Lídice,o cuando la venganza supera cualquier límite

    Comparte

    Granma
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2913
    Reputación : 4428
    Fecha de inscripción : 06/08/2011
    Localización : ★Marte, Planeta Rojo★

    Lídice,o cuando la venganza supera cualquier límite

    Mensaje por Granma el Vie Oct 14, 2011 7:37 pm



    Lidice, nombre del pueblo checo que se grabó para siempre en la historia como memento de la brutalidad nazi.

    Se trata un poblado de Checoslovaquia (actualmente República Checa), hoy recordado por haber sido completamente destruido, a instancias de Hitler, por las fuerzas Nazis de ocupación durante la Segunda Guerra Mundial en venganza por el asesinato del jerarca germano Reinhard Heydrich.

    En 1942 el dirigente de las SS, Reinhard Heydrich ejercía como "protector" de Bohemia y Moravia, ocupadas desde 1939. En la mañana del 27 de mayo de 1942, se dirigía en su vehículo descapotable desde el Castillo de Praga hacia el sector de Holešovice, cuando fue atacado por dos guerrilleros de la resistencia checa, Jozef Gabčík y Jan Kubiš. Estos soldados, entrenados en el Reino Unido, habían descendido en paracaídas en diciembre de 1941, como parte de la Operación Antropoide. El 4 de junio de 1942 Heydrich murió en el Hospital Bulovka de Praga, producto de una infección. Esto hizo enfurecer a Hitler, que ordenó al nuevo gobernador de Bohemia, Kurt Daluege, que hiciera lo necesario para encontrar a los asesinos. Como resultado de ello, los alemanes iniciaron una brutal campaña de represión en contra de la población civil checa.



    De todas las operaciones de venganza, la más conocida es la ocurrida el 10 de junio. Ese día, fuerzas de seguridad alemanas rodearon el poblado de Lídice, cerrando todas las salidas. Este pueblo fue escogido por ser uno de los más activos en contra de la ocupación nazi, entregando a la resistencia una gran cantidad de partisanos. Al entrar al pueblo, toda la población fue sacada de sus casas, separando a todos los hombres mayores de 15 años llevándolos a un granero. Al día siguiente fueron todos fusilados. Otros 19 hombres y 7 mujeres que trabajaban en una mina cercana, fueron llevados a Praga y también ejecutados. Las mujeres y niños restantes fueron enviados al campo de exterminio de Ravensbrück, donde un cuarto de ellos murió en las cámaras de gas o por el trabajo forzado. Los niños por su parte, fueron llevados al gueto de la calle Gneisenau en Łódź (actual Polonia), donde fueron separados en base a criterios raciales. Los que podrían ser objetos de "arianización", fueron enviados a Alemania, mientras que los 82 restantes fueron asesinados en Chelmo. El poblado fue destruido y totalmente arrasado. Un documental original, realizado por los soldados alemanes ha sobrevivido como testimonio de la masacre.

    En total, 340 habitantes del pueblo fueron asesinados (192 hombres, 60 mujeres y 88 niños). Lo mismo le sucedió a otro pequeño poblado llamado Ležáky dos semanas después: los hombres asesinados, las mujeres enviadas a los campos de concentración y los niños "arianizados" o enviados a las cámaras de gas. El resultado final de la represión por la muerte de Heydrich fue de 1.300 personas, entre partisanos, altos dirigentes checos y víctimas circunstanciales, como los habitantes de Lídice.



    Pese haber sido completamente destruido, el pueblo fue reconstruido en 1949. Con posterioridad a la masacre, muchos pueblos de variados países tomaron su nombre para ellos. Así, el pueblo de San Jerónimo Aculco en el Distrito Federal (México) cambió su nombre por San Jerónimo Lídice; se creó el barrio y hospital Lídice en 1943 en Caracas, Venezuela, mientras que en Panamá se creó Lídice de Capira, al igual que varios pueblos en Brasil. Así el nombre del pueblo es recordado pese a las intenciones de Hitler. El nombre empezó a ser utilizado por mujeres de varios países.

    El pueblo se levanta en un área contigua al original, donde existe un gran parque-monumento en memoria de las víctimas. La villa de Ležáky no fue reconstruida, y sólo existe un monumento.

    El sufrimiento de sus habitantes no deja de llamar la atención de los historiadores. La prueba es un nuevo libro editado bajo el título "Lidice: la historia de una aldea checa"



    Muchos libros se escribieron sobre la tragedia. Parecía que ya habían sido estudiados todos los documentos históricos. Pero al empezar a preparar su libro, el historiador militar, Eduard Stehlík, descubrió mucho material nuevo, sobre todo en posesión de las familias de las víctimas.

    "El año pasado descubrí un conjunto singular de tres decenas de fotografías hechas por un gendarme checo inmediatamente después de la tragedia en Lidice. Los nazis no tuvieron unidades suficientes para cometer una atrocidad de tal envergadura y por ello, bajo amenaza de muerte, mandaron a Lidice gendarmes checos. Uno de ellos llevó consigo clandestinamente una cámara e hizo dichas fotografías".
    Eduard Stehlík señala que todos los libros escritos hasta el presente sobre Lidice, se limitan a describir la destrucción de la aldea.

    "Pero opino que es posible enseñar la dimensión de esta tragedia tan sólo cuando se familiariza a los lectores con la vida cotidiana de Lidice antes de su destrucción. La barbarie no se aprecia cuando escribo que 173 hombres fueron fusilados, se apreciara solamente cuando escriba su edad, profesión y cuántos hijos tenían".

    Lidice, nombre del pueblo checo que se grabó para siempre en la historia como memento de la brutalidad nazi.


    http://2gmblog.blogspot.com/2009/05/lidice-o-cuando-la-venganza-supera.html

      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 3:27 pm