Crítica al libro de Carlos Taibo "Nada será como antes, sobre el 15M"

    Comparte

    Guardia Roja
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos: 9
    Reputación: 13
    Fecha de inscripción: 24/08/2011

    Crítica al libro de Carlos Taibo "Nada será como antes, sobre el 15M"

    Mensaje por Guardia Roja el Dom Nov 27, 2011 2:46 pm

    La crítica del libro es más extensa, pero este fragmento me ha parecido interesante y que además puede servir para abrir un debate acerca del tema del anarquismo en el 15M. Saludos!

    Dicho esto quiero comenzar hablando de la desproporcionada importancia que Carlos Taibo da al movimiento libertario o anarquista dentro del 15M, cuando en realidad no la tiene. Me ha dado la sensación de que el autor no lo ha hecho desde el desconocimiento sino desde la intención y por ello no me ha entusiasmado demasiado la lectura al descubrir que Taibo ha usado cualquier grito/actuación/pancarta del movimiento 15M para que nos demos cuenta de “la importancia” del anarquismo en el 15M.
    Este intento de transformar el movimiento que nació el 15 de mayo en las plazas en una revolución anarquista comienza con el capítulo de “las dos almas” que posee el 15M. Es cierto que el movimiento tiene, a gran escala, dos tipos de personas: los que son militantes de otras organizaciones que atacan a la raíz del capitalismo y los que este movimiento ha despertado en ellos su deseo de acabar con las injusticias de este sistema (que no con el sistema en sí). Pero que Carlos Taibo se limite a denominar al primer grupo únicamente como “libertarios” es una simplificación y generalización del movimiento muy débil y con falta de representación en la realidad.
    El siguiente argumento para convencernos de que el movimiento 15M bebía de fuentes anarquistas es, según Carlos Taibo, que este se organizó de una forma asamblearia. Esta prueba es totalmente errónea, ya que cuando diversas personas de diferentes ideologías se organizan esporádicamente para luchar por algo en común, el método de organización suele ser la asamblea.
    Acaso Carlos Taibo considera “libertario” el movimiento asambleario que se dio por parte de las clases populares para frenar el ataque a la clase trabajadora llamado “Transición”? O lo que es aun más irónico, ¿consideraría “libertarios” los soviets (asambleas de hombres libres y sin líderes, al fin y al cabo) rusos que en 1917 fueron el germen de la revolución y posterior creación del primer estado socialista del mundo? Como podemos comprobar, el afirmar que un movimiento es libertario solo porque se organice mediante asambleas, es cuanto menos, atrevido e imprudente.
    Y para acabar, Carlos Taibo intenta definir la ideología del movimiento citando un par de consignas de las muchas que se gritaron y gritan en las manifestaciones del 15M. Una de ellas es la de “Donde están, no se ven. Comisiones y UGT”, y no es casualidad que haya escogido justamente esta frase históricamente cantada en las manifestaciones de la CNT y no cualquier otra que no concuerde con la ideología libertaria. Y con solo una frase Carlos Taibo se atreve a definir la ideología de uno, sino el que más, de los movimientos sociales más heterogéneos que ha nacido en nuestro país: “Los mensajes que salían del camión se encontraban en la línea del discurso de lo que varias veces he llamado movimientos sociales críticos”
    Por otra parte si nos fijamos en las propuestas del 15M como la reivindicación de una banca pública, defensa de la sanidad y educación pública, reforma de la ley electoral ( un voto = una persona)…Vemos que pocas van encaminadas a la destrucción del Estado y creación de una sociedad libertaria organizada horizontalmente mediante la autogestión. Con todas estas pruebas creo que queda clara la intención de Carlos Taibo de darle al lector una visión del movimiento 15M que poco se ajusta a la realidad.
    Al igual que Carlos Taibo ha utilizado estas pruebas para afirmar el carácter anarquista del movimiento 15M la misma lógica se podría utilizar para calificar el movimiento de comunista, si nos fijamos en rasgos particulares que no representan la heterogeneidad del movimiento. Podríamos decir que los integrantes del 15M piden una nacionalización de la banca, se quejan de un gobierno que legisla para una minoría de la sociedad y desean un gobierno que establezca leyes que favorezcan a la mayoría de la población, la cual es trabajadora. Podríamos por aquí comenzar a hablar de la dictadura del proletariado o de democracia obrera. En cuanto a las consignas podríamos aportar algunas fotos o vídeos de carteles y manifestantes que exclamaban en actos del 15M “Todo el poder para la asamblea” y decir que el movimiento es comunista pues hace referencias al lema de Lenin “Todo el poder para los Soviet”.
    Pero por muchas particularidades que usemos para generalizar sobre el movimiento 15M o por muchas vendas que nos pongamos el 15M no será comunista, al igual que tampoco es anarquista, como pueda pensar que lo únco que sea del 15M sea lo escrito en el libro de Carlos Taibo.
    El 15M no es ese elemento revolucionario transformador de la sociedad capitalista con el que muchos soñamos. Puede que sea el germen, pero mucho tendrían que cambiar las cosas para que el propio 15M, como organización, lidere o encabece esa revolución. Es un perfecto frente de masas, un conglomerado de personas de diferentes ideologías e incluso, desgraciadamente, de muchas personas despolitizadas. Las propuestas más o menos generales en todas las asambleas del movimiento no plantean reivindicaciones que ataquen a la raíz del sistema. De hecho, la mayoría podrían ser asumibles por el capitalismo, para luego quitárnoslas en futuras épocas de poca resistencia social frente a los ataques del capital.
    Los movimientos sociales que luchan por superar el capitalismo deben de hacer una análisis de porqué ha nacido este movimiento y ellos se han quedado “fuera”. En mi opinión se debe a dos factores:
    El primero es el éxito del capitalismo de colocar a la clase política como causa de los problemas que realmente son generados por los ahora llamados“mercados”, que no son otros que la oligarquía industrial y financiera, la burguesía de toda la vida. Estos poderes han conseguido que la gente aborrezca cualquier tipo de política, igualando a la izquierda y la derecha. Este punto es peligroso y habría que analizarlo detenidamente pues el propio 15M podría estar creando una mentalidad anti-política/anti-partidos gracias a la cual han subido al poder personajes como Hitler.
    El siguiente punto por el que el 15M rehúye de declararse de izquierdas, pese a que sus reivindicaciones lo sitúen como tal, es la cantidad de propaganda contraria a cualquier movimiento social y especialmente la propaganda anticomunista vertida en Europa que tantos millones de dólares le costó a Estados Unidos. Nuestra generación, desgraciadamente, ha bebido de esta propaganda. También hay que recordar que este país ha sufrido 40 años de dictadura fascista empeñada día tras día en recordar a los españoles que el “rojo” era poco más que un asesino.

    Desde mi punto de vista, estos hechos son los que han creado las contradicciones en el movimiento 15M. Estas contradicciones son las que hacen que muchos integrantes del 15M tengan exactamente la misma opinión de los partidos que han protagonizado los ataques más graves contra los trabajadores y de los partidos o personas de diferentes ideologías que llevan años y años luchando por eso que el 15M lleva apenas 6 meses: Nacionalización de la banca, defensa de sanidad y educación publica, gratuita y para todos, gobiernos que legislen por el bien de la mayoría o hacer real el derecho a la vivienda y al trabajo que nos reconoce la Constitución.


    PD: No sé si he acertado con el apartado del foro correcto...

      Fecha y hora actual: Miér Abr 23, 2014 9:36 pm