Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Comparte

Team21
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 575
Reputación : 632
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por Team21 el Lun Jun 27, 2011 1:39 am

Bien camaradas, he estado leyendo un poco a Lenin y menciona (despectivamente) al Kautskismo y al Socialismo - Chovinista, Me podriais explicar un poco que son estas ``variantes´´ del marxismo?
avatar
Ryden
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 282
Reputación : 301
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 25
Localización : Gijon

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por Ryden el Lun Jun 27, 2011 4:08 am

Yo diría que has leído El Estado y la revolución, y así por encima te diría que con Kautskismo se refiere al oportunista de Kautsky al tergiversar las ideas marxistas en una línea "reformista" y sin revolución, si lees por internet lo verás como uno de los importantes teóricos del marxismo pero no es mas que un oportunista de las ideas marxistas que las llevó a su terreno para su propio beneficio.
Frases de Engels las "retocó" tanto que dio a entender al resto que mediante la democracia se debería llegar al poder, y que la máquina del Estado debía ser controlado por el proletariado, y no destruido como abogaba Marx y Engels, es decir, un oportunista.

y en cuanto a chovinista hace referencia casi a lo mismo, son oportunistas igual que el anterior solo que es un término usado para "calificar" a este tipo de gente.

Bueno mas o menos por encima está explicado, si quieres mas detalle termina el libro y entenderás bien los términos.

Team21
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 575
Reputación : 632
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por Team21 el Lun Jun 27, 2011 12:22 pm

Es que yo mientras leo el libro, los términos que no entiendo los busco en el diccionario o en Internet, y como en nigún sitio aparecía Social Chovinismo auque chovinista si,y el kautkismo aparecía como buena teoría (a pesar de que Lenin la criticaba), decidí postearlo aquí.
Y si, estoy leyendo el Estado y la Revolución Very Happy
avatar
Ryden
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 282
Reputación : 301
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 25
Localización : Gijon

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por Ryden el Lun Jun 27, 2011 3:41 pm

Bueno pues termina de leerlo que es un libro muy interesante, con el tiempo y los capítulos que dedica al oportunismo ya te darás cuenta de la referencia que hace en esos términos.

Wink
avatar
Galizanazón
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 19
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 30/10/2013
Localización : Galiza

El Kautskismo

Mensaje por Galizanazón el Mar Nov 19, 2013 9:53 pm

Aquí os dejo una visión general de la idea de Kautsky (1854-1938):

El partido más importante de la Segunda Internacional era el Partido Social Demócrata Alemán, el SPD. Este partido fue fundado en 1875 en el Congreso de Gotha, donde se unieron los partidarios de Marx en Alemania con los partidarios de Lassalle. El partido pasó por una época de semi-legalidad (leyes antisocialistas de Bismarck), pero creció y se desarrolló, adquiriendo una posición importante dentro del Estado alemán alrededor del 1900. Durante este período el capitalismo alemán avanzaba continuamente, y al joven movimiento obrero le era fácil lograr concesiones y mejoras en sus condiciones de trabajo y de vida. Por supuesto que hubo que luchar para obtenerlas, ya que el capitalismo nunca entrega nada sin una lucha. Pero no hizo falta un enfrentamiento total, ni enfrentamientos de clase mortales. (De hecho, el nivel de huelgas en Alemania era muy bajo). En general fue una época de relativa paz social, y la clase obrera alemana la aprovechó para construir el partido socialista más grande y mejor organizado del mundo un partido con centenas de miles de miembros, miles de agrupaciones locales, más de ochenta diarios, y numerosas organizaciones sociales y culturales. Desde fines de la década de 1890 el partido estaba dividido en dos alas una mayoritaria, "marxista ortodoxa" y una minoritaria (en continuo ascenso), "revisionista". Ésta última, cuya figura principal era Eduard Bernstein, sostenía que el capitalismo, contrariamente a lo que postulaba la teoría marxista, poco a poco iba superando sus contradicciones; por lo tanto el SPD sólo podía, y sólo debía, ser un partido que luchara por reformas sociales democráticas. Ya que los "revisionistas" eran abiertamente anti-marxistas no hace falta ocuparnos de ellos en este artículo; nos interesa más el ala "ortodoxa".
El SPD se declaró oficialmente marxista en su congreso de Erfurt en 1891. Allí se adoptó el Programa de Erfurt elaborado por el "Papa del marxismo", Karl Kautsky. Hasta la Primera guerra mundial, Kautsky era indiscutiblemente el principal teórico de la Segunda Internacional; y el Programa de Erfurt, y su comentario alusivo (también escrito por Kautsky) constituyeron las perspectivas básicas y globales del movimiento. Indudablemente el Programa de Erfurt quiso ser una afirmación y exposición de marxismo completamente ortodoxo, y fue aceptado como tal por la Segunda Internacional. Su primera parte es "un análisis de la sociedad contemporánea y de su desarrollo"; consta de una explicación resumida y simplificada de la teoría del desarrollo capitalista esbozada por Marx en el Manifiesto comunista. Termina diciendo que "la propiedad privada de los medios de producción se ha vuelto una barrera al uso eficaz y al pleno desarrollo de los mismos". La segunda parte llama a resolver esta contradicción a través de "la transformación de la propiedad privada en propiedad social, y la transformación de la producción de mercancías en producción socialista llevada a cabo por, y para el bien de, la sociedad". La tercera parte se refiere a "los medios que conducirán al logro de estas metas," o sea la lucha del proletariado contra el capital. En cuanto a la naturaleza de esta lucha el programa dice:
La lucha de la clase obrera contra la explotación capitalista es necesariamente una lucha política. La clase trabajadora no puede desarrollar sus organizaciones económicas, ni librar sus batallas económicas, sin derechos políticos. No puede lograr la apropiación de los medios de producción por la comunidad en general sin antes adquirir poder político. Hasta aquí, ortodoxia marxista. Marx insistía incansablemente que "la lucha de clase contra clase es una lucha política"; que "por lo tanto la conquista del poder es ahora la gran tarea de las clases trabajadoras". ¿Pero, cuál habría de ser el contenido de esta "lucha política", de esta "conquista del poder político"? Para Marx, como hemos visto, era primordialmente la destrucción del Estado burgués y la inauguración de la dictadura del proletariado cuyo ejemplo concreto fue la Comuna de París. Pero para Kautsky y el SPD esta lucha es exclusivamente parlamentaria. Para demostrarlo, es indispensable incluir una larga cita del Comentario sobre el programa, escrito por Kautsky.
La clase obrera, al igual que todas las otras clases, debe tratar de ejercer influencia sobre las autoridades estatales, para que éstas tengan que actuar a favor de ella.
Los grandes capitalistas pueden ejercer influencia directa sobre gobernantes y legisladores, pero los obreros pueden tener influencia solamente a través de la actividad parlamentaria... Por lo tanto, a través de la elección de representantes parlamentarios la clase obrera puede ejercer influencia sobre los poderes gubernamentales.
La lucha por parte de todas las clases que dependen de la acción legislativa para tener influencia política está dirigida, en el Estado moderno, por un lado a aumentar el poder del parlamento o congreso, y por otro a aumentar su propia influencia dentro de ese parlamento.
El poder del parlamento depende de la energía y del coraje de las clases que representa, y de la energía y del coraje de las clases sobre las cuales ha de imponer su voluntad. La influencia de una clase dentro del parlamento depende, en primer lugar, del tipo de ley electoral vigente. Depende además de la influencia de esa clase entre el público votante; y depende por último de su aptitud para el trabajo parlamentario...
El proletariado, no obstante, está... en situación favorable en lo que a actividad parlamentaria se refiere... Sus sindicatos son una excelente escuela de preparación para esta actividad; ofrecen oportunidades para aprender las leyes parlamentarias y para aprender oratoria... Más aún, encuentra entre sus filas un número cada vez mayor de individuos muy aptos para representar a su clase en las salas legislativas.
Cuando el proletariado se dedica, como clase consciente de sí, a la actividad parlamentaria, el parlamentarismo comienza a cambiar de carácter. Deja de ser un mero instrumento en manos de la burguesía. Esta participación por parte del proletariado se convierte en el medio más eficaz de sacudir y entusiasmar al hasta entonces indiferente proletariado, y de inspirar en él esperanza, y confianza en sí mismo. Es la palanca más poderosa para liberar al proletariado de su degradación económica, social y moral.
Por lo tanto, el proletariado no tiene por qué desconfiar de la acción parlamentaria[mi énfasis, JM].
El SPD ganó muchísimo terreno electoralmente de 550.000 votos (9,7%) en 1884 a 1.427.000 (19,7%) en 1890. La perspectiva parlamentaria, un indudable viraje a la derecha, fue adoptada a causa de estos avances. En 1881 Kautsky había escrito que "La social democracia no tiene ilusiones de que se puedan lograr sus metas directamente a través de elecciones, por la vía parlamentaria" y que "la primera tarea de la revolución futura" sería "la destrucción del Estado burgués". Pero a partir de 1891 la vía parlamentaria se convirtió en la estrategia principal de Kautsky y del SPD. Así es que cuando Kautsky aparece como el defensor de la "revolución" contra los revisionistas de su propio partido, lo que está defendiendo es un concepto de "revolución parlamentaria": o sea que el partido de los trabajadores estará siempre en la oposición parlamentaria, sin participar en gobiernos burgueses ni en coalición alguna; sólo después de obtener una mayoría absoluta en el parlamento entrará a formar el gobierno, usando su poder político para legislar la inauguración del socialismo. Kautsky subrayó, en su polémica contra Pannekoek en 1912, que esta estrategia involucraba la toma del Estado capitalista, y no su destrucción:
La meta de nuestra lucha política sigue siendo lo que siempre fue: conquistar el poder estatal a través de la conquista de una mayoría parlamentaria, y elevar al parlamento a una posición de mando dentro del aparato estatal. Definitivamente no se trata de destruir el poder estatal. El fundamento teórico de esta estrategia parlamentaria era la noción de que la transición al socialismo era más o menos inevitable, como consecuencia del desarrollo de las fuerzas productivas. El crecimiento del capitalismo significaba el crecimiento del proletariado. A medida que creciera numéricamente el proletariado, crecería también su conciencia de clase, y esto significaría más votos para la social democracia, hasta tanto existiese una abrumadora mayoría a favor del socialismo. "El desarrollo económico", escribió Kautsky, "conducirá naturalmente al logro de esta meta". Este proceso tendría lugar tranquilamente, inevitablemente, sin luchas a muerte, siempre y cuando los dirigentes del partido supiesen evitar las aventuras irresponsables y las batallas prematuras. Las únicas actividades necesarias eran la organización y la educación:
Fortalecer la organización, ganar todas las posiciones de poder que podamos conquistar y mantener por nuestros propios medios, estudiar al Estado y a la sociedad, y educar a las masas: no podemos proponernos consciente y sistemáticamente ninguna otra meta, ni para nosotros ni para nuestras organizaciones. Siguiendo la metodología adoptada en la primera parte de este escrito, debemos preguntarnos: ¿cuál era la base social de esta ideología de espera pasiva? En cierto sentido, evidentemente, la base social fue el período de distensión entre la burguesía y el proletariado que acompañó la prosperidad y el progreso del capital alemán a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Dentro de esta situación general, sin embargo, esta ideología expresaba los intereses no de la clase obrera sino del estrato social cuya existencia misma era el producto de esta tregua social: o sea la enorme burocracia de los sindicatos y del Partido Social Demócrata, la multitud de funcionarios privilegiados que había surgido para administrar sus preciadas organizaciones.
Para ilustrar lo antedicho basta mirar la actitud de estos dirigentes del SPD y de los sindicatos hacia esa cuestión tan fundamental de la lucha de clases la huelga de masas. Esta cuestión se puso a la orden del día en Alemania dado el papel que la huelga de masas jugó en la revolución rusa de 1905. Los dirigentes sindicales alemanes estaban implacablemente en contra de la huelga de masas y, en el Congreso sindical de Colonia en mayo de 1905, aprobaron una moción que censuraba esta táctica. El SPD, en septiembre de 1905 en Jena, aprobó una moción que "aceptaba" en principio la huelga de masas, pero no especificaba qué debía hacerse al respecto. Meses más tarde, cuando estalló en Sajonia un movimiento de masas que luchaba por la ampliación del sufragio, esta contradicción tuvo que resolverse en la práctica:
El primero de febrero de 1906 tuvo lugar un congreso secreto de altos funcionarios del partido y de los sindicatos. Esta reunión no tardó en poner al descubierto el verdadero balance de fuerzas entre ambas organizaciones. El partido se rindió ante los sindicatos, comprometiéndose a tratar por todos los medios de evitar una huelga de masas. Luego, en el Congreso del SPD en Mannheim en septiembre de 1906, los sindicatos y el partido lograron un acuerdo a base de "la aceptación teórica por ambas partes de la posibilidad de recurrir a la huelga de masas en un futuro indeterminado," pero sólo si se contase con "la adherencia de los dirigentes y de los miembros de los sindicatos". En este proceso Kautsky hizo las veces de crítico "de izquierda" de los dirigentes sindicales. Los acusó de tener una perspectiva meramente economicista, y subrayó que el espíritu Social Democrático tenía que ser hegemónico en los sindicatos, pero se negó a romper con los dirigentes sindicales, y atacó a quienes abogaban realmente por la huelga de masas (como Rosa Luxemburgo), acusándolos de "falseadores de revolución". Cuando tuvo que definirse, Kautsky prefirió mantener la unidad de las organizaciones sindicales y del partido, sacrificando las exigencias de la lucha de clases.
La burocracia del movimiento obrero es parte de la pequeña burguesía. Está situada entre el trabajo y el capital, y su papel objetivo es el de mediador entre las clases. En relación a la masa de trabajadores tiene privilegios en lo que se refiere a salario, seguridad de empleo, condiciones de trabajo, y estilo de vida. Sin embargo, su situación, y por lo tanto su comportamiento político, no es igual que los de la pequeña burguesía tradicional de pequeños comerciantes, cuentapropistas, autónomos, etc. Éstos, en cuanto tienen propiedad privada, en épocas "normales" están completamente hegemonizados por la gran burguesía. En épocas de crisis, cuando se ven apretados entre el capital y el trabajo, pueden seguir a la clase obrera si existe un poderoso movimiento revolucionario resuelto a, y capaz de, resolver la crisis del capitalismo. De no existir tal movimiento, en épocas de crisis pueden virar a la derecha y formar la base de masas del fascismo.
La burocracia sindical, por el contrario, esta ligada orgánicamente a la clase trabajadora y por lo tanto, como estrato social, no puede virar tanto a la derecha (por eso es tan ridícula la teoría del "social-fascismo"). Pero por otra parte tiene una relación mucho más estrecha con la clase dominante que la que tiene el pequeño patrón. Su rol de "representante" (parlamentario o sindical) le ofrece un contacto diario con los patrones y el Estado, y las concesiones que logra extraer de ellos garantiza su apoyo por parte de las masas. Se sienten amenazados tanto por el fascismo, que destruiría sus organizaciones, como por la revolución, que eliminaría su rol de negociador. De modo que este estrato social es profundamente conservador. Lo que más teme son acciones de masas que puedan "descontrolarse", desbaratando sus organizaciones, provocando una ofensiva por parte de la clase dominante, y socavando el delicado equilibrio que mantiene entre las clases. Políticamente necesita una ideología que combine retórica socialista con pasividad y transigencia en la acción. Necesita que la clase obrera esté organizada, para que pueda mantener las organizaciones que aseguran sus salarios, y de vez en cuando lograr concesiones que a su vez sirvan para mantener la lealtad obrera a sus organizaciones. Pero también necesita que la clase obrera se quede "en su lugar", y que no se descontrole. La ideología de la social democracia alemana era, pues, ideal. El "marxismo" de Kautsky es un sistema teórico perfectamente adaptado a las necesidades de esta burocracia.
Esto era cierto incluso a nivel filosófico, pues el materialismo mecanicista orientación filosófica de Kautsky y de la Segunda Internacional en general es, como hemos demostrado, una posición esencialmente burguesa. Trata a la clase obrera como producto meramente pasivo de circunstancias materiales, y por lo tanto excluye el papel activo y revolucionario de los trabajadores, particularmente de aquéllos organizados en el Partido.
La traición chauvinista de los dirigentes de la social democracia de casi todos los países en 1914 resulta perfectamente comprensible, una vez aclarada la base social del marxismo de la Segunda Internacional. (El caso de Kautsky y el SPD no era único, sino que la misma base social se daba en la mayoría de los otros partidos socialistas en algunos casos con mayor claridad). Por un lado a cada burocracia le convenía la prosperidad y el poder imperial de su capital nacional respectivo cuanta más prosperidad, más fácil es negociar concesiones. Por otra parte, no podían arriesgarse a no ser populares, no podían hacer peligrar su status legal, sus organizaciones, y sus adherentes. De modo que el 4 de agosto de 1914, el SPD votó en el Congreso a favor de préstamos para la guerra. Esto era una traición a sus declaraciones internacionalistas y antibelicistas de otrora; pero también era la continuación y la culminación de una práctica política bien arraigada.
Para concluir: considerar al kautskismo como una variante de marxismo, o como un aspecto de la tradición marxista, es confundir forma con contenido. Su contenido no es de la clase obrera, sino de otra clase. El contenido de la teoría "ortodoxa" marxistconfundir forma con contenido. Su contenido no es de la clase obrera, sino de otra clase. El contenido de la teoría "ortodoxa" marxista de Kautsky es mucho más parecida a la del antimarxista Bernstein que a la teoría revolucionaria de Marx. La diferencia entre Kautsky y Bernstein no era sobre cuál debía ser la práctica política, sino solamente sobre cómo describirla. Daremos la última palabra a Kautsky mismo, en su obituario sobre Bernstein, cuando éste falleció en 1932. Escribió en esa ocasión que sus polémicas treinta años atrás habían sido "un mero episodio", que habían vuelto a cerrar filas "durante la guerra mundial".
avatar
DeGaulle
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 586
Reputación : 636
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por DeGaulle el Miér Dic 04, 2013 5:52 pm

Kautsky, esa rata traidora.

Pasó de ser mano derecha de Lenin a ser un puto traidor fundador de la socialdemocracia.

Para mi, no tiene nada de comunista.
avatar
ajuan
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 9387
Reputación : 11114
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Localización : Latinoamerica

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por ajuan el Miér Dic 04, 2013 6:46 pm

fusiono


------------------------------
:minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
http://vlenin.blogspot.com.ar/
avatar
raukas
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 500
Reputación : 682
Fecha de inscripción : 13/09/2010
Edad : 40
Localización : Oruro - Bolivia - Sud América

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por raukas el Miér Dic 04, 2013 7:18 pm

DeGaulle escribió:Kautsky, esa rata traidora.

Pasó de ser mano derecha de Lenin a ser un puto traidor fundador de la socialdemocracia.

Para mi, no tiene nada de comunista.
Osea dicho de manera más clara.... todo un reformista y como reformista una rata traidora...
avatar
DeGaulle
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 586
Reputación : 636
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por DeGaulle el Miér Dic 04, 2013 8:15 pm

raukas escribió:
DeGaulle escribió:Kautsky, esa rata traidora.

Pasó de ser mano derecha de Lenin a ser un puto traidor fundador de la socialdemocracia.

Para mi, no tiene nada de comunista.
Osea dicho de manera más clara.... todo un reformista y como reformista una rata traidora...
La socialdemocracia no tiene NADA de comunismo.

No obstante, valoro mucho "Los orígenes y fundamentos del cristianismo", de Karl Kautsky.

http://www.militante.org/los-origenes-y-fundamentos-del-cristianismo-de-kautsky
avatar
Galizanazón
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 19
Reputación : 29
Fecha de inscripción : 30/10/2013
Localización : Galiza

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por Galizanazón el Miér Dic 04, 2013 11:21 pm

Yo en ningún momento defino las ideas de Kautsky dentro de la corriente marxista. Solo expongo los fundamentos de sus ideas, sin defenderlas.
avatar
Máquina
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1204
Reputación : 1284
Fecha de inscripción : 04/08/2014
Localización : Asturies

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por Máquina el Lun Mar 16, 2015 6:47 pm


Kautskismo

Fue la tendencia centrista de la II Internacional en la época de la I Guerra Mundial.
En 1881, Karl Kautsky, influido por Marx y Engels, se adhirió a las posiciones del marxismo. A finales del siglo XIX publicó varios estudios (La doctrina económica de Carlos Marx, en 1887, La cuestión agraria en 1899 y otros) que contribuyeron a propagar el marxismo. Entre 1905 y 1910, editó el manuscrito de Marx Teorías de la plusvalía que formaba parte del tomo IV de El Capital) que, no obstante su extraordinaria trascendencia, Kautsky manipuló.

Llegó a ser uno de los dirigentes de la socialdemocracia alemana y de la II Internacional y se manifestó inicialmente contra el oportunismo alemán en su obra Contribución a la crítica de la teoría y de la práctica del marxismo: AntiBernstein, publicado en 1899, pero no fue consecuente en su crítica. Posteriormente hizo concesiones al oportunismo en el problema de la dictadura del proletariado y otros.

Durante la I Guerra Mundial, Kautsky se pasó abiertamente a las posiciones del socialchovinismo y rompió con el marxismo, formulando la teoría del ultraimperialismo, hoy dia llamada globalización que define el imperialismo como un tipo especial de política del capitalismo para subordinar las zonas agrarias. A juicio de Kautsky, la fusión de los trusts internacionales en un único supertrust, permite conciliar los intereses de los capitalistas de diferentes países, eliminar la anarquía de la producción y la guerra. Lenin puso de relieve la esencia reaccionaria de la teoría del ultraimperialismo que refleja una escisión entre la economía y la política y el desconocimiento de la ley del desarrollo desigual de los países capitalistas en la época imperialista.

Después de la Revolución Socialista de Octubre, Kautsky se manifestó contra la dictadura del proletariado, defendiendo la democracia burguesa como único camino para llegar al socialismo. Lenin sometió a crítica estas concepciones oportunistas de Kautsky en el libro La revolución proletaria y el renegado Kautsky.

Sacado de Antorcha.org
avatar
ñángara
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 432
Reputación : 735
Fecha de inscripción : 18/02/2010
Localización : Venezuela

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por ñángara el Miér Mar 18, 2015 3:05 am

EL “RENEGADO” KAUTSKY Y SU DISCÍPULO
LENIN


Por Jean BARROT

Kautsky era
incontestablemente el maestro del pensamiento de la II
Internacional y de su partido más potente: el partido
socialdemócrata alemán. Guardián de la ortodoxia, Kautsky
era casi universalmente considerado como el mejor
conocedor de la obra de Marx y Engels, y como su intérprete
privilegiado.

¡El leninismo, subproducto ruso del kautskismo! He
ahí lo que hará sobresaltarse a aquellos que no conocen de
Kautsky más que los anatemas lanzados contra él por el
bolchevismo y, en particular, el folleto de Lenin: La
bancarrota de la II Internacional y el renegado Kautsky
, y
que no conocen de Lenin más que lo que es bueno conocer
de él en las diferentes iglesias, capillas o sacristías que
frecuentan.

No obstante, el título mismo del folleto de Lenin
define muy exactamente su relación con Kautsky. Si Lenin
trata a Kautsky de renegado, es ciertamente porque
considera que éste era antes un adepto de la verdadera fe, de
la que él se considera ahora el único defensor calificado.
avatar
Máquina
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1204
Reputación : 1284
Fecha de inscripción : 04/08/2014
Localización : Asturies

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por Máquina el Miér Mar 18, 2015 9:56 pm

Menudo contraste de opiniones oiga.
avatar
ñángara
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 432
Reputación : 735
Fecha de inscripción : 18/02/2010
Localización : Venezuela

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por ñángara el Vie Mar 20, 2015 1:24 pm

Cagoenmimáquina escribió:Menudo contraste de opiniones oiga.
Es historia. Kautsky "reinó" en la política revolucionaria desde 1895 (muerte de Engels) hasta 1914 (cuando renegó de la social democracia marxista que él mismo había elaborado. La influencia de Kautsky en Lenin en ese período es innegable.
El problema está en la limitación de Kautsky a la vía parlamentaria, en que para él las revoluciones vienen solas, dadas ciertas circunstancias en las que el movimiento revolucionario no puede influir.
avatar
DeGaulle
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 586
Reputación : 636
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por DeGaulle el Vie Mar 20, 2015 5:54 pm

Me gustaría ver ahora, 2015, a un Kaustky, a un Lenin, a un Engels, ¡incluso a un Stalin! y, con todos ellos, enfocar la puta realidad que vivimos y saber qué opina cada uno.

En fin, la historia ha cambiado, a EVOLUCIONADO. Y el comunismo, menos mal, aún sigue y vuelve a levantar el vuelo entre las mentes del proletariado.

Contenido patrocinado

Re: Kautskismo y Socialismo - Chovinista

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Jue Sep 20, 2018 7:58 pm