Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Comparte

    Xisco
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 671
    Reputación : 1732
    Fecha de inscripción : 02/08/2010

    Dzerzhinsky un ejemplo a seguir.

    Mensaje por Xisco el Jue Dic 09, 2010 10:44 pm

    Féliks Edmúndovich Dzerzhinski (en polaco: Feliks Dzierżyński, en ruso: Феликс Эдмундович Дзержинский, y en bielorruso: Фелікс Эдмундавіч Дзяржынскі (Féliks Edmundávich Dziarzhynski); (Dzierżynowie, 30 de agostojul./ 11 de septiembre de 1877greg. – Moscú, 20 de julio de 1926) fue un revolucionario comunista polaco, famoso como el fundador de la policía secreta bolchevique, la Cheká (ЧК - чрезвычайная комиссия), luego conocida por diferentes nombres a lo largo de la historia soviética.

    Nació en una familia aristocrática de origen polaco que vivía cerca de Minsk. En 1895 se unió al Partido Socialdemócrata de Lituania. En 1896 fue expulsado de la escuela en Vilna, por "distribuir propaganda subversiva" y "hablar polaco".

    Pasó gran parte de su vida en la cárcel. Detenido por sus actividades revolucionarias permaneció deportado en Siberia entre 1897 y 1900. Se exilió en Berlín en 1901, se unió a la fracción Bolchevique del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia en 1903 y regresó para participar en la Revolución Rusa de 1905, siendo de nuevo apresado por la Ojrana y encarcelado hasta 1912 cuando reanudó sus actividades políticas y de nuevo fue encarcelado, en Moscú, hasta marzo de 1917 cuando fue liberado como consecuencia de la Revolución de Febrero.

    Opuesto a la continuación de Rusia en la I Guerra Mundial apoyó activamente a los bolcheviques y durante la revolución de octubre hizo parte del Comité Militar Revolucionario que estuvo al frente de la insurrección. Luego fue encargado de organizar y dirigir la Cheka, labor que cumplió eficaz e implacablemente con mano de hierro, especialmente después del inicio de la guerra civil en mayo de 1918, cuando los bolcheviques impusieron el "terror rojo".

    Tras la guerra civil promovió la construcción de hogares para los niños huérfanos. Murió de un infarto cardíaco cuando pronunciaba un discurso político.

    Apreciado por la revolución, elogiado como "idealista a toda prueba y caballero implacable" por Victor Serge, fue y es odiado por los enemigos del bolchevismo, que lo consideran responsable de represiones, arrestos y ejecuciones. La polémica sobre su personalidad prosigue hasta hoy: mientras al comenzar el gobierno de Borís Yeltsin fue derribado el monumento en su honor en Moscú, Vladímir Putin ha repuesto su estatua en el Ministerio del Interior y el gobierno de Bielorrusia ha erigido un monumento en su recuerdo. Un agrio debate entre organizaciones rusas, lituanas, polacas y bielorrusas se sigue librando sobre la valoración de la vida y obra de Dzerzhinsky



    Camarrrrada
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 521
    Reputación : 726
    Fecha de inscripción : 03/09/2010

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por Camarrrrada el Vie Dic 10, 2010 1:47 am

    Grandísimo hombre y colosal revolucionario el camarada Dzerzhinsky.

    Después de Frunze, Dzerzhinski.
    La vieja guardia leninista ha perdido a otro de sus mejores dirigentes y luchadores. El Partido sufre otra pérdida irreparable.

    Cuando ahora, ante el féretro abierto, recordamos todo el camino recorrido por el camarada Dzerzhinski -la cárcel, el presidio, el destierro, la Comisión Extraordinaria de lucha con la
    contrarrevolución, el restablecimiento del transporte arruinado, la construcción de la joven industria socialista-, se quiere definir con una sola palabra esta vida impetuosa: FERVOR.

    La Revolución de Octubre le llevó al difícil puesto de dirigente de la Comisión Extraordinaria de
    lucha con la contrarrevolución. Para la burguesía no había nombre más odiado que el de Dzerzhinski, el hombre que repelía con mano de acero los golpes de los enemigos de la revolución proletaria. “El terror de la burguesía”: así se llamaba entonces al camarada Félix Dierzhinski.

    Cuando hubo llegado el “período pacífico”, el camarada Dzerzhinski prosiguió su impetuosa labor.
    El camarada Dzerzhinski es todo fervor al poner orden en el transporte desorganizado, es todo fervor, después, en el trabajo de construcción de nuestra industria, como presidente del Consejo Supremo de la Economía Nacional. Sin darse punto de descanso, sin rehuir ningún trabajo penoso, luchando audazmente contra las dificultades y venciéndolas, entregando todas sus fuerzas, su energía toda a la obra que le confiara el Partido, consume su vida trabajando en aras de los intereses del proletariado, en aras de la victoria del comunismo.

    ¡Descansa en paz, héroe de Octubre! ¡Descansa en
    paz, hijo fiel del Partido!
    ¡Descansa en paz, constructor de la unidad y de la
    fuerza de nuestro Partido!

    J. Stalin
    22 de julio de 1926


    ¡Viva la Cheká!

    Zakhal
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 883
    Reputación : 1106
    Fecha de inscripción : 04/01/2011
    Localización : Espiando a contrarrevolucionarios.

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por Zakhal el Mar Mar 01, 2011 8:02 am

    Un grandísimo camarada y uno de mis ejemplos a seguir.Viva Dzerzhinsky!!

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 22/04/2010

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por Erazmo el Mar Mar 01, 2011 8:40 am

    Al camarada Xisco, ¿porque grafiaís de terror rojo? los anticomunistas escriben eso.

    El terrorismo siempre ha sido el arma del imperialismo, el lumpen, el fascismo, el nazismo, el sionismo y de los anticomunistas.

    En la guerra civil ni el ejército rojo ni la CHEKA efectuaron actos terroristas, todas las acciones (en la medida de lo posible claro está) fueron definidas y contaron con un comité que las avaló por lo que dzerzhinsky era la cara visible pero trás de sus acciones habían personas avalando su proceder, es decir había una más que encomiable transparencia en medio de una guerra brutral, y eso quiero destacar porque aún en medio de la barbarie la dirigencia bolchevique lidferada por Lenin establecía un diferencial ético sideral con los subhumanos zaristas e imperialistas occidentales.

    Tuvo eso sí un yerro lamentable dzerzhinsky y que fué el ataentado que casi le cuesta la vida a Lenin, Lenin sobrevivió pero nunca se pudo recuperar y las secuelas lo llevaron a la parálisis primero y a la muerte después.

    Trás el incidente, deutscher así lo narra en el profeta armado y la academia de ciencias de la URSS en la narración de la historia de la revolución lo narra casi igual solo que el culpable del fallo de seguridad es trotsky, trotsky reprendió duramente a dzerzhinsky el fallo y este nunca le perdonó las palabras, después fué el principal apoyo de stalin en la lucha por el poder.

    Destacable resulta el hecho que la socialrevolucionaria Fanny Kaplán, la atacante de Lenin, trás ser arrestada no fuése sometida a torturas ni vejámenes bestiales como acostumbran a realizar los fascistas de toda época, era famosa en esa época la extraordinaria enterza de la famosa alexandra spriridonova que resistió los más monstruosos vejámenes sin ceder un ápice, trás ultimar a un gobernador zarista en 1907.

    Eran otros hombres y mujeres que forjaron la revolución, algo pasó que ese pueblo nunca volvió a crear humanos de esa estirpe en las tierras rusas sino que vomitó todo lo contrario.

    Un análisis para tener en cuenta.



    Saludos Revolucionarios

    leooonidas
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 851
    Reputación : 1084
    Fecha de inscripción : 13/08/2010
    Edad : 30

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por leooonidas el Miér Mar 02, 2011 4:20 pm

    El ensigne comunista peruano José Carlos Mariátegui escribió unas cuantas plabras sobre DZERJINSKY, en su obra FIGURAS Y ASPECTOS DE LA VIDA MUNDIAL II

    ____________________________________________


    DESPUÉS DE LA MUERTE DE DZERJINSKY*

    La muerte de Dzerjinsky ha abierto otro claro en el estado mayor de la Revolución Rusa. Los soviets han perdido uno de sus mejores funcionarios; la revolución uno de sus más heroicos combatientes. Dzerjinsky pertenecía a la vieja guardia del bolchevismo. A esa vieja guardia que conoció la derrota en 1905, la cárcel y el destierro en todos sus largos y duros años de conspiración y la victoria de 1917. Y que, entonces, justamente, empezó a vivir sus días más dramáticos, más agónicos, más exaltados.

    Como la mayor parte de los hombres de la vieja guardia, Dzerjinski, era un revolucionario nato. Su biografía hasta octubre de 1917, es absolutamente la biografía de un agitador. A la edad de 17 años, estudiante de retórica en el colegio de Vilna, se enrola en el socialismo y se consagra a su propaganda. Tres años después dirige en Kovno las grandes huelgas de 1879, señalándose desde entonces a la policía zarista como un agitador peligroso. Deportado de Kovno, Dzerjinski, se dedica a la organización del partido social-democrático en Varsovia, actividad que le cuesta primero la prisión, luego la deportación a Siberia. Escapa a esta última pena refugiándose en Alemania. El año trágico de 1905, lo encuentra en Varsovia en un puesto directivo de la social-democracia polaca. Condenado nuevamente al exilio de Siberia, Dzerjinski logra fugar por segunda vez, pero regresa a su trabajo revolucionario en 1912 y la policía zarista cae implacable sobre él. La revolución de Kerenski, le abre finalmente, en 1917, las puertas de la prisión. Y Dzerjinski, vuelve a su puesto de combate. Participa activa y principalmente en la revolución bolchevique, como miembro del Comité Militar Revolucionario, en primera fila en la responsabilidad y riesgo.

    En el Gobierno revolucionario, su tarea es, como siempre, una de las más penosas. Le toca presidir la Cheka, tan mal afamada por su dura función de tribunal revolucionario. En 1919, es nombrado además ministro del interior. La revolución, atacada en múltiples frentes, debe defenderse por todos los medios. Dzerjinsky lo sabe. Y asume la responsabilidad histórica de la tremenda batalla. La contrarrevolución es al fin vencida. La Cheka es reemplazada por la G.P.U. Pero Dzerjinsky no está hecho Para el reposo. Se le encarga el Ministerio de Vías de Comunicación. Rusia necesita regularizar sus desordenados transportes. Sólo la terrible energía de Dzerjinsky es capaz de conseguirlo. Y, en efecto, los trenes al poco tiempo marchan normalmente. En fin, cuando Rykoff es llamado a la presidencia del Consejo de Comisarios del pueblo, Dzerjinsky lo reemplaza en la presidencia del Consejo Nacional de Economía.

    En este puesto, entregado a la labor gigantesca de disciplinar y reorganizar la economía rusa, lo ha sorprendido la muerte. Dzerjinsky ha dado a la revolución, hasta su último instante, su energía y su potencia formidables de organizador.

    No era un teórico sino un práctico del marxismo. No deja obra teorética. Encontró siempre, claro y neto, su camino. No tuvo tiempo sino para la acción. Le faltaban dotes de* leader*, de caudillo. Pero Dzerjinsky no ambicionó nunca más de lo que debía ambicionar. Tenía el genio de la organización; no de la creación. Aunque parezca paradójico, es lo cierto que este agente de la revolución, que pasó la mayor parte de su vida entre el complot, la prisión y el destierro, era fun­damentalmente un agente del orden.

    La mayor parte de los hombres aceptan pro­bablemente como la imagen verdadera de Dzer­jinsky, la fosca imagen del jefe de la Cheka inventada por las leyendas del cable. Pero ésta es, seguramente, la menos real de todas sus obras. Dzerjinsky, según el testimonio de los extranjeros que lo visitaron y conocieron en su despacho de Moscú, daba una impresión de asceta. Era, físi­camente, un monje magro, dulce y triste. He­rriot, en su libro *La Rusia Nueva*, lo llama el Saint Just eslavo. Nos habla de su aire de asce­ta, de su figura de icono. De su cuarto sin calefacción, desnudo y humilde como una celda, cu­yo acceso no defendía ningún soldado.

    Después de su muerte el cable anuncia coti­dianamente la reacción y el desorden en Rusia. Se ha vivido tanto tiempo con la idea de que este frío eslavo, tenía a Rusia en un puño que, apenas se le ha sabido muerto, la esperanza de los enemigos de la revolución ha renacido. Las polémicas, los debates internos del partido bolchevique, tan antiguos como el partido mis­mo, son presentados como las primeras escara­muzas de una sangrienta guerra civil. Quebrada la última esperanza de contrarrevolución, toda la esperanza del capitalismo occidental está en la posibilidad de un cisma del bolchevismo.

    Este cisma, claro está, no es teórica ni prác­ticamente imposible. Pero sí improbable. El mis­mo alcance se atribuyó después de la muerte de Lenin al disenso entre el directorio del partido y Trotsky. Se dijo entonces que Trotsky había sido aprehendido y deportado. Que una parte del ejército rojo se había sublevado a su favor. To­do, invención absurda. Meses después, Trotsky, no obstante su oposición a la mayoría del di­rectorio, regresaba a ocupar disciplinadamente su puesto en el gobierno de Rusia.


    __________________________

    NOTA:

    * Publicado en Variedades, Lima, 21 de Agosto de 1926.

    rebelderojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1214
    Reputación : 1438
    Fecha de inscripción : 07/07/2010
    Edad : 22
    Localización : argentina. buenos aires

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por rebelderojo el Jue Mar 03, 2011 2:35 am

    Erazmo escribió:Al camarada Xisco, ¿porque grafiaís de terror rojo? los anticomunistas escriben eso.

    El terrorismo siempre ha sido el arma del imperialismo, el lumpen, el fascismo, el nazismo, el sionismo y de los anticomunistas.

    En la guerra civil ni el ejército rojo ni la CHEKA efectuaron actos terroristas, todas las acciones (en la medida de lo posible claro está) fueron definidas y contaron con un comité que las avaló por lo que dzerzhinsky era la cara visible pero trás de sus acciones habían personas avalando su proceder, es decir había una más que encomiable transparencia en medio de una guerra brutral, y eso quiero destacar porque aún en medio de la barbarie la dirigencia bolchevique lidferada por Lenin establecía un diferencial ético sideral con los subhumanos zaristas e imperialistas occidentales.

    Tuvo eso sí un yerro lamentable dzerzhinsky y que fué el ataentado que casi le cuesta la vida a Lenin, Lenin sobrevivió pero nunca se pudo recuperar y las secuelas lo llevaron a la parálisis primero y a la muerte después.

    Trás el incidente, deutscher así lo narra en el profeta armado y la academia de ciencias de la URSS en la narración de la historia de la revolución lo narra casi igual solo que el culpable del fallo de seguridad es trotsky, trotsky reprendió duramente a dzerzhinsky el fallo y este nunca le perdonó las palabras, después fué el principal apoyo de stalin en la lucha por el poder.

    Destacable resulta el hecho que la socialrevolucionaria Fanny Kaplán, la atacante de Lenin, trás ser arrestada no fuése sometida a torturas ni vejámenes bestiales como acostumbran a realizar los fascistas de toda época, era famosa en esa época la extraordinaria enterza de la famosa alexandra spriridonova que resistió los más monstruosos vejámenes sin ceder un ápice, trás ultimar a un gobernador zarista en 1907.

    Eran otros hombres y mujeres que forjaron la revolución, algo pasó que ese pueblo nunca volvió a crear humanos de esa estirpe en las tierras rusas sino que vomitó todo lo contrario.

    Un análisis para tener en cuenta.



    Saludos Revolucionarios
    ¿como es eso de trosky?

    Gorky
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1265
    Reputación : 2276
    Fecha de inscripción : 15/01/2010

    Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por Gorky el Lun Mayo 30, 2011 2:31 pm

    Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética


    El Camarada Dzerzhinski junto con el Camarada Stalin

    “¿Dónde se encuentra la manera de salir del infierno de hoy en día, en el que la ley del lobo de la explotación, la opresión y la violencia domina? La salida está en la idea del socialismo, de la solidaridad, pero es necesario que sus defensores lleven la bandera en alto para que la gente pueda verla y seguirla, el socialismo debe dejar de ser sólo la previsión científica del futuro, debe convertirse en la antorcha que enciende la fe y la fuerza inquebrantable en los corazones…”

    Félix Edmúndovich Dzerzhinski (en polaco Feliks Dzierżyński, en ruso Феликс Эдмундович Дзержинский), nació en Vilnius el 11 de Septiembre de 1877 y falleció en Moscú el 20 de Julio de 1926.

    Responsable del Partido Comunista Bolchevique de la URSS, a lo largo de su vida desarrolló importantes tareas en la construcción del socialismo. Para los jóvenes, trabajadores y seguidores de las enseñanzas del Partido Comunista, es un privilegio haber contado en nuestras filas con una mente tan analítica y científica como la de Felix. Incansable obrero revolucionario, cualquier tarea, inclusiva la más nímia fue realizada por él de forma impecable. De hecho tanto para Sverdlov, Lenin y Stalin los trabajos que confiaban a este modesto e infatigable comunista, eran una garantía de cumplimiento. Entre sus camaradas le llamaban Félix el Férreo.

    La historia de su vida, es impresionante. Nacido de una familia de aristócratas polacos, vivió cerca de Minsk (capital de la República Socialista Soviética de Bielorrusia). A los 18 años, en 1895, ingresa en el Partido Socialdemócrata lituano y un año más tarde es expulsado de la escuela en Vilnius (Lituania) por los delitos: distribuir panfletos contra el zar, y hablar en polaco.

    Tras la farsa de juicio, la sentencia estaba dictada antes de celebrarse, es deportado a Siberia de 1897 a 1900, donde redacta su libro “Diario de Prisión”, publicado en los años 50.

    En 1903 ya exiliado en Berlín, se une a los bolcheviques del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, a donde regresará para participar en la Revolución de 1905. Detenido por la policía política zarista (Ojrana) está continuamente saliendo y entrando en la cárcel hasta marzo de 1917. Durante 12 años, Félix es salvajemente torturado cada semana, su piel en la espalda, brazos y piernas estaban llenas de cicatrices. Su salud fue seriamente quebrantada por el frío, la humedad y la huelga de hambre que sostuvo en la cárcel de Orel. Once años los pasó en las mazmorras zaristas, de hecho en una carta a su compañera Sofía, esta le cuenta que su hijo Iásik nació con ella en prisión.

    La Revolución de Octubre

    “Ya veo ingentes masas marchando y destruyendo el viejo sistema, de las que saldrán nuevas fuerzas entrenadas para la lucha. Me siento orgulloso de estar con ellos, de sufrir con ellos”.

    Ese año es propuesto por el CC del Partido Bolchevique para dirigir militarmente la Revolución de Octubre, desde el Comité Militar Revolucionario. En aquellos días su actividad deslumbró a los miembros de su partido. Nombrado Comandante de las fuerzas de defensa en el Smolny, eligió en aquellos titánicos días a sus bolcheviques, para ser la guardia de confianza de Lenin, probados tiradores rojos letones. Con un celo concienzudo, fue eligiendo, cada marinero del Báltico, cada obrero de las barriadas, cada estudiante, con sencillas y concretas preguntas; de cómo, de donde, quien le conoce, cuál ha sido su proceder, etc. Es el nacimiento de los Destacamentos de Defensa Proletarios. Así con estos destacamentos, planificó un esquema de milicianos compuestos por soldados y obreros; Destacó a comprobados bolcheviques, para almacenar, distribuir, y coordinar las reservas de armas; Preparó detenidamente los grupos operativos que tomarían los puntos esenciales de la ciudad.

    Salvaguardando la Revolución

    “La cada vez más poderosa rueda de enemigos que nos cercan, nos obliga a emplear medidas más decididas… he sido trasladado hasta una posición en la primera línea de fuego, y mi voluntad es la de luchar y permanecer con los ojos abiertos ante el peligro… en esta danza entre la vida y la muerte, como un perro fiel para destrozar al ladrón…sin piedad”.

    El 20 de Diciembre de 1917 sobre la base de los Destacamentos de Defensa Proletarios, el Consejo de Comisarios del Pueblo crea la “Comisión Extraordinaria de Todas las Rusias para Combatir la Contrarrevolución y el Sabotaje” en ruso “Всероссийская чрезвычайная комиссия по борьбе с контрреволюцией и саботажем”, que se denominó popularmente (Checa) y en ruso VChK. Dzerzhinski, enseña porqué es necesaria la VChK: "No es ésta la hora de hacer discursos. Nuestra revolución se halla en grave peligro. Venimos tolerando con excesiva complacencia todo lo que sucede a nuestro alrededor. Nuestros enemigos están organizando sus fuerzas. Los contrarrevolucionarios se han puesto manos a la obra, y han formado grupos en varias zonas del país. ¡Hasta aquí!, en Petrogrado, en nuestra casa han acampado! Tenemos pruebas irrefutables de esto, y hemos de enviar a este frente a los camaradas más incorruptibles, enérgicos, adictos y leales, dispuestos a darlo todos para defender la conquista de nuestra revolución. Nadie piense que estoy tratando de enunciar fórmulas de justicia, lo que necesitamos ahora es dar una batalla a muerte. Propongo, pido, que se empiece a usar la espada revolucionaria a que termine con todos los contrarrevolucionarios. ¡Hemos de actuar, no mañana, sino hoy inmediatamente!

    La VChK también tuvo que realizar una labor titánica para reformar todos los servicios de seguridad contra las bandas organizadas del crimen. En aquellos días escribe a su compañera: “Ahora se alza ante nosotros el mayor enemigo: el hambre verdadera. Para obtener pan, hay que quitarlo a los que lo poseen y darlo a los que carecen de él. La guerra civil debe alcanzar proporciones insólitas. Estoy en la primera línea de fuego, y mi voluntad es luchar, mirar con los ojos bien abiertos todo el peligro de tan grave situación y ser implacable…” Una de sus primeras misiones fue acabar con el mercado negro, que inflaba los precios y acaparaba los productos que venían del campo hacia las ciudades. Tras el decreto de la tierra, los destacamentos bolcheviques impusieron una implacable lucha contra los especuladores, fusilando a los campesinos que escondían el grano. Así en una entrevista de Julio del 18, Félix aclara: "Estamos preparados para el terror organizado, así francamente debemos admitirlo. En épocas revolucionarias, el terror es una completa necesidad. Nuestro objetivo es acabar con los enemigos del gobierno soviético y con la nueva sociedad que estamos construyendo. Rápidamente juzgamos. Un día pasa entre la prisión del criminal y su oración de despedida, en la mayoría de las detenciones. Demostrados los delitos de los infractores, no hay mayor sentencia que la confesión del criminal".

    Poco después tiene lugar el golpe de estado en Moscú de los eseristas de izquierda. Tomando de rehén a Felix, y haciéndose fuertes en edificios públicos. Lenin en persona al mando de los tiradores rojos letones audazmente libera a Dzerzhinski y tras duros combates se restituye el poder soviético. Lenin declará "Cuando estudio las actividades de la cheka, y al mismo tiempo oigo las innumerables críticas de que es objeto, no puedo sino decir que todos éstas son palabras vacías de pequeños burgueses... Es verosímil que se hayan infiltrado en la Cheka elementos indeseables de fuera: ya les echaremos por medio de la autocrítica. Pero lo importante para nosotros es el hecho de que la Checa está haciendo efectiva la dictadura del proletariado, y en este sentido su valor es inestimable. Si no es mediante la fuerza y la violencia, no hay manera de eliminar a los explotadores de las masas. Esta es la misión de la Cheka, y en esto radica su servicio al proletariado"
    Pero, con dinero imperialista el plan de los eseristas era aún más peligroso. El 30 de Agosto de 1918, en Petrogrado Moiséi Uritski responsable de la VChK de Moscú es asesinado, y el mismo día Dora Kaplan, eserista, dispara dos balas hiriendo gravemente a Lenin, de cuyas secuelas no se recuperará y de las que finalmente fallecería seis años después.

    Desde el principio los bolcheviques miembros de esta comisión tuvieron un papel destacado para detener a los agentes del espionaje internacional (comprados por las embajadas de Francia, EEUU y Reino Unido) Los primeros meses fueron decisivos. Años de lucha sin cuartel para desbaratar las conspiraciones de los grandes magnates rusos del exterior que financiaban ejércitos blancos para derrocar al gobierno de los trabajadores.

    En una conferencia Dzerzhinski y Shukov, como responsables de la Comisión dejaron bien claras sus funciones:

    Suprimir y liquidar todo intento y acto contrarrevolucionario de sabotaje, en todo el territorio de Rusia.
    Llevar a los delincuentes ante los Tribunales Revolucionarios.
    Confiscación de bienes, expulsión de sus domicilios, privación de las cartillas de racionamiento, publicación de listas de enemigos del Pueblo.
    Desenmascaramiento de los funcionarios que colaboraban con la clase hostil.

    Uno de los compañeros de Félix, Latsis defiende la esencia de clase de la lucha de la VChK contra la decrépita sociedad imperialista: "La Cheka no es una comisión investigadora, un juzgado o un tribunal. Es un órgano de lucha en el frente interno de la guerra civil (...) No juzga, golpea. No perdona, destruye a todos los que están situados al otro lado de la barricada".

    Construyendo el futuro de los niños soviéticos

    “Luchamos y sufrimos no por nosotros, sino por los niños, por la felicidad de las nuevas generaciones… Que crezcan valientes y fuertes de espíritu y de cuerpo, que nunca negocien con su conciencia, que sean más felices que nosotros, que sean testigos del triunfo de la libertad, la fraternidad y el amor”.

    Un periodista norteamericano que en 1919, visitó la Rusia Soviética, escribió: “Los bolcheviques tienen sus esperanzas puestas en algo. Salvan a sus niños”. A propuesta de Lenin en febrero de 1919 se constituye el Consejo Estatal de Protección de la Infancia, con Anatoli Lunacharski como responsable (era el Comisario del Pueblo para la Educación). Una de las primeras medidas urgentes, era dar de comer a los cientos de miles de niños huérfanos y vagabundos.

    En sus memorias Anatoli apunta: “Félix Edmundóvich entró en mi despacho. Todo el que le conocía sabía su manera de proceder: él siempre hablaba apresurado, como si tuviese conciencia de que tenía poco tiempo y que todo se hacía con premura; - Quiero dedicar parte de mis propias fuerzas y, lo principal, parte de las fuerzas de la VChK, a acabar con la vagabundería infantil, me dijo Dzerzhinski, y de sus ojos se desprendían las llamas de su energía. – He llegado a esta conclusión (prosiguió) partiendo de dos consideraciones. Primero, es una gran calamidad. ¡Los frutos de la revolución son para ellos y no para nosotros! Sin embargo, cuántos niños sufren la guerra y la miseria. Debemos correr en su ayuda, como si esos niños estuviesen ahogándose. El Narkomprós (Comisariado del Pueblo de Educación) por sí sólo no está en condiciones de remediar la situación. Se requiere mucha ayuda de todos los medios sociales soviéticos. Hay que constituir una comisión adjunta al VTsIK (Comité Ejecutivo Central de toda Rusia) en que participe, desde luego el Narkomprós, una comisión representativa de la que formen parte todos los departamentos y organismos útiles para este asunto. Ya he hablado con diversas personas, me gustaría encabezar esta comisión y quiero incorporar efectivamente en este trabajo al aparato de la VChK. Hay otra razón que me lleva a ello: creo que nuestro aparato es uno de los mejor organizados. Tenemos representantes nuestros en todas partes. Nos tienen en cuenta. Nos temen un poco…” Bajo el nombre de Detkomissia (Comisión para la Infancia), este organismo alcanzó gran popularidad en el país, y fue fundamental su papel en la historia de la lucha por acabar con la vagabundería infantil en los años que siguieron a la revolución.

    La organización, apoyada por los chekistas de las poblaciones, montaron colonias, escuelas de trabajo y educación, comunas autosuficientes, con la supervisión directa de Félix. De 1920 a 1923, la Detkomissia traslado, alimentó y proporcionó educación a más de 6 millones de niños, en los años más duros de la Guerra, llegando a los más remotos lugares. Los chicos de las escuelas mayores de 14 años, podían realizar el aprendizaje en una brigada de una fábrica del Estado, en una cooperativa o en un taller de artesanía, remunerándoles por ello, a la vez que asistían a la escuela. El consejo de Comisarios del Pueblo aprobó en reiteradas ocasiones resoluciones y disposiciones encaminadas a dar colocación, asegurar económicamente y a enviar a jóvenes a proseguir sus estudios en los centros docentes superiores de Moscú y de otras ciudades. Aquellos niños tenían el amparo de cientos de empresas, el Ejército Rojo, la VChK, los sindicatos, el Komsomol y muchas organizaciones sociales… La lucha por erradicar la vagabundería infantil se convirtió, verdaderamente, en causa de todo el pueblo. Puede decirse que aquella empresa fue una cuestión de honor para los soviéticos.

    Desarrollando los transportes y la industria

    “Un hombre debe cumplir con su deber, seguir su camino hasta el final, y aún cuando los ojos dejan de ver y son ciegos a la belleza del mundo, el alma sabe de esta belleza y sigue siendo su sirviente, siguiendo esa luz, siendo conscientes de la posibilidad de ir a la muerte por la causa de la vida, de ir a la cárcel por la causa de la libertad y tener la fuerza para pasar por todo el infierno de la vida con los ojos abiertos, sintiendo en el corazón exaltado el himno de la belleza y la verdad”.

    Dzerzhinski acepta, en aquel terrible año de 1921 aún con los frentes de batalla rugiendo, la responsabilidad del Comisariado de las carreteras y ferrocarriles. Con una actividad impresionante, implacable, ordena utilizar al Ejército Rojo cuando cesan los combates en una región y pasa a ser un Ejército de Trabajadores, estimula a los soviets locales enviándoles técnicos e ingenieros para reparar los puentes y vías de acceso, y a brigadas de chequistas para combatir las bandas de delincuentes contrarrevolucionarios que quieren impedir que los campesinos y obreros trabajen por un nuevo futuro. Es una carrera contra reloj para lograr reconstruir las vías férreas esenciales, destruidas por la guerra civil. Dispone en cada república de un plan de reparación de las principales carreteras, lográndolo en dos años.

    En febrero de 1924, es nombrado presidente del Vesenja (comité supremo de industria y agricultura nacional) Tres meses más tarde, en el XIII Congreso del Partido propone poner en marcha la industria pesada que requería la Unión Soviética, realizándose una inversión de 100 a 200 millones de rublos en oro, durante cinco años. Tras una dura discusión logra que se apruebe el plan. Tras su aprobación, en toda la URSS, se proyecta, construye, importa y destina materiales, obreros, ingenieros, para hacer realidad ese proyecto (irrealizable como dirían en Occidente), que puso las bases de la economía planificada soviética, realizándose en aquellos cinco años todas las metas proyectadas. A su fallecimiento le sucedió su mano derecha Kuibishev.

    Murió en 1926 de un infarto cardíaco cuando pronunciaba un discurso político, encendido de lucha contra la oposición de Trotsky, Zinoviev y Kamenev, cuando decía: "os levantásteis contra el partido y el partido os aplastará". A su muerte, le sucedió en la VChK Viacheslav Menzhinski.

    Ejemplo para nuestro futuro

    “Cuando pienso en el infierno por el que estáis pasando, mi propio y pequeño infierno me parece minúsculo, cuando reflexiono sobre lo que está ocurriendo, sobre el aplastamiento universal de todas las esperanzas, llego a la conclusión de que, cuanto peor sea ese aplastamiento, con mayor fuerza y prontitud florecerá la vida”


    Los comunistas siempre apreciaremos la honestidad y el trabajo de este sencillo bolchevique. En los momentos más duros de su vida encontró en su partido y en sus camaradas, la senda viva de una colectividad plena. Su actividad y sus palabras son claras para el futuro de la humanidad. En una carta a su hermana Aldona Bulgak le dice: “Soy un caminante eterno, siempre en movimiento, sumergido en la ola de los cambios y de la creación de una nueva vida… Veo el futuro y quiero y debo participar yo mismo en su creación, quiero y debo estar en movimiento, como piedra lanzada por la honda, hasta que alcance el fin…comprender a un soldado de la revolución, que lucha porque en el mundo no haya injusticia, porque esta guerra no deje a merced de los ricachones vencedores a pueblos formados por millones de seres. La guerra es espantosa. Se ha lanzado sobre nosotros todo el mundo de los ricos. El pueblo más desdichado y más ignorante ha sido el primero en alzarse en defensa de sus derechos y hace frente a todo el mundo”. Victor Serge en sus crónicas desde el extranjero dicta como es atacado, vilipendiado y odiado por la burguesía internacional, ya que no pudieron con su organización durante decenas de años.

    Hoy cuando el capitalismo imperialista se abalanza contra los obreros a fin de hacerles retroceder de todos sus derechos, para obtener el mayor beneficio posible, figuras tan indoblegables como Félix, por sus hechos y palabras, son un imprescindible libro de lucha contra la dominación de la oligarquía financiera, para que en un futuro no lejano avancemos hacia la revolución socialista y el comunismo.

    En memoriam

    Después de Frunze, Dzerzhinski.
    La vieja guardia leninista ha perdido a otro de sus mejores dirigentes y luchadores. El Partido sufre otra pérdida irreparable.

    Cuando ahora, ante el féretro abierto, recordamos todo el camino recorrido por el camarada Dzerzhinski -la cárcel, el presidio, el destierro, la Comisión Extraordinaria de lucha con la
    contrarrevolución, el restablecimiento del transporte arruinado, la construcción de la joven industria socialista-, se quiere definir con una sola palabra esta vida impetuosa: FERVOR.

    La Revolución de Octubre le llevó al difícil puesto de dirigente de la Comisión Extraordinaria de
    lucha con la contrarrevolución. Para la burguesía no había nombre más odiado que el de Dzerzhinski, el hombre que repelía con mano de acero los golpes de los enemigos de la revolución proletaria. “El terror de la burguesía”: así se llamaba entonces al camarada Félix Dierzhinski.

    Cuando hubo llegado el “período pacífico”, el camarada Dzerzhinski prosiguió su impetuosa labor.
    El camarada Dzerzhinski es todo fervor al poner orden en el transporte desorganizado, es todo fervor, después, en el trabajo de construcción de nuestra industria, como presidente del Consejo Supremo de la Economía Nacional. Sin darse punto de descanso, sin rehuir ningún trabajo penoso, luchando audazmente contra las dificultades y venciéndolas, entregando todas sus fuerzas, su energía toda a la obra que le confiara el Partido, consume su vida trabajando en aras de los intereses del proletariado, en aras de la victoria del comunismo.

    ¡Descansa en paz, héroe de Octubre! ¡Descansa en
    paz, hijo fiel del Partido!
    ¡Descansa en paz, constructor de la unidad y de la
    fuerza de nuestro Partido!


    J. Stalin.
    22 de julio de 1926.


    En Moscú y Minsk están erigidos monumentos a su persona. Numerosas calles de múltiples ciudades de Rusia y Bielorrusia llevan su nombre, además de una ciudad en Armenia.

    http://amistadhispanosovietica.blogspot.com/2011/05/dzerzhinski-el-escudo-y-la-espada-de-la.html




    JarostMarksa
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 156
    Reputación : 210
    Fecha de inscripción : 16/03/2011
    Localización : Vigilando presos del GULAG.

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por JarostMarksa el Vie Jun 03, 2011 11:09 am

    Buenísimo, sin duda el puño armado, el terror de los que ahora imponen su voluntad.

    Ardaigh
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 946
    Reputación : 1194
    Fecha de inscripción : 20/06/2010

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por Ardaigh el Mar Jun 28, 2011 9:30 am

    En vez de abrir un nuevo tema, mejor expongo mi duda en este:

    No tengo demasiada informacion de Dzerzhinski, solo esa en la que se le acusa de terrorismo y labor antipartido, pero no he encontrado pruebas de ello, aparte de que Stalin hablaba tan bien de Dzerzhinski y aparentemente le tenia en tan alta estima por sus acciones, que es dificil creerse esas acusaciones. (aun menos sin pruebas) ¿Que pueden decirme de Dzerzhinski?

    Gorky
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1265
    Reputación : 2276
    Fecha de inscripción : 15/01/2010

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por Gorky el Mar Jun 28, 2011 11:42 am

    Raksu escribió:En vez de abrir un nuevo tema, mejor expongo mi duda en este:

    No tengo demasiada informacion de Dzerzhinski, solo esa en la que se le acusa de terrorismo y labor antipartido, pero no he encontrado pruebas de ello, aparte de que Stalin hablaba tan bien de Dzerzhinski y aparentemente le tenia en tan alta estima por sus acciones, que es dificil creerse esas acusaciones. (aun menos sin pruebas) ¿Que pueden decirme de Dzerzhinski?

    ¿Quien le acusaba de eso?

    Saludos Socialistas.

    Ardaigh
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 946
    Reputación : 1194
    Fecha de inscripción : 20/06/2010

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por Ardaigh el Mar Jun 28, 2011 1:29 pm

    Gorky escribió:
    Raksu escribió:En vez de abrir un nuevo tema, mejor expongo mi duda en este:

    No tengo demasiada informacion de Dzerzhinski, solo esa en la que se le acusa de terrorismo y labor antipartido, pero no he encontrado pruebas de ello, aparte de que Stalin hablaba tan bien de Dzerzhinski y aparentemente le tenia en tan alta estima por sus acciones, que es dificil creerse esas acusaciones. (aun menos sin pruebas) ¿Que pueden decirme de Dzerzhinski?

    ¿Quien le acusaba de eso?

    Saludos Socialistas.

    Como la mayoria de propaganda anticomunista, "lo he oido por ahi"

    Sin embargo quiero un poco de informacion de Dzerzhinski, ¿escribio libros? ¿De le suelen acusar los burgueses? (digo, como a Stalin Katyn y tal)

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 10/12/2009

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por Shenin el Mar Jun 28, 2011 10:34 pm

    Supongo que le acusarán de la repesión en la retaguardia soviética durante la Guerra civil rusa. Lo cual no es de extrañar, pues en Moscú había auténticos nidos de espías y saboteadores. Fíjate que tuvieron que asaltar la embajada británica para cargarse uno de esos nidos.

    Ardaigh
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 946
    Reputación : 1194
    Fecha de inscripción : 20/06/2010

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por Ardaigh el Miér Jun 29, 2011 3:35 am

    Estaba releyendo esto: http://www.forocomunista.com/t1034-purgas-en-la-urss#11664

    Y me he encontrado con esto:

    "Stalin llegó a advertir en varios de sus discursos sobre el peligro de purgar a la gente equivocada. Incluso defendió a conocidos trotskistas que según sus palabras no debían ser purgados, como en el caso de Félix Dzerzhinsky."


    Segun vi, murio mientras en pleno discurso decia "Os levantásteis contra el partido y el partido os aplastará. -Dzerzhinski a la oposición de Trotsky, Zinoviev y Kamenev-"


    JarostMarksa
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 156
    Reputación : 210
    Fecha de inscripción : 16/03/2011
    Localización : Vigilando presos del GULAG.

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por JarostMarksa el Lun Jul 18, 2011 3:54 am

    Hay que leer el artículo escuchando


    ajuan
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 8426
    Reputación : 9994
    Fecha de inscripción : 09/05/2010
    Localización : Latinoamerica

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por ajuan el Sáb Ene 19, 2013 7:04 am

    fusiono


    ------------------------------
    ¡Dormir,combativas águilas,
    dormid con el alma tranquila!
    Habéis merecido, hermanos
    eterna paz y gloria.


    "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos.Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."

    John Reed
    :urss: :urss:

    La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida

    Blog sobre Vladimir Lenin:
    http://vlenin.blogspot.com.ar/

    Chapaev
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2802
    Reputación : 3382
    Fecha de inscripción : 28/04/2010

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por Chapaev el Mar Dic 10, 2013 8:41 am

    Dzerzhinsky: algo tendrá el agua, cuando la bendicen...

    http://jscomin.blogspot.com.es/ escribió:

    Cerca de la mitad de los rusos aprueban la idea de devolver el monumento a Félix Dzerzhinsky a su ubicación anterior en la plaza “Lubianka”.
    Así se demuestra del estudio sociológico efectuado por el “VTsIOM” (el “CIS” ruso).
    Un 45% de los encuestados valora positivamente la idea, mientras que un 25% lo hace negativamente.

    Entre los que respaldan la restitución, el 60% lo componen partidarios del PCFR, un 49% de “Rusia Justa”. Entre los que se muestran contrarios a restituir el monumento hay un 29% de partidarios del PLDR.

    Para el 35% de los rusos la figura de Dzerzhinsky  les provoca respeto, mientras que un 26% se muestra indiferente. Un 10% siente simpatía hacia su figura y un 5% admiración. La confianza y la repulsa se reparten por igual con un 5%.
    La encuesta se efectuó el 24 y 25 de noviembre, en 42 regiones del país. En ella tomaron parte 1600 personas.

    Fuente: gazeta.ru
    Publicado por Josafat S. Comín No hay comentarios:
    Etiquetas: Historia
    viernes, 6 de diciembre de 2013

    granados
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 721
    Reputación : 757
    Fecha de inscripción : 16/01/2012

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por granados el Vie Dic 13, 2013 7:46 am

    Philip panaggio en su ensayo "Stalin y Yezhov. un anñalisis extraparadimatico" habla muy bien de derzinsky, aclara además que Derzinsky no sólo fue jefe de la CHEKA, sino de la NKVD que existío desde 1917 y que a diferencia de la primera era una organización exclusivamente bolchevique.

    чэ
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 132
    Reputación : 204
    Fecha de inscripción : 10/12/2011
    Edad : 19
    Localización : Chile

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por чэ el Vie Dic 20, 2013 3:39 am

    Lei un libro muy bueno sobre su vida, como revolucionario y de su vida personal. Siempre dedicado a la revolucion y al pueblo. Este libro se llama "Felix significa feliz...", esta impreso en la URSS por la editorial Progreso de Moscu.
    No lo he visto por ninguna parte, pareciera que el que yo tengo es de los ultimos que queda.

    Contenido patrocinado

    Re: Dzerzhinski, el escudo y la espada de la Revolución Soviética

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:37 am


      Fecha y hora actual: Dom Dic 11, 2016 4:37 am