HOMOSEXUALES, PROLETARIOS ...Y DESCLASADOS.

Comparte
avatar
EZLN
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 1956
Reputación : 2265
Fecha de inscripción : 01/09/2010
Edad : 23
Localización : México, Nayarit

HOMOSEXUALES, PROLETARIOS ...Y DESCLASADOS.

Mensaje por EZLN el Jue Dic 08, 2011 2:31 am

Creo que en este foro se ha analizado mucho el tema de la sexualidad, pero no se ha hecho esto desde un carácter de clase, y eso me ha llamado la atención, entonces, buscando en internet, he encontrado este texto y me parecio interesante compartirlo con ustedes, para empezar a plantear la cuestion con claridad, pues noto que algunos toman muy superficialmente el tema, pero la cuestion es, que si existe el feminismo de clase, es porque las feministas, ademas de trabajadoras que luchan por la liberacion del proletariado, son concientes de que heredan la sociedad patriarcal y sus valores, la sociedad socialista hereda ese desorden, y son las feministas de clase las que deben cambiar eso para bien, no el partido comunista desde una resolución o imposición o algo similar, de ahi mismo que si tiene sentido el feminismo de clase, y a sabiendas de que el colectivo LGTB, en general es igual de discriminado que el femenino, y a sabiendas de que la sociedad socialista heredará esa moral, ¿porque la sexualidad no puede tener un enfoque de clase?

Asi como el feminismo de clase, es aquel que lucha para cambiar el sistema y la moral y no solo para que las mujeres puedan acoplarse bien al sistema capitalista, de igual forma la homosexualidad y el marxismo, pueden y en algunos casos deben ir de la mano, para que se trate de luchar por cambiar el sistema y la moral, y no solo para que los homosexuales tengan un mercado rosa donde comprar x cantidad de tonerias y puedan acoplarse a la sociedad capitalista, lucha LGTB si, pero desde un carácter de clase.

Queria hacer esta introducción pequeña pero creo que me he pasado, sin mas dejo el articulo que he encontrado y espero sus comentarios.

Jose Eduardo escribió:Mucho se ha discutido sobre el papel de nosotr@s homosexuales en la lucha de los movimientos de la llamada clase trabajadora o “proletariado” (es decir, aquellos que al carecer de propiedad sobre los medios de producción se ven obligados a vender su fuerza de trabajo para proporcionarse los medios de subsistencia. A este sector de la población pertenece la llamada clase media y baja). El comienzo de este debate es en si mismo incorrecto pues supone que nosotros homosexuales estamos separados de la clase trabajadora afirmación completamente alucinante ya que la mayor parte de nosotros somos trabajadores o algún día lo seremos.

No niego con esta afirmación que también existen burgueses (es decir aquellos que son dueños de los medios de producción, compran la fuerza de trabajo de quienes no disponen de esos medios y ello les permite acumular capital o mercancías, característico de un sistema capitalista. A este sector de la población pertenece la llamada clase alta) homosexuales, si hay algo que caracteriza a nuestra comunidad y que la hace tan diferente a otras identidades colectivas, es su conformación “multiclasista” que hace honor a la consiga setentera de “estamos en todas partes”.

Sin embargo, dado que la mayor parte de la población no tuvo la (in) fortuna de pertenecer a la clase de los privilegiados, esto nos lleva a la conclusión de que la mayor parte de las y los homosexuales se encuentran en las filas de la clase trabajadora (en este punto omito llamarnos “proletarios” con el único fin de hacer énfasis en que, nosotros aún no contamos ni en la mayoría de los regímenes capitalistas ni en ninguno de los regímenes- fracasados del comunismo postsoviético con el derecho a tener nuestra prole, es decir nuestra familia, nuestros hijos).

Más sencillo, si se ha demostrado que no hay mas o menos homosexuales dependiendo el rango social, quiere decir entonces que de manera general, la mayor parte somos o seremos algún día obreros (porque la mayor parte de la población pertenece a este rango social). Y dicho esto, la pregunta, ¿Cuál debería ser nuestro papel como comunidad homosexual (obrera) en la lucha de los trabajadores? , adquiere una enorme importancia.

Pienso, que el gran problema con el movimiento de liberación homosexual hoy (entre muchos otros “grandes problemas”) es su carácter profundamente desclasado. Es decir, que no somos conscientes ni de lo que somos ni del papel real que desempeñamos en este sistema económico, político y social que nos explota (“los que más trabajan son los que menos tienen”) y que nos oprime (tanto por nuestra condición de proletarios como por nuestro placer de disidentes sexuales).

Somos tán poco conscientes del lugar que desempeñamos como sujetos que llegamos a pensar (porque es imposible vivir) como si fuéramos burgueses entre muchas cosas para incluso suponer que la lucha obrera está separada del movimiento de liberación homosexual. No nos damos cuenta, que nosotros (insisto), si bien somos homosexuales, también somos obreros y vivimos con un salario de obrero (o quizá menos que eso).

Por encima del pensamiento desclasado que como colectividad LGBT asumimos pasivamente, todos los días se consolida una cultura gay “aburguesada” que fomenta un estilo de vida elitista y lejano a las posibilidades del grueso de la población. Los medios de comunicación masiva han jugado un papel importante en esto y hacen uso de grandes mentiras a las que es importante poner un freno.

Por ejemplo, mucho se a dicho que los homosexuales tenemos un poder adquisitivo mayor que los heterosexuales. ¿Cómo se llegó a tan descabellada afirmación? El error se encuentra en la interpretación de las encuestas. Las casas de mercado que investigan las características generales y particulares de sus clientes descubrieron que quienes compran más, son homosexuales (esto se debe a que por lo general las personas y las parejas del mismo sexo no tienen hijos, hecho que les permite disponer de mas recursos económicos para gastos superfluos).

Esto no quiere decir que la generalidad de los homosexuales tenemos un poder adquisitivo mayor, más bien señala que en los sectores con alto poder adquisitivo los que compran más, son homosexuales (por razones concretas). El resto, es decir la mayoría de los homosexuales que no tienen un alto poder adquisitivo vivirán exactamente igual y con las mismas carencias que cualquier individuo heterosexual de las clases desposeídas de propiedad sobre medios de producción).

Lo cierto, en todo esto es que la gran masa de los homosexuales que no tienen un alto poder adquisitivo estarán fuera de los estudios de mercado, fuera y completamente excluidos. Lo cierto, es que en las sociedades capitalistas donde se pregona a los cuatro vientos la cultura homosexual del mercado, la moda y el llamado “buen gusto” (burgués) choca inevitablemente con la realidad de la inmensa mayoría de los homosexuales que viven hacinados en las grandes ciudades, sin redes de apoyo solidaridario, con el constante temor de perder su empleo o no encontrarlo y sujetos a actos de discriminación, que generalmente permanecen impunes dada la complicidad de las instituciones patriarcales opresivas con la burguesía y las inmensas masas trabajadoras seguidoras de la “moral” y las “buenas costumbres” (en realidad absurdos postulados de opresión sexual y afectiva).

Tampoco es para desilusionarse, esta reflexión lo único que hace es facilitar el camino en la toma de decisiones porque lo hace evidente. Dado que la gran mayoría de nosotros somos parte de la clase trabajadora, no podemos permitir que sigan avanzando leyes que hacen todavía más precaria las condiciones de trabajo de la clase a la que pertenecemos. Hoy por hoy, México busca avanzar en leyes que abolirían absolutamente todos los derechos laborales que se ganaron con tanto sudor y sangre en el pasado. La voracidad de la burguesía no tiene limites, buscan incluso abolir el derecho a huelga, retirar al Estado la responsabilidad de otorgar educación y servicios de salud de manera gratuita y hasta reducir el salario minino a 7 pesos por hora.

Así como estamos aprendiendo a organizarnos para defender nuestros derechos como homosexuales, es importante que también nos organicemos para defender nuestros derechos como trabajadores.

Así como entendimos que para defender nuestros derechos como homosexuales teníamos que aglutinarnos con otros homosexuales, es importante que nos agrupemos con los trabajadores para defender nuestros derechos también como trabajadores.

¿Cuál es el papel de los movimientos proletarios de la liberación homosexual en la lucha por la emancipación de los trabajadores? La respuesta no puede ser más sencilla.

José Eduardo Rodríguez Pérez.
Red Universitaria de la Diversidad Sexual.
1ero. De Mayo, día internacional de la clase Trabajadora.
avatar
EZLN
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 1956
Reputación : 2265
Fecha de inscripción : 01/09/2010
Edad : 23
Localización : México, Nayarit

Re: HOMOSEXUALES, PROLETARIOS ...Y DESCLASADOS.

Mensaje por EZLN el Jue Dic 08, 2011 2:43 am

Solo remarcar que quien escribio este texto, aun cuando no es marxista, si tiene el enfoque de clases necesarios que a muchos nos falta.
avatar
Shurmarinah
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 269
Reputación : 347
Fecha de inscripción : 13/06/2011
Edad : 27
Localización : Al sur

Re: HOMOSEXUALES, PROLETARIOS ...Y DESCLASADOS.

Mensaje por Shurmarinah el Vie Dic 09, 2011 12:03 pm

Jose Eduardo escribió:Mucho se ha discutido sobre el papel de nosotr@s homosexuales en la lucha de los movimientos de la llamada clase trabajadora o “proletariado” (es decir, aquellos que al carecer de propiedad sobre los medios de producción se ven obligados a vender su fuerza de trabajo para proporcionarse los medios de subsistencia. A este sector de la población pertenece la llamada clase media y baja). El comienzo de este debate es en si mismo incorrecto pues supone que nosotros homosexuales estamos separados de la clase trabajadora afirmación completamente alucinante ya que la mayor parte de nosotros somos trabajadores o algún día lo seremos.

No niego con esta afirmación que también existen burgueses (es decir aquellos que son dueños de los medios de producción, compran la fuerza de trabajo de quienes no disponen de esos medios y ello les permite acumular capital o mercancías, característico de un sistema capitalista. A este sector de la población pertenece la llamada clase alta) homosexuales, si hay algo que caracteriza a nuestra comunidad y que la hace tan diferente a otras identidades colectivas, es su conformación “multiclasista” que hace honor a la consiga setentera de “estamos en todas partes”.

Sin embargo, dado que la mayor parte de la población no tuvo la (in) fortuna de pertenecer a la clase de los privilegiados, esto nos lleva a la conclusión de que la mayor parte de las y los homosexuales se encuentran en las filas de la clase trabajadora (en este punto omito llamarnos “proletarios” con el único fin de hacer énfasis en que, nosotros aún no contamos ni en la mayoría de los regímenes capitalistas ni en ninguno de los regímenes- fracasados del comunismo postsoviético con el derecho a tener nuestra prole, es decir nuestra familia, nuestros hijos).

Más sencillo, si se ha demostrado que no hay mas o menos homosexuales dependiendo el rango social, quiere decir entonces que de manera general, la mayor parte somos o seremos algún día obreros (porque la mayor parte de la población pertenece a este rango social). Y dicho esto, la pregunta, ¿Cuál debería ser nuestro papel como comunidad homosexual (obrera) en la lucha de los trabajadores? , adquiere una enorme importancia.

Pienso, que el gran problema con el movimiento de liberación homosexual hoy (entre muchos otros “grandes problemas”) es su carácter profundamente desclasado. Es decir, que no somos conscientes ni de lo que somos ni del papel real que desempeñamos en este sistema económico, político y social que nos explota (“los que más trabajan son los que menos tienen”) y que nos oprime (tanto por nuestra condición de proletarios como por nuestro placer de disidentes sexuales).

Somos tán poco conscientes del lugar que desempeñamos como sujetos que llegamos a pensar (porque es imposible vivir) como si fuéramos burgueses entre muchas cosas para incluso suponer que la lucha obrera está separada del movimiento de liberación homosexual. No nos damos cuenta, que nosotros (insisto), si bien somos homosexuales, también somos obreros y vivimos con un salario de obrero (o quizá menos que eso).

Por encima del pensamiento desclasado que como colectividad LGBT asumimos pasivamente, todos los días se consolida una cultura gay “aburguesada” que fomenta un estilo de vida elitista y lejano a las posibilidades del grueso de la población. Los medios de comunicación masiva han jugado un papel importante en esto y hacen uso de grandes mentiras a las que es importante poner un freno.

Por ejemplo, mucho se a dicho que los homosexuales tenemos un poder adquisitivo mayor que los heterosexuales. ¿Cómo se llegó a tan descabellada afirmación? El error se encuentra en la interpretación de las encuestas. Las casas de mercado que investigan las características generales y particulares de sus clientes descubrieron que quienes compran más, son homosexuales (esto se debe a que por lo general las personas y las parejas del mismo sexo no tienen hijos, hecho que les permite disponer de mas recursos económicos para gastos superfluos).

Esto no quiere decir que la generalidad de los homosexuales tenemos un poder adquisitivo mayor, más bien señala que en los sectores con alto poder adquisitivo los que compran más, son homosexuales (por razones concretas). El resto, es decir la mayoría de los homosexuales que no tienen un alto poder adquisitivo vivirán exactamente igual y con las mismas carencias que cualquier individuo heterosexual de las clases desposeídas de propiedad sobre medios de producción).

Lo cierto, en todo esto es que la gran masa de los homosexuales que no tienen un alto poder adquisitivo estarán fuera de los estudios de mercado, fuera y completamente excluidos. Lo cierto, es que en las sociedades capitalistas donde se pregona a los cuatro vientos la cultura homosexual del mercado, la moda y el llamado “buen gusto” (burgués) choca inevitablemente con la realidad de la inmensa mayoría de los homosexuales que viven hacinados en las grandes ciudades, sin redes de apoyo solidaridario, con el constante temor de perder su empleo o no encontrarlo y sujetos a actos de discriminación, que generalmente permanecen impunes dada la complicidad de las instituciones patriarcales opresivas con la burguesía y las inmensas masas trabajadoras seguidoras de la “moral” y las “buenas costumbres” (en realidad absurdos postulados de opresión sexual y afectiva).

Tampoco es para desilusionarse, esta reflexión lo único que hace es facilitar el camino en la toma de decisiones porque lo hace evidente. Dado que la gran mayoría de nosotros somos parte de la clase trabajadora, no podemos permitir que sigan avanzando leyes que hacen todavía más precaria las condiciones de trabajo de la clase a la que pertenecemos. Hoy por hoy, México busca avanzar en leyes que abolirían absolutamente todos los derechos laborales que se ganaron con tanto sudor y sangre en el pasado. La voracidad de la burguesía no tiene limites, buscan incluso abolir el derecho a huelga, retirar al Estado la responsabilidad de otorgar educación y servicios de salud de manera gratuita y hasta reducir el salario minino a 7 pesos por hora.

Así como estamos aprendiendo a organizarnos para defender nuestros derechos como homosexuales, es importante que también nos organicemos para defender nuestros derechos como trabajadores.

Así como entendimos que para defender nuestros derechos como homosexuales teníamos que aglutinarnos con otros homosexuales, es importante que nos agrupemos con los trabajadores para defender nuestros derechos también como trabajadores.

¿Cuál es el papel de los movimientos proletarios de la liberación homosexual en la lucha por la emancipación de los trabajadores? La respuesta no puede ser más sencilla.

José Eduardo Rodríguez Pérez.
Red Universitaria de la Diversidad Sexual.
1ero. De Mayo, día internacional de la clase Trabajadora.

Bueno, en general estoy bastante de acuerdo con el artículo. Sobre todo he señalado unas cuantas frases que me han parecido totalmente acertadas, con las que estoy totalmente de acuerdo.

Algo que me parece importante es enfatizar en que los homosexuales también somos trabajadores, porque mucha gente (dentro de este mismo foro) se cree que los homosexuales vamos por ahí despilfarrando (cuando no tenemos mucho más dinero que el resto de la población XD) y que vamos todo el día envueltos en banderas de colores y plumas rosas. Son tópicos que jamás en mi vida pensé que leería en un sitio como este, la verdad. Lo que pasa es que, como bien dice el artículo, los medios de comunicación se encargan de vender esa imagen. Incluso he leído a más de uno diciendo que es una abominación... Shocked

En cuanto a lo de "regímenes-fracasados..." se ve de qué pie cojea (incluso alguno desacreditará todo el artículo por esa frase).

Aunque en realidad, lo que plantea no es del todo falso ¿en los países socialistas los homosexuales tienen totalmente los mismos derechos que los heterosexuales?¿Tienen derecho al matrimonio o a la adopción? Todavía queda bastante por lo que luchar.
avatar
artzien
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 130
Reputación : 130
Fecha de inscripción : 18/11/2011

Re: HOMOSEXUALES, PROLETARIOS ...Y DESCLASADOS.

Mensaje por artzien el Vie Dic 09, 2011 1:01 pm

Yo sigo viendo en los homosexuales ese sentimentalismo necesario para hacer mucho bien en el mundo!!! y es por ello que abogo por la calidad de vida que se merecen y todo mi apoyo y admiracion por tener esa valentia grandisima para luchar contra viento y mareas en post de un mundo mejor!!!

Si decimos no a la diferencia de clases, racial o etica por que nos vamos a oponer a un sentimiento??
avatar
EZLN
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 1956
Reputación : 2265
Fecha de inscripción : 01/09/2010
Edad : 23
Localización : México, Nayarit

Re: HOMOSEXUALES, PROLETARIOS ...Y DESCLASADOS.

Mensaje por EZLN el Sáb Dic 10, 2011 4:04 am

La verdad es que he notado que se minimiza la lucha por los derechos LGTB, y incluso algunos asumen que en la sociedad socialista, eso vendra por añadidura, se olvidan de que una sociedad con valores heredados del patriarcado, seguira siendo patriarcal tambien en la etapa socialista, y eso incluye, la diseminación del sentimiento homofobico.

Yo no estoy por la labor de establecer si las diferentes sexualidades surgen psicologicamente o fisicamente, lo que se, es que cualquier cuestion que atañe a tu persona, incluso si se trata de un transtorno como una fobia, no debe ser motivo para discriminación, ni debe ser reprimido o cambiado a la fuerza, si no daña a terceras personas, quien lo hace es una persona retrograda y defiende un absurdo.

Pero como no quiero desviarme, diré que tan importante es la lucha del feminismo de clase contra el patriarcado, como lo es la lucha por los derechos LGTB, eso si, sin perder la perspectiva de clase.

Contenido patrocinado

Re: HOMOSEXUALES, PROLETARIOS ...Y DESCLASADOS.

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Vie Abr 27, 2018 6:22 am