Junio caliente en Corea del Sur

Pyongyang
Pyongyang
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 638
Reputación : 1084
Fecha de inscripción : 27/01/2010
Edad : 29

Junio caliente en Corea del Sur Empty Junio caliente en Corea del Sur

Mensaje por Pyongyang el Miér Ene 27, 2010 8:38 pm

Junio caliente en Corea del Sur
Juan Nogueira López

En Occidente, cuando unimos las palabras “derechos humanos” y “Corea”, automáticamente pensamos en la brutal situación que -según nos cuentan- viven los ciudadanos del norte. Pero, ¿y qué pasa al sur del paralelo 38?

En otros artículos he tratado de desmitificar algunas realidades de la RPD de Corea; en éste, quiero dirigir la mirada hacia Corea del Sur. Desde luego, este no es un estudio profundo ni sistemático de la realidad que se vive bajo el régimen neoliberal de Seúl. Para ello, necesitaría más documentación y la posibilidad de ver con mis propios ojos lo que allí ocurre. Por eso, el objetivo de este artículo es comentar algunas violaciones de los derechos humanos que han ocurrido durante el último mes, que sin duda son reflejo del tipo de régimen que existe en esa mitad de Corea.

Para hablar de Corea del Sur, no es necesario inventarse campos de concentración o tiranías dinásticas. En realidad, al hablar de Corea del Sur encontramos similitudes con Colombia, Israel o el Estado Español.


La lucha por la democracia en Corea del Sur

El mes de junio comenzó con la resaca de la movilización en Seúl del 30 de mayo, que fueron las enésimas protestas por la democracia que se celebran durante este último año. La convocatoria partió de numerosos sindicatos obreros y estudiantiles, así como asociaciones progresistas y por la democracia.

Cabe preguntarse por qué en un país “democrático” como Corea del Sur, uno de los movimientos más combativos es el de lucha por la democracia. Para responder a esta pregunta, debemos mirar atrás en la historia. Corea del Sur, entre 1945 y 2000, apenas vivió 5 años en los que no estuviese gobernada por el mismo partido político: el actual Gran Partido Nacional (GPN). En la mayor parte de las ocasiones, el GPN actuó como partido único bajo dictaduras militares fascistas. El GPN es el máximo defensor del sistema oligopólico surcoreano y de la presencia de las tropas norteamericanas en la península.

El movimiento por la democracia agrupa a organizaciones obreras, estudiantiles y progresistas y cobra fuerza a finales de los años 50. En el año 60, las revueltas pro-democracia consiguen derribar en Corea del Sur la dictadura de Sygman Rhee. Más adelante, en 1980, el movimiento estudiantil fue protagonista del levantamiento de Kwangju, que puso en jaque a la dictadura de Park.

Entre 1998 y 2008, se vivió en Corea del Sur una década de gobiernos social-demócratas. Esto supuso el fin de la confrontación abierta con el Norte y una etapa de realpolitik. En 2008, llegó al poder Lee Myung Bak, por el derechista GPN. En su programa se proponía de forma explícita una actitud mucho más beligerante contra Corea del Norte, además de varias propuestas conflictivas: por un lado, un macro-proyecto de unión de todos los ríos de Corea del Sur a través de canales, para asegurar el paso de buques comerciales a través de los mismos; y por otro lado, la derogación del acuerdo entre Seúl y Washington -firmado por su antecesor- por el que Corea del Sur recuperaba el control de su ejército en tiempos de paz, cuyo Estado Mayor Central hoy está en Estados Unidos.

Lee Myung Bak no es sólo el líder del GPN; es también el antiguo alcalde de Seúl. Como alcalde encargó macroproyectos de obra pública, que sirvieron para trasladar fondos públicos a empresas privadas. Él mismo es un gran empresario, cuya fortuna -según diversas fuentes- tiene orígenes grises. Hasta en dos ocasiones perdió su puesto de alcalde, destituido por el poder judicial.

Todo esto sirve para contextualizar cómo surgen las protestas del 30 de mayo. Esta movilización terminó con más de 70 personas heridas y detenidas, debido a la actuación de los cuerpos de policía. Varias avenidas y plazas de la capital fueron acordonadas para evitar que los manifestantes pudiesen acceder a ella.

4 días después, el 3 de junio, la lucha por la democracia tuvo continuidad con una rueda de prensa convocada por tres sindicatos de la administración. El sindicato de trabajadores gubernamentales, la Unión de Trabajadores de la Administración por la Democracia y el Sindicato de Trabajadores de Juzgados anunciaron su fusión en una sola fuerza, como primer paso para la unidad sindical. Entre los objetivos del nuevo sindicato están la lucha contra la corrupción y las arbitrariedades y por la democratización general de la sociedad.

Al día siguiente, hubo una concentración convocada por la Red de Organizaciones Cívicas por la Democracia, en la que se denunció que el gobierno Lee Myung Bak ya llevaba 200 manifestaciones y actos ilegalizados. Para ello, el gobierno surcoreano se ha apoyado en la Ley de Manifestaciones y Reunión.

El 6 de junio, se conoció una mala noticia: un histórico dirigente del movimiento por la democracia y la reunificación -Kang Hui Nam- se suicidó en Corea del Sur. No es el primer suicidio de una personalidad política este año; unos meses atrás, el ex-presidente socialdemócrata murió en circunstancias sospechosas. Kang dejó una nota en la que animaba al pueblo coreano a seguir luchando contra Lee Myung Bak y contra el sistema neo-colonial.

El 8 de junio se ilegalizó la tradicional manifestación de conmemoración de la “Sublevación de Junio”, bajo la excusa de que coincidía con una convocatoria de una organización de derechas. 13'000 policías tomaron las calles de Seúl para impedir la realización de la convocatoria. La convocatoria se pospuso para el día 10, fecha que finalmente aceptaron las autoridades.

La manifestación del día 10, contó con más de 300'000 personas en las calles de Seúl, convocados por prácticamente todos los movimientos sociales y sectores. Otras ciudades también vivieron protestas similares, aunque menos numerosas. Esta manifestación no sólo sirvió para conmemorar el aniversario de la sublevación, sino que en ella también se acusó a Lee Myung Bak de ser el continuador de la anterior dictadura fascista. Los manifestantes adoptaron un programa de cuatro puntos, sobre el que se plantean futuras movilizaciones.

El 13, la Red de Organizaciones Cívicas por la Democracia convocó una manifestación nocturna con antorchas, un acto tradicional del pueblo coreano en su lucha anti-imperialista y que, desde la llegada de Lee Myung Bak al poder, se ha recuperado como forma de lucha.

El 15 de junio, aniversario del histórico encuentro entre los líderes de Corea del Norte y del Sur en el año 2000, 273 personalidades surcoreanas firmaron una carta por la democracia. La carta hace hincapié en aspectos políticos y económicos. En cuanto a la parte política, se menciona especialmente la Ley de Seguridad Nacional (LSN)*, que desde 1948 prohíbe el contacto de cualquier tipo entre surcoreanos y el norte, sin permiso previo del gobierno. La ley también ilegaliza a las organizaciones comunistas y “anti-gubernamentales” y sirve de base para la represión en todos los ámbitos. En ciertos aspectos, es la versión surcoreana de la “Ley de Partidos” española.

La carta también caracteriza el gobierno de Lee Myung Bak como oligárquico, por la política de privatizaciones que persigue y la especulación. Un día después, 2'300 médicos firmaron una carta análoga denunciando la privatización de la sanidad. Organizaciones religiosas y feministas también han dado su apoyo a las demandas recogidas en la carta.

Por si fuera poco, el 18 de junio, 450 organizaciones cívicas, englobadas en torno a la Federación Verde y la Confederación de Sindicatos, publicaron un texto de denuncia de la destrucción del ecosistema, especialmente en cuatro de los principales ríos de Corea del Sur. Esta denuncia iba especialmente dirigida contra el macro-proyecto de Lee Myung Bak para unir ríos a través de canales. El día 27, este movimiento de denuncia cristalizó en una manifestación en Seúl.

El movimiento estudiantil

He decidido hacer una mención aparte de la lucha estudiantil en Corea del Sur, ya que ha sido -históricamente- una de las más activas en este país.

En junio fue detenido Ri Hui Chol, líder de Federación de Asambleas Universitarias de Corea del Sur. Ri, a pesar de su juventud, lleva años sufriendo el acoso policial, por ser el líder del sindicato estudiantil Hanchongryon, ilegalizado en 1997 por su orientación revolucionaria, sus supuestas relaciones con Pyongyang y “beneficiar al enemigo”. Ri es para Seúl uno de los principales enemigos debido a la fuerza del movimiento estudiantil, hegemonizado por una fuerza clandestina.

Ri no es más que otro joven encarcelado por sus actividades políticas. Otros muchos jóvenes viven en Corea del Sur bajo rejas. Uno de ellos es Yun Ki Jin, líder de la Alianza Juvenil por la Reunificación, a quien se tiene aislado en prisión sin correspondencia.

También un antiguo líder estudiantil, del sindicato Sochongryon, fue detenido durante el mes de junio. Este, junto al sindicato estudiantil Hanchongryon, no sólo sufren la ilegalización, sino todo tipo de represión: desde la infiltración de la policía secreta y multas, hasta el encarcelamiento todos los años de cientos de sus militantes (por ejemplo, durante el año anterior a su ilegalización, 3'000 militantes de Hanchongryon fueron detenidos y 151 encarcelados). Antes de su ilegalización en 1997, las asambleas estudiantiles de 116 universidades estaban controladas por este sindicato. En la actualidad, no se puede medir de forma exacta la fuerza de Hanchongryon, pero el nivel de combatividad del movimiento estudiantil no ha decrecido.

La persecución política no sólo tiene al movimiento estudiantil como objetivo. Sobre todo el movimiento político de la izquierda transformadora pesa la acusación de ser la quinta columna de la estrategia subversiva de Pyongyang. Durante las manifestaciones de hace más de un año contra la importación de carne de vacuno norteamericana, la policía detuvo a numerosos organizadores y manifestantes y Lee Myung Bak acusó de que tras las marchas había “fuerzas en la sombra”. “Fuerzas en la sombra” es el eufemismo que utilizaron todas las dictaduras fascistas en Corea del Sur cuando aplicaban la Ley de Seguridad Nacional. Cualquiera puede ser considerado subversivo; la represión durante las manifestaciones del año pasado se dirigió incluso contra organizaciones de veterinarios que desaconsejaban la importación de la carne norteamericana por motivos de salud.

El hecho más grave se vivió el día 24, cuando fueron arrestados tres miembros de la dirección de Pomminryon, una organización a favor de la reunificación del país. Ri Kyu Jae, Lee Keung Won y Choe Un A están acusados de violar la Ley de Seguridad Nacional, bajo el delito de “infiltración”.

De esta forma, las autoridades justifican la represión en Corea del Sur por la supuesta implicación de Corea del Norte. Como en los tiempos más oscuros, Pyongyang es acusado de controlar sindicatos, organizaciones estudiantiles y de la juventud, movimientos culturales y artísticos, el anti-imperialismo,...

Es cierto que Corea del Norte practica una legítima solidaridad con sus compatriotas del Sur. Pero la lucha en Corea del Sur es genuina, no importada. A pesar de que muchos líderes del movimiento organizado en Corea del Sur -especialmente, del clandestino- han visitado en secreto Pyongyang, 60 años de división han resultados en realidades socio-políticas y de conciencia muy diferentes. El socialismo por el que luchan muchos surcoreanos no podrá ser una copia mimética del que existe en Corea del Norte, sino que tendrá que desarrollar formas y respuestas originales que aparecerán en el proceso de lucha. En esta lucha, los surcoreanos tendrán sus propios sujetos revolucionarios, contarán -y cuentan- con Pyongyang, pero desde la solidaridad y no desde la ingerencia; aunque el punto de llegada sea uno sólo: una Corea unificada y socialista.

Volviendo al movimiento estudiantil, podemos citar también la fuerza de la lucha de profesores. En junio, un ejemplo lo vimos el día 7, cuando representantes de organizaciones de profesores de 12 universidades anunciaron movilizaciones por los derechos básicos (mencionan libertad de expresión, pensamiento, reunión y palabra), la reducción de la brecha entre ricos y pobres y mejoras sociales y económicas. Otras 20 universidades podrían unirse a las protestas.

Días después, ocho organizaciones de estudiantes de 23 universidades se unieron a la convocatoria e hicieron un llamamiento a realizar acciones unitarias. Además, 16100 profesores y 160 post-graduados han firmado otra carta de protesta.

El día 19, un grupo de profesores de Derecho denunciaron los ataques a la libre expresión bajo el gobierno Lee Myung Bak, citando como hecho más grave la persecución de personas que publican artículos en Internet.


La lucha obrera

Durante el mes de junio se han dado movilizaciones contra la precariedad en la Ssangyong Motors, una huelga general en el transporte -convocado por la Red de Solidaridad Obrera de la automoción y -finalmente- una marcha convocada por la Confederación Coreana de Sindicatos, el día 13.

Un denominador común de todas las luchas es la oposición el pack de reformas neoliberales introducidas por el gobierno Lee Myung Bak.


La lucha por la revisión de los juicios de la dictadura

El día 16 de junio, la Asociación por una Sociedad Democrática abrió un procedimiento en la Corte Distrital de Seúl para que se revisen los antiguos juicios de la dictadura. Muchas personas siguen constando a día de hoy como criminales por delitos como “difundir rumores” o “participar en manifestaciones ilegales”. La mayoría de casos que se han reabierto tienen que ver con luchadores contra la llamada “Constitución de Yushin”. Víctimas y miembros de familias huérfanas han participado en esta iniciativa.

Corea del Sur no ha arreglado cuentas con su pasado y la razón es que muchas de las heridas siguen abiertas en el contexto político actual. Aún el año pasado comenzaron a abrirse las fosas comunes de las matanzas cometidas por el ejército norteamericano y el gobierno de Corea del Sur antes del comienzo de la Guerra de Corea. Se calcula que puede haber hasta 100'000 restos mortales bajo tierra, procedentes sólo de este periodo.

No es esta la única lucha de este tipo que se ha dado durante el mes de junio. El día 20 hubo una protesta por la masacre de Ryongsan en Seúl.


Los ejercicios militares y la visita a la metrópolis

En junio también continuó la escalada de provocaciones militares entre sur y norte. Normalmente, en la prensa occidental se citan las pruebas de fuerza de Corea del Norte, pero siempre olvidan decir que Corea del Sur es uno de los países más militarizados del mundo y donde históricamente el ejército ha ejercido mayor influencia sobre la vida política.

En el caso de Corea del Norte, la existencia de un ejército sobredimensionado se justifica en que están solos ante la amenaza del imperialismo. Sin embargo, Corea del Sur tiene el apoyo político y militar de la mayor potencia del mundo: los Estados Unidos. ¿Realmente necesita Corea del Sur 700'000 soldados para defenderse?

Si esa pregunta se tuviese que responder en junio, la respuesta es muy clara.

El 4 de junio, la organización Solidaridad para el Progreso dio una rueda de prensa en Seúl, en la que denunció las exhibiciones públicas de simulacros de batallas aéreas en el Mar Occidental, con la presencia de varios F-15 -aviones que sólo poseen unos pocos países en el mundo. La organización también denunció que Lee Myung Bak adujese “la posibilidad de un conflicto armado” como razón principal para hacer el ensayo.

El 8 de junio, Estados Unidos abrió sus bases aéreas al público, mostrando cerca de 100 aviones de combate, entre ellos el cazabombardero F-16, el avión de ataque A-10 y el avión espía U-2. La fuerza aérea norteamericana en Corea del Sur tiene la capacidad de lanzar un ataque aéreo nuclear contra Corea del Norte. Todos los años, Estados Unidos y Corea del Sur hacen dos ensayos militares (Key Resolve y Foal Eagle) en los que simulan acciones militares contra Corea del Norte, incluyendo el bombardeo nuclear.

El 9 y 10 de junio, la primera división del ejército surcoreano llevó a cabo ejercicios militares en la provincia de Kyonggi, con la participación de civiles, policía y las autoridades locales. El objetivo era “comprobar la preparación de las defensas combinadas para hacer frente a posibles intrusiones”.

El 18 de junio, Corea del Sur llevó a cabo ejercicios militares en la provincia de Kyonggi, con la participación de muchas piezas de artillería de gran calibre, como el MLRS y el K-9. Un día después, continuaron los ejercicios.

El 24 y 25 de junio, aniversario de la Guerra de Corea, el Primer Ejército Surcoreano realizó un ensayo general de ataque, bajo el supuesto de una nueva guerra en la Península.

Pocos días después, se dio a conocer los ensayos del ejército surcoreano para la guerra en Internet –es decir, la intrusión en los sistemas informáticos del enemigo. Para ello, Corea del Sur se apoya en un tratado firmado en 2006 con el ejército norteamericano.

Y un largo etcétera. La voluntad de Corea del Sur de mostrar su músculo militar está más que acreditada, pero por si quedaba alguna duda, junio nos mostró quién es el blanco de esta exhibición de fuerza y hacia dónde se dirige el país.

El 15 de junio es una fecha simbólica en Corea: en 2000, fue el día en que los dirigentes de las dos Coreas se reunieron para iniciar una colaboración que acercase la reunificación. Hasta la llegada de Lee Myung Bak, todos los 15 de junios eran celebrados como el día de la futura reunificación. Sin embargo, el gobernante del GPN ha sido un auténtico tsunami para las aspiraciones de una reunificación pacífica.

¿Y que se hace ahora en Corea el día 15? Algunas personas se manifiestan y piden el retorno a las conversaciones de reunificación. De hecho, el día 17, dos líderes del Comité de la ciudad de Pusan para la aplicación de los acuerdos del 15 de junio, fueron imputados por violar la Ley de Seguridad Nacional. Ri Jong I y Kim Yong Jin fueron interrogados en la sede del servicio de inteligencia por leer públicamente, durante la celebración del 15 de junio, la resolución norcoreana en torno a esta fecha.

Mientras tanto, Lee Myung Bak, en cambio, decidió este año dedicar el día 15 de junio a un largo vuelo con destino Washington.

Por increíble que parezca, Lee Myung Bak inició su enésima visita a la metrópolis el día en que los coreanos sueñan con la reunificación. Lee selló varios acuerdos en la capital norteamericana, acordando la incorporación de Corea del Sur a las inspecciones contra barcos norcoreanos y aceptando mayores ejercicios militares durante el próximo año. Tras la visita, Lee Myung Bak reunió en el Palacio Presidencial a los representantes de los dos mayores partidos del país para narrarles sus “logros” en primera persona.

El día 25, aniversario de la Guerra de Corea, Lee Myung Bak organizó un acto en Seúl en el que participaron veteranos extranjeros de las tropas de intervención de Estados Unidos en Corea. Es decir, los responsables de la partición del país, marchando con honores por la capital histórica de Corea. Lee Myung Bak prometió que el año que viene, cuando se cumple el 60 aniversario de la Guerra, el acto será mucho mayor.


Finalizando...

Suele decirse que la mejor defensa es un buen ataque. Por eso, en vez de estar siempre a la defensiva al hablar de Corea, los revolucionarios también debemos saber situar la realidad del régimen al sur del paralelo 38, que muchas veces nos presentan como modélica.

Insisto en que este no es más que un pequeño artículo en el que sitúo algunos “síntomas” de graves carencias en cuanto a derechos humanos que han salido a la luz en el mes de junio. De hecho, realmente es sintomático que sólo hablando de un mes concreto, podamos mencionar -entre otras- ilegalizaciones, detenidos, movilizaciones de varios sectores, ejercicios militares, sometimiento a Washington y la pervivencia en el presente del pasado fascista.

Constantemente, la realidad de Corea del Sur se encarga de desmentir a la propaganda: Corea del Sur es un régimen creado como tapón anti-comunista en Asia y aún no ha podido superar este estigma, a pesar del fin de la Guerra Fría en el resto del mundo. Desde el mismo momento de su creación, Corea del Sur fue una ficción sin legitimidad histórica y sin más razón de ser que los propios intereses norteamericanos en la región. Los 60 años posteriores del régimen han sido una constante lucha por la supervivencia -a sangre y fuego- y por el reconocimiento interno y externo.

Si bien podemos reconocer los éxitos conseguidos por Corea del Sur en aspectos económicos -con dos matices: 1) cómo los consiguió 2) cómo se distribuye esa riqueza-, no podemos ponerla como ejemplo de nada más. Especialmente, Seúl no es ejemplo de derechos humanos para ningún revolucionario. Unas cuantas millas más al norte, la RPD de Corea, cercada por el imperialismo y bloqueada económicamente, es un ejemplo de resistencia, dignidad nacional y voluntad de construir el socialismo, aún en las difíciles condiciones históricas actuales. No hay muchos países que puedan presumir de lo mismo. Sólo por el intento, merecen –como mínimo- el beneficio de la duda.


* Varias asociaciones coreanas recogen firmas contra la Ley de Seguridad Nacional. Para firmar: http://www.petitiononline.com/antinsl/petition-sign.html
thisisparto
thisisparto
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 842
Reputación : 862
Fecha de inscripción : 03/03/2011
Localización : Bilbo, Euskadi

Junio caliente en Corea del Sur Empty Re: Junio caliente en Corea del Sur

Mensaje por thisisparto el Mar Jul 17, 2012 8:45 pm

Camarada, ¿de dónde está sacado este artículo? Gracias
Zaitzev
Zaitzev
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6172
Reputación : 6168
Fecha de inscripción : 16/11/2010
Edad : 29
Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

Junio caliente en Corea del Sur Empty Re: Junio caliente en Corea del Sur

Mensaje por Zaitzev el Mar Jul 17, 2012 9:39 pm

Impresionante articulo sobre los crimenes de las administraciones sudcoreanas, camarada. (^-^)
Mario.M-L
Mario.M-L
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1028
Reputación : 1127
Fecha de inscripción : 17/07/2011
Edad : 23

Junio caliente en Corea del Sur Empty Re: Junio caliente en Corea del Sur

Mensaje por Mario.M-L el Mar Jul 17, 2012 10:45 pm

thisisparto escribió:Camarada, ¿de dónde está sacado este artículo? Gracias

De su pluma ...
thisisparto
thisisparto
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 842
Reputación : 862
Fecha de inscripción : 03/03/2011
Localización : Bilbo, Euskadi

Junio caliente en Corea del Sur Empty Re: Junio caliente en Corea del Sur

Mensaje por thisisparto el Mar Jul 17, 2012 11:55 pm

Ah, el usuario Pyongyang es Juan Nogueira?
zastalina
zastalina
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 82
Reputación : 94
Fecha de inscripción : 28/02/2010
Edad : 29
Localización : Stalingrado

Junio caliente en Corea del Sur Empty Re: Junio caliente en Corea del Sur

Mensaje por zastalina el Mar Jul 17, 2012 11:58 pm

Ah, el usuario Pyongyang es Juan Nogueira?
CHAN,CHAN,CHAAAAAAAAAAAAAAAAN
Zaitzev
Zaitzev
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6172
Reputación : 6168
Fecha de inscripción : 16/11/2010
Edad : 29
Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

Junio caliente en Corea del Sur Empty Re: Junio caliente en Corea del Sur

Mensaje por Zaitzev el Miér Jul 18, 2012 12:13 am

zastalina escribió:
Ah, el usuario Pyongyang es Juan Nogueira?
CHAN,CHAN,CHAAAAAAAAAAAAAAAAN
xD

Contenido patrocinado

Junio caliente en Corea del Sur Empty Re: Junio caliente en Corea del Sur

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Mar Jun 25, 2019 11:46 pm