Impresionante video de la jornada inagural del Congreso de la Federación Sindical Mundial (FSM)

Antoine-Doinel
Antoine-Doinel
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 118
Reputación : 167
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Impresionante video de la jornada inagural del Congreso de la Federación Sindical Mundial (FSM) Empty Impresionante video de la jornada inagural del Congreso de la Federación Sindical Mundial (FSM)

Mensaje por Antoine-Doinel el Miér Abr 20, 2011 3:31 pm

Adjunto a continuación el video de la inaguración y la intervención en el Congreo del camarada Quim Boix.

En su intervención hace una referencia a la situación que atraviesa el sindicalismo español y a la necesidad de organizar a los pensionistas y jubilados.

Compañeros,

Como sindicalista español voy a trasladaros nuestras reflexiones colectivas. En primer lugar nuestro apoyo a todas las propuestas presentadas a debate en este Congreso. Hemos visto crecer a la FSM desde su 15 Congreso, y no solo en nuevos sindicatos afiliados (también en España), si no también en actividades promotoras del sindicalismo de clase: reflexiones, documentos, seminarios, publicaciones y dos importantes jornadas de acción mundial. La FSM, al menos en España y creo que en todo el planeta, está ganando credibilidad y capacidad de lucha. Este es un buen augurio para el sindicalismo de clase a nivel mundial.

Los sindicatos españoles de clase siempre tuvimos en la FSM el referente internacionalista. Ya en la dura etapa de la dictadura fascista de Franco, la FSM fue la gran ayuda para poner en pié a las entonces si organizaciones de clase que constituyeron las Comisiones Obreras. Las grandes conquistas sindicales en el estado español se consiguieron en los años 70 y principios de los 80 del siglo pasado, gracias a reales acciones de masas que impulsó el sindicalismo de clase español siguiendo las exitosas experiencias del sindicalismo de clase europeo que se coordinó y confederó, en París, en la FSM, hace 65 años.

El sindicalismo de clase en España fue perdiendo fuerza por la traición de dirigentes obreros. Después de Marcelino Camacho, que nunca se vendió al capitalismo, los máximos dirigentes de las Comisiones Obreras se han vendido al capital. Hoy es conocida públicamente la sumisión de los dos secretarios generales que sucedieron a Camacho a los intereses de la burguesía, el primero Antonio Gutiérrez que ya actúa con la disciplina del Partido Socialdemócrata, y el segundo, José María Fidalgo, que ha ido más allá aun y está abiertamente colaborando con la derecha española. El actual, Fernández Toxo, ya aspira a ser el nuevo Secretario General de la CES.

En España hemos padecido, como en otros países del planeta, la intervención de la burguesía mundial, financiando a la socialdemocracia española (los datos de las subvenciones al Partido Socialdemócrata español han sido repetidamente publicados y admitidos como menores que los reales). Han sido los socialdemócratas, que en muchas ocasiones han ganado las elecciones prometiendo soluciones para los trabajadores y capas populares, los que en realidad han aplicado las medidas más duras contra los derechos laborales conquistados en decenios de luchas sindicales. Hace dos semanas los 40 representantes de las más grandes empresas españolas pidieron al socialdemócrata Zapatero que no dimitiera, que completara sus 4 años de legislatura, para poder así culminar, con el año que le queda, la aplicación de las medidas económicas que le imponen las multinacionales a través de la Unión Europea.

En el último período gracias a la ayuda que recibe de Comisiones y UGT, el gobierno socialdemócrata, apoyado por las formaciones que configuran el Partido de la Izquierda Europea, ha atacado una vez más el ya limitado derecho de huelga llegando a militarizar un servicio público (los controladores de los aeropuertos) y ahora está amenazando con restringir legalmente aun más el derecho de huelga. . Similar actitud de apoyo al sistema burgués han tenido CCOO y UGT al apoyar, con un comunicado público conjunto del pasado 22 de marzo, la intervención de la OTAN en Líbia, como ya mencionó ayer George Mavrikos al introducir el debate que estamos realizando.

En la etapa reciente, el acuerdo entre la socialdemocracia y los dirigentes sindicales reformistas de Comisiones Obreras y de UGT, ha permitido culminar nefastos pactos sociales que han dado carácter de ley a retrocesos en la edad de jubilación, a recortes en los ya limitados ingresos de los pensionistas españoles, y en la mayoría de derechos laborales y sindicales, en especial el recorte del actual derecho de negociación colectiva (algo articulado de abajo a arriba). Contra estas medidas hubo, el pasado martes, 5 de abril, una importante manifestación en Madrid convocada por sindicatos afiliados a la FSM presentes en este Congreso. A cambio de la citada sumisión a los intereses del capital Comisiones Obreras y UGT han visto incrementadas las subvenciones millonarias (de cientos de millones de euros) anuales que les permiten disponer de miles de sindicalistas profesionales y además les permite ir regalando dinero a los dirigentes de los sindicatos de Latinoamérica que acepten ser comprados.

Por la lógica limitación de mi tiempo en la tribuna de oradores solo daré un dato, de los muchos que podría aportar, es el apoyo público (realizado en Venezuela pero no en España) de Comisiones Obreras al golpe de estado contra Chávez, tanto antes como después de este fracasado intento. Seguían así la orientación de la CSI (Confederación Sindical Internacional) y de la CES (Confederación Europea de Sindicatos), que como se demostró en el segundo Congreso de la CSI, en Vancouver, obedecen al FMI (Fondo Monetario Internacional) y a la OMC (Organización Mundial del Comercio).

En esta triste y traicionera evolución de los dirigentes de Comisiones Obreras ha influido enormemente la deriva reformista del histórico Partido Comunista de España, hoy activo impulsor del Partido de la Izquierda Europea. Empezó Santiago Carrillo (hoy seguidor del partido socialdemócrata) impulsando el eurocomunismo, al lado de los reformistas franceses e italianos (Marchais y Berlinguer), pero le han seguido las experiencias desarrolladas por sus sucesores a través de la plataforma electoral Izquierda Unida. Esta plataforma en la realidad ni ha sido de izquierdas ni ha estado unida, y ahora ya depende de los interclasistas ecologistas así como de las subvenciones de la gran banca. Hoy el Partido de la Izquierda Europea llega a apoyar la intervención de la OTAN en Líbia y se calla cuando persiguen a comunistas y a obreros en países europeos.

Frente a esta debacle de la lucha clasista, en España se han ido levantando los sectores combativos de la clase obrera, abandonando unos a las Comisiones Obreras o siendo otros expulsados de ellas Se han creado nuevos sindicatos de clase, hoy aun poco coordinados pero que aceptan la necesidad (como se aprobó el reciente 26 de marzo en la reunión que hicimos en Madrid) de ir hacia un proceso que mejore nuestra capacidad de respuesta a las medidas antiobreras y permita al movimiento obrero español el volver a ser un referente para la clase obrera europea.

Estamos en el estado español convocando acciones importantes, como la reciente del pasado 27 de enero, marcada por la Huelga General en el País Vasco y en otras zonas del estado, junto con manifestaciones en casi todos los grandes centros obreros. Ahora ya preparamos el próximo 1 de mayo. El objetivo, realmente alcanzado, es demostrar que la clase obrera y los sectores populares no aceptan ni aceptarán las medidas firmadas por los sindicatos colaboradores del gobierno y apoyadas por los partidos reformistas.

Estas medidas han atacado en especial a los pensionistas y jubilados. Por ello en España estamos organizando a estos colectivos cada vez más amplios de trabajadores en nuevas estructuras sindicales que permitirán defender sus intereses y derechos. Son sindicatos de trabajadores que ya no van a su centro de trabajo pero que siguen necesitando de la lucha de clases para conservar y ampliar las conquistas (pensión, asistencia sanitaria, derechos al ocio y la cultura, etc.). Se pueden organizar en función del lugar de residencia (lo que facilita las reuniones y actividades), y aprovechan la gran experiencia que estos veteranos sindicalistas disponemos después de 40 o más años de dirigir el movimiento obrero en los centros de trabajo, bajo el fascismo.

Consideramos que la FSM deberá ayudar a la lucha de estos colectivos, los pensionistas, en los diversos lugares del planeta. Últimamente Bolivia es uno de los pocos países donde el colectivo de pensionistas ha visto mejoradas sus condiciones de vida, al conseguir que se adelante la edad de jubilación a los 58 años. Mientras en Europa estamos retrocediendo. Hoy hay una importante tarea del sindicalismo de clase, la defensa de un colectivo numérico muy importante y creciente en cifras absolutas, los pensionistas. Proponemos que la FSM, en el período que va de este Congreso hasta el 17 Congreso, sea capaz de poner en marcha una UIS, Unión Internacional de Sindicatos, que agrupe a los pensionistas de todo el mundo. Seguro que será una UIS victoriosa.

Compañeros, para el sindicalismo de clase en España, la FSM ha dado pasos muy importantes en los últimos 5 años, pero debe seguir en este camino de revitalización del sindicalismo de clase a nivel mundial. Como españoles nos comprometemos a ayudar a que esto siga siendo así en los años que nos llevarán al 70 aniversario de este gran instrumento del internacionalismo proletario.

Quim Boix


    Fecha y hora actual: Lun Feb 24, 2020 6:49 am