Entrevista a Lautaro Carmona, secretario general del Partido Comunista

Comparte
avatar
poloral
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 140
Reputación : 237
Fecha de inscripción : 15/03/2010

Entrevista a Lautaro Carmona, secretario general del Partido Comunista

Mensaje por poloral el Lun Oct 24, 2011 12:24 pm

El secretario general del PC conversó con El Siglo acerca de un asunto de gran interés: las elecciones que se avecinan, comenzado por las municipales de 2012, y reafirmó las posiciones de su colectividad y las gestiones en que se encuentra.
“En materia de alianzas hay que distinguir dos planos: uno es el de las que estamos construyendo en la perspectiva de la lista de concejales, y otro lo que se pueda concluir en acuerdo con toda la oposición con vistas a la elección de alcaldes.

En la de concejales es donde va a estar concentrada la atención de todo el partido de Arica a Punta Arenas.

En primer lugar, se halla para nosotros lo programático: cuál es la mirada respecto a un municipio democrático, que se ponga al servicio de la gente, que abra posibilidades para una amplia participación; que ponga en sus prioridades la actividad para abordar temas que hoy día afectan a la inmensa mayoría, sobre todo en la comunas más populares.

Esto no está desvinculado de la elección de alcaldes, las parlamentarias y presidenciales, pero es el único espacio en que cada fuerza política tiene la posibilidad de medir su incidencia e influencia electoral de carácter nacional.

Si se observa el desarrollo del cuadro político, marcado por la altísima valoración de lo que el movimiento por la educación ha puesto en el centro, deberá coincidir que lo que está en juego es el cuestionamiento al modelo neoliberal que concibe la educación, como dijo el presidente Piñera, como un bien de consumo y no como un derecho”.

-¿Con qué fuerzas políticas y sociales se está conversando?

“Yo diría primero que nuestra voluntad es que se integre a una lista de este tipo toda fuerza política declarada de oposición con tendencia de izquierda, con quienes coincidamos en cuestiones programáticas claras, que pase sólo por su voluntad ser parte de esta alianza. En primer lugar está la Izquierda Cristiana; por extensión, dada la forma en que se construye, el Movimiento Amplio de Izquierda (MAIZ) donde converge la Nueva Izquierda, además de sectores en los cuales tienen influencia Jorge Arrate y Sergio Aguiló. Es también nuestra voluntad involucrar al MAS, que encabeza Alejandro Navarro, otra cosa es que eso resulte o no. También creemos que deberían estar el Partido Humanista, los ecologistas y evidentemente no tendríamos por qué no estar de acuerdo en la incorporación del PRO. Una lista de todas estas fuerzas democráticas que tienen una propuesta alternativa, antineoliberal y que no pertenecen a la Concertación”.

-¿No habría el riesgo de que las propuestas programáticas para concejales se diluyan por la cercanía y tal vez mayor importancia de las elecciones parlamentarias y presidenciales?

“Más que un riesgo, fue un hecho real en las últimas elecciones. Pero el movimiento que revindica la educación pública ha puesto en el centro una discusión integral hasta cuestionar el lucro y relacionar de forma natural estos temas con cuestiones más estructurales e incluso de profundización democrática, como es el plebiscito.

Análogamente con eso habrá propuestas netamente municipales: participación ciudadana directa, que supone entre otras cosas consultas ciudadanas; el carácter fiscalizador de los concejales; y una relación ejemplar con la comunidad organizada tanto en juntas de vecinos como en sindicatos u organismos temáticos.

Pero es evidente que va haber temas directamente vinculados con políticas nacionales como la desmunicipalización o no de la salud, como también en demandas de que utilidades del cobre, tanto del estado como privados, dejen un aporte en el lugar en que se está explotando y que es donde deja calamidades medioambientales”.

Las relaciones con la DC


“La nuestra sería una lista de la oposición que no tiene pertenencia en la Concertación. No cabe ninguna duda que entre el Partido Comunista y la DC hay diferencias, como las hay con cada uno de los partidos de la Concertación. El asunto es si esa diferencia es suficiente como para justificar un debilitamiento a una propuesta que conciba una convergencia que, conservando la diferencia, privilegie lo unitario al poner en el centro lo que una.

Y decía bien Guillermo Teillier, presidente del partido, en una entrevista a un medio de comunicación, que volver a poner temas de la Guerra Fría es buscar justificaciones para impedir lo que es finalmente un instrumento.

Si es por buscar diferencias, no sé qué parte de Chile se vea afectada por las miradas distintas que tenemos en algunas cosas. No creo que el chileno crea que su salario mínimo va a dejar de serlo porque tengamos una mirada distinta, por ejemplo, sobre Cuba.

Nosotros no vamos a esconder ninguna diferencia, pero sobre todo vamos a sentirnos desafiados por la necesidad de la unidad del pueblo”.

-¿No podría alguien entender esa convergencia como una suerte de salvataje a la Concertación?

“La Concertación está en una crisis como coalición que gobernó durante cuatro periodos y que no tiene hoy un proyecto que entusiasme. Ese es un dato de la causa, no tan sólo lo digo yo.

Sería un salvataje si el PC o la gente que busca alianza o con la que tenemos alianza imaginaran que todo este trabajo es en función de reactivar la Concertación, de subordinarnos a ella, y eso no es así. Construir una nueva mayoría supone el aporte de sectores y tendencias políticas y sociales que tengan por eje la identidad antineoliberal, y eso va a cruzar evidentemente el eje de los partidos que están en la oposición incluyendo a los de la Concertación.

Nunca se ha planteado que esto sea para salvar la mirada neoliberal que hubo o que hay en la Concertación. No, esto es una convergencia que tiene que proponerse políticas que son para terminar, como algunos analistas han dicho, con la segunda fase de una transición que se hace infinita. Ahí está vinculada la exclusión, por ejemplo en el ámbito electoral, o la ausencia de participación ciudadana como la falta de plebiscitos, hasta llegar a tener una constitución política creada y aprobada por la ciudadanía”.

-4 alcaldes, 70 concejales: ¿con cuántos queda satisfecho el PC?

“Creo que este país necesita un crecimiento significativo de la cantidad de representantes en el gobierno municipal del Partido Comunista, de la izquierda antineoliberal. Tanto en concejales como en alcaldes.

Una de las claves para que eso se logre es que esta fuerte demanda de democratización distinguirá que quienes sean nuestros representantes no van a hacer un compromiso protocolar porque sí, sino que tienen una historia de lucha. Hay consecuencia entre el discurso y la acción. Eso es lo primero, y es por eso que yo tengo un optimismo con bases sólidas.

En cuanto a candidatos a alcaldes, hemos demostrado que tenemos capacidades de una gestión eficiente. Nuestro juicio es que ninguno de nuestros cuatro alcaldes ha dejado una evaluación como la que ha pasado en La Florida, que a mitad de campaña, por razones que escapan al alcalde, la alcaldía está en manos de la UDI. Eso no nos pasa a nosotros.

Yo nunca he querido decir la cantidad exacta de los municipios a los que postulamos. Tengo mucho respeto por nuestros aliados, por eso queremos esperar las propuestas que ellos legítimamente tienen, de en qué municipio levantar candidatos de este movimiento en que está Arrate y Aguiló, la IC u otros. Hay lugares que son emblemáticos y sería tremendo que se repitiera el error que se cometió en Estación Central de cuestionar la relevancia que tienen las figuras de izquierda. Allí se decidió perder y que hoy día el alcalde sea de la UDI. Yo espero que eso no ocurra, por cuestionamientos que no tienen más asidero que la pretensión de un líder, por más significativo que sea. Por eso se perdió Valparaíso, Recoleta y muchas otras comunas”.

Cronograma de lo que viene

“Nosotros vamos a hacer saber a la Concertación a través de los secretarios generales, que es el espacio convenido para esto, cuáles son nuestras expectativas. Vamos a buscar entre nosotros mediante qué mecanismos validamos nuestros candidatos a alcaldes y nos ponemos a trabajar, les formamos sus comités, vemos sus propuestas programáticas pues por supuesto cada comuna tiene su propia particularidad, y la Concertación verá qué tiempo se toma. He escuchado que tienen tentativas de primarias en marzo o abril, seremos respetuosos de ello, sin que eso nos atrase.

Nosotros usaremos un mecanismo que determinemos concientemente, pero será uno que instale una candidatura con absoluta autoridad. No cabe ninguna duda de que serán candidatos que van a cumplir con creces la exigencia de liderazgos indiscutibles para su comuna.

Lo haremos con consulta directa, con asambleas de dirigentes sociales, con primarias propias. Lo único que sé es que por respeto esa exigencia no se la vamos a hacer a la Concertación para que determinen sus candidatos únicos, porque obviamente nosotros tampoco nos sentiríamos convocados a un mecanismo legítimo que pudiera tener la Concertación y que es válido para ellos”.

-¿La inscripción automática no rige en estas elecciones?

“No está descartado aún. Yo tengo la esperanza que de las palabras se pase al hecho concreto. El mejor escenario para una fuerza progresista, una fuerza cuestionadora de lo establecido, es la participación plena de todo el universo potencial. Se está topando con el camino a seguir para relacionar el inscrito automáticamente según su fecha de nacimiento -y eso no cuesta nada a través de un sistema computacional- con el lugar donde él vota.

Se debe hacer un sistema accesible, que no sea ninguna traba burocrática, que pueda ser a través de Internet.

Yo estoy porque se agilice todo”.

-¿Qué mensaje enviaría al partido sobre el trabajo electoral?

“Creo que la experiencia acumulada nos dice que dado lo que yo expliqué, el factor tiempo es clave cuando no tenemos recursos. Tenemos un atraso que debemos revertir.

Mi llamado es que trabajemos todos, porque el que se queda atrás nos atrasa a todos.

Tenemos una obligación con Chile: no puede haber ni un chileno ni una chilena que ubicados en cualquier parte del país, hasta el más alejado, y que tenga la intención de entregar su sufragio a una persona que represente las políticas del Partido Comunista no tenga la oportunidad de hacerlo porque no había candidato. Si no lo va hacer, que sea porque tiene otra legítima opción”.

- Fuentes: www.elsiglo.cl www.pcchile.cl

    Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 3:01 am