Situación de la URSS en 1952

    Comparte

    azar
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1142
    Reputación : 1302
    Fecha de inscripción : 07/04/2010

    Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por azar el Sáb Abr 23, 2011 5:56 am

    Discurso de Stalin en el Plenum del Comité Central del PCUS el 16 de octubre de 1952.

    Del acta se puede comprender que los acontecimientos relativos al XX Congreso del PCUS estaban ya madurando antes de la muerte de Stalin y que la derecha en el Partido estaba trabajando hacia el viraje del 56.

    Hemos celebrado el Congreso del Partido. Los trabajos del congreso se han llevado a cabo bien y a muchos podrá parecerles que exista entre nosotros una total unidad. Sin embargo esta unidad no existe (1). Algunos expresan desacuerdo con nuestras decisiones.

    Se preguntan por qué hemos ampliado sustancialmente la composición del CC. ¿Es que no queda claro que se precisaba introducir fuerzas nuevas en el CC? Nosotros ya estamos viejos, todos moriremos.¿ Y entonces no deberíamos acaso pensar a quiénes deberíamos entregar el testimonio de nuestra gran causa? ¿Quiénes la continuarán? Para esto se precisa de personas, representantes políticos más jóvenes, fieles. ¿Y qué significa hacer crecer un representante político, un estadista? Para esto se necesita de un gran esfuerzo. Se necesitan diez, o quince años para preparar un hombre de estado.

    Pero no basta solamente con desearlo. Es posible preparar hombres políticos ideológicamente forjados en la actividad práctica, en el trabajo cotidiano para aplicar la línea general del Partido, para vencer la oposición de cada tipo de elementos oportunistas hostiles, que tienden a frenar y minar la obra de construcción del Socialismo. Los representantes políticos de experiencia leninista, educados por nuestro Partido deberán derrotar en la lucha estos intentos hostiles y conseguir el éxito pleno para alcanzar nuestros grandes objetivos.

    ¿No resulta acaso claro que se necesita elevar el papel del Partido, de los comités de Partido? ¿Cómo se puede descuidar el mejoramiento del trabajo del Partido entre las masas, como nos ha enseñado Lenin? Todo esto requiere de una afluencia de fuerzas jóvenes y frescas en el CC, que es el cuartel general dirigente de nuestro Partido. Y de esta forma lo hemos hecho, siguiendo las indicaciones de Lenin. Es por ello por lo que hemos ampliado la composición del CC. Y también el Partido ha crecido a su vez.

    Nos preguntan por qué hemos liberado de importantes cargos ministeriales a ilustres representantes del Partido y del Estado. ¿Qué podemos decir en cuanto a esto? Hemos liberado a Molotov, Kaganovich, Voroshilov y otros de sus cargos ministeriales y los hemos sustituido por nuevos funcionarios. ¿Por qué? ¿Sobre qué base? El trabajo de ministro es un trabajo duro. Requiere de gran energía, conocimientos concretos y salud. Por eso es que hemos liberado a algunos compañeros con méritos de los cargos que cubrían y hemos nombrado en su puesto a funcionarios nuevos, más calificados y decididos. Son personas jóvenes, llenas de fuerza y energía. Tenemos que apoyarlos en su laborioso trabajo.

    Por cuanto respecta a estos ilustres representantes políticos y estadistas, seguirán como tales, ilustres representantes políticos y estadistas. Los hemos nombrado vicepresidentes del Consejo de Ministros. Ni yo mismo sé cuántos son mis vice.

    No podemos dejar de considerar el no correcto comportamiento de algunos ilustres representantes políticos, si hablamos de la unidad de nuestras acciones. Me refiero a los compañeros Molotov y Mikoyan.

    Molotov es un compañero fiel a nuestra causa. Si es llamado, estoy seguro que sin el menor titubeo sacrificaría la vida por el Partido. Pero no se pueden ignorar algunas de sus acciones poco meritorias. El compañero Molotov, nuestro ministro del exterior, en una recepción diplomática, “traicionado por alguna copa de más” le ha dado al embajador inglés el permiso de la publicación en nuestro país de periódicos y revistas burguesas. ¿Por qué? ¿Sobre qué bases ha considerado permitir esto? Si diéramos este paso ellos ejercitarían una influencia dañina, negativa en las mentes y en la visión del mundo de los ciudadanos soviéticos, llevaría al debilitamiento de nuestra ideología comunista y al fortalecimiento de la ideología burguesa. Este es el primer error político del compañero Molotov.

    ¿Además qué significa esta propuesta del compañero Molotov de ofrecer Crimea a los judíos? Esto es un grave error del compañero Molotov. ¿Por qué lo ha hecho? ¿Cómo ha podido hacerlo? ¿Sobre qué bases el compañero Molotov ha formulado tal propuesta? Nosotros ya tenemos la república autónoma de los judíos. ¿Eso no es suficiente? Que se desarrolle esa república. El compañero Molotov no puede servir de defensor de las pretensiones de los judíos sobre nuestra Crimea soviética. El compañero Molotov se comporta de manera incorrecta para ser miembro del Buró Político y nosotros rechazamos categóricamente sus propuestas estrafalarias.

    El compañero Molotov tiene tan en alto la consideración de su propia consorte, que basta que tomemos una decisión en Buró Político sobre cualquier problema político y la cosa es conocida rápidamente por la compañera Zemcuzina. Parece que un hilo invisible conecte al Buró Político con la consorte de Molotov Zemcuzina y sus amigos. Y ella está rodeada de amigos de los cuales no nos podemos fiar (2). Es evidente que este comportamiento de un miembro del Buró Político es inadmisible.

    Pasemos ahora el compañero Mikoyan. Ha llegado a denegar el aumento del impuesto agrícola a los campesinos. ¿Quién es nuestro Anastas Mikoyan? ¿Qué cosa no le resulta claro?

    El mujik es nuestro deudor. A los campesinos nos ata una fuerte alianza. Hemos concedido la tierra a los koljos para la eternidad. Ellos deben dar al estado lo debido. Por lo tanto no se puede estar de acuerdo con el compañero Mikoyan.

    Mikoyan sube a la tribuna y se justifica refiriendo ciertas cuentas económicas.

    Stalin (interrumpiendo a Mikoyan): Mikoyan es un principiante Frumkin (3). Observen, se confunde a sí mismo y quiere confundirnos también a nosotros sobre estas claras cuestiones de principio.

    Molotov sube a la tribuna, admite sus errores, se justifica y asegura que ha sido y será un fiel discípulo de Stalin.

    Stalin (interrumpiendo a Molotov): ¡Tonterías! Yo no tengo discípulos. Todos nosotros somos discípulos del gran Lenin.

    Stalin propone resolver las cuestiones organizativas, de elegir los órganos dirigentes del Partido. Al puesto del Buró Político se elige el Presidium del Partido sustancialmente ampliado, así mismo el Secretariado del CC del PCUS compuesto por 36 personas.

    En la lista, dice Stalin, están todos los miembros del antiguo Buró Político con la excepción de A. A. Andreiev. En cuanto al respetable Andreiev, todo está claro, se ha vuelto completamente sordo, no escucha nada, no puede trabajar así, tiene que curarse.

    Voz desde la sala: Hay que elegir al compañero Stalin como Secretario General del CC del PCUS.

    Stalin: ¡No! Libérenme de los cargos de Secretario General del CC del PCUS y presidente del Consejo de Ministros de la URSS.

    G. N. Malenkov (desde la tribuna): ¡Compañeros! ¡Tenemos todos que pedirle al compañero Stalin, nuestra guía y maestro, unánimemente y al unísono, que sea todavía Secretario General del CC del PCUS!

    Stalin (desde la tribuna): Al Plenum del CC no le hacen falta los aplausos. Hay que resolver los problemas sin emociones, de manera práctica. Y yo pido ser liberado de los cargos de Secretario General del CC del PCUS y Presidente del Consejo de Ministros de la URSS. Ya estoy viejo. No puedo leer los documentos. Elijan a otro Secretario.

    S. K. Timoshenko: ¡Compañero Stalin! El pueblo no entenderá. Todos nosotros como si fuéramos un solo hombre lo elegimos nuestro dirigente, Secretario del CC del PCUS. No existe otra solución.

    Todos se ponen de pie y aplauden calurosamente, apoyando a Timoshenko. Stalin se queda un rato de pie mirando a la sala, después hace con la mano un gesto de contrariedad y se sienta.

    NOTAS.
    (de la redacción de “Sovietskaia Rossia”)

    (1) La afirmación de Stalin sobre la falta de total unidad en la dirigencia del partido alcanza su evidente confirmación después de su muerte. El grupo que toma la delantera, ignorando las normas de la democracia del partido y soviética, restringe drásticamente la composición de los organismos dirigentes y hace de todo para liberarse de las fuerzas juveniles y altamente calificadas promovidas en el XIX Congreso del PCUS.
    (2) Cuando habla de los amigos de la mujer de Molotov, P. S. Zemcuzina, Stalin se refiere a los círculos nacionalistas judíos, sobre los cuales todavía el embajador de Israel en la URSS Golda Meir ejercitaba una notable influencia.
    (3) Frumkin M. I., mencionado por Stalin, se inscribió en el Partido en 1898 y después de la Revolución de Octubre fue vicecomisario del pueblo para productos alimenticios, presidente del comité revolucionario de Siberia, comisario del pueblo de comercio exterior y comisario del pueblo de finanzas. Fue exponente activo de la oposición de derecha.

    Stalin había preparado la sucesión, Jruchov se la sacó de encima.

    La casa editorial “Patriot” ha publicado el libro de V. Dobrov titulado “El asesinato del socialismo o cómo fueron desautorizados los sucesores designados por Stalin (Libre reconstrucción de las actas de una serie de mesas redondas)”. Reportamos un retazo de la obra concerniente a uno de los momentos más trágicos de nuestra historia.


    “¿Georgi, qué ha pasado? Pensaba que eras un verdadero amigo… ¿De dónde han salido estos personajes? Al menos podías haberme advertido de los cambios.” Nikita Jruchov, secretario del Comité Central y jefe del comité del Partido de Moscú, estaba realmente preocupado. También su interlocutor Georgi Malenkov, miembro de larga fecha del Buró Político como responsable del trabajo de cuadros, se había quedado muy sorprendido por la promoción de hombres nuevos a la dirección del Partido en base a las decisiones del XIX Congreso que se había apenas concluido. Generalmente Stalin se consultaba con ellos y con los restantes más estrechos colaboradores antes de efectuar cualquier cambio de cuadros. Esta vez, en cambio, había mantenido en secreto sus intenciones hasta el último momento. Fue un golpe duro y Malenkov se lo confesó abiertamente a Nikita, a quien no escondía nada, porque lo consideraba de los “suyos”. Malenkov, al igual que otros integrantes del Buró Político, miraba a Jruchov por encima del hombro; tan limitado y mediocre le parecía este protegido de Stalin. En realidad conocía bien la real actitud del “jefe” con respecto a Nikita, cooptado en el Buró Político solo por su méritos de “dedicación”, capaz de acatar con rapidez y determinación cualquier disposición de Stalin, sin pararse frente a nada y mostrando a veces una crueldad inaudita… Stalin por su parte, no daba el menor crédito a Jruchov como hombre político, evidentemente recordando su pasado trotskista y su inclinación por el aventurismo de izquierda. Por eso era que también los otros miembros del Buró Político, que con los años habían aprendido a captar al vuelo los humores predominantes del líder, manifestaban ante él una actitud como mínimo paternalista…

    De todas formas, el mismo Malenkov y los demás representantes de la cima del Partido estaban preocupados no menos que Jruchov por el cariz que habían tomado los acontecimientos después del XIX Congreso y tenían motivos fundados.

    El XIX Congreso del Partido, que se celebró en octubre de 1952, se inició como de costumbre de la forma más tranquila: después del tradicional reporte al Comité Central subsiguieron las intervenciones y todas con las pautas de las más recientes tesis expresadas por el “gran líder y maestro”, pero de pronto se perfiló una auténtica revolución de cuadros. Stalin, que parecía tener la máxima confianza en sus más estrechos colaboradores, inesperadamente lanzó un duro golpe contra ellos… Propone así al Congreso de votar por una composición del Comité Central fuertemente ampliada y renovada mediante el ingreso de elementos casi desconocidos. Además, en el Plenum, el cual se convoca inmediatamente después, se aumenta en 2,5 veces el número de miembros del Presidium del Comité Central. Seguido a este masivo aflujo de jóvenes cuadros, provenientes sobretodo de las estructuras locales y de jóvenes estudiosos de ciencias sociales, la “vieja guardia” se encontró sustancialmente en minoría. Si se tiene en cuenta que en aquel plenum Stalin criticó abiertamente a Molotov y a Mikoyan, que parecían ser los dirigentes más cercanos a él, excluyéndolos así del grupo de sus posibles sucesores, parece claro que la “vieja guardia” tenía los días contados y estaba por ser sustituida por las nuevas generaciones.

    El golpe fue realmente inesperado, aunque se había preparado mucho antes del congreso y Stalin no había ni siquiera escondido sus intenciones. Sin embargo sus colaboradores, juzgando evidentemente sobre la base de sus propios caracteres, consideraban que el líder, que ya pasaba de los setenta años y en condiciones físicas precarias, difícilmente habría osado efectuar cambios drásticos. Así de chocantes y dolorosas resultaron para ellos las últimas decisiones de la rotación de cuadros.

    Jruchov, que había comprendido exactamente el humor de la mayoría, no por casualidad fue a ver al influyente Malenkov. Con su visita, Nikita quería dar a entender sin sombra de dudas que en el inevitable enfrentamiento con los candidatos de Stalin, él estaría de la parte de la “vieja guardia”. Su apoyo le convenía a Malenkov, ya que en el congreso había habido una señal alarmante y no actuar habría significado aceptar las decisiones asumidas por “el guía de los pueblos” y la pérdida inminente de los propios cargos por parte de Malenkov y de los dirigentes de la “vieja guardia”.

    En mayo de 1948, después que Zhdanov había dejado la dirección de la Secretaría del Comité Central por motivos de salud, se nombraron como secretarios de CC dos representates de la nueva generación: A. Kuznecov, jefe del comité del partido de Leningrado, y P. Ponomarenko, primer secretario del CC del Partido Comunista Bielorruso. Al primero se le encomendó la atención de los asuntos de la industria, al segundo la de los asuntos de la planificación estatal, de las finanzas, del comercio y del transporte. Durante la discusión que se llevó a cabo en el Buró Político sobre este punto, Stalin afirmó que se precisaba cooptar en el Secretariado del CC del Partido algunos jóvenes dirigentes de las organizaciones locales y republicanas dotados de una adecuada instrucción y de la necesaria experiencia de trabajo. “Tienen que tener en cuenta nuestra experiencia mientras estemos vivos, - subrayó – y aprender a trabajar en la dirección central”. Se hace evidente que Stalin tenía intenciones de postular a uno de ellos como su sucesor. Molotov, el más cercano a Stalin en la dirección del Partido, resultaba así excluido del círculo de pretendientes. Ya había sustituido al “guía de los pueblos” durante el tiempo en éste estuvo enfermo y no había demostrado estar a la altura de un dirigente de Partido y de Estado, lo cual decidió su propio destino político. No solo estaba en juego la sucesión del líder. En una reunión restringida, Stalin propuso sin términos medios a todos los miembros de la dirección política, seleccionar entre sus funcionarios a cinco o seis personas capaces de sustituirlos cuando el CC lo hubiera considerado oportuno. Stalin retomó varias veces esta petición, insistiendo en la necesidad de satisfacerla. Naturalmente, estas propuestas no eran del gusto de los miembros del Buró Político, acostumbrados al poder, ligados a éste por los honores y privilegios. ¿Por qué tendrían que ser apartados, justamente ellos que habían asumido tareas dificilísimas? ¿Acaso habían trabajado mal? Además la juventud es un concepto relativo. La mayor parte de los miembros del Buró Político tenía menos de cincuenta años, con la excepción de Molotov, que seguía teniendo sus buenos 11 años menos que Stalin. En muchos países esta edad representaba el nivel mínimo para el comienzo de la carrera política y a los cargos más elevados se llegaba entre los sesenta y setenta años.

    Se empezó entonces a murmurar que el compañero Stalin se había vuelto excesivamente “caviloso” y “receloso” y que ostentaba preocupación por su cada vez más debilitada salud. Pero nadie planteó abiertamente el problema, ni habría podido hacerlo. No solamente porque todos le tenían un miedo terrible al líder, que todavía a su avanzada edad sabía tener en mano la situación y que en los asuntos de Estado sobrepasaba en varias veces a sus colaboradores. En realidad, en lo profundo de sus almas, estos últimos reconocían lo correcto de las solicitudes de Stalin aunque eso sí, como sucede a muchos, no querían extraer de ello las necesarias y voluntarias “conclusiones organizativas”. Es difícil renunciar a los altos cargos, a los honores y a los privilegios.

    La edad y la enfermedad no podían no influir en el comportamiento de Stalin. Sin embargo él advertía con más agudeza y profundidad la necesidad de un cambio en el grupo dirigente. Se trataba sobre todo de salvaguardar los intereses supremos del Partido y del Estado y en cuanto a esto para él no contaban nada las relaciones de amistad con las personas más cercanas. Si lo hubiese considerado necesario, Stalin no hubiera dudado en declarar “enemigos del pueblo” a sus colaboradores, con todas las consecuencias que se hubieran derivado de ello.

    El viejo lider había entendido que la nueva situación que se creaba a los inicios de los años cincuenta necesitaba de nuevos enfoques y de nuevos hombres capaces de adoptarlos en la realidad. La era de las “emergencias” y de los “grandes líderes” pertenecía al pasado. La utilización de las ventajas objetivas del sistema socialista exigía ahora métodos totalmente diferentes que los usados en el pasado y sobretodo exigía el comprometimiento del intelecto y de la voluntad colectiva de los dirigentes y de todo el partido en la elaboración y actuación de las decisiones estratégicas. En otros términos, se trataba de pasar a una amplia democratización de la vida del Partido y de la sociedad, a una forma colectiva de dirección, de pasar por ejemplo a ese sistema que se trató de crear en China después de la muerte de Mao Tse Tung, que permitió llevar a cabo en este país un recambio eficaz e indoloro de las cúspides políticas.

    Justamente este tema, el del empeño de los comunistas por la defensa de las libertades democráticas, cuya bandera había sido arrojada para siempre por la clase burguesa en el tanque de basura de la historia, fue desarrollado por Stalin en su canto del cisne, su intervención en el XIX Congreso del Partido, la última de su vida. Y en el Plenum del CC, convocado inmediatamente después del congreso, Stalin indicó claramente la necesidad de que la “vieja guardia” pasara los testigos del poder a las nuevas generaciones de comunistas. El trabajo de ministro, dijo Stalin en aquella ocasión, es un trabajo duro y requiere una contribución enorme de tensión y energía, lo cual los exponentes de la vieja guardia no están más capacitados para dar y debido a esto han tenido que ser liberados de sus cargos. Stalin habló también de la falta de unidad en la dirección del Partido, cosa que ya difícilmente se podía remediar. La única salida real era el paso del timón del Estado a una nueva generación de dirigentes, y se llamaba al Congreso a favorecer este traspaso. En efecto, ya antes del inicio del Congreso todos los miembros del Buró Político o habían perdido sus importantes cargos estatales o habían obtenido en cambio, cargos de prestigio pero de escasa influencia. Molotov por ejemplo, había sido exonerado del cargo de Ministro del Exterior y había sido nombrado por un cierto tiempo Vicepresidente del Consejo de Ministros, responsable de los ministerios para la metalurgia y la geología. Sucesivamente le había sido confiada la supervisión del Ministerio del Exterior, guiado por Vishinsky que sin embargo no admitía ningún supervisor por encima de él. Voroshilov fue encargado de ocuparse de la cultura, de la salud y de la Asociación de voluntarios para el apoyo al ejército, a la aviación y a la marina. Kaganovich ocupaba el cargo no muy importante de presidente del Gossnab (Sistema estatal de suministros). Andreiev había sido completamente excluido del olimpo del poder, a pesar de que poco antes se le hubieran confiado los importantes problemas de la agricultura.

    Malenkov, Beria y Jruchov no habían sido todavía tocados por los cambios. Stalin consideraba que estaban a la altura de sus cargos. Para Beria más bien, muy superior a los otros miembros en cuanto a capacidad práctica y organizativa, se perfilaba una fuerte ampliación de poder, puesto que debería haber guiado el Ministerio unificado de la Seguridad del Estado y del Interior. Sin embargo, el advenimiento de jóvenes dirigentes a puestos cruciales rendía también su posición bastante insegura: no se podía saber hasta qué punto las nuevas generaciones habrían mostrado reverencia hacia los viejos cuadros y cuáles habrían sido sus exigencias.

    El gobierno ya estaba controlado por los jóvenes promovidos por Stalin. Los tres cargos del Consejo de Ministros que atendían los ministerios y los entes decisivos estaban en sus manos. Stalin se reunía casi cotidianamente con Malishev, Pervuchin y Saburov, vicepresidentes del gobierno y responsables de los tres cargos, para discutir sobre los principales problemas económicos, de los cuales hasta entonces se ocupaban sus viejos compañeros del Buró Político. En el XIX Congreso el mismo Buró Político había sido sometido a una reorganización radical y rebautizado como Presidium del Comité Central: habían sido llamado 36 dirigentes para formar parte de éste, comprendido los secretarios del CC. Quedaba la composición estrecha del máximo órgano, el Buró del Presidium del cual formaban parte los representantes de la vieja guardia, incluida la probada y “combativa” troika formada por Malenkov, Beria y Jruchov, pero donde ahora los nuevos cuadros tenían claramente mayoría. Además de esto, el tránsito del estado de iure al de facto era inminente, porque el curso de los eventos lo hacía necesario…

    A parte de la evidente tendencia hacia la ampliación de la cima del poder partidista, la “vieja guardia” parecía estar amenazada por otro peligro. En los últimos años el Consejo de Ministros había paulatinamente asumido el papel determinante. Los comités de partido ponían simplemente en práctica las decisiones del gobierno y de los ministerios. Después de la muerte de Stalin se hizo exactamente los contrario: el diktat del Partido, a menudo inapropiado e incompetente, decidía el desarrollo de los sectores reales de la economía. Durante la última fase de la dirección de Stalin, el papel de los especialistas que conocían bien la propia materia había sido determinante, mientras el Partido se limitaba a establecer las líneas estratégicas de desarrollo de la sociedad y se ocupaba del trabajo ideológico y de los cuadros. Stalin consideraba natural una semejante “división del trabajo”, la consideraba conforme a las enseñanzas de Lenin e invitaba a los bonzos del Partido a escuchar a los especialistas preparados e inteligentes y a aprender de ellos. Entre estos especialistas prevalecían los exponentes de las jóvenes generaciones que, convencidos de sus conocimientos y de su preparación moderna, no tenían muy en cuenta los méritos de los veteranos del Partido. Para estos últimos el peligro mayor derivaba de la probabilidad de que Stalin propusiese como sucesor suyo a un hombre perteneciente a la dirección del Partido, pero capaz al mismo tiempo de establecer sólidos contactos con esta juventud “tecnocrática”.

    Al inicio el diálogo entre Jruchov y Beria no anduvo muy bien. Acostumbrado a tratar los problemas de forma práctica, Beria no gustaba de conversaciones vagas y alusivas. Jruchov, por su parte, no tuvo el coraje de enfrentar de inmediato el núcleo de la cuestión. Pero al final, se percató de la irritación de interlocutor y pasó a los hechos: “Laurenti, no me gusta el nombramiento de Ponomarenko. Por supuesto que sabe hacer bien su trabajo, pero para un puesto como el suyo se necesita la experiencia y la capacidad de ligar con las personas. Haría falta conocerlo mejor. El compañero Stalin quizás se ha precipitado demasiado”.

    Jruchov había puesto el dedo sobre la llaga. Según el procedimiento habitual (que solicitaba a cada uno de expresar por escrito y separadamente la propia opinión sobre las propuestas de nombramientos), los miembros del Presidium del CC habían dado su consentimiento al documento para la designación de Panteleimon Kondratevich Ponomarenko para Presidente del Consejo de Ministros de la URSS. Stalin había hecho su propia elección: sobretodo en aquel momento el puesto de jefe de gobierno era decisivo, ya que aquí se concentraba la gestión efectiva del desarrollo económico y social del país. No por casualidad el presidente del Consejo de Ministro en cargos era el mismo Stalin.

    Una vez asumido el cargo de jefe de gobierno, Ponomarenko se habría convertido de hecho en sucesor de Stalin, aún así no estando en el primer puesto de la jerarquía del Partido. También porque los puestos claves del gobierno estaban ya en las manos de las jóvenes generaciones y en una situación de ese tipo la “vieja guardia” no tenía la menor posibilidad de defender sus posiciones. Al final Ponomarenko había trabajado largo y tendido en el aparato del Partido, disponía de los suficientes resortes para influenciar las decisiones y no habría permitido que fuera utilizado para alejar del timón a los dirigentes jóvenes y capaces. Jruchov entendió todo esto antes que los otros y comenzó a tramar una pérfida conjura contra el sucesor de Stalin. Por otra parte, sabía bien que también Beria, Malenkov y los otros veteranos del Partido advertían el peligro, aún más cuando Ponomarenko en el pasado, ocupando todavía cargos secundarios, había sido capaz de predominar sobre ellos, potentes miembros del Buró Político.

    En 1938, cuando era instructor del Comité Central, Ponomarenko no tuvo ningún temor de entrar en conflicto no solo con su jefe directo, el potente Malenkov, responsable del trabajo con los cuadros en el seno del Buró Político, sino incluso con Beria, que sucedía a Ezov en la guía del NKVD. Enviado a Stalingrado para verificar la validez de las acusaciones hechas a un grupo como enemigos del pueblo, pudo juzgarla de montaje después de minuciosos controles, y una vez obtenido el apoyo del secretario del comité regional Yujanov, ordenó la excarcelación inmediata de todos los arrestados. Y continuó insistiendo en sus posiciones incluso cuando Malenkov y los dirigentes de la NKVD lo amenazaron de procedimientos severos por abuso de poder. Stalin entra en conocimiento del hecho e inesperadamente, después de tirarle las orejas a Malenkov, le da la razón al joven instructor indicando incluso su conducta como ejemplo de “fidelidad bolchevique a los principios”.

    Ya en los años de la guerra, Ponomarenko había salido vencedor en algunos enfrentamientos con Beria y Jruchov. El primero quería poner a su vice Serguenko a la cabeza del Comandancia del movimiento partisano. El segundo, que estaba a la guía de la organización del Partido en Ucrania, quería modificar en beneficio de su República las fronteras con Bielorrusia. En cambio fue Ponomarenko quien obtuvo la dirección de la Comandancia del movimiento partisano después de haber presentado al Buró Político un programa de actividades mucho más ponderado y ponderoso que el propuesto por el favorito de Beria. Jruchov, por su parte, no logró obtener la modificación de las fronteras ucranianas, ya que los argumentos de Ponomarenko, defensor de los intereses de Bielorrusia, resultaron mucho más convincentes y Stalin se lo dice sin términos medios a Jruchov, el cual se sentía seguro en sobresalir. Desde entonces el revanchista Jruchov, sintió solo odio por aquel “principiante”, tan insignificante según él, pero del cual el “guía de los pueblos” se mostraba bastante favorable. Poco instruido e incapaz de componer dos oraciones, éste estaba molesto sobretodo por la vasta cultura y por la preparación del dirigente político bielorruso, que junto a Zhdanov era considerado como uno de los pocos “intelectuales” en la dirección del país. Brézhnev, que conocía bien a los dos, definió a Ponomarenko como la antítesis de Jruchov, y efectivamente los dos eran en muchos aspectos antitéticos.

    Antes de acudir a la conferencia de Potsdam, Stalin hace una parada en Minsk, donde tiene con Ponomarenko, jefe del Partido en Bielorrusia, una larga conversación al término de la cual le pide de acompañarlo. Este sin embargo declinó la invitación a causa de importantes obligaciones en su república y promete alcanzarlo más tarde. Si bien Stalin lo estaba esperando e incluso había preparado una casita junto a su residencia, Ponomarenko no llegó. La situación en Bielorrusia era en su opinión mucho más importante. Jruchov, al contrario, se hubiera precipitado hacia Stalin al instante, dejando de lado cualquier tipo de obligación…

    El resultado de la conversación entre Jruchov y Beria fue un acuerdo recíproco para obstaculizar la llegada al timón del estado de los candidatos de Stalin, sobre todo de Ponomarenko. El astuto Jruchov, favorecido por su cargo de jefe del comité moscovita del Partido, logra el mismo acuerdo, silencioso pero claro, también con Malenkov.

    La muerte de Stalin llega inesperadamente. Sobre las probables causas se han hecho numerosas y diferentes suposiciones. Como quiera que sea, resulta poco creíble la hipótesis de una eliminación violenta del líder por parte de sus colaboradores temerosos de una purga inminente. Stalin era un “dios”, cada dirigente tenía en la sangre, en el ADN, una especie de veneración y al mismo tiempo una sensación de miedo hacia él. Solamente un loco desesperado habría osado levantarle la mano y locos desesperados no existían en la dirección del país. Sin embargo el recambio en la dirección del Partido y del Estado promovido por el líder habría podido claramente inducir a la “vieja guardia” a dejar de lado las divergencias, las simpatías y las antipatías personales, y formar un frente único contra sus últimas decisiones. Y así sucede: ésta se unió y se jugó el todo por el todo.

    Como se sabe, Stalin se apaga en el transcurso de pocos días. El 5 de marzo de 1953, cuando según los comunicados oficiales estaba todavía vivo, pero en condiciones desesperadas, se convoca en el Kremlin una reunión conjunta del Plenum del CC de PCUS, del Consejo de Ministros y del Presidium del Soviet Supremo de la URSS. La “vieja guardia”, preparada para la batalla contra los candidatos de Stalin por las densas y ocultas maniobras de Jruchov, activamente apoyado por Malenkov y Beria, se toma allí la revancha total. El Presidium ampliado del Comité Central se desmantela, con la consiguiente desautorización de los jóvenes cuadros y los exponentes de las jóvenes generaciones fueron expulsados también de la secretaría del CC. Al contrario, Molotov y Mikoyan fueron readmitidos en el Buró del Presidium del CC. Naturalmente, ninguno se acordó de las decisiones de Stalin de designar a Ponomarenko jefe del gobierno. Este fue para colmo expulsado de la dirección del Partido y condenado al declive: primero se le nombró Ministro de Cultura, después se le mandó a la lejana Kazajastán y al final se le colocó políticamente a reposar en una embajada en el extranjero. Perdieron también sus cargos decisivos Malishev, Pervuchin y Saburov, desplazados a ministerios poco importantes.

    Se trató de un golpe al Estado y al Partido. La “vieja guardia” había logrado evitar la pérdida inminente de sus altos cargos, en la práctica ya decididos. El ascenso de hombres como Ponomarenko, Saburov, Pervuchin y Malishev representaba su condena política, les recordaba que su tiempo ya estaba pasado y que, sin quitarse nada de sus méritos, deberían hacerse a un lado. Pero los dirigentes del Partido habituados al poder, a los honores y al respeto no supieron resignarse a este destino. Y de esta forma regresaron al timón del Estado los representantes del pasado, hombres incapaces de dirigir el país con competencia y conocimiento de causa. En las bases de un estado potente y en fase de desarrollo dinámico se abrió la primera grieta que extendiéndose paulatinamente, habría llevado en pocos decenios al derrumbe del todo el edificio. Pero los colaboradores de Stalin, a diferencia del líder desaparecido, pensaban en última instancia en el país y en el pueblo.

    El éxito de las tramas para la eliminación de los candidatos de Stalin consintió a Jruchov de conquistar posiciones políticas cruciales que jamás hubiera podido soñar. En la batalla subterránea para los más altos cargos, hecha a base de intrigas oscuras y golpes bajos, el enérgico, astuto e inescrupuloso Nikita se sentía perfectamente a sus anchas y se imponía con facilidad sobre sus colegas más torpes por medio de la vetusta costumbre de la observancia de los principios elementales de la vida del Partido y del Estado. Sobre el camino de la instauración del poder personal quedaba solamente un obstáculo: la contrariedad de Beria. Pero de éste, que se destacaba por sus cualidades prácticas y conocía los lados oscuros de las actividades de muchos miembros del Buró Político, la “vieja guardia” abrigaba sentimientos poco amigables. Jruchov naturalmente se aprovechó apelando al método experimentado de “convocar a las fuerzas ejemplares”. Después de Beria le llega el turno a los otros excolaboradores de Stalin que querían frenar al ambicioso Nikita en su carrera a la dictadura personal: en la nueva situación esta misma habría sido dañina para el desarrollo del país. Pero a estas alturas a esto ya no se le prestaba atención, los intereses de grupo, de clanes y de élites habían tomado la delantera a aquellos del estado y de la sociedad. A los máximos niveles de la dirigencia del país se habían impuesto esas “fuerzas y tradiciones de la vieja sociedad” contra las cuales Stalin había luchado despiadadamente.

    Después de haber hecho fracasar el proyecto de Stalin de un traspaso “suave” del poder a las nuevas generaciones, la “vieja guardia” con sus propias manos se cavó la tumba en la cual pronto Jruchov la habría enterrado sin muchos esfuerzos. Y así un gran estado se encaminaba ineluctablemente al final, después que a su timón llegara un aventurero ignorante, incapaz de liberarse de los métodos trotskistas y de los mandos de la administración del país.

    Fuente original: “Zavtra”, N° 12, 16.3.2003
    http://zavtra.ru/cgi//veil/data/zavtra/03/487/61.html
    Traducción del original al italiano: Stefano Trocini

    Extraído de la web del PCOE.

    http://www.pcoe.net/Libros%20digitales%20autores/STALIN/discurso%201952.html
    http://www.pcoe.net/Libros%20digitales%20autores/STALIN/termidor.html

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por AsturcOn el Sáb Abr 23, 2011 6:32 am

    Gracias por el trabajo camarada Azar.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Erazmo el Sáb Abr 23, 2011 6:40 pm

    Camarada Azar, antes que nada felicitarlo por el trabajo de insertar estos textos, o resumenes de ello.

    En otros hilos ya se debate de ambos textos, como los hilos "Informe Secreto al XX Congreso", "El ascenso de Stalin (versión trotsky)" por tanto son varios hilos que dan la misma información y los post refieren de lo mismo, creo que debiera ser fusionado a alguno de esos hilos.

    Lo anterior es tema de los administradores, ellos sabran como amalagaman la página.

    Expresaré no obstante mi opinión.


    La manera poco prolija, sin procedimientos ni protocolos así como la presenta dobrov la situación del pcus, ese 1952, es una invitación segura al desastre.

    Stalin es representado de manera caricaturezca por dobrov, será su intención burlarse.

    1) "guía de pueblos", "como un dios", "lo veneraban hasta el adn"; eso es propio de religiosos y no de comunistas.

    Al final del escrito dobrov juega al literato infantil, por esto.

    "La muerte de Stalin llega inesperadamente. Sobre las probables causas se han hecho numerosas y diferentes suposiciones. Como quiera que sea, resulta poco creíble la hipótesis de una eliminación violenta del líder ", acá niega la eliminación física de Stalin.

    "Sin embargo el recambio en la dirección del Partido y del Estado promovido por el líder habría podido claramente inducir a la “vieja guardia” a dejar de lado las divergencias, las simpatías y las antipatías personales, y formar un frente único contra sus últimas decisiones. Y así sucede: ésta se unió y se jugó el todo por el todo.", acá afirma la conjura para eliminarlo por parte de la vieja guardia de colaboradores y que más que colaboradores, a juzgar por el inserto de la 1° parte, eran verdaderos arrastrados, lisonjeros, inmorales y anticomunistas de la peor calaña, respecto de la virtudes de conciencia que un comunista debe tener, la manera en que se desenvuelven molotov-kruschev-malenkov es la de ruines y viles delincuentes.


    Al final todas las trazas del desplome están claras.

    La oposición al gobierno de stalin existía de mucho antes y era numerosa, stalin la describe por 1° vez en el discurso del febrero de 1946, y la llama los "no partidistas", acá el link del discurso en comento, en la última parte está.

    http://www.oldgazette.ru/lib/stalin2/02.html

    La alusión a la mujer de molotov y su pertenencia a un lobby de nazijudíos dirigidos por la hitleriana golda meir revela el grado de poder que estos fascinerosos tienen al interior del gobierno soviético y justifican las letras de bill bland, respecto de esto:

    En enero de 1953, menos de dos meses antes de la muerte de Stalin, nueve médicos que trabajaban en el Kremlin fueron detenidos acusados de asesinar a ciertos líderes soviéticos – incluyendo a Andrei Zhdanov en 1948, aplicándoles deliberadamente tratamiento médico incorrecto.
    Las acusaciones surgieron a partir de investigaciones basadas en las alegaciones de una médica, Lydia Timashuk. Los médicos sospechosos fueron formalmente acusados por conspiración por asesinato junto con la organización sionista americana “JOINT”.
    Corresponsales de la prensa occidental en Moscú insistían en que algunos de los más prominentes líderes soviéticos estaban bajo la investigación en relación con el caso.
    Pero antes de que el caso fuese llevado a juicio, Stalin murió convenientemente.


    Esto es un extracto de International Struggle: Marxist-Leninist; Bill Bland, insertado por AsturcOn en post N°73 del Hilo "El triunfo de Stalin (versión Trosky)".


    Y la muerte de Stalin coincide con lo que exponen Martens y furr, textos insertados en otros hilos, donde concluyen que los "estrechos colaboradores de stalin, su vieja guardia" fueron los responsables del asesinato de stalin, y después dieron un golpe de estado haciendo asesinar a beria, al día de hoy se desconoce en que momento y como murió, y luego defenstrándose unos a otros, la cupula militar apoyó a kruschev y esto fue vital para lograr imponerse.

    Pero todo debe ser calzado, los que "ganaron" ¿eran los líderes de la oposición "no partidista"?

    ¿que pasó con el lobby sionista al interior de la URSS? la creación de la entidad sionista contó con el apoyo de stalin, aún cuando después estuvo implicado en su muerte, es claro que bajo kruschev y brezhnev los sionistas tuvieron acceso a la retagauardia del nacionalismo árabe gracias al soplonaje de las autoridades soviéticas.

    ¿que pasó con los otros miembros del pcus pertenecientes a la vieja guardia como timoschenko que pidió a stalin volver a ser sectretario general?, ¿se rindió y se fue para la casa?

    ¿que pasó con los que iban a ser promocionados? como Ponomarenko, Saburov, Pervuchin y Malishev. No fueron en aras de la "legalidad partidaria y del estado" capaces de enfrentar a la vieja guardia a sabiendas que era un golpe de estado lo que estaban dando.

    Y la conclusión más lamentable:

    Ese golpe de estado era en realidad el fin de la URSS, esto escribe Dobrov:

    "Pero los dirigentes del Partido habituados al poder, a los honores y al respeto no supieron resignarse a este destino. Y de esta forma regresaron al timón del Estado los representantes del pasado, hombres incapaces de dirigir el país con competencia y conocimiento de causa. En las bases de un estado potente y en fase de desarrollo dinámico se abrió la primera grieta que extendiéndose paulatinamente, habría llevado en pocos decenios al derrumbe del todo el edificio", esto es la muerte ideológica de la URSS, un estado creado por premisas ideológicas.

    Los 38 años que median de 1953 a 1991 ya daban lo mismo, la URSS estaba muerta espiritualmente, solo faltaba que su carne y huesos se terminásen de descomponer.

    Y hay foreros que quiebran una lanza por parásitos como molotov-malenkov-zhukov (el matón de los golpes de estado)

    Al final del escrito, y demostrándo que lo que escribe hay que leerlo con muchas reservas por ser muy posible que dobrov sea solo un tarado, rubrica esto:

    "después que a su timón llegara un aventurero ignorante, incapaz de liberarse de los métodos trotskistas y de los mandos de la administración del país", ¿trotskistas?, ¿kruschev trotskista y las pruebas?, el propio dobrov escribe que el barril de grasa era un protegido de stalin, ¿sería al final stalin también trotskista?

    Dobrov hace análisis dialécticos dignos de un jardín de infantes.

    Pero la conclusión de todo lo expuesto es que Stalin estaba total y absolutamente solo, un personalista total.

    Y el final era previsible, al morir el "guía de pueblos" y sin tener sucesor que los pueblos se desvandásen era lógico.


    Coroloario, Lenin fué el hacedor de la revolución, sin el esa revolución habría sido total y absolutamente imposible de lograr.

    Por tanto es más que razonable, y a la luz de los escritos expuestos, señalar la revolución bolchevique murió ese 21-01-1924.

    Más digno y honorable así presentarlo.



    Saludos Revolucionarios





    azar
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1142
    Reputación : 1302
    Fecha de inscripción : 07/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por azar el Sáb Abr 23, 2011 7:29 pm

    Una de mis teorías al respecto, viendo los hechos del 56 y lo sucedido con el llamado grupo Anti-partido (Molotov - Malenkov - Kaganovich) es que estos en su momento (en los años anteriores a la muerte de Stalin) se opusieron a ser apartados de sus tareas y aún más a ser relegados a causas menores en favor de las generaciones nuevas.

    Pero, al mismo tiempo, se negaron a aceptar la deriva del PCUS y de la URSS que estes estaban tomando al mando de Kruschev hasta llegar a un enfrentamiento directo con él, enfrentamiento que perdieron. Al parecer, unieron fuerzas y pretendiendo apartarlo de la Secretaría General obteniendo mayoría en el Politburó, pero Kruschev jugó bien sus cartas y supo llevar el asunto al Comité Central, del que se ganó su favor y consiguió mantener su cargo. Desconozco si previamente había "colocado" a sus seguidores o si jugó con los sentimientos de las generaciones nuevas que habían entrado en 1953. En este segundo caso, puedo imaginar que Kruschev jugase el papel oportunista de defensor de "los nuevos" frente a la vieja guardia. Lo que nos han demostrado los escritos de la época es que el personaje de Kruschev es oscuro, sin escrúpulos, capaz de hacer lo que fuera en la lucha por el poder, y es una teoría verosímil.

    Erazmo, no creo que debamos liquidar por completo el papel de hombres como Molotov, Kaganovich o Zhukov, que aún teniendo divergencias profundas con Stalin y incluso con su más que probable papel negativo durante los años posteriores a su muerte, murieron sin haber renegado de su figura a pesar de la situación en la URSS que era propicia para que todos y cada uno de los oportunistas se lavasen las manos. De hecho, así hicieron... los oportunistas. Ellos murieron defendiendo el papel de Stalin durante su liderazgo de la URSS.
    Debo recordar que las personas no son tan sólo sus puntos blancos o negros. Son un conjunto de aciertos y errores que debemos evaluar para sacar conclusiones acertadas sobre sus papeles.

    Si has leído el texto, no sé de donde sacas la conclusión de que Stalin estaba sólo. Stalin tenía el apoyo indisoluble de la gran mayoría de militantes del PCUS, que a pesar de que este quería renunciar a sus cargos el resto lo forzó a continuar desempeñándolos, y hay que decir que no era la primera vez.

    La situación de 1953 en adelante es la de un golpe de Estado conservador organizado por la vieja guardia en pro de la preservación de su status político, del que Kruschev fue claro vencedor. Vencedor político, porque para nada moral. Sus antiguos aliados se convirtieron en enemigos nada más le vieron las orejas al lobo.

    Lo extraigo de un documento de Wikipedia, pero en este aspecto, como defensores pasivos (incluso activos) de Kruschev, se le puede dar fiabilidad a estas afirmaciones.

    En 1957:

    * Malenkov fue nombrado director de una planta hidroeléctrica en Kazajistán;
    * Mólotov fue designado embajador ante Mongolia;
    * Kaganóvich se convirtió en director de una pequeña fábrica de potasio en los Montes Urales; y
    * Shepílov fue designado director del Instituto de Economía de la Academia de las Ciencias de Kirguistán.

    En 1961 todos fueron expulsados del partido, viviendo desde entonces existencias modestas alejadas de la vida pública. Shepílov, sin embargo, fue readmitido en el partido en 1976, pero se mantuvo en las sobras durante el régimen de Leonid Brézhnev hasta su propia muerte.

    Dos purgas más se sucedieron a la del Grupo Antipartido. El mariscal Zhukov, admirado héroe de la Segunda Guerra Mundial, fue destituido de su cargo de ministro de defensa poco tiempo después, pese al irresoluto apoyo que brindó a Jruschov durante el intento de golpe. En 1958 el premier Nikolái Bulganin, candidato del Grupo Anti-Partido para remplazar a Jruschov, fue forzado a dimitir en una sesión del Soviet Supremo, siendo destinado primero al Gosbank (Banco Central) y posteriormente al Consejo Económico de la ciudad de Stávropol.

    Hablo de defensa activa de Kruschev por parte de los escritores de la wikipedia por afirmaciones como esta, que no dejan de ser el cántico prototrotskista de todos los días, el mismo cántico de la historiografía burguesa.

    El conato de insurrección vividos, no fueron ejecutados, si no que meramente con el arrinconamiento, destitución y degradación de los conjurados. Malenkov, Mólotov, Kaganóvich y Shepílov (los únicos nombres que se hicieron públicos) fueron vilipendiados por la prensa y depuestos de sus puestos y cargos dentro del partido y el gobierno soviético

    Cabe señalar que a diferencia de las épocas pasadas, el trato a quienes fueron oponentes al liderazgo del momento fue mucho más suave y comedido que en la época estalinista. Después de la defenestración de Beria en 1953, quien terminó siendo condenado a muerte, no se volvieron a repetir respuestas sangrientas contra los opositores internos al liderazgo del partido. Así la posterior destitución de Jruschov por parte de Brézhnev en 1964 y el golpe fallido contra Gorbachov en 1991, fueron seguidos de expulsiones, degradaciones y relegaciones, pero no muertes.

    Patético, ridículo, vomitivo.


    Una vez más vemos como la derecha defiende a los izquierdistas que aplican medicina derechista a nuestras posiciones. Todo militante de "izquierdas" que muestre a la izquierda lo que la derecha quiere que haga será recordado por la historiografía burguesa como el "mal menor", como un "izquierdista responsable". De ahí tenemos casos desde Kruschev a Carrillo...

    Las últimas "respuestas sangrientas contra los opositores internos al liderazgo del Partido" terminaron a finales de los años 30 en el contexto de las purgas. Durante los años 40 cómo mucho (y desconozco si se puede) se puede hablar de casos aislados de represión.

    Pruebas de que la dirección bolchevique estaba en contra de esta represión es que el que posiblemente fue designado como sucesor de Stalin, Ponomarenko (secretario general del Partido Comunista de Bielorrusia), fue enviado a diversos lugares (de Bielorrusia al Cáucaso, tan sólo que tenga constancia) para liberar a todos los presos de los que hubiera la más mínima duda razonable de que fuesen inocentes. A partir de ahí, podemos deducir por un lado: 1) Que la dirección bolchevique liderada por Stalin no tenía tan controlada la situación, y que los organos inferiores tomaban decisiones vitales por propia iniciativa, en este caso la represión desmedida de finales de los años 30. 2) Que la dirección bolchevique se negó rotundamente a que esta represión sumaria continuase más allá de los procesos judiciales dirigidos por el Estado.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Erazmo el Sáb Abr 23, 2011 8:34 pm

    Camarada Azar, En el hilo "Ponomarenko y las purgas en Bielorusia" el camarada NSV Liit insertó este relato de ponomarenko que colisiona, respecto de la ubicación geográfica que vos daís, en vuestro inserto.

    Acá el del otro hilo, y stalingrado no es el lugar, es bielorusia donde ponomarenko va.

    "En el libro "Charlas sobre Stalin" (Беседы о Сталине), de Sergeiev y Glushik, se mencionan algunos datos curiosos sobre Ponomarenko. En 1938 fue enviado por Stalin a Bielorrusia, según el propio Ponomarenko, Stalin le dio una orden muy clara: detener la represión en Bielorrusia. Stalin dijo" ¿pero qué prentenden allí? ¿qué necesitan? Allí está sufriendo tanta gente, y la represión continúa. Ya ha habido un pleno del CC del partido sobre la cuestión (el pleno de enero de 1938). Pero no lo dejan. Vaya, ponga las cosas en orden - detenga la represión".
    Ponomarenko le preguntó "¿y cómo lo hago?". Stalin respondió: "Vaya a las prisiones. Tome los asuntos, conózcalos, hable con los condenados, y si cree que el condenado es inocente, que se abran las puertas y se vayan a casa".
    Ponomarenko respondió: "Pero, camarada Stalin, allí, los órganos locales y diferentes departamentos pueden no estar conformes con mis actos y se me opongan".
    Stalin le aseguró que, claro, no estaban allí plantados para que llegara uno cualquiera y tomara las riendas. Pero había muchos departamentos, pero primer secretario del CC solo había uno. Y si no eran capaces de entenderlo, debía explicárselo. De cómo actuara dependería su autoridad y el éxisto de su trabajo
    ".

    Así como hay errores en este lugar de un relato, sin duda hay errores que no se quieren ver, aún cuando sean evidentes.

    ¿a que me refiero? a la actuación de kruschev.

    Pretender que kruschev es el único culpable de lo que pasó y de lo sucedido en el XX Congreso donde traicionó la memoria y obra de su mentor Stalin, es no querer ver la realidad, acá no vale que tenía apoyos, porque no reconocerlo y señalar que molotov-malenkov-kaganovitch fueron unos ruínes parásitos y tan traidores como el barril de grasa.

    Acá dejo la visión que da martens, respecto de lo que molotov señaló de como se plantearon antes el obeso.

    "En otras palabras: la clase obrera soviética se encontró, de hecho, sin una dirección, precisamente cuando arreció al máximo el ataque de la burguesía contra la dictadura del proletariado. El grupo que persistía en la línea de Stalin, encabezado por Molotov, se opuso a la línea derechista en la discusión en las alturas, a puertas cerradas,. Pero en el propio 20º Congreso, es decir, en la discusión a puertas abiertas, permaneció en silencio.
    Luego del Congreso, aún contaba con siete miembros sobre once en el Buró Político. Pero, como Molotov mismo admitió en conversaciones publicadas en Moscú en 1991, “nosotros no teníamos ningún programa, sólo la destitución de Jruschiov”. “En este período - se lamentó - ya no quedaba ningún rigor bolchevique más”. Lo que no ve Molotov es que el mecanicismo y la rigidez dogmática habían creado una atmósfera que ahogaba el espíritu crítico y revolucionario del marxismo-leninismo. Él admite que no apelaron al conjunto del Partido y a las masas obreras y campesinas: “no estábamos preparados - dice Molotov - para tal enfrentamiento”.
    ", lo que indica Molotov es que estos supuestos revolucionarios eran simplemente unos aventureros se enfrentaron a kruschev sin un plan de acción y sobretodo no recurrieron al pueblo a sabiendas de lo que podía ocurrir con las políticas de kruschev.

    Y la expuesta cobardía de molotov es revelador de que estos parásitos nada tenían que ver con la revolución bolchevique, con como actuó siempre Lenin, es decir de cara al pueblo y recurriendo al pueblo en busca de apoyo y ayuda.

    Molotov no quizo ir con el pueblo, "no estabamos preparados" dice pero ¿para que no estaba preparado? acaso para un estallido popular, que quizá habría hecho rodar no solo la cabeza del barril de grasa sino su propia cabeza.

    Quizá la oposición "no partidista" todavía estaba allí, y el propio molotov juzgó que mejor se quedara allí, y así no arriesgaba sus privilegios.

    Lo que exponís de la falsiwiki es parcial, molotov después re-ingresó al pcus, bajo brezhnev quién fue secuaz del obeso y le ayudó a derrotar a molotov y su pandilla, es decir revelador del carácter oportunista, arrastrado y vil de molotov.


    Por stalin solo, ¿y lo dudaís? es que no analizaís vuestro propio inserto.

    En 1952 casi que obligaron al amado guía de los pueblos a ser secretario general otra vez, y apenas menos de cuatro años después nadie, absolutamente nadie dijo nada por Stalin, y estaban todos vivos y en buen estado físico.


    Reitero stalin solo, rodeado de aventureros-oportunistas-arrastrados-lisonjeros. No había nadie, no quedaba nadie ¿y como se llegó a esa situación?

    Pués Stalin tuvo su importante cuota de culpa, no toda lógicamente, trotsky y sus apoyos tuvieron una cuota también.


    Pero el problema es la capacidad intelectual para poder desenvolverse en el plano ideológico y filosófico, y el inserto vuestro azar lo reitera, zhdanov-ponomarenko eran los únicos intelectuales, lo que significa que los otros eran simples técnicos, "aprietatuercas"-"cortapalos" ingenieros, pero no científicos ni ideólogos.

    Lo que reafirma lo siguiente, "No dejeís las cuestiones de la Ciencia-arte-ideología a los técnicos" podrán maniobrar en la tempestad por unos años, pero es seguro, una certeza matemática en realidad, que más temprano que tarde se estrellarán contra los roqueríos de la historia.

    Y la URSS de Stalin y su "vieja guardia de colaboradores" es un muestrario eterno para las revoluciones que quedaron y las futuras.



    Saludos Revolucionarios




    azar
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1142
    Reputación : 1302
    Fecha de inscripción : 07/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por azar el Dom Abr 24, 2011 7:06 am

    Creo que no has entendido mi análisis de la situación, no lo voy a repetir si quieres lo tienes más arriba puedes volver a leerlo.

    La vieja guardia que se había unido en torno a Kruschev renegó de este en cuanto le vieron las intenciones, en este sentido apoyaban las decisiones que Stalin había tomado el año anterior a su muerte. Y se puede entender que este apoyo no era oportunista porque los principales dirigentes del grupo Anti-Partido murieron defendiendo la gestión de Stalin, lo que no era para nada beneficioso para su situación personal y política.
    Si bien es cierto que a algunos se les readmitió varias décadas después, nunca recobraron puestos de importancia.
    Los principales objetores de la "vía Kruschev" se reunían en torno a Beria, el más escéptico con este, y todos sabemos lo que sucedió con Beria. Al mismo tiempo, podemos imaginar el instinto de supervivencia (tanto política como personal) que rodeó a buena parte del Partido después de la muerte de Stalin, especialmente cuando vemos la marginación política que sufrieron los sectores más cercanos a este (Ponomarenko y demás). También señalé que Kruschev tuvo que ganarse la simpatía de parte de los nuevos cuadros, al menos la aceptación, y que el denominado por la historiografía oficial "grupo Anti-Partido" perdió la batalla política y por tanto la oportunidad de rendir cuentas a la Historia.

    Por tanto, decir que Stalin se "había quedado sólo" es una falacia. El grupito de Kruschev se tomó su venganza personal con su famoso discurso secreto, y quizá el resto de la vieja guardia se dejó llevar por la inercia política del momento, quizá porque esta fuese beneficiosa para sus intereses personales.
    Es evidente que detrás del Golpe de Estado conservador por parte de la vieja guardia tras la muerte de Stalin había egoísmos personales, pero años después demostraron que el cariz que la situación estaba tomando no era el que desearon nunca e intentaron retractarse.
    Me gustaría conseguir las memorias de Molotov en español para ilustrar esto, pero no la encontré por ningún lado.

    Pegué el análisis porque resulta esclarecedor, en muchos puntos no lo considero acertado, pero dará a que pensar a más de uno y era lo que esperaba. Por tanto, espero que no hables más de él como si fuera "mi texto". No le doy tanta importancia a que el autor hable de que "sólo quedaban 2 intelectuales en el Partido", lo describe como una habladuría, para nada como si fuese la realidad. Creo que intentas entender lo que resulte más adecuado para tu análisis basado en prejuicios anteriores, en vez de adecuar tu análisis a lo que se describe en el texto objetivamente.
    No dispongo del texto donde describe la labor de Ponomarenko viajando por diversas zonas de la URSS para parar la represión, pero efectivamente tengo constancia de que estuvo en Bielorrusia, Stalingrado, el Caúcaso y zonas de Siberia. Estoy hablando de lo que tengo constancia, es verosímil imaginar que su labor se amplió a más zonas. En cualquier caso te desviaste de lo importante ya que no era esto, que es una simple anécdota. Lo que pretendía señalar era que la dirección bolchevique no dio soporte político e intentó evitar la represión desmesurada de las purgas de finales de los años 30, y que al mismo tiempo esto demuestra que la dirección de la URSS no estaba tan centralizada como se quiere hacer parecer a menudo, ya que los órganos inferiores del Partido tuvieron la libertad de tomar medidas por sí mismos, incluso sin el consentimiento mayoritario del Comité Central.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Erazmo el Dom Abr 24, 2011 6:49 pm

    Camarada Azar, no tenemos la misma óptica respecto de los acontecimientos, y no debemos por lo demás tenerla, estos son post y opiniones personales de un momento de la historia de la extinta URSS.

    Vos justificaís a los denominados "anti-partido" y para mí son simples parásitos tan traidores como el barril de grasa pero más torpes eso sí y con menos apoyo, los traidores de la cupula militar prefirieron al obeso y ellos decidieron el destino de la URSS, y además el lobby sionnazi que operaba en la URSS presumiblemente a través de mikhail suslov también preferían a kruschev, es lamentable que no hayan investigadores que desentierren las trazas del plan conspirativo, lo que siempre he pensado respecto del XX Congreso.

    Los stalinistas siempre se conformaron con migajas al culpar de todo a kruschev, como sí ese tarado hubiese sido capaz de realizar tal trama, y exculpan a delincuentes como molotov o pusilánimes como malenkov.

    El propio molotov cínicamente lo dice y martens lo transcribe,

    "enfrentamos a kruschev sin un plan, ya que no quedaba ningún rigor bolchevique"

    ¿en que momento eso ocurrió?, ¿será que el rigor bolchevique ya no estaba con stalin?, ¿sería una velada crítica a su mentor, de la que molotov en 1952 se proclamaba su discípulo?


    Sabeís azar, el texto del Congreso de 1952 y las intervenciones de los presentes no corresponden a un Congreso de Comunistas.

    Eso es correspondiente con un Congreso religioso, y que molotov se llame a sí mismo "discípulo de Stalin" cuadra psicológicamente con un feligrés no con un comunista.


    Parecido al mito de pedro y jesús de las historietas católicas, kruschev crucificó a stalin y molotov, el discípulo predilecto de jesús-stalin le negó el resto de su vida porque jamás públicamente lo defendió y eso es lo que vale enfrentar la muerte por las convicciones por las que se cree, y convicciones en los colaboradores de stalin no había, ni en beria-kruschev-malenkov, solo hubo oportunismo y traición.


    Y aún cuando son opiniones personales, la historia subsecuente a esos acontecimientos definió de lado de que opiniones personales prefirió estar.




    Saludos Revolucionarios

    azar
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1142
    Reputación : 1302
    Fecha de inscripción : 07/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por azar el Dom Abr 24, 2011 7:25 pm

    Sacas de contexto la información que utilizas y omites datos importantes.

    Yo no justifico a nadie, trato de comprenderlos. Haciendo lo que tú haces, que es adecuar los datos para que coincidan con tus tesis en vez de tratar de comprender a cada uno de los interlocutores es difícil que aciertes con tus análisis.

    Creer que Kruschev era "un tarado incapaz de realizar tal trama" es ridículo, porque de hecho lo hizo, es Historia, VENCIÓ, pasando por encima de la vieja guardia. Él también tenía sus partidarios, claro que no lo hizo el solito.

    A seguir, utilizas la autocrítica de Molotov en su contra en cuanto a la falta de rigor bolchevique, y la sacas de contexto pretendiendo darle un significado que no puede tener conociendo minimamente su figura.
    Seguimos. En la anécdota que indicas Stalin lo abroncó por esa actitud de señalarse como su "discípulo", contestándole que él no tiene discípulos. En el texto que pegué tan sólo vemos el discurso de Stalin, de donde sacas la conclusion de que "las intervenciones de los presentes no corresponden a un Congreso de Comunistas"?? Que alguien me lo explique, utilizas una anécdota para generalizar una conclusión? Una declaración de Molotov te sirve para generalizarla a todo un Partido?

    Entiendes lo que te estoy diciendo? Adecuas los datos según tu interés, y así tus análisis no pueden llegar a ningún lado.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Erazmo el Dom Abr 24, 2011 8:40 pm

    Vamos camarada azar, que datos importantes omito, ¿para que voy a omitir datos de hace 59 años?, no tiene sentido.

    Vos insertasteís esto:

    "Molotov sube a la tribuna, admite sus errores, se justifica y asegura que ha sido y será un fiel discípulo de Stalin.
    Stalin (interrumpiendo a Molotov): ¡Tonterías! Yo no tengo discípulos. Todos nosotros somos discípulos del gran Lenin.
    Stalin propone resolver las cuestiones organizativas, de elegir los órganos dirigentes del Partido. Al puesto del Buró Político se elige el Presidium del Partido sustancialmente ampliado, así mismo el Secretariado del CC del PCUS compuesto por 36 personas.
    En la lista, dice Stalin, están todos los miembros del antiguo Buró Político con la excepción de A. A. Andreiev. En cuanto al respetable Andreiev, todo está claro, se ha vuelto completamente sordo, no escucha nada, no puede trabajar así, tiene que curarse.
    Voz desde la sala: Hay que elegir al compañero Stalin como Secretario General del CC del PCUS.
    Stalin: ¡No! Libérenme de los cargos de Secretario General del CC del PCUS y presidente del Consejo de Ministros de la URSS.
    G. N. Malenkov (desde la tribuna): ¡Compañeros! ¡Tenemos todos que pedirle al compañero Stalin, nuestra guía y maestro, unánimemente y al unísono, que sea todavía Secretario General del CC del PCUS!
    Stalin (desde la tribuna): Al Plenum del CC no le hacen falta los aplausos. Hay que resolver los problemas sin emociones, de manera práctica. Y yo pido ser liberado de los cargos de Secretario General del CC del PCUS y Presidente del Consejo de Ministros de la URSS. Ya estoy viejo. No puedo leer los documentos. Elijan a otro Secretario.
    S. K. Timoshenko: ¡Compañero Stalin! El pueblo no entenderá. Todos nosotros como si fuéramos un solo hombre lo elegimos nuestro dirigente, Secretario del CC del PCUS. No existe otra solución.
    ".

    Allí está escrito como malenkov grita a "su maestro", lo mismo puede observarse en las iglesias sobretodo las llamadas evangélicas donde va la gente más ignorante e inculta, esa gente chilla al maestro, al guía, y toda suerte de descerebraciones más.

    Por eso reitero azar, ese congreso es de feligreses y no de comunistas.

    Por tanto esa flagrante contradicción tenía que resolverse tarde o temprano, y que stalin fuese crucificado y su figura y obra barrida es correspondiente con una disputa religiosa y no ideológica.

    Por molotov no le quito nada, su derrotero personal es patético, su esposa era miembro de una red de espías sionistas y fue denunciada por el mismo y humillado por stalin en público (querría stalin provocarlo para que renunciáse y se fuera) desconozco si tenían hijos o cuantos años llevaban casados pero la actitud de molotov no es la de un individuo sano mentalmente sin duda solo un sicótico procede como molotov.

    Y pensar que este sujeto fue presidente de la 3° internacional comunista ¡molotov el arrastrado! que lástima que la 3° internacional no fue disuelta antes, cuantos habrán sido perjudicados por las estupideces de este individuo.

    Y eso por molotov, ni hablar de voroschilov que era parte de los "anti-partido" en la mañana y en la tarde se arregló con el barril de grasa, esos eran los "colaboradores de stalin" simples parásitos inmorales.

    Lo único positivo de todo este desastre es que los PC a nivel mundial se libraron de los "mariscales de la derrota" el dúo dinámico stalin-trotsky y en la gran mayoría se vuelve al concepto de socialismo científico.


    Algo bueno que resultáse de la muerte de la obra de Lenin.


    Saludos Revolucionarios

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por AsturcOn el Dom Abr 24, 2011 9:16 pm

    Compañero Erazmo, me parece chocante que resaltes precisamente tu, estas palabras de Stalin cuando pide ser liberado. Lo digo porque de esas palabras tendrias que hacer otra lectura.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Shenin el Dom Abr 24, 2011 9:51 pm

    Lo único positivo de todo este desastre es que los PC a nivel mundial se libraron de los "mariscales de la derrota" el dúo dinámico stalin-trotsky y en la gran mayoría se vuelve al concepto de socialismo científico.

    Pero si para ti el socialismo científico es insultar a los líderes que te caen mal. Son todo descalificaciones personales. "Este es un psicótico, este un cobarde, este un gordinflón", etc, etc... Análisis histórico y sociológico: cero patatero. Socialismo chismográfico deberías llamarlo.

    RDC
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2541
    Reputación : 3027
    Fecha de inscripción : 19/08/2009
    Edad : 25
    Localización : Galicia

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por RDC el Dom Abr 24, 2011 10:00 pm

    Shenin escribió:
    Lo único positivo de todo este desastre es que los PC a nivel mundial se libraron de los "mariscales de la derrota" el dúo dinámico stalin-trotsky y en la gran mayoría se vuelve al concepto de socialismo científico.

    Pero si para ti el socialismo científico es insultar a los líderes que te caen mal.

    Obvio que ese forero no tiene ni idea de lo que es el socialismo científico que tanto menciona, porque decir que los PC a nivel mundial regresaron al socialismo científico cuando lo que hicieron fue adoptar la vía pacífica al socialismo es de traca, pero de traca, traca.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Shenin el Dom Abr 24, 2011 10:02 pm

    RDC escribió:
    Shenin escribió:
    Lo único positivo de todo este desastre es que los PC a nivel mundial se libraron de los "mariscales de la derrota" el dúo dinámico stalin-trotsky y en la gran mayoría se vuelve al concepto de socialismo científico.

    Pero si para ti el socialismo científico es insultar a los líderes que te caen mal.

    Obvio que ese forero no tiene ni idea de lo que es el socialismo científico que tanto menciona, porque decir que los PC a nivel mundial regresaron al socialismo científico cuando lo que hicieron fue adoptar la vía pacífica al socialismo es de traca, pero de traca, traca.

    Incluyendo al PC de Chile (país de Erazmo).

    El caso es que el "análisis" de Erazmo se reduce a descalificar al que le cae mal, llamándole loco, gordinflón, cobarde, etc... Un "análisis" que se puede entender en Belén Esteban, pero no en una persona que se considera "socialista científico". Y así llegamos a cosas esperpénticas, como llamar cobarde y débil a un anciano enfermo como Honecker y a la vez exculpar de todos sus errores a un enfermo agonizante como Lenin.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Erazmo el Dom Abr 24, 2011 11:44 pm

    Camaradas, decirle a kruschev gordinflón y traidor sí es un insulto, pués ni modo prefiero insultarlo.

    Respecto de Molotov lo mismo, no podeís decirle a stalin en 1952 "soy su discípulo", y apenas 4 años después no salir a defenderlo de los ataques del gordinflón.

    Porque lamentablemente la conclusión del XX Congreso, así como lo observo y analizo no es lucha de clases es simple y llanamente traición, y tal cuál lo expresa el Dante,

    "la traición es lo peor"
    "en el centro del infierno, el círculo de la infamia yace"
    "donde están los traidores, a los que el mismo demonio desprecia"

    Por honecker es verdad, el personaje no me resulta agradable pero me equivoqué al referirme a el y en su momento así lo reconocí.

    Por Lenin, no tuvo culpa de los personalistas que estaban con el, y que se pelearon rabiosamente por el poder, y sí también se equivocó pero ningún error garrafal como los que después otros cometieron y que arruinaron la obra que Lenin modeló.

    Por socialismo científico, es bueno regresar a las fuentes primordiales, el PC de chile es una buena muestra, desde el punto de vista electoral siempre fué el PC más grande de latinoamérica y a su vez el más pro-soviético de todos, más soviético que el pcus.

    Stalinista a muerte a partir de 1930, el 1° en "desestalinisarse" en 1956 (Luís Corvalán, su secretario general, estuvo en el XX Congreso).

    Su sovietismo murió recién en 1991, y supo sobrevivir a los que se fueron, intentos divisionistas, y el ataque concentrado de toda la burguesía chilena, y aprendió la lección, desapareció el marxismo-leninismo y el viejo y siempre saludable "socialismo científico" re-apareció.

    Al menos con heridas y miles de cicatríces ahí está, es decir logró superar la prueba de la sobrevivencia en la que lamentablemente fallaron en europa toda.

    Sin duda un largo y tortuoso camino aún le espera en uno de los países más derrotados de latinoamérica, pero entre mayor es el desafío más interesante es el poder superar el obstáculo, y lo mejor aherrojando los viejos traumas porque en estas latitudes los viejos líderes hace muchos años que descansan en paz.

    Saludos Revolucionarios



    azar
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1142
    Reputación : 1302
    Fecha de inscripción : 07/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por azar el Lun Abr 25, 2011 3:21 am

    Dispones de toda la información necesaria para afirmar que Molotov no defendió a Stalin en su momento?

    Porque en sus memorias la defensa a su papel es inequívoca.

    Lo que sí podemos afirmar es que Stalin disponía de un respeto general impresionante, lo que lo convertía en un maestro, en una figura intocable, igual que en su tiempo lo fueron muchos otros líderes comunistas. Para que no me vengas distorsionando lo que digo te pondré ejemplos: líderes como Mao, Ho Chi Minh, Kim il Sung, el Ché, o Fidel Castro en su tiempo tuvieron tal respeto de las masas que sus juicios y decisiones eran ampliamente aprobados por el simple hecho de que las masas les tenían tal estima que confiaban ciegamente su palabra. No digo que esto deba ser así, digo que fue así y que no es procedente que se critique en unos lo que se acepta en otros.

    Aparte; Sigues enunciando que los subordinados de Stalin eran tal y cual, pero te olvidas de que en 1952 su intención era apartarlos de puestos de relevancia, por lo tanto no creo que fuesen los SUYOS escogidos DIRECTA Y UNICAMENTE por él. No crees que esto pudiera tener que ver con la actitud de muchos de ellos, que se sintieron atacados? No crees que esto desmiente que su papel fuese tan todopoderoso, el hecho de que durante años decenas de dirigentes lo siguieran siendo aún mostrándose extremadamente contrario?

    No justifico la actitud de la vieja guardia después de su muerte, de hecho me parece una actuación rastrera la suya en 1953. Lo que hago es analizar los hechos al contrario que tú a menudo, que te cierras en banda y te niegas a hacer una observación objetiva.

    Cristelion
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 490
    Reputación : 577
    Fecha de inscripción : 10/09/2010
    Localización : Unión de Repúblicas Socialistas Ibéricas

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Cristelion el Lun Abr 25, 2011 5:23 am

    La primera parte del texto parece como si de un teatrillo se tratara, tipo ''voy a dejar el cargo'' ''no, no lo dejes con lo bueno que eres''...etc.
    Lo mejor es cuando sugieren que todos al unísono reclamen que Stalin siga de Secretario General (para qué se va a hacer un proceso de votos medianamente fiable cuando siempre podemos recurrir al voto por aclamación...¬¬)

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Erazmo el Lun Abr 25, 2011 7:59 pm

    azar escribió:Dispones de toda la información necesaria para afirmar que Molotov no defendió a Stalin en su momento?

    Porque en sus memorias la defensa a su papel es inequívoca.

    Lo que sí podemos afirmar es que Stalin disponía de un respeto general impresionante, lo que lo convertía en un maestro, en una figura intocable, igual que en su tiempo lo fueron muchos otros líderes comunistas. Para que no me vengas distorsionando lo que digo te pondré ejemplos: líderes como Mao, Ho Chi Minh, Kim il Sung, el Ché, o Fidel Castro en su tiempo tuvieron tal respeto de las masas que sus juicios y decisiones eran ampliamente aprobados por el simple hecho de que las masas les tenían tal estima que confiaban ciegamente su palabra. No digo que esto deba ser así, digo que fue así y que no es procedente que se critique en unos lo que se acepta en otros.

    Aparte; Sigues enunciando que los subordinados de Stalin eran tal y cual, pero te olvidas de que en 1952 su intención era apartarlos de puestos de relevancia, por lo tanto no creo que fuesen los SUYOS escogidos DIRECTA Y UNICAMENTE por él. No crees que esto pudiera tener que ver con la actitud de muchos de ellos, que se sintieron atacados? No crees que esto desmiente que su papel fuese tan todopoderoso, el hecho de que durante años decenas de dirigentes lo siguieran siendo aún mostrándose extremadamente contrario?

    No justifico la actitud de la vieja guardia después de su muerte, de hecho me parece una actuación rastrera la suya en 1953. Lo que hago es analizar los hechos al contrario que tú a menudo, que te cierras en banda y te niegas a hacer una observación objetiva.

    Azar, no dispongo de toda la información sobre los colaboradores de stalin.

    Pero la que hay insertada en AC me basta, y partiendo de ello no puedo referirme a Molotov, por ejemplo, como un individuo consecuente, no me vale que en su autobiografía se exprese bien de stalin cuando defenderlo públicamente era lo que valía.

    No podeís ser expulsado del partido por un traidor, y volver a ese partido de la mano del secuaz que lo echó, ¿eso es consecuencia?

    Honestamente, y aún cuando los camaradas Shenin y RDC se molesten, la actitud de los anti-partido es insana mentalmente, ya me referí a Molotov ¿que os parece su accionar como esposo?, ¿que os parece su accionar como el "discípulo de stalin" como el mismo se refería?
    Lo de voroschilov es otro tanto, lo de malenkov, no me creaís a mí analizádlo vos mismo.

    Y no me cierro en banda, reconozco virtudes, y por eso siempre he reconocido y apreciado las virtudes de Stalin.

    También a beria, pese a que no me agrada el personaje, sí reconozco la consecuencia de beria como persona.


    Pero disculpádme azar, los otros simplemente respeto alguno no merecen, por ningún motivo.


    Ahora como se llegó a eso, es otro cantar.


    Saludos Revolucionarios

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Shenin el Lun Abr 25, 2011 11:55 pm

    Erazmo escribió:
    azar escribió:Dispones de toda la información necesaria para afirmar que Molotov no defendió a Stalin en su momento?

    Porque en sus memorias la defensa a su papel es inequívoca.

    Lo que sí podemos afirmar es que Stalin disponía de un respeto general impresionante, lo que lo convertía en un maestro, en una figura intocable, igual que en su tiempo lo fueron muchos otros líderes comunistas. Para que no me vengas distorsionando lo que digo te pondré ejemplos: líderes como Mao, Ho Chi Minh, Kim il Sung, el Ché, o Fidel Castro en su tiempo tuvieron tal respeto de las masas que sus juicios y decisiones eran ampliamente aprobados por el simple hecho de que las masas les tenían tal estima que confiaban ciegamente su palabra. No digo que esto deba ser así, digo que fue así y que no es procedente que se critique en unos lo que se acepta en otros.

    Aparte; Sigues enunciando que los subordinados de Stalin eran tal y cual, pero te olvidas de que en 1952 su intención era apartarlos de puestos de relevancia, por lo tanto no creo que fuesen los SUYOS escogidos DIRECTA Y UNICAMENTE por él. No crees que esto pudiera tener que ver con la actitud de muchos de ellos, que se sintieron atacados? No crees que esto desmiente que su papel fuese tan todopoderoso, el hecho de que durante años decenas de dirigentes lo siguieran siendo aún mostrándose extremadamente contrario?

    No justifico la actitud de la vieja guardia después de su muerte, de hecho me parece una actuación rastrera la suya en 1953. Lo que hago es analizar los hechos al contrario que tú a menudo, que te cierras en banda y te niegas a hacer una observación objetiva.

    Azar, no dispongo de toda la información sobre los colaboradores de stalin.

    Pero la que hay insertada en AC me basta, y partiendo de ello no puedo referirme a Molotov, por ejemplo, como un individuo consecuente, no me vale que en su autobiografía se exprese bien de stalin cuando defenderlo públicamente era lo que valía.

    No podeís ser expulsado del partido por un traidor, y volver a ese partido de la mano del secuaz que lo echó, ¿eso es consecuencia?

    Honestamente, y aún cuando los camaradas Shenin y RDC se molesten, la actitud de los anti-partido es insana mentalmente, ya me referí a Molotov ¿que os parece su accionar como esposo?, ¿que os parece su accionar como el "discípulo de stalin" como el mismo se refería?
    Lo de voroschilov es otro tanto, lo de malenkov, no me creaís a mí analizádlo vos mismo.

    Y no me cierro en banda, reconozco virtudes, y por eso siempre he reconocido y apreciado las virtudes de Stalin.

    También a beria, pese a que no me agrada el personaje, sí reconozco la consecuencia de beria como persona.


    Pero disculpádme azar, los otros simplemente respeto alguno no merecen, por ningún motivo.


    Ahora como se llegó a eso, es otro cantar.


    Saludos Revolucionarios

    Otra vez apreciaciones subjetivas, sin analizar las contradicciones que recorrían a esas personas. Solo "diagnósticos" de un aficionado que se prentende psiquiatra. Exigiendo una firmeza que ni siquiera uno sabe con certeza si tendría en esas situaciones. Porque Molótov sería un "traidor" y un "insano mentalmente", pero probablemente haya hecho por la clase obrera mucho más de lo que han hecho todos los usuarios de este foro juntos.

    Además es absurdo. En el pleno del XX Congreso ya estaba el pescado vendido. Jruschov tenía la mayoría para aprobar las obscenidades que quisiera. ¿Qué batalla había que dar? Ninguna, pues la batalla se dio en otro lugar y en otro momento. Calificar a Molótov de cobarde por no dar un "contradiscurso" frente al de Jruschov en un plenario plagado de jruschovistas es simplemente confundir la valentía con la temeridad.

    Ahora como se llegó a eso, es otro cantar

    No es otro cantar, señor Erazmo, ¡ES EL QUID DE LA CUESTIÓN! Molótov no era un don nadie. Molótov entra en el Partido bolchevique siendo un chaval, menor de edad. Asumiendo unos sacrificios que muy poca gente asume tan pronto. ¿Por qué un cuadro forjado en los tiempos difíciles del zarismo, la revolución, la industrialización socialista, la Gran Guerra Patria degenera en un apoltronado? ¿Por qué alguien que mantuvo la firmeza en tiempos más duros no es capaz de mantenerla en tiempos de relativa fortaleza y estabilidad como lo eran los años 50 comparados con las décadas anteriores?

    A mí me indigna como al que más la torpeza de los "anti-partido". Pero no por eso voy a dejarme llevar por las más bajas pasiones, pues no hay nada más cegador. El socialismo científico es lo que tiene, que se juzga a la gente por más cosas además de por cómo nos caiga.

    AsturcOn
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1026
    Reputación : 1261
    Fecha de inscripción : 26/12/2009

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por AsturcOn el Mar Abr 26, 2011 12:43 am

    [quote]


    Viacheslav Mólotov

    Después de la muerte de Stalin en 1953, se le restituyó en el Politburó (cuyo nombre se había cambiado al de Presídium) y fue canciller de nuevo hasta el 1956, pero muy pronto discrepó con las políticas reformistas de Nikita Jrushchov, y se opuso fuertemente a las denuncias que presentó Jrushchov contra Stalin en 1956, durante el XX Congreso del PCUS. En 1957, junto con otros grandes estalinistas como Lázar Kaganóvich, trató de efectuar un golpe dentro del partido contra Jrushchov. Cuando el golpe fracasó, le dio un pretexto a Jrushchov para enviar a Mólotov en una serie de puestos irrelevantes: primero como embajador a Mongolia (1957–1960) y después como el delegado permanente al Organismo Internacional de Energía Atómica en Viena (1960–1961). En 1964 fue expulsado del partido.

    Se le permitió volver a militar en junio de 1984, de manera simbólica. Cuando murió a los 96 años en Moscú el 8 de noviembre de 1986, era el último participante significativo de los hechos de 1917. Fue enterrado en el cementerio Novodévichi de Moscú.



    Lázar Kaganóvich

    Kaganóvich fue un rígido estalinista, y aunque permaneció en el Politburó rápidamente perdió influencia tras la muerte de Stalin en marzo de 1953. En 1957, junto a algunos estalinistas de línea dura como Viacheslav Mólotov, Kliment Voroshílov y Georgi Malenkov (el llamado Grupo Anti-Partido) participó en un golpe interno abortado contra su antiguo protegido Jrushchov, que se había destacado en los dos años anteriores como adalid de la desestalinización. Como resultado del fallido golpe, Kaganóvich fue forzado a retirarse del Politburó y del Comité Central, relegándole al puesto de director de una pequeña fábrica de potasio en los Urales. En 1961 fue expulsado del Partido y pasó a vivir como pensionista en Moscú.

    Kaganóvich vivió hasta los 97 años de edad, falleciendo pocos meses antes de la caída de la Unión Soviética en 1991



    Kliment Voroshílov

    En 1952 fue designado como miembro del Presidium del Comité Central del PCUS. La muerte de Stalin trajo consigo grandes cambios en la dirigencia soviética, y en marzo de 1953 fue elegido presidente del Presidium del Soviet Supremo de la URSS (es decir, Jefe de Estado), con Jrushchov como Primer Secretario del PCUS y Malenkov como Presidente del Consejo de Ministros de la Unión. Este triunvirato les permitió deshacerse de Beria una vez muerto Stalin.

    Antes de la denuncia contra el estalinismo en el XX Congreso del PCUS (conocido como el "discurso secreto") en 1956, Voroshílov apoyó durante un tiempo a la facción dura estalinista junto con Malenkov, Kaganóvich y Mólotov (el llamado "Grupo antipartido"), en su intento de sacar a Jrushchov del poder en junio de 1957, antes de cambiar de bando.

    El 7 de mayo de 1960, el Soviet Supremo aceptó la "solicitud de retiro" de Voroshílov, reemplazándolo por Leonid Brézhnev como presidente. A su vez, el Comité Central lo relevó de sus cargos como miembro del Presídium del C.C. (como era llamado desde 1952 el Politburó) el 16 de julio del mismo año. En 1961 su derrota política fue absoluta cuando fue excluido en la elección del Comité Central. Una historia curiosa rodea los últimos días de Voroshílov como presidente. Durante una reunión-almuerzo del C.C. todos los presentes lo ignoraron, permitiéndole darse cuenta que todos su colegas habían decidido despedirlo, lo que le permitió adelantarse a los hechos "retirándose".

    Con posterioridad a su caída, durante el gobierno de Brezhnev fue rehabilitado, ejerciendo cargos menores. Fue reelecto como miembro del C.C. en 1966, y se le otorgó por segunda vez la condecoración de "Héroe de la Unión Soviética" (1968). Murió en Moscú en 1969.



    Georgi Malenkov

    En 1952, Malenkov se convirtió en miembro del secretariado del Partido. La muerte de Stalin en 1953 colocó brevemente a Malenkov en el cargo más elevado que habría de ocupar. Con el apoyo de Beria, Malenkov se convirtió en Presidente del Consejo de Ministros así como en Primer Secretario del Partido, pero tuvo que renunciar al Secretariado el 13 de marzo por la oposición de otros miembros del Presidium. Nikita Jrushchov asumió el puesto de Primer Secretario en septiembre, con lo que empezó un periodo de biunvirato Malenkov-Jrushchov.

    Forzado a dimitir en febrero de 1955, volvió a ser atacado por su proximidad a Beria (que fue ejecutado como traidor en diciembre de 1953) y por el fracaso de sus políticas de gobierno. Malenkov permaneció en el sucesor del Politburó, el Presidium. Sin embargo, en 1957, fue obligado a renunciar una vez más por participar, junto con Nikolái Bulganin, Viacheslav Mólotov y Lázar Kaganóvich (el llamado Grupo Antipartido) en un intento fallido de privar del poder a Jrushchov. En 1961, fue expulsado del Partido Comunista y exiliado dentro de la Unión Soviética. Se convirtió en gerente de una planta hidroeléctrica de Kazajistán hasta el día de su muerte.



    Nikolái Bulganin

    Después de la muerte de Stalin en marzo de 1953, Bulganin apoyado por Nikita Jrushchov, quien era entonces Secretario General del PCUS, se convirtió en Presidente del Consejo de Ministros en 1955, sustituyendo en el cargo a Georgi Malenkov. En 1955 como presidente del gobierno soviético asistió a la conferencia de las Grandes Potencias en Ginebra y viajó Birmania y la India.

    Generalmente era visto como un partidario del programa de Jrushchev de la reforma y destalinization. Él y Jrushchev viajaron juntos a India, Yugoslavia y Gran Bretaña, donde ellos eran conocidos en la prensa como "el show de J y B."

    Hacia 1957, sin embargo, Bulganin había llegado a compartir las dudas sostenidas sobre las políticas liberales de Jrushchev por el grupo conservador (el llamado "Grupo Antipartido") conducido por Vyacheslav Molotov. En junio, cuando los conservadores trataron de quitar a Jrushchev del poder en una reunión del Politburo, Bulganin vaciló entre los dos campos. Cuando los conservadores fueron derrotados y removidos del poder, Bulganin sobrevivió un tiempo, pero en marzo de 1958, en una sesión del Soviet Supremo, Jrushchev forzó su dimisión. Fue designado presidente del Banco Estatal soviético, un trabajo que él había sostenido dos décadas antes, pero en septiembre Bulganin fue removido del Comité Central y privado del título de Mariscal. Fue enviado a Stavropol como presidente del Consejo Económico Regional, una posición simbólica, y en febrero de 1960 fue retirado con una pensión.



    Andréi Vyshinski

    Entre 1949 y 1953, en la escalada inicial de la Guerra Fría y durante la Guerra de Corea, fue el Ministro de Asuntos Exteriores de la URSS. Después de la muerte de Stalin, Molotov fue nuevamente Ministro de Exteriores, y Vyshinski fue nombrado representante de la URSS ante las Naciones Unidas, hablaba inglés y un excelente francés.

    En 1953 fue uno de los principales acusados, junto con Andréi Zhdánov, nombrados por el Congreso de los Estados Unidos, en el Comité Kersten, conocido también como “Investigación de los Estados Bálticos por la Casa de Representantes de Estados Unidos (Baltic States Investigation by the US House of Representatives).[15]

    Murió en Nueva York el 2 de noviembre de 1954, siendo cremado y enterradas sus cenizas en una urna en la Plaza Roja de Moscú. La causa del fallecimiento fue un ataque cardiaco,[1] aunque algunos autores afirman que Vyshinski se suicidó.

    Fue condecorado a lo largo de su vida tres veces con la Orden de Lenin, con la Orden de la Bandera Roja y muchas otras medallas.[1]

    Después del XX Congreso del PCUS de 1956, los procedimientos de Vyshinski fueron condenados oficialmente, dejando a sus herederos sin los privilegios estatales, y sus textos cesaron de ser utilizados oficialmente por los juristas.



    Dmitri Shepílov

    Shepílov fue el único Secretario del Comité Central en oponerse a Jrushchov en junio de 1957 cuando una mayoría de los miembros del Politburó trataron de cesarle. Se unió al golpe del conocido como Grupo Anti-Partido en el último momento, cuando Lázar Kaganóvich le aseguró que los conspiradores tenían mayoría en el Politburó. Cuando Jrushchov prevaleció ante el pleno del Comité Central, se mostró furioso sobre la traición de Shepílov. Fue cesado del Comité Central el 29 de junio y vilipendiado en la prensa junto a Mólotov, Malenkov y Kaganóvich, los otros únicos dirigentes soviéticos cuya participación en el intento de golpe fue hecha pública en aquél momento. Shepílov era amigo del Mariscal Georgi Zhúkov y quizás esa fue una de las razones por las que pocos meses después el propio Zhúkov era cesado como Ministro de Defensa.

    Tras perder sus posiciones en el Comité Central, Shepílov fue enviado a Kirguistán a dirigir al Instituto de Economía de la Academia de las Ciencias kirguiz, aunque pronto fue degradado a vice-director. En 1960 fue llamado a Moscú, siendo expulsado de la Academia Soviética de las Ciencias y enviado al Archivo Estatal Soviético para trabajar como celador, donde permaneció hasta su jubilación en 1982. Tras una segunda ola de denuncias contra el Grupo Anti-Partido en el XXII Congreso del PCUS en noviembre de 1961, Shepílov fue expulsado del Partido el 21 de febrero de 1962. En 1976 fue readmitido, aunque permaneciendo como militante de base.

    Cuando Jruschov fue derribado de la secretaría general en octubre de 1964 por Leonid Brézhnev, Shepílov comenzó a trabajar en sus memorias, un proyecto en el que continuó hasta aproximadamente 1970. Sus documentos se perdieron tras su muerte a los 89 años en Moscú, aunque fueron encontrados y publicados en 2001.




    Lavrenti Beria

    Nikita Jrushchov, deseoso desde el inicio de derrotar a Beria, no podía actuar contra éste porque la alianza de Beria y Malenkov era demasiado fuerte. Sin embargo, en junio de 1953 estallaron protestas contra el régimen comunista en Berlín Oriental, que Jrushchov aprovechó para minar la confianza de los líderes soviéticos en Beria, asegurando que éste deseaba la unificación de Alemania, así como planeaba recibir ayuda de los Estados Unidos. Semanas después de haber sido reprimidas brutalmente las manifestaciones en Berlín del Este, Molotov, Nikolái Bulganin y el mismo Malenkov quedaron convencidos que las políticas liberales de Beria conducían al país a la desestabilización, y Malenkov decidió traicionarlo.

    Los testimonios de la caída de Beria varían.

    Algunos aseguran que Jrushchov convocó al Presidium el 26 de junio, donde acusó a Beria de ser un espía británico. Completamente sorprendido Beria preguntó: "¿Qué sucede, Nikita Sergeyevich?" En ese momento Molotov y otros también acusaron a Beria, y Jrushchov propuso inmediatamente su dimisión. Malenkov llamó entonces al Mariscal Georgi Zhúkov, que entró con un grupo de oficiales armados.

    Alguno historiadores afirman que Beria fue llevado primero a una prisión en Lefortovo y luego al Cuartel General del General Kirill Moskalenko, Comandante de la Defensa Aérea de Moscú y compañero de armas de Jrushchov. Inicialmente se mantuvo en secreto su arresto, con el fin de poder capturar a todos sus principales hombres; al mismo tiempo, las fuerzas de la NKVD en Moscú fueron desarmadas. El diario Pravda anunció el arresto de Beria el 10 de julio, dando el crédito a Malenkov y culpando a Beria de "actividades ilegales contra el Partido y el Estado". En diciembre se anunció que Beria y seis cómplices habían estado siendo pagados desde hace años por agencias de inteligencia extranjeras para conspirar en derrocar el gobierno comunista de la Unión Soviética y restaurar el capitalismo.

    Beria fue juzgado en un "tribunal especial" sin defensa y sin derecho a apelación. Fue sentenciado a muerte, y de acuerdo a las posteriores declaraciones de Moskalenko, Beria rogó arrodillado por misericordia, sin embargo, él y los otros seis acusados fueron ejecutados inmediatamente.

    Otra versión es la del hijo de Beria, Sergo, según la cual la casa de éste fue atacada el 26 de junio por unidades militares y fue asesinado en el lugar, y varios funcionarios le aseguraron que su padre no estaba presente en el “juicio”. Además, un miembro del tribunal que supuestamente juzgó a Beria, Nikolái Chvernik, dijo que nunca vio a Beria con vida. Baybakov, miembro del Comité Central, afirmó que Beria ya estaba muerto en el Pleno de julio de 1953, pero sus miembros no lo sabían aún, y que el mismo Jrushchov afirmó dos veces que había sido asesinado el 26 de junio de 1953, pero que luego cambió su versión.

    Nina, la esposa de Beria y su hijo fueron enviados a un campo de trabajo, pero lograron sobrevivir hasta su liberación: ella murió exiliada en 1991 en Ucrania; mientras que Sergo murió en octubre del 2000, defendiendo la reputación de su padre hasta el final. Después de Beria, la MGB fue separada de la MVD y fue degradada en nivel a la conocida KGB, además a ningún jefe de policía soviético se le permitió acumular tanto poder de nuevo.

    En mayo del 2000, la Corte Suprema de la Federación Rusa rehusó cambiar el veredicto de 1953 de Beria, que había sido solicitado por sus familiares vivos. En la ley rusa, los familiares de personas acusadas falsamente de crímenes políticos, pueden solicitar rehabilitación. Sin embargo, la Corte declaró: "que siendo Beria uno de los organizadores de la represión contra su propio pueblo, no debe ser considerado una víctima".

    Sus actos de sadismo son el tema de todo un capítulo del libro Московская сага (Una Saga Moscovita) del escritor ruso Vasili Aksiónov – parte III (Prisión y Paz), capítulo 3 (Un Héroe Solitario).

    No hay ninguna duda de que los anti-partido lucharon hasta donde podian contra Kruschev y mas teniendo en cuenta que eran ya demasiado ancianos. Si organizar un golpe de estado contra Kruschov para Erazmo no es oponerse a la desestalinizacion, esque esta ciego o no sabe leer.

    Erazmo lleva dandole vueltas a este asunto desde hace ya unos meses. Es logico que a estas alturas y con pruebas contundentes no quiera bajarse de la burra.

    El basa todo su argumento en decir que nadie hizo nada para impedir la desestalinizacion y aqui estan las pruebas.

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Erazmo el Mar Abr 26, 2011 2:55 am

    Shenin escribió:Otra vez apreciaciones subjetivas, sin analizar las contradicciones que recorrían a esas personas. Solo "diagnósticos" de un aficionado que se prentende psiquiatra. Exigiendo una firmeza que ni siquiera uno sabe con certeza si tendría en esas situaciones. Porque Molótov sería un "traidor" y un "insano mentalmente", pero probablemente haya hecho por la clase obrera mucho más de lo que han hecho todos los usuarios de este foro juntos.

    Además es absurdo. En el pleno del XX Congreso ya estaba el pescado vendido. Jruschov tenía la mayoría para aprobar las obscenidades que quisiera. ¿Qué batalla había que dar? Ninguna, pues la batalla se dio en otro lugar y en otro momento. Calificar a Molótov de cobarde por no dar un "contradiscurso" frente al de Jruschov en un plenario plagado de jruschovistas es simplemente confundir la valentía con la temeridad.

    Ahora como se llegó a eso, es otro cantar

    No es otro cantar, señor Erazmo, ¡ES EL QUID DE LA CUESTIÓN! Molótov no era un don nadie. Molótov entra en el Partido bolchevique siendo un chaval, menor de edad. Asumiendo unos sacrificios que muy poca gente asume tan pronto. ¿Por qué un cuadro forjado en los tiempos difíciles del zarismo, la revolución, la industrialización socialista, la Gran Guerra Patria degenera en un apoltronado? ¿Por qué alguien que mantuvo la firmeza en tiempos más duros no es capaz de mantenerla en tiempos de relativa fortaleza y estabilidad como lo eran los años 50 comparados con las décadas anteriores?

    A mí me indigna como al que más la torpeza de los "anti-partido". Pero no por eso voy a dejarme llevar por las más bajas pasiones, pues no hay nada más cegador. El socialismo científico es lo que tiene, que se juzga a la gente por más cosas además de por cómo nos caiga.


    Camarada Shenin, las contradicciones que recorrían a esas personas (los anti-partido) efectivamente las desconozco, no sé que pasaba por el interior de vyalscheslav molotov el humano, pero sí se como se comportó vyalscheslav molotov el publicano.

    Sí tuvo miedo, lo comprendo, pero el cinismo no lo acepto. Y martens escribió que molotov señaló esto:

    "no teníamos ningún plan para enfrentar a kruschev, en esa epoca no quedaba ningún rigor bolchevique. No apelaron al conjunto del Partido y a las masas obreras y campesinas: “no estábamos preparados para tal enfrentamiento”."

    Eso es ruindad y una burla a su pasado revolucionario, ¿así terminan los defensores del pueblo y de la dictadura del proletariado?

    AsturcOn escribe que para 1956-57 eran ancianos, molotov tiene 67 años y no arriesgo nada, el Presidente Allende tenía 65 años y se quedó con un fusil de cara a la muerte habiendo podido aceptar el avión que le ofrecían y salir del país.

    Ceausescu tenía 71 años y en lugar de asilarse prefirió el pelotón de fusileros.

    Por tanto que molotov ingresara a los 17 años al partido bolchevique no dice nada, Milosevic con 65 años no se amilanó y pese a la total derrota de ese tiempo enfrentó el juicio imperial y tuvieron que asesinarle en su celda para acallarlo y evitar que la farsa de juicio acabara desplomándose.

    Molotov sabía que sí públicamente se oponía nadie lo haría fusilar, pero Molotov es solo un ruín tal cual se demostró, al igual que todo el resto.

    Ahora vos lanzaís interrogantes como estas:

    "¿Por qué un cuadro forjado en los tiempos difíciles del zarismo, la revolución, la industrialización socialista, la Gran Guerra Patria degenera en un apoltronado? ¿Por qué alguien que mantuvo la firmeza en tiempos más duros no es capaz de mantenerla en tiempos de relativa fortaleza y estabilidad como lo eran los años 50 comparados con las décadas anteriores?"

    Según yo porque una cosa es ser revolucionario clandestino y otra diferente ser funcionario del estado y del partido, se aburguesaron, se acostumbraron a mandar, se percataron que obedeciendo tenían acceso a lujos, viajes y prebendas. Eso ocurre porque el gobierno de stalin jamás hizo una política y jurisprudencia de jubilaciones, retiros y monitoreo del trabajo.

    Esos anti-partido y los revisionistas no rendían cuentas a nadie y sí stalin no los amonestaban se mofaban en la diferencia.

    Sí los quereís justificar pués adelante.

    Yo observo como la historia los consignó, y al menos ningún PC de ninguna parte del mundo los recuerda, ni historiador, ni estudio de rarezas ideologicas, tienen lo que se merecen el olvido que nunca los abandonará.



    Saludos Revolucionarios

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Shenin el Mar Abr 26, 2011 11:05 am

    Molotov sabía que sí públicamente se oponía nadie lo haría fusilar, pero Molotov es solo un ruín tal cual se demostró, al igual que todo el resto.

    No sé dónde he afirmado que Molótov sería fusilado. Pero bueno, más allá de las interpretaciones interesadas tenemos un contexto en el que los "anti-partido" pensaban (erróneamente, no lo niego) que podrían replegarse para golpear a Jruschov más adelante (¡como efectivamente lo intentaron!). Creían (y se equivocaron) que un simple golpe de mano sería suficiente.

    El propio Martens lo reconoce en su libro El Partido de la Revolución cuando afirma:

    Los que no defienden sus puntos de vista, se van transformando en seguidistas respecto a la política dominante, se comportan de forma irresponsable, constituyéndose en una reserva para las corrientes oportunistas que puedan levantar la cabeza en el porvenir. Cuando Jruschov tomó el poder en el Partido bolchevique fue ayudado en ello por el seguidismo de gran parte de los cuadros superiores. Molotov y Kaganovich no se atrevieron a levantarse y denunciar al revisionismo. Molotov temía ser eliminado y quería reservarse el derecho y la suerte de ser escuchado y seguido en el porvenir. No obstante, sólo un a crítica franca del revisionismo por parte de Molotov, el más prestigioso de los viejos bolcheviques, hubiera podido movilizar a los marxistas-leninistas del Partido.

    Sí los quereís justificar pués adelante.

    Mi intención no es justificar a tal o cual persona, sino descubrir la verdad. Y para ello es necesario superar los "análisis" simplistas que se limitan a descalificar a quienes personalmente no le agradan a uno. Ya he dicho en varias ocasiones que la necesidad de crítica no significa que valga cualquier tipo de crítica.

    Según yo porque una cosa es ser revolucionario clandestino y otra diferente ser funcionario del estado y del partido, se aburguesaron, se acostumbraron a mandar, se percataron que obedeciendo tenían acceso a lujos, viajes y prebendas. Eso ocurre porque el gobierno de stalin jamás hizo una política y jurisprudencia de jubilaciones, retiros y monitoreo del trabajo.

    No solo he hablado de Molótov como un revolucionario clandestino. De hecho, algunos de los procesos que menciono se dan en los años 30 y 40 con Molótov siendo ya ministro soviético (industrialización y Gran Guerra Patria).

    Camarada Shenin, las contradicciones que recorrían a esas personas (los anti-partido) efectivamente las desconozco, no sé que pasaba por el interior de vyalscheslav molotov el humano, pero sí se como se comportó vyalscheslav molotov el publicano.

    Cuando hablo de contradicciones no hablo solo de lo que pasaba por la cabeza de Molótov. Me refiero a las tendencias contradictorias que se manifestaban en él. Por un lado era un cuadro bolchevique forjado en la revolución y en la edificación socialista, por otro era un funcionario apoltronado. Las dos tendencias se dan en Molótov, no solo la segunda. Por eso fue vacilante frente al oportunismo pero tampoco terminó de fusionarse con el grupo de Jruschov. Intento ver todos los aspectos, no solo el que más me llama la atención.

    AsturcOn escribe que para 1956-57 eran ancianos, molotov tiene 67 años y no arriesgo nada, el Presidente Allende tenía 65 años y se quedó con un fusil de cara a la muerte habiendo podido aceptar el avión que le ofrecían y salir del país.

    Ceausescu tenía 71 años y en lugar de asilarse prefirió el pelotón de fusileros.

    Por tanto que molotov ingresara a los 17 años al partido bolchevique no dice nada, Milosevic con 65 años no se amilanó y pese a la total derrota de ese tiempo enfrentó el juicio imperial y tuvieron que asesinarle en su celda para acallarlo y evitar que la farsa de juicio acabara desplomándose.

    Todo eso no son más que bravuconadas. Además de contextos completamente diferentes. Allende sabía que lo matarían igualmente y a Ceausescu y Milósevic, una vez capturados, tres cuartos de lo mismo. Molótov, en cambio, según tú mismo afirmas, no dependía de la muerte. Tenía por tanto, mucho más que perder que Allende, Ceausescu o Milósevic, que ya lo habían perdido todo. Esto, naturalmente, no justifica la actitud de Molótov, pero sí permite explicar ciertas cosas.

    log
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 255
    Reputación : 432
    Fecha de inscripción : 17/03/2011

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por log el Mar Abr 26, 2011 4:57 pm

    En 1957:

    * Malenkov fue nombrado director de una planta hidroeléctrica en Kazajistán;
    * Mólotov fue designado embajador ante Mongolia;
    * Kaganóvich se convirtió en director de una pequeña fábrica de potasio en los Montes Urales; y
    * Shepílov fue designado director del Instituto de Economía de la Academia de las Ciencias de Kirguistán.

    Es mejor que la pena de muerte o un gulag entiende siempre nos joden todo el tiempo con lo de Stalin... Y Nikita en la medida de lo posible trato de preservar al máximo los derechos humanos comprende su situación venia de un partido en donde la pena de muerte era algo sumamente usual.


    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Shenin el Mar Abr 26, 2011 7:00 pm

    log escribió:
    En 1957:

    * Malenkov fue nombrado director de una planta hidroeléctrica en Kazajistán;
    * Mólotov fue designado embajador ante Mongolia;
    * Kaganóvich se convirtió en director de una pequeña fábrica de potasio en los Montes Urales; y
    * Shepílov fue designado director del Instituto de Economía de la Academia de las Ciencias de Kirguistán.

    Es mejor que la pena de muerte o un gulag entiende siempre nos joden todo el tiempo con lo de Stalin... Y Nikita en la medida de lo posible trato de preservar al máximo los derechos humanos comprende su situación venia de un partido en donde la pena de muerte era algo sumamente usual.


    Tan usual que el propio Jruschov no tuvo reparos en estar en primera línea de su ejecución en los años 30. De todos modos, a Beria no se le mandó a Mongolia, sino directamente al paredón.

    log
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 255
    Reputación : 432
    Fecha de inscripción : 17/03/2011

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por log el Mar Abr 26, 2011 7:27 pm

    Lamentablemente si (eso ya lo hablamos antes) y esa es una de las razones (entre otras) por la cual lo Jubilan pero nunca por mas pro Stalin que sea el autor veras lo mas que dicen es reformista malo malo... pero la vida humana para mi prevalece ante debates netamente políticos.

    Y acepta la realidad ya después de la guerra muy pocos querían a Stalin (En la cúpula del partido y las fuerzas armadas) su influencia en el ejercito la perdío desde 1943 (Año cuando la balanza militar se inclina a favor del ER) a finales de los 40s ya algunos militares estaban planeando ciertas cosas pero la NKVD detecto sus conversaciones y los mato entre los cuales esta el general Gordov Vasiliy los descubrieron porque les interceptaron las llamadas telefónica de ahora en adelante los sujetos solo hablaban en los baños Laughing

    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Erazmo el Mar Abr 26, 2011 7:33 pm

    Shenin escribió:No sé dónde he afirmado que Molótov sería fusilado. Pero bueno, más allá de las interpretaciones interesadas tenemos un contexto en el que los "anti-partido" pensaban (erróneamente, no lo niego) que podrían replegarse para golpear a Jruschov más adelante (¡como efectivamente lo intentaron!). Creían (y se equivocaron) que un simple golpe de mano sería suficiente.

    Vos no señalaís que a molotov lo van a fusilar, es un razonamiento propio que martens refuerza, molotov para esos tiempos estaba blindado en su vida, nadie le haría daño pero guardó silencio.

    Y molotov, sí tuvo poder para decidir el destino de millones de seres, su felicidad y su futuro, con su silencio definió penas, sacrificios y desastres porque aceptar, con el silencio, que "su maestro" era la vívida personificación del demonio, es decir reconociendo los infundios imperialistas, con ese silencio molotov es tan traidor como el barril de grasa, uno por vocear mentiras y el otro por callarse la verdad.

    [/quote]El propio Martens lo reconoce en su libro El Partido de la Revolución cuando afirma:

    Los que no defienden sus puntos de vista, se van transformando en seguidistas respecto a la política dominante, se comportan de forma irresponsable, constituyéndose en una reserva para las corrientes oportunistas que puedan levantar la cabeza en el porvenir. Cuando Jruschov tomó el poder en el Partido bolchevique fue ayudado en ello por el seguidismo de gran parte de los cuadros superiores. Molotov y Kaganovich no se atrevieron a levantarse y denunciar al revisionismo. Molotov temía ser eliminado y quería reservarse el derecho y la suerte de ser escuchado y seguido en el porvenir. No obstante, sólo un a crítica franca del revisionismo por parte de Molotov, el más prestigioso de los viejos bolcheviques, hubiera podido movilizar a los marxistas-leninistas del Partido.

    Acá martens razona tanto como vos lo haceís, "la verdad íntima" que defina hablar o quedarse callado martens no lo conoce, no hay declaraciones posteriores no solo de molotov, que pensaba malenkov, o kaganovitch; todos guardaron silencio, no os llama la atención que ninguno públicamente defendió a stalin, por último cuando al obeso lo echaron pero nada, y eso revela que tenían "verdades sucias que ocultar", ¿el asesinato vil de beria?, ¿arbitrariedades de otra época? su silencio ruín permite elucubrar cualesquier cosa y seguir alimentando el fogón de las mentiras del imperial-fascismo.

    Shenin escribió:Mi intención no es justificar a tal o cual persona, sino descubrir la verdad. Y para ello es necesario superar los "análisis" simplistas que se limitan a descalificar a quienes personalmente no le agradan a uno. Ya he dicho en varias ocasiones que la necesidad de crítica no significa que valga cualquier tipo de crítica..

    Y ¿cual crítica vale shenin?, prefiero insultar a los traidores que "buscar exculpaciones porque tuvieron un pasado glorioso", acá vale el poema de brecht, "los que realmente valen son los que luchan toda la vida" y añadamos que valen más cuando están dispuestos a rendir la vida en los momentos más complejos y difíciles.

    No solo he hablado de Molótov como un revolucionario clandestino. De hecho, algunos de los procesos que menciono se dan en los años 30 y 40 con Molótov siendo ya ministro soviético (industrialización y Gran Guerra Patria).


    Shenin, vos insertasteís un texto de martens por las ejecuciones de los 30', no traeré el texto que está unas páginas atrás, ahí martens hace decir a molotov, "no podíamos actuar con flaqueza, debíamos ser drásticos, era demasiado lo que estaba en juego y actuar sin miramientos era la única solución", los ejecutados eran enemigos polìticos, hablaban pestes de stalin y estaban dispuestos a tomar el poder.

    Y que hizo el obeso; habló pestes de stalin, era un enemigo político t estaba dispuesto a tomar el poder, los purgados de los 30' murieron por sus convicciones en el cadalso y molotov no, en el momento supremo era menos que zinoviev-kamenev-trotsky era solo un ruín cobarde, tan despreciable como el obeso y tan tridor como el.

    Cuando hablo de contradicciones no hablo solo de lo que pasaba por la cabeza de Molótov. Me refiero a las tendencias contradictorias que se manifestaban en él. Por un lado era un cuadro bolchevique forjado en la revolución y en la edificación socialista, por otro era un funcionario apoltronado. Las dos tendencias se dan en Molótov, no solo la segunda. Por eso fue vacilante frente al oportunismo pero tampoco terminó de fusionarse con el grupo de Jruschov. Intento ver todos los aspectos, no solo el que más me llama la atención.

    Solo suposiciones shenin, erazmo no sabe que pasa internamente con molotov y vos tampoco, son opiniones personales, no jugueìs a la verdad en este tema que es total y absolutamente subjetivo.

    Todo eso no son más que bravuconadas. Además de contextos completamente diferentes. Allende sabía que lo matarían igualmente y a Ceausescu y Milósevic, una vez capturados, tres cuartos de lo mismo. Molótov, en cambio, según tú mismo afirmas, no dependía de la muerte. Tenía por tanto, mucho más que perder que Allende, Ceausescu o Milósevic, que ya lo habían perdido todo. Esto, naturalmente, no justifica la actitud de Molótov, pero sí permite explicar ciertas cosas.

    Nada de bravuconadas, al Presidente Allende le ofrecen un avión para que se vaya y acusarlo de cobarde; sí perón huyó porque no lo haría Allende razonaron los fascistas, solo después de negarse bombardearon la moneda.

    Molotov ¿que tenía que perder?, la pensión, su pellejo, nadie le haría daño simplemente lo despedirían, y le darían una ocupación humillante y eso aceptó.

    Quereís buscar el honor de molotov shenin, es vuestra opción.

    Dejádme que, apoyado en la historia que con puntos y comas está escrita para seguir insultándolo por traidor y cobarde.



    Saludos Revolucionarios

    Contenido patrocinado

    Re: Situación de la URSS en 1952

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:42 am


      Fecha y hora actual: Vie Dic 09, 2016 10:42 am