"El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Comparte

pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9589
Reputación : 18570
Fecha de inscripción : 31/05/2010

"El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por pedrocasca el Jue Dic 15, 2011 12:45 pm

El antistalinismo de Mao

Capítulo de "Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista" - libro de José Sotomayor Pérez

tomado en diciembre de 2011 del blog GAR Kolektiboa

El antistalinismo de Mao

Según dicen los seguidores de Mao Zedong, el maoísmo ha superado al marxismo leninismo sobre la base de las críticas del líder chino a Stalin. He aquí un pasaje de una carta del Comité del Movimiento Revolucionario Internacionalista al Partido Comunista de Turquía:
«Mao hizo la muy importante crítica de que ‘en Stalin hubo mucho de metafísica’ y ‘que enseñó a mucha gente a ponerla en práctica’. En otras palabras, cuando Mao llevó el marxismo a una nueva etapa, un elemento decisivo fue su rechazo de los errores de Stalin».

El «rechazo de los errores de Stalin», por Mao, tiene una larga historia. No comienza con las felicitaciones a los revisionistas soviéticos, por su XX Congreso y el contenido infame del discurso secreto de Jruschov. En realidad, el rechazo a las tesis de Stalin sobre la Revolución China y a la Internacional Comunista, comenzaron a manifestarse en forma definida desde la Conferencia de Tsunyi, el año de 1935.

En Octubre de 1938, Mao publicó su informe político al VI Pleno del Comité Central del PCCh, «Sobre la Nueva Etapa», propugnando «la chinización del marxismo» y la lucha «contra los patrones de ultramar». La orientación general de este informe está dirigida a rechazar el marxismo leninismo, la experiencia soviética de edificación del socialismo y el rol dirigente de la Internacional Comunista. Es en este informe, «Sobre la Nueva Etapa», que Mao da a conocer su verdadera posición contraria a la Unión Soviética y al marxismo leninismo.

A comienzos de 1940, Mao publicó su conocida obra «La Nueva Democracia», en la que expone una teoría opuesta a la doctrina de Lenin sobre el desarrollo ininterrumpido de la revolución democrático burguesa hasta su transformación en revolución socialista. En esta obra Mao hace la defensa abierta de la burguesía, propugnando el desarrollo prolongado del capitalismo. La situación actual de China, tiene sus orígenes en la aplicación de las tesis contenidas en la «Nueva Democracia» de Mao Zedong.

Medio año antes de la invasión del ejército hitleriano a la URSS, Mao se pronunció por una alianza de la Unión Soviética con Alemania, Italia y el Japón, con el argumento de que estos países eran pobres y no se podía sacar ningún provecho de ellos, después de su derrota. Según Mao:
«Stalin y Dimitrov propusieron crear una alianza entre Inglaterra, Norteamérica, Francia y la URSS como frente único antifascista contra Alemania, Italia y Japón. El desarrollo de los acontecimientos demostró que esto fue un error. No hay que llevar las cosas a una alianza de Inglaterra, Norteamérica, Francia y la URSS, sino la Alianza de Alemania, Italia, Japón y la Unión Soviética». (39)
El antisovietismo y antistalinismo de Mao, se pusieron de relieve a partir del otoño de 1941, con el inicio de la denominada «campaña de rectificación del estilo».

Wang Ming, destacado dirigente del Partido Comunista de China, dice que en aquel entonces, Mao declaró, en conversaciones con Forman , lo siguiente:
«Nosotros no aspiramos al modelo social y político del comunismo de la Rusia Soviética. Más bien preferimos pensar que estamos haciendo algo parecido a la obra por la cual luchó Lincoln en la Guerra de Secesión: la liberación de los esclavos. Hoy tenemos en China muchos millones de esclavos subyugados por el feudalismo». (40)

Esta era una posición personal de Mao, porque el programa y la política del Partido Comunista de China, no tenían un carácter meramente liberal burgués, antifeudal. Lo que Mao perseguía con esta declaración era presentarse ante su interlocutor, como un simple dirigente agrario, amigo de los países capitalista y ajeno al socialismo.

Al haber cambiado radicalmente la situación de todo el continente asiático el año de 1945, como consecuencia de la derrota del Ejército japonés por el Ejército Soviético, Mao se vio obligado a practicar una política de acercamiento a la Unión Soviética, con el fin de recibir la inmensa ayuda que podía proporcionarle, pero al mismo tiempo seguían su coqueteos con los EE.UU. Esta es la razón de su presencia en las negociaciones de Chungking con Chiang Kai-shek, donde Hurley, embajador norteamericano en China, hizo de árbitro. Este hecho pone al desnudo las mentiras de las «Diez Grandes Relaciones», donde Mao, falsificando la historia, dice que Stalin comenzó por prohibirle hacer la revolución en el período de la Guerra de Liberación; que iniciada la guerra, creyó a medias en su fuerza y que «al triunfo de la guerra tuvo la sospecha de que se trataba de una victoria a lo Tito». (41)

La verdad es otra. En la Conferencia de Chungking, Mao, capituló al firmar el Convenio del 10 de octubre de 1945. Según este convenio, casi un total de 900,000 combatientes del PCCh podían formar solo nueve divisiones. «Y de estas nueve divisiones los comunistas podían formar independientemente solo tres. Las demás divisiones debían mezclarse con las tropas de Chang Kai Shek. Al mismo tiempo, se preveía entregar a Chang Kai Shek todas las zonas liberadas al sur del río Yang-tse controladas por el PCCh. Además se permitía a los principales órganos militares norteamericanos que abriesen en Yenan y Changkiakow (kalgan) dos escuelas militares para la recapacitación del personal de los ejércitos 8° y 4°(nuevo) con el concurso de los militares estadounidenses». (42)

Pese a que las cláusulas de este Convenio eran en extremo humillantes, Mao estampó su firma presionado por el embajador norteamericano, Hurley, quien le advirtió que si no firmaba, «no habría posibilidad de negociar». Es importante anotar que Mao abrigó la esperanza de que EE.UU. obligaría a Chang Kai Shek a formar un gobierno de coalición del Kuomingtan con el PCCh, y por eso en el otoño de 1946 invitó al general Marshall a que visite Yenan, en calidad de representante del presidente Truman, con la esperanza de que intercediera en una reconciliación con el Kuomingtan. Mientras tanto, EE.UU. armaba rápidamente las tropas de Chang Kai Shek, preparándolas para la guerra civil contra los comunistas.

Es necesario hacer estas referencias históricas, para demostrar que en sus «Diez Grandes Relaciones», Mao, calumnia a Stalin cuando dice que en el período de la Guerra de Liberación le «prohibió hacer la revolución», y otras mentiras semejantes, desmentidas categóricamente por Wang Ming, con citas textuales que ponen a luz la línea oportunista pro yanqui de Mao. Es necesario que se conozca que, inmediatamente después de la derrota del Ejército Japonés por el Ejército Soviético en la Segunda Guerra Mundial, todo el armamento capturado a los japoneses y el propio armamento del Ejército Rojo triunfante, fue entregado a los comunistas chinos, con el fin de que organizaran y equiparan su Ejército de Liberación.

El acercamiento permanente de Mao a EE.UU., durante todo el desarrollo de la revolución china, a la par que su hostilidad a la Internacional Comunista y su sordo encono contra Stalin, constituyen la línea general seguida por el PCCh, desde la Conferencia de Tsunyi, realizada el año de 1935. Fue una línea que no reflejaba los intereses del proletariado chino, sino de la burguesía nacional.

En su obra «Acerca de la Nueva Democracia», Mao hace la defensa de esta clase, al oponerse a la transformación de la revolución china en revolución socialista, con argumentos realmente deleznables, como los siguientes:

- La burguesía nacional tiene un carácter dual y participa en la revolución;
- Existe el imperialismo;
- En China existe el imperialismo y no se ha desarrollado el capitalismo.

En su obra titulada «Sobre el Tratamiento Correcto de las Contradicciones en el Seno del Pueblo», Mao dice:
«En nuestro país, la contradicción entre la clase obrera y la burguesía nacional hace parte de las contradicciones en el seno del pueblo. La lucha de clases entre la clase obrera y la burguesía nacional es, en general, una lucha de clases en las filas del pueblo, porque la burguesía nacional de china tiene doble carácter. En el período de la revolución democrático burguesa, ella tenía en su carácter tanto un lado revolucionario como otro conciliador. En el período de la revolución socialista, al tiempo que explota a la clase obrera obteniendo ganancias, apoya a la Constitución y se muestra dispuesta a aceptar la transformación socialista». (43)

Con semejante fundamentación filosófica del rol de la burguesía nacional china, era imposible que la revolución china, bajo la dirección de Mao Zedong, marchara en forma ininterrumpida de la etapa democrático burguesa a la etapa socialista. Considerar que el socialismo puede construirse con una burguesía que sigue explotando a los obreros, porque es una burguesía china, dispuesta a aceptar voluntariamente el socialismo, es una verdadera aberración. Así lo ha demostrado la experiencia histórica. La China capitalista actual es, en última instancia, producto de esta claudicante teoría de Mao.

El líder chino no quiso tener en cuenta la experiencia soviética, Su estrecho nacionalismo le hizo ver en Stalin un dogmático y metafísico, que utilizaba métodos «rígidos», refiriéndose a la lucha ideológico política que el gran sucesor de Lenin tuvo que librar, en el largo proceso de edificación del socialismo. En la Unión Soviética, también surgió la teoría sobre una burguesía con capacidad para integrarse al socialismo. Sobre esta cuestión Stalin dice:

«Pero ¿qué significa llevar a cabo la edificación del socialismo, si expresamos esta fórmula en un lenguaje concreto de clase? Llevar a cabo la edificación del socialismo en la URSS significa vencer en el curso de la lucha, con nuestras propias fuerzas, a nuestra burguesía, a la burguesía soviética. El problema se reduce, por tanto, a saber si el proletariado de la URSS es capaz de vencer a la burguesía propia, a la burguesía soviética. Por eso, cuando se pregunta si es posible llevar a cabo la edificación del socialismo en la URSS, con ello se quiere decir: ¿es capaz el proletariado de la URSS de vencer con sus propias fuerzas a la burguesía de la URSS? Así y sólo así se plantea la cuestión cuando se trata de resolver el problema de la edificación del socialismo en nuestro país». (44)

En el proceso de industrialización, los comunistas soviéticos realizaron verdaderas proezas, cuyo resultado fue calificado de «milagro económico». Hay que recordar que a fines de 1932, el producto industrial bruto había más que doblado con relación al de 1928. Los años 30 la producción industrial conoció una expansión gigantesca. En el decenio que va de 1927 a 1937 la producción industrial en bruto aumentó de 18,300 millones de rublos a 95,500 millones, la producción de acero subió de 3 millones de toneladas métricas, a 14,5; el carbón de 35.4 millones de metros cúbicos a 128; la potencia eléctrica de 5,1 miles de millones kilovatios-hora a 36,2; las máquinas herramientas de 2,098 unidades a 36,120. Esta acelerada industrialización, causó admiración al mundo entero y muchos observadores burgueses dijeron que estas realizaciones «causaban vértigo». Y todo esto se hizo en una URSS férreamente cercada por las potencias imperialistas.

Mao Zedong y sus seguidores conocían este «milagro», pero empeñados tercamente en seguir su propio curso, acompañados de su aliada la burguesía nacional china, terminaron lanzando la consigna de Bujarin: ¡enriqueceos! Así, el maoísmo, trajo al mundo a la actual multimillonaria burguesía china.

En el proceso de la edificación del socialismo en la URSS, la burguesía soviética fue vencida. Es claro que si Stalin y los bolcheviques, hubieran pensado como Mao, en la existencia de una burguesía soviética que al mismo tiempo que explotaba obreros podía integrarse al socialismo, aceptando y contribuyendo a su edificación, jamás hubiera triunfado el socialismo en la Unión Soviética. Fue la derrota contundente de las clases explotadoras, la que permitió la edificación completa del socialismo en la Unión Soviética de Lenin y Stalin. Después de 1953, año de la muerte de Stalin, la contrarrevolución revisionista tardó tres años para usurpar el poder del Partido y del Estado y dar comienzo al desmontaje del socialismo en la URSS y las democracias populares de la Europa oriental, excepto Yugoeslavia, que es un caso aparte, pues nunca fue socialista.

La defensa de la experiencia Yugoeslava, por Mao Zedong, no es casual; tampoco es casual que Stalin haya visto, desde un principio, que la revolución en China podía degenerar en posiciones iguales a las de Yugoeslavia. Mao, siempre consideró errónea la posición de Stalin frente a las desviaciones trotskistas de Tito. Defendiendo a este elemento ajeno al marxismo leninismo, Mao dijo:
«Es comprensible que los camaradas yugoeslavos guarden un resentimiento particular contra los errores de Stalin. En el pasado hicieron valiosos esfuerzos por mantenerse, en condiciones difíciles, fieles al socialismo, sus experiencias en la administración democrática de las empresas económicas y otras organizaciones sociales también han atraído la atención». (45)

Surge la pregunta ¿Cuáles fueron los errores de Stalin con relación a Tito y Yugoeslavia? Ningún marxista leninista consecuente puede negar validez y oportunidad a las observaciones que Stalin hizo a los comunistas yugoeslavos en su Carta del 4 de mayo de 1948, entre las cuales tienen gran importancia las siguientes:
«No es casual que los dirigentes del Partido Comunista Yugoslavo estén eludiendo la cuestión de la lucha de clases y la represión de los elementos capitalistas en las aldeas. Lo que es más, en los discursos de los dirigentes yugoeslavos no se menciona la cuestión de la diferencia de clases en las aldeas; se considera al campesinado como un todo orgánico, y el partido no analiza sus fuerzas en un esfuerzo por superar las dificultades que nacen del aumento de los elementos explotadores de las aldeas».

«Ello significa que el PCY está siendo adormecido por la teoría oportunista decadente de la integración pacífica de los elementos capitalistas en el socialismo, tomada de Berstein, Vollmar y Bujarin». (46)

Resulta claro que la defensa de «los camaradas yugoeslavos» por Mao, no es casual. Se trata de posiciones politico-ideológicas iguales frente a la burguesía, y su integración pacífica en el socialismo. Sin embargo, para el líder chino, no admitir semejante integración, constituye «metafísica» y «dogmatismo».

pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9589
Reputación : 18570
Fecha de inscripción : 31/05/2010

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por pedrocasca el Miér Feb 22, 2012 2:42 pm

Usando el útil buscador del Foro se encuentran varios temas que dan acceso a textos de José Sotomayor Pérez:

"El trostkismo es anticomunismo" - texto de José Sotomayor Pérez publicado en la web del Partido Comunista Peruano reconstituido - Muy Interesante

Gramsci, gran pensador y revolucionario - texto de José Sotomayor Pérez publicado en la web del Partido Comunista Peruano reconstituido - año 2002

El maoísmo de Lin Piao - texto de José Sotomayor Pérez publicado en la web del Partido Comunista Peruano reconstituido

A propósito del "pensamiento guía" - texto de José Sotomayor Pérez publicado en la web del Partido Comunista Peruano reconstituido

El “socialismo democrático” no es socialismo - escrito de José Sotomayor Pérez publicado en la web del Partido Comunista Peruano reconstituido

"El legado histórico de STALIN", de José Sotomayor Pérez - publicado el 25 de junio de 2011 en la web del Diario Internacional

texto en defensa de Enver Hoxha escrito por José Sotomayor Pérez - publicado en octubre de 2011 en la web de EHS - incluye link a discurso de Enver Hoxha


Fallece José Sotomayor Perez

NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2274
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por NG el Mar Mayo 22, 2012 10:18 am

Muchísimas gracias pedrocasa por la extensa recopilación de este interesante autor,
este texto, y su parte final podría valer para el tema que actualmente estamos tocando
en el tema de Yugoslavia-China que justo lo estaba debatiendo con el usuario Winstanley en el Mensaje n°12: "Stalin. Del marxismo al revisionismo." por el Colectivo Fénix:
http://www.forocomunista.com/t17270p10-stalin-del-marxismo-al-revisionismo-por-el-colectivo-fenix

debido a que en base a un artículo precisamente de este autor que colgué, él afirmaba que esas
relaciones nunca han existido, la prueba más sencilla es mirar los escritos de Mao para comprobar
que en este caso la crítica de José Sotomayor Pérez hacía Mao y las relaciones con el
revisionismo yugoslavo es correcta.

NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2274
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por NG el Jue Jun 07, 2012 9:42 pm

javicho II escribió:Pero como usted supongo que lo sabe eso jamás prosperó porque el primero que tiró el plato fu Chiang.
Mao nunca inció el más mínimo desarme porque nunca se llegó a ese gobierno de coalición y aun fuese, Mao nunca iba a entregar las armas bajo el control gubernamental del KMT porque al final todos esos acontecimientos de Chungking terminaron en el total fracaso para desgracia de los norteamericanos. Mao lo dijo en 1945 en Chungking:
“Las armas del pueblo, cada fusil y cada bala tienen que ser conservadas, no tienen que entregarse”.
Muy bien para empezar, te dejare lo que decía Mao antes de ir a esa famosa conferencia:

Spoiler:
Es posible que, bajo la presión interna y externa, el Kuomintang reconozca condicionalmente el status de nuestro Partido después de las negociaciones, y que nuestro Partido también reconozca condicionalmente el status del Kuomintang, lo que abriría una nueva etapa de cooperación entre ambos (más la Liga Democrática[3] y otros partidos) y de desarrollo pacífico.

Durante las negociaciones, el Kuomintang exigirá sin duda que reduzcamos considerablemente la extensión de las regiones liberadas y los efectivos del Ejército de Liberación y que suspendamos la emisión de papel moneda. Por nuestra parte, estamos dispuestos a hacer las concesiones que sean necesarias y que no perjudiquen los intereses fundamentales del pueblo. Sin tales concesiones no podríamos desbaratar las maquinaciones del Kuomintang para desatar una guerra civil, ni conquistar la iniciativa política, ni granjeamos la simpatía de la opinión pública mundial y de los elementos intermedios en el país, ni conseguir la legalidad para nuestro Partido y una situación de paz. Pero hay un límite para las concesiones; el principio debe ser que no perjudiquen los intereses fundamentales del pueblo.

Después que nuestro Partido haya dado dichos pasos, si el Kuomintang desata, a pesar de todo, la guerra civil, aparecerá carente de razón ante los ojos de toda la nación y del mundo entero, y nuestro Partido quedará justificado para librar una guerra en defensa propia a fin de aplastar los ataques del Kuomintang.

En la actualidad, la Unión Soviética, Estados Unidos e Inglaterra desaprueban una guerra civil en China,

-Con estas declaraciones podemos resumir que el pensamiento de Mao era el siguiente:

Intentar conseguir tumbar la dictadura del KMT y dar plena igualdad para el PCCh, conseguir la oficialidad de las regiones liberadas como tal ante la negativa de que fueran reconocidas así por el KTM,
elección libre de líderes en estas, para ello se debería hacer concesiones entre las que se incluían según como acabamos
de ver el ceder X territorio o reducción del ejercito, según este escrito él pensaba Estados Unidos y
los demás imperialistas no querían la guerra civil en China, y que a todo esto en caso de que el KMT rompa estos acuerdos
será visto como un traidor a ojos del mundo.

Ahora paso a poner lo que se decidió en la conferencia, poniendo enfásis en la frase tuya que muy
sabiamente has recortado...

¿Por qué cedieron 8 regiones liberadas por el PCCh al KMT?
Spoiler:
Algunos camaradas han preguntado por qué tenemos que ceder ocho regiones liberadas[7]. Es una gran lástima ceder estas ocho regiones, pero es mejor hacerlo. ¿Por qué es una lástima? Porque estas regiones liberadas las ha creado el pueblo con su sudor y sangre, las ha levantado arduamente. Por tanto, en las regiones que vamos a ceder, debemos explicar el asunto claramente al pueblo y tomar las disposiciones convenientes. ¿Por qué tenemos que ceder esas regiones? Porque de otro modo el Kuomintang no se sentirá tranquilo. Va a regresar a Nankín, pero algunas regiones liberadas en el Sur están justamente al lado de su cama o en su corredor. Mientras estemos allí, no podrá dormir tranquilo y, por lo tanto, luchará por esas regiones a toda costa. Nuestra concesión en este punto nos ayudará a frustrar la maquinación del Kuomintang para desatar la guerra civil y a ganamos la simpatía de los numerosos elementos intermedios nacionales y extranjeros. Todos los órganos de propaganda del país, con excepción de la Agencia de Noticias Sinjua, están ahora controlados por el Kuomintang. Son todos fábricas de noticias falsas. Respecto a las negociaciones actuales, han difundido falsos rumores de que el Partido Comunista sólo quiere territorios y no hará ninguna concesión. Nuestra política consiste en proteger los intereses fundamentales del pueblo.
-Como ves Mao lo dijo antes de ir a las negociaciones y después de venir de ellas, según su visión
ceder esas regiones era lo mejor para el pueblo, una especie de mensaje al pueblo, ya que no se tenía
la propaganda que el KMT tenía, y entre otras cosas decían que no tenía el PCCh otra intención
que el "no-colaborar".


¿Por qué se redudieron las fuerzas armadas?
Spoiler:
El Kuomintang ha dicho en su propaganda que el Partido Comunista simplemente se empeña en disputar las armas. Hemos dicho que estamos dispuestos a hacer concesiones. Primero, propusimos reducir nuestras actuales fuerzas a 48 divisiones. Como el Kuomintang tiene 263 divisiones, esto significa que nuestras fuerzas serían un sexto más o menos del total del país. Más tarde, propusimos una reducción a 43 divisiones, es decir, un séptimo del total. El Kuomintang dijo entonces que reduciría las suyas a 120 divisiones. Nosotros dijimos que podríamos reducir las nuestras, en la misma proporción, a 24 ó hasta 20 divisiones, lo que aún sería un séptimo del total. En el ejército del Kuomintang, la proporción de los oficiales, en relación con los soldados, es indebidamente grande, y cada división cuenta con menos de 6.000 hombres. Según esa pauta, nosotros, con nuestros 1.200.000 hombres, podríamos formar 200 divisiones. Pero no vamos a proceder así. De esta manera, el Kuomintang no puede alegar nada más y todos sus falsos rumores se desmienten. ¿Quiere decir esto que vamos a entregar nuestras armas al Kuomintang? Eso tampoco. Si le entregáramos nuestras armas, ¿no tendría demasiadas? Todas las armas del pueblo, cada fusil y cada bala, deben conservarse, no deben entregarse.
-En Resumen, este otro acto fue "otro mensaje" de contra-propaganda contra las mentiras que perseguían
al PCCh que si era el único que no quería reducir su plantilla, que si estaban a la defensiva y tal,
sobre tu frase, habla de no regalar armas al enemigo, no otra cosa, que se te ha olvidado casualmente
poner el texto entero...


NOTAS: Sobre la conferencia del 10 de octubre del 1945: sobre las regiones cedidas sobre el ejercito...
Spoiler:
[7]Se refiere a las bases de apoyo del ejército popular que se encontraban en Kuangtung, Chechiang, el Sur de Chiangsú, el Sur de Anjui, el centro de Anjui, Junán, Jupei y Jonán (sin incluir el Norte de Jonán).
Spoiler:
Sobre el problema de la nacionalización de las tropas. El Partido Comunista de China propuso que, con miras a unificar el mando militar, el Gobierno debía efectuar una reorganización equitativa y racional de las fuerzas armadas de todo el país, trazar un programa para llevarla a cabo por etapas, y además, hacer una nueva delimitación de las zonas militares y establecer un sistema de reclutamiento y de reforzamiento de las filas.

El Partido Comunista de China declaró que, de existir este programa, estaría dispuesto a reducir las tropas antijaponesas bajo su mando a veinticuatro divisiones, o a un mínimo de veinte divisiones, a proceder rápidamente a la desmovilización de sus tropas antijaponesas distribuidas ahora en las ocho regiones de Kuangtung, Chechiang, el Sur de Chiangsú, el Sur de Anjui, el centro de Anjui, Junán, Jupei y Jonán (sin incluir el Norte de Jonán) y a retirar gradualmente de las regiones mencionadas las tropas que debían reorganizarse para reunirlas en las regiones liberadas al Norte del ferrocarril Lungjai y en el Norte de Chiangsú y el Norte de Anjui. El Gobierno declaró que el programa para la reorganización nacional de las tropas estaba en curso de elaboración y que el Gobierno se encontraba dispuesto a considerar la reducción de las tropas antijaponesas dirigidas por el Partido Comunista de China a veinte divisiones si se lograban resolver todos los problemas planteados en las presentes negociaciones. Añadió que, en cuanto a los lugares de estacionamiento de estas tropas, el Partido Comunista de China podía proponer planes para su discusión y resolución. El Partido Comunista de China planteó que el Partido Comunista y los representantes de sus tropas locales debían participar en el trabajo del Consejo Militar y de sus diversos departamentos, que el Gobierno debía garantizar la aplicación del sistema de personal y nombrar al personal existente como oficiales de diversos grados en las unidades reorganizadas, que los oficiales que no fueran nombrados después de la reorganización debían ser destinados a diversas regiones para su instrucción, y que se debía adoptar un sistema equitativo y racional de abastecimiento, así como un plan para la educación política. El Gobierno indicó que no tenía objeción que hacer a estas proposiciones y estaba dispuesto a discutir los detalles. El Partido Comunista de China propuso que toda la milicia popular en las regiones liberadas se organizara como cuerpos locales de defensa propia. El Gobierno indicó que tal organización podía considerarse sólo cuando las condiciones locales lo requirieran y lo permitieran: A fin de elaborar planes concretos con respecto a todas las cuestiones arriba mencionadas, ambas partes acordaron formar un subcomité de tres personas con sendos representantes del Departamento de Operaciones Militares del Consejo Militar, el Ministerio de Guerra y el XVIII Grupo de Ejércitos
-Como ves el PCCh no solo acepto la reducción sino que la propuso como te puse nada más empezar la respuesta,
a cambio propuso el tema de las milicias...


De ahí que dijera que ni mucho menos benefició al PCCh unos acuerdos que ellos decían que si les beneficiaron:
Aunque las negociaciones no dieron más resultado que la publicación del "Resumen de las negociaciones entre los delegados del Kuomintang y del Partido Comunista de China" (conocido también con el nombre de Acuerdo del 10 de Octubre), fueron, sin embargo, un éxito, porque políticamente permitieron al Partido Comunista de China ganar en gran medida la iniciativa y colocaron al Kuomintang en una posición pasiva.
y que como consecuencia trajeron un ofensiva del KMT con la ayuda de EEUU (que según Mao no quería una guerra civil)

En Julio de 1946 Chiang Kai-shek concentró el 80% por ciento de sus tropas, más de dos millones de hombres,
para atacar las regiones liberadas.
Esas tropas fueron transportadas con aviones y buques de guerra de las Fuerzas Armadas Norteamericanas.

Desde EE.UU. llegaron aviones, cañones, tanques, fusiles, municiones para la guerra civil y mucho dinero.

Los EE.UU. puso un embargo de armas y municiones de envío a China a finales de julio, pero en agosto se vendieron a los nacionalistas $ 900 millones de dólares en equipos de guerra excedentes por US $ 175 millones. Los nacionalistas se movió contra los comunistas en la parte baja del valle del Yangtsé, y se apoderaron de Chengde. El 10 de agosto el presidente Truman escribió a Jiang le advertía de que la fe en la democracia americana china había sido sacudida. Unas semanas más tarde, Jiang respondió quejándose de comunistas de alto el fuego violaciónes. Los EE.UU. levantó parcialmente el embargo de armas en octubre y terminó por completo en mayo de 1947.

javicho II escribió:En las crisis de 1956 fue la oportunidad para la República Popular China para a hacer oir su voz en los asuntos europeos. Polonia con Gomulka buscaba más independencia con respecto a la URSS pero sin apartarse del bloque soviético, mientras que Hungría buscaba separarse totalmente del bloque soviético es decir Hungría no quería estar bajo la zona de influencia soviética porque el ejercito estaba en contra del partido comunistas es decir el ejército húngaro era anticomunista y con el pretexto de la neutralidad buscaban acercarse a Occidente capitalista. Por eso el PCCH con Mao apoyaron a Gomulka y estuvieron de acuerdo con la intervención militar soviética en Hungría porque fueron dos problemas distintos con distintas soluciones es decir aquí no se trata de chovinismos sino de saber quién es el enemigo principal en un determinado momento.
Te has equivocado plenamente, pero no importa, es un fallo sin más, yo me he referido a los comentarios de Mao sobre
que la URSS no tenía derecho ha adquirir los territorios como Lvov, Brest, en resumen los territorios que la URSS
recuperó en 1939, y que finalmente quedarían estipulados como soviéticos en 1945, estos territorios por si no lo sabes
son de mayoría étnica no-polaca y por lo tanto siendo coherentes es más normal que fueran parte de la R. Soviética de Belarús
y de la R. Soviética de Ucrania antes que de la R. Popular de Polonia...
¿entiendes por donde voy?, ¿queda claro de que tema me refiero?, ¿entiendes por qué digo que Mao ignoraba estos hechos?

Sobre la condena a los grupos contrarevolucionarios de Hungría Mao hizo bien, lo que no comparto es la crítica de que
Stalin causó indignación en Europa del Este por sus erroes, porque básicamente esa era una crítica de Tito de la época
para justificar en parte la contrarevolución húngara.

Mao hizo buenos comentarios parando los pies por ejemplo sobre Kardelj y sus tonterías de que no era necesario
restaurar el PC Húngaro porque recordaba a la tiranía burocrática... o simplemente la voz de Tito de luchar contra el
Stalinismo en los países hermanos para que no ocurra lo que en Hungría, que según Mao esto no era factible porque
fomentaba la dispersión entre comunistas...
(de aquí lo que criticaría es que Mao considere a Tito o la corriente titista como comunista ahí.)

javicho II escribió:NG dice ahora usted en su mensaje 21 página 3 de este hilo que: “Mao no es un ignorante” es decir que usted no dijo ignorante a Mao pero en su mensaje nº 11 página 2 de este mismo hilo usted dijo: “los comentarios del XX Congreso del PCUS, o la entrada del pacto de Varsovia que son lamentables análisis de Mao, por no hablar de sus comentarios ignorantes socio-históricos sobre la URSS y las fronteras con países como Polonia... “
Es que como muy bien me he expresado, Mao no es un ignorante y tiene puntos muy defendibles, pero como he indicado claramente
sus comentarios sobre Yugoslavia son propios de un inocente, sus comentarios sobre que la "agresión a Checoslovaquia" es igual
a la de la OTAN en Corea, y que de hecho era un ataque fascista encabezado por un país social-fascista no tienen adjetivos,
y los que corresponden a llamar por lo bajibiri imperialista a la URSS por recuperar los territorios de la frontera Polaca
denotan una ignorancia socio-histórica sobre la Europa del Este, ni más, ni menos, si para que acepteis mis críticas tengo
que decir algo bueno de Mao para que no me considereis antimaoísta vamos apañados Laughing Laughing Laughing


Última edición por NG el Lun Jun 18, 2012 1:31 am, editado 1 vez
avatar
kantaria
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 813
Reputación : 912
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por kantaria el Mar Jun 12, 2012 7:21 am

Me veo en la penosa obligación de postear en este hilo con un nombre tan repugnante, en vista de que la moderación ha considerado que, es este caso no se aplica el acuerdo llegado hace más de un año, sobre los nombres ofensivos y denigrantes de la ideología en el foro; sin dejar de mostrar mi desacuerdo, debo defender el pensamiento del Presidente Mao, de las torpes e infundadas acusaciones de este reconocido revisionista Sotomayor, para lo cual me voy a tomar la libertad de realizar varios posteos, en los cuales se desmonte parte por parte esta calumnia histórica, a saber:


Para comenzar el texto de este revisionista de Sotomayor comienza con una falsificación intencionada de lo que los maoístas consideramos como la tercera y superior etapa del marxismo, al plantear lo siguiente:


“Según dicen los seguidores de Mao Zedong, el maoísmo ha superado al marxismo leninismo sobre la base de las críticas del líder chino a Stalin”


Sin embargo, debemos plantear, en honor a la verdad, que los maoístas siempre hemos reconocido el aporte del camarada Stalin, hemos criticado lo que consideramos sus errores, pero siempre nos hemos reconocido en la posición de Mao, es decir hemos planteado que los aciertos del camarada Stalin superan, y por mucho, a sus errores y por lo tanto reconocemos como positivo su gran aporte a la Revolución Proletaria Mundial.

Para ejemplo voy a citar un fragmento de el ideario del Partido Comunista de la India (Maoísta), (disponible en biblioteca, para quien le interese profundizar):


“La contribución de Stalin es parte integrante del Leninismo. Sobre la base de los fundamentos teóricos del camarada Lenin, Stalin enriqueció aún más el Marxismo-Leninismo y desempeñó un papel destacado en la construcción del socialismo en la URSS, primer país socialista de la historia.

El camarada Stalin, compañero de armas de Lenin, aplicó, defendió y desarrolló de modo creativo el Marxismo-Leninismo en algunos campos. Dirigió el Movimiento Comunista Internacional en las tres décadas posteriores a la muerte del camarada Lenin. Desempeñó un papel glorioso en la derrota del fascismo de Hitler durante la Segunda Guerra Mundial.

Stalin defendió y desarrolló el Marxismo-Leninismo en el curso de la lucha contra diversos tipos de oportunismo, contra los enemigos del Leninismo: los trotskistas, los zinovievistas, los bujarinistas y otros agentes burgueses.

Stalin realizó una contribución indeleble al movimiento comunista internacional en toda una serie de escritos teóricos, tales como los relativos a la cuestión nacional, Los Problemas Económicos del Socialismo en la URSS, La Historia del PCUS (Bolchevique), sobre lingüística, etc., y también en la más lúcida, popular y sencilla presentación de las obras de Lenin: “Los Fundamentos del Leninismo” que facilitó y sigue facilitando su comprensión a los Marxistas-Leninistas de todo el mundo.”


Tenemos por lo tanto, que este tal Sotomayor tegiversa desde el primer párrafo lo que según este triste personaje “dicen los seguidores de Mao Zedong”.

Pasemos a ver ahora el porqué, los maoístas consideramos al Maoísmo como la tercera y superior etapa del marxismo, tomado del mismo documento anterior:


“En este contexto general, los revisionistas modernos y los que se pretenden seguidores del Pensamiento de Mao se han dedicado a socavar el significado y aplicación universales de las contribuciones de Mao, negándose a aceptarlo como una etapa superior del Marxismo-Leninismo tal como nuestro Partido unificado pone de manifiesto en este documento. Dado que el eje del presente documento es el Maoísmo, los principios básicos del Marxismo y el Leninismo se tratan en él brevemente, a modo de introducción a los fundamentos marxistas-leninistas. El camarada Mao Tse-Tung no sólo se basó firmemente en esos fundamentos sino que también los defendió y desarrolló hasta alcanzar una tercera y nueva etapa cualitativamente superior. Por lo tanto, el Marxismo-Leninismo-Maoísmo (MLM) es la continuidad del pensamiento de nuestros grandes maestros marxistas y es también un todo integrado. Aunque a nuestro entender no hay diferencia alguna entre el Marxismo-Leninismo-Pensamiento Mao Tse-Tung y el MLM –no hay Muralla china que pueda separarlos-, hemos adoptado el Marxismo-Leninismo-Maoísmo como tercera y nueva etapa cualitativamente superior por ser más riguroso en términos científicos.”



Tenemos entonces, que lejos de las afirmaciones iniciales de este personaje; los maoístas consideramos que el maoísmo es una etapa nueva del marxismo, por ser el desarrollo de los principios fundamentales del marxismo- leninismo, sobre los cuales se basó firmemente el Presidente Mao; es su continuidad del pensamiento de “nuestros grandes maestros marxistas”


Por lo tanto vemos que este texto desde el primer párrafo se halla viciado de falsedades y tergiversaciones; sin embargo nos vemos obligados a rebatir tan paupérrimo análisis del maoísmo, en honor a la verdad y en defensa de la ideología proletaria.


Entonces luego nos dice; que el rechazo de los errores de Stalin, por parte de Mao tiene una larga historia, así que vamos a postear unas cuantas citas sobre como el PCCh apreciaba los errores de Stalin

Entonces tenemos que:



La cuestión de Stalin es una cuestión de importancia mundial con repercusión en el seno de todas las clases en todos los países y que sigue siendo, hasta hoy, asunto de intenso debate en el que las diferentes clases y sus partidos y grupos políticos vienen adoptando diferentes posturas. Es probable que no se pueda llegar a ninguna conclusión definitiva sobre esta cuestión en el presente siglo [el texto se refiere al siglo XX]. NO OBSTANTE, EXISTE VERDADERO ACUERDO EN EL SENO DE LA MAYORÍA DE LA CLASE OBRERA INTERNACIONAL Y DE LOS REVOLUCIONARIOS EN DESAPROBAR LA COMPLETA NEGACIÓN DE STALIN Y EN DEFENDER, CADA VEZ MÁS, SU MEMORIA.
La gran Unión Soviética fue el primer Estado de la dictadura del proletariado. En un principio, el principal dirigente del Partido y el Gobierno de ese Estado fue Lenin. Después de la muerte de Lenin, lo fue Stalin.

Después de la muerte de Lenin, STALIN SE CONVIRTIÓ NO SÓLO EN EL PRINCIPAL DIRIGENTE DEL PARTIDO Y EL GOBIERNO DE LA UNIÓN SOVIÉTICA, SINO TAMBIÉN EN EL LÍDER RECONOCIDO DEL MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL.
El Partido Comunista chino ha sostenido firmemente que la cuestión de cómo juzgar a Stalin y qué actitud tomar hacia él no se reduce sólo a valorar a Stalin en sí mismo; es más importante aún: se trata de cómo evaluar la experiencia histórica de la dictadura del proletariado y del movimiento comunista internacional desde la muerte de Lenin.

El Partido Comunista de China ha insistido invariablemente en la necesidad de llevar a cabo un análisis general, objetivo y científico de los méritos y deméritos de Stalin siguiendo el método del materialismo histórico y la presentación de los hechos como efectivamente ocurrieron, y SE HA OPUESTO A LA NEGACIÓN SUBJETIVA, TOSCA Y COMPLETA DE STALIN POR EL MÉTODO DEL IDEALISMO HISTÓRICO ASÍ COMO A LA DISTORSIÓN Y ALTERACIÓN DELIBERADAS DE LA HISTORIA.

Stalin luchó contra el zarismo y propagó el marxismo durante toda la vida de Lenin; después de que se convirtiera en miembro del Comité Central del Partido Bolchevique encabezado por Lenin tomó parte en la lucha para allanar el camino a la Revolución de 1917; tras la Revolución de Octubre, luchó para defender los frutos de la revolución proletaria.

Stalin dirigió el PCUS y al pueblo soviético tras la muerte de Lenin en lucha resuelta contra los enemigos internos y externos, y en la salvaguardia y consolidación del primer Estado socialista en el mundo.


Stalin dirigió el PCUS y al pueblo soviético defendiendo la industrialización socialista y la colectivización agraria y logrando grandes éxitos en la transformación socialista y en la construcción del Socialismo.

Stalin dirigió el PCUS, al pueblo soviético y al ejército soviético en ardua y amarga lucha hacia la gran victoria de la guerra antifascista.

Stalin defendió y desarrolló el marxismo-leninismo en la lucha contra diversos tipos de oportunismo, contra los enemigos del leninismo, los trostkistas, zinovievistas, bujarinistas y otros agentes burgueses.

STALIN REALIZÓ UNA CONTRIBUCIÓN INDELEBLE AL MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL EN UNA SERIE DE ESCRITOS TEÓRICOS QUE SON OBRAS INMORTALES DEL MARXISMO-LENINISMO.

Stalin dirigió el Partido y el Gobierno soviéticos desarrollando una política exterior que, en su conjunto, respondía a los principios del internacionalismo proletario; contribuyó asimismo enormemente a la lucha revolucionaria de todos los pueblos, incluido el pueblo chino.

Stalin se mantuvo a la vanguardia de la marea de la historia dirigiendo la lucha; fue un enemigo irreconciliable de los imperialistas y de todos los reaccionarios.

Las actividades de Stalin estuvieron íntimamente vinculadas a las luchas del gran PCUS y del gran pueblo soviético, y fueron inseparables de las luchas revolucionarias de los pueblos de todo el mundo.

LA VIDA DE STALIN FUE LA DE UN GRAN MARXISTA-LENINISTA, UN GRAN REVOLUCIONARIO DEL PROLETARIADO.

Es cierto que junto con hechos meritorios para el pueblo soviético y el movimiento comunista internacional, STALIN, UN GRAN MARXISTA-LENINISTA Y REVOLUCIONARIO DEL PROLETARIADO, TAMBIÉN COMETIÓ ALGUNOS ERRORES. Algunos fueron errores de principio y otros, errores cometidos en el curso del trabajo práctico; algunos podrían haberse evitado y otros eran difícilmente evitables en un momento en que la dictadura del proletariado carecía de precedentes para guiarse.

LOS MÉRITOS Y ERRORES DE STALIN SON MATERIAS DE LA REALIDAD HISTÓRICA Y OBJETIVA. UNA COMPARACIÓN ENTRE AMBOS MUESTRA QUE SUS MÉRITOS SUPERAN SUS ERRORES. LA OBRA DE STALIN FUE PRINCIPALMENTE CORRECTA Y SUS ERRORES FUERON SECUNDARIOS. En la valoración de la totalidad del pensamiento de Stalin y su obra, todo comunista honesto, con respeto por la historia, observará en primer lugar, sin duda, lo principal en Stalin. Por lo tanto, una vez valorados, criticados y superados correctamente los errores de Stalin, ES NECESARIO SALVAGUARDAR LO PRINCIPAL DE LA VIDA DE STALIN, SALVAGUARDAR EL MARXISMO-LENINISMO QUE DEFENDIÓ Y DESARROLLÓ.
SERÍA BENEFICIOSO QUE LOS ERRORES DE STALIN, QUE SÓLO FUERON SECUNDARIOS, SE TENGAN POR LECCIONES HISTÓRICAS PARA QUE LOS COMUNISTAS DE LA UNIÓN SOVIÉTICA Y DE OTROS PAÍSES PUDIERAN APRENDER ESAS ENSEÑANZAS Y EVITAR LA REPETICIÓN DE LOS ERRORES O COMETER MENOS. Las lecciones históricas, tanto positivas como negativas, son beneficiosas para todos los comunistas, siempre y cuando se interpreten correctamente, se ajusten a los hechos históricos y no se distorsionen.



De manera que el mal intencionado artículo de Sotomayor comienza a caer por su propio peso

Pero como el revisionismo es torpe, aquí algunas citas más de un texto crítico sobre la obra de Stalin: Problemas Económicos del Socialismo en la URSS

Donde el Presidente Mao, plantea que:



Los comités provinciales y regionales del Partido DEBEN ESTUDIAR ESTE LIBRO. Su lectura no ha dejado en el pasado una impresión profunda. En adelante CONVIENE ESTUDIARLO CONFRONTÁNDOLO CON LA REALIDAD CHINA. En los tres primeros capítulos MUCHAS COSAS MERECEN RETENER NUESTRA ATENCIÓN. MUCHAS COSAS DESCRITAS EN ESTOS CAPÍTULOS SON CORRECTAS. EN CIERTOS PASAJES ES POSIBLE, sin embargo, que el mismo Stalin no haya logrado acertar


Stalin trazó una línea de demarcación entre los dos sistemas y preconizó tres condiciones para pasar al comunismo. ESTAS TRES CONDICIONES FUNDAMENTALES NO SON MALAS.


Las dos primeras pueden resumirse como sigue: 1) aumento de la producción social; 2) paso del sistema de la propiedad colectiva al sistema de la propiedad de todo el pueblo, substitución por un sistema de cambio de productos del sistema de cambio de mercancías, paso de la etapa del valor de cambio a la etapa del valor de uso. En China, estas dos condiciones significan: primero, aumentar enérgicamente la producción y desarrollar simultáneamente la industria y la agricultura manteniendo siempre el principio del crecimiento preferencial de la industria pesada; segundo, llevar el sistema de la propiedad de las pequeñas colectividades hasta el nivel de la propiedad del pueblo entero. Están equivocados aquellos de entre nosotros que no quieren trazar la línea de demarcación y que pretenden que ya hemos entrado a la era del sistema de la propiedad de todo el pueblo.


La tercera condición fijada por Stalin concierne a la cultura: preconiza un desarrollo de la educación física y de la educación de todo el pueblo. Para alcanzar este objetivo Stalin propone cuatro medidas: 1) la jornada de trabajo de seis horas; 2) la institución de una educación politécnica; 3) el mejoramiento de las condiciones del habitat; 4) el aumento de los salarios y la disminución de los precios.

LAS TRES CONDICIONES DE STALIN SON EXCELENTES. Pero entre ellas falta una condición político-ideológica.


Las condiciones que acabamos de citar se orientan esencialmente a aumentar la producción. Una abundancia muy grande de productos facilita en efecto el paso del sistema de la propiedad colectiva al sistema de la propiedad de todo el pueblo. Pero para aumentar la producción hay que producir más, más rápidamente, mejor, y de una manera más económica. Y si se quiere lograr este resultado hay que colocar la política en el puesto de mando y esforzarse por alcanzar simultáneamente los cuatro objetivos: cantidad, rapidez, calidad, economía. Hay que lanzar también movimientos de rectificación con el fin de destruir la ideología del poder legal de la burguesía.

Y en otro texto de la misma serie


64. A propósito de las críticas dirigidas a Stalin
En la página 680, se dice que el libro de Stalin, Problemas económicos del socialismo en la Unión Soviética, así como sus otras obras, contiene ciertos puntos de vista erróneos. En la misma página el Manual LANZA DOS ACUSACIONES CONTRA STALIN. ESTAS NO RESULTAN CONVINCENTES.

La primera acusación contra Stalin se refiere al siguiente punto de vista adoptado por él: "Parece que la circulación de las mercancías ha llegado ya a ser un obstáculo para el desarrollo de las fuerzas productivas. Las condiciones están ya perfectamente reunidas para pasar progresivamente a los cambios directos de las mercancías entre la industria y la agricultura; este paso es inevitable".

En su libro dice igualmente Stalin que si hay dos sistemas de propiedad, hay forzosamente producción mercantil

Stalin criticó el punto de vista que prevalecía en la época en la Unión Soviética y que preconizaba la eliminación de la producción mercantil. Estimaba que esta era una necesidad semejante a aquella que treinta años antes, hacía proclamar a Lenin que la circulación de las mercancías debía desarrollarse al máximo.

Según el Manual, Stalin parecía preconizar la eliminación inmediata de las mercancías. ESTA ACUSACIÓN ES MUY DIFÍCIL DE ESTABLECER. En cuanto a los cambios de los productos, no constituyen para Stalin más que una hipótesis. Escribía él además: "Hay que introducir este sistema sin apresuramiento particular, a medida que se acumulan los productos fabricados por las ciudades".

La otra acusación dirigida contra Stalin consiste en que subestimaba los efectos de la ley del valor en el campo de la producción y especialmente en el de la producción de medios de producción. "En una sociedad socialista, la ley del valor no desempeña un papel regulador en el campo de la producción. La acción reguladora la ejercen en ella las leyes de desarrollo planificado y armónico así como los planes económicas del Estado". Este punto de vista adoptado por el Manual es de hecho el de Stalin. Aunque el Manual considere a los medios de producción como mercancías, no puede no admitir que, primo, en el cuadro del sistema de propiedad de todo el pueblo, la venta y la compra de los medios de producción no tienen ningún efecto sobre el derecho de propiedad, y que, secundo, el papel desempeñado por la ley del valor en el campo de la producción y en el proceso de circulación no es el mismo. Estos puntos de vista son de hecho idénticos a los adoptados por Stalin. EXISTE UNA VERDADERA DIFERENCIA ENTRE STALIN Y KRUSCHÉV: EL PRIMERO SE OPONÍA A LA VENTA A LOS KOLJOSES DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN, TALES COMO LOS TRACTORES, MIENTRAS EL SEGUNDO SE LOS VENDÍA.




De manera que el argumento de Sotomayor comienza claramente a verse mal, como puede comprobar quien leyó los textos anteriores, no existe ni la menor sombra del supuesto “antistalinismo” que este oscuro sujeto nos plantea con tanta alevosía.

Continuaremos más adelante…
avatar
kantaria
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 813
Reputación : 912
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por kantaria el Miér Jun 13, 2012 5:03 am

Siguiendo con la triste tarea de rebatir las patrañas de este sujeto, vamos a ver lo que realmente el Presidente Mao, plantea en su texto sobre La Nueva Democracia; en opinión de este personaje Sotomayor,

“en la que expone una teoría opuesta a la doctrina de Lenin sobre el desarrollo ininterrumpido de la revolución democrático burguesa hasta su transformación en revolución socialista. En esta obra Mao hace la defensa abierta de la burguesía, propugnando el desarrollo prolongado del capitalismo”

Bueno, lo anterior no es más que una burda tergiversación y mentira, pasemos a citar algunas ideas fundamentales del Presidente Mao, sobre el tema:




La característica histórica de la revolución china consiste en que se divide en dos etapas: democracia y socialismo, y la primera ya no es la democracia corriente, sino una democracia de tipo chino, de tipo particular y nuevo, o sea, la nueva democracia. Ahora bien, ¿cómo se ha formado esta característica histórica? ¿Existe desde hace un siglo, o ha surgido más tarde?

Basta con estudiar un poco el desarrollo histórico de China y del mundo para comprender que esta característica no existe desde la Guerra del Opio, sino que se ha formado más tarde, después de la Primera Guerra Mundial imperialista y de la Revolución de Octubre en Rusia. Examinemos ahora el proceso de su formación.
Es evidente que, dada la naturaleza colonial, semicolonial y semifeudal de la actual sociedad, la revolución china ha de pasar por dos etapas. La primera consiste en transformar esa sociedad colonial, semicolonial y semifeudal en una sociedad democrática independiente, y la segunda, en hacer avanzar la revolución yconstruir una sociedad socialista. La revolución china se encuentra ahora en su primera etapa.


Como podemos ver Sotomayor es un falsificador de la verdad de la peor calaña, ¿dónde se plantea lo que este tipo llama la “oposición a la doctrina de Lenin”?, en ninguna parte; pero veamos otras citas más:



Ates de estos acontecimientos, la revolución democráticoburguesa china pertenecía a la vieja categoría, a la de la revolución democrático-burguesa mundial, y formaba parte de esta revolución.

Después de dichos acontecimientos, la revolución democráticoburguesa china pasó a pertenecer a una nueva categoría de la revolución democrático-burguesa, y el frente del que forma parte es el de la revolución socialista proletaria mundial.
¿Por qué? Porque la Primera Guerra Mundial imperialista y la primera revolución socialista victoriosa, la Revolución de Octubre, han cambiado totalmente el curso de la historia mundial, abriendo en ella una nueva era.
Es una era en que el frente capitalista mundial se ha derrumbado en un sector del globo (un sexto de su superficie) y ha revelado plenamente su podredumbre en el resto; en que lo que queda del mundo capitalista no puede sobrevivir sin depender más que nunca de las colonias y semicolonias ; una era en que se ha fundado un Estado socialista, dispuesto, como lo ha proclamado, a dar activo apoyo al movimiento de liberación de todas las colonias y semicolonias, y en que el proletariado de los países capitalistas se libera cada día más de la influencia de los partidos socialdemócratas, socialimperialistas, y ha proclamado su apoyo al movimiento de liberación de las colonias y semicolonias.

En esta era, toda revolución emprendida por una colonia o semicolonia contra el imperialismo, o sea, contra la burguesía o capitalismo internacional, ya no pertenece a la vieja categoría, a la de la revolución democrático-burguesa mundial, sino a la nueva categoría; ya no forma parte de la vieja revolución burguesa o capitalista mundial, sino de la nueva revolución mundial : la revolución mundial socialista proletaria. Estas colonias o semicolonias en revolución no pueden ser consideradas como aliadas del frente de la contrarrevolución capitalista mundial; se han convertido en aliadas del frente de la revolución socialista mundial.


En su primera etapa o primer paso, tal revolución de un país colonial o semicolonial, aunque por su carácter social sigue siendo fundamentalmente democrático-burguesa y sus reivindicaciones tienden objetivamente a desbrozar el camino al desarrollo del capitalismo, ya no es una revolución de viejo tipo, dirigida por la burguesía y destinada a establecer una sociedad capitalista y un Estado de dictadura burguesa, sino una revolución de nuevo tipo, dirigida por el proletariado y destinada a establecer, en esa primera etapa, una sociedad de nueva democracia y un Estado de dictadura conjunta de todas las clases revolucionarias. Por consiguiente, esta revolución abre precisamente un camino aún más amplio al desarrollo del socialismo. Durante su curso, atraviesa varias fases debido a los cambios en el campo contrario y entre sus propios aliados, pero su carácter fundamental permanece inalterado.
La revolución combate consecuentemente al imperialismo, y por
lo tanto este no la tolera y lucha contra ella. En cambio, el socialismo la aprueba, y el Estado socialista y el proletariado internacional socialista la ayudan. Por eso, esta revolución no puede ser sino parte de la revolución mundial socialista proletaria.


La revolución china en su primera etapa (subdividida en múltiples fases) es, por su carácter social, una revolución democrático-burguesa de nuevo tipo, y no es todavía una revolución socialista proletaria ; sin embargo, hace ya mucho tiempo que forma parte de la revolución mundial socialista proletaria, y, más aún, constituye actualmente una parte muy importante de ella y es una gran aliada suya. La primera etapa o primer paso de esta revolución, de ningún modo es ni puede ser el establecimiento de una sociedad capitalista bajo la dictadura de la burguesía china, sino el establecimiento de una sociedad de nueva democracia bajo la dictadura conjunta de todas las clases revolucionarias del país dirigida por el proletariado ; con ello culminará la primera etapa. Entonces, será el momento de llevar la revolución a su segunda etapa : el establecimiento en China de una sociedad socialista.

De un lado, la posibilidad de que participe en la revolución, del otro, la tendencia a la conciliación con los enemigos de la revolución :tal es el doble carácter de la burguesía, la que desempeña dos papeles a la vez. Este doble carácter lo tuvo también la antigua burguesía de Europa y Norteamérica. Frente a un enemigo poderoso, la burguesía es une con los obreros y campesinos para combatirlo, pero cuando éstos despiertan, la burguesía se alía en contra suya con el enemigo. Esta es una ley general válida para la burguesía de todos los países, pero dicha característica resulta aún más pronunciada en la burguesía china.

Está perfectamente claro que, en China, ganará la confianza del pueblo quien sepa dirigirlo en la lucha por derrocar al imperialismo y a las fuerzas feudales, porque tanto aquél como éstas, en especial el imperialismo, son los enemigos mortales del pueblo. En la actualidad, el salvador del pueblo será quien sepa dirigirlo en la lucha por expulsar al imperialismo japonés y establecer un sistema democrático. La historia ha probado que la burguesía china no es capaz de cumplir esta tarea, la cual, por lo tanto, recae inevitablemente sobre los hombros del proletariado.


Esta república de nueva democracia será diferente, por una parte, de la vieja república capitalista, al estilo europeo y norteamericano, bajo la dictadura de la burguesía, esto es, la república de vieja democracia, ya caduca. Por otra parte, será diferente también de la república socialista, al estilo soviético, bajo la dictadura del proletariado, república que ya florece en la Unión Soviética y que se establecerá también en todos los países capitalistas y llegará a ser indudablemente la forma dominante de estructura del Estado y del Poder en todos los países industrialmente avanzados. Esta forma, sin embargo, no puede ser adoptada, por un determinado período histórico, en la revolución de los países coloniales y semicoloniales.

Consecuentemente, en todos estos países, la revolución sólo puede adoptar en dicho período una tercera forma de Estado : la república de nueva democracia. Esta es la forma que corresponde a un determinado período histórico y, por lo tanto, es una forma de transición, pero obligatoria y necesaria.

De esto se desprende que los múltiples sistemas de Estado en el mundo pueden reducirse a tres tipos fundamentales, si se clasifican según el carácter de clase de su Poder: 1) república bajo la dictadura de la burguesía; 2) república bajo la dictadura del proletariado, y 3) república bajo la dictadura conjunta de las diversas clases revolucionarias.

El primer tipo lo constituyen los Estados de vieja democracia. En la actualidad, después del estallido de la Segunda Guerra imperialista, ya no queda rastro de democracia en muchos países capitalistas, transformados o en vías de transformarse en Estados donde la burguesía ejerce una sangrienta dictadura militar. Pueden ser incluidos en este tipo los Estados bajo la dictadura conjunta de los terratenientes y la burguesía.

El segundo tipo es el vigente en la Unión Soviética, y se halla en gestación en los países capitalistas. En el futuro, ésta será la forma dominante en todo el mundo por un determinado período.

El tercer tipo es una forma de Estado de transición que debe adoptarse en las revoluciones de los países coloniales y
semicoloniales.

Sería correcto y conforme a la teoría marxista del desarrollo de la revolución decir que, de las dos etapas de la revolución, la primera proporciona las condiciones para la segunda y que las dos deben ser consecutivas, sin que sea permisible intercalar una etapa de dictadura burguesa. Sin embargo, es utópico e inaceptable para los verdaderos revolucionarios afirmar que 1a revolución democrática no tiene sus tareas específicas ni un período determinado, sino que simultáneamente con sus tareas se puede cumplir tareas realizables sólo en otro período, por ejemplo las tareas socialistas, hacerlo todo, como ellos dicen, "de un solo golpe”




Este magnifico análisis del Presidente Mao, contradice totalmente las patrañas de Sotomayor, y demuestra que este sujeto es un verdadero bufón de la falsificación

Creo que con esto finalizo el post, voy a continuar más adelante

NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2274
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por NG el Miér Jun 13, 2012 7:54 am

Gracias por responder kantarria, pero te advierto que me has vuelto a hacer el trabajo con todas tus citas de Mao, para este como para el anterior debate solo hace falta mirar las citas de Mao para obviamente estudiar su ideología y compararla con la de Lenin y Stalin y ver los matices, mejor dicho los grandes matices que vemos en algunos puntos...

Tú has afirmado que es erróneo decir: “Según dicen los seguidores de Mao Zedong, el maoísmo ha superado al marxismo leninismo sobre la base de las críticas del líder chino a Stalin”. Vamos a ver, esto no hace falta que lo diga José Soto Mayor ni nadie, para que Mao haya superadoa Stalin tendría que haberle superado en los aspectos de análisis y praxis más conocidos que Stalin aportó al marxismo mundial. Puntos en los que el Presidente (como llamáis fanaticamente y patéticamente a partes iguales) no le llega ni de cerca, por mucho que la propaganda de la fallida revolución cultural diga que Mao es el máximo exponente del marxismo etc.

He aquí algunos de los aportes de Stalin al marxismo:

Los aportes de Stalin en la teoría como siguientes: la economía socialista, el análisis de la lingüística, el derecho de autodeterminación de las nacionalidades.


Los aportes de Stalin en la praxis como los siguientes: la edificación industrial, la lucha contra las corrientes burguesas como la titista, la represión contra los contrarrevolucionarios del interior, el
trato con las demás naciones y todo tipo de internacionalismo, la preparación de la lucha antifascista, la planificación económica estatal, el "aceptar" el culto a la personalidad...

Todos estos puntos como yo sé a ciencia cierta y debo suponer que tú también Mao afirmaba que Stalin había tenido grandes errores, que se equivocó, y claro, para eso estaba él, el gran salvador del marxismo, para corregir los errores de Stalin que era un torpe según Mao afirma indirectamente al corregirle en TODO los temas que nos podamos imaginar, desde la teórica económica de por ejemplo la agricultura hasta la filosofía al redactar el georgiano el compendio sobre el materialismo histórico y el materialismo dialéctico.

Por lo tanto para que Mao sea la superación del marxismo-leninismo (según los Lin Piaoístas o Gonzalistas que aceptan tal tesis que ni el propio Mao aceptó) tiene que haber superado en los aspectos teóricos y prácticos a Stalin, y para ello simplemente o Stalin se equivocó en varias cosas o nos tenemos que creer directamente que Mao protagonizó más aspectos teóricos y prácticos que Stalin, de ahí a que José Soto Mayor diga que no se entiende esa cacareada tercera fase sin creerse que los maoístas pensaban en que Mao era superior a Stalin porque este último erró en muchos temas. Fíjate si esto es un hecho que vosotros los maoístas anteponéis a Mao y recomendáis su lectura incluso antes que a Lenin por mucho que difundáis que aceptaís a Stalin "como uno más de la familia junto con Lenin, Marx-Engels, y Mao".

Ya que el carácter monopolista del capitalismo no ha cambiado radicalmente como para formular una "nueva fase del marxismo" con nuevas aportaciones acordes a un análisis de dicha nueva etapa capitalista, tenemos que suponer que simplemente Mao superó a Stalin en la etapa que es la misma que Lenin anunció, o sea le superó en méritos como marxista, no queda otra.

NOTA: kantarria no quiere decir que no sepamos ambos que Mao alabó muchas cosas de Stalin, pero usa la dialéctica y analiza lo que estamos hablando antes de que me salgas a colgar textos y textos de nuevo sobre Mao diciendo cosicas buenas de Stalin, de lo contrario será considerado off-topic, ya has puesto varios textos que no tienen que ver con el post: las críticas QUE NO ALABANZAS de Mao a Stalin, sino eres capaz de refutarlas, cállate.

kantaria escribió:“en la que expone una teoría opuesta a la doctrina de Lenin sobre el desarrollo ininterrumpido de la revolución democrático burguesa hasta su transformación en revolución socialista. En esta obra Mao hace la defensa abierta de la burguesía, propugnando el desarrollo prolongado del capitalismo”

Bueno, lo anterior no es más que una burda tergiversación y mentira,
¿Como que es una mentira esto?, bueno vamos a colgar textos clásicos como los de Mao y la de los demás revolucionarios internacionales clásicos para ver el punto vital de esta democracia nueva: la burguesía y la participación en la dictadura del Estado, esta etapa: la nueva democracia (como etapa democrático-burguesa) debería no contar con la colaboración de la burguesía en el ámbito de la dictadura, sino que debía ser una dictadura democraticopopular de los obreros y campesinos (sobre todo si es el PC el que tiene la batuta en la revolución) y debería pasar a la etapa socialista ya sin el lastre de una burguesía si es que anteriormente no tenía el papel de vanguardia si es que no lo tuvo que conseguir en el transcurso de la primera etapa cuando compartía poder con la burguesía, pero Mao no, Mao alude que tanto en la primera etapa (la nueva democracia) como en la segunda (la etapa socialista) se debe ir de la mano de la burguesía nacional. Veamos:

La característica histórica de la revolución china consiste en que se divide en dos etapas: democracia y socialismo, y la primera ya no es la democracia corriente, sino una democracia de tipo chino, de tipo particular y nuevo, o sea, la nueva democracia.

La característica histórica de la revolución china consiste en que se divide en dos etapas: democracia y socialismo, y la primera ya no es la democracia corriente, sino una democracia de tipo chino, de tipo particular y nuevo, o sea, la nueva democracia. Ahora bien, ¿cómo se ha formado esta característica histórica? ¿Existe desde hace un siglo, o ha surgido más tarde?

Basta con estudiar un poco el desarrollo histórico de China y del mundo para comprender que esta característica no existe desde la Guerra del Opio, sino que se ha formado más tarde, después de la Primera Guerra Mundial imperialista y de la Revolución de Octubre en Rusia. Examinemos ahora el proceso de su formación. (Mao, Sobre la nueva democracia, 1940)
Bien según este texto, no explica para nada bien porque se ha cambiado el carácter de la burguesía, debo suponer que por los dos puntos a los que hace referencia vagamente (quizás no lo posteaste entero) entonces sería: por el papel que tomo la burguesía durante estos procesos, y por la revolución de octubre algo que no se justifica entonces, podríamos decir que la burguesía checoslovaca era "progresista" cuando se unió al proletariado en su lucha contra Alemania, Polonia, Hungría y demás durante los repartos de Munich o durante la invasión nazi, eso no quita que en el 1948 el KSC lo considerara una "burguesía progresista", que la burguesía polaca haya sido el estandarte anti-extranjero a veces incluso con fanatismo y chovinismo, y que en parte gracias a eso, junto a otros rasgos como su catolicismo hizo que no se borrara la identidad polaca desde el siglo XVIII hasta el 1918 donde surge de nuevo el Estado polaco, así como debo recordar que la burguesía polaca fundó una de las primeras constituciones burguesas en 1791 y no por eso su carácter "progresista" persiste en el tiempo hasta llegar a perdonarla a la hora de la revolución proletaria como pretende Mao con sus tesis, el POUP no se doblego ante estos conceptos de "progresista" porque sabía perfectamente las acciones y los intereses de la burguesía detrás de esos actos, en ambos casos europeos se sesgo finalmente a la burguesía sin más miramientos. En todo caso es un cachondeo lo de que la revolución de octubre haya hecho eco en las burguesias nacionales, para ello te cito a Lenin:

Sería utópico pensar que los partidos proletarios, si es que en general pueden surgir en estos países atrasados, puedan aplicar una táctica y una política comunistas sin mantener determinadas relaciones con el movimiento campesino y sin apoyarlo en los hechos. Pero aquí se ha objetado que si hablamos de movimiento democrático-burgués, se borrará toda diferencia entre el movimiento reformista y el revolucionario. Sin embargo, esta diferencia se ha manifestado con toda claridad en el último tiempo en los países atrasados y coloniales, pues la burguesía imperialista trata con todas sus fuerzas de introducir también entre los pueblos oprimidos el movimiento reformista. Entre la burguesía de los países explotadores y la de las colonias se ha producido cierto acercamiento, de modo que muy a menudo tal vez en la mayoría de los casos -- la burguesía de los países oprimidos, aunque apoye los movimientos nacionales, al mismo tiempo lucha de acuerdo con la burguesía imperialista, es decir, juntamente con ella, contra todos los movimientos revolucionarios y contra todas las clases revolucionarias. (Lenin, Comisión sobre los Problemas Nacional y Colonia, 1920)
-Ergo te he demostrado por un lado que Lenin no pensaba que la revolución de octubre haya cambiado el caracter de la burguesía nacional colonial, sino que de algún modo luchara siempre contra todo movimiento revolucionario/soberanista que surja en estos países anclados en el imperialismo/colonialista, y por otro lado te he expuesto ejemplo parecidos al de la burguesía china que no cedieron a esa tesis ilusionistas de
"burguesía nacional progresista".


Después de esta evidencia irrefutable al no ser que modifiques los textos de Lenin y Mao, seguimos:

¿Por qué Mao hace análisis antileninistas sobre el papel de la burguesía y el contexto mundial?

Veamos que decía Mao sobre el papel de la burguesía nacional china, su papel, y la misión del PCCh respecto a ella en reacción a lo que se preveía que la burguesía haría:

En esta era, toda revolución emprendida por una colonia o semicolonia contra el imperialismo, o sea, contra la burguesía o capitalismo internacional, ya no pertenece a la vieja categoría, a la de la revolución democrático-burguesa mundial, sino a la nueva categoría; ya no forma parte de la vieja revolución burguesa o capitalista mundial, sino de la nueva revolución mundial : la revolución mundial socialista proletaria. Estas colonias o semicolonias en revolución no pueden ser consideradas como aliadas del frente de la contrarrevolución capitalista mundial; se han convertido en aliadas del frente de la revolución socialista mundial. (Mao, Sobre la nueva democracia, 1940)
Esta tesis fue refutada por Lenin antes de que Mao la planteara, como te puse anteriormente:

Spoiler:
Sería utópico pensar que los partidos proletarios, si es que en general pueden surgir en estos países atrasados, puedan aplicar una táctica y una política comunistas sin mantener determinadas relaciones con el movimiento campesino y sin apoyarlo en los hechos. Pero aquí se ha objetado que si hablamos de movimiento democrático-burgués, se borrará toda diferencia entre el movimiento reformista y el
revolucionario. Sin embargo, esta diferencia se ha manifestado con toda claridad en elúltimo tiempo en los países atrasados y coloniales, pues la burguesía imperialista trata con todas sus fuerzas de introducir también entre los pueblos oprimidos el movimiento reformista. Entre la burguesía de los países explotadores y la de las colonias se ha producido cierto acercamiento, de modo que muy a menudo tal vez en la mayoría de los casos -- la burguesía de los países oprimidos, aunque apoye los movimientos nacionales, al mismo tiempo lucha de acuerdo con la burguesía imperialista, es decir,juntamente con ella, contra todos los movimientos revolucionarios y contra todas las clases revolucionarias. (Lenin, Comisión sobre los Problemas Nacional y Colonia, 1920)

Continuemos:
Por otra parte, será diferente también de la república socialista, al estilo soviético, bajo la dictadura del proletariado, república que ya florece en la Unión Soviética y que se establecerá también en todos los países capitalistas y llegará a ser indudablemente la forma dominante de estructura del Estado y del Poder en todos los países industrialmente avanzados. Esta forma, sin embargo, no puede ser adoptada, por un determinado período histórico, en la revolución de los países coloniales y semicoloniales. Consecuentemente, en todos estos países, la revolución sólo puede adoptar en dicho período una tercera forma de Estado: la república de nueva democracia. (Mao, Sobre la nueva democracia, 1940)
Bueno esta frase, aparte de renegar de la dictadura del proletariado, sí, de la dictadura del proletariado, proponiendo una nueva con "clases revolucionarias" como la burguesía nacional, no hace falta que te ponga textos para comprobar que es una desviación altamente contrastada con cualquier texto leninista. El mismo Stalin comentó que en los años cincuenta existía una dictadura democratico-popular (como se decía en el partido bolchevique que necesitaba Rusia en 1905), espero que no me salgas con que China era un país atrasado para ejercer dicha dictadura, porque Albania que sí ejerció la dictadura del proletariado sin temor contra la burguesía estaba muchísimo más. Encima se saca de la manga que los países coloniales y semicoloniales usen la nueva democracia: la colaboración con la burguesía en el ámbito económico y en los órganos del Estado. ¿Tienes los santos huevos de decirme que eso hubiera sido lo "mejor" para la Albania "colonial"?

En estos países no hay apenas proletariado industrial. A pesar de eso, también allí asumimos y debíamos asumir el papel de dirigentes. Nuestra labor nos ha demostrado que en estos países hay que vencer dificultades colosales, pero los resultados prácticos de nuestra actividad han demostrado también que, pese a estas dificultades, se puede despertar en las masas la aspiración a un pensamiento y a una actividad políticos independientes incluso donde apenas existe proletariado. Esta labor ha sido más difícil para nosotros que para los camaradas de los países de Europa occidental, ya que el proletariado en Rusia está sobrecargado de tareas relativas al Estado. Es bien comprensible que los campesinos que se hallan en un estado de dependencia semifeudal, puedan asimilar a la perfección la idea de la organización soviética y aplicarla en la práctica. Es claro también que las masas oprimidas, explotadas no sólo por el capital comercial, sino también por los feudales y por el Estado construido sobre bases feudales, pueden hacer uso de esta arma, de este tipo de organización en las condiciones de sus países. La idea de la organización soviética es sencilla, y no sólo puede aplicarse a las relaciones proletarias, sino también a las relaciones campesinas feudales o semifeudales. (Lenin, Comisión sobre los Problemas Nacional y Colonia, 1920)
Entonces, veo que dice Lenin que el proletario debe llevar la batuta en la revolución democratico-burguesa (como dice Mao también) de los países feudales o semifeudales igualmente pero la diferencia radica en que como vemos Mao reniega de la experiencia de la dictadura del proletario y del orden soviético para convertirla en la de la dictadura de las clases revolucionarias poniendo al lado de ese frente revolucionario a una burguesía que Lenin y Stalin advirtieron fehacientemente que reprimiría cualquier intento de revolución como ocurrió en China ciertamente durante 1927, durante el frente popular chino, durante el final de la segunda guerra mundial cuando Mao aludía que se debía evitar la guerra civil o durante las campañas liberales de Mao de 1957, durante el ascenso de la dupla Liu-Deng, o durante la muerte de Mao con los ultrarevisionistas Hua-Deng. Aún así la máxima maoísta siempre se ha reducido a la reeducación bujarinista-titista, olé por vuestro marxismo.

Pero señores y señoras... ¿hay más términos antileninistas en este concepto de nueva democracia?

Citemos a nuestros dichosos Mao y Lenin por una vez más:

Las formas de los Estados burgueses son extraordinariamente diversas (parece una advertencia de la nueva democracia), pero su esencia es la misma: todos esos Estados son, bajo una forma o bajo otra, pero, en última instancia, necesariamente, una dictadura de la burguesía. La transición del capitalismo al comunismo no puede, naturalmente, por menos de proporcionar una enorme abundancia y diversidad de formas políticas, pero la esencia de todas ellas será, necesariamente, una: la dictadura del proletariado. (Lenin, Estado y revolución, 1917)
"Los éxitos indiscutibles, alcanzados por el socialismo en la URSS en el frente de la edificación" -escribió el camarada Stalin-, "han demostrado claramente que el proletariado puede gobernar con éxito el país sin burguesía y en contra de la burguesía, puede levantar con éxito la industria sin burguesía y en contra de la burguesía, puede dirigir con éxito toda la economía nacional sin burguesía y en contra de la burguesía, puede edificar con éxito el socialismo, a pesar del cerco capitalista". (Stalin, El carácter internacional de la Revolución de Octubre, 1927)
Vencer a la burguesía y derrocar su poder es cosa que la revolución podría hacer también sin la dictadura del proletariado. Pero aplastar la resistencia de la burguesía, sostener la victoria y seguir avanzando hasta el triunfo definitivo del socialismo, la revolución ya no puede si no crea, al llegar a una determinada fase de su desarrollo, un organismo especial, la dictadura del proletariado, que sea su principal apoyo. (Stalin, Los fundamentos del Leninismo, 1924)
En nuestro país, siguen existiendo los numerosos partidos democráticos que se formaron durante la resistencia al Japón y la lucha contra Chiang Kai-shek y que se componen principalmente de elementos de la burguesía nacional y de su intelectualidad. En este punto, nuestra situación difiere de la que existe en la Unión Soviética. De manera consciente permitimos que subsistan los partidos democráticos, les brindamos oportunidades para expresarse y aplicamos para con ellos la política de unidad y lucha. [...] Esto es más ventajoso para el Partido, el pueblo y el socialismo. [...] Tanto el Partido Comunista como los partidos democráticos surgieron en el proceso histórico. Todo lo que surge en el proceso histórico desaparece en el mismo proceso. Así, tarde o temprano desaparecerá el Partido Comunista y, de igual modo, los partidos democráticos. ¿Es esta desaparición algo tan desagradable? A mi modo de ver, será muy agradable. Me parece realmente estupendo el día en que el Partido Comunista y la dictadura del proletariado pierdan su razón de ser. Nuestra tarea es justamente impulsar el proceso, de modo que su desaparición advenga más pronto. De esto ya hemos hablado muchas veces. [...] Espero que ustedes dediquen algunos esfuerzos al trabajo de frente único, para que mejoren las relaciones entre ellos y nosotros y se active hasta donde sea posible su entusiasmo, poniéndolo al servicio del socialismo.(Mao, Sobre diez grandes relaciones, 1956)
¿Por qué, pues, hay que admitir una larga coexistencia de los partidos democráticos de la burguesía y de la pequeña burguesía con el partido político de la clase obrera? Porque no tenemos motivos para no adoptar la política de coexistencia duradera con respecto a todos aquellos partidos que se dediquen verdaderamente a la tarea de unir al pueblo para la causa del socialismo y se hayan granjeado su confianza. [..] El objetivo de la dictadura es proteger a todo el pueblo para que pueda dedicarse al trabajo pacífico y así transformar a China en un país socialista con una industria, una agricultura, una ciencia y una cultura modernas. (Mao, Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo, 1957)
La supervisión mutua entre los distintos partidos es otro hecho de larga data, que toma la forma de consejos y críticas recíprocos. La supervisión mutua no es, desde luego, un asunto unilateral; significa que, a la vez que el Partido Comunista puede ejercer supervisión sobre los partidos democráticos, éstos también pueden ejercerla sobre el Partido Comunista. ¿Por qué se admite la supervisión de los partidos democráticos sobre el Partido Comunista? Porque un partido, lo mismo que una persona, tiene gran necesidad de oír opiniones diferentes de las propias. Es de todos conocido que la supervisión sobre el Partido Comunista la ejercen principalmente el pueblo trabajador y los militantes del Partido. Pero será más provechoso para nosotros que también participen en ella los partidos democráticos. Claro que los consejos y críticas que se intercambien entre los partidos democráticos y el Partido Comunista sólo podrán desempeñar un papel positivo de supervisión mutua cuando correspondan a los seis criterios políticos. Por eso esperamos que todos los partidos democráticos presten atención a la transformación ideológica y se esfuercen por una coexistencia duradera con el Partido Comunista y una supervisión mutua, a fin de responder a las necesidades de la nueva sociedad. (Mao, Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo, 1957)
En nuestro país, la contradicción entre la clase obrera y la burguesía nacional hace parte de las contradicciones en el seno del pueblo. La lucha de clases entre la clase obrera y la burguesía nacional es, en general, una lucha de clases en las filas del pueblo, porque la burguesía nacional de China tiene doble carácter. En el período de la revolución democrático-burguesa, ella tenía en su carácter tanto un lado revolucionario como otro conciliador. En el período de la revolución socialista, al tiempo que explota a la clase obrera obteniendo ganancias, apoya la Constitución y se muestra dispuesta a aceptar la transformación socialista. (Mao, Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo, 1957)

-Como comprenderás con multipartidismo, con teorizaciones sobre que la burguesía nacional es progresista y aceptará el socialismo y con reeducación, no se puede estar más a las antópodas de la teoría leninista sobre un partido y un Estado, sobre que la burguesía al transformar el sistema es siempre reaccionaria debido a una cosa tan simple carácter rentista que posee como decía Engels, o sobre la lucha de clases y no la conciliación pacífica.

Pero hay más, veamos por ejemplo que el PCCh teorizo sobre la clásica teoría revisionista del transito transformación pacífico de la burguesía en la construcción del socialismo:

El Partido Comunista de Yugoslavia no tiene el espíritu de un política de lucha de clases. Los elementos capitalistas en el campo y en las ciudades están realizando grandes progresos, pero la dirección del Partido no toma medidas para limitar los elementos capitalistas. El Partido Comunista de Yugoslavia cree ciegamente en la pobre ilusión de la teoría oportunista sobre la integración pacífica de los elementos capitalistas en el socialismo, tomando esta teoría de Bernstein, Folmar, y Bujarin. (Stalin, Carta al PCY, 1948)
¿Cuál es la base teórica de esta ceguera y del desconcierto del grupo de Bujarin? Creo que la base teórica de esta ceguera y del aturdimiento incorrecto de Bujarin, es el método no marxista de abordar la cuestión de la lucha de clases en nuestro país. Tengo en mente la teoría no marxista Bujarin de los kulaks sobre de crecimiento hacia el socialismo, y de su incapacidad para comprender la mecánica de la lucha de clases bajo la dictadura del proletariado. Una cosa o la otra: ya sea la teoría de Marx de la lucha de clases, o la teoría de los capitalistas que crecen en el socialismo; ya sea un antagonismo irreconciliable de los intereses de clase, o la teoría de la armonía de los intereses de clase. En su discurso de Bujarin trató de reforzar la teoría de los kulaks de crecimiento hacia el socialismo haciendo referencia a un conocido pasaje de Lenin. Eso no es cierto, camaradas. Es una calumnia grave e imperdonable contra Lenin. (Stalin, Sobre la desviación derechista en el PC (b) de la URSS, 1929)
Así, pues, en los Estados ya completamente capitalistas en los que actúan partidos obreros que son la verdadera vanguardia del proletariado, la tarea esencial y primordial consiste en luchar contra las desviaciones oportunistas, pequeñoburgués-pacifistas de la concepción y de la política del internacionalismo. [...] 3) La necesidad de luchar contra el panislamismo y otras corrientes de esta índole que tratan de combinar el movimiento de liberación contra el imperialismo europeo y americano con el fortalecimiento de las posiciones de los khanes, de los terratenientes, de los mullhas, etc. [...] la Internacional Comunista debe sellar una alianza temporal con la democracia burguesa de los países coloniales y atrasados, pero no debe fusionarse con ella y tiene que mantener incondicionalmente la independencia del movimiento proletario incluso en sus formas más embrionarias. (Lenin, Primer esbozo de las tesis sobre los problemas nacional y colonial, 1920)
En nuestro país, la contradicción entre la clase obrera y la burguesía nacional hace parte de las contradicciones en el seno del pueblo. La lucha de clases entre la clase obrera y la burguesía nacional es, en general, una lucha de clases en las filas del pueblo, porque la burguesía nacional de China tiene doble carácter. En el período de la revolución democrático-burguesa, ella tenía en su carácter tanto un lado revolucionario como otro conciliador. En el período de la revolución socialista, al tiempo que explota a la clase obrera obteniendo ganancias, apoya la Constitución y se muestra dispuesta a aceptar la transformación socialista. (Mao, Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo, 1957)
Nuestro método para llevar a cabo la revolución socialista es el método pacífico. En el pasado, mucha gente, tanto dentro como fuera del Partido Comunista, expresaban dudas a cerca de este método. Sin embargo, desde el verano del pasado año, debido al aumento del movimiento de cooperativización en el campo, y el recrudecimiento de la transformación socialista de las zonas urbanas en recientes meses, sus dudas por lo general se han despejado. Dadas las condiciones que prevalecen en nuestro país, es posible usar métodos pacíficos -estos son, el método de persuasión y educación- no sólo en lograr la transformación del sistema de propiedad individual en propiedad colectiva socialista, sino también en lograr la transformación del sistema capitalista al sistema socialista. (Mao, Discurso en la Conferencia Suprema de Estado, 1956)

Este último es muy gracioso pues mientras Liu Shao-chi afirmaba en ese mismo año que también la transformación socialista se había logrado afirmaba a la vez que esta "transformación" se habían logrado con métodos pacíficos como decía Mao y reconociendo que mediante empresas mixtas y el pago de rentas al burgués:

Hemos logrado una victoria decisiva en la transformación socialista de la agricultura, la artesanía y la industria y comercio capitalistas en nuestro país. […] La mayor parte de la industria y comercio capitalistas en el país ha sido objeto de la operación estatal-privada conjunta de operaciones. [...] «Por lo tanto, se ha hecho posible que la revolución democrático-burguesa en nuestro país se transforme directamente, por medios pacíficos, en una revolución socialista proletaria. El establecimiento de la República Popular de China significa la realización virtual de la etapa de la revolución democrático-burguesa en nuestro país y el inicio de la etapa de la revolución socialista proletaria: el comienzo del período de transición del capitalismo al socialismo.

¿Cuáles son las características básicas de la etapa de transición en nuestro país? [...]

En segundo lugar, en nuestro país, los aliados de la clase obrera no sólo consisten en el campesinado y la pequeña burguesía urbana, sino también en la burguesía nacional. Por esta razón, con el fin de transformar nuestra vieja economía, debemos utilizar los medios pacíficos de transformación no sólo en el caso de la agricultura y la artesanía, sino también en el caso de la industria y comercio capitalistas. Esto tiene que ser hecho paso a paso, por lo que también necesita tiempo. (Liu Shao-chi, Informe al VIII Congreso del PCCh, 1956)

-Este "método" o "vía" al socialismo para quién no lo sepa, es clavado al yugoslavo, y la experiencia yugoslava precisamente fue "excomulgada" (como dirían los libros burgueses) por Stalin debido a estas tesis revisionistas.

Bien, ni siquiera Fidel Castro, al cual vosotros guardáis especial cariño... planteó una tesis aludiendo al carácter "progresista" de su burguesía:

P. Mucho se dice sobre "los medios nacionales" y en las alianzas ... ¿Cree usted que las autoridades nacionales de mentalidad clases medias todavía puede desempeñar un papel positivo en las revoluciones de América Latina?

R: No lo creo, nunca lo hice. Es cierto que hay grupos de la burguesía industrial, que están en contra, a veces muy en contra, el imperialismo, debido a la competencia. Sin embargo, estos mismos grupos odian a los trabajadores aún más, por razones de clase. Entre EE.UU. y los monopolios de las burguesías nacionales no puede haber conflictos de carácter temporal y escaramuzas, no una verdadera lucha sin cuartel. No hay incompatibilidad histórica entre ellos. Nuestra burguesía nacional aquí en el país es complaciente y cobarde, y siempre dispuesto a conceder al imperialismo, que es la conclusión lo mantiene vivo y le da ayuda y las armas para ser utilizadas contra las revoluciones sociales. Burguesía nacional sueño, al igual que la burguesía cubana solía dormir. Clases privilegiadas ya no puede participar en verdaderas revoluciones, y menos aún que el plomo, en nuestro siglo. Créanme, esta es la verdad.

P. ¿Cuáles son, entonces, en su opinión, las fuerzas que tienen la tarea histórica de la organización de las revoluciones en América Latina?

A. El proletariado industrial y agrícola, los campesinos, la pequeña burguesía, sobre todo los intelectuales. No quiero alentar a las facciones. Tampoco niego que algunas capas de la burguesía nacional puede apoyar, en parte y temporalmente, ciertos acontecimientos revolucionarios. Admito que algunos hijos de la burguesía pueden entrar en las filas del pueblo, participar en las revoluciones, e incluso dirigirlos, como individuos conscientes, armados con una teoría revolucionaria (después de todo, yo soy el hijo de los grandes terratenientes!). Sin embargo, estoy razonamiento a partir de un punto de vista de clase. Ya no hay nada bueno podemos esperar de la burguesía nacional como clase. Lo mismo ocurre con los ejércitos nacionales. Oficiales revolucionarios y patrióticos se puede encontrar, pero los ejércitos profesionales y de castas son como un cáncer que debe ser arrancados de América Latina. Si los ejércitos no se destruyen, no puede haber verdaderos gobiernos del pueblo, y las reformas sociales no pueden ser promulgada. En el primer olor de una reforma, incluso modesta, interviene el ejército y lo paraliza todo. Y cuando un gobierno corrupto se encuentra en su camino de salida, y una revolución está a la vista, llega el ejército de nuevo con un golpe de Estado y con un nuevo gobierno que es peor que el que le precedió. Estas son las lecciones de nuestra historia. Fidel Castro
Hay un interesante análisis de Enver Hoxha sobre lo que consiguió Mao con estas tesis en base a la teoría de la nueva democracia y su eco en los países dependedientes coloniales:

En los años de la postguerra cobró un gran ímpetu el movimiento de liberación nacional anticolonialista en todos los continentes. Los imperios coloniales inglés, francés, italiano, holandés, belga se iban desmoronando uno tras otro bajo los embates de las insurrecciones populares en las colonias. Las revoluciones en estos países eran en su mayoría democrático-burguesas. Pero en algunos de ellos existían posibilidades objetivas para que la revolución evolucionara y tomase carácter socialista. Con sus puntos de vista y sus acciones, Mao Zedong preconizaba la desviación de las revoluciones antiimperialistas de su justo camino de desarrollo, buscaba que éstas se quedasen a mitad de camino, que no se salieran del marco burgués, que se perpetuara el sistema capitalista. Las «teorías» de Mao Zedongng ocasionaban un gran daño, más si tenemos en cuenta la importancia de la revolución china y su influencia en los países coloniales. (Enver Hoxha, Eurocomunismo es anticomunismo, 1979)
Del mismo modo podemos ver como R. Service recogió los pensamientos liberales de Mao Zedong, y como el revisionista de Browder ya sabía de que pie cojeaba su hermano ideológico:

«Su concepción del mundo te da la impresión de que es una concepción moderna. Su manera de comprender las cuestiones económicas, por ejemplo, es muy similar a la nuestras». «No es ninguna sorpresa, prosigue, que los chinos hayan dejado una impresión positiva en muchos o en todos los norteamericanos que se han entrevistado con ellos en los últimos siete años; su comportamiento, su forma de pensar y su planteamiento directo de los problemas, parece más bien norteamericano que oriental» [...]

«El que se denomina campo «comunista» en China, porque está dirigido por miembros destacados del Partido Comunista de China -escribía Browder- está más próximo a la noción norteamericana de democracia, que el denominado campo del Kuomintang. Está más próximo desde cualquier punto de vista, incluso en el de dar mayor campo de acción a la «libre iniciativa» en la vida económica». (Enver Hoxha, Eurocomunismo es anticomunismo, 1979)
Otro aspecto polémico puede ser el maoísmo y los aspectos económicos. Veamos como Mao Zedong no se ha desatado del lastre nacional y burgués del sunyatsenismo y propone para la primera etapa (la nueva democracia en la que añade a la burguesía en el Estado) democrático-nacional un desarrollo del capitalismo, aunque este no sea monopolista, en vez de el inicio de las transformaciones socialistas en la economía:
La economía de Nueva Democracia que defendemos es también de acuerdo con los principios del Dr. Sun. En la cuestión de la tierra, el Dr. Sun defendió "la tierra para quien la trabaja". En cuanto a la industria y el comercio, el Dr. Sun afirma en el Manifiesto citado anteriormente:

"Las empresas, como los bancos, los ferrocarriles y las compañías aéreas, ya sea de propiedad china o de propiedad extranjera, que son de carácter monopolista o demasiado grandes para la administración privada, deberá ser operado y administrado por el estado, por lo que el capital privado no pueda dominar la vida de las personas: este es el principio fundamental de la regulación de capital". (Mao, En gobierno de coalición, 1945)
Los comunistas tienen claro que bajo el sistema estatal de Nueva Democracia en China, será necesario en interés del progreso social para facilitar el desarrollo del sector privado capitalista de la economía (siempre que no domina la vida de las personas). [...]

Esforzarse por construir el socialismo sobre las ruinas del orden colonial, semicolonial y semifeudal, sin un Estado unificado de nueva democracia, sin el desarrollo del sector privado capitalista sería pura quimera. (Mao, En gobierno de coalición, 1945)
Algunas personas desconfían y piensan que una vez en el poder, el Partido Comunista va a seguir el ejemplo de Rusia y establecer la dictadura del proletariado y de un sistema de partido único. [...] No tenemos ninguna razón para negarnos a cooperar con todos los partidos políticos, los grupos sociales y los individuos, siempre que su actitud hacia el Partido Comunista es cooperativo y no hostil. [...] . El sistema chino de la etapa actual se ve determinado por la etapa actual de la historia de China, y durante mucho tiempo en el futuro existirá una forma especial de poder del Estado y la política, una forma que se distingue del sistema ruso, pero es perfectamente necesaria y razonable para nosotros, es decir, la forma de nueva democracia, del Estado y del poder político basado en la alianza de las clases democráticas. (Mao, En gobierno de coalición, 1945)
Algunas personas sospechan que los comunistas chinos se oponen al desarrollo de la iniciativa individual, el crecimiento del capital privado y la protección de la propiedad privada, pero se equivocan. Se trata de la opresión extranjera y la opresión feudal que cruelmente encadena el desarrollo de la iniciativa individual de los chinos, obstaculizan el crecimiento del capital privado y destruir la propiedad de las personas. Es la tarea de la Nueva Democracia abogamos para eliminar estas trabas y detener esta destrucción, para garantizar que las personas puedan desarrollar libremente su personalidad en el marco de la sociedad y desarrollar libremente esa economía capitalista privada se beneficiarán y no "dominar el sustento de la gente", y para proteger a todas las formas apropiadas de la propiedad privada. De conformidad con los principios del Dr. Sun y la experiencia de la revolución china, la economía nacional de China en la etapa actual debe estar compuesto por el sector público, el sector privado y el sector cooperativo. (Mao, En gobierno de coalición, 1945)
¿Ya hemos visto mil veces a Lenin y Stalin hablar sobre la necesidad de dictadura del proletariado y no el multipartidismo maoísta cierto? ¿Pero que decían de la cuestión económica?

La cuestión ha sido planteada en los siguientes términos: ¿podemos considerar justa la afirmación de que la fase capitalista de desarrollo de la economía nacional es inevitable para los pueblos atrasados que se encuentran en proceso de liberación y entre los cuales ahora, después de la guerra, se observa un movimiento en dirección al progreso? Nuestra respuesta ha sido negativa. Si el proletariado revolucionario victorioso realiza entre esos pueblos una propaganda sistemática y los gobiernos soviéticos les ayudan con todos los medios a su alcance, es erróneo suponer que la fase capitalista de desarrollo sea inevitable para los pueblos atrasados. En todas las colonias y en todos los países atrasados, no sólo debemos formar cuadros propios de luchadores y organizaciones propias de partido, no sólo debemos realizar una propaganda inmediata en pro de la creación de Soviets campesinos, tratando de adaptarlos a las condiciones precapitalistas, sino que la Internacional Comunista habrá de promulgar, dándole una base teórica, la tesis de que los países atrasados, con la ayuda del proletariado de las naciones adelantadas, pueden pasar al régimen soviético y, a través de determinadas etapas de desarrollo, al comunismo, soslayando en su desenvolvimiento la fase capitalista. (Lenin, Informe de la Comisión para los Problemas Nacional y Colonial, 26 de julio de 1920)
En los países aún más atrasados (como en algunas partes de África), donde no hay trabajadores asalariados o muy pocos, donde la mayoría de la población aún vive en condiciones tribales, donde hay vestigios de formas tribales primitivas existentes, donde la burguesía nacional es casi inexistente, donde la función principal del imperialismo extranjero es el de la ocupación militar y la usurpación de tierras, la tarea central es la lucha por la independencia nacional. Un victorioso levantamientos nacional de estos países podría abrir el camino para su desarrollo hacia el socialismo y evitar de la etapa del capitalismo, proporcionando asistencia real y poderosa por los países en los cuales se ha establecido ya la dictadura del proletariado. (Programa de la Internacional comunista 1928)
¿Parece que tanto la Internacional en época de Lenin como en la de Stalin abogaron siempre por el no desarrollo del capitalismo en dichos países sino en que se apoyaran en países socialistas para saltarse dicha etapa no? Ya hemos visto que China no siguió ese camino sino que fomento a su burguesía y al capitalismo "no monopolista" (programa similar al eurocmounista), bien, ¿Y la pequeña Albania subdesarrollada y feudal que camino tomó el leninista-stalinista o el maoísta?:

Así pues, la Lucha armada de Liberación Nacional desenmascaró ante el pueblo a la clase explotadora vendida a los ocupantes que le oprimían y le chupaban la sangre. La política y la actividad de nuestro Partido dirigiendo al pueblo, obligó a aquélla a adoptar posiciones que rasgaron sus máscaras, la golpeó de forma implacable con las armas, le asestó golpe tras golpe liquidando físicamente a gran número de sus dirigentes (el resto se vio obligado a huir en los buques de los ocupantes), llevó a cabo una profunda y aguda diferenciación, preparando así el terreno a la consolidación de la dictadura del proletariado, a la construcción del socialismo y a la liquidación completa, en tanto que clase, de las clases explotadoras capitalistas en nuestro país. [...] El oportunista Sejfulla Maleshova intentó desviar este justo proceso, pretendiendo que debía concederse ayuda en créditos y materiales al sector privado a cargo del sector socialista del Estado, y que el sector socialista debe entrar en competencia con el sector privado, de este modo se producirá «la integración pacífica del capitalismo en el socialismo», su teoría antimarxista fue rechazada por el Partido, fue desenmascarada ante el pueblo y Sejfulla Maleshova fue expulsado del Buró Político del Comité Central y del Partido. [...] Así se ha desarrollado el proceso de liquidación de las clases explotadoras en la ciudad y como resultado de ello los elementos capitalistas, desbaratados política y económicamente, no constituyen ya una clase explotadora en sí, como fueron antes. Es ésta la razón por la que afirmamos que aquí, hoy, ya no existen las clases explotadoras, porque han sido liquidadas en tanto como clases, existen únicamente los residuos de estas clases, sus elementos, que, a pesar de los golpes sufridos, sueñan con la restauración. (Enver Hoxha, Nuestro partido desarrollará como siempre con consecuencia, audacia, y madurez la lucha de clases 1966)
Parece que a diferencia del PCCh y Mao, el camino justo.

Por favor llegados a este punto el lector, que hasta siendo un niño sabría diferenciar entre el programa leninista para los países coloniales y semicoloniales y la concepción maoísta de "aludir a particularidades nacionales" para así fortalecer la la burguesía nacional. Pero no se le puede pedir peras al olmo, y el maoísta aún sabiendo que acabo de demosntar toda su parafernalia seguirá aceptando los errores de su "presi" como asilados, pequeños, sin importancia, y mantendrá toda la esencia en su mente dicha figura como una gran figura que merece estar entre los grandes, e incluso por delante de los clásicos si esta mente esta afiebrada con dazibaos, brazaletes rojos, y su colección de citas que arengan como papagayos sin ton ni son las virtudes de un revisionista, pero espero, y de esto estoy seguro, que a más de uno habrá trastocado su concepto sobre el maoísmo, pues era mi intención. Enver Hoxha, el verdugo de este revisionista, calificó así los resultados de la tesis de la nueva democracia y de muchas citas que hemos visto. Aviso para navegantes: espero que no me salgan con las citas son inventadas o que están manipuladas pues anteriormente he dado su referencia y cualquiera puede comprobar si son ciertas o no buscando sus obras que están por todo internet:

A esta concepción antimarxista, que no está por la transformación de la revolución democráticoburguesa en revolución socialista, se ha atenido Mao Zedong a lo largo de toda la revolución, inclusive después de la liberación. Así, en 1940 Mao Zedong dice: «La revolución china debe atravesar necesariamente... la fase de la nueva democracia y solamente después, la fase del socialismo. De estas dos fases, la primera será relativamente larga». En marzo de 1949, en el pleno del Comité Central del Partido, en el que Mao Zedong presentó el programa para el desarrollo de China después de la liberación, dice: «A lo largo de este período habrá que permitir todos los elementos del capitalismo, tanto de la ciudad como del campo». Estos puntos de vista y «teorías» han hecho que el Partido Comunista de China y Mao Zedong no luchen por elevar la revolución china a revolución socialista, que dejen el campo libre al desarrollo de la burguesía y a las relaciones sociales capitalistas. (Enver Hoxha, El imperialismo y la revolución, 1979)
En la cuestión de la correlación entre la revolución democrática y la socialista, Mao Tse-tung se mantiene en las posiciones de los cabecillas de la II Internacional, que fueron los primeros que atacaron y tergiversaron la teoría marxista-leninista sobre el ascenso de la revolución y aparecieron con la tesis de que entre la revolución democrático-burguesa y la revolución socialista media un periodo largo, durante el cual la burguesía desarrolla el capitalismo y crea condiciones para pasar a la revolución proletaria. La transformación de la revolución democrático-burguesa en revolución socialista, sin dar al capitalismo la posibilidad de desarrollarse ulteriormente, la consideraban como alga imposible, como quemar etapas. También Mao Tse-tung se atiene por completo a esta concepción cuando afirma: «Esforzarse par construir el socialismo sobre las ruinas del orden colonial, semicolonial y semifeudal, sin un estado unificado de nueva democracia... sin el desarrollo del sector privada capitalista... seria pura quimera».(Enver Hoxha, El imperialismo y la revolución, 1979)
-Esta última comparación es una crítica demoledora y cierta de Hoxha a Mao, pues podemos recordar mismamente a los mencheviques que pedían expresamente entre sus demandas un amplio proceso de capitalismo abierto para Rusia (no del mismo modo que Lenin con el capitalismo de estado) donde no dominara la propiedad monopólica de las grandes empresas y bancos extranjeras como las francesas (todo papel mojado cuando llegaron al poder) y obviamente sin estar bajo la dictadura del proletariado, en Rusia realmente quien llevó finalmente esta revolución y no precisamente por las paradojas históricas fueron los obreros y campesinos bajo la dictadura del proletariado como adelantó Lenin, usando entre otras cosas como muchos decían "el programa eserista" que precisamente los eseristas no aplicaron cuando tuvieron oportunidad (y también fue papel mojado) y que sí realizó Lenin, pues como decían sus escritos el deber en un país como Rusia es completar esas dos etapas a través de la dirección del Estado por un PC como el bolchevique bajo la dirección del proletariado, y no siendo mero espectador ante las reformas como pretendían los mencheviques o eseristas frente a los kadetes, ni mezclando en ese frente la burguesía nacional como decía Mao.

En resumen para el lector que no haya aguantado y este bajando comentarios hacía abajo: ¿Que es la nueva democracia de Mao? Esto:

¿Qué es el régimen constitucional de nueva democracia? Es la dictadura conjunta de las diversas clases revolucionarias sobre los colaboracionistas y reaccionarios. Alguien dijo una vez: "Si hay comida, que la compartan todos". Me parece que esto puede servir de metáfora ilustrativa de la nueva democracia. Puesto que la comida debe ser compartida por todos, es inadmisible que un solo partido, grupo o clase ejerza la dictadura. Esta idea la expresó muy bien el Dr. Sun Yat-sen en el "Manifiesto del I Congreso Nacional del Kuomintang", en el que dice:

"En los Estados modernos, el llamado sistema democrático está en general monopolizado por la burguesía y se ha convertido simplemente en un instrumento de opresión contra la gente sencilla. En cambio, según el Principio de la Democracia sostenido por el Kuomintang, el sistema democrático es un bien común de toda la gente sencilla y no se permite que sea propiedad exclusiva de unos pocos."

Camaradas, para el estudio del régimen constitucional debemos leer toda clase de libros, pero en particular este Manifiesto, y grabarnos en la memoria las palabras que acabamos de citar: "es un bien común de toda la gente sencilla y no se permite que sea propiedad exclusiva de unos pocos": he aquí el contenido concreto del régimen constitucional de nueva democracia al que nos referimos, es decir, la dictadura democrática conjunta de las diversas clases revolucionarias sobre los colaboracionistas y reaccionarios; éste es el régimen constitucional que necesitamos hoy. Tal debe ser también el régimen constitucional de frente único antijaponés.
(Mao, El régimen constitucional de nueva democracia 1940)

He aquí la apología maoísta a la colaboración con la burguesía nacional, inflar el capitalismo "no monopolista" al estilo eurocomunista, de hecho es el programa actual de IU, e incluso abogar porque ninguna clase domine el Estado, ni siquiera el proletariado porque como enseño el fundador del Kuomintang "deben comer todos".


Última edición por NG el Lun Jun 10, 2013 5:05 am, editado 2 veces
avatar
kantaria
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 813
Reputación : 912
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por kantaria el Jue Jun 14, 2012 12:30 am

Lo que planteas es una tergiversación del maoísmo, muy al estilo Sotomayor, no se de donde sacas, (excepto de tu imaginación) que para que el maoísmo sea una tercera etapa del marxismo, Mao tendría que haber “superado a Stalin”, por lo que puedo suponer que según tu entendimiento, para que exista el leninismo, ¿Lenin superó a Marx?, ¿así es como tu entiendes las etapas del marxismo?, es la primera interrogante que me surge al leer tu post, realmente me parece que debes revisar tus conceptos por que no los estás entendiendo bien. Las etapas de desarrollo del marxismo, se refieren precisamente a eso, al desarrollo de la ideología en diferentes etapas del devenir del capitalismo y en etapas diferentes de la Revolución Mundial Proletaria; no a la lamentable creencia de que Lenin “superó” a Marx, y según entiendo lo que dices, Stalin “superó” a Lenin, y Mao “superó” a Stalin, déjame decirte que entender así las etapas del marxismo es realmente risible.

Así que por principio de entendimiento tu post esta pésimamente planteado, te recomiendo que estudies un poco más la epistemología marxista, para que puedas entender de que estamos hablando aquí, al menos en este aspecto Sotomayor parte de una tergiversación, pero no de un mal entendimiento de la cuestión por principio

Supongo que a gente como tu los confunde el concepto de “superior”, pero a gente con formación filosófica no lo confunde tanto, se refiere simplemente al desarrollo ideológico de una concepción del mundo, no implica que nadie haya “superado” a nadie, como tu lamentablemente confundes el concepto, sino al desarrollo de una concepción o una formación, como puedes notar, en el caso de la famosa frase de Lenin : “el imperialismo es la fase superior del capitalismo”; no se refiere a que el imperialismo sea una “superación” del capitalismo bajo el concepto que tu planteas, sino a un estado superior de desarrollo de esa formación socio- económica llamada capitalismo; con este ejemplo, supongo, te costará menos entender, que el maoísmo es una etapa “nueva y superior del marxismo”, es decir una etapa diferente de desarrollo de la concepción del mundo llamada marxismo. Así que cuando demuestres que manejas este concepto, por que hasta ahora no lo has hecho, te explico detenidamente los aspectos en los cuales el Maoísmo es la tercera y superior etapa del marxismo, como comprenderás no se puede enseñar a multiplicar a quien no sabe sumar, te recomiendo un par de manuales de filosofía para que empieces a moverte en el manejo de estos conceptos.


Luego nos encontramos con que tampoco entiendes la concepción de Nueva Democracia, pero no me sorprende, así que voy a volver a repetir algunas de las citas anteriores, resaltando las partes importantes, para intentar hacerte entender este concepto:



Basta con estudiar un poco el desarrollo histórico de China y del mundo para comprender que esta característica no existe desde la Guerra del Opio, sino que se ha formado más tarde, después de la Primera Guerra Mundial imperialista y de la Revolución de Octubre en Rusia. Examinemos ahora el proceso de su formación.
ES EVIDENTE QUE, DADA LA NATURALEZA COLONIAL, SEMICOLONIAL Y SEMIFEUDAL DE LA ACTUAL SOCIEDAD, LA REVOLUCIÓN CHINA HA DE PASAR POR DOS ETAPAS. LA PRIMERA CONSISTE EN TRANSFORMAR ESA SOCIEDAD COLONIAL, SEMICOLONIAL Y SEMIFEUDAL EN UNA SOCIEDAD DEMOCRÁTICA INDEPENDIENTE, Y LA SEGUNDA, EN HACER AVANZAR LA REVOLUCIÓN YCONSTRUIR UNA SOCIEDAD SOCIALISTA. La revolución china se encuentra ahora en su primera etapa.


Después de dichos acontecimientos, la revolución democráticoburguesa china pasó a pertenecer a UNA NUEVA CATEGORÍA DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICO-BURGUESA, Y EL FRENTE DEL QUE FORMA PARTE ES EL DE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA PROLETARIA MUNDIAL.
¿Por qué? Porque la Primera Guerra Mundial imperialista y la primera revolución socialista victoriosa, la Revolución de Octubre, han cambiado totalmente el curso de la historia mundial, abriendo en ella una nueva era.

Es una era en que el frente capitalista mundial se ha derrumbado en un sector del globo (un sexto de su superficie) y ha revelado plenamente su podredumbre en el resto; en que lo que queda del mundo capitalista no puede sobrevivir sin depender más que nunca de las colonias y semicolonias ; una era en que se ha fundado un Estado socialista, dispuesto, como lo ha proclamado, a dar activo apoyo al movimiento de liberación de todas las colonias y semicolonias, y en que el proletariado de los países capitalistas se libera cada día más de la influencia de los partidos socialdemócratas, socialimperialistas, y ha proclamado su apoyo al movimiento de liberación de las colonias y semicolonias.


EN ESTA ERA, TODA REVOLUCIÓN EMPRENDIDA POR UNA COLONIA O SEMICOLONIA CONTRA EL IMPERIALISMO, O SEA, CONTRA LA BURGUESÍA O CAPITALISMO INTERNACIONAL, YA NO PERTENECE A LA VIEJA CATEGORÍA, A LA DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICO-BURGUESA MUNDIAL, SINO A LA NUEVA CATEGORÍA; YA NO FORMA PARTE DE LA VIEJA REVOLUCIÓN BURGUESA O CAPITALISTA MUNDIAL, SINO DE LA NUEVA REVOLUCIÓN MUNDIAL : LA REVOLUCIÓN MUNDIAL SOCIALISTA PROLETARIA. Estas colonias o semicolonias en revolución no pueden ser consideradas como aliadas del frente de la contrarrevolución capitalista mundial; se han convertido en aliadas del frente de la revolución socialista mundial.


A ver con esto tenemos, ojala suficiente, para explicarte un concepto, que evidentemente te cuesta manejar con soltura; para comenzar debes comprender que en China existía una base económica diferente a la base económica Europea de la época, y esta base es semicolonial y semifeudal, es decir estados diferentes de desarrollo del capitalismo, por lo tanto la revolución, la lucha de clases, revisten por su forma un carácter diferente; así como planteaba Marx en el “Manifiesto”; en estos casos la lucha por su forma, aunque no por su contenido reviste un carácter nacional. Debes entender la diferencia entre forma y contenido para poder entender esto (¿ya te recomendé el manual de filosofía).


Esta diferencia determina que la revolución china deba atravesar dos etapas, (¿o crees que en un país sin industria puede haber socialismo?, por que si es así apagamos la luz y nos vamos), la primera que cree las bases materiales del socialismo y la segunda que permita avanzar a la sociedad hacía el socialismo.

Entonces, ahora necesitamos entender que característica reviste esta primera etapa de la revolución, entonces el Presidente Mao lo explica con facilidad, (para quien entiende el marxismo claro), a partir de la Gran Revolución de Octubre, se abre una nueva etapa en la historia de la humanidad, la época de la Revolución Mundial Proletaria, es decir el asalto al poder por el Partido Bolchevique, es el punto de ruptura con la sociedad de viejo régimen y el nacimiento formal de una nueva etapa de desarrollo de la sociedad, que nace en la confrontación con la etapa superior (una vez mas este “difícil” concepto) del capitalismo, el imperialismo; las revoluciones democrático- burguesas, a partir de entonces entran en esta nueva etapa, primero por que se realizan en países semicoloniales y semifeudales, y segundo por que la burguesía ya no puede ser la clase que encabece esta revolución; sino el Proletariado, es por eso que la primera etapa de la Revolución China reviste nuevas características, y se conforma como Revolución de Nueva Democracia, es decir una revolución contra el viejo régimen feudal, pero dirigida por el Proletariado, ¿sencillo verdad?.



Respecto a la postura de Lenin, que más allá de una frase sacada de contexto, no nos aporta muchas luces tu intervención, tenemos que entender lo siguiente:



En relación con países coloniales o semi-coloniales, como la India o China, donde existía cierto desarrollo proletario, se aprueban en la Internacional las tesis especiales de Roy respecto a esos países. En ellas se recomienda —cuando sea oportuno, es decir, "en el periodo de paso de la revolución democrático-burguesa a la .proletaria", la formación de soviets de diputados obreros y campesinos.

A través de las tesis aprobadas en el II Congreso de la Internacional y en reuniones posteriores de ella, así como en la polémica que Stalin sostiene contra la oposición trotskista respecto a China, se advierten grandes vacíos respecto al camino que conduciría a los países coloniales y semicoloniales a la revolución proletaria. Estos vacíos y aun ciertos errores cometidos en lo que respecta a la orientación revolucionaria a seguir en dichos países, son perfectamente
explicables, puesto que la violenta irrupción de esta lucha nacionalista y antimperialista del mundo colonial y semicolonial, implica para el marxismo un problema nuevo y que reviste muchas particularidades diferentes a como se desarrollaba la revolución en las naciones capitalistas.

El propio Lenin reconoce constantemente que la teoría revolucionaria para dichos países está por desarrollarse y que la última palabra la deberán decir los comunistas que surjan en esos países.


En su Informe a las Organizaciones Comunistas de los Pueblos de Oriente, por ejemplo, sostiene: "debéis saber aplicar esa teoría y esa práctica (la teoría y la práctica comunistas), adaptándose a condiciones que no se dan en los países europeos".

Y en otro punto del mismo Informe señala: "Tendréis que plantear esa tarea y resolverla vosotros mismos, con vuestra propia experiencia". Posteriormente en el II Congreso de Internacional, refiriéndose al paso al socialismo en los países coloniales y semicoloniales, escribe: "Los medios que hayan de ser necesarios para que esto ocurra no pueden ser señalados de antemano. La experiencia práctica nos los irá sugiriendo".

Pensamiento Mao Tse Tung tercera etapa


Entonces el Presidente Mao, fiel al planteamiento del mismo Lenin, donde plantea que la tarea debe resolverla los Partidos de los países semicoloniales con su propia experiencia, y lejos de una repetición dogmática de esquemas preconcebidos, (por cierto nada más lejano a los planteamientos leninistas).

De manera que basándose en la realidad, tenemos que Mao vislumbra los siguientes hechos de la realidad china, que no pudieron ser vistos de antemano por la Internacional, debemos recordar siempre, aunque sea difícil para la gente dogmática, que la ciencia social es descriptiva y se basa en la realidad, no predictiva y jamás se basa en ideas pre- concebidas.


Entonces Mao nos dice lo siguiente:




En su libro: "El Programa Militar de la Revolución Proletaria", afirma: "Uno de los rasgos esenciales del imperialismo consiste, precisamente, en que acelera el desarrollo del capitalismo en los países atrasados, ampliando y recrudeciendo por ello mismo la lucha contra la opresión nacional".

Por otra parte, el compromiso de las principales potencias imperialistas en las dos guerras mundiales, aflojó los controles de éstas sobre las colonias y países dependientes del imperialismo y creó grandes dificultades a la exportación a ellos de productos de las metrópolis. Esto hizo posible el desarrollo de una serie de nuevas empresas capitalistas promovidas por sectores nacionales de la burguesía, destinadas a sustituir productos que antes se importaban.

Mao Tse-tung, en su libro "La Revolución China y el Partido Comunista de China", editado en 1939, escribe: "Hace cuarenta años, a finales del siglo pasado y comienzos del presente, el capitalismo nacional de China dio los primeros pasos en su desarrollo. Más tarde, hace veinte años, durante la Primera Guerra Mundial imperialista, debido a que los países imperialistas de Europa y Norteamérica, ocupados en la guerra, relajaron temporalmente su opresión sobre nuestro país, la industria nacional china, principalmente la textil y la harinera, cobró nuevo desarrollo".
Posteriormente, en el año 1947, Mao señala que .se había estado formando desde 1927 en China una burguesía monopolista íntimamente aliada del imperialismo.

La formación de esta burguesía monopolista (burguesía, por cierto, de un nivel económico muy inferior a la de los países capitalistas avanzados de Europa), es con todo un síntoma del desarrollo capitalista que se estaba gestando en China, pese al amplio predominio allí de formas semifeudales de economía. En su obra "La Situación Actual y Nuestras Tareas" del año 1947, Mao afirma: "Durante los veinte años de su dominación —las cuatro grandes familias: Chiang, Soong, Kung y Chen— han amasado enormes fortunas que alcanzan de diez a veinte mil millones de dólares norteamericanos, y han monopolizado las arterias vitales de
la economía del país. Este capital monopolista combinado con el Poder del Estado, se ha convertido en el capitalismo monopolista de Estado".

A Mao Tse-tung, por consiguiente, le toca formular su teoría de la revolución en un país semifeudal, colonial y semicolonial como China, en los momentos en que existía ya allí un combativo proletariado y su partido de vanguardia: el Partido Comunista de China.

En 1919, el proletariado chino que contaba ya con unos tres millones de obreros organizados, declaró su primera huelga política contra el imperialismo. Entre comienzos de 1922 y febrero de 1923, más de 300 mil obreros participaron en unas 100 huelgas. Posteriormente, en el año 1925, los obreros de Shanghai declararon una gran huelga contra los imperialistas británicos y japoneses. A raíz de esta huelga la policía británica realizó una masacre de trabajadores. Esta
masacre provocó —en todas las ciudades importantes del país— un gigantesco movimiento de protesta bajo las formas más variadas: huelgas, manifestaciones, acciones armadas, mítines, etc. Tan sólo en Cantón y Hong-Kong —puerto cuyo comercio internacional fue bloqueado por completo— la huelga duró más de un año.

El Partido Comunista de China nació en el año 1921 y poco antes de la traición de Chiang Kai-shek, perpetrada en 1927, tenía ya 50 mil miembros. Después de varios altibajos en su militancia en relación con derrotas sufridas por el predominio en su dirección de desviaciones de "izquierda" o derecha, llegó a tener —durante la guerra de resistencia contra Japón— más de un millón 200 mil militantes. Posteriormente, en la lucha final contra Chiang Kai-shek, su
militancia se elevó a 3 millones

Pensamiento Mao Tse Tung tercera etapa



De manera que, si logramos entender, esto entendemos esta cita:


La revolución china en su primera etapa (subdividida en múltiples fases) es, por su carácter social, una revolución democrático-burguesa de nuevo tipo, y no es todavía una revolución socialista proletaria ; sin embargo, hace ya mucho tiempo que forma parte de la revolución mundial socialista proletaria, y, más aún, constituye actualmente una parte muy importante de ella y es una gran aliada suya. La primera etapa o primer paso de esta revolución, de ningún modo es ni puede ser el establecimiento de una sociedad capitalista bajo la dictadura de la burguesía china, sino el establecimiento de una sociedad de nueva democracia bajo la dictadura conjunta de todas las clases revolucionarias del país dirigida por el proletariado ; con ello culminará la primera etapa. Entonces, será el momento de llevar la revolución a su segunda etapa : el establecimiento en China de una sociedad socialista.




Luego fuera de toda lógica y análisis serio, te atreves a plantear algo como lo que sigue:


“Bueno esta frase, aparte de renegar de la dictadura del proletariado, sí, de la dictadura del proletariado, proponiendo
una nueva con "clases revolucionarias" como la burguesía nacional, no hace falta que te ponga textos para comprobar que es una desviación altamente contrastada con cualquier texto leninista”


Sin embargo veamos como conceptúa Mao el concepto que tu de manera tan grosera tergiversas:


De este modo, la civilización burguesa occidental, la democracia burguesa y el proyecto de una república burguesa han caído todos en bancarrota a los ojos del pueblo chino. La democracia burguesa ha cedido el lugar a la democracia popular dirigida por la clase obrera, y la república burguesa, a la república popular. De ahí la posibilidad de llegar, a través de la república popular, al socialismo y al comunismo, a la abolición de las clases y al mundo de la Gran Armonía. Kang You-wei escribió el Tatung Shu (Libro de la Gran Armonía ), pero no encontró ni podía encontrar el camino que conduce a la Gran Armonía. La república burguesa, que existe en el extranjero, no puede existir en China, porque China es un país oprimido por el imperialismo. El único camino es el que pasa por la república popular dirigida por la clase obrera.
Semejante trabajo de reeducación de los miembros de las clases reaccionarias lo puede efectuar sólo un Estado de dictadura democrática popular bajo la dirección del Partido Comunista. Una vez que se haya llevado a cabo con éxito, serán definitivamente eliminadas las principales clases explotadoras de China, la clase terrateniente y la clase capitalista burocrática (la clase capitalista monopolista). Queda sólo la burguesía nacional; en la etapa actual ya podemos emprender en forma apropiada un considerable trabajo educativo entre muchos de sus componentes. Cuando llegue el momento de realizar el socialismo, es decir, de nacionalizar las empresas privadas, daremos un paso más en este trabajo de educación y transformación entre sus componentes. EL PUEBLO TIENE EN SUS MANOS UNA PODEROSA MÁQUINA ESTATAL Y NO TEME LA REBELIÓN DE LA BURGUESÍA NACIONAL.
La burguesía nacional es de gran importancia en la actual etapa. Aún tenemos frente a nosotros al imperialismo, enemigo muy feroz. La industria moderna de China todavía representa sólo una parte muy reducida del total de la economía nacional. Por el momento no se dispone de estadísticas fidedignas, pero a juzgar por algunos datos, el valor de la producción de la industria moderna, antes de la Guerra de Resistencia contra el Japón, sólo constituía aproximadamente el 10 por ciento del valor global de la producción de la economía nacional. Para hacer frente a la opresión imperialista y elevar su economía atrasada a un nivel más alto, China debe utilizar todos los elementos del capitalismo de la ciudad y del campo que sean beneficiosos y no perjudiciales para la economía nacional y la vida del pueblo, y debemos unimos con la burguesía nacional para una lucha común. Nuestra política actual es limitar el capitalismo, y no destruirlo. PERO LA BURGUESÍA NACIONAL NO PUEDE DESEMPEÑAR EL PAPEL DIRIGENTE EN LA REVOLUCIÓN, NI DEBE OCUPAR EL PUESTO PRINCIPAL EN EL PODER ESTATAL. LA RAZÓN DE ELLO RESIDE EN QUE SU POSICIÓN SOCIAL Y ECONÓMICA DETERMINA SU DEBILIDAD; ESTA CLASE CARECE DE PERSPICACIA Y DE VALOR SUFICIENTE, Y MUCHOS DE SUS COMPONENTES TIENEN MIEDO A LAS MASAS.

Como podemos ver del análisis marxista de la realidad china, el Presidente Mao obtiene las conclusiones acertadas sobre la Nueva Democracia, la aplicación mecánica de un concepto no es marxismo, es dogmatismo, la aplicación creadora a la realidad, es lo que reviste al marxismo de su condición de “letra viva”, como podemos ver, no existe la supuesta oposición entre las tesis de Lenin y las de Mao, sino una aplicación creadora a una realidad totalmente nueva:




Y en cuanto a la Dictadura del proletariado





De un lado, la posibilidad de que participe en la revolución, del otro, la tendencia a la conciliación con los enemigos de la revolución :TAL ES EL DOBLE CARÁCTER DE LA BURGUESÍA, LA QUE DESEMPEÑA DOS PAPELES A LA VEZ. ESTE DOBLE CARÁCTER LO TUVO TAMBIÉN LA ANTIGUA BURGUESÍA DE EUROPA Y NORTEAMÉRICA. Frente a un enemigo poderoso, la burguesía es une con los obreros y campesinos para combatirlo, pero cuando éstos despiertan, la burguesía se alía en contra suya con el enemigo. ESTA ES UNA LEY GENERAL VÁLIDA PARA LA BURGUESÍA DE TODOS LOS PAÍSES, PERO DICHA CARACTERÍSTICA RESULTA AÚN MÁS PRONUNCIADA EN LA BURGUESÍA CHINA.

Está perfectamente claro que, en China, ganará la confianza del pueblo quien sepa dirigirlo en la lucha por derrocar al imperialismo y a las fuerzas feudales, porque tanto aquél como éstas, en especial el imperialismo, son los enemigos mortales del pueblo. En la actualidad, el salvador del pueblo será quien sepa dirigirlo en la lucha por expulsar al imperialismo japonés y establecer un sistema democrático. LA HISTORIA HA PROBADO QUE LA BURGUESÍA CHINA NO ES CAPAZ DE CUMPLIR ESTA TAREA, LA CUAL, POR LO TANTO, RECAE INEVITABLEMENTE SOBRE LOS HOMBROS DEL PROLETARIADO.


Esta república de nueva democracia será diferente, por una parte, de la vieja república capitalista, al estilo europeo y norteamericano, bajo la dictadura de la burguesía, esto es, la república de vieja democracia, ya caduca. POR OTRA PARTE, SERÁ DIFERENTE TAMBIÉN DE LA REPÚBLICA SOCIALISTA, AL ESTILO SOVIÉTICO, BAJO LA DICTADURA DEL PROLETARIADO, REPÚBLICA QUE YA FLORECE EN LA UNIÓN SOVIÉTICA Y QUE SE ESTABLECERÁ TAMBIÉN EN TODOS LOS PAÍSES CAPITALISTAS Y LLEGARÁ A SER INDUDABLEMENTE LA FORMA DOMINANTE DE ESTRUCTURA DEL ESTADO Y DEL PODER EN TODOS LOS PAÍSES INDUSTRIALMENTE AVANZADOS. ESTA FORMA, SIN EMBARGO, NO PUEDE SER ADOPTADA, POR UN DETERMINADO PERÍODO HISTÓRICO, EN LA REVOLUCIÓN DE LOS PAÍSES COLONIALES Y SEMICOLONIALES.


El segundo tipo es el vigente en la Unión Soviética, y se halla en gestación en los países capitalistas. EN EL FUTURO, ÉSTA SERÁ LA FORMA DOMINANTE EN TODO EL MUNDO POR UN DETERMINADO PERÍODO.


En estos párrafos, como podemos ver, encontramos todo aquello que NG no pudo entender jamás y luego tergiversó

A saber

NG dice:

“Entonces, veo que dice Lenin que el proletario debe llevar la batuta en la revolución democratico-burguesa (como dice Mao) de los países feudales o semi-feudales igualmente pero la diferencia radica en que como vemos Mao
reniega de la experiencia de la dictadura del proletario para convertila en la de la dictadura de las clases revolucionarias poniendo al lado en ese frente revolucionario a una burguesía que Lenin advirtío que reprimiría cualquier intento de revolución.”

(A parte del horrible “advirtió”), NG no comprende el planteamiento del Presidente Mao; si revisan la primera y segunda cita, podrán observar claramente, que el Presidente Mao, coincide totalmente con la tesis de Lenin; pero plantea cabalmente que el Estado de Nueva Democracia, la dictadura de las clases populares, deben estar preparados para reprimir a la burguesía, y eso sería lo que se plantearía durante la Revolución Cultural.


Segundo NG, nos plantea que Mao, supuestamente habría “renegado de la experiencia de la dictadura del proletariado”, sin embargo si ponemos atención a la tercera y cuarta cita, veremos que eso no es más que una torpeza; el Presidente Mao, es enfático al señalar que la Dictadura del Proletariado será la forma dominante de sociedad y estado, y que tan solo por un determinado periodo histórico específico, no podrá ser adoptada por la Revolución China por las condiciones expuestas antes.


Luego pretende hacer una comparación con la crítica a Bujarin, pero tengo que decir en honor a la verdad, que es otra lamentable torpeza, (o mala intención), por cuanto cita el siguiente texto del Camarada Stalin:

“Creo que la base teórica de esta ceguera y del aturdimiento incorrecto de Bujarin, es el método no marxista de abordar la cuestión de la lucha de clases en nuestro país. Tengo en mente la teoría no marxista Bujarin de los kulaks sobre de crecimiento hacia el socialismo, y de su incapacidad para comprender la mecánica de la lucha de clases bajo la dictadura del proletariado. “

Cual es la torpeza, Bujarin no entiende la dinámica de la lucha de clases bajo la dictadura del proletariado, en tanto que NG no comprende la dinámica de la lucha de clases bajo la Dictadura de Nueva Democracia, que como planteó Mao es otra cosa diferente de la dictadura del proletariado, ¡que lamentable confusión!

Luego, como si no fuera poca, la torpeza conceptual que hace gala en el anterior punto, plantea una tergiversación de Hoxha como criterio de verdad:



“En los años de la postguerra cobró un gran ímpetu el movimiento de liberación nacional anticolonialista en todos los continentes. Los imperios coloniales inglés, francés, italiano, holandés, belga se iban desmoronando uno tras otro bajo los embates de las insurrecciones populares en las colonias. Las revoluciones en estos países eran en su mayoría democrático-burguesas. Pero en algunos de ellos existían posibilidades objetivas para que la revolución evolucionara y tomase carácter socialista. CON SUS PUNTOS DE VISTA Y SUS ACCIONES, MAO TSE-TUNG PRECONIZABA LA DESVIACIÓN DE LAS REVOLUCIONES ANTIIMPERIALISTAS DE SU JUSTO CAMINO DE DESARROLLO, BUSCABA QUE ÉSTAS SE QUEDASEN A MITAD DE CAMINO, que no se salieran del marco burgués, que se perpetuara el sistema capitalista. Las «teorías» de Mao Tse-tung ocasionaban un gran daño, más si tenemos en cuenta la importancia de la revolución china y su influencia en los países coloniales. Enver Hoxha”


Sin embargo el Presidente Mao, había ya contestado esta tergiversación en unas citas del post anterior, que supongo que NG no leyó:



Sería correcto y conforme a la teoría marxista del desarrollo de la revolución decir que, de las dos etapas de la revolución, la primera proporciona las condiciones para la segunda y que las dos deben ser consecutivas, sin que sea permisible intercalar una etapa de dictadura burguesa. Sin embargo, ES UTÓPICO E INACEPTABLE PARA LOS VERDADEROS REVOLUCIONARIOS AFIRMAR QUE 1A REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA NO TIENE SUS TAREAS ESPECÍFICAS NI UN PERÍODO DETERMINADO, SINO QUE SIMULTÁNEAMENTE CON SUS TAREAS SE PUEDE CUMPLIR TAREAS REALIZABLES SÓLO EN OTRO PERÍODO, POR EJEMPLO LAS TAREAS SOCIALISTAS, HACERLO TODO, COMO ELLOS DICEN, "DE UN SOLO GOLPE”



La revolución china en su primera etapa (subdividida en múltiples fases) es, por su carácter social, una revolución democrático-burguesa de nuevo tipo, y no es todavía una revolución socialista proletaria ; sin embargo, hace ya mucho tiempo que forma parte de la revolución mundial socialista proletaria, y, más aún, constituye actualmente una parte muy importante de ella y es una gran aliada suya. La primera etapa o primer paso de esta revolución, de ningún modo es ni puede ser el establecimiento de una sociedad capitalista bajo la dictadura de la burguesía china, sino el establecimiento de una sociedad de nueva democracia bajo la dictadura conjunta de todas las clases revolucionarias del país dirigida por el proletariado ; con ello culminará la primera etapa. ENTONCES, SERÁ EL MOMENTO DE LLEVAR LA REVOLUCIÓN A SU SEGUNDA ETAPA : EL ESTABLECIMIENTO EN CHINA DE UNA SOCIEDAD SOCIALISTA.




¿Dónde está la intención de quedarse a mitad de camino de que habla Hoxha y cita NG?, no lo sabemos, lo que si nos queda claro es que la Revolución Democrática tiene tareas que cumplir que le son específicas y posibilitan el tránsito al socialismo, y segundo que el Presiente Mao, es conceptualmente claro de la meta final de esta primera etapa de la Revolución, el establecimiento de una Sociedad Socialista.



(Antes voy a mencionar una observación que es de suma importancia, por que revela la mentalidad colonial de ciertos “marxistas”; NG afirma que supuestamente Mao, habría desconocido la validez histórica de la dictadura del proletariado, cosa que como hemos demostrado es una torpeza sin límites, sin embargo yo me cuestiono: Negar la Revolución China y sus aportes teóricos, considerando que fue un proceso masivo, multitudinario, de masas, jamás igualado en su dimensión cuantitativa; no es síntoma de una fuerte mentalidad colonial, pues yo sospecho que si, pero eso quedará a criterio de quien lea el presente post, yo me guardo la idea descrita por las afirmaciones descabelladas rebatidas anteriormente)


Por cierto para entender bien lo que se ha planteado aquí, sugiero a los camaradas que comprendan antes la esencia del marxismo descrita con genialidad en estás líneas finales por el Gran Lenin, y que nos permitirán entender, (mejor de lo que lo hizo NG) el desarrollo y las etapas de desarrollo del marxismo:


Lenin




Nuestra doctrina -- dijo Engels en su nombre y en el de su ilustre amigo -- NO ES UN DOGMA, SINO UNA GUÍA PARA LA ACCIÓN. Esta tesis clásica subraya con notable vigor y fuerza de expresión un aspecto del marxismo que se pierde de vista con mucha frecuencia. Y al perderlo de vista, HACEMOS DEL MARXISMO ALGO UNILATERAL, DEFORME, MUERTA, LE ARRANCAMOS SU ALMA VIVA, SOCAVAMOS SUS BASES TEÓRICAS CARDINALES: LA DIALÉCTICA, LA DOCTRINA DEL DESARROLLO HISTÓRICO MULTILATERAL Y PLENO DE CONTRADICCIONES; QUEBRANTAMOS SU LIGAZÓN CON LAS TAREAS PRÁCTICAS DETERMINADAS DE LA ÉPOCA, QUE PUEDEN CAMBIAR CON CADA NUEVO VIRAJE DE LA HISTORIA.


Lamento esta pérdida de tiempo, pero la consideraba necesaria para seguir en el futuro rebatiendo el mamotreto de ese afamado revisionista llamado Sotomayor, (por cierto la calidad de los hoxhistas en el foro ha disminuido, espero encontrarme con gente con un pensamiento más complejo para en el debate profundizar la lucha de líneas y ampliar el pensamiento maoísta.)
avatar
leooonidas
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 851
Reputación : 1084
Fecha de inscripción : 12/08/2010
Edad : 32

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por leooonidas el Jue Jun 14, 2012 5:46 am



En ese hilo se demostro que nadie habla de tercera etapa del capitalismo para afirmar una tercera etapa del marxismo, afirmar ello es no entender como es que se desarrolla el marxismo.

El marxismo se desarrolla al influjo de la lucha de clases y es a la luz de ella que en China se logro un gran avance en la aplicacion y entendimiento del marxismo y expresion de ello es que en perspectiva historica la GRCP es un aporte fundamental que ha legado el Pensamiento del Presidente Mao para continuar la revolucion dentro del socialismo hasta el comunismo. Pensamiento que hoy ha devenido en maoismo que es la tercera y superior etapa del marxismo.

ni el carácter monopolista del capitalismo ha cambiado radicalmente como para formular una "nueva fase del marxismo"

Como veo NG tu constructo se basa en premisas falsas al plantear que el desarrollo del marxismo le corresponde una etapa del capitalismo.

NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2274
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por NG el Jue Jun 14, 2012 6:22 am

leooonidas escribió:
-¿Es el marxismo-leninismo-maoísmo una nueva etapa?
¿Por qué crees que le comparo con Stalin?, pues porque simplemente sé que no ha existido una nueva etapa del capitalismo ergo tampoco del marxismo, es algo que no digo yo, sino que ya te explicaron aquí:
http://www.forocomunista.com/t596-marxismo-leninismo-maoismo

Solo para aclarar y no perder mucho tiempo con esto que dice NG.

En ese hilo se demostro que nadie habla de tercera etapa del capitalismo para afirmar una tercera etapa del marxismo, afirmar ello es no entender como es que se desarrolla el marxismo.

El marxismo se desarrolla al influjo de la lucha de clases y es a la luz de ella que en China se logro un gran avance en la aplicacion y entendimiento del marxismo y expresion de ello es que en perspectiva historica la GRCP es un aporte fundamental que ha legado el Pensamiento del Presidente Mao para continuar la revolucion dentro del socialismo hasta el comunismo. Pensamiento que hoy ha devenido en maoismo que es la tercera y superior etapa del marxismo.

ni el carácter monopolista del capitalismo ha cambiado radicalmente como para formular una "nueva fase del marxismo"

Como veo NG tu constructo se basa en premisas falsas al plantear que el desarrollo del marxismo le corresponde una etapa del capitalismo.
Hijo de mi vida, para crear una estrategia nueva con la que afrontar el capitalismo de la época, Lenin desarrollo la teoría del imperialismo como fase superior del capitalismo, porque no era el mismo capitalismo que podía haber contemplado Engels en Alemania o en Inglaterra donde incluso por las condiciones se pensaba en la transformación socialista por métodos pacíficos, cosa que Lenin estipuló como imposible en ambos países para su tiempo, entonces desarrollo una nueva estrategia para afrontar esa transformación del capitalismo en el capitalismo monopolista ya consolidado, entonces te he preguntado a ti y a todos Mao de donde se saca la nueva etapa en donde los países semi-feudales y feudales deben usar la burguesía como parte del transito final al socialismo... eso es lo que estamos debatiendo, de donde carajo se saca esa desviación que jamás había sido planteada por ningún marxista-leninista para los países dependientes y atrasados.

¿acaso cambio el carácter del capitalismo?, ¿o partía del falso análisis que solo la burguesía china era progresista?, ¿por qué Lenin no tiene razón cuando dice que las burguesías coloniales son un peligro para las clases revolucionarias y es como la burguesía de los países imperialistas?, ¿por qué Lenin afirma que hay que apartarse del oportunismo de estos movimientos de liberación nacional que pretenden fusionarse con la burguesía?, ¿que justificación hay sea la etapa que sea para que Mao hablé de que un partido burgués supervise a su PCCh?, ¿que es eso de que la burguesía nacional entrara en razón de modo pacífico?,
¿acaso los maoístas acusáis de electoralistas y revisionistas a muchos partidos comunistas actuales y no condenáis eso?, ¿donde dejasteis el espíritu crítico?,

¿Que parto de la premisa falsa que el marxismo y su estudio del capitalismo no es tomado del capitalismo?, pues chaval sinceramente no tienes ni puta idea, el marxismo no se desarrolla porque uno se levante una mañana y le de por pensar, es un análisis en base a unas herramientas con las que intenta superar el sistema actual, el capitalismo, sin el estudio de este y de los modos de producción anteriores no existiría el marxismo más que como otro método de análisis idealista y subjetivista que intenta analizar las relaciones de la sociedad y sus secretos estando totalmente desconectado de los sucesos que se complementan mutuamente en el mundo materialista, en este caso el capitalita.

Fijaos lo que dice RDC sobre la burguesía que es lo que vengo manteniendo yo desde hace ratico:
RDA escribió:Y en esto Mao también tuvo errores por ejemplo en 1957 en "Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo" decía:

"En nuestro país, la contradicción entre la clase obrera y la burguesía nacional pertenece a la categoría de las contradicciones en el seno del pueblo. La lucha de clases entre la clase obrera y la burguesía nacional es, en general, una lucha de clases dentro de las filas del pueblo, porque la burguesía nacional de China tiene un doble carácter. En el período de la revolución democrático-burguesa, su carácter era, por un lado, revolucionario y, por el otro, conciliador. En el período de la revolución socialista, uno de los aspectos de su carácter es la explotación de la clase obrera para obtener ganancias, y el otro, su apoyo a la Constitución y su disposición a aceptar la transformación socialista. La burguesía nacional se diferencia de los imperialistas, la clase terrateniente y la burguesía burocrática. La contradicción entre la clase obrera y la burguesía nacional, como contradicción entre explotados y explotadores, es antagónica por naturaleza. Sin embargo, en las condiciones concretes de China, esta contradicción antagónica entre las dos clases, si la tratamos apropiadamente, puede transformarse en no antagónica y ser resuelta por medios pacíficos. Pero se convertirá en contradicción entre nosotros y el enemigo si no la tratamos como es debido, si no aplicamos la política de unirnos con la burguesía nacional, criticarla y educarla, o si la burguesía nacional no acepta esta política nuestra."

En este párrafo lo que está diciendo Mao es que la burguesía nacional puede formar parte del proceso de la construcción del socialismo, lo que desde mi punto de vista es un error.


Última edición por NG el Jue Mar 21, 2013 8:36 pm, editado 1 vez
avatar
leooonidas
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 851
Reputación : 1084
Fecha de inscripción : 12/08/2010
Edad : 32

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por leooonidas el Jue Jun 14, 2012 8:14 am

A ver señor NG.

Debemos aclarar tus infundios que nadie a dicho aca y ni en el enlace que osas poner como gran contestación de no se a que.

En ese hilo que traes a colacion se aclaro mil veces y hasta donde se pudo con mayusculas que nadie ha dicho que exista una tercera etapa del capitalismo y menos aun que sea condicion necesaria para que surja una nueva etapa del marxismo. Lo que pasa señor es que no entiende que el motor de la hsitoria es la lucha de clases y usted no busca ahi cuanto avanzo la clase en lucha contra sus enemigos y cuanto transformo la base economica de la sociedad.

Usted sigue con sus tercos planteamientos que parten de una falsedad para concluir en más falsedad.

Por ejemplo el decir que una nueva etapa del marxismo depende de que exista una nueva etapa del capitalismo es un absurdo que no aguanta debate.

Precisamente porque es una ciencia viva y no un dogma muerto, porque sirve a la práctica y mantiene con ella una conexión vital, el Marxismo se encuentra en continuo desarrollo y se enriquece en el transcurso de la lucha de clases, la lucha por la producción y el desarrollo científico. La Teoría, Ideología o Ciencia del Marxismo-Leninismo-Maoísmo es la síntesis de las experiencias de la lucha de clases en todos los ámbitos y en todos los países a lo largo de los últimos 150 años. Es un conjunto integral de filosofía, economía política y socialismo científico o lucha de clases del proletariado.

Por lo tanto señor NG donde queda que el marxismo para pasar a una etapa superior depende de que exista una etapa nueva del capitalismo.

Es o no verdad que esas tres condiciones básicas se ha cumplido en china al inlfujo del Pensamiento de Mao que se ha desarrollado más la ciencia del proletariado que es el marxismo.


En concreto que el desarrollo del marxismo haya coincidido con las etapas del capitalismo es mera casualidad ya que de ello no depende el desarrollo del marxismo sino de la lucha de clases, la lucha por la producción y el desarrollo científico cosa que usted no entiende segun se veo en sus "argumentos".

En fin el hilo se esta desviando mucho ya que el principal objetivo es desenmascarar a Jose Sotomayor cosa que Kantaria ha venido cumpliendo a cabalidad poniendo de fuente directa lo que realmente plantea el Presidente Mao.

avatar
Euskal Gorriak
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 584
Reputación : 857
Fecha de inscripción : 19/04/2010

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por Euskal Gorriak el Jue Jun 14, 2012 10:22 am

ya que a los revisionistas maoistas les gustan las citas largas no les molestara que vuelva a citar al doctor sotomayor, doctor que estuvo en la carcel como buen revolucionario, doctor que rompio con el PCP y doctor que estuvo varias veces en China viendo con sus propios ojos los fallos y aciertos del proceso.

Durante los años de la “revolución cultural”, surgió una corriente política en la Republica Popular China que hizo del “pensamiento Mao Tse tung la cumbre del marxismo leninismo” o “etapa superior del marxismo leninismo”. Esta corriente la representó y encabezó Lin Piao, autor del “librito rojo” con citas de Mao Tzedong, especialmente ideado y preparado para forjar los “tornillitos inoxidables y los búfalos mansos” del “gran timonel”. Es oportuno recordar en qué circunstancias surgió la teoría china sobre “el maoísmo como etapa superior del marxismo leninismo”. Los siguientes pasajes son aleccionadores:

“El Presidente Mao es el genio más grande. Sus instrucciones son clarividentes y grandes previsiones científicas. Al principio con frecuencia no entendemos plenamente muchas de estas instrucciones o incluso estamos muy lejos de entenderlas” (Pekín Informe Nº 11 1968).

“El florecimiento de la gran revolución cultural de China, es uno de los acontecimientos más grandes de nuestra época, de más largo alcance en sus efectos que la Revolución de Octubre (Pekín Informa Nº 25 1968).

“Ninguno de los marxistas leninistas precedentes dirigió personalmente, en primera línea tantas importantes campañas política y militares como el Presidente Mao, ni experimentó una lucha tan prolongada, tan complicada, violenta y multifacética como el Presiente Mao. El Pensamiento del Presidente Mao es la más alta síntesis y el más nuevo resumen de las experiencias de la revolución y del movimiento comunista internacional. ¿Dónde se puede encontrar en la Antigüedad o en nuestro tiempo, en China o en el extranjero una teoría de tan alto nivel o un pensamiento tan maduro como el pensamiento del Presidente Mao? “(Pekín Informa Nº 46- 1967).

Así nació la teoría del “maoísmo etapa superior del marxismo”. ¿Quién le dio origen y la fundamentó?: LIN PIAO. La trajeron al Perú, sin mayor análisis ni conocimiento de causa, personas que se encontraban en China durante los años de la denominada “revolución cultural proletaria”, y la siguen defendiendo sin ton ni son. De aquí la necesidad de detenerse para poner al desnudo su carácter revisionista contrarrevolucionario.

I

El nacimiento del marxismo constituyó una verdadera revolución en la filosofía. Desde su aparición el objeto de la filosofía ha cambiado; su tarea ya no es crear un sistema de respuestas a todos los problemas, sino encontrar y extraer, en cada momento del desarrollo del mundo objetivo (natural o social), las leyes generales correspondientes. De este modo la filosofía adquiere carácter científico y se convierte en un arma poderosa para la investigación en todas las ramas de la ciencia. De otro lado, con el marxismo cambia el rol o papel de la filosofía por el hecho de haber establecido nuevas relaciones entre la filosofía y la vida social. Ya no es ocupación de pensadores solitarios o de pequeños grupos de intelectuales divorciados de los problemas de la vida. El marxismo generaliza las experiencias de las luchas populares y de las acciones de las masas trabajadoras. Desprende de esas experiencias, objetivos mediatos e inmediatos de lucha. Es poderoso porque es verdadero, pero no espera cambiar el mundo solo por el carácter científico y la verdad de su doctrina. Lo importante y decisivo es que esta doctrina penetre en el seno de las masas para organizarlas y movilizarlas señalándoles los fines y los medios de la lucha revolucionaria. En su conocido trabajo titulado “La s tres fuentes y las tres partes integrantes del marxismo”, Lenin dice:

“Sólo el materialismo filosófico de Marx ha mostrado al proletariado la vía a seguir para salir de la esclavitud espiritual donde vegetaban entonces todas las clases oprimidas”.

Esta es la razón por la cual la filosofía ya no puede estar por encima de los partidos. Lo confiese o no, esencialmente, es un asunto de partido. Y el marxismo pone el “espíritu de partido” de la única clase revolucionaria hasta el fin, el proletariado, en todo su trabajo filosófico. Queda así trasformado, de arriba abajo, todo el objeto y el papel de la filosofía por su doble carácter: es la única filosofía científica y es la concepción del mundo del proletariado. Estos son dos aspectos de una misma realidad para una clase que es la única revolucionaria hasta el fin, porque no tiene nada que temer en todo el proceso de desarrollo de la naturaleza y de la historia. La clase obrera es la única que puede ir hasta el conocimiento objetivo de lo que se llama “necesidad histórica”, porque es la única que no tiene ningún interés en falsear o desfigurar las leyes que rigen tanto en la naturaleza como en la sociedad.

Se comprenderá ahora por qué el marxismo es un instrumento de transformación social. Habiéndose realizado en él la unión de la teoría y la práctica, adquirió un carácter que no tuvo ninguna filosofía anterior. Desde su nacimiento se han hecho esfuerzos para rebatirlo o “superarlo”, sin ningún resultado. En el Perú se conoce el intento de don Víctor Raúl Haya de La Torres y su “espacio-tiempo histórico”. El profesor Cesar Guardia Mayorga se encargó de dar cuenta de tan osada pretensión que terminó sin pena ni gloria. Hoy estamos frente a otros superadores del marxismo: los maoístas, repetidores de las ideas de Lin Piao sobre Mao Tze Dong y defensores de una supuesta superación del marxismo leninismo por el maoísmo. Detengámonos en este asunto, que viene confundiendo no tanto a la clase obrera sino a un sector de la juventud estudiantil. En los actuales momentos, eludir este debate, puede contribuir a desorientar a la juventud y al mismo pueblo trabajador.

II

Es conocida la definición que Stalin nos da del leninismo como “EL MARXISMO DE LA ÉPOCA DEL IMPERIALISMO Y LA REVOLUCIÓN PROLETARIA”. Lin Piao y sus asesores, cambiaron el término época por el de etapa para facilitar la aceptación de su contrabando, y de este modo resultó una distorsión que falsea todo el proceso de desarrollo de la doctrina científica de Marx. El fundador del socialismo científico representaría la primera etapa, Lenin, la segunda y Mao la tercera. En otras palabras, Lenin superó a Marx, y Mao a Lenin. Estas son las 3 etapas (“espadas”) del desarrollo del marxismo según los epígonos de Lin Piao. Ya sabemos que en cada país los “maoístas” tienen su propio “presidente” cuyo “pensamiento guía”, a su vez, constituye una nueva etapa del mismo maoísmo.

Lo primero que salta a la vista es el truco que consiste en identificar épocas con etapas. Esto con el fin de atribuir al marxismo un desarrollo en forma de etapas “superiores” sucesivas.

Surge la pregunta ¿qué es una época? El revisionismo contemporáneo, que se impuso desde el XX Congreso del PCUS en el movimiento comunista internacional, con pocas excepciones, es el primero en haber declarado que el carácter de nuestra época había cambiado. Ya no es, decían los revisionistas, la época del imperialismo y las revoluciones proletarias, sino “la época de la transición de la humanidad del capitalismo al socialismo”. "La época de la lucha entre los dos sistemas sociales opuestos”. Se sabe que esta “transición” para el revisionismo podía y debía ser pacífica. De aquí desprendió su tesis sobre las 3 pacíficas: vía pacífica en la conquista del poder, coexistencia pacífica entre todos los Estados del mundo, y emulación pacifica entre los dos sistemas: el capitalista y el socialista. La historia y la propia vida se encargaron de desmentir esta teorización revisionista y confirmar la definición de Stalin sobre nuestra época, como la época del imperialismo y la revolución proletaria.

Los marxistas leninistas nunca han considerado al leninismo como una fase o etapa superior del marxismo, sino COMO UN DESARROLLO DEL MARXISMO, que “brotó de la revolución proletaria” y se “fortaleció en la batalla contra el oportunismo de la Segunda Internacional”. Al estudiar las raíces históricas del leninismo, Stalin, afirma que se “formó bajo las condiciones del imperialismo, cuando las contradicciones del capitalismo llegaron a su grado extremo, cuando la revolución proletaria se convirtió en una cuestión práctica inmediata, cuando el antiguo período de preparación de la clase obrera para la revolución llegó al tope y se transformó en un nuevo período de asalto directo contra el imperialismo”.

Es oportuno recordar que Lenin consideró y calificó al imperialismo como “capitalismo agonizante”, que lleva al extremo las siguientes contradicciones: a) la contradicción entre el trabajo y el capital, b) la contradicción entre los distintos grupos financieros y potencias imperialistas; y c) la contradicción entre un puñado de naciones “civilizadas” dominadoras y “centenares de millones de hombres de los pueblos coloniales y dependientes en el mundo”. (Stalin)

Estas contradicciones principales del imperialismo que dieron origen al leninismo ¿han desaparecido? Ha ocurrido todo lo contrario. La debacle de la Unión Soviética, la desaparición del campo socialista y la restauración del capitalismo en casi todos los países socialistas, incluida la China de Mao, las han agudizado hasta extremos insospechados. Si es así, en base a qué "nueva época” surgió el maoísmo? Y sobre todo, ¿cuales son sus aportes fundamentales que le permitieron negar dialécticamente al marxismo impulsándolo a una “fase superior”?.

III

La corriente iniciada por Lin Piao, haciendo del maoísmo una “etapa superior del marxismo leninismo”, se remite a las obras filosóficas de Mao Tzedong. Dos serían las contribuciones de Mao a la filosofía que determinaron la superación del marxismo: la práctica como criterio de verdad y la ley de la contradicción como la única de la dialéctica materialista. Veamos qué hay de cierto en estos “aportes” que supuestamente revolucionaron el marxismo.

La teoría del conocimiento del marxismo es la teoría del reflejo, desarrollada por Lenin en su obra inmortal, “Materialismo y empirocriticismo”, sin pretender “superar” el marxismo. Es cuestión elemental en el marxismo considerar y tener presente un hecho real e inobjetable: el hombre adquirió el conocimiento del mundo exterior a medida que aprendió a transformarlo PRÁCTICAMENTE CON EL FÍN DE SATISFACER SUS NECESIDADES. A diferencia de los animales, el hombre percibe el mundo circunstante en el proceso de su acción práctica sobre él. Mientras el animal solo puede adaptarse a su medio, el hombre lo cambia, lo transforma. Esta transformación es imposible sin la acción práctica, sin el trabajo. Esta es una cuestión elemental y fundamental en la teoría del conocimiento del marxismo, que el “maoísmo” pretende apropiarse para justificar en alguna forma la pretendida superación del marxismo por las teorías y pensamientos de Mao Tzedong.

Antes de Marx, los filósofos desvinculaban el conocimiento humano de las condiciones de la vida material de la sociedad. Y de este modo reducían al hombre a un ser biológico, dejando de lado su esencia social. Ha sido el marxismo el que ha demostrado que la esencia del hombre no se encuentra en su naturaleza física, biológica, sino en el conjunto de todas las relaciones sociales en que transcurre su existencia.

Lenin ha dicho que la práctica es la base de todo el proceso seguido por el hombre, desde el comienzo hasta el fin. En la teoría marxista del conocimiento el papel de la práctica es determinante, porque comienza con el conocimiento sensorial que es una forma de práctica. Continúa con el conocimiento lógico, pero este debe ser verificado por la práctica que es un criterio de verdad. Si este es, en resumen, el proceso que sigue el conocimiento de acuerdo al marxismo, surge la pregunta: ¿Cuál es el desarrollo aportado por Mao Tzedong a la teoría marxista del conocimiento? La respuesta es simple: ninguno. Su libro “Sobre la Práctica” cuando más puede considerarse como una obra de divulgación china de la teoría del conocimiento marxista, con serias observaciones hechas por filósofos dialéctico materialistas, especialmente en torno a lo que Mao entiende por práctica.

Se dice que Mao Tzedong ha desarrollado la dialéctica materialista porque ha descubierto que la ley de la contradicción es la “ ley universal del universo”. Se dice también: “elevando en forma creadora y completa la esencia de la ley de unidad y lucha de los contrarios, el camarada Mao Tse Tung ha elevado la doctrina marxista leninista a un nivel superior “. Estas afirmaciones no corresponden a la verdad. Son falsas de cabo a rabo. Ha sido Lenin quien en forma reiterada ha señalado que “suscintamente, la dialéctica puede ser definida como la doctrina sobre la unidad de los contrarios. CON ESTO QUEDARA CAPTADO EL MEOLLO DE LA DIALÉCTICA” . Ha dicho también “El desdoblamiento de la unidad y el conocimiento de sus partes contradictorias es LA ESENCIA (UNA DE LAS SUBSTANCIAS, UNO DE LOS PRINCIPALES, SINO EL PRINCIPAL RASGO O PARTICULARIDAD) DE LA DIALÉCTICA”.

Otra cuestión que sirve al maoísmo para sostener que Mao Tzedong ha superado el marxismo, elevándolo a un nuevo nivel, es la que se refiere a la contradicción principal y el aspecto principal de la contradicción. Ignoran los seguidores del líder chino que desde el nacimiento del marxismo siempre se destacó que en cada fenómeno y objeto hay un conjunto de contradicciones y que una de ellas es la principal, siendo las otras subalternas. Por eso, para comprender un proceso, para conocer la causa de su automovimiento es necesario descubrir la contradicción básica, principal determinante del desarrollo del fenómeno. Por ejemplo, en el desarrollo social, la contradicción principal es la que existe entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción.

En lo que se refiere al problema de los dos aspectos de la contradicción, Marx los distingue por el rol que juegan. El aspecto conservador se opone al cambio, defiende la antitesis, mientras que el aspecto revolucionario pugna por la transformación destruyendo la antítesis. Para Mao el lado conservador es el principal, y por eso considera que en la contradicción entre burguesía y proletariado, el aspecto principal lo constituye la burguesía por ser la “dominante”.

Resulta claro y evidente que Mao Tzedong no ha hecho ningún aporte a la dialéctica materialista. Menos pudo haberla elevado a “un nuevo nivel”.como dijeron sus aduladores y repiten todos los discípulos de LIN PIAO.

IV

Se sabe que las tres fuentes y tres partes integrantes del marxismo son la economía política inglesa, el socialismo francés y la filosofía clásica alemana. La reelaboración crítica, dialéctico-materialista de estas fuentes permitió el surgimiento del marxismo. Le toco a Lenin desarrollar cada una de estas fuentes y partes integrantes en la época del imperialismo y las revoluciones proletarias. En lo que se refiere a la economía política, su obra “El imperialismo ultima etapa del capitalismo”, constituye un típico e indiscutible desarrollo de la primera fuente y parte integrante del marxismo: la economía. Con su célebre obra “Materialismo y empirocriticismo”, Lenin desarrolla la filosofía marxista, especialmente en lo que se refiere a la teoría del conocimiento: Con su obra sobre El Estado y todos sus escritos sobre la revolución proletaria y la edificación del socialismo, desarrolló el socialismo científico. De aquí que sea justo decir “marxismo leninismo” para denominar a una doctrina y teoría científica de la clase obrera. Y que el leninismo es el marxismo de la época del imperialismo y la revolución proletaria.

Dicen los maoístas que las contribuciones del “presidente Mao" han determinado que el marxismo leninismo de un “gran salto cualitativo” a una nueva etapa, etapa superior. Esas contribuciones serian las siguientes: “el presidente Mao, concluyó que la superestructura, la conciencia puede modificar la base y con el poder político desarrollar las fuerzas productivas”. Esta “conclusión “ o aporte de Mao, pertenece al abc del materialismo histórico, Stalin lo explica con la claridad y precisión que caracteriza toda su obra escrita. En “El marxismo y la lingüística” dice:

“La superestructura es engendrada por la base; pero eso no significa, en modo alguno, que la superestructura se circunscriba a reflejar la base, que sea pasiva, neutral, que se muestre indiferente a la suerte de su base, a la suerte de las clases, al carácter del régimen. Por el contrario al nacer, la superestructura se convierte en una fuerza activa inmensa, coadyuva activadamente a que su base tome cuerpo y se afiance y adopta todas las medidas necesarias para ayudar al nuevo régimen a rematar y destruir la vieja base y las viejas clases”.

Este si es un aporte de Stalin, pero jamás aceptó que sus contribuciones teóricas constituían un desarrollo cualitativo del marxismo leninismo. Siempre puso en su sitio a los aduladores que definían “el estalinismo como el marxismo de la época de la construcción del socialismo”.

Se dice también que Mao desarrollo la economía política marxista con su tesis del “capitalismo burocrático”, esto es el capitalismo que se desenvuelve en las naciones oprimidas por el imperialismo y con diverso grado de feudalidad subyacente. Este es otro “aporte” que no tiene sentido Es en el leninismo que debe estudiarse el problema de la burguesía y sus capas en los países coloniales, semicoloniales y dependientes. Hay que remitirse a su obra “El imperialismo, fase superior del capitalismo”.

Dicen los maoístas “lo principal es que el Presidente Mao Tse tung ha desarrollado la economía política del socialismo”. La verdad, sin embargo es otra porque la China capitalista actual es en gran parte producto de las concepciones de socialismo que tenía Mao Tzdong. Para muestra un botón. Es sabido que Stalin en su obra “Problemas económicos del socialismo en la URSS, inserta las respuestas que dio a las cartas que le enviaron después de publicada esa obra. Una de ellas, es la respuesta dirigida a Sánina y Venzher en la que aborda el problema de la circulación mercantil en el socialismo. Stalin, auténtico marxista leninista, dice:

“El error fundamental de los camaradas Sánina y Venzher consiste en que no comprenden el papel y el significado de la circulación mercantil en el socialismo, no comprenden que es incompatible con la perspectiva del paso del socialismo al comunismo. Piensan, por lo visto, que la circulación mercantil no es óbice para pasar del socialismo al comunismo, que la circulación mercantil no puede impedir esa transición. Este es un profundo error nacido de la incomprensión del marxismo”.

Comentando este pasaje Mao dice: “El problema esencial de esta carta es que Stalin no ha encontrado el camino que permite el paso del sistema de la propiedad colectiva al sistema de la propiedad de todo el pueblo. POR LO QUE RESPECTA A NOSOTROS, HEMOS CONSERVADO LA PRODUCCIÓN COMERCIAL Y EL INTERCAMBIO DE MERCANCÍAS”. Comentando una carta anterior Mao dice: “NO ES CIERTO QUE LA PRODUCCIÓN COMERCIAL PUEDA SER LIMITADA A LA MERA PRODUCCIÓN DE ARTÍCULOS DE PRIMERA NECESIDAD”.

Salta a la vista que para Mao no existe ninguna incompatibilidad entre el desarrollo de la producción mercantil y la edificación del socialismo y el paso de este al comunismo. Aquí se encuentra el origen y fundamento de la economía de “mercado socialista” de la China de hoy. Es este supuesto “desarrollo” del marxismo leninismo el que ha servido de fundamento a los actuales dirigentes chinos para restaurar totalmente el capitalismo en la República Popular China.

V

En la lucha contra la ideología del proletariado, la burguesía y todos los reaccionarios se empeñan en demostrar que el marxismo leninismo ha envejecido o que ha sido superado. Con este fin financian la invención de una serie de teorías. También utilizan al trotskismo, pero como las “ideuchas” de Trotsky no surten los efectos deseados, por haber sido rebatidas en la teoría y la práctica histórico social, ahora se ha echado mano al “maoísmo”. El revisionismo jruschovista fracasó, se desenmascaró como ideología al servicio de la contrarrevolución. Es responsable y culpable de la debacle de la Unión Soviética y la desaparición del campo socialista. Pretender combatir el marxismo leninismo con el trotskismo y el revisionismo contemporáneo, no tiene sentido y así lo entienden todos los reaccionarios. Por eso alimentan y estimulan la divulgación del maoísmo, pero aparentando combatirlo. Lo fundamental para ellos es desarmar ideológicamente al proletariado y a todos los revolucionarios, combatiendo por todos los medios a la ciencia de Marx, Engels, Lenin y Stalin.

Hay un hecho histórico que no debiera olvidarse. Cuando Mao Tzedong sospechó que detrás de los elogios desmesurados a su persona se ocultaba una conspiración, dispuso que se investigara a Lin Piao, quedando desenmascarado este individuo como un agente del revisionismo soviético. Se sabe que poco antes de ponerse a salvo, cruzando la frontera chino-soviética, su avión fue derribado por un misil chino. Este fue el final del creador del maoísmo como “etapa superior del marxismo leninismo”.

Hay otra cuestión que también debe conocerse. Mao Tzedong zanjó posiciones con el linpiaoismo en el X Congreso del Partido Comunista de China. Este Congreso insistió en algo que es elemental: el marxismo leninismo no es un dogma sino una guía para la acción. No se aceptó la tesis de Lin Piao que considera al maoísmo como etapa superior del marxismo leninismo.
avatar
Jordi de Terrassa
Camarada Comisario
Camarada Comisario

Cantidad de envíos : 4575
Reputación : 4657
Fecha de inscripción : 21/03/2011
Edad : 59
Localización : Terrassa

La cuestión se Stalin

Mensaje por Jordi de Terrassa el Jue Jun 14, 2012 8:22 pm

En torno a la denominación de Marxismo-Leninismo pensamiento Mao Zedong. No hace referencia a ninguna etapa, fase ni período de desarrollo del capitalismo, obedece a razones internas al movimiento obrero, hace referencia a las tres grandes rupturas que han existido en el terreno teórico y práctico en el seno del proletariado revolucionario a lo largo de su historia.

Ante los sucesos de la Comuna de París, primera revolución proletaria, tiene lugar la primera ruptura entre el marxismo y los socialismos utópicos en especial el anarquismo, en el seno de la 1ª Internacional, ante la cuestión de si es necesario un periodo de transición, un estado, entre la sociedad capitalista y la comunista. Este periodo de transición es conocido en la literatura marxista como socialismo o dictadura del proletariado.

La segunda ruptura tiene lugar entre el leninismo y la socialdemocracia, en el seno de la 2ª Internacional, y se da en torno a la cuestión de si el proletariado revolucionario debe destruir el estado de la burguesía o puede apoderarse de él. Esta ruptura tiene como consecuencia la Revolución de Octubre.

La tercera ruptura es entre el pensamiento Mao Zedong y el revisionismo contemporáneo en el seno de la 3ª internacional y se da en torno a la cuestión de la continuación de la revolución en las condiciones de dictadura del proletariado, si en el socialismo sigue existiendo la lucha de clases o si los enemigos de la revolución son solo externos, el imperialismo y sus agentes infiltrados. La lucha de clases se da en el seno del partido comunista entre los cuadros seguidores de la vía capitalista y los cuadros seguidores de la vía socialista. De ahí surge la Gran Revolución Cultural Proletaria.

Ante Stalin, el PCUS y la URSS de la época la posición del pensamiento Mao Zedong es que Stalin es un camarada, el PCUS es un partido comunista y la URSS es un estado socialista, aunque con graves errores de principios.

“La cuestión de Stalin no se resolverá en este siglo (XX)” Hace referencia precisamente a la cuestión de la continuación de la revolución en el socialismo. El hundimiento de la URSS y los países del este y el camino emprendido por la República Popular China parecen confirmarlo.

Saludos
avatar
kantaria
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 813
Reputación : 912
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por kantaria el Vie Jun 15, 2012 11:31 pm

Luego este revisionista de mala cepa se lanza a interpretar las “Diez grandes relaciones” como se le antoja, lo cual como hemos venido viendo hace parte de su mala fe al momento de desprestigiar al Presidente Mao, veamos lo que nos plantea en dicho texto Mao sobre el tema de Stalin:




Tanto dentro como fuera del Partido, debemos distinguir claramente lo correcto de lo erróneo. Cómo tratar a las personas que han cometido errores es una cuestión importante. La actitud acertada hacia los camaradas que se han equivocado debe ser la de seguir el principio de "sacar lecciones de los errores pasados para evitarlos en el futuro, y tratar la enfermedad para salvar al paciente", ayudarles a corregir sus errores y permitirles continuar haciendo la revolución. En el pasado, cuando estaban en la dirección los dogmáticos encabezados por Wang Ming, nuestro Partido erró a ese respecto al asimilar el lado negativo del estilo de trabajo de Stalin. En el contexto social, ellos rechazaron a las fuerzas intermedias y, dentro del Partido, no permitieron que otros rectificaran sus errores y siguieran haciendo la revolución.

En la Unión Soviética, aquellos que anteriormente elevaron a Stalin a una altura de cien mil metros, ahora lo han rebajado de un solo golpe a noventa mil metros por debajo del suelo. En nuestro país, también hay quienes bailan al compás de ellos. El Comité Central considera que Stalin tiene un 30 por ciento de errores y un 70 por ciento de méritos y que, en su conjunto, es un gran marxista. Con base en esta apreciación fue como escribimos "Sobre la experiencia histórica de la dictadura del proletariado". Es más o menos apropiada esta apreciación, que se fundamenta en la proporción de 3 a 7. Stalin cometió algunos errores con relación a China. De él provinieron tanto el aventurerismo de "izquierda" de Wang Ming en la última fase de la Segunda Guerra Civil Revolucionaria como su oportunismo de derecha en la fase inicial de la Guerra de Resistencia contra el Japón. En el período de la Guerra de Liberación, Stalin comenzó por prohibirnos hacer la revolución afirmando que si estallaba una guerra civil, la nación china se encontraría bajo la amenaza de la ruina. Iniciada la guerra, creyó sólo a medias en nuestra fuerza. Al triunfo de la guerra, tuvo la sospecha de que la nuestra era una victoria al estilo Tito y ejerció, en los años 1949 y 1950, una presión muy grande sobre nosotros. No obstante, consideramos que él tuvo un 30 por ciento de errores y un 70 por ciento de méritos. Esta apreciación es justa.
En materia de ciencias sociales, de marxismo-leninismo, debemos continuar estudiando con ahínco lo que hay de correcto en Stalin. Lo que debemos estudiar es aquello que pertenece al dominio de las verdades universales, y este estudio debe combinarse con la realidad china. Si introdujéramos cada frase, aunque fuera de Marx, nos meteríamos en un lío tremendo. Nuestra teoría es la integración de la verdad universal del marxismo-leninismo con la práctica concreta de la revolución china. En un tiempo, algunas personas de nuestro Partido practicaron el dogmatismo, que ya criticamos en ese entonces. Sin embargo, ahora sigue existiendo el dogmatismo. Existe tanto en los círculos académicos como en los económicos.

Y precisamente esas personas que practicaron el dogmatismo fueron personas como el citado Wang Ming; personaje que huyó a la URSS que se hundía el revisionista, y que para defender la postura de Jrushov ataco y calumnió al Partido Comunista de China, ¿sorprendente?, pues no; esas son las referencias de las que se vale Sotomayor para calumniar al Presidente Mao.

Respecto al camarada Stalin, la postura del Presidente Mao siempre fue clara y sincera, fue sin lugar a dudas un gran marxista, cometió algunos errores, pero su aporte a la Revolución Mundial Proletaria siempre será favorable.

Como podemos ver en el siguiente texto del año 1957, llamado “Rechazar las ideas burguesas”



En la II Sesión Plenaria del VII Comité Central se tomaron algunas determinaciones que no fueron consignadas en su resolución. Primero, no celebrar cumpleaños. Celebrarlos no da larga vida a nadie. Lo importante es realizar bien nuestro trabajo. Segundo, no hacer regalos. O, al menos, no dentro del Partido. Tercero, hacer menos brindis, aunque es permisible brindar en ciertas ocasiones. Cuarto, aplaudir
pág. 116
menos. Pero no hay que prohibir los aplausos ni echar un balde de agua fría a las masas, que expresan así su entusiasmo. Quinto, no bautizar lugares con nombres de personas. Sexto, NO COLOCAR A CAMARADAS CHINOS EN EL MISMO PLANO QUE MARX, ENGELS, LENIN Y STALIN. ASÍ DEBE SER, PUES SE TRATA DE UNA RELACIÓN ENTRE DISCÍPULOS Y MAESTROS. Cumplir estas determinaciones significa tener una actitud de modestia.
En síntesis, debemos mantener la modestia, el afán de aprender y el espíritu de perseverancia y atenernos firmemente al sistema de dirección colectiva, para llevar a cabo las transformaciones socialistas y conseguir el triunfo del socialismo.

Para finalizar quisiera postear un par de citas de Hoxha, antes de que tras la muerte de Mao, se lanzará en la feroz y falsa crítica que debió si era cierta hacerla en vida del Presidente Mao:


Vivimos en una época en que presenciamos la destrucción total del colonialismo, la desaparición de esa peste que exterminaba a los pueblos de la haz de la tierra. Nuevos Estados están surgiendo en Africa y en Asia. Países donde imperaban el capital, el látigo y el plomo, están sacudiendo el yugo de la esclavitud y los pueblos toman sus destínos en sus propias manos. Esto se está logrando gracias a la lucha librada por estos pueblos y a la ayuda moral que les conceden la Unión Soviética, la China Popular y los demás países del campo socialista.

Su objetivo era lograr que el Partido Comunista de China fuera condenado por el movimiento comunista internacional imputándole errores y faltas infundadas e inexistentes. Esta es la rotunda convicción del Comité Central del Partido del Trabajo de Albania, fundada en el estudio d,e los hechos, en base a los materiales soviético y chino de que ya dispone el Partido del Trabajo de Albania, en base al análisis minucioso que ha hecho de la evolución de la situación internacional y de las posiciones oficiales del Partido Comunista de la Unión Soviética y del Partido Comunista de China.


El Partido del Trabajo d,e Albania considera unánimemente que los camaradas soviéticos se han equivocado gravemente en Bucarest, condenando injustamente al Partido Comunista de China por haberse desviado, por decirlo así, del marxismo-leninismo, por haber infringido y abandonado supuestamente la Declaración de Moscú de 1957, acusando al Partido Comunista de China de <<dogmático>>, <<sectario>>, de estar <<por la guerra>> y <<contra la coexistencia pacífica>>, de reclamar una <<posición privilegiada>> en el campo socialista y en el inovimiento comunista internacional, etc.


Los camaradas soviéticos se equivocaron gravemente también en el sentido de que, aprovechándose del gran cariflo y confianza que los comunistas sienten por la Unión Soviética y por el Partido Comunista de la Unión Soviética, intentaron imponer a los demás partidos comunistas y obreros sus puntos de vista incorrectos con respect,o al Partido Comunista de China.


Preguntamos a los que emprendieron estos actos reprobables contra el Partido del Trabajo de Albania: Tene derecho un partido a exponer libremente su opinión tal como la juzga correcta? LQué opinión expuso el Partidodel Trabajo de Albania en Bucarest? Nosotros expresamos nuestra fidelidad al marxismo-leninismo y esta fidelidad queda comprobada por toda la vida y la lucha del Partido del Trabajo de Albania; manifestams nuestra fidelidad a las resoluciones de la Declaración de Moscú y del Manifiesto por la Paz de 1957, y eso lo confirma la linea segui.da consecuentemente por el Partido del Trabajo de Albania; manifestamos nuestra fidelidad a la unidad del campo socialista y nuestra determinación de defenderla y estos sentimientos están confirmados por toda la lucha del Partido del Trabajo de Albania; expresamos el afecto y la fidelidad al Partido Comunista de la Unión Soviética y a los pueblos sovieticos y esto lo prueba toda la vida del Partido del Trabajo de Albania. Rehusamos juzgar <<los errores>> del Partido Comunista de China y menos aún <<condenarlo>> sin ante:s tomar en consideración los puntos de vista del Partido Comunista de China acerca de las cuestiones, que se planteaban tan err6neamente, en forma precipitada y antimarxista contra este Partido. Aconsejamos queera necesario ser prudentes y mostrar sangre fria y espíritu de camaradería en la solución de esa cuestión vital y extremadamente seria parael comunismo internacional. Ese fue todo nuestro <<crimen>>, lo que motivó que nos lanzaran la piedra. Perocreemos que la piedra levantada para golpearnos les dio en la cabeza a los mismos que la lanzaron. Con el transcurso del tiempo, se está confirmando la justa actitud del Partido del Trabajo de Albania.


Por qué el camarada Jruschov y los demás camaradas se apresuraron tanto a acusar al Partido Comunista de China de manera infundada y sin presentar pruebas? Acaso se les puede permitir a los comunistas y, en particular, a los principales dirigentes de un partido tan grande como, el Partido Comunista de la Unión Soviética cometer semejante acto condenable? Ellos pueden dar su respuesta al respecto, pero también el Partido del Trabajo de Albania tiene el pleno derecho a exponer su opinión.

El Partido del Trabajo de Albania estima que, la Reuni6n de Bucarest constituye un gran error en sí, error que, por lo demás, fue agravado conscientemente en ella. De ningún modo se ha de echar al olvido la Reunión de Bucarest, por el contrario hay que condenarla severamente como una mancha enel movimiento comunista internacional.
No cabe la menor duda de que grandes desacuerdos ideológicos han surgido y se han desarrollado entre el Partido Comunista de la Unión Soviética y el Partido Comunista de China. Estos desacuerdos entre los dos partidos debían ser allanados a tiempo por el camino marxista-leninista.
El Partido Comunista de China dice en su documento que estos desacuerdos de principio han surgido ininediatamente después del XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética y que las cuestiones en controversia han sido planteadas por los camaradas chinos. Algunosde estos puntos de vista fueron tomados en consideración por los camaradas soviéticos, otros fueron rechazados.


El Partido del Trabajo de Albania estima que en caso de no ser solucionados estos desacuerdos entre los dos partidos, habría que recurrir a la organización de una reunión de los partidos comunistas y obreros donde se plantearan esas cuestiones, se discutieran y se adoptara una actitud. No es justo que esos desacuerdos se relegaran a segundo plano, y de ello la culpa recae sobre los camaradas soviéticos que conocían esos desacuerdos y que los menospreciaban porque estaban convencidos de la justeza de su línea y de la <<inviolabilidad>> de ésta, lo que, a nuestro juicio, constituy,e un punto de vista idealista y metafísico.
Si los camaradas soviéticos estaban convencidos de la justeza de :su línea y su táctica, ipor qué no organizaron a tiempo tal reunión a fin de solucionar esos desacuerdos? Acaso eran insignificantes las cuestiones que se planteaban, como por ejemplo la condena de J.V. Stalin, la importante cuestión de la contrarrevolución en Hungría, la de las formas de la tomia del poder, sin referirnas a muchas otras cuestiones igualmente muy importantes que surgieron posteriormente? No! No eran insignificantes. Todos tenemos nuestros puntos de vistasobre estos problemas, porque a todos, como comunistas, nos interesan, y si todos nuestros partidos han asumido. una responsabilidad ante sus pueblos, son responsables, también ante el comunismo internacional.


Para poder condenar al Partido Comunista de China por culpas y pecados imaginarios, el camarada Jruschov y los demás dirigentes soviéticos estaban muy interesados en presentar estas cuestiones como si se tratara de desacuerdos entre China y elconjunto del movimiento comunista internacional, pero cuando se trató de cuestiones como las referidas líneas arriba, fu,eron juzgadas y decididas exclusivamente por el camarada Jruschov y su círculo de camaradas, pensando que no era menester que se discutiera en forma colectiva, en una reunión de representantes de todos los partidos, pese a ser importantes cuestiones de carácter internacional.



“Ninguna calumnia o invención de la propaganda burguesa-revisionista puede empañar el carácter marxista-leninista y la vitalidad de la amistad albano-china. (…) Las victorias históricas que el pueblo chino a alcanzado en su gloriosa revolución y en la edificación del socialismo, la creación de la nueva China Popular y el elevado prestigio del que goza en el mundo están directamente ligados al nombre, a las enseñanzas y a la dirección del gran revolucionario que fue el camarada Mao Zedong. La obra de ->este eminente marxista-leninista (así)<- representa una contribución al enriquecimiento de la teoría y de la práctica revolucionaria del proletariado”.



avatar
kantaria
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 813
Reputación : 912
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por kantaria el Dom Jun 17, 2012 4:25 am

Luego el revisionista Sotomayor, continua con su “crítica” mal intencionada, pretendiendo decir que el Presiente Mao “se oponía a la transformación de la revolución china en revolución socialista” y que “defendía a la burguesía”; lo que no puede ser más que la visión o de alguien que no estudio a Mao, que lo entendió mal o que simplemente tenía mala intención de deslegitimar la ideología proletaria, veamos a continuación algunas citas que revelaran la verdad:



Chen Boda (1951) MAO TSE-TUNG EN LA REVOLUCION CHINA
Mao Tse-tung enseña: "La teoría de Marx, Engels, Lenin y Stalin es una teoría universalmente aplicable".[2] —Sin embargo, para aplicar correctamente esta teoría a la China y transformarla en una fuerza invencible de las masas, es esencial liquidar constantemente todas las tendencias ideológicas extrañas a la causa del proletariado y sostener batallas ideológicas, feroces algunas de ellas. Durante treinta años, Mao Tse-Tung ha luchado inflexiblemente contra varias tendencias ideológicas reaccionarias ajenas al Partido y contra diferentes formas de oportunismo dentro del Partido. Estas incluyen las luchas contra los Nacionalistas [3], contra el ala derecha y los conciliadores dentro del Kuomintang; contra el Chen Tu-hsiu-ismo [4], el Trotskismo y las diferentes ilusiones reformistas sobre el gobierno contra-revolucionario del Kuomintang amparadas por los sectores derechistas de la burguesía y pequeria burguesía; contra el aventurerismo de "izquierda" que predominó en el Partido en varias ocasiones, y contra la repetición de los errores del Chen Tu-hsiu-ismo. En el desarrollo de esta serie de luchas, Mao Tse-Tung probó ser un gran maestro en la difusión y aplicación de la teoría revolucionaria de Marx, Engels, Lenin y Stalin. Las luchas que condujo, fortalecieron y consolidaron el Partido Comunista de la China.
La unidad de la teoría y la práctica es un rasgo exclusivo del Marxismo-Leninismo. En la China revolucionaria, siguiendo los pasos de los grandes maestros: Marx, Engels, Lenin y Stalin, Mao Tse-Tung prestó la mayor atención al gran poder creador de las masas revolucionarias. Nunca separó su estudió tes, rico del Marxismo-Leninismo del movimiento revolucionario de las masas. Bajo todas las circunstancias y en todas las épocas, conjugo la teoría Marxista-Leninista con la práctica de la revolución China y "utilizo el punto de vista basico del Marxismo, el metodo de análisis de clase", para estudiar, analizar y sintetizar las experiencias de la revolución China. Obrando de esta manera, probó en la forma más amplia la exactitud del Marxismo-Leninismo y demostró su grandeza, su dinámica, su fuerza revolucionaria.
Basándose precisamente en la fuerza creadora de las masas revolucionarias de la China y en los muchos aspectos de las complejas experiencias de la revolución China, Mao Tse-Tung desarrolló el Marxismo-Leninismo y expuso ante las masas todo tipo de desviación dirigida a falsificar y corromper el Marxismo-Leninismo.


Esta primera parte explica como el Presiente Mao, realiza una aplicación no dogmática, no mecánica del marxismo- leninismo a la realidad china, es decir como letra viva, como acción creadora de la realidad; al aplicar el marxismo a la realidad china el Presidente Mao con acierto plantea que:



Debido a que las potencias imperialistas consideraban a la China como su campo de explotación, en muchas ocasiones formaron un frente unido para enfrentarlo a la revolución China. Por ejemplo, en 1900 las fuerzas aliadas de ocho potencies imperialistas invadieron Pekín y masacraron las fuerzas patrióticas del movimieno Yi Ho Tuan. En 1927 los países imperialistas se opusieron conjuntamente a la Gran Revolución China [9]. En otras oportunidades trabajaron en colusión para repartirse a la China. Sin embargo, la ambición de estas potencias imperialistas para apoderarse de to mejor del jugoso botín, o ganar el control exclusivo de la China, condujo a profundas contradicciones entre ellas. Concluyó tal como Mao Tse-Tung to había establecido, en "conflictos entre los imperialistas en la China".
Esto significó que, como resultado de las contradicciones entre los países imperialistas y su deseo de repartirse a la China, sus fuerzas en el país permanecían más a menudo divididas que unidas. En segundo lugar, las contradicciones y las luchas entre los países imperialistas tuvieron el efecto de agravar y agudizar las contradicciones y las luchas entre las viejas clases dominantes en la China —los señores feudales, la burguesía compradora— Ilevando a continuos e interminables conflictos entre los señores de la guerra.
Mao Tse-Tung dijo en 1928:"Una característica de la China semi-colonial era la existencia prolongada e ininterrumpida —desde el primer año de la República (1912 - Traductor)— de continuas guerras que enfrentaban a las diferentes camarillas de los viejos y nuevos señores de la guerra sostenidos por los imperialistas desde el extranjero y por la burguesía compradora y los grandes latifundistas residentes en el país... Este fenómeno era debido a dos razones: primera, la parcelación del país en regiones aisladas con su propia economía agrícola (China no tenía una economía capitalista unificada); segunda, la política imperialista de division y explotación de la China para su reparto en zonal de influencia".[10]
Es decir, puesto que las clases feudales Chinas y la burguesía compradora, servían a diferentes potencias imperialistas y representaban los intereses de diferentes fuerzas feudales locales, las jerarquías de estas castas imperantes permanecían también más divididas que unidas.
En tercer lugar, la opresión conjunta del imperialismo y del feudalismo causaron al pueblo Chino terribles sufrimientos . Sin embargo, desde la Guerra del Opio en 1840, el pueblo Chino siempre ha sostenido inflexibles y repetidas luchas contra el imperialismo y el feudalismo. Si hubo algunas pausas en estas luchas, ellas fueron de corta duración. Por otra parte, considerando a la China como un gran país con una enorme población, el número de personas movilizadas en cada uno de aquellos combates fue colosal.
El pueblo Chino luchó contra todas y cada una de las potencias imperialistas que invadieron a la China, y rehusó someterse a cualquiera de los régimenes contra-revolucionarios establecidos por los imperialistas.
China ha estado comprometida en una prolongada revolución.
Es decir, las contradicciones entre el pueblo Chino por una parte, y el imperialismo y el feudalismo por la otra, eran irreconciliables. En el curso de su lucha contra el imperialismo y el feudalismo, el pueblo Chino llegó gradualmente a convertirse en una fuerza unida, en extremo poderosa.
China, un extenso país empeñado en una larga guerra revolucionaria, tomó una determinación que llevó a feliz termino su poderosa clase obrera revolucionaria, convirtiendose en el líder de las amplias masas de campesinos en extremo combativos, y por consiguiente en el líder real de todas las fuerzas revolucionarias. También porque internacionalmente fue la época de la revolución proletaria, la época en que el socialismo triunfó por primera vez en Rusia, recibiendo asi la revolución China un excelente apoyo internacional. Estas cosas explican por qué era inevitable la victoria de la revolución del pueblo Chino y el fracaso del imperialismo y sus lacayos —la clase feudal y la burguesía compradora.—
Stalin puntualizó en 1927:
“… en la China la lucha contra el imperialismo debe asumir un contenido profundamente popular y un carácter claramente nacional, e irá profundizandose paso a paso, desarrollandose dentro de encarnizados combates con el imperialismo hasta sacudir sus cimientos en todo el mundo".[11]
Las ricas experiencias revolucionarias de la China, se han cristalizado en el pensamiento y las obras de Mao Tse-Tung.
En noviembre de 1919 Lenin decía a los comunistas en el Oriente:
"Vosotros habéis encarado una tarea que hasta ahora los Comunistas no habían afrontado en ninguna parte del mundo: confiando en la teoría general y la práctica del comunismo, vosotros mismos habéis tenido que adaptarlas a condiciones peculiares que no existen en los países europeos, y habéis sido capaces de aplicar esta teoría y esta práctica a condiciones específicas en las que la mayoría de la población es de campesions, y en la cual la tarea es el sostenimiento de una lucha no solamente contra el capitalismo, sino también contra las supervivencias de la edad media".[13]
Y de nuevo:
"Vosotros habéis tenido que encontrar formas específicas para esta alianza de los primeros proletarios del mundo con las masas trabajadoras y explotadas del Oriente, cuyas condiciones de vida son en muchos casos medioevales".[14]
Lenin también anotó:
"La tarea es despertar las masas trabajadoras a la actividad revolucionaria, a la acción independiente y a la organización, haciendo caso omiso del nivel en que puedan encontrarse; traducir la verdad de la doctrina del comunismo al lenguaje de cada pueblo, tal como to hicieron los comunistas de los países avanzados; Ilevar a cabo aquellas tareas prácticas que deben realizarse de inmediato y unirse en una lucha común con los proletarios de todos los países.
"Este es un problema cuya solución vosotros no encontraréis en ningún manual comunista, pero que si encontraréis en la lucha común que Rusia ha comenzado. Vosotros tendréis que abordar este problema y resolverlo por vuestra propia y libre experiencia".[15 ]
Como es ampliamente conocido a través de sus escritos, Lenin y Stalin han resuelto los principios básicos de los problemas anteriormente mencionados expuestos por Lenin. Stalin también realizó importantísimas contribuciones teóricas sobre la cuestión China. La tarea de Mao Tse-Tung, líder del Partido Comunista de la China, ha sido la de continuar la obra de Lenin y Stalin, estudiar incesantemente la experiencia China e integrar la teoría general y la práctica del comunismo, con la práctica concreta de la revolución China. El traslado la verdad de la doctrina comunista —como fue realizado por los comunistas de los países más avanzados— al lenguaje del pueblo Chino, cornpletó esta doctrina a la luz de las condiciones en la China y la transformó en la teoría y la práctica de la revolución China. De esta manera, inspiró a cientos de millones de seres humanos a unirse a la lucha mundial contra el imperialismo, a aliarse ellos mismos con la Unión Soviética, con la clase obrera y las gentes progresistas de otros países, y con las naciones oprimidas en todo el mundo. Con el cumplimiento de esta tarea, el poder del imperialismo y sus lacayos fue derribado en la gran tierra de China


¿qué encontramos aquí?, pues bien las patrañas de Sotomayor (y sus secuaces del foro) se comienzan a caer por su propio peso, como dice el pueblo “la mentira tiene patas cortas”.

El mismo camarada Stalin entiende perfectamente que la revolución china reviste un carácter nacional y popular, tal como lo desarrollaría el Presidente Mao Tse Tung, en su doctrina de la Revolución de Nueva Democracia, y es que claro, solo a un limitado mental se le puede ocurrir el desarrollo del socialismo sin una base material que permita dicho desarrollo.


El gran Lenin, conocedor del marxismo, sabía además que el marxismo se desarrollaría en China en circunstancias peculiares, y llama a los comunistas chinos a desarrollarlo de esa manera; Lenin al contrario de Sotomayor (y otros bien conocidos), llama a la aplicación creadora, obra que llevaría delante de manera magnifica el Presidente Mao.

Solo a un dogmático se le puede ocurrir una aplicación de “Manual” del marxismo a una realidad diferente y compleja como la China, por eso Lenin plantea la lucha contra las supervivencias del viejo régimen feudal, para lo cual se debe aplicar la teoría a condiciones específicas desde la actividad revolucionaria.


Entonces; fiel a la doctrina de Lenin y Stalin, el Presidente Mao, desarrollará la aplicación del marxismo- leninismo a la realidad china, y esta aplicación será tan exitosa, que se convertirá en una nueva y superior etapa del marxismo, desarrollado en sus tres partes constitutivas el materialismo dialéctico e histórico, la economía política y el socialismo científico, pero eso es material de otro hilo.

Mas adelante continuare la tarea de desenmascarar las mentiras de Sotomayor; baste con decir que hasta ahora este tipejo comienza a oler bastante mal…



avatar
SS-18
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 15770
Reputación : 20221
Fecha de inscripción : 16/06/2010

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por SS-18 el Dom Jun 17, 2012 5:38 am



Este hilo trata sobre el libro y su tema. Refiero a los participantes a no incurrir en las ya conocidas apreciaciones personales y valoraciones de las posturas contrarias, por no hablar de los offtopic.

Todo debate se debe de ceñir, en este caso a una critica de la obra protagonista de este hilo, obviamente, argumentos complementarios pese a que sean offtopic se permiten pero nunca sustituyendo estos al tema principal. Pinceladas argumentativas o exposiciones para dotar de más contenido un analisis, pero nunca una deriba offtopic.

Recuerdo a los ponentes que no se permiten alusiones a las posturas contrarias como "maoistas revisionistas" "izquierdistas" o epitetos que ya todos nos conocemos por todas partes que no hay que usar y son inecesarias y solo sirven para caldear el ambiente y convertir todo en un caos intratable.

Los datos son los que hablan, no hace falta rodearlos de florituras argumentativas y innecesarias aunque no estan prohibidas.


Enhorabuena a todas las partes por mantener un debate sosegado y de nivel que sirve a la formación didactica de los lectores. Sigamos en esta linea, gracias.


------------------------------
Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
Marx: “Nuestra tarea es la crítica despiadada, y mucho más contra aparentes amigos que contra enemigos abiertos“.
SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
Obligatorio leerse las reglas del foro
http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm

https://lamayoria.online/


NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2274
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por NG el Lun Jun 18, 2012 12:29 am

Hola de nuevo kantarria, te voy a ser sincero no sé que off-topic he cometido, de corazón si eres amable dimelo, tampoco sé cual sería el del usuario Euskal Gorriak, en todo caso como dije anteriormente el que no sigue las pautas del debate eres tú, porque yo he iniciado la crítica del post, tú me contestaste las preguntas que quisiste con textos largísimos donde muchas veces ni corresponden a lo que planteo, y no te he acusado de nada, simplemente que te vas por las ramas y no te conviene responder... así que haz el favor de mostrar donde me he desviado del tema por favor... estamos hablando de José Soto Mayor y la crítica a Mao, bien.

Voy a plantearte preguntas de nuevo, espero que no te vayas a hablar con textos insustanciales, que si bien estan bien para la gente que le gusta la historia no aportan nada a las preguntas concretas que te planteo una y
otra vez:

- 1º - Hablas de la buena voluntad de Mao a la hora de hablar de Stalin, te he dicho esto no es cierto, tu acusas por ejemplo a Hoxha de ser un traidor por criticar a Mao estando muerto, cosa que como te dije hizo en vida y te puedo mostrar fácilmente, pero Mao, Mao cuando vivía Stalin no dijo a la URSS ni a él que habían robado territorio rumano como luego dijo cuando tuvo esas buenas relaciones con el revisionismo rumano, tampoco dijoen vida que Stalin hizo mal adueñándose (como dije mil veces y nadie me contesto aquí) sobre las fronteras orientales de Polonia a las que consideraba polacas y no soviéticas, poniendo en duda la buena voluntad de la URSS en recuperarlas en 1939 como las rumanas... podemos citar mil textos de Mao alabando sin ton ni son a Stalin, pues claro, si por alabanzas incluso Carrillo seguramente las hizo en su día, pero no te equivoques, vamos a lo que vamos, Mao como mostré si aveces decía que Stalin era el padre de la paz de los pueblos y le alababa por sus gestiones internacionales luego achacaba la revolución 56' y los males de Europa del Este a los errores de Stalin, así como de simplista suena, tampoco me he quejado yo de que Mao criticara la concepción económica que tenía Stalin, pues esta la hizo con él muerto, es que a mi eso me da absolutamente igual, lo importante es si tiene razón o no, rebajarse a observar si cuando la hizo estaba el otro muerto es arrodillarse ante infantilismos que no nos conducen a sacar conclusiones teóricas claras del marxismo sino enfrascarnos en debates insustanciales de quien era más cobarde...

-2º- No me has contestado con tus palabras cual es la razón para que Mao use la burguesía china y la califique como clase revolucionaria en su país, ya como hemos visto no se puede hablar que la burguesía china ha sostenido rebeliones frente al invasor véase guerra del opio y demás, algo que como he mostrado en ejemplos históricos no estaba fuera de lo usual en países atrasados como Polonia por poner un ejemplo, y algo que no hizo para el PC de ese país plantear lo mismo, según tu texto de Mao habla que la burguesía nacional china es diferente porque al estallar la primera guerra mundial y la revolución bolchevique no puede el imperialismo sostenerse sin las colonias y presupone que en las revoluciones en auge en las colonias las burguesías irán contra el imperialismo.

Sobre esto, Lenin ya habló a la vez que advirtió como te escribí en su momento que precisamente las burguesías nacionales de esos países no serán revolucionarias sino reaccionarias cuando apoyen los movimientos de liberación nacional, y expone que el modelo utilizado en Rusia es exportable para las relaciones proletarias, campesinas, y feudales que existan.

En resumen podemos sacar que Lenin que pensaba que la burguesía lucharía por su nación, algo obvio viendo el siglo XIX y Europa misma, o el siglo XX y África, y que segundo seguramente establecería pactos con los imperialistas para derrotar a los revolucionarios, y efectivamente así pasó, se puso del lado del KMT y pacto con EEUU que se tradujo en millones de ayuda para los reaccionarios nacionalistas en contra del EPL, lo peor, no es algo que advirtiera Lenin, sino Mao mismo, Mao escribió que sabia del derrotero traidor de la burguesía pero aún así y después de ganar al KMT, utilizó tesis claudicadoras y conciliadoras de clase...

Lenin hablando sobre la burguesía nacional de los países coloniales:
Spoiler:
la burguesía de los países oprimidos, aunque apoye los movimientos
nacionales, al mismo tiempo lucha de acuerdo con la burguesía imperialista, es decir,
juntamente con ella, contra todos los movimientos revolucionarios y contra todas las clases
revolucionarias.

-3º- Si bien Lenin en la carta a los comunistas orientales habla sobre la construcción del socialismo en base a las condiciones de cada país, no habla nunca de que la burguesía nacional se integre y menos pacíficamente en la construcción del socialismo, y si he mostrado textos donde afirma que hay que renunciar a los intentos marxistas de fusionarse con la burguesía nacional durante la revolución democrática-nacional de los países coloniales, así como expuso abiertamente que toda burguesía luchara contra el bolchevismo nacional de estos países y por lo tanto China o Perú no son excepciones, no por mi dogmatismo sino porque el burguesía local china demostró todos estas traiciones que Lenin y el mismo Mao sospecharon que pasarían, en el caso de Perú y perdón por su me desvió, creo que ningún peruano dudara recientemente del carácter actual de sumisión y apátrida que reside en el alama de esta, tanto ahora como en los 80's...

Lenin hablando sobre la lucha contra los intentos de dar un matiz comunista a las corrientes democrático-burguesas de liberación
Spoiler:
5) la necesidad de luchar resueltamente contra los intentos de dar un matiz comunista a las corrientes democrático-burguesas de liberación en los países atrasados; la Internacional Comunista debe apoyar los movimientos nacionales democrático-burgueses en los países coloniales y atrasados, sólo a condición de que los elementos de los futuros partidos proletarios, comunistas no sólo por su nombre, se agrupen y se eduquen en todos los países atrasados en la conciencia de la misión especial que les incumbe: luchar contra los movimientos democrático-burgueses dentro de sus naciones; la Internacional Comunista debe sellar una alianza temporal con la democracia burguesa de los países coloniales y atrasados, pero no debe fusionarse con ella y tiene que mantener incondicionalmente la independencia del movimiento proletario incluso en sus formas más embrionarias. Lenin

Lenin sobre la lucha de la burguesía contra el bolchevismo nacional
del informe a las organizaciones comunistas de los pueblos de oriente

Spoiler:
Se hace evidente que la revolución socialista, que es inminente en todo el mundo, no consistirá simplemente en la victoria del proletariado en cada país sobre su propia burguesía.

Ello sería posible si las revoluciones se desarrollan con facilidad y rapidez. Sabemos que los imperialistas no lo permitirán, que todos los países están armados contra su bolchevismo nacional y que su único pensamiento es cómo derrotar al bolchevismo en el país. Es por ello que en cada nación se está gestando una guerra civil, en la que los viejos conciliadores socialistas se ponen al lado de la burguesía. Lenin

Spoiler:
Tales son los problemas cuya solución no se encuentra en ningún libro comunista, pero se encuentra en la lucha común iniciada por Rusia. Usted tendrá que hacer frente a ese problema y resolverlo a través de su experiencia propia e independiente.

...

Al mismo tiempo, debe encontrar el camino a la clase obrera y las masas explotadas de todos los países y decirles que en un idioma que comprendan que su única esperanza de la emancipación se encuentra en el triunfo de la revolución internacional, y que el proletariado internacional, es el único aliado de todos los cientos de millones de los pueblos trabajadores y explotados de Oriente.

-4º- Nadie me ha contestado porque Mao veía factible en su Nueva Democracia la coexistencia pacífica de partidos burgueses, y que estos pudieran supervisar al PCCh.

Mao hablando sobre la existencia de partidos burgueses en la República popula china
Spoiler:
¿Por qué, pues, hay que admitir una larga coexistencia de los partidos democráticos de la burguesía y de la pequeña burguesía con el partido político de la clase obrera? Porque no tenemos motivos para no adoptar la política de coexistencia duradera con respecto a todos aquellos partidos que se dediquen verdaderamente a la tarea de unir al pueblo para la causa del socialismo y se hayan granjeado su confianza. Mao

Mao hablando sobre que los partidos burgueses supervisen al PCCh
Spoiler:
La supervisión mutua entre los distintos partidos es otro hecho de larga data, que toma la forma de consejos y críticas
recíprocos. La supervisión mutua no es, desde luego, un asunto unilateral; significa que, a la vez que el Partido Comunista puede ejercer supervisión sobre los partidos democráticos, éstos también pueden ejercerla sobre el Partido Comunista. ¿Por qué se admite la supervisión de los partidos democráticos sobre el Partido Comunista? Porque un partido, lo mismo que una persona, tiene gran necesidad de oír opiniones diferentes de las propias. Es de todos conocido que la supervisión sobre el Partido Comunista la ejercen principalmente el pueblo trabajador y los militantes del Partido. Pero será más provechoso para nosotros que también participen en ella los partidos democráticos. Claro que los consejos y críticas que se intercambien entre los partidos democráticos y el Partido Comunista sólo podrán desempeñar un papel positivo de supervisión mutua cuando correspondan a los seis criterios políticos. Por eso esperamos que todos los partidos democráticos presten atención a la transformación ideológica y se esfuercen por una coexistencia duradera con el Partido Comunista y una supervisión mutua, a fin de responder a las necesidades de la nueva sociedad. Mao

-5º- He repasado el post entero y creo con firmeza que nadie me ha comentando ni siquiera por encima sobre las tesis de integración pacífica en la construcción del socialismo que pretendía Mao, solo Euskal Gorriak con un texto suyo ha hecho énfasis en ese tema los demás lo habéis dejado a un lado.

En fin, vuelvo a dejaros textos Sobre el transito y transformación de modo pacífico de la burguesía en la construcción del socialismo todos ellos haciendo apología de la imposibilidad de este hecho y por último las citas de Mao contradiciendo a todos los grandes revolucionarios marxistas de la historia reciente.

Stalin sobre la lucha de la burguesía por sobrevivir cuando esta está moribunda en un proceso
Spoiler:
"¿Pueden los capitalistas ser derrocado sin un feroz lucha de clases?
No, ellos no pueden... No ha habido casos en la historia donde la burguesía moribunda no ha ejercido toda su fuerza restante para preservar su existencia ". Stalin

Stalin hablando sobre la desviación derechista de Bujarin y su teoría de integración de kulaks pacificamente en el socialismo
Spoiler:
¿Cuál es la base teórica de esta ceguera y del desconcierto del grupo de Bujarin?

Creo que la base teórica de esta ceguera y del aturdimiento incorrecto de Bujarin, es el método no marxista de abordar la cuestión de la lucha de clases en nuestro país. Tengo en mente la teoría no marxista Bujarin de los kulaks sobre de crecimiento hacia el socialismo, y de su incapacidad para comprender la mecánica de la lucha de clases bajo la dictadura del proletariado.

Una cosa o la otra:

ya sea la teoría de Marx de la lucha de clases, o la teoría de los capitalistas que crecen en el socialismo;
ya sea un antagonismo irreconciliable de los intereses de clase, o la teoría de la armonía de los intereses de clase.

En su discurso de Bujarin trató de reforzar la teoría de los kulaks de crecimiento hacia el socialismo haciendo referencia a un conocido pasaje de Lenin... Eso no es cierto, camaradas. Es una calumnia grave e imperdonable contra Lenin. Stalin

Stalin hablando sobre el peligro del oportunismo conciliador de clase, con la excusa de intereses comunes entre proletarios y burgueses
Spoiler:
Esto quiere decir que en política, para no equivocarse, hay que mantener una política proletaria, de clase, intransigente, y no una política reformista, de armonía de intereses entre el proletariado y la burguesía, una política conciliadora de "integración gradual" del capitalismo en el socialismo.

Lenin hablando sobre el deber de la lucha contra las corrientes que tratan de combinar el movimiento de liberación con posiciones que den beneficios a la burguesía
Spoiler:
3) La necesidad de luchar contra el panislamismo y otras corrientes de esta índole que tratan de combinar el movimiento de liberación contra el imperialismo europeo y americano con el fortalecimiento de las posiciones de los khanes, de los terratenientes, de los mullhas, etc Lenin

Fidel Castro hablando sobre la imposibilidad de dar un papel a la burguesía nacional cubana en la revolución

Spoiler:
P. Mucho se dice sobre "los medios nacionales" y en las alianzas ... ¿Cree usted que las autoridades nacionales de mentalidad clases medias todavía puede desempeñar un papel positivo en las revoluciones de América Latina?

R: No lo creo, nunca lo hice. Es cierto que hay grupos de la burguesía industrial, que están en contra, a veces muy en contra, el imperialismo, debido a la competencia. Sin embargo, estos mismos grupos odian a los trabajadores aún más, por razones de clase. Entre EE.UU. y los monopolios de las burguesías nacionales no puede haber conflictos de carácter temporal y escaramuzas, no una verdadera lucha sin cuartel. No hay incompatibilidad histórica entre ellos. Nuestra burguesía nacional aquí en el país es complaciente y cobarde, y siempre dispuesto a conceder al imperialismo, que es la conclusión lo mantiene vivo y le da ayuda y las armas para ser utilizadas contra las revoluciones sociales. Burguesía nacional sueño, al igual que la burguesía cubana solía dormir. Clases privilegiadas ya no puede participar en verdaderas revoluciones, y menos aún que el plomo, en nuestro siglo. Créanme, esta es la verdad.

P. ¿Cuáles son, entonces, en su opinión, las fuerzas que tienen la tarea histórica de la organización de las revoluciones en América Latina?

A. El proletariado industrial y agrícola, los campesinos, la pequeña burguesía, sobre todo los intelectuales. No quiero alentar a las facciones. Tampoco niego que algunas capas de la burguesía nacional puede apoyar, en parte y temporalmente, ciertos acontecimientos revolucionarios. Admito que algunos hijos de la burguesía pueden entrar en las filas del pueblo, participar en las revoluciones, e incluso dirigirlos, como individuos conscientes, armados con una teoría revolucionaria (después de todo, yo soy el hijo de los grandes terratenientes!). Sin embargo, estoy razonamiento a partir de un punto de vista de clase. Ya no hay nada bueno podemos esperar de la burguesía nacional como clase. Lo mismo ocurre con los ejércitos nacionales. Oficiales revolucionarios y patrióticos se puede encontrar, pero los ejércitos profesionales y de castas son como un cáncer que debe ser arrancados de América Latina. Si los ejércitos no se destruyen, no puede haber verdaderos gobiernos del pueblo, y las reformas sociales no pueden ser promulgada. En el primer olor de una reforma, incluso modesta, interviene el ejército y lo paraliza todo. Y cuando un gobierno corrupto se encuentra en su camino de salida, y una revolución está a la vista, llega el ejército de nuevo con un golpe de Estado y con un nuevo gobierno que es peor que el que le precedió. Estas son las lecciones de nuestra historia. Fidel Castro

Mao hablando sobre la integración pacífica de la burguesía
Spoiler:
"En nuestro país la contradicción entre la clase obrera y la burguesía nacional pertenece a la categoría de las contradicciones entre el pueblo... En el período de la revolución socialista, la explotación de la clase obrera con fines de lucro, constituye una parte del carácter de la burguesía nacional, mientras que... su disposición a aceptar la transformación socialista constituye la otra...

La contradicción entre la burguesía nacional y la clase obrera es una entre explotados y explotadores.
Sin embargo, en las condiciones concretas de China, esta contradicción antagónica entre las dos clases, si se maneja adecuadamente puede ser resuelta por medios pacíficos ". Mao

-6º- Tampoco se me respondío el segundo texto de Hoxha tan interesante que puse:

Spoiler:
A esto está ligada también su tesis sobre la convivencia del socialismo con la burguesía durante un período de tiempo muy largo, considerando esto como algo útil tanto para el socialismo como para la burguesía. Respondiendo a los que se oponían a tal política y que presentaban como argumento la experiencia de la Revolución Socialista de Octubre, Mao Tse-tung dice:
"La burguesía rusa era una clase contrarrevolucionaria: rechazó por aquel entonces las medidas del capitalismo de Estado, boicoteó la producción, hizo sabotajes y llegó a recurrir a las armas. Así las cosas, el proletariado ruso no tuvo más remedio que liquidada. Exasperada por esto, la burguesía de los demás países vomitó injurias. Aquí en China damos un tratamiento más o menos suave a la burguesía nacional, y ésta se siente un poco a gusto al ver que todavía puede obtener algún provecho"
(Mao Tse-tung, Obras Escogidas, ed. francesa, Pekín, 197r,t. 5, pág. 338)


Tal política, según Mao Tse-tung, ha aportado a China un supuesto prestigio a los ojos de la burguesía internacional, cuando en realidad ha ocasionado un gran perjuicio al socialismo en China. Mao Tse-tung ha presentado esta actitud oportunista hacia la burguesía como una aplicación creadora de las enseñanzas de Lenin sobre la NPE (Nueva Política Económica), Pero entre las enseñanzas de Lenin y la concepción de Mao Tse-tung sobre la ausencia de toda restricción a la producción capitalista y la conservación de lasrelaciones burguesas en el socialismo, existe una diferencia radical, Lenin reconoce que la NPE era un retroceso que permitía el desarrollo de los elementos del capitalismo, durante un cierto tiempo, pero, subraya: “para el poder proletario no hay en ello nada terrible, mientras el proletariado sostenga firmemente el poder en sus manos, mientras mantenga
firmemente en sus manos los medios de transporte y la gran industria" (V. I. Lenin, Obras, ed.
albanesa, t. 32, pág. 434)


En China, en 1949 y en 1956, fechas en que Mao Tse-tung hacía estas prédicas, de hecho el proletariado no mantenía en sus manos ni el poder ni la gran industria. Además Lenin consideraba la NEP como algo provisional que venía impuesto por las condiciones concretas de la Rusia de entonces arruinada por la larga guerra civil, pero no como una ley general de la construcción socialista. De hecho, un año después de la proclamación de la NPE, Lenin puntualizaba que la retirada ya había terminado y lanzó la consigna de preparar la ofensiva contra el capital privado en la economía.

Mientras que en China se preveía que el período de la preservación de la producción capitalista se prolongase durante casi toda la vida. Según el punto de vista de Mao Tse-tung el régimen implantado en China después de la liberación debía ser un régimen democrático-burgués, mientras, aparentemente, debía estar en el poder el Partido Comunista de China.
Así es el “pensamiento Mao Tse-tung".

La transición de la revolución democrático-burguesa a la revolución socialista puede realizarse siempre y cuando el proletariado aparta del poder de manera resuelta a la burguesía y la expropia. En China mientras la clase obrera compartió el poder con la burguesía, mientras la burguesía conservó sus privilegios, el poder instaurado en ese país no podía ser poder del proletariado, y por consiguiente la revolución china no podía elevarse a revolución socialista.

El Partido Comunista de China ha mantenido una actitud benevolente, oportunista hacia las clases explotadoras y Mao Tse-tung ha predicado abiertamente la integración pacífica de los elementos capitalistas en el socialismo. Mao Tse-tung decía: "Aunque hoy todos los ultrarreaccionarios del mundo son ultrarreaccionarios y lo serán mañana y pasado mañana, no pueden serlo eternamente; al final cambiarán... Los ultrarreaccionaríos, en esencia, son testarudos, pero no inmutables... Ocurre que los ultrarreaccionarios cambian para bien... reconocen sus errores y se ponen en el camino justo. En una palabra, los ultrarreaccionarios cambian".
(Mao Tse-tung, Obras Escogidas, ed. albanesa, t. 3. pág. 139.)


Queriendo poner una base teórica a este concepto oportunista y jugando con la "transformación de los contrarios", Mao Tse-tung decía que, a través del debate, la crítica y la transformación, las contradicciones antagónicas se convierten en no antagónicas, que las clases explotadoras y la intelectualidad burguesa pueden volverse en su contrario, es decir, hacerse revolucionarias. “Pero en las condiciones de nuestro país”, escribía Mao Tse-tung en 1956, “la mayor parte de los contrarrevolucionarios se transformarán en diversos grados. Gracias a que hemos adoptado una política correcta respecto a los contrarrevolucionarios, muchos de ellos han cambiado y no se oponen a la revolución. Incluso, algunos han hecho cosas útiles.". (Mao Tse-tung, Obras Escogidas, ed. francesa, Pekín, 1977, t. 5, pág. 321)

Partiendo de tales concepciones antimarxistas, según las cuales los enemigos de clase con el paso del tiempo se enmiendan, ha predicado la conciliación de clase con ellos, y ha permitido que continúen enriqueciéndose, explotando, expresándose y actuando libremente en contra de la revolución. Para justificar esta actitud capitulacionista hacia los enemigos de clase Mao Tse-tung escribía: "Ahora estamos muy atareados. Atacarlos todos los días durante cincuenta años, es imposible". Enver Hoxha

Dejando eso a un lado, que quizás vuelvas a pasar por alto muchas de las cuestiones, sigo con "algo nuevo",
hablas de que: "El mismo camarada Stalin entiende perfectamente que la revolución china reviste un carácter nacional y popular, tal como lo desarrollaría el Presidente Mao Tse Tung, en su doctrina de la Revolución de Nueva Democracia," esto no puede estar más lleno de desconocimiento por tu parte, te recomiendo leer tranquilamente los escritos de Stalin sobre China y
en general sobre la burguesía y la lucha de clases para que veas que es incorrecto esto.

Stalin hablando sobre China, y el deber del PCCh frente a la burguesía china y de uso de la dictadura del proletariado.
Spoiler:
Por lo tanto, dos caminos para el desarrollo de los acontecimientos en China:

o bien los nacionales burgueses rompen al proletariado, hacen un trato con el imperialismo y con ella lanzan una campaña contra la revolución para poner fin a esta última mediante el establecimiento de la regla del capitalismo;

o el proletariado hace a un lado la burguesía nacional, consolida su hegemonía y asume el liderazgo de las grandes masas del pueblo trabajador en la ciudad y el país, con el fin de superar la resistencia de la burguesía nacional, asegurar la victoria completa de la revolución democrático-burguesa , y luego poco a poco se convierte en una revolución socialista, con todas las consecuencias que se derivan de ello.

Uno u otro.

La crisis del capitalismo mundial y la existencia en la URSS de la dictadura del proletariado, cuya experiencia puede ser utilizado con éxito por el proletariado chino aumentan considerablemente la posibilidad de la revolución china de tomar el segundo camino.
-Como acabamos de ver Stalin decía que el deber del PCCh y las consecuentes reacciones que desencadenarían la segunda vía, la acertada, la marxista, era la de vencer la resistencia de la burguesía no integrarse con ella, y seguido habla de que la experiencia de la dictadura del proletariado es exportable al país asiático, ni mucho menos habla de una especie de nueva democracia con burguesía nacional china integrada.

Stalin recordando el primer período donde la burguesía estuvo colaborando hasta cierto punto hasta su traición desde (1923 al 1927)
Spoiler:
Esto no quiere decir que no había contradicciones entre la revolución y la burguesía nacional. Lo único que significa es que la burguesía nacional, en el apoyo a la revolución, trató de utilizarlo para sus propios fines y, dirigiéndola principalmente a lo largo de las líneas de la conquista territorial, para restringir su alcance. La lucha entre los derechos y las izquierdas en el Kuomintang en ese período fue un reflejo de estas contradicciones. Intento de Chiang Kai-shek, en marzo de 1926 para expulsar a los comunistas del Kuomintang fue el primer intento serio de la burguesía nacional para frenar la revolución.

Stalin hablando del carácter reaccionario y pro-imperialista de la burguesía china que se desenmascaro en la segunda etapa de la revolución china (1927)
Spoiler:
Por lo tanto, se comprenderá fácilmente que el barrido posterior de gran alcance de la revolución, por una parte, y el ataque imperialista en Shanghai, por el contrario, estaban obligados a lanzar la burguesía nacional china en el campo de la contrarrevolución, así como la ocupación de Shangai por las tropas nacionales y las huelgas de los trabajadores de Shangai fueron obligados a unirse a los imperialistas para estrangular la revolución.

Y eso es lo que pasó. La masacre de Nanking se sirve en este sentido como una señal para una nueva delimitación de las fuerzas contendientes en China. En bombardeo de Nankín y presentar un ultimátum, los imperialistas deseaban dar a conocer que buscaban el apoyo de la burguesía nacional para una lucha conjunta contra la revolución china.

Chiang el Kai-shek, de otra parte, inverso en el tiroteo sobre las reuniones de los trabajadores y la ingeniería de un golpe, era, como era, contestando a la llamada de los imperialistas y diciendo que él estaba listo a hacer un trato con ellos juntos con la burguesía nacional contra los trabajadores chinos y campesinos..

...

El Golpe de Chiang Kai-shek, señala la deserción de la burguesía nacional de la revolución, el surgimiento de un centro nacional de la contrarrevolución, y la conclusión de un acuerdo entre los derechistas del Kuomintang y del imperialismo contra la revolución china.

Seguido te puedo traer un excelente análisis del Camarada Arenas sobre los errores de Mao en todos los temas que estamos comentando, en donde coincide con Ludo Martens o José Soto Mayor en muchos puntos como el fallo de integrar a la burguesía por ejemplo coincide el Camarada Arenas con José Soto Mayor, así que antentos porque no tiene desperdicio...

Spoiler:
De acuerdo con la ley de la unidad de los contrarios -la ley fundamental de la dialéctica-, los contrarios están en lucha pero al mismo tiempo conforman una unidad; se excluyen mutuamente pero también están vinculados entre sí y, en determinadas condiciones, se transforman el uno en el otro. De modo que, basándose en esa supuesta falsa concepción de la dialéctica que Mao le atribuye, Stalin habría aplicado una política errónea en la lucha contra la burguesía que condujo a su liquidación, en lugar de conservar la unidad con ella para el desarrollo del socialismo. De aquí se deduce claramente que Mao hace depender, como luego veremos, la lucha de clases y el mismo desarrollo del socialismo, de la existencia de la burguesía como clase hasta llegar al comunismo.

Camarada Arenas analizando la lucha de Stalin contra su burguesía nacional en la construcción del socialismo
Spoiler:
Hay que tener en cuenta que dos años antes de la publicación de ese texto, en 1936, la burguesía ya había sido aniquilada, como clase, en la Unión Soviética. Lo que supone que Stalin no se basaba solamente en las ideas de Marx, Engels y Lenin, sino también en las experiencias prácticas ya acumuladas por el movimiento revolucionario, las cuales habrían corroborado el método filosófico marxista. Desde luego, si nos atenemos a las experiencias posteriores, se puede considerar como una precipitación ese intento de acabar con la burguesía, se puede igualmente tachar como completo error y fracaso el método utilizado por Stalin e incluso preconizar el método de la integración gradual del capitalismo en el socialismo. Luego, claro está, habría que confrontar, igualmente de forma crítica, los resultados de este otro método, a ver qué nos muestra, también en este caso, el criterio practicista.

La verdad histórica, sin embargo, nos lleva a ver que a mediados de la década de los años 30, el régimen soviético se había consolidado en todos los terrenos, lo que significaba, como afirmó Stalin entre otras cosas que en caso de guerra, la retaguardia y el frente de nuestro ejército, dada su homogeneidad y unidad interior, serán más sólidos que los de cualquier otro país, lo que no deberían olvidar los aficionados extranjeros a los conflictos militares (9). Esta es la principal preocupación de los dirigentes comunistas soviéticos en vísperas de la II Guerra Mundial, y la práctica, como todo el mundo sabe, les vino a dar una vez más toda la razón.

En ese mismo Informe que acabamos de citar, Stalin aborda algunas cuestiones de teoría relacionadas con el problema que aquí estamos estudiando: A veces, se pregunta: En nuestro país han sido suprimidas las clases explotadoras, ya no existen clases hostiles, no hay a quien aplastar; por tanto, tampoco hay necesidad del Estado, y éste debe extinguirse. ¿Por qué no contribuimos a la extinción de nuestro Estado socialista, por qué no tratamos de acabar con él? ¿No ha llegado la hora de echar por la borda todo este trasto de la organización estatal?.

Después de exponer la teoría marxista sobre esta cuestión, de explicar que el socialismo no ha triunfado más que en un sólo país, en vista de lo cual no es posible, en modo alguno, abstraerse de las condiciones internacionales, y de analizar las dos fases principales por las que había atravesado el proceso revolucionario desde la revolución de Octubre, Stalin responde a esa y a otras preguntas afirmando: Ha desaparecido, se ha extinguido la función de aplastamiento militar dentro del país, porque la explotación ha sido suprimida, ya no existen explotadores y no hay a quien aplastar [...] Ahora, la tarea fundamental de nuestro Estado, dentro del país, consiste en desplegar el trabajo pacífico de organización económica y de educación cultural. En lo que se refiere a nuestro Ejército, a los órganos de sanción y contraespionaje, éstos van dirigidos, no contra el interior del país, sino contra el exterior, contra los enemigos exteriores.

En un texto anterior, Sobre el proyecto de Constitución de la URSS (Informe ante el VIII Congreso Extraordinario de los Soviets de la URSS, pronunciado el 25 de noviembre de 1936), después de analizar los cambios producidos en la industria, la agricultura y el comercio, Stalin abordó la cuestión de la estructura de clase:

La clase de los terratenientes, como es sabido, fue ya suprimida gracias a la victoria obtenida en la guerra civil. En lo que respecta a las demás clases explotadoras, han compartido la misma suerte de la clase de los terratenientes. Ya no existe la clase de los capitalistas en la esfera de la industria. Ya no existe la clase de los kulaks en la esfera de la agricultura. Ya no hay comerciantes y especuladores en la esfera de la circulación de mercancías. Todas las clases explotadoras han sido, pues, suprimidas.
Queda la clase obrera.
Queda la clase campesina.
Quedan los intelectuales.

Pero sería un error creer que estos grupos sociales no han sufrido ningún cambio en este intervalo, que siguen siendo lo mismo que eran, por ejemplo, en el período del capitalismo [...]

¿Qué evidencian estos cambios?

Evidencian, en primer lugar, que la divisoria entre la clase obrera y los campesinos, así como entre estas clases y los intelectuales, se está borrando, y que está desapareciendo el viejo exclusivismo de clase. Esto significa que la distancia entre estos grupos sociales se acorta cada vez más.

Evidencian, en segundo lugar, que las contradicciones económicas entre estos grupos sociales desaparecen, se borran.

Evidencian, por último, que desaparecen y se borran, igualmente, sus contradicciones políticas.


Tal es la nueva identidad que surge en las condiciones del socialismo, una vez suprimida, mediante la lucha de clases y la dictadura del proletariado, la burguesía y demás clases explotadoras de la sociedad. ¿Supone esto el fin de la lucha de clases, la supresión de la lucha dentro de esa unidad del pueblo trabajador a que se refiere Stalin? No, la lucha de clases no desaparece con la supresión de la burguesía como clase, sólo adopta otra forma: una forma fundamentalmente no antagónica dentro del país socialista. El antagonismo entre el proletariado y la burguesía continúa vigente, e incluso se exacerba todavía más en el plano internacional, y tiene su reflejo dentro del propio país en la lucha contra los agentes del enemigo de clase. Esto es lo que se puso de manifiesto antes y durante la agresión contra la Unión Soviética desencadenada por el nazismo para estrangular las conquistas revolucionarias de la clase obrera. Por este motivo el Estado de la dictadura del proletariado no puede ser disuelto, en tanto no sea resuelta definitivamente esa otra contradicción; al contrario: debe ser reforzado y fortalecido.
Esta viene a ser la contradicción principal que obra en el socialismo, la que promueve el desarrollo; una contradicción que liga estrechamente a la clase obrera, ya emancipada de la explotación del capitalismo (la nueva clase obrera que surge del socialismo) y a sus hermanos de clase que continúan padeciendo la explotación en todos los países capitalistas, de la misma manera que liga entre sí más estrechamente a las burguesías de todos los países en contra del proletariado.

Estos son los dos aspectos de la vieja contradicción entre el proletariado y la burguesía que aún se mantienen, aunque algo modificados, y eso no para suprimir la contradicción, sino para hacerla, precisamente, mucho más aguda. Ateniéndose a esta concepción así como a las experiencias de la lucha, Stalin combatió resueltamente el punto de vista revisionista, según el cual en el socialismo, al ser aniquilada la burguesía como clase, también se extinguió la lucha de clases:

Es necesario destruir y echar a un lado la podrida teoría de que la lucha de clases tiene que ir extinguiéndose en nuestro país con cada paso que avanzamos, de que el enemigo de clase se irá amansando en la medida que avancemos [...]
Al contrario, cuanto más avancemos, cuantos más éxitos consigamos, tanto mayor será la furia de los restos de las clases explotadoras destruidas, tantas más infamias cometerán contra el Estado Soviético, tanto más aún recurrirán a los medios más desesperados de lucha
(10).

Por lo demás, la lucha contra el revisionismo y otros falsarios oportunistas dentro del Partido, así como las cuestiones de la dirección ideológica y política, ocuparon siempre un lugar destacado en las preocupaciones de Stalin: Stalin advertía al Partido que, si bien es cierto que los enemigos del Partido, los oportunistas de todas las calañas y los partidarios de las desviaciones nacionalistas de todos los colores, habían sido derrotados, los vestigios de su ideología vivían aún en las cabezas de algunos miembros del Partido y se manifestaban no pocas veces. Las supervivencias del capitalismo en la economía y, sobre todo, en la conciencia de los hombres, eran el terreno propicio que podía infundir nueva vida a la ideología de los grupos antileninistas derrotados. La conciencia de los hombres va, en su desarrollo, a la zaga de la situación económica. Por eso, aunque el capitalismo estuviese liquidado en la economía, en las cabezas de los hombres se mantenían y seguirían perdurando aún supervivencias de las ideas burguesas. Además, no había que perder de vista que el cerco capitalista, contra el cual había que estar siempre alerta, se esforzaba en reavivar y apoyar estas supervivencias (11).
Vemos, pues, que Stalin tiene en cuenta tanto la nueva identidad que forma el pueblo soviético, como la unidad y la lucha que le enfrenta a sus enemigos de fuera y de dentro de la URSS. Lo que no concibe es la unidad con la propia burguesía como elemento clave del desarrollo en la nueva etapa, que debe conducir al comunismo, y para lo cual se hace necesario su eliminación como clase, su expropiación de los medios de producción.

Pero cuando se enfocan las cuestiones del socialismo y la lucha de clases desde una óptica nacional, es fácil caer en ese tipo de concepciones que conducen a la unidad con la propia burguesía, o en otras interpretaciones que reducen el campo de actuación de las contradicciones y la identidad dialéctica, al marco de un solo país o de cada país por separado, para deducir de ese enfoque estrecho, unilateral, verdaderamente metafísico, unas conclusiones totalmente erróneas sobre el proceso revolucionario.

En contra de lo que se cree, Mao no ha contribuido a esclarecer las experiencias de la construcción del socialismo y menos aún de la lucha de clases y la dictadura del proletariado de la Unión Soviética. Mao tenía que haber explicado que, a diferencia de China, en la Unión Soviética, tanto los terratenientes como la burguesía habían sido suprimidos como clases; que el problema de la propiedad privada de los medios de producción y de la explotación ligada a ellos, había sido ya resuelto en lo fundamental y que, por consiguiente, la base económica que permite el mantenimiento de la burguesía había casi desaparecido en el interior de la Unión Soviética. Esto no quiere decir que hubieran desaparecido los elementos burgueses y sus intentos desesperados de restauración del capitalismo; no quiere decir que estos elementos no contaran con el respaldo y la ayuda que les proporcionaba el capitalismo mundial. No significa tampoco que dentro del propio Estado y el Partido Comunista no existieran elementos revisionistas, capituladores, representantes de la burguesía ansiosa de restaurar el capitalismo, a los cuales había que combatir con métodos correctos, impulsando el movimiento de masas. En este aspecto, efectivamente, hay mucho que decir sobre los métodos de Stalin. Igualmente seguía existiendo la contradicción entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, así como la que enfrenta a la base con la superestructura. Pero esas contradicciones habían cambiado de carácter, algunas de ellas se hallaban en acelerado proceso de desaparición o bien no formaban parte de la nueva identidad socialista. Se había producido un verdadero salto, un desarrollo histórico y se podía haber continuado avanzando por ese camino, hasta alcanzar la meta del comunismo, con todo lo que eso hubiera supuesto, tanto en el interior de la URSS como, sobre todo, en el plano internacional, de no ser desviado ese curso por la traición revisionista. La victoria sobre el imperialismo durante la II Guerra Mundial, la extensión del campo socialista, la revolución china y el impulso que recibió el movimiento de liberación de los pueblos en todo el mundo, fueron una clara muestra de ello.

Sin embargo, esa traición y la posterior restauración del capitalismo se suelen utilizar como demostración de los errores teóricos y de los métodos empleados por Stalin, como si existiera una relación directa entre esos supuestos errores y la capitulación de los revisionistas ante el imperialismo que ya denunciara Stalin. También la existencia de la burocracia, en la que se incuba continuamente la ideología revisionista burguesa, es presentada muchas veces como prueba de la existencia de la burguesía en el socialismo y en el seno mismo del Partido Comunista, como si éste fuera un fenómeno nuevo o desconocido por el marxismo-leninismo o del que pudiéramos librarnos sin que desaparezca antes el Estado y la existencia del capitalismo en el mundo entero. Otra cuestión es que se pretenda utilizar ese reconocimiento como pretexto para no combatir a los remanentes de la burguesía y se quiera convertir su existencia en la única fuente de desarrollo social hasta alcanzar la meta del comunismo.

Camarada Arenas analizando la lucha de Mao contra su burguesía nacional en la construcción del socialismo
Spoiler:
En China, en cambio, la revolución había triunfado más tarde que en Rusia y en numerosos aspectos seguía conservando la vieja identidad. Esto es, aún continuaba existiendo la propiedad privada capitalista y la burguesía, muy numerosa, seguía manteniendo posiciones de poder. Esta realidad debía ser tenida en cuenta para irla modificando. Es lo que se expresa en la línea que propone Mao basada en su teoría sobre la identidad o unidad de los contrarios. El defecto que hemos encontrado en esta teoría es que no concibe la identidad en su transformación, es decir, el cambio de uno en su contrario como un cambio de identidad, y por consiguiente le falta o subestima el aspecto fundamental y absoluto de la lucha, del cambio de la cantidad en calidad, del salto y el desarrollo. En el terreno político esta concepción se traduce en una política de unidad con la burguesía o de integración gradual del capitalismo en el socialismo; en lugar de utilizar las contradicciones de las masas populares con esa misma clase burguesa para suprimirla como tal clase, es decir, para expropiarla de los medios de producción, se coexiste con ella e incluso se la refuerza con el pretexto de su carácter patriótico o progresista, lo que a la larga conduce a la revolución a un atolladero del que resulta muy difícil salir.

Esto es lo que ha sucedido en China. La restauración del capitalismo que ha tenido lugar ahí finalmente, se puede asegurar que arranca de esa situación y de esa política de unidad que ha venido manteniendo el PCCh en aplicación de la teoría de la identidad o de la unidad de contrarios elaborada por Mao, la cual fue mantenida contra viento y marea, aun cuando ya era más que evidente el carácter contrarrevolucionario que había adquirido la burguesía nacional china en sus intentos de arrebatar el poder al proletariado. Así, en la Circular del C.C. del Partido Comunista de China del 16 de Mayo, en vísperas del inicio de la Gran Revolución Cultural Proletaria, se manifiesta claramente: Los representantes de la burguesía que se han infiltrado en el Partido, en el Gobierno, en el Ejército y en los distintos medios culturales, constituyen una pandilla de revisionistas contrarrevolucionarios. Si se presentara la ocasión, arrebatarían el poder y transformarían la dictadura del proletariado en dictadura de la burguesía. Algunos de esos individuos han sido descubiertos por nosotros; otros todavía no lo han sido; otros más, por ejemplo los individuos tipo Jruschov, se benefician ahora de nuestra confianza, están siendo formados para sucedernos y se encuentran ahora entre nosotros. Los Comités del Partido, a todos los niveles, deben prestar una atención suficiente a este punto. Desde luego, es difícil no prestar atención a este punto: sostener que representantes de la burguesía son unos contrarrevolucionarios, y no reconocer que lo son igualmente sus representados; pero más difícil todavía es no reparar en que individuos tipo Jruschov se benefician ahora de nuestra confianza y están siendo formados para sucedernos sin que acaben sucediéndonos realmente.

Entre las decenas de millones de militantes que formaban el PCCh ¿es que no había para elegir otros candidatos a la sucesión más que esos individuos tipo Jruschov, los Deng y compañía? No lo sabemos con certeza. Ahora, de lo que no tenemos ninguna duda es de la excesiva confianza depositada en los métodos pedagógicos recomendados por la dirección del PCCh para el reciclado de notorios contrarrevolucionarios a fin de que puedan ocupar los más altos cargos del Partido y del Estado. Este solo hecho debiera servir para alertarnos y persuadirnos de ingenuidades políticas y de todo intento de hacer experimentos ideológicos con los enemigos jurados de la clase obrera y de la revolución socialista. Pues bien, esta teoría de la unidad de los contrarios y su aplicación práctica en la continuación de la lucha de clases en las condiciones del socialismo, aparece plenamente desarrollada en la obra de Mao titulada Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo, discurso pronunciado por Mao en febrero de 1957, en el que se abordan una serie de problemas que se le plantean a la revolución socialista en China relacionados con el tema general que se anuncia en el título.

En esta obra, Mao parte de la consideración de que hoy nuestro país está más unido que nunca. La victoria de la revolución democrático-burguesa y el triunfo de la revolución socialista, así como los éxitos alcanzados en la construcción socialista han cambiado rápidamente la fisonomía de la vieja China [...] Pero esto no significa que en nuestra sociedad ya no exista ninguna contradicción [...] Existen entre nosotros dos tipos de contradicciones sociales: contradicciones entre nosotros y el enemigo y contradicciones en el seno del pueblo. Estos dos tipos de contradicciones son de naturaleza completamente distinta. A continuación, Mao aclara que para comprender completamente estos dos tipos diferentes de contradicciones, se hace necesario, ante todo, precisar qué se entiende por ‘pueblo’ y qué por ‘enemigo’. El concepto de ‘pueblo’ tiene diferente contenido en diversos países y en los distintos períodos de la historia de cada país. Y concluye: en la etapa actual, período de edificación del socialismo, integran el pueblo todas las clases, capas y grupos sociales que aprueban y apoyan la causa de la revolución socialista y participan en ella. Entre esas clases, como vamos a comprobar, se encuentra la burguesía. El socialismo, pues, en la concepción de Mao, no supone la supresión de esa clase, sino su mantenimiento, bajo la denominación de pueblo, en tanto que las contradicciones en el seno del pueblo son contradicciones que se dan sobre la base de la identidad fundamental de los intereses de éste.

Evidentemente, Mao está confundiendo el concepto marxista de pueblo, aplicado a las condiciones de la revolución democrático-burguesa (un período de la historia por el que, efectivamente, atraviesa todo país); ese período lo confunde con la etapa de la historia enteramente nueva en la que dicho concepto cambia, se transforma, para dar paso a un nuevo concepto de pueblo del que queda excluida la burguesía, como clase, por más patriótica o democrática que se quiera presentar. ¿Es concebible el socialismo sin la lucha para la supresión de la propiedad privada capitalista y, con ello, de la clase burguesa que se define por su relación de propiedad respecto a los medios de producción y la explotación del trabajo?

En el socialismo, efectivamente, todavía existen las clases; existe la burguesía derrotada pero todavía no vencida, existe la clase obrera, existe la clase de los campesinos, la capa de los intelectuales progresistas; y la clase obrera basa su poder en la alianza con los campesinos y esos sectores, que junto con ella forman el pueblo. Mas esta alianza tiene como objetivo fundamental expropiar y combatir en todos los terrenos a los capitalistas, y no conciliarse con ellos para tratar de integrarlos en el socialismo. Mao no comparte esta concepción de la lucha de clases en el socialismo ni esa política que fue aplicada por el PC(b) de la URSS bajo la dirección de Stalin, a la que califica de dogmática, aplicada a las condiciones chinas: En nuestro país, las contradicciones entre la clase obrera y la burguesía nacional pertenecen a la categoría de las contradicciones en el seno del pueblo. La lucha de clases entre la clase obrera y la burguesía nacional es, en general, una lucha de clases en el seno del pueblo, porque la burguesía nacional de China tiene un doble carácter. En el período de la revolución socialista, al tiempo que explota a la clase obrera en busca de ganancias, apoya la Constitución y se muestra dispuesta a aceptar la transformación socialista.

Por lo que se ve, la burguesía de China, como ya lo ha demostrado la experiencia, es una burguesía muy particular: explota a la clase obrera en busca de ganancias pero su amor patriótico resulta mucho más fuerte que su apego a las ganancias y al final habrá de renunciar voluntariamente a ellas y aceptar la transformación socialista. Para ello bastará con ejercer cierto tipo de control y de persuasión sobre ella, ya que es imposible que el pueblo ejerza la dictadura sobre sí mismo, e inadmisible que una parte del pueblo oprima a otra. Mao completa esta apología de su propia burguesía asegurando que la absoluta mayoría de los elementos burgueses y de los intelectuales provenientes de la vieja sociedad son patriotas, están dispuestos a servir a su ascendente y floreciente patria socialista. O sea, que la burguesía china está dispuesta a todo menos a dejar de ser burguesía y, por tanto, a dejar de explotar a los obreros, incluso en su ascendente y floreciente patria socialista.

Este es el nuevo tipo de contradicción social o de unidad de contrarios a que ha dado lugar la revolución china: el cambio de uno en su contrario que define su nueva identidad. ¿Qué sentido tiene hablar aquí de dictadura del proletariado? La dictadura seguirá siendo democrática y popular y no puede estar dirigida contra esa parte del pueblo que forma la burguesía; resulta inadmisible que ejerza la dictadura sobre ella. Más tarde, cuando esa burguesía patriótica y socialista se fortaleció económica y políticamente, hizo crecer su influencia en la sociedad, y constituyó un centro de poder incluso dentro del propio partido comunista, Mao y sus partidarios recordaron algunos principios del marxismo-leninismo sobre la lucha de clases y la dictadura del proletariado, y levantaron a las masas durante la Gran Revolución Cultural Proletaria dirigida contra los representantes de esa burguesía dentro del PCCH. Pero ya era demasiado tarde. Además, se vieron lastrados en su actuación política por su propia concepción. Así lo expresa un importante documento publicado en la prensa china en 1975, en el que se resumen las experiencias de la Gran Revolución Cultural Proletaria, bajo el título Acerca de la dictadura integral sobre la burguesía: Es completamente justo darle una gran importancia al decisivo papel de la propiedad privada en las relaciones de producción. Sin embargo, se cometería un error si no se observase con mucho cuidado si el problema de la propiedad ha sido efectivamente resuelto o sólo en apariencia. Basándose en estas consideraciones, el autor del escrito, después de exponer la teoría de Marx sobre la lucha de clases y la dictadura del proletariado, prosigue: Reflexionemos un poco, camaradas. Si en lugar de comprender así las cosas, uno se ocupa, tanto teóricamente como en la práctica, de limitar, trucar y alterar el marxismo, hacer de la dictadura del proletariado una palabra vacía, mutilar la dictadura integral sobre la burguesía y que esta dictadura se ejerza sólo en algunos terrenos y no en todos, sólo en cierta etapa (por ejemplo, antes de la transformación del sistema de propiedad) y no en todas; dicho de otro modo, si en lugar de destruir totalmente todas las ‘aldeas fortificadas’ de la burguesía, se conservan algunas y se deja aumentar de nuevo sus efectivos ¿no se está con eso preparando las condiciones para la restauración de la burguesía y haciendo de la dictadura del proletariado una tapadera de la burguesía, en particular de la burguesía nuevamente generada? (12).

Se comprende fácilmente que sin resolver el problema de la propiedad y sin imponer para ello la dictadura sobre la burguesía en todos los terrenos, resulta vana toda referencia a las clases y a la lucha de clases en el socialismo, así como a otras contradicciones como la existente entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción y entre la base económica y la superestructura política e ideológica. Y ese problema era el que estaba planteado en China desde el comienzo de la etapa socialista y cuya solución había sido postergada, incluso por la Gran Revolución Cultural Proletaria, de la manera que hemos visto, con lo que la burguesía ha encontrado un campo abonado para su reproducción a la nueva y vieja forma, hasta acabar imponiendo de nuevo su régimen de explotación y su dictadura de clase a todo el pueblo trabajador.


Última edición por NG el Dom Jul 22, 2012 9:22 pm, editado 3 veces
avatar
ndk
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1884
Reputación : 2064
Fecha de inscripción : 11/11/2010

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por ndk el Lun Jun 18, 2012 3:07 am

Hola NG, ¿de donde has sacado los textos del Camarada Arenas?

NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2274
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por NG el Lun Jun 18, 2012 3:30 am

ndk escribió:Hola NG, ¿de donde has sacado los textos del Camarada Arenas?
Hola estimado ndk, pues de antorcha y sus residuos que aún quedan por suerte, pero puedes bajarte por ejemplo un pack de muchas de sus famosas obras y todo gracias al camaradaallende: http://www.forocomunista.com/t11104-obras-del-camarada-arenas-en-antorcha

Igualmente puedes encontrar muchas de las obras del PCE (r) por aquí:
http://fraccionproletaria.wordpress.com/archivo/pcer/
avatar
ndk
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1884
Reputación : 2064
Fecha de inscripción : 11/11/2010

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por ndk el Lun Jun 18, 2012 3:34 am

NG escribió:
ndk escribió:Hola NG, ¿de donde has sacado los textos del Camarada Arenas?
Hola estimado ndk, pues de antorcha y sus residuos que aún quedan por suerte, pero puedes bajarte por ejemplo un pack de muchas de sus famosas obras y todo gracias al camaradaallende: http://www.forocomunista.com/t11104-obras-del-camarada-arenas-en-antorcha

Igualmente puedes encontrar muchas de las obras del PCE (r) por aquí:
http://fraccionproletaria.wordpress.com/archivo/pcer/

Sí ya, ya se que lo habrás sacado de la censurada página web Antorcha , pero me refiero a qué texto pertenecen.

NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2274
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por NG el Lun Jun 18, 2012 3:38 am

ndk escribió:
NG escribió:
ndk escribió:Hola NG, ¿de donde has sacado los textos del Camarada Arenas?
Hola estimado ndk, pues de antorcha y sus residuos que aún quedan por suerte, pero puedes bajarte por ejemplo un pack de muchas de sus famosas obras y todo gracias al camaradaallende: http://www.forocomunista.com/t11104-obras-del-camarada-arenas-en-antorcha

Igualmente puedes encontrar muchas de las obras del PCE (r) por aquí:
http://fraccionproletaria.wordpress.com/archivo/pcer/

Sí ya, ya se que lo habrás sacado de la censurada página web Antorcha , pero me refiero a qué texto pertenecen.
Libro: El problema de la identidad (1999)
avatar
ndk
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1884
Reputación : 2064
Fecha de inscripción : 11/11/2010

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por ndk el Lun Jun 18, 2012 4:00 am

NG escribió:
ndk escribió:
NG escribió:
ndk escribió:Hola NG, ¿de donde has sacado los textos del Camarada Arenas?
Hola estimado ndk, pues de antorcha y sus residuos que aún quedan por suerte, pero puedes bajarte por ejemplo un pack de muchas de sus famosas obras y todo gracias al camaradaallende: http://www.forocomunista.com/t11104-obras-del-camarada-arenas-en-antorcha

Igualmente puedes encontrar muchas de las obras del PCE (r) por aquí:
http://fraccionproletaria.wordpress.com/archivo/pcer/

Sí ya, ya se que lo habrás sacado de la censurada página web Antorcha , pero me refiero a qué texto pertenecen.
Libro: El problema de la identidad (1999)

Gracias por la información.

Para el que le interese dejo aquí enlace al texto completo:


FUENTE:
Parte 1 http://web.archive.org/web/20061208170743/http://www.antorcha.org/cast/ident.htm


Parte 2 http://web.archive.org/web/20061210080655/http://www.antorcha.org/cast/ident-2.htm


http://web.archive.org/web/20070927213504/http://www.antorcha.org/


Además de este enlace para acceder a la página Antorcha del PCE (r), tambén hay otros:

http://web.archive.org/web/20040902233700/http://www.antorcha.org/

http://slavastalin.info/antorcha/

Y para llegar al documento desde el inicio se debe seguir los siguiente pasos:
castellano-->documentos-->sobre el pensamiento mao zedong-->el problema de la identidad


avatar
Euskal Gorriak
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 584
Reputación : 857
Fecha de inscripción : 19/04/2010

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por Euskal Gorriak el Jue Jun 21, 2012 10:35 am

sobre este tema recomiendo el libro de bill bland:
lucha de clases en china.
http://espressostalinist.files.wordpress.com/2010/12/class-struggles-in-china.pdf

NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2274
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por NG el Lun Jun 25, 2012 12:45 pm

Por favor kantarria puedes responder a mis puntos, en vez de colgar textos sobre la nueva democracia que los puse yo en la página primera de este post para alumbrar de lo que es, y como lo explicaba Mao.

Si lo logras, facilitaras muchísimo el debate.

kantarria escribió:Haber para comenzar NG, lo que tu no entiendes lamentablemente, es que el Presidente Mao no era un esbirro del camarada Stalin que tenía que estar de acuerdo con todo lo que decía para luego hundirlo como hizo ese perro de Jrushov, sino que eran camaradas, y como camaradas la crítica era justa y necesaria, a diferencia de lo que hizo Hoxha que fue una traición y un cambio total de discurso tras la muerte de Mao,
Es que no pretendo que nadie sea el esbirro de nadie, no quiero eso, pero debes reconocer que Mao las críticas más vastas hacía Stalin fueron cuando este no estaba, igual que Hoxha a Mao, solo que en el tema de Hoxha debes reconocer también que ya le criticó bastante en vida de Mao solo que no tan marcadamente, repito, algo parecido a lo que le paso a Mao con Stalin...

kantarria escribió:las críticas de Mao a Stalin son justas y esto ha sido demostrado en los textos,
Si la hostia de demostradas, por eso os negáis a discutir los temas de las críticas de Mao a Stalin donde Mao dice completamente tonterias sobre Stalin y la relación con los países del Este, ya sea en el trato con los líderes europeos del este o sobre las fronteras, si hubieras tenido cojoncetes me lo hubieras contestado en la página 1 pero como tú de mis críticas contestas 1 de 10, y con un texto que vaya dios a saber que carajo tiene que ver con lo que pregunto/acuso... si quieres hablar sobre las críticas económicas de Mao a Stalin ponemos al Ché o al Camarada Arenas, pero al igual lo considerais unos revisionistas renegados y no vale para nuestro debate...

Spoiler:
NG escribió:Es que como muy bien me he expresado, Mao no es un ignorante y tiene puntos muy defendibles, pero como he indicado claramente
sus comentarios sobre Yugoslavia son propios de un inocente, sus comentarios sobre que la "agresión a Checoslovaquia" es igual
a la de la OTAN en Corea, y que de hecho era un ataque fascista encabezado por un país social-fascista no tienen adjetivos,
y los que corresponden a llamar por lo bajibiri imperialista a la URSS por recuperar los territorios de la frontera Polaca
denotan una ignorancia socio-histórica sobre la Europa del Este, ni más, ni menos, si para que acepteis mis críticas tengo
que decir algo bueno de Mao para que no me considereis antimaoísta vamos apañados Laughing Laughing Laughing
Spoiler:
NG escribió:Te has equivocado plenamente, pero no importa, es un fallo sin más, yo me he referido a los comentarios de Mao sobre que la URSS no tenía derecho ha adquirir los territorios como Lvov, Brest, en resumen los territorios que la URSS
recuperó en 1939, y que finalmente quedarían estipulados como soviéticos en 1945, estos territorios por si no lo sabes
son de mayoría étnica no-polaca y por lo tanto siendo coherentes es más normal que fueran parte de la R. Soviética de Belarús
y de la R. Soviética de Ucrania antes que de la R. Popular de Polonia...
¿entiendes por donde voy?, ¿queda claro de que tema me refiero?, ¿entiendes por qué digo que Mao ignoraba estos hechos?

Sobre la condena a los grupos contrarevolucionarios de Hungría Mao hizo bien, lo que no comparto es la crítica de que
Stalin causó indignación en Europa del Este por sus erroes, porque básicamente esa era una crítica de Tito de la época
para justificar en parte la contrarevolución húngara.

Mao hizo buenos comentarios parando los pies por ejemplo sobre Kardelj y sus tonterías de que no era necesario
restaurar el PC Húngaro porque recordaba a la tiranía burocrática... o simplemente la voz de Tito de luchar contra el
Stalinismo en los países hermanos para que no ocurra lo que en Hungría, que según Mao esto no era factible porque
fomentaba la dispersión entre comunistas...
(de aquí lo que criticaría es que Mao considere a Tito o la corriente titista como comunista ahí.)

Spoiler:
NG escribió:si tienes cojones me dices que las críticas de Mao hacía Polonia y sus fronteras con la URSS son correctas, pues estarias aceptando el chovinismo polaco más penoso, ¿que lea a Ludo Martens?, buena recomendación chaval, ¿pero tu sabes quien coincide con los análisis de este señor José Soyo Mayor en cuanto al tema Mao y sus opiniones con Hungría 56' y Checoslovaquia 68' o Yugoslavia?, Ludo Martens,

lee algo aparte de Otra mirada sobre Stalin campeón, ¿crees que llamar social-imperialismo y social-fascista a la URSS o que la potencia más peligrosa es la URSS es algo que no esta errado? Pues pregúntale a Ludo Martens
,
mejor dicho lee sus textos porque él opina al contrario, aunque claro también llamaras antimaoísta a Ludo Martens...
http://www.forocomunista.com/t13634p20-el-libro-rojo

kantarria escribió:Luego dices una barbaridad sin precedentes que realmente es lamentable y ahora puedo entender por que entiendes tan mal la ideología, te atreves a decir algo tan absurdo como esto:


“y expone que el modelo utilizado en Rusia es exportable para las relaciones proletarias, campesinas, y feudales que existan. “
Creo que todo hijo de vecino sabe, que a la hora de "expotar" se debe tener en cuentas las condiciones internacionales y nacionales del momento, eso no quita que con esta vaina lleguemos a decir tonterías como que en China es factible que los partidos burgueses controlen al PCCh y demás tonterías que planteó Mao en sus escritos... ni las demás cosas sobre la burguesía que como escribió Stalin en sus escritos sobre China no justifica la conciliación con la burguesía sino que hay que extirparla.

kantarria escribió:Dónde es las obras completas del gran Lenin se le ocurre “exportar modelos”, ¿estás fuera de tus cabales?,
NG escribió:Sobre esto, Lenin ya habló a la vez que advirtió como te escribí en su momento que precisamente las burguesías nacionales de esos países no serán revolucionarias sino reaccionarias cuando apoyen los movimientos de liberación nacional, y expone que el modelo utilizado en Rusia es exportable para las relaciones proletarias, campesinas, y feudales que existan.
Justamente esta hablando sobre los países coloniales, use esta frase para explicar que no se puede justificar las teorías como la nueva democracia
Spoiler:
Pero aquí se ha objetado que si hablamos de movimientodemocrático-burgués, se borrará toda diferencia entre el movimiento reformista y elrevolucionario. Sin embargo, esta diferencia se ha manifestado con toda claridad en el último tiempo en los países atrasados y coloniales, pues la burguesía imperialista trata contodas sus fuerzas de introducir también entre los pueblos oprimidos el movimientoreformista. Entre la burguesía de los países explotadores y la de las colonias se ha producidocierto acercamiento, de modo que muy a menudo tal vez en la mayoría de los casos la burguesía de los países oprimidos, aunque apoye los movimientos nacionales, al mismo tiempo lucha de acuerdo con la burguesía imperialista, es decir, juntamente con ella, contra todos los movimientos revolucionarios y contra todas las clases revolucionarias.
Spoiler:
Quisiera hacer además una observación sobre los soviets campesinos. El trabajo prácticode los comunistas rusos en las colonias que antes pertenecían al zarismo, en países tanatrasados como el Turquestán y otros, nos planteó el problema de cómo aplicar la táctica y lapolítica comunistas en las condiciones precapitalistas, pues el rasgo característico másimportante de estos países es que en ellos predominan aún las relaciones precapitalistas, porlo que allí no se puede ni siquiera hablar de un movimiento puramente proletario. En estos países no hay apenas proletariado industrial.
Spoiler:
Nuestra labor nos ha demostrado que en estos países hay que vencer dificultades colosales, pero los resultados prácticos de nuestra actividad han demostrado también que, pese a estas dificultades, se puede despertar en las masas la aspiración a un pensamiento y a una actividad políticos independientes incluso donde apenas existe proletariado. Esta labor ha sido más difícil para
nosotros que para los camaradas de los países de Europa occidental, ya que el proletariado en Rusia está sobrecargado de tareas relativas al Estado. Es bien com prensible que los campesinos que se hallan en un estado de dependencia semifeudal, puedan asimilar a la perfección la idea de la organización soviética y aplicarla en la práctica. Es claro también que las masas oprimidas, explotadas no sólo por el capital comercial, sino también por los feudales y por el Estado construido sobre bases feudales, pueden hacer uso de esta arma, de este tipo de organización en las condiciones de sus países. La idea de la organización soviética es sencilla, y no sólo puede aplicarse a las relaciones proletarias, sino también a las relaciones campesinas feudales o semifeudales. Lenin

Ahora por favor, después de responder estas tonterías insustanciales, me gustaría que volvieras al debate y no me pusieras cosicas como:
kantarria escribió:pero no voy a desperdiciar el debate de este hilo debatiendo un tema que no está en discusión, es decir Mao crítico o no a Stalin
Cuando precisamente el texto de José Soto Mayor se centra en muchas partes en eso...

Creo que lo único que has respondido, de todo esto que como te advertí, debes responder punto a punto y dejar de irte por las ramas a deficiones sin sentido sobre conceptos ya sabidos por todos es las citas y críticas de Hoxha:

Miramos primero las advertencias a que te ciñeras a los puntos muy bien señalados en negrita:

NG escribió:Voy a plantearte preguntas de nuevo, espero que no te vayas a hablar con textos insustanciales, que si bien estan bien para la gente que le gusta la historia no aportan nada a las preguntas concretas que te planteo una y
otra vez:

- 1º - Hablas de la buena voluntad de Mao a la hora de hablar de Stalin, te he dicho esto no es cierto, tu acusas por ejemplo a Hoxha de ser un traidor por criticar a Mao estando muerto, cosa que como te dije hizo en vida y te puedo mostrar fácilmente, pero Mao, Mao cuando vivía Stalin no dijo a la URSS ni a él que habían robado territorio rumano como luego dijo cuando tuvo esas buenas relaciones con el revisionismo rumano, tampoco dijoen vida que Stalin hizo mal adueñándose (como dije mil veces y nadie me contesto aquí) sobre las fronteras orientales de Polonia a las que consideraba polacas y no soviéticas, poniendo en duda la buena voluntad de la URSS en recuperarlas en 1939 como las rumanas... podemos citar mil textos de Mao alabando sin ton ni son a Stalin, pues claro, si por alabanzas incluso Carrillo seguramente las hizo en su día, pero no te equivoques, vamos a lo que vamos, Mao como mostré si aveces decía que Stalin era el padre de la paz de los pueblos y le alababa por sus gestiones internacionales luego achacaba la revolución 56' y los males de Europa del Este a los errores de Stalin, así como de simplista suena, tampoco me he quejado yo de que Mao criticara la concepción económica que tenía Stalin, pues esta la hizo con él muerto, es que a mi eso me da absolutamente igual, lo importante es si tiene razón o no, rebajarse a observar si cuando la hizo estaba el otro muerto es arrodillarse ante infantilismos que no nos conducen a sacar conclusiones teóricas claras del marxismo sino enfrascarnos en debates insustanciales de quien era más cobarde...

-2º- No me has contestado con tus palabras cual es la razón para que Mao use la burguesía china y la califique como clase revolucionaria en su país, ya como hemos visto no se puede hablar que la burguesía china ha sostenido rebeliones frente al invasor véase guerra del opio y demás, algo que como he mostrado en ejemplos históricos no estaba fuera de lo usual en países atrasados como Polonia por poner un ejemplo, y algo que no hizo para el PC de ese país plantear lo mismo, según tu texto de Mao habla que la burguesía nacional china es diferente porque al estallar la primera guerra mundial y la revolución bolchevique no puede el imperialismo sostenerse sin las colonias y presupone que en las revoluciones en auge en las colonias las burguesías irán contra el imperialismo.

Sobre esto, Lenin ya habló a la vez que advirtió como te escribí en su momento que precisamente las burguesías nacionales de esos países no serán revolucionarias sino reaccionarias cuando apoyen los movimientos de liberación nacional, y expone que el modelo utilizado en Rusia es exportable para las relaciones proletarias, campesinas, y feudales que existan.

En resumen podemos sacar que Lenin que pensaba que la burguesía lucharía por su nación, algo obvio viendo el siglo XIX y Europa misma, o el siglo XX y África, y que segundo seguramente establecería pactos con los imperialistas para derrotar a los revolucionarios, y efectivamente así pasó, se puso del lado del KMT y pacto con EEUU que se tradujo en millones de ayuda para los reaccionarios nacionalistas en contra del EPL, lo peor, no es algo que advirtiera Lenin, sino Mao mismo, Mao escribió que sabia del derrotero traidor de la burguesía pero aún así y después de ganar al KMT, utilizó tesis claudicadoras y conciliadoras de clase...

Lenin hablando sobre la burguesía nacional de los países coloniales:
Spoiler:
la burguesía de los países oprimidos, aunque apoye los movimientos
nacionales, al mismo tiempo lucha de acuerdo con la burguesía imperialista, es decir,
juntamente con ella, contra todos los movimientos revolucionarios y contra todas las clases
revolucionarias.

-3º- Si bien Lenin en la carta a los comunistas orientales habla sobre la construcción del socialismo en base a las condiciones de cada país, no habla nunca de que la burguesía nacional se integre y menos pacíficamente en la construcción del socialismo, y si he mostrado textos donde afirma que hay que renunciar a los intentos marxistas de fusionarse con la burguesía nacional durante la revolución democrática-nacional de los países coloniales, así como expuso abiertamente que toda burguesía luchara contra el bolchevismo nacional de estos países y por lo tanto China o Perú no son excepciones, no por mi dogmatismo sino porque el burguesía local china demostró todos estas traiciones que Lenin y el mismo Mao sospecharon que pasarían, en el caso de Perú y perdón por su me desvió, creo que ningún peruano dudara recientemente del carácter actual de sumisión y apátrida que reside en el alama de esta, tanto ahora como en los 80's...

Lenin hablando sobre la lucha contra los intentos de dar un matiz comunista a las corrientes democrático-burguesas de liberación
Spoiler:
5) la necesidad de luchar resueltamente contra los intentos de dar un matiz comunista a las corrientes democrático-burguesas de liberación en los países atrasados; la Internacional Comunista debe apoyar los movimientos nacionales democrático-burgueses en los países coloniales y atrasados, sólo a condición de que los elementos de los futuros partidos proletarios, comunistas no sólo por su nombre, se agrupen y se eduquen en todos los países atrasados en la conciencia de la misión especial que les incumbe: luchar contra los movimientos democrático-burgueses dentro de sus naciones; la Internacional Comunista debe sellar una alianza temporal con la democracia burguesa de los países coloniales y atrasados, pero no debe fusionarse con ella y tiene que mantener incondicionalmente la independencia del movimiento proletario incluso en sus formas más embrionarias. Lenin

Lenin sobre la lucha de la burguesía contra el bolchevismo nacional
del informe a las organizaciones comunistas de los pueblos de oriente

Spoiler:
Se hace evidente que la revolución socialista, que es inminente en todo el mundo, no consistirá simplemente en la victoria del proletariado en cada país sobre su propia burguesía.

Ello sería posible si las revoluciones se desarrollan con facilidad y rapidez. Sabemos que los imperialistas no lo permitirán, que todos los países están armados contra su bolchevismo nacional y que su único pensamiento es cómo derrotar al bolchevismo en el país. Es por ello que en cada nación se está gestando una guerra civil, en la que los viejos conciliadores socialistas se ponen al lado de la burguesía. Lenin

Spoiler:
Tales son los problemas cuya solución no se encuentra en ningún libro comunista, pero se encuentra en la lucha común iniciada por Rusia. Usted tendrá que hacer frente a ese problema y resolverlo a través de su experiencia propia e independiente.

...

Al mismo tiempo, debe encontrar el camino a la clase obrera y las masas explotadas de todos los países y decirles que en un idioma que comprendan que su única esperanza de la emancipación se encuentra en el triunfo de la revolución internacional, y que el proletariado internacional, es el único aliado de todos los cientos de millones de los pueblos trabajadores y explotados de Oriente.

-4º- Nadie me ha contestado porque Mao veía factible en su Nueva Democracia la coexistencia pacífica de partidos burgueses, y que estos pudieran supervisar al PCCh.

Mao hablando sobre la existencia de partidos burgueses en la República popula china
Spoiler:
¿Por qué, pues, hay que admitir una larga coexistencia de los partidos democráticos de la burguesía y de la pequeña burguesía con el partido político de la clase obrera? Porque no tenemos motivos para no adoptar la política de coexistencia duradera con respecto a todos aquellos partidos que se dediquen verdaderamente a la tarea de unir al pueblo para la causa del socialismo y se hayan granjeado su confianza. Mao

Mao hablando sobre que los partidos burgueses supervisen al PCCh
Spoiler:
La supervisión mutua entre los distintos partidos es otro hecho de larga data, que toma la forma de consejos y críticas
recíprocos. La supervisión mutua no es, desde luego, un asunto unilateral; significa que, a la vez que el Partido Comunista puede ejercer supervisión sobre los partidos democráticos, éstos también pueden ejercerla sobre el Partido Comunista. ¿Por qué se admite la supervisión de los partidos democráticos sobre el Partido Comunista? Porque un partido, lo mismo que una persona, tiene gran necesidad de oír opiniones diferentes de las propias. Es de todos conocido que la supervisión sobre el Partido Comunista la ejercen principalmente el pueblo trabajador y los militantes del Partido. Pero será más provechoso para nosotros que también participen en ella los partidos democráticos. Claro que los consejos y críticas que se intercambien entre los partidos democráticos y el Partido Comunista sólo podrán desempeñar un papel positivo de supervisión mutua cuando correspondan a los seis criterios políticos. Por eso esperamos que todos los partidos democráticos presten atención a la transformación ideológica y se esfuercen por una coexistencia duradera con el Partido Comunista y una supervisión mutua, a fin de responder a las necesidades de la nueva sociedad. Mao

-5º- He repasado el post entero y creo con firmeza que nadie me ha comentando ni siquiera por encima sobre las tesis de integración pacífica en la construcción del socialismo que pretendía Mao, solo Euskal Gorriak con un texto suyo ha hecho énfasis en ese tema los demás lo habéis dejado a un lado.

En fin, vuelvo a dejaros textos Sobre el transito y transformación de modo pacífico de la burguesía en la construcción del socialismo todos ellos haciendo apología de la imposibilidad de este hecho y por último las citas de Mao contradiciendo a todos los grandes revolucionarios marxistas de la historia reciente.

Stalin sobre la lucha de la burguesía por sobrevivir cuando esta está moribunda en un proceso
Spoiler:
"¿Pueden los capitalistas ser derrocado sin un feroz lucha de clases?
No, ellos no pueden... No ha habido casos en la historia donde la burguesía moribunda no ha ejercido toda su fuerza restante para preservar su existencia ". Stalin

Stalin hablando sobre la desviación derechista de Bujarin y su teoría de integración de kulaks pacificamente en el socialismo
Spoiler:
¿Cuál es la base teórica de esta ceguera y del desconcierto del grupo de Bujarin?

Creo que la base teórica de esta ceguera y del aturdimiento incorrecto de Bujarin, es el método no marxista de abordar la cuestión de la lucha de clases en nuestro país. Tengo en mente la teoría no marxista Bujarin de los kulaks sobre de crecimiento hacia el socialismo, y de su incapacidad para comprender la mecánica de la lucha de clases bajo la dictadura del proletariado.

Una cosa o la otra:

ya sea la teoría de Marx de la lucha de clases, o la teoría de los capitalistas que crecen en el socialismo;
ya sea un antagonismo irreconciliable de los intereses de clase, o la teoría de la armonía de los intereses de clase.

En su discurso de Bujarin trató de reforzar la teoría de los kulaks de crecimiento hacia el socialismo haciendo referencia a un conocido pasaje de Lenin... Eso no es cierto, camaradas. Es una calumnia grave e imperdonable contra Lenin. Stalin

Stalin hablando sobre el peligro del oportunismo conciliador de clase, con la excusa de intereses comunes entre proletarios y burgueses
Spoiler:
Esto quiere decir que en política, para no equivocarse, hay que mantener una política proletaria, de clase, intransigente, y no una política reformista, de armonía de intereses entre el proletariado y la burguesía, una política conciliadora de "integración gradual" del capitalismo en el socialismo.

Lenin hablando sobre el deber de la lucha contra las corrientes que tratan de combinar el movimiento de liberación con posiciones que den beneficios a la burguesía
Spoiler:
3) La necesidad de luchar contra el panislamismo y otras corrientes de esta índole que tratan de combinar el movimiento de liberación contra el imperialismo europeo y americano con el fortalecimiento de las posiciones de los khanes, de los terratenientes, de los mullhas, etc Lenin

Fidel Castro hablando sobre la imposibilidad de dar un papel a la burguesía nacional cubana en la revolución

Spoiler:
P. Mucho se dice sobre "los medios nacionales" y en las alianzas ... ¿Cree usted que las autoridades nacionales de mentalidad clases medias todavía puede desempeñar un papel positivo en las revoluciones de América Latina?

R: No lo creo, nunca lo hice. Es cierto que hay grupos de la burguesía industrial, que están en contra, a veces muy en contra, el imperialismo, debido a la competencia. Sin embargo, estos mismos grupos odian a los trabajadores aún más, por razones de clase. Entre EE.UU. y los monopolios de las burguesías nacionales no puede haber conflictos de carácter temporal y escaramuzas, no una verdadera lucha sin cuartel. No hay incompatibilidad histórica entre ellos. Nuestra burguesía nacional aquí en el país es complaciente y cobarde, y siempre dispuesto a conceder al imperialismo, que es la conclusión lo mantiene vivo y le da ayuda y las armas para ser utilizadas contra las revoluciones sociales. Burguesía nacional sueño, al igual que la burguesía cubana solía dormir. Clases privilegiadas ya no puede participar en verdaderas revoluciones, y menos aún que el plomo, en nuestro siglo. Créanme, esta es la verdad.

P. ¿Cuáles son, entonces, en su opinión, las fuerzas que tienen la tarea histórica de la organización de las revoluciones en América Latina?

A. El proletariado industrial y agrícola, los campesinos, la pequeña burguesía, sobre todo los intelectuales. No quiero alentar a las facciones. Tampoco niego que algunas capas de la burguesía nacional puede apoyar, en parte y temporalmente, ciertos acontecimientos revolucionarios. Admito que algunos hijos de la burguesía pueden entrar en las filas del pueblo, participar en las revoluciones, e incluso dirigirlos, como individuos conscientes, armados con una teoría revolucionaria (después de todo, yo soy el hijo de los grandes terratenientes!). Sin embargo, estoy razonamiento a partir de un punto de vista de clase. Ya no hay nada bueno podemos esperar de la burguesía nacional como clase. Lo mismo ocurre con los ejércitos nacionales. Oficiales revolucionarios y patrióticos se puede encontrar, pero los ejércitos profesionales y de castas son como un cáncer que debe ser arrancados de América Latina. Si los ejércitos no se destruyen, no puede haber verdaderos gobiernos del pueblo, y las reformas sociales no pueden ser promulgada. En el primer olor de una reforma, incluso modesta, interviene el ejército y lo paraliza todo. Y cuando un gobierno corrupto se encuentra en su camino de salida, y una revolución está a la vista, llega el ejército de nuevo con un golpe de Estado y con un nuevo gobierno que es peor que el que le precedió. Estas son las lecciones de nuestra historia. Fidel Castro

Mao hablando sobre la integración pacífica de la burguesía
Spoiler:
"En nuestro país la contradicción entre la clase obrera y la burguesía nacional pertenece a la categoría de las contradicciones entre el pueblo... En el período de la revolución socialista, la explotación de la clase obrera con fines de lucro, constituye una parte del carácter de la burguesía nacional, mientras que... su disposición a aceptar la transformación socialista constituye la otra...

La contradicción entre la burguesía nacional y la clase obrera es una entre explotados y explotadores.
Sin embargo, en las condiciones concretas de China, esta contradicción antagónica entre las dos clases, si se maneja adecuadamente puede ser resuelta por medios pacíficos ". Mao

-6º- Tampoco se me respondío el segundo texto de Hoxha tan interesante que puse:

Spoiler:
A esto está ligada también su tesis sobre la convivencia del socialismo con la burguesía durante un período de tiempo muy largo, considerando esto como algo útil tanto para el socialismo como para la burguesía. Respondiendo a los que se oponían a tal política y que presentaban como argumento la experiencia de la Revolución Socialista de Octubre, Mao Tse-tung dice:
"La burguesía rusa era una clase contrarrevolucionaria: rechazó por aquel entonces las medidas del capitalismo de Estado, boicoteó la producción, hizo sabotajes y llegó a recurrir a las armas. Así las cosas, el proletariado ruso no tuvo más remedio que liquidada. Exasperada por esto, la burguesía de los demás países vomitó injurias. Aquí en China damos un tratamiento más o menos suave a la burguesía nacional, y ésta se siente un poco a gusto al ver que todavía puede obtener algún provecho"
(Mao Tse-tung, Obras Escogidas, ed. francesa, Pekín, 197r,t. 5, pág. 338)


Tal política, según Mao Tse-tung, ha aportado a China un supuesto prestigio a los ojos de la burguesía internacional, cuando en realidad ha ocasionado un gran perjuicio al socialismo en China. Mao Tse-tung ha presentado esta actitud oportunista hacia la burguesía como una aplicación creadora de las enseñanzas de Lenin sobre la NPE (Nueva Política Económica), Pero entre las enseñanzas de Lenin y la concepción de Mao Tse-tung sobre la ausencia de toda restricción a la producción capitalista y la conservación de lasrelaciones burguesas en el socialismo, existe una diferencia radical, Lenin reconoce que la NPE era un retroceso que permitía el desarrollo de los elementos del capitalismo, durante un cierto tiempo, pero, subraya: “para el poder proletario no hay en ello nada terrible, mientras el proletariado sostenga firmemente el poder en sus manos, mientras mantenga
firmemente en sus manos los medios de transporte y la gran industria" (V. I. Lenin, Obras, ed.
albanesa, t. 32, pág. 434)


En China, en 1949 y en 1956, fechas en que Mao Tse-tung hacía estas prédicas, de hecho el proletariado no mantenía en sus manos ni el poder ni la gran industria. Además Lenin consideraba la NEP como algo provisional que venía impuesto por las condiciones concretas de la Rusia de entonces arruinada por la larga guerra civil, pero no como una ley general de la construcción socialista. De hecho, un año después de la proclamación de la NPE, Lenin puntualizaba que la retirada ya había terminado y lanzó la consigna de preparar la ofensiva contra el capital privado en la economía.

Mientras que en China se preveía que el período de la preservación de la producción capitalista se prolongase durante casi toda la vida. Según el punto de vista de Mao Tse-tung el régimen implantado en China después de la liberación debía ser un régimen democrático-burgués, mientras, aparentemente, debía estar en el poder el Partido Comunista de China.
Así es el “pensamiento Mao Tse-tung".

La transición de la revolución democrático-burguesa a la revolución socialista puede realizarse siempre y cuando el proletariado aparta del poder de manera resuelta a la burguesía y la expropia. En China mientras la clase obrera compartió el poder con la burguesía, mientras la burguesía conservó sus privilegios, el poder instaurado en ese país no podía ser poder del proletariado, y por consiguiente la revolución china no podía elevarse a revolución socialista.

El Partido Comunista de China ha mantenido una actitud benevolente, oportunista hacia las clases explotadoras y Mao Tse-tung ha predicado abiertamente la integración pacífica de los elementos capitalistas en el socialismo. Mao Tse-tung decía: "Aunque hoy todos los ultrarreaccionarios del mundo son ultrarreaccionarios y lo serán mañana y pasado mañana, no pueden serlo eternamente; al final cambiarán... Los ultrarreaccionaríos, en esencia, son testarudos, pero no inmutables... Ocurre que los ultrarreaccionarios cambian para bien... reconocen sus errores y se ponen en el camino justo. En una palabra, los ultrarreaccionarios cambian".
(Mao Tse-tung, Obras Escogidas, ed. albanesa, t. 3. pág. 139.)


Queriendo poner una base teórica a este concepto oportunista y jugando con la "transformación de los contrarios", Mao Tse-tung decía que, a través del debate, la crítica y la transformación, las contradicciones antagónicas se convierten en no antagónicas, que las clases explotadoras y la intelectualidad burguesa pueden volverse en su contrario, es decir, hacerse revolucionarias. “Pero en las condiciones de nuestro país”, escribía Mao Tse-tung en 1956, “la mayor parte de los contrarrevolucionarios se transformarán en diversos grados. Gracias a que hemos adoptado una política correcta respecto a los contrarrevolucionarios, muchos de ellos han cambiado y no se oponen a la revolución. Incluso, algunos han hecho cosas útiles.". (Mao Tse-tung, Obras Escogidas, ed. francesa, Pekín, 1977, t. 5, pág. 321)

Partiendo de tales concepciones antimarxistas, según las cuales los enemigos de clase con el paso del tiempo se enmiendan, ha predicado la conciliación de clase con ellos, y ha permitido que continúen enriqueciéndose, explotando, expresándose y actuando libremente en contra de la revolución. Para justificar esta actitud capitulacionista hacia los enemigos de clase Mao Tse-tung escribía: "Ahora estamos muy atareados. Atacarlos todos los días durante cincuenta años, es imposible". Enver Hoxha

Dejando eso a un lado, que quizás vuelvas a pasar por alto muchas de las cuestiones, sigo con "algo nuevo",
hablas de que: "El mismo camarada Stalin entiende perfectamente que la revolución china reviste un carácter nacional y popular, tal como lo desarrollaría el Presidente Mao Tse Tung, en su doctrina de la Revolución de Nueva Democracia," esto no puede estar más lleno de desconocimiento por tu parte, te recomiendo leer tranquilamente los escritos de Stalin sobre China y
en general sobre la burguesía y la lucha de clases para que veas que es incorrecto esto.

Stalin hablando sobre China, y el deber del PCCh frente a la burguesía china y de uso de la dictadura del proletariado.
Spoiler:
Por lo tanto, dos caminos para el desarrollo de los acontecimientos en China:

o bien los nacionales burgueses rompen al proletariado, hacen un trato con el imperialismo y con ella lanzan una campaña contra la revolución para poner fin a esta última mediante el establecimiento de la regla del capitalismo;

o el proletariado hace a un lado la burguesía nacional, consolida su hegemonía y asume el liderazgo de las grandes masas del pueblo trabajador en la ciudad y el país, con el fin de superar la resistencia de la burguesía nacional, asegurar la victoria completa de la revolución democrático-burguesa , y luego poco a poco se convierte en una revolución socialista, con todas las consecuencias que se derivan de ello.

Uno u otro.

La crisis del capitalismo mundial y la existencia en la URSS de la dictadura del proletariado, cuya experiencia puede ser utilizado con éxito por el proletariado chino aumentan considerablemente la posibilidad de la revolución china de tomar el segundo camino.
-Como acabamos de ver Stalin decía que el deber del PCCh y las consecuentes reacciones que desencadenarían la segunda vía, la acertada, la marxista, era la de vencer la resistencia de la burguesía no integrarse con ella, y seguido habla de que la experiencia de la dictadura del proletariado es exportable al país asiático, ni mucho menos habla de una especie de nueva democracia con burguesía nacional china integrada.

Stalin recordando el primer período donde la burguesía estuvo colaborando hasta cierto punto hasta su traición desde (1923 al 1927)
Spoiler:
Esto no quiere decir que no había contradicciones entre la revolución y la burguesía nacional. Lo único que significa es que la burguesía nacional, en el apoyo a la revolución, trató de utilizarlo para sus propios fines y, dirigiéndola principalmente a lo largo de las líneas de la conquista territorial, para restringir su alcance. La lucha entre los derechos y las izquierdas en el Kuomintang en ese período fue un reflejo de estas contradicciones. Intento de Chiang Kai-shek, en marzo de 1926 para expulsar a los comunistas del Kuomintang fue el primer intento serio de la burguesía nacional para frenar la revolución.

Stalin hablando del carácter reaccionario y pro-imperialista de la burguesía china que se desenmascaro en la segunda etapa de la revolución china (1927)
Spoiler:
Por lo tanto, se comprenderá fácilmente que el barrido posterior de gran alcance de la revolución, por una parte, y el ataque imperialista en Shanghai, por el contrario, estaban obligados a lanzar la burguesía nacional china en el campo de la contrarrevolución, así como la ocupación de Shangai por las tropas nacionales y las huelgas de los trabajadores de Shangai fueron obligados a unirse a los imperialistas para estrangular la revolución.

Y eso es lo que pasó. La masacre de Nanking se sirve en este sentido como una señal para una nueva delimitación de las fuerzas contendientes en China. En bombardeo de Nankín y presentar un ultimátum, los imperialistas deseaban dar a conocer que buscaban el apoyo de la burguesía nacional para una lucha conjunta contra la revolución china.

Chiang el Kai-shek, de otra parte, inverso en el tiroteo sobre las reuniones de los trabajadores y la ingeniería de un golpe, era, como era, contestando a la llamada de los imperialistas y diciendo que él estaba listo a hacer un trato con ellos juntos con la burguesía nacional contra los trabajadores chinos y campesinos..

...

El Golpe de Chiang Kai-shek, señala la deserción de la burguesía nacional de la revolución, el surgimiento de un centro nacional de la contrarrevolución, y la conclusión de un acuerdo entre los derechistas del Kuomintang y del imperialismo contra la revolución china.

Seguido te puedo traer un excelente análisis del Camarada Arenas sobre los errores de Mao en todos los temas que estamos comentando, en donde coincide con Ludo Martens o José Soto Mayor en muchos puntos como el fallo de integrar a la burguesía por ejemplo coincide el Camarada Arenas con José Soto Mayor, así que antentos porque no tiene desperdicio...

Spoiler:
De acuerdo con la ley de la unidad de los contrarios -la ley fundamental de la dialéctica-, los contrarios están en lucha pero al mismo tiempo conforman una unidad; se excluyen mutuamente pero también están vinculados entre sí y, en determinadas condiciones, se transforman el uno en el otro. De modo que, basándose en esa supuesta falsa concepción de la dialéctica que Mao le atribuye, Stalin habría aplicado una política errónea en la lucha contra la burguesía que condujo a su liquidación, en lugar de conservar la unidad con ella para el desarrollo del socialismo. De aquí se deduce claramente que Mao hace depender, como luego veremos, la lucha de clases y el mismo desarrollo del socialismo, de la existencia de la burguesía como clase hasta llegar al comunismo.

Camarada Arenas analizando la lucha de Stalin contra su burguesía nacional en la construcción del socialismo
Spoiler:
Hay que tener en cuenta que dos años antes de la publicación de ese texto, en 1936, la burguesía ya había sido aniquilada, como clase, en la Unión Soviética. Lo que supone que Stalin no se basaba solamente en las ideas de Marx, Engels y Lenin, sino también en las experiencias prácticas ya acumuladas por el movimiento revolucionario, las cuales habrían corroborado el método filosófico marxista. Desde luego, si nos atenemos a las experiencias posteriores, se puede considerar como una precipitación ese intento de acabar con la burguesía, se puede igualmente tachar como completo error y fracaso el método utilizado por Stalin e incluso preconizar el método de la integración gradual del capitalismo en el socialismo. Luego, claro está, habría que confrontar, igualmente de forma crítica, los resultados de este otro método, a ver qué nos muestra, también en este caso, el criterio practicista.

La verdad histórica, sin embargo, nos lleva a ver que a mediados de la década de los años 30, el régimen soviético se había consolidado en todos los terrenos, lo que significaba, como afirmó Stalin entre otras cosas que en caso de guerra, la retaguardia y el frente de nuestro ejército, dada su homogeneidad y unidad interior, serán más sólidos que los de cualquier otro país, lo que no deberían olvidar los aficionados extranjeros a los conflictos militares (9). Esta es la principal preocupación de los dirigentes comunistas soviéticos en vísperas de la II Guerra Mundial, y la práctica, como todo el mundo sabe, les vino a dar una vez más toda la razón.

En ese mismo Informe que acabamos de citar, Stalin aborda algunas cuestiones de teoría relacionadas con el problema que aquí estamos estudiando: A veces, se pregunta: En nuestro país han sido suprimidas las clases explotadoras, ya no existen clases hostiles, no hay a quien aplastar; por tanto, tampoco hay necesidad del Estado, y éste debe extinguirse. ¿Por qué no contribuimos a la extinción de nuestro Estado socialista, por qué no tratamos de acabar con él? ¿No ha llegado la hora de echar por la borda todo este trasto de la organización estatal?.

Después de exponer la teoría marxista sobre esta cuestión, de explicar que el socialismo no ha triunfado más que en un sólo país, en vista de lo cual no es posible, en modo alguno, abstraerse de las condiciones internacionales, y de analizar las dos fases principales por las que había atravesado el proceso revolucionario desde la revolución de Octubre, Stalin responde a esa y a otras preguntas afirmando: Ha desaparecido, se ha extinguido la función de aplastamiento militar dentro del país, porque la explotación ha sido suprimida, ya no existen explotadores y no hay a quien aplastar [...] Ahora, la tarea fundamental de nuestro Estado, dentro del país, consiste en desplegar el trabajo pacífico de organización económica y de educación cultural. En lo que se refiere a nuestro Ejército, a los órganos de sanción y contraespionaje, éstos van dirigidos, no contra el interior del país, sino contra el exterior, contra los enemigos exteriores.

En un texto anterior, Sobre el proyecto de Constitución de la URSS (Informe ante el VIII Congreso Extraordinario de los Soviets de la URSS, pronunciado el 25 de noviembre de 1936), después de analizar los cambios producidos en la industria, la agricultura y el comercio, Stalin abordó la cuestión de la estructura de clase:

La clase de los terratenientes, como es sabido, fue ya suprimida gracias a la victoria obtenida en la guerra civil. En lo que respecta a las demás clases explotadoras, han compartido la misma suerte de la clase de los terratenientes. Ya no existe la clase de los capitalistas en la esfera de la industria. Ya no existe la clase de los kulaks en la esfera de la agricultura. Ya no hay comerciantes y especuladores en la esfera de la circulación de mercancías. Todas las clases explotadoras han sido, pues, suprimidas.
Queda la clase obrera.
Queda la clase campesina.
Quedan los intelectuales.

Pero sería un error creer que estos grupos sociales no han sufrido ningún cambio en este intervalo, que siguen siendo lo mismo que eran, por ejemplo, en el período del capitalismo [...]

¿Qué evidencian estos cambios?

Evidencian, en primer lugar, que la divisoria entre la clase obrera y los campesinos, así como entre estas clases y los intelectuales, se está borrando, y que está desapareciendo el viejo exclusivismo de clase. Esto significa que la distancia entre estos grupos sociales se acorta cada vez más.

Evidencian, en segundo lugar, que las contradicciones económicas entre estos grupos sociales desaparecen, se borran.

Evidencian, por último, que desaparecen y se borran, igualmente, sus contradicciones políticas.


Tal es la nueva identidad que surge en las condiciones del socialismo, una vez suprimida, mediante la lucha de clases y la dictadura del proletariado, la burguesía y demás clases explotadoras de la sociedad. ¿Supone esto el fin de la lucha de clases, la supresión de la lucha dentro de esa unidad del pueblo trabajador a que se refiere Stalin? No, la lucha de clases no desaparece con la supresión de la burguesía como clase, sólo adopta otra forma: una forma fundamentalmente no antagónica dentro del país socialista. El antagonismo entre el proletariado y la burguesía continúa vigente, e incluso se exacerba todavía más en el plano internacional, y tiene su reflejo dentro del propio país en la lucha contra los agentes del enemigo de clase. Esto es lo que se puso de manifiesto antes y durante la agresión contra la Unión Soviética desencadenada por el nazismo para estrangular las conquistas revolucionarias de la clase obrera. Por este motivo el Estado de la dictadura del proletariado no puede ser disuelto, en tanto no sea resuelta definitivamente esa otra contradicción; al contrario: debe ser reforzado y fortalecido.
Esta viene a ser la contradicción principal que obra en el socialismo, la que promueve el desarrollo; una contradicción que liga estrechamente a la clase obrera, ya emancipada de la explotación del capitalismo (la nueva clase obrera que surge del socialismo) y a sus hermanos de clase que continúan padeciendo la explotación en todos los países capitalistas, de la misma manera que liga entre sí más estrechamente a las burguesías de todos los países en contra del proletariado.

Estos son los dos aspectos de la vieja contradicción entre el proletariado y la burguesía que aún se mantienen, aunque algo modificados, y eso no para suprimir la contradicción, sino para hacerla, precisamente, mucho más aguda. Ateniéndose a esta concepción así como a las experiencias de la lucha, Stalin combatió resueltamente el punto de vista revisionista, según el cual en el socialismo, al ser aniquilada la burguesía como clase, también se extinguió la lucha de clases:

Es necesario destruir y echar a un lado la podrida teoría de que la lucha de clases tiene que ir extinguiéndose en nuestro país con cada paso que avanzamos, de que el enemigo de clase se irá amansando en la medida que avancemos [...]
Al contrario, cuanto más avancemos, cuantos más éxitos consigamos, tanto mayor será la furia de los restos de las clases explotadoras destruidas, tantas más infamias cometerán contra el Estado Soviético, tanto más aún recurrirán a los medios más desesperados de lucha
(10).

Por lo demás, la lucha contra el revisionismo y otros falsarios oportunistas dentro del Partido, así como las cuestiones de la dirección ideológica y política, ocuparon siempre un lugar destacado en las preocupaciones de Stalin: Stalin advertía al Partido que, si bien es cierto que los enemigos del Partido, los oportunistas de todas las calañas y los partidarios de las desviaciones nacionalistas de todos los colores, habían sido derrotados, los vestigios de su ideología vivían aún en las cabezas de algunos miembros del Partido y se manifestaban no pocas veces. Las supervivencias del capitalismo en la economía y, sobre todo, en la conciencia de los hombres, eran el terreno propicio que podía infundir nueva vida a la ideología de los grupos antileninistas derrotados. La conciencia de los hombres va, en su desarrollo, a la zaga de la situación económica. Por eso, aunque el capitalismo estuviese liquidado en la economía, en las cabezas de los hombres se mantenían y seguirían perdurando aún supervivencias de las ideas burguesas. Además, no había que perder de vista que el cerco capitalista, contra el cual había que estar siempre alerta, se esforzaba en reavivar y apoyar estas supervivencias (11).
Vemos, pues, que Stalin tiene en cuenta tanto la nueva identidad que forma el pueblo soviético, como la unidad y la lucha que le enfrenta a sus enemigos de fuera y de dentro de la URSS. Lo que no concibe es la unidad con la propia burguesía como elemento clave del desarrollo en la nueva etapa, que debe conducir al comunismo, y para lo cual se hace necesario su eliminación como clase, su expropiación de los medios de producción.

Pero cuando se enfocan las cuestiones del socialismo y la lucha de clases desde una óptica nacional, es fácil caer en ese tipo de concepciones que conducen a la unidad con la propia burguesía, o en otras interpretaciones que reducen el campo de actuación de las contradicciones y la identidad dialéctica, al marco de un solo país o de cada país por separado, para deducir de ese enfoque estrecho, unilateral, verdaderamente metafísico, unas conclusiones totalmente erróneas sobre el proceso revolucionario.

En contra de lo que se cree, Mao no ha contribuido a esclarecer las experiencias de la construcción del socialismo y menos aún de la lucha de clases y la dictadura del proletariado de la Unión Soviética. Mao tenía que haber explicado que, a diferencia de China, en la Unión Soviética, tanto los terratenientes como la burguesía habían sido suprimidos como clases; que el problema de la propiedad privada de los medios de producción y de la explotación ligada a ellos, había sido ya resuelto en lo fundamental y que, por consiguiente, la base económica que permite el mantenimiento de la burguesía había casi desaparecido en el interior de la Unión Soviética. Esto no quiere decir que hubieran desaparecido los elementos burgueses y sus intentos desesperados de restauración del capitalismo; no quiere decir que estos elementos no contaran con el respaldo y la ayuda que les proporcionaba el capitalismo mundial. No significa tampoco que dentro del propio Estado y el Partido Comunista no existieran elementos revisionistas, capituladores, representantes de la burguesía ansiosa de restaurar el capitalismo, a los cuales había que combatir con métodos correctos, impulsando el movimiento de masas. En este aspecto, efectivamente, hay mucho que decir sobre los métodos de Stalin. Igualmente seguía existiendo la contradicción entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, así como la que enfrenta a la base con la superestructura. Pero esas contradicciones habían cambiado de carácter, algunas de ellas se hallaban en acelerado proceso de desaparición o bien no formaban parte de la nueva identidad socialista. Se había producido un verdadero salto, un desarrollo histórico y se podía haber continuado avanzando por ese camino, hasta alcanzar la meta del comunismo, con todo lo que eso hubiera supuesto, tanto en el interior de la URSS como, sobre todo, en el plano internacional, de no ser desviado ese curso por la traición revisionista. La victoria sobre el imperialismo durante la II Guerra Mundial, la extensión del campo socialista, la revolución china y el impulso que recibió el movimiento de liberación de los pueblos en todo el mundo, fueron una clara muestra de ello.

Sin embargo, esa traición y la posterior restauración del capitalismo se suelen utilizar como demostración de los errores teóricos y de los métodos empleados por Stalin, como si existiera una relación directa entre esos supuestos errores y la capitulación de los revisionistas ante el imperialismo que ya denunciara Stalin. También la existencia de la burocracia, en la que se incuba continuamente la ideología revisionista burguesa, es presentada muchas veces como prueba de la existencia de la burguesía en el socialismo y en el seno mismo del Partido Comunista, como si éste fuera un fenómeno nuevo o desconocido por el marxismo-leninismo o del que pudiéramos librarnos sin que desaparezca antes el Estado y la existencia del capitalismo en el mundo entero. Otra cuestión es que se pretenda utilizar ese reconocimiento como pretexto para no combatir a los remanentes de la burguesía y se quiera convertir su existencia en la única fuente de desarrollo social hasta alcanzar la meta del comunismo.

Camarada Arenas analizando la lucha de Mao contra su burguesía nacional en la construcción del socialismo
Spoiler:
En China, en cambio, la revolución había triunfado más tarde que en Rusia y en numerosos aspectos seguía conservando la vieja identidad. Esto es, aún continuaba existiendo la propiedad privada capitalista y la burguesía, muy numerosa, seguía manteniendo posiciones de poder. Esta realidad debía ser tenida en cuenta para irla modificando. Es lo que se expresa en la línea que propone Mao basada en su teoría sobre la identidad o unidad de los contrarios. El defecto que hemos encontrado en esta teoría es que no concibe la identidad en su transformación, es decir, el cambio de uno en su contrario como un cambio de identidad, y por consiguiente le falta o subestima el aspecto fundamental y absoluto de la lucha, del cambio de la cantidad en calidad, del salto y el desarrollo. En el terreno político esta concepción se traduce en una política de unidad con la burguesía o de integración gradual del capitalismo en el socialismo; en lugar de utilizar las contradicciones de las masas populares con esa misma clase burguesa para suprimirla como tal clase, es decir, para expropiarla de los medios de producción, se coexiste con ella e incluso se la refuerza con el pretexto de su carácter patriótico o progresista, lo que a la larga conduce a la revolución a un atolladero del que resulta muy difícil salir.

Esto es lo que ha sucedido en China. La restauración del capitalismo que ha tenido lugar ahí finalmente, se puede asegurar que arranca de esa situación y de esa política de unidad que ha venido manteniendo el PCCh en aplicación de la teoría de la identidad o de la unidad de contrarios elaborada por Mao, la cual fue mantenida contra viento y marea, aun cuando ya era más que evidente el carácter contrarrevolucionario que había adquirido la burguesía nacional china en sus intentos de arrebatar el poder al proletariado. Así, en la Circular del C.C. del Partido Comunista de China del 16 de Mayo, en vísperas del inicio de la Gran Revolución Cultural Proletaria, se manifiesta claramente: Los representantes de la burguesía que se han infiltrado en el Partido, en el Gobierno, en el Ejército y en los distintos medios culturales, constituyen una pandilla de revisionistas contrarrevolucionarios. Si se presentara la ocasión, arrebatarían el poder y transformarían la dictadura del proletariado en dictadura de la burguesía. Algunos de esos individuos han sido descubiertos por nosotros; otros todavía no lo han sido; otros más, por ejemplo los individuos tipo Jruschov, se benefician ahora de nuestra confianza, están siendo formados para sucedernos y se encuentran ahora entre nosotros. Los Comités del Partido, a todos los niveles, deben prestar una atención suficiente a este punto. Desde luego, es difícil no prestar atención a este punto: sostener que representantes de la burguesía son unos contrarrevolucionarios, y no reconocer que lo son igualmente sus representados; pero más difícil todavía es no reparar en que individuos tipo Jruschov se benefician ahora de nuestra confianza y están siendo formados para sucedernos sin que acaben sucediéndonos realmente.

Entre las decenas de millones de militantes que formaban el PCCh ¿es que no había para elegir otros candidatos a la sucesión más que esos individuos tipo Jruschov, los Deng y compañía? No lo sabemos con certeza. Ahora, de lo que no tenemos ninguna duda es de la excesiva confianza depositada en los métodos pedagógicos recomendados por la dirección del PCCh para el reciclado de notorios contrarrevolucionarios a fin de que puedan ocupar los más altos cargos del Partido y del Estado. Este solo hecho debiera servir para alertarnos y persuadirnos de ingenuidades políticas y de todo intento de hacer experimentos ideológicos con los enemigos jurados de la clase obrera y de la revolución socialista. Pues bien, esta teoría de la unidad de los contrarios y su aplicación práctica en la continuación de la lucha de clases en las condiciones del socialismo, aparece plenamente desarrollada en la obra de Mao titulada Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo, discurso pronunciado por Mao en febrero de 1957, en el que se abordan una serie de problemas que se le plantean a la revolución socialista en China relacionados con el tema general que se anuncia en el título.

En esta obra, Mao parte de la consideración de que hoy nuestro país está más unido que nunca. La victoria de la revolución democrático-burguesa y el triunfo de la revolución socialista, así como los éxitos alcanzados en la construcción socialista han cambiado rápidamente la fisonomía de la vieja China [...] Pero esto no significa que en nuestra sociedad ya no exista ninguna contradicción [...] Existen entre nosotros dos tipos de contradicciones sociales: contradicciones entre nosotros y el enemigo y contradicciones en el seno del pueblo. Estos dos tipos de contradicciones son de naturaleza completamente distinta. A continuación, Mao aclara que para comprender completamente estos dos tipos diferentes de contradicciones, se hace necesario, ante todo, precisar qué se entiende por ‘pueblo’ y qué por ‘enemigo’. El concepto de ‘pueblo’ tiene diferente contenido en diversos países y en los distintos períodos de la historia de cada país. Y concluye: en la etapa actual, período de edificación del socialismo, integran el pueblo todas las clases, capas y grupos sociales que aprueban y apoyan la causa de la revolución socialista y participan en ella. Entre esas clases, como vamos a comprobar, se encuentra la burguesía. El socialismo, pues, en la concepción de Mao, no supone la supresión de esa clase, sino su mantenimiento, bajo la denominación de pueblo, en tanto que las contradicciones en el seno del pueblo son contradicciones que se dan sobre la base de la identidad fundamental de los intereses de éste.

Evidentemente, Mao está confundiendo el concepto marxista de pueblo, aplicado a las condiciones de la revolución democrático-burguesa (un período de la historia por el que, efectivamente, atraviesa todo país); ese período lo confunde con la etapa de la historia enteramente nueva en la que dicho concepto cambia, se transforma, para dar paso a un nuevo concepto de pueblo del que queda excluida la burguesía, como clase, por más patriótica o democrática que se quiera presentar. ¿Es concebible el socialismo sin la lucha para la supresión de la propiedad privada capitalista y, con ello, de la clase burguesa que se define por su relación de propiedad respecto a los medios de producción y la explotación del trabajo?

En el socialismo, efectivamente, todavía existen las clases; existe la burguesía derrotada pero todavía no vencida, existe la clase obrera, existe la clase de los campesinos, la capa de los intelectuales progresistas; y la clase obrera basa su poder en la alianza con los campesinos y esos sectores, que junto con ella forman el pueblo. Mas esta alianza tiene como objetivo fundamental expropiar y combatir en todos los terrenos a los capitalistas, y no conciliarse con ellos para tratar de integrarlos en el socialismo. Mao no comparte esta concepción de la lucha de clases en el socialismo ni esa política que fue aplicada por el PC(b) de la URSS bajo la dirección de Stalin, a la que califica de dogmática, aplicada a las condiciones chinas: En nuestro país, las contradicciones entre la clase obrera y la burguesía nacional pertenecen a la categoría de las contradicciones en el seno del pueblo. La lucha de clases entre la clase obrera y la burguesía nacional es, en general, una lucha de clases en el seno del pueblo, porque la burguesía nacional de China tiene un doble carácter. En el período de la revolución socialista, al tiempo que explota a la clase obrera en busca de ganancias, apoya la Constitución y se muestra dispuesta a aceptar la transformación socialista.

Por lo que se ve, la burguesía de China, como ya lo ha demostrado la experiencia, es una burguesía muy particular: explota a la clase obrera en busca de ganancias pero su amor patriótico resulta mucho más fuerte que su apego a las ganancias y al final habrá de renunciar voluntariamente a ellas y aceptar la transformación socialista. Para ello bastará con ejercer cierto tipo de control y de persuasión sobre ella, ya que Es imposible que el pueblo ejerza la dictadura sobre sí mismo, e inadmisible que una parte del pueblo oprima a otra. Mao completa esta apología de su propia burguesía asegurando que la absoluta mayoría de los elementos burgueses y de los intelectuales provenientes de la vieja sociedad son patriotas, están dispuestos a servir a su ascendente y floreciente patria socialista. O sea, que la burguesía china está dispuesta a todo menos a dejar de ser burguesía y, por tanto, a dejar de explotar a los obreros, incluso en su ascendente y floreciente patria socialista.

Este es el nuevo tipo de contradicción social o de unidad de contrarios a que ha dado lugar la revolución china: el cambio de uno en su contrario que define su nueva identidad. ¿Qué sentido tiene hablar aquí de dictadura del proletariado? La dictadura seguirá siendo democrática y popular y no puede estar dirigida contra esa parte del pueblo que forma la burguesía; resulta inadmisible que ejerza la dictadura sobre ella. Más tarde, cuando esa burguesía patriótica y socialista se fortaleció económica y políticamente, hizo crecer su influencia en la sociedad, y constituyó un centro de poder incluso dentro del propio partido comunista, Mao y sus partidarios recordaron algunos principios del marxismo-leninismo sobre la lucha de clases y la dictadura del proletariado, y levantaron a las masas durante la Gran Revolución Cultural Proletaria dirigida contra los representantes de esa burguesía dentro del PCCH. Pero ya era demasiado tarde. Además, se vieron lastrados en su actuación política por su propia concepción. Así lo expresa un importante documento publicado en la prensa china en 1975, en el que se resumen las experiencias de la Gran Revolución Cultural Proletaria, bajo el título Acerca de la dictadura integral sobre la burguesía: Es completamente justo darle una gran importancia al decisivo papel de la propiedad privada en las relaciones de producción. Sin embargo, se cometería un error si no se observase con mucho cuidado si el problema de la propiedad ha sido efectivamente resuelto o sólo en apariencia. Basándose en estas consideraciones, el autor del escrito, después de exponer la teoría de Marx sobre la lucha de clases y la dictadura del proletariado, prosigue: Reflexionemos un poco, camaradas. Si en lugar de comprender así las cosas, uno se ocupa, tanto teóricamente como en la práctica, de limitar, trucar y alterar el marxismo, hacer de la dictadura del proletariado una palabra vacía, mutilar la dictadura integral sobre la burguesía y que esta dictadura se ejerza sólo en algunos terrenos y no en todos, sólo en cierta etapa (por ejemplo, antes de la transformación del sistema de propiedad) y no en todas; dicho de otro modo, si en lugar de destruir totalmente todas las ‘aldeas fortificadas’ de la burguesía, se conservan algunas y se deja aumentar de nuevo sus efectivos ¿no se está con eso preparando las condiciones para la restauración de la burguesía y haciendo de la dictadura del proletariado una tapadera de la burguesía, en particular de la burguesía nuevamente generada? (12).

Se comprende fácilmente que sin resolver el problema de la propiedad y sin imponer para ello la dictadura sobre la burguesía en todos los terrenos, resulta vana toda referencia a las clases y a la lucha de clases en el socialismo, así como a otras contradicciones como la existente entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción y entre la base económica y la superestructura política e ideológica. Y ese problema era el que estaba planteado en China desde el comienzo de la etapa socialista y cuya solución había sido postergada, incluso por la Gran Revolución Cultural Proletaria, de la manera que hemos visto, con lo que la burguesía ha encontrado un campo abonado para su reproducción a la nueva y vieja forma, hasta acabar imponiendo de nuevo su régimen de explotación y su dictadura de clase a todo el pueblo trabajador.

Si me dices que no vas a responder nada de TODO esto, me pongo a responder tu respuesta sobre las críticas de Enver Hoxha ya que es lo único en lo que te has dignado a responder.
avatar
leooonidas
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 851
Reputación : 1084
Fecha de inscripción : 12/08/2010
Edad : 32

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por leooonidas el Lun Jun 25, 2012 5:20 pm

Que tal prepotencia en realidad de parte de este moderador.

Yo me pregunto quien eres tu para exigir que se debate y que no. Ya te vas desenmascarando solo con tu arrogancia en el debate.

Si nos ponemos al tono del hilo se habla sobre las mentiras que sotomayor vierte sobre el Presidente Mao deformando lo que realmente dijo y no lo que traes e intentas imponer a debate NG; lo cual repito Kantaria a cumplido de sobra desmontando todos esos infundios del cual tu haces eco como moderador al esbirro de sotomayor.

Por otro lado solo reseñar otro absurdo de NG.

eso no quita que con esta vaina lleguemos a decir tonterías como que en China es factible que los partidos burgueses controlen al PCCh y demás tonterías que planteó Mao en sus escritos... ni las demás cosas sobre la burguesía que como escribió Stalin en sus escritos sobre China no justifica la conciliación con la burguesía sino que hay que extirparla.

A ver hijo de vecino nos gustaria que se nos demuestre con textos de MAO, donde guste claro esta porque este hilo no es para ello, donde dice mao que los partidos burgueses controlan el PCCH y donde mao concilia con la burguesia, siendo esto mucho más absurdo.

Sino puedes es porque o bien no has leido a mao y si a sotomayor o sino hablas de lo que has escuchado de otros lo que supuestamente mao dijo.

Los demás moderadores sabran como actuar ante las mentiras de un moderador, se los dejo a su consideracion que sancion merece.


Contenido patrocinado

Re: "El antistalinismo de Mao" - José Sotomayor Pérez - capítulo del libro ''Stalin y Mao Zedong, el otro revisionista''

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Dom Mayo 20, 2018 4:03 pm