"La otra historia del Monasterio de San Pedro de Cardeña" - prisión de los soldados de las Brigadas Internacionales capturados por los fascistas - publicado en 2011 en el blog Diario de Vurgos - Interesantes comentarios sobre el mismo asunto

    Comparte

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    "La otra historia del Monasterio de San Pedro de Cardeña" - prisión de los soldados de las Brigadas Internacionales capturados por los fascistas - publicado en 2011 en el blog Diario de Vurgos - Interesantes comentarios sobre el mismo asunto

    Mensaje por pedrocasca el Sáb Oct 29, 2011 8:38 pm

    La otra historia del Monasterio de San Pedro de Cardeña

    tomado de un texto de Modesto Agustí publicado en el blog Diario de Vurgos en octubre de 2011
    se citan fuentes del blog The Jaily News, nombre que fuera del diario clandestino que redactaban los presos en el monasterio

    A tan sólo una docena de kilómetros de Burgos se haya el monasterio de San Pedro de Cardeña. En la mayoría de libros de historia y folletos turísticos se limitan a reflejar su relación con el Cid, dado que dicho lugar es citado en el Cantar del Mío Cid. Son pocos los burgaleses y españoles que conocen que desde 1936 a 1940 el monasterio de San Pedro de Cardeña se convirtió en un campo de concentración reservado principalmente a prisioneros internacionales.

    Hubo un tiempo en el que esta abadía trapense fue campo de concentración en el que se hacinaron prisioneros internacionales durante la guerra civil. Aunque por motivos bien distintos, entre sus muros también deambularon agentes de la Gestapo, personajes como Vallejo Nájera que ensayó sus experimentos pseudocientíficos con los presos e incluso un capitán de las S.S. refugiado entre los monjes tras la debacle alemana de la II Guerra Mundial.

    A penas se dedican unas líneas en los libros que hay sobre el monasterio al periodo en el que de 1936 a 1940 fue campo de concentración, dedicado casi en exclusiva a prisioneros internacionales que habían sido capturados durante el desarrollo de la guerra civil española. Pero el tiempo pasa, y sin ir más lejos, el Monasterio de San Pedro de Cardeña cumple su 75º aniversario como campo de concentración (y de extermino en muchos casos) de los valerosos hombres que integraron las inmortales Brigadas Internacionales.

    The Jaily News, periódico clandestino en San Pedro de Cardeña

    Para hacerse una idea de lo que significó el Monasterio de San Pedro de Cardeña como lugar de reclusión conviene a cercarse al blog The Jaily News, nombre original del diario clandestino que redactaban los presos recluidos en el campo de concentración para contrarrestar la propaganda oficial. En este blog, publicado desde junio de 2009, se recogen documentos y textos relativos al campo de concentración, además de entrevistas con supervivientes de varias nacionalidades que estuvieron internados en él.

    La Gestapo en San Pedro de Cardeña

    Una de las revelaciones más llamativas que se publican en el blog The Jaily News es sin duda la de la presencia de agentes de la Gestapo en San Pedro de Cardeña y en la propia ciudad de Burgos. La principal misión de la Gestapo era la de interrogar a los prisioneros internados en el monasterio, dedicando especial atención a aquellos de nacionalidad alemana, austriaca o polaca con quienes se invertían varias horas de tortura y castigos. La información que ansiaban los agentes alemanes era conocer las actividades políticas que los presos habían desarrollado en sus respectivos países de origen antes de enrolarse en las Brigadas Internacionales. Algunos de ellos fueron a parar a campos de concentración alemanes, e incluso algunos tuvieron la suerte de ser canjeados por prisioneros fascistas en manos de la República española..

    Por otra parte la Gestapo tenía también oficina propia en Burgos desde donde se coordinaban todas sus actividades, como ocurría en otras muchas ciudades de la llamada zona nacional. Según revelaciones del autor del blog, la oficina de la Gestapo en Burgos se ubicaría nada más y nada menos que en el actual Colegio de las Esclavas, vinculado en la actualidad al Opus Dei.

    Los “experimentos científicos” de Vallejo Nájera

    Otro de las interesantes aportaciones que pueden descubrirse en The Jaily News es la presencia del doctor Antonio Vallejo Nájera en el campo de concentración de San Pedro de Cardeña para llevar a cabo una serie de “investigaciones científicas” sobre los presos. Antonio Vallejo Nájera había sido nombrado agregado a la Embajada de España en Alemania en 1917, donde se forma como médico y psiquiatra. Allí asumirá como propias algunas tesis nazis como la eugenesia o la inferioridad intelectual de las mujeres. Posteriormente Vallejo Nájera se convertirá en una de las figuras intelectuales del régimen franquista.

    En 1938 tras ser nombrado por Franco jefe de los servicios psiquiátricos del ejercito, Vallejo Nájera se encarga de la gestión del Gabinete de Investigaciones Psicológicas de la Inspección de campos de Concentración de prisioneros de guerra llevando a cabo investigaciones “científicas” sobre los presos internados en San Pedro de Cardeña. La finalidad de tales supuestas investigaciones es la de identificar y aislar el “gen rojo” responsable de comportamientos criminales en sujetos de ideología marxista. Para ello puso en marcha una serie de pruebas que le permitieran identificar entre presos de más de medio mundo donde residía ese malvado gen que predisponía a los seres humanos hacia conductas criminales derivadas de sus planteamientos políticos. Las pruebas científicas de Vallejo Nájera se basaban en mediciones antropométricas al más puro estilo de la escuela criminalista de Cesare Lombroso (famoso por sus tesis donde identificaba la conducta criminal con determinados rasgos físicos) y un cuestionario redactado en varios idiomas donde se agrupaban por igual preguntas que hacían hincapié en el pasado de los detenidos, sus adscripciones políticas y su conducta sexual.

    El capitán de las S.S. que se ocultó en San Pedro de Cardeña

    A pesar de que no tenga directamente que ver con el periodo en el que San Pedro de Cardeña funcionó como campo de concentración, una de las revelaciones más importantes que se deducen de la lectura del blog The Jaily News es la de la presencia de Reinhard Spitzy capitán de las S.S. nazis que logró ocultarse durante un tiempo en el monasterio tras el final de la II Guerra Mundial. La andadura de Spitzy en España comienza a partir de 1942, cuando haciéndose pasar por un ejecutivo de Skoda, realiza actividades de espionaje en Madrid dedicadas en su mayor parte al tráfico de wolfranio, mineral que fue llamado el “oro negro nazi”, y que era imprescindible para la industria de guerra alemana.

    Tras el desembarcó aliado en las costas francesas en 1944 Spitzy sale discretamente de Madrid ante el devenir incierto que puede tomar la guerra y se traslada a Santillana del Mar. En este pueblecito cántabro le visitarán algunos agentes de la Gestapo que le solicitan que les acompañe hasta Berlín para aclarar cuál es su posición en la denominada Operación Valkiria, intento frustrado de atentado contra Hitler. Spitz salé hábilmente del paso argumentando que tiene todavía pendiente una misión en España que no puede abandonar hasta que reciba las órdenes pertinentes. Spitz permanecerá bajo la protección del párroco de la localidad Eduardo Rodríguez Agudo, hasta que en agostó de 1945 el fin de la guerra complica su situación. Con la caída de la Alemania nazi los servicios secretos británicos y americanos inician la caza de nazis por toda Europa. Al parecer militares americanos penetran en la Embajada Alemana en Madrid descubriendo que Reinhard Spitzy está domiciliado en Santillana del Mar. A partir de ese momento se convierte en uno de los cien nazis mas buscados.

    La situación angustiosa del capitán de las S.S. es resuelta por las autoridades eclesiásticas que proponen su traslado al monasterio de San Pedro de Cardeña en la provincia de Burgos. A sus 35 años Reinhard Spitzy viste los hábitos monacales integrándose a la perfección en la comunidad donde desempeña la labor de monje panadero bajo la identidad de Ricardo de Irlanda, protegido en todo momento por el abad del monasterio Carlos de Azcárate.

    En enero de 1947 la presión internacional sobre los nazis refugiados en España se incrementa. El abad del monasterio decide esconder a Ricardo de Irlanda en la torre románica del edificio no sin antes haber escenificado ante los monjes una estudiada representación teatral. En ella Ricardo confesaba públicamente y de rodillas frente al abad su perdida de fe y deseo de dejar el monasterio. Todo ese invierno lo pasó encerrado en la torre del monasterio hasta que durante la primavera se decide a marchar a Argentina. Para financiarse el viaje de huida Spitzy logró vender unos planos militares que conservaba de su paso por la compañía Skoda y gracias a la cobertura de la falange y de la iglesia logró llegar hasta Bilbao disfrazado de cura.

    Con la nueva identidad de Andrés Martínez López, carné de guardia de Franco y miembro de la FET-JONS logró embarcarse hacia Argentina de Perón de cuyo refugio se sirvieron muchos nazis.
    Siendo uno de los 100 nazis más buscados vivió tranquilamente en Buenos Aires hasta que en 1958 decidió regresar a su Alemania natal, en donde murió en un pequeño pueblecito en los años 90.

    Esta son algunas de las historias que se ocultan tras los muros de San Pedro de Cardeña y que nunca deben olvidarse.

    En el documental de propaganda franquista “Prisioneros de Guerra” pueden verse algunas de las imágenes que fueron rodadas en este monasterio:
    http://www.youtube.com/watch?v=76M4YN2on7I&feature=player_embedded#!



    Última edición por pedrocasca el Sáb Dic 17, 2011 9:54 pm, editado 4 veces

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: "La otra historia del Monasterio de San Pedro de Cardeña" - prisión de los soldados de las Brigadas Internacionales capturados por los fascistas - publicado en 2011 en el blog Diario de Vurgos - Interesantes comentarios sobre el mismo asunto

    Mensaje por pedrocasca el Sáb Oct 29, 2011 8:58 pm

    En busca del gen rojo

    Vallejo Nájera en el Monasterio de San Pedro de Cardeña

    se citan informaciones publicadas en noviembre de 2002 en The Guardian, en el artículo titulado: 'Marxists are retards'

    “La idea de las íntimas relaciones entre marxismo e inferioridad mental ya la habíamos expuesto anteriormente en otros trabajos. La comprobación de nuestras hipótesis tiene enorme trascendencia político social, pues si militan en el marxismo de preferencia psicópatas antisociales, como es nuestra idea, la segregación de estos sujetos desde la infancia, podría liberar a la sociedad de plaga tan terrible".

    Antonio Vallejo Nájera fue agregado de la Embajada de España en Alemania en 1917 y converso nazi tras su estancia allí. En 1947 es nombrado profesor de la Universidad de Psiquiatría de Madrid gracias a sus méritos políticos. En 1951 es elegido miembro de la Real Academia Nacional de Medicina. Ferviente militar católico, adoptó las tesis de higiene racial, aprendió acerca de la eugenesia, que propugnaba la eliminación de seres inferiores, propuso la eugamia, orientada a un control o investigación prematrimonial de los novios mediante diagnósticos biopsicóticos, con la finalidad de moldear hijos sanos sin defectos.

    Y claro, para practicar sus delirios científicos eligió sus víctimas, y las escogió en San Pedro de Cardeña que estaba lleno hasta la bandera de hombres “enfermos” por el gen marxista. Tras ser nombrado por Franco como jefe de los servicios psiquiátricos del ejército, crea en 1938 el Gabinete de Investigaciones Psicológicas de la Inspección de campos de Concentración de prisioneros de guerra. El 23 de Agosto de 1938, se manda el telegrama N1565 entregado en la Inspección de Campos, cuyo remitente era el mismísimo Franco contestando a Vallejo Nájera: “En contestación a su escrito del 10 del actual proponiendo la creación de un Gabinete de Investigaciones Psicológicas cuya finalidad primordial será investigar las raíces psicofísicas del marxismo, manifiesto que de conformidad con su mencionada propuesta, autorizo la creación del mismo”.

    Siguiendo con la idea de buscar como principio el cruzamiento de individuos con genotipos psicológicos adecuados para lograr el mayor número de superdotados, decidió aprender seleccionando y estudiando a los "no válidos", buscando ese malvado gen marxista. Por eso buscaría en San Pedro de Cardeña quienes eran esos malos genes. Tenía donde elegir, enfermos pecadores de medio mundo enrolados en las Brigadas Internacionales, y eligió hispano-americanos, norteamericanos, ingleses, portugueses y británicos. No estuvo solo en sus delirantes investigaciones, fue acompañado por Enrique Conde Gargollo (alférez médico) y Agustín Del Río (médico).
    Se puede leer el artículo completo en: http://thejailynews.blogspot.com/2009/09/en-busqueda-del-gen-rojo-en-san-pedro.html

    Hay en el Foro un tema titulado "La psico-biología del marxismo como categoría antropológica en el ideario fascista español" - texto de Rafael Huertas - año 1996 - publicación del CSIC que es aclaratorio y explícito con este asunto.
    http://www.forocomunista.com/t13475-la-psico-biologia-del-marxismo-como-categoria-antropologica-en-el-ideario-fascista-espanol-texto-de-rafael-huertas-ano-1996-publicacion-del-csic

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: "La otra historia del Monasterio de San Pedro de Cardeña" - prisión de los soldados de las Brigadas Internacionales capturados por los fascistas - publicado en 2011 en el blog Diario de Vurgos - Interesantes comentarios sobre el mismo asunto

    Mensaje por pedrocasca el Vie Nov 11, 2011 1:27 pm

    Hay en el Foro un tema titulado Las Brigadas Internacionales - Síntesis histórica - publicado por la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales

    http://www.forocomunista.com/t13263-las-brigadas-internacionales-sintesis-historica-publicado-por-la-asociacion-de-amigos-de-las-brigadas-internacionales#182892

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: "La otra historia del Monasterio de San Pedro de Cardeña" - prisión de los soldados de las Brigadas Internacionales capturados por los fascistas - publicado en 2011 en el blog Diario de Vurgos - Interesantes comentarios sobre el mismo asunto

    Mensaje por pedrocasca el Sáb Dic 17, 2011 9:50 pm

    En la desaparecida e interesantísima web antorcha.org, publicaron un artículo relacionado con Vallejo Nájera y sus intentos "científicos" de demostración de la inferioridad psicológica de los marxistas determinada por los genes:
    Las hordas rojas

    En España también hemos tenido grandes genios del racismo científico para justificar que también nosotros tenemos nuestros propios genes y, cómo no, el capitalismo es la ley de la jungla: los nórdicos se creen superiores a nosotros y nosotros, por nuestra parte, nos creemos superiores a los magrebíes y los negros, y así sucesivamente.
    El más conocido de nuestros eugenistas es el doctor Antonio Vallejo-Nájera, que en 1937 publicó en Burgos un libro titulado Eugenesia de la Hispanidad y regeneración de la raza, en plena guerra civil. En él afirmaba entre otras cosas: Agradezcamos a Nietzsche la resurrección de las ideas espartanas acerca del exterminio de los inferiores orgánicos y psíquicos, de los que llaman parásitos de la sociedad. La sociedad moderna no admite tan crueles postulados en el orden material, pero en el moral no se arredra en llevar a la práctica medidas incruentas que coloquen a los tarados biológicos en condiciones que imposibiliten su reproducción y transmisión a la progenie de las taras que les afectan el medio más sencillo y fácil de segregación consiste en internar en penales, asilos y colonias a los tarados, con separación de sexos.

    El doctor Antonio Vallejo-Nájera había nacido en Nava (Palencia) en 1889. Estudió Medicina en Valladolid, ingresó en el ejército, intervino en la guerra colonialista contra los pueblos del Magreb y fue jefe de los Servicios Psiquiátricos Militares. Fue también agregado en la Embajada de España en Berlín y, posteriormente, director del psiquiátrico madrileño de Ciempozuelos, muy cerca de Madrid.

    En agosto de 1938 Franco, ordenó a Vallejo-Nájera psiquiatrizar a la resistencia antifascista, realizando experimentos con los presos republicanos recluídos en los campos de concentración. La orden la cursó el 23 de agosto en un telegrama entregado a la Inspección de Campos de Concentración de Prisioneros, ubicada en Burgos. El remitente era Franco y el destinatario, el comandante Antonio Vallejo-Nájera, jefe de los Servicios Psiquiátricos Militares. El texto decía así: En contestación a su escrito del 10 del actual proponiendo la creación de un Gabinete de Investigaciones Psicológicas cuya finalidad primordial será investigar las raíces psicofísicas del marxismo, manifiesto que de conformidad con su mencionada propuesta, autorizo la creación del mismo.

    El Gabinete comenzó a funcionar. Vallejo-Nájera se convirtió en director de las Investigaciones Psicológicas de los Campos de Concentración y su investigación duró varios meses. Centenares de presos fueron analizados, tarea en la que colaboraron algunos agentes de la Gestapo alemana.

    Los resultados de los análisis de Vallejo-Nájera fueron publicados en las revistas Semana Médica Española y Revista Española de Medicina y Cirugía de Guerra, bajo el título Biopsiquismo del fanatismo marxista. En sus artículos Vallejo-Nájera intentaba determinar las relaciones que pueden existir entre las cualidades biopsíquicas del sujeto y el fanatismo político-democrático-comunista. Para ello estableció varias hipótesis. La primera: La inferioridad mental de los partidarios de la igualdad social y política o desafectos. La segunda: La perversidad de los regímenes democráticos favorecedores del resentimiento que promociona a los fracasados sociales con políticas públicas, a diferencia de lo que sucede con los regímenes aristocráticos donde sólo triunfan socialmente los mejores.

    Su primer trabajo se centró sobre dos grupos de detenidos: brigadistas internacionales y 50 presas antifascistas malagueñas. Logró demostrar científicamente la existencia de una relación entre determinada personalidad biopsíquica y la predisposición constitucional al marxismo, así como la presencia de psicópatas antisociales en las masas marxistas. No conforme con ésto, fue capaz de medir, siempre con ayuda de la Gestapo, la alta incidencia del fanatismo marxista en los inferiores mentales.

    En el ámbito de la personalidad social, Vallejo-Nájera describía al revolucionario nato como un individuo con cualidades biopsíquicas y tendencias instintivas que, movilizadas por complejos de rencor y resentimiento, tendían a trastocar el orden social. Para Vallejo, el imbécil social incluía a esa multitud de seres incultos, torpes, sugestionables, carentes de espontaneidad e iniciativa, que contribuyen a formar parte de la masa gregaria de las gentes anónimas.

    Del análisis de los Brigadistas Internacionales, procedentes todos ellos de países americanos, dedujo sagazmente que los marxistas aspiran al comunismo y a la igualdad de clases a causa de su inferioridad, de la que seguramente tienen conciencia. Y por ello se consideran incapaces de prosperar mediante el trabajo y el esfuerzo personal. Si se quiere la igualdad de clases no es por el afán de superarse, sino de que desciendan a su nivel aquellos que poseen un puesto social destacado, sea adquirido o heredado. Tras interrogar y examinar a los internacionalistas realizó otro de los grandes descubrimientos de la ciencia fascista: Acaso sea la conclusión más aprovechable de nuestro trabajo, desde el punto de vista de la educación del pueblo, el elevado porcentaje de marxistas que deben sus creencias a la Prensa revolucionaria, coligiéndose la decisiva influencia de la prensa diaria y del cinematógrafo sobre las gentes de mediana o inferior inteligencia.

    En 1936 publicó en Acción Española otras de sus perlas, de la que sólo reseñaremos el título, que ya es bastante: Psicopatología de la Conducta Antisocial. Pero el comandante-doctor no se conformó con breves artículos de revista sobre la guerra nacional revolucionaria, sino que profundizó mucho más en su investigación. En su libro La locura en la guerra. Psicopatología de la guerra española, publicado en Valladolid en 1939, Vallejo-Nájera decía lo siguiente: La idea de las íntimas relaciones entre marxismo e inferioridad mental ya la habíamos expuesto anteriormente en otros trabajos. La comprobación de nuestras hipótesis tiene enorme trascendencia político social, pues si militan en el marxismo de preferencia psicópatas antisociales, como es nuestra idea, la segregación de estos sujetos desde la infancia, podría liberar a la sociedad de plaga tan terrible.

    Ese era el remedio contra el marxismo: la segregación desde la infancia, la cárcel y el aislamiento penitenciario. En la posguerra Vallejo-Nájera trató de dar cuerpo científico a buena parte de la política penitenciaria del franquismo y, de un modo particular, a las relaciones de las presas republicanas con sus hijos. Muchas de ellas vieron cómo sus bebés morían de inanición. A otras, les fueron arrancados de su cuidado y nunca más supieron de su paradero. Argentina y Chile encontraron en los campos de concentración franquistas sus fuentes de inspiración. El nuevo régimen, empeñado en distanciar a las madres detenidas de sus hijos, puso en marcha una prisión para Madres Lactantes en donde sólo se les permitían estar en contacto con sus bebés una hora al día.

    El trabajo de Vallejo-Nájera con las presas políticas malagueñas lo tituló Investigaciones psicológicas en marxistas femeninos delincuentes. Para las mujeres no cabía la consideración de presas políticas y fueron siempre consideradas como presas comunes en las cárceles franquistas.

    Naturalmente que además de fascista, el comandante Vallejo-Najera padecía una misoginia patológica: Recuérdese para comprender la activísima participación del sexo femenino en la revolución marxista su característica debilidad del equilibrio mental, la menor resistencia a las influencias ambientales, la inseguridad del control sobre la personalidad [...] Cuando desaparecen los frenos que contienen socialmente a la mujer [...] entonces se despiertan en el sexo femenino el instinto de crueldad y rebasa todas las posibilidades imaginadas, precisamente por faltarle las inhibiciones inteligentes y lógicas, característica de la crueldad femenina que no queda satisfecha con la ejecución del crimen, sino que aumenta durante su comisión [...] Además, en las revueltas políticas tienen la ocasión de satisfacer sus apetencias sexuales latentes.

    Pero aún iba más allá. Vallejo-Nájera señalaba en sus conclusiones que en el caso de las mujeres no había realizado el estudio antropológico del sujeto, necesario para establecer las relaciones entre la figura corporal y el temperamento, que en el sexo femenino carece de finalidad, por la impureza de sus contornos.

    Entre las detenidas malagueñas, 33 de ellas estaban condenadas a muerte, 10 a reclusión perpetua y siete a penas entre de 10 y 20 años, Vallejo-Nájera diagnosticaba a 13 sujetos que calificaba de libertarias congénitas, revolucionarias natas, que impulsadas por sus tendencias biopsíquicas constitucionales desplegaron intensa actividad sumadas a la horda roja masculina.

    El doctor-comandante había estudiado el caso y establecido el diagnóstico: La Medicina exige una política, el marxismo es una enfermedad y en nuestras manos está en gran parte su tratamiento.

    Pues bien, después de 70 años, los científicos fascistas aún no han cesado en aplicar a los antifascistas ese tratamiento que, a pesar de ser un tratamiento de choque, sigue sin darles muchos resultados.

    Veamos si han rectificado su ciencia ese pequeño salto histórico de casi 70 años.


    Contenido patrocinado

    Re: "La otra historia del Monasterio de San Pedro de Cardeña" - prisión de los soldados de las Brigadas Internacionales capturados por los fascistas - publicado en 2011 en el blog Diario de Vurgos - Interesantes comentarios sobre el mismo asunto

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:45 pm


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 4:45 pm