo "son la IU armada", que es una gilipollez .

    Es cierto que muchas cosas se han tenido que hacer mal para llegar a situaciones como las recientes pero no es menos cierto que los que defienden posiciones como la tuya no han avanzado nada en esa tarea de reconstrucción del partido, quizás, entre otras cosas, porque el partido se forja en la lucha de clases y no en despachos.

    También es cierto que la represión ha debilitado mucho a la vanguardia comunista (nadie dijo que fuera fácil) pero no menos cierto que los defensores de pacifismos y electoralismo están hoy en su inmensa mayoría en IU o el PSOE y el PCE(r) no, en mi opinión porque para una organización que se plantee esto de la revolución en serio no puede sobrevivir sin plantearse romper el monopolio de la violencia del estado y esforzarse día a día en que se resquebraje (aunque sea a nivel simbólico).

    Por cierto Lenin también reconocía una admiración personal por los terroristas individuales, vosotros en cambio sacáis toda vuestra bilis como el enemigo de clase. Un poco de respeto no vendría mal, yo no soy nacionalista pero mis respetos a Argala.

    No sé me da la imprensión que para ustedes jamás se darán las famosas condiciones me recuerdan un poco (salvando las distancias) a los que en Perú decían guerra popular, guerra popular!! y cuando empezaron las acciones armadas se lanzaron a criticarlas...cuando comenzaron a superar los embistes del estado algunos rectificaron, espero que seáis de esos.

    Por cierto la violencia no será algo tan aislado si tenemos en cuenta fenómenos de masas como los sabotajes y no todos tienen porque ser espontáneos apolitizados y desorganizados.

    carlos
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3019
    Reputación : 3421
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por carlos el Miér Dic 28, 2011 8:33 pm

    Oye y de lo que comentas de pisos francos y demás, pues mira, yo no sé como en un régimen como el español pretendes hacer la guerra popular ¿Montando desfiles en medio de la cañada real? ¿Haciendo patrullas militares por las barranquillas?

    Todo eso está bien en las películas la realidad es que la lucha impone que mucha gente este en estricta clandestinidad...y a la vez conectada con las masas y con otra mucha más gente en la legalidad.

    Tachanka
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 392
    Reputación : 402
    Fecha de inscripción : 24/10/2011

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por Tachanka el Jue Dic 29, 2011 1:28 am

    .


    Última edición por Tachanka el Lun Feb 27, 2012 12:15 am, editado 1 vez

    carlos
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3019
    Reputación : 3421
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por carlos el Jue Dic 29, 2011 1:28 pm

    Me parece que se cometieron errores pero NO de principios.


    camaradaallende
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 209
    Reputación : 334
    Fecha de inscripción : 18/04/2011

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por camaradaallende el Jue Dic 29, 2011 6:05 pm


    Y yo podría ponerte la respuesta del MAI a lo que dicen los r, pero no lo hago porque yo no soy del MAI como he afirmado reiteradamente. Si hablamos de respuestas mecánicas y no meditadas, la tuya se lleva la palma, cuando has tenido que preguntar en otro foro (y no se en qué más sitios) qué podías responderme para justificar que los GRAPO hacían GPP.
    No todo el mundo tiene por qué saber responder a tus acusaciones, pero sí hay que tener un espíritu crítico, que es inherente al marxismo y que veo que muchos usuarios del foro no han tenido en cuenta, a la hora de leer textos y no tragárselos tal como vienen. No niego haber recibido ayuda, y que sin esa ayuda me hubiera sido imposible redactar el comentario, pero, ¿quién no ha recibido ayuda para contra-argumentar? Simplemente me pareció gratuita su acusación e intenté documentar una respuesta. ¿Qué hay de malo en eso? Que usted haya leído mucho y sepa cómo reconstruir el partido no quiere decir que tenga la razón (como sus compañeros del MAI, aunque intentes desmarcarte de ellos [por algo será]), ni muchísimo menos.
    No sé por qué tiene tanto empeño en atacar mi nick, son errores que se cometen cuando se entra en un forocomunista con una inmadurez política para aprender. Y así lo he hecho, y sé que Allende es un reformista y tal, tal y tal, pero, ¿por ello me voy a quitar el nombre? ¿Vaya plan, no? ¿Por qué no dejamos que los nombres se pudran y que fluyan los argumentos?
    Por si mi respuesta anterior no te ha quedado suficientemente clara, haré lo siguiente. Ya que me acusas de mecánico, esta vez no voy a elaborar mi propia respuesta, sino que voy a copiar una respuesta que un camarada ha elaborado dirigida a contrarrestar tu difamación sobre el PCE(r) y los GRAPO. A ver qué sartada de mentiras opones a esta crítica de su revisionismo histórico e izquierdismo teoricista.
    Réplica a Tachanka: Los adalides de la doncella Guerra Popular (MAI y demás charlatanes)


    Se trata de una réplica al primer comentario del forero Tachanka en forocomunista.com, que se puede consultar en el siguiente enlace: http://www.forocomunista.com/t15319p40-son-los-maoistas-la-punta-de-lanza-del-movimiento-comunista-internacional-porque

    Tachanka se muestra agraviado, y hace pública su disociación con respecto al MAI, tal vez por no enlodar su nombre mezclándose con semejantes doctrinarios diletantes en praxis revolucionaria, pero templados y aguerridos en el ciberactivismo y en la indigestión de fórmulas abstractas y hueras. Sin embargo, resulta innegable que, cada uno de sus ponzoñosos anatemas hacia quienes llevan décadas enfrentándose con las armas en la mano a la oligarquía financiera y su Estado fascista, por saltarse el recetario esquemático erigido en sacrosanto por los falsos acólitos de Mao, se limita a repetir, en su labor de sicofante sobre el Movimiento Político de Resistencia, las diatribas infumables de los juntaletras del MAI, que durante las mismas décadas en las que otros caían asesinados, torturados, encarcelados, llevaban a cabo huelgas de hambre a tumba abierta y creaban sus propias zonas liberadas nada menos que en los centros de exterminio del Estado fascista español, durante esas mismas décadas, decía, los trileros del MAI ya estaban, y siguen estando, reconstruyendo el Partido desde la bucólica tranquilidad del salón de su casa, cuando no formando parte de la fracción roja del PCPE. Y, pese a ese paupérrimo y nulo bagaje revolucionario, se creen en condiciones de aleccionar a los que sí luchan, y por tanto pueden cometer errores, desde la atalaya de su bravuconería y palabrería sin actos.



    Tachanka no muestra el más mínimo pudor a la hora de hacer evidente su completo desconocimiento de la historia del erre, así como de toda la vasta labor previa a la reconstitución del Partido, labor previa en la que no sólo se conquistó la vanguardia ideológica y teórica, sino que se echaron las raíces orgánicas, políticas, etc. imprescindibles para la reconstrucción del Partido. Parece ignorar Tachanka los más de siete años que median entre la formación de la OMLE, su maduración política e ideológica, su enraizamiento en los elementos más avanzados de las masas hasta que se dieron las condiciones necesarias para convertirse en el destacamento de vanguardia del proletariado del Estado español. Tachanka, como buen dogmático que se ha aprendido de memoria las peregrinas deformaciones del pensamiento de Mao de los grupúsculos maoístas, parte de esa errónea concepción de la línea del partido y de la teoría del conocimiento marxista, de la línea masista que preconizan aquellos, que hunde su error en una desviación empirista, que considera que el PC debe ir primero a las masas y, de ellas, extraer las ideas dispersas, fragmentadas, incompletas de éstas y sintetizarlas, generalizarlas en un programa y línea política. Esa forma de plantear las cosas, ajena al materialismo dialéctico, que hace tabla rasa de todo el rico acervo de conocimientos acumulados, del dilatado manantial de experiencias del MCI es lo que lleva a Tachanka a ese embrollo y confusión al que nos pretende conducir a todos, a través de arteras y oportunistas acusaciones hacia el erre y los G. Y es que Tachanka es incapaz de comprender que, en el período de reconstrucción del Partido y cuando éste empieza a dar sus primeros pasos, la tarea principal, a la cual quedan subsumidas el resto, es el del estudio, generalización y asimilación del desarrollo histórico de la lucha de clases, sus formas de manifestarse ésta y de las experiencias teóricas y prácticas del MCI, la elaboración de un programa y una línea política adecuadas a la realidad concreta, específica del país, el fortalecimiento del aparato de dirección y los aspectos de carácter orgánico y técnico, etc.; en ese período que estamos describiendo, las actividades relacionadas con estrechar lazos, vínculos con las masas, de llevar a cabo un trabajo constante y permanente entre éstas pasa a un segundo plano, lo que no implica, en ningún momento, que deba abandonarse: todo PC se erige y desarrolla echando fuertes raíces sobre las masas obreras y populares, lo que no es óbice para que, en determinado período, esas tareas tengan un carácter secundario y supeditado. Con las injuriosas acusaciones de Tachanka sobre la ausencia de conquista de la vanguardia práctica que vierte sobre el erre, lo único que demuestra fehacientemente es su hocico de diletante y matutero de lo más banal de las baratijas ideológicas del maoísmo.



    Como para demostrar que su ignorancia no se circunscribe ni limita al estudio de determinados fenómenos aislados, por importantes que sean, Tachanka nos deleita a todos y, casi sin darnos respiro, continúa hilvanando hilarantes peroratas impregnadas de un estilo taimado propio de un estafador político de la peor ralea. Con toda la desfachatez e inicuidad, se suma a la campaña parapolicial de criminalización del erre, equiparando a la vanguardia comunista del Estado español con la organización armada revolucionaria italiana. Sin embargo, el Ministerio del Interior cada vez es más torpe en su selección de provocadores y tontos útiles, porque esa sibilina acusación se resquebraja al más mínimo contacto con el estudio de los documentos elaborados por el erre, y de su propia experiencia revolucionaria, así como la de los G.



    Precisamente, durante la década de los 80 y 90, se dio, entre las organizaciones revolucionarias europeas, un prolijo y enriquecedor debate en torno a la estrategia revolucionaria y el papel de la lucha armada en esta, cuyo uno de sus aspectos fundamentales quedaba deslindado, fundamentalmente, en dos posturas: los defensores de la militarización del Partido o de la organización militar como forma suprema de organización y la lucha militar como forma superior de lucha, y los que defendían una estricta separación orgánica, en virtud de sus funciones, tareas y estructura, entre Partido y Guerrilla. Precisamente, las Brigadas Rojas, en términos generales, abogaba por la primera de las posiciones, mientras que el erre defendía tenazmente la segunda. El erre considera a la lucha armada como parte integrante de la estrategia revolucionaria, pero no la considera ni como principal ni como más importante forma de lucha, al menos no en este momento, de la misma manera que siempre ha defendido la ineludible y esencial necesidad del Partido y de la dirección política de este sobre la lucha armada y el embrionario Ejército Popular, precisamente, todo lo contrario que las Brigadas Rojas. Los G jamás, jamás han actuado al margen de la línea política elaborada por la vanguardia comunista, por el erre, pese a los acentuados errores militaristas de principios de los ochenta, que fueron corregidos tras un proceso de crítica y autocrítica. Por ello, nada más vacuo y falaz que las rimbombantes lecciones de Tachanka y sus analogías espúreas.





    Tachanka parece no ruborizarse al afirmar, con petulante chulería y gratamente satisfecho, que los G nunca han tenido ni el más mínimo lazo con las masas. Cualquiera podría imaginar que él simpatiza (aunque intente ocultarlo con subterfugios vergonzantes, tanto como sus razonamientos) con una organización que dirige y encabeza la lucha de millones de obreros, pero nada más lejos de la realidad: no son más que cuatro o cinco universitarios que han devorado sin saber digerir cuatro libros y que ahora vomitan todo ese hediondo cacao mental con el fervor del neófito. Quizá si dejase por un segundo de castigar a sus neuronas con los farragosos y soporíferos mamotretos del MAI y saliese a la calle y charlase con trabajadores que han pasado por Ascón, por la construcción del Hilton en Barcelona, por las minas y fábricas siderúrgicas del Bierzo o por Euskalduna, se sorprendería con que muchos militantes del erre y los G no son sólo conocidos, sino que han sido compañeros y conquistaron el cariño y respeto de esos trabajadores; o quizá podría preguntar por Las Carreras, en Bizkaia, sobre el entierro de Kepa, o en Pamplona, sobre los tiros de la policía ante los disturbios y manifestaciones de guerrilla urbana durante las protestas por el asesinato de Sevi... Pero Tachanka es más de ofrecer satisfacción a su intelecto con disquisiciones abstractas y sin el más mínimo ligazón con la práctica, por lo que nunca se enterará de todo eso. Ni de nada. Porque Tachanka, para enlodar y verter su baba verde y negra sobre el erre, no vacila en actuar como un oportunista de la peor ralea, como un revisionista de la más vil especie, y trata de escudarse en los sectores más atrasados de las masas para hacernos creer que el erre y los G siempre han estado aislados de estas. Y supone la rúbrica a la lógica interna de sus posturas ajenas al m-l: a una línea masista le corresponde una concepción masista del Partido. Un Partido que, efectivamente, sea destacamento de vanguardia del proletariado revolucionario, debe atraerse, vincularse de la forma más íntima a los elementos más avanzados, destacados y conscientes de las masas obreras, conquistar, al menos, una pasiva benevolencia por parte de los sectores intermedios y, así, neutralizar a su parte más atrasada, cuya punta de lanza es la aristocracia obrera. Y esa es, precisamente, la política y línea de masas que ha guiado siempre la actividad revolucionaria del erre y que nadie, pese a los embustes e insidias de oportunistas como Tachanka, puede ocultar ni tergiversar.



    Y no porque toda esa caterva de oportunistas no ponga empeño en ello, más que en combatir al Estado fascista español, como demuestra Tachanko, que es incapaz de escribir una sola coma sin tergiversar las posiciones y praxis de las organizaciones integrantes del Movimiento Político de Resistencia. Como no ha seguido un estilo de trabajo bolchevique, toda su crítica adolece de unilateralidad y una estrechez de miras de titánicas dimensiones. Porque Tachanka, cuando se le ofrecen algunos ejemplos de acciones militares de los G que complementaban y reforzaban a la lucha de las masas obreras para refutar la calumnia de que estos practicaban la lucha armada al margen de las masas, nos brinda otro ejemplo de su filisteísmo: como no conoce en absoluto la experiencia de los G ni la estrategia político-militar reflejada en la línea política y programa del erre, no duda en lazar todas esas etiquetas y fórmulas apriorísticas para que encajen en su caricatura de la línea política y militar de este Partido. Como carece de una visión de conjunto, como buen empirista, parece olvidar que los G también han llevado a cabo operativos contra altos mandos policiales y militares, gestores políticos de la oligarquía financiera, etc.; también esas acciones son seguidistas, economicistas y demás acusaciones injuriosas? Se deben lamentar y condenar dichas acciones militares?



    Sin embargo, con un charlatán embaucador como Tachanka el desarrollo no sigue una tendencia en espiral, sino circular: si las acciones son contra miembros de la oligarquía o en respuesta a las manifestaciones más voraces de explotación, esas acciones son tradeunionistas; si son para golpear al aparato burocrático-represivo del Estado, son terrorismo individual desligado de las masas, y así hasta el infinito, sin avanzar un palmo. Como los hermanos Bauer, la crítica de la crítica... desde el salón de casa o la cafetería de la universidad.



    A los sabios aleccionadores sobre la Guerra Popular, cuya erudición contrasta con la realidad de que jamás empuñarán un arma, les gusta rendir pleitesía a revoluciones de otros países, cuanto más lejanos y exóticos mejor, para así no tener que cargar sobre sus espaldas la trascendental tarea de organizar la revolución en sus propios países. Debido a ello, el trilero Tachanka nos invita, con tono grave y solemne, a que nos fijemos en los camarada naxalitas, en que nos comparemos y sintamos el oprobio y la infamia caer sobre nuestras maltrechas cabezas: los naxalitas, los luminosos, etc. todo lo hacen bien; los G, todo lo hacen mal. Y alcanza el paroxismo de la satisfacción cuando, sintiéndose triunfante, pregunta: ¿Cuando fue capaz los GRAPO de llevar la lucha del terreno espontáneo al terreno revolucionario? Pero calma, no nos hagamos ilusiones, porque Tachanka, como buen intelectualillo, nos recita su sermón y le da igual lo que el resto le pueda decir, por lo que él mismo se responde, tajante y convencido: nunca. De nuevo, un árido y yelmo desierto en lugar de un océano de conocimientos de la ciencia revolucionaria; de nuevo, el análisis científico y pormenorizado suplantado por la mentira y la ausencia de escrúpulos.



    El erre, en base a sus experiencias y dilatado bagaje en las formas más avanzadas de la lucha de clases y de enfrentamiento frontal y abierto al Estado de los monopolistas, que es donde se templa y forja un partido de nuevo tipo, aguerrido, bolchevique, elabora un programa y una línea política que reflejan fidedignamente los rasgos, orientación y camino que toma la revolución en el Estado español, vinculándose a los elementos más avanzados de las masas, encabezando sus luchas, elevando su conciencia política al nivel de la vanguardia, fundiendo sus reivindicaciones parciales y sectoriales en un sólo torrente por la revolución socialista, actuando así como sujeto generador de conciencia revolucionaria y dirigiendo políticamente las formas de lucha más elevadas de las masas obreras y populares; los G, por su lado, orientan su actividad militar en base a la línea política de la vanguardia comunista, que es la que dirige políticamente todas las formas de lucha, incluida la armada, allana el terreno, golpea, debilita y cuestiona el monopolio de la violencia del Estado, educa en la necesidad de la violencia revolucionaria a las masas y se funde con las luchas de éstas a través de acciones militares organizadas, planificadas y encuadradas en una estrategia general revolucionaria de Guerra Popular Prolongada. Dónde está, pues, ese culto al esponateísmo? Evidentemente, sólo en el apolillado cerebro de un dogmático oportunista como Tachanka.



    Y no hay nada peor, que suponga un mayor agravio a un dogmático maoísta, que el hecho de que profanen a su prístina, sagrada y virginal doncella, la Guerra Popular Prolongada. Como buenos loros repetidores de fórmulas abstractas, ante quienes la teoría es siempre gris y eternamente verde el árbol de la vida, no pueden soportar la aplicación creadora, vinculándola a las condiciones concretas de un país de capitalismo monopolista de Estado, de esa aportación fundamental de Mao al acervo m-l. Por ello, en lugar de estudiar (porque pedirles que se pusiesen manos a la obra sería una quimérica estupidez) la experiencia de los procesos revolucionarios en países preponderantemente urbanos y que ya han superado la etapa de revolución democrático-burguesa (como puede ser el estudio de las vicisitudes y avatares de la RAF, Brigadas Rojas, CCC, tupas, EPR, etc), prefieren atenerse a la letra muerta, en lugar de al espíritu creador del m-l. El erre, para elaborar la estrategia militar y la aplicación de la Guerra Popular a las condiciones particulares del Estado español, no se limita al estudio de las obras de Mao, sino, principalmente, a las enseñanzas que la propia experiencia bregándose en la lucha más abnegada y dura contra el Estado fascista les ha dotado. En el Estado español (como en otros países imperialistas), 30 años de Guerra Popular, en su etapa de defensa estratégica, donde la guerra de guerrillas, a través de la ofensiva táctica, es la forma militar fundamental que adopta, han demostrado el carácter superfluo, estéril de la creación de zonas liberadas para la acumulación de fuerzas en dicha etapa, lo cual no implica que sea imposible, pero sí que, ante los omnímodos, profesionalizados e instruidos en estrategia contrainsurgente Estados monopolistas, no sean adecuadas para el encuadramiento político y militar de las masas. Precisamente, el ejemplo del IRA en Irlanda y de sus zonas liberadas, como el Free Derry, resulta ilustrativo de lo que estoy diciendo. Las zonas liberadas en los países Imperialistas son producto de situaciones locales específicas (en el caso del Free Derry, la discriminación hacia los católicos; en el caso helénico de Keratea, por la construcción de un vertedero en el pueblo), que surgen al calor de luchas espontáneas y que, más pronto que tarde, acaban siendo aplastadas y barridas, obligando, en el caso de que alguna organización pretendiese dotarlas de continuidad, a una movilidad permanente que impediría generar un Nuevo Poder y enraizar en las masas. En los países de capitalismo monopolista de Estado, como España, no se puede esperar una fase de equilibrio estratégico, en el que se enfrenten dos Ejércitos, dos Estados, sino que la acumulación de fuerzas y creación de condiciones revolucionarias, al llegar a determinado punto, provocarán un salto hacia la insurrección popular dirigida políticamente por el proletariado, que hará añicos el actual Estado fascista, expropiará a los grandes monopolios y establecerá el Nuevo Poder, la República Popular. Por otro lado, conviene realizar una aclaración importante: el erre generó, como correas de transmisión, toda una serie de organizaciones democrático-revolucionarias para el encuadramiento político de las masas, como los Círculos Obreros, la Organización Democrática de Estudiantes Antifascistas, Pueblo y Cultura, Mujeres Antifascistas, etc. sobre las que se volcó una virulenta y feroz, por inaudita, represión que acabó desmantelándolas a base de detenciones masivas, torturas y asesinatos. Mientras tanto, los adalides de la Guerra Popular, el MAI, jugaban a los comunistas en el PCPE. Y nosotros, los comunistas, juzgamos a las organizaciones, como a cualquiera, por sus acciones, no por sus palabras ni la ornamenta que se coloquen.

    leooonidas
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 851
    Reputación : 1084
    Fecha de inscripción : 12/08/2010
    Edad : 30

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por leooonidas el Vie Dic 30, 2011 1:16 am

    En realidad esta repuesta camaradaallende esta lleno de bilis contra tachanka que de argumentación que explique sus posición de ustedes sobre el PCEr.

    Todos los intentos sinceros del PCEr por llevar a su liberacion del pueblo eapañol se ve ensombrecida por estos argumentos que nada tienen que aportar. Aca no se trata de destruir a Tachanka con epitetos a su persona sino a sus argumentos y ya que dicen ustedes que el PCEr su táctica fue correcta demuestrenlo, yo no hablo de la estrategia porque la estrategia de la guerra popular es clara, sin ambiguedades y el que en nombre de la aplicación creadora lo deforme dice mucho de si.

    Pasando algunos puntos de tu respuesta que nada aporta solo me voy a centrar en algunas cosas que ustedes no entienden o sino tratan de justificar ilusamente.

    Sin embargo, resulta innegable que, cada uno de sus ponzoñosos anatemas hacia quienes llevan décadas enfrentándose con las armas en la mano a la oligarquía financiera y su Estado fascista, por saltarse el recetario esquemático erigido en sacrosanto por los falsos acólitos de Mao

    Si te refieres con esto a las etapas universales de la guerra popular prolongada pues podemos concluir que los que elaboran esta respuessta no entienden ni siquiere el ABC de la guerra popular. Creer simplemente que de una etapa de defensiva y luego pasar a una insurrección sin haber logrado previamente el equilibrio estrategico y posteror la ofensiva estrategica van a lograr la toma del poder eso si que es un absurdo sin sentido que ni Lenin hizo cuando dirigio a los bolcheviques.

    Todo proceso de guerra popular prolongada se desarrolla en tres etapas: defensiva estrategica, equilibrio estrategico y ofensiva estrategica y es en esta etapa donde se va generando los germenes de la insurrección para la conquista del poder. Cada etapa es un nuevo avance de las fuerzas revolucionarias.

    como buen dogmático que se ha aprendido de memoria las peregrinas deformaciones del pensamiento de Mao de los grupúsculos maoístas

    Al final es lo mismo de siempre el revisionismo, pone por delante su careta de no dogmatico para despotricar contra lo que es su enemigo principal y en este sueltan toda su bilis contra el maoismo y por ende contra todo el acervo del marxismo.

    Estos ilusos defensores del no dogmatismo son el el fondo acerrimos revisionistas que tras la careta de aplicar creadoramente el marxismo en realidad la deforman un ejemplo de ello es la estrategia de la guerra popular, estos practicamente la han vacian de su contenido para que sirva a sus intereses que nada tienen que ver con liberar al pueblo español. Pero esta posicion es de los que escriben esta respuesta porque si vamos al analisis concreto tenemos que hacer una evaluacion de lo que hizo el PCEr y no de lo que otros con su bilis antimaoista despotrican.


    RDC
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2541
    Reputación : 3027
    Fecha de inscripción : 19/08/2009
    Edad : 24
    Localización : Galicia

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por RDC el Vie Dic 30, 2011 11:52 am

    De acuerdo con leoonidas. Es lo que tiene no por defender que los GRAPO desarrollasen Guerra Popular y entonces escriben una respuesta llena de palabras altisonanates para atacar al forero Tachanka, al MAI y a las organizaciones y partidos MLM. Que por cierto para acusar a otros (en este caso al MAI) de "cibercomunistas" bien que le dedicáis tiempo y espacio a escribir una respuesta a un comentario de un foro de internet... Tampoco podía faltar la típica acusación de trabajar para el Ministerio de Interior... Cuando no se tienen argumentos se tienen que recurrir a este tipo de cosas.

    El PCE(r) y los GRAPO no desarrollaron Guerra Popular Prolongada por varias razones:

    - No crearon los tres instrumentos para la revolución (Partido, Ejército y Frente), pese a que sus defensores pretendan decir lo contrario. El PCE(r) nunca fue un PC reconstituido pese a su nombre, para ello es necesario la fusión del socialismo científico con el movimiento obrero. Respecto a lo primero, el PCE(r) no se guía por el socialismo científico ya que defiende una etapa intermedia entre el imperialismo y el socialismo (lo que ellos llaman República Popular), considera al Estado español actual como un régimen fascista y defiende como estrategia el terrorismo individual (disfrazado de GPP, eso sí). Respecto a lo segundo, el PCE(r) jamás tuvo influencia sobre las masas proletarias con excepción de determinadas zonas del Estado español en los años 70 por lo tanto aunque se ponga de ejemplos algunos de estos casos no quiere decir que el PCE(r) se ganase a la vanguardia práctica ya que la inmensa mayoría (por no decir la totalidad) de los movimientos de resistencia de masas desde aquella hasta la actualidad se realizaron al margen del PCE(r), el cual no tenía ninguna influencia sobre ellos. Los GRAPO nunca fueron un Ejército popular (o mejor dicho proletario en el caso del Estado español) sino que ellos mismos decían que eran "el germen del futuro Ejército popular", los que empuñaban las armas en los GRAPO eran una ínfima parte de la vanguardia proletaria (seguramente la más heroica) pero no eran las masas proletarias. Y el Frente, para el cual es necesario el Nuevo Poder, simplemente nunca se creó nada parecido.

    - El PCE(r) jamás dirigió a los GRAPO, esto lo reconocen ellos mismos diciendo que no existían vínculos entre las de dos organizaciones más que de apoyo, simpatía o de aconsejar. En la Guerra Popular el Partido Comunista dirige el Ejército proletario, el cual es un organismo generado por el primero.

    - El PCE(r) y los GRAPO hacen una burda "adaptación" de la GPP a los países imperialistas y para ello tergiversan por completo las fases de la GPP. Esta "adaptación", en vez de tener tres fases (defensiva, equilibrio y ofensiva), tiene dos (defensiva e insurrección). Esta "adaptación" no es tal sino que es una tergiversación para así poder amoldar su práctica a la teoría. Defender que la GPP en el Estado español tiene dos fases les permite tener una justificación teórica a su práctica, así en la defensiva estratégica les permite defender el terrorismo individual como lucha de resistencia para mediante la propaganda armada poder ganar a las masas proletarias para la revolución y de este modo pasar a la insurrección y también les permite "superar" la contradicción de desarrollar una supuesta GPP sin la creación del Nuevo Poder, lo cual es lo fundamental de la GPP. Esto que defienden nada tiene que ver con un balance y estudio de las experiencias de la Revolución Proletaria Mundial, ya que estas nos muestran que las únicas revoluciones que conquistaron el poder político pasaron por las tres fases y previamente a la insurrección ya existía el Nuevo Poder. Esta teoría de la "Guerra Popular" que defienden es una teoría mecanicista que presupone sin tener ninguna experiencia práctica que lo demuestre que las masas proletarias (o populares en su caso, debido al tipo de revolución que defienden) se suman a la revolución mediante la propaganda armada, es decir, pretenden elevar la conciencia de las amplias masas mediante el terrorismo individual, lo cual en realidad produce el efecto contrario.

    - El PCE(r) y los GRAPO defienden una Guerra Popular sin la construcción del Nuevo Poder, lo que equivale a defender una Guerra Popular sin las masas. Pero la GPP es una guerra revolucionaria de masas y la única forma posible de ganar a las masas para la revolución es mediante la confrontación de las dos dictaduras, de la dictadura de la burguesía frente a la dictadura del proletariado, lo cual solo se puede llevar a cabo mediante la creación de los organismos del Poder político del proletariado, de los Soviets. La experiencia de la RPM nos muestra que solo mediante la creación del Nuevo Poder se puede conquistar a las amplias masas para la revolución, esto fue lo que ocurrió en Rusia, en China, en Vietnam, en Nepal, etc. La estrategia de la insurrección proletaria sin la creación del Nuevo Poder proletario previamente ya demostró su fracaso histórico en Alemania, Hungría, Bulgaria, China, etc. Aunque el PCE(r) no se tendrá que preocupar de ello ya que es imposible conquistar a las masas para la insurrección mediante el terrorismo individual. La supuesta imposibilidad de la creación del Nuevo Poder proletario que alegan el PCE(r) y los GRAPO es falsa, ya que existen experiencias de vacíos de poder en países imperialistas: Irlanda del Norte durante los troubles, la revuelta en Los Angeles en 1992, Francia durante las revueltas en las banlieues, Grecia durante las revueltas por el asesinato de un joven anarquista a manos de la policía, la recientes revueltas en Londres y demás ciudades inglesas, etc. Todas estas revueltas que crean vacíos de poder tienen sus causas, eso ya lo sabemos, toda rebelión tiene alguna causa (la mayoría de las que yo menciono por la marginación de las masas más profundas del proletariado) pero estas experiencias lo que demuestran es la posibilidad de crear vacíos de poder en los países imperialistas. Si las masas más profundas del proletariado sin ninguna organización y de forma espontánea son capaces de crear vacíos de poder, un Partido Comunista desarrollando Guerra Popular sin ninguna duda que lo hará.

    Tachanka
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 392
    Reputación : 402
    Fecha de inscripción : 24/10/2011

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por Tachanka el Vie Dic 30, 2011 2:14 pm

    No iba a responder, porque la verdad, no me ha gustado ni la relevancia que le ha dado a un debate en un foro (poniendo su respuesta como artículo, ya veo que sí que está orgulloso de la misma) ni el tono de la respuesta. Pero mire, si los camaradas leooonidas y RDC responder, no voy a ser menos, ya que soy el implicado. Dice el camaradaallende (al cual no considero mi camarada) e insiste el anónimo que "(como sus compañeros del MAI, aunque intentes desmarcarte de ellos [por algo será])". Le voy a dar una razón por la que niego mi pertenencia al MAI; porque no pertenezco al MAI. ¿Le parece convincente? Nunca he negado que sean un referente ideológico, pero no puedo decir hablar en nombre del MAI porque no pertenezco al mismo. ¿A ustedes les parecería bien que alguien que no pertenece a su organización dijese hablar por la misma? Estoy seguro de que al MAI tampoco. Así que no es vergüenza ni nada por el estilo, ya que considero al MAI uno de los grupos, por minoritario que sea, más avanzados ideológicamente hablando del Estado español.

    Respecto al resto de su mensaje, solo me quedo con que usted mismo reconoce que no hacen GPP. No es dogmatismo, no es "teorización"... Es evidente que no se puede desguazar así una estrategia revolucionaria de aplicación universal como la GPP, la enunciase Mao o quien fuera, y es evidente que una vez desguazada no se puede llamar a eso GPP. El valor de la GPP no es quien la enunció; es que es válida (y diría cierta), y así se ha demostrado multiples veces. Ya se que para usted, allí donde se ha demostrado, siempre había "condicionantes particulares", o sino los considera casos "exóticos". Que poco respeto para los camaradas que se han dejado la vida en las GPP de medio mundo... Pero por muy "exóticos" que sean, el proletariado internacional debe aprender de aquellos lugares en los que llevó a cabo su revolución con éxito, estén donde estén, y sacar las conclusiones válidas.

    Cuando dije que ustedes reprodujeron mecánicamente la práctica de las Brigadas Rojas, no me refería al partido militarizado u otras disquisiciones (aunque parten del mismo error con desarrollos distintos, pretender crear el partido desde las armas), sino a su práctica, a sus acciones. Si lo vemos desde ese punto de vista; ¿en qué se diferencian las acciones de las BR y las del GRAPO? Son el mismo tipo de terrorismo individualista, con las mismas limitaciones; la propaganda armada. Y ninguno de los dos pudo salir de ahí; es un callejón sin salida en el que a veces se mete una fracción de la vanguardia al no poder dar salida teórica a sus contradicciones. Que por cierto, decidase, soy un teoricista alejado de la realidad, un intelectualillo filosófico que no sale del idealismo teorico, o un empiricista y mecanicista de la peor calañá. O una cosa u otra, las dos no puedo ser a la vez...

    Entre la bilis de su comentario, además, me parece sacar alguna lindeza como la descalificación del otro por ser "universitario". Espero que sepa y conozca que la mayoría de los grandes pensadores del marxismo-leninismo tenían estudios universitarios, desde el Presidente Gonzalo, hasta Marx y Engels. Me parece de un obrerismo burdo y de facil consumo criticar a otro por tener dichos estudios, más cuando los utiliza en pro del proletariado. También hace insinuaciones sobre si soy un fichaje del Ministerio que se contradicen con el resto de acusaciones que hace sobre mi persona; supongo que realmente no lo piensa, sino que mecánicamente acusa a cualquier "contrincante" ideológico de ello. Porque si lo pensara, usted solo demuestra estar fuera de la realidad.

    Y ante los casos que le pongo que evidencian que las zonas liberadas son posibles, que es posible implicar a las masas en la GPP, usted saca con las "particularidades" de dichos casos. ¡¿Y qué país no tiene particularidades?! ¡Que situación revolucionaria es de libro y solo necesita de un manual para actuar sobre la misma correctamente?! ¿Acaso desconoce que una vez reconstituida la vanguardia en su Partido, tarea de la vanguardia es establecer un programa revolucionario (un "Qué hacer") que se adapte a las particularidades de dicho estado, que encuentre las contradicciones entre clases, la forma de implicar a las masas??? Pero claro, ustedes se salteron esa parte, la de la reconstitución del partido, y en vez de ello, cual conspiracionistas de cículo liberal del siglo pasado, se conformaron con juntarse una camarilla aislada en el exilio (tengo entendido que había varios guervaristas en ella, eso explicaría muchas cosas) y llamar a eso Partido Comunista, fusión de masas y vanguardia, pero sin la vanguardia práctica, sin gran parte de la vanguardia ideológica, y desde luego, sin las masas. ¿Y luego los mecanicistas somos los otros?

    Y ahora, la parte que quería guardarme de la respuesta; y es la referencia constante a sus muertos, sus encarcelados, y sus represaliados (que lo serán del proletariado, no suyos en propiedad, y que en todo caso, no son un argumento). Entiendo que dichas referencias sean constantes en un debate, pues son de las pocas razones que les quedan para continuar existiendo como organización. Dificilmente puede hacer referencia a sus éxitos, aciertos o victorias, porque la historia, siempre inmisericorde, ha demostrado que no tuvieron de esos. Así que solo le quedan los mártires... El propio hecho de que las "zonas liberadas" estén dentro de las cárceles, podría ser una parodia de su fracaso de no ser porque no deja de ser un drama. Es lo que sucede con la lucha de la vanguardia aislada. Pero ese es un error comprensible en los 70; la influencia foquista de la época, la moda "terrorista individual" cual Carlos en occidente, todo ello tenía una connotación romántica que llevó a muchos comunistas convencidos a, por reproducción e imitación, lanzarse al barranco sin plantearse si quiera si era necesario construir un puente hacia el otro lado. Y lo hicieron; puede que el resultado de saltar po un precipicio se pudiera conocer antes, pero aún así, en la época es comprensible que lo hicieran. Y pasó lo que solo podía pasar; el que salta un precipicio termina descalabrado en lo más profundo del mismo. Pero en vez de aprender de su experiencia, en vez de asumir su error, y he aquí cuando pasan de comunistas consecuentes, a convertirse en una desviación perjudicial para el MC en el Estado Español, ustedes, agonizantes, desde el fondo del barranco, siguen llamando a las nuevas generaciones de comunistas, jóvenes sin formación ideológica ni experiencia, a saltar con ellos. Y el argumento es el más útil a la hora de influir sobre jóvenes con más testosterona que conocimientos marxistas; "¿a que no hay huevos?", "¿a que no tenéis cojones de "actuar según creeis"?. Y así llevan varias generaciones sacrificando a los que podían ser buenos comunistas, arrastrándolos con sus cantos de sirena al barranco al que nunca se debió saltar. Y el resultado es más fracasos, más represión, más carcel y muertos; no puede ser otro, y ustedes lo saben bien.

    Pero no contentos con ello, ante aquellos comunistas que en vez de simplemente quedarse en la primera orilla como hacen muchos conformistas, empiezan a trazar los planos para construir el puente necesario para llegar a la otra orilla, para asaltar el Estado (es decir, a reconstituir el Partido Comunista); ustedes con sus últimas fuerzas gritan indignados y llenos de odio y rabia, les dicen que lo suyo es palabrería, que para demostrar a los r que se equivocan, que para demostrar que el camino no es saltar por el barranco sino construir un puente por el que crucen todas las masas, lo que deben hacer es saltar con ellos, es lanzarse al barranco y dejarse de puentes y zarandajas. Todo son llamamientos a la hombría, al valor irracional, al sacrificio cuasicristiano. Pues lo siento, amigo, pero comprenderá que yo al menos, no voy a saltar a ese barranco, porque los comunistas tenemos una responsabilidad para con el proletariado, y es llevarle a su revolución. Pobre favor le haríamos, pobre servicio sería para el proletariado que saltásemos al barranco, en vez de construir el puente por el que crucen las masas. A veces, parece más facil a simple vista dejarse llevar por las testosterona, que dedicarse a la ardua y poco alentadora misión de la reconstitución de la vanguardia ideológica como paso previo a la reconstitución del Partido Comunista. Pero ustedes son tercos; no pueden admitir la futilidad de su lucha después de tantos muertos, no puede admitir sus errores, y ahí siguen, cada vez más profundo, cada vez su voz agonizante sonando con más rabia, y por suerte, cada vez son menos los jóvenes llenos de buenas intenciones que se dejan arrastrar al fondo del pozo. ¿Y cual es su argumento? Pues solo ese; que ustedes están en el fondo del pozo y agonizantes, que ustedes se atrevieron a saltar, y el resto seguimos arriba... Pobre argumento es ese a todas luces, ya que si alguna experiencia debe extraer el proletariado de su lucha, es que el barranco no se cruza saltando.
    Yo les invito a salir del mismo, a reconocer sus errores y empezar de nuevo. Por desgracia, estoy seguro de que no lo harán, y que ahí seguirán hasta que la historia sentencia su completa desaparición.







    Última edición por Tachanka el Lun Feb 27, 2012 12:23 am, editado 3 veces

    Estadulho
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1069
    Reputación : 1329
    Fecha de inscripción : 23/09/2009

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por Estadulho el Vie Dic 30, 2011 9:15 pm

    PCPEVilagarcía escribió:
    Y lo mismo te digo, PCPEVilagarcía, vaya aporte constructivo.

    Camarada, tu aporte tambien es constructivo, porque no señalas en donde mi comentario no es constructivo.

    Quieres algo más constructivo? Aquí en mi nación, Galiza, el referente no es el maoísmo, si no el marxismo leninismo. En lo que llevamos de Partido desde que Collazo dejo su asiento, hemos crecido en calidad y cantidad. Tenemos células asentadas en Vigo, Vilagarcía, Santiago, Ferrol ... , además de simpatizantes por todo el territorio. Sin embargo, CLP Manolo Bello son 3 (a los que tenemos respeto, e incluso simpatía) y el trabajo que hacen es limitado. Nos apoyan otros colectivos como Forxa, con los cuales tenemos una relación más que amistosa, o camaradas del PCE M-L aqui en mi ciudad. Esta es la realidad, a quien le guste bien, y a quien no, tambien.

    Salud camarada!


    En tu nación hay maoistas como en todas partes, y por cierto, son más numerosos (lamentablemente) en las manifestaciones que todos esos que nombras juntos, hablo de la UCE.
    No discutiré de si habéis crecido o no, pero lo cierto es que no existe ni una sola sede del PCPE en Galicia, al menos no las había hasta hace unas semanas atrás.
    Y por supuesto no hay ningún militante, ni siquiera simpatizante del PCE(m.l.) en Vilagarcia y muchisimo menos simpatizando con estas tus posturas.Así que deja de decir mentiras y desprestigiar a otras formaciones.
    Hala, seguid discutiendo que está muy interesante el hilo.

    m-l Power
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 705
    Reputación : 902
    Fecha de inscripción : 08/04/2010

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por m-l Power el Vie Dic 30, 2011 10:00 pm

    En tu nación hay maoistas como en todas partes, y por cierto, son más numerosos (lamentablemente) en las manifestaciones que todos esos que nombras juntos, hablo de la UCE.

    Si la UCE es maoísta el PSOE es m-l.

    Manifiesto
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1809
    Reputación : 2209
    Fecha de inscripción : 12/07/2010
    Localización : Galiza

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por Manifiesto el Vie Dic 30, 2011 10:49 pm

    m-l Power escribió:
    En tu nación hay maoistas como en todas partes, y por cierto, son más numerosos (lamentablemente) en las manifestaciones que todos esos que nombras juntos, hablo de la UCE.

    Si la UCE es maoísta el PSOE es m-l.
    Aquí le doy la razón a m-l Power, y Estadulho, tu también deberías hacerlo si te consideras marxista. Ellos pueden decir misa, nosotros los examinaremos por su praxis, no conozco su programa pero su práctica no es comunista, ni de lejos.

    No podemos aislarnos de la práctica, y esta nos dice que no son moistas, por lo tanto su praxis no existe, no tienen la teoría y la práctica unidas, al menos, en torno al maoismo.

    camaradaallende
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 209
    Reputación : 334
    Fecha de inscripción : 18/04/2011

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por camaradaallende el Sáb Dic 31, 2011 2:06 pm

    Nueva réplica, esta vez a RDC:
     
    Como para ofrecer una prueba fehaciente y expresiva del esquematismo que corroe al dogmatismo de los falsos maoístas, el camarada RDC, al cual, tras leer algunas de sus intervenciones e historial en varios foros, consideraba más inteligente y respetuoso para con los que luchan bajo las más arduas y duras condiciones, recita el compendio de lugares comunes, trivialidades y enfoques abstractos y vacuos que son característica definitoria de los más recalcitrantes deformadores de las aportaciones universales de Mao a la doctrina científica del proletariado. Toda una retahíla de verdades a medias, francas tergiversaciones y omisiones de aspectos cardinales de las concepciones y experiencias revolucionarias del erre y los G que, quiero pensar, responden a una apenas velada ignorancia sobre el tema en cuestión. No creo que resulte necesario recordar aquel apotegma de Mao sobre los que hablan sin haber estudiado profunda, pormenorizada y científicamente cualquier cosa y fenómeno. Sigamos el esquema que el camarada RDC ha redactado y de las nociones del concepto de Guerra Popular que de él se desprenden que, como cualquiera puede observar, se reducen a una extrapolación mecánica de la experiencia revolucionaria china, un enfoque abstracto para el cual, efectivamente, el camino de vuelta a lo concreto pasa por un gigantesco precipicio, precipicio insuperable si no se aplica de forma creadora a las condiciones específicas, particulares de cada país, lo cual implica el abandono de determinadas absolutizaciones arbitrarias que no son más que una mala copia de las experiencias de otros países.
     
    En el comentario anterior, ya he descrito los rasgos generales de la reconstrucción del Partido. Como ya he explicado, en la etapa preparatoria a su reconstrucción, lo principal es el estudio crítico y asimilación de las experiencias del MCI, de la lucha contra el revisionismo contemporáneo así como del estudio serio, científico de las condiciones específicas en las que se desenvuelve la lucha de clases en el país, las formas concretas que adopta la dominación de clase de la burguesía, etc. para la elaboración, estrechamente ligada a la práctica y el contacto con las masas, de una línea, un programa y una estrategia justas, que apliquen de forma creadora los principios universales del m-l a las realidad específica de cada país. Esa fue la tarea que se impusieron muchos militantes comunistas tras la usurpación y liquidación de la vanguardia comunista por parte de Carrillo y sus secuaces, que se organizaron en la OMLE, en el exilio, en 1968. Por supuesto, en un principio no dejaba de ser un club abigarrado por su composición, difuso en cuanto a concepciones e ideas y puramente artesanal en su forma y métodos de trabajo. Sin embargo, había un aspecto que los diferenciaba del resto de grupúsculos izquierdistas que pululaban por aquellos años de disgregación del movimiento comunista y que acabaron vendiéndose barato durante la maniobra reformista del régimen fascista: mientras que estos grupitos, nada más formarse, se erigían y autoproclamaban vanguardia y afirmaban, en dos días, haber reconstituido el PCE, en la mayoría de los casos bajo programas que era una burda y pueril copia de la revolución china, la OMLE declaraba que el proceso de preparación y maduración suficiente para la reconstrucción del Partido, el cumplimiento de las tareas ideológicas, políticas, orgánicas, etc. que le sirven de premisa, sería un proceso largo, para el cual era necesario el debate, el esclarecimiento ideológico y político, la acumulación de experiencias y bagaje. Precisamente, criticaba la OMLE, embrión del erre, todas esos infundios y deformaciones que ahora, los que mantienen las mismas posturas que los izquierdistas de entonces, atribuyen al erre. Algunos, para tapar sus vergüenzas, para que su palabrería huera resuene más allá de las cuatro paredes de su habitación, se sirven de la calumnia y el engaño hacia quienes someten su línea y estrategia al fragor del fuego cruzado de la lucha de clases. Sólo cuando se dieron las condiciones, cuando se echaron fuertes raíces entre los elementos más avanzados de las masas, se estuvo preparado para la elaboración de un programa, una línea y una estrategia para éstas y una solidez orgánica y fortalecimiento del aparato de dirección como para encabezar y dirigir políticamente sus luchas, sólo en ese momento, la OMLE tomó la trascendental decisión de la reconstitución del PCE. Reconstitución que, pese al cuadro abstracto, pintado sobre el vacío con el pincel del escolasticismo que nos ofrecen algunos, se llevó a cabo en un contexto de radicalización de las luchas de las masas obreras y populares, en el que se desarrollaba un movimiento huelguístico de tipo revolucionario, en el que las luchas económicas se transformaban en auténticas batallas políticas y en las que el régimen, en un atolladero, sacaba a los perros de presa mientras integraba a los revisionistas de todo pelaje, incluidos aquellos furibundos y domesticables maoístas a los que combatió la OMLE. En esas condiciones tan difíciles, ante las tareas tan ineludibles como enormes, habían dos opciones: esconder la cabeza cual avestruz, mantenerse al margen de la lucha espontánea de las masas y desperdiciar una oportunidad única de derrocar al odiado régimen de terror de los grandes monopolistas, como algunos siguen haciendo hoy desde sus torres de marfil, como para demostrar su envidiable pureza frente a los que se ensucian en el pantano que hay entre el precipicio y la meta final; o, por el contrario, asumir la enorme responsabilidad que les correspondía como comunistas organizados, poniéndose al frente de las más elevadas luchas de la época, pese a la juventud e inexperiencia del Partido. Ni la coyuntura ni la correlación de fuerzas eran favorables en esos momentos para el Partido, y los golpes represivos del Estado fascista que, con la inestimable colaboración de los revisionistas, se centraron en su liquidación, fueron muy duros. Pero eso no más que una parte, un análisis parcial y unilateral. El erre cumplió con sus obligaciones y tareas como vanguardia del proletariado revolucionario, denunció la maniobra de la oligarquía financiera y se puso a la cabeza, con un programa y una línea política justas, de la lucha de las masas obreras y populares; es decir, conquistó la vanguardia práctica, al menos entre los sectores más avanzados de las masas y sólo la represión más feroz y la labor canallesca y de zapa de los revisionistas y demás colaboracionistas han conseguido, temporalmente y tras muchos años, han conseguido debilitarlo y aislarlo de las masas. Todos esos factores, la juventud y relativa debilidad del Partido cuando tuvo que asumir tan vastas e importantes tareas, la represión salvaje y la influencia entre las masas del reformismo y el revisionismo son los esenciales a la hora de estudiar y asimilar la experiencia política y de comprender las causas de la actual situación del erre, aspectos de carácter secundario que están vinculados a cuestiones de carácter coyuntural, táctico, de correlación de fuerzas desfavorable.
     
    Evidentemente, resulta más sencillo, cómodo y gratificante para las ínfulas endogámicas de los falsos maoístas el recurso de la crítica estereotipada, que suplanta el estudio concreto de la situación concreta por etiquetas apriorísticas y fórmulas abstractas que no tienen más que ser aprendidas de memoria para devenir en panaceas que, con sólo recitarlas, harán repicar las campanas mortuorias del funeral del imperialismo. Por eso en sus peroratas disfrazadas de análisis y sus calumnias ornamentas de críticas nunca se sabe si están hablando sobre Perú, Bangladesh o Alemania, porque todas sus lecturas son igual de vagas y genéricas. Debido a ello, se afirman necedades de portentoso calibre, como que el erre jamás se dotó de los sempiternos tres instrumentos. No sólo es falso, sino que bastaba con leer mi anterior réplica con mayor detenimiento y capacidad de comprensión para evitar caer en el más espantoso de los ridículos. Sólo compensa por la sonrisa sardónica que habrá hecho esbozar semejante bobada en todo aquel obrero y comunista que conozca un poquito el tema que estamos tratando. El erre, casi paralelamente a su fundación, genera el instrumento militar de la revolución, el cual lleva a cabo una intensa actividad armada durante aquellos años. Poco después, en 1976, y sin perder de vista los fundamentales aspectos internos, lanza la consigna ir a las masas y, a la vez, genera toda una serie de organizaciones democrático-revolucionarias, abiertas y de masas que son las que forman parte integrante del Movimiento Político de Resistencia, movimiento cuya vanguardia y fuerza principal es el Partido; de qué estamos hablando, pues, si no es de los tres instrumentos? Resulta evidente, para cualquiera que no esté cegado por el odio cerval hacia los auténticos comunistas, los que saltan el precipicio que algunos erigen entre la teoría y la práctica.
     
     
    - Tras leer el segundo punto del carcomido esquema del camarada RDC, uno llega a la conclusión de que ni siquiera se ha molestado en leer el programa del erre, lo cual resulta bien ilustrativo del estilo de trabajo y el valor de las críticas que realizan los sacerdotes, los sumos guardianes del maoísmo. Tiro de archivo, y encuentro el punto 5.5 del programa del erre, que lleva por título “Asegurar la dirección política del movimiento guerrillero” en el que leo: “Los comunistas debemos procurar dirigir todas las formas de lucha del proletariado y otros sectores del pueblo. Entre estas variadas formas destaca la lucha armada guerrillera. El Partido tiene que hacer todos los sacrificios que sean necesarios para sostener a la guerrilla, procurarle el apoyo de las masas y asegurar su dirección[...]Por otra parte, es necesario mantener una estricta separación orgánica entre el Partido y la guerrilla. El movimiento de resistencia y el propio Partido Comunista tienen múltiples tareas que cumplir que no encajan, de ningún modo, dentro de las rigideces de un ejército o movimiento militarizado. Las luchas de las amplias masas de obreros y trabajadores necesitan de la dirección política del Partido Comunista. Este da cauce a su ardor y determinación revolucionarios, sintetizando las experiencias de sus luchas y extendiéndolas. El Partido, como destacamento de vanguardia y núcleo dirigente del proletariado, es quien está mejor preparado para llevar a buen término las tareas de tipo fundamentalmente político, y es obligación suya hacerlo. En caso contrario, el movimiento de las amplias masas sería fácilmente desorientado y dividido y caería en la desmoralización. El Partido asegura al mismo tiempo la conexión entre la guerrilla y el movimiento político de las amplias masas. El establecimiento de estos lazos permite al Partido dar continuidad a la actividad guerrillera, promoviendo la incorporación de la juventud antifascista a sus filas y nutriéndolas de comunistas experimentados y firmes.
    Por su parte, los miembros del Partido que desarrollan su actividad en las organizaciones guerrilleras defienden dentro de ellas las posiciones consecuentemente democráticas y revolucionarias del proletariado, ateniéndose al carácter popular de estas organizaciones y dando ejemplo de entrega y arrojo. La presencia de los comunistas en la guerrilla y su labor política e ideológica fortalecen la unidad interna y la disciplina de la organización militar, la dotan de una alta moral de combate y de una amplia perspectiva; al mismo tiempo garantizan el acierto de sus acciones, así como la elección del mejor momento para realizarlas y los medios justos para alcanzar los objetivos

     
    Invito a todos los lectores a volver a leer lo que afirma el camarada RDC al respecto. Cómo es posible que personas autoproclamadas comunistas sean capaces de lanzar juicios y veredictos sobre un Partido del cual desconocen incluso su programa? Cómo vamos a tomar en serio a personas que son incapaces de pensar y asimilar algo más allá de fórmulas abstractas situadas en el vacío, al margen del desarrollo real de la lucha de clases? Los estrechos márgenes intelectuales en los que se desenvuelve el dogmatismo maoísta les conduce a anatemizar y difamar la experiencia revolucionaria político-militar de aquellos comunistas que son capaces de aplicar de forma creadora las enseñanzas universales del m-l en base a sus propias experiencias y participación en las formas más elevadas de la lucha de clases en sus respectivos países; el subjetivismo y el esquematismo que impregnan las vacuas generalidades de los teoricistas de la Guerra Popular, contrasta con aquellos que parten de la realidad, de las condiciones y desarrollo objetivo, real de la lucha de clases y de la propia experiencia político-militar, con sus aciertos y errores. Sólo sobre esa base se puede generalizar y forjar una estrategia de Guerra Popular que se ajuste a las condiciones particulares de cada país. De la misma forma que para los idealistas el fruto real es un producto discursivo del fruto conceptual, para los falsos maoístas las diversas guerras populares no son más que proyección de una abstracción, la Guerra Popular como categoría, cuyo prototipo absoluto es la forma que esta tomo en la revolución china. Huelga decir que, para semejantes elementos, cualquier aplicación creadora y enriquecimiento de aquella a través de la praxis revolucionaria será una “burda adaptación”, una herética abjuración.
     
     
    El tercer y cuarto punto con los que el camarada RDC cree apuntalar su demostración de que el erre no ha dirigido nunca una Guerra Popular y con la que pretende liquidar una línea político-militar que lleva más de 30 años en la brecha, no son más que una insípida y trivial exposición de lo que escribió Mao hace unas cuantas décadas para un país semicolonial y semifeudal como era China. Tras toda esa autocomplaciente retórica pétrea y dogmática, suele refugiarse el oportunismo más abyecto y la claudicación más insidiosa, como muestran los ejemplos de Guzmán en Perú y Prachanda en Nepal. Como resulta obvio, es mucho más cómodo y sencillo repetir como buenos corifeos, letra por letra, lo que escribió Mao que estudiar las condiciones concretas de cada país y la adquisición de nuevos conocimientos sobre la sólida base de la experiencia político-militar ante la tareas que impone la lucha de clases, camino que siguió el erre para elaborar la estrategia y táctica de la revolución socialista en el Estado español, estrategia que fue ya definida, a grandes rasgos, en 1977, no siendo un remiendo ulterior para ninguna justificación teórica de la práctica revolucionaria del erre y los G, como maliciosamente insinúa RDC. En las condiciones del Estado español, con una base económica de capitalismo monopolista de Estado, con una forma fascista de dominación, de composición preponderantemente urbana, en el que el proletariado industrial es tanto la fuerza dirigente como el principal cuerpo social de la revolución y en virtud del propio caudal de experiencias y formas que ha adoptado la lucha de clases las leyes objetivas de la guerra revolucionaria adoptan una forma peculiar y acorde a las particularidades de la lucha de clases en el Estado español, que, en base al estudio, partiendo de la realidad objetiva y participando activamente en las formas más elevadas de la lucha de clases, fueron descubiertas, puestas al desnudo por el erre y generalizadas y asimiladas desde una perspectiva científica, proletaria en una determinada línea política y estrategia que refleja fidedignamente los rasgos generales de la revolución y aplica de forma creadora la Guerra Popular a la realidad de la lucha de clases en el Estado español. Podemos comprobar como para una auténtica vanguardia comunista, para alguien que se toma en serio la organización de la revolución el discernimiento de lo correcto y lo erróneo, lo universal y lo particular y la elaboración de una línea y estrategia justas es un proceso complejísimo, arduo y que no se puede desligar de la praxis, de la experiencia revolucionaria. Es el auténtico abismo que separa a los científicos de la revolución de los alquimistas con sus recetas esquemáticas y abstractas, válidas tanto para China en las décadas de los 30 y 40 como para Noruega actualmente.
    La revolución socialista en el Estado español, a través de la estrategia de Guerra Popular Prolongada, pasará inevitablemente por dos etapas definidas y diferenciadas, lo que no excluye la sucesión de diversos períodos intermedios entre ambas, fruto de la correlación de fuerzas, la coyuntura, etc. Actualmente nos hayamos en la etapa defensiva estratégica, que adopta la forma de guerra de guerrillas urbana, en la que pequeños destacamentos armados, formados por los elementos más conscientes de las masas y dirigidos políticamente por el Partido, llevan a cabo audaces, inesperadas y repentinas acciones militares contra el régimen fascista de los grandes monopolios, es decir, desde una perspectiva táctica ofensiva, lo que debilita, golpea al Estado, educa a las masas en la violencia revolucionaria y encuadra militarmente a los mejores hijos de la clase obrera, protege a esta de la represión y allana el terreno a sus luchas. Esta actividad militar no sólo no suplanta al movimiento de masas, ni se desliga de él, sino que complementa y se retroalimenta con ese movimiento y con todas las nuevas formas de lucha independientes, radicalizadas y al margen de la legalidad fascista que se han ido destacando en las últimas décadas. De esa forma, esa combinación de formas de lucha, dirigidas políticamente por un destacamento de vanguardia comunista con una estrategia bien definida, una línea política justa y templado al calor de la lucha de clases, sirve para la acumulación de fuerzas y creación de las condiciones para la toma del poder. El propio desarrollo real, objetivo de la lucha de clases, así como las condiciones específicas del Estado español vuelven superfluas e inocuas para la acumulación de fuerzas la creación de zonas liberadas, por los motivos ya expuestos, lo que se consigue a través de las formas descritas. Y una vez se hayan creado esas condiciones a través de una prolongada, tenaz y durísima lucha, cuando el movimiento político de tipo revolucionario de las masas dirigidas por el Partido y la guerrilla acorralen a la oligarquía financiera y ambas, masas y guerrilla, confluyan convirtiendo a esta en un auténtico Ejército Popular, habrá llegado el momento de la insurrección, de la ofensiva estratégica, sin necesidad de pasar por una etapa de equilibrio estratégico que no se corresponde con la realidad objetiva, aunque los catequistas monten en cólera. Para cuando llegue esa etapa, mientras unos asumirán la titánica tarea de la construcción del Socialismo, otros seguirán con la reconstrucción del Partido y despotricando sobre la revolución porque no ha seguido las tres etapas que ellos se han empeñado en encorsetar a la realidad. Dejémosles que se entretengan, al fin y al cabo, son niños.

    RDC
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2541
    Reputación : 3027
    Fecha de inscripción : 19/08/2009
    Edad : 24
    Localización : Galicia

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por RDC el Sáb Dic 31, 2011 7:38 pm

    Primero decirle que yo si respeto a los revolucionarios que han luchado y luchan contra el imperialismo aunque su estrategia fuese errónea, pero lo que no voy a hacer es en función de ese respeto no criticar las desviaciones que hayan cometido en esa lucha ni criticar que se defienda como GPP una supuesta adaptación cuya similitud con la estrategia proletaria de la GPP es inexistente. Todo su comentario se reduce a acusarme de dogmático y de trasladar la experiencia de la Revolución China al Estado español lo cual es ya habitual en ustedes respecto a todos los que critican su burda manipulación de la GPP.

    En cuanto a la refutación de mi primer punto, únicamente se dedica a escribir la historia idealizada de la OMLE y de la creación del PCE(r), la cual no es necesaria que me cuente porque ya la he leído. No da ninguna prueba de la reconstitución del PC, para ello solo se escuda que entre la creación de la OMLE y del PCE(r) transcurren 7 años. Pero no menciona ninguna prueba de que se produjese la fusión entre el socialismo científico y el movimiento obrero lo cual produce la constitución del PC. Aunque esto es imposible ya que el PCE(r) no se guiaba por el socialismo científico sino que defendía posiciones revisionistas como una fase intermedia entre el imperialismo y el socialismo y como forma de lucha armada el terrorismo individual (ocultado tras la máscara de un supuesta GPP). Aparte de ello jamás se conquistó a la vanguardia práctica ya que las luchas de resistencia desde la transición hasta la actualidad no estuvieron dirigidas por el PCE(r). Por lo tanto por mucho que se empeñe en decir que sí se ganaron a los elementos más avanzados de las masas esto seguirá siendo falso, ya que esa vanguardia práctica que dirige las luchas de resistencia de las masas no formaba parte del PCE(r). Respecto a los instrumentos ya comenté en mi anterior comentario porque no se crearon: el PC no se creó porque el PCE(r) no eran un Partido Comunista ya que no era la fusión del socialismo científico (por defender posturas revisionistas) con el movimiento obrero (por no conquistar la vanguardia práctica lo cual es imprescindible para establecer los lazos de unión con las masas proletarias); los GRAPO no eran un Ejército Popular ya que no estaba formado por las masas sino que era un grupo reducido de la vanguardia proletaria aplicando la lucha armada por su cuenta y que se consideraba el germen de un futuro Ejército popular con lo cual ellos mismos no se consideraban Ejército y el Frente jamás se creó, las organizaciones que mencionas nada tienen que ver con el Frente además de que nunca fueron organizaciones de masas por mucho que usted así lo quiera hacer parecer.

    En cuanto al segundo punto, primero decirle que sí he leído el programa del PCE(r) y segundo es el mismo PCE(r) quien siempre ha dicho que ellos aconsejaban y apoyaban a los GRAPO pero que no los dirigían. Ese mismo punto del programa que citas habla de "procurar dirigir" y podría parecer a simpe vista que eso tendría algo que ver con la GPP pero no es así ya que en la GPP el Ejército es un organismo generado por Partido y está bajo la dirección efectiva de este, el cual no aspira a dirigir sino que dirige. En este tema la contradicción la tiene el PCE(r) el cual en su programa dice que es “el Partido quien dirige al fusil”, lo cual es correcto y está en plena consonancia con la estrategia de la GPP pero en otros documentos afirma lo anteriormente expuesto, es decir, que el PCE(r) no dirigía a los GRAPO sino que solo aconsejaba y apoyaba la lucha armada.

    En cuanto al tercer punto, decir que las tres fases (defensiva, equilibro y ofensiva) son una copia de la Revolución China es una burda manipulación ya que toda revolución que conquista el poder político atraviesa esas tres fases, incluida la Revolución Rusa. Además esto es lo fundamental de la estrategia de la GPP junto con la construcción del Nuevo Poder, que ustedes para variar también niegan (¿hay algo de la GPP que no nieguen?). La GPP es una guerra revolucionaria de masas donde estas participan de forma activa y esto solo puede darse mediante la creación del Nuevo Poder, como sucedió en Rusia, en China, etc. Todas las revoluciones proletarias que triunfaron existía el Nuevo Poder previamente a la ofensiva para la conquista del poder, lo cual es algo lógico ya que la revolución la realizan las masas y estas solo se decantan por la revolución mediante la confrontación de las dos dictaduras, de la dictadura de la burguesía contra la dictadura del proletariado, esto es lo que demuestra la experiencia de la Revolución Proletaria Mundial. Lo que no entiendo es porque denominan a algo que no tiene ninguna similitud con la estrategia de GPP de esta forma. Vamos es que cualquier parecido entre lo que ustedes defienden y la GPP es pura casualidad. Ustedes se escudan en la adaptación de la GPP a un país imperialista para negar todo lo esencial de esta: las tres fases y la creación del Nuevo Poder. Una GPP sin defensiva estratégica, equilibrio estratégico y ofensiva estratégico y sin Nuevo Poder simple y llanamente no es una Guerra Popular. Además de que las alegaciones que hacen para negar la posibilidad de la creación del Nuevo Poder en países imperialistas son falsas ya que incluso las masas proletarias sin organización ni dirección u organizaciones nacionalistas son capaces de crear zonas liberadas y por tanto el proletariado revolucionario también podría hacerlo y ocupar esos vacíos de poder para establecer el Nuevo Poder proletario. Como dije en el comentario anterior vuestra estrategia consiste en aplicar el terrorismo individual como forma para conquistar a las amplias masas para la insurrección, lo que es una visión totalmente mecanicista sin ninguna conexión con la realidad ya que no hay nada que indique que las masas se vayan a sumar a la revolución mediante atentados de la vanguardia sino que la práctica indica lo contrario, que estos atentados individuales generan rechazo en las masas. Aparte de que la insurrección sin Nuevo Poder ya demostró su fracaso histórico en los años 20 del siglo pasado en Hungría, Alemania, China, etc. La revolución no se hace por arriba sino por abajo mediante la creación de los órganos del Poder proletario, esto es la única forma de que la revolución la hagan las masas y por tanto de que conquisten el poder político. Vuestra "aplicación creadora de la GPP" consiste en defender viejos métodos de lucha fracasados encubriendolos de GPP.

    Lo de que "actualmente nos hayamos en la etapa defensiva estratégica..." sería cómico sino fuese porque hay gente pudriéndose en la cárcel. Ustedes llevan viviendo en un mundo irreal mucho tiempo, y lo peor es que no se dan cuenta de ello, y por eso no son capaces de aceptar su propia derrota. Derrota que estaba sellada de antemano cuando adoptaron como método de lucha armada el terrorismo individual y es que sin las masas proletarias todo intento revolucionario está condenado al fracaso, son las masas proletarias las que hacen la revolución y no la vanguardia desligada de estas. La práctica es el criterio de la verdad y esta ha demostrado que vuestra estrategia (esa que sigues defendiendo a capa y espada) es incorrecta, por tanto asumanlo de una vez.

    Con este comentario doy por zanjado el debate ya que ustedes van a seguir en sus trece, viviendo en una situación irreal y no van a reconocer su fracaso. Además de que no me apetece tener que estar repitiéndome constantemente.

    PCPEVilagarcía
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 40
    Reputación : 47
    Fecha de inscripción : 18/12/2011
    Localización : Vilagarcía

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por PCPEVilagarcía el Mar Ene 03, 2012 12:16 pm

    [quote]En tu nación hay maoistas como en todas partes, y por cierto, son más numerosos (lamentablemente) en las manifestaciones que todos esos que nombras juntos, hablo de la UCE.
    No discutiré de si habéis crecido o no, pero lo cierto es que no existe ni una sola sede del PCPE en Galicia, al menos no las había hasta hace unas semanas atrás.
    Y por supuesto no hay ningún militante, ni siquiera simpatizante del PCE(m.l.) en Vilagarcia y muchisimo menos simpatizando con estas tus posturas.Así que deja de decir mentiras y desprestigiar a otras formaciones.
    Hala, seguid discutiendo que está muy interesante el hilo.

    Lo primero, "camarada". UCE no es maoísta, a efectos hoy por hoy es un títere del estado para confundir al voto comunista. Así se analiza desde nuestros órganos de dirección, y así se vé en la práctica.

    Lo segundo, el que desprestigia y miente eres tú. Que no exista una sede no significa nada. Hay miles de sedes del BNG e IU (no tantas como las del BNG) por Galiza y ellos no están en contacto con la clase obrera ni luchan por la Revolución Socialista.

    Existe un núcleo cercano al PCE m-l en Vilagarcía (no tengo porque dar nombres en un foro, pero si quieres nombres, acercate a nuestro acto en Marzo en la cafetería Maty, plaza ravella, vilagarcía, a las 17:00, más información en este foro).

    Estadulho, me parece fenomenal que repliques los comentarios, pero con conocimiento de causa, por favor.


    Estadulho
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1069
    Reputación : 1329
    Fecha de inscripción : 23/09/2009

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por Estadulho el Mar Ene 03, 2012 1:16 pm

    Estadulho escribió:En tu nación hay maoistas como en todas partes, y por cierto, son más numerosos (lamentablemente) en las manifestaciones que todos esos que nombras juntos, hablo de la UCE.
    No discutiré de si habéis crecido o no, pero lo cierto es que no existe ni una sola sede del PCPE en Galicia, al menos no las había hasta hace unas semanas atrás.
    Y por supuesto no hay ningún militante, ni siquiera simpatizante del PCE(m.l.) en Vilagarcia y muchisimo menos simpatizando con estas tus posturas.Así que deja de decir mentiras y desprestigiar a otras formaciones.
    Hala, seguid discutiendo que está muy interesante el hilo.


    PCPEVilagarcía escribió:Lo primero, "camarada". UCE no es maoísta, a efectos hoy por hoy es un títere del estado para confundir al voto comunista. Así se analiza desde nuestros órganos de dirección, y así se vé en la práctica.
    Lo segundo, el que desprestigia y miente eres tú. Que no exista una sede no significa nada. Hay miles de sedes del BNG e IU (no tantas como las del BNG) por Galiza y ellos no están en contacto con la clase obrera ni luchan por la Revolución Socialista.

    Existe un núcleo cercano al PCE m-l en Vilagarcía (no tengo porque dar nombres en un foro, pero si quieres nombres, acercate a nuestro acto en Marzo en la cafetería Maty, plaza ravella, vilagarcía, a las 17:00, más información en este foro).

    Estadulho, me parece fenomenal que repliques los comentarios, pero con conocimiento de causa, por favor.

    Creo que todos (al menos los españoles) en este foro -y yo también) sabemos lo que es la UCE, no hace falta añadir mucho más a eso. De todos modos no existen grandes diferencias entre las formaciones autodenominadas maoistas que existen en Europa y la UCE, todos la misma mierda.
    Si nombré a la UCE fue para no cometer off-topic.

    Tengo conocimiento de causa y de sobras de lo que se cuece en tú ciudad.De decir que "os apoyan" (al PCPE) organizaciones como el PCE(m.l.), a decir que se trata de "un núcleo cercano" del PCE(m.l.) tendrás que reconocer que va un largo trecho.
    Pero vaya, que si existen simpatizantes del PCE(m.l.) en tu ciudad, que nos lo hagan saber, que no sean tímidos, que no nos comemos nadie.
    Sabrás (sin necesidad de dar nombres) que teníamos un "militante" del partido (que no afiliado al PCE(m.l., sino al PCE) pero un gran y valioso camarada nuestro al fin y al cabo, y que ya no vive en Vilagarcia actualmente. Eso es todo lo que hay, lamentablemente.
    Lo que te puedo asegurar en que nosotros tenemos nuestras propias plataformas y colectivos donde desarrollar nuestra política de alianzas, y no nos dedicamos de ninguna manera a apoyar al PCPE ni a otros partidos, mucho menos a independentistas o nacionalistas como los que has nombrado. Si gente que dice simpatizar con el PCE(m.l.), cree que lo nuestro va por ahí, es que están muy, pero que muy perdidos. No confundáis reconocer el derecho a la autodeterminación, con ser partidario de la atomización de España y de la clase obrera española en diminutos y ridículos cantones o "mininaciones" burguesas.

    Y si es cierto que existen simpatizantes nuestros ahí, iría gustosamente a vuestra reunión en la cafetería Maty -arriesgandome incluso a que me linchéis por españolista-.
    Me lo dices por privado y sin más problema. Porque aquí ya nos estamos saliendo demasiado del hilo y nos pueden dar un toque.
    Un abrazo camarada.

    PCPEVilagarcía
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 40
    Reputación : 47
    Fecha de inscripción : 18/12/2011
    Localización : Vilagarcía

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por PCPEVilagarcía el Mar Ene 03, 2012 6:17 pm

    Estadulho, no quiero entrar en polémicas absurdas con un camarada por un foro. Quiero zanjar nuestro debate con unas palabras:

    Lo primero. Me parece ofensivo que afirmes que una organización obrera, como es el PCPE te va a "licnhar por españolista".

    Probablemente me haya expresado mal. Forxa nos apoya, solo cabe ver sus comunicados en torno a las elecciones del 20 - N, por ejemplo. Con respecto al pce m-l, ese núcleo cercano muestra simpatia hacia nuestro proyecto. Sé lo que es el PCE M-L, se que teneis vuestras PLATAFORMAS (cipoml). Yo mismo he estado en contacto con un camarada de nuestro P que militó en "vuestras" Juventudes.

    Te invito a que acudas a nuestra reunion.

    En Galiza, repito, el referente maoísta es el CLP Manolo Bello, no la U"C"E. Salud! Doy por zanjado el tema.

    camaradaallende
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 209
    Reputación : 334
    Fecha de inscripción : 18/04/2011

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por camaradaallende el Mar Ene 10, 2012 11:12 am

    Me uno a la petición de Tachanka

    Deng
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 799
    Reputación : 1131
    Fecha de inscripción : 29/08/2010

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por Deng el Mar Ene 10, 2012 2:02 pm

    editado

    Manifiesto
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1809
    Reputación : 2209
    Fecha de inscripción : 12/07/2010
    Localización : Galiza

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por Manifiesto el Miér Mayo 23, 2012 5:46 pm

    RDC escribió:No es correcto identificar la fase de defensiva estratégica como "acumulación de fuerzas", la acumulación de fuerzas existe en todas las fases que has mencionado en tu esquema. En la fase de constitución o reconstitución del PC existe acumulación de fuerzas, en este caso de la vanguardia proletaria, y durante todo el desarrollo de la GPP existe acumulación de fuerzas, en este caso de las amplias masas proletarias. Es decir, acumulación de fuerzas existe siempre y continuamente (incluso una vez conquistado el poder político), la diferencia entre las "acumulaciones de fuerzas" es de las "fuerzas" de las que se trata en cada fase.

    Las "condiciones particulares" no eran las de China ni la de ningún otro país donde se desarrolló Guerra Popular, las condiciones particulares eran las de Rusia. Y eran unas condiciones, más que particulares, excepcionales porque en Rusia los órganos del poder político proletario, los Soviets, no fueron creados por el PC sino en el desarrollo de una revolución democrático-burguesa. Es decir, la creación de estos órganos, del Nuevo Poder, fue externa al accionar del Partido Bolchevique mientras que en los países donde se desarrolló y desarrolla la GPP el Nuevo Poder es creado por los Partidos Comunistas que desarrollan dicha GPP. Es incorrecto decir que las condiciones particulares eran las de China, Vietnam, Perú, Nepal, etc. y por tanto decir que las condiciones de Rusia eran las "normales" cuando allí se produjo algo único en la historia de la Revolución Proletaria Mundial, que los órganos del poder político proletario fueron creados sin la intervención del Partido Comunista. Y precisamente esto se produjo por las condiciones particulares de Rusia, una revolución democrático-burguesa en curso, revolución democrático-burguesa que ya ha caducado históricamente en los países imperialistas y por tanto no es la situación rusa la normal y la extrapolable sino la excepcional, cosa que se ha demostrado en la práctica ya que no existe ningún otro caso de Soviets creados externamente al Partido Comunista.

    Por tanto, la creación de los Soviets solo puede ser realizada mediante la lucha armada ya que el Poder político proletario sustituye y destruye el Poder político burgués y eso solo se puede realizar enfrentado (por la vía armada se sobreentiende) al Poder burgués, es decir, al Estado burgués. No puede existir una dualidad de poderes legal (referido a la legalidad burguesa), ya que la existencia de uno supone la inexistencia del otro. En Rusia esta dualidad de poderes era legal porque los Soviets se crearon en una revolución burguesa y en ellos tenían mayoría los mencheviques y socialrevolucionarios los cuales no tenían como objetivo la destrucción del Estado burgués, del poder político burgués, y su sustitución por el Estado de dictadura del proletariado. Y como vuelvo a repetir esta situación excepcional se daban porque dichos Soviets fueran creados en el transcurso de una revolución burguesa, como dice Lenin en Las tareas del proletariado en nuestra revolución: "El doble poder expresa simplemente una fase transitoria en el desarrollo de la revolución, cuando ésta ha llegado más allá de una revolución democrático-burguesa corriente, pero no ha llegado todavía a una dictadura 'pura' del proletariado y el campesinado." En la actualidad al haber terminado la era de las revoluciones democrático-burguesas es imposible la existencia legal de la dualidad de poderes y por tanto la existencia de esta dualidad de poderes solo se puede dar mediante la revolución armada, es decir, fuera de la legalidad burguesa.
    Entonces también tenemos que considerar a la Comuna de París otra excepción histórica, ¿No?

    A ver si retomamos el tema central del hilo.

    red lion
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 17
    Reputación : 20
    Fecha de inscripción : 26/05/2012
    Edad : 30
    Localización : colombia

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por red lion el Dom Mayo 27, 2012 5:03 pm

    LO que buscan los imperialistas es eso que el movimiento proletario mundial se fraccione creando corrientes filosoficas post modernas que enrealidad pertenecen a la reaccion generando contradicciones entre nosostros mismos que buscan es acabar con la idea de que el marxismo llegue a ser un realidad para los pueblos oprimidos del mundo. :sovflag:

    Makhno
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 92
    Reputación : 92
    Fecha de inscripción : 17/06/2012

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por Makhno el Dom Jun 17, 2012 7:26 pm

    He creado una cuenta solo para opinar en este hilo ( ya aprovechando me quedare una buena temporada por aquí, ya que hace tiempo que me informo y sigo muchos hilos de este gran foro y por pereza no la he creado antes). Primero ,decir, que por favor dejéis las desviaciones del tema ya que estaba siendo muy interesante (hasta que han llegado las descalificaciones y los piques)y creo que muchos agradeceríamos que continuase como hasta hace unas páginas. Segundo, sobre defender a capa y espada la ideología de uno y escupir en la de los demás, el problema que hay entre los comunistas es que nos dedicamos una buena parte del tiempo , no ha criticar a los opresores o farsantes, si no a criticarnos entre nosotros mismos, cuando , en realidad,buscamos lo mismo, de una forma u otra pero el fin es el mismo, ¿ no?. Ya se que hay muchas maneras , pero creo sinceramente que el día que nos unamos todos, venceremos, lo que venga despues , ya se discutirá con las palabras( ya que, a diferencia del fascistas o los burgueses, creo que los comunistas somos un poco más abiertos al diálogo, debate etc.) lo importante sería primero derrocar al capitalismo, y luego ya se verá. Es más, estamos en el siglo XXI, tendríamos que aprender a evolucionar, y dejarnos de "viejas glorias" y construir un comunismo para del HOY y no del Ayer, cada época tiene sus particularidades.

    etxedei
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 270
    Reputación : 286
    Fecha de inscripción : 16/05/2012

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por etxedei el Mar Jun 04, 2013 2:16 am

    Debate interesante y esclarecedor .NO entiendo cuál es el motivo del por qué se corta de forma tan abrupta y nos deja huérfanos de conocimientos e ideas

    el_republicano2
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2371
    Reputación : 2802
    Fecha de inscripción : 10/12/2009

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por el_republicano2 el Sáb Ene 18, 2014 4:59 pm

    Galin escribió:
    Xenocracia escribió:al parecer si , les guste o no , los maoistas han hecho mas por avanzar hacia el comunismo que todos los hoxhistas juntos y su dogmatismo esclerotico

    Justifica eso.

    ¿Procesos revolucionarios encabezados por partidos maoístas? Perú, India, Filipinas, Turquía, Bangladesh, Nepal y diría que no me dejo ninguno. ¿Procesos revolucionarios encabezados por partidos hoxhistas? Si descontamos Albania, ninguno.

    Contenido patrocinado

    Re: La Guerra Popular y la aplicación en España [Debate]

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:57 am


      Fecha y hora actual: Vie Abr 29, 2016 7:57 am