[Lituania] El golpe de estado militar de 1926 y los mártires comunistas lituanos

    Comparte

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    [Lituania] El golpe de estado militar de 1926 y los mártires comunistas lituanos

    Mensaje por NSV Liit el Miér Ago 17, 2011 4:14 pm

    Como ya sabéis los que hayáis leído las informaciones que hemos ido posteando sobre las Repúblicas Bálticas en el foro, hay una manipulación absoluta de la historia de estas repúblicas, encaminada a justificar (o más bien ocultar) los crímenes que se cometieron allí en los años 20-30 contra la población civil y contra los comunistas en particular y para "resaltar" lo supuestos crímenes soviéticos posteriores (que no fueron tales).

    Por ejemplo uno de los datos que no se suelen mencionar sobre estos países es el golpe de estado militar fascista de 1926 en Lituania, con la excusa de la bolchevización del país. El golpe fue dato por los militares y se apoyó en la Unión de Nacionalistas Lituanos, un partido pequeño, con apenas 3 escaños en el parlamento (de 85 totales) y 2000 miembros, dirigido por Smetona. Una de las primeras medidas del nuevo gobierno fascista fue ejecutar a cuatro dirigentes del partido comunista (27-dic-1926), Karolis Požėla, Rapolas Čarnas, Kazys Giedrys y Juozas Greifenbergeris. En los años posteriores siguieron dándose casos de ejecuciones, por ejemplo del general Konstantas Kleščinskis (era simpatizante de la Rusia Soviética y espía en favor de los soviéticos), o incluso en 1935, cuando tienen lugar fuertes disturbios campesinos, muchos campesinos o dirigentes campesinos de las revueltas fueron ejecutados, esta vez, el método usado fue el de ... cámaras de gas. Se calcula que hubo unos 3000 comunistas juzgados y más de 7 mil personas encarceladas o internadas en campos de concentración (hablamos de un país pequeño, con unos 2 millones de habitantes)

    El régimen dictatorial impuesto por Antanas Smetona, cayó en 1940, gracias a la URSS.

    Hay un artículo en la wikipedia sobre el tema, siendo de la wiki hay que cogerlo con pinzas, pero al menos es algo:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Golpe_de_Estado_de_Lituania_de_1926
    Spoiler:

    El golpe comenzó la noche del 17 de diciembre de 1926, el mismo día que el presidente Kazys Grinius celebraba su 60 aniversario en Kaunas, a la que acudieron numerosos funcionarios del Estado. Aún no habían sido aprobadas las reducciones de gastos militares y eclesiásticos. Durante la noche, las fuerzas militares ocuparon la central del ejército y las oficinas del gobierno, arrestando a los funcionarios. El coronel Kazys Škirpa, que había iniciado el programa de reforma militar,[12] trató de congregar a las tropas contra los golpistas, pero pronto fue reducido y detenido.[16] El Seimas se dispersó y el presidente Grinius fue puesto bajo arresto domiciliario. El coronel Povilas Plechavičius fue liberado de prisión (estaba cumpliendo una condena de 20 días por una pelea a puñetazos con otro oficial) y se declaró dictador de Lituania.[11] Más tarde en ese día, Plechavičius preguntó a Smetona si podía convertirse en el nuevo presidente y normalizar la situación. Los militares se esforzaron por crear la impresión de que el golpe había sido iniciativa solamente suya, que Smetona no había participado en absoluto y que se había unido sólo en respuesta de una invitación para actuar como "salvador de la nación".[11] El primer ministro Sleževičius renunció, y el presidente Grinius designó a Agustinas Voldemaras como el nuevo primer ministro.

    Smetona y Voldemaras, en representación de la Unión Nacional Lituana, invitaron a los Demócratas Cristianos a unirse a ellos en la formación de un nuevo gobierno que debía restablecer en cierto grado la legitimidad constitucional. El partido aceptó de mala gana; estaban preocupados por su prestigio. Mirando hacia un futuro próximo, los democristianos pensaron que podrían ganar fácilmente las próximas elecciones al Seimas, recuperar el poder por medios constitucionales y evitar la asociación directa con el golpe.[14] En consonancia con esta estrategia, permitieron a los miembros de la Unión Nacional asumir los puestos más destacados.

    Inicialmente, el presidente Grinius se negó a renunciar, pero finalmente fue convencido de que la invasión polaca era inminente y que Smetona había jurado defender la Constitución.[14] El 19 de diciembre, 42 delegados del Seimas se reunieron (sin los socialdemócratas ni la Unión Popular Campesina) y eligieron a Aleksandras Stulginskis como nuevo presidente del Seimas. Stulginskis fue el jefe oficial del Estado unas horas antes de que Smetona fuera elegido como presidente (38 diputados votaron a favor, 2 en contra y 2 se abstuvieron).[14] El Seimas también aprobó un voto de confianza para el nuevo gabinete formado por Voldemaras, olvidando las formalidades constitucionales.[12] La Unión Nacional Lituana facilitó otros papeles principales: Antanas Merkys asumió el cargo de ministro de Defensa e Ignas Musteikis el de ministro del Interior.[14]
    [editar] Consecuencias
    Archivo:Keturi Komunari at Grutas Park.jpg
    Escultura soviética de los cuatro ejecutados, en el Parque Grūtas.

    La razón oficial que dieron los militares por sus acciones fue la de prevenir un inminente golpe de Estado bolchevique, supuestamente previsto para el 20 de noviembre. Se declaró la ley marcial y alrededor de 350 comunistas fueron detenidos y 4 de sus líderes (Karolis Požėla, Juozas Greifenbergeris, Kazys Giedrys y Rapolas Čarnas) fueron ejecutados el 29 de diciembre.[11] Este fue un duro golpe para el Partido Comunista de Lituania, que permaneció inactivo un tiempo.[16] No se han encontrado pruebas concretas de que los comunistas planearan realmente un golpe.[11] El resto de partidos y organizaciones no fueron tratados brutalmente y, según los militares, no se produjeron víctimas asociadas con el golpe, aparte de las cuatro ejecuciones.[12] Otras fuentes, sin embargo, citan el caso del capitán Vincas Jonuška, quien supuestamente fue tiroteado por los guardias del Palacio Presidencial y murió un día después en un hospital.[19]

    El reconocimiento internacional del nuevo gobierno se mostró fácil de conseguir.[14] Las potencias occidentales no estaban contentas con el Tercer Seimas desde que este ratificó el pacto de no agresión con la Unión Soviética en septiembre, y buscaban un gobierno que cambiase las prioridades en política exterior de Lituania. Por consiguiente no sorprende que el Daily Telegraph británico, el Le Matin francés y el New York Times estadounidense escribieran que el golpe era esperado para restringir el paso a las relaciones amistosas con los soviéticos y normalizar las relaciones con Polonia; no se hizo hincapié en la naturaleza antidemocrática y anticonstitucional de este.[20] La prensa occidental informó de la noticia con calma, o apreciando como positivo el desarrollo de la lucha lituana contra el bolchevismo. La opinión diplomática internacional sostuvo que era necesario un líder autoritario y fuerte que diera estabilidad interna, e incluso que los primeros años de la República lituana no habían sido verdaderamente democráticos, ya que muchas de las libertades esenciales se redujeron con la ley marcial.[20]

    Los Demócratas Cristianos, creyendo que el golpe era sólo una medida temporal, exigieron que se celebrasen elecciones al Seimas, pero Smetona se negó. Predijo que su partido no sería popular y que no iba a ser reelegido presidente.[21] Mientras tanto, los nacionalistas discutían los cambios constitucionales que aumentarían los poderes del ejecutivo y limitarían los del Seimas.[12] En abril, un grupo de populistas trató de organizar un golpe de Estado "para defender la Constitución", pero los planes fueron descubiertos y los rebeldes detenidos. Entre los detenidos se encontraba un miembro del Seimas, Juozas Pajaujis. El 12 de abril de 1927, el Seimas protestó por estas detenciones mediante la entrega de una moción de censura contra el gobierno de Voldemaras.[22] Smetona, usando su derecho constitucional a hacerlo, disolvió el Seimas. La Constitución fue violada, sin embargo, cuando no se celebraron nuevas elecciones en los dos meses.[17] En abril, los periódicos de los Demócratas Cristianos, que habían hecho el llamamiento a nuevas elecciones, fueron censurados. El 2 de mayo, los democristianos se retiraron del gobierno, pensando que los nacionalistas no serían capaces de sostenerlo por sí solos.[22] Como resultado de ello, la Unión Nacional Lituana tomó la delantera en su disputa con un rival mucho más grande e influyente y asumió el control absoluto del Estado.

    El golpe de 1926 fue un importante acontecimiento en la Lituania de entreguerras; la dictadura se prolongaría por 14 años. En 1935, el gobierno de Smetona prohibió las actividades de todos los demás partidos políticos.[4] El golpe de Estado sigue siendo una cuestión difícil para los lituanos, ya que la Unión Soviética describió su posterior ocupación de Lituania como la liberación del fascismo. La Enciclopedia Británica, por su parte, describe el régimen como autoritario y nacionalista en lugar de fascista.[23] Los apologistas del golpe lo presentaron como un correctivo a una forma extrema del parlamentarismo, justificable a la luz de la inmadurez política de Lituania.[24]

    Sobre los comunistas asesinados por los fascistas lituanos:

    - Karolis Požėla - (1896-1926): Secretario General del Partido Comunista desde 1923.
    - Rapolas Čarnas - (1900-1926):
    - Kazys Giedrys - (1891-1926):
    - Juozas Greifenbergeris - (1898- 1926):Entre 1920-22 fue el Secretario General de las Juventudes Comunistas.

    (ahora no tengo más tiempo, pero ya iré completando la información sobre estos camaradas).

    En 1973 se levantó un monumento en recuerdo a estos cuatro camaradas, en la ciudad de Kaunas (construido por los escultores Bronius Vyšniauskas y Napoleonas Petrulis). Tras la caída del comunismo, se trasladó el monumento al Parque Grutas, con otros monumentos de la época soviética.


    Lo que más me jode de la propaganda anticomunista, es que algunos acaban creyéndose todas las chorradas sobre las purgas y los supuestos crímenes de los comunistas, las "invasiones" de Stalin y chorradas semejantes, y acaban olvidando a los miles de comunistas asesinados por toda la escoria anticomunista, fascistas, liberales y criminales semjantes...

    Fuentes: diversos artículos de la wiki en ruso, lituano y castellano.



      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 7:38 pm