La derrota del trotskismo frente al marxismo-leninismo en el mundo

    Comparte

    JovenRojo
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 238
    Reputación : 271
    Fecha de inscripción : 15/03/2012
    Edad : 21
    Localización : Pedreguer

    Re: La derrota del trotskismo frente al marxismo-leninismo en el mundo

    Mensaje por JovenRojo el Miér Mayo 02, 2012 3:11 pm

    log. (Primer baneo) escribió:
    Guennadi Ziuganov sobre el trotskismo:

    pero ese tipo es un perdedor total un tonto útil de Yeltsin II lol XD


    Mira que entrar aquí para decir eso.....

    Alexyevich
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1814
    Reputación : 2062
    Fecha de inscripción : 25/07/2010
    Localización : México

    Re: La derrota del trotskismo frente al marxismo-leninismo en el mundo

    Mensaje por Alexyevich el Vie Jun 01, 2012 6:13 am

    Una muestra más del "antitrotskismo" del Ché Guevara:

    http://seguiiltuocorsoelasciadirlegenti.blogspot.com/2010/12/comentarios-del-che-la-revolucion-rusa.html

    PD: Que consideren a un cristiano ortodoxo como referente del marxismo si es alucinante...


    Nexus6
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 300
    Reputación : 346
    Fecha de inscripción : 25/01/2012
    Localización : Barcelona.

    Re: La derrota del trotskismo frente al marxismo-leninismo en el mundo

    Mensaje por Nexus6 el Vie Jun 01, 2012 3:26 pm

    JovenRojo escribió:
    log. (Primer baneo) escribió:
    Guennadi Ziuganov sobre el trotskismo:

    pero ese tipo es un perdedor total un tonto útil de Yeltsin II lol XD


    Mira que entrar aquí para decir eso.....

    Pues yo creo que tiene razón, Ziuganov tiene una remarcada vena revisionista.

    NG
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2038
    Reputación : 2254
    Fecha de inscripción : 25/02/2011

    Re: La derrota del trotskismo frente al marxismo-leninismo en el mundo

    Mensaje por NG el Vie Jun 01, 2012 4:14 pm

    Alexyevich escribió:Una muestra más del "antitrotskismo" del Ché Guevara:

    http://seguiiltuocorsoelasciadirlegenti.blogspot.com/2010/12/comentarios-del-che-la-revolucion-rusa.html

    PD: Que consideren a un cristiano ortodoxo como referente del marxismo si es alucinante...

    Sobre Ernesto Ché Guevara y su supuesto Trotskysmo o Anti-Trotskysmo:

    ¿El Ché fue troskista?
    NG escribió:Te han explicado bastante bien la cosa, primero antes que nada, antes de ahondar más en el tema,
    me temo que debes conocer que es el Socialismo en un solo país, tesis que fue aceptada por el PCUS (1) y que
    la Revolución permanente trotskysta (2), y después mirar las relaciones del Ché con el trotskismo (3)

    1-
    http://www.forocomunista.com/t8578-construccion-del-socialismo-en-un-solo-pais
    http://www.forocomunista.com/t9941p10-lenin-y-el-socialismo-en-un-solo-pais-por-carlos-hermida
    http://www.marxists.org/espanol/stalin/1920s/fundam/

    2-
    http://www.forocomunista.com/t1352-revolucion-permanente
    http://www.marxists.org/espanol/trotsky/revperm/rp10.htm
    http://www.marxists.org/archive/bukharin/works/1924/permanent-revolution/index.htm (crítica dura de Bujarin hacía esta teoría)

    3-
    http://historiasfalenciasyunaparentecronopio.blogspot.com.es/2011/07/carta-del-che-guevara-armando-hart.html
    http://old.kaosenlared.net/noticia/sobre-el-che-y-el-trotskismo

    Pero vamos te dejo una frase que resume todo el pensamiento del Ché sobre Trotsky:

    7 – Aquí vendrían los grandes revisionistas (si quieren pueden poner a Jruschov),
    bien analizados, más profundamente que ninguno, y debía estar tu amigo Trotsky, que existió y escribió, según parece.
    Además grandes teóricos del capitalismo como Marshal, Keynes, Schumpeter, etc.

    También analizados a fondos con la explicación de los porqué.


    Razion escribió:Mirá hay bastante bibliografía al respecto, en el que muchos lo han considerado al Che trotkista por querer darle un carácter de "permanente" a la revolución (si bien el nunca utilizó esas frases y criticó abiertamente al trotkismo). Michael Löwy es uno de los defensores de esta tesis, también Nestor Kohan se puede encontrar en los adherentes e impulsores de este pensamiento.
    NG escribió:
    Hola Camara Raizon...

    Sobre el supuesto 'Trotskysmo del Ché' y las perlas de Nestor Kohan me gustaría aclarar lo siguiente:
    sinceramente, en cuanto a la figura del Ché se ha inventado un mundo paralelo "a lo Orwell"
    muy confuso, intentando moldearle como lo que no fue... cito:

    Toda la obra del Che constituye una crítica implacable tanto al imperialismo capitalista occidental como al stalinismo soviético, que terminó reemplazando el rojo encendido de la bandera del socialismo por el gris opaco de la burocracia y la mediocridad.
    Habría que aclararle aunque él lo sabe, o no lo sabe por falta de conocimiento entre saber diferenciar
    las tesis Stalinistas (que el Ché alaba en muchos puntos e incluso adora su figura)
    con las Kurschevianas (que critica implacablemente)...
    y ni que decir sobre el llamado "Stalinismo" y las barbaridades que comenta...

    Antiguos stalinistas recalcitrantes, ayer furiosos dogmáticos e impiadosos inquisidores
    de cuanta “herejía” encontraban a su paso, se refugiaron rápidamente bajo el regazo protector
    de la socialdemocracia (cada vez más neoliberal y menos socialista). Ellos, que en sus
    momentos de éxtasis y euforia habían jurado una y mil veces fidelidad eterna al “gran teórico”
    del socialismo en un solo país, de pronto, como buenos conversos, comenzaban a tirar todo lo
    que tenían a mano contra Lenin y la mejor herencia de los bolcheviques. “La revolución de
    Octubre fue autoritaria y jacobina”, sentenciaban ahora estos demócratas de último minuto que
    hasta ayer nomás enaltecían los juicios de Moscú y otras joyas similares de la época stalinista
    En fin trotskystas hablando sobre acabar en las filas de la socialdemocracia o de la reacción más casposa...
    no se me viene actualmente paradoja más graciosa políticamente...

    Sobre las supuestas coincidencias del Trotskysmo con el Ché:
    Ahora bien, ¿qué actitud tenía el Che Guevara —él mismo, cuando estaba vivo, no sus
    seguidores, admiradores o continuadores posteriores— frente a Trotsky?
    Aparentemente existe una actitud ambivalente del Che en relación con el trotskismo.
    Las posiciones de Guevara coinciden con muchos de los núcleos teóricos fundamentales del
    pensamiento de León Trotsky.

    Por ejemplo, encontramos una notable convergencia de perspectivas en los siguientes ejes:
    [1] La concepción de la revolución concebida como un proceso ininterrumpido y permanente, opuesto a la concepción de la revolución por etapas;
    [2] el carácter socialista que asume la revolución en los países atrasados, subdesarrollados, coloniales, semicoloniales y dependientes;
    [3] la combinación de diversos tipos de relaciones
    sociales en los países subdesarrollados, producto del desarrollo desigual del capitalismo en su
    fase imperialista;
    [4] el internacionalismo proletario como criterio central para fundamentar la
    revolución mundial (criterio que se opone a congelar la revolución en un solo país y priorizar
    su «Razón de Estado»);
    [5] la sospecha, la oposición y el cuestionamiento de todo “tránsito pacífico” y
    toda vía parlamentaria al socialismo;
    [6] la lucha cotidiana contra toda detención y toda burocratización de los procesos revolucionarios;
    [7] la crítica del realismo socialista como doctrina estética oficial impuesta por decreto
    a los artistas e intelectuales y, finalmente,
    [8] el papel fundamental atribuido a la cultura y a la conciencia en la creación de la nueva
    sociedad.

    Obviamente el no responde sinceramente su misma pregunta:
    "¿qué actitud tenía el Che Guevara —él mismo, cuando estaba vivo, no sus
    seguidores, admiradores o continuadores posteriores— frente a Trotsky?"

    Pues las declaraciones del Ché contra el Trotskysmo no son precisamente pocas
    ni críticas oportunas... citaremos de nuevo al mismo Ché:

    Carta del Che Guevara a Armando Hart Dávalos
    (Dar-Es-Salam, Tanzania (4/XII/1965)

    7 – Aquí vendrían los grandes revisionistas (si quieren pueden poner a Jruschov),
    bien analizados, más profundamente que ninguno, y debía estar tu amigo Trotsky, que existió y escribió,
    según parece. Además grandes teóricos del capitalismo como Marshal, Keynes, Schumpeter, etc.
    También analizados a fondos con la explicación de los porqué.]

    Entrevista del periódico "El Heraldo de Florida, Uruguay" al propio Che.
    Y que puede consultarse en el numero 91 del periódico Resumen Latinoamericano del correspondiente a los meses de septiembre y octubre de este año.


    Periodista: Doctor Guevara: ¿me puede decir las razones por la cuales a los trotkistas de Cuba, se les ha confiscado la imprenta?.

    Ernesto Che Guevara: ¿A los trotskistas?. Mire, hubo una pequeña imprenta que publicaba un semanario que tuvo algunos problemas con nosotros. Tomamos algunas medidas administrativas, porque no tenían ni papel, ni permiso para usar el papel, ni imprenta, ni nada; y, simplemente, resolvimos que no era prudente que siguiera el trotskismo llamando a la subversión.

    Porque, entre otras cosas, señor -ya que pregunta eso- resulta que hay un antecedente muy interesante.
    Nosotros con los trotkistas hemos tenido algunas relaciones; uno de los miembros del "26 de julio" que tenía mucha afinidad con el trotkismo, David Salvador, fue el que llevó a la muerte a nuestros hombres el 9 de abril, negándose a una acción unida con los partidos de masa en la huelga y tratando de hacer una huelga de tipo putschista, que fue sencillamente destruida por Batista.
    ¿Sabe quién le puede hablar muy bien de esa huelga? Un señor que usted a lo mejor conoce, que se llama Jules Dubois, que estaba presente y era uno de los que conocía de la huelga, y por supuesto, también conocía Batista de la huelga que se iba a realizar, porque fue una huelga clandestina que apenas se realizó fueron asesinados grandes compañeros nuestros.

    Después de eso, el trotkismo nace en Guantánamo. Es una rara coincidencia, pero nace en Guantánamo y tiene su fuerza ahí. Guantánamo es una ciudad que dista unos pocos minutos de la Base Naval de Guantánamo, y nosotros sospechamos que podía haber cierta relación entre esa "proximidad geográfica". Por eso, nosotros tomamos algunas medidas para que la gente que no representaba nada y que no sabíamos de dónde sacaba su dinero, siguiera desde las posiciones de extrema izquierda molestando el desarrollo de nuestra Revolución.

    Ahora basándonos en algunos, lo más interesantes e importantes puntos que cita,
    y que supuestamente unen sin posible réplica a Trotsky con Ché Guevara como gemelos idelógicos...

    Nestor Kohan
    [1] La concepción de la revolución concebida como un proceso ininterrumpido y permanente,
    opuesto a la concepción de la revolución por etapas;

    Trotsky
    La tendencia de la Internacional Comunista a imponer actualmente a los pueblos orientales la consigna de la dictadura democrática del proletariado y de los campesinos, superada definitivamente desde hace tiempo por la historia, no puede tener más que un carácter reaccionario.

    Ché
    No es necesario insistir en las características de nuestra Revolución, en su forma original, con sus toques de espontaneidad que marcó la transición de una revolución de liberación nacional de una revolución socialista, lleno de etapas que pasan rápidamente, guiada por las mismas personas que participó en la epopeya inicial del ataque al Cuartel Moncada, una revolución que procedió a través del desembarco del Granma y culminó en la declaración del carácter socialista de la Revolución Cubana

    Simplemente al citar las etapas en una revolución, el Ché sigue la línea clásica leninista, y esto ya cambia más de una
    supuesta idea de relación con el Trotskysmo y su revolución obrera desde ya mismo que planteaba Trotsky opuesto al etapismo.




    [2] El carácter socialista que asume la revolución en los países atrasados, subdesarrollados,
    coloniales, semicoloniales y dependientes;

    Este punto tampoco el Stalinismo lo niega, la diferencia es que el mal llamado Stalinismo
    si consiguio instaurar regímenes Stalinistas en países atrasados y el Trotskysmo no.




    [3] La combinación de diversos tipos de relaciones
    sociales en los países subdesarrollados, producto del desarrollo desigual del capitalismo en su
    fase imperialista;
    Este punto tampoco el Stalinismo lo niega...



    [b][4] El internacionalismo proletario como criterio central para fundamentar la
    revolución mundial (criterio que se opone a congelar la revolución en un solo país y priorizar
    su «Razón de Estado»)
    El tema del internacionalismo congelado, y demás calificaciones es una propaganda del Trotskismo
    desmentido totalmente en estos mismos hilos del foro, además como siempre hemos dicho solo hace falta
    mirar el número de Estados Socialistas/Stalinistas que se formaron durante el período de Stalin y cuantos
    Estado Socialistas/Trotskystas en TODA la historia del Trotskysmo...


    (para más información: http://www.forocomunista.com/t8578-construccion-del-socialismo-en-un-solo-pais )

    También me tendría que dar gracias este señor, a que no cite los lugares donde el Trotskysmo practico
    ese "internacionalismo" haciendo de zapa contra todo tipo de Revolución que surgiera por el mundo...




    [5] La sospecha, la oposición y el cuestionamiento de todo
    “tránsito pacífico” y toda vía parlamentaria al socialismo;

    Para variar también hemos hablado aquí mucho sobre lo que pensaban Lenin, Marx, Engels,
    o el mismo Stalin sobre la llamada "vía pacífica", algo que todos rechazaban más o menos radicalmente
    exceptuando situaciones futuras casi impensables...


    "Engels es lo bastante cauto para no atarse las manos. Reconoce que en países con República o con una libertad muy grande "cabe imaginarse" un desarrollo pacífico hacia el socialismo" Lenin

    Claro está que, en un porvenir lejano, si el proletariado triunfa en los países capitalistas
    más importantes y el actual cerco capitalista es sustituido por un cerco socialista,
    será perfectamente posible la trayectoria "pacífica"
    de desarrollo para algunos países capitalistas, donde los capitalistas debido a la "desfavorable"
    situación internacional, juzguen conveniente hacer "voluntariamente" al proletariado concesiones importantes.

    Pero esta hipótesis sólo se refiere a un porvenir lejano y probable. Para un porvenir cercano,
    esa hipótesis no tiene ningún fundamento, absolutamente ninguno. Stalin

    El pecado mortal de la II Internacional no consiste en haber practicado en su tiempo
    la táctica de utilizar las formas parlamentarias de lucha, sino en haber sobreestimado la importancia de estas formas,
    considerándolas casi las únicas; y cuando llegó el período de las batallas revolucionarias abiertas y
    el problema de las formas extraparlamentarias de lucha pasó a primer plano, los partidos de la
    II Internacional volvieron la espalda a las nuevas tareas, renunciaron a ellas. Stalin
    Claro esta, que si el Ché tomó la vía guerillera es porque no vio factible el modo pacífico
    algo también característico de cualquier Marxista-Leninista... pero es interesante lo que dice aquí:


    La Revolución cubana ha polarizado fuerzas; frente al dilema pueblo o
    imperialismo, las débiles burguesías nacionales eligen el imperialismo y traicionan
    definitivamente a su país. Se pierde casi totalmente la posibilidad de que en esta
    parte del mundo se produzca un tránsito pacífico al socialismo.

    ¿Enteremos todo que si "se pierde" es porque esa posibilidad estaba abierta?

    [6] La lucha cotidiana contra toda detención y
    toda burocratización de los procesos revolucionarios;

    Este irremediablemente es otro tema que hemos tocado en el foro, sobre el mismo Stalin
    y la lucha por la burocratización...

    Página número 3, intervención de NG, osease yo mismo,
    (no lo cuelgo porque es largísimo y ya me estoy pasando de letricas en este post)

    http://www.forocomunista.com/t17560p20-stalin-y-la-burocracia



    Por lo tanto llegamos a este punto, acabo de demostrar rapidamente que el análisis que hizo
    Nestor en relación a las similitudes Trotsky-Ché esta cojísimo por diversas razones:

    1- Algunos puntos no coinciden con el "Guevarismo".
    2- Algunos otros puntos tampoco se diferencian de lo que grita y arenga el llamado "Stalinismo".

    Por lo que para finalizar esa comparación es más subjetiva y un quiero y no puedo que otra cosa...
    debido a que si en los puntos que coincide Trotsky y Guevara como el punto "(2)" "(4)",
    y en consecuencia a eso, podemos decir que el Guevarismo tiene un hermano ideológico: El Trotskysmo...
    yo también podría tirarme a la piscina y decir que el Trotskysmo y el Stalinismo son hermano de sangre
    debido a que también coinciden en esos puntos... Espero tu respuesta Camarada y amigo Argentino...

    Ecocomunista
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 149
    Reputación : 186
    Fecha de inscripción : 14/06/2012
    Edad : 19
    Localización : Madrid,Castilla

    Re: La derrota del trotskismo frente al marxismo-leninismo en el mundo

    Mensaje por Ecocomunista el Dom Dic 09, 2012 1:43 pm

    Podría decir esto en cualquier tema sobre Trotsky,pero lo voy a decir aquí:dejad ya de arremeter contra los trotskistas,siguen siendo comunistas y,por lo tanto,no son el enemigo.El enemigo es el capitalismo y el fascismo.
    Si acabo de hacerme estalinista,seguiré respetando a los trotskistas,y viceversa.

    NG
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2038
    Reputación : 2254
    Fecha de inscripción : 25/02/2011

    Re: La derrota del trotskismo frente al marxismo-leninismo en el mundo

    Mensaje por NG el Sáb Ene 05, 2013 10:02 am



    Así ganó Stalin la lucha contra la Oposición Zinovievista-Trotskista

    “Desde abajo hacia arriba, un comité tras otro”
    Thiago R.

    Hace más de 50 años que fue publicado el libro “The Conscience of the Revolution. Communist Opposition in Soviet Russia”, del historiador burgués norteamericano Robert Vincent Daniels. En ese momento, en 1960, ya existían las suficientes fuentes oficiales y no oficiales, académicas y no académicas, para dejar sentado ciertos hechos que hoy han sido falseados o distorsionados.

    Muchos historiadores burgueses y trotskistas tienden a afirmar con convicción absoluta que Stalin ganó la mayoría en el Partido bolchevique en los distintos congresos haciendo uso del sistema de nombramiento de secretarios de comités. Trotsky y los trotskistas hacen mucha referencia a ello, para “explicar” por qué la oposición oportunista perdió la lucha interna en el Partido. Aducen que Stalin utilizaba su poder como Secretario General para nombrar a los secretarios de comités, poniendo a gente que después le devolvería el favor en los congresos o conferencias. Si bien es cierto que los secretarios eran nombrados por uno de los organismos del Partido, no es cierto, sin embargo, que Stalin tuviera el control sobre los secretarios de los comités como para disponer de su apoyo en el momento que lo quisiera. Otros historiadores burgueses que han estudiado el tema cuestionan y refutan la versión, ampliamente aceptada en la historiografía burguesa y trotskista –basada en las afirmaciones de Trotsky–, que sostiene ese argumento. (Véase al respecto, por ejemplo, el ensayo de James Harris, “Stalin as General Secretary: The appointments process and the nature of Stalin’s power”, en el libro Davies & Harris, ed., “Stalin. A New History”, Cambridge University Press, 2005).

    El fragmento del libro de Daniels, que se copia a continuación, da cuenta de un pasaje importante de la lucha interna contra los zinovievistas en el Partido bolchevique, en 1925: el proceso inmediatamente posterior al XIV Congreso del Partido bolchevique.

    Luego de vencer a la oposición zinovievista en el XIV Congreso, la mayoría stalinista procede a llevar los acuerdos del congreso a las bases del Partido. La lucha contra los zinovievistas se desarrolló principalmente en Leningrado, la cuna de la revolución de Octubre, donde se concentraba lo más avanzado del proletariado ruso y soviético. Zinoviev era, a la sazón, el jefe del Partido y el presidente del Soviet en Leningrado, designado poco después de la revolución de Octubre.


    Trotsky, Kámenev y Zinoviev

    El Colapso de la Oposición Zinovievista
    Robert Vincent Daniels


    La derrota de los zinovievistas en el Decimocuarto Congreso era inevitable. Al realizarse el conteo decisivo para aprobar los informes del Comité Central presentados por Stalin y Molotov, ciento cincuentinueve votaron a favor, mientras que sesenticinco votaron en contra. (89)

    El más duro golpe contra la Oposición Zinovievista no se dio en el Congreso sino en el mismo Leningrado. Ni bien terminaron las sesiones del Congreso, los hombres del aparato central –encabezados nada menos que por Molotov, secretario del Partido–, se movilizaron para tomar el control. El Congreso envió un comunicado a la organización del Partido de Leningrado, invocándola a repudiar a su delegación al Congreso por haber violado el acuerdo de la conferencia provincial de Leningrado a favor de la unidad del Partido (que había sido expresado, por supuesto, como un asunto formal). El comité provincial de Leningrado era acusado de violar la democracia partidaria al suprimir los deseos de la organización del distrito de Vyborg en Leningrado, que había votado por los stalinistas (90). En vano replicó Zinoviev que esas manifestaciones de descontento en Leningrado eran en realidad el fruto de los esfuerzos de los representantes del Secretariado, que ya estaban teniendo cierto éxito. (91)

    El equipo de Molotov –que incluía a Kirov, Voroshílov, Andreiev, Kalinin “y otros”– llegó a Leningrado el 5 de enero de 1926. (92) Las fuerzas de Zinoviev se prepararon para el golpe y convocaron a una conferencia de toda la ciudad, para que los representantes de la dirección central pudieran presentar su informe. Sin embargo, la estrategia de ésta última fue eludir a la jerarquía local del Partido y llevar su presión y su prestigio directamente a las organizaciones del Partido en las fábricas. La aprobación de este procedimiento se obtuvo del Buró del Noroeste del Comité Central, que revocó la decisión del comité provincial. Durante las dos semanas siguientes, los altos mandos del Partido visitaron las fábricas para “explicar” las decisiones del Decimocuarto Congreso y mover la opinión a favor de la dirección central. Sin duda, el proceso fue facilitado por la antipatía que los militantes de base de Leningrado tenían hacia lo que debe haber sido – según todos los testimonios– un oneroso y singular ejemplo de régimen burocrático [de Zinoviev] en el Partido. Por otra parte, los funcionarios zinovievistas recalcitrantes sufrieron la acción de la siempre efectiva arma organizativa de las transferencias a ciertas áreas, como Turkestán o el Lejano Oriente. Para fines de enero, el dominio de los zinovievistas fue vencido en cada nivel de la organización de Leningrado.

    El clímax fue cuando los stalinistas lograron ganarse a la organización del Partido en la famosa fábrica de maquinarias Putílov. Los zinovievistas habían contado, ante todo, con la planta Putílov, y habían dedicado un trabajo organizativo especial para mantenerla bajo su línea. Pero el 21 de enero, en una reunión partidaria de la fábrica, se adhirieron a la línea central, acusaron a la organización provincial de “represión” y demandaron la convocatoria de conferencias para elegir nuevos comités partidarios en la provincia de Leningrado. Al concluir su campaña, los stalinistas afirmaban tener el 96 por ciento del total de los votos en las organizaciones fabriles de Leningrado. Procedieron desde abajo hacia arriba, ganando el control de un comité distrital tras otro, reemplazando a los funcionarios oposicionistas en el Partido, y (simultáneamente con la victoria en Putílov) tomando el control de la comisión de control provincial y del propio comité provincial del Partido. El último paso, en febrero de 1926, fue la convocatoria a una conferencia provincial especial del Partido. Esta conferencia se realizó sin dificultad. Bujarin presentó la línea oficial, registrándose el acostumbrado voto unánime, pero esta vez con el apoyo incondicional al liderazgo de Moscú y a la resolución del Decimocuarto Congreso, y el repudio a sus antiguos líderes de Leningrado. Todos los oposicionistas fueron separados del buró del comité provincial del Partido. Zinoviev fue removido del puesto que había ocupado casi desde el establecimiento del régimen soviético, el de presidente del Comité Ejecutivo del Soviet de Leningrado. (93)

    Simultáneamente con la extirpación de la oposición de su única sede de poder organizativo, la dirección del Partido removió o degradó a los líderes de la oposición de casi todos los puestos de responsabilidad que mantenían en la administración gubernamental. Kámenev fue removido de la presidencia del Consejo de Trabajo y Defensa (el órgano directriz de la economía) y de su puesto como vicepresidente del Consejo de Comisarios del Pueblo, siendo nombrado, en cambio, comisario de comercio interior y exterior (que poco después perdería ante Mikoyán). También perdió la presidencia del Soviet de Moscú. Sokolnikov fue descendido de Comisario de Finanzas a vicepresidente de la Comisión Estatal de Planeamiento. (94)

    En la estructura del Partido, Zinoviev mantuvo su lugar pero Kámenev fue degradado de miembro pleno del Buró Político a suplente, mientras que Sokolnikov fue removido de su puesto de miembro suplente. El número de los miembros plenos del Buró Político fue aumentado de siete a nueve –la primera ampliación desde 1922–, y Molotov, Kalinin y Voroshílov fueron promocionados para ocupar las tres vacantes en la máxima dirección. (95) Stalin estaba empezando a ubicar a sus creaturas en la más alta dirección del Partido.

    En la lista de miembros del Comité Central aprobada por el Decimocuarto Congreso, no fueron incluidos tres antiguos miembros –Zalutsky, Jaritonov y Kuklin– además del fallecido Frunze: todos ellos zinovievistas. Dos miembros, incluyendo el vice comisario de guerra, Lashevich, fueron degradados a suplentes. De los treinticuatro miembros suplentes, once –casi un tercio– fueron separados; de ellos sólo tres o cuatro eran simpatizantes zinovievistas (es probable que la ineficiencia haya contado en el resto de los casos). Dieciséis miembros nuevos o promocionados se unieron al Comité Central (ahora una base firme para las maniobras de Stalin), y veintitrés, en su mayoría desconocidos, fueron premiados con el estatus de suplente. Algunos de esos hombres alcanzarían considerable fama más tarde: los generales Gamarnik y Eije fueron depurados en 1937; Postyshev fue hecho secretario del partido y, como Eije, miembro suplente del Buró Político antes de su muerte en 1938; Unshlicht, el subjefe de la GPU, también desapareció en 1938; Lomanidze fracasó en un abortado proyecto de oposición en 1930; Andrei Zhdánov se convirtió en una de las luminarias importantes del Partido antes de su inexplicable muerte en 1948. (96)

    La defección de la Oposición Zinovievista empezó exclusivamente como una división en la dirección del Partido. No hay evidencia de que algún movimiento de base estuviera involucrado. Leningrado siguió a Zinoviev, simplemente porque el procónsul del noroeste era el jefe indiscutible en su territorio. Básicamente, la Oposición de Leningrado se originó en la alarma que Zinoviev y Kámenev sintieron cuando percibieron la amenaza de la creciente fuerza organizativa de Stalin. Los dos eclipsados triunviros empezaron, entonces, a plantear cuestiones para desafiar el liderazgo de Stalin-Bujarin. Antes, los motivos ideológicos habían jugado un papel principal en la actividad de la oposición; en el caso de la Oposición Zinovievista, la doctrina fue principalmente un instrumento de maniobra política.

    Entre la Oposición Zinovievista y los anteriores movimientos oposicionistas no existía afinidad real. Así lo atestigua la actitud de los trotskistas durante el Decimocuarto Congreso. Trotsky no tomó parte en las controversias en el Congreso, pese a que estuvo presente como delegado sin voto. Parece que estuvo tentado a intervenir, pero del lado de... ¡Stalin! (97) Trotsky rechazó –considerándola un “recurso polémico”– la descripción que la mayoría hacía de la Oposición Zinovievista como continuadora del movimiento oposicionista de 1923. Sin embargo, decía, los zinovievistas se habían visto forzados –para ganar apoyo– a adoptar el énfasis de los “izquierdistas” en la industrialización, algo que poco antes habían denunciado junto al resto de la organización del Partido. (98)

    Visto en términos de un patrón general del desarrollo del Partido Comunista, la Oposición Zinovievista representó una escisión en la escuela de pensamiento leninista, cautelosa y consciente de la importancia del poder. Uno de los factores de la escisión fue puramente personal: la rivalidad por el puesto del número uno entre Zinoviev y Stalin. Sin embargo, también hubo diferencias ideológicas importantes, particularmente sobre la cuestión del socialismo en un solo país, entre los zinovievistas –más internacionalistas– y los stalinistas –más orientados a Rusia. La interpretación a la que se inclinó Trotsky fue esta: “La visión internacional [de Zinoviev y Kámenev] –más amplia que la de Stalin y adquirida bajo Lenin durante el exilio– no fortaleció su posición; por el contrario, la debilitó. La tendencia política era hacia el desarrollo nacional independiente y la vieja fórmula del patriotismo ruso... El intento de Zinoviev y Kámenev de sostener el punto de vista internacional, aunque fuera a un grado limitado, los convirtió en “trotskistas” de segundo orden ante los ojos de la burocracia”. (99)

    Finalmente, parece haber habido un elemento de temperamento en la escisión: los zinovievistas, más doctrinarios y preocupados en la aplicación literal de la doctrina del Partido, titubeaban ante la libertad con la que el grupo de Stalin-Bujarin parecía tomar las políticas establecidas por Lenin y el significado de sus instrucciones al Partido. Entre los zinovievistas había algo del apego de los “izquierdistas” a las ideas y los ideales. En ese sentido, la alianza entre esos dos grupos en 1926 [la Oposición Unida] tenía una base natural. El principal significado histórico de la Oposición Zinovievista estriba en que sirvió de preludio a esa alianza y a la última campaña de la Oposición de Izquierda de 1926-1927. Los zinovievistas pusieron la mayor parte del apoyo de militantes de base con el que la Izquierda [la Oposición Unida] pudo haber contado. Y sobre todo, los zinovievistas fueron los que iniciaron el desarrollo de los temas específicos que proveyeron a la Oposición con la munición política durante 1926 y 1927.

    Notas:

    (89) Decimocuarto Congreso del Partido, p. 524 (Chetyrnadtsaty sezd VKP (b): Stenograficheski otchet, 1926)
    (90) Declaración a todos los miembros de la organización de Leningrado del PCR (b), ibíd., pp. 710-711.
    (91) Zinoviev, Leninizm, pp. 711-712
    (92) History of the CPSU (1939), p. 278. Para detalles de la purga, véase “Ochetnaya kampaniya v Leningrade o rabotakh XIV partinogo sezda (Beseda s sekretarem TsK VKP (b) tov. Molotovym” (La Campaña de Informe en Leningrado sobre el trabajo del Decimocuarto Congreso del Partido – Conversación con el secretario del CC del PCTR (b), camarada Molotov), “La Nueva Oposición”, pp. 271-274. Véase también Popov, II, 273, y N.V. Ruban, “Borba partii protiv trotskistsko-zinovevskoi oppozitsii” (La lucha del Partido contra la Oposición Trotskista-Zinovievista), Voprosy istorii KPSS (Problemas de la Historia del PCUS), nº 5, 1958, pp. 125-128.
    (93) Aleksandrov, “Who Rules Russia?”, p. 160; Pravda, 13 y 16 de febrero de 1926; IPC, nº 13, 18 de febrero de 1926.
    (94) Pravda, 17 de enero de 1926; Aleksandrov, p. 161.
    (95) Pravda, 3 de enero de 1926.
    (96) Ibíd., 1 de enero de 1926.
    (97) Véase Antonov-Ovsenko a Trotsky (protestando por la decisión de Trotsky de no actuar contra Zinoviev y Kámenev) citado por Rikov en Pravda, 26 de noviembre de 1927.
    (98) Trotsky, Nota del de 22 de diciembre de 1925, T2975.
    (99) Trotsky, My Life, p. 520.

    Extraído del libro: Daniels, Robert Vincent, The Conscience of the Revolution. Communist Opposition in Soviet Russia. Simon and Schuster, 1969, pp. 269-272.
    Traducción libre: Thiago R.


    Desde las bases

    Luego del triunfo de la revolución de Octubre, Zinoviev recibió el encargo del Partido de encabezar el comité partidario y el Soviet de Petrogrado, mientras la dirección del Partido y del Estado se trasladaba a Moscú, como consecuencia de la amenaza militar del imperialismo alemán. En 1925, el comité provincial de Leningrado era la sede de la oposición zinovievista en el Partido.

    Concluido el XIV Congreso, la dirección central del Partido en Moscú envió a Molotov y otros a difundir los acuerdos del Congreso. Una vez en Leningrado, éstos se desplazaron directamente a las organizaciones del Partido en las fábricas, es decir, fueron directamente a las bases del comité provincial más importante del Partido bolchevique. Mediante un trabajo de persuasión que empezó en las organizaciones inferiores del Partido, la dirección central bajo el liderazgo de Stalin ganó la adhesión de las bases a su línea política. Luego avanzó hacia los comités distritales, que se fueron adhiriendo a la mayoría stalinista; para, finalmente, en la conferencia provincial de Leningrado derrotar y expulsar a los zinovievistas del comité provincial y de la comisión provincial de control de Leningrado.

    Daniels, el autor del fragmento citado, dice que los “stalinistas”:

    1. “Procedieron desde abajo hacia arriba”;
    2. ganando “el 96 por ciento del total de los votos en las organizaciones fabriles de Leningrado”, de manera especial en la famosa fábrica Putílov;
    3. “logrando el control de un comité distrital tras otro”;
    4. “reemplazando a los funcionarios oposicionistas en el partido”, como es natural, para reflejar la real correlación de fuerzas en los comités locales;
    5. “tomando el control de la comisión de control provincial y del propio comité provincial del partido”;
    6. “El último paso, en febrero de 1926, fue la convocación de una conferencia provincial especial del partido”, que removió de sus puestos de dirección a los oposicionistas derrotados.

    La historia se repite contra la Oposición Unida Zinovievista-Trotskista en 1926

    El mismo tipo de esfuerzo por ganarse a las bases, células, comités de fabrica, comités distritales, comités provinciales, se observa en la lucha entre los leninistas y la oposición zinovievista-trotskista, unida en 1926, en el proceso previo al XV Congreso del Partido (26 de octubre-3 de noviembre de 1926). La lucha por ganar opinión pública y delegados se da a toda vela. Particular significado tiene nuevamente la lucha en la emblemática Putílov. El 7 de octubre de 1926, la alianza zinovievista-trotskista –contando con el liderazgo de Zinoviev–, recibe una dura paliza en la organización del partido de Putílov, donde 1,375 militantes respaldaron a la dirección central contra 25 a favor de la oposición. (Daniels, The Conscience of the Revolution, p. 280).

    Si alguna tendencia política quería tener presencia política importante en Rusia, el lugar para conseguirlo era Leningrado. Como dijimos antes, Zinoviev fue un dirigente nombrado por el Comité Central para ocupar el máximo cargo en el Partido y el Estado en Leningrado. Sin embargo, su influencia en las bases era mínima, su control sobre la organización la realizaba a través de su círculo de allegados políticos y (¡él sí!) de los secretarios de los comités distritales. Trotsky y su fracción, por su parte, nunca tuvieron alguna influencia importante en las bases del partido. Incluso su presencia en los puestos de dirección era desproporcionadamente mayor en relación con su base partidaria. Con toda justicia, se puede decir que Zinoviev y Trotsky y sus seguidores eran verdaderos burócratas, desligados de las bases y de las masas, sin mayor base social en la clase obrera.

    Estos ejemplos, durante dos campañas contra la oposición (Oposición Zinovievista y Oposición Unida Zinovievista-Trotskista), demuestran que la victoria se fraguó en las mismas bases del Partido, en cada fábrica, en cada célula, desde abajo hacia arriba. Una cosa totalmente diferente de lo que muchos historiadores burgueses y trotskistas cuentan como justificación y casi como una letanía: que la victoria de la tendencia leninista se edificó con base en una red de intermediarios –los secretarios de comités– que no permitían que la voluntad de los militantes de base se manifestara en los congresos y conferencias del partido.

    Y, por si fuera poco, el autor confirma lo que la mayoría bolchevique siempre sostuvo: que las fracciones oposicionistas no tenían respaldo en las bases y no eran el resultado de un movimiento en las bases del Partido. El autor del fragmento citado dice algo que es aplicable también a la oposición trotskista: “La defección de la Oposición Zinovievista empezó exclusivamente como una división en la dirección del Partido. No hay evidencia de que algún movimiento de base estuviera involucrado.” Es importante destacar que en este caso la mención de la “dirección del Partido” se refiere principalmente al Buró Político, que es donde se registró el debate de los leninistas con la oposición zinovievista y trotskista.

    La oposición unida zinovievista-trotskista fue liderada por Zinoviev y no por Trotsky. Stalin no consideraba a Trotsky su “rival”, su “archienemigo”

    De la lectura del fragmento de Daniels, podemos destacar otros puntos que son importantes.

    Los trotskistas siempre pintan la historia de la Oposición Unida de 1926 y 1927, o mejor dicho, la del Grupo Zinoviev-Trotsky como si Trotsky hubiera dirigido la campaña oposicionista. Nada más lejos de la realidad. El autor del libro dice –en 1960 (¡!)– lo contrario. Los documentos que salieron a la luz luego de abrirse los archivos del Partido y del Estado soviéticos, confirman esa conclusión de Daniels. El principal exponente de la oposición de 1926-1927 fue Zinoviev (y luego Kámenev), no Trotsky: así lo revelan las actas taquigráficas de las sesiones del Buró Político que algunos historiadores burgueses han leído y analizado. Lamentablemente, sólo se han publicado fragmentos muy pequeños enfocados en su mayoría en hechos episódicos.

    En el acápite del libro de Daniels que hemos copiado antes, se dice:
    “El apoyo de militantes de base con el que la Izquierda pudo haber contado, lo pusieron en su mayor parte los zinovievistas”.
    “Y sobre todo, fueron los zinovievistas los que iniciaron el desarrollo de los temas específicos que proveyeron a la Oposición con la munición política durante 1926 y 1927”.
    Esto se puede complementar con la evaluación que hacía el mismo Stalin de la lucha contra los zinovievistas. En una carta del 25 de junio de 1926 –que Daniels, el autor del libro que hemos citado, no pudo conocer entonces– Stalin decía:
    1. “Antes de la aparición del grupo de Zinoviev, aquellos con tendencias oposicionistas (Trotsky, la oposición obrera y otros) se comportaban más o menos lealmente y eran más o menos tolerables;

    2.Con la aparición del grupo de Zinoviev, aquellos con tendencias oposicionistas empezaron a hacerse arrogantes y a romper los límites de la lealtad;

    3.El grupo de Zinoviev se ha convertido en el mentor de cualquiera en la oposición que está por la escisión del Partido; en efecto, se ha convertido en el líder de las tendencias escisionistas en el Partido;

    4.Este rol ha recaído en el grupo de Zinoviev porque a) está mejor familiarizado con nuestros métodos que cualquier otro grupo; b) en general, es más fuerte que los otros grupos y tiene el control del Comité Ejecutivo de la Comintern ([Zinoviev es] presidente del Comité Ejecutivo de la Comintern), lo cual representa una seria fuerza; c) debido a esto se comporta de manera más arrogante que cualquier otro grupo, dando ejemplos de “firmeza” y “determinación” a aquellos con otras tendencias;
    5.De ahí que el grupo de Zinoviev sea ahora el más dañino, y contra el que debemos asestar precisamente el golpe en el pleno;

    6.[...]

    7.O asestamos ahora ese golpe, asumiendo que Trotsky y los otros permanecerán leales una vez más; o corremos el riesgo de convertir el Comité Central y sus organismos en instituciones no viables, incapaces de trabajar, y muy pronto tendremos que lidiar con un tremendo revuelo en el Partido que dañará la causa y nuestra unidad”.
    (Tomado de la carta nº 21 del libro “Stalin’s Letters to Molotov”, Yale University Press, 1995, p. 115)


    De esto se puede colegir que Stalin no consideraba a Trotsky su principal adversario, su “archirrival”, durante “el gran debate”, como dice el mito trotskista. En realidad, la actitud de Trotsky en la lucha interna, fue pusilánime. En 1923, cuando inició la lucha contra el Partido con su carta al CC en octubre –al que siguió inmediatamente, por “coincidencia”, la plataforma de los 46–, se retiró en noviembre y desapareció en el Cáucaso (donde lo sorprendió la muerte de Lenin), dejando a Preobrazhensky al frente de la débil oposición. En 1924, luego de provocar al Partido con su revisión de la historia de la revolución y el bolchevismo, explícitamente renunció a debatir, después de la apabullante respuesta de bolcheviques de las más variadas tendencias. En 1925, cuando surge la oposición zinovievista, Trotsky permanece al margen de la contienda. En 1926-1927, en sociedad con Zinoviev y Kámenev, asume el papel de segundo (o tercer) violín, acompañando las actividades fraccionalistas de los zinovievistas.

    En la resolución de julio de 1926 que separaba a Zinoviev del Buró Político se le señalaba como “el verdadero líder de la lucha fraccionalista de la oposición”...

    ¿Cómo se explica, entonces, que hoy se repita, una y otra vez, que Trotsky era el principal opositor, “rival”, “enemigo” de Stalin en el partido –razón por la cual fue expulsado? En primer lugar, porque en la segunda mitad de 1927, Zinoviev y Kámenev, pasan a la defensiva en la polémica con la mayoría bolchevique, cediendo el protagonismo a Trotsky. Segundo, Trotsky escribía frecuentemente, sus cartas, sus propuestas y sus artículos, y tenía un discurso coherente y diferenciado de los ex-leninistas Zinoviev y Kámenev. Hoy se leen esos escritos y dan la apariencia de que fue un verdadero león en la lucha por el poder en el Partido (la misma apariencia que dan sus escritos anteriores a Octubre, cuando Trotsky no pertenecía a ningún partido, y que dan la falsa idea de que tuvo alguna influencia en el movimiento revolucionario ruso). Tercero, a diferencia de Zinoviev, Trotsky mantuvo y mantiene seguidores, atraídos por el mito del “organizador de la revolución”; seguidores, principalmente, en la intelectualidad pequeñoburguesa, que tienen la posibilidad de difundir sus historias.

    http://criticamarxista-leninista.blogspot.com.es/2012/09/asi-gano-stalin-la-lucha-contra-la.html

    kARLnAVAS
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 547
    Reputación : 657
    Fecha de inscripción : 12/09/2011
    Localización : Valladolid

    Re: La derrota del trotskismo frente al marxismo-leninismo en el mundo

    Mensaje por kARLnAVAS el Mar Abr 30, 2013 12:52 pm

    pienso yo camaradas que todos estos artículos sobre Trotsky y trotskismo deberían estar en la carpeta Trotsky y no desperdigados como están, así los novatos que quieran saber sobre trotskismo tendrán todos los artículos de debate a mano.

    Por otra parte y ya que estoy aquí quisiera preguntar una cosa a los trotskistas: ¿cual es su proyecto?, ¿en que consiste su revolución permanente?, ¿es acaso esta su única diferencia con Stalin?, porque me parece penoso que una diferencia como esta haya convertido a los partidos troskistas en organizaciones puramente contrarrevolucionarias que solo han ayudado a la reacción.

    Y porfavor, troskistas, si me respondeis no entreis en el juego Stalin-Trotski, contestad de una vez cual es vuestro proyecto ultrarrevolucionario tan secreto y así me iluminais que todavía sigo sin saber en que consiste, mucho leer a Trotski y Stalin y despues hablo con vosotros y lo único de lo que sois capaces de hablar es de "la nube negra del estalinismo"

    Troskos, si no sois contrarrevolucionarios como afirmais, madurad y haced trabajo de masas y concienciación proletaria como el resto de camaradas, ¿acaso veis que exista un partido obsesionado con criticar a Trotski?

    un saludo

    el-martillo
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 288
    Reputación : 292
    Fecha de inscripción : 05/11/2013

    Re: La derrota del trotskismo frente al marxismo-leninismo en el mundo

    Mensaje por el-martillo el Vie Nov 22, 2013 11:05 pm

    kARLnAVAS escribió:pienso yo camaradas que todos estos artículos sobre Trotsky y trotskismo deberían estar en la carpeta Trotsky y no desperdigados como están, así los novatos que quieran saber sobre trotskismo tendrán todos los artículos de debate a mano.

    Por otra parte y ya que estoy aquí quisiera preguntar una cosa a los trotskistas: ¿cual es su proyecto?, ¿en que consiste su revolución permanente?, ¿es acaso esta su única diferencia con Stalin?, porque me parece penoso que una diferencia como esta haya convertido a los partidos troskistas en organizaciones puramente contrarrevolucionarias que solo han ayudado a la reacción.

    Y porfavor, troskistas, si me respondeis no entreis en el juego Stalin-Trotski, contestad de una vez cual es vuestro proyecto ultrarrevolucionario tan secreto y así me iluminais que todavía sigo sin saber en que consiste, mucho leer a Trotski y Stalin y despues hablo con vosotros y lo único de lo que sois capaces de hablar es de "la nube negra del estalinismo"

    Troskos, si no sois contrarrevolucionarios como afirmais, madurad y haced trabajo de masas y concienciación proletaria como el resto de camaradas, ¿acaso veis que exista un partido obsesionado con criticar a Trotski?

    un saludo
    Claramente. Adhiero al titulo del tema, la derrota del trotskismo frente al marxismo-leninismo es real.

    Contenido patrocinado

    Re: La derrota del trotskismo frente al marxismo-leninismo en el mundo

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:07 pm


      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 11:07 pm