¿Imperialismo ideológico y lingüístico? - carta con gran sentido del humor remitida por un lector y publicada en el blog presos.org

    Comparte

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    ¿Imperialismo ideológico y lingüístico? - carta con gran sentido del humor remitida por un lector y publicada en el blog presos.org

    Mensaje por pedrocasca el Miér Nov 02, 2011 11:28 am

    ¿Imperialismo ideológico y lingüístico?

    carta del lector E.C.B. publicada en el blog presos.org

    “Yo vengo aquí para hablaros, un poco alucinado, la verdad, del asco que le tenemos a otros idiomas afines y lo influenciados, hasta la tontura, que sin embargo nos tiene el inglés y los anglicismos incorporados a nuestros propios idiomas nacionales:

    Yo pensaba que el castellano -al que me voy a referir- y el euskera y el catalán y el gallego ... eran unos idiomas ricos en vocabulario, pero ahora parece que, sin darnos cuenta siquiera de lo atrasados que estábamos, hay que meter anglicismos en todo tipo de conversación:

    Hace unos días, en casa, mis sobrinas comentaban que habían asistido a un tappersex y cual no sería nuestra sorpresa, cuando mi madre dice “Bueno, eso ya lo hacíamos nosotras hace 20 años, lo que pasa que se llamaban fiambreras”. Risas pa una hora, y mucho que pensar. Cuando éramos niños y no tan niñas, leíamos tebeos en vez de comics. O yo mismo, que en EGB, hice aerobic muchas veces, pero como no lo sabía, no me sirvió de nada. En mi ignorancia, creía que hacia gimnasia. Y cuando hacía dedo pa ir a las marchas de Jarrai, realmente hacía autostop.

    Afortunadamente, todo esto ya ha cambiado. Hoy, a pesar de la crisis endémica del capitalismo, somos un Estado mu rico, poderoso y que entró en Maastricht, y a los ciudadanos se nos nota el cambio simplemente cuando hablamos, lo cual es muy importante. El lenguaje inglés, ya se sabe, es como la prueba del algodón. “Para descargar camiones 12 horas al día. Imprescindible inglés.”

    No es lo mismo que los empresarios chupones hagan negocios, en vez de business. No, no. No es lo mismo decir “me hago un sanwich de bacón” que “me hago un bokata de tocinillo” -aunque tenga igual de pan y grasa-; ni “he puesto unos papeles en el armario del vestíbulo” que “he puesto unos documentos -que viene de la palabra inglesa document- en la estantería del hall”; ni “tengo un problema para ir al acto del colectivo” que “tengo un handicap para ir al meeting, la movida”.

    Las cosas, en otro idioma imperialista en estos términos, mejoran mucho y tienen mayor prestancia. Sobre todo en inglés, que es el idioma que manda. Desde que los USA son la capital del mundo, nadie es realmente moderno mientras no diga en inglés un mínimo de cien palabras. Usaco o británico, da igual.

    Pero desde ese punto de vista, estamos ya completamente modernizados. Es más, creo que hoy en el mundo no hay nadie que nos iguale. Porque, mientras en otros estados o países toman solo del inglés las palabras que no tienen, bien porque sus idiomas son “pobres” en cuanto a ciencia moderna, económica o informática, cosa que no es nuestro caso, ni en el del euskera, catalá, galego ... Nosotros, más generosos, hemos ido más allá y hemos adoptado incluso las que no nos hacían falta para nada. Lo cual demuestra nuestra apertura y nuestra capacidad para superarnos.

    Así, ahora, por ejemplo, ya no decimos bizcocho, sino plum-cake, que queda mucho más fino. Ni tenemos sentimientos, sino que cuando nos gusta una canción, es que tenemos feelings, que es mucho más elegante. Y de la misma manera, sacamos tickets en vez de entradas, compramos compacts disc en vez de discos compactos, usamos kleenex en vez de pañuelos, y vamos al pub en vez de a las tabernas de toda la vida.

    Si estamos cansados, ahora nos quedamos groggies, y cuando hacemos deporte, lo que verdaderamente hacemos es rappel, puentin, trekin, esnorquel, gomin ... que es mucho más “in”. Y, los fines de semana -que ahora se convocan en internete como weekend-, salimos al campo, y los más modernos, llaman “hacer camping”, en lugar de acampar como hasta ahora. Y todo ello ya digo, con la mayor naturalidad y sin darnos apenas importancia.

    Obviamente, esos cambios de lenguaje han influido en nuestras costumbres y han cambiado nuestro aspecto, que ahora es mucho más moderno y elegante.

    Por ejemplo, ya no usamos calzoncillos o gallumbos, sino slips, lo que nos permite marcar paquete con más soltura que a nuestros padres; ya no nos ponemos chaquetas, rebecas, chupas, gabardas... sino suetter; ya no quedamos pa echar un pote, sino un coffee, que es infinitamente mejor, sobre todo si va mojado, en lugar de con galletas, que es una vulgaridad, con corn-flakes. Y cuando nos afeitamos, nos ponemos after-shave, que aunque parezca lo mismo, deja más fresca la cara que la loción de toda la vida.

    Las mozas se visten con legings en vez de mallas, y a los culeros o bragas, las pijas madrileñas les llamaban knikers.

    En el plano colectivo ocurre exactamente lo mismo que pasa en privado; todo ha evolucionado.

    Por ejemplo, hoy la gente ya no corre; hace jogging o footing (depende mucho del chándal o del pullover que usemos); Ya no estudiamos; hacemos masters; ya no aparcamos; sino que dejamos el coche en el parking, que es muchísimo más práctico y tiene señal obligatoria de P.

    Entre los profesionales, la cosa ya es exagerada. En la “oficce” por ejemplo, el jefe ya no es el “puto jefe”; es el boss, o el cheriff, que están siempre reunidos con la public-relations y que van a hacer bisness a “England”. En su maletín de mano, al revés que los de antes, que lo llevaban repleto de papeles y de latas de conserva, llevan tan solo un PC (Personal Compiuter) portatil, un fax, un modem y toda una tecnología de pendrais y e-books, desde los que poder mandar email, hacer mailings y trainings y press-books para la prensa. Y mandanos sms en vez de mensajes.

    Cuando acaba el trabajo (o la labor, del inglés labour, no las labores del campo) se van al gimnasio a hacer gim-jazz. Allí se encuentra con toda la jet-set (a los que antes llamábamos ricachones), que vienen de hacerse liftings, y con alguna top-model amante del body-fitness y del yogurth (con th, por favor) desnatado.

    Todos tomamos, por supuesto, cosas light, y ya no fumamos tabaco, que ahora es una cosa “out”, y cuando acudimos a una merienda, ahora tomamos cocktail, bitter, roast-beef, que, aunque parezca lo mismo, es mucho más digestivo y engorda menos que la carne asada.

    En la televisión, entre tanto, ya nadie hace entrevistas ni presenta, como antes, un programa. Ahora hacen intervius y presentan magazines. Pero así se dan mucha más prestancia aunque aparezcan siempre los mismos y con los mismos collares. Si el presentador dice mucho “O.K.” y se mueve todo el rato, al magazine se le llama “show” -que es distinto de espectáculo-, y si este es un “show heavy”, es decir, que tiene carnaza, se le adjetiva de “reality” para quitarle la cosa cutre que tiene en castellano, en euskera, en catalá, en galego ... Entre medias, por supuesto, ya no nos ponen anuncios, sino “spots”, que, aparte de ser mejores, nos permiten hacer “zapping”.

    En el deporte, el basket -que antes era baloncesto-, los clubs (que antes se llamaban equipos o taldes ...) ya no se eliminan, sino que juegan “play-offs”, que son más emocionantes, y a los patrocinadores se les llama “sponsors”, que para eso son los que pagan. O sea “El sponsors Petromillion patrocina la play-offs interpub de footboll”.

    El hacer mercado ahora se llama marketing; el autoservicio se llama ahora “self-service”; al escalafón, ranking; al solomillo, steak (incluso aunque sea de las montañas navarras); la gente guapa, la beautifull people, y a sus representantes, los managers. Y desde hace mucho tiempo, los importantes también son llamados VIPS very important pepols; las viejas radio con cinta, walkman; los puestos de venta “stands”; los ejecutivos, yuppies; los niñeros baby-sitters, y los derechos de autor, copering y royalties.

    Hasta los pobres ya no son pobres, ahora los llamamos “homeless”, como en América, lo que indica hasta que punto hemos evolucionado y despistamos el asunto.

    Para ser ricos del todo y quitarnos el complejo de tercermundistas que tuvimos algún tiempo y que tanto nos avergonzaba, solo nos queda ya decirle a la siesta (la única palabra que españa ha exportado al mundo, lo que dice “mucho” a favor nuestro), pero resulta que ahora se dice “hacer tumbing”, o como oí hace unos días “hacer nap”.

    Pero no nos riamos de los ricos, modernos y famosetes sin más ni más y mirémonos un poquito al ombligo:

    En nuestra propia casa, llamamos a las antiguas chapas reivindicativas "pins", a los carteles del Che de toda la vida ahora los llamamos “Posters”, el irse de guateque es “irse de parti”, y si la juerga se convertía en gaupasa, ahora le llamamos “after”.

    Las comidas de tortilla fría de toda reunión que se preciara, son ahora "lunchs", y las pruebas para grupos de teatro en los C.S.O, los gaztetxes ... "castings" y si el payaso es muy gracioso, le llamamos claunn o clown.

    Nos tomamos un gingerai que queda más fino que el cubalibre de toda la vida, y lo acompañamos de unos snaks, que deben de estar más sabrosos que un aperitivo o un pintxo. Y antes, si eramos admiradores de los Habeas Corpus, ahora nos llaman “fans” y si el guitarra de Su ta Gar era el puto amo, ahora se ha convertido en un “crack”.

    A veces ni me entero de que narices me están hablando, la verdad.

    Mi madre usaba toda la vida medias en vez de panties, y los obreros, tan ordinarios, sacaban la fiambrera al mediodía en vez del tuperware. A las manifestaciones, les llaman “demostración” que viene del inglés “demostreison”, y a las pintadas les llamamos grafitis, a los panfletos “flayers”, a las pegatinas “sticker” y en vez de aprender a jugar a nuestro vasco juego patrio conjunto por antonomasia, el nunca bien valorado mus, nos derretimos los sesos intentando aprender a jugar al puto poker.

    Vamos, que si seguimos así, solo quedarán como intransmisibles al puto idioma imperialista cultural las consignas “No pasarán” y el más que nunca necesario “jotake irabazi arte”...



    Última edición por pedrocasca el Sáb Nov 05, 2011 10:38 am, editado 1 vez

    Urner Petrenko
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 230
    Reputación : 267
    Fecha de inscripción : 15/06/2011

    Re: ¿Imperialismo ideológico y lingüístico? - carta con gran sentido del humor remitida por un lector y publicada en el blog presos.org

    Mensaje por Urner Petrenko el Miér Nov 02, 2011 2:31 pm

    Y por esa misma razón, siempre me preguntan mis amigos "¿Que significa eso?" Al decir una palabra normal en castellano o en catalán...
    "Uy me voy a comprar unos MUFFIES que tengo hambre..." Muffies? Eso son MADALENAS

    Team21
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 575
    Reputación : 677
    Fecha de inscripción : 23/06/2011

    Re: ¿Imperialismo ideológico y lingüístico? - carta con gran sentido del humor remitida por un lector y publicada en el blog presos.org

    Mensaje por Team21 el Miér Nov 02, 2011 3:00 pm

    Cuanta razón... Odio que digan ''Klinex'' en vez de pañuelos Evil or Very Mad

    Kraskom
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 283
    Reputación : 285
    Fecha de inscripción : 26/08/2010
    Edad : 39
    Localización : Madrid

    Re: ¿Imperialismo ideológico y lingüístico? - carta con gran sentido del humor remitida por un lector y publicada en el blog presos.org

    Mensaje por Kraskom el Miér Nov 02, 2011 7:01 pm

    100% de acuerdo!
    Aun recuerdo espantos lingüisticos de la época en que trabajé para una multinacional:
    - printear (imprimir)
    - atachear (adjuntar)
    - salvar (guardar)

    Red Fox
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1089
    Reputación : 1286
    Fecha de inscripción : 30/07/2010

    Re: ¿Imperialismo ideológico y lingüístico? - carta con gran sentido del humor remitida por un lector y publicada en el blog presos.org

    Mensaje por Red Fox el Miér Nov 02, 2011 8:17 pm

    Ésto sale MUCHÍIIIISIMO en los doblajes latinos de series (pa parecer guays digo yo)
    Y sí, a mí también me pasa, es lo que tiene vivir por aquí.

    Contenido patrocinado

    Re: ¿Imperialismo ideológico y lingüístico? - carta con gran sentido del humor remitida por un lector y publicada en el blog presos.org

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:54 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 9:54 am