Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Comparte

    alguien
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 276
    Reputación : 476
    Fecha de inscripción : 29/10/2011
    Localización : En algún lugar...

    Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por alguien el Lun Nov 28, 2011 1:49 pm

    Interesante capítulo de un libro de Losurdo, conste no comparto completamente su opinión ya que creo que en algunos aspectos conserva bastante de la visión paradigmática (sobre todo en otros capítulos sobre el mismo tema). Pero creo que tanto su opinión como sobre todo su investigación son muy interesantes. El aspecto más curioso es que la mayoría de las fuentes que usa difícilmente puede catalogarse de “estalinistas” (cosa que le gusta alegar a los anticomunistas sobre cualquier fuente soviética o en general con cualquier fuente que no ponga a parir a la URSS) e incluso los escritos del propio Trotsky para desmitificar que la visión de Trotsky respecto al terrorismo contra la Unión Soviética (eso sí justificado con consignas ultraizquierdistas como “revolución” contra “los déspotas de la burocracia”) es “una invención estalinista”, si bien algunos si que tienen claro todo esto, otras personas parecen no tenerlo tanto. Aunque en general pone en evidencia lo absurdo de la visión que aún perdura sobre este tema de parte de los anticomunistas burgueses occidentales y de los revisionistas.


    El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    El grupo dirigente que asume el poder en octubre de 1917 se muestra desde el comienzo profundamente dividido acerca de las cuestiones más importantes de política interna e internacional. Apenas contenida mientras Lenin está en activo, tal fractura se hace irremediable una vez desaparecido el líder carismático. ¿Se mantiene limitado el choque al ámbito político-ideológico?.

    Ya han pasado los tiempos en los que, en relación al caso de Serguei M. Kírov (dirigente de primerísima línea del PCUS* asesinado a tiros frente a la puerta de su oficina por un joven comunista, Leonid Nikolaev, el 1 de diciembre de 1934 en Leningrado), se podía escribir que “no hay ninguna duda ya sobre el hecho de que el asesinato haya sido organizado por Stalin y realizado por sus agentes de policía” (204). La versión y las insinuaciones contenidas en el Informe Secreto habian suscitado una patente perplejidad ya a mediados de los noventa (205). Pero ahora disponemos del trabajo de una investigadora rusa, publicada también en francés en una colección dirigida por Stéphane Courtois y Nicolas Werth, esto es, los editores del Libro negro del comunismo. Estamos por lo tanto en presencia de un trabajo que se presenta con credenciales antiestalinistas más que probadas; y sin embargo, pese a negar que tras el aesinato hubiese una amplia conspiración, destroza la versión contenida o sugerida en el Informe Secreto al XX Congreso del PCUS. La narración de Jruschov se revela como mínimo “inexacta” ya sólo a partir de una serie de detalles; por otro lado, su autor “sabía que necesitaba argumentos de peso para provocar un shock psicológico en los seguidores del “padrecito de los pueblos””; de hecho, la tesis del complot de Stalin contra Kírov respondía admirablemente a esta necesidad” (206).

    Las relaciones reales de colaboración y amistad establecidas entre el líder y su colaborador emergen con claridad del retrato que la investigadora rusa traza acerca de Kírov:

    “Este hombre abierto no amaba la intriga, ni la mentira, ni el engaño. Stalin tuvo que apreciar estos rasgos de carácter que fueron la base de sus relaciones. Según los testimonios de sus contemporáneos, Kírov era en efecto capaz de hacerle objeciones a Stalin, de atravesar su espíritu suspicaz y su tosquedad. Stalin lo entusiasmaba sinceramente y confiaba en él. Apasionado de la pesca y la caza, enviaba a menudo a Moscú pescado fresco y caza mayor. Stalin tenía tal confianza en Kírov, que le invitó varias veces a ir a la sauna con él, “honor” que él otorgaba a un sólo mortal, el general Vlassik, jefe de su guardia personal.” (207)

    Hasta el final nada interviene para turbar esta relación, como se confirma en las investigaciones de otro historiador ruso: de los archivos no surge ningún elemento que apunte hacia una divergencia política o una rivalidad entre los dos. Aún más ridícula es esta tesis por el hecho de que Kírov participa sólo ocasionalmente “en la actividad del más alto órgano de poder del partido”, el Politburó, concentrándose más bien en la administración de Leningrado. (208)

    Pero, si “la idea de una rivalidad que opusiese a Kírov a Stalin no se apoya en nada” (209), da que pensar la reacción de Trotsky:

    “El cambio hacia la derecha en la política exterior e interior no podía sino alarmar a los elementos del proletariado con una mayor conciencia de clase [...] . También la juventud se ve golpeada por una profunda inquietud, sobre todo la parte que vive cerca de la burocracia y observa su arbitrariedad, sus privilegios y su abuso de poder. En esta atmósfera sofocante detonó el disparo de arma de fuego de Nikolaev [...] Es extremadamente probable que él quisiese protestar contra el régimen existente en el partido, contra la incontrolabilidad de la burocracia o contra el viraje a la derecha.” (210)

    Transparente es la simpatía o la comprensión hacia el perpetrador y explícitos el desprecio y odio reservados a Kírov. Lejos de compadecerlo como víctima del dictador del Kremlin, Trotsky lo etiqueta como el “dictador hábil y sin escrúpulos de Leningrado, personalidad típica de su corporación” (211) Y aún más, in crescendo: “Kírov, sátrapa brutal, no suscita en nosotros compasión alguna” (212). La víctima es un individuo contra el que crecía desde hacía un tiempo la cólera de los revolucionarios:

    “Quienes recurren al nuevo terror no son ni las viejas clases dominantes ni los kulaks. Los terroristas de los últimos años son reclutados exclusivamente en la juventud soviética, en las filas de la organización juvenil comunista y del partido” (213).

    Al menos en este momento – entre 1935 y 1936- no se habla en modo alguno del atentado contra Kírov en términos de montaje. Sí, se afirma que todo ello puede ser instrumentalizado por la “burocracia en su conjunto”, pero se subraya al mismo tiempo no sin complaciencia, que “cada burócrata tiembla frente al terror” proveniente de abajo (214). Si también se ven privados de la “experiencia de la lucha de clases y de la revolución”, estos jóvenes inclinados a “colocarse en la ilegalidad, a aprender a combatir y templarse para el porvenir” constituyen un motivo de esperanza. (215) Trotsky apela a la juventud soviética, que ya comienza a sembrar el el miedo entre los miembros de la casta dominante, llamándola a una nueva revolución que presiente cercana. El régimen burocrático ha desencadenado “la lucha contra la juventud”, como ya denuncia en el título de uno de los párrafos centrales de La revolución traicionada. Ahora los oprimidos derrocarán a los opresores:

    “Cualquier partido revolucionario encuentra sobre todo apoyo en la joven generación de la clase ascendente. La senilidad política se expresa en la pérdida de la capacidad para arrastrar a la juventud [...] Los mencheviques se apoyan en los estratos superiores y más maduros de la clase obrera, no sin encontrar en ello motivos de orgullo y no sin mirar por encima del hombro a los bolcheviques. Los acontecimientos mostraron despiadadamente su error: en el momento decisivo, los jóvenes arrastraron a los hombres maduros e incluso a los viejos”. (216)

    Es una dialéctica destinada a repetirse. Por inmaduras que puedan ser las formas que esta asuma inicialmente, la revuelta contra la opresión siempre tiene un valor positivo. Después de haber reafirmado su desprecio y odio contra Kírov, Trotsky añade:

    “Permanecemos neutrales frente a aquél que lo ha asesinado solamente porque ignoramos sus móviles. Si supiésemos que Nikolaev ha golpeado intencionadamente en un intento de vengar a los obreros cuyos derechos pisoteaba Kírov, nuestras simpatías irían sin reservas para el terrorista.”

    Como los “terroristas irlandeses” o de otros países, también los terroristas “rusos” merecen respeto (217).

    Inicialmente, las investigaciones de las autoridades se dirigen hacia los “Guardias blancos”. De hecho, en París estos círculos estaban bien organizados: habían conseguido efectuar “cierto número de atentados en territorio soviético”. En Belgrado actuaban círculos parecidos: la revista mensual que publicaban especificaba, en el número de noviembre de 1934, que con el fin de “derrocar a los dirigentes del país de los soviets” convenía “utilizar el arma del atentado terrorista”. Entre los dirigentes a eliminar figuraba precisamente Kírov. Y sin embargo, estas investigaciones no llevan a resultados; las autoridades soviéticas comienzan entonces a mirar hacia la oposición de izquierdas. (218)

    Como hemos visto, quien avala la nueva pista es Trotsky, que no se limita subrayar la ebullición revolucionaria de la juventud soviética sino que aclara además que quienes recurren a la violencia no son y no pueden ser clases definitivamente derrotadas y por tanto ya próximas al abandono:

    “La historia del terrorismo individual en la URSS caracteriza fuertemente las etapas de la evolución general del país. Al alba del poder de los Soviets, los Blancos y los socialistas-revolucionarios organizan atentados terroristas en la atmósfera de una guerra civil. Cuando las viejas clases propietarias han perdido toda esperanza de restauración, el terrorismo cesa. Los atentados de los kulaks, que se han prolongado hasta los últimos tiempos, han tenido un carácter local; completaban una guerrilla contra el régimen. El terrorismo más reciente no se apoya ni en las viejas clases dirigentes ni en los campesinos ricos. Los terroristas de la última generación se reclutan exclusivamente en la juventud soviética, entre los jóvenes comunistas y en el partido, a menudo también entre los hijos de los dirigentes.” (219)

    Si las viejas clases despachadas antes por la Revolución de octubre y después con la colectivización de la agricultura se han resignado, no ocurre lo lo mismo respecto al proletariado, protagonista de la revolución y momentáneamente bloqueado y oprimido por la burocracia estalinista. Es en esta última la que debe temblar: el atentado contra Kírov y la difusión del terrorismo entre la juventud soviética son el síntoma del aislamiento y de la “hostilidad” que rodean y alcanzan a los usurpadores del poder soviético (220).

    Es cierto, Trotsky se apresura a precisar que el terrorismo individual no es realmente eficaz. Pero se trata de una precisión no del todo convincente y, quizás, no del todo convencida. Mientras, en las condiciones en las que se encuentra la URSS, se trata de un fenómeno inevitable: “El Terrorismo es la trágica realización del bonapartismo.” (221). Además, si tampoco es capaz de resolver el problema, “el terrorismo individual tiene sin embargo la mayor importancia como síntoma, por cuanto caracteriza la dureza del antagonismo entre la burocracia y las vastas masas populares, más concretamente entre los jóvenes”. En todo caso se va incrementado la masa crítica para una “explosión”, es decir para un “cataclismo político”, destinado a inflingir al “régimen estalinista” una suerte análoga a la sufrida por el régimen “en cuya cúspide se encontraba Nicolás II” (222).

    Fuentes:

    (El año entre paréntesis es un código que se refiere a la edición, no al año de la obra original.)

    204. Cohen, S.F. (1975), Bucharin e la rivoluzione bolscevica. Biografia politica 1888-1938, Feltrinelli, Milano, p.344.
    205. Thurston, R.W. (1996),Life and terror in Stalin's Russia 1934-1941, Yale University Press, New Haven-London, pp.20-3.
    206. Kirilina, A. (1995), L'assasinat de Kirov. Destin d'un stalinien, 1888-1934, Seuil, Paris, (trad. Franc.), pp.223 y 239.
    207. Ibíd, p.193.
    208. Chlevnjuk, O.V. (1998), Das Politbüro. Mechanismen der Macht in der Sowjetunion der dreißiger Jahdre, Hamburguer Edition, Hamburg , pp. 365-6.
    209. Kirilina, A. (1995), L'assasinat de Kirov. Destin d'un stalinien, 1888-1934, Seuil, Paris, (trad. Franc.), p.203.
    210. Trotsky, L.D. (1988), Schriften. Sowjetgesellschaft und stalinistische Diktatur, ed. H. Dahmer et al., Rasch und Röhring, Hamburg, pp.573 y 575.
    211. Ibíd, p. 986 (=Trotsky (1968), La rivoluzione tradita (1936-7), Samoná e Savelli, Roma, p.263)
    212. Trotsky, L.D. (1967), La loro morale e la nostra (1938-9), De Donato, Bari, p.75.
    213. Trotsky, L.D. (1988), Schriften. Sowjetgesellschaft und stalinistische Diktatur, ed. H. Dahmer et al., Rasch und Röhring, Hamburg, p.655
    214. Ibíd.
    215. Ibíd, p.854 (=Trotsky (1968), La rivoluzione tradita (1936-7), Samoná e Savelli, Roma, p.149)
    216. Ibíd, p.851 (==Trotsky (1968), La rivoluzione tradita (1936-7), Samoná e Savelli, Roma p.146)
    217. Trotsky, L.D. (1967), La loro morale e la nostra (1938-9), De Donato, Bari, p. 75.
    218. Kirilina (1995), pp. 67-70.
    219. Trotsky, L.D. (1988), p. 857 (=Trotsky (1968), La rivoluzione tradita (1936-7), Samoná e Savelli, Roma, p.152).
    220. Ibíd, p. 553.
    221. Ibíd, p.655.
    222. Ibíd, pp. 856-61 (=Trotsky (1968), La rivoluzione tradita (1936-7), Samoná e Savelli, Roma, pp. 152-155)


    De Losurdo, Domenico, Stalin. Historia y crítica de una leyenda negra, El Viejo Topo, 2008, pp.81-85.

    * Es posible que sea un error de la traducción dado que por aquellas fechas no se llamaba así, si bien eso no resta interés al texto.

    Editado: solventada una errata


    Última edición por alguien el Dom Mar 18, 2012 11:07 pm, editado 1 vez

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por gazte el Lun Nov 28, 2011 2:50 pm

    mas que cuatro citas descontextualizadas antes de acusar a nadie de nada igual es mejor fijarse en que dice esa persona:

    9. Marxismo, terrorismo y burocracia


    Cualquier obrero que sepa leer y escribir conoce que el marxismo se opone a la táctica del terror individual. Se ha escrito mucho sobre este problema. Me tomo la libertad de citar un articulo mío publicado en 1911 en Alemania, en el periódico austríaco Kampf (Lucha) No hace falta aclarar que se refiere al régimen capitalis­ta. Decía:
    "Que el acto terrorista, aun cuando tenga “éxito”, logre o no hundir en un torbellino a los círculos domi­nantes depende de las condiciones políticas concretas. De todos modos el torbellino sólo puede durar poco. El estado capitalista no se apoya en los ministros y no se lo puede destruir junto con ellos. Las clases a las que sirve siempre encontrarán hombres nuevos; el meca­nismo permanece intacto y continúa funcionando
    "Pero el torbellino que el acto terrorista introduce en las filas de las masas trabajadoras es mucho más profundo. Si basta con armarse con un revólver para al­canzar el objetivo, ¿qué necesidad hay de la lucha de clases? Si a las personas que ocupan altos cargos se las puede intimidar con el estruendo de una explosión, ¿qué necesidad hay entonces de un partido?"
    Nada tengo que agregar hoy, veintitrés años des­pués, a este artículo que contraponía al aventurerismo terrorista el método de preparar al proletariado para la revolución socialista. Pero silos marxistas condenaron categóricamente el terrorismo individual, obviamente por razones políticas y no místicas, aun cuando los tiros estuvieran dirigidos contra los agentes del gobierno zarista y de la explotación capitalista, más implacablemente deben condenar y rechazar el aventurerismo criminal de los actos terroristas dirigidos contra los representantes burocráticos del primer estado obrero de la historia. Las motivaciones subjetivas de Nikolaev y sus guerrilleros nos son indiferentes. El camino al infierno está empedrado con las mejores intenciones. En tanto que la burocracia soviética no ha sido remo­vida por el proletariado, tarea que eventualmente tendrá que realizarse, cumple una función necesaria en defensa del estado obrero. Si el terrorismo tipo Nikolaev se extendiera, bajo nuevas y desfavorables condiciones sólo podría servir a la contrarrevolución fascista.
    Solo los farsantes políticos que se apoyan en los imbéciles pueden osar ligar a Nikolaev con la Oposición de Izquierda, aunque más no sea por intermedio del grupo de Zinoviev, tal como existía en 1926-1927. No fue la Oposición de Izquierda la que engendró la organi­zación terrorista de la Juventud Comunista; fue la corrupción interna de la burocracia.
    El terrorismo individual es, en esencia, burocra­tismo al revés. Los marxistas no descubrieron ayer esta ley. El burocratismo no tiene confianza en las masas y trata de sustituirlas. El terrorismo funciona de la misma manera; quiere hacer felices a las masas sin pedirles su participación. La burocracia stalinista creó un vil culto a la personalidad, atribuyéndoles a los lideres cualida­des divinas. El culto al “héroe" es también la religión del terrorismo, sólo que de signo opuesto. Los Niko­laevs se creen que para que la historia cambie de rumbo basta con liquidar a tiro de revólver a unos cuantos dirigentes. Los terroristas comunistas como grupo ideológico son hijos de la burocracia stalinista.


    http://www.marxists.org/espanol/trotsky/ceip/escritos/libro4/T06V120.htm

    alguien
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 276
    Reputación : 476
    Fecha de inscripción : 29/10/2011
    Localización : En algún lugar...

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por alguien el Lun Nov 28, 2011 4:52 pm

    Ya empezamos, da por supuesto que el autor no ha leído otros escritos de Trotsky, cosa dudosa puesto que es una de las fuentes que aparecen por todo el libro. De cualquier forma esas valoraciones de Trotsky que aparecen citadas son posteriores cronológicamente a la carta que usted enlaza, y que evidentemente persigue un fin específico. En cualquier caso no son cuatro citas sacadas de contexto. Tomemos por ejemplo una de las citas en un contexto más amplio, no pierde demasiado:

    "¿El terrorismo individual por ejemplo, es o no es admisible desde el punto de vista de la "moral pura"? De esta forma abstracta, la cuestión para nosotros carece de sentido. Los burgueses conservadores suizos, aún hoy, conceden honores oficiales al terrorista Guillermo Tell. Nosotros simpatizamos enteramente con el bando de los terroristas irlandeses, rusos, polacos, hindúes, en su lucha contra la opresión nacional y política. Kirov, sátrapa brutal, no suscita ninguna compasión. Nos mantenemos neutrales frente a quien lo mató, sólo porque ignoramos los móviles que lo guiaron. Si llegáramos a saber que Nicolaiev hirió conscientemente, para vengar a los obreros cuyos derechos pisoteaba Kirov, nuestras simpatías estarían enteramente al lado del terrorista. Sin embargo, lo que decide para nosotros no son los móviles subjetivos, sino la adecuación objetiva. ¿Ese medio puede conducir realmente al fin? En el caso del terror individual, la teoría y la experiencia atestiguan que no. Nosotros decimos al terrorista: Es imposible reemplazar a las masas; sólo dentro de un movimiento de masas podrás emplear útilmente tu heroísmo. Sin embargo, en condiciones de guerra civil, el asesinato de ciertos opresores cesa de ser un acto de terrorismo individual. Si, por ejemplo, un revolucionario hubiese hecho saltar al general Franco y a su Estado Mayor, es dudoso que semejante acto hubiera provocado una indignación moral, aún entre los eunucos de la democracia. En tiempo de guerra civil, un acto de ese género sería hasta políticamente útil. Así, aún en la cuestión más aguda — el asesinato del hombre por el hombre—, los absolutos morales resultan enteramente inoperantes. La apreciación moral, lo mismo que la apreciación política, se desprende de las necesidades internas de la lucha.

    La emancipación de los trabajadores sólo puede ser obra de los trabajadores mismos. Por eso no hay mayor crimen que engañar a las masas, que hacer pasar las derrotas por victorias, a los amigos por enemigos, que corromper a los jefes, que fabricar leyendas, que montar procesos falsos, en una palabra, que hacer lo que hacen los stalinistas. Esos medios sólo pueden servir un único fin: el de prolongar la dominación de una pandilla, condenada ya por la historia. No pueden servir, sin embargo, para la emancipación de las
    masas. He ahí por qué la IV Internacional desarrolla contra el stalinismo una lucha a muerte.

    [...]

    Coyoacán, 16 de febrero de 1938.

    León Trotsky en Su moral y la nuestra, 1938, en el capítulo "Interdependencia dialéctica del fin y los medios".

    Además el autor no acusa a Trotsky del asesinato de Kírov en concreto, se limita a señalar lo que siempre parece obviarse y es que Trotsky si que instigaba al derrocamiento violento del poder soviético, luego esto se puede matizar o intentar justificar de muchas formas, pero es un hecho. Y esto es en montones de obras de la década de 1930'.

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por gazte el Lun Nov 28, 2011 7:30 pm

    No he dado por supuesto que no haya leido nada, solo que ha hecho una cuidadosa seleccion de lo que le interesaba, e intentar resumir el pensamiento de nadie en 4 frases sacadas del texto me parece un insulto. pero bueno, en lo que señalas tienes razon, trotsky llamaba a la revolucion de las masas trabajadoras contra la burocracia sovietica, y toda revolucion es violenta por definicion.

    pero trotsky rechazo durante toda su vida el uso de metodos terroristas para conseguir nada, y en este caso concreto dijo por activa y por pasiva que eso solo reforzaba el poder de la burocracia.

    luis narvaez
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 187
    Reputación : 218
    Fecha de inscripción : 15/04/2011
    Localización : El mundo.

    El asesinato de Kirov,¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por luis narvaez el Lun Nov 28, 2011 10:06 pm

    Por supuesto que Trotsky daba, por activa o por pasiva, que el terrorimo no beneficia a la revolución.El no aspiraba a ella, aspiraba a traerse abajo al régimen soviético mediante el uso de la violencia,pero no de masas,sino individual.De allí que alentase el asesinato de la cúpula del PCUS como algo necesario e imprescindible.

    Saludos.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por Shenin el Lun Nov 28, 2011 10:18 pm

    pero bueno, en lo que señalas tienes razon, trotsky llamaba a la revolucion de las masas trabajadoras contra la burocracia sovietica, y toda revolucion es violenta por definicion.
    El problema esta cuando la direccion a la que se acusa de ser representante de los intereses de la burocracia, realiza campañas de movilizacion de las masas y las bases del Partido contra esa misma burocracia. Asi que una de dos: o Trotsky tenia mala punteria o no apuntaba hacia el derrocamiento de la burocracia, sino de otra cosa.

    pero trotsky rechazo durante toda su vida el uso de metodos terroristas para conseguir nada, y en este caso concreto dijo por activa y por pasiva que eso solo reforzaba el poder de la burocracia.

    “Permanecemos neutrales frente a aquél que lo ha asesinado solamente porque ignoramos sus móviles. Si supiésemos que Nikolaev ha golpeado intencionadamente en un intento de vengar a los obreros cuyos derechos pisoteaba Kírov, nuestras simpatías irían sin reservas para el terrorista.”

    Como los “terroristas irlandeses” o de otros países, también los terroristas “rusos” merecen respeto (217).

    Asi es el estilo de Trotsky, contra todos y con todos. Unas declaraciones contra el terrorismo por ahi y otras contemporizando con el terrorismo por alla.

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por gazte el Lun Nov 28, 2011 10:58 pm

    tus simpatias van hacia ETA por hacer volar a carrero? las mias si, eso no quiere decir que apoye el terrorismo individual por ser esteril y sustitucionista del papel de las masas. entiendes la diferencia entre 'es un cabron y si lo han matado por X tienen mi simpatia' y entre 'el terrorismo individual de nikolaiev es el unico camino'?

    pd: en cuanto a esas campañas de movilizacion de las masas... las palabras son bonitas y el papel lo soporta todo, pero el unico criterio de verdad son los hechos y la realidad, y poco se corresponde con eso.

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por gazte el Lun Nov 28, 2011 11:00 pm

    luis narvaez escribió:Por supuesto que Trotsky daba, por activa o por pasiva, que el terrorimo no beneficia a la revolución.El no aspiraba a ella, aspiraba a traerse abajo al régimen soviético mediante el uso de la violencia,pero no de masas,sino individual.De allí que alentase el asesinato de la cúpula del PCUS como algo necesario e imprescindible.

    Saludos.

    me podrias referencias algun texto de trotsky donde haga referencia a eso?¿ no conozco todo lo que escribio o dijo trotsky, pero jamas he leido semejante cosa o siqueira algo parecido.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por Shenin el Lun Nov 28, 2011 11:25 pm

    tus simpatias van hacia ETA por hacer volar a carrero? las mias si, eso no quiere decir que apoye el terrorismo individual por ser esteril y sustitucionista del papel de las masas. entiendes la diferencia entre 'es un cabron y si lo han matado por X tienen mi simpatia' y entre 'el terrorismo individual de nikolaiev es el unico camino'?

    Entiendo que no es lo mismo simpatizar con el asesinato de un fascista que con el de un comunista.

    pd: en cuanto a esas campañas de movilizacion de las masas... las palabras son bonitas y el papel lo soporta todo, pero el unico criterio de verdad son los hechos y la realidad, y poco se corresponde con eso.

    Ya, pero es que no solo hablo de palabras. Hablo de procesos de criticas desde abajo a los burocratas en las fabricas, en las organizaciones locales y regionales del Partido a lo largo de los años treinta y que en varios casos terminaron con los burocratas removidos. Hay documentacion de estas campañas, por ejemplo, en los archivos de Smolensk que se incautaron los nazis en la Gran Guerra Patria y que luego pasaron a manos de los americanos. En ellos se describe la lucha de lineas, asi como las criticas de las bases a los burocratas. Tambien hay otros casos, como el de Magnitogorsk, en el que las denuncias de los obreros terminaron con la condena del burocrata local de "vacaciones" a donde todos ya sabemos.

    Que estas luchas antiburocraticas fracasaran o fueran insuficientes es otra cuestion. Pero es una evidencia que se dieron y que fueron estimuladas por el Politburo. Otra cosa es que que se parta del mito del Stalin omnipotente, que si que no se corresponde con la realidad. Y menos aun en un pais tan grande como la URSS en el que, pese al centralismo, los aparatos regionales tenian una influencia para nada despreciable.

    Esta es la realidad. Que no encaje con lo que dice Trotsky (muy propenso a confundir la realidad del mundo material con la "realidad" de dentro de su cabeza) es otra cosa.

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por gazte el Lun Nov 28, 2011 11:32 pm

    Entiendo que no es lo mismo simpatizar con el asesinato de un fascista que con el de un comunista.
    estas dando por supuesto que la gente que podia simpatizar con dicho asesinato veia a kirov como un comunista, cuando es claro; 'en un intento de vengar a los obreros cuyos derechos pisoteaba Kírov'. que alguien se autoadjudique el titulo de comunista no quiere decir absolutamente nada.

    se criticaba a los caudillos en las fabricas, y si se cometian abusos eran castigados, y a los de fuera de las fabricas o de dentro del partido?

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por Shenin el Lun Nov 28, 2011 11:43 pm

    estas dando por supuesto que la gente que podia simpatizar con dicho asesinato veia a kirov como un comunista, cuando es claro; 'en un intento de vengar a los obreros cuyos derechos pisoteaba Kírov'.
    No, si ya se que Trotsky pensaria que Kirov, pese a que este entro en el bolchevismo bastante antes que aquel, era un burocrata traidor a la revolucion. Pero ya digo que una cosa es la realidad material y otra muy distinta la "realidad" que habia en la cabeza de Trotsky.

    que alguien se autoadjudique el titulo de comunista no quiere decir absolutamente nada
    Que se lo digan a Trotsky.

    se criticaba a los caudillos en las fabricas, y si se cometian abusos eran castigados, y a los de fuera de las fabricas o de dentro del partido?

    Hablo de procesos de criticas desde abajo a los burocratas en las fabricas, en las organizaciones locales y regionales del Partido a lo largo de los años treinta y que en varios casos terminaron con los burocratas removidos.

    Por cierto, donde dije, Magnitogorsk, me confundi. No era Magnitogorsk, sino Belyi. El burocrata en cuestion se llamaba Kovalev, jefe del Partido en Belyi.


    Última edición por Shenin el Lun Nov 28, 2011 11:47 pm, editado 1 vez

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por gazte el Lun Nov 28, 2011 11:46 pm

    me interesan los datos, porcentajes y numeros, que no los tengo, me los podrias aportar? gracias.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por Shenin el Lun Nov 28, 2011 11:56 pm

    En las organizaciones locales se renovo el 55% de los comites. En Leningrado fue un 48%. Donde ya no tengo datos es en los aparatos regionales que, al parecer, fueron los que mas resistieron la embestida. Esto fue en un proceso de conferencias y elecciones en el Partido en 1937, justo antes de las Purgas. Pero el proceso de critica venia de atras. Creo que se inicia en 1934.


    Última edición por Shenin el Mar Nov 29, 2011 12:05 am, editado 1 vez

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por gazte el Mar Nov 29, 2011 12:00 am

    algun texto en el que pueda bucear agusto un rato?

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por Shenin el Mar Nov 29, 2011 12:04 am

    Aunque los datos los cita Ludo Martens en "Otra mirada sobre Stalin", proceden de "Los Origenes de la Gran Purga", de John Arch Getty.

    gazte
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 3300
    Reputación : 3648
    Fecha de inscripción : 05/08/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por gazte el Mar Nov 29, 2011 12:09 am

    gracias. si me permites la insolencia, por que a mediados de los años 30, cuando ya no existia ningun tipo de oposicion organizada, y no antes?

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por Shenin el Mar Nov 29, 2011 12:17 am

    Esa fue la campaña mas importante, no la unica. Hubo otras anteriormente. Fundamentalmente centradas en las organizaciones del Partido en el campo, donde abundaban los antiguos guardias blancos con carnet del Partido.

    Contenido patrocinado

    Re: Domenico Losurdo - El asesinato de Kírov, ¿complot del poder o terrorismo?

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:43 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 11:43 am