MOVILIZACIONES ESTUDIANTILES

Comparte
avatar
Juan Rafael
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 59
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 22/12/2010

MOVILIZACIONES ESTUDIANTILES

Mensaje por Juan Rafael el Jue Ago 04, 2011 4:54 am

Las demandas de los estudiantes
Las demandas de los estudiantes, se puede resumir en defensa, recuperación y fortalecimiento de la educación pública en su acceso, calidad, democratización y contenido.
Sin embargo la dinámica del movimiento estudiantil tiende a caer en la superficialidad de la demanda, donde el FIN AL LUCRO se ha convertido en el “caballito de batalla”, dejando en el olvido temas tan importantes como la calidad, acceso, equidad, etc. Si bien no es un problema menor que se debe corregir de inmediato, erradicándolo de las instituciones de educación superior, no es el problema de fondo y su solución no corregirá por si sola las demás problemáticas de la educación.
Por otro lado, demandas que van quedando en segundo plano como educación de calidad, desmunicipalización de los colegios —pasando a manos del MINEDUC—, fin a la prueba de selección universitaria (PSU), si bien van dando forma a una unificación entre los estudiantes en general, permitiendo una articulación de mayor fuerza, no resuelve el problema de fondo. Un nuevo sistema de ingreso a la educación superior por uno más equitativo, tampoco resuelve la inequidad de la educación, constituyendo uno de los pilares fundamentales del modelo, ni menos si los colegios pasaran de ser administrados por el Estado Capitalista por otro modelo económico y político, aunque eso si eventualmente pueden ir acortando las brechas en la desigualdad de la calidad y acceso al actual modelo “neo liberal”.
Otras de las demandas importantes de los estudiantes hoy en día, es que se aumenten progresivamente los recursos monetarios por parte del Estado en términos porcentuales a las universidades del Estado, debido que en la actualidad se les entregan recursos insuficientes para desarrollar la docencia y la educación. Lo que se ha traducido en que cerca del 45% del financiamiento de las Universidades se realiza por medio de los aranceles que tienen que pagar los estudiantes y que obliga a encarecer la educación superior. Además el resto del financiamiento deben buscarlo en instituciones privadas u otras formas.
Sin embargo, con un eventual aumento de los recursos, solo sería en beneficio de un sector socioeconómico medio-alto, los cuales son los que tienen los recursos para poder acceder a educación de mejor calidad en la etapa pre-kinder, kinder, básica y de la enseñanza media. Aunque es necesario destacar, que son estas las Universidades las únicas –salvo unas pocas privadas tradicionales, como Universidades Católicas, la de Concepción, la Federico Santa María, entre otras- que verdaderamente tiene una visión de sociedad y de desarrollo país.
La solución que proponen los estudiantes
Mucho se ha cuestionado, en primera instancia, que las demandas de los estudiantes carecen de realidad objetiva debido que el actual Estado Capitalista no tiene los recursos suficientes para poder financiar a la educación. Pero sus posturas caen por su propio peso y así se evidenció en el Gran Acuerdo Nacional por la Educación (GANE).
Pues bien, como actores conscientes y propositivos, en paralelo a las demandas estudiantiles, se levantaron otras demandas de carácter político, muy cuestionada por la coalición que se encuentra en el Poder Ejecutivo –la Alianza por Chile-, con el fin de poder dar solución a las demandas, es por ello, que se demanda una renacionalización del cobre y de los demás recursos naturales explotados por capitales extranjeros, aplicación de un aumento en los impuestos a las empresas no solo de los sectores antes mencionados, sino que también, a otras empresas nacionales y extranjeras de otros sectores productivos. Es decir, se plantea una reforma tributaria.
No solo se plantea la solución económica, sino que además, se plantea la solución política, exigiendo la generación de una legislación para plebiscito, y aun más, realizar un cambio de Constitución Política a través de una Asamblea Constituyente. Entendiéndose, por un lado, que el modelo educacional se sustenta en la Constitución y su Ideología; y por otro lado, que es necesario un cambio de constitución para poder facilitar los cambios más radicales en educación y en otros servicios básicos.
La respuesta del gobierno
Ante esta situación, el gobierno actual da como respuesta oficial a los estudiantes su Gran Acuerdo Nacional por la Educación –GANE-, aunque paradójico, no tiene nada de acuerdo nacional.
En el GANE se plantea el reconocimiento del lucro en la educación superior, mas bien en las Universidades, ya que en los Centros de Formación Técnica —CFT— y en los Institutos Profesionales —IP— se permite y garantiza el lucro; el endeudamiento de las familias al acceder a la educación superior. Si bien desde 1980 la matricula en la educación superior ha aumentado, pero en instituciones privadas, donde el endeudamiento, el lucro, la inequidad en el acceso y calidad –existiendo universidades para ricos y otras para pobres- son salvajes. En algo se concuerda, se avanza en acceso y cobertura, pero a costa de la calidad, equidad y financiamiento.
Las propuestas se dividen en 4 ejes:
1. Fondo por la Educación (FE): se dispondrá de un fondo de US$4.000 millones, que complementarán los recursos fiscales ya existentes. Si bien especifica de donde se obtendrán, no específica como serán utilizados en su totalidad, ni mucho menos plantea una reforma tributaria como demandan los estudiantes.

2. Acceso y calidad: Se destinarán recursos a través de becas al 40% de los estudiantes más pobres que vayan a los CFT y/o los IP, cabe destacar que son instituciones que lucran sin ninguna restricción, es decir, se financiará a instituciones privadas que lucran con recursos de todos los chilenos. Además del aumento de becas ya existentes, sin mencionar a las instituciones a las que se matriculen los estudiantes. Por otro lado, para resolver los problemas de equidad en la calidad, dan como solución la creación de becas para financiar a cierto porcentaje, ¿y el resto?

Se reducirá el interés del Crédito con Aval de Estado (CAE) a un 4% y se ampliara a otras instituciones financieras a que financien a los estudiantes. Y por último, se agregara un sistema por ranking para la admisión agregándola a la PSU, perpetuando y profundizando los problemas de calidad y su equidad en la educación escolar.

3. Fiscalización: se perfeccionará el sistema de acreditación de las instituciones de educación superior, si bien suena bien, la institución que la realiza no ésta exenta de interés privado. Se crearán la Superintendencia de Educación Superior y la Subsecretaría de Educación Superior, la primera como herramienta tan solo hace establecer a la educación con un bien transable, es decir, permite la existencia de un mercado de la educación fiscalizándolo, y la segunda, orientada la generación de políticas educacionales, claro, bajo marcos constitucionales, en otras palabras, políticas neoliberales.
Y por último, establecer un nuevo trato con las Universidades Estatales, desburocratizarlas, permitir su endeudamiento, la generación de un “co-gobierno” ambiguo y un fondo de revitalización que provendrá del FE, dejando de manifiesto la nula intención de aumentar los aportes basales.
4. Nueva Institucionalidad para el sistema Universitario: es aquí donde se desenmascara el gobierno de derecha (si bien, desde el 11 de septiembre de 1973 hasta la actualidad estamos gobernados por los mismos de siempre, es decir la derecha, a veces disfrazada de “izquierda”, otras veces abiertamente) y sus políticas neoliberales. Se esclarece y se distingue en 3 tipos de universidades, las Universidades Estatales, las tradicionales no Estatales y las Privadas no tradicionales, estas últimas se distinguen entre las SIN fines de lucro y las CON fines de lucro, y la manera de diferenciarlas será a través del tipo de financiamiento que realizará el Estado a estas.
Ante esto, la clara respuesta de los estudiantes es un rotundo NO, en vez de solucionar los problemas de la educación, los ahonda aun más, beneficiando a los privados que ven como una empresa a la Universidad. Estas son las consecuencias del modelo neoliberal y del sistema Capitalista. Pero hay que tener cuidado, porque ya cierto actor se sentó a negociar con el gobierno, el Consejo de Rectores de las Universidades de Chile (CRUCH), los cuales representa los intereses de un pequeño sector y no son precisamente los estudiantes y las mayorías, sino a aquel sector progresista, la concertación. Si bien el CRUCH se levanta contra el lucro estipulado en el GANE, es tan solo una tapadera ante su verdaderas intenciones, que es obtener recursos para sus universidades (pero no en los aportes basales, lo cual es contradictorio) y la desburocratización, los cuales, claramente no representa los intereses de los estudiantes y su norte, educación gratuita, laica, de calidad equitativa y Estatal.
Nuestra visión y postura
Como Comité de Unidad Revolucionaria (CUR), estamos convencidos en el poder que pueden desarrollar las masas explotadas, desposeídas, oprimidas y dominadas de la sociedad y de la lucha político social que pueden desarrollar, con una convicción revolucionaria y transformadora de la realidad, cuyo norte sea el comunismo.
Como organización que lucha y trabaja por la creación de una nueva sociedad, apoyamos y trabajamos en pos de desarrollar y luchar las demandas estudiantiles, ya sean en las más superficiales y como las de más de fondo, porque entendemos que toda lucha contra el mercado se puede constituir en una lucha contra el sistema y su transformación.
Si bien apoyamos y nos unimos a las demandas estudiantiles, entendemos que no son la solución real a los problemas de la educación.
• Porque la educación no es un bien transable en el mercado, ya que no se constituye como una mercancía, sino que es un derecho y una necesidad básica, y generar una educación que se orienta al mercado es un golpe contra el pueblo. Pero con el fin al lucro no se solucionan los problemas de fondo.
• Un rechazo al sistema de admisión no corrige la desigualdad que proviene desde la educación pre-básica.
• O que la educación pase a manos del Estado tampoco es la solución final.
Debido a que el problema real, el de fondo, en la educación es un problema de clases. Ya que el actual modelo educacional, es una reproducción de las condiciones materiales de los sujetos, donde ingresan a establecimientos de educación escolar donde son adiestrados para cumplir un determinado rol en la sociedad una vez listos para ingresar al mercado laboral, es decir, un hijo de obrero está determinado a que sea enseñado como trabajador: que sea disciplinado, obediente, buen trabajador y que no piense en cambiar revolucionariamente sus condiciones de existencia. Por otro lado, un hijo de un empresario, de un gran burgués, está determinado a que pueda mandar, a conducir a un grupo de gente, a gobernar, entre otras características que son apreciables en cualquier empresario.
El problema de fondo es un problema de clase, debido a que en el modelo educacional se sustenta en la ideología de la clase dominante, donde específicamente en las universidades se reproduce dicha ideología y su visión de sociedad, cuya visión es hacia el mercado, su desarrollo y mantenimiento, nunca hacia la sociedad y su transformación pensada en forma crítica. Es por eso, que una educación gratuita y Estatal no resolverá los problemas de fondo, la reproducción de las condiciones materiales —reproducción de la desigualdad— y la reproducción de la ideología dominante —la ideología que sustenta el capitalismo—. Por ende, una lucha consecuente a las demandas de los estudiantes y de cualquier demanda social, es una lucha por la revolución, por la construcción de socialismo-comunismo, es en esta lucha en donde realmente se podrá dar real solución a los problemas planteados.
Es por ello, que la primera etapa ante la actual situación, es politizar completamente el movimiento estudiantil, una tarea que los estudiantes deben asumir, respondiendo a una visión que busque y trabaje por transformar la sociedad. Pero no nos debemos engañar, la lucha actual no se lograra los objetivo hoy ni en el corto plazo, sino que es una lucha larga difícil, donde genere una plataforma de unificación transversal de estudiantes, profesores, trabajadores y todos los sectores oprimidos de la sociedad.
Para eso es indispensable que se genere un COMANDO SOCIAL, que mantenga la lucha, aun en los momentos de repliegue, un comando que no solo trabaje por una nueva educación, sino que trabaje por la transformación revolucionaria de la sociedad. Que permita la creación de Poder Popular, porque es la única manera de que toda lucha popular tenga un real norte con sentido y conciencia de clase, así permitiendo que las demandas tengan un real sentido, porque si bien la lucha por la asamblea constituyente es necesaria como una herramienta, se necesita que toda energía y trabajo lo canalice el mismo movimiento popular y no aquellos sectores que luchan para mantener las actuales condiciones de poder y dominación, estos sectores son la concertación y toda aquel partido o agrupación de “izquierda” que no se plantee la solución revolucionaria.
Una real salida del movimiento estudiantil para su repliegue, no es la lucha por plebiscito, ni por asamblea constituyente, ni las demandas más profundas, sino que una victoria a la actual coyuntura, es la creación de un COMANDO SOCIAL, que encauce todo el poder hacia una transformación revolucionaria de la sociedad, a través de la creación de PODER POPULAR.

    Fecha y hora actual: Dom Nov 19, 2017 4:56 pm